Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Miér Feb 06, 2013 9:04 am

Como siempre, un capítulo genial Gema!
Me gusta mucho la conversación de Castle como su madre y como al final le confiesa que acepta la relación de ella con Jim. Me encanta la charla que tiene con Kate, cuando le confiesa que quizás su relación puede salir dañada porque suspadres estén juntos y me reía mucho cuando le dice que el segundo problema es que serían hermanastros, vaya ocurrencias que tiene Castle jeje La conversación de Kate y Lanie ha sido muy divertida, me imagino la cara que se le tuvo que quedar a Kate cuando Lanie le dijo que sabía que Castle tenía novia porque lo había visto con una mujer en la cafetería, Lanie tan cotilla como siempre jeje
El final es muy tierno, Castle debía estar tan mono dormidito dentro del armario Love Que bien que ya hayan solucionado las diferencias de opiniones en cuanto a la relación de sus padres.
Estupendo capítulo Gema Wink

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por agecastbet el Miér Feb 06, 2013 7:35 pm


Me imaginana que era de coña pero al final tenía mis dudas xD me alegra mucho que se haya aclarado y dicho esto muchas gracias por leer y por comentar!! Respecto a lo de Lanie sí, podía haber presionado más pero lo que quiere es que sea la propia Kate quién se lo diga. De todas formas Lanie ya lo sabe jeje
Espero que haya cubierto las expectativas que tú querías respecto a la pareja jeje a partir de ahora dormirán juntitos jeje aunque Castle seguirá "molestando" a Kate y ella se seguirá exasperandose con él xD

A todos muchísimas gracias por leer y por vuestros comentarios!! Ya sabéis lo que me gusta leeros!! A partir de ahora publicaré los lunes por la tarde noche para que no se junte cob los capítulos de la serie jeje

De nuevo millones de gracias a todos y cada uno de vosotros!! (y que conste que no es peloteo!!)

De acuerdo con lo de Lanie, y más con la parejita, así me gusta como Dios quiere y manda, ya sabes http://www.tvs-videos-latinos.net/2012/11/01/sin-categoria/los-bravos-los-chicos-con-las-chicas/.
SIEMPRE, jajajajaja
MIS EXPECTATIVAS MÁS QUE CUBIERTAS Y ESPERO QUE SIGAS COMO AHORA, EN LA VIDA NO SÓLO DE PAN VIVE EL HOMBRE/LA MUJER, TAMBIÉN SE NECESITA UN POCO DE SAL Y DE PIMIENTA. BESOTESSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por KateC_17 el Miér Feb 06, 2013 11:20 pm

¡jajaja me gustó mucho! Smile
ya quiero ver como Lanie chantajea a Rick jeje Laughing
estaré esperanto el siguiente capiii
sigueee pliss Big Crying

KateC_17
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3201
Fecha de inscripción : 03/01/2013
Edad : 20
Localización : En el lado oscuro... ù.ú

Ver perfil de usuario https://twitter.com/NGC_17

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por cris_beckett el Jue Feb 07, 2013 3:33 am

Me gusta mucho tu historia!!! Todos los capítulos son increíbles Very Happy
Espero que puedas actualizar pronto Happy Clap

cris_beckett
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 857
Fecha de inscripción : 29/05/2012
Edad : 26
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por LeFleur89 el Vie Feb 08, 2013 5:41 am

Me alegra mucho que os esté gustando tanto!! Como siempre os digo me animan mucho vuestros comentarios y más en este fic, porque me está costando mucho la parte del caso jeje

Lo digo, gracias por los comentarios! El lunes tendréis un nuevo capítulo.

LeFleur89
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 22/04/2012
Edad : 27
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por LeFleur89 el Lun Feb 11, 2013 8:29 am

¡Buenas noches! Aquí vengo, como cada semana, con un nuevo capítulo.
Tengo que hacer una mención especial a todos y cada uno de vosotros que os molestáis en dejar vuestros comentarios acerca del fic. ¡Millones de gracias! Sin vosotros este fic dejaría de existir. Clap Clap

Espero que este capítulo os guste igual o más que los anteriores. He tenido en cuenta vuestros deseos de escenas Caskett, espero no defraudaros jeje Happy Clap



Capítulo 7.



La luz del día se fue filtrando a través de la ventana. Los rayos del sol fueron descubriendo lo que en aquella habitación había ocurrido la noche anterior. Se podían diferenciar las distintas prendas de ropa desperdigadas por todo el suelo.
Sobre la cama yacían dos cuerpos que únicamente estaban tapados por aquellas sábanas oscuras. La cabeza y el brazo derecho de Kate reposaban sobre el desnudo pecho de Castle. Los musculosos brazos de él abrazaban el cuerpo de ella.
Beckett movió ligeramente la cabeza. Respiró hondo y aspiró el aroma que emanaba del escritor. Fue abriendo poco a poco los ojos. Sonrió al ver como Rick seguía dormido. Se abrazó más a él y pegó su nariz a su cuello para luego darle un ligero beso.
Al notar aquellos labios sobre la piel de su garganta, Castle se removió un poco pero no llegó a despertarse. Ella volvió a sonreír. Con su mano derecha empezó a dibujar círculos imaginarios sobre el pecho de él. Nada. Richard ni se inmutó. Kate se apoyó sobre su brazo izquierdo, incorporándose un poco. Comenzó a acariciarle el pelo a la vez que besaba su mejilla.

- Rick… - Le susurró mientras seguía alborotándole el pelo.


Nada. Seguía sin despertarse. Acarició su nariz con la suya y luego le dio un beso en la punta. Le sopló ligeramente pero lo único que provocó fue que Castle se diese un manotazo en la cara. Kate se rió en bajito y negó con la cabeza. Ella se pegó un poco más a su cuerpo y comenzó a darle pequeños besos. En la frente, la mejilla derecha, la nariz, la mejilla izquierda, la barbilla y finalmente, en los labios. Castle se removió, masculló algo y, poco a poco, fue abriendo los ojos.


