The Dragon (Capítulo 13)

Página 4 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Cata Castillo el Miér Feb 20, 2013 5:45 am

Esta historia es como ver una peli de suspense, está de lo más intersante. Solo te pido, que no tardes que nos has dejado a Kate en muy mala situación.

Cata Castillo
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1729
Fecha de inscripción : 25/09/2010
Localización : Al sur del sur

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por casckett 2012 el Miér Feb 20, 2013 10:30 am

hola...mira se que debes andar muy ocupada y eso,pero por favor sigue en cuanto puedas .No quiero que le pase nada a beckett ,y por lo que mas quieras que castle no este muerto que como lo este ,seras tu la muerta... Muajaja
jajajajajajaja...es una broma tranquila pero en cuanto puedas continualo

casckett 2012
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 15/01/2013
Edad : 16
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por R_P el Miér Feb 20, 2013 11:21 am

casckett 2012 escribió:hola...mira se que debes andar muy ocupada y eso,pero por favor sigue en cuanto puedas .No quiero que le pase nada a beckett ,y por lo que mas quieras que castle no este muerto que como lo este ,seras tu la muerta... Muajaja
jajajajajajaja...es una broma tranquila pero en cuanto puedas continualo

TRANQUILA que no va ir a tu casa a matarte Laughing

y me uno a la petición Thumb

R_P
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 161
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por agecastbet el Miér Feb 20, 2013 11:55 am

Pero qué retorcido es el 3xa, siempre haciendo de las suyas, y ahora qué, porque esto estás mas liado que la zapatilla de un romano. Espero impaciente que lo soluciones pronto, porque he perdido de vista mi tensión. No tardes mucho... eh¡¡ BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por forever23 el Jue Feb 21, 2013 2:16 pm

Maldito Tyson, sera hijo de... su madre Mad Muajaja
Espero que a Kate no la pase nada
Que aparezca yaa Castleee por favoorrr
Saraa continuaa prontoo, lo necesitooo Razz

forever23
As del póker
As del póker

Mensajes : 382
Fecha de inscripción : 09/09/2012
Edad : 24
Localización : Bilbao

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por MariaRomn@caskett el Vie Feb 22, 2013 3:53 am

Lo acabo de leer y...ufff. Perfecto de principio a fin, es increible la de cosas que se les pasaron la primera vez que investigaron este caso...Razz, y ese giro inesperado. ¿Por qué el número de Beckett? Y ¿Por qué aparece ahora Tyson? Eso, digo yo, que será que se estaba acercando o algo así. Me encanta, espero verte pronto!.

MariaRomn@caskett
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 502
Fecha de inscripción : 08/10/2012
Edad : 18
Localización : Ceuta (España)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por RcKb el Vie Feb 22, 2013 5:50 am

oh dios !!!! Porfavor sigue pronto, nos has dejado.en.un momento critico.... pero como se puede ser tan mala!! Y espero que Castle no este muerto y le tenga tyson secuestrado y la lleve a beckett junto a el. Contunua!!!

RcKb
As del póker
As del póker

Mensajes : 378
Fecha de inscripción : 21/08/2012
Edad : 17
Localización : NY, Sacramento & Tokyo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Delta5 el Vie Feb 22, 2013 6:45 am

Falta mucho? Smile

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por IreneEB el Sáb Feb 23, 2013 3:36 am

DIOS, INCREIBLE! Cada capítulo que pasa se pone más y más interesante. Sigue pronto! Smile

IreneEB
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/IreneElBarco

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por L-beckett41319 el Sáb Feb 23, 2013 5:37 am

Holaa soy nueva en el foro,me he puesto a leer tu finc y me encanta de verdad increible.!!
Ojalaa castle no ese muerto!
Gran trabajo! Continua pronto. Thumb

L-beckett41319
As del póker
As del póker

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Delta5 el Sáb Feb 23, 2013 5:42 am

L-beckett41319 escribió:Holaa soy nueva en el foro,me he puesto a leer tu finc y me encanta de verdad increible.!!
Ojalaa castle no ese muerto!
Gran trabajo! Continua pronto. Thumb

Pues si eres nueva, lo suyo es que te presentaras en el apartado de Bienvenida, en la página principal, arriba del todo. Very Happy

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por L-beckett41319 el Sáb Feb 23, 2013 6:03 am

Vale muchas gracias ando un poco perdidaa..

L-beckett41319
As del póker
As del póker

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por saratheplatypus el Vie Mar 08, 2013 5:38 am

Heloooou! Very Happy Despues de nosecuanto tiempo aparezco con el capi seis Facepalm. Perdón por el retraso, pero es que he estado hasta arriba de examenes y la musa y yo no nos poníamos de acuerdo xd. Pero en fin, aquí lo traigo! ^^ Con este capi me he extendido mucho, asi que siento si se os hace pesado jajaja. Bueno, espero que os guste! Very Happy

Yyyy gracias a mis locas con cariño por darme el visto bueno con cierta parte. Chicas, este va por vosotras! Love

***

Capítulo 6: Trastorno

Imagina a Kate Beckett de pie con ambas manos entrelazadas detrás de su nuca.

Imagínatela temblando y muerta de miedo, embadurnada en sudor mientras se atraganta tres o cuatro veces en medio minuto con su propia saliva porque ve el cañón de una Sig Sauer P226 apuntando indiscretamente a algún punto entre sus cejas, con un par de carcajadas con cierto toque gutural adornando la situación dándole un curioso maquiavelismo.

Imagínatela mirando a Tyson medio aterrorizada, medio irascible, rezumando un odio casi patológico mientras observa con una facilidad que roza lo preocupante las etapas más nimias de su vida entremezclándose con esos recuerdos que suelen ahogarla cuando se va a dormir.

No es la primera vez que está jodida. Hace tiempo la metieron una bala en el pecho y casi la palma, y cualquiera diría que esto no es nada comparado, solo un paseo. Pero sí lo es.

Esto es diferente, porque no solo es plenamente consciente del compromiso en el que, de repente, está envuelta –cualquier paso en falso y él lo interceptará tan rápido como apriete el gatillo, y adiós a todo-, sino que tiene que poner todo su esfuerzo y hacer de tripas, corazón con el capullo que mató a su novio.

No está siendo un buen día.

-¿Te gusta? –Tyson la zarandea juguetón entre sus dedos, sin dejar de apuntarla, haciéndose el chulo y a Beckett se le retuercen las tripas- Se la robé a un poli que intentaba pillarme. Puedes imaginarte cómo acabo, pobrecito.

Siempre suele caminar con un pie rozando la línea entre la vida y la muerte y ya está totalmente mentalizada. Suena triste, pero es así. Su profesión exige ciertos sacrificios morales y emocionales, como levantarte por la mañana pensando que vas a morir en cuanto atravieses la puerta de tu casa.

Pero no es algo a lo que te acostumbras. Si además vislumbras tu propio fin, puedes ir diciendo adiós a esa entrenada –pero sorprendentemente inútil- diplomacia que te inculcan cuando todavía estás en la Academia. Y Beckett es consciente de todo eso.

Después de todo, ¿qué clase de protocolo se ha de seguir cuando estás a solo un paso de morir?

-Castle y tú compartís una desastrosa virtud –su voz es ronca pero fúnebre, tanto que Beckett da un breve y casi inapreciable respingo del que espera que el 3XK no se haya dado cuenta-, en situaciones de máxima amenaza empezáis a apestar a miedo y os sale ese instinto animal. Como dos pobres cachorros acorralados e indefensos. Dime, ¿quién se lo pegó a quién?

Beckett no contesta. Solo se estremece ante su vano intento de concienciarse de que esa noche puede ser la última.

-¿Sabes? Esperaba que esta visita fuera un poco más entretenida.
-¿Qué quieres, Tyson? –se atreve a preguntar, para después tragar saliva duramente. Espera que ese gesto tan osado no le cueste la vida.
-Adivina.
-Matarme.
Tyson hace un sonido de desaprobación, negando con la cabeza- Es que no eres mi tipo. Estás buena, Beckett. Buenísima –Beckett entorna sus ojos, con repugnancia-. Pero no eres rubia.
-¿Entonces?
-Créeme, si te quisiera ver muerta, ya lo estarías. Pero no. Disfruto más viéndote sufrir. Matarte ahora mismo sería quitarte todo ese peso de encima y no te quiero hacer ningún favor –puede ver sus dientes enmarcados por una funesta sonrisa. La detective cada vez está más enervada-. Me lo paso mejor sabiendo los berrinches que te coges por las noches porque le echas demasiado de menos. Llorando sobre la almohada. Pobre Kate Beckett.

Comienza a sentir una pequeña molestia dentro de sus ojos. Algo que le arde, la empuja y la hace sentir inconfortable. Está tan acostumbrada a tratar con desgraciados sin pena ni gloria que un cabrón de su talla se le queda demasiado grande. Con poco control sobre sus instintos, todo lo que se lleva guardando desde que le ha visto postrado con demasiado morro sobre su sofá acaba explotando.

Así que, bajando totalmente su guardia y dejándose llevar por la irá creciente, en un impulso absolutamente autómata e irracional, da un paso hacia el sofá, agresiva y el 3XK se levanta empuñando el arma en alto, ofensivo. Y Beckett vuelve a ver su vida pasar delante de sus ojos mientras un pánico desgarrador se apodera de ambas piernas y la frena, instantáneamente, y la hace quedar como si fuera de piedra.

