(+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Página 4 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Solexite el Dom Nov 17, 2013 8:09 pm

Hola a tod@s! Perdón por la demora, tuve  una semana movidita y no pude llegar a terminarlo antes. Ojalá que les guste y ya saben que espero sus comentarios, críticas y sugerencias. Saludos y hasta la próxima!
 
 
 
Capítulo IV
 
 
 
 
Kate había llegado a la fiesta temprano y luego de recorrer por completo la casa de la hermandad Alfa Omega con Brenda, su compañera de cuarto, se dirigió a la cocina a buscar algo de beber.
A penas entró se topó con Daniel, quien la recibía con una enorme sonrisa diciendo:
 
-¡Empezaba a pensar que mi cita me había plantado!
-¿Y de dónde sacaste que teníamos una cita?- preguntó la joven agarrando el vaso que sostenía el muchacho.
-¿No es una cita? Lástima… te hubieses divertido mucho saliendo conmigo.- agregó Dan guiñándole un ojo. La joven negó con la cabeza mientras sonreía. Sin dejar de mirarlo, bebió un trago y soltó:
- Bueno… ya estoy aquí ¿no? ¿Qué propones para divertirnos?
-En principio, bailar…- respondió tomando de la mano a Kate para llevarla al comedor donde estaban bailando.
 
Daniel bailaba bastante bien, sobre todo rock & roll, cosa que a la joven le encantaba. Eran pocos los hombres que contasen entre sus habilidades con  la gracia suficiente como para moverse al son de la música y encontrar a uno que lo hiciese bien resultaba, por lo general difícil, pero sobre todas las cosas, extremadamente sexy.
 
Al terminar de pasar un par de temas de  rock & roll, el Dj subió el micrófono para hacer un anuncio sobre Alfa Omega que una de las chicas le había alcanzado.
Dan aprovechó la interrupción para tomar de la mano a Kate y sacarla hacia afuera.
 
-¡¿Dónde me llevas?!- preguntó algo sorprendida.
-Donde no tengamos que escuchar las estupideces de la hermandad…- la respuesta del joven le arrancó una sonrisa. Ella pensaba exactamente lo mismo sobre los discursos de Alfa Omega, de los que su compañera de cuarto la había puesto al tanto día tras día al llegar del trabajo. Caminaron hasta la puerta de entrada, donde el muchacho se frenó para decirle:
 
-¿Qué te parece si dejamos a estos aburridos chicos de fraternidad y te llevo a una de las más fabulosas fiestas en la playa?
-Mmm… no lo sé, Dan. Después tengo que volver hasta aquí a encontrarme con Brenda, para volver juntas a nuestro cuarto…-
-¡No hay problema por eso! Puedo dejarte aquí a la hora que gustes, o llevarte a tu cuarto. Ahora, si quieres terminar la noche de forma espectacular, puedes quedarte a dormir conmigo…- largó con desparpajo el apuesto joven alzando una de sus cejas. Rápidamente, el muchacho agregó: -¡Es broma! Nunca me acuesto con alguien en la primera cita…
 
Katherine rió con ganas, de verdad que era  divertido y  se sentía a gusto con él; así que sin pensarlo mucho más decidió aceptar la invitación, con la promesa de traerla antes de las cinco de la mañana.
 
Subieron al deportivo de Dan y en pocos segundos se encontraban rumbo a la playa. El joven conducía a gran velocidad intentando impresionar a Beckett con cada maniobra. Ella lo miraba de reojo, percibiendo como el joven pretendía hacerse notar.
En poco más de 15 minutos se encontraban bajando del auto. A escasos metros se encontraba la entrada a la fiesta, desde donde se podía observar la inmensa cantidad de gente divirtiéndose a lo grande.  Dan tomó a Kate de la mano apurándola para entrar, mostró un par de invitaciones al gorila de seguridad y rápidamente se mezclaron entre la gente que bailaba entretenida.
 
En un rincón apartado de lo que era la pista de baile y muy cerca de una inmensa fogata frente al mar, se encontraba el mayor de los hermanos, rodeado de gente alrededor. Todos parecían estar fascinados con su charla, prestándole suma atención a sus palabras y gestos, riéndose de sus chistes. Sin duda alguna, el carismático escritor sabía muy bien como maravillar con sus relatos a todo aquel que estuviese dispuesto a escuchar y esto parecía llamar la atención de Kate, quien no había logrado sacarle los ojos de encima.
 
-¡¿Alex?! ¡¿Qué demonios hace mi hermano aquí?! ¡Se supone que se quedaría en casa con su novia!- exclamó sorprendido el joven, sabiendo que de encontrarse con él tendría que soportar la reprimenda por haber invitado a Kate a salir.
Dentro de la cabeza de la joven lo único que había quedado resonando era “…se quedaría en casa con su novia…” No se lo había imaginado como el tipo de hombre que se queda en casa con su novia un sábado a la noche, sino más bien todo lo contrario: de fiesta y sin ninguna clase de compromiso con una mujer. Debía ser por eso entonces, que la había sorprendido enterarse de que su jefe estaba en pareja.
 
-Me pregunto cómo habrá hecho para conseguir otra invitación, no me fue nada fácil conseguir la mía y por más que lo intenté no logré que me diesen otra.  Alex terminó dándome la de él ya que tenía planes para esta noche…
-Tu hermano parece ser un sujeto muy popular… No creo que le haya costado mucho conseguir otra entrada para la fiesta.
-See… debería escribir una novela…eso seguro ayudaría…- comentó pensativo el joven.
-Quizá primero debas leer una…- soltó divertida
-¡Ey! ¡Me ofendes!- respondió el muchacho simulando enojo.
-¿Cuántas novelas leíste?
-¿Cuentan las novelas gráficas?
-¡Claro que no!
-Ninguna, entonces. Pero eso no significa que algún día pueda animarme…
-Descuida, leer no es tan peligroso como parece.- largó junto con una risita que rápidamente contagió a su acompañante.
-¡Entonces, puede esperar!- agregó Dan tomándola de la mano suavemente para llevársela de ahí. –Ven. Te presentaré a unos amigos.
 
Los jóvenes fueron metiéndose entre la gente, alejándose principalmente de Rodgers, ya que Daniel no quería ni por asomo cruzárselo.
 
-¿Me parece a mí o nos estamos escondiendo de tu hermano?- interrogó la joven al percatarse de que no saludarían a su jefe, sino más bien lo evitarían.
-Algo así… No le va hacer mucha gracia vernos aquí…
-¿Y eso? ¿A qué se debe?
-Principalmente, a que casi me prohibió invitarte a salir…- confesó Dan.
-Ya veo. Y tú obedeciste sin chistar…- comentó con sarcasmo Kate, para luego preguntar:-¿Y por qué te prohibió invitarme a salir? Si se puede saber…
-Porque no quiere problemas dentro del Café…
-Lo suponía…- dijo la joven antes de que Daniel se parase delante de ella. Kate lo observó pensativa unos segundos y luego curioseó: -¿Y porque me invitaste de todos modos?
-¿Lo preguntas en serio? ¿Qué clase de idiota no te invitaría a salir? Prefiero buscarme otro trabajo antes de perderme la oportunidad de conocer a alguien como tu.- explicó con una encantadora sonrisa, descolocando a la joven.  
-Eres todo un ganador ¿no es así Daniel?- bromeó ella para salir del paso, tratando de evitar que el joven se diese cuenta de su sorpresa.
-Eso me han dicho y tú misma puedes comprobarlo, si quieres…- agregó con sobrada seguridad acercándose a escasos centímetros de su boca.
-¡¿Tan seguro estás de que me gustas?!- interrogó sin dejar que el muchacho la intimide, clavándole sus preciosos ojos verdes en los extraños ojos de él.
-Y… ¿No es así?
-Me pareces lindo, pero de ahí a que me gustes, hay una distancia…- respondió con seguridad.
-Con eso me conformo… ¡Por ahora!- largó antes de posar fugazmente sus labios sobre los de ella,  terminando de sorprenderla por completo.
Definitivamente el menor de los hermanos no perdía el tiempo, y eso asombraba a la joven. Pero no era una chica fácil de intimidar, nadie lo había logrado hasta ahora y un breve beso robado por Dan no iba a ser la excepción, por lo que de inmediato redobló la apuesta, atrapando los labios del sorprendido muchacho entre los de ella, besándolos sensualmente.
 
-Te conformas con poco…-  señaló la muchacha al separarse de su boca sonriendo con algo de  maldad. 
 
Para conveniencia de Daniel, quien había quedado sin palabras para responderle a la joven, un grupo de tres jóvenes se acercaron a él, saludándolo con mucha alegría, sacándolo de incomodo momento de no saber qué contestarle a la tremenda mujer que tenía enfrente.
 
-¡Dan! ¡Aquí estas, bro! ¡Te estamos buscando hace rato!
-¡Ey, amigos! ¡Qué bueno verlos!- gritó Dan antes de abrazarlos.
-¿Y no nos presentas a tu amiga?- preguntó el más alto de los tres quien no le había quitado la vista de encima a Kate.
-¡Por supuesto! Ella es Kate Beckett. Trabaja por las tardes en el café…. – dijo dirigiéndose a sus amigos. Al instante agregó: -Ellos son mis amigos, Jake y Luke Harrington, o como les decimos nosotros: los gemelos fantásticos y  John Clyde, o el abogado del diablo, para los amigos…-
-¡Un gusto conocerte, Kate!- dijeron los tres muchachos casi al unísono.
-Es probable que a Clyde te lo hayas cruzado en los pasillos de la facultad de derecho, si es que alguna vez logró sacarse de encima a su novia, quien no se le despega del cuello…-bromeó Dan guiñándole un ojo a sus amigos. Se había dado cuenta en la forma que su amigo John  miraba a Kate, y por eso haría todo lo posible por no permitirle abalanzarse sobre ella.
-¡Es cierto, no logras despegarte de ella, bro! ¿Dónde está ahora?- pregunto Luke.
-Tenía la fiesta de Alfa Omega… y después de una larga discusión logré hacerle entender que de ningún modo iría con ella a esa aburrida fiesta...- respondió John
-¡Muy bien! ¡Así se hace, bro!- festejó alegremente Jake.
-No estoy tan seguro de que sea la forma correcta… si quieres seguir estando de novio…- bromeó Dan.
-Tienes toda la razón, amigo. Mañana no va a ser un buen día…- respondió John con una media sonrisa.
-Hablando de novias… -lanzó Luke mirando a Dan quien rápidamente hizo un gesto con su mano para que cierre la boca. El gemelo, al darse cuenta de la casi metida de pata intentó arreglarlo de inmediato: -… las nuestras, hermano, nos están esperando por allá. Muy cerca de la barra…
-¡Vamos por ellas!- agregó Jake.
-¿Quieres tomar una cerveza, Kate? Yo iré por una, estoy muerto de sed…- explicó Dan.
-¡Genial! ¡Yo también muero de sed!- respondió la joven.
-¡Volveré enseguida!
 
Kate se quedó hablando entretenidamente con John, tenían mucho en común por estudiar la misma carrera y eso permitía entre ellos un dialogo de lo más fluido.
Mientras tanto Daniel se escabullía alcanzando a sus amigos en la barra, quienes lo esperaban ansiosos por contarles que su novia Janice se encontraba en la fiesta y lo estaba buscando desde hacía un rato.
 
-¡No puedo creerlo! ¡Se suponía que no vendría! ¡Me dijo que tenía mucho que estudiar! ¿Están seguros?- inquirió el más pequeño de los Rodgers con una terrible expresión de preocupación tatuada en su rostro.
-Muy seguros…- dijo Luke.
-Tan seguros como para arruinarte la noche que planeabas con tu nueva amiga…- agregó Jake sonriendo socarronamente, disfrutando del problema que se le presentaba a su amigo por no poder evitar enredarse en cuanta pollera se le cruzase.
En eso se parecía muchísimo a su hermano, con la diferencia que el pequeño siempre estaba de novio con alguna señorita y el mayor solía esquivar los compromisos y cuando salía con alguien se mantenía fiel a su pareja o al menos así había sido hasta ahora, y Dan en cambio, no podía evitar ser infiel con cada mujer que se le cruzaba.
 