- Hey… - Dijo con voz adormilada.
- Buenos días bella durmiente. – Bromeó ella.
- Hoy te has levantado mimosa, ¿eh? – Sonrió. - ¿Qué hora es? – Se pasó la mano por la cara.
- Es hora de levantarse. – Ella iba a incorporarse pero Castle la detuvo y la acercó a él.
- Un ratito más. – Dijo con voz melosa. Metió la nariz en el cuello de ella.
- Al final vamos a llegar tarde. – Le acarició el pelo y él apoyó la cabeza en el pecho de Kate.
- Hemos pillado al asesino. – Se encogió de hombros. – Creo que pueden esperarnos un poquito.
- Aún no hemos confirmado que haya sido él. – Le recordó Beckett.
- Tenemos que recuperar el tiempo que nos hizo perder a noche Lanie. – Aludió Castle. – Que, por cierto, menos mal que te dije que te dieras prisa. – Dejó caer.
- Lo sé, pero tampoco podía echarla. Hubiese sido demasiado sospechoso. – Se quedó pensando. – Aunque creo que sabía que había alguien aquí y todo gracias a ti. – Levantó un poco la cabeza para poder mirarle. - ¿Se puede saber qué es lo que estabas haciendo que hizo tanto ruido?
- ¿Yo? – Se señaló con el dedo. – Nada…. – Dijo de forma poco convincente.
- Castle. – Le regañó ella.
- Bueno… Me aburría y puede que cotillease un poco. – Admitió. – Que por cierto, ¿por qué tienes todos mis libros escondidos en un armario bajo llave? – Preguntó con curiosidad.
- ¿Has estado fisgoneando entre mis cosas? – Dijo sorprendida y algo molesta.
- No has contestado a mi pregunta. – Él siguió con lo suyo. - ¿Por qué los tenías escondidos? ¿No querías que los viese?
- No quería alimentar tu ego. – Respondió ella.
- ¿Por qué? Ya sabía que eras una fan. – Le restó importancia. – Aunque desconocía que lo fueses tanto. Todos están firmados.
- ¿También los has abierto? – Kate se moría de vergüenza.
- Sí. Y he de decir en mí contra que no entiendo cómo pude ponerte semejantes dedicatorias tan sosas. – Negó con la cabeza.
- Bueno, en tú defensa diré que ahora salgo en los agradecimientos. – Sonrió y le dio un tierno beso en los labios.
- Sí pero son tan impersonales… - Se quedó pensando. – Gente haciendo colas de horas sólo para verme y yo soy tan poco original con sus dedicatorias.
- Rick es imposible que conozcas a todas esas personas. – Intentó animarle. – Es normal que las dedicatorias sean así.
- Tienes razón. – Asintió con la cabeza. – Y, por cierto, ¿cuándo empezaste a ser una fan? – Curioseó.
- Eh, pues… - Apretó los labios, pensativa. – El primer libro me lo regaló mi madre por navidad. Le gustaba mucho ese género.
- ¿En serio? – Dijo sorprendido. - ¿Y fue en ese momento cuando te convertiste en una super fan? – Bromeó.
- No. – Negó con la cabeza. – De hecho ni siquiera lo leí. – Se sonrió. – Hasta tiempo después.
- ¿Me dejaste tirado en una estantería? – Se llevó una mano al pecho, dramáticamente.
- Así es. – Kate asintió. – Pero… - Iba a hablar pero se calló un instante. – Rick, voy a contarte algo que sólo lo saben dos personas. – Dijo seria.
- Tranquila, soy yo. – Ella alzó una ceja. – En serio, no me voy a burlar. Si es importante para ti también lo es para mí. – Le aseguró. – Soy todo oídos.
- Empecé a leer tus libros después… después de la muerte de mi madre. – Bajó la cabeza al recordar aquellos momentos. Suspiró. – Me ayudaron a superarlo. Inconscientemente pensaba que, leyéndolos, era cómo si ella estuviera conmigo.
- Vaya. – Se quedó sin palabras ante esa confesión. – No podía imaginarme eso. – Dijo con los ojos muy abiertos.
- Aún sin conocernos, me ayudaste. – Le acarició el pelo. – Al igual que ahora.
- Creo que es lo más bonito que me han dicho nunca. – Levantó la cabeza para mirar a Kate. – Gracias.
- ¿Por qué? – Preguntó algo confundida.
- Por habérmelo contado. – Le dio un beso en los labios. – La cebolla Beckett va teniendo menos capas.
- Pero aún así sigue teniendo. – Sonrió.
- Será divertido ir descubriendo más cosas sobre ti. – Aseguró Castle.


Ya eran casi las diez de la mañana cuando la pareja llegó a comisaría. Se habían entretenido más de lo que debían. Las puertas del ascensor se abrieron dejando paso a Castle y Beckett. Los chicos dejaron lo que estaban haciendo y levantaron la vista. Ambos se miraron y sonrieron con complicidad.


- ¿Ahora venís juntos? – Preguntó Ryan con algo de mofa en su tono de voz.
- Nos hemos encontrado en el ascensor. – Respondió Kate rápidamente. - ¿Algo nuevo?
- ¿Y los dos llegáis tarde? – Esposito señaló a uno y luego al otro.
- Sí… Es algo sospechoso… - Ryan les miró con el ceño fruncido.
- Muy sospechoso. – Javier sonrió.
- Chicos. – Kate chasqueó los dedos para llamar la atención de los chicos. – El caso. – Recordó. - ¿Alguna novedad?
- Todavía estamos esperando la orden de registro. – Ryan se echó hacia atrás en su silla.
- ¿Y el sospechoso? – Castle se apoyó en la mesa de Kevin.
- Sigue en el calabozo. – Esposito comenzó a jugar con un bolígrafo. – Ahora estaba hablando con su abogado.
- ¿Y no tenéis nada más que hacer? – Kate se cruzó de brazos.
- No. – Ryan frunció los labios y negó con la cabeza.
- La verdad es que no. – Esposito continuó con su juego.
- Pues ahora sí. – Ambos detectives pusieron cara de fastidio. - Presionad para que nos den ya esa orden de registro.
- Ahora mismo. – Respondió Ryan.


Castle y Beckett fueron hacia el escritorio de ella.


- ¿Y nosotros qué hacemos? – Richard se sentó en su silla de siempre.
- Sólo nos queda esperar. – Kate se encogió de hombros. – No podemos hacer nada si de momento no tenemos ningún hilo del que tirar.
- Pues a mí se me ocurren varias cosas que podríamos hacer. – Movió las cejas repetidamente, con cara de pillo y le acarició, sutilmente, la mano.
- ¡Castle! – Le regañó en bajito. – Contrólate que estamos en comisaría y podrían oírte.
- ¿No has pensado que quizá es hora de contárselo a los chicos?
- Claro que lo he pensado. – Comenzó a revisar el papeleo que estaba sobre su mesa. – Lo que pasa es que hemos esperado demasiado y ahora no sé cómo podemos decírselo.
- Eso es verdad. – Le dio la razón. Empezó a jugar con los clips del escritorio. – Aunque creo que ellos saben algo… - Ambos miraron a los chicos, los cuales les estaban observando con cara de tontos.
- Si lo supieran nos hubiesen dicho algo. – Dijo ella de forma evidente.
- Sí, bueno… - Juntó los clips uno a uno.


Mientras, al otro lado de la comisaría.


- ¿Crees que saben que lo sabemos? – Preguntó Ryan mientras los observaba desde el otro lado.
- Castle intuye algo. – Esposito tenía el auricular del teléfono en la oreja. - ¿Por qué crees que intenta comprarnos de esa forma?
- A lo mejor deberíamos decirles que lo sabemos. – Se encogió de hombros.
- ¿Y quedarnos sin entradas para los Knicks? – Alzó una ceja. – Ni hablar tío. – Negó con la cabeza. – Al menos esperemos a que acabe la temporada de partidos.
- Sí, tienes razón. – Asintió. – Además no creo que podamos estar muchas veces a pie de pista. – Ryan sonrió. - ¿Lanie ha descubierto algo más?
- Cree que les pilló in fraganti en casa de Beckett. – Colgó el teléfono.
- Sigo sin entender por qué no nos dicen nada. – Ryan les miró de reojo.
- Está claro. No quieren que “Iron Gates” se entere. – Declaró Esposito. – Lo utilizaría de excusa para echar a Castle de la comisaría.
- Cierto. – Asintió con la cabeza. – Pero nosotros podríamos cubrirles.
- Lo sé. A lo mejor no quieren que te vayas de la lengua. – Bromeó.
- ¡Eh! – Ryan frunció el ceño, ofendido. - ¡Yo no iba a contar nada!
- A mí no me mires. – Descolgó el teléfono y volvió a marcar. – Pregúntales cuando nos lo cuenten todo.
- A este paso como no les pillemos no creo que vayan a decir nada.
- Ya se nos ocurrirá algo. – Aseguró Esposito. – Algo divertido. – Sonrió con malicia. Alguien habló al otro lado del auricular. – Sí, con el despacho del juez Markway.