-Eh, no. Tengo la pistola, ¿lo ves? Ten cuidado. Luego no hay marcha atrás.
Intenta recuperarse de la conmoción a base de profundas inspiraciones. Dios, ha estado demasiado cerca- Aún no me has respondido.
-Llevo fuera del país cinco años. Cinco. Y cuando vuelvo, me entero de que Castle ha palmado y que medio planeta me busca. ¿Cómo me has conseguido tantos fans? Y sobre todo, ¿cómo sabíais que estaba vivo?
-Eres un asesino en serie. Matas a mujeres sin escrúpulos siguiendo un patrón. Eso es imborrable. De todos modos ya estabas antes en la lista negra. Poco o nada te importa eso, ¿verdad?
-Aún no me has contestado.
-Venga, te gusta dejar el rastro. Te gusta que te busquen y ser el centro de atención. No me hagas repetir lo que ya sabes.
Tyson la mira con confusión- ¿Sabes? Me dan igual tus locas hipótesis. Pero me he quedado sin mi premio. Después de estar tanto tiempo comiéndome la cabeza, volviendo a planear cómo mandaros a la mierda. Y estoy cabreado, mucho.
-Oh, qué pena tan grande –musita irónicamente, poniendo sus ojos en blanco-. Mira, no vas a liarme, así que deja de intentarlo.
-Si hubiera matado a Castle, lo sabrías. Un día te despertarías y no sabrías dónde está. Y el 7 de cada mes te enviaría una víscera suya al azar por correo hasta que su cuerpo se quedase vacío. Esa sería mi forma de hundir vuestras vidas.

Un escalofrío recorre de punta a punta el cuerpo de Beckett. En cuestión de segundos le han entrado unas ganas incontenibles de vomitar. Y después llenarle la materia gris con todo su cargador. Pero logra encontrar una especie de equilibrio mental que la mantiene sosegada lo suficiente como para no volver a precipitarse hacia una muerte segura.

Mente en blanco, respiración profunda y prolongada. La templanza va por delante de todo. Gracias, Royce. Muchas gracias.

-Me gusta exponer mis trofeos. Y me he quedado sin el más valioso. Así que espero que encuentres al hijo de puta que me lo ha robado, Beckett –se acerca a ella, rodeándola de forma defensiva sin dejar de apuntarla para continuar hasta la puerta de su casa y abrirla a tientas.
-No sabía que te gustase tanto tirarte faroles.
-No es un farol.
-Ya. Supongo que esto esta de más, pero sabes que en cuanto salgas por esa puerta pienso dar orden de búsqueda y captura. Inmediata. Y te vamos a pillar.

Se encoge de hombros, despreocupado, atravesando de espaldas el umbral de la puerta.

-Inténtalo. Yo desapareceré. Como siempre hago. Si fuera tú, no gastaría recursos en mí. Va a ser inútil. Gástalos en lo que te conviene. Y que sepas que voy a estar vigilando, Beckett. Y como no esclarezcas ese asunto y me des lo que es mío, vas a ocupar el lugar de Castle.
-Estoy deseando ver cómo lo haces.

Tyson sonríe como si estuviera poseído del demonio a modo de despedida, haciendo que a Beckett se le clave esa expresión hasta en el tuétano de sus huesos, y en cuanto cierra la puerta, ella resopla, relajándose y encorvándose hacia el suelo, apoyando sus manos en ambas rodillas, fatigada.

Se da un minuto hasta que recobra el aliento, se siente tan exhausta y abatida como si hubiera corrido una maratón contrarreloj. El corazón golpea contra su garganta, haciendo que respire más rápido de lo que sus pulmones pueden asimilar y acaba hiperventilando. Cree que en cualquier momento va a experimentar el abandono de su presencia terrenal.

Después de su pequeño descanso, se aparta el pelo de la cara, mirando hacia el techo mientras se limpia el sudor de su frente con el dorso de la mano, posteriormente se dirige como si se fuera a morir hacia su teléfono. Todavía está temblando. Tanto que le cuesta acertar en las teclas y le supone un par de intentos más hasta que atina, maldiciendo su poca falta de pulso por lo bajo.

La voz de Gates se cuela en el auricular y Beckett da gracias con un suspiro.

-Capitán, el 3XK acaba de irse de mi casa –casi le asombra la parsimonia con la que lo comunica.
-¿Cómo? ¿Por qué no ha llamado antes, Beckett?
A Beckett le crispa esa falta de juicio e imaginación cuando ese instinto innato de policía sale a relucir- Venga, capitán. Me estaba apuntando con una pistola. Hubiera perdido a una de sus detectives y creo que no habría sido lo más apropiado.
-Vale, no se mueva de allí. En seguida iré con una patrulla.

---

Su apartamento probablemente sea una selva poblada de policías manoseando y desordenando todo corriendo de acá para allá, llenando lo que tocan de talco, polvo revelador y cintas amarillas. Mientras tanto ella tiene su trasero apoyado contra la fría piedra del bordillo que separa la acera de la calzada. Tendrá que dormir fuera.

Si es que consigue dormir.

Está ahí porque se abstiene de ver semejante panorama. No quiere ponerse peor ni cargar con esa exacerbación durante el resto de la semana, porque ya tiene bastante. En un solo momento ha sentido como toda su intimidad ha sido plenamente vulnerada por un desequilibrado –el desequilibrado que, aparentemente, mató a su novio- para luego tener que soportar un sermón que le ha llenado la cabeza de paja.

Lo más fatídico de esto es que, después de recuperar algo de aliento y algunas de sus facultades mentales –e imitando la inexplicable necesidad de Castle por teorizar cualquier chorrada que se le cruce en un caso- se ha dado cuenta de que hay una remota posibilidad de que tengan las manos vacías y la investigación se encuentre en un callejón sin salida, en el punto de inicio.

De que estén malgastando su tiempo, increíblemente valioso tiempo siguiendo una pista falsa que no lleve a ningún sitio.

-Oye, no te comas el coco. Es Tyson. Estará intentando confundirte.

Las palabras de Esposito son aliviadoras, y eso acompañado del descafeinado que le ha traído Ryan, con toda su buena intención –típico de Kevin, muy típico y demasiado adorable-, provoca que una sensación de regocijo extraña pero agradablemente familiar se extienda por su cuerpo, ayudando a que todo se le haga un poco menos insufrible.

-¿Tú te lo crees? –pregunta Beckett. Ahora lo que necesita es algo esperanzador, algo que la ayude a mantenerse en pie.

Si Tyson tiene razón, sabe que se va a hundir. Ya ha empezado a encajar piezas, como una mera suposición por plantear ideas alternativas en un intento por arrojar algo de luz al caso. Ha pensado verlo desde otro punto de vista, diferente. Tratarlo desde la manera más absurda, no sabe por qué, supuso que solo para satisfacer esa curiosidad que la estaba devorando por dentro.

Porque en un momento de debilidad se medio dejó llevar por las sandeces de Tyson. Es policía y, como tal, suele revalorizar todo tipo de suposiciones. Royce la enseñó a sobreestimar cualquier suceso improbable como si fuera la pieza clave de una investigación. Y Castle volvió a recordárselo.

Cuando ha llegado a una conclusión más o menos fehaciente, se le ha encogido la garganta y ha empezado a sudar como un cerdo.

Y ha decidido dejarlo. No quiere ni contar con esa posibilidad.

No podría ser.

-Es un asesino, está mal de aquí –se da un par de toque contra su sien con su dedo índice-. ¿De verdad te lo vas a tragar?
-Entonces ¿por qué no tenemos su cuerpo, Javi? –apoya el cálido vaso sobre la acera, a su derecha, llevándose ambas manos a su rostro.

La expresión del moreno, vacilante, hace que la situación sea más desgarradora.

-¿Por qué te ha buscado? ¿Y por qué te ha dejado con vida?

Beckett le parafrasea la perturbadora conversación que han mantenido. Genial, eso hará aún más difícil intentar olvidarla.

-Tío, es asqueroso. Si le tuviese delante…
-¿Qué, Javier? ¿Qué harías? ¿Eso solucionaría algo? –suena desesperada y Esposito parece querer buscar algún modo de consolarla. Pero saben que, con determinados temas, es bastante improbable que eso acabe sucediendo. Así que se limita a acariciarle la espalda.
-Oye, a lo mejor está intentando jugar contigo. Hay policías por toda la ciudad buscándole.
-¿Y a mí qué? –intenta moderar su tono de voz porque sabe que el moreno no tiene la culpa. Intercambian una mirada de pena entremezclada con la frustración. Inspira, intentando buscar ese aplomo casi disuelto.

Una voz reclamándola capta su atención y se gira, para ver de dónde procede. Es Gates. Espera que no le venga con ese autoritarismo tan típico de ella ahora que Beckett no es dueña de ningún tipo de paciencia. Maldice mientras se levanta y se dirige hacia ella su pronunciada susceptibilidad e intenta visualizar el lío en el que se metería si decide sacar su lado más indisciplinado a relucir delante de su capitán.

-¿Cómo se encuentra? –relajada y familiar. Eso le gusta. Ayuda a que la detective se tranquiliza.
-Bueno, no estoy en mi mejor momento. Cosas de polis –se encoge de hombros, mirándola con vaga aceptación. Gates arruga los labios.
-¿Por qué cree que ha venido?

