Si tan solo...

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Dom Ene 01, 2012 6:40 pm

Bueno, leer los fics de este foro es muy estimulante. Siempre surgen nuevas ideas de qué podría pasar en esta historia que al parecer, nos tiene muy atentos.
Se me ocurrió una idea de cómo podría terminar la historia. En este primer capítulo, pongo las bases generales. Espero que sean de su agrado.
Intentaré darle el segumiento con el menor tiempo posible, pero bueno, las vacaciones terminaron y no sé con cuánto tiempo cuente para ello, pero me comprometo que si les gusta e interesa, irla desarrollando en el menor -tiempo- posible.
En fin, ojalá lo disfruten.
Y por cierto, feliz año nuevo a todos...


Capítulo 1. La reunión.

Las seis de la mañana. El sol no había salido todavía. Pero, como cada año, Castle sabía que era inútil quedarse en la cama. No podría volver a dormir.
Se levantó, sin siquiera ver el calendario. La angustia de que se acercara esa fecha cada vez era más fuerte, le traía más recuerdos. Si tan solo las cosas hubieran sido diferentes y él hubiera tomado otras decisiones, quizá su presente sería diferente.
Se dirigió al baño, se miró al espejo. Sabía que debía rasurarse, ya que desde hace una semana no lo había hecho, pero tampoco tenía ganas suficientes de hacerlo. No tenía ninguna razón ni sentido tampoco.
Después de bañarse, decidió dejar que las horas pasaran hasta la cita anual, que era el único vínculo que mantenía con esa etapa de su vida.

Cerca de las tres de la tarde, sonó el timbre de su casa. Ya no vivía en el departamento que tenía en Nueva York, pues al casarse Alexis, él se lo regaló. Además, era muy doloroso recordar todo lo que ahí había vivido.
Al abrir la puerta, se encontró con Javier y Kevin, a quienes recibió con un fuerte abrazo.

Amigos, ¿cómo están? Como siempre, es realmente un gusto volverlos a ver.
Igual, Rick. Lo sabes –contestaron al unísono los recién llegados-. ¿qué tal te ha tratado este año?

Empezaron de esa manera, la incómoda conversación con la que iniciaban sus reuniones. Pensó que quizá sería una mejor idea, verse más seguido y así no tener que pasar por esos momentos difíciles, pero también reconoció que con ello, el recuerdo se haría más fuerte todavía.

La comida transcurrió como de costumbre, oyendo como Javier se quejaba de Laney, quien sin duda la quería, pero que al dejar el trabajo se volvió más demandante con su tiempo, sabiendo que ahora que lo ascendieron y era el nuevo capitán de la estación 12 de Policía, tenía muchas nuevas responsabilidades. Por su parte, Kevin sólo hablaba de sus hijos, quienes ya tenían 15 y 13 años, así como de lo feliz que es con Jenny.

Castle sonrió para sí. Aunque ellos lo sabían, sintió envidia de la dicha que tenían en su vida. Pensó, nuevamente, que quizá sería una buena idea convivir más con ellos. De todas formas, no dejaba de pensar en todos ellos como su familia, como su equipo.

Una vez que terminó la comida, se fueron a la sala, donde empezaron a tomar unos tragos. Al fin, era sábado y no tenían que regresar a trabajar y si bien, él sabía que les quitaba un tiempo valioso con sus familias, tampoco podían dejarlo solo.

Riéndose con las bromas clásicas de Castle, Kevin se excusó para ir al baño. La misma rutina de siempre pero que él le hacía tanta falta. Al salir de la habitación, volvió la cabeza hacia Javier y con voz queda, le preguntó por Kate. Sabía que de vez en cuando, ellos se escribían para ponerse al día.

Rick, amigo. No lo hagas. Sabes sin duda que a veces nos escribimos, que a pesar de todo lo que pasó, no podemos dejar a un lado esa parte de nuestras vidas. Y sí, por eso lo hacemos, para que no se olvide, pero…
Javier -lo interrumió-, por favor, lo sé. Esto me hace mucho daño, pero me hace más el no saber nada de ella. Por favor, con saber que es feliz, yo siento un poco de calma en mi vida.

Esposito, sin decir palabra, se quedó viendo a Rick y le asintió. Sus miradas se encontraron con la complicidad de dos amigos que estuvieron a punto de morir juntos y que, ese recuerdo, los uniría siempre.

Ella está bien –contestó-, la último que supe de ella es que está terminando sus estudios en Derecho y que, como siempre, es un dolor de cabeza para todos los Maestros, pues conoce perfectamente cómo se manejan las cosas en la realidad. Pero lo disfruta, es algo que se debía a sí misma y que está logrando.
¿Y Brian?. ¿Cómo van las cosas con él? –cuestionó-.
Sabemos que la quiere, que su prioridad es ella. Aunque, sinceramente, creo que nunca le dirá que sabe que es una mujer con un pasado que, aunque intuye, desconoce. Tiene miedo a perderla y por eso intenta con tanto ahínco que sea feliz en este momento.