 
-Tengo que pensar en algo rápido…- indicó Daniel a sus amigos.
-Creo que deberías apresurarte, si no quieres que te ganen de mano…- comentó Luke mirando a su amigo John, que sonreía y festejaba todos lo que Kate decía.
-¡Diablos, John! ¡No dejas pasar una, ¿no es cierto?!…
-¡Y mira quien lo dice!- agregó Jake provocando una carcajada en su gemelo.
-Ok, ok… basta de bromas. Esto es serio… Tienen que ayudarme, amigos…
-De acuerdo ¿Qué quieres que hagamos?- preguntó Luke.
-Deben entretener a Janice como sea. Alejarla de la pista de baile… de ser posible llévensela hacia la entrada. Yo los veré ahí cuanto antes…- explicó Dan agarrando un par de cervezas que le habían servido en la barra.
 
A los pocos minutos, el menor de los hermanos se encontraba de nuevo al lado de Kate y su amigo John. Le ofreció la cerveza a ella y le explicó que un inconveniente había surgido con uno de los gemelos.
 
 
-…te lo contaré todo luego, cuando logremos solucionarlo…
-Pero… ¿pasó algo grave?- preguntó con algo de preocupación la joven.
-Nada grave, no te preocupes. Hay gente en la fiesta que no le caen muy bien los gemelos Harrington y me temo que de no intervenir en el asunto la fiesta puede terminar muy mal… Pero no quiero que te preocupes, antes de que te des cuenta estaré bailando contigo nuevamente y John puede hacerte compañía hasta que regrese…- explicó Dan tratando de sonar convincente. Enseguida agregó casi susurrando: -…. El único problema con John lo tendrán tus pies… ¡No todos podemos ser tan agraciados bailarines!- señaló Dan, concluyendo con una sonora carcajada
-De acuerdo, Dan. Me quedaré aquí con John, pero no tardes demasiado… podría aburrirme y no querrás que eso pase, créeme.- advirtió con una sonrisa malévola la joven.
-¡Estaré aquí cuanto antes, te lo prometo!
 
El joven dio media vuelta y salió disparado como un rayo en busca de su hermano. Sí bien sabía que no le agradaría enterarse que estaba aquí con Kate, era el único que podría ayudarlo con el pequeño problema que tenía. 
Dan debía convencer a su hermano de entretener a Kate hasta que él regrese, siendo supuestamente, el único hombre en que podía confiar dentro de la fiesta, el único que no intentaría conquistar a su empleada.
Sabía que de tener la más mínima oportunidad, John intentaría ganarse a Beckett sin siquiera pensarlo, y eso era algo que no podía permitir. No podía perder ni un milímetro de terreno ganado con la bella joven. Estaba fascinado con ella y tenía muy en claro que no pararía hasta convertirla en su novia, pero primero tenía que arreglar las cosas con Janice o para decirlo correctamente: primero debía terminar su relación con Janice y debía hacerlo de forma discreta. Estaba seguro que si Kate se enteraba que él tenía novia al momento de invitarla a la fiesta, no le daría ni la más remota posibilidad de intentar conquistarla.
 
El escritor no fue tan difícil de encontrar, ya que prácticamente no se había movido de al lado del fuego.  Dan se acercó hasta él para saludarlo con un cálido abrazo.
 
-¡Hola hermanito! ¡¿Qué tal la fiesta?! ¿Te diviertes? Janice te estaba buscando…-  dijo Rodgers al verlo.
-Hasta hace unos minutos la estaba pasando genial…
-¿Y eso por qué? ¿Pasó algo?
-Pasó mucho…
-Me estás asustando, Daniel ¿Qué demonios está pasando?
-Escucha… tengo algo que confesarte…
-Diablos… ¿en qué lio te metiste esta vez?- preguntó el escritor cambiando la expresión de su rostro de alegre a severa.
-Se que vas a enojarte… y mucho, pero déjame decirte que prometo a partir de ahora hacer las cosas bien, sobre todo con ella…
-¿Qué es lo que dices, Daniel? Entiendo que no hablas de Janice, cuando dices de hacer las cosas bien, sobre todo con ella…
-No. No hablo de Janice. Hablo de Kate…
-¿Beckett? ¿Qué fue lo que te dije con respecto a intimar con una empleada?- inquirió por demás enojado.
-Lo sé, lo sé… pero en mi defensa, cuando la invité a salir ella me dijo que no volvería más al café, así que “técnicamente” no era una empleada en ese momento… y con Janice sabes que no me iba del todo bien-
 
Rodgers respiró hondo llenando sus pulmones para soltarlo en un sonoro resoplido, que dejaba ver la frustración que su pequeño hermano le producía al meterse constantemente en problemas.
 
-Ahora, yo me pregunto ¿Por qué no dejaste a Janice antes de invitar a Kate, si según lo que me cuentas no estabas bien con ella?
-No lo sé, hermano. No sé por qué sigo cometiendo esas estupideces… pero siento que  Kate es diferente… de verdad me encanta y quiero hacer todo lo posible por que se interese en mí, pero si lo arruino esta noche nunca me dará la oportunidad. Y la lo he pensado. Sí las cosas se me dan con ella, prometo dejar el café y buscarme otro trabajo para evitarte cualquier tipo de problemas.
-Recuerdo que cuando conociste a Janice dijiste lo mismo, Dan. Dijiste que ella era diferente, que te volvía loco y que no pararías hasta conquistarla ¿Y que fue lo primero que hiciste cuando lograste que fuera tu novia? ¡La engañaste con su prima! Y ahora será lo mismo con Beckett…
-¡No, no cometeré la mismas estupideces con ella! ¡De verdad, Alex! ¡Y voy a demostrártelo! Pero ahora necesito tu ayuda… No puedo dejarla sola, y mucho menos puedo dejarla con John, ya sabes que él es peor que yo…
-Imposible creerte algo así, hermanito… Y en tal caso, no tienes nada que demostrarme a mí, sino a ella. De todos modos voy a ayudarte…  me cae bien la niña y no quiero que salga perjudicada, enterándose de que su primer cita contigo fue compartida con tu novia Janice. Pero mañana hablaremos largo y tendido sobre esto, Dan.  Ya te he dicho más de una vez que no quiero ser parte de tus problemas, como tampoco quiero tener que seguir solucionándotelos como si todavía tuvieses 8 años. Ya es hora de que te hagas cargo de las cosas que provocas.
 
-¡Gracias, hermano! ¡Sabía que podía contar contigo!
-Ya te dije que no lo hago por ti, sino por Beckett. Y no te olvides que tenemos una charla pendiente. Ahora ve y busca a Janice, yo espantaré a tu amigo y me quedaré con ella hasta que vuelvas. Intenta que sea rápido, no quiero perderme el resto de la fiesta por culpa tuya…
-Intenta ser discreto al echar a John…- pidió el hermano menor mientras se perdía poco a poco entre la gente.
-Por supuesto, que seré discreto ¿con quién crees que estás hablando? Ofendes mi inteligencia…- respondió frunciendo el entrecejo.
 
 
Richard se quedó pensando unos momentos sobre lo que había accedido a hacer. No le había mentido a su hermano, en verdad le caía bien la joven y no quería que pase por una situación tan desagradable de  enterarse que el muchacho que la invitó a salir el sábado por la noche, también se divertía con su novia en el mismo lugar. Al escritor le parecía una falta de respeto lo que había hecho Daniel y no podía justificarlo de ningún modo. No entendía por qué se comportaba de ese modo con las mujeres, y de verdad lo enfadaba.  Pero eso no era todo;  había algo que lo inquietaba por demás, y era el hecho de que en verdad tenía muchas ganas de ver a Kate y pasar un tiempo con ella. La niña había logrado llamar su atención la otra noche en el café y eso había quedado impreso en su memoria, y sin querer se había transformado en curiosidad. Curiosidad, por saber hasta dónde llegaría ella con su juego, y profunda intriga por saber hasta dónde jugaría él.
 
 
 
                                                                                        ***
 
 
La muchacha bailaba alegremente con John, quien no podía evitar quedar hipnotizado viéndola  moverse libremente. El escritor observaba divertido la escena desde lejos disfrutando un daiquiri, disfrutando de  su exquisita sensualidad convirtiéndose en embrujo, danzando a pocos metros de él. El vuelo de su vestido blanco, con el largo justo, parecía moverse a son de la música permitiéndole observar sus increíbles piernas, infinitas como su belleza, perfectas como su sonrisa, inolvidables como sus ojos. Lo tenía verdaderamente cautivo, atento a cada uno de sus movimientos y con unas ganas crecientes de hacer desaparecer a la criaturita que tenía al lado para ocupar su lugar junto a ella.
 
Ella había notado su presencia cerca de la pista de baile, pero prefirió ignorarlo intentando no meter en problemas a Dan, pero deseando secretamente que él se acerque a saludar. Kate se había dado cuenta que no podía sacarle la vista de encima, y cada vez se hacía era más irresistible la tentación de mirarlo.  Ella se había fijado como la observaba desde lejos, sin perder detalle de sus movimientos y ahora disfrutaba siendo el centro de su atención, sintiéndose deseada. Ahora bailaba sólo para él, dedicándoselo con cada mirada. 
 
Rodgers tenía que inventar algo para poder apartar al muchacho sin causar demasiado revuelo; no era cuestión de  ser el centro de todas las miradas. Tenía que ser discreto y sobre todo astuto, debiendo utilizar todo su ingenio para lograrlo. Ahora que Daniel estaba ocupado con su novia Janice, lo único que se interponía entre él y la joven era John, el amigo de su hermano al que conocía desde hacía tiempo. Pero eso estaba a punto de cambiar.
 
Echó una mirada por el lugar buscando a alguna señorita que pudiese ayudarlo y después de una rápida evaluación sopesando posibilidades, se dirigió hasta una morena que bebía cerveza de un enorme vaso.
 
-¡Hola preciosa! ¿Puedes ayudarme?- dijo el escritor con una enorme sonrisa.
-¡Hola guapetón! Ayudarte ¿eh?- respondió mirándolo de abajo a arriba antes de beber un trago.
-Si tú me ayudas, yo te ayudo, digamos con… ¿cien dólares?...- preguntó metiendo su mano en el bolsillo para sacar el billete.
-Mmm… ¡eso sería una buena ayuda…! Pero no me acostaría contigo por cien dólares…
-¡No, no! ¡Nada de eso! ¡Jamás se me hubiese ocurrido pedirte… –respondió rápidamente antes de ser interrumpido.
-… lo haría gratis!- dijo la joven acercándose a su boca. Rodgers podía sentir el olor a alcohol que tenía la muchacha, entendiendo el por qué de su comportamiento. Se alejó un poco de ella para intentar reanudar la charla de negocios que habían iniciado segundos atrás.
 
-Escucha, me siento alagado, pero en verdad necesito tu ayuda…
-¡De acuerdo, de acuerdo! ¿Qué necesitas?
 
El escritor le contó su pequeño plan sin demasiadas vueltas, no debía darle mucha información ya que el alcohol no le permitiría asimilarla.
 
-Entonces… yo voy allá, tomo de la mano al muchacho de camisa color salmón y le digo que su novia Rachel lo está buscando en la entrada...- repitió la joven.
-Sí.
-Y tú me das cien dólares por hacer eso…
-¡Exacto, entendiste a la perfección!
-Y dime… la chica que está bailando con él ¿no me arrancará los pelos?  
 -De ninguna manera. Yo me encargaré de ella.- respondió con una sonrisa.
-Ya veo… ¡De acuerdo, hagámoslo!- dijo la joven extendiendo su mano para agarrar el billete.
 
 
Rodgers esperó a que la morena llegase a la pista de baile y luego se encaminó también hacia ella, parándose a un costado esperando el momento justo, expectante como un cazador, segundos antes de atrapar a su presa.
 
La voluptuosa mujer se acercó bailando hasta acercarse al joven acompañante de Kate, alejándolo con habilidad, mientras el escritor se acercaba por detrás a su bella empleada para susurrarle al oído:
 
 
-¡Hola chiquilla! ¿Qué haces levantada tan tarde? Esta fiesta es sólo para adultos…- la joven se dio vuelta lentamente y con una sonrisa que poco a poco fue dibujándose en sus labios al reconocer su voz  respondió:
-Yo pensé que era para jóvenes, también me sorprende que estés aquí, Richard… ¿No estás algo crecidito para fiestas universitarias?
-Puede ser, pero al menos tengo la edad suficiente para beber alcohol, aunque no podemos decir lo mismo de ti… No deberías estar tomando cerveza…-  
-Y tú no deberías de estar sermoneándome… No eres ni mi padre ni mi niñero…- respondió secamente arrugando el vaso vacío para lanzarlo a la basura.
-Soy tu jefe.
-De lunes a viernes. Hoy no eres más que otro invitado a una fiesta, así que si no vas a sacarme a bailar, puedes apartarte y dejar que alguien más lo haga...- contestó con firmeza amagando alejarse de él.
-¿Estás segura de querer bailar con un “viejo” como yo?- curioseó divertido tomándola suavemente por la cintura, acercándola hacia él.
-¿Crees poder sobrevivir después de bailar salsa conmigo?- preguntó rodeándole el cuello con sus brazos.
-¡Absolutamente! ¿Podrás tú?-  respondió apretándola contra su cuerpo, sujetando muy despacio su brazo, acariciándolo desde el hombro hasta la mano con extrema dulzura para entrelazar sus dedos con los de ella, mientas lo retiraba de su cuello para iniciar la sensual danza.
 
