¿EL DIA MAS FELIZ?

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por agecastbet el Sáb Sep 06, 2014 12:20 pm

Buenooooo, este jefe Brady se ha vuelto todo un policía de categoría, jajajajaja con tan buenos maestros no podía ser menos. jajajajaja
Por fin sigue la historia y nos dejas más o menos como estábamos, pues a pesar del despliegue parece que no hay nada que asegure que Castle esté en ese lugar, jajajajajaja y como sea así, no veas la desilusión que me voy a llevar.
De todas formas la esperanza es lo último que se pierde así que a rezar para que acierten y se termine el calvario. Eso sí estoy empezando a pensar que Beckett es algo gafe, por que siempre le pasan desgracias a las personas que más quiere, será cuestión de mal de ojo?? vamos a tener que volver a llamar a la hija de la vidente, haber si tiene algún remedio, jajajajajaja
Sigue prontito por fa, que se me está empezando a disparar el nivel de curiosidad y me estoy estresannnndo!!!!!! y eso no es bueno, con la calor que nos gastamos por aquí. jajajajajaja
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por kateAlexis.B.Castle el Sáb Sep 06, 2014 1:37 pm

El jefe
Brady si q aprendio d Kate y Rick!!!!

kateAlexis.B.Castle
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 13/08/2014
Edad : 25
Localización : Ciudad Merliot

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por montse5 el Lun Sep 08, 2014 8:34 am

Esta interesantísimo!!! Sigue, sigue. Happy Clap Heart Heart Heart

montse5
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 620
Fecha de inscripción : 21/10/2012
Edad : 42
Localización : Girona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por Miinn_19 el Lun Sep 29, 2014 4:59 am

Pues listo. El día de hoy que finaliza el HIATUS en el que nos tenían con Castle, he decidido subir el último capitulo de mi fic. Lo hice así por que no quiero tener idea de lo que en realidad suceda esta noche con nuestro programa favorito, así que espero que les guste. No tengo idea de si haré un EPILOGO pero lo intentaré un poco después, quizá la semana que entra. Espero que lo disfruten y sobre todo que lo comenten. Ya saben que buenos y malos comentarios son bienvenidos. Un beso enorme a tod@s Kiss y gracias por el espacio que me permitieron para expresarme. Thumb

Capitulo 18

Kate, la capitana Gates y el jefe Brady se reunieron en una de las oficinas de la comisaria para comenzar a planear la forma en la que entrarían a las bodegas, claro, sin ser descubiertos por la banda de Barbozza y así evitar que le hicieran algún tipo de daño a Rick; en caso de que de verdad lo tuvieran ahí.

La conversación se trato básicamente de lo que tendrían que hacer; sobre todo Kate, Esposito y Ryan, ante el caso de que los demás agentes no lograran entrar al lugar sin ser descubiertos. Así que los demás agentes serian como ellos lo llamaban; "LA CARNADA". Intentarían entrar lo mas despacio posible para que no notaran la  presencia de los agentes dentro de las bodegas, así que lo que ellos tendrían que hacer era introducirse por un lugar diferente al de los del equipo de narcóticos que, desmantelarían a la banda de Barbozza, para que Kate y los chicos fungieran como el equipo de rescate. En dado caso de que el equipo en el que trabajarían Gates, el jefe Brady y los demás del equipo que se habían llevado desde la comisaria 12 de Nueva York fueran descubiertos, se había decretado que por medio del radio de comunicación que llevarían todos, se nombraría una frase; o mas bien dicho un código de seguridad para que los chicos intentaran entrar y buscar a Richard dentro de aquellas bodegas que, a ciencia cierta nadie nunca había visto el interior; habían hecho una que otra expedición, se habían tomado fotografías para que mas o menos se dieran una idea del lugar al que se enfrentarían y no entrar completamente a ciegas.



Eran aproximadamente las 4 de la tarde cuando se comenzó a planear todo lo que se haría con el equipo de rescate, por donde entrarían unos, por donde saldrían en caso de ser descubiertos, como harían Kate y los chicos para lograr encontrar a Castle dentro de aquella bodega de la que no tenían ninguna idea de como era en realidad por dentro. Todo ese tipo de cosas les llevaría un buen rato de planeación, así que posiblemente el rescate de Castle se llevaría a cabo por la noche.

Estuvieron dentro de la oficina en una junta que se había planeado de la nada para saber exactamente que sería lo que pasaría y planear los movimientos de cada quien. El jefe Brady aún era como un niño pequeño en los asuntos de rescatar personas, atrapar matones, y todo lo que tuviera que ver con asuntos policiacos de los que casi nunca ocurrían en Los Hamptons así que, como un favor personal y esperando no molestar sobre todo a la Detective Kate Beckett,0 pidió ponerle un nombre extraordinario a la operación a la que él con todas sus fuerzas deseaba llamar “OPERACIÓN RESCATE SUICIDA” No era exactamente el nombre mas genial que se les pudiera haber ocurrido, además no estaba completamente seguro del nombre, pero lo había visto en una película así que era su mas grande deseo.  

K – No le parece eso un poco ridículo? Además, ese nombre no es que nos de muchos ánimos de seguir con la operación. Rescate Suicida? Por el amor de Dios.

Kate no sabía para donde voltear, la mirada del jefe Brady fue decayendo poco a poco hasta el momento en el que él ya no lograba ni mirarla a los ojos de la pena que le causaba el nombre que le acababa de dar para la operación de rescate de su marido. Lo único que logró hacer fue disculparse con ella por tan estúpida petición y pedirle que lo olvidara, que era momento de rescatar a su esposo y dejar de jugar con las tonterías que a él se le ocurrían.

JB – Lo siento detective, es que es algo que de verdad he querido hacer siempre pero, entiendo su postura, no es mas que una tontería querer ponerle nombre a la operación de rescate de su marido. Debemos seguir en lo que estábamos y mandar lo que he dicho al limbo, no es necesario nada de lo que dije. Lo siento, con su permiso detective, la dejo que concluya sus asuntos con su personal.

Y así el hombre salió de la oficina con la cola entre las patas por lo que acababa de decir, y creyendo escuchar algunas risas de los subordinados de la capitana Victoria Gates.

JB – Soy un estúpido, un torpe. Como se me ocurrió decir eso justo en el momento en el que mi carrera se puede catapultar si es que esto sale bien. No dejo de ser un niño tonto con los deseos que nunca se le han cumplido. Soy un tonto. – Se dio un leve golpe en la frente con la palma de su mano y siguió adelante su marcha hacia su oficina.

