Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por 28Caskett el Miér Jun 04, 2014 3:52 pm

Porfavor sigue, me mata el nervio!!! Happy Clap 

28Caskett
As del póker
As del póker

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 02/05/2013
Edad : 17
Localización : Cd. Juárez

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Dom Jun 08, 2014 4:44 am

28Caskett escribió:A mi me encanta como va el fic!! Te agradeceria que sigas actualizando ya que me he quedado enganchadisima!! :)eso si me encantaria que mas adelante hubieran escenas de celos de castle hacia kate no se algun ex de ella no lo se no me hagas mucho caso estoy algo loca! :Psolo es una ideilla mia xD sigue porfa!! Smile:Dme encanta...(:
Yo odio cómo va el fic xD Creo que habrán escenas de celos jeje


28Caskett escribió:Porfavor sigue, me mata el nervio!!! Happy Clap 
Ya voy jeje

Yaye escribió:Que quieres que te diga, pero a mí realmente me gusta como va el fic. Vale que hay muchos momentos de la niña con el perro, pero debemos entender de que Castle tiene una hija, la cual no se puede dejar de lado, es mas, yo creo que por esa pequeña y su perro   será que ellos pasen mas tiempo juntos al principio Smile. Me hace gracia la idea de 28Caskett, estarían bien unos celos, pero por parte de ambos, no solo de Castle, jejejejeje.
Espero que lo continúes y no lo abandones, me está gustando mucho  Very Happy 
a ti, a mí... sí, eso tb pero puede resultar pesado.. Ok, tendré en cuenta la idea de los celos jaja
No quiero abandonarla, pero no por falta de ganas xD


castle&beckett..cris escribió:sigueee

Voy Smile

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Dom Jun 08, 2014 4:46 am

Capítulo 9

-Me meto otro trozo de comida en la boca, desviando mi mirada de en frente, donde está sentado Rick, hacia mi plato. Su mirada incesante me está poniendo nerviosa.

-¿Qué prefieres niño o niña? –me pregunta, haciendo que lo vuelva a mirar.

Trago la comida que mastico antes de responderle. –No lo sé –me encojo de hombros. –En realidad, me da igual. Solo quiero que esté bien. Pero, supongo, que las niñas me atraen más.

Él me mira con una sonrisa y se lleva un tenedor con patatas a la boca.

-¿Y tú? –le pregunto, aunque no sé si lo he hecho porque realmente quiero saber su respuesta, curiosidad, o por no volver a caer en el incómodo silencio de nuevo. –Prefieres niño, ¿no? –Miro a Daniela que está jugando con Olaf cerca de donde nosotros estamos comiendo.

-¿La verdad? Me da igual. Sí, ya tengo una hija pero no me importaría tener otra. Y, si es un niño, también me gustará. Como tú, solo quiero que todo salga bien.

Castle sigue comiendo su comida, yo apoya la punta de mi tenedor en mi plato, arrugando mi entrecejo. Trago saliva antes de pronunciar mi siguiente pregunta, no sé si es algo que deba preguntar. Bueno, sé que no debo hacerlo pero la curiosidad es demasiado grande. Desde el primer día que pisé este loft ha estado rondando en mi cabeza y cada día que me he encontrado con los Castle, la curiosidad, ha ido aumentando.

-¿Puedo preguntarte algo? –inquiero con cautela.

-Ya lo has preguntado, ¿no? –contesta, sonriendo. Hago un mohín con mi boca y esparzo algunas patatas por mi plato.

-Sí, bueno.

-Pregunta –me dice ahora, apoyando sus codos en la mesa y entrelazando sus manos bajo su barbilla.

-¿Y la madre de Daniela? –Aguanto el aire cuando veo cómo se remueve en su silla, incómodo. La sonrisa de su rostro ha desaparecido y, ahora, mira su cena, serio. –No tienes que contestar si no quieres. –Digo, rápidamente.

-No, no es eso. Es complicado –Responde.

-Entiendo. –Vuelvo a llevarme un bocado a los labios, queriendo borrar el momento de la pregunta. Ni siquiera tenemos confianza. Ni quiero tenerla. Antes de que me meta la comida en la boca habla, así que dejo el tenedor encima del plato para escucharlo atenta.

-Cuando la ginecóloga nos preguntó por nuestros padres, yo dije que no los había conocido. Y así es. Viví hasta la mayoría de edad en un orfanato. –Se me escapa un “Oh” sin poderlo remediar. –No voy a decirte que es la mejor infancia que un niño puede tener porque no es así. Fue duro, sobre todo, cuando empiezas a comprender que si estás allí es porque nadie te quiere, ni si quiera tus padres. Ni la mujer que te dio a luz. Pero,  bueno, todo esto no importa.

Yo lo miro sin saber muy bien qué decir.

-El caso es que, allí, pese a todo, pese a las carencias que pude llegar a vivir, me hicieron ser lo que soy. En un modo u otro, todo lo que soy se los debo a ellos. Así que, cuando salí, me prometí que no dejaría abandonados a los niños que dejaba allí. Tenía que ayudarlos de alguna manera u otra. Al principio, iba a jugar con ellos y hacerles pasar un buen rato, al menos, eso intentaba. El trabajo que tenía, apenas me daba para sobrevivir.  Tuve suerte y una persona me ayudó a que una editorial leyera mis escritos. Una vez que empecé a ganar dinero, empecé a ayudarlos económicamente.

Si dijese que todo esto me había sorprendido 100 por 100, mentiría. Puede que sea un capullo pero sus ojos reflejan su interior cuando baja esa coraza, como en estos momentos, y, en ellos, puedo ver un gran corazón.

-Iba al menos cuatro veces en semana. Un día, cuando llegué, me encontré con que todo estaba más revolucionado que de costumbre. Había llegado un bebé nuevo. Tenía apenas unos días de nacido y –apretó los dientes con rabias –sus padres la habían abandonado en mitad de un parque en pleno invierno. El bebé sufría hipotermia y los médicos le diagnosticaron neumonía. Además, no había nacido en un hospital, ya que por la infección que tenía, no habían utilizado material esterilizado para cortar el cordón umbilical. Los médicos no le daban más de 48 horas de vida, a parte del dinero que el orfanato necesitaba para costear los medicamentos y todo lo necesario para que hiciesen lo imposible para salvarla.

Suspiró con tristeza, supongo por todos los recuerdos que le traería revivir todos esos momentos. Cuando las manos empezaron a dolerme por la fuerza que estaba ejerciendo, apretando los puños, las relajé. ¿Cómo se podía tener tan mal corazón o ser tan mala persona para hacerle eso a un bebé, a una personita tan indefensa?

-Decidí hacerme cargo económicamente de todo lo que el bebé necesitara. Eran tantos niños y tan pocas criadoras que me ofrecí a cuidarla. Hice todo lo que estuvo en mano para ayudarla. Hice que la trasladaran al mejor hospital y que se ocuparan de ella los mejores médicos del país.

Su voz tembló e, instintivamente, cogí su mano por encima de la mesa. –Su corazón llegó a estar parado durante ocho segundos cuando tuvieron que operarla. Fue horrible. –Se llevó su otra mano a la boca. Soltó una gran bocanada de aire. –Por suerte, a partir de ahí todo mejoró. Desde el primer momento que la tuve entres mis brazos, sentí que debía protegerla, que tenía que estar para ahí. No solo hasta que saliera del hospital, sino, toda la vida. –Miró hacia su hija, sus ojos, algo acuosos, reflejaban todo el amor que sentía por ella. Nunca en mi vida había visto mirar a un padre con tanto amor como a Rick en ese momento.

