¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Página 21 de 22. Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Ago 23, 2013 11:19 pm

Jijijjjjj sigueeeeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por agecastbet el Sáb Ago 24, 2013 8:44 am

Un capítulo de lo más completo, hay un poco de todo y todo bueno, eso es hacer méritos, para seguir interesandome tu história, jajajajaja
Vaya con la inspectora, tan pronto es seria y responsable, como se vuelve una niña traviesa, claro que Rick no se queda atrás tampoco, y no digamos el hemano de ella. Es que en esta familia no van a crecer nunca??? jajajajaja
Muy buena la conducta de Kate para con su cuñada, primero notando que la pasaba algo y después apoyándola y animándola. Parece que lo de ser tía la encanta, igual que a todos los demás.
Bueno no te preocupes, si no puedes seguir escribiendo pronto, no siempre se tiene la disponibilidad para hacerlo y tenemos otros asuntos que resolver, así que cuando puedas, no hay prisa, bueno sí hay prisa por saber, pero nada que no pueda solucionarse con paciencia,
jajajajaja
Que te lo pases bien en las vacaciones y recarga bien las pilas que el curso está a la vuelta de la esquina.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por _Caskett_ el Sáb Ago 31, 2013 9:40 am

Muy bueno, es genial. Continua pronto.

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Dom Sep 08, 2013 4:06 am

AlwaysSerenity escribió:Que bonito Aaron y Avril van a ser papas Inlove
Me gustaaria ver a Kate y a Rick de niñeros Laughing
CONTINUA PRONTO
Jajjaja sii van a ser papas... Haber que tal lo llevan Wink
Imagino que más de una vez Rick y Kate tendrán que hacer de niñeros, además será su sobrinit@ y querrán pasar tiempo con el.

Ahora subiré otro, espero que te guste!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Dom Sep 08, 2013 4:10 am

castle&beckett..cris escribió:Jijijjjjj sigueeeeee
Gracias por comentar!! Ahora mismito subo otro, espero que te guste! =)

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Dom Sep 08, 2013 4:18 am

agecastbet escribió:Un capítulo de lo más completo, hay un poco de todo y todo bueno, eso es hacer méritos, para seguir interesandome tu história, jajajajaja
Vaya con la inspectora, tan pronto es seria y responsable, como se vuelve una niña traviesa, claro que Rick no se queda atrás tampoco, y no digamos el hemano de ella. Es que en esta familia no van a crecer nunca??? jajajajaja
Muy buena la conducta de Kate para con su cuñada, primero notando que la pasaba algo y después apoyándola y animándola. Parece que lo de ser tía la encanta, igual que a todos los demás.
Bueno no te preocupes, si no puedes seguir escribiendo pronto, no siempre se tiene la disponibilidad para hacerlo y tenemos otros asuntos que resolver, así que cuando puedas, no hay prisa, bueno sí hay prisa por saber, pero nada que no pueda solucionarse con paciencia,
jajajajaja
Que te lo pases bien en las vacaciones y recarga bien las pilas que el curso está a la vuelta de la esquina.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
Jejjeje me alegro de que te guste mi fic! La verdad es que siempre quise ver a la detective algo mas... animada. Nose como si tambien tuviera una niña dentro. Solo que no tanto como Castle. Y el hermano pues... a picarla siempre que puede jajja pero siempre con cariño.
Subiré ahora otro capitulo. Durante as vacaciones soñé algo raro y enseguida me puse a escribir como una loca porque la idea me pareció bastante buena. Tengo dos capitulos a si que subire el siguiente a este en unos dias.
Espero que te guste!! Beesos

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Dom Sep 08, 2013 4:19 am

_Caskett_ escribió:Muy bueno, es genial. Continua pronto.
Muchas gracias, ahora subiré el siguiente. Espero que te guste!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por Kate&Rick el Dom Sep 08, 2013 4:23 am

Hola, no me he olvidado que me pediste una portada para tu Fic. Te mande un MP con una petición, cuando puedas le das un vistazo y me pongo con ello.

Espero tu respuesta.

Kate&Rick
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2867
Fecha de inscripción : 20/01/2012
Edad : 50
Localización : MADRID

Ver perfil de usuario HTTP://mavilu.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Dom Sep 08, 2013 4:27 am

Hooolaaaas!!!
jejjee lo primero de todo dar las gracias a los que leéis y comentáis. Lo segundo, decir que en un principio no tenía pensado subir nada durante las vacaciones pero las horas muertas después de la comida me podían con su aburrimiento y me puse a escribir después de tener un sueño bastante raro. Y dos días despues ya lo tenía escrito. El sueño me vino después de ver un capitulo de una serie que me gusta así que imagino que tendrá algo que ver pero bueno, espero que os guste!


54

En la sala de descanso, la detective miraba el televisor con gran atención, mientras sus otros tres compañeros sonreían ante los gritos que pegaba ella. Desde que Aarón se fue a vivir con ella hacía ya algunos meses, Kate se había aficionado al fútbol. El Chelsea iba ganando 2-1 al Bayern de Múnich y la mujer se sobresaltaba en cada ocasión de gol. Los demás al principio lo vieron como algo aburrido pero no tardaron mucho en engancharse también. En el descanso, Castle se fue a preparar unos cafés y Esposito a por unos donuts. Ryan y Beckett se quedaron en la sala esperando a que empezara la segunda parte. 30 minutos después, el partido prosiguió y el Bayern empató provocando que varios improperios salieran de la boca de la detective. Estaba claro con que equipo iba ella. Los tres hombres decidieron apostar que equipo creían que iba a ganar. El escritor optó por el Chelsea, ya que su novia estaba con él y los otros dos por el Bayern. Beckett se unió a la apuesta al ver que el equipo azul estaba empezando a tener oportunidades de gol y pocos minutos más tarde, el escritor y su musa se levantaron de la silla de un salto y se abrazaron, burlándose de sus otros dos compañeros. Cuando el pitido marcó el final del partido, Ryan y Esposito metieron sus manos en los bolsillos sacando varios billetes. Los otros dos no pudieron hacer otra cosa que sonreír y extender las manos para aceptar el dinero. La detective les aconsejó que la próxima vez apostaran por el mismo equipo al que lo hiciera ella y estos asintieron con la cabeza. Cogió su móvil y envió un mensaje a su hermano. “Te dije que ganaría el Chelsea”. Él la contestó poco después. “Suerte. Eso es lo que tienes”.

Ryan cogió el mando del televisor y empezó a cambiar de canal. No había nada interesante así que dejó el mando donde estaba y se unió a sus amigos en el sofá. Pero una retransmisión les llamó la atención a todos.

- El presidente de una empresa financiera ha sido asesinado y una niña ha perdido la vida en un accidente en el bus siniestrado en el que viajaba. El hombre al que pidieron que cometiera este terrible crimen fue arrestado y parece que el motivo fue por problemas de dinero. Este homicidio fue llevado a cabo por un asesino profesional conocido como Fox. Pero de repente saltó un muro y en estos momentos no se sabe su paradero – Se oía decir a un joven a través de la tele.

- Tantos días de investigación para dejarle escapar – Bufó Espósito.

- Nosotros hicimos nuestro trabajo arrestándole por matar a Jessica. Encontrarle ahora no es cosa nuestra – Respondió Kate ante el comentario de su compañero.

- Inspectora Beckett, venga a mi despacho – Dijo Gates apareciendo por la puerta de la sala. La detective se levantó y la siguió ante la atenta mirada de sus compañeros. Cuando llegaron, Beckett cerró la puerta y vio que no estaban solas, otro hombre se encontraba allí.

40 minutos después, la joven salía del despacho acercándose hacía sus compañeros para informarles de lo ocurrido.

- Un presidente de una agencia inmobiliaria fue a hacerse un chequeo y oyó la conversación entre su médico y una enfermera donde hablaban de alguien que padecía cáncer. Como pensaba que era él, contrató a Fox, para que acabara con su vida.

- ¿Pero qué idiota hace eso? – Exclamó Castle. La detective se encogió de hombros y siguió la explicación.

- Cuando su médico le informó que simplemente tenía una ulcera, contacto de todas las maneras posibles con él para anular el trabajo pero no lo ha conseguido y teme por su vida – Paró para mirar al despacho de la capitana donde ella y el señor Ushio seguían conversando. Cuando fue a continuar, unos disparos les alertaron y miraron de dónde procedían. Gates y el hombre estaban escondidos como podían en el escritorio y Beckett se fijó en la azotea que se veía desde el despacho de su jefa. Vio una sombra negra alejarse del borde y no se lo pensó dos veces. Bajó corriendo las escaleras del edificio y se dirigió al bloque de apartamentos que se encontraban enfrente de la comisaría. Pero el tirador se debió dar prisa y en cuanto llegó a la calle se escondió entre la multitud de gente, pasando desapercibido para la detective. Volvió a subir, esta vez por el ascensor y se dirigió al despacho. Allí se encontraban Gates, Ushio y sus tres compañeros. Según entró todos la miraron pero negó con la cabeza.

- Se dio prisa en bajar las escaleras y se mezcló con la multitud de gente en la calle – Se tranquilizó al ver que nadie resultó herido y salieron de aquella habitación. Fueron a la sala de descanso y se sentaron en los sofás, esta vez todos juntos. Pero nada más sentarse, el señor Ushio se alteró y corrió hacía el despacho de nuevo. Kate corrió detrás de él.

- Mi cartera. Dónde está mi cartera – Decía mientras gateaba por el suelo.

- ¿Es esta de aquí? – Preguntó la detective agachándose para recogerlo.

- Devuélvamela – Gritó el hombre y la arrebató el objeto de las manos. Antes de que se le quitara, Beckett se fijó en que había una foto de una niña pequeña pero no llegó a verla bien. Supuso que sería su hija y no le dio más vueltas.