Castle no pudo evitar que sus ojos se humedecieran. El lo sabía y le dolía escucharlo, pero al mismo tiempo lo necesitaba.

En ese momento, Kevin regresó del baño y todos hicieron como si nada hubiera pasado y empezaron nuevamente a recordar sus anécdotas juntos, como aquella vez que fueron a investigar un homicidio a Atlantic City y la despedida de soltero una vez que terminó el caso.
Después de un rato, vieron que era tarde y decidieron que lo mejor era terminar la reunión. Al final, en la puerta y ya que Javier se había despedido, Kevin se volteó hacia Rick y le dijo:

Mira, hermano, sé que esta fecha es muy difícil para ti. Sé que te has escondido después de ello, pero tienes que seguir adelante. Ella lo hizo. Sé que Javier te cuenta cada vez que hago la graciosa escapada al baño, la necesite o no. ¿Por qué crees acaso que me tardo tanto siempre?. No entiendo su decisión pero es su vida y eso lo respeto. Pero también me duele verte así. Sabes que siempre cuentas con nosotros pero en esto no te podemos ayudar. Piénsalo, Rick.

Las palabras de Ryan lo sorprendieron. Sabía perfectamente que tenía razón.
Se dieron un fuerte abrazo y se retiró de su casa.

Rick cerró la puerta. Esta vez fue más difícil soportar la reunión. Sabía que debía hacer algo. Pero… ¿qué?. Se dirigió a su bar y se sirvió otro trago más. Apagó las luces mientras subía al segundo piso de su casa y llegaba a su estudio. Ese lugar en donde podía pensar. Ese lugar donde podía recordar.
A unas calles de ahí, los carros en los que iban Javier y Kevin, se detuvieron y ambos se bajaron de ellos. Los dos notaron que Castle se veía desmejorado, que no era como antes. Platicaron al respecto y decidieron que lo mejor, era estar cerca de él más tiempo. Al final, eran sus amigos. Quizás los únicos que él conservaba.

(continuará)

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Ene 01, 2012 9:48 pm

me gusta..ke paso con kate????..siguelooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por Estefanía988 el Lun Ene 02, 2012 2:48 am

Espero que lo sigas pronto, parece que será una historia interesante! Wink

Estefanía988
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 19/12/2011
Edad : 28
Localización : Una pequeña isla en medio del Atlántico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por LauraCaskett el Lun Ene 02, 2012 12:36 pm

Qué pasaría?
Está muy interesante.
Síguelo pronto Smile

LauraCaskett
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 15/07/2011
Edad : 22
Localización : Gijón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Lun Ene 02, 2012 5:04 pm

Gracias por sus comentarios. Como les comenté, trataré que pronto salga el siguiente capítulo, ya estoy trabajando en éste.
Saludos y que bueno que les guste

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Lun Ene 02, 2012 6:40 pm


Es algo pequeño, pero este es el segundo capítulo. Es algo corto y, de acuerdo a lo que he pensado, es necesario antes de entrar a la parte central de la historia, lo que espero que quede resuelto para el siguiente capítulo. De una vez les comento que no será una historia larga, aunque necesita cierta preparación.
No me imagino qué más decir y para no aburrirlos con la introducción, sigo. Espero sea de su agrado.

Capítulo 2.

En la soledad de su estudio, Castle estuvo pensando en lo que sus amigos le dijeron. Sabía, en el fondo, que tenían la razón.
Sin embargo, el aceptarlo no se lo hacía más fácil. ¿En qué momento las cosas se salieron de control y él no pudo enfrentarlas?. Sabía que pudo haber hecho las cosas mejor, pero decidió mal. Entonces, su encanto –que no era, según descubrió, una virtud como lo pensaba- se acabó.
Recordó cuando era feliz, cuando su familia era todo. No tenía más problemas que soportar a su mamá cuando tuvo que ir a vivir con él y su hija adolescente. Ahora las echaba tanto de menos. Si su madre aún viviera, ¿qué le aconsejaría que hiciera?. Una sonrisa torcida cruzo su rostro, lo imaginaba.
Sacudió de su mente ese pensamiento y recordó cuando era feliz escribiendo. Hace tanto tiempo que no lo hacía que, quizá –se dijo- era momento de retormarlo. Después de pensarlo, con una sonrisa cansada, decidió que había descubierto qué hacer: Iba a escribir la “novela” más importante de su vida… tan sólo esperaba que ella entendiera lo que significaba para él.

Decidido, encendió su computadora. Abrió el procesador de palabras y dejó que su mente regresara a aquellos momentos que lo llevaron a vivir su realidad.

Irónicamente, las inspiración para escribir no le llegaba.