Mis labios se curvaron hacia arriba y una frase resonó en mi mente. “Mi bebé no podría tener un mejor padre”.  Sacudí la cabeza sin borrar la sonrisa de mi cara. La frase había acudido a mis pensamientos sin mi permiso.

XXX

Tengo que reconocer que haber aceptado cenar con Castle ha sido una buena decisión, aunque haya una parte de mi cerebro que no deje de repetir que me estoy traicionando a mí misma por pensar eso y haberme sentido cómoda, incluso, la he disfrutado.

Cierro los ojos para intentar dejar mi mente en blanco. No quiero pensar.

-Tu infusión. –Abro mis ojos despacio, separando mi espalda del respaldo de sofá.

-Gracias. –Musito cuando tengo la taza en mis manos.

-De nada. –Me sonríe. Por suerte, se ha recuperado del mal momento que ha vivido durante la cena. A partir de ahora tengo que medir más mis preguntas.

Por más que no quiera hacerlo, me recuesto en el sofá. De pronto, me siento pesada y tengo nauseas. No debería haber comido tanto. Sé lo que me pasa cuando lo hago desde que estoy embarazada. Bebo un buche del líquido verde, queriendo que eso ayude a disuadirla pero, en cambio, me producen arcadas.

Rick me mira preocupado.

-¿El baño? –logro articular. Me señala una de las puertas y salgo disparada.

XXX

Ni siquiera me ha dado tiempo a cerrar la puerta. Por la sombra que se ha formado a mi lado, sé que Castle está en la puerta.

-¿Estás bien? –me pregunta con un deje de preocupación en su voz. Se acerca titubeante y despacio a mí.

-Me ha debido caer mal la cena –respondo, poniéndome de pie. Él enseguida me ayuda, agarrando del brazo.

Camino hasta el lavabo, quisiera lavarme los dientes pero creo que tendré que conformarme con enjuagarme la boca.

-Tengo cepillos de dientes sin usar. Suelo comprar un paquete cuando compro. ¿Quieres uno?

Asiento.

-Ahora vuelvo. ¿Estarás bien? –me pregunta cuando me ve apoyar las manos en el mueble del lava manos.

-Sí. –Miento, cierro los ojos. Todo me da vueltas. Estoy deseando pasar los tres primeros meses de embarazo. Dicen que cuando estos acaban, las molestias desaparecen. Los consejos de la ginecóloga no están funcionando.

-Aquí está. –Por su respiración sé que ha ido corriendo donde quiera que los tenga guardados.

-Gracias.

Empiezo a lavarme los dientes pero el mareo que siento es tan intenso que tengo que volver a agarrarme al lavabo. Castle, en seguida me sostiene, rodeándome con sus brazos.

-¿Seguro que estás bien?

-Es uno de los síntomas de estar embarazada. –Contesto con la boca llena de pasta de dientes.

Cuando me repongo, termino de lavármelos.

XXX

-¿No pensarás irte así? –inquiere poniéndose de pie, junto a mí cuando me ve coger mi bolso.

-Ya estoy bien, Castle. –Y es verdad, estoy bien, aunque siento un pequeño malestar en mi interior. Y vuelvo a tener hambre.

-Pero puede que vuelva a darte mareo mientras conduces –contesta un poco ofuscado.

-No va a pasarme nada.

Cuando paso por su lado me agarra del brazo. –Kate, yo te acompañaría pero no puedo –mira a su hija que está dormida sobre una manta. Olaf duerme junto a ella. –No puedo dejarla sola. Pero, tampoco, puedo permitir que te vayas.

-Me iré en taxi. –Rick chistó.

-Por favor, Kate, quédate a dormir, no me quedarme tranquilo sabiendo que te has ido así.

-Castle…

-Por favor… -insiste. Sus ojos denotaban más preocupación incluso de lo que hacía su voz.

Suspiré sin saber qué hacer.

-Está bien, pero no dormiré contigo en la misma cama.

Sonrió y por cómo cambió de expresión rápidamente, supe que iba a hacer un comentario sobre eso pero que en el último momento se había arrepentido. Supongo que para que no volviese a rechazar su invitación y me fuera.

-Está bien. –Aceptó.




Gracias por vuestras ideas y vuestros ánimos. Intentaré seguirlas todas y mejorar un poco el fic.

De nuevo, gracias. Smile

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Yaye el Dom Jun 08, 2014 8:10 am

Wow. Me he quedado helada cuando iba leyendo la historia de Daniela, el como llegó a su vida y se hizo cargo de ella. Parece que Kate se va ablandando un poco con respecto a Rick, estos actos incluyendo, la preocupación por ella ante los mareos, son los que lo hacen parecer adorables, aunque haga otros por lo que queramos matarlo, jejejejeje.

A la espera del siguiente capítulo Smile


Última edición por Yaye el Lun Jun 09, 2014 11:47 pm, editado 1 vez

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por 28Caskett el Dom Jun 08, 2014 10:48 am

Sihue pronto! Me ha encantado(:

28Caskett
As del póker
As del póker

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 02/05/2013
Edad : 17
Localización : Cd. Juárez

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Jun 09, 2014 7:29 am

Digueeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett(sariita) el Lun Jun 09, 2014 5:09 pm

Me gusta mucho,adoro a daniela

Caskett(sariita)
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Edad : 16
Localización : En el mundo de los sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Miér Jun 11, 2014 8:10 am

moxaCaSkett(sariita) escribió:Me gusta mucho,adoro a daniela
Y yo jeje. Me encantan los niños peques.
castle&beckett..cris escribió:Digueeee
En 5 mins Wink
28Caskett escribió:Sihue pronto! Me ha encantado(:
En nada sigo. Me alegra Wink

Yaye escribió:Wow. Me he quedado helada cuando iba leyendo la historia de Daniela, el como llegó a su vida y se hizo cargo de ella. Parece que Kate se va ablandando un poco con respecto a Rick, estos actos incluyendo, la preocupación por ella ante los mareos, son los que lo hacen parecer adorables, aunque haga otros por lo que queramos matarlo, jejejejeje.

A la espera del siguiente capítulo Smile

creo que cuando sepáis porqué ella lo rechaza tanto, lo vais a odiar... xD

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Miér Jun 11, 2014 8:13 am

[b]Capítulo 10[/b]


-Aquí dormirás tú. Es mi habitación –me aclaró, abriendo la puerta del cuarto que estaba justo al lado del de Daniela. Por supuesto, era una habitación muy masculina y, como todo el loft, estaba muy bien decorada. –Pasa –dijo cuando se dio cuenta de que me había quedado en la entrada observando todo.

Puedo sonar ridículo, pero me sentía nerviosa con el hecho de tener que dormir bajo el mismo techo que Rick y si ya era en su cama…

-Kate… -dijo mi nombre para captar mi atención. Estaba tan metida en mi pensamiento que no me había dado cuenta de que había abierta la puerta de su armario y había sacado varios de sus pijamas, poniéndolos encima de la cama, de la gran cama. –Te decía que si quieres algo más cómodo para dormir, -me repitió cuando mis ojos se enfocaron en los suyos –tal vez uno de estos pijamas o… ven, mira tú –ofreció.

Me lleve una mano a la frente, tocándomela, nerviosa. –Uno de esos pijamas estará bien.