- Volvamos con los demás.

Una vez en la sala de descanso, siguieron hablando sobre el tema pero hubo algo que hizo que la detective activara su alarma. Ushio les dijo que le pidió a Fox que le matara solo bajo ciertas condiciones. Le dijo que acabara con su vida cuando estuviera realizando montañismo, su hobbie favorito. Pero si el montañismo era la condición idónea, ¿Por qué les dispararon ahora? Beckett se dio cuenta de aquello, pero decidió no comentar nada.

Al día siguiente, tal y como acordaron con el señor Ushio, decidieron ir al monte Tambara para hacer algo de senderismo por la zona. Se dividieron en grupos. Castle y Beckett por un lado, haciéndose pasar por una pareja que adora el senderismo. Espósito y Ryan por dos amigos que al perder una apuesta tuvieron que ir allí y por otro lado, Gates y Ushio, que no se conocían de nada pero para no estar solos decidieron conocerse minutos antes.

- ¿Perdonad, nos podríais hacer una foto? – Preguntó Kate a Espósito y Ryan que disimulaban mirando un cartel.

- Claro – Contestaron ellos – Espero que recordéis para que hemos venido aquí – Le susurró.

- Por supuesto que sí. Nos estamos haciendo pasar por turistas y ¿qué mejor forma de aparentarlo que sacándose fotos? – Le contestó ella sintiéndose superior.

Poco después, rellenaron los formularios en la oficina administrativa que hay al pie del monte para poder subir a él. Todos los nombres de las personas son enviados por fax al refugio de la montaña para que puedan preparar la cena adecuada al número total de los visitantes. Eran siete grupos, Castle y Beckett, Ryan y Espósito, Gates y Ushio, un joven llamado Giday que pertenece al club de montañismo de la universidad que solía hacer la ruta a menudo, otra pareja, Kawabe y Kioko, que se apuntaron a la ruta en el último momento, un escritor de novelas de misterio llamado Singo Nose y otro hombre del cuál no sabían nada pues ni siquiera se había acercado a ellos.

- Mira cariño, aquí está Sangakusho donde pasaremos la noche - Comentó Beckett llamando la atención de todos, pero sobre todo de sus amigos al oír ese apelativo refiriéndose a Castle.

- Si, voy a llamar al refugio para avisar de que ya salimos. El tiempo va a empeorar de un momento a otro así que el abuelo podrá ir preparando alguna que otra manta – Avisó Giday.

Beckett se sobresaltó al sentir unos golpecitos en su hombro y cuando se giró vio a Ushio. Este le dijo que Fox era zurdo, cosa que ella ya sabía pues fue quien le arrestó pero prefirió no decirle nada. Se limitó a asentir con la cabeza y miró al joven que hablaba por el teléfono. Era zurdo.

Pocos minutos más tarde, emprendieron la marcha hacía la montaña. Los detectives a pesar de que disimulaban y lo cierto es que se lo estaban pasando bien realizando el camino, pues era una experiencia nueva, debían estar atentos ya que si Fox tuviera pensado venir de alguna parte de la montaña para sorprenderles podía estar esperando como si de un guerrillero se tratara o podía hacerse pasar por un montañero más. Había muchas posibilidades de que Fox fuese uno de los cinco montañeros que iban con ellos y así encontrar el mejor momento para realizar su trabajo.

- ¡El suelo está resbaladizo así que tengan cuidado y agárrense todos a cuerda! – Gritó el joven universitario mientras ayudaba a Beckett a subir unas rocas. Se encontraban en un precipicio con un solo camino de piedras grandes y resbaladizas. Debían ir con cuidado si no querían caer. Ushio, siguiendo las órdenes del joven se agarró a la cuerda pero esta venció al peso y se rompió. El hombre que no se lo esperaba resbaló y cayó por el precipicio, pero dos fuertes manos le agarraron con fuerza. Una vez arriba, Ushio le dio las gracias a Castle y se encaró con Giday.

- ¡Como te has atrevido! – Le agarró del cuello de la cazadora mientras el joven que no comprendía nada se dejaba hacer.

- ¿Pe-pero, que cree que está haciendo? – Preguntó asustado.

- Así que has sido tú – Volvió a decir Ushio, fuera de control.

- No ha sido él – Dijo Castle ante la atenta mirada de todos – Esta cuerda no ha sido cortada. Mire, fíjese bien. Está vieja y roída – El escritor le tendió la cuerda al hombre y este pudo comprobar que llevaba razón.

- Mmm… menudo susto me he dado - Dijo Ushio, ya más calmado.

- Lo siento mucho, espero que no se vuelva a repetir – Se disculpó Giday, y siguieron el camino.

Media hora después hicieron la primera parada. Los detectives junto con Castle y el señor Ushio se agruparon en una pequeña caseta que había sin paredes a tomar algo. Beckett sacó unas patatas y Ryan un termo con suficiente café para todos.

- Que no sepamos quien es Fox hace que sospechemos de cualquiera al mínimo movimiento – Dijo Espósito mientras observaba a la joven pareja que discutía a unos 5 metros de ellos.

- ¿También te has fijado en ellos Detective Espósito? – Preguntó Gates por primera vez en toda la excursión – Esos dos tienen algo sospechoso.

- ¿Y qué hay de él? – Opinó Castle – Lleva un rato ahí sentado con esa mirada tétrica. Es como si tuviera algún rencor contra el señor Ushio. No hace más que mirarle.

- Todavía no podemos decir nada. Hasta el momento, quitándonos a nosotros, todos son sospechosos – Razonó Beckett. Todos asintieron y se levantaron ante el aviso de Giday quien les decía que debían marchar si querían llegar antes de que anocheciera.

Después de aquello, no pasó nada notable por lo que hicieron el último descanso antes de llegar al refugio de Sangakusho donde iban a pasar la noche. Esta vez se quedaron separados para evitar sospechas.

- Um… me encanta estar al aire libre – Dijo Beckett a Castle, pues es el único que se encontraba con ella - ¿Qué pasa? – Le preguntó debido a su atenta mirada.

- Nada, simplemente me asombra tu resistencia.

- Recuerda, soy policía – Contestó ella y le guiñó un ojo. Castle sonrió pero enseguida se dio cuenta de algo.

- Oye, ¿Dónde se ha metido el estudiante universitario? – Preguntó.

- Supongo que está descansando en alguna parte – Dijo mirando hacia los lados.

- Quizá ha abandonado el grupo porque sabe que le hemos descubierto – Comentó Ushio.

- Calle señor Ushio – Dijo Gates.

- ¿Qué ha abandonado porque le han descubierto? – Se oyó decir a Kioko.

- No hables tan alto. Vámonos. – Le contestó Kawabe y sin decir más, siguieron el sendero sin esperar al resto.

El resto había empezado a recoger las cosas cuando oyeron un grito que provenía de cerca. Beckett, Castle, Ryan y Espósito se apresuraron en recoger sus cosas y dirigirse al lugar. Pocos segundos más tarde oyeron otro grito “¡Por favor!¡Que alguien me ayude!” Corrieron hasta llegar a un extremo del pico de la montaña donde se encontraron al hombre misterioso que no sabían nada de él.

- ¿Qué es lo que ocurre? – Preguntó Beckett.

- Es horrible, mire – Le contestó señalando hacia abajo.

Giday yacía en el suelo unos metros más abajo sobre una pequeña explanada de tierra. Tenía un charco de sangre bajo su cabeza pero no parecía haber sido asesinado. Con cuidado, Beckett, Ryan y Espósito bajaron a la explanada para investigar el cadáver. Castle también quería bajar pero se quedó arriba con los demás para evitar sospechas.

- Pe-pero entonces, él no era… - Dijo Ushio y miró hacía el hombre misterioso - ¡¿Lo ha hecho usted?! ¡Le ha empujado! – Le agarró del cuello de la camisa.

- ¡Vamos suélteme! ¡No me toque, vamos déjeme en paz! – En el momento en el que el señor Ushio le puso la mano encima, el otro hombre se alteró perdiendo el control. Se deshizo como pudo del agarre y se tiró al suelo de rodillas intentando calmar su respiración.

- Pobrecillo, morir en un sitio como este – Susurró la detective cuando llegaron abajo.

- Beckett, un cuchillo – Señaló Espósito mientras se sacaba un pañuelo del bolsillo y levantaba el objeto – Y tiene un poco de sangre.

- ¿Esto lo ha hecho Fox? – Preguntó Ryan – Además, como es posible que este ensangrentado si no tiene apuñaladas en el cuerpo.

- Tiene un rasguño en la mejilla izquierda. Mirad – Beckett les indicó el lugar con el dedo índice mientras sacaba sus propias conclusiones – Es como si el cuchillo hubiera pasado muy cerca de su cara. Supongamos que ha sido Fox. Giday se encontraba más o menos aquí – Dijo colocándose al borde de la pequeña explanada – Estaba admirando las vistas y cuando se dio la vuelta vio a su asesino. Este le lanzó un cuchillo – Imitó la acción – Y el joven intentó esquivarlo perdiendo el equilibrio y cayendo aquí. Por eso se cayó por el precipicio.

- Eso significa que ha sido asesinado – Dijo el escritor de novelas Singo Nose desde más arriba.

- Oiga ¿Dónde ha estado todo este tiempo? – Le preguntó Ushio.

- He estado aquí mismo. Estaba un poco más adelante, pero en cuanto oí el grito volví atrás a ver qué pasaba. Pregúntele a ellos, pueden confirmar lo que estoy diciendo – Y miró a la pareja joven que se encontraba a unos metros.

- Vámonos de aquí – Le dijo a su novia – Si nos quedamos con esta gente nos meteremos en problemas. Mejor larguémonos de aquí – Pero cuando se disponían a marcharse una voz les interrumpió.