Beckett sopesa momentáneamente si debe mentirla y guardárselo porque sabe que, si no la releva, la va a obligar a actuar en contra de sus propios principios. Pero en un momento tan flaco como este sabe que cubrir la verdad sería demasiado delator. Está nerviosa, cansada, al borde de un ataque de ansiedad y ni siquiera tiene preparada una excusa.

-A advertirme –se resigna, tras un leve suspiro. Sabe que su capitana confía en ella y hasta cierto punto le parece algo injusto aprovecharse de eso-. La cerradura no estaba forzada y todo parecía en orden. No quería nada más. Solo advertirme –repite.
Gates arquea una ceja- ¿Sobre qué?
-Señor, estoy cansada –evade la pregunta como puede-. ¿Podríamos hablarlo mañana en la comisaría? –Gates parece poco convencida- Por favor.
-Está bien. Pero… –señala el portal de su casa y la muchedumbre de policías que hay entrando y saliendo. Beckett le resta importancia con un movimiento de manos.
-Da igual, ya buscaré un sitio para dormir estar noche.

Gates asiente con la cabeza a modo de permiso para dejar que su detective se retire.

---

Su falta de pulso es tan inevitablemente ineludible que se ha visto obligada a llamar a un taxi.

En otras circunstancias habría sido diferente. Como si fuera algún tipo de Pepito Grillo, la voz de su conciencia hablaría contra la suya. Y, como es habitual, acabaría primando su obcecación sobre lo física y psicológicamente correcto. Beckett lleva siendo así de cabezota desde que nació y es una de las pocas cosas que nadie se ha molestado en cambiar.

Ni siquiera Castle.

Pero esa noche no le apetecía sostener el volante entre sus manos –en un breve momento de lucidez ha pre visualizado con terrible exactitud su nefasto y totalmente probable accidente de coche-. Si no es por precaución, es simple y llanamente porque su pereza puede a sus ganas de conducir.

En cuanto se baja del vehículo, se mete la mano en el bolsillo de su pantalón y tiende veinte dólares al conductor.

Lo que más necesita ahora es algún tipo de respaldo moral que casi le obligue a pensar con optimismo y decirse mentalmente que todo va a salir bien. O al menos algo que la alivie lo suficiente como para percibir cómo ese vacío emocional se va llenando progresivamente con el tipo de calidez que suele reconfortarla.

Y así, con suerte, dejará de sentirse bajo la presión de esa típica atmósfera enrarecida.

Por eso, en cuanto llama casi con persistencia ahogada a la puerta y ve a aquella figura masculina abriéndola tras esta, se abalanza hacia él, sin decir nada. No lo ve necesario.

Le arropa con sus brazos y ella se deja arropar por los suyos, dándose un poco de tiempo para saborear el calor familiar que sólo él puede transmitirle y dejando que contrarreste poco a poco su frío emocional.

-Hola, papá –susurra sobre su hombro, sin dejar de estrecharlo contra ella.

Es increíble cómo en situaciones extremas a Beckett le viene una repentina crisis de necesidad por forjar ese lazo empático que solo es capaz de hacer mediante un contacto físico como ese.

---

Ryan le ha dicho a Jenny que no lo espere despierta. Que esto lleva tiempo y, al final pero básicamente a regañadientes, ha acabado accediendo.

No suele hacer este tipo de cosas, pero Ryan es una persona desgraciadamente nerviosa y por cualquier cosa pierde los estribos. Sobre todo en lo referente a un ser cercano. Y si se trata de Castle y Beckett, simultáneamente, no va a ser capaz de estar quieto en su casa. Ni dormir. Y pasa de tener a Jenny quejándose porque no para de moverse en la cama y deshacer las sábanas.

Y su conciencia tampoco le dejaría tranquilo. Por eso ha decidido hacer un par de horas extra en la comisaría hasta que sacie su irrefrenable necesidad por ayudarla y aportar su pequeño grano de arena al caso. Es consciente de que no es prácticamente nada frente a todo lo que compone ese caso. Incluso de que puede estar dando palos de ciego y perder el tiempo de la forma más inútil.

Pero es Kevin Ryan y esto es algo que va connatural a su personalidad. Totalmente irremediable, pero lleva demasiado tiempo viviendo con eso como para quitarse ahora todos y cada uno de sus feos hábitos.

-Toma, tío. Te hará falta –Esposito le tiende una taza de café y Ryan se lo agradece con una sonrisa.

Ambos son conscientes de eso. De que Beckett es la que se encarga de mover los engranajes. Ellos solo se limitan a engrasarlos un poco y ya está, esa es la poca labor informativa que pueden aportar frente a un caso. Es como si se estuvieran infravalorando hasta límites desconocidos, pero están acostumbrados a aceptarlo.

-¿Qué te dijo Beckett?
Javier inclina la cabeza, pensativo- Que Tyson le dijo que no lo mató, que quería que ella encontrase al asesino, que si se lo debía y unas cuantas gilipolleces más.
-¿Entonces quién lo mató?
-De verdad, no vayas a decirme que te lo has tragado.
-Solo considera esa posibilidad, Javi.

Esposito ha empezado a ponerse nervioso y Ryan puede percibirlo. Ni siquiera le ha hecho falta mirarle, está acostumbrado a captar las energías de Esposito. Cuando está mal, Kevin lo sabe y viceversa. Da miedo y muchas veces lo ha pensado, pero al ser algo tan cotidiano es incluso normal para él.

Por eso se replantea si dejar el tema para otro momento, o no volver a sacarlo a colación. Lo malo es que todos tienen demasiadas ganas de cerrar un caso como ese y, cuando quiere, puede llegar a ser irritablemente insistente.

-No –el moreno musita, con un hilillo de voz. Tiene un trasfondo funesto, airado y a Ryan no le gusta por dónde van los tiros-. No sigas por ahí, Kevin. No lo hagas.
-Solo reconsidérala, por favor.

Esposito resopla, enterrando su rostro entre sus manos. El otro admira esa capacidad de contención cuando sabe que, en el fondo, se está muriendo por callarle a base de hostias. Ryan se aleja un poco, dándole espacio, rogando para que le llegue el aplomo suficiente como para cohesionar dos pensamientos lógicos. Lo necesita. Lo necesitan.

-Joder, es Castle. Castle –le apunta con su dedo, intimidatorio-. ¿Cómo puedes pensar eso de él?
-¿Y si no lo fuera? Qué, ¿qué pensarías sobre él, Javier? –pregunta, intentando mantener la calma- No quiero profanar su imagen ni nada, eso sería lo último. Pero somos polis. Y digo, solo digo –suspira, cerrando los ojos- que a lo mejor puede que Tyson tenga razón.
-¿Sabes lo que eso significaría? Tener que empezar desde el principio, remover toda la mierda de la que Beckett ha estado intentando evadirse, enfocarlo desde un punto más serio que la acabaría jodiendo la vida –numera-, ¿sabes cómo se sentirá Kate si es en vano? ¿Tener que volver a cargar con todo eso para luego tener que volver a olvidarlo porque no lleva a ningún sitio?
-¿Y si no lo es?

Esposito rebufa, rotando sobre sí mismo mientras se lleva una mano a sus labios, mordiendo sus nudillos con frustración. Intercambian una rápida mirada y Ryan se queda más tranquilo. Lo está asimilando.

-Javier, tenemos que hacerlo.
-¿Y si tienes razón? –pregunta, con pánico.

A Ryan tampoco le gustaría contestar esa pregunta. Hasta ahora no se ha dado cuenta. Es doloroso, demasiado. Es ver cómo todos tus esquemas se caen, después de pasar todo un año mentalizándote y mentalizando a las personas de tu alrededor.

Nunca se le han dado bien las palabras, así que se acerca a Esposito y le da una palmada en el hombro, con suavidad. Le mira como si le entendiese, arrugando sus labios. Y sabe que, aunque sea capaz de llevar la situación con más diplomacia, no tiene la misma facilidad para cargar con ese peso en la conciencia.

-Somos policías. Y tenemos que hacer lo que está políticamente correcto –se encoge de hombros, sin apartar su mano. No todavía, hasta que sienta que su compañero recupera algo de cordura.
-No se lo podemos decir a Kate. Todavía no. Tenemos que asegurarnos, Kevin. No podemos hundirla de esta manera.
-No, no lo haremos –señala la pizarra con un movimiento de cabeza-. Sopesemos ambas posibilidades y ya veremos qué nos depara la noche.

---

Su despertador interrumpe las dos horas descansas en las que ha conseguido conciliar el sueño. No ha dejado de revolverse en la cama y siente que en vez de dormir lo que ha hecho es perder la constancia del espacio-tiempo con los ojos cerrados. Nada nuevo. Ni siquiera se siente persona.

Se intenta incorporar como puede, la cabeza ahora mismo es una bomba de relojería. Se masajea la sien con ambas manos, inspirando y espirando con profundidad.

Pensaba que desahogándose con su padre conseguiría sentir un poco más de alivio. Manejar la situación sin notar cómo todo se le escapa. Y, hasta cierto punto, ha sido así. Pero Kate Beckett es una persona con serios problemas de conciencia y siempre ha sido demasiado sensible a determinados conflictos morales.