Para sorpresa de la joven camarera, su jefe también bailaba de forma exquisita. Con Dan no había tenido oportunidad de bailar tan pegados, pero con su hermano mayor, había corrido diferente suerte. El escritor conocía los pasos a la perfección, llevándola espléndidamente. De forma muy sensual, sus cuerpos se acoplaban en los movimientos que el ritmo caribeño les imponía, saboreando  una sincronía perfecta de pasos y vueltas cargados de fugaces miradas y roces de lo más furtivos, disfrutándose segundo a segundo  y deseando por sobre todas las cosas que la canción no termine jamás.   
 
Y sus deseos se vieron convertidos en realidad, vaya a saber si  por suerte, azar o destino, al agregarse a la lista de canciones otro merengue, otra rumba, otro mambo, prolongando el disfrute de la pareja a la que no parecía importarle otra cosa que seguir hechizándose uno a otro con cada movimiento.
 
El perfecto cuerpo de la joven pegándose al de él en la danza, comenzaba a inquietarlo, a pesar de disfrutarlo considerablemente. Enormes sensaciones encontradas comenzaba a experimentar el escritor al enfriar su cerebro un instante, preguntándose qué demonios hacía bailando de esa forma tan excitante con su joven empleada. De haber sido cualquier otra mujer, ya hubiese estado perdida en sus caricias, sumergida en sus besos, sin siquiera poder evitarlo, pero se estaba cuidado mucho de cometer una locura, sabiendo que la mujer que tenía en sus brazos podría terminar siendo la novia de su hermano. Aunque, cada minuto que pasaba se le hacía más difícil comportarse como era debido.
 
La candente selección caribeña del Dj había llegado a su fin, dejando a Kate atrapada en los brazos de él, mirándolo directamente a los ojos y a escasos centímetros de su irresistible boca. Y cuanto le costaba no comérsela de un beso. -¿Qué es lo que estoy haciendo? ¿Flirteando con mi jefe? ¡¿Y después de haber besado a su hermano?!  - se reprochaba la muchacha sin poder dejar de mirarlo. Debía apartarse de él, pero el magnetismo era tal que su débil voluntad quedaba atrapada entre sus fuertes brazos.
 
 
-¿Y,  chiquilla?
-¿Y, que, Richard?
-Estoy esperando que me felicites por lo bien que bailo…- explicó él con una de sus seductoras sonrisas.
-¡Creo que no conocí a nadie más engreído que tú, Rodgers! ¡Eres insufrible!- respondió frunciendo levemente el ceño e intentando soltarse.
-¡No soy engreído, soy realista! ¿O vas a decirme que bailo mal?... parecías estar disfrutándolo…- señaló el escritor sin dejarla escapar.
 
 
Beckett permaneció mirándolo durante un segundo mientras pensaba que contestarle, pero se le hacía muy difícil concentrarse teniéndolo tan cerca. De de ninguna manera iba a permitir que él ganase esa partida; debía doblar la apuesta demostrándole seguridad.
 
-¿Y qué hay de ti, Rick? ¿Tú no lo disfrutaste?- largó la joven clavándole su mirada más sensual, mientras se mordía suavemente el labio inferior. Rodgers quedó perdido en ese gesto tan sexy que había logrado descolocarlo, por lo que tardó un momento en responder.
 
-Vaya si lo  disfruté...  te mueves divinamente…- confesó sin dejar de mirarla, mientras se dejaba llevar por el incontrolable impulso de acercarse a su boca, deseando probarla con locura y con plena conciencia de lo peligrosa que se estaba tornando esa travesura.
 
Beckett comenzó a sentir como su corazón cambiaba de ritmo considerablemente, sabiendo con certeza que ese aumento en sus latidos era causado por la cercanía que había provocado su increíblemente seductor jefe. Ella también se moría de ganas de probarlo, pero una ráfaga de cordura se cruzó en su mente a tiempo para hacerla reaccionar. No podía besarlo, no podía darse ese gusto, no debía ceder a la tentación de  dejarse comer la boca por él y tenía una lista interminable de razones que respaldaban su decisión de alejarse en este preciso instante de su lado.  Aunque todavía no sabía bien cómo lograrlo.
 
 
-¿Estás intentando besarme, Rodgers?- dijo alejando su cabeza para escaparse. El escritor entendió en ese momento la estupidez que estaba a punto de cometer, y que sin duda hubiese cometido si ella se lo hubiese permitido, y ahora tenía que encontrar una forma elegante de salir  de la incómoda situación que había generado. Y lo primero que debía hacer es soltarla de una vez por todas y alejarse unos centímetros de ella.
 
-Y eso te encantaría ¿no es cierto, chiquilla? Pues no te ilusiones, creo haberte dicho que no me gusta cambiar pañales. Sólo es un inocente juego…
-Deberías tener más cuidado. Hay juegos que son peligrosos Rick, y este lo es especialmente… yo que tú no me arriesgaría a jugar…
-Así que peligroso ¿eh? Y sólo por curiosidad ¿Qué podría pasarme?
-Podrías enamorarte de mí.- contestó con seguridad mientras levantaba la mano para avisarle a Dan que lo había visto y sin darle tiempo para reaccionar se alejó lentamente diciéndole: - Disculpa, pero mi cita me está esperando ¡Nos vemos el lunes, Rick!
 
 
Rodgers todavía estaba algo shockeado por todo lo que había sucedido y poco a poco comenzaba a asomar toda una serie de reproches hacia él mismo que había ignorado minutos atrás. Todavía no entendía bien por qué se había comportado de esa forma con Beckett, por qué había perdido el control de esa manera, por qué esa niña le resultaba tan irresistible. Aun no lograba comprender por ´qué al tenerla tan cerca todo su cuerpo se revolucionaba sin permitirle actuar con sensatez, dispuesto a cometer cualquier estupidez.  
 
El escritor la observó hasta que la bella joven se reencontró con su hermano. Dan parecía de lo más emocionado al verla, por lo que el sentimiento de culpa se incrementaba. El muchacho la tomó de la mano para conducirla hasta la entrada, ya que como había prometido, debía llevarla antes de las 5 y ya no faltaba demasiado.  Kate se dejó llevar por el menor de los hermanos sin ninguna objeción, pero antes de retirarse del la fiesta, no pudo evitar volver a mirar a Richard, quien como era de esperar, no le había sacado los ojos de encima. Beckett buscó su mirada y le regaló como despedida una atrevida sonrisa, logrando que él no pudiese dejar de pensar en ella por el resto del fin de semana.
 
El juego parecía haber comenzado y ambos parecían querer jugarlo. Un juego en el que aparentemente, no había reglas. Un juego atrevido,  peligroso, pero sobre todo completamente  irresistible.
 
 
 
 
Continuará…





Última edición por Solexite el Sáb Oct 24, 2015 12:34 pm, editado 1 vez

Solexite
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Localización : America, debo estar en America del Sur ¡Bien al Sur!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Yaye el Dom Nov 17, 2013 9:38 pm

Odio a los tipos como Dan que juegan con los sentimientos de la gente sin importarles nada, espero que no ke haga daño a Kate.
creo que ese jueguito que se traen Rick y Kate va ha gar nucho de que hablar, hasta dónde seran capaces de llegar??? Smile Smile Smile
Espero que puedas continuar pronto

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por anfrig el Dom Nov 17, 2013 9:58 pm

Me encanta... Cada día mas...
La historia está súper bien escrita y cada capi te engancha más, ya estoy deseando q pongas el siguiente...
Richard cada día me gusta más y me cae mejor... Y Dan, en fin.... Sin comentarios, bueno, lo dicho, enhorabuena! Escribes genial y espero q puedas continuar pronto, un saludo

anfrig
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 08/02/2013
Localización : VIGO

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por erikal el Dom Nov 17, 2013 10:38 pm

Odio a Dan que lo sepas, espero que lo quites del medio pronto y dejes solo el juego entre Rick y Kate. me encanta la historia cada dia mas, me tienes totalmente enganchada, espero que lo continues pronto y gracias.

erikal
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 21/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Teresita_yocastle$$NYPD el Dom Nov 17, 2013 10:59 pm

ah ah dios mio Facepalm Facepalm Neutral affraid affraid pero que capullo es Dan Cool Shooting  así que tiene novia  quiero que  beckett se entere    jummmmmmmm

Rick y Kate  que monos bailando son perfectos  muchas gracias por subir capitulo impresionante  

 me encanta Smile

continua pronto Oh, my God! 

______________________
Heart Heart Heart Heart CASKETT ALWAYS Heart


Inlove Inlove Inlove Inlove

Teresita_yocastle$$NYPD
Moderador
Moderador

Mensajes : 5327
Fecha de inscripción : 13/12/2010
Edad : 26
Localización : NY I love you always (Zaragoza)

Ver perfil de usuario http://twitter.com/#!/@siemprecastle

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por _Caskett_ el Lun Nov 18, 2013 5:45 am

Dioooooooos mio me a encantado el capi. Creo que el mejor que e leído de este fic hasta ahora. Me ha impresionado y ha bien la forma en que en este capi has descrito las escenas. Hoy te he de confesar que no me he saltado ni siquiera una coma, la verdad es que cuando lo e leído se me ha pasado el tiempo volando y de tal manera que ya había pasado 20 min desde que había empezado a leerlo. Este capi no se me ha echo para nada pesado, mas bien creo que lo has echo estupendamente bien, y no has echo demasiado largos los párrafos ni pesados.
Ha sido todo un placer leer este estupendo capitulo, y espero que continúes en este nivel.
Toma-te tu tiempo para escribir el siguiente capi si lo vas ha hacer igual de impresionante que este, en este caso haré una excepción y esperare pacientemente.
BESOTESSS Kiss nos leemos Very Happy

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por katebeckett78 el Lun Nov 18, 2013 5:51 am

compatriota esperaba ansiosa esta actualizacion me encanto y la guerra entre hermanos va a dar de que hablar aunque uno no sepa que es lo que pasa y el juego entre rick y kate!!! ahi se que te vas a lucir lose lo siento... sigue asi que me encantaaaaaaaaaaaa
besos y espero que estes bien Smile

katebeckett78
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por cururi el Lun Nov 18, 2013 8:51 am

me encanto me encanto me encanto wow.. dan es un payaso no me gusta su actitud! deberia perderse!!! encuanto al jueguito de rick y kate me encanto si baila salsa de esa manera ya me imagino como es en la cama!!!! espero k kate se de cuenta d k con el hermano menor solo pierde el tiempo y k rick se de cuenta k tan niñata no es kate! continua pronto k esta cada vez mas genial!

cururi
As del póker
As del póker

Mensajes : 447
Fecha de inscripción : 15/03/2013
Edad : 28
Localización : World Citizen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Solexite el Lun Nov 18, 2013 9:31 am

Yaye escribió:Odio a los tipos como Dan que juegan con los sentimientos de la gente sin importarles nada, espero que no ke haga daño a Kate.
creo que ese jueguito que se traen Rick y Kate va ha gar nucho de que hablar, hasta dónde seran capaces de llegar??? SmileSmileSmile
Espero que puedas continuar pronto
A  mi tampoco me gusta esa clase de gente, pero para el desarrollo del fic me viene de maravillas, jajajajaja Vamos a ver como se comporta Dan con Kate, no puedo asegurarte que va ser del todo bien, jajajajaja
El jueguito que empezaron los protagonistas va a resultar de lo más jugoso, te lo aseguro! Muchas gracias por leer y comentar!!!
Saludos y hasta la próxima!

anfrig escribió:Me encanta... Cada día mas...
La historia está súper bien escrita y cada capi te engancha más, ya estoy deseando q pongas el siguiente...
Richard cada día me gusta más y me cae mejor... Y Dan, en fin.... Sin comentarios, bueno, lo dicho, enhorabuena! Escribes genial y espero q puedas continuar pronto, un saludo
Muchísimas gracias!!! Me alegra mucho que te guste y sobre todo que tengas ganas de saber como sigue! Rick parece ser una persona encantadora, esperemos que siga así, jajajajajaja  Te agradezco muchísimo por leer y comentar!!!!
Saludos y hasta la próxima!!!!

erikal escribió:Odio a Dan que lo sepas, espero que lo quites del medio pronto y dejes solo el juego entre Rick y Kate. me encanta la historia cada dia mas, me tienes totalmente enganchada, espero que lo continues pronto y gracias.
Supuse que Daniel no le caería bien a mucha gente y no me equivoqué! Jajajajajaja Por ahora lo van a tener que soportar, el menor de los hermanos es fundamental para el desarrollo del relato, jajajajaja
Me encanta que te guste como se va armando la historia! Muchas gracias por leer y comentar!!!
Saludos y hasta la próxima!!!