A lo lejos lo había visto Ryan, quién justo después de que el jefe Brady saliera de la sala de juntas en la que se encontraban, salió a buscar a la capitana para informar sobre lo que habían quedado y como entrarían. Era necesario imprimir un informe sobre lo que harían para entregarlo al alto mando en cuanto la operación terminara. Así que Ryan había salido por mas hojas, ya que las que ocuparían serían para cada uno de los agentes que trabajarían en la operación.

KR – Beckett, mmm, creo que el jefe Brady ha ayudado mucho con el rescate de Rick y …

K – Y … que con eso Ryan?

JB – No te parece que por lo menos se merece que la operación lleve el nombre que él desee? Ha hecho demasiado, mas de lo que cualquiera, cualquiera de nosotros podría haber hecho con los impedimentos y falta de personal con el que cuenta. Creo que por lo menos lo merece, lo se, es un nombre totalmente estúpido pero y qué? Es solo un nombre para la operación, no es que sea una realidad o si?

K – También lo pensé Kev, creo que lo desanime mucho verdad? No te preocupes, démosle la sorpresa del nombre impreso en el informe que entregaremos de acuerdo? Cada uno de los agentes que trabajaran con nosotros debe tener una copia, incluyendo al jefe Brady, esto para que en lo ocurra ya sea bueno o malo quede plasmado en el informe que entregaran por separado cada uno de nosotros. Así que no hay porque sentirnos mal por él, el sueño de ponerle nombre a una operación de rescate se le hará realidad.

El jefe Brady no regresó mas a donde se estaba llevando a cabo la reunión, decidió tomarse un tiempo para saber como era que iba a ayudar a la detective a encontrar a quien le había dado la fuerza y le había mostrado que se podía hacer lo que fuera necesario para poder salir adelante y sobresalir en su trabajo. Rick Castle tenía tan buen ánimo siempre, que era difícil no ser positivo a su lado. Todo un detective nato, así que no desaprovecharía la oportunidad de agradecerle de la mejor manera. Ayudar a quien en este instante era ya su esposa, y quién en su momento de algún modo lo había ayudado a resolver aquel asesinato de que no debía siquiera haberse enterado, era momento de ayudarla a rescatar a su esposo de los hombres que lo habían raptado para hacerle daño; no estaba seguro del porqué, pero de que intentaban dañar a Kate y a Rick, era lo que estaba ocurriendo y ese era el momento de demostrar que podría hacerlo sin necesidad de poner estúpidos nombres a las operaciones. Así que puso manos a la obra; mejor dicho, puso a andar su cerebro para saber como entrar sin problemas a aquella horrible bodega abandonada.

  Aun no tenía nada en mente el jefe Brady, cuando por sorpresa entro la detective Kate Beckett a pedirle de favor que la acompañara, pues debía usar el equipamiento necesario para entrar y comenzar el rescate. Esto lo desanimo un tanto, ya que él esperaba tener algo en mente para sorprender a Kate en cuanto al rescate se trataba. Pero nada, al parecer se había bloqueado tanto debido a la decepción que había sufrido por la tonta idea de nombrar a la operación del modo en el que quería llamarla, y un poco mas debido a las pequeñas burlas que pudo escuchar a su alrededor después de aquel desafortunado comentario.

 Llegaron al área en la que se les proporcionaría todo el equipo de protección; llámese chaleco antibalas, armas y todo aquello que se les proporcione a los policías y equipos de rescate. No dijeron palabra alguna, solo se dedicaron a caminar, y en cuanto llegaron se les dio la orden de que tenían solo 30 minutos para hacer lo que tuvieran que hacer y agregarse a los vehículos en los que se transportarían a la bodega.

En cuanto entraron, les otorgaron el equipo que usaría cada uno en cuanto al puesto que se les había definido con anterioridad, la capitana Gates apareció con las formas que debía llenar cada uno de los agentes participantes en el rescate, para después llenarlo con lo que cada uno había contribuido para así hacer el informe final que se le entregaría al alto mando. En cuanto llegó el turno de recibir el suyo, el jefe Brady se puso de pie y noto algo que lo había hecho muy feliz. Quizá era una tontería, pero para él ese era el mejor obsequio que nadie pudo haberle dado jamás. El título de la hoja de informe que le habían entregado ponía en letras grandes y muy marcadas “MISION RESCATE SUICIDA”

JB – Creí que era una estupidez detective. Que la llevo a hacerme el mejor regalo de mi vida?
K – Se lo merece Brady, fui muy dura con usted en aquel momento, pero usted ha sido de muchisima ayuda; ha encontrado el lugar en el que tienen cautivo a mi esposo, a pesar de tener muy poco personal, ha hecho hasta lo imposible para poder localizarlo, y yo se que nunca voy a tener forma de pagarle, así que lo mas que puedo ofrecerle en este momento es esto; un título en letras grandes en una simple hoja de papel. Prometo hacer mucho mas por usted en el futuro, pero de momento solo puedo pensar en rescatar a mi esposo y tenerlo a mi lado.


Él tomo ese comentario de la mejor manera, le tendió la mano, a la que esta le respondió con un fuerte apretón. Se dejaron de amabilidades y decidieron que era momento de comenzar la operación para rescatar a Richard Castle. “MISION RESCATE SUICIDA” había comenzado, y aunque el papel lo decía, habían decidido que esa no era una misión suicida sino simplemente una misión de rescate.

El convoy que se había alistado ya para salir solo esperaba por Kate, la capitana Gates, Espo y Ryan. Todo estaba completamente listo y por fin después de tanto tiempo había llegado el momento que Kate estaba esperando; por fin volvería a ver al mas grande amor de su vida, así que se tomó un momento mas y dejando que los chicos y su jefa salieran primero, sacó de uno de los bolsillos de la chaqueta que llevaba puesta, su móvil. Lo encendió y miro por unos segundos la pantalla. En ella aparecía la imagen de Richard Castle, una fotografía que le había tomado a escondidas en la primera noche que habían pasado juntos; mas bien en la mañana siguiente en que mientras él aun dormía plácidamente, ella se había levantado para prepararle una deliciosa y humeante taza de café, ya que ella pensaba que no por dormir juntos y ser una pareja iban a dejar de disfrutar su café juntos. Recordó con nostalgia todos esos momentos que había vivido con la persona con la que mas había deseado estar desde la primera vez que lo vio. Él había logrado muchas cosas en ella, la había ayudado a liberarse de todos esos fantasmas que la persiguieron durante tantos años, la había ayudado a derrumbar todos esos muros que había levantado ella sola para protegerse de todo el mal que pudieran hacerle, él le había devuelto la vida justo después de aquel disparo que había recibido en el pecho, escuchar la palabra TE AMO en aquellos hermosos labios que justo extrañaba besar, era lo que le había dado la fuerza suficiente para seguir viviendo. Tenía una relación en ese momento con Josh, sí, pero por quien merecía la pena vivir era él, Richard Castle, su Richard Castle.