No es algo que vaya a cambiar de un día para otro.

Cuando sale de su habitación, con la ropa del día anterior, inhala el aroma a café y tortitas recién hechas. Ve a su padre detrás de la encimera, poniendo todo a punto y se da cuenta de lo mucho que echa de menos vivir con sus padres. Sentirse dentro de su familia.

Y basta. Beckett sacude su cabeza, no necesita encontrarse peor. Necesita resurgir.

-Buenos días, Katie –saluda su padre, con entusiasmo. Ella le sonríe con dulzura.
-Buenos días –se sienta frente a él-. Muchas gracias por lo de ayer, papá, de verdad.
-Soy tu padre, es lo menos que puedo hacer.

Durante el desayuno no hablan de demasiadas cosas. Lo típico, lo mal que ha pasado la noche Beckett y la falta de ganas de ir a la comisaría. Por un lado quiere solucionar ya ese caso y dejar de tener esos quebraderos de cabeza, pero por otro lado solo quiere olvidarse de todo eso. No le gusta la posible conclusión y es un hecho irrefutable.

Será policía, pero ante todo es persona. Y cuando su profesión pisa sobre suelo mojado, ella también lo hace.

No le gusta tener que volver a cargar con algo que se meta demasiado en su vida personal.

-Lo que me dijiste ayer –a la detective le recorre un escalofrío- sobre el 3XK. ¿Has pensado ya en algo?
-Toda la noche –contesta, con pesadez-. Casi no he pegado ojo, papá. No quiero volver a todo eso. A tirar mi vida como hice con lo de mamá o… estar como al principio, cuando me hice a la idea de que Castle no iba a volver.
-Pero esto es diferente, Katie.

Beckett no dice nada. Es verdad. Al principio era demasiado parecido y entre ambas cosas hay una infinidad de similitudes que hacen que la detective cada vez tenga menos ganas de levantarse por las mañanas. Pero la realidad es que son cosas totalmente diferentes.

Quizá la sensación de amargura no haya cambiado mucho, pero los contextos no tienen ninguna semblanza. Y eso, precisamente, es lo que lo ha transformado en algo mucho peor que antes.

-¿Cómo lo hago, papá? –un nudo se forma en su garganta.
-Busca qué es lo mejor para ti, Katie. Nadie te lo va a echar en cara y estás en tu derecho. ¿Te acuerdas de eso que te dijo Burke? –ella lo mira, inquisitiva- La decisión correcta es aquella con la que puedes vivir.

Beckett lo mira poco convencida, pero en el fondo sabe que la cosa va así. Y haga lo que haga, cargará con ese peso el resto de su vida, para bien o para mal. Se prepara un poco más mentalmente, sabiendo que va a salir mal escoja lo que escoja.

Es policía. ¿Qué otras opciones va a tener?

---

-Ya veo que no soy la única que no ha conseguido dormir –Beckett zarandea suavemente a sus dos compañeros, que yacen acurrucados uno sobre otro, sobre el sofá de la sala de estar. Estos se desperezan con esfuerzo.
-¿Qué hora es? –pregunta Esposito, aún con los ojos cerrados.
-Las siete y media –dice, después de mirar su reloj de pulsera-. ¿Cuánto tiempo lleváis aquí?
-Desde que nos fuimos de tu casa –responde Ryan, levantándose en un afán por estirar su cuerpo.

Ahora entiende por qué la pizarra estaba más llena que el día anterior. No puede evitar sentirse conmovida por dentro y ni se esfuerza en reprimir una pronunciada sonrisa. Se dirige hacia la máquina, cogiendo tres tazas. Necesitan un café urgentemente.

-¿Habéis llegado a alguna conclusión?
-Bueno, no… –Ryan mira dubitativo hacia atrás, a su compañero. Este aparta la vista, y en pocos segundos se recrea en el ambiente una incomodidad que no pasa desapercibida- no teníamos mucho, ¿sabes?
-No me mintáis, anda.

El moreno también se levanta, incapaz de sostener la mirada a Beckett durante más de dos segundos. Esta les tiende los cafés a cada uno y, cuando los tres dan un sorbo a la vez, es como si sintieran un soplo de aire fresco.

Beckett les mira, intentando retransmitirles toda la confianza de la que es capaz de hacer uso. Lo que quiere es evitar que algo así provoque se abra una mella entre ellos, como hace un año. No le apetece volver a encerrarse en su propia muralla anti todo, no ahora que lo que más necesita es algo a lo que agarrarse.

Y ahora mismo ellos dos son una de las pocas cosas que la mantienen a flote.

-Kate, no queremos hundirte, ¿vale? –comienza el moreno, con delicadeza. Ella niega con la cabeza.
-No pasa nada, ¿vale? Todo va a estar bien –traga saliva-. Escuchad, ayer Tyson llevaba una pistola, una Sig Sauer P226 y esas son de calibre 9 mm. Necesito que consigáis el informe de balística. Lanie me dijo que el agujero de bala era del mismo tamaño, así que puede que no esté todo perdido y de verdad sea el asesino. Ah, y la pistola es robada, asesinó al poli que la tenía cuando, supuestamente, estuvo fuera del país. Informaos sobre eso, cualquier tontería relacionada con esto puede ser muy relevante.

Ambos asienten con la cabeza, pero sigue habiendo esa comodidad en forma de pregunta. Eso que están deseando decir pero ninguno se atreve. Beckett intercambia miradas con sus compañeros, intentando indagar en el asunto.

Lo más vital es dejar barreras aparte. Que no haya secretos entre ellos. Y si tienen decir algo, por muy duro que suene, soltarlo del tirón. La detective quiere asimilarlo todo lo más rápido posible porque sabe que, de una forma u otra, va a dolerle igualmente.

Y prefiere darse contra el suelo de golpe a vivir con ese dolor agonizante que la destroce lentamente.

Así, tras medio minuto inquiriendo con su mirada –esa mirada que consigue quebrar las mentiras de los asesinos en la sala de interrogatorios- Esposito acaba cediendo y dejándose llevar.

-¿Y si resulta que Tyson no ha tenido nada que ver?
Agacha la cabeza brevemente, para después mirarles- Creo que los tres hemos llegado a la misma conclusión, ¿verdad?

En realidad, agradece tratar ese tema en ese preciso instante. Duele, pero es preferible que sea así. Javier y Kevin la miran como si supieran de qué están hablando y ella se encoge de hombros. El deber es el deber y su función es asegurarse de cumplir, por muy desagradable que sea, las exigencias de la ley.

-Busquemos una conexión entre Tyson, el tío congelado y Helen Murray. Si la hay, perfecto. Sabemos a por quién tenemos que ir. Y si no…

Suspira, intentando verbalizar la idea. Le está costando demasiado llevar esa idea a la realidad. Oye unos leves pasos y ahí está, Gates entrando en la sala de descansos, cruzándose de brazos. No sabe muy bien cuándo ha llegado pero, a juzgar por su expresión inquisitiva sabe que ha oído todo y es inevitable tener esa conversación con ella.

Así que se prepara, traga saliva y, con firmeza y esforzándose por no venirse abajo, pronuncia:

-Si no, dad la alerta por fuga de un asesino suelto. Dad la alerta por fuga de Richard Castle.

***

Espero que os haya gustado! ^^Y muchas gracias por leer y esas cosas Rolling Eyes. Nos vemos en el próximo!

saratheplatypus
As del póker
As del póker

Mensajes : 346
Fecha de inscripción : 30/10/2012
Edad : 22
Localización : Platypusland

Ver perfil de usuario http://iamaplatypus.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Delta5 el Vie Mar 08, 2013 5:59 am

Está muy interesante, sigue. Very Happy

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por saratheplatypus el Vie Mar 08, 2013 6:14 am

rubiodav escribió:Es realmente genial. Haces que la espera merezca la pena ya que cada capitulo es mejor que el anterior. Una historia genial.

Joooooo muchisimas gracias! Crying or Very sad Estas cosas me ponen super moñas y super asdasfsfssdfdf Big Crying. Vosotros si que haceis que merezcla la pena Rolling Eyes. Muchas gracias por comentar y espero que el capi 6 te guste! ^^

Delta5 escribió:Muy bueno, continua. Very Happy

Ayyy, muchas gracias! ^^ Ya he continuado, espero que te guste el resultado! Very Happy

Yaye escribió:Uff, los pelos de punta con el final, ha sido increíble todo el capítulo. Espero que a Kate no le pase nada malo y que por fin den con Castle.


Continúa pronto.

