(+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Página 2 de 32. Precedente  1, 2, 3 ... 17 ... 32  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por choleck el Dom Dic 30, 2012 1:28 pm

se como escribes y quiero seguir leyendo Hysterical este va a ser mortal de necesidad

choleck
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1967
Fecha de inscripción : 07/06/2012
Localización : en la parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por maria_cs el Dom Dic 30, 2012 4:15 pm

Capítulo 2

Durante largos segundos olvidé por completo la razón por la que estaba en esa fiesta, el motivo por el que lo buscaba. No era por su indudable atractivo, ni tampoco por la admiración que sentía por él; era algo más, algo inquietante… que me hizo estar alerta, pero no como cuando tenía a un asesino frente a mí, no, esto era distinto, era… excitante. Richard Castle me observaba en silencio, fijamente, traspasándome con la mirada, con unos ojos azules que me ponían nerviosa, en el buen y mejor sentido de la palabra. Al final ladeó la cabeza, dijo algo que no oí y enseguida tuvo en sus manos unas copas de champán.

-¿Quiere una copa? –me preguntó, con una voz excesivamente tranquilizadora y que sin embargo me ponía aún más nerviosa. Al final desperté de ese estado de seminconsciencia en el que me había metido y negué con la cabeza, tartamudeando, hasta que me di cuenta de lo idiota que estaba siendo.
-No, gracias –dije con frialdad, comprobando con alivio que mi voz volvía a ser la de siempre. Él no dijo nada, se limitó a dejarla en la barra y siguió mirándome, esperando a que me decidiera a hablar.
-¿Y bien? ¿Me buscaba por algún motivo?, señorita…
-Inspectora, inspectora Kate Beckett –le corregí, recalcando el inspectora con énfasis.
-Bien, inspectora Beckett, ¿en qué puedo ayudarla?
-Tiene… -me costaba encontrar las palabras y no entendía por qué. Había hecho mil veces, buscar a un sospechoso, decirle que tiene que acompañarme e interrogarle en comisaría. Era fácil, ¿por qué con ese hombre no podía actuar del mismo modo? Yo estaba tan… nerviosa y él… se mostraba tan tranquilo, como si mi presencia no le incomodara aun sabiendo que soy inspectora. Lo intenté de nuevo—.Tiene que acompañarme a comisaría, debo hacerle unas preguntas.

Lo miré mucho más tranquila, quizás esperando que mis palabras le preocuparan y viese algún rastro de inquietud en su rostro; pero por supuesto no fue así. Me observó, levemente sorprendido pero asintió, dejó la copa de champán junto a que yo había rechazado y se acercó a las mujeres que estaban junto a nosotros.

-Madre –habló a la de mayor edad, pelirroja y con unos ojos azules como los suyos -.Debo acompañar a la inspectora Beckett a comisaría. ¿Te importaría disculparme con los invitados?

No parecía asustado, ni siquiera un poco preocupado, era como si le hubiera invitado a cenar. Su madre sin embargo no se mostró tan tranquila, al contrario me miró horrorizada, mirando después a su hijo, sin entender nada.

-¿A comisaría?, dios Richard, ¿qué ha ocurrido?
-No te preocupes madre, no creo que tarde en volver, debe de ser un malentendido, ni siquiera llamaré al abogado, no quiero despertarlo a estas horas.
-Pero Richard…
-Disfrutad de la fiesta, te llamaré cuando esto se solucione. Gina – le hizo un gesto a la rubia y sonrió afablemente a su madre; se volvió y me miró, aún con la amable sonrisa en el rostro- ¿Va a esposarme? –preguntó.
-No… no será necesario.

Salimos del local en silencio, Esposito nos esperaba allí. Me sonrió alegremente y yo le devolví la sonrisa. Entonces reparé en Richard Castle, ya no parecía tranquilo, al contrario, sus facciones se habían endurecido, parecía… ¿enfadado?

-Señor Castle éste es el detective Esposito, vamos a llevarle a comisaría –el asintió sin decir ni una palabra.

En comisaría le dije a un agente que lo llevase a la sala de interrogatorios y que le leyera sus derechos, necesitaba ganar tiempo para mirar por encima su expediente. Al leerlo comprobé sorprendida que no había nada, ni siquiera una multa de tráfico.

-Esposito… échale un vistazo a esto mientras que yo lo interrogo. A ver si puedes descubrir si hay algo más aparte de lo que viene en el informe, alguna pelea de adolescente o algo así.
-Me pongo con ello ahora mismo.

Me dirigí a la sala de interrogatorios pero decidí pasarme primero por la habitación continua, quería observarlo, nunca me había sentido tan perdida a la hora de enfrentarme a un interrogatorio. Desde allí pude ver como se mostraba tranquilo de nuevo; estaba sentado, con una mano apoyada en la mesa. Ni el menor rastro de inquietud. Suspirando decidí no perder más el tiempo y comenzar, pero antes de salir de la sala me di cuenta de que algo había cambiado en él. Miraba fijamente el cristal, como si supiera que yo estaba allí. Notaba en su mirada algo especial, algo que me confundía, pero no sabía que era; sentí como una gota de sudor corría por mi frente, me la limpié; me di cuenta de que mi respiración estaba acelerada, la mirada de aquel hombre tenía algo que me hacía sentir así, era como una especie de droga. Él seguía mirando, clavando sus ojos en los míos, o eso haría si pudiera ver algo más que su propio reflejo. No pude más y aparté la mirada, aturdida. Entonces volví a mirarlo y comprobé que volvía a sonreír, de una forma muy sutil. Sentí como se me erizaba el pelo, aquello no era normal.