Asintió. -¿Cuál te gusta más? ¿Este azul –levantó uno de azul oscuro –o este de Batman? –En su rostro se formó una sonrisa de niño travieso al enseñarme la ropa de dormir del superhéroe. Negué con la cabeza. ¿Cómo era posible que mostrase tanta ilusión por un simple pijama?


-¿Tienes un pijama de Batman? –pregunté con el cejo arrugado y reprimiendo una sonrisa.

-¡Por supuesto! Además, es mi pijama favorito. –Alzó las cejas e hizo un gesto con los labios.

-No sé por qué me sorprendo…

-¿Cuál eliges, entonces? –Miré los pijamas que había sobre la cama mientras escuchaba en un murmullo como Castle no paraba de susurrar “El de Batman, el de Batman”. Me mordí el labio para no sonreír. Era un niño.

-Mmm… creo que me quedo con el de… -me callé ante el deseo de Rick de saber mi elección –con el azul –dije finalmente.

-Joo –se quejó, desilusionado. –Si el de Batman es el mejor. Mira –me enseñó el dibujo del héroe en el centro de la camiseta. –Además, créeme cuando la llevas puesta sientes que tienes superpoderes.

-¿No me digas? –ironicé, cruzando me brazos y ladeando la cabeza.

-Sí, te lo digo. Por eso, es mejor que elijas este.

-Ya hice mi elección, Castle, no la voy a cambiar.

-Bueno, bueno –levantó las manos en señal de rendición-, luego no digas que no te lo dije.

-No te lo diré, tranquilo –me miró con los ojos achicados y señalándome con su dedo índice. Tuve que tragarme una carcajada.

Agaché la cabeza cuando pasó por mi lado para salir de la habitación, mirándome ofendido por no haber elegido “el de Batman”. Luego, giró la cabeza bruscamente, en un gesto indignado.

-Buenas noches, Kate –me dijo desde la puerta, ahora normal y con una sonrisa en la cara. –Que descanses. Llámame si te sientes mal o necesitas algo.

Asentí. –Estoy bien. Buenas noches.

-Buenas noches –repitió cerrando la puerta. Volvió a abrirla antes de cerrarla del todo. –Que sepas que sigo pensando que el de Batman es el mejor.

Sacudí la cabeza y escuché el ruido de la puerta al cerrarse.

Miré hacia la cama, no solo había dejado el pijama azul afuera, sino que, también, el de Batman.  Sonreí, aprovechando que no me podía ver.

Me acerqué y cogí la ropa de dormir azul pero, enseguida me arrepentí, y fue la de Batman la que, finalmente, llevé conmigo hasta el baño que estaba en la habitación para cambiarme.

Si Richard viese que elegí este… Lo que yo no sabía es que él se moría por verme vestida con el pijama de Batman…

XXX

Cuando el sol aún no había salido, sentí cómo alguien se metía conmigo en la cama y se abrazaba a mí, hundiendo su cara en mi pecho. Abrí los ojos cómo pude por culpa del sueño y de lo adormida que estaba. Sonreí al comprobar que era Daniela.

Debía de estar acostumbrada a hacer esto porque nada más apoyar la cabeza en la almohada se había vuelto a dormir y estaría más adormilada que yo porque estaba segura de que no siquiera se había dado cuenta de que era yo.

La tapé con las sábanas y el edredón, pasé un brazo por su cintura y besé su cabeza. La pequeña suspiró y se apretó más a mí. Una sonrisa se dibujó en mi cara al pensar que dentro de un tiempo, no mucho, sería mi hijo o hija la que haría esto de meterse a mitad de la noche a dormir conmigo.

XXX

Daniela había dejado la puerta abierta cuando había entrado en la habitación de su padre. Richard, que había ido a echar un vistazo a su hija, sonrió cuando vio la cama vacía y la puerta del dormitorio de al lado  abierta.

Caminó varios pasos más hasta llegar a la entrada y miró hacia adentro. Sonrió cuando vio a su hija abrazada a Kate y cómo está también la tenía abrazada y pegada a su cuerpo.

Suspiró cuando cayó en la cuenta de que era la primera vez que Daniela vivía algo así, dormir abrazada con alguien que no era él, encima con una mujer.

Aunque algunas noches la niña había dormido en casa de la vecina, esta era una persona mayor y era como su abuela. Su hija hasta la llamaba así. Pero nunca había tenido algo parecido a una madre. Él era su padre y su madre. Las dos cosas.

Nunca había pensado en ese hecho. Él mismo había sido huérfano y siempre había pensado que, al menos, Daniela lo tenía a él y que le daba todo el cariño que podía darle, y más. Pero al ver esa estampa…

Eso y sus ganas de que Kate aceptase a tener algo más que una amistad con él. Suspiró, si ya le estaba costando que ella aceptara a ser su amiga no quería imaginar lo que sería intentar algo más con ella.

Kate sería una buena mamá para Daniela. Además, ella iba a ser la madre de su próximo hijo.

Sonrió al recordar cuando fue la primera vez que supo de su existencia.

XXX
-¿Desde cuándo lees? –le preguntó Richard a su amigo, cogiendo el libro de la mesilla.

-No leo –contestó Brad, sacando dos botellines de cerveza de la nevera.

Castle levantó el libro, mostrándoselo.

-¡Ah! –exclamó su amigo. Acto seguido, sonrió pícaramente.

Rick alzó las cejas.

-Me lo compré para ir a la firma de libros de la escritora.

-¿Solo para eso? –preguntó, soltando el libro y negando con la cabeza.

-¿Qué? ¡Está buena! –se defendió. –Ir a su firma era una oportunidad para conocerla. No podía ir sin su libro –se encogió de hombros.

-Supongo que no querías, entonces, solo su firma…

-No, pero…

-Pero… No me digas –comenzó a decir Rick entre risas –que “don conquistador” no consiguió que…

Brad lo miró ofendido. –Tampoco me esforcé mucho.

-Ya –ironizó. -¡Si hasta te compraste el libro! –exclamó, volviendo a coger el libro y abriéndolo. Su sonrisa desapareció al ver la foto de la escritora en la primera página. Sí que era guapa, muy guapa. Oye, ¿puedo quedarme el libro? Parece tener buena pinta.

Brad hizo un gesto de indiferencia. –Quédatelo. A mí ya no me va servir… tiene su firma. Tendré que comprar otra para poder ir otra vez.

XXX
Abrí los ojos cuando sentí a Daniela moverse. Estaba sentada en la cama y se rascaba los ojos.

-Hey, buenos días –le dice, acariciando su cabecita.

Me miró algo desorienta, supongo que se preguntaba dónde estaba su padre… revoloteó los ojos por toda la habitación. Creo que para confirmas que seguía en su casa.

-Papi –dijo con la voz ronca por el sueño.

Sonreí al ver que mis suposiciones eran ciertas. –Papi durmió en otra habitación.

En ese momento escuché un “Buenos días, chicas” proveniente de la puerta. Cuando miré, vi cómo Rick entraba a la habitación con una bandeja con comida en sus manos.

-Os escuché hablar y decidí traeros el desayuno  a la cama. –Puso la bandeja a mi lado al llegar a nosotros. Me sonrió y yo lo miré sin saber qué decir. -¿Has dormido bien? –me preguntó mientras rodeaba la cama.

-Sí, ¿y tú?

-Bueno, he descubierto que tengo que comprar un nuevo sofá. El que tengo me ha dejado la espalda hecha polvo.