Joooo, tanto como ponerte los pelos de punta? ASDASFDSFSFASDFDDF Crying or Very sad. Muchas gracias por este comentario, en serio! Love Y bueno, ya lo veras en el siguiente ^^ solo espero que te guste" <3

AlwaysSerenity escribió:Hija de pu... PERO COMO NOS DEJAS ASI!!
No tienes perdon de Andrew Neutral
Pe, pe, pero por qué Helen tenia el numero de Beckett? Y por qué Tyson este en su apartemento? Y por qué TRADAS TANTO EN CONTINUA??
Por favor, mi nivel de histeria aunmenta por momentos asi que te pido que no tardes mucho en continuar ORNITORRINCO... Escribes fenomelas Wink

Ayyyyy MI CLAAAAU <3! La verdad es que con este fic estoy siendo un poco mala Razz jajaja. Espero que Andrew me perdone, que ya he subido el sexto Angel jajaja. Ayyyy siento la tardanza, en serio Big Crying. Pero lo que importa es que todas tus preguntas ya han quedado resueltas :3 espero que te gusten las respuestas jaja. Y joooo eso ultimo Big Crying MUCHAS GRACIAS, LOCAAAAAA! Inlove

xisaa escribió: Big Crying por quéééééééééééééé ?!?!?! Eres peor que Marlowe Big Crying
espero que lo continúes pronto y Castle aparezca vivito y coleando Laughing

Jajajajaja con lo que mola Marlowe! Que seria de nosotros sin el Razz jajaja. Aiiiins, ya he puesto la conti, espero que te guste! ^^ Y muchas gracias por comentaaar! Inlove

Beckett_Castle_Alba escribió:Este capítulo ha sido genial Sara Happy Clap Happy Clap
Me gusta la cercanía que muestra Gates hacia Kate y su comprensión, esa mujer de hierro no lo es tanto como aparenta.
Me encanta como llevas el caso, las vueltas que ha dado y como al final la ha llevado hasta Kate. Me tienes intrigadísima, no sé que tendría que ver Helen con ella para que le dijese a su pirma que la llamase si a ella le pasaba algo...
El final es impresionante, pero ¿cómo lo dejas así?
Ahora nos toca esperar hasta que las musas te vuelvan a acompañar ... Espero que eso sea pronto.

OOOOOOOOMG, MUCHAS GRACIAAAAAS, ALBA! Inlove Es que por muy dura que parezca, yo se que en el fondo Gates es tan blandita y dulce como una golosina <3. Tenía que sacar eso a relucir Razz jajaja. Y bueno, es que el caso tiene lo suyo, pero me da un poco de miedo que os resulte muy pesado Crying or Very sad. Y el final... jajajaja. Lo bueno es que he colgado el 6 y ya puedes saber que pasa jaja. Asi que siento la espera, pero ahi esta! Very Happy Joooop, muchas gracias por tu comentario, Alba Crying or Very sad. Estas cosas son las que de verdad inspiran a escribir! <3

Cata Castillo escribió:Esta historia es como ver una peli de suspense, está de lo más intersante. Solo te pido, que no tardes que nos has dejado a Kate en muy mala situación.

Eso de la peli de suspense me ha emocionado Crying or Very sad. Muchas graciaaaaas! Big Crying Y ya, siento la espera y eso, no he tenido casi tiempo Razz jajaja. Pero ya he colgado el 6, espero que te guste! ^^

casckett 2012 escribió:hola...mira se que debes andar muy ocupada y eso,pero por favor sigue en cuanto puedas .No quiero que le pase nada a beckett ,y por lo que mas quieras que castle no este muerto que como lo este ,seras tu la muerta... Muajaja
jajajajajajaja...es una broma tranquila pero en cuanto puedas continualo

Hoooola Very Happy y si, lo estoy y mucho Big Crying jajaja. Vale, ahora me siento com Beckett en mi fic Shocked jajaja. Traaanqui, que ya he seguido Razz espero que te guste el resultado y no me mates jajaja. Muchas gracias por el comentario! ^^

R_P escribió:
casckett 2012 escribió:hola...mira se que debes andar muy ocupada y eso,pero por favor sigue en cuanto puedas .No quiero que le pase nada a beckett ,y por lo que mas quieras que castle no este muerto que como lo este ,seras tu la muerta... Muajaja
jajajajajajaja...es una broma tranquila pero en cuanto puedas continualo

TRANQUILA que no va ir a tu casa a matarte Laughing

y me uno a la petición Thumb

Jajajaja eso espero, que soy muy joven para moriiiiir Crying or Very sad jaja. Y tu peticion esta aceptada, Raquel, espero que te guste el 6! Very Happy Y muchas gracias por comentar! Love

agecastbet escribió:Pero qué retorcido es el 3xa, siempre haciendo de las suyas, y ahora qué, porque esto estás mas liado que la zapatilla de un romano. Espero impaciente que lo soluciones pronto, porque he perdido de vista mi tensión. No tardes mucho... eh¡¡ BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSS

Lo seeeeeee, me encanta como villano Love. JAJAJAJAJAJAJA ESO DE LA ZAPATILLA DEL ROMANO ME HA MATADO Big XD. Jooo, siento lo de tu tension, pero ya he colgado el seis jajaja. Espero que te guste! ^^ Y muchas gracias por comentaaaar! Inlove

forever23 escribió:Maldito Tyson, sera hijo de... su madre Mad Muajaja
Espero que a Kate no la pase nada
Que aparezca yaa Castleee por favoorrr
Saraa continuaa prontoo, lo necesitooo Razz

LAURAZAAAAAAA! Inlove Ya, es que ya sabes como es Tyson, y me encanta Love jajaja. Traaaanqui, que ya lo he colgado Razz. Espero que te guste! Very Happy Y muchas gracias por comentaaaar, loca! Love

Maria román@caskett escribió:Lo acabo de leer y...ufff. Perfecto de principio a fin, es increible la de cosas que se les pasaron la primera vez que investigaron este caso...Razz, y ese giro inesperado. ¿Por qué el número de Beckett? Y ¿Por qué aparece ahora Tyson? Eso, digo yo, que será que se estaba acercando o algo así. Me encanta, espero verte pronto!.

Perfecto? Crying or Very sad JOOOOOOOOOOP Big Crying MUCHAS GRACIAS! Inlove Bueno, y todo eso ya lo veras conforme siga la historia ^^ de momento el seis explicara un poco y tal Wink espero que te guste! Very Happy Y muchas gracias por comentar y todo! Inlove

RcKb escribió:oh dios !!!! Porfavor sigue pronto, nos has dejado.en.un momento critico.... pero como se puede ser tan mala!! Y espero que Castle no este muerto y le tenga tyson secuestrado y la lleve a beckett junto a el. Contunua!!!

Jajajajajajaja es que me encanta el suspense, sorry Razz. Bueno, eso ya lo veras en un futuro jajaja. Muchas gracias por comentaaaar! Very Happy Espero que el 6 te guste! Love

Delta5 escribió:Falta mucho? Smile

Uy, tu otra vez jajaja. Jo, siento haber tardado Razz pero vamos,q ue ya lo he subido. Ya me contaras si esta a la altura de todo lo que he tardado jajaja.

IreneEB escribió:DIOS, INCREIBLE! Cada capítulo que pasa se pone más y más interesante. Sigue pronto! Smile

Halaaaaaaa, muchas gracias! Inlove Jo, me alegro de que tenga el efecto que queria Big Crying. Ya he colgado el 6 Very Happy espero que te guste! ^^ Y MUchas gracias por comentaaaar! Big Crying

L-beckett41319 escribió:Holaa soy nueva en el foro,me he puesto a leer tu finc y me encanta de verdad increible.!!
Ojalaa castle no ese muerto!
Gran trabajo! Continua pronto. Thumb

Ayyy, lo primero es lo primero: BIENVENIDAAAAA! Inlove Espero que te lo pases muy bien por aqui y tal :3.

Y lo segundo: SDFSAFSFDFSFSDFSD MUCHAS GRACIAAAAAS! Big Crying Bueno, ya iras viendo que pasa cuando avance un poco mas la historia Razz. Muchas gracias por comentar y esas cosas Rolling Eyes espero que el nuevo capi te guste! Very Happy

saratheplatypus
As del póker
As del póker

Mensajes : 346
Fecha de inscripción : 30/10/2012
Edad : 22
Localización : Platypusland

Ver perfil de usuario http://iamaplatypus.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por L-beckett41319 el Vie Mar 08, 2013 6:57 am

Diooooos espero q noo sea lo que parecee! Ojala se arregle todoo pronto! Crying or Very sad
Me encanta continuall pronto por favoor q espero con muchas ganas el nuevo capii!

Thumb un abrazoo

P.D me encanta como escribes de verdad genial!

L-beckett41319
As del póker
As del póker

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Yaye el Vie Mar 08, 2013 8:22 am

Me ha gustado mucho el capitulo, pero ¿¿Cómo que ahora va ha ser Castle sospechoso de asesinato??? Eso no puede ser, tiene que haber una explicación a todo, no me creo que él esté haciendo tanto daño a Kate y a su familia así por las buenas.

Continua pronto y sacanos de dudas.