En un momento se perdió en los recuerdos y algunas lágrimas comenzaban a inundar sus ojos, se sacudió un poco, paso sus manos por su rostro y limpió su pensamiento de todo mal presentimiento que pudiera ponerla nerviosa y evitara que funcionara al 100% en la búsqueda y liberación de su esposo.

Javier entró rápidamente hasta el lugar en el que Kate se encontraba y la tomo de la mano …

E – Todo estará bien Kate, vamos a encontrarlo y te prometo que lo rescataremos. Tenemos todo bajo control, nada puede salir mal. Él estará bien.

Kate se acercó a Esposito y lo abrazó con todas sus fuerzas.

K – Gracias Espo, gracias por siempre estar ahí, no sé qué haría sin Kevin y sin ti. Te quiero hermano protector. – Y con una sonrisa salieron por la puerta hasta la camioneta que los transportaría hasta la bodega en donde comenzarían a trabajar de inmediato. La búsqueda de Richard Castle no se detendría hasta que él apareciera.

Tardaron aproximadamente una hora en llegar al lugar descrito por el agente Brady, las imágenes que él les había mostrado no tenían mucho que ver en realidad con lo que todo el equipo veía; quizá era porque las imágenes habían sido tomadas de día y ellos habían llegado ya muy entrada la noche, pero la realidad es que la vista era escalofriante *no encontré fotos de noche pero se asemejan a mi idea*.





Todos bajaron muy sigilosamente de los vehículos en los que habían llegado, nadie hacia ruido, todo era muy silencioso; ya cada uno de los agentes que participaba en la operación había recibido órdenes y cada uno de ellos sabía lo que debían o no hacer, así que de uno en uno fueron tomando los lugares que se les había asignado para el momento en el que entrarían. Unos por la parte frontal, algunos más por la parte trasera y Kate, Ryan y Esposito esperarían afuera para saber los por menores de lo que iba sucediendo dentro; siempre informados por uno de los agentes al mando de la operación o de la capitana Victoria Gates, quien en ese momento fungía como la cabeza al mando del rescate y aprensión de la gente de Barbozza incluyéndolo a él.





Pasaron algunos minutos y Kate no recibía ningún tipo de llamada por parte de nadie de dentro, así que junto con Espo y Ryan fueron a la parte trasera de la bodega y lo que vieron no les había gustado en lo mas mínimo; Kate se sentía terriblemente mal de ver las condiciones en las que podría haber vivido su marido desde hacía un par de semanas, era horrible ver aquella bodega cayéndose de vieja, completamente llena de basura y en la que seguramente las ratas y cucarachas rondaban en todo momento por el lugar.





Sabiendo lo delicado que era Rick con la limpieza algo le causó un poco de gracia; que mal la estaría pasando Richard en aquel basurero sin ningún aditamento para permanecer siempre tan limpio e impecable como él acostumbraba, pero después se puso a pensar que no solo era el no estar limpio, ella no sabía, no tenía la mas remota idea ni la seguridad de que Richard hubiera bebido agua, no sabía si lo habían alimentado con algo o si lo dejarían morir de hambre solo por vengarse de él y ella. No quería pensar mas en ello así que, se armó con el valor suficiente y se adentraron un poco mas a la bodega. Aquello parecía un laberinto. Entradas por un lado, entradas por otro; que demonios iba a hacer si no encontraba el lugar en el que se encontraba Castle? Que iba a hacer si algo salía mal y él no aparecía o algo peor, que haría si lo asesinaban? No se lo perdonaría jamás, eso era de lo único que si estaba segura.

Avanzaron un poco mas y observaron que habían unas escaleras, no sabían a donde los llevaría pero, siendo que absolutamente nadie había subido ella decidió que ese era el momento en el que buscarían a Rick en una planta diferente a la que estaban ocupando los demás agentes.



Subieron despacio y con muchisima precaución, Kate al frente como siempre lo hacía, y Espo y Ryan cubriéndole las espaldas a quien no solo era su jefa, si no a quien era ya como una hermana, incluso más que solo una amiga para ellos.

Kate entro a una habitación y no encontró nada, estaba completa vacía, lo que le pareció un tanto extraño, una habitación u oficina de aquella Bodega/Fabrica abandonada completamente limpia y con una pequeña cama en uno de los extremos se le hizo completamente extraño. Quien podría haber estado en ella como para tener una cama limpia y con el cubrecama completamente limpio y liso. Que era lo que en realidad estaba ocurriendo? No lo sabía pero estaba decidida a averiguarlo.

En cuanto salió de aquella oficina, Kate busco con la lamparilla con la que se alumbraba el camino, a Espo y Ryan, no escuchaba pasos, no sabía a ciencia cierta en donde se encontraban y temía que si les llamaba por el radio o simplemente con un grito, alertaría a quien fuera que viviera en ese lugar tan extraño, así que tomo marcha un poco más arriba y ahí, sin siquiera esperarlo, lo vio.

Un hombre descompuesto, atado de pies y manos a una silla, amordazado, sucio e incluso más delgado. Cuanto habrán torturado a Rick? Porque se habían ensañad con alguien de esa manera? No lograba distinguir si tenía algún golpe, si estaba mal herido, estaba tan lejos de donde su amor se encontraba, que no veía el modo de acercarse.



Qué tal si había alguien custodiándolo? No se iba a arriesgar a que la atraparan, necesitaba encontrar a los chicos y rápido. Ahora que tenía a Rick en la mira y sabía exactamente en donde estaba, no se iba a echar para atrás, era el momento de comenzar el rescate.

Kate retrocedió un poco para ver si lograba ver algo con la poca luz que salía de la habitación en la que se encontraba Castle, lo único que logro ver era una silueta acercándose a ella, así que intento moverse lo más rápido que pudo del lugar en el que estaba. No logró mucho, pues algún tipo de alambre que estaba en la pared en la que ella estaba recargada, se atoro en su chaleco antibalas impidiéndole moverse y obligándola a solamente voltear y quedar junto a la pared, esperando que quien fuera que estaba por cruzarse en su camino no la viera; después de todo, no había la luz suficiente como para que notaran el bulto que estaba junto a la pared; pasaría desapercibida de inmediato.