-¿Beckett? –Ryan entró en la sala, sobresaltándome -.¿Estás bien?
-Sí… perdona, ¿qué ocurre? –me miró extrañado y señaló el cristal.
-Lleva un buen rato ahí esperando, ¿no vas a interrogarle?

Sacudí la cabeza; como si despertara de golpe y asentí. Daba igual que ese hombre tuviera algo… especial, era un sospechoso y yo era Kate Beckett y en mis interrogatorios yo llevaba el mando.

Entré en la sala con paso firme y cerré la puerta con fuerza, quizás más de la necesaria, pero él ni se inmutó. Me senté enfrente de él, mirándolo a los ojos.

-¿Le han leído sus derecho, señor Castle?
-Sí. Sin embargo aún nadie me ha explicado por qué estoy aquí. Esperaba que usted lo hiciera, inspectora.
-¿Reconoce a esta mujer? –le enseñé la foto de la víctima. Él la observó durante unos segundos y negó.
-No la conozco.
-¿Está seguro?, es guapa, joven… quizás…
-¿Quizás qué? –me interrumpió, con cierta brusquedad. –Le he dicho que no la conozco, no sé quién es esa mujer.
-¿Le suena esto? –le enseñé otra foto, esta vez del escenario del crimen. Me miró, parecía furioso.
-¿Así apareció la chica? –preguntó, intentando controlar la furia de su voz. Vaya… ¿dónde está el hombre tranquilo e impasible?, me pregunté.
-Sí, supongo que sabe que el asesino se ha basado en sus…
-Lo sé perfectamente –me interrumpió -.¿Cree que he matado a esa chica?
-Mi opinión no importa –repliqué -.Pero coincidirá conmigo que las dudas son razonables.
-No la conocía y no la he matado.
-Parece… enfadado, señor Castle –me miró fijamente, con una mirada fría como el hielo, intimidatoria; cuando habló su voz había cambiado, si no fuera una policía experimentada me habría asustado.
-Han usado mis libros para matar a alguien, tiene mucha razón inspectora, estoy enfadado.

Por alguna razón sentía que no era la victima lo que le importaba… era cómo si lo que realmente le enfurecía era que alguien se hubiera atrevido a tomar su libro como inspiración para cometer un asesinato, cómo si le molestara haber perdido el control de su propia obra.

-La forense ha determinado la hora de la muerte en las 16 PM de hoy. ¿Dónde estaba usted a esa hora?
-Estaba en casa. Y ya le he dicho que yo no la maté –dijo fríamente.
-¿Tiene coartada? –ignoré su último comentario.
-Mi asistenta estuvo en la casa toda la tarde, pregúntele a ella. Si no tiene nada más… -se levantó.
-Aún no he terminado –contesté. Él me observó durante unos segundos, enfrenté mi mirada a la suya, sintiendo como de nuevo el corazón se me aceleraba. Me sorprendió muchísimo cuando cambió su expresión, volviendo a sonreír, pero no de forma tranquilizadora, sino… no podría describir como me miraba.
-Disculpe, inspectora. Usted dirá –se sentó de nuevo. No le contesté, me quedé callada, intentando controlar mi respiración. Entonces noté como su sonrisa pasaba a ser una mueca arrogante, burlona y fruncí el ceño. Ya no estaba nerviosa, ahora estaba enfadada; había perdido el control del interrogatorio y eso no volvería a pasar.

-Hablaremos con su asistenta. Si usted no mató a la chica tuvo que hacerlo algún fan, alguien que conocía muy bien su libro…
-¿Alguien cómo usted? –me interrumpió, desconcertándome de nuevo. Se rio. –No se avergüence inspectora, me agrada saber que tengo en usted una admiradora, es un placer saber que una mujer tan bella es seguidora de mi obra.
¿Acababa de lanzarme un piropo? ¿Se daba cuenta ese hombre de qué yo era policía y de qué lo estaba interrogando? Lo miré furiosa, respiré hondo, calmándome.
-No diga estupideces. Como le decía el asesino conoce su obra, ¿ha recibido cartas de sus admiradores?
-Sí, aunque no suelo leerlas, no todas. Sin embargo… si usted me ha mandado alguna, dígamelo, la leeré gustoso –no pude evitar poner los ojos en blanco, ese hombre me sacaba de mis casillas –.No haga eso.


Lo miré sorprendida. Su tono de voz había sonado muy autoritario y no me gustaba nada aquello. ¿Quién se creía que era para hablarme así?

-¿Cómo dice? –intenté controlar mi rabia.
-No tolero que nadie me ponga los ojos en blanco, inspectora. Nadie –dijo con frialdad. ¿Nadie? Bien, a eso podía jugar yo también.
-¿Se ha dado cuenta de dónde está, señor Castle? Está en una sala de interrogatorios, yo soy la policía y yo hago aquí las preguntas y las exigencias y no consiento que nadie me diga lo que debo hacer aquí. ¿Lo ha entendido?
-Es una mujer con mucho carácter –murmuró, como si hablaba más consigo mismo y no conmigo -.Es algo nuevo…

¿A qué venía eso? Richard Castle me desconcertaba, mucho, pero yo ahora no tenía tiempo para eso, quería acabar ese interrogatorio de una maldita vez.