Teresita_yocastle$$NYPD escribió:ah ah dios mio FacepalmFacepalmNeutralaffraid:affraid:pero que capullo es Dan Cool Shooting así que tiene novia  quiero que  beckett se entere    jummmmmmmm

Rick y Kate  que monos bailando son perfectos  muchas gracias por subir capitulo impresionante  

me encanta Smile

continua pronto Oh, my God!
Me alegra mucho que te guste! Sí, Dan parece ser un imbécil, pero como dije antes, lo necesito para la historia, jajajaja Lo que si voy a meditar es si Kate se entera o no de que tiene novio… veremos que sale, jajajajaja
Muchas gracias por leer y comentar!!!
Saludos y hasta la próxima!!!

_Caskett_ escribió:Dioooooooos mio me a encantado el capi. Creo que el mejor que e leído de este fic hasta ahora. Me ha impresionado y ha bien la forma en que en este capi has descrito las escenas. Hoy te he de confesar que no me he saltado ni siquiera una coma, la verdad es que cuando lo e leído se me ha pasado el tiempo volando y de tal manera que ya había pasado 20 min desde que había empezado a leerlo. Este capi no se me ha echo para nada pesado, mas bien creo que lo has echo estupendamente bien, y no has echo demasiado largos los párrafos ni pesados.
Ha sido todo un placer leer este estupendo capitulo, y espero que continúes en este nivel.
Toma-te tu tiempo para escribir el siguiente capi si lo vas ha hacer igual de impresionante que este, en este caso haré una excepción y esperare pacientemente.
BESOTESSS :kiss:nos leemos Very Happy
Me alegra muchísimo que te haya gustado el capi!!! Debo confesarte que no fue uno de mis favoritos y tuve muchos inconvenientes para dejarlo de forma tal que me convenza, y es por eso que me encanta que te haya gustado y te haya entretenido sin aburrirte. El hecho de que no te hayas saltado ni una coma me deja ver que te resultó interesante y me doy por satisfecha con eso, sabiendo que está vez no te resultó tediosa ninguna parte, jajajajaja
En serio, me encantó de verdad que te haya gustado y trataré de seguir así en el mismo nivel, sino ya sabés: me lo informás de inmediato para poder solucionarlo, jajajajajaja Gracias por la paciencia al esperar el próximo capi, ¿será verdad que esperarás pacientemente? Jajajajajaja
Muchas gracias por comentar!!! Besos y nos estamos leyendo pronto!

katebeckett78 escribió:compatriota  esperaba ansiosa esta actualizacion me encanto y la guerra entre hermanos va a dar de que hablar aunque uno no sepa que es lo que pasa y el juego entre rick y kate!!! ahi se que te vas a lucir lose lo siento... sigue asi que me encantaaaaaaaaaaaa
besos y espero que estes bien Smile

Hola compatriota! Te gusta la guerra fraternal? Te puedo asegurar que va a traer cola, jajajajajaja! A tod@s parece gustarle el jueguito que empezaron Kate y Rick… Espero alcanzar las expectativas... (Tranquila!! No siento ni la más mínima presión, jajajajajajaja) Me alegra mucho que te guste, de verdad! Muchas gracias por comentar!!!
Besos y nos leemos pronto, compatriota!!!


cururi escribió:me encanto me encanto me encanto wow.. dan es un payaso no me gusta su actitud! deberia perderse!!! encuanto al jueguito de rick y kate me encanto si baila salsa de esa manera ya me imagino como es en la cama!!!!  espero k kate se de cuenta d k con el hermano menor solo pierde el tiempo y k rick se de cuenta k tan niñata no es kate! continua pronto k esta cada vez mas genial!

Muchísimas Gracias!!! Me alegra mucho que te haya gustado!!!! Me imagino que no te cae nada bien Daniel, pero como dije antes, van a tener que soportarlo, jajajaja
Yo opino lo mismo: si así baila salsa… jajajajaja Supongo que pronto lo descubriremos!!! O mejor dicho, Kate debería descubrirlo, jajajajaja
Muchas gracias por leer y comentar!!! Saludos y hasta la próxima!!!

Solexite
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Localización : America, debo estar en America del Sur ¡Bien al Sur!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por _Caskett_ el Lun Nov 18, 2013 10:06 am

Te aseguro que todo lo que he dicho es cierto Very Happy
No lo dudes ni un segundo. Very Happy

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por choleck el Lun Nov 18, 2013 10:31 am

Irresistible son tus historias, no tardes nada, chiquilla! Awesome 

choleck
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1967
Fecha de inscripción : 07/06/2012
Localización : en la parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por agecastbet el Lun Nov 18, 2013 12:49 pm

Bien, bien, bien, esto tiene chicha y mucha, jajajaja me encanta todo lo que sea largo, jajajajaja. xd, ya sabes a lo que me refiero, jajajajaja
Como me gusta que la cosa esté tan caldeadita, jajajaja mira la niña qué pronto se ha lanzado, bien se ve que no tiene problemas, jajajajaja por lo pronto ha dejado al pequeño anonadado, después de semejante beso, jajajajajaja y al mayor porque de momento no se decide él, que si no esto sería el rapto de las sabinas, jajajjajaja
Ahora no le arriendo la ganancia a Daniel, como ella se entere de que tiene novia y que las alterna, que me parece que no va a tener sitio suficiente para correr, jajajajajaja
Ves le gustan los dos, cada uno por una cosa, así que dos amores a la vez, creo que sería buena venganza por su parte si la aplica a estos dos Crápulas, jajajajaja aunque no se porqué pero me parece que ella ya tiene elegido candidato. En fin tú sabrás mejor, por dónde van los tiros, pues ella es una mujer pasional y cuando siente se entrega de verdad, pero no la gusta lidiar con mentiras, ella no engaña y exige lo mismo, lógico.
Esos bailes, rock, salsa, merengue, jajajajajaja como para no elevar temperaturas, jajajajaja propias y ajenas, y con vestido bien amoldado a ella, tiene que estar despampanante, no me extraña que el que se acerca no se quiera marchar, a no ser que se utilice artillería pesada, jajajajajaja, bien por Rick, eso de tener dinero hay que ver lo que le facilita los trámites.
Espléndido capítulo, bien estructurado, bien dirigido, muy organizado, con todo lo que tenías por ahí, jajajaja Como siempre CHAPÓ, Sole, te has vuelto a lucir. Es una historia real, sentida y vivida, y eso es lo que más me gusta, su frescura, originalidad, y sobre todo tu buen hacer consiguiendo dirigirla allá donde te interesa, que no siempre es fácil, sabemos que las historias cobran vida propia y el escritor deja de ser su dueño, para pasar a ser el medio que el relato tiene para salir a la luz. Nos utilizan como sus negros, jajajajajaja
Bueno solo pedir que sigas, ahora que te has reincorporado al trabajo sé lo que significa, por lo tanto ya no meteré prisa, jajajajajaja
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS


Última edición por agecastbet el Jue Dic 12, 2013 3:39 am, editado 1 vez

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Nmacaskett el Miér Dic 11, 2013 10:58 am

Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Clap Clap Clap Clap Clap Clap Clap  continúa es una historia estupenda

Nmacaskett
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 16/09/2013
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Verispu el Miér Dic 11, 2013 4:43 pm

Que tonta he sido como es posible que no haya visto antes la actualizacion y yo que moria de ganas por enterarme de las fiestas! Mira esa condenada muchacha va a poner en pleito a los hermanos! k divertida se dio sobre todo con Rick ya dale aire al otro hermano yo quiero mas Caskett !  Love Love Love Continua Pf Awesome

Verispu
As del póker
As del póker

Mensajes : 437
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Edad : 38
Localización : Mexico, Oaxaca

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por AlwaysSerenity el Jue Dic 19, 2013 1:06 am

Cuando vas a continuar? Crying or Very sad
Adoro este FIC

AlwaysSerenity
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 966
Fecha de inscripción : 14/10/2012
Edad : 19
Localización : Málaga (Andalucia) España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Solexite el Vie Dic 20, 2013 5:20 am

Hola a tod@s! Les pido disculpas por no actualizar  y por no contestar los mensajes, pero mi vida es un caos este último tiempo, jajajajajaja Nada grave, pero no tuve el tiempo necesario para escribir. Ya me falta poco para terminar el nuevo capi y espero poder subirlo pronto. Gracias por la paciencia!!!!!

Solexite
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Localización : America, debo estar en America del Sur ¡Bien al Sur!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por nusky el Lun Dic 23, 2013 10:20 pm

Me encanta este juego tan peligroso que han empezado Kate y Rick,me parece que pronto va a subir la temperatura entre ellos je je je .Seguiremos esperando a que nos deleites con un nuevo capítulo ,seguro que la espera va a valer la pena!!

nusky
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 24/09/2013
Edad : 38
Localización : miña terra galega

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por agecastbet el Miér Dic 25, 2013 7:50 am

AMONOSSSSSSS SOLE, que a este paso nos van a dar las uvas, jajajajajajajaja
FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO, si no hablo antes contigo. Cuidadín con las cenas que ya sabes: de grandes cenas están las tumbas llenas, jajajajajajaja
MUCHOS BESOTESSSSSSSSSSSSSSSS Y QUE LA PASES MUY BIEN

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Solexite el Mar Ene 21, 2014 4:53 pm

Hola a tod@s! Lamento mucho haberme ausentado por tanto tiempo dejando sin actualizar el fic. Espero que todavía les queden ganas de retomar la historia. Les dejo un recordatorio del capi anterior para refrescar la memoria, jajajajaja!
 
 
 
ANTERIORMENTE EN EL CAPITULO IV…
 
…Rodgers todavía estaba algo shockeado por todo lo que había sucedido y poco a poco comenzaba a asomar toda una serie de reproches hacia él mismo que había ignorado minutos atrás. Todavía no entendía bien por qué se había comportado de esa forma con Beckett, por qué había perdido el control de esa manera, por qué esa niña le resultaba tan irresistible. Aun no lograba comprender por ´qué al tenerla tan cerca todo su cuerpo se revolucionaba sin permitirle actuar con sensatez, dispuesto a cometer cualquier estupidez.  
 
El escritor la observó hasta que la bella joven se reencontró con su hermano. Dan parecía de lo más emocionado al verla, por lo que el sentimiento de culpa se incrementaba. El muchacho la tomó de la mano para conducirla hasta la entrada, ya que como había prometido, debía llevarla antes de las 5 y ya no faltaba demasiado.  Kate se dejó llevar por el menor de los hermanos sin ninguna objeción, pero antes de retirarse del la fiesta, no pudo evitar volver a mirar a Richard, quien como era de esperar, no le había sacado los ojos de encima. Beckett buscó su mirada y le regaló como despedida una atrevida sonrisa, logrando que él no pudiese dejar de pensar en ella por el resto del fin de semana.
 
El juego parecía haber comenzado y ambos parecían querer jugarlo. Un juego en el que aparentemente, no había reglas. Un juego atrevido,  peligroso, pero sobre todo completamente  irresistible.
 