Lo tuvo cada vez más cerca, no sabía cómo reaccionaría si es que notaba su presencia a lo que ella planeó que si quien fuera que estaba por acercarse a ella la descubría, lo recibiría con un golpe en la cabeza con la cacha de su arma, y si eso no funcionaba pues, optaría por gritar e intentar llamar la atención de los demás agentes para que acudieran a su ayuda y así poder liberar a Richard de sus captores; era valiente sí, pero no tanto como para arriesgarse a morir ella o perder al amor de su vida.

En cuanto tuvo a quien fuera que estuviera avanzando hacia ella casi frente a ella, no se movió, incluso intentó ni siquiera respirar para así no llamar su atención, pero algo la hizo que sin querer volteara; ella conocía el aroma de esa persona que se acercaba a ella muy despacio. Llegó un momento en que incluso escuchó su voz muy despacio llamándola. – Beckett … Beckett estas ahí? – susurraba muy despacio.

K – Espo … - le dijo en una voz relativamente baja – Aquí estoy, que pasa? En donde esta Ryan?

Esposito la jalo de donde se encontraban y se alejaron un poco de la habitación esperando que nadie los fuera a ver o fuera a escucharlos.

E - Nos separamos para abarcar un poco más de la bodega, pero cuando regresamos ya no te vimos en la habitación a la que habías entrado. Porque te alejaste y no avisaste?

K – Espo no es momento de que me regañes de acuerdo? Lo encontré, lo vi entiendes? Ya se en donde tienen a Rick, él está atado de pies y manos y amordazado justo en la habitación que estaba a un lado de donde me encontraste. Necesitamos a Ryan y avisar por radio a los demás agentes para que sepan que vamos a entrar a rescatarlo. Avísales y diles que ya pueden comenzar a vaciar toda la bodega, que yo me encargo de liberar a Rick.

Esposito hizo lo que su jefa le había ordenado y Kate sin pensarlo una vez mas se acercó hasta la habitación en la que tenían a Rick. Lo vio nuevamente e intento contener el llanto, Richard tenía los ojos cerrados, no sabía si se encontraba dormido o si … no, ella no pensaría mal. Rick estaría perfectamente bien, debían estar juntos y no podía dejarla sola, ella no se lo perdonaría jamás.

Entro muy despacio a la habitación y se dio cuenta de que nadie custodiaba a Rick; seguramente se habían tomado un descanso, después de todo ya era muy tarde y seguramente se los había permitido quien fuera que estuviera a cargo. Sacó su arma y apuntando para todos lados camino muy sigilosamente hasta donde se encontraba Rick amarrado.



Le dolió en el alma verlo así, como es que soportó tanto tiempo, que fue lo que en realidad querían con él? Solo era una estúpida venganza de alguien que ni siquiera los conocía. Sacó una pequeña navaja que guardaba en uno de los pequeños bolsillos que tenía su chaleco y libero sus manos. Rick no se movía, no emitía sonido alguno y eso ya la estaba preocupando, era momento de saber si estaba bien, revisar que no estuviera mal herido, así que intentó despertarlo, libero sus piernas y con mucho cuidado quito la cinta de la boca, aquella que fungía como mordaza y lo observó detenidamente; estaba pálido, sus labios tenían un color violáceo que no le agradaba nada. Como pudo intento moverlo, le acarició el rostro y Rick dio una pequeña señal de vida, un pequeño quejido salió de su boca y Kate lo abrazo, lo abrazó tan fuerte que incluso parecía que lo lastimaba, Rick se encontraba lastimado. Lo habían golpeado, lo habían torturado seguramente. Abrió los ojos y al ver a Kate sintió como si se estuviera en el cielo; estaba mirando al ángel más bello que jamás pudo haber existido en la eternidad.

R – Kate … Kate eres de verdad tú o es que ya estoy muerto y estoy viendo al ángel que me lleva al cielo? Hace un par de horas que me dejaron solo, creo que ya sabían que iban a venir por mi. Los escuche hablando y me dijeron que no era necesario que me asesinaran, solo era una pequeña venganza. Salieron y me dejaron esto …

Richard Castle llevaba una nota en uno de los bolsillos del pantalón que decía …

No se preocupe detective, su esposo se encuentra bien. Solo queríamos asustarla un poquito y enseñarle que no debe meterse con nosotros por ningún motivo. Pero si se vuelve a cruzar en mi camino y en mi trabajo tenga por seguro que la vida de su esposo terminara en cuanto él este frente a mí.

Beckett lo levantó como pudo y apoyándose en ella intentó caminar, iban despacio y poco a poco. Rick estaría bien pero ella no, iba a atrapar a ese mal nacido a costa de lo que fuera, el cautiverio y malos tratos que había recibido Rick no se quedarían así.

Tal parece que Rick leyó su mente y se detuvo frente a ella quejándose un poco de algún dolor que sentía en un costado de su pecho.

R – Nena, déjalo así por favor, yo estoy bien y lo que menos queremos es tener más problemas. Podemos disfrutar de nuestro matrimonio sin que busques revancha por algo que ya pasó? – La tomo por la cintura con una mano y con la otra le tomo el rostro acariciándolo lenta y suavemente – Te extrañé sabes? Te extrañé como un loco no tienes idea de cuánto, creí que moriría si no te volvía a ver pero muy dentro de mi estaba completamente seguro de que me encontrarías. Lo sabía, siempre supe que no me dejarías aquí con esos tipos y sabes algo? Soporte los golpes y el modo en que me torturaban solo por molestarte, solo porque los entregaste a aquel grupo de motociclistas que, al final de cuentas recibieron el dinero que tu “ESPOSO” les debía – Kate le puso mala cara y este solo sonrió y se abrazó un poco más a ella – Lo siento, lo siento, tú “EX ESPOSO” les debía y los dejaron libres, así que Barbozza debía vengarse de algún modo y se enteró de nuestra boda; creo que fuimos noticia en Los Hmptons y todo mundo se enteró, y así fue como lo planeó. Me dijo que había estado vigilando desde lejos para saber cada uno de nuestros pasos y así fue como entro sin ser visto a la fiesta y en cuanto me vio salir supo que era el momento perfecto para hacer lo que hizo.



E – Beckett, tal parece que todo el lugar está vacío … Castle, hermanoooo, estas bien, estas vivoooooo!!