-Quisiera tener acceso a su correo, quizás podamos encontrar algo que nos lleve al asesino.
-Es todo suyo.
-Bien… ya puede irse…
-Ha sido un placer conocerla, inspectora Beckett. Espero poder verla de nuevo, pronto –dijo, ofreciéndome la mano, mirándome de nuevo a los ojos, atravesándome con esa mirada que me erizaba la piel. Le estreché la mano con reticencia. Durante ese leve instante noté como él me la sujetaba con firmeza, sin dejar de mirarme; se le oscureció la mirada. Aflojó y me la acarició un momento, antes de soltarla. –Tiene una piel muy hermosa… muy suave y blanca… -susurró.

No dijo nada más, se marchó dejándome de pie en medio de la sala, notando aún la brusquedad y la suavidad de su caricia, sintiéndola en cada centímetro de mi cuerpo.


Última edición por maria_cs el Jue Mar 07, 2013 3:34 am, editado 4 veces

maria_cs
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1921
Fecha de inscripción : 24/03/2012
Edad : 23
Localización : Huelva Andalucía

Ver perfil de usuario http://maria-de-la-o6.webnode.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Maria_ARM el Dom Dic 30, 2012 4:40 pm

Uff impresionante; demasiado bueno me ha encantado Castle tan dominante Thumb ...no puedo esperar el próximo cap; sigue pronto!

PD: escribes extraordinariamente bien Reverence

Maria_ARM
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 20/12/2012
Edad : 20
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por MariaRomn@caskett el Dom Dic 30, 2012 11:41 pm

Me está empezando a gustar. Sin leer los libros, sólo por el argumento, como lo describes y obviamente porque está hecho por ti, es mucho mejor, espero el siguiente, muy intrigada Editora.

MariaRomn@caskett
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 502
Fecha de inscripción : 08/10/2012
Edad : 18
Localización : Ceuta (España)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Lun Dic 31, 2012 1:42 am

Guau, increíble María, has mezclado a la perfección el libro con la serie y de momento,el principio es mejor el tuyo, sin duda. Me encanta que Kate siga siendo la inspectora que es, una mujer dura que no se deja arrastrar fácilmente por los encantos de Castle, o al menos, lo intenta.
Que ganas de seguir leyendo, esta historia es mucho mejor de lo que me imaginaba en un principio que podía ser.
¡Feliz año María!

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por choleck el Lun Dic 31, 2012 4:11 am

WOW lo leo con la boca abierta y eso que aun no hemos entrado en el horno Awesome

FELIZ AÑO MARIA!!

choleck
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1967
Fecha de inscripción : 07/06/2012
Localización : en la parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Invitado el Lun Dic 31, 2012 2:18 pm

Lo unico que falta es que se manden correos como Ana y Christian..Awww me gusto aunque aun no le veo parecido..siguee Love

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Jorja el Lun Dic 31, 2012 3:48 pm

Leí los libros de Cincuenta Sombras y no me parecieron la gran cosa (estoy esperando a ver que hacen con la película). La mezcla de Castle con el libro y sus personajes es un gran desafío, el cual hasta lo que llevo leído no vas para nada mal.
Espero seguir leyendo más de esta interesante historia =)

Jorja
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1887
Fecha de inscripción : 12/03/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://www.twitter.com/jorja07

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Fanny_123 el Lun Dic 31, 2012 9:10 pm

Sigue!!! Very Happy

Fanny_123
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 831
Fecha de inscripción : 15/09/2012
Edad : 16
Localización : Chile!!! c:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por marypaz el Lun Dic 31, 2012 11:03 pm

Hija.. no sé de dónde sacas ni el tiempo, ni la imaginación para llevar adelante más de un relato sin confundirte. No cabe duda que tienes madera de escritora, igual eres muy conocida y has publicado algo, y yo sin enterarme.
Te felicito, pero no puedo opinar ya que no conozco ni por asomo nada de los libros que estais hablando.
Estoy completamente a oscuras.
Pero seguro que será otro éxito de los tuyos. Animos.

marypaz
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 687
Fecha de inscripción : 09/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por CaskettOnFire el Mar Ene 01, 2013 2:13 pm

Wow qué intenso! No me imagino entonces como serán el resto de capítulos...

CaskettOnFire
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 156
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Edad : 20

Ver perfil de usuario https://twitter.com/CaskettOnFire

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por maria_cs el Mar Ene 01, 2013 3:36 pm

Capítulo 3

Desperté de golpe, mi pecho bajaba y subía sin control. Miré hacia mi lado, nada, no había nadie, la cama estaba vacía. Me cubrí la cara con las manos, confusa. Estaba ahí, lo había notado… junto a mí, sobre mí, dentro de mí… incluso notaba la humedad en mi cuerpo… pero sólo había sido un sueño. Me levanté y fui hasta el baño, necesitaba refrescarme, acabar con el calor que me estaba volviendo loca. Me mojé la cara con agua fría, apartándome las gotas de los ojos para mirarme en el espejo, ¿qué me estaba pasando? Había soñado con él… sin tan siquiera haber mantenido una conversación civilizada, una conversación que no tuviera nada que ver con cadáveres… ni si quiera habíamos tomado una copa juntos y había soñado con él… volví a la cama, agotada, me dejé caer de espaldas, con los brazos extendidos por encima de la cabeza, suspiré. Llevas mucho tiempo sola, Kate, el tío está bien, no le des más vueltas, me dije a mí misma. Sí… estaba bastante bien, era atractivo, tenía unos ojos preciosos y además esa voz derrochaba sensualidad… y en mi sueño sabía muy bien lo que hacer para complacerme…

Miré la hora en el despertador, aún podía dormir un poco más. Sonriendo me metí en la cama, pensando que no tenía por qué preocuparme por un simple sueño. No volverás a verlo, me dije. No sabía cómo me equivocaba.