Beckett estaba rellenando unos papeles mientras Castle se puso a dar golpecitos en la mesa con un bolígrafo. Kate le miró de reojo algo molesta por el ruido pero él ni se inmutó. Carraspeó, a ver si así se daba cuenta de lo que estaba haciendo, pero ni por esas.


- ¿Puedes parar ya? – Kate se llevó los dedos al puente de la nariz. – Me estás poniendo nerviosa.
- Es que me aburro. – Puso cara de corderito.
- Pues podrías ayudarme. – Levanto la vista del papeleo y alzó una ceja.
- No me aburro tanto. – Sonrió él ligeramente.
- ¿Por qué no aprovechas y escribes un poco? – Le sugirió. Juntó sus manos sobre el escritorio.
- No tengo mi portátil. – Se encogió de hombros. - ¿Cómo quieres que escriba?
- Pues… No sé… - Hizo como si se pusiera a pensar. - ¿Has oído hablar del papel y lápiz? – Dijo con ironía.
- Nah… - Hizo un ruido con la boca, dando a entender la negación. – Aburrido. Además, no me apetece escribir.
- Pues haz lo que quieras pero que no me moleste. – Bajó de nuevo la vista hacia los papeles.
- ¿Cómo qué? – Cogió de nuevo los clips y siguió entrelazándolos.
- No lo sé. – Se pasó un mechón de pelo detrás de la oreja. – Podrías revisar todas las declaraciones del caso.
- Aburrido. – Volvió a decir.
- Pues vete a casa. – Dijo ella finalmente. Apoyó los codos sobre la mesa y se sujetó la cabeza con ambas manos.
- ¿Irme? – Alzó las cejas. – Ah no. – Negó con la cabeza. – Si hay algo más aburrido que esto es estar en casa haciendo que escribo.
- ¿Es que hoy te has propuesto sacarme de mis casillas y no dejarme trabajar?
- ¿Por qué piensas eso? – Dijo con tono inocente.
- ¿Tal vez porque no me dejas concentrarme en todo el papeleo que tengo que rellenar? – Se le quedó mirando.
- Está bien. Seré una tumba. – Hizo como si se cerrase la boca con una cremallera.
- Gracias. – Sonrió ligeramente y volvió a lo suyo.


Castle estuvo un tiempo callado pero, de nuevo, volvió a la carga.


- Un día podríamos ir a patinar sobre hielo a Central Park.
- Castle. – Suspiró. - ¿En qué habíamos quedado hace un rato?
- Lo siento. – Se disculpó él. – Pero piénsalo. Podría ser divertido.
- ¿Si te digo que sí volverás a callarte? – Kate dejó el bolígrafo sobre la mesa.
- ¡Sí! – Sonrió como un niño pequeño.
- Está bien. – Ella asintió con la cabeza. – Iremos a patinar.


Él sonrió ampliamente y volvió a callarse, aunque de nuevo, el silencio duró poco.


- ¿Has pensado qué vamos a hacer en navidad? – Siguió entrelazando los clips como si nada
- ¿En serio? – Tiró el bolígrafo sobre la mesa. - ¿Tenemos que hablar de esto justo ahora, Castle?
- Queda poco tiempo y habría que ir pensándolo. – Él se encogió de hombros.
- ¿No podemos hablar de esto tranquilamente en tu casa? – Kate respiró hondo. Él iba a hablar pero ella se adelantó. – Sí, sí. Sé que te aburres y estás buscando cualquier cosa para sacar un tema de conversación pero ahora mismo no es buen momento.
- Pero… - Castle iba a protestar pero los chicos se acercaron a ellos.
- Beckett ya tenemos la orden de registro. – Esposito levantó la mano en la que tenía el papel.
- Muy bien. – Se levantó de la silla. – Chicos, vosotros id a registrar el coche, nosotros iremos a la casa. – Cogió el abrigo del respaldo de su silla.
- Esto se pone por fin interesante. – Castle se frotó las manos. Dio un salto y se puso en pie.


Nada más salir del ascensor, cada pareja de detectives se dirigió a su cocho y acordaron llamarse si encontraban, en sus respectivos registros, alguna novedad. Ryan y Esposito se dirigieron a una dirección mientras Castle y Beckett fueron en el sentido contrario. Después de varios minutos al volante, la inspectora y el escritor llegaron a al edificio donde Michael Forbes vivía. Bajaron del coche y entraron en el inmueble. Dentro de la casa ya estaba la policía científica.


- Ante todo parece un tipo ordenado. – Comentó Castle.
- Espero que eso nos sirva para encontrar algo. – Kate se dirigió a uno de los policías. - ¿Habéis descubierto algo?
- De momento no. – Negó el agente. – Estamos buscando algún escondite.
- ¿Ningún sujetador sospechoso? – Preguntó el escritor que apareció detrás de Kate.
- Ni rastro de ropa interior femenina. – Respondió el policía. Les tendió a ambos un par de guantes.
- Bien. – Asintió ella mientras echaba un vistazo por el apartamento. – Vamos a ver si encontramos algo. Gracias.


Kate se fue hacia una mesa que estaba en el salón. Abrió el primer cajón y fisgoneó dentro. Tan sólo había unos papeles con notas, unos cuadernos y unos bolígrafos. Nada que fuese de su interés.


- ¡Eh! – Dijo Castle. Kate se giró para mirarle. - ¡Este tío lee mis libros! – Señaló el libro que tenía en las manos. – Además es un gran fan. ¡Los tiene todos! ¡Y están firmados! – Dijo sorprendido mientras mostraba la estantería.
- Castle, céntrate. – Le miró con desaprobación. – Tenemos sólo unas pocas horas para encontrar pruebas que lo incriminen. – Ella siguió a lo suyo.
- Concretamente, ¿qué estamos buscando? – Continuó mirando por la estantería.
- Principalmente las drogas que usaron para sedar a ambas víctimas y el arma homicida.
- Pues a no ser que sea idiota no creo que vayamos a encontrar nada. – Dijo el escritor que se había ido hacia el baño.
- Por eso estamos aquí. – Kate revisó todos los muebles del salón. – Por si hay algo de lo que no se haya desecho.


Después de un rato revisando la casa, no encontraron nada que pudiese incriminar al sospechoso.