Espo se abalanzó hacia Castle y lo abrazó lo mas fuerte que pudo, a lo que Beckett respondió con una sonrisa, por fin su trio fantástico estaba unido otra vez, sus chicos estaban juntos de nuevo.


Espo se separó de él y Ryan justo un momento después, lo abrazó de igual manera y Beckett tomo de la mano a Rick y caminaron hacia la entrada los 4 juntos. Vieron que todo el equipo de rescate estaba ya afuera junto con la capitana Gates y subieron a los vehículos en los que habían llegado.

JB – Creo que todo esto fue una pérdida de tiempo, o no detective?

K – Para nada Brady, tengo de vuelta y en perfectas condiciones a mi marido, nada de esto fue una pérdida de tiempo, atraparemos a Barbozza. Quizá no hoy, quizá no mañana pero lo atraparemos, y necesitaré su ayuda “Detective Brady” … claro, si usted acepta el puesto.

Brady no pudo haber sonreído mas en toda su vida después de haber escuchado aquella noticia.

JB – Por supuesto que sí, si detective, si acepto.

En el camino Castle les platicó con detalle que fue lo que había pasado, lo que había sufrido, malos tratos, golpes y días sin beber ni comer absolutamente nada, pero todo eso lo había olvidado en el momento en que abrió los ojos y miro a Kate. Ver al mas grande amor de su vida había borrado todo mal recuerdo de lo que le había sucedido en el último par de semanas.

En cuanto llegaron a la comisaría en la que habían estado trabajando desde hacía varias horas recibieron una sorpresa más. Martha y Alexis estaban ahí, nadie sabía como se habían enterado ni mucho menos quien les había avisado que Rick ya estaría ahí pero lo importante es que ahí estaban. Corrieron, lo abrazaron y besaron …

A – Papá, estas bien gracias al cielo que estas bien.

M – Que susto nos pegaste “KITTO”, no lo vuelvas a hacer de acuerdo?

R – Madre, quien les aviso que yo estaría aquí? Quien les dijo que me liberarían hoy que veníamos en camino para acá?

A – A la abuela la llamo un hombre que muy amablemente le dijo que estabas bien, que nadie te había hecho absolutamente nada y que vendrías para acá. Porque papá?

M – Él me dijo que era un buen amigo, tan bueno que me llamaba para darme noticias sobre ti … James, él se llama James, un buen hombre a mi parecer.

Todos se voltearon a mirar entre ellos, agentes, jefes y compañeros. Nadie había hecho esa llamada en lo absoluto, Jimmy Barbozza había hecho esa llamada. Los tenía rastreados a todos y el hecho de haber llamado a su madre había sido una declaración de guerra en contra de Kate y sobre todo en contra de él. Ahora no había de otra, debían encontrar y encerrar a Jimmy Barbozza costara lo que costara.

  Mientras eso ocurría intentarían vivir lo más felices posible, claro que con el empleo que Kate tenía iba a ser un poco difícil, pero lo intentarían.

Volverían a Nueva York y comenzarían su vida como un matrimonio feliz. Ahora se convertirían en la familia Castle Beckett o Rodgers Beckett, eso debían planearlo bien pero por el momento estar juntos como familia era lo que importaba.



Y .... hasta aquí. No War  Muchas gracias por todos los comentarios y sobre todo muchas gracias por brindarme su espacio.  Thumb Este es mi primer fic y espero que no sea el último. Prometo que tendrán noticias mias; no se que tan pronto pero como dicen en una película muy famosa ... HASTA LA VISTA BABY jejejejeje  Laughing Out Loud ok me equivoque, esa no era Razz L@s quiero mil ochomil  Heart  Heart cuídense y nos leemos pronto   Hi!  Hi!

Miinn_19
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 31
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Sep 29, 2014 7:45 am

Preciosooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por kateAlexis.B.Castle el Lun Sep 29, 2014 10:10 am

Precioso! Y si xfis has el epilogo xfi xfis

kateAlexis.B.Castle
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 13/08/2014
Edad : 25
Localización : Ciudad Merliot

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por agecastbet el Lun Sep 29, 2014 11:01 am

Bueno... bien está lo que bien acaba, jajajajajaja me ha gustado muchísimo este último capítulo y además creo que puede ser muy parecido a lo que pase en este inicio de temporada. Lo has urdido estupendamente y lo has convertido en algo factible, quizá hasta aciertes con los cabos de esta madeja, jajajajaja
Así me gustan a mí los capítulos, larrrrgoossssss y muy, muy jugosos, con multitud de situaciones y opciones que después se desgranan dejando todo el meollo del asunto al descubierto... por supuesto ese posible continuará que has dejado ahí, como quien no dice nada me ha entusiasmado, esa posible venganza cuando sea la hora habrá que leerla, así que tendrás que escribirla, jajajajajaja
Bueno mi enhorabuena por esta historia, que sin tener apenas información has montado magistralmente, espero que vayan los tiros por ahí, jajajajajaja
Por favor que te diga que está estupendo el capítulo, no es objeción para que nos brindes un epílogo, ya sabes que es muy del gusto de este foro que los relatos terminen con ese broche, así que al menos tenlo en cuenta, jajajajaja
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por Miinn_19 el Vie Oct 03, 2014 6:19 am

Noooo por favooor, no me insistan tanto con el EPILOGO!! Laughing Out Loud jajajaja .... ya se que casi nadie lee este fic pero bueeee Crying or Very sad No importa tanto. I don\'t care! Yo lo hice con todo mi Heart para los muchos o pocos lectores que hubiera. Se lo dedico con todo mi corazón a ustedes que me dieron siempre los ánimos suficientes para seguir escribiendo con sus maravillosos comentarios. Un enorme Kiss para tod@s ustedes que me permitieron continuar con esto y gracias por los comentarios. Este fic termina con un EPILOGO digno Puppy Eyes (espero) gracias a las enseñanzas de mi madre virtual MONTSE, gran parte de él va dedicado a ella y es también para todas mis hermanas de los grupos castleybeckett.blogspot.com y NOSOTRAS en Facebook. GRACIAS POR TODO Y DE CORAZON ESPERO QUE LO DISFRUTEN.  Very Happy Wink bounce Crazy Hi!

Epílogo

Había pasado ya bastante tiempo desde aquel incidente en el que Rick se había visto envuelto, había estado perdido durante un par de semanas y al parecer ya había vuelto todo a la normalidad.