---º---

Me tomé un café antes de salir de casa, odiaba el de la comisaría. Entre todos habíamos iniciado una colecta para comprar una cafetera decente, pero el tarro con la recaudación estaba casi vacío. Pensé en esos deliciosos capuchinos del Starbucks que me tomaba en los días que no tenía prisa y podía pararme a comprar uno antes de ir a trabajar. Pero aquella mañana sabía que iba a tener un día duro así que me conformé con el preparado en casa.

Al llegar a comisaria Esposito y Ryan cuchicheaban algo, algo que yo no debía oír, porque se callaron al verme entrar. Los miré con curiosidad, pero ellos se limitaron a saludarme e ir a sus respectivos escritorios. Me acerqué a Esposito, ignorando su comportamiento.

-¿Ha llegado ya el correo de Richard Castle? –le pregunté. Me miró con nerviosismo, empecé a impacientarme.
-Sí... ha llegado.
-Bien, ¿dónde está? Me pondré con ello.
-Pues… creo que deberías hablar con el capitán.

¿Con el capitán? ¿Qué tenía que hablar con Montgomery? Miré sin entender a Esposito, que se limitó a encogerse de hombros y solté un bufido. Me dirigí al despacho de jefe cuando lo vi salir. Me quedé completamente paralizada. ¿Qué hacía él en comisaría? ¿Y por qué salía del despacho del capitán con una sonrisa?

-Muchas gracias por su colaboración señor Castle, será un placer contar con su ayuda para resolver este caso. –Oí como el capitán le daba las gracias y le estrechaba la mano, él sonrió.
-El placer es mío, capitán Montgomery. Es mi deber como ciudadano –no pude evitar poner los ojos en blanco; vi que él me miraba fijamente; había dejado de sonreír y sus facciones estaban endurecidas. No tolero que nadie me ponga los ojos en blanco, había dicho el día anterior. Pero esta vez no iba a ponerme nerviosa, lo miré con frialdad y me acerqué a ellos.

-Capitán –saludé-¿Qué ocurre?
-Inspectora Beckett. Le presento a Richard Castle, aunque creo que ya lo conoce…
-Cierto. La inspectora y yo tuvimos el placer de conocernos anoche –sonrió él.
-Bien, en ese caso, si no son necesarias las presentaciones, les dejo trabajar –se dio la vuelta, yo lo frené.
-¿Trabajar? Señor, ¿podría explicármelo, por favor?
-El señor Castle va a colaborar con nosotros para resolver este caso y dada la situación me parece una gran idea.
-Pero…
-Trabajará con él y no tengo nada más que decir –me cortó con un tono que no admitía réplica. Asentí a regañadientes, el capitán le dio de nuevo la mano y luego entró en su despacho, cerrando la puerta tras él.

Me dirigí a mi silla y me senté, ignorándole. Me gustara o no tendría que trabajar con él, pero primero necesitaba relajarme o acabaría sacando la pistola para pegarle un tiro. Él ni hizo caso de mi furia y se inclinó junto a mí, hablando muy cerca de mi oído.

-He soñado contigo.

Solté un jadeo, esperando que él no lo hubiera oído. Alcé la vista, encontrándome con esa sonrisa y con unos ojos oscurecidos… excitación, es lo que vi.

-¿Qué diablos…
-Estabas desnuda, en una cama que no era la mía, en una habitación que no conozco… yo estaba allí… contigo… sobre ti…
-¿Pero a ti qué te pasa? –le pregunté, cabreada, aunque por dentro sentía que iba a empezar a arder.
-Si no acabara de conocerte te follaría ahora mismo… Kate… pero para eso aún queda…

Tragué saliva, me temblaban las piernas. Lo miré, intentando decirle algo, pensando en cómo echarlo de comisaria sin que me despidieran, pero entonces Esposito se acercó a nosotros.

-Javier Esposito, nos conocimos anoche –le tendió la mano y se la estrechó. Él hacía como si nada hubiera pasado, sonreía, divertido.
-Ahora que sabe que no he matado a nadie, me alegro de poder trabajar con usted y con la inspectora Beckett por supuesto… he oído que es la mejor de Nueva York.

¿De qué iba eso? Me pregunté a mí misma. Esposito se rio.

-Es la mejor, no lo dude –se dirigió a mí -.Beckett el correo está en la sala, ¿te encargas tú?
-Sí… yo… yo me ocupo. Tú ve a hablar con la familia y los amigos de la víctima, deja a Ryan aquí, quizás lo necesite para que me eche una mano.
-Bien.

Cuando se marchó me levanté y fui hacia la sala donde estaba el correo, tratando de no hacerle caso, sabiendo que estaba detrás de mí. Me senté en la silla y cogí una de las cartas; fingí que la leía, pero en realidad lo único que hacía era pensar en mi sueño y en sus palabras. ¿De verdad habría soñado conmigo o simplemente disfrutaba poniéndome histérica? Y si había soñado conmigo… ¿por eso estaba en comisaría?

-Casi todas estas cartas son iguales… no sabe lo que es leerlas… por eso casi nunca lo hago –dijo. Alcé la vista, con incredulidad. No solo hacía como si no hubiera pasado nada, sino que además volvía a hablarme de usted. Conté mentalmente hasta tres para no decirle todos los insultos que se me pasaban por la cabeza en ese momento. Dejó la carta que tenía en las manos y cogió otra, ignorándome. Yo hice lo mismo.