- Lo único que hay por aquí son pelos de perro. – Castle abrió uno de los cajones del armario de la habitación.
- Si fue él se ha cubierto muy bien las espaldas. – Kate revisó las mesillas. – Parece que no hay nada.
- ¡Mira! – Se rió Castle. – ¡Tengo unos calzoncillos iguales! – Se los enseñó a Beckett.
- No sé por qué no me sorprende. – Kate negó con una sonrisa en la boca.
- Me los regaló Alexis por mi cumpleaños. – Se defendió él. – Vio que eran de Angry Birds y se acordó de mí. – Se quedó pensando. - ¡Eh! Podría comprarte a ti un conjunto así para que haga juego con el mío. – Dijo en bajito con una sonrisa infantil.
- Ya… Sigue soñando Castle. – Le miró de reojo.
- No oí que te quejases cuando te regalé ese conjunto negro… - Le miró de soslayo.
- Porque era sexy, no infantil. – Declaró ella. – Como los chicos no encuentren algo en el coche vamos a tener que soltar a nuestro sospechoso. – Dijo Kate con fastidio.
- ¿Y no se le puede retener un poco más? – Castle se giró para mirarle.
- No. – Negó ella con la cabeza. – Se van a cumplir las veinticuatro horas y, si no tenemos nada que no sea circunstancial, tendremos que soltarlo por falta de pruebas.
- Aun sabiendo que podría ser nuestro asesino, ¿no? – Ella asintió con la cabeza a dicha afirmación. – Pues vaya. Esto es más fácil en los libros.
- La realidad supera a la ficción. – Se encogió de hombros y se quitó uno de los guantes. – Tú en tus libros puedes hacer prácticamente lo que quieras. Nosotros tenemos que regirnos por las leyes que, a veces, son injustas para las víctimas. – Se quitó el otro guante. – Volvamos a comisaría.


Los tres detectives y el escritor se encontraron en comisaría. Todos se concentraron alrededor de la pizarra del caso.


- Decidme que habéis encontrado algo. – Dijo Kate casi con un tono de súplica en su voz.
- Además de las alfombrillas y algo de fibras del maletero no hemos encontrado nada sospechoso. – Respondió Ryan.
- Nos dirán algo los del laboratorio en cuanto puedan compararlo con lo que se encontró en ambas escenas del crimen. – Esposito se cruzó de brazos.
- ¿Cuánto queda para que tengamos que soltar al sospechoso? – Preguntó Castle.
- No más de un par de horas. – Contestó Kate sin quitar ojo de la pizarra. – Hay algo que estamos pasando por alto. – Dijo en voz alta.
- ¿Habrá otra relación entre las víctimas? – Esta vez habló Ryan.
- Es posible. – Asintió Kate. - ¿Pero qué tipo de relación que no sabe ninguno de los familiares o amigos de las víctimas?
- ¿Y si fuese algún negocio turbio? – Comentó Castle. Se puso en pie.
- ¿Cómo un tema de drogas? – Esposito frunció el ceño, pensativo.
- Por ejemplo. – Asintió Castle.
- A ver, Castle, expón tu teoría. – Kate estaba interesada.
- Tanto Norman Johnson como Carl Ericcsson eran dos hombres exitosos y muy ambiciosos. – Gesticuló con las manos mientras les explicaba. – Un día se conocen en una reunión de negocios o tal vez en un bar. Empiezan a hablar y ambos se dan cuenta de que podrían hacer mucho más con sus vidas. Podrían generar mucho más dinero del que llegarían a gastar en toda su vida. – Se colocó al lado de la pizarra. – Terminan haciéndose socios pero, suponiendo que fuese un tema de drogas, necesitarían a una tercera persona que se moviese por ese mundo. Casualmente, nuestro empresario, el señor Johnson, conoce a ese tercer hombre. Quizá por algunas de las casas que ha vendido por zonas no muy recomendables de Nueva York. – Todos miraron al escritor expectantes. – Así, los tres hombres crearon un negocio de la nada. Un negocio del que obtuvieron mucho dinero. – Castle se calló durante un momento.
- ¿Y entonces? – Dijo Ryan con mucho interés.
- Entonces el tercer hombre decidió que todo ese dinero no quería compartirlo con dos idiotas que, según él, se estaban enriqueciendo a su costa. – Se sentó en la mesa de Kate. – Tenía todas las “Roofies” que quería porque era una de las sustancias que se dedicaban a vender. Una noche, siguió a Norman Johnson, le invitó a una copa y, en un descuido de la víctima, le metió la droga en la bebida. Cuando la droga empezó a hacer efecto, se lo llevó en su coche, alegando, seguramente, que le iba a llevar a casa. Cuando se quedó inconsciente, le asfixió con el sujetador.
- ¿Y por qué un sujetador? – Dijo Esposito con curiosidad.
- Quizá para que pensásemos que había sido una mujer en un ataque de celos. Un crimen pasional. – Explicó el escritor. – Y con la segunda víctima hizo exactamente lo mismo. – Siguió con la teoría. – Deshaciéndose de los otros dos él se quedaría con todo el negocio.
- Muy bonita la teoría Castle, pero es todo circunstancial. – Kate se cruzó de brazos. – No tenemos ninguna prueba que pueda explicar algo así.
- Pero por eso sois detectives. – Les miró. – Vuestro trabajo es demostrar que mi teoría es cierta. – Sonrió ligeramente. Ella se quedó pensando.
- Un momento, ¿no habías utilizado ya la teoría del tercer hombre? – Kate frunció el ceño.
- Sí. Concretamente hace tres años. – Asintió. – Esto es como con lo de la CIA. Algún día acertaré.
- ¿Reciclas teorías tío? – Esposito se le quedó mirando.
- No me negarás que ha sido buena, ¿eh? – Sonrió y extendió la mano para que chocasen.
- Sería mejor si pudiésemos probarla. – Respondió Javier devolviéndole el choque.
- Hay que meter prisa a los del laboratorio. – Kate cogió el auricular del teléfono de su escritorio y se dispuso a marcar.


Después de una hora de insistencias, por fin el laboratorio les dio los resultados.


- Beckett. – Dijo Javi mientras se acercaba a la mesa de la inspectora. - Tenemos los resultados.
- ¿Y? – Alzó las cejas, expectante. Hizo un gesto con la mano para que continuase.
- Coincide. – Contestó Esposito con una pequeña sonrisa en la boca.
- ¡Le tenemos! – Dijo Castle sonriente.
- No tan rápido. – Kate le cortó. – Esto no prueba que los matase, sólo que ambos estuvieron en su vehículo.
- Eso o que el asesino y el sospechoso compraron las mismas alfombrillas para el coche. – Ryan elevó las cejas. Esa era otra posibilidad.
- Es verdad. – La detective asintió con la cabeza. – Pero al menos podemos retenerlo más tiempo hasta que tengamos algo más.


Justo en ese momento, dos policías se llevaban esposado a Michael Forbes mientras este iba gritando y pataleando.


- ¡Cometen un error! – Intentó zafarse de los policías, sin éxito. - ¡Yo no he matado a nadie!
- Vamos. – Dijo uno de los oficiales que lo llevaba agarrado del brazo.
- ¡Esto es un error! – Volvió a repetir. - ¡No puedo ir a la cárcel!
- Venga, andando. – Dijo el otro policía mientras le metían en el ascensor.
- ¡No! ¡No! ¡Soltadme! ¡Soltadme! – Las puertas se cerraron.


Los detectives y el escritor se quedaron mirando la escena desde el escritorio de Beckett.


- Tenemos dos días, como mucho tres para buscar más pruebas. – Determinó Kate.
- Repasaré de nuevo sus cuentas, por si se nos ha pasado algo. – Comentó Esposito.
- Vale, Castle y yo iremos de nuevo a la casa del sospechoso, a ver si encontramos algo nuevo. – Beckett echó un vistazo rápido a la pizarra.
- Y podríamos volver a hablar con los vecinos. – Dijo el escritor.
- Buena idea. – Asintió la inspectora. Se pasó una mano por el pelo, pensativa.
- Yo volveré a hablar con los amigos y familiares de las víctimas. – Ryan se puso en pie. – A ver si podrían saber algo del sospechoso o de ese tercer hombre de la teoría de Castle.
- Vaya, parece que a alguien le ha gustado mi hipótesis. – Castle sonrió con petulancia.
- Podrás alardear cuando probemos que tenías razón. – Kate se levantó de la silla y cogió su chaqueta del respaldo. – En cuanto tengamos novedades os llamamos. – Dijo a los chicos.
- Lo mismo haremos nosotros jefa. – Respondió Esposito.
Kate le sonrió. Ella y el escritor pusieron rumbo hacia el ascensor.