- ¡Quietos! – Les dijo Castle – Si se marchan ahora se convertirán automáticamente en los principales sospechosos de la investigación. Esperaremos todos juntos en el refugio de la montaña hasta que venga la policía a tomarnos declaración.

- Estará de broma ¿no? – Le respondió Kawabe – ¿Con qué autoridad nos ordena algo así?

- Él no. Pero yo sí – Dijo Beckett una vez que llegó arriba – Inspectora Beckett, detective de homicidios – Les enseñó la placa y todos cambiaron sus caras asombrados. La pareja más joven se miraron asustados y fue entonces cuando la detective confirmó sus sospechas hacia ellos.

- Me lo imaginaba – Soltó Nose. Todos le miraron esperando una explicación – Era obvio. Se ha manejado muy bien ahí abajo con el cadáver. Y a juzgar por los otros dos hombres que bajaron con usted, apuntaría a decir que también lo son.

- Pues se equivoca – Dijo la detective justo cuando Ryan y Espósito se iban a dejar descubrir – Pero piense usted lo que quiera – Se limitó a decir y marchó junto a Castle.

- Oh, llueve – Castle miró al cielo y como por arte de magia, se había vuelto gris en apenas unos segundos – Corred, vayamos al refugio.

Poco tiempo más tarde llegaron a Singakusho. Cuando abrieron la puerta se encontraron a un hombre mayor de unos 70 años, vestido con una chaqueta verde y unos pantalones grises pero era muy blanco.

- Quítense la ropa mojada. Si no, me ensuciarán el refugio – Les dijo y se dio la vuelta dirigiéndose al interruptor de la luz – Soy el guarda. Entren deprisa o cogerán un resfriado.

- Muchas gracias – Dijo Castle y entraron a cambiarse.

- Voy a llamar a la policía – Le susurró Beckett al escritor y se levantó para buscar el teléfono – Perdone – Le dijo al anciano – Voy a hacer una llamada – Cuando el hombre asintió, tomó el teléfono pero no daba señal - ¿Qué le pasa al teléfono? Parece que no hay línea.

- Seguramente se habrá estropeado por el rayo de antes – La informó el anciano mientras cogía un montón de platos y los llevaba a la mesa – Siempre pasa lo mismo.

- Menudo problema entonces, está lloviendo y ya es de noche.

- Olvídese de eso, es peligroso caminar por el monte de noche. – Le recomendó Ushio.

- Además hay otro problema, estamos en la cima del monte Tambara, no hay otro refugio por la zona, así que estamos totalmente aislados aquí – Sonrió Singo Nose.

- ¡¿Qué?! – Gritaron la pareja joven – No puede ser. Tiene que ser una broma. Eso quiere decir que estamos encerrados aquí con el mismísimo asesino.

- ¿Asesino dice? – Preguntó el anciano. Beckett suspiró y se sentó al lado de Castle comenzando la explicación.

- Un hombre que venía con nuestro grupo ha sido asesinado y lo ha hecho como si fuera un accidente.

- Oh, ¿Cómo si fuera un accidente? – Dijo de nuevo el guarda – Aun así, es una locura atravesar el monte tal y como está el tiempo.

- Y además, el asesino puede ser perfectamente una de las personas que están aquí – Se metió el escritor Nose – Por cierto, ¿Está seguro de que no es usted, señor Ushio?

- Pero cómo se atreve a insinuar eso – Le gritó el aludido.

- El asesino no es siempre el más sospechoso, sino el que menos lo parece. Así es al menos en las novelas de misterio – Terminó sonriendo.

- Eh bueno, eso será en las novelas pero no en la vida real – Se excusó Ushio y todo volvió a la normalidad.

A la hora de la cena, todos se sentaron alrededor del fuego para estar calentitos mientras cada uno se tomaba su comida. Castle presentía que algo no iba bien pero para no asustar a su novia prefirió guardárselo para él, pero estaría muy atento a todo.

- ¿Le pasa algo señor Takanashi? – Preguntó Kate al ver como su plato seguía en la mesa, intacto. El hombre la miró sorprendido de que se supiera su nombre. Beckett había cogido la hoja del fax que llegó al refugio con el número de personas que iban a ir y con los nombres correspondientes y buscó el de él.

- Que ocurre, ¿se siente culpable? – Atacó el señor Ushio, llevándose una mirada de odio de la detective.

Takanashi se levantó furioso del banco de madera donde estaba sentado pero un machete se cayó al lado de Kioko. Esta gritó al verlo y el hombre le recogió. Se formó un gran alboroto mientras todos acusaban a Takanashi de haber matado al estudiante. Hasta que se justificó al decir que cualquiera que tenga que sobrevivir a la montaña debe de llevar un machete y le guardó en la funda que tenía atada al cinturón del pantalón. Para calmar un poco las cosas, Castle se dirigió a la radio que había sobre una encimera y la encendió. Sincronizó el canal y empezaron a escuchar.

- Y ahora, las últimas noticias. Un señor de 60 años, Jackson Tanagura, fue hallado apuñalado y muerto esta mañana. Parece que el sospechoso a huido hacia el monte Tambara y toda la policía está siguiendo su pista para poder encontrarle.

Después de aquella retransmisión se hizo el silencio y poco a poco todos fueron cayendo en brazos de Morfeo. Todos menos Castle, ya que su mal presentimiento seguía presente y no quería que nada malo ocurriera. A pesar de estar cansado, se mantuvo despierto gran parte de la noche hasta que vio algo que le quedó en shock por varios segundos. Alguien sostenía un cuchillo sobre su querida musa y la iban a matar. Grito el nombre de la detective provocando que esta se despertara y el cuchillo se clavara en la almohada justo al lado de su cara. Como instinto, Beckett se levantó enseguida y echo a correr tras la persona que había estado a punto de matarla, seguida por Castle, Ryan, Espósito y Gates. La detective vio a una sombra salir del refugio y no dudo en seguirla.

Mientras tanto, en el refugio, el señor Ushio comprobó quien faltaba. Takanashi. Echó a correr en cuanto lo vio y en pocos segundos encontró a las cinco personas frente a una roca. Gates se acercó a él.

- Debería tener más cuidado. Fox podría atacarle en cualquier momento – Le avisó. El hombre asintió y se acercaron al resto.

Dentro de un montón de rocas enormes, el señor Takanashi estaba sentado sobre sus piernas y con sus manos en la cabeza, gritando y pidiendo socorro. Beckett sacó su linterna y le enfocó. El hombre se acercó a ella y se arrodilló a su lado.

- ¡Kate! Ten cuidado – Gritó Castle acercándose a ella. Ushio no se quedó atrás y al igual que había hecho con otras personas, se fue a abalanzar sobre él acusándole de ser Fox. Beckett les paró a ambos mientras ayudaba al hombre a levantarse.

- El techo está a punto de caerse, las paredes van a cebarse sobre mí – No paraba de repetir.

- No creo que sea Fox. Este hombre tiene claustrofobia – Dijo al ver como el hombre seguía susurrando cosas sin sentido y se aferraba con todas sus fuerzas a ella.

- Por eso huyó del refugio tan de repente – Razonó Castle mientras ayudaba a su musa a despegarse del otro hombre.

- Si. Como estaba lloviendo se refugió en estas rocas porque no soportaba estar ahí dentro – Volvió a hablar Beckett.

- Entonces él no es Fox, está claro – Se rindió el señor Ushio. Los hombres esperaron en las rocas a que pasara la noche pues Takanashi se negaba a salir de ahí hasta que el sol saliera y las dos mujeres marcharon hacia el refugio con las linternas enfocando el camino.

- Una vez fui encerrado por un agente inmobiliario. Es que me negaba a vender mis tierras y se enfadaron mucho conmigo. Desde entonces tengo claustrofobia – Explicó Takanashi mientras caminaban por el sendero camino del refugio.

- Por eso miraba con odio al señor Ushio, que es uno de ellos – Se dio cuenta Espósito. Pero el grito de una mujer les alertó a todos.

- Ese grito… - Dijo Ryan temblando.

- Ha sido… - Continuo el hispano.

- ¡Kate! – Gritó Castle, empezando a correr hacia el refugio.




Todo comentario es agradecido Wink

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Dom Sep 08, 2013 4:29 am

Kate&Rick escribió:Hola, no me he olvidado que me pediste una portada para tu Fic. Te mande un MP con una petición, cuando puedas le das un vistazo y me pongo con ello.

Espero tu respuesta.
Oh ¿Un mensaje privado? Vaya Facepalm  Lo siento mucho de veras. Espero que no me lo mandaras hace mucho. Enseguida lo miro. Como no suelo tener mensaje ni me molesto en entrar a mirarlo.
Muchas gracias por avisar.