-¿Has dormido en el sofá? –pregunté, sorprendida.

-Sí –contestó mientras cogía a su hija en brazos y le daba un beso en la mejilla.

-Dijiste que dormirías en otra habitación…

-En las otras habitaciones no hay cama.

Lo miré con los ojos entrecerrados.

-No podía dejar que te fueses así… y sabía que si te decía que dormiría en el sofá no podría convencerte… -se calló de repente. –Ahora que lo pienso no debería de haberte dicho mi secreto… ya no aceptarás más dormir aquí…

-Solo ha sido esta noche, Castle…

Las sábanas que me cubrían, se cayeron al incorporarme y sentarme sobre el colchón, dejando ver el dibujo del superhéroe.

-¡Ah! –Gritó Castle como si fuese la primera vez que veía su pijama. -¡Es Batman! –señaló mi camiseta. –Te lo pusiste –me miró a los ojos, sorprendido y sonrió como un pillín. –Sabía que no podrías resistirte.

Sacudí la cabeza, exhalando el aire que tenía en mis pulmones.

XXX
Daniela estaba sentada en las piernas de su padre mientras tomaba su biberón. Rick, sentado a mi lado, comía sus tortitas y yo hacía lo mismo con mis frutas.

Me mordí el labio y lo miré masticar. Al final, no lo pensé más y me decidí. Llevé mi tenedor a su plato quitándole parte de una de sus tortitas. Escuché cómo Richard se quejaba. Yo tan solo me encogí de hombros y volví a hacerlo.

-Yo también quería tortitas –me quejé.

-Y yo pensé que preferirías algo suave, como frutas. –Ahora fue su turno de robarme parte de mi desayuno.

-¡Eh! –exclamé, dándole un suave golpe en la mano.

-No te quejes que tú me has hecho lo mismo. –Achiqué los ojos y sonreí.

XXX

Richard fingía que reía a carcajadas. –Para, para, no puedo más –decía a su hija que le hacía cosquillas.

Tuvo que agarrarla de las manos para que dejase de mover sus dedos sobre su cuerpo. La niña se puso a buscar su chupete que se le había caído  de la boca en esa guerra de cosquillas por culpa de las risas.

Su padre acercó su boca a mi oído y sentí cómo mi corazón se aceleraba. –Fingía porque no me hacía cosquillas de verdad, me clavaba los dedos –susurró, su aliento chocando contra mi oreja. Me estremecí.

Se dio cuenta y se separó lentamente de mí. Cuando, finalmente, lo hizo, nuestros labios quedaron muy cerca, demasiado cerca por culpa de mi movimiento de cabeza. No lo hice aposta, había sido inconscientemente.

Rozó sus labios con los míos, llevó una de sus manos hasta mi mejilla derecha y llevó su mirada hasta mis ojos para volverla a posar sobre mis labios.

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett808 el Miér Jun 11, 2014 8:32 am

Me he leído el fic del tirón, muy bueno por cierto!! Pero una cosa...como me lo has dejado ahi chiquilla??? Que estan apunto de darse un besitooo! Bueno, espero con ganas el siguiente! Un beso

Caskett808
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 27/01/2014
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Yaye el Miér Jun 11, 2014 9:51 am

Oh, que bonitooooo todos desayunando juntitos como una familia Smile. Lo has cortado en lo mejor, en ese casi beso que se han dado  Crying or Very sad 

Cada vez mas intrigada con eso tan malo que ha podido hacer Rick, por más que lo mpienso no se me ocurre nada, jejejejeje.

Espero que puedas continuar pronto.

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por 28Caskett el Miér Jun 11, 2014 10:09 am

Como lo dejas asi !!! Sigue pronto me ha encantadoo(:

28Caskett
As del póker
As del póker

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 02/05/2013
Edad : 17
Localización : Cd. Juárez

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Jun 11, 2014 12:59 pm

Sigueeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett(sariita) el Dom Jun 15, 2014 7:24 am

O dios! Sigue por favor!

Caskett(sariita)
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Edad : 16
Localización : En el mundo de los sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Delta5 el Mar Jun 17, 2014 3:40 am

Sigueeee.

Delta5
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 10298
Fecha de inscripción : 30/07/2012
Localización : Ciudadano del Mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Jue Jun 19, 2014 8:20 am

Caskett808 escribió:Me he leído el fic del tirón, muy bueno por cierto!! Pero una cosa...como me lo has dejado ahi chiquilla??? Que estan apunto de darse un besitooo! Bueno, espero con ganas el siguiente! Un beso
Gracias! Smile jajaja a ver si se lo dan o no Razz Un beso

Yaye escribió:Oh, que bonitooooo todos desayunando juntitos como una familia Smile. Lo has cortado en lo mejor, en ese casi beso que se han dado  Crying or Very sad 

Cada vez mas intrigada con eso tan malo que ha podido hacer Rick, por más que lo mpienso no se me ocurre nada, jejejejeje.

Espero que puedas continuar pronto.
sí, parecen una familia xDD es fácil en verdad lo que él ha hecho Razz

28Caskett escribió:Como lo dejas asi !!! Sigue pronto me ha encantadoo(:
Intentaré actualizar en estos días...


castle&beckett..cris escribió:Sigueeee
A ver si pronto...


moxaCaSkett(sariita) escribió:O dios!  Sigue por favor!
A ver cuándo me pongo a escribir el siguiente...

Delta5 escribió:Sigueeee.
Intentaré hacerlo pronto.

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por colombianita el Jue Jun 19, 2014 11:23 am

Hello, poniéndome al día con esta nueva historia tuya, sabes que me gusta lo que escribes...ahora si...

Me encanta esta historia, él, ella y el bebe!!!!!

Esperando el siguiente capitulo... Rolling Eyes 

colombianita
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 03/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Sáb Jun 21, 2014 12:29 pm

colombianita escribió:Hello, poniéndome al día con esta nueva historia tuya, sabes que me gusta lo que escribes...ahora si...

Me encanta esta historia, él, ella y el bebe!!!!!

Esperando el siguiente capitulo... Rolling Eyes 

Hola! a ver si te sigue gustando jeje
Yo cada vez la odio más xD

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Sáb Jun 21, 2014 12:32 pm

Este es el capítulo que menos me ha gustado de todos y ya es decir… Ya sabéis que todo esto es improvisado…  
En FF me pidieron el Twitter, así que, lo dejo por aquí también por si alguien lo quiere (suelo poner siempre lo mismo en un sitio que en otro). Es @/CaskettSK no es que lo utilice mucho, tan solo suelo leer e informarme pero bueno…
Gracias por leer y comentar Smile


Capítulo 11


Sentí cómo sus labios succionarme el labio inferior y me separé bruscamente. Castle me miraba con una mezcla de confusión y sorpresa.

Puse mis manos sobre el colchón, cada una a ambos lados de mi trasero, para ayudarme a moverme hacia detrás y, así, aumentar la distancia que había entre Rick y yo.

-Kate… -intentó él.

-No -dije para que no siguiera. No quería escucharlo. No quería hablar sobre ello. –No debería haber pasado. Yo… será mejor que me vaya. –Me levanté de la cama sin acordarme que tan solo vestía la camiseta del pijama de Batman que me había dejado Castle la noche anterior. El frío que sentí en mis piernas fue lo que me recordó ese detalle.  Noté su mirada sobre mis piernas y aligeré mi paso para entrar al baño a cambiarme. Necesitaba salir de allí lo antes posible.