P.D: Como siempre os digo, muchas gracias por leer. Y ya sabeis que vuestros comentarios me hacen inmensamente feliz Very Happy

LeFleur89
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 22/04/2012
Edad : 27
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Delta5 el Lun Feb 11, 2013 8:49 am

Muy bueno y largooo. Continua. Clap

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por AlwaysSerenity el Lun Feb 11, 2013 9:51 am

Uhhhh lo saben! Como se lo diran Kate y Rick? Los pillaran infraganti?
CONTINUA PRONTOOO! Very Happy

AlwaysSerenity
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 966
Fecha de inscripción : 14/10/2012
Edad : 19
Localización : Málaga (Andalucia) España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Yaye el Lun Feb 11, 2013 10:11 am

Y ahora resulta que no saben como le van a decir que están juntos a estos tres, jejejeje, no me quiero ni imaginar lo que le van a contestar el día que decidan decírselo.



Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Fanny_123 el Lun Feb 11, 2013 2:28 pm

Huyyyy y pensar q Espo y Ryan ya saben jejeje... Laughing el capi estuvo genial como siempre...

Continua!!!

Fanny_123
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 831
Fecha de inscripción : 15/09/2012
Edad : 16
Localización : Chile!!! c:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Feb 11, 2013 5:29 pm

sigueeeeeeeeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por IreneEB el Mar Feb 12, 2013 2:32 am

¡PERFECTO! Happy Clap A ver como se lo cuentan a Ryan y Espo, o.. como hacen ellos dos para que Castle y Beckett se enteren de que lo saben.. Laughing

IreneEB
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/IreneElBarco

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Anver el Mar Feb 12, 2013 8:56 am

Me gusta mucho tu relato.

Me ha hecho mucha gracia la concesión de ir a patinar... seguro que lo estaba deseando, pero hay que ponerlo dificilillo jajaja

Esperando el próximo...

Anver
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 711
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por susente el Mar Feb 12, 2013 12:50 pm

Genial, como siempre.....sigue igual!

susente
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 03/01/2013
Edad : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Miér Feb 13, 2013 2:15 am

Como siempre, consigues hacerme reír Gema, y en este capítulo ha sido en grandes dosis, no he podido parar de reír con los comentarios de Castle a Kate, es tan gracioso.
Me encanta ese despertar de la pareja y toda la conversación durante el resto del capítulo, se ve que Castle tenía ganas de poner nerviosa a Kate jajaja
El caso se pone muy interesante, me gusta lo de la teoría de Castle.
Leer tus capítulos es como ver un capítulo de la serie, las conversaciones son tan reales y los personajes están tan bien plasmados que perfectamente podríamos ver algo así en la serie.
¡Como siempre, estupendo capítulo Gema!

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por _Caskett_ el Miér Feb 13, 2013 5:03 am

muy bueno continua pronto. Very Happy

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por KateC_17 el Miér Feb 13, 2013 6:23 am

sigueeeeeeee plissss Big Crying

KateC_17
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3201
Fecha de inscripción : 03/01/2013
Edad : 20
Localización : En el lado oscuro... ù.ú

Ver perfil de usuario https://twitter.com/NGC_17

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por agecastbet el Miér Feb 13, 2013 11:00 am

Estupendo capitulazo, ya quisiera que en la serie fuesen así. Me encantó el despertar, perfecto que Lanie se enterase de todo sin preguntar en demasía, ya me parecía a mí que se quedaba conforme con lo poco que le sacó a Kate, y ahora son Ryan y Espo los que están enterados y lo ocultan, me pregunto quién será el primero en irse de la lengua, qué bando ganará, se admiten apuestas................... jajajajajaja.
El detalle de la ropa interior, es clarificador, da una idea del punto de intimidad y confianza al que han llegado los dos.
Las concesiones son un puntazo. Qué paciencia tiene ahora Kate con Castle, esto antes le habria costado un buen rapapolvo a él.
Lo dicho un señor capítulo. Espero impaciente el siguiente. BESOTESSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por LeFleur89 el Dom Feb 17, 2013 8:30 am

De nuevo muchas gracias por vuestros comentarios y a los que no los dejéis gracias igualmente por leer!!

Me gusta mucho saber que mi trabajo no es en vano!!

Siento no poder contestaros uno a uno pero es que últimamente estoy bastante ocupada.

Mañana os dejaré un nuevo capítulo.

Lo dicho, muchísimas gracias a todos!!

LeFleur89
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 22/04/2012
Edad : 27
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Delta5 el Dom Feb 17, 2013 8:43 am

Mañana nuevo capítulo? Me parece genial. Very Happy

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por LeFleur89 el Lun Feb 18, 2013 8:45 am

Lo prometido es deuda, así que como cada lunes, os traigo un nuevo capítulo!!

Sé que soy una pesada (Sí, soy consciente de ello xD) pero de nuevo muchas gracias por leer el fic y por molestaros en dejar comentarios!! Clap

A ver qué os parece este nuevo capítulo!!



Capítulo 8. (Jueves noche)



El día fue poco productivo. Castle y Beckett no encontraron nada nuevo en el piso ni con los vecinos. Lo mismo les ocurrió a Ryan y Esposito. Después de volver a comisaría y zanjar el día, Rick y Kate fueron al loft.
A lo tonto ya eran casi las ocho de la noche. Cuando llegaron a casa, lo primero que hicieron fue sacar a Royal a dar su paseo nocturno. Al volver, cada uno se cambió de ropa y se pusieron algo más cómodo. Castle decidió hacer algo de pasta para la cena. La velada transcurrió entre risas e intercambio de opiniones sobre el caso.
Después de recoger todo lo de la cena, Castle se fue al sofá mientras Beckett terminada de leer uno de los informes del caso.