Lo que él no sabía es que alguien, a muchos kilómetros de distancia, en esos momentos estaba teniendo los mismos pensamientos. Quizá si las cosas no se hubieran dicho de manera tan precipitada, ahora estarían juntos… ¿porqué cuando debió hablar no lo hizo?. Reflexionó un poco más y corrigió: ¿porqué cuando debieron hablar, no lo hicieron?. Lo cierto es que, después de tanto tiempo, ella entendía porqué reaccionó como lo hizo. Suspiró y sintió que el día había sido muy largo y que, por mucho que quisiera, las cosas son como son y no las puede cambiar. De alguna manera, ella sólo intentaba ser sincera con ella misma, en esa fecha. Si no intentaba seguir sus autoimpuesta regla –a pesar de que a veces se sorprendía con cuánta frecuencia la rompía-, como siempre, habría enloquecido hace mucho tiempo. Decidió que por ese día, era suficiente. No más Castle, al menos no más por ese día.

(continuará)

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por IsaVera el Lun Ene 02, 2012 10:04 pm

Por favor que bien escribes. Me encanta
please continua pronto!!

IsaVera
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 762
Fecha de inscripción : 10/01/2011
Edad : 32
Localización : Cartagena, Murcia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por Cata Castillo el Lun Ene 02, 2012 11:52 pm

¡Que historia más interesante! Sigo queriendo saber que les pasó a estos dos. Sigue pronto.

¡Feliz año nuevo!

Cata Castillo
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1729
Fecha de inscripción : 25/09/2010
Localización : Al sur del sur

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por lucia el Lun Ene 02, 2012 11:56 pm

al principio pensaba que ella habia muerto...que intrigada me tienes...

lucia
As del póker
As del póker

Mensajes : 338
Fecha de inscripción : 23/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por Estefanía988 el Mar Ene 03, 2012 1:53 am

Sigue pronto y cuentanos que les pasó para ese distanciamiento...me encanta!

Estefanía988
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 170
Fecha de inscripción : 19/12/2011
Edad : 28
Localización : Una pequeña isla en medio del Atlántico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por LauraCaskett el Mar Ene 03, 2012 4:28 am

Síguelo, está muy bien!
Quiero saber qué les pasó.

LauraCaskett
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 15/07/2011
Edad : 22
Localización : Gijón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por GabiiLovesMela<3 el Mar Ene 03, 2012 5:19 am

¡Me gusta síguelo!

¡¡Quiero saber que les pasó!!

GabiiLovesMela<3
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1195
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 21
Localización : Galicia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por Jorja el Mar Ene 03, 2012 5:47 am

Esta muy interesante! Espero que la sigas pronto =)

Jorja
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1887
Fecha de inscripción : 12/03/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/jorja07

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Mar Ene 03, 2012 6:55 pm

Bueno, creo que esto de escribir es una buena distracción para sacar el estrés diario. Realmente lo disfruto.

Se los dejo, esperando que les agrade:

Capítulo 3.

Tan pronto como empezó a teclear, los recuerdos fluyeron como el agua. Empezó en el momento en que la conoció. La sorpresa de ser detenido por la policía porque alguien usaba sus libros para cometer homicidios. En principio, cualquiera se asustaría con ello. ¿Qué posibilidades había de que se usaran sus imaginarias formas de matar para realmente hacer daño a alguien?.
No quiso abundar en el miedo que sintió –a pesar de haberlo disimulado-. En cambio, resaltó la impresión que esa mujer delgada, de mirada inteligente, causó en él. A partir de ese momento, sabía que algo podía cambiar en su vida. ¿Era la mujer que tantas veces había esperado?. Esa fue sólo una idea que surgió en su mente, pero que por la emoción de seguirla –usando sus influencias- pasó a segundo término, por el momento.
Narró en cambio, con apasionada exactitud, cómo fue que empezó esa sociedad tan peculiar. El, un escritor de novelas de misterio que, además, acababa de matar a su personaje principal. Ella, una mujer que trabaja para vivir y que, se lo hizo saber, no soportaría sus excentricidades.
El frío de la noche y el silencio que había en la calle, sirvió como marco perfecto para que durante algunas horas, siguiera su relato, escribiendo sobre todo, la forma en la que su admiración por Kate iba en aumento: su seguridad cuando interrogaba a los sospechosos, cómo era capaz de reconfortar a los familiares de las víctimas, cómo a pesar de sus locas ideas y teorías, ella siempre tuvo los pies en la tierra y fue capaz de ver la totalidad de las cosas que pasaban.
Fue entonces cuando se detuvo por unos minutos, se dio cuenta que hasta ahora, sólo había descrito la forma en la que poco a poco, ella se fue metiendo en su corazón. Era un buen comienzo para que ella conociera –si lo llegaba a leer- la forma en la que sin querer, había ido enamorándose de a poco, de quien consideraba su musa, su inspiración, quien lo hizo ser una mejor persona. Al menos, eso es lo que quería creer en ese momento.