Durante casi media hora estuvimos leyendo las cartas sin hablar, cada uno concentrado en lo suyo, hasta que él levantó la cabeza.

-¿Puedo hacerle una pregunta? –Dejé la carta de una admiradora que estaba enamoradísima de él en la mesa y asentí -¿Qué es exactamente lo que está buscando?
-Cuando lo encuentre se lo diré… siga leyendo… si encuentra alguna carta que le llame la atención, avíseme.

Volví a enfrascarme en la lectura, aunque no podía dejar de preguntarme qué clase de hombre era ese. Apenas hacía una hora que me había dicho que quería acostarse conmigo y ahora se dedicaba a mirar cartas, tranquilamente. Quizás tenía un sentido del humor peculiar y me estaba tomando el pelo y en ese caso, no tenía ninguna gracia, pensé con frustración.

-Deja de pensar Kate, no te preocupes –levanté la cabeza, incrédula -.Follaremos, ya te lo he dicho, pero aún no.
-¿Pero quién coño te crees que er…
-Creo que es este –me interrumpió, enseñándome unos folios amarillentos con unos dibujos en los que se representaba el crimen de Flores para tu tumba, el libro en que se había basado el asesino. Igual que nuestra víctima, pensé, olvidando por un segundo lo ocurrido. Bien, pronto resolvería el caso. Lo miré, aún furiosa.

-Gracias por su ayuda, señor Castle, el resto déjeselo a la policía.
-Quisiera seguir colaborando, hasta que el caso esté cerrado –contestó, con tranquilidad.
-Eso no será necesario –dije, sintiendo que iba a estallar.
-Bueno, es una suerte que otros miembros de esta comisaría, con más rango que usted, me den la razón.

Respiré un par de veces, contando hasta diez; él se limitó a mirarme en silencio, con arrogancia y también… ¿diversión?

-¿Por qué está aquí? –le pregunté, tras conseguir calmar mis ganas de matarlo.
-Es mi deber como ciudadano.
-No me vengas con esas. ¿Por qué estás aquí? ¿Y a qué coño ha venido eso?
-Ya se lo he dicho... pero si quiere un motivo más personal... una chica ha sido asesinada. El asesino ha utilizado uno de mis libros para perpetrar el crimen y eso no me gusta. Quiero saber quién es, deseo que sea atrapado tanto como lo desea usted. Y en cuanto a lo de a qué ha venido eso… no sé a qué se refiere.

Lo miré fijamente. No pude evitarlo y puse de nuevo los ojos en blanco, planeando la forma más cruel de matarlo. De repente me cogió del brazo, apretando durante unos segundos.

-No vuelvas a ponerme los ojos en blanco –dijo en voz baja, apenas un susurro, fría, autoritaria; esta vez su voz sí que consiguió asustarme. Me solté de un tirón, mirándolo con odio.
-No vuelvas a tocarme, ¿me oyes? –le dije, furiosa -.Ya has colaborado y no tienes nada más que hacer, ahora sal de aquí, ¡ya!

Nos miramos durante unos segundos, fijamente. Yo no pensaba ceder y parecía que él tampoco. Al final apartó la mirada.

-Lo lamento, he perdido el control –dijo, no parecía lamentarlo en absoluto, podría incluso jurar que estaba enfadado consigo mismo, pero no porque lo sintiera, sino porque de nuevo había perdido el control, como con su libro –Discúlpeme, Kate.
-¿En serio? –le lancé una mirada envenenada –. Primero me dices que quieres acostarme conmigo, luego haces como si nada, ahora me coges del brazo y encima vuelves a hablarme de usted. ¿Qué diablos te pasa? ¿Acaso me estás tomando el pelo?

Me miró en silencio, se sentó en la silla, haciendo un gesto para que hiciera lo mismo. Dudé durante unos instantes, tenía que ir a detener a su admirador psicópata, no tenía tiempo para seguir tratando con ese imbécil, pero por otro lado, deseaba saber qué diablos quería de mí y a qué estaba jugando. También deseas saber si lo de follar va en serio, dijo una voz burlona dentro de mí cabeza.

-Espera aquí –le dije. Salí de la salita y me acerqué a Ryan, le entregué las cartas y le dije lo que tenía que hacer.

-¿No vienes?
-No, esperaré aquí, preparando el interrogatorio.
-De acuerdo… -me miró bastante sorprendido, pero no hizo ningún comentario.

Volví a la salita, donde él seguía sentado. Parecía ausente, como discutiendo consigo mismo. Me senté de nuevo, esperando.

-¿Y bien? ¿Me vas a explicar a qué viene todo esto o no?
-¿De tú o de usted? –preguntó, con cierta diversión; resoplé.
-¡Habla de una vez, Castle!

Él se rio. Lo miré completamente harta, perdiendo la poca paciencia que me quedaba.

-Mira no tengo tiempo para estas estupideces, ha sido un placer colaborar contigo –me levanté y me dirigí a la puerta, pero él se levantó y se colocó junto a mí; su rostro estaba muy cerca del mío, podía notar su aliento. Volvió a erizarme la piel.

-Siento haberte cogido del brazo, ya te he pedido perdón. Tienes razón, ahora tienes mucho trabajo y no quiero ser una molestia. Te espero a las seis en La Guarida, se puntual y… ponte ese perfume que llevas ahora –abrió la puerta y salió, sonriéndome -.La veo luego, inspectora Beckett, un placer haber colaborado con usted.