XXX

-Kate, ¿podemos hablar? –escuché la voz de Castle nada más aparecí en la sala de loft, ya cambiada.

-No, tengo prisa –caminé lo más rápido que pude hasta la puerta de salida pero él fue más ágil que yo y logró agarrarme del brazo antes de que saliese.

-Solo será un momento. –Agaché la cabeza, no quería mirar sus ojos azules. Sus ojos fue lo primero que me llamó la atención de él. Inspiré hondo, llenándome de fuerza y, lentamente, alcé mi mirada encontrándome con la suya.  –Lo de antes… el beso –dijo, tragando saliva. Se veía nervioso. Al menos, no era la única que estaba incómoda.

-No quiero hablar de eso, ya te lo dije. No debió ocurrir. Ha sido un error. –Me interrumpió antes de que pudiese seguir.

-Para mí no ha sido un error –contestó, mirándome directamente a los ojos. Esquivé su mirada, observando a su hija jugar con su mascota. Me mordí la lengua para no decirle todo lo que estaba pasando por mi mente en esos momentos. –Kate, yo…

No lo dejé acabar la frase. –Me tengo que ir. –Intenté zafarme de su agarre pero no tuve éxito.

-Kate, - se acercó más a mí. Retrocedí y me clavé la manilla de la puerta en mi baja espalda. Cerré los ojos por el golpe. -¿Estás bien? –me preguntó al darse cuenta de que me había dado.

-Solo quiero irme.

-¿Por qué?

-¿Por qué, qué? –inquirí, confusa.

-¿Por qué quieres huir?

-¿Huir? –entrecerré los ojos, frunciendo el ceño. –No quiero huir. Solo me quiero ir. No debí haberme quedado a dormir ni mucho menos permitir que pasase… eso –dije, finalmente, evitando decir la palabra “beso”. –Dijimos que seríamos amigos y, eso, no lo hacen los amigos.

Dio un paso más hacia mí, dubitativo. –Pero… podríamos ser algo más que amigos –titubeó.

-¿Qué? –grité. -¿Cómo te atreves? –levanté más la voz, haciendo que Daniela dejara su juego y centrase su atención en nosotros, algo asustada.

Castle me miraba confundido. -¿Cómo me atrevo? –preguntó con el ceño arrugado.

Tiré de mi brazo, logrando liberarlo por fin.

-Sí, eso he dicho.

-Sí, pero ¿por qué? –siguió.

Chasqueé la lengua y sacudí la cabeza.

-¿Cómo puedes ser tan cínico?

Su expresión era cada vez más confusa y mi ira aumentaba al mismo ritmo que su desconcierto. ¿De verdad pensaba que volvería a caer, que podría seguir jugando conmigo?

-Kate, no te entiendo –tardó unos segundo en contestar.

-Claro –ironicé. –No me entiendes o, mejor, ¿no quieres hacerlo?

-Kate, de verdad, no sé a qué viene todo esto.

Reí y miré al techo, poniendo mis manos en mi cintura. -¿Crees que soy tonta?

-No, claro que no.

Daniela, que había llegado corriendo tras mi último grito, se abrazó a las piernas de su padre, sollozando. Richard la cogió en brazos e intentó tranquilizarla.

-No pasa nada, cariño. –Me miró molesto por haber hecho a su hija llorar. –No pasa nada.

Suspiré y aproveché que estaba distraído con su hija para marcharme.

Estaba muy equivocado si pensaba que iba a volver a pasar de nuevo.

XXX

Levanté la vista cuando el ascensor se abrió pero volví a agacharla cuando vi que era Castle quién salía de él. Hoy era la cita con la ginecóloga. No nos había visto desde que habíamos discutido en su casa.

-Buenos días –me saludó, cuando se sentó en la silla de al lado.

-Buenos días. –contesté, por educación.

-¿Qué tal?

Lo miré con el ceño fruncido. –No tenemos que hablar mientras esperamos a que me llamen.

-Lo sé, pero podemos hacerlo.

-No quiero hacerlo –contesté cortante, mirándolo por unos segundos.

-Kate, -lo escuché suspirar –no sé qué es lo que te pasa y por qué me dijiste todo eso el otro día pero me gustaría saberlo.

Lo escudriñé antes de responder. –No seas tan imbécil.

-Kate –levantó más la voz de lo normal y todas las personas que estaban en la sala, se nos quedaron mirando. –No sé qué te pasa y no sé por qué me tratas así. –Siguió en un tono más bajo. -Estábamos bien, cenamos, hablamos, desayunamos y todo estaba bien y, de pronto, después del beso, cambiaste de actitud. ¿Fue por eso?

Sacudí la cabeza. –En parte, me di cuenta de que volvías a intentar lo mismo. Tal vez tu simpatía hacia mí es tan solo para volver a hacerlo otra vez. Pero no, Richard Castle, no vas a volver a conseguirlo. –Escuché que decía mi nombre pero seguí hablando por encima de su voz. –¿Y sabes por qué? –No dejé que contestase, me respondí a mí misma. –Porque no existe un hombre al que deteste más que a ti.

Cuando mis ojos se encontraron con los suyos al decir la última frase, vi dolor en ellos y tuve que tragar saliva para seguir con mi actitud.

Abrió varias veces la boca para decir algo, pero no parecía encontrar las palabras adecuadas o no lo sé la verdad por qué no emitía ningún sonido. Lo que sé, es que no decía nada.

Escuché la voz de la enfermera llamándome y me levanté para ir con ella. Segundos después se nos unió Castle.

XXX

-Kate –repetía sin parar Rick andando detrás de mí en la calle después de haber salido del hospital, intentando alcanzarme.  

Me volví molesta al ver que cada vez gritaba más. -¡¿Qué?! ¡¿Qué?! ¡¿Qué?! –espeté con rabia, alterada.

Me miró, ladeando la cabeza y cogió aire. –No sé qué te he hecho. Te recuerdo que ese beso fue cosa de los dos. No te esforcé ni nada parecido y mucho menos cuando nos acostamos. No sé si son las hormonas o lo que es, pero…

-¿Sabes qué me pasa? –di un paso hacia él, apretando la mandíbula, completamente, enfadada. –Me pasa que no soporto verte, que cada vez que recuerdo que tuve algo contigo me doy asco a mí misma y que, aunque intenté olvidarme de todo por mi hijo, no puedo.

-Nuestro –me corrigió. Suspiró. –Creo que te olvidas que yo también tengo sentimientos. –Contestó antes de irse calle abajo sin darme tiempo a replicar.

Él era el menos indicado para hablar de sentimientos.

Me llevé una mano a la frente, haberme enfadado tanto no debía ser bueno para mi embarazo. Y el mareo, que estaba sintiendo, me lo confirmaba.  

XXX


Bufé antes de cerrar el libro y dejarlo en la mesa. Llevaba media hora intentando leer pero mi mente no se enfocaba en la lectura, sino en repetir una y otra vez las discusiones con Castle.

Ahora todo estaba mal, mucho peor que antes. No debía haber aceptado ni haber dado pie en “ser amigos”. Si hubiésemos quedado en tener una relación “cordial” nada de eso hubiera pasado y las cosas entre nosotros serían distintas.

No es que fuéramos a tener la mejor relación del mundo mundial pero, al menos, esas discusiones, las habríamos evitado.