 
 
AHORA…
 
Capítulo V
 
 
En el transcurso de la última hora y media, Daniel no había hecho otra cosa que discutir con su novia Janice mientras conducía como un loco por la carretera. Ella le reprochaba la búsqueda  infructuosa de su persona, la cual había llevado gran parte de la noche, y la enorme coincidencia de haberse topado con su hermano y con todos sus amigos, quienes “casualmente” no lo habían visto ni pasar.
La muchacha estaba furiosa, y no podía sacarse de la cabeza la idea de que nada de lo que le decía su novio era cierto. Nunca lo había podido atrapar cometiendo una infidelidad, nunca lo había visto con sus propios ojos y es por eso que todavía le otorgaba el beneficio de la duda, pero los rumores eran muchos y eso producía una tremenda indignación en la joven, haciendo que no parase de gritarle demostrando su frustración en cada palabra dirigida a Dan.
Todo el alboroto que se había creado, le venía de mil maravillas al joven para deshacerse de su novia y volver por Kate en cuanto la dejase en su casa. No le importaba otra cosa que regresar a la fiesta, pensando en que cada minuto que se tardaba en regresar, era un minuto perdido con ella.  
Luego de que su chica hiciese giratoria la puerta de su auto al cerrarla, Daniel arrancó rechinando los neumáticos, aguantando en su garganta la colección de insultos hacia Janice por tratar de esa manera a su precioso deportivo.
No tardó mucho en regresar a la playa. Y no era para menos, ya que prácticamente había venido en el aire aprovechando que la carretera se encontraba vacía.
En cuanto ingresó de nuevo a la fiesta, comenzó a buscarla recorriendo con la vista los alrededores.  Al mirar para la pista de baile la vio levantando el brazo, haciéndole notar que lo había divisado y se dirigía a su encuentro.
 
-¿Me extrañaste?- preguntó Daniel con una enorme sonrisa.
-Mmm… De hecho, no. No te extrañé en absoluto.- respondió con sinceridad la muchacha, dejando escapar un casi suspiro al recordar sus últimos minutos con Rodgers.
-¿Cómo es eso? ¿Te divertiste mucho sin mi?- dijo simulando enojo.
-Te dije que no tardaras demasiado o podría aburrirme. Y ¿sabes?… ¡detesto aburrirme!- contestó divertidamente.
-¡Deberé esforzarme un poco más, entonces! ¡La próxima vez te prometo que contarás los minutos que no esté a tu lado!- indicó con presunción tomándola de la mano. Sin dejarla decir nada, agregó: - ¿Vamos? Ya es hora de regresarte a la casa de Alfa Omega, como prometí…
-¡Ya lo creo que deberás esforzarte!- afirmó con una sonrisa en sus labios al agarrar la mano que el joven le ofrecía.
 
La bella camarera se dejó llevar por Daniel, pero no pudo evitar darse vuelta para dedicarle una sonrisa provocando una vez más a su jefe, percibiendo que no había dejado de mirarla ni un instante.  No sabía bien porque le resultaba tan  difícil evitar mirarlo, no entendía  porque había girado automáticamente para verlo una vez más, sólo le había resultado inevitable y lo había hecho sin siquiera pensarlo, actuando por puro impulso; pero entendiendo una sola cosa: que a partir de esa noche nada sería igual entre ellos.
Habían caminado por la estrecha cornisa de lo indebido, dejándose llevar por el estímulo de sus sensaciones, despertando sus instintos más básicos. Ambos se habían permitido travesear con  el fruto prohibido, respirando su irresistible aroma, saboreándolo a escasos centímetros de sus bocas, aunque sin atreverse a morderlo.
 
Beckett estaba al tanto de lo que ella había generado en él, como también reconocía lo que el escritor había provocado en ella. Comprendía muy bien la clase de juego que estaban abordando, entendiendo a la perfección todos los inconvenientes que les podría traer el jugarlo, pero por alguna extraña razón que aun desconocía, le resultaba imposible resistirse a ese magnetismo que los atraía inevitablemente y que los arrastraba sin remedio hacia la insensatez.
 
Un suave tirón en el brazo la apartó de sus pensamientos, logrando que se concentre nuevamente en Dan, quien prácticamente la arrastraba hacia su auto diciendo que no llegarían a tiempo si no se apuraban.  
 
Subieron al auto entre risas y bromas, sobre todo por el lado de Daniel, quien intentaba hacerla reír el mayor tiempo posible. El objetivo del muchacho era claro: debía ganársela a como diera lugar, debía conquistarla, convertirla en su novia y no se detendría hasta conseguirlo. Sabía cómo lograrlo, ya que si había algo que había aprendido muy bien de su hermano mayor era como seducir a una muchacha, pero lamentablemente, aun le faltaba aprender como respetarlas, como siempre hacía el escritor. 
 
-¿Y entonces? ¿Vas a darme la oportunidad de conquistarte?- dijo el muchacho un instante después de estacionar en la puerta de Alfa Omega. Una encantadora sonrisa acompañaba las preguntas al mismo tiempo que le clavaba sus increíbles ojos en los de ella, acercándose poco a poco a su boca.
 
-¿Y qué piensas que es todo esto? ¿Crees que estaría aun aquí si no te estuviese dando una oportunidad?- respondió arrugando levemente el ceño al momento que sus labios se torcían en una sonrisa.
 
Ante la respuesta de la joven, Dan acortó la distancia entre sus bocas para depositar sobre sus labios un dulce beso. Al separarse, volvió a mirarla para decirle: -Te invito a cenar. Ya sabes, para oficializar nuestra primera cita… Pasaré a recogerte a las 8 de la noche ¿te parece bien?
-En realidad, tendría que estudiar…- respondió recordando la pila de apuntes que debía repasar para sus clases en la semana.
-¡Vamos, Kate! ¡Sólo te llevaré a cenar! Prometo no entretenerte demasiado, esta vez. Regresaremos temprano para que puedas leer algo antes de irte a dormir ¿De acuerdo?- el joven se quedó mirándola esperando una respuesta. Kate lo pensó unos segundos y luego aclaró mientras abría la puerta del auto para bajarse:
-De acuerdo, Dan. Te espero a las 8, pero recuerda que prometiste traerme temprano. De verdad tengo mucho para estudiar y no quiero atrasarme.
-¡Entendido! ¡Nos vemos a la noche, linda!
 
Daniel esperó lo necesario para verla entrar en la casa y luego aceleró para irse. No podía ocultar su entusiasmo por haber conseguido avanzar tanto con Kate, pero aun no había cortado definitivamente su relación con Janice y eso era lo único que opacaba su alegría. Él sabía perfectamente que era lo que debía hacer, que por supuesto, no era otra cosa que hablar con ella y ponerle fin a la relación. Pero parecía que aun no estaba preparado para tomarse las cosas tan en serio.
 
 
 
 
                                                                                    ***
 
 
 
Las  semanas siguientes a la fiesta de la playa fueron de puro romance para la nueva pareja. Daniel había logrado que Kate se interese en él, convirtiéndola finalmente en su flamante novia. Una más para su extensa colección.
 
Todo había salido mejor que lo pensado y ni el mismísimo Dan podía creer aun que todo hubiese encajado tan perfectamente bien.  
El inesperado viaje que su hermano había emprendido debido a  una pequeña gira publicitaria organizada por su editorial (de la que no pudo escapar), le había permitido a Dan pasar mucho tiempo con ella en la cafetería, ya que, junto con Phil, deberían turnarse por las tardes para atender el mostrador; permitiéndole al joven estudiarla lo suficiente como para poder conquistarla.
 
Pero claro que el viaje del escritor no sólo le había facilitado las cosas a Daniel, sino a Kate también. No había tenido la oportunidad de verlo después de la fiesta, por lo que se le había hecho más fácil el no pensar mucho en él, y a decir verdad, no sabía muy bien cómo iba a resultar a partir de  ese momento la relación jefe-empleada, sabiendo que ahora ella era la novia de su hermano menor, pese a todas las objeciones de Rodgers.  
Pero, aun no se ocuparía de ello. Ahora tenía cosas más importantes de que ocuparse, como por ejemplo, encontrar donde quedarse durante las próximas noches, ya que los dormitorios serían desalojados unos días para reparar una inmensa fuga de agua que hacía imposible habitarlos.
 
 
-¿Te encuentras bien? Estás de lo más rara…- preguntó Dan al notarla extraña durante toda la tarde.
-¿Rara? No… sólo pensativa.- respondió con una media sonrisa.
-¿Y qué es lo que te tiene tan preocupada?- insistió el joven.
-Nada grave. Hay una pérdida de agua importante en las habitaciones y nos pidieron desalojar un tiempo para que puedan repararla, y el hotel más cercano que encontré y que puedo pagar por supuesto,  queda a poco más de una hora de distancia…
-¿Y cómo no me lo dijiste antes? ¡De ninguna manera te quedarás en un hotel! Vendrás a casa el tiempo que sea necesario.
-¡No, Dan! No puedo ir a dormir a tu casa así porque sí. Tú vives con tu hermano ¿recuerdas? No puedes tomar una decisión como esa sin consultarle…
-Él no está en casa y por lo que sé tampoco va a regresar pronto y estoy seguro de que no tendría problema en que te quedes unos días. Además, ya conoces el lugar y creo que no la pasamos tan mal las noches que estuvimos juntos. Y aun se me ocurren infinidad de cosas para hacer entre los dos ahora que tendremos mucho tiempo para estar solos…- dijo guiñándole un ojo mientras la tomaba por la cintura, atrayéndola hacia él.
-Es verdad. No la pasamos nada mal… -aceptó la joven recordando sonriente cuanto había disfrutado con Daniel, aunque la sonrisa duro poco. Un segundo después, la muchacha preguntó con seriedad frunciendo el ceño: - ¿Qué te dije sobre las demostraciones de afecto en el trabajo?
-Lo sé, lo sé. No te enfades… ¡Es que me cuesta mucho mantenerme alejado de semejante belleza!- respondió divertido alejándose un poco.
-Debes esforzarte, entonces…
-Debo resignarme…- reconoció sacándole una sonrisa a ella. Luego agregó: -Todavía no me contestaste ¿Vienes a casa conmigo y tardas 15 minutos en llegar a tus clases o pierdes más de una hora de tu vida viajando?
 
Beckett se quedó pensando durante unos segundos, evaluando la situación. La idea de tener que viajar tanto no le agradaba en absoluto, y eso sin contar que tendría que levantarse más temprano que de costumbre. Por otra parte, la propuesta de Dan había sido más que tentadora, y no sólo por quedar cerca del campus, claro está.
 
-¿Cuándo vuelve tu hermano?
-No creo que regrese hasta dentro de un par de semanas más… ¿Es eso un sí?
-Supongo. Espero que no tarden demasiado en solucionar los problemas de los dormitorios… de verdad que no quiero molestar…- agregó con una timidez poco vista en la joven.
-¡¿Cómo  que molestar?! ¡Nada de eso! ¡Me encanta poder tenerte tanto tiempo para mí!
-Gracias, Dan.
-Nada de gracias. ¡Lo hago con mucho gusto! Aunque, pensándolo bien, un pequeño beso de agradecimiento no estaría nada mal…- largó sonriendo.
La joven entrecerró los ojos fijando su mirada en él, justo después de comprobar que el café se encontraba vacío. Sin pensarlo mucho más, se acercó para regalarle un beso que lo dejó sin aliento, aprovechando que nadie podía verlos.
 
-Gracias. Sólo serán unos días.- susurró la muchacha al despegarse de su boca.
 
 
Desde esa misma noche Kate se quedó a dormir en la casa de los hermanos Rodgers por poco más de una semana, y de verdad que  no la había pasado nada mal con su chico. Daniel insistía en que se quede unos días más, pero a ella le seguía incomodando que el escritor no estuviese ni enterado de su estadía, por lo que la conversación finalmente surgió.
 
-Te diré lo que haremos…- dijo Dan después de mostrarse pensativo ante el planteo de Kate sobre su estadía. -… llamaré a mi hermano al hotel donde se aloja y le diré que estarás aquí unos días más ¿te parece?
-¡¿Lo podías llamar por teléfono para avisarle y no lo hiciste antes?! ¡No puedo creerlo, Daniel…!
-¡No te enfades! No lo llamé porque no quería molestarlo y no me había parecido necesario hacerlo, siendo que tú ya habías decidido quedarte, pero ahora quieres regresar a tu cuarto y creo que es un buen motivo para comunicarme con él, ya que de otro modo no accederás a quedarte. Y sabes que debes hacerlo, Kate. Todavía no han terminado con las reparaciones…- la muchacha quedó mirándolo durante unos segundos frunciendo levemente el ceño antes de exigirle que lo llame de inmediato.
Dan se acercó hasta una pequeña mesa donde se encontraba el teléfono. Junto al aparato había una pequeña libreta con infinidad de teléfonos, la cual el joven inspeccionó detenidamente hasta hallar el número del hotel. Ante la atenta mirada de su novia, Daniel marcó el número y esperó a ser atendido.
 