Se dirigió al ascensor dejándome completa y absolutamente desconcertada. Pero mentiría si no dijera que también estaba excitada, muy excitada.



Última edición por maria_cs el Miér Ene 02, 2013 1:31 am, editado 2 veces

maria_cs
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1921
Fecha de inscripción : 24/03/2012
Edad : 23
Localización : Huelva Andalucía

Ver perfil de usuario http://maria-de-la-o6.webnode.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Maria_ARM el Mar Ene 01, 2013 4:06 pm

Wow! genial,genial, genial...me encanta uyy y Castle mmm es tan distinto pero me encanta Te felicito has logrado que esta historia me enamorara de verdad Love Clap
sigue asi!!

Maria_ARM
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 20/12/2012
Edad : 20
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por MariaRomn@caskett el Miér Ene 02, 2013 12:44 am

Es verdad Castle es distinto, pero me está gustando este fic Rolling Eyes ...y que hayan soñado con ellos Rolling Eyes ...ya sé que no debo ponerle os ojos en blanco a Castle...vamos a ver esa conversación en la guarida Razz

Sigue, está muy interesante

MariaRomn@caskett
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 502
Fecha de inscripción : 08/10/2012
Edad : 18
Localización : Ceuta (España)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Miér Ene 02, 2013 4:58 am

Me encanta como has introducido el que el protagonista no soporte que una mujer le ponga los ojos en blanco. Espero que el Castle de tu historia sea bueno y no castigue a Kate, aunque creo que para llegar a ese punto aun queda.
Me gusta mucho este capítulo, imaginarse a Kate perder la paciencia con Castle me hace mucha gracia.
A ver como se desarrolla esa conversación en la guarida.

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Invitado el Miér Ene 02, 2013 6:19 am

Madre de dios, la verdad es que la historia viendola de este punto de vista, podría llegar a decir que me da hasta cierto miedo,.. Este Richard Castle a cada capitulo me gusta menos, la verdad es que no me gusta que sea de ese modo con ella, mucho de menos despues de ver la historia. A día de hoy, creo que mezclar los personajes ha sido raro, pero me llama la atención y continuare leyendo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por choleck el Miér Ene 02, 2013 10:19 am

Tambien me esta gustando este Castle.
Ira Kate a la Guarida? Think

choleck
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1967
Fecha de inscripción : 07/06/2012
Localización : en la parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Fanny_123 el Miér Ene 02, 2013 12:40 pm

Continua!!! Very Happy

Fanny_123
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 831
Fecha de inscripción : 15/09/2012
Edad : 16
Localización : Chile!!! c:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Kate&Rick el Jue Ene 03, 2013 9:27 am

Cuando leemos cualquier Fic tenemos claro la imagen de nuetros personajes. Con esta historia creo que deberemos cambiar nuestro chip con respecto a este tema.

Espero que con esto nos ayude con Christian Castle Grey.


Kate&Rick
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2867
Fecha de inscripción : 20/01/2012
Edad : 50
Localización : MADRID

Ver perfil de usuario HTTP://mavilu.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Delta5 el Jue Ene 03, 2013 12:06 pm

NO. ES. PARA. NIÑOS?, y para las niñas SI?, pues vaya discriminación.

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Anver el Jue Ene 03, 2013 12:09 pm

Es complicado opinar cuando no se ha leído el libro, pero como está en todas partes, y en todos los comentarios, creo que tengo una gran "ligera" idea de como es el personaje que estas describiendo, y creo que lo estas consiguiendo, como dice Sky, hasta da miedo...

Seguiré leyendo... te espero.

Anver
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 711
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por maria_cs el Jue Ene 03, 2013 12:14 pm

A ver hay dos opiniones:

La del Grey que es un amor porque folla bien (que para mí un tío que necesita un látigo y que acaba en diez segundos no es buen amante, pero bueno) y en el segundo libro se porta como un encanto. (Que es la opinión de casi todas las que leen la trilogía)

Mi opinión: que por muy tierno que sea en el segundo libro, hay algunas cosas que no se pueden perdonar y que una chica no debería consentir. (Y no estoy hablando del sexo, sino de la forma en que permite que Grey controle su vida)

Este Castle Grey será una mezcla de ambos. La diferencia es que Beckett no se lo va a consentir todo, cosa que sí hace Ana.

maria_cs
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1921
Fecha de inscripción : 24/03/2012
Edad : 23
Localización : Huelva Andalucía

Ver perfil de usuario http://maria-de-la-o6.webnode.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Invitado el Vie Ene 04, 2013 8:31 am

a mi me gusta Razz
Continua Inlove

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por maria_cs el Vie Ene 04, 2013 4:01 pm