Suspiré con cansancio. Me recosté más en el sofá, apoyando las piernas en la baja mesita. Llevé mis manos a mi cara, cubriéndomela con pesar y eché la cabeza hacia atrás.

Hoy había recibido la llamada de la asistente de mi ginecóloga para darme la fecha de la siguiente cita, en la que, posiblemente, me diría en sexo de mi bebé. No podía no decírselo a Castle. Él quería formar parte de esto y yo no podía apartarlo, además, esta se supone que es una de las cosas más importantes del embarazo.

No nos habíamos visto desde que habíamos discutido en la puerta del hospital. Sí, nos habíamos gritado en la puerta de un hospital. Es de locos. Yo, que siempre he respetado las normas y he planeado cada paso que daba. La que nunca se dejaba llevar por sus sentimientos y los tenía siempre controlado. Me había dejado llevar por la rabia en el lugar menos apropiado.

Coloqué una  de mis manos sobre mi vientre, en contacto con mi piel. Sonreí. Ya se me abultaba algo la barriga, no es que fuese mucho, ni si quiera se notaba a simple vista, pero me hacía ilusión.

Tenía ganas de que comenzase a dar patadas y a sentir algo más que un simple cosquilleo.

Mi sonrisa desapareció cuando el recuerdo de la llamada volvió a mi mente. La cita era para mañana, así que, hoy mismo tenía que avisar a Rick. Y, eso, me ponía nerviosa.

Él se había ido enfadado conmigo, aunque no sé la razón. No tiene derecho a enfadarse.

Mentiría si dijese que no disfruté ese desayuno o que no sentí nada cuando me contó su historia. Había algo que me atraía de él, algo más que lo físico. Saber su pasado y todo sobre Daniela, lo que él hacía por esos niños… pero yo no puedo sentir nada por él. No porque eso no iría a ningún lado. Excepto a traicionarme a mí misma y acabar con todos mis principios. Por no hablar de mi dignidad.

Durante este mes he huido de Lanie, sí, he huido de ella. Sé que nada más que me vea, notará que me pasa algo y, la verdad, no quiero contarle lo que me pasa. No  quiero contarle el motivo de mi rechazo hacia Rick. Me avergüenzo de mí por haber sido tan tonta.

Suspiro y me levanto. Es hora de ir al loft de Castle. No por más atrasarlo va a desaparecer mi obligación. Además, mientras antes lo haga, antes podré pensar en otra cosa. Tal vez, seguir escribiendo mi siguiente libro, al que tengo bastante abandonado.

Cojo las llaves que está en el jarrón azul y uno de mis abrigos del pechero que está detrás de la puerta, vamos a por ello. Me animo.

XXX

-Kate –me dice serio, cuando abre la puerta con Daniela entre sus brazos.

-Hola –lo saludo, nerviosa. Limpiándome el sudor de mis manos en el abrigo.

-¿Qué quieres? –me pregunta, apoyado en la puerta.

Ni un “Pasa” o “¿Quieres algo de beber?”. Cero modales. Nada de educación.

-Mañana a las 12 es la cita con Emily. –Digo ahora más calmada por el enfado que estoy sintiendo. Si él quiere seguir así… no voy a ser yo la que dé el brazo a torcer.

-Okay.  –Contesta sin más. Acaricia el pelo de su hija que tiene la cara escondida en su cuello.

-Pues eso era. Adiós. –Me doy la vuelta y tras un largo suspiro escucho que dice mi nombre. Me quedo quieta, ponderando las ideas que recorren mi mente. Entre las que están ser amable o cordial o mandarlo directamente a la mierda.

-Kate.

Exhalo el aire que tengo en los pulmones y me volteo.

-Dime.

-¿Quieres pasar?

¿Ahora? Que si quiero pasar, ¿ahora? Ladeó la cabeza antes de contestar. Me muerdo el labio inferior y doy un paso al frente. Será mejor hablar y acabar con esto por el bien del bebé que viene el camino.

XXX

-Voy a acostarla –me dice, señalándome a su hija dormida en sus brazos.

Miro para todos lados, observando el loft. Haciendo tiempo.

-Ya estoy aquí –me avisa detrás de mí. Me giro y lo miro a los ojos. –Creo que tenemos que hablar. –Asiento. Estoy de acuerdo. -¿Quieres algo de beber? –Niego. –Siéntate. -Me acerco al sillón más cercano y lo hago. Él se sienta en frente de mí.

Entrelaza sus dedos entre sí, parece nervioso. Yo solo lo observó.

-Kate –dice, subiendo su cabeza para mirarme –sé que no me soportas y todo eso –lo dice con tanto dolor en su voz que me tengo que morder el labio para no decir nada -, también, sé que no quieres ser mi amiga y mucho menos algo más. -Retira sus ojos de los míos y coge aire. –pero al menos, creo, que debemos llevarnos bien.  

-Tener una relación cordial. –Digo.

-Sí, eso.

-Yo también opino lo mismo.

-Bien, entonces. Parece que estamos de acuerdo. –Sonríe pero por lo que sus ojos reflejan, sé que es una sonrisa fingida.  Se pone en pie. –No te quito más de tu tiempo.

Yo también me levanto del sillón.

-Te acompaño a la puerta –se ofrece. Yo camino hacia la salida sin decir nada. Es rara esta seriedad en él. Y este comportamiento. No querer que me quede más. Falta poco para la cena y no me ha invitado. Aunque supongo que las discusiones tienen sus consecuencias. Y esta es una de ellas.

-Adiós. –Me dice, cuando me abre la puerta.

-Adiós. –contesto al salir, escuchando el ruido de la puerta cerrarse.

No sé muy bien por qué, pero ahora mismo me siento peor que si hubiéramos tenido otra discusión.

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por agecastbet el Sáb Jun 21, 2014 1:04 pm

Pues tú dirás lo que quieras, pero a mí me ha parecido un capítulo estupendo. Estás relatando una historia entre dos desconocidos que se ven obligados a seguir tratándose por unas circunstancias que no esperaban. Las relaciones humanas son lo más complejo que existe, a mi modo de ver, pues somos muy reacios a demostrar lo que sentimos y no nos dejamos llevar fácilmente por el corazón, sino más bien por nuestro cerebro, influido seguramente por nuestra educación encorsetada. Negamos tercamente lo que realmente sentimos, obsesionados por la idea de no perder nuestra parcela de poder frente al otro, con lo fácil que sería dejarnos llevar por nuestros instintos, sobre todo cuando están dirigidos por nuestra inteligencia emocional.
Es lo que le está pasando a Kate, que ella no es capaz de asimilar que Castle la ha llegado muy dentro y siente la necesidad de estar con él, por lo que intenta de todas las formas dejar que él se acerque demasiado, pues no está segura de poder rechazarlo, por que seguramente lo está deseando, pero su estúpido orgullo no la deja admitirlo.
Creo que lo has expresado tal y como suele pasar, es la escena típica del quiero y no puedo. O más castizo: el perro del hortelano, que ni come ni deja comer, jajajajajajajaja
Ya estoy impaciente por seguir leyendo, porque estos cortes tan inoportunos me dejan con muy mal sabor de boca, jajajajajaja y muchas ganas de seguir leyendoooooo!!!!!!, xd
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Sáb Jun 21, 2014 4:28 pm

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Ruth Maria el Sáb Jun 21, 2014 5:57 pm

Siempre tan grosera!! Todo para que no se de cuenta que esta completamente enamorada de el

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por 28Caskett el Sáb Jun 21, 2014 5:59 pm

Sigue!! Smile me encanta aunque a ti no te parezca esta historia es genial... espero y les vaya bien en esa cita medica!