Tomo un descanso en el que bajó a su cocina, se preparó algo de desayunar, lo que acompañó con un café cargado. Comió en silencio, pensando cuál sería el siguiente recuerdo que plasmaría en su declaración…

Al regresar a su estudio, cerró los ojos y supo que debía escribir, a partir de ese momento, aquello que nunca había sido capaz de confesar: su amor por Kate. Sonrió, pues sabía con exactitud qué era lo que seguía.
Cuando retomó su escritura, lo sorprendió lo fácil que resulto escribir sobre sus sentimientos. Recordaba perfecto, por ejemplo, cuando hizo la presentación de su libro sobre Nicky Heat. Sabía que ese momento fue aquel en que no había marcha atrás. Fue la primera vez que reconoció que estaba enamorado de su musa. Aquella ridícula discusión sobre ya no querer escribir más sobre ella… O cuando descubrió lo dolorosa que resultaba que ella se relacionara con alguien más. Todavía recordaba el vacío en su estomago cuando Demming apareció en la vida de Becket. Justo cuando sentía que ella le permitía acercarse a su vida, lo regresaba a una realidad de la que él no formaba parte.

Hizo una pausa para pensar en ese momento. Reconoció que fue entonces cuando cometió el primer gran error en su relación con Kate. Quedarse callado e irse con su ex esposa Gina, al final del verano, para demostrarle que también podía tener una relación.

No obstante ese error, Kate le permitió regresar al equipo. No era tonto, sabía que en aquél caso en el que apostaron sobre su posible regreso, ella había descubierto el móvil de los asesinatos, mucha antes de que él lo hiciera.
A partir de ahí, cada vez se acercaron más, sus juegos de palabras de doble sentido, cada vez se hicieron más reales. El sabía también que para ella era un juego solamente o, al menos, eso creía.

Se detuvo para leer lo que había escrito y cuando terminó, negó con la cabeza. De alguna forma, lo que escribía no le llenaba. Necesitaba hacer la declaración de amor, en blanco y negro, que no había podido hacer en su momento. Las palabras frías en su computadora, no podían igualarse a la sensación de alivio cuando salvó a Kate del asesino serial obsesionado con Nikky Heat, o cuando estuvieron a punto de morir congelados por buscar una bomba que podía estallar en NY. Presintió que eso nadie lo podría entender, quizás ni siquiera ella.

Pero lo que si quería decir, gritar a los cuatro vientos, es que cuando en la investigación de un caso que desencadenó una serie de eventos inesperados, en relación con el asesinato de la madre de Kate, la besó. Había sido algo accidental. Pero en el fondo, fue uno de los momentos más felices en su vida, porque en ese momento creyó que ella también sentía algo por él.

A los pocos días, descubrió que ella había iniciado una relación con el “chico motociclista”. Pero en el fondo, sabía que lo que él representaba era sólo una distracción, una barrera más entre su musa y él. Decidió tener paciencia y ver qué pasaba con ese nuevo obstáculo. Y cuando estaba en eso, sus peores pesadillas se hicieron realidad: descubrieron que Roy Montgomery, el jefe de Becket, había estado involucrado en los eventos por los que habían matado a la madre de Kate. Cuando lo supieron, de propia voz de Roy, éste quiso resarcir el daño matando al asesino a sueldo que habían contratado para deshacerse de Kate. El resultado fue que él murió también.

En medio del caos que ello representó, hicieron un pacto, para honrar la memoria de su Capitán… y fue entonces cuando su mundo se trastornó para siempre: Becket recibió una bala… pensó que ella moría y que él moría también.

(continuará)

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por MelaD7 el Miér Ene 04, 2012 12:27 am

Me gusta muchooo, es muy interesante, continua pronto porfaaaaa Love

______________________




Spoiler:
[/b][/center]

MelaD7
Moderador
Moderador

Mensajes : 732
Fecha de inscripción : 27/12/2011
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por GabiiLovesMela<3 el Miér Ene 04, 2012 9:10 am

Está genial, este fic es fabuloso.

En cuanto puedas sube el próximo porfis Very Happy

GabiiLovesMela<3
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1195
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 21
Localización : Galicia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Ene 04, 2012 9:34 am

sigue prontoooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por caskett mola el Miér Ene 04, 2012 11:45 am

¡¡¡¡MÁÁÁÁÁÁÁÁS!!!! Es muy interesante tu historia. Me encanta. Love Happy Clap Love ¡¡¡SIGUE!!!

caskett mola
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 874
Fecha de inscripción : 27/01/2011
Edad : 18
Localización : Castlelandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Miér Ene 04, 2012 5:00 pm

Les dejo el nuevo capítulo. Espero sea de su agrado.

Capítulo 4.