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por _Caskett_ el Dom Sep 08, 2013 5:59 am

Continuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por agecastbet el Dom Sep 08, 2013 12:13 pm

Este capítulo ha estado genial, pero como siempre me lo dejas en lo mejor, cómo se te ocurre, jajajajaja
Estupenda historia, muy diferente a lo que vemos en la serie, pero muy entretenida y con muchas posibilidades, aunque yo ya tengo elegido al asesino, y no se por qué, es un poco mayor, jajajajajaja
Sigue pronto que es muy importante para mí, ya que tengo que comprobar que estoy en lo cierto, jajajajajaja
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Sep 18, 2013 6:57 am

_Caskett_ escribió:Continuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Ahora subo el siguiente, siento el retraso. Empecé las clases y me olvidé del fic. Lo siento!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Sep 18, 2013 7:02 am

agecastbet escribió:Este capítulo ha estado genial, pero como siempre me lo dejas en lo mejor, cómo se te ocurre, jajajajaja
Estupenda historia, muy diferente a lo que vemos en la serie, pero muy entretenida y con muchas posibilidades, aunque yo ya tengo elegido al asesino, y no se por qué, es un poco mayor, jajajajajaja
Sigue pronto que es muy importante para mí, ya que tengo que comprobar que estoy en lo cierto, jajajajajaja
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
Muchas gracias!! Jjaja esa es la gracia de dejarlo en lo mejor, que así tenéis más ganas de leer el siguiente Laughing Se qué es diferente a lo que pasa en la serie, por eso lo escribo. Además, me encantaría escribir un caso en condiciones, con todas las tramas como en muchos fics y en la serie pero, a pesar de haber mejorado todavía me resulta muy difícil.
Con lo del asesino, no diré nada jajaj lo mejor para el final ¿no?
Ahora mismo subo el siguiente y... siento la tardanza. Con esto del nuevo curso estoy un poco confusa ajjaj muchas cosas de las que pensar y muy poco tiempo y se me olvidó por completo el fic. Lo siento!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Sep 18, 2013 7:05 am

Bueno, pues aquí os dejo la continuación. Espero que os guste y todo lo que se suele decir jajaja. Eso si, deciros que lo siento mucho. No pude actualizar antes porque según llegue de las vacaciones tenía que preparar las cosas para el instituto y entre una cosa y otra, olvidé el fic por completo. Espero que puedan perdonarme!! Facepalm  Pues, que disfruten el capitulo y sobre todo que os guste!!


55


Corrieron a gran velocidad para llegar cuanto antes al refugio. Habían oído gritar a Kate y rara vez lo hacía. Pocos minutos después, los cinco hombres entraban por la puerta intentando calmar sus respiraciones. Castle, Espósito y Ryan suspiraron al ver a la detective, sana y salva frente a una persona tirada en el suelo. Cuando se acercaron, observaron que Kioko yacía muerta en el suelo con un cuchillo clavado en su espalda.

- Kate ¿estás bien? – Preguntó el escritor, todavía asustado.

- Sí. Pero ella no. – Señaló a la víctima mientras miraba el arma homicida.

- ¿Entonces por qué gritaste? – Soltó Ryan alterado.

- Yo no he gritado. Fue Kioko. Aunque ahora que lo decís, si sé que parecen nuestras voces – Oyeron un ruido y Kawabe entró con gran rapidez al refugio, diciendo cosas sin sentido.

- No, no, no. Kioko, ¿Quién ha matado a Kioko? – Decía arrodillado junto al cadáver mientras que unas lágrimas recorrían sus mejillas.

- El cuchillo ha sido clavado desde la izquierda en diagonal – Se fijó Beckett, llamando la atención de sus cuatro compañeros. Gates observaba la situación apartada del grupo. Quería ver como actuaban sus detectives.

- Lo que significa que el asesino es zurdo – Razonó Espósito.

- Pero no lo entiendo, ¿Por qué la ha matado a ella? – Preguntó Ushio algo confuso.

- Oye Beckett, ¿sabes si se encontraba sola en el refugio?

- No lo sé. Cuando Gates y yo llegamos al refugio no había nadie así que fuimos a buscar al resto. Cuando oímos el grito vinimos corriendo y nos la encontramos. Poco después apareció el señor Nose y luego vosotros – Le contestó a Ryan.

- Eso es verdad. Todos fuimos a buscarles porque no sabíamos dónde se encontraban. Lo que quiere decir que nadie tiene coartada – Se metió Singo Nose. Cuando terminó de hablar, se puso un cigarro en la boca y encendió el mechero, activando la alarma de los detectives y de Castle. Los cinco se fijaron en que era zurdo, y Fox también lo es.

-Esto es una auténtica locura. Quien está haciendo esto y para qué – Dijo Takanashi sentándose en el pequeño banco de madera que había en el centro de la sala. Fue entonces cuando Beckett decidió contar lo que ocurría.

- Esta bien – Empezó – Dejadme que os lo cuente. El hecho es que el asesino llamado Fox está aquí y es el responsable de todos estos crímenes – Al decir eso, todos los presentes perdieron la calma, algunos de verdad al enterarse de la noticia y otros para disimular. Pero una persona realizo una acción extraña. Sus ojos se abrieron como signo de sorpresa pero a la vez suspiró algo aliviado. Fue entonces cuando sus sospechas hacia él aumentaron. Sabía que era pronto para determinar si los asesinatos fueron realizados por la misma persona pero al decir eso podía prestar atención a la reacción que tenía esa persona al escuchar que no sospechaban de él.

- También te has dado cuenta ¿no? – Le susurró Castle mientras el revuelo en la sala seguía presente. La detective asintió y sonrió, pero cuando buscaron a Kawabe para desvelar la verdad, este había desaparecido.

- Mierda, se ha ido.

- Ya sé quién mató a Kioko – Gritó la detective para llamar la atención de los presentes.

- Pues adelante, dígalo – La desafió el escritor Singo Nose mientras seguía fumándose su cigarrillo.

- Es evidente que ha sido Fox – Dijo Ushio – El asesino es zurdo.

- No tiene por qué serlo.

- Si lo tiene. Por la posición en la que está clavado el cuchillo, el asesino es zurdo – Insistió el escritor Nose.

- No si se lo clavó estando de frente – Esperó unos segundos y siguió hablando - Castle, tu harás de asesino y yo de víctima – Cuando le vio asentir con la cabeza y aproximarse a ella, cogió un bolígrafo que había encima de la mesa y se acercó a él también. Le tendió el bolígrafo, Rick lo tomo y la abrazo.

- Si el asesino estaba por detrás, le hubiera clavado el cuchillo con la mano izquierda, pero si estaban de frente, el cuchillo se lo clavó desde la derecha – Castle imitó el gesto para que todos pudieran entender lo que su novia explicaba – El asesinato lo cometió una persona diestra.

- ¿Cómo? No digáis tonterías – Dijo Ushio.

- ¿Queréis hacerme el favor de mirar a vuestro alrededor y mirar a ver quién falta? – Les preguntó Kate, todavía agarrada por los brazos de su escritor – Si el asesino hizo eso quiere decir que tenía confianza con la víctima. La suficiente como para estar como estamos nosotros ahora – Dijo refiriéndose a Castle y a ella – Si os fijáis en las uñas de Kioko, encontraréis unas hebras de color rojo. Todas las pruebas indican a… - Pero se vio interrumpida por Ryan y Espósito.

- ¡Kawabe! – Exclamaron a la vez. Pero no estaba en el refugio.

- Mirad, hay un buen fajo de billetes en su mochila – Informó Richard – Y están manchados de sangre.

- Ella no sangraba tanto como para eso así que debe de ser de otra persona – Razonó la detective mientras pensaba.

- Puede que sean del estudiante que también fue asesinado – Opinó el señor Takanshi pero Kate lo negó.

- Es imposible. ¿Cómo entonces hubiera llegado la sangre del joven hasta ahí?

- Pues es reciente así que, ¿De quién es esa sangre? – Preguntó Castle dudoso – Um.. Oye Ryan, ¿Dónde se ha metido el señor Ushio?

- Ha desaparecido de repente, se me ocurre que quizá haya ido detrás de Kawabe para atraparlo – Les avisó Takanashi, quien le vio salir del refugio.

- El guarda del refugio tampoco está – Interrumpió Singo, retirando una cortina que daba a una sala contigua para ver si se encontraba allí.

- Quizá haya sido capturado como rehén por Kawabe. El guarda conoce la montaña y sabrá cuál es el camino más corto para salir. ¡Vamos! Tenemos que encontrarle – Y sin decir nada más, Castle, Beckett, Gates, Espósito y Ryan salieron en busca de los tres hombres por los senderos del bosque. La pareja tomaron un camino y los otros tres otro pues no sabían en qué dirección habían huido. Mientras corrían por los senderos hubo algo que les hizo pararse. Oyeron un ruido enorme y de pronto el suelo empezó a temblar.

- Una avalancha – Exclamó Castle mientras con una mano se agarraba a un árbol y con la otra sujetaba a su novia.

- ¡Socorro! Que alguien me ayude por favor – Decía Kawabe a pocos metros de distancia mientras se mantenía agarrado a un árbol que estaba en todo el medio de la avalancha.

- Tenemos que ayudarle – Miró fijamente a los ojos de Castle y este asintió, no sin antes decirla que tuviera cuidado. Ente los dos, consiguieron terminar de tumbar un árbol y Kawabe se subió a él, trepando por el tronco hasta llegar a la orilla donde se encontraría a salvo.

- Gracias – Fue lo único que se atrevió a decir. Sabía que lo habían descubierto.

La avalancha cesó y poco a poco el polvo creado por la tierra se posó en el suelo permitiendo ver.

- ¿Dónde está el señor Ushio y el guarda? – Le preguntó Castle una vez se hubo calmado.

- No... no lo sé. Cuando empezó la avalancha, el guarda del refugio me echó a un lado y desapareció.

Pusieron rumbo de vuelta al refugio donde se encontraron a Ryan, Espósito y Gates que al no encontrar a nadie regresaron y al resto de las personas que desde un principio se quedaron allí. Todos pensaban que Kawabe era Fox, excepto los detectives y el escritor quienes dudaban de ellos. Si, mató a Kioko, pero era diestro y el asesino en serie zurdo. No podía ser él.

Castle se fijó en la mochila que había a su lado. Era la de Kawabe. Por curiosidad la abrió, encontrándose con algo que lo sorprendió. Contenía un gran número de fajos de billetes y al igual que en la de Kioko, estaban manchados de sangre.

- Kate, mira esto – Dijo, pero sin darse cuenta llamó la atención de todos.

- Vaya, en su mochila también hay dinero ensangrentado.

Takanashi sincronizó la radio y el aparato empezó a sonar.