-¡Buenas tardes señorita! Sería tan amable de comunicarme con la habitación de Alexander Rodgers… ¡Muchas gracias!- el joven hizo una pausa y luego prosiguió:- ¿Podría entonces dejarle un mensaje?... Dígale que por favor se comunique con su hermano Daniel en cuanto le sea posible… No, nada más. Eso es todo. ¡Muchísimas gracias, señorita!- Dan colgó el teléfono y de inmediato le explicó que su hermano no se encontraba en el hotel, pero en cuanto Alex se comunicase con él le explicaría sobre su estadía.  
 
Si bien no era lo que esperaba, Kate  terminó por convencerse de que permanecer unos días más ahí era lo más coherente, y así lo hizo, a pesar de que todavía no sabía si Rodgers aceptaría tenerla en su casa. Y de verdad que quería saberlo. Tenía enorme curiosidad de saber qué pensaría su apuesto jefe al saber que su empleada vivía momentáneamente en su hogar, y que además ahora era la novia de su hermanito. Moría de ganas de saber cuál sería la reacción del escritor al tenerla otra vez en frente, cara a cara y sin una fiesta llena de alcohol y desinhibiciones que respalde sus locuras. Pero, claro, tampoco sabía cuál sería su propia reacción al verlo otra vez, y eso la confundía bastante.
Su reciente relación con Dan marchaba de lo mejor, como suele ser al principio, aunque debía confesar que desde que se había mudado a su casa no había podido dejar de pensar en el escritor. Todo lo que ahí se encontraba tenía su sello, su presencia tan única y atractiva. Decorado con delicado buen gusto, dejaba apreciar su estilo moderno e informal, dotado de amplio confort, pero sin lujo; lo que al parecer, era muy propio de él.
La joven disfrutaba al pasar por delante de su habitación, imaginando que aun sentía su exquisito perfume; y más de una vez se vio tentada de entrar para curiosear. Nunca lo había hecho por respeto a su jefe, quien después de todo y aunque fuese indirectamente le estaba proporcionando un lugar donde quedarse; pero no dejaría de pasar cada noche por su habitación a robarse su aroma para que pudiese escoltarla en sus sueños.     
 
 -¿Vienes a acostarte? Te extraño…- gritó Dan desde la habitación.
-¡Voy!- respondió ella dirigiéndose al cuarto. -¿Lograste comunicarte con tu hermano?- preguntó apenas entró.
-¿Eh? S-si… Olvidé decírtelo… hablé hoy a la tarde con él. Dijo que no hay problema y que puedes quedarte cuanto necesites.- contestó con una sonrisa.
-¿Y sabes cuando regresa?
-No me dijo, pero supongo que todavía tiene para unos días más. Así que todavía tenemos la casa para nosotros dos…- explicó mientras abrazaba a su chica quien recién se había acostado a su lado.
-¡Perfecto!- largó Kate antes de buscar su boca para besarlo apasionadamente, iniciando lo que sería otra noche más de esas en las que dormiría menos que de costumbre, pero de esas en las que al día siguiente disfrutaría de ese merecido cansancio que le dejaría una larga noche de sexo con su nueva pareja. 
 
  
                                  
 
                                                                                          ***
 
 
 
 
Durante las últimas semanas, el escritor había estado dando vueltas por pequeños poblados a lo largo del país. La idea de su editor era promocionar su anterior libro, el cual había adquirido cierto éxito al principio, pero que de momento carecía de la cantidad de  ventas "necesarias" como para asegurar el interés del público por su siguiente libro y, obviamente, asegurarse también el interés de la editorial sobre el joven escritor. Su  publicista le había aconsejado utilizar un seudónimo, algo más atrayente que su  verdadero nombre, ya que según sus propias palabras:  “Alexander Rodgers, suena a un viejo escritor inglés del  siglo XIX”, y precisamente eso era lo que quería evitar su editor y publicista, alegando que su  lenguaje y forma de escribir estaba destinada a las nuevas generaciones y como "el escritor  joven que era" su nombre debía ser acorde a él; pero pese a todos los buenos razonamientos de su publicista aun no accedía.  Había intentado ponerse un seudónimo más de una vez, pero ninguno lo terminaba de convencer y nunca podía decidirse por algún otro que le sugiriese su publicista, por lo que había optado por usar su nombre real, pero al parecer la mini gira por el país como “Alexander Rodgers” no era suficiente para  poder darle un nuevo impulso a su carrera; y eso era algo que debía meditar profundamente de ahora en más, si verdaderamente quería vivir de sus novelas.
 
La voz de la azafata pidiendo a los pasajeros abrocharse los cinturones lo devolvió al avión que lo traía a su casa. Miró su reloj resoplando con disgusto.  El vuelo llegaba con algo de retraso y eso comenzaba a fastidiarlo. Dentro de sus planes se encontraba la idea de llegar a su casa para tomar un largo y relajante baño de inmersión, el cual creía, se    merecía enormemente, pero debido al retraso en el vuelo sólo le quedaba tiempo para una ducha rápida antes de    pasar a buscar a su novia Meredith, con la cual había arreglado para verse al volver de la gira.
 
Tomó un taxi al salir del aeropuerto  suplicando al chofer que tardase lo menos posible en dejarlo en su casa.
En lo único  que pensaba ahora era en regresar a su hogar, volver a su vida de siempre, a la rutina de atender el café por las tardes, a volver a plasmar sus ideas en la máquina de escribir en sus ratos libres, a volver a verla a ella todos los días, aunque aún no estaba preparado para hacerse cargo de eso.
La gira organizada por la editorial lo había mantenido ocupado la mayor parte del tiempo, pero inevitablemente en algún momento del día Beckett irrumpía en sus pensamientos; así, de golpe y sin ningún tipo de advertencia, abstrayéndolo del mundo real y envolviéndolo en el recuerdo de aquella noche en la playa bailando con ella. Todo seguía siendo tan vívido, tan real, que aun podía recordar su exquisito perfume, la suavidad de su piel rozando contra la de él, su preciosa sonrisa junto con su adorable picardía al mirarlo.  
El taxi frenó de golpe en la puerta de su casa. Después de pagar el viaje, se bajó del auto sonriendo con enorme satisfacción. Finalmente se encontraba de vuelta, inmensamente feliz de regresar a su hogar.
 
 
 
 
                                                                                        
                                                                                     ***
 
 
  
Kate abrió ojos en el preciso momento en que uno de los rayos de sol que se colaba por la ventana, se posaba  con delicadeza  sobre su rostro. Se desperezó estirando sus brazos para los costados, comprobando que se hallaba sola en la cama. Miró la hora en el reloj de la mesita de luz. A penas pasaban de las 7 de la mañana, por lo que   supuso que Daniel se había ido a trabajar. Decidió entonces darse una ducha y después tomarse una taza de café mientras aprovechaba para estudiar un poco antes de asistir a clases.
Se levantó de un salto y comenzó a buscar la ropa que se pondría después del baño. Todavía tenía todo dentro  de su bolso y no paró de revolverlo hasta encontrar lo que deseaba. Al terminar de seleccionar la ropa interior,  el jean y la musculosa que deseaba ponerse, salió del cuarto dirigiéndose al baño.
Inevitablemente tenía que pasar por la habitación de su jefe y como siempre que pasaba por delante se detenía  unos segundos para inundar su nariz con el exquisito perfume del escritor que tanto le gustaba. La joven cerró   los ojos inspirando profundamente, mientras sobre su boca se dibujaba una involuntaria sonrisa.
Agitó levemente la cabeza queriendo volver a la realidad y de inmediato se dirigió hacia el baño, de donde se podía escuchar correr el agua. Una pícara sonrisa se arqueó en sus labios al pensar que Dan todavía se hallaba en la casa y sin pensarlo dos veces decidió darle una sorpresa en la ducha. 
Entró al baño y sin perder tiempo se sacó la enorme remera que usaba para dormir, luego se sacó la diminuta tanga quedando completamente desnuda.
 
 
-No salgas aun, Dan. Necesito un poco de ayuda para enjabonarme la espalda…- dijo la joven al aproximarse a la ducha, con un divertido tono de lo más sugerente.
 
-¡¿Janice?!- preguntó sorprendido, sin saber aun que para Dan, Janice ya no estaba a la cabeza, sino más bien atrás, bien atrás de la joven camarera.
-¡¿Janice?! ¡¿Quién es Janice?!- indagó ella con algo de enfado mientras corría la cortina. -¡¿Rodgers?! ¡¿Qué haces aquí?!- preguntó atónita mientras intentaba inútilmente ocultar su desnudez. Nunca se hubiese imaginado encontrar a su jefe bañándose, completamente desnudo (obvio!) frente a ella; pero aunque se moría de vergüenza,  no podía dejar de mirar su atlético y bronceado cuerpo.
-¡¿Beckett?! ¡¿Cómo qué que hago aquí?! ¡Me estoy bañando y si mal no recuerdo esta es mi casa! ¡¿Qué es lo que haces tú aquí?!- inquirió él mirándola de abajo hacia arriba, sin querer perderse ni una pizca del hermoso espectáculo que ofrecía el perfecto cuerpo desnudo de la joven. 
Rodgers, quien había notado la enorme incomodidad de Beckett, estiró la mano para agarrar la toalla que estaba colgada al costado de la regadera.  Rápidamente, se la ofreció a la joven para que se cubra, entendiendo el mal momento que estaba pasando y demostrando el perfecto caballero que era al no aprovecharse de la situación. Ella soltó la cortina y se cubrió de inmediato mientras se alejaba de él. Aun sentía mucha vergüenza, pero debía hablarle y sacarse la duda. Juntó coraje, lo miró a los ojos y le preguntó:
 
-¿Daniel no te dijo nada?
-Recién acabo de llegar y la puerta de su habitación estaba cerrada. Pensé que aun dormía…
-No, no me refiero ahora. ¿Ayer no respondiste al mensaje que te dejó en el hotel tu hermano?
-Daniel no sabía dónde iba a quedarme… de hecho ni yo mismo lo sabía. No hablo con él desde hace un par de semanas. Pero, dime ¿Qué se supone que debía decirme?
-Nada, Rodgers. Olvídalo. Hablaré con Daniel más tarde.- dijo la joven visiblemente enojada  mientras se dirigía a la puerta. Antes de salir del baño agregó:
 
-Lamento mucho haberme metido así, te confundí con tu hermano. Nunca me hubiese imaginado que te encontraría aquí… De verdad lo siento…
 
-Beckett, espera…- alcanzó a decir él, pero la joven siguió su camino hasta la habitación de Daniel, en donde tenía pensado encerrarse por un largo rato.
 
El escritor terminó de ducharse, se puso una bata y salió del baño dirigiéndose hasta la pieza de su hermano y golpeó dos veces.
 
-Beckett… puedes usar el baño si quieres, yo ya terminé.
-Gracias…- respondió tímidamente del otro lado de la puerta. No salió de inmediato, en vez de eso se quedó escuchando hasta oír la puerta de su habitación cerrándose. Cuando tuvo la certeza de que no se lo cruzaría, salió prácticamente  corriendo a encerrarse en el baño para darse una ducha.
 
 Rodgers se cambiaba en su habitación intentando sacarse de la cabeza la escena que acababa de presenciar. Sólo había sido un corto instante, sólo unos segundos en los que Rick se había permitido disfrutar de su desnudez, pero ese pequeño momento había alcanzado para tatuar dentro de sus más preciosos  recuerdos el magistral cuerpo desnudo de Beckett.
Sacudió la cabeza desvaneciendo la grata imagen, debía terminar de cambiarse sin demorar demasiado. Quería tomarse una taza de café antes de pasar a buscar a Meredith para llevarla a desayunar como le había prometido.
 
El teléfono lo interrumpió cuando se estaba poniendo los zapatos. Atendió de forma seca, demostrando en su voz algo de fastidio por la interrupción, pero al escuchar a su novia del otro lado cambió rápidamente y fue de lo más cordial. Su chica lo llamaba para avisarle que debía suspender el desayuno ya que le había surgido una audición y no podía dejar pasar la oportunidad. Luego de hablar sobre ella misma durante un rato, le preguntó al escritor:
 
-¿Almorzamos juntos, amor?   
-Me encantaría, pero tengo que atender el café a partir del mediodía, aunque si gustas puedes almorzar conmigo ahí. ¡Te prepararé algo yo mismo!
-¡De acuerdo, te veo ahí!
 