28Caskett
As del póker
As del póker

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 02/05/2013
Edad : 17
Localización : Cd. Juárez

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Dom Jun 22, 2014 1:37 pm

agecastbet escribió:Pues tú dirás lo que quieras, pero a mí me ha parecido un capítulo estupendo. Estás relatando una historia entre dos desconocidos que se ven obligados a seguir tratándose por unas circunstancias que no esperaban. Las relaciones humanas son lo más complejo que existe, a mi modo de ver, pues somos muy reacios a demostrar lo que sentimos y no nos dejamos llevar fácilmente por el corazón, sino más bien por nuestro cerebro, influido seguramente por nuestra educación encorsetada. Negamos tercamente lo que realmente sentimos, obsesionados por la idea de no perder nuestra parcela de poder frente al otro, con lo fácil que sería dejarnos llevar por nuestros instintos, sobre todo cuando están dirigidos por nuestra inteligencia emocional.
Es lo que le está pasando a Kate, que ella no es capaz de asimilar que Castle la ha llegado muy dentro y siente la necesidad de estar con él, por lo que intenta de todas las formas dejar que él se acerque demasiado, pues no está segura de poder rechazarlo, por que seguramente lo está deseando, pero su estúpido orgullo no la deja admitirlo.
Creo que lo has expresado tal y como suele pasar, es la escena típica del quiero y no puedo. O más castizo: el perro del hortelano, que ni come ni deja comer, jajajajajajajaja
Ya estoy impaciente por seguir leyendo, porque estos cortes tan inoportunos me dejan con muy mal sabor de boca, jajajajajaja y muchas ganas de seguir leyendoooooo!!!!!!, xd
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS  
Estoy completamente de acuerdo contigo. Cada persona es un mundo y una relación así para alguien tan controladora como Kate.. es difícil dejarse llevar por el corazón y no por la mente. Además, ella tiene la excusa de lo que él "hizo". y eso también la echa para atrás.
Pues no vas a tener que esperar mucho Smile
besos


castle&beckett..cris escribió:Sigueee
nada más termine de contestar Smile

Ruth Maria escribió:Siempre tan grosera!! Todo para que no se de cuenta que esta completamente enamorada de el
jaja aquí tiene sus motivos... ella no quiero enamorarse de él..


28Caskett escribió:Sigue!! Smile me encanta aunque a ti no te parezca esta historia es genial... espero y les vaya bien en esa cita medica!
en unos minutos tendrás el resultado Razz
yo quiero acabarla YA!

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Caskett23 el Dom Jun 22, 2014 1:39 pm

Capítulo 12


Entrelazo mis dedos después de alisar mi camisa. Suspiro, hoy Castle se está retrasando más de lo normal en llegar al hospital. Ya casi es la hora de la cita. Faltan pocos minutos para que la enfermera venga a llamarme y él no llega…

Me paso una mano por la frente, algo que hago siempre cuando estoy nerviosa o preocupada.

Llevo mi mirada hasta el ascensor, el ruido y la luz indica que alguien o varias personas están subiendo. El sonido específico, que hace el elevador justo antes de abrirse las puertas, se escucha segundos antes de ver a una pareja tomada de la mano salir.

Se les ve muy enamorados. Ella le está sonriendo y él le acaricia su prominente vientre.

Una leve sonrisa aparece en mi rostro al observarlos. Aparto mi mirada de ellos al darme de cuenta que yo no tengo eso. Yo y Castle no tenemos eso, no tenemos nada. Él ni siquiera ha acariciado mi barriga ni una sola vez.

Exhalo en aire y jugueteo con el brazalete dorado que tengo en mi muñeca derecha. Yo siempre había pensado que cuando me quedase embarazada, tendría una relación formal. Algo así, como lo que tenían la pareja que se había sentado en frente de mí.

Miro mi reloj de pulsera que decora mi mano izquierda. Dos minutos faltan para que sea la hora. Me muerdo el interior del labio inferior. Parece que hoy no va a venir. La luz del ascensor indica que está subiendo y las plantas, que va indicando el panel  de arriba de las puertas, son superiores a donde estoy yo.

No es que me sienta decepcionada ni nada de eso. Supongo que después de todo lo que le dije está más dolido de lo que pensaba. Pero, creía que, quería estar en la vida del bebé. Yo crecí sin padre y sé lo que es. No quiero que mi hijo lo viva, por eso le dije lo de mi embarazo. Lo he visto con Daniela y es un buen padre pero… parece que…

-Katherine Beckett –escucho la voz del enfermero a mi izquierda, leyendo mi nombre del papel que tiene entre sus manos.

Me levanto de la silla, caminando despacio hacia él.

El ruido de la puerta de emergencia abrirse bruscamente hace que gire mi cabeza, dejando de observar el suelo por donde camino.

Un Castle jadeando por el esfuerzo, supongo que ha subido corriendo los 5 pisos, aparece a la vista de todos, llevándose la mano al pecho.

-Lo siento –se disculpa al notar que tiene los ojos de todos puestos en él. Me busca con la mirada y sonríe cuando me encuentra.

Camina hacia a mí, aún con la respiración acelerada.

-Pensaba que no llegaba a tiempo.

Yo suspiro sin saber qué decir.

-Vengan conmigo –habla el enfermero.

XXX
Después de varias preguntas y una pequeña conversación. La ginecóloga nos pide que la acompañemos a la sala contigua para, como siempre, pesarme y hacerme la ecografía.

-¿Nerviosos? –nos pregunta con una sonrisa, sentándose en su silla a la derecha de la camilla en la que yo me estoy colocando.

Castle sonríe. –Un poco –se frota las manos.

Yo asiento sin decir nada más. Sí, estoy muy nerviosa pero no solo porque puede que sepamos el sexo, sino porque tengo miedo de que algo no vaya bien.

Expande el gel sobre mi bajo vientre y me mira con una media sonrisa cuando me quejo casi audiblemente por lo frío que está.

-Veamos –dice cuando empieza a deslizar el aparato sobre mi barriga.

Segundos después puedo ver a mi bebé en el monitor y sonrío sin poder evitarlo. Toca un botón y su corazón suena en toda la sala.

-¿Está bien? –pregunto, preocupada.

Desvía de nuevo sus ojos al monitor sin contestarme. Yo aguanto la respiración al ver que no dice nada.

-¿Está bien? –escucho que pregunta ahora Castle.

-Sí, -responde mirando alternativamente a mí y a Rick. –todo bien. Solo me estaba asegurando.

Yo suspiro aliviada.

-¿Queréis saber el sexo? –nos pregunta, dejando el pequeño aparato quieto sobre mi vientre.

-Sí –contestamos al unísono, provocando que nos miremos y sonriamos.  Se acerca más a mí, lo suficiente para cogernos de la mano.

Aprieto suavemente el agarre cuando la ginecóloga cambia de plano y se ve, aumentado, lo que sería el sexo del bebé.

-Es una niña –nos dice.

Yo sonrió feliz y Castle lo hace a mi lado.

-Enhorabuena.

-Gracias –decimos.

XXX

-Una niña –repite Castle, saliendo del hospital.

-Sí, una niña –contesto feliz.

Siento el empujón en mi espalda, haciendo que, por el golpe, caía en los brazos de Rick. Este me sostiene para que no termine de perder el equilibro y caiga al suelo.