- Aunque la policía sigue investigando la posibilidad de una lucha de poder porque la víctima era el señor Tanagura, presidente del comité sindical, al parecer se trata de un caso claro de robo. Los sospechosos, un hombre y una mujer que asesinaron al señor Tanagura le amenazaron para que abriera la caja fuerte y desaparecieron con los cien millones de dólares.

Todos escucharon la retransmisión y empezaron a comprender lo ocurrido.

- Ah ya lo entiendo. Todos esos sospechosos son ustedes, la señorita Kioko y usted Kawabe – Explicó Singo Nose.

- Entonces la sangre de los billetes es del señor Tanagura. Por eso estabais tan asustados. Teníais miedo de que alguno del sindicato les estuviera persiguiendo – Empezó a razonar Beckett – Y usted mató a su cómplice Kioko para que no se fuera de la lengua.

- Tienes razón. Yo maté a Kioko porque pensé que usted me estaba persiguiendo – Confesó Kawabe.

- Claro, me parece lógico. Pensó que los del sindicato te habían avisado para que los persiguieras - Dijo Castle, mirando a Kate.

- Y de repente le entró el pánico y lo pagó con ella – Sentenció Takanashi. Kawabe asintió con la cabeza.

- Entonces, a quien intentabas matar era a mí – Todos miraron a la detective, quien lo dijo lo más tranquila.

- Quería librarme de ti porque pensé que pertenecías al sindicato. Pero Kioko me amenazó con contarle todo a la policía si lo hacía. Tuve que matarla porque estaba dispuesta a denunciarme.

-Fuiste tú – Se le oyó decir a Castle con rabia –¡Fuiste tú el que sostenía aquel cuchillo encima de ella! – Le agarró de la camiseta perdiendo el control pero Kate le frenó.

- Jamás huiría por la montaña. No tengo ni idea de porque asesinaron al estudiante ni nada sobre ese tal Fox. Mi historia no tiene nada que ver con eso – Continuó hablando Kawabe.

Castle iba a interrumpir de nuevo pero Beckett echó a correr hacía el Fax. Todos la siguieron menos Kawabe que estaba en el suelo atado de manos y pies.

- Dios no funciona - Quería utilizar el fax para llamar a la policía pero tampoco funcionaba. El fax utilizaba una línea diferente a la del teléfono y era muy extraño que el mismo rayo hubiera estropeado los dos. Se agachó debajo de la mesa pues sus sospechas habían aumentado y confirmo lo que estaba pensando. La línea de teléfono había sido cortada.

Cuando les avisó a los demás, perdieron la poca cordura que les quedaba. Alguien había cortado la línea de teléfono deliberadamente para que no tuvieran escapatoria.

- Esta bien, dividámonos. Unos que busquen al señor Ushio y que otros vayan a buscar a la policía – Decidió Beckett. Eran suficientes detectives como para llevar a cabo la situación, pero todavía no sabían quién era Fox y si lo revelaban puede que sus vidas estuvieran en peligro.

- Yo me quedaré aquí para vigilarle – Dijo Singo Nose pero Castle negó con la cabeza rápidamente.

- Ni hablar. Usted se viene conmigo.

- Pero que le pasa, ¿acaso sospecha de mí? Parece que los rayos de sol tras la tormenta le han afectado a la cabeza – Castle, ofendido se levantó para contestarle pero la detective dijo algo que le hizo frenar.

- ¡¿Rayos de sol?! Eso es – salió corriendo en busca de los cuadernos donde la gente que visitaba el refugio firmaban para confirmar su visita. Fue pasando hojas y a medida que el cuaderno se acababa, sonreía victoriosa – Giday visitaba con frecuencia este refugio. Por eso fue asesinado.

- ¿A qué viene eso? – Preguntó el escritor confundido, al igual que los demás.

- Alguien que viva en las montañas, debería de estar bronceado por los rayos del sol. Pero en cambio, el guarda del refugio no lo estaba. Giday fue asesinado porque conocía el aspecto real del guarda por lo que si llegaba al refugio y le veía, la identidad de Fox hubiera sido descubierta de inmediato. Por eso tuvo que matarlo, para encubrir su engaño. Seguramente ya estaba en el refugio cuando Giday llamó y al enterarse que venía le mató haciéndole caer por el precipicio y corrió hacia el refugio. Cortó las líneas telefónicas y esperó a que llegara su objetivo real suplantando la identidad del guarda – Terminó de explicar Beckett ente la atenta mirada de los presentes.

-Eso quiere decir que… - Iba a continuar hablando pero un tiro le interrumpió

- Eh, un disparo – Dijo Espósito.

- ¿Habrá sido Fox? – Preguntó Ryan, casi seguro de la respuesta. Kate no dudó un segundo más y echó a correr saliendo por la puesta del refugio en dirección al lugar de donde provenía el disparo. Al igual que la otra vez, Castle, Espósito, Ryan y Gates la siguieron.

Fox es un asesino profesional con lo que se asegurará de coger el camino más corto para huir. Por eso la detective se metió ente unos matorrales y tomó un atajo. Pero encontró algo en el suelo que llamó su atención. Una cartera. Se agachó para cogerla y rápidamente la reconoció. Era la cartera del señor Ushio. La abrió y esta vez vio con claridad a la niña de la foto. Comprendió todo enseguida y echo a correr más rápido para intentar llegar a tiempo. Desde donde estaba, oyó un objeto caer al suelo y al señor Ushio hablar así que desenfundó su arma.

- Estoy seguro de que nunca hubieras imaginado que tu propia víctima fuera a contraatacarte ¿Verdad? – La ira se estaba apoderando de Ushio mientras apuntaba a Fox. Desde donde se encontraba podía ver y oír todo. El asesino profesional estaba sentado en el suelo, apoyado en una roca mientras sangraba del pecho.

- ¿Qué quiere decir con eso? – Preguntó el falso guarda con voz entrecortada por el dolor.

- Está vengando la muerte de su hija. Usted acabó con la vida del presidente de una compañía prestamista y un autobús se vio envuelto en el incidente y ahí murió una niña – les interrumpió Beckett, pistola en mano y caminando lentamente hasta colocarse en una posición desde la cual podía defenderse.

- ¿Una niña?

- ¡No me digas que no te acuerdas! – Le gritó Ushio mientras seguía apuntándole con el arma – Era mi hija, mi única hija. Taylor. ¡Y tú la mataste!

- Pero como no tenía ni idea del aspecto que tenía ese tal Fox, no tuvo otra opción que conseguir que él mismo se acercara a usted voluntariamente y entonces fue a la comisaria y preparó lo del francotirador para que así aceptáramos protegerle – Finalizó su explicación la detective con toda seguridad de estar en lo cierto.

- Así es. Al principio pensé que era ese muchacho. El tal Kawabe. Pero para mi sorpresa, era el anciano que le empujó fácilmente y desapareció. Me di cuenta enseguida de que el asesino tan famoso era él – Explicó y cargó el arma dispuesto a acabar con la vida de Fox. Pero cuando iba a disparar, el asesino cogió el cuchillo y se lo lanzó con bastante agilidad dándole de lleno en el pecho. Ushio gimió de dolor pero sin pensárselo se lo sacó y lo tiró lejos de allí – El dolor que yo soporto no es nada comparado con lo que sufrió mi hija. Estás acabado Fox.

Los siguientes segundos pasaron muy rápido. Se oyó un disparo pero no fue de Ushio. Beckett había visto a sus compañeros rodear a los dos hombres y disparó hacía el cielo para distraerles y que Ryan y Espósito pudieran inmovilizar a Fox. El asesino intentó huir pero Espósito lo agarró del cuello de la camiseta y lo volcó contra el suelo. Le pusieron las esposas y le levantó del suelo. Ushio se arrodilló en el suelo derrotado y llorando mientras no para de repetir el nombre de su hija. Kate llamó su atención y le lanzó la cartera. El hombre la cogió y miró la foto de su hija. La detective se acercó a Castle y cuando pasó al lado de Ushio le dijo que estaba segura de que su hija se alegraría de que no le hubiera matado porque si no se convertiría en otro asesino más, igual al que la mató.

El verdadero guarda estaba escondido en una cueva cercana al refugio. La policía del lugar por fin llegó y arrestó tanto a Fox como a Kawabe que fue acusado de robo y homicidio. Al señor Ushio también se lo llevaron pero antes de montar en el coche patrulla se dirigió a Beckett.

- Gracias por todo – Ella le sonrió y se dio la vuelta para juntarse con el resto de sus compañeros. Estaba segura de que tardarían en olvidar aquella experiencia.

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por agecastbet el Vie Sep 20, 2013 6:27 am

Vaya qué bien mis sospechas se han confirmado, ese guarda no era muy de fiar, jajajajaja bueno la verdad es que no eran de fiár ninguno, pues hasta el mismo que parecía la víctima del asunto principal era más que sospechoso. La verdad es que ha estado muy interesánte hasta el final de la historia, con tantas alternativas como personajes casi.
Es una lástima que las cosas hayan sido tan cruentas para algunos de los personajes, pues si se descuidan un poco no queda nadie para contarlo, jajajajaja. Por otra parte muy intrigante por la cantidad de sospechosos que aparecían por momentos, y sobre todo muy bien enlazadas las tramas para mantener el máximo enterés e intriga.
Sigue pronto con la historia, pues hay que ver cómo rematas este relato, que me ha mantenido enganchada todo este tiempo.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por _Caskett_ el Lun Sep 23, 2013 3:09 am

Me encantaaaa continuaaaaaaaaaa

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por Verispu el Lun Sep 23, 2013 3:17 am

La vdd que este ultimo capi me ha echo bolas! Eh tenido k leerlo mas de dos veces para darme cuenta cuantos personajes son! Me asombra tu capacidad de relacionarlos y de inventar las situaciones adecuadas para incluirlos! Por otro lado como k has dejado fuera el asunto de Alexis no crees? ya no a interactuado con Beckett Me gustba esa complicidad entre mujeres sigue pronto que esto esta muy pero muy bueno!