- Kate deja eso ya y vente al sofá. – Dio unas palmaditas al cojín para indicarle que se sentara.
- Sí, ahora voy. – Respondió ella sin levantar la vista del informe.
- El dvd ya está preparado y te está esperando… - Le dejó caer. – Tienes que relajarte un poco y dejar el caso para mañana.
- ¿Con American Horror Story? – Alzó una ceja. Sonrió. – Con esa serie es imposible relajarse. Además, cada vez que la vemos luego pasas miedo por la noche y no me dejas dormir. – Se burló.
- No es miedo, es sólo que tengo mucho respeto por el tema de los fantasmas. – Respondió él.
- Ya… - Se rió ella. Metió de nuevo el informe en la carpeta y se sentó junto a él.
- ¿Te apetecen unas palomitas? – Se movió en el sillón para mirarla.
- Ahora que lo has dicho, no estaría nada mal. – Sonrió. Subió las piernas al sofá y se abrazó las rodillas. Él se levantó y fue directo a la cocina.
- ¿Dulces o saladas? – Dijo abriendo uno de los armarios.
- Mmmmm… - Se quedó pensando. – Dulces.
- Marchando unas palomitas dulces para la señorita. – Abrió la bolsa y la metió en el microondas. - ¿Una coca cola? – Ella, desde el sofá, asintió.
- ¿Va a venir hoy tu madre a dormir?
- No lo creo, me dijo que iba a irse de comprar y luego a cenar con tu padre. – Sacó la bolsa de palomitas y las vertió en un bol.
- Así que estamos solos… ¿eh? – Dijo Kate con picardía.
- Eso parece. – Sonrió. Le tendió el bol a Kate. - ¿Es que se tienes algo en mente? – Volvió a la cocina y cogió los vasos. Luego se sentó en el sofá.
- Puede que luego se me ocurra algo. – Sonrió de medio lado. – Por cierto, apaga la luz.
- ¿Es que no te basta con ver algo de miedo que tenemos que estar a oscuras? – Dijo dramáticamente, parado en mitad del salón, con un vaso en cada mano.
- Es que no tiene ninguna emoción ver algo de miedo con la luz encendida. – Se encogió de hombros.
- Las cosas que tiene uno que hacer. – Dio al interruptor. Luego se sentó en el sofá.
- Gracias. – Sonrió dulcemente y le besó en la mejilla. Con la mano que tenía libre cogió la manta que estaba sobre el respaldo y la sobre las piernas de ambos.
- Ya, ya… – Cogió el mando y le dio al play. Castle se acomodó en el sofá. Pasó su brazo izquierdo alrededor de los hombros de Kate y ella se recostó sobre su pecho.


Después de casi media hora de capítulo, Castle le dio al pause.


- ¿Pero qué haces? – Kate le miró de reojo. - ¡Estaba en lo mejor! – Señaló a la televisión. – No me digas que ya tienes miedo… - Alzó una ceja.
- No, no es eso. – Negó él con la cabeza. – He estado pensando en algo. – Se justificó.
- ¿Y no puedes esperar a que acabe el capítulo?
- Si pudiese esperar no lo habría parado. – Se incorporó un poco. – Además, no quiero que se me olvide.
- Vale… - Suspiró. - ¿Y qué es lo que se te ha pasado por la cabeza?
- Estoy harto de no poder llegar juntos a comisaría.
- ¿En serio? – Dijo sorprendida. - ¿Esto no podía esperar? – Alzó una ceja.
- ¿Tú no estás cansada de que siempre tengamos que aparecer por separado? – Ignoró lo que ella dijo.
- Pues… sí. Claro que sí. Pero ya sabes por qué lo hacemos. – Abrazó, de nuevo, sus rodillas. – Sin ir más lejos, mira lo que ha pasado esta mañana.
- Sí, han hecho demasiadas preguntas. – Asintió él. – Y por eso mismo se me ha ocurrido una cosa. – Se quedó callado y mirándola.
- ¿Y me lo vas a contar? – Dijo ella al ver que él no continuaba.
- Una apuesta. – Contestó simplemente.
- ¿Una apuesta? – Kate frunció el ceño. No entendía nada. – Explícate.
- Es sencillo. – Se sentó al borde del sofá. – Les diremos a los chicos que tú y yo teníamos una apuesta y el que ganase lleva el coche durante una semana.
- Ya… - Se le quedó mirando, no muy convencida. - ¿Y el hecho de que aparezcamos juntos?
- Bueno, es que el que lleva el coche tiene que ir, supuestamente, a buscar al otro.
- Más bien en lugar de ganar, el que lleva el coche pierde, ¿no? – Sonrió. – Es el que tiene que hacer de chófer.
- Eso es lo de menos. – Hizo un gesto con la mano para restarle importancia. – La cuestión es que se lo crean y no hagan preguntas incómodas.
- Bueno. – Se quedó pensando. – La verdad es que no es una mala idea.
- ¡Es una gran idea! – Se hizo el ofendido. – Por eso se me ha ocurrido a mí.
- Está bien. Como quieras. – Sonrió y se pasó un mechón de pelo detrás de la oreja. – Tendremos que pensar en esa ‘apuesta’.
- Cierto. – Se llevó un dedo a la mejilla, pensativo. - ¿Se te ocurre algo?
- Ahora mismo no. – Kate negó con la cabeza. - ¿A ti?
- Podría ser algo sobre el caso. – Se encogió de hombros.
- Mmmm… - Arrugó la nariz. – No sé… Los chicos saben que no me gusta hacer apuestas con los casos.
- ¡Ya sé! – A Castle se le encendió la bombilla. Ella le miró expectante. – Tú decías que yo no podría enseñar a Royal a abrir las puertas y yo decía que sí. – Sonrió ampliamente.
- Castle, eso es una tontería. – Elevó una ceja.
- No pasa nada, lo que importa es que lo hagamos creíble. – Hizo un gesto con la mano. – Y, por cierto, la apuesta la gano yo. – Movió las cejas repetidamente.
- Claro. – Sonrió. – Lo que quieres es que, por una vez, te deje conducir.
- ¿Se ha notado mucho? – Dijo con voz infantil.
- Un poco. – Le acarició el pelo. – Y accederé si pones ya el capítulo. – Señaló la televisión.
- ¿En serio puedo llevar el coche? – Abrió mucho los ojos.
- Sí, pero si hay que salir de comisaría por algo del caso conduzco yo.
- Ya sabía que harías trampas. – Se cruzó de brazos, enfurruñado.
- Ser la que lleva el arma me da ciertas ventajas. – Se recostó sobre el pecho de él. – Y ahora, pon el capítulo.
- Está bien… - Miró a Kate de reojo. – Mandona… - Refunfuñó y volvió a dar al play.


Por fin transcurrieron los últimos diez minutos de capítulo. Castle estaba tapado de pies a cabeza por la manta. Kate estaba muerta de risa. Aun seguían con la luz apagada y lo único que les alumbraba un poco era la luz que desprendía la televisión.


- Oh vamos Castle, no ha sido para tanto. – Dijo entre risas.
- ¿Qué no? – Dijo a través de la manta. - ¿Pero tú has visto lo mismo que yo?
- Claro que sí. – Le destapó la cabeza. – Y no da tanto miedo.
- Creo que no voy a poder dormir.
- No te preocupes. Yo te protejo. – Le susurró. Cogió el bol y se metió un par de palomitas en la boca.
- Las balas no son muy efectivas con los fantasmas. – Le recordó Castle.
- Ya se me ocurrirá algo. – Le metió una palomita en la boca. – Ahora, pon el siguiente capítulo. – Sonrió abiertamente.
- ¿Otro? – Abrió los ojos de par en par.
- Sí. – Ella asintió. – Quiero saber qué pasa con esa casa.
- Pero me vas a proteger, ¿no? – Miró a Kate de reojo, con un tono de miedo en su voz.
- Haré guardia toda la noche y atrancaré la puerta con una silla, si así te quedas más tranquilo. – Le aseguró.
- ¿Y velarás mi sueño? – Se tapó con la manta hasta la boca.
- Desde luego. – Ella asintió.
- Vale. – Finalmente asintió. – Pero quiero palomitas. – Ella le entregó el bol y Castle le dio al play del nuevo capítulo.


No llevaban mucho de episodio cuando la puerta de la entrada se abrió repentinamente. Este hecho hizo que Castle pegase un grito agudo y de niña. Del susto, el escritor levantó los brazos instintivamente, haciendo que las palomitas salieran desperdigadas del bol y se repartiesen por todo el sofá.