Sintió un cansancio que no era por las pocas horas que había dormido. Tampoco era consecuencia de no haber comido casi nada. Recordar esos momentos, definitivamente era como si los reviviera, pero debía hacerlo para vencerlos.
Siguió entonces escribiendo…
Su estómago se revolvió. Nuevamente sintió las nauseas que siguieron al disparo. La sangre brotando de su pecho y cómo deseó haber sido él quien recibiera el disparo. La impotencia que vivió en la ambulancia. La zozobra por no saber qué pasaba en el quirófano. Visto en perspectiva, lo que menos le afectó en ese momento, fue la pelea con Josh. Estaba a punto de perderla para siempre y si era así, su mundo nunca sería igual.
Pero el milagro sucedió. Ella era una mujer muy fuerte y sobrevivió. La pudo ver y entonces ella le pidió tiempo, le dijo que lo necesitaba. No tenía otra opción más que aceptarlo.
No se imaginó, en ese momento, que los días que le pidió se transformarían en semanas, en meses.
El no saber nada de ella, le generaba un gran dolor. La única forma de sobrellevar ese momento, fue dedicarse a ayudar a Kevin y Javier en encontrar al hombre que le había disparado, con la esperanza de saber por fin, quién se encontraba detrás de tantas muertes. Sabía que descubrirlo era la única forma de salvarla, de darle la paz que no había encontrado desde hace tanto tiempo.
Fue entonces cuando recordó que en una de las investigaciones realizadas para sus libros, escuchó hablar de una agencia de investigadores que, sin duda, serían capaces de descubrir quién se encontraba detrás de todas esas tragedias. Ese –ahora lo sabía- había sido su más grande error. Una mueca que reflejaba que el simple recuerdo de esa decisión, le generaba un profundo dolor.
Sin perder el tiempo, contactó a dicha agencia, misma que había formado un ex agente de la NSA (Agencia Nacional de Seguridad). Se sintió confiado en ese momento y vivió una aventura digna de sus obras: recibió primero un celular desechable, que solo debía usar para esperar que el contacto que le habían asignado se comunicara con él. En el mismo, le dieron instrucciones precisas de que debía escanear todos los documentos que tuviera, guardarlos en una memoria desechable también y llevarla a una ciudad lejana a Nueva York. Cuando encontrara a su contacto, no debía cruzar palabra alguna con él y nada más debía entregar esa memoria. Le pidieron también, que en un archivo electrónico, del que no debía guardar ninguna copia, especificara cuáles son los datos que necesitaba que se investigaran, las personas involucradas en la investigación previa y aquellas en quienes había confiado hasta ese momento.
Cuando tuvo que salir de la ciudad, con una identidad falsa, Javier no entendía porqué tenía que irse cuando estaban investigando el incendio de la bodega en donde se encontraban algunos registros bancarios que podían tener relación con los hechos.
Castle –le dijo-, estamos en medio de una investigación de la que podríamos obtener alguna pista. Tu sabes, mejor que nadie, que estamos en un punto muerto. Becket recibió una bala por esto y ¿ahora te vas?.
Esposito, por favor, entiéndeme. Hay algo que tengo que hacer. No te puedo decir nada por el momento, pero te pido que confíes en mí. Estoy tan comprometido con esta investigación como tú, como Ryan, pero debo hacerlo por ella. Recuerda todavía la mirada dura de Esposito, la sintió aun cuando se había dado la vuelta y lo dejó en la estación de policía.

A los pocos días, recibió un mensaje en el celular desechable, en donde le daban una dirección de correo electrónico y la clave para acceder a ésta. Cuando abrió esa cuenta, encontró un mensaje en donde le explicaban que aceptaban la tarea encomendada y que a partir de ese momento, sólo se comunicarían por ese medio. Le dieron las instrucciones para el pago de sus honorarios –daba gracias a ser rico, porque el costo no era nada barato, aunque no le dolió, pues sabía que el precio era poco para encontrar a aquél que ordenó que mataran a Kate- y además, que a partir de ese momento, debía dejar de investigar por su cuenta. Cuando avanzaran en ésta, le mandarían los informes.

Cuando eso sucedió, fue que en la Estación de Policía, designaron al nuevo capitán: Gates, una persona dura que cuando llegó, lo primero que hizo fue llamar a Castle y decirle que no tenía nada que hacer ahí. El aceptó, sin discutir siquiera, pues sabía que sin Kate en la estación, era muy doloroso estar ahí.

Para ese entonces, habían pasado más de dos meses desde que Kate sufrió el disparo. Todo ese tiempo sin saber nada de ella, lo estaba desgarrando. Muchas veces, fue a buscarla a su departamento, con la esperanza de que hubiera alguna luz encendida, algo que le indicara que estaba en su casa, pero todas las veces, tuvo el mismo resultado: su departamento estaba vacío. Incluso, en un ataque de desesperación, estuvo más de una hora fuera de su puerta, tocando y esperando escuchar algún sonido que le indicara que estaba ahí, pero más que nada, que le hiciera saber que ella estaba bien. Como siempre, regresaba resignado a su casa, donde se encerraba en su estudio y no hacía más que imaginarse lo peor: que ella nunca regresaría.

En algún momento, se resignó y aceptó el destino que al parecer, lo alejaría para siempre de la mujer a la que amaba, aquella a quien no tuvo el valor de decirle todo lo que significaba para él.