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por agecastbet el Vie Mar 08, 2013 8:34 am

Pues no se si cortarme las venas o dejármelas largas, el capítulo estupendo, largo, pero ahora sí que ya estoy como una cabra en un garaje, más que despistada. Eso sí, si en el siguiente capitulo, se da explicación a un par de cositas, hasta llego a coger un poco el hilo, por que lo tengo fuera de mi vista, y lo que se me ocurre, es peor que lo que intuyo. A VER SI HACES EL FAVOR DE DAR MENOS VUELTAS, QUE ME VOY A CAER DEL TIOVIVO, XDXDXD.
Bueno haz lo que te venga en gana, lo mismo espero dos capítulos y después sigo, así me lo paso todo de un trago, como Kate. BESOTESSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Vie Mar 08, 2013 11:35 am

No puedo dejar de asombrarme con cada capítulo. Veo en ti a una gran escritora, y no es ninguna broma.
Me encanta tu forma de narrar la historia, consigues hacer que no pueda apartar la vista del capítulo. Me gusta como expresas los sentimientos de Kate, como le cuesta aceptar la idea de que puede que Tyson lleve razón.
Me encanta el compañerismo y la amistad de Espo y Ryan con Kate y como tratan de no lastimarla ocultándole lo que ambos creen.
Me gusta muchísimo tu historia Sara, estoy deseando que te venga la inspiración y subas el siguiente capítulo.
Como siempre, ha sido un capítulo fantástico Kiss

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por saratheplatypus el Sáb Mar 16, 2013 2:07 am

Yaaaaaaaaa estoy aquí! Very Happy Este capítulo es bastante corto. Pero es que necesitaba que se quedase así porque... bueno, ya veréis Razz. Solo decir que muchas gracias por seguir leyendo y comentando y eso, que me ayudáis mucho a darle vida a esta historia <3. Y que espero que os guste! Love

***

Capítulo 7: Revolución

-Tenías razón, Beckett.

Después de tirarse prácticamente una hora desgastando la pizarra con sus ojos, la detective se gira con frenética agresividad hacia su compañero, aliviada. Ryan la mira indicándola que se acerque hacia él y ella asiente, situándose detrás rápidamente.

Tras verse con las manos vacías en un caso tan intricado resulta refrescante encontrar algo que sostenga una prueba lo suficiente consistente como para salir adelante.

-En Suecia hubo un altercado donde un policía resultado asesinado con su propio arma. Alguien le disparó y se la llevó. Nunca se cogió al asesino –deletrea Ryan, al ritmo de sus dedos apretando las teclas.
-Fecha, dime la fecha –está tan nerviosa que se atraganta con sus propias palabras. Espera que no tenga coartada, espera que le haya dado lugar a volver, porque eso supondría mantener el rumbo del caso.

De lo contrario, Beckett sentirá cómo la miseria se irá cerniendo poco a poco sobre ella.

-Ocurrió el… –Ryan mira con pesadumbre a Beckett, esta puede ver cómo tragar saliva. Lo hace tan duramente que hasta consigue oírlo. E instintivamente se pone nerviosa- 14 de enero del año pasado.

Todo el asunto sobre Castle empezó el 16 de enero. Dos días después. Beckett se muerde el labio, negando con la cabeza. No. Espera que no. Espera que sea todo menos eso.

-Por favor, dime que le dio tiempo a regresar. Dime que el 16 ya estaba aquí –se siente rara al suplicarle a Ryan que le dijera que Tyson había matado a Castle. Demasiado rara y en otras circunstancias se estaría arrepintiendo. Puede que lo diga porque está en caliente, porque suena mucho más esperanzador que saber que tu novio es un asesino.

Pensar en que van a tener que dar orden de búsqueda y captura a una persona que ha significado demasiado para ella en un futuro no demasiado lejano es algo que la está quitando las ganas de seguir respirando. Se marea levemente e intenta recomponerse, se mentaliza de que no está todo perdido.

De que hay una esperanza mínima.

-Podemos contar con eso. Puede que Tyson se las apañase para pasar desapercibido –Beckett agacha levemente la cabeza y Ryan se gira sobre la silla, agarrándola con suavidad por el antebrazo-. Eh, Kate. No está todo perdido, ¿vale?
-Puede que mi novio sea un asesino. ¿Y me dices que no está todo perdido?

Ryan tuerce los labios, no tiene nada que decir contra eso y él lo sabe, Beckett lo sabe, todo el mundo lo sabe. Para este tipo de temas no existe un consuelo verbal. Solo ese tipo de cursilerías que se dicen entre ellos tres que no es que ayuden a sacar lo mejor de ellos, pero sí a sentirse un poco más aliviados.

Y, para romper toda esa tensión, se acerca Esposito con lo que, presumiblemente, parece el informe de balística. Beckett puede leerlo en una de las etiquetas y se separa de su compañero para mirar al moreno, con enardecida expectación.

Pero su expresión no confirma nada bueno. Y Beckett se sigue poniendo aún más nerviosa.

-El calibre de la bala del tío congelado es de 9 mm, como la pistola que llevaba Tyson. Pero… –Beckett se acerca hacia Esposito, mirándolo suplicante. Él entorna sus ojos, con pesadez, apartando la vista. No puede luchar contra eso- es de una Glock 17. El 3XK no pudo matarlo.

Esposito y Ryan no tardan demasiado en darse cuenta de la comprometida posición en la que se encuentran. Se dan cuenta de la cara de Beckett y sus constantes resoplidos que van a acabar por marearla y deciden cambiar un poco el rumbo tan funesto que está adquiriendo progresivamente el caso.

Necesitan un rayo de luz más. Solo uno.

-Eh, todavía no estamos seguros. No totalmente –Beckett está demasiado descompuesta como para prestar algo de atención a Javier-. Beckett, ¿te acuerdas de los recibos bancarios?

La detective asiente, apañándolas para buscar su propio ritmo respiratorio, haciendo uso de él para encontrar algo de relajación en medio de todo ese caos tan repentinamente turbulento. Se obliga a sí misma a pensar que esa es otra salida factible. Más o menos. Un cabo suelto.

-Puede que Tyson le contratase –empieza a decir, insegura, con un tono de voz casi inaudible.
Ryan la sonríe- Eso es. Mira, Javi y yo rastrearemos desde dónde se hizo la transferencia. Fue hace un año y poco, ¿verdad?
-Nunca podremos comprobar dónde estuvo por aquel entonces. Ya conocéis a Tyson, es como un fantasma.
-Sabemos que desapareció, vale. De eso hará unos dos años, cuando pasó todo eso de... –Ryan se calla, brevemente, dejando que ese incómodo silencio hiciera de improvisado intermediario para lo que no había necesidad de sacar a relucir.

En esos momentos, todos pisan por suelo mojado.

-Dijo que estuvo fuera, ¿no? Según lo del poli asesinado, en Europa. Al menos en esos momentos –Esposito se sienta sobre su escritorio para colocarse a la altura de la detective y tener una mejor perspectiva-. Si el rastro nos lleva hasta ahí…
-No, no –Beckett interrumpe-. Seguiríamos sin tener nada. Venga, Bracken pagó a todos esos tíos utilizando el mismo método, ¿os acordáis? Es sencillo, limpio, te lavas las manos y el problema deja de existir.
-Si tuviéramos un móvil… –Javier resopla, impotente-. O algo así, yo qué sé.

En ese momento, como si fuera una especie de epifanía, una pieza encaja dentro de todo ese puzle tan tergiversado dentro de la cabeza de Beckett y se le ilumina el rostro, e incluso sonríe.

-Y lo tenemos –sus dos compañeros la observan inquisitivos-. Vamos, no me creo que Helen Murray no mantuviese ningún tipo de contacto con su novio cuando no estuviese con él.

Instantáneamente recuerda que Helen tenía su número de móvil. Divide y vencerás, piensa durante un segundo, y se le ocurre una fortuita y maravillosa idea para agilizar la investigación y, de paso, tener algo de tiempo para sí misma.

Lo que más necesita es permutar todas esas conjeturas y hacer de ellas hipótesis lo suficiente verídicas como para que Gates no se ponga de los nervios cuando se lo comunicara y a ellos se les caiga el pelo por fantasear deliberadamente.

-Ryan, Espo, llamad a la señora Gavin. Hay dos temas que tenemos que aclarar.

---

-Muchas gracias por su colaboración. Queremos que sepa que todo lo que nos pueda decir va a ser fundamental para la resolución de este caso –Beckett mantiene esa relación de cálida cordialidad con una empatía que hasta a sus dos compañeros les conmueve.

La mujer asiente con agradecimiento.

-De nada, lo que sea por mi prima. ¿Qué más necesitan saber?
-Necesitamos que nos dé el número de Helen. Queremos ver si, rastreándolo, podemos averiguar más sobre ese hombre con el que estaba saliendo.
-¿Jack? ¿Jack Harbor? –los tres asienten- Sí, algo me habló de él –la detective inquiere con la mirada-. Me dijo que se conocieron hace… –se pone un dedo sobre sus labios, en una pose meditativa, como si intentase recordar algo- un par de meses antes de que… Bueno, ya sabe. Dijo que hubo como una especie de magia entre los dos, como si él la llevara buscando toda su vida.

Beckett mira a Esposito y a Ryan y les hace una seña con la cabeza, intercalando su atención entre ellos y sus respectivos ordenadores. Ambos asienten, dirigiéndose casi corriendo hacia sus escritorios y ella vuelve a poner toda su atención en la conversación con la mujer.

-¿Dijo algo más?
-Que se dedicaba él también a la abogacía. Es más, dijo que le pareció raro ese extraño interés que tenían hacia su padre. Resulta que él le admiraba mucho y cuando se enteró de que Helen era su hija…
-¿Su padre era famoso?
Ella asiente- Entre los suyos, al menos. Fue un gran abogado. Trabajó en una campaña llamada “Recupera el barrio”.

Recupera el barrio.

Beckett tiene ese nombre escrito a fuego en todos y cada uno de los periodos de su vida. Momentáneamente, las piezas vuelven a encajar, de una manera diferente y algo hace click en su cabeza. Nota su corazón desbocarse por momento dentro de su pecho y cree que en pocos segundos dejará de ser consciente y perderá la noción del espacio y el tiempo.