Luego de cortar la comunicación prosiguió con sus zapatos. Nuevamente el teléfono interrumpió, pero esta vez era su hermano quien estaba del otro lado.
 
-¿Alex? ¿Eres tú? ¿Cuándo regresaste?- interrogó algo confundido.
-Sí, Daniel. Soy yo ¿A quién esperabas?- respondió con tono severo.
 
Su hermano menor comenzó a explicarle  el porqué de la estadía de Kate en su casa. En su voz podían notarse sus nervios.  En cuanto Daniel intentó confesar también su relación con ella, su hermano mayor lo hizo callar, diciéndole que él no era estúpido y podía darse cuenta muy bien de que estaban juntos. No dijo nada más, salvo un adiós de lo más cortante.
No le molestaba en absoluto que Beckett estuviese allí, pero si le molestaba que su hermano tomara cualquier tipo de decisión con respecto a su casa sin consultarle; y más aun le molestaba que le hubiese mentido a Kate diciéndole que habían hablado. Sabiendo la situación por la que estaba pasando, podía imaginarse cómo debía sentirse ella al enterarse de que su chico la había engañado. 
Decidió entonces, ir a hablar con ella, no sin antes preparar café para los dos. Se dirigió a la cocina y tomó una lata del fondo de la alacena; hoy no usaría el de siempre, usaría el que guardaba para ciertas ocasiones. Quería intentar hacerla sentir cómoda después del embarazoso momento que acababan de pasar y no se le ocurrió otra forma que prepararle un buen desayuno, así que  mientras molía el café, preparaba unos croissants tibios de jamón y queso.  
Al apagar el molinillo pudo escuchar como ella salía del baño a toda prisa dirigiéndose hacia la habitación. Todavía debería estar llena de vergüenza y el escritor lo sabía, sólo esperaba que ella le abriese la puerta.
 
Al terminar de preparar el desayuno en una bandeja, Rodgers se dirigió hasta el cuarto de su hermano y volvió a golpear dos veces diciendo:
 
-Beckett ¿Podemos hablar?- nada se escuchó del otro lado. El escritor pensó rápidamente en otra forma de hacer que abra la puerta. -¡Vamos, pequeña! ¡No tienes por qué preocuparte, estoy vestido ahora! Pero si quieres volver a ver mi bronceado y trabajado cuerpo, no tienes más que pedirlo…- al escritor se le escapó una carcajada al escuchar los violentos pasos de la joven dirigiéndose hacia él. La puerta se abrió dejando ver a Kate con el ceño fruncido mostrando su enfado.
 
-¡Eres un Imbécil, Richard!- toda la vergüenza que hasta el momento tenía se deshizo al escuchar la risa del escritor, transformándose en enojo en estado puro.
 
-¡Tranquila, pequeña! ¡Sólo estaba bromeando! Sabía que me abrirías la puerta si te pinchaba un poco- explicó con una encantadora sonrisa. Luego agregó mostrándole la bandeja: -Ten. Te traje el desayuno. Espero que te guste…
 
La joven se lo quedó mirando unos segundos, disfrutando de sus preciosos ojos, disfrutando de su profunda mirada, en la que intentaba no perderse, aunque cada vez le costaba más y más. El escritor había tenido un gesto encantador al prepararle el desayuno, descolocando a Kate. Nadie fuera de su familia le había preparado el desayuno,( ni siquiera Dan, con el que había convivido durante los últimos días) por lo que no pudo más que regalarle una sonrisa a su jefe.
 
-¡Gracias!- dijo agarrando un croissant y su taza humeante. -¡Está delicioso!- agregó al probar el café.
 
Kate se apartó para dejarlo pasar a la habitación al momento que daba un mordisco a su factura. El escritor se sentó en la cama apoyando la bandeja a un costado para agarrar su café.
 
-Escucha… en cuanto termine de desayunar agarro mis cosas y me marcho de aquí… Siento haberte causado algún  inconveniente…- expresó Kate con tono serio.
-¿De qué estás hablando? Acabo de hablar con mi hermano y me explicó todo. Tú no te vas de aquí hasta que arreglen completamente la fuga de agua.
-No es necesario, Rodgers. Te agradezco, pero puedo conseguir un lugar donde quedarme hasta entonces. Las reparaciones pueden demorarse bastante y no  quiero causar más molestias… Además, todavía tengo una charla pendiente con Daniel en donde me tiene que explicar ciertas cosas, así que no creo que a tu hermano le queden muchas ganas de tenerme aquí después de que lo agarre…
-¡Puedo imaginarme lo que vas a decirle y de verdad que no me gustaría estar en el lugar de él! Pero, más allá de lo que tengas que hablar con mi hermano y de cómo termine la conversación,  yo no puedo permitir que te vayas de aquí. Tendrías que ir a parar a un hotel muy lejos de la universidad y no me quedaría tranquilo cuando salgas del café. Así que si discutes feo con Dan, no te preocupes. Lo haré dormir en el sillón y tu dormirás en su cuarto ¡Después de todo es mi casa!- explicó con una sonrisa.
-En serio… No puedo causarles tantos inconvenientes…
- ¡Ningún inconveniente! ¡Sólo te pido que me avises la próxima vez que quieras bañarte conmigo, no creo poder resistir otro susto como el de hoy!- indicó guiñándole un ojo.
-No sabía que te asustaban las mujeres desnudas, Rodgers…- agregó divertida.
-Muy gracioso, pequeña. Muy gracioso… Hablando en serio, de verdad que no tengo problemas con que te quedes el tiempo que necesites. Mi castillo es tu castillo, princesa y puedes hacer en él lo que te plazca.
Kate se lo quedó mirando nuevamente, notando la sinceridad de sus palabras. Otra vez la había descolocado y eso comenzaba a inquietarla.
Así todo, aceptaría seguir viviendo unos días más allí, pero ahora con la absoluta tranquilidad de tener la autorización del verdadero dueño de casa.
 
-Así que tu castillo ¿eh? Realmente te crees un rey ¿no es así?..- bromeó Kate.
-Algo por el estilo ¡Por algo me llamo Richard! Es un nombre de la nobleza… Además, debes reconocer que mi casa no está nada mal…- manifestó siguiendo la broma de la joven.
-Es cierto. Tienes un castillo muy bonito, al igual que tu nombre… Me encantaría saber porque no te agrada.
-Es una larga historia que algún día sabrás…  ¡pero sólo te lo contaré si te quedas! ¿Qué dices, Beckett? ¿Logré convencerte?
Después de  repensarlo unos segundos, la joven asintió con la cabeza confirmando su estadía.
 
-Gracias, Rick. De verdad aprecio mucho esto…- dijo con sinceridad Kate.
-De nada, pequeña.- largó con dulzura el escritor.
Por primera vez  le había gustado oír su primer nombre. Por primera vez ella  lo había pronunciado diferente, se había escapado de sus labios de una forma tan especial, tan única, que deseo poder escucharlo por siempre.
 
 
A partir de ese momento, Rick comprendió lo difícil que sería convivir con ella. Un extraño presentimiento le advertía que nada iba a ser fácil a partir de ahora, a pesar de que le encantaba la idea de tenerla ahí todos los días.
 
 
 
 
                                                                                        ***
 
 
 
Poco a poco, Beckett fue formando parte de su vida cotidiana, compartiendo además del trabajo y la casa en sí, las mañanas en las que el escritor la esperaba con el desayuno como aquel primer día y las noches en las que ella se quedaba estudiando en el living mientras él escribía con su portátil, sobre el desayunador que dividía  la cocina del comedor.
 
Disfrutaba enormemente de las charlas que tenían por las mañanas temprano. Daniel no desayunaba en la casa, sino que lo hacía en el trabajo, por lo que esperaba hasta último momento para levantarse de la cama, con los minutos contados para pegarse una ducha y salir corriendo al café, así que nunca tenía tiempo para pasar con su novia tan temprano. De hecho, no pasaban tanto tiempo juntos desde que Rodgers había regresado de su viaje, o al menos no el suficiente que una nueva pareja necesitaba para conocerse.
Desde su vuelta a casa, Rick había pasado muchas horas con su cuñada, tanto en el trabajo como en su casa y esto le permitía al escritor conocerla un poco más cada día, disfrutando de un desayuno que él se esmeraba en preparar cada mañana, o acompañándola en silencio al estudiar cada noche, distrayéndola con su ocurrente humor para que pudiese relajarse en las pausas que se tomaba entre apunte y apunte; para luego quedarse observándola desde lejos, saboreando su belleza, admirando su inteligencia, aprovechando cada instante en que la tenía enfrente como si fuese el último.
 
 
-¿No te parece que es muy tarde? Deberías descansar un poco, Beckett. Mañana vas a estar molida…- aconsejó Rodgers a su empleada al verla bostezar sobre sus libros.
-Hoy no voy a dormir. Tengo un examen muy complicado y aun me queda mucho para estudiar.
-¿Y por qué no me lo dijiste? ¡Deberías haberte tomado la tarde de ayer para estudiar!
-No es necesario, Rodgers. ¡Gracias de todos modos!
-Entonces, después de rendir te vendrás a dormir de inmediato, cuñadita.  Yo puedo arreglarme en el café.  Phil y Juan pueden darme una mano si lo necesito…
-No tienes por qué tener ningún tipo de tratamiento especial conmigo por el simple hecho de ser la novia de tu hermano. Puedo perfectamente ir a trabajar como todos los días después de rendir.- respondió con algo de enfado.
-¡No es para que te enojes, chiquilla! No lo hago por que seas la novia de mi hermano, lo hago porque como tu empleador debo otorgarte una cierta cantidad de días libres para estudiar. No lo digo yo, lo dice la ley ¡Y tu deberías saberlo, abogada!- explicó con una enorme sonrisa.
-Tienes razón. Por ley me tienes que dar días de estudio, pero sólo para exámenes de fin de cuatrimestre o exámenes finales, así que los pediré cuando lo necesite. Por ahora puedo arreglarme con unas cuantas tazas de café para mantenerme despierta…
-¡Entendido, abogada! ¿Tienes tiempo para tomarte una conmigo ahora?
-¿Acaso es una ofrenda de paz?
-Algo así. Debes admitir que mis infusiones son irresistibles y cualquier conflicto podría solucionarse con uno de mis cafés de por medio…- bromeó el escritor mientras se disponía a preparar las tazas.
-¿Tienes una idea de lo mal que te queda ser tan engreído? No sé como tu novia te soporta…- largó la joven negando con la cabeza, mientras se sentaba en una banqueta alta frente al desayunador.
-¿Por qué dices eso? ¡Si soy un encanto!- agregó el escritor sin dejar de preparar el café.
-¡Ya lo creo!
-Supongo que tengo algunas cualidades que permanecen ocultas a la mayoría de la gente. Pero, puedes preguntarle  a mi chica por mis  cualidades encubiertas… ¡No la he escuchado quejarse nunca!
Richard se sentó frente a ella sin dejar de sonreír. Ella tomó la taza que él le ofrecía y antes de beber un trago le dijo:
-Eso debe ser porque no la escuchas seguido…Tampoco es que la veas tanto…
-¿Qué se supone que quiere decir eso? ¿Qué no paso suficiente tiempo con Meredith?
-No lo parece, al menos.
 
El escritor se quedó pensando unos segundos antes de admitir con tono serio:
 
-Es verdad. Últimamente no nos estamos viendo tanto… Entre sus clases de teatro, los grupos de actuación y las audiciones, poco tiempo le queda para vernos… No lo había notado hasta que tú no lo mencionaste.
Rodgers no mentía. No había notado la distancia que había con su chica, no se había percatado que no la había visto desde el día en el que había regresado; y a decir verdad no le había hecho falta tampoco.
 