Por lo visto, un hombre ha estrado corriendo con su hijo en brazos, el niño se ha desmayado por un fuerte golpe de cabeza y esta era la entrada que le ha pillado más cerca. Así que no ha entrado por urgencias.

-¿Estás bien? –me susurra. Nuestros rostros han quedado demasiado cerca y siento su aliento chocar sobre mis labios.

Afirmo con mi cabeza. –Sí –articulo segundos después.

Me ayuda a separarme de él, sujetándome por los hombros.

-Lo siento –me disculpo.

-No ha sido tu culpa –se encoge de hombros y empieza a caminar de nuevo.

-¿Has… has pensado algún nombre? –pregunto para romper el incómodo silencio. Y porque una parte de mí se siente culpable por haberle dicho todo aquello. Nadie quiere ser rechazo de esa manera y, supongo, que después de todo lo que él ha vivido, le duele más no sentirse querido.

-Mmm –murmura, metiendo sus manos en los bolsillos de sus vaqueros. -¿Grace? –yo niego, abriendo los ojos y él ríe. -¿Amy?

-Me gusta –digo.

-Y tú, ¿has pensado alguno?

-Zoe

-Me gusta –dice ahora él. Reímos y Rick se para. Abre la boca para decirme algo pero se ve interrumpido por el sonido de mi móvil.

-Beckett –digo en forma de saludo. –Ah, hola, mamá. –Rodo los ojos cuando escucho su voz al otro lado de la línea.

-…

-Es normal que escuches el ruido de los coches, estoy en la calle. –Miro a Rick que sigue parado en frente de mí.
-¿Qué? –grito. -¿Vas a venir a Nueva York? Pero… ¿Cuándo? –inquiero después de suspirar.

-…

-Okay, avísame cuando llegues.

Bufo después de colgar y guardar el móvil de nuevo en mi bolso. Me muerdo el labio.

-¿Tu madre? –curiosea Castle.

-Sí, va a venir.

-Parece que no te hace mucha gracia.

-No, ninguna. –Agacho la mirada pensando en lo que me espera cuando llegue. Me acaricio mi vientre por encima de la camisa sin ser muy consciente de ese movimiento. –No sabe que estoy embarazada.

-Ah –dice solo él.

Suspiro.

-¿Tan malo es?

Mi mirada se encuentra con la suya y ladeo la cabeza.

-Créeme, no te haces una idea –me paso una mano por la frente.

-No puede ser tan malo. Bueno, entiendo que a ninguna madre le gusta que su hija se quede embarazada de un desconocido, pero, lo terminará aceptando.

Yo lo miro haciendo una mueca.

-¿Aceptando? Va a poner el grito en el cielo. Para ella los hijos hay que tenerlos dentro del matrimonio. Algo estable, casa con jardín, un perro, todo eso y más. La típica familia cristiana. –Rodo los ojos. –Mi vida ahora mismo es todo lo que ella odia. Aún no acepta que sea periodista en vez de maestra de escuela.

-Vaya… Seguro que la idea de ser abuela la hace feliz y…

-Lo dudo mucho.

Me acaricia uno de mis brazos suavemente cuando ve que me muerdo el labio con fuerza.

-Todo irá bien

-Ojalá –musito.

-Oye, -dice, arrugando el ceño –¿debo de preocuparme?

Yo río. –No lo sé. Estate atento por si acaso.

El traga saliva sonoramente, fingiendo que está asustado. Luego, sonríe y se vuelve serio.

-Si puedo ayudarte en algo, ya sabes. Yo, también, tengo culpa de que estés embarazada.

-Solo procura sobrevivir cuando tenga que presentártela.

-No puede ser tan malo. Además, seguro que cae rendida antes mis encantos.

Alzo una ceja.

-Oye, que tengo muchos –se queja como un niño pequeño.

-Déjame que lo dude. –Digo, riendo. Esta vez no lo estoy diciendo en serio. Solo bromeo y sé que por mi tono de voz, él también lo sabe.

-No deberías –me dice, cruzándose de brazos.

Suelto algunas carcajadas cuando me guiña un ojo.

-En serio, -digo, serenándome –prepárate para vivir la ira de mi madre.

-Hablas de ella como si fuese algo… o alguien terrible.

-Cuando se trata de estas cosas, lo es. No quieres verla enfadada, créeme.

-Entonces, ya sé a quién has salido.

Yo aprieto la mandíbula y suspiro. Pensé que las discusiones ya habían pasado a un segundo plano. Además, tenía y tengo mis razones.

Noto que quiere decir algo al darse cuenta que ese cometario no me ha sentado bien.

-Será mejor que me vaya –empiezo a despedirme. No quiero volver a discutir. Habíamos quedado en tener una relación cordial y la visita de mi madre… lo que me hace falta es que, también, estemos peleados…

-Kate,...

-Tengo que ir a preparar todo para la visita de mi madre.

-¿Cuándo viene? En una semana.

-Tienes tiempo.

-Sí, pero  se me va a pasar volando…

-No deberías preocuparte tanto… ya sabes lo que te ha dicho Emily. –Me regaña.

-Lo sé e intentaré tomármelo con toda la calma que pueda.

Lo oigo suspirar.

-¿Crees que si fuésemos pareja, una pareja que está comprometida, tu madre se lo tomaría mejor?

-Eso cambiaría un poco las cosas, pero no dejo de estar embarazada fuera del matrimonio. Aunque, si fuese así, no podría reclamarme nada. Al menos, no podría hacer que yo me sintiese mal. Yo no veo nada de malo en estar embarazada de mi novio, estemos casados o no. Escucharía sus gritos pero me daría igual.

-Entonces, ¿esto sí te hace sentir mal? –me pregunta con un deje de dolor en su voz.

-No, a ver, digo que para mí lo otro estaría bien. Nosotros no hemos hecho las cosas de la mejor manera pero de la otra forma sí. No todo en esta vida se reduce a estar casados para ser padres.

-Ya.

-Rick, -sigo al ver su expresión –no podrás decir que hicimos las cosas bien. Apenas nos conocíamos. Se supone que un hijo es el fruto del amor de dos personas y… nosotros casi no nos conocemos.

Él asiente, parece dubitativo.

-No hicimos las cosas bien, pero no me arrepiento. Y si volviese atrás, sabiendo todo esto, actuaría de la misma manera.

Aprieto mis puños con fuerza.

-¿De la misma, misma forma? –inquiero un poco enfadada.

-No, bueno, supongo que cambiaría algunas cosas, pero serían algunos detalles.

Asiento, cruzándome de brazos.

-Bueno, ahora sí, me voy. Hasta que la loca de mi madre me obligue a ir a presentártela.  

Ríe, todavía piensa que exagero.

Me giro para irme pero me coge de la mano haciendo que vuelve sobre mis pasos.

-Kate,…  -titubea.

-Dime.

-Me gustaría proponerte algo.

Alzo las cejas confundida.

-Has dicho que si fuésemos una pareja formal… tu madre se lo tomaría mejor, tal vez, podríamos fingir que lo somos –terminó de decir de carrerilla.

Abrí la boca sorprendida sin saber muy bien qué contestar.

-¿Qué me dices? –insistió, nervioso.

Caskett23
As del póker
As del póker

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 30/03/2013
Edad : 22
Localización : Cádiz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Obligada a improvisar (Epílogo) 23/07 TERMINADO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:00 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.