Un día que para él era de lo más normal, mientras Kate estaba en la comisaria, había decidido dejarla sola en el trabajo para así poder salir a hacer las compras y tener una deliciosa cena para ella.

Mientras estuvo en el supermercado eligiendo todo lo que llevaría; siendo tan quisquilloso con todo, no podía más que comprar todo lo que fuera de primera calidad para su mujer, así que tardo horas buscando todo lo que necesitaría para la cena sin darse cuenta.

Llegó a casa y le preocupo un poco que en cuanto abrió la puerta estaba todo oscuro, no había ninguna luz encendida en todo el loft, no se veían rastro alguno de Alexis o de Martha en los alrededores. Dejo el paquete que cargaba cerca de la entrada y no cerró la puerta para que en caso de que necesitara correr, pudiera huir como la nenita que creían que era; aunque muy dentro de él sabía que eso era más que cierto. Camino a tientas de no saber con qué se podría encontrar; después de todo no habían logrado encontrar a Barbozza, así que muy despacio y a oscuras caminó hacia el lugar en donde había una tenue, muy tenue luz alumbrando a alguien que se movía con soltura por aquella habitación.

Entró con todas las armas por delante; una barra de pan caliente que acababa de comprar, que usaba como si fuera una espada desenvainada para atacar y casi, casi asesinar a quien fuera que hubiera entrado a su casa sin permiso y estuviera allanándola sin ningún remordimiento.

Al otro lado de la oficina que era la que estaba alumbrada por esa tenue luz estaba ella, Castle no pudo hacer otra cosa que mirarla desde la entrada, buscaba algo acaso?

R – Hola nena, se te perdió algo?

Kate dio un pequeño salto por el susto que Rick acababa de darle.

K – No te escuche llegar – Caminó lentamente hasta donde él se
encontraba de pie con el pan aun en la mano. – Pensabas atacarme con eso?

R – Creí que a quien fuera que estuviera aquí … - Kate lo miro con una sonrisa un poco burlona y completamente roja al querer reír a carcajadas  - De acuerdo Kate, tu no me permites portar un arma y esta fue la única herramienta que encontré para poder defender mi hogar y a las mujeres que amo. Ahora ya, puedes comenzar a reír Como loca.

Kate se abrazó muy fuerte a él caminando con rumbo a la cocina, obligándolo a dejar el pan sobre la encimera.



K – Bebé, no puedo dejarte portar un arma porque eres un poco torpe con ellas, y  no queremos que se te vaya a escapar un tiro y tú sabes el miedo que me da que puedas asesinar a tu hija o a tu madre, o incluso a mí.

Castle nada contento con ello puso cara de circunstancia, pero no le quedaba de otra; Kate tenía razón y pelear contra la razón era con seguridad una batalla perdida.



R – Oye y a todo esto, que es lo que haces aquí? Te deje en la comisaría para poder llegar antes que tú a casa y así poder cocinarte algo rico para la cena. Que paso? Como fue que llegaste antes?

K – Una cena aaah! Y a qué se debe el hecho de querer prepararme una cena?  Celebramos algún acontecimiento especial que haya podido pasar por alto? – Le dijo rodeando su cuello con los brazos.



Castle se puso a pensar si eso podría ser algún tipo de trampa o si solo había hecho la pregunta por hacerla, con Kate no estaba seguro de nada, pudo haber preguntado por curiosidad, o pudo haber preguntado para saber si él se acordaba de las fechas importantes de las que tenía que acordarse obligatoriamente ahora que ya eran un matrimonio estable.

R – A que te refieres con algún acontecimiento especial? Esto es una trampa verdad Kate? Dime, comienza, que fue lo que olvide.

K – Claro que lo olvidaste amor, haber, dime que día es hoy?

R – Hoy? Pues hoy es 9 de Marzo, que tiene eso que ver? Es una fecha especial para ti?

K – Rick, hoy cumplimos 6 años desde el primer día en que nos vimos frente a frente y te arresté por primera vez. Olvidaste el día en que nos conocimos? Bueno, el día en que me conociste oficialmente, porque prácticamente yo ya te conocía desde hace muchísimos años atrás.

Rick dio la vuelta dejándola de pie frente a la barra en donde solían tomar el desayuno cando se encontraban en familia, se acercó a la puerta de la entrada; había dejado ahí las bolsas con las compras que había hecho, las tomo, cerró la puerta y camino hacia el lugar en el que Kate se había quedado, puso las bolsas en la barra y sacó de una de ellas una botella de Spätburgunder, un vino tinto elaborado principalmente en Alemania que a Kate le fascinaba.

R – Crees que yo podría olvidar el día en el que conocí a quien es desde hace 6 años el amor de mi vida? – Tomo un par de copas y sirvió un poco para él y otro poco para Kate. – Jamás voy a olvidar el día en que vi esa hermosa mirada que desde el primer momento me cautivó.

Chocaron sus copas y brindaron tanto por el amor que se tenían el uno al otro, como por la familia que habían formado desde el momento del comienzo de su relación. Todo fue tomando la forma que ellos deseaban, bebieron un poco de vino y sin que él lo esperara, Katherine pegó su cuerpo al suyo con toda la fuerza y sensualidad con la que pudo y lo besó, lo besó tan apasionadamente que hubo un momento en el que Rick creyó desfallecer por la falta del aire que Kate le arrebataba. – Si me dieran a elegir una forma para morir, desearía que fuera de esta manera. La única manera a la que no le temería a la muerte sería que tú me arrebataras la vida, y el modo en el que puedes arrebatármela sería besarme, besarme tanto y con tanta fuerza con la que pudieras dejarme sin una pizca de aire para respirar. Te amo Kate. Te amo señora Castle. – Le dijo en ese pequeño instante en el que él se separó de ella para poder tomar el aire que necesitaba para seguir besándola.

Rick la tomo de la cintura y se abrazó lo más que pudo a ella para en unos segundos y sin que ella pudiera darse cuenta tomarla en sus brazos y trasladarla hasta la habitación, esa habitación que gracias a Dios no hablaba, porque si lo hiciera, ellos quedarían expuestos a demasiadas cosas que nadie debería saber jamás, y menos de la respetada Detective Katherine Beckett.

Rick tenía esa mirada que la volvía loca, una mirada sensual, ardiente; aquella mirada que siempre usaba para intentar conquistarla, aquella con la que la conquistó desde el primer día en que lo vio. Ella sabía que era lo que él quería, pero también sabía lo que ella deseaba.
 