Capítulo 4

-Es un maldito cabrón arrogante, engreído y totalmente…
-¿Excitante? –la miré exasperada. Lanie se sirvió otra copa de vino y se acomodó en mi sofá, quitándose los zapatos.
-¿Podrías apoyarme un poco?
-Vamos chica, no me digas que nunca has soñado con que un hombre atractivo te mire y te susurre: me lo haría contigo aquí mismo.
-Vale, has bebido demasiado –intenté quitarle la copa, pero ella la puso fuera de mi alcance.
-Kate, vale por lo que me has contado el tío es un poco siniestro… esa manía que tiene con los ojos en blanco… da un poco de miedo, pero después se disculpó ¿no?
-Sí, pero no parecía muy sincero…
-Escucha, cielo, no te ofendas pero necesitas un poco de diversión y si él te atrae… podrías ir a esa cita y ver si de verdad es tan siniestro… y si no, bueno, podrías pasártelo bien –sonrió y bebió un poco más de vino.
-¡Pero cómo voy a ir a la cita! ¿Estás loca? ¿Y si es un psicópata?
-Eres poli, no creo que te cueste mucho ponerle las esposas y dejarlo una noche entera en el calabozo, para que aprenda.
-No iré –contesté. Lanie tenía razón, necesitaba diversión, pero para mí un imbécil arrogante como Richard Castle no significaba diversión, por mucho que mi cuerpo me llevase la contraria.
–Dime una cosa, si no vas a ir y sabiendo que yo te iba a insistir… ¿por qué has mencionado el tema de la cita?
-Pues… porque… -Lanie me miró alzando una ceja, resoplé -.Te odio.
-Lo sé, pero en el fondo sabes que tengo razón. Tú le atraes y él te atrae, no lo niegues. Ve a esa cita, déjale un par de cosas claras y luego… échale imaginación.
-Lanie, aunque resultara ser un santo, no voy a acostarme con un tío al que no conozco.
-Se llama Richard Castle, es tu ídolo desde que eras una cría, tu escritor favorito y está muy bueno.
-No. Lo. Conozco –refunfuñé entre dientes -.Además esa maldita arrogancia… follaremos Kate, no te preocupes, ¡¿quién coño se cree qué es?!
-Sí, es un arrogante –dijo pacientemente -.Quizás no valga para una relación estable, pero yo te estoy hablando de sexo, Kate, un par de polvos y con un poco de suerte... unos orgasmos. Algo que tú necesitas y lo sabes.
-Hablas como si estuviera desesperada –protesté.
-Lo estás. ¿Cuánto ha pasado desde lo de Will? ¿Siete meses?
-¿Por qué me hablas de él ahora?
-No te hablo de él, solo digo que llevas siete meses a pan y agua y eso pasa factura…
-Lanie, estoy perfectamente, no necesito hombres en mi vida.
-Kate llevas varios días quejándote de que no tienes diversión en tu vida…
-¿Cuándo te he dicho yo eso?
-No hace falta, soy tu amiga, te conozco –volteé los ojos -.La verdad es que sí que es molesto que pongas los ojos en blanco cada cinco minutos.
-Deja de decir tonterías y dejaré de hacerlo.
-¿Tonterías? A ver, ¿cuándo fue la última vez que saliste?
-El otro día fuimos a…
-Sin mí –me cortó.
-Pues…

Lanie sonrió triunfante, negué con la cabeza, incapaz de contradecirla. Desde que mi última pareja me había dejado para ir a trabajar a otra ciudad no había vuelto a divertirme. Tampoco es que antes lo hiciera muy a menudo, pero al menos en casa me esperaban unos besos, un abrazo y una buena conversación. Suspiré, por mucho que lo negara aún lo echaba de menos, Will era todo lo que yo podía desear, salvo por esa manía de no contar con mi opinión para nada. Eso y que no estabas enamorada de él, me recordó una voz. Me dejé caer en el sofá, agotada.

-Cielo… quizás ese tío sea una forma del universo de decirte que tienes que pasar página.
-El universo tiene un extraño sentido del humor –murmuré.
-Bueno, te podría haber mandado a alguien más encantador, pero mira, ya quisiera yo que a mí me viniera un hombre y me dijera eso en la morgue.
-Vente a la cita y te lo presento, todo tuyo…
-No gracias, este es para ti, pero pregúntale si tiene un hermano.
-No sé Lanie… de verdad esa forma de hablarme, tan autoritaria, tan fría, no me gustó nada…
-Sólo por eso deberías ir a la cita. Te debe una disculpa. Sincera.
-Sí, seguro que eso es en lo que él está pensando, en una disculpa.
-No lo sabrás si no vas. Quien sabe Kate, a lo mejor el tío ha tenido un mal día y por eso se comportó así, puede que sea un buen hombre.
-O puede que yo tenga razón y sea un psicópata.

Lanie se marchó una media hora después. Tenía una hora para decidir si iría o no a la maldita cita. Me tomé otra copa de vino, siempre me funcionaba para aclarar las ideas. Richard Castle no había resultado ser como yo me lo imaginaba, me sentía… decepcionada. No esperaba que fuera tal como yo lo había soñado, pero al menos… no sé, un poco más humano. Y sin embargo aún recordaba esa sonrisa amable y seductora en aquella firma de libros, como también recordaba su suave y a la vez exigente caricia cuando se marchó, tras haberlo interrogado. He soñado contigo… también yo había soñado con él y el sueño había sido increíble. Lo deseas… ¿a quién quieres engañar?, me preguntó una voz. Sí, lo deseaba pero a la vez me asustaba y yo no soy de las que se asustan con facilidad.

Me dirigí al baño, necesitaba refrescarme un poco, pero el sonido del móvil me interrumpió. Lo miré con frustración, esperando que no fuera Esposito o Ryan para decirme que había un nuevo asesinato. Había salido antes de comisaría porque habíamos conseguido resolver el crimen y ahora lo último que necesitaba era otro homicidio; no podía pensar con claridad.

-¿Un mensaje de desconocido? –murmuré sorprendida.

Siento muchísimo lo que ha pasado en comisaría, fue una falta de respeto, perdóname. Me gustaría verte, de verdad.

Miré durante varios minutos la pantalla del móvil sin poder reaccionar. Luego lo bloqueé, pulsando el botón con fuerza. Había tomado una decisión.