Justo cuando pensó que nunca tendría esa oportunidad, un nuevo milagro sucedió en su vida: Ella lo buscó. Al verla, su corazón se detuvo. Sabía que no podía olvidarla pero no estaba preparado para enfrentarla. Sus palabras quedaron grabadas en su mente y las escuchó nuevamente, como en aquel día:

- Sé que no voy a ser capaz de ser el tipo de persona que quiero ser, sé que no voy a ser capaz de tener el tipo de relación que quiero hasta que el muro se derrumbe. Y no va a pasar hasta que pueda aclarar esto…

Después de eso, regresó a la estación de Policía. Movió nuevamente sus contactos para lograrlo y se ganó en la capitana Gates una enemiga. Pero nada le importaba. Ella estaba de nuevo a su lado.

Tenía una nueva oportunidad y no pensaba desaprovecharla…

(continuará)


Última edición por hombre1111 el Jue Ene 05, 2012 1:53 pm, editado 1 vez

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por asita24 el Miér Ene 04, 2012 5:26 pm

Reverence Reverence Hola!!!! q bueno q publicaste tan pronto, hoy me los lei todos en el bus camino al trabajo y me encantan. Espero pronto la continuacion Thumb Thumb !!!!!

asita24
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 07/09/2011
Edad : 27
Localización : Heredia, Costa Rica

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por marypaz el Jue Ene 05, 2012 12:35 am

Tiene mucha intriga y se está poniendo muy interesante. Me gusta tu manera de escribir. Espero que los vayas subiendo lo más rápido posible, y que no nos dejes a medias. (suele ocurrir y da mucha rabia) Happy Clap

marypaz
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 687
Fecha de inscripción : 09/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por LauraCaskett el Jue Ene 05, 2012 12:43 pm

Está muy bien! Very Happy
Espero que subas pronto el siguiente capítulo!

LauraCaskett
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 15/07/2011
Edad : 22
Localización : Gijón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Jue Ene 05, 2012 1:52 pm

Hola a todos. Gracias por sus comentarios y espero que les esté agradando la historia.
Espero poder cumplir con lo que tengo programado y subir un poco más tarde el nuevo capítulo.
Saludos!!!!

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por castle&beckett..cris el Jue Ene 05, 2012 2:12 pm

precioso sigue prontoooooooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por hombre1111 el Jue Ene 05, 2012 6:06 pm

Como les prometí, sigo con el relato.
Muchas gracias a todos los que lo leen y espero que me digan qué les parece hasta ahora.
Este ha sido el capítulo que más me ha costado -y que he disfrutado escribiendo-, porque de acuerdo a la trama de la historia, si bien desea contar lo que pasó, aún tiene la necesidad de guardar muchas cosas sólo para el... y para ella...
No les aburro más y pues ojalá les guste.

Capítulo 5.

Después de tres meses había regresado. Se sentía feliz por esa nueva oportunidad de convivir con ella. No sabía que duraría tan poco esa felicidad inicial.