-Bueno… yo tampoco soy la indicada para decirte algo. No he visto mucho a Dan estos últimos días. Supuestamente tiene muchos trabajos prácticos que entregar y debe hacerlos en grupo. Día por medio se junta con sus compañeros a confeccionar las maquetas. Supongo que Arquitectura es una carrera de lo más demandante…
-Es verdad. Ahora que lo dices me doy cuenta de que no lo he visto mucho por aquí… Al parecer pasamos más tiempo juntos que con nuestras respectivas parejas.- afirmó él acercándole su taza de café y sentándose frente a ella.
-Así es… A veces no sé qué pensar sobre Daniel…- dijo pensativa antes de soplar el café. Bebió un pequeño sorbo de la humeante taza y después agregó:
-Cada vez lo veo menos. Sacando sábado y domingo, durante el resto de la semana paso con él menos de 10 minutos por día…- la joven, quien había permanecido mirando su taza, levantó la vista hasta encontrar sus bellos ojos azules y  clavándole su más sincera mirada confesó: -… siento que te conozco más a ti que a Dan.
-Cierto. Sabes mucho de mí y sin embargo yo no sé tanto de ti…- manifestó el escritor con una media sonrisa, intentando sacar a la muchacha de sus amargos pensamientos.
-Eso se debe a que no paras de hablar de ti mismo. Debes amar el sonido de tu voz…
-Absolutamente. ¡Tengo una voz de lo más seductora! Imagino que debes hacer un esfuerzo enorme para no suspirar cada vez que me escuchas, pequeña…
-¿Cómo haces para convivir con tu enorme ego, Rodgers? De verdad me intriga. ¡Debes sentirte agotado de fomentar tu incontrolable narcisismo!
-¡Es una práctica que manejo a la perfección!
-¡Ya lo creo!- exclamó ella.
-¡Es así, créeme! Pero ya que no quieres oír hablar más de mi, hablemos de ti…- apuró el escritor apoyando sus antebrazos sobre el desayunador, inclinándose hacia adelante y acercándose un poco a ella.
-¿De mí? ¿Y qué es lo que quieres saber de mi, Rick?- preguntó imitando los movimientos del escritor, acortando la distancia entre ellos, aceptando el atrevido reto que él le proponía.
 
Rodgers, esbozó una de sus seductoras sonrisas al comprender que ella había entrado otra vez en su juego. De inmediato le dijo:
-Todo, quiero saber todo de ti…-
-¿Todo? ¿No será demasiado?
-Puedo soportarlo…- respondió él con seguridad.
-Mmm… No lo creo.
-Pruébame. Cuéntame algo…
-No te contaré nada. Si tanto te interesa saber algo de mí, esfuérzate por averiguarlo.- contestó ella desafiante, sin dejar de mirar a su cuñado. El escritor se acercó peligrosamente a sus labios sin dejar de mirarla.
 
-Nada es fácil contigo ¿no es así, pequeña?- contestó arqueando una ceja, mientras decidía si quebrantaba la delgada línea de moral que le impedía comerle su celestial boca de un beso.
 
-No. Y a estas alturas, deberías saberlo…- expresó Kate, antes de morderse el labio inferior con admirable sensualidad, perturbando la tranquilidad del escritor. Le encantaba jugar con él, y para su propia sorpresa no le importaban las consecuencias. Rodgers le provocaba eso y ella no podía evitarlo. Tenía ese magnetismo que la atraía de manera salvaje, haciendo imposible mantener la distancia correcta para evitar problemas.
 
El ruido de la llave girando en la cerradura los alertó sobre la llegada de Dan, desarmando el inexplicable momento de seducción al que se habían sometido ambos, ahorrándoles el tomar la decisión de llevar a otro nivel el peligroso juego que tanto parecían disfrutar .
Rápidamente se incorporaron en sus sillas volviendo a la normalidad. El hermano menor se acercó a ellos para saludar con su habitual sonrisa, dándole un sonoro beso a su novia.
 
-¡Hola, amor! ¡Hola, Alex! ¿Qué hacen despiertos tan tarde?
-Tengo un examen mañana y debo estudiar toda la noche. Tu hermano me preparó un café para reponer fuerzas y poder seguir.
-¡Genial! ¿Crees que podrás prepararme uno así para cuando me levante mañana, Alex? Estoy fundido…
-Nunca desayunas aquí, sino con gusto te prepararía uno de mis exquisitos cafés.- alardeó el escritor.
-Yo te prepararé uno. Estaré despierta para cuando te levantes- dijo Kate.
-¡Me encantaría! Ahora me voy a acostar, no doy más…
-Yo seguiré estudiando, chicos. Gracias por el café, Rodgers ¡Estuvo fantástico!
-Yo también me voy a dormir. No creo poder seguir escribiendo esta noche…- mencionó al pasar junto a Beckett, mirándola de reojo. Y no mentía. Ya no podría permanecer más ahí si no quería cometer una estupidez de la que seguro se arrepentiría.
 
Dan se dirigió a su cuarto, seguido de cerca por Rick. Su hermano menor se había sacado la chaqueta mientras caminaba hacia su habitación, dejando ver la elegante camisa que llevaba debajo.
 
-¿Es esa mi camisa nueva, Daniel?-  preguntó con algo de enfado.
-Eh? Si… me olvidé de decirte que la tomé prestada…
-¿Qué te dije sobre tomar mis cosas sin mi permiso? ¡Quítatela ahora mismo!
-¡Está bien! ¡Lo siento! Aquí  la tienes ¡Tampoco es para que te lo tomes así! ¡Es sólo una camisa!- ´señaló Dan arrojándole la prenda.
-¡No es por la camisa, maldita sea! ¡Es por tu actitud! ¡No puedes hacer siempre lo que se te antoja!- grito Rodgers a su hermano antes de que se encerrara en su cuarto sin dejarlo terminar hablar.
Odiaba cuando su hermano se comportaba de esa forma tan desconsiderada, pero por más que se lo dijese contantemente, Daniel parecía no escucharlo.
Al entrar a su cuarto, el escritor estiró la camisa que su hermano le había arrojado. En el cuello, en la parte de adentro una pequeña mancha roja le llamó la atención.  El inconfundible manchón de rouge le hacía suponer a Rodgers que Dan no había estado terminando una maqueta para presentar en su clase, o al menos no había estado todo el tiempo dibujando planos y pegando maderitas. Una incontrolable furia se apoderó de él, maldiciendo a su hermano menor por mentirle nuevamente a Kate. Se moría de ganas de increparlo, diciéndole en la cara lo imbécil que era por tratar de esa forma a su novia, pero no podía hacerlo. No le correspondía meterse en la relación de ellos dos, y por más que le molestase enormemente debía intentar mantenerse al margen. Aunque no estaba muy seguro de poder lograrlo.
 
Richard no entendía aun como Beckett se había metido tan adentro de sus pensamientos, aunque suponía que la fiesta en la playa, el tenerla todos los días en su casa habían ayudado,  y sin olvidar, claro, el último café que habían compartido antes de que Dan llegase esa noche; pero sobre todo, tenía el presentimiento de que el haberla visto desnuda,  había provocado que se clave en lo más profundo de su mente y sin la menor intención de desprenderse. Por más que lo intentase, no podía arrancar de su cerebro la inolvidable escena de Beckett sin nada de ropa frente a él. Con esa perfecta imagen de su increíble cuerpo grabada en su retina,  no podría  verla nunca más como a una niña, sino como a una verdadera  mujer, deseando secretamente que fuese su mujer; aunque sabiendo con absoluta resignación que el verdadero protagonista de la historia era su hermano y no él. Y conociendo a su hermanito y su comportamiento con las mujeres, eso era algo que le  preocupaba enormemente.
 
El muchacho era un manojo de problemas, en cuanto a polleras se tratase: no podía serle fiel a ninguna mujer y el escritor suponía que Beckett no sería la excepción, y se lo había demostrado con la mancha de rouge en su camisa.
Tarde o temprano, su hermano estropearía todo; podía presentirlo por todos los indicios que Dan iba dejando: las llegadas tarde, las cancelaciones de sus salidas con su novia, las interminables excusas de los trabajos prácticos de la facultad; todas esas cosas le hacían suponer que nada había cambiado y su hermano seguía por el mismo camino de siempre.
Rick no podía entender porqué se comportaba de esa forma con ella, porqué seguía mintiéndole, porqué no maduraba de una vez por todas y se hacía cargo de la tremenda, increíble, maravillosa persona que tenía al lado. Si Kate hubiese sido su mujer, hubiese hecho lo imposible y más para hacerla feliz cada segundo, sin importar cómo.
Pero no era su mujer, era la de su hermano; el destino se había encargado de eso y lo único (y lo mejor) que podía hacer  era encontrar la forma de evitar que ella sufra. Se había dado cuenta que no podría soportarlo. Se había dado cuenta que algo especial lo unía a ella, algo único e irrepetible, algo que nunca volvería a sentir por nadie. Algo tan fuerte, tan embriagante,  tan ingobernable, que lo aterraba. ¿Era esto lo que llamaban pasión; este sentimiento que no había tenido nunca por ninguna mujer? ¿O acaso esto era el verdadero amor? Quizá ambos, quizá fuese algo más, algo inentendible que escapa a la razón. No lo sabía con exactitud. Lo que sí sabía y además entendía muy bien era que no podía permitir que alguien la dañe,  por lo que se había prometido algo así mismo: intentaría ser su protector,  su ángel guardián, impidiendo que algo le pase. Sería su castillo, el más fuerte jamás construido, donde ella podría resguardarse de todo y de todos, en donde él intentaría preservarla de todo mal. Siempre.
 
 
 
 
 
Continuará…
 
 
 
Ojalá que les haya gustado y que nos les haya parecido interminable…!!! Se agradecen, como siempre, los comentarios, críticas y sugerencias. Saludos y gracias por la paciencia!


Última edición por Solexite el Sáb Oct 24, 2015 12:36 pm, editado 1 vez

Solexite
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 638
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Localización : America, debo estar en America del Sur ¡Bien al Sur!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por katebeckett78 el Mar Ene 21, 2014 7:04 pm

sole me encantó el capi imagínate son las 3 de la mañana pero cuando vi el avisó de que actualizaste no pude evitar leerlo jajaja. me seguís sorprendiendo con tú forma de escribí compatriota a ver sí sacas a daniel y haces que avance la parejita jajajaja como se le ocurrió engañarla jajaja
seguí así. espero la continuación
besitos

katebeckett78
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 142
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por nusky el Mar Ene 21, 2014 10:40 pm

para nada es interminable,además después de tanto tiempo sin actualizar nos debías un largo y grandioso capítulo como este,incluso se me hizo corto porque me has dejado con ganas de más jejeje....sigo odiando a Dan y ahora más que nunca y me gusta como estas acercando a Kate y a Rick.

nusky
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 24/09/2013
Edad : 38
Localización : miña terra galega

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Nmacaskett el Miér Ene 22, 2014 4:29 am

La espera a merecido la Peña, si nos das estas continuaciones tendrás toda la paciencia del mundo, tu historia está siendo de las mejores que he leído y escribes muy bien. Muchas gracias y esperó al próximo capítulo ...


Nmacaskett
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 16/09/2013
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Yaye el Miér Ene 22, 2014 6:39 am

Me encanta. Para nada me ha parecido largo. Una vez te pones a leer no puedes parar, merece la pena la espera Smile.
Me encanta esta relación que está naciendo entre Rick y Kate, cada vez más agosto juntos y deprimiéndose ante lo que les gustaría hacer. Me parece que aunque Kate con quien salga sea son Dan, no puede dejar de pensar en el hermano, eso de que pase por su cuarto solo para sentir su aroma da que pensar, jejejejeje. Solo espero que ese tonto de Dan no le haga mucho daño.
Espero que puedas continuar pronto.

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Verispu el Miér Ene 22, 2014 1:30 pm

Aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhh Actualizacion!  Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Pero k maravillosa sorpresa casi no me lo creo. Claro k despues de tanto esperar nos mereciamos un capitulazo como el que nos entregarse y sigues preocupandote la extension de estos si ya te dijimos que eso nos encanta. Ya comentando el capi me ha encantado menos la parte de los cachos que poca de ese Daniel aunque asi le das chance de entrar a escena a Rick (suponiendo que nos les agarre odio a los dos vdd) Pues en espera de un nuevo capi (pero que esta vez no sea tan tortuosa pf) que por ssupuesto sera maravilloso Continua Awesome

Verispu
As del póker
As del póker

Mensajes : 437
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Edad : 38
Localización : Mexico, Oaxaca

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Teresita_yocastle$$NYPD el Jue Ene 23, 2014 3:01 am

quiero Daniel desaparezca lo odio,
estupendo capítulo continua pronto


______________________
Heart Heart Heart Heart CASKETT ALWAYS Heart


Inlove Inlove Inlove Inlove

Teresita_yocastle$$NYPD
Moderador
Moderador

Mensajes : 5327
Fecha de inscripción : 13/12/2010
Edad : 26
Localización : NY I love you always (Zaragoza)

Ver perfil de usuario http://twitter.com/#!/@siemprecastle

Volver arriba Ir abajo

Re: (+18) Desde el umbral- CAPITULO XIX (ATENCIÓN!! ACTUALIZADO 30/11/16)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:56 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.