La Guarida era un bar con encanto, eso no podía negarlo. Tenía ese aire de los locales de los años veinte, en tiempos de la Ley Seca. En la pared había un gran número de fotografías, casi todas de hombres, supuse que serían escritores, pues muchos llevaban un libro entre las manos o estaban sentados junto a una máquina de escribir. Me pregunté si también él estaría entre esos retratos, pero no lo vi por ninguna parte. Me adentré un poco en el local, mirando a mi alrededor, miré mi reloj, eran las seis en punto.

-Hola –me saludó detrás de mí, con una voz amable y agradable, nada que ver con la de esa mañana. Me volví, esbozando una sonrisa forzada -.Me alegro de que hayas venido.

No contesté, yo no estaba muy segura de querer estar ahí y aunque ahora parecía un hombre… agradable, aún me ponía nerviosa.

-Ven, estaremos más tranquilos abajo –lo miré sorprendida. No dijo nada, me tomó de la mano con delicadeza y me hizo bajar por unas escaleras que llevaban hasta una especie de despacho, con muebles antiguos –. Siéntate –dijo señalando un sofá con las patas de bronce, pero con un tapizado nuevo.

Me senté en el sofá en silencio, esperando que él hiciera lo mismo, pero no fue así. Cogió la silla del escritorio y la acercó, colocándola frente a mí. Al final no pude aguantar más, la tensión me estaba matando.

-¿Vas a decirme para qué me has hecho venir hasta aquí? –mi voz sonó más agresiva de lo que yo hubiera deseado. Tranquila Kate, recuerda que puede ser un psicópata, no lo provoques.
-Quería pedirte disculpas por mi comportamiento, no era el lugar apropiado.
-Entonces sólo te arrepientes de haberme dicho… lo que me dijiste porque estábamos en comisaría -señalé.
-Sí.
-¿No te arrepientes de lo qué dijiste? –pregunté, sin saber bien la respuesta que quería oír.
-No, claro que no –respondió, como si fuera obvio. No contesté, no sabía que decir. Él se rio, alcé la vista -. Pareces sorprendida…

Fruncí el ceño. Decidí cambiar el rumbo de la conversación.

-¿Cómo has conseguido mi número?
-Me lo dio el capitán Montgomery, le dije que lo necesitaría para ponerme en contacto contigo mientras que colaborase con vosotros.
-¿Montgomery te dio mi móvil? –pregunté indignada.
-No te enfades con él… soy muy persuasivo. Además no le mentí, necesitaba poder contactar contigo para colaborar.
-Sólo has colaborado unas horas –repliqué.
-No me imaginé que el caso iba a resolverse tan rápido. Al parecer tenían razón, eres muy buena.
-¿Quiénes?
-¿Cómo dices?
-¿Quiénes tenían razón? ¿Quién te ha hablado de mí? –inquirí, bastante molesta. Él se encogió de hombros.
-¿Qué importa eso, Kate? Además estoy seguro de que no has venido hasta aquí para que te diga quién te tiene en gran estima.

Fruncí el ceño. Escuché unos pasos en la escalera y miré hacía allí. El camarero, un muchacho joven entró con unas copas en las manos y las dejó sobre la mesita auxiliar que estaba junto al sofá.

-¿Desea algo más, señor Castle?
-Nada Bryan, gracias. –El muchacho me hizo un gesto con la cabeza y se marchó.
-¿Eres cliente VIP o algo así?
-Algo así –dijo, con cierta diversión. Suspiré, entendiéndolo todo.
-Eres el dueño, ¿verdad?
-¿Eso te molestaría?
-No, supongo que no.
-Estás muy guapa cuando te agobias o cuando te enfadas… me gusta –comentó, como si nada. Me levanté, caminando hacia la escalera, él no se movió. Me di la vuelta, exasperada.

-¿Se puede saber qué quieres de mí? ¿Por qué me has hecho venir? Y no me digas que ha sido para disculparte –dije a voz en grito.
-Siéntate Kate y no grites, hay gente arriba –contuve mis ganas de darle un bofetón, pero no me senté. No era una niña pequeña, hacía ya mucho tiempo que un hombre no me daba órdenes. Él se levantó al ver que yo no me movía, crucé los brazos –Tienes mucho carácter.

Resoplé. Me di cuenta de que me había dejado el bolso en el sofá, caminé hacia él para cogerlo y largarme del bar, pero Richard me detuvo, colocándose enfrente de mí.

-No huyas… lo estoy intentando, Kate, de verdad.

Lo miré desconcertada, olvidando mi idea de coger el bolso y marcharme. ¿Intentando?

-Siéntate. Por favor.



Última edición por maria_cs el Mar Mar 19, 2013 10:45 am, editado 5 veces

maria_cs
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1921
Fecha de inscripción : 24/03/2012
Edad : 23
Localización : Huelva Andalucía

Ver perfil de usuario http://maria-de-la-o6.webnode.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por MariaRomn@caskett el Vie Ene 04, 2013 10:34 pm

Estoy un poco dormida(me acosté un poco tarde Razz) así que, sólo te diré que está genal tu fic, que sigas y...ah! Sí, sigue...Editora.

MariaRomn@caskett
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 502
Fecha de inscripción : 08/10/2012
Edad : 18
Localización : Ceuta (España)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Amo del Universo - ÚLTIMOS CAPÍTULOS Y EPÍLOGO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:43 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 32. Precedente  1, 2, 3 ... 17 ... 32  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.