Conocía a Kate, sabía que nunca iba a decir que no estaba bien. Prácticamente después de empezar a trabajar juntos, notó que se encontraba incómoda, como si toda la seguridad que la caracterizaba se hubiera esfumado de pronto. Decidió que debía apoyarla, pues mientras más pronto recobrara su seguridad, era más fácil que superara el trauma causado por el disparo que recibió.
Sabía que ella lo necesitaba, así que cuando se vieron en su departamento y ella estuvo a punto de llorar al sentir que se encontraba como al principio, que no tenía nada, se sintió impotente. Apenada, salió de su casa y el sólo quería correr detrás de ella y decirle –aunque no estaba seguro- de que todo estaría bien. No lo hizo.
Se encerró en su estudio, pensando cómo ayudarla, cuando se sobresaltó al sonar el teléfono de su casa. Al contestar escuchó la voz de un hombre que denotaba poder y seguridad y le pedía que se reunieran pues tenían que hablar. Al mencionar que había sido amigo de Montgomery y que le debía la vida, no lo dudó. Colgó y pensó hablarle a Kate y decirle que necesitaba verla, pero después de meditarlo, decidió que quizá lo mejor era no hacerlo. Encendió su computadora, ingresó la dirección de correo que la agencia de investigación le había proporcionado y mandó un correo electrónico narrando lo que acababa de pasar. Al terminar, tomó su saco y salió al encuentro de un desconocido.
Al llegar al lugar indicado, le esperaba un vehículo lujoso, con los vidrios entintados. Por primera vez en mucho tiempo, tuvo miedo, pues no sabía qué podía encontrar dentro del mismo. Se abrió la puerta y reconoció la voz del teléfono invitándole a entrar y asegurándole que era seguro.
En la oscuridad, pudo ver a un hombre de cerca de sesenta años, cabello cano, elegantemente vestido. No fue necesario que se presentaran, pues ambos querían acabar lo más pronto con esa reunión. Le explicó, sin más, que había recibido un paquete con información de parte de su amigo Montgomery, quien lo envió antes de morir. Sólo contenía una breve nota dirigida a él en donde explicaba que debía hacer lo correcto, que se lo debía y que necesitaba la información que contenía el paquete, para lograrlo.
Le dijo que cuando supo del asesinato de su amigo, sabía que algo extraño tenía que haber pasado. Al empezar a leer los expedientes que le mandó, descubrió de inmediato de qué se trataba y además, que lo mejor era dejar el pasado enterrado. No podía darle más detalles, como quizá esperaba que le informara. Sin embargo, la razón por la que lo llamó, era para decirle que el pacto seguía vigente: tanto la familia de Montgomery como Becket, estarían a salvo, siempre y cuando ella se alejara tanto de la investigación del asesinato de su madre, como del atentado que ella misma había sufrido.
Escucho en silencio todo lo que le decía ese extraño. No sabía porqué pero le creyó y supo que si le aseguraba que ella estaría bien, así sería. Sólo debía alejarla de la investigación que la había obsesionado toda su vida.
Al bajarse del vehículo y verlo alejarse, tembló. Tenía en sus manos la oportunidad de salvarla. Ni siquiera cuando Jim Becket le pidió que la convenciera de no seguir investigando la muerte de su madre, que no la dejara que perdiera su vida en una búsqueda sin sentido, sintió tanto peso en sus hombros. Entonces, no sabía hasta donde podían llegar esos asesinos. Empezó a caminar hacia su casa, despacio, sintiendo todo el peso que habían depositado en él. No dudaba en hacerlo, sólo tenía miedo a fallar, porque sabía qué pasaría si es que no lo conseguía.
La mañana siguiente, sabía perfecto qué debía hacer. Alejarla de la investigación sin importar cómo. En esto no podía fallar. Ella lo escuchó y por primera vez, desde aquella discusión en el departamento, sintió que confiaba en él y que había aceptado, al menos por ahora, lo que le pidió: abandonar la investigación.
A partir de ese momento, cada vez tuvieron más momentos juntos, en los que compartieron sus pensamientos y, con un poco más de frecuencia, sus sentimientos. No era necesario que los dijeran con palabras: sus miradas lo decían todo.
Los casos empezaron a resolverse como de costumbre. El aportaba sus “locas” teorías y ella, disfrutaba su compañía. Cada vez sentía cómo ella iba abriendo su corazón, empezaba a dejar que la muralla que había construido, se derrumbara poco a poco.

Los ojos le dolían de tanto escribir. Decidió tomar un descanso. Los recuerdos empezaban a ser muy vívidos. Sabía que lo que había conseguido después, era tan hermoso como doloroso. Se levantó, se lavó la cara y regresó ante la computadora. Debía seguir:

Un viernes, cuando se había resuelto un caso y habían recibido la felicitación de Gates por ello, tuvo una idea:
- Detective, como siempre, hemos resuelto este caso –le dijo y mostró su mejor sonrisa-.
- Castle, ¿acaso lo dudabas? Y no, no fue por tu teoría de conspiración de la CIA, al final, sólo fue un marido que se sentía engañado –y le devolvió la sonrisa-.
- Bueno, quizá en esta ocasión no fue así, pero pronto lo será, ya lo verás. Y cuando pase, te diré: “te lo dije”.
Ella sonrió. Él se perdió en sus ojos.
- Quizá deberíamos ir a cenar, ya que no hemos comido en todo el día. ¿qué opinas, detective, te atreves a aceptar mi invitación?
- Mhhhhh, ahora que lo dices, si tengo hambre… Vamos pues.