Se queda mirando fijamente a ningún punto en concreto, con la mirada perdida, sin capaz de decir nada. Nota una desagradable sensación de asfixia y, cuando intenta respirar y volver a recuperar algo de su presencia y racionalizar sus pensamientos, la mujer le pregunta:

-¿Le pasa algo? –Beckett la mira- ¿Le suena ese nombre?
El apellido de Helen se le hace extrañamente familiar. Demasiado. Tanto que tiene que esclarecer esa duda- ¿Cómo se llamaba su padre?
-Scott. Scott Murray. ¿Usted también le conoce?

---

Beckett le dijo antes de salir corriendo con la señora Gavin a Javier y Kevin que rastrearan la transferencia como si les fuera la vida en ello. Pocas veces habían visto a Beckett darles una orden con ese fervor y casi se asustan.

Teclean y sienten que se van a dejar las huellas en sus teclados. Pero la sensación que les recorre es similar a tener a alguien apuntándoles en la cabeza. Kate, posiblemente, porque estaba en un ataque de nervios cuando se fue y ellos saben que, en esos momentos, lo mejor es no jugar con fuego. No hicieron preguntas. No sabían nada. Solo se limitaron a asentir y ponerse manos a la obra.

-Tío, ¿qué crees que la habrá pasado? –pregunta Esposito, sin dejar de mirar a la pantalla.
-No sé, pero hacía tiempo que no la veía tan alterada. De todos modos, este caso está sacando toda la mierda de la que se ha estado alejando. Probablemente sea por eso.
-Vale que esté alterada. Vale que se sienta algo… incómoda con todo esto. Pero, Kevin. Le ha faltado poco para cosernos a balazos.
-Solo quiere terminar con todo esto lo antes posible. Y lo veo normal. Se trata de Castle. Es un compromiso muy grande.

Javier rebufa y sigue rastreando las transferencias. Agradece tener contactos en las Fuerzas Especiales y muchos favores por cumplir. Tener a la mitad de tus viejos amigos debiéndote una viene como un guante a la hora de afrontar un caso tan intricado como ese. Le ha permitido mover todos los hilos de los que ellos disponen.

Cuando consigue meterse en la página del banco del que procede la transferencia y saltarse todos los protocolos de seguridad sin ningún esfuerzo, medio aplaude, levantando sus puños. Ryan dirige su atención hacia él, extrañado.

-¿Tienes algo?
-El banco viene de Suiza. Hizo la transferencia desde allí.
-Sí, bueno. Ya nos dijo Beckett algo similar.
El moreno suspira- Tío, es un paso más. Dame un poco de tiempo y ya verás cómo te saco algo.

Ryan sonríe con suficiencia, levantándose. Esposito le pregunta dónde va y él señala la cafetera espresso con la mirada. Es algo típico en él. Cuando se siente demasiado abrumado por un caso, lo común es que se dé cinco minutos para prepararse un café y bebérselo tranquilamente. Es lo que más necesita para un caso como este.

Ahora mismo se les requiere ir con pies de plomo porque la situación es extremadamente delicada.

Decide hacerle un favor a su compañero y a prepararle uno también a él. Cuando termina, se dirige hacia sus escritorios. Esposito está frente al monitor, con cara de preocupación, esparcido sobre su silla y cruzado de brazos.

-¿Qué pasa? ¿Ya sabes a qué estaba vinculada la cuenta de Suiza? –pregunta, dando un sorbo a su bebida, dejando la taza de café sobre su mesa. Esposito indica que mire hacia la pantalla.
-No me deja continuar –suspira-. Esto no me gusta, tío.

Ryan casi se atraganta cuando ve el aviso de acceso denegado, dejando ver detrás de él el fondo de lo que era la página del gobierno de los Estados Unidos.

---

Beckett odia coger el coche en hora punta porque es algo casi imposible salir vivo de las calles de Manhattan. Millones de coches, en fila india pitando y conductores llamándose de todo a través de las ventanas. Eso era el Nueva York de cada día, y Beckett lo sabe. Lleva viviendo demasiado tiempo ahí.

Pero peor era vivirlo desde dentro. Es algo a lo que nunca te acostumbras porque, por desgracia, el humano es un ser egoísta e impaciente por naturaleza y estar entre esa maraña pestilente de monóxido de carbono entremezclado con cláxones y hostilidades volando de calle a calle no mejora el momento ni incita a que se apaciguase esa impotencia.

Beckett tiene la sensación de que avanza dos metros por minuto y lo ve demasiado insufrible para ella. No quiere eternizarse demasiado. No cuando la investigación está a punto de dar un giro radical y hay demasiado en juego. Así que activa las sirenas y espera a que eso agilice un poco más el tráfico, mientras intenta abrirse paso como puede entre los coches.

-¿Eso está permitido? –pregunta la señora Gavin.
-Sí mientras no se entere mi jefa –Beckett sonríe con travesura.
-¿Puedo preguntarla una cosa? –la detective la mira, inquisitiva- ¿Por qué conoce a mi tío?
-Trabajó con mi madre en esa misma campaña. Y creo… –respira hondo, todavía le cuesta hablar de eso- que por eso Helen quería llamarme. A mi madre también la asesinaron.
-¿Cree que está vinculado?

Ladea la cabeza, confusa. Lo que realmente no sabe es qué hace Castle metido en todo eso. Y por qué sale todo esto a relucir en esos momentos. Ni siquiera está segura de que el 3XK siga teniendo algo que ver.

Su móvil empieza a sonar. Cuando lo saca de su bolsillo y mira la pantalla, ve que es de la Decimosegunda. Espera que sean Ryan y Esposito arrojando algo de luz al caso.

-Hey, ¿tenéis algo?
-Sí, al parecer la transferencia venía de Suiza –la voz de Ryan verifica lo que ella pensó desde un principio.
-Os lo dije.
-Pero hemos rastreado la cuenta vinculada a la de Suiza y… bueno. Te vas a llevar una sorpresa.
-¿Me va a gustar?
Hay un pequeño silencio incómodo que angustia levemente a la detective- Se nos ha denegado el acceso. Parece información muy importante –Beckett puede oír la voz amortiguada de Esposito diciendo “demasiado importante”.
-¿Y ya está?
-No. No hemos podido ver de quién procedía exactamente. Pero sí desde qué cargo –Kate masculla un sonido de afirmación, esperando una respuesta-. Viene del gobierno.

A Beckett casi se le cae el móvil.

---

Contra todo pronóstico, en menos de una hora ya están en el edificio donde vivía Helen Murray.

Mientras entran por la puerta de su casa, Beckett piensa que ha sido buena idea abusar levemente de su autoridad. Se estaba desesperando y la llamada de sus compañeros solo hizo que sus nervios empeorasen.

Como el caso está todavía abierto, la casa está a medio recoger. Hay alguna que otra cosa tirada por el suelo, lo normal. Supone que, después de rastrear la casa en busca de pruebas, los policías no se molestaron mucho en adecentar el entorno.

Cuando mira hacia la señora Gavin, la ve algo sobrecogida y lleva su mano a su hombro, en un acto por intentar tranquilizarla.

-Escuche, si se siente mal, puede irse. No quiero hacerla pasar por algo que no tiene la necesidad de sufrir.
-No, no. Estoy bien. Dígame qué quería.
-Tengo una teoría. Estoy buscando algo que me la confirme. ¿Sabe dónde podría guardar Helen algo de mucho valor? –remarca el mucho porque supone que algo así es demasiado valioso. Al menos lo suficiente para que haya costado la vida de dos o tres personas.
-¿Algo como qué?
-Documentos sobre el caso de su padre. ¿Alguna vez le habló de ellos? –ella niega con la cabeza, apenada- Sí, lo entiendo. Quizá Helen querría que algo así se mantuviera en secreto hasta que lo pudiera sacar a la luz –teoriza porque resulta lo más lógico. Si se trata sobre ese caso, esa mujer habría andado con pies de plomo hasta su último suspiro.

Beckett se dirige hacia su habitación, recuerda que frente a ella había otra habitación que hacía las veces de despacho. Enciende su linterna mientras abre la puerta de este, encontrando todos los libros y carpetas tirados, amontonados y llenos de polvo alrededor del escritorio y las vitrinas. Beckett hace un sonido de desaprobación, suspirando, preguntándose qué clase de poli hace este desastre.

Cuando se agacha a buscar cualquier cosa relacionada con ese caso que haya pasado desapercibida, observa aquel desastre burocrático perezosamente. Kilos y kilos de papeles esparcidos por el suelo sin ningún orden. Se encoge de hombros, ha visto de todo en su oficio y no iba a tardar mucho en cruzarse con algún tipo despreocupado a imperturbable con poco respeto hacia los muertos. Al analizar minuciosamente aquel caos, y de la manera más tonta, repara en la ausencia de polvo en algunos libros. Mira a su alrededor. Demasiado libros. Hay marcas de manos y dedos y la detective está segura de que son recientes. Bastante recientes.

Se levanta casi corriendo para observar el pomo de la puerta. El de fuera tiene la marca de su mano sobre el polvo. Pero el de dentro está intacto, como si no se hubiera abierto en demasiado tiempo.