Lo que ella más deseaba en aquel momento era estar con él. Lo deseaba con todas sus fuerzas, y él lo sabía. No había más que ver la seguridad con la que la acariciaba. No le pedía permiso porque sabía que no necesitaba hacerlo, ya había empezado. Le rozó la mejilla con los labios suavemente antes de que Kate hiciera un pequeño movimiento para que sus bocas se encontraran nuevamente.

La besó como sólo él sabía y Kate respondió a su beso del mismo modo, quería hacerlo arder de deseo como ella misma ardía en ese momento… completamente fuera de control. Tan fuera de control que ni siquiera había podido seguir sujetando la copa que Rick le había dado para brindar.

No podía pensar en nada, sólo sentir el tacto de sus labios, el movimiento de su lengua que buscaba una respuesta, respuesta que ella estuvo encantada de darle.

Levantó las manos para acariciarle la espalda y apretarlo contra sí. Él enterró una mano en su cabello mientras con la otra la estrechaba con fuerza, dejándola que sintiera su erección. Kate tenía los ojos cerrados y no los abrió cuando Rick comenzó a andar, pues sabía que en ese pequeño caminar la dirigía a la cama.  Estaba tan excitada que si hubiera sido por ella lo habría hecho allí mismo, en el suelo, sobre la mesa… no le importaba, ella sólo quería…

Abrió los ojos y levantó la cara para volver a besarlo, pero entonces él se puso de rodillas y le desabrochó el pantalón, lo bajo sin detenerse hasta que lo tuvo en los tobillos y entonces le pasó las manos por las piernas, desde los muslos hasta los tobillos.

K – Qué haces?

R – Admirarte. Tienes las piernas y los pies más bellos que he visto nunca.

K – Es por los tacones Rick.

R – No. Te he visto caminar descalza y no son los tacones. Tienes unas piernas increíbles.

Comenzó a subir las manos por sus piernas y Kate sintió el calor y la humedad de su boca en el muslo. Comenzó a subir lentamente por su piel. Ella le acarició el pelo y se movió inconscientemente; deseaba que subiera un poco más pero al ver la mirada de Rick, se dio cuenta de que iba a obligarla a bajar el ritmo.

Richard se puso de pie y comenzó el juego, un juego que no se detendría en lo absoluto hasta que no terminara como ellos deseaban. La celebración iba a concluir no solo con una cena sino con un banquete, iban a deleitar sus paladares saboreándose el uno al otro.

Kate levantó los brazos incitando a Rick para que sacara de una vez por todas, la camiseta tan poco sexy que la cubría. Este respondiendo a su petición se puso de pie, y sin separar ni un solo milímetro las manos de su piel, llego hasta la camiseta y la sacó de un tirón.

Kate no estaba usando un sostén en ese momento *no tengo idea de por qué, pero así lo imagine* y Rick con la mirada siguió la trayectoria de la camiseta. En cuanto volvió la vista hacia Kate se quedó en silencio un momento, con la sonrisa más hermosa que Kate pudiera haber visto jamás en su rostro.

En ese momento Kate aprovechó para desabrocharle la camisa pues ya era demasiado grande su necesidad de tocarlo, saborearlo y que la hiciera suya. Le besó el pecho, lo acarició con la lengua y lo mordisqueó suavemente. Él se lo permitió durante un momento, después la tomo por las caderas y se apretó contra ella al tiempo que su boca volvía a apoderarse de la de ella. Kate quería gritar, suplicarle que siguiera, que saciara una necesidad que ya no podía controlar.

Todo lo que ocurría en aquel momento les parecía maravilloso e increíblemente erótico.

Kate estaba demasiado excitada, tanto que apenas podía mantenerse en pie, lo único que quería era recostarse en la cama y disfrutar todo por lo que Castle estaba pensando en hacerla pasar.

Kate se dejó caer suavemente sobre la enorme cama y él, Richard se puso en cuatro patas como un león; muy parecido a ese león amenazante que tenía plasmado en un enorme cuadro en su habitación y Kate, obviamente estuvo completa y totalmente encantada de convertirse en su presa.



Katherine sólo pudo gemir cuando él bajó la boca hasta su pecho y comenzó a acariciarle el pezón con la lengua. Recorrió su cuerpo lentamente hasta que cada centímetro de su piel ardió de deseo y estuvo húmedo por sus besos. Ella levantó la pelvis a modo de invitación, de súplica, porque necesitaba sentirlo dentro de una vez.

Entonces él abandonó su cuerpo, se levantó de la cama, se quitó los zapatos y el pantalón y comenzó con aquel ritual que volvía loca a su mujer. Kate seguía susurrando su nombre pues, cada vez que lo hacía veía como le brillaban los ojos y ardía de deseo.

R – Ahora nena si te parece bien, ha llegado el momento de que el juego tome el rumbo que de verdad deseo. – Y Kate respondió con auténtico placer al sentir el peso de su cuerpo.

Se sumergió en ella con un solo movimiento y sin dejar de mirarla a los ojos le susurraba – TE AMO – mientras la penetraba una y otra vez, muy lenta y suavemente. El placer era tan grande que Kate apenas podía soportarlo. Se agarró a sus hombros cuando comenzó a moverse un poco más rápido, haciéndola suya y dándole todo lo que tenía.



En alguno de esos momentos Rick le dio la oportunidad a Kate de que lo sedujera, lo hiciera suyo. Era el momento de que la señora Castle tomara las riendas de aquella maravillosa experiencia que estaban viviendo, así que era momento de que Kate diera rienda suelta a su imaginación. Comenzó con solo dar la vuelta a la situación, había llegado el momento de que ella estuviera por encima, no solo de la situación sino también de Rick, así que dando la vuelta al asunto ella tomo el lugar de Rick posándose por encima de él.

K – Quédate quieto – Le ordenó.

La miró sorprendido y vio el desafío de su mirada. Dio un paso hacia él y se acercó lentamente sin siquiera tocarlo, momento que Rick aprovechó para besarle el cuello. La sonrisa que tenía dibujada en su rostro iluminó toda la habitación.

Rick tuvo que apretar las palmas de las manos lo más que pudo mientras Kate terminaba de hacer lo que mejor sabía; torturarlo con su sensualidad.

Por fin se arrodilló sobre él, poniendo una rodilla a cada lado de sus caderas, y lo hizo suyo. Él solo pudo mirar, esperar y sentir, más excitado de lo que había estado en su vida.

Kate cerró los ojos al introducirlo dentro de sí. El soltó el aire que había estado conteniendo. Estaba demasiado excitado, por lo que ella tuvo que abrirse poco a poco para él. La sensación era increíble. Abrió los ojos y lo miró.