Dudó. Leyó de nueva cuenta la conversación y la invitación, para no faltar a la verdad. No se equivocaba, pues siempre tendría ese momento en su mente como si acabara de pasar.
Satisfecho, continuó con el relato, escribiendo ahora en primera persona, pues esa era la forma en la que tenía de revivirlo:
“Al llegar al restaurante, nos dieron un lugar apartado del resto de los asistentes al mismo. Recuerdo que pedí una botella de vino tinto y ordené por ti. La velada transcurrió de forma tan tranquila, que parecía que el mundo nos brindaba la oportunidad de olvidarnos de todo, menos de nosotros. Nos acabamos la botella y vi en tus ojos un brillo que me encantó. Sin saber porqué, tenía necesidad de tomar tu mano y lo hice. Cuando tomaste la mía, mi corazón se detuvo. Nos miramos fijamente y entonces, despacio, me acerqué a tu boca, embriagado por tu aroma, y te besé…”
“Al abrir mis ojos, pensé que estaba soñando y que seguramente despertaba solo en mi cama, como tantas veces lo había hecho. Pero la realidad era otra: tenía tu rostro a unos centímetros del mío y sonreías.
- Rick…
- Kate… yo… lo siento. No sé porqué lo hice. Bueno, mejor dicho, si sé porqué, pero no debía… yo…
- Rick… cállate. Déjame hablar
Asentí sin soltar tu mano, aunque reduje la fuerza de la mía por si querías retirarla.
- Cuando te busqué después de recibir el disparo, te dije que necesitaba aclarar muchas cosas para ser la persona que quiero ser. No es fácil, he vivido mucho tiempo con el rencor de haber perdido a mi madre cuando más la necesitaba. Eso me marcó y me sentí obligada a alejar a todos aquellos que sé que me aman. Incluso a mi padre.
En silencio, vi como tus ojos se llenaban de lágrimas. Te veías tan vulnerable que sólo quería abrazarte y asegurarte que nadie jamás te haría daño.
- Kate… no tienes que…
- Si, Rick, tengo que. Tienes que saber esto porque cuando nos conocimos y empezamos a trabajar juntos, algo cambió, aun sin darme cuenta. Poco a poco, me hiciste sentirme viva, que tenía derecho a ser feliz. Y me asusté tanto que tuve que involucrarme con personas a las que no amaba, aun sabiendo que me estaba engañando a mí misma y que podía hacerte daño.
Suspiraste y me miraste. Podía leer en tus ojos que era difícil para ti confesar esos sentimientos.
- Entonces, cuando me pediste antes de la muerte de Roy, que abandonara todo, me diste la excusa perfecta para alejarte. Estabas invadiendo mi mundo, deseaba ser feliz y no sabía cómo afrontarlo. Tuve tanto miedo, Rick, que te alejé. Pensé que era el final de nosotros y, entonces, sentí un vacío en mi corazón.
- Luego, volviste a aparecer en mi vida, por petición de Roy. Y gracias a eso, me salvaste nuevamente. En el caso que siguió a su muerte, sólo había algo que me mantuvo cuerda… tu.
Iba a interrumpirte cuando agarraste mi mano con más fuerza, indicándome que te dejara continuar.
- He estado pensando, Rick, que todo este tiempo, me has demostrado lo mucho que te importo. Y yo me he portado como una cobarde, sin saber cómo reaccionar al respecto.
Suspiraste y entonces, nuevamente me miraste a los ojos y me dijiste:
- Rick. Aquella vez que peleamos en mi departamento, te hice una pregunta. Quiero que me la respondas ahora.
Estaba sorprendido. Me pediste que te confesara qué somos. Al menos, qué es lo que yo espero que seamos.
- Kate… no sé que somos –repetí la respuesta que te había dado en tu departamento-, pero si me das la oportunidad de acercarme a ti, te diré que somos amigos, compañeros, pareja, confidentes, cómplices y amantes. Te diré que sé que ambos tenemos un pasado que nos hace ser temerosos, pero que si dejas que me acerque, intentaré que siempre seas feliz.
- ¿Sabes? He soñado con estar frente a ti, tantas veces, y decirte qué eres la mujer con la que quiero envejecer. Me haces ser una mejor persona y creo que juntos podemos vencer cualquier obstáculo. No te quiero engañar: va a ser difícil, muchas veces vas a querer alejarte de mi y sé que también yo querré alejarme de ti. Pero al final, estoy seguro, que juntos lo resolveremos. Kate, yo te amo y quiero que seamos amantes.
Mientras confesaba mis sentimientos, veía cómo tu rostro cambiaba también.
- Oh, Rick… -y entonces te callé con un beso-.”

Sus manos nuevamente temblaban. Revivir ese momento, el más feliz de su vida, era más de lo que podía soportar, al menos no sin un trago. Se levantó, se sirvió un whisky y volvió a sentarse en su asiento, se reclinó y cerró los ojos. Lo que no escribiría, porque eso era nada más de los dos, fue lo que pasó a continuación:
Llegaron al departamento de Kate, comiéndose a besos. Ella puso música romántica y bailaron juntos. Sus manos necesitaban el contacto de la piel de ella. La besó nuevamente y cada vez con más pasión, queriendo recuperar todo el tiempo que habían perdido por no querer confesar lo que sentían. Al dejar de bailar, ella tomó su mano y lo condujo a su habitación. Despacio, dudando, empezó a desabotonar su blusa mientras contenía el aliento: la mujer que amaba le pedía que le hiciera el amor. Él le ayudó y la abrazó con ternura. No quería apresurarse, quería recorrer con sus manos, con su boca, toda la piel de Kate. Cuando se acercó a su pecho, sintió como ella se alejaba un poco. Se veía su cicatriz y ella se sentía apenada. Con sus dedos, rodeó la marca en su piel, se acercó y le dio pequeños besos. La amaba tal y como era, con sus marcas, con su pasado, con sus miedos. Solo deseaba que ella le dejara demostrárselo. Después, hicieron el amor con tanta ternura, que jamás en su vida se habían sentido tan plenos, tan entregados a alguien. Habían dejado que sus sentimientos fueran los que los decidieran el rumbo de su nueva vida y por primera vez en mucho tiempo, sintieron una paz que los hacía pensar que podrían vencer cualquier adversidad.
Después, se durmieron abrazados…

(continuará)

hombre1111
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 28/11/2011
Edad : 42
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Si tan solo...

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:25 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.