- Qué oscuro está esto. – Dijo una voz de mujer. Dio al interruptor y la luz se encendió. - ¿Por qué estáis llenos de palomitas?
- ¿Madre? – Dijo Castle aun en estado de shock.
- Oh Richard querido. – Sonrió. - ¿Qué hacéis con la luz apagada?
- ¿Papá? – Kate parpadeó varias veces al ver que Martha estaba acompañada por él.
- Katie. – Sonrió Jim. Cerró la puerta detrás de él. – Castle. – Dijo a modo de saludo.
- ¿Qué… qué hacéis aquí? – Por fin Castle pudo articular palabra.
- Eh bueno, hemos cenado por aquí al lado y habíamos decidido tomar aquí las copas. – Dejó el bolso y el abrigo sobre uno de los sillones. – Aunque pensábamos que estabais en casa de Kate, la verdad. – Sonrió ligeramente.
- Madre, te dije que íbamos a estar aquí. – Le reprendió su hijo.
- ¿A sí? – Se quedó pensativa. – Pues no lo recuerdo.
- Y… ¿dónde habéis cenado? – Kate intentó quitar tensión al momento.
- Oh en un sitio maravilloso. – Sonrió y tomó asiento. Jim la imitó. – Un tailandés.
- ¿Un tailandés? – Kate frunció el ceño. - ¿Tú en un tailandés, papá?
- Sí cariño. – Asintió Jim. – Hay que probar de todo. – Sonrió algo tímido.
- Deberíais ir. – Comentó Martha. – A tu padre le ha encantado el lugar. – La actriz cogió de la mano a Jim.
- ¿Sabes qué deberíamos hacer? – Castle miró a Kate de reojo. – Irnos a dormir…
- Sí. – Kate asintió rápidamente con la cabeza. – Tienes razón.
- ¿Tan pronto? – Martha alzó las cejas, sorprendida.
- Podríamos tomarnos todos una copa. – Sugirió Jim. – Además, hacía mucho que no te veía Katie.
- Muy buena idea querido. – Dijo la actriz, dándole unas palmaditas al señor Beckett en la rodilla.
- Bueno… - Kate sonrió nerviosa. – Voy a por unas copas… - Se levantó del sofá no sin antes quitarse algunas palomitas del regazo.
- Te acompaño… - Castle fue tras ella.


Beckett y Castle fueron hacia la cocina. Ella abrió uno de los armarios y sacó cuatro copas.


- ¿Se puede saber en qué estabas pensando? – Susurró Castle sobresaltado.
- No podemos escondernos de ellos cuando estén juntos, Rick. – Dijo ella de forma evidente.
- ¿Seguro? – Él alzó una ceja. – Porque yo pensaba que podríamos hacerlo por lo menos hasta la cena de Navidad… - Sacó una botella del armario donde guardaban el vino.
- Piensa en esto como en un ensayo. – Rebuscó en un cajón y sacó el abrebotellas.
- Estamos en pijama. – Miró a Kate y luego a sí mismo. – Y no me había mentalizado para este encuentro…
- Yo tampoco, pero antes o después iba a ocurrir. – Le pasó el abrebotellas mientras miraba de soslayo a los padres de ambos.
- No sé si me voy a acostumbrar a esto. – Castle siguió la mirada de Kate. - ¡Por dios Kate pero mírales! – Susurró alarmado.
- Creo que nos va a costar más de lo que esperábamos. – Comentó al ver como Martha y Jim se hacían arrumacos.
- ¿Sigues pensando que es buena idea? – Se refería a la relación entre sus progenitores.
- No lo sé. – Se mordió el labio inferior. – Pero nosotros no somos nadie para impedírselo…
- Hombre, somos sus hijos. – Alzó una ceja. – Digo yo que algo de potestad tenemos…
- ¡Rick! – Dijo a modo de regaño. – Piensa en que ellos también podrían ‘prohibir’ lo nuestro. Tú sólo respira hondo y sonríe, ¿vale? – Cogió tres copas.
- Está bien. – Gruñó el escritor. – Pero estamos un ratito y luego nos vamos a dormir. – Ella asintió. Castle cogió la copa restante y la botella ya abierta.


Castle y Beckett se dirigieron del nuevo al salón, donde Martha y Jim charlaban animadamente, entre risas y miradas cómplices.


- Porque tenemos la puerta aquí al lado que si no ya pensábamos que os habíais ido a comprar la botella… - Observó Martha.
- Es que a Rick le ha costado abrir la botella. – Se excusó Kate.
- Espero que seas más hábil en otras cosas. – Bromeó Jim.
- ¡Papá! – Dijo Kate sobresaltada.
- Me has quitado las palabras de la boca, encanto. – Martha sonrió y ambos se dieron un tierno beso en los labios.
- Necesito alcohol… mucho alcohol… - Susurró Castle a Kate. Sirvió las copas.
- Bueno, ¿y qué tal vuestro día? – Quiso saber Jim.
- Bien, bien. – Kate le dio un largo trago a su vaso. – Bueno no, mal.
- ¿Mal? – Martha frunció el ceño. - ¿Y eso por qué querida?
- Tenemos dos días para encontrar más pruebas y demostrar que el sospechoso es nuestro asesino. – Comentó la inspectora.
- Y, salvo unas fibras, no hemos encontrado nada más que le relacione con los asesinatos. – Habló Castle.
- Pero tenía un motivo, ¿no? – Dijo Martha. – O al menos eso me dijiste hace unos días.
- Y lo tiene. – Kate asintió con la cabeza. – Tiene un motivo y no tiene coartada para ambos asesinatos.


Jim iba a hablar pero el móvil de Martha sonó.


- Huy esa debe de ser Alexis. – Se levantó y sacó el teléfono del bolso. - ¿Sí? Ah hola querida… Claro que estaba despierta, ¿cuándo has visto tú que tu abuela se acueste antes de las doce? Además, sabía que ibas a llamarme. – Sonrió y esperó contestación. - ¿De verdad? – Su voz se llenó de sorpresa a la vez que de júbilo. – ¡No sabes la alegría que me das! Ahora mismo se lo digo a Jim. – Castle y Beckett se lanzaron una mirada al escuchar esto último. – Muy bien querida. Te veo mañana entonces. Un beso. – Y colgó el teléfono.
- ¿Al final ha dicho que sí? – Preguntó Jim.
- ¡Sí! Le ha encantado la idea. – Sonrió emocionada.
- Esto… ¿Nos estamos perdiendo algo? – Castle parpadeó varias veces.
- Cierto, que tú aun no lo sabes querido. – Se acomodó en el sillón. – Habíamos pensado en ir la semana que viene a ver el musical de El Rey León, y a Jim se le ocurrió que tal vez a Alexis le gustaría venir con nosotros.
- Sí, en plan familia. – Jim sonrió y cogió la mano de Martha.
- ¿Con… con vosotros dos? – Dijo Castle sin salir de su asombro. Se bebió la copa de un trago.
- ¿Os apetecería venir? – Preguntó Martha con una sonrisa en los labios.
- Pues… eh… - Kate se quedó cortada. – Preferiría antes acabar con todo esto del caso.
- Sí. – Castle asintió rápidamente con la cabeza. – Mejor. – Volvió a asentir.
- ¿En serio? – Dijo Martha. - ¿No podéis escaparos por unas horas?
- Los asesinos no hacen parones, madre. – Dijo Castle de forma evidente.
- Una verdadera pena. – Medio sonrió Jim. – En otra ocasión.
- Sí, en otra ocasión. – Kate sonrió nerviosa.
- Huy pero qué tarde es. – Castle miró el reloj. – Deberíamos irnos a dormir.
- Pero si casi no hemos estado juntos. – Se quejó Martha.
- Ya tendremos otra oportunidad. – Kate sonrió y se levantó del sofá al igual que Castle.
- Bueno, quizá mañana nos veamos. – Jim se encogió de hombros. – Podríamos compartir el desayuno.
- Ah pero, ¿os vais a quedar aquí… a dormir? – Castle abrió mucho los ojos.
- Claro. – Asintió Martha de forma evidente. – Ya que estamos aquí no vamos a irnos.
- Pues entonces… hasta mañana. – Kate fue hacia su padre y le dio un beso en la mejilla.
- Sí… eso… - Castle, algo contrariado, hizo un gesto con la mano a modo de despedida.
- Que durmáis bien. – Dijo Jim con una sonrisa.
- ¡Y no os acostéis muy tarde! – Dijo Martha con picardía en su tono de voz. Miró a Jim con complicidad.