Verispu
As del póker
As del póker

Mensajes : 437
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Edad : 38
Localización : Mexico, Oaxaca

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Oct 16, 2013 8:02 am

agecastbet escribió:Vaya qué bien mis sospechas se han confirmado, ese guarda no era muy de fiar, jajajajaja bueno la verdad es que no eran de fiár ninguno, pues hasta el mismo que parecía la víctima del asunto principal era más que sospechoso. La verdad es que ha estado muy interesánte hasta el final de la historia, con tantas alternativas como personajes casi.
Es una lástima que las cosas hayan sido tan cruentas para algunos de los personajes, pues si se descuidan un poco no queda nadie para contarlo, jajajajaja. Por otra parte muy intrigante por la cantidad de sospechosos que aparecían por momentos, y sobre todo muy bien enlazadas las tramas para mantener el máximo enterés e intriga.
Sigue pronto con la historia, pues hay que ver cómo rematas este relato, que me ha mantenido enganchada todo este tiempo.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
Me alegro de que haya gustado! La verdad, pensé que como es algo nuevo no iba a agradar mucho a la gente pero veo que me equivocaba;)
Eso era precisamente lo que trataba, que todos fueran sospechosos hasta el último momento y así dejar la intriga lo más posible.
Siento muchisimo haber tenido ese.... Paron por llamarlo de alguna manera, pero al iniciar el nuevo curso, estuve demasiado liada. Facepalm 
Espero que el siguiente capitulo te guste tambien y muchas gracias por leer y comentar!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Oct 16, 2013 8:02 am

_Caskett_ escribió:Me encantaaaa continuaaaaaaaaaa
Muchas gracias;) Ahora mismo subo la continuacion. Siento mucho este parón:facepalm:  pero no pude hacer otra cosa. Espero que te guste el capitulo nuevo!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Oct 16, 2013 8:06 am

Verispu escribió:La vdd que este ultimo capi me ha echo bolas! Eh tenido k leerlo mas de dos veces para darme cuenta cuantos personajes son! Me asombra tu capacidad de relacionarlos y de inventar las situaciones adecuadas para incluirlos! Por otro lado como k has dejado fuera el asunto de Alexis no crees? ya no a interactuado con Beckett Me gustba esa complicidad entre mujeres sigue pronto que esto esta muy pero muy bueno!
Vaya, no se si eres nueva comentando en mi fic pero si es así, me alegra saber que hay gente que se anima a leer mi historia;)
Lo cierto es que me costó bastante entrelazar todo el asunto y gracias a mi hermano (Que es muy imaginativo) he conseguido sacar la historia adelante.
Respecto a lo de Alexis, yo también lo creo. Pero después de lo del padre de Beckett quería que las cosas se relajaran un poco. Que hubiera más "momentos felices" por llamarlo de algún modo. Pero prometo que seguiré con eso. Ya tengo pensado lo que ocurrirá pero todavia he de ajustar unas últimas cosas para ponerme a escribir el asunto.
Ahora mismo subo el siguiente, espero que te guste y, muchas gracias por leer y comentar!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por RcKb el Miér Oct 16, 2013 8:09 am

Un MES Eink? Un mes de parón... Pff de veras que lo siento Facepalm  pero con esto de empezar curso nuevo... y encima 3º de la ESO que las cosas se complican más... he de admitir que dejé de lado un poco el fic. Pero pensé que habían pasado dos semanas y no un mes. Siento de veras no haber subido nada antes pero el tiempo no me lo permitió.

Ahora, deciros a los que comentais que muchas gracias por vuestro apoyo. Por seguir el fic y darme vuestra opinion. Cualquier cosa será aceptada, tanto críticas positivas como negativas porque, nadie es perfecto;)
Y sin más, os dejo el capitulo, espero que os guste porque después de este vendrán baches.






56

Kate intentaba despertar de cualquier forma a Castle. Estaba tan sumido en su sueño o más bien pesadilla que la resultaba imposible. Probó a llamarle, a sacudirle, a gritar su nombre pero nada. Seguía sin despertar. Y cada minuto que pasaba se preocupaba más. Desde que se había despertado ella, le había estado observando. Cada vez estaba más pálido y un sudor frío le recorría el cuerpo. Pero en el momento en el que empezó a decir su nombre entre sollozos decidió que era hora de despertarle. Bajó a la cocina a por un vaso de agua y sin pensárselo dos veces se le tiró. No quería despertarlo así pero no le quedaba otra. Ni siquiera había respondido a sus besos. El escritor se levantó de golpe mientras intentaba calmar su respiración. Miró hacia los lados alterado y cuando la vio, se recostó en el cabecero de la cama, cerrando los ojos.

- Ha sido una pesadilla, tranquilo, estas bien – Le dijo a su novio ente susurros.

- No era yo el que me preocupaba, sino tú – Confesó.

- Mírame, estoy bien – Intentaba que su escritor abriera los ojos para que se tranquilizara. Todavía estaba muy alterado.

- Cada vez que cierro los ojos veo aquella imagen y… - Las manos le empezaron a temblar. La detective no sabía a qué se refería y él, al ver que no entendía la explicó – Cuando hicimos aquella horrible travesía y vi al hombre sostener el cuchillo sobre ti – Miraba a un punto fijo de la sala, con los ojos en blanco.

Kate le miró con amor. Habían pasado más de dos semanas y todavía se acordaba. Estaba así de mal por ella y eso que solo fue una pesadilla. Le cogió la cara con las manos y le besó. Le besó con dulzura, con cariño pero sobre todo, con amor. Él, al notar sus labios contra los suyos sonrió y correspondió al beso. Cuando se separaron, la detective se recostó sobre él mientras le hacía pequeños círculos sobre el pecho. Castle la rodeó con un brazo para sostenerla junto a él y poder sentir su calor. Se logró tranquilizar y todo gracias a ella. Llevaba unos días que no podía conciliar el sueño. Solo con imaginarse que no hubiera estado despierto y que Kate hubiera muerto, se le caía el alma. Jamás se lo hubiera podido perdonar. Pero por suerte, estuvo atento y la salvó.

Por su parte, Beckett pensaba en la suerte que tuvo. Ella estaba dormida como un tronco mientras que su novio se mantuvo la noche en vela, salvándola de nuevo. Desde que el hombre apareció por la comisaria estaba más tranquila. A su lado se sentía protegida. Aunque dudaba que algún día se lo confesara. De momento sería su secreto.

Pero por alguna extraña razón, el escritor estaba algo desanimado y ella enseguida cayó en la cuenta. Era su cumpleaños. Y ni le había siquiera felicitado. Aunque era parte de su plan, se sentía fatal por no hacerlo. Le llego un mensaje al móvil y no tardó en verle. Imagino que sería de ellos y, así fue.

“Todo listo. Suerte tuvo tu escritor, su cumpleaños cae en domingo y no tenéis que ir a trabajar. Por cierto, la capitana se ha unido a la fiesta. Por lo que me han dicho no sabe lo vuestro así que ándate con cuidado. Tienes dos horas para pasarlas con él a solas. Imagino que en estos momentos estarás sintiéndote fatal por no haberle felicitado y lo he hablado con los demás. No tienen ningún problema en que lo hagas. Dentro de lo que cabe será tu futuro marido ¿No? No lleguéis tarde que si no la sorpresa no será la misma.
Con cariño, Aarón”

Al leerlo una sonrisa se reflejó en su cara llamando la atención de Castle. Se acercó con la intención de leerlo, pero ella ya estaba respondiendo así que se volvió a tumbar en la cama. Se sentía decepcionado. Ni su madre ni su novia ni su propia hija se habían acordado de felicitarle. Ni una llamada de comisaría, ni un mensaje. Nada. Suspiró provocando que Kate se diera más prisa en responder. Cuando comprobó que el mensaje estaba enviado, se recostó de nuevo sobre su novio.

- Rick… - Le dijo levantando la cabeza para mirarle.

- ¿Si? – Contestó él, agachando la suya para encontrarse con esos ojos verdes que tanto adoraba.

- Felicidades – Sentenció ella. No dijo nada más pero una sonrisa llena de alegría en la cara de su novio hizo que ella sonriera también. Sin poder aguantar más, se besaron dulcemente. Ella se volvió a recostar en él cuando se separaron y Castle no pudo hacer más que abrazarla con cariño y dulzura. Después de todo, no se la había olvidado.

Pasaron así una media hora, en silencio. Disfrutando de la compañía del otro. Pero aunque él no lo supiera, el tiempo apremiaba. Kate se levantó a desgana y Rick la tomó ligeramente de la muñeca.

- Oye cariño, ¿A dónde vas? – Al oír aquel apelativo sonrió como una tonta. No solía llamarla cosas así. Pero cada vez que lo hacía se derretía por dentro.

- Iba a hacerte un desayuno especial de cumpleaños pero si sigues llamándome eso creo que no podré hacerlo – Se acercó a él y lo beso.

- Vaya, si voy a recibir esto cada vez que te llame así, creo que empezaré a hacerlo más a menudo – Dijo cuándo se separaron – Pero quiero ayudarte a preparar ese desayuno tan genial que me tienes preparado así que… - Iba con intenciones de levantarse pero ella le frenó.

- Ah no. Hoy el desayuno es cosa mía. Y mientras lo hago tu esperarás aquí ¿Entendido? – Le miró fijamente. Sonrió y asintió con la cabeza, llevándose como recompensa otro beso y cuando la vio desaparecer por la puerta suspiro.

- Esta mujer va a volverme loco – Se enterró entre las sábanas pero de pronto se acordó del mensaje que recibió su novia. ¿Le recibía ella y no él, el día de su cumpleaños? Le extrañó aquello. Supo que algo tramaba e intentaría sacárselo cuando volviera.