Con nerviosismo, saca el móvil de su bolsillo, llamando a la comisaría. Esposito no tarda en coger-: Javier, manda una patrulla a casa de Helen Murray. ¡Corre!
-Pero ¿qué ha pasado?

El sonido desgarrador de un disparo, acompañado de un intenso dolor abdominal, como si estuviera ardiendo por dentro, la obligan a soltar el móvil y llevarse una mano a la herida. El cálido fluído se va colando entre sus falanges tan rápido que se aterroriza y se bloquea.

Beckett ahoga un grito, presionándose sobre la herida en un acto por improvisar un torniquete chapucero mientras se contrae en sí misma. Los enlatados gritos de Esposito se cuelan por el altavoz del móvil, llamándola angustiada. Beckett respira con esfuerzo, elevando su mirada. Hay un tío de un metro ochenta y cuatro como poco saliendo de detrás del escritorio del despacho y dirigiéndose hacia ella, apuntándola con una pistola.

Beckett se aleja como puede de ahí, deslizándose por el marco de la puerte. Las piernas la tiemblan, no es capaz de correr, la herida la debilita y lo que más necesita ahora es eso, fuerza. Se las apaña para pedir a gritos a Helen que llame a una ambulancia y huya de allí, sin dejar de mirar a su agresor. Este se dirige con parsimonia hacia ella, sonriendo con funesta crueldad. Su mirada es profunda, desafiante y vacía, y ella se siente desnuda ante él. Es como si le dijese que va a morir. Que este es su fin y a Beckett se le destruyen las pocas esperanzas que le quedaban.

Intenta dirigirse hacia la puerta, pero el dolor la puede. Se cae sobre sus rodillas, encogiéndose. Entre el ataque de pánico y la progresiva falta de pulso en todas y cada una de sus extremidades hacen cada vez más imposible el hecho de que Beckett confíe en que va a escapar de ahí con vida. Se sigue apretando la herida, mordiéndose el labio y sabe que va a morir. El ardor se extiende por su cuerpo, la sangre sigue saliendo como una fuente y el mareo es tan evidente y mortificante que la obligan a cerrar los ojos y dejarse llevar por el sufrimiento.

Y la famosa película de su vida, esa que se suele ver cuando se está a punto de decir adiós a todo, reaparece por segunda vez en dos días con una claridad excepcional sobre sus ojos.

Poco antes de perder el conocimiento en su totalidad, piensa en que tiene que seguir viviendo. Necesita seguir viviendo porque después de todo lo que ha pasado y las veces que ha desafiado a la muerte esto no tendría que acabar así. Es Beckett y es una persona soberanamente fuerte e infatigable. No puede llegar a su fin de esta manera. Y menos cuando todavía tiene que encontrar una respuesta. Cuando ni siquiera sabe si Castle vive o no.

No puede.

Pero llega a un punto en el que se mentaliza de que todo esfuerzo físico y mental es inútil. Se rinde, cediendo ante la imperiosa necesidad de estar tumbada, dejando que un pequeño charco de sangre se vaya formando lentamente bajo su cuerpo, empapando su camisa y murmura como si se dejase la piel en ello un “lo siento, Castle”. Sin razón ni causa, pero ya es costumbre que su último pensamiento sea él. Gajes del oficio. Si la situación no era lo suficiente patética para ella, encima se pone a llorar. Medio muerta. Para colmar el vaso. Pero qué va a hacer ya. Es su última voluntad.

Lo último que oye antes de dejar de tener conciencia es el sonido de otro disparo. Y un profundo color negro domina su mundo.

***

Muchas gracias por leer! ^^ Nos vemos en el siguiente capi! <3


Última edición por iamaplatypus el Sáb Mar 16, 2013 5:34 am, editado 1 vez

saratheplatypus
As del póker
As del póker

Mensajes : 346
Fecha de inscripción : 30/10/2012
Edad : 22
Localización : Platypusland

Ver perfil de usuario http://iamaplatypus.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por saratheplatypus el Sáb Mar 16, 2013 2:16 am

Delta5 escribió:Está muy interesante, sigue. Very Happy

Muchas graciaaaaaas! Love Espero que te guste el 7! Razz Y gracias por comentaaaaar! <3

L-beckett41319 escribió:Diooooos espero q noo sea lo que parecee! Ojala se arregle todoo pronto! Crying or Very sad
Me encanta continuall pronto por favoor q espero con muchas ganas el nuevo capii!

Thumb un abrazoo

P.D me encanta como escribes de verdad genial!

Jajajajaja es que creeme, en este fic nada es lo que parece Razz. Pero bueno, si quieres ver cómo sigue, ya he colgado el capi 7 ^^. Y muchas gracias, jooooooo Crying or Very sad. Leer eso se agradece un porron, en serio <3. Gracias por el comentario! Love

Yaye escribió:Me ha gustado mucho el capitulo, pero ¿¿Cómo que ahora va ha ser Castle sospechoso de asesinato??? Eso no puede ser, tiene que haber una explicación a todo, no me creo que él esté haciendo tanto daño a Kate y a su familia así por las buenas.

Continua pronto y sacanos de dudas.

Jaaaaaaai, muchas graciaaaaaaas! Big Crying Y bueno, eso ya lo irás viendo Razz. Espero que te guste el capi 7 y eso Rolling Eyes. Y muchas gracias por el comentario! Love

agecastbet escribió:Pues no se si cortarme las venas o dejármelas largas, el capítulo estupendo, largo, pero ahora sí que ya estoy como una cabra en un garaje, más que despistada. Eso sí, si en el siguiente capitulo, se da explicación a un par de cositas, hasta llego a coger un poco el hilo, por que lo tengo fuera de mi vista, y lo que se me ocurre, es peor que lo que intuyo. A VER SI HACES EL FAVOR DE DAR MENOS VUELTAS, QUE ME VOY A CAER DEL TIOVIVO, XDXDXD.
Bueno haz lo que te venga en gana, lo mismo espero dos capítulos y después sigo, así me lo paso todo de un trago, como Kate. BESOTESSSSSSSSSSSSS

Noooo, jo, que no quiero que nadie se muera por mi culpa! Crying or Very sad Y ya, es que me gusta dar vueltas en mis fics Razz pero no te preocupes, que ya se ira aclarando jajaja. Jup, muchas gracias por el comentariooooo! Love Ya he colgado el capi 7, ya me contaras si de verdad has esperado o no has resistido a leertelo Razz jajaja.

Beckett_Castle_Alba escribió:No puedo dejar de asombrarme con cada capítulo. Veo en ti a una gran escritora, y no es ninguna broma.
Me encanta tu forma de narrar la historia, consigues hacer que no pueda apartar la vista del capítulo. Me gusta como expresas los sentimientos de Kate, como le cuesta aceptar la idea de que puede que Tyson lleve razón.
Me encanta el compañerismo y la amistad de Espo y Ryan con Kate y como tratan de no lastimarla ocultándole lo que ambos creen.
Me gusta muchísimo tu historia Sara, estoy deseando que te venga la inspiración y subas el siguiente capítulo.
Como siempre, ha sido un capítulo fantástico Kiss

JOOOOO CON ESO QUE HAS DICHO, ALBA. JO, EN SERIO Big Crying. MUCHAS GRACIAAAAAAAS Inlove. No sabes como me sienta que me lo diga una escritora como tu <3.

Es que me encantan Espo y Ryan, me gusta como se llevan entre ellos y como tratan a Kate. Es una faceta de la serie que me encanta y tenia que exprimirla al maximo aqui Love. Jup, muchas gracias otra vez Crying or Very sad. Ya he colgado el capi 7, espero que siga estando a la altura de lo que esperas Rolling Eyes. Y muchas gracias por ese pedazo comentario, ha sido super asddfsda Crying or Very sad.

saratheplatypus
As del póker
As del póker

Mensajes : 346
Fecha de inscripción : 30/10/2012
Edad : 22
Localización : Platypusland

Ver perfil de usuario http://iamaplatypus.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por L-beckett41319 el Sáb Mar 16, 2013 2:56 am

Guau........ Me has dejado sin palabraas!
Solo espero subas el siguiente pronto por q me has dejado a cuadroos!
Siguelo lo antes posible!
INCREIBLEE!! Awesome

L-beckett41319
As del póker
As del póker

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por EverKB el Sáb Mar 16, 2013 3:19 am

Guauuuuuuuuuu, sigue please !!

EverKB
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 13/01/2013
Edad : 18
Localización : NYC

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Sáb Mar 16, 2013 5:11 am

Pero, ¿cómo lo dejas ahí, Sara? Mad

Me ha encantado como has continuado la historia. Pese a que te haces de rogar cuando actualizas compensas con creces la espera.
Me gusta como has ligado Helen a Kate a través del asesinato de la madre de Beckett, cada vez se pone más interesante.

Pero, ¿tenías que dejarlo justo en esa escena? Crying or Very sad

Espero que esta vez no tardes mucho en actualizar.

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por AlwaysSerenity el Sáb Mar 16, 2013 7:18 am

A ver Ornitorrinco...COMO LO PUEDES DEJAR AHI?!
Por favor continua pronto mala persona.. Crying or Very sad
P.D: Love

AlwaysSerenity
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 966
Fecha de inscripción : 14/10/2012
Edad : 19
Localización : Málaga (Andalucia) España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Dragon (Capítulo 13)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:44 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.