Había pasado por lo menos una hora desde que la charla y las risas cesaron en el salón. Castle y Beckett estaban tumbados cada uno en el lado de su cama. Ambos estaban boca arriba. Kate tenía los brazos fuera del edredón y sus manos estaban entrelazadas sobre su vientre. Fue Castle quien rompió el silencio.


- ¿Qué crees que estarán haciendo? – Preguntó entre curioso y aterrado.
- No tengo ni idea Rick. – Se encogió de hombros.
- ¿Crees que estarán…? – Se calló antes de seguir, pero daba a entender a lo que se refería.
- ¡Por Dios Castle! – Se alarmó. – Eso es algo en lo que me no gustaría pensar…
- Pero se te ha pasado por la mente, ¿no? – Giró la cara para mirarla entre la oscuridad de la habitación.
- No, pero gracias a ti ahora sí me lo he imaginado. – Puso cara de desagrado. – Y no ha sido nada agradable…
- ¿Crees que ellos estarán pensando en qué estaremos haciendo nosotros?
- Pues no lo sé. Quizás. – Kate se calló un momento. – Dios, tu madre y mi padre bajo el mismo techo.
- En la misma habitación y en la misma cama… - Inquirió él.
- La verdad es que ha sido todo muy raro… Después de haberles visto juntos y tan… melosos… - Un escalofrío le recorrió el cuerpo.
- La palabra que buscas es espeluznante. – Castle se puso de lado y apoyó el codo sobre el colchón mientras se sujetaba la cabeza con la mano. - ¿Qué conclusión sacas de lo de esta noche?
- Pues que nos va a costar más de lo que pensaba hacernos a la idea. – Admitió Kate.
- Y aun nos queda las cenas de Navidad. – Le recordó.
- Lo sé. – Ella asintió. Se quedó pensando. - ¿No se te ha hecho raro lo de ‘en familia’?
- Mucho… muchísimo. – Le pasó a Kate un mechón de pelo detrás de la oreja. - ¿Y lo de Alexis? – Parpadeó varias veces.
- Mi padre comportándose como abuelo… - Negó con la cabeza. – Aun no me lo creo.
- ¿Le habrán lavado el cerebro a mi dulce e inocente hija? – Dijo con dramatismo. Kate le dio en el brazo.
- ¡Au! Eso ha dolido. – Se llevó la mano a donde había recibido el golpe.
- Nadie ha lavado el cerebro a tu hija. – Le regañó. – Es su abuela y… y el novio de su abuela… Alexis sólo querrá pasar tiempo con ellos.
- Parece que a mi hija no se le hace nada raro verlos juntos. – Apuntó el escritor.
- Quizá porque ella lo ve de otra manera. – Kate se encogió de hombros.
- Puede ser… - Asintió con la cabeza. – Total, van a ser sus abuelos tanto si están juntos como si no lo están.
- Sí… - Se quedó pensativa. Se puso de lado para mirarle. – Creo que deberíamos intentar dormir.
- ¿En serio puedes sabiendo que están los dos aquí, juntos y en la misma cama?
- Rick deja de repetir eso. – Le reprendió. – Cuanto menos lo pensemos mejor.
- Vale, sí, tienes razón. – Alargó el brazo y le apartó un mechón de pelo de la cara.
- ¿Sabes? Con todo esto al final te has olvidado de los fantasmas… - Bromeó.
- ¡Kate! – Ahogó un grito. – Ahora sí me voy a acordar de ellos. – Hizo pucheros.
- Anda ven aquí. – Se rió ella. Abrió los brazos y él apoyó la cabeza sobre el pecho de ella. – Ya te dije antes que te protegería. – Le dio un beso en la nariz.
- Eso espero, porque como me maten me haré fantasma y espantaré a todos tus pretendientes. – Hizo un mohín.
- Qué tonto eres. – Sonrió. Le dio un tierno beso en los labios. – Ahora a dormir. Ya verás cómo llegarás vivo para tener las cenas de Navidad. – Bromeó.
- Kate, sigues sin ayudar. – Levanto la vista para mirarla de reojo.
- Lo sé, pero me encanta ponerte nervioso. – Admitió.
- ¿Sí? – Entrecerró los ojos. – Ya me las pagarás... – No pudo evitar que una sonrisa apareciese en sus labios.
- Buenas noches Rick. – Le acarició el pelo mientras poco a poco iba cerrando los ojos.
- Buenas noches Kate. – Se abrazó más a ella.



P.D: Y hasta aquí esta semana!! Espero que haya suficiente Caskett!! jejeje
Ya sabéis lo que aprecio vuestros comentarios, así que os animo a que los dejéis!! Very Happy

LeFleur89
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 22/04/2012
Edad : 27
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Yaye el Lun Feb 18, 2013 9:46 am

Jajajaja, pero que mal lo van a pasar los pobres con la relación de sus padres, será mejor que se vayan acosttumbrando y que no piensen mucho en ciertas cosas Laughing .

Que buen capítulo. Habrá que esperar al lunes y ver q tal se da ese desayuno en " familia ".

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Delta5 el Lun Feb 18, 2013 9:58 am

Comentar no es ninguna molestia sino deuda obligada para quien aprecia tus fic.
Nunca entenderé porqué Castle se pone tan tonto queriendo conducir el coche de Beckett, teniendo él un Ferrari con el que puede descrestar a todos. Esto siempre me ha parecido de lo más absurdo. Por lo demás genial. Como siempre al final les estropean la velada. Sigue. Very Happy

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por IreneEB el Lun Feb 18, 2013 10:16 am

Genial, como siempre Love Me he partido de risa y he muerto de amor a la vez. Me encanta como escribes de verdad. Deseando leer el de la semana que viene. Thumb

IreneEB
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 04/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/IreneElBarco

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por AlwaysSerenity el Lun Feb 18, 2013 10:24 am

Si la situacion es un poco..rara..y bastante...incomoda. Tendran que ir acostumbrandose...
CONTINUA PRONTO! Very Happy

AlwaysSerenity
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 966
Fecha de inscripción : 14/10/2012
Edad : 19
Localización : Málaga (Andalucia) España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Triple Juego (Continuación de La Jugada Perfecta) (Capítulo 16, 20/01)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:23 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.