Comenzó a moverse lentamente subiendo y bajando, girando la pelvis sobre él en un baile sensual que amenazaba con volverlo completamente loco. La sensación aumentó, pero también la necesidad de hundirse más en ella. Tenía que tomar su cuerpo, conquistarlo y hacer que se rindiera entre espasmos de placer.

Entre todo aquello, con una mirada ambos decidieron que nuevamente era el turno de Rick de tomar la rienda, así que salió de ella y se levantó llevándola de la mano a una de  las paredes de la habitación. Era momento de probar una postura nueva y a ellos le fascinaba experimentar con todo. En la situación del amor iban siempre de la mano, eran uno solo así que se entendían a la perfección.

Estando ya en la pared le paso las manos por los muslos y en ese momento ella con todo el amor que sentía por él le dijo…

K – Soy tuya Rick, Siempre.

Separó las piernas para recibirlo nuevamente, mientras sus bocas volvían a fundirse. Estaba ardiendo y completamente húmeda para él. Levantó la pelvis y se quedó inmóvil al sentir la parte más íntima de su cuerpo.

Sintió la suavidad de su piel y la firmeza de su excitación. Era todo suyo.

R – Este es el mejor momento para decirte que eres el amor de mi vida. – Y en un maravilloso susurro siguió con sus palabras. -  Quiero que nuestra  familia crezca.

El corazón de Kate se llenó de alegría y emoción, y supo que no podía decir que no.

Sus cuerpos se fundieron en uno solo. Kate tembló con aquella hermosa petición. Lo rodeó con una pierna para poder unirse a él tanto como le fuera posible. Él la tomo por la cadera. Era uno de los momentos más maravillosos y eróticos de su vida y Kate se dio cuenta de que no podía ocultarle nada.

Él apenas podía hablar pero hizo un esfuerzo.

R – No sé cuánto más aguantaré este ritmo tan suave.

K – Solo ámame.

Al escuchar esas palabras, Rick tomo a Kate con fuerza por las nalgas y la levantó del suelo, la miró a los ojos y le dijo con total claridad:

R – Te amo.

Y se lo demostró con cada movimiento, con cada caricia, sin apartar ni un momento la mirada de sus ojos. Ella intentaba controlar sus emociones y evitar llorar mientras le oía repetir aquellas palabras una y otra vez.

Kate gritó de placer al llegar a lo más alto y él la sujeto antes de hacer un último movimiento  y vaciarse dentro de ella. Kate cerró los ojos al sentir como su amor la inundaba una vez más.



Sus cuerpos estaban aún entrelazados y sudorosos, Kate le aparto un mechón de cabello que cubría su frente.

K – Necesito darte una noticia – Le dijo mientras lo miraba fijamente a los ojos y le tomaba el rostro entre las manos. – Nuestra familia crecerá cariño, justo el día en que cumplimos 6 años de conocernos decidí que era momento de darte esta noticia. Hace un par de semanas lo corroboré y creo que ahora que me lo pediste es el momento de decirte que serás padre nuevamente. En aproximadamente 30 semanas tendremos a un pequeño llorando y haciendo berrinches como los que hace su padre. Rick, por fin el sueño de tener a  Cosmo puede hacerse realidad.

Por un momento él se limitó a mirarla. Luego suspiró profundamente y Kate vio cómo la alegría aparecía en su rostro. Apoyo la frente en la de ella y cerró los ojos.

R – Gracias.

Él la rodeó con sus brazos y la estrechó contra sí. Kate se aferró a él, se apoyó en él y supo que podría darle todo lo que había deseado: una familia.

La alegría estaba haciendo que desapareciera cualquier fantasma que pudiera atormentarla nuevamente. También  el rostro de Castle se llenó de emoción, de alivio y de júbilo. Le tomo el rostro entre sus manos y selló la noche mágica que acababan de pasar con un beso y respondiéndole:

SIEMPRE!!


   
                Después de todo si fue “EL DIA MAS FELIZ” No?

Y ahora si, este fue en realidad el fin. No fue un EPILOGO suuuper perver como los que escriben por ahí algunas chicas verdad, pero le puse todo el empeño que pude. Fue la única verdadera escena de sexo que pude escribir ya que el par de tortolos no tuvieron una "LUNA DE MIEL" como se debía pero se las di. Tarde pero por lo menos la tuvieron en mi fic. Espero que de todo corazón les haya gustado y ahora si les digo NOS LEEMOS PRONTO ....  Hi!  Hi!  Hi!

Miinn_19
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 25/02/2014
Edad : 31
Localización : México

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por kateAlexis.B.Castle el Vie Oct 03, 2014 7:49 am

Claro q fue el dia mas feliz!!!! Y a sido hermosa tu narracion de la escena de sexo mucho mejor q cualkiera q alguna vez vayan a dar en la serie gracias x escribir tan maravillosamente bien Smile

kateAlexis.B.Castle
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 102
Fecha de inscripción : 13/08/2014
Edad : 25
Localización : Ciudad Merliot

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por castle_always_annarodgers el Vie Oct 03, 2014 8:06 am

Wow ha sido perfecto espero que empiezes con otro fic tan bueno como este
te felicito

castle_always_annarodgers
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 27/06/2014
Edad : 20
Localización : barcelona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por agecastbet el Vie Oct 03, 2014 9:29 am

Ahora síiiiii, así se le pone el cierre a una estupenda historia. No hay nada más gratificante que rematar una historia, en la que se puso todo lo bueno que se pudo y se empleo todo el tiempo del mundo. Cómo no nos iba a parecer estupendo, y no hay porque ser super nada. Tú tienes tu forma de escribir y las demás la suya, así que si decidiste hacerla así, sólo me queda felicitarte por lo bien que remataste, jajajajajaja
Muchas gracias por darnos el gusto de escribir un epílogo que todas habíamos pedido, y hacerlo tan maravillosamente.
Sigue pronto que si no te vamos a echar mucho de menos.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por montse5 el Sáb Oct 04, 2014 12:18 am

Gracias por la dedicatoria hija virtual, jajajaja. Solo tengo una palabra para ti...... Heart  Heart PERFECTO Heart  Heart Me ha encantado!!

montse5
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 620
Fecha de inscripción : 21/10/2012
Edad : 42
Localización : Girona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por castle&beckett..cris el Sáb Oct 04, 2014 3:00 am

Preciosoooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿EL DIA MAS FELIZ?

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:31 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.