Media hora después, la detective aparecía por la puerta con una bandeja. Se la colocó encima a su novio y se tumbó en la cama a su lado para disfrutar del desayuno juntos. Pero aquel detalle del mensaje seguía rondando su cabeza y no pudo evitar preguntarla.

- ¿Te puedo hacer una pregunta? – La dijo mientras se metía un cacho de bacon en la boca.

- Um… Dime – Respondió ella, acurrucándose más a él.

- El mensaje que recibiste… ¿De quién era? – La detective sonrió al escucharle. Sabía que se moría de ganas por preguntarla eso.

- ¿Y por qué tendría que decirlo? – Decidió picarle un poco.

- Jo, pues porque es mi cumpleaños – Contestó él poniendo morritos, como si fuese un crío pequeño. Aquella faceta de él la encantaba. Como podía pasar de ser el hombre más serio, al chico más infantil.

- Esta bien, pero solo porque es tu cumpleaños – Castle sonrió victorioso – Era mi hermano. Quedé que iría a casa a dormir pero que había quedado contigo así que, no me esperara despierto. Pero cuando me acordé que hoy era tu cumpleaños decidí quedarme a dormir aquí y cuando mi hermano se levantó esta mañana y no me vio se asustó.

- Buen intento – La dijo, quedándola a cuadros. Dio un sorbo a su café y la miró – Sé que es mentira.

- ¿Has mirado mi móvil? – Dijo enfurecida.

- ¡No! – Respondió el algo nervioso, no esperaba ese cambio de actitud – Es solo que sé cuándo mientes.

- Más te vale.

- Aunque, si te has puesto tan a la defensiva… quiere decir que en el mensaje hay algo que no quieres que vea – Siempre tiene que quedar por encima, como el aceite, pensó ella.

- Míralo si quieres – Se limitó a decir. El hombre sonrió y estiró el brazo para llegar a coger le móvil, que descansaba sobre la mesilla. Pero su sorpresa llegó al meter la contraseña. Era incorrecta. Volvió a ponerla, pensando que se había equivocado con alguna letra, pero no. Ella le miraba de reojo – Cambie la contraseña esta misma mañana. Sabía que intentarías mirar el mensaje – Esperó unos segundo a que el escritor respondiera pero, como no lo hizo, se levantó de la cama – Voy a ducharme, aunque no me apetece hacerlo sola… - Se metió en el baño y esperó. Estaba segura que en poco el escritor entraría por la puerta.

Por su parte, Rick pensó que hacer. Tenía el móvil en su mano. Sabía que sería capaz de sacar la contraseña en un rato pero allí estaba su musa, en el baño, invitándole a estar con ella. Dejó el móvil en la mesilla y entró en el baño. Total, era su cumpleaños. Seguro que lo que tramaba era algo bueno. Al verle entrar, la detective sonrió. Volvía a salirse con la suya.

Una hora después y tras lograr convencer a Castle de salir de casa, ambos caminaban por las calles de Nueva York, solo que él iba con los ojos vendados.

- Esto no me hace ni pizca de gracia. Que lo sepas detective – Dijo harto de tener esa tela en los ojos.

- Calla gruñón, que ya queda poco. Ahora hay unas escaleras así que ten cuidado.

- Vaya – Dijo cuando terminaron de bajarlas - ¿Qué hacemos en la guarida?

- ¿Co-como…? – Dijo confusa.

- ¿Qué cómo lo sé? Kate, es mi bar. Hay trece escaleras para bajar, luego un pequeño escalón y la puerta – La mujer no sabía que decir así que se limitó a seguir guiándole, solo que esta vez le agarró de la mano. Cuando abrió la puerta, le mandó dar tres pasos al frente y se quedaron quietos un momento. Todos, empezando por la familia del escritor, pasando por la de Kate y terminando con la comisaría estaban allí. Sabía que Gates también estaba pero hoy era el cumpleaños de su novio y nada lo iba a estropear. Además se imaginaba que su capitana sospechaba algo y más después de cómo se comportó Castle con Kawabe cuando supo que fue él, quien estuvo a punto de matarla.

Por su parte, Victoria no se sorprendió lo más mínimo. Lo que hicieran sus detectives en sus vidas privadas no era asunto suyo. Es más, se alegraba por ella. Sabía que Castle era un buen hombre. Y notaba un gran cambio en su mejor detective. Un cambio feliz.

Habían quedado todos en la guarida. Absolutamente todos. Kate se encargaría de bajar a Castle al despacho y le mandaría esperar allí mientras ella se reunía con los demás arriba y se marchaban para seguir con la siguiente parte del plan. Y así hicieron. Después de coger el pequeño altavoz que había en la barra del bar, volvió a entrelazar sus manos y le guio escaleras abajo. Cuando llegaron al despacho, se soltó de la mano y le mandó esperar un minuto. Anduvo un poco por la sala simulando que estaba haciendo algo y depositó el altavoz en la mesa, tapándole con unos libros. Se quitó los tacones para hacer menos ruido y volvió por donde había venido, dejando a Rick algo confuso en la sala. Pocos segundos después apareció en la parte de arriba del bar y sonrió a sus amigos. Había salido bien. Su hermano la tendió otros zapatos, se los puso y cogió el pequeño micrófono con el que le daría las instrucciones. Poco a poco y sin hacer ruido salieron del local y cuando estaban en la calle, la detective empezó a hablar por el micrófono.

- Rick, ya puedes quitarte la venda – Y cuando cortó la comunicación, se guardó el micrófono en el bolsillo y se dispersaron cada uno por un sitio. Tenían muchas cosas que colocar para que todo saliera genial y, a juzgar por la capacidad intelectual del escritor, no tendrían mucho tiempo.

Castle abrió los ojos y tardó varios segundos en acostumbrarse a la luz. Su novia debió apagar la luz y como él llevaba la venda no se dio cuenta. No tardó mucho en encontrar el interruptor y cuando le dio, se sorprendió. Kate no estaba. Buscó sobre la mesa alguna pista, algo que ella hubiera dejado. Pero no había nada. Intentó salir por la puerta pero la había cerrado. Metió las manos en sus bolsillos y sacó las llaves que tenía. Buscó la que correspondía a esa puerta pero cuando fue a meter la llave en la cerradura se paró. Si se habían molestado en hacer esto, el día de su cumpleaños, sería por algo. Así que guardó las llaves y empezó a buscar en la salan algo con lo que poder empezar su aventura.

****

- El sujeto sigue sin salir del bar – Dijo Aarón mediante un Walkie-Talkie para comunicarse con el resto.

- El loft está listo – Informó Martha y pocos segundos después se oyó a Alexis corregirla y decir “Casi listo”. Los demás avisaron de que lo habían recibido pero que sus lugares todavía estaban sin preparar.

Por otro lado, Rick se estaba volviendo loco. Había buscado y buscado por todos lados, poniendo patas arriba el despacho, pero nada. No había encontrado nada. Se pasó las manos por el pelo con frustración y se sentó en una silla. Sin darse cuenta, empezó a recordar todos y cada uno de los momentos que había pasado en aquella habitación. Y fue entonces cuando cayó en la cuenta. Cuando volvió a este bar, después de estar un tiempo sin visitarle mientras investigaban un caso, recordó que Kate y él bajaron por las escaleras hacia el despacho y que al mover un gran armario, encontraron un pasadizo secreto. Sonrió al pensarlo. Le conocía demasiado bien. Empezó a mover el armario pero pesaba demasiado para él solo. Diez minutos después, consiguió apartarlo del todo y se apuntó para sí mismo que colocaría una puerta la próxima vez. Cogió una linterna que había en la mesa y se metió por el pasadizo oscuro. Pocos metros más adelante encontró la habitación donde estuvieron en su día las botellas rojas y encontró una nota.

“Enhorabuena Indiana Jones, has encontrado la primera pista. Pero todavía te queda un largo camino.
Oh, te aconsejaría revisar tus bolsillos, puede que por arte de magia tu móvil haya desaparecido “

Como acto reflejo, Castle palpó sus bolsillos. Efectivamente, no tenía su móvil. Pero hubo cuatro palabras en la nota que le encendieron la bombilla. “Por arte de magia” Estaba seguro que aquello era la pista pero todavía tenía que descifrarla. Y lo más importante, encontrar la llave para salir de ahí. Se sentó en la silla con la nota en la mano y la leyó. La leyó, y la leyó y volvió a leerla, pero nada. No lograba averiguar dónde estaba la llave. Levantó la vista del papel para observar la habitación donde se encontraba. Y hubo algo que llamó su atención. Había un rollo de papel higiénico en una estantería, junto a un viejo desatascador. Cuando compró el bar se encargó de renovar el lugar y de personalizarle a su gusto y esos dos objetos no le sonaban de nada. Pero enseguida cayó en la cuenta. El día que descubrieron el pasadizo, iba a hacer una antorcha con un desatascador y con un rollo de papel y Beckett le frenó llamándole Indiana Jones. Sonrió victorioso, se levantó ilusionado y tomó ambos objetos. Debajo del rollo estaba la llave. Se guardó la nota en el bolsillo y se dirigió a la puerta para meter la llave en la cerradura y salir al exterior para embancarse en la nueva aventura que le esperaba.

Cuando los rayos de sol se reflejaron en él, cerró los ojos con fuerza. Llevaba un rato en el bar y al salir se vio sorprendido por la luz. Cuando se acostumbró, se colocó bien la gabardina que llevaba puesta y dio varios pasos. Pero se paró enseguida. ¿A dónde iba a ir? No tenía la remota idea de donde tenía que ir. Y tenía que descifrar la otra parte de la pista.

Sacó el papel de su bolsillo, lo desdobló y volvió a leerlo. Estaba seguro que el truco estaba en esas cuatro palabras pero seguía sin dar con la solución. Hasta que recordó el caso donde gracias a un gran truco de magia un hombre había fingido su muerte. En ese caso, Beckett le quitó el móvil y Castle ni se enteró hasta que ella se lo dijo. Ahí estaba la conexión. Comenzó a andar otra vez, pero se volvió a parar. Había descubierto la pista pero… ¿Dónde debía ir?

Pocos minutos después, un hombre que vigilaba al escritor desde la distancia tomó el Walkie-Talkie y avisó al resto de los componentes del grupo que el sujeto había descifrado correctamente la pista y que se dirigía al lugar. Entonces, Ryan y Espósito decidieron montarse en el coche para dirigirse a donde, en pocos minutos, se reunirían con otros. Al recibir la confirmación de los dos detectives, Aarón se colocó el gorro y las gafas de sol, y desde la acera paralela siguió al escritor.

Media hora más tarde, Rick llegaba al parque que visitaron durante el caso cuando buscaban a un mago. Beckett también le había quitado las llaves del coche y tuvo que ir hasta allí andando. Se prometió a si mismo vengarse de aquello más tarde pero ahora prefería seguir con la aventura. Se estaba divirtiendo.

Dio un paseo por el lugar, disfrutando del aire limpio del parque pero se paró enfrente de unos columpios. Sus columpios. Sonrió al verlos y siguió caminando. Aarón informó de lo ocurrido a su hermana mediante un mensaje con el móvil, aprovechando la ocasión para picarla y ella le respondió de mala gana, avisándole de que si perdía de vista a Castle, las pagaría muy caras.

Por su parte, el escritor dio varias vueltas sin encontrar nada. Y cuando iba a sacar la nota para volver a leerla, pensado que había ido al lugar erróneo divisó a lo lejos un conjunto de árboles y se acordó del caso en el que dos hombres luchaban en un duelo por una mujer. No perdía nada en acercarse a echar un vistazo y así hizo, encontrándose para su sorpresa un trozo de papel entre el tronco de uno de los árboles. Lo abrió y sonrió al leerlo. Hizo bien en acercarse pues en ese mismo instante, tenía entre sus manos la próxima pista.

Una hora más tarde y después de recorrerse medio Manhattan andando, encontró la última pista. La cual, le llevaba a la guarida de nuevo. Pero había disfrutado muchísimo de su regalo de cumpleaños. A pesar de haber pasado esa hora solo, había recordado un montón de momentos pasados junto a todos. Empezando por Alexis y Martha y terminando con Kate, pasando por los detectives de la doce.

Según bajaba por las escaleras para entrar a la guarida, recordó todos los sitios a los que, mediante las pistas, le mandaron ir. Primero le encerraron en su despacho del bar, después le llevaron al parque, luego a su loft, al apartamento de Beckett, a la comisaría, a la biblioteca donde Kate le esposó por primera vez, a sus columpios… le hicieron dar miles de vueltas para llegar al lugar donde había empezado todo. Pero lo había pasado bien.

Solo que el escritor pensaba que hasta ahí había llegado su sorpresa y estaba muy equivocado.

En cuanto abrió la puerta del bar, se encontró a todos sus amigos, vestidos con sus mejores galas y brindando en nombre de Rick, mientras gritaban al son : ¡Felicidades!

Castle, no pudo evitar que la emoción se le notase a kilómetros de distancia y se acercó al grupo de personas con una sonrisa en la cara. Su hija se acercó corriendo a abrazarle y le felicitó. Él la estrechó con sus brazos y la agitó con emoción. Se habían molestado en hacer un enorme juego lleno de pistas y trucos, para que pasara el día lo más contento posible y que aquel cumpleaños fuera inolvidable. Y lo habían conseguido.

La siguiente en acercarse a él fue su madre. Se abrazaron y, al igual que la otra mujer, le felicitó. El escritor la dio un beso en la frente como muestra de cariño.

Poco a poco, todos se acercaron a felicitarle y darle la enhorabuena por lograr descifrar todas las pistas. No eran fáciles pero él las había conseguido entender muy rápido. La detective se quedó sentada en un taburete de la barra mientras veía a su novio sonreír. También observó cómo buscaba a alguien y cuando la encontró se aproximó a ella.

- ¿Es que usted no piensa felicitarme Detective? – La preguntó, ofreciéndola una mano para levantarse.

- ¿Es que acaso no lo he hecho ya? – Le respondió. Se acercó a él y le besó. Colocó sus manos detrás de su cuello y Castle las colocó en su cintura. Cuando se separaron, entrelazaron sus manos y se acercaron al resto del grupo, que charlaba animadamente. Poco minutos más tarde, Alexis subió del despacho los regalos para el escritor. Este después de abrirles, les agradeció a todos y cada uno de los presentes el haber organizado todo eso y hacerle disfrutar de su cumpleaños como nunca antes lo había hecho.

Pasaron el día todos juntos. Comieron en un restaurante cercano al bar y disfrutaron del tiempo juntos. Después se fueron al karaoke a seguir disfrutando de la tarde y, por último, volvieron al bar para divertirse las pocas horas que quedaban de día.

Una vez allí, volvieron a brindar en nombre de Castle. A pesar de ser el cumpleaños del escritor, quien más disfrutó de aquella bebida fue Aarón. Era la primera vez en meses que tomaba alcohol. Hacía unos días había visitado al amigo de su médico y le había informado de que ya podía llevar a cabo una vida normal. Sin preocuparse de la herida pues lo único que quedará de ella serán las cicatrices.

Como venía siendo costumbre desde que estuvieron en España, Kate subió al escenario y empezó a cantar, acompañada del resto de mujeres. La parte masculina del grupo observaba como cantaban. Aarón, al ver que su hermana estaba entretenida y que no se fijaría en él, se acercó al escritor y llamó su atención. Castle, al oír como le llamaban se giró y quedó enfrente del hombre.

- Quiero enseñarte algo. Mi hermana me ha amenazado con hacerme dios sabe que cosas si te lo contaba, pero me arriesgaré – Le giñó un ojo y le tendió su móvil. Cuando leyó los dos mensajes, volvió a sonreír. Aquel fue de verdad el mejor regalo del día.

“Todo listo. Suerte tuvo tu escritor, su cumpleaños cae en domingo y no tenéis que ir a trabajar. Por cierto, la capitana se ha unido a la fiesta. Por lo que me han dicho no sabe lo vuestro así que ándate con cuidado. Tienes dos horas para pasarlas con él a solas. Imagino que en estos momentos estarás sintiéndote fatal por no haberle felicitado y lo he hablado con los demás. No tienen ningún problema en que lo hagas. Dentro de lo que cabe será tu futuro marido ¿No? No lleguéis tarde que si no la sorpresa no será la misma.
Con cariño, Aarón”

“Recibido. Y suerte tuviste tú también porque si no hubiera caído en domingo te hubiera tocado preparar todo a ti solito. Respecto a Gates, ya veré lo que hago. Y como le enseñes este mensaje a Castle morirás pero, no tendría ningún inconveniente en pasar a ser Katherine Castle. ”

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por agecastbet el Miér Oct 16, 2013 8:55 am

Qué bien has vuelto!!!!, jajajajajaja ya era hora, no sabes como te he echado de menos, espero que el curso haya empezado bien y lo lleves así todo lo que queda de él. Me parece muy bien que te hayas dedicado primero a llevar adelante las obligaciones, jajajajaja eso dice mucho de ti como chica responsable, que eres.
Buniiiiiiiiiiisimo el capítulo, muy entretenido y muy movido para el escritor, que algo se temía pero no lo que le habían preparado, pues ha sido muy acorde con sus gustos, al estilo ginkana como los críos, jajajajaja pero de seguro y tal como es su carácter seguro que lo ha agradecido, pues el esfuerzo de sus amigos ha sido notable, incluso la capitana estaba en el ajo, jajajajajaja
Bonito detalle el beso que se dan a modo de felicitación delante de todos, Kate ya lo tiene más que claro, sabe que ha elegido y además ha elegido bien, por lo que no la va a importar que todo el mundo se entere de su romance.
Claro que lo que más me ha gustado, igual que al escritor a sido leer los mensajes, en ellos comprueba que Kate está totalmente entregada a él, ha sido consciente en todo momento que la Capitana si no estaba enterada de su idilio, se iba a enterara cuando se besaran delante de ella, y estar dispuesta a ser la Señora de Richard Castle es lo que más ilusión le puede hacer a él, menudo regalazo le ha hecho el cuñadito, jajajajajajaja otro que está más que contento con la elección de pareja por parte de su hermana.
Puesto que ya lo has anunciado, ya me estoy encogiendo, en espera de los nuevos acontecimientos y por lo que parece la cosa se va a volver a torcer, pues nada a esperar y aguantar después el chaparrón, pero te pido que no seas demasiado mala con ellos, si total es mejor que vivan felices, jajajajajajaja
Sigue pronto que me tienes, intranquila con el anuncio de las dificultades que van a asomar, y espero que no sean muy complicadas, pero entiendo que tienen que aparecer los culpables del apuñalamiento de Aarón, y de su viaje a España y esos no se pueden quedar sin castigo.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por erikal el Miér Oct 16, 2013 9:03 am

Menuda sorpresa me he llevado cuando he visto un nuevo capitulo, me has gustado mucho, a ver como se las apaña Rick para pedirle matrimonio. gracias y espero que sigas prontito.Happy Clap Happy Clap Happy Clap 

erikal
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 21/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por _Caskett_ el Dom Oct 20, 2013 11:15 am

muyyyyy buenoooooo, me a encantado el capi. Continuaaaaaa

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Por qué tenia que pasar? Cap. 57 (26 Oct)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:20 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 21 de 22. Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.