ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Dom Sep 27, 2015 8:36 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os siga gustando y gracias por vuestro apoyo y vuestros mensajes.
Gracias también y en especial a mi compañera por su trabajo, increíble.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 15

POV KATE

Escuche un ruido, un fuerte golpe, como si hubieran tirado una puerta abajo. Me levanté de un salto y salí corriendo hacia el exterior. Pero todo paso muy rápido. Vi a un hombre con una sonrisa siniestra y el rostro… no podía verlo… llevaba un arma en la mano apuntando hacia el otro lado del salón pero manteniendo la mirada en mí, con esa sonrisa que hacía que las piernas me temblaran de pánico.
Cuando miré hacia donde la pistola apuntaba, vi a Rick con cara de miedo y tras un fuerte sonido, por desgracia, muy familiar en mi vida, cayo hacia atrás con una herida en el pecho por la que no dejaba de sangrar. Salí corriendo cayendo de rodillas a su lado y tape la herida fuertemente a fin de parar la hemorragia, podía notar el líquido elemento impregnando mis manos, el olor inequívoco de la sangre en toda la estancia… y los ojos perdidos de Rick mirándome… se estaban muriendo y no podía hacer nada para evitarlo. Sentía como el corazón se me rompía en mil pedazos al presenciar su último suspiro.
Me desperté sobresaltada tras la pesadilla que acababa de tener. La llamada de Lanie me había inquietado y ahora tenía miedo, no solo por Luck, sino por lo que le podían hacer también a Rick. Sentía una fuerte presión en el pecho, necesitaba verlo… cerciorarme de que estaba bien.
Me limpie con rabia las lágrimas mientras me movía despacio por la habitación para no despertarlos. Cuando abrí la puerta sentí miedo… una fuerte presión al recordar la dramática experiencia de mi sueño.
Mi mirada inmediatamente se fue hacia la puerta que seguía cerrada como la había dejado hacía apenas unas horas. Me arrime despacio al sofá, necesitaba verlo, comprobar que estaba bien, vivo. Cuando lo vi, allí tan tranquilo, tan dormido… volví a respirar. Como si me liberara del sueño y me relajara nuevamente.
Me deje caer de rodillas en el suelo, a su lado. Sentí como las lágrimas volvían a cegarme y con mucho cuidado… con el tembleque residual del sueño en mis manos, le acaricie suavemente la mandíbula intentando no despertarlo. Recordé todo lo sucedido la noche anterior… quizás perdí la oportunidad de ser feliz junto a un gran hombre… pero me bloqueo el miedo, se apodero de mí el pánico al escuchar esa palabra, que normalmente me hubiera gustado, pero escucharla de su boca, después haber hecho el amor, removió mi memoria y con ella todo el dolor, el miedo y la rabia. Lo triste es que recibió quien menos culpa tenia, él.
- Kate - me susurro su voz y cuando levante la cabeza me encontré con su mirada preocupada por mis lágrimas.
- Lo siento - dije intentando levantarme, precisaba huir, esconderme de mi vergüenza después de lo mal que le trate el día anterior, pero Rick me agarro de la mano y me interrogo.
- Kate ¿pasa algo? - preguntó preocupado - ¿está bien Luck? - y no pude decirle nada, empecé a llorar como una niña… lloraba porque mi corazón estaba tan asustado, triste y maltrecho que termine dañando a quien no hizo nada más que darme su cariño, ayudando y protegiéndome… estaba llorando porque mi corazón estaba roto, herido de muerte, destrozado por quien no lo merecía.
- Yo… perdona… siento haberte despertado – dije tímida mientras las lágrimas seguían saliendo y rodando por mi rostro.
- Eso no importa – dijo incorporándose y sentándose. Asentí sin levantar aun mis ojos por vergüenza y el siguió hablando – pero ya que estas aquí, podemos hablar. ¿Por qué estas llorando Kate?
- Tuve una pesadilla, y me hacía falta comprobar que estabas bien… solo necesitaba…
- Ven siéntate - dijo mostrándome con la mano un lugar a su lado. Me senté temerosa donde me indicaba, me costaba mantener su mirada y huyendo de sus ojos me fije en nuestras manos entrelazadas, lo que me provoco un escalofrió.
- Yo… tuve una pesadilla… te hacían daño… necesitaba saber que estabas bien.
- Tranquila, solo fue un sueño. ¿Ves? estoy bien –dijo poniendo un brazo sobre mi hombro en señal de protección.
- Rick… yo… es que ayer… veras… lo siento… perdóname – sin darme cuenta estaba tartamudeando, sentía tanta vergüenza de que me viera en esas condiciones que no sabía que decir.
- Kate no hace falta que me des ninguna explicación, ni que te disculpes…
- Pero quiero… necesito hacerlo. Primero y antes de nada… para mí no fue un error… me exprese mal y tus palabras me dejaron tan helada… que no supe explicarme y acabe diciendo algo de lo que me arrepiento.
- Kate…
- Necesito que me perdones – repetí tragando saliva - verás cuando me llamaste preciosa yo me bloquee… él… Will, me llamaba así y de repente… volví a atrás… me bloquee… siento… haber dicho lo que dije.
- No Kate, soy yo quien lo siente.
- No, tú no sabías lo que me sucedía, ni a que era debido. Tú no tienes la culpa.
- Ya pero debería haber entendido que quizás no estabas aun preparada, pero cuando empezaste a besarme, deje de pensar… no pude parar…
- No…no estoy lista para tener intimidad con alguien. Pero quería… necesitaba hacerlo… es más, quiero estar preparada para intentar algo contigo Rick… de verdad. Pero… a veces me asaltan los recuerdos y pienso que nunca podre dejar atrás todo el daño que Will me hizo… sé que no tienes la culpa, pero no puedo evitarlo… no puedo parar mi memoria y a veces aun siento sus golpes cuando alguien me toca…
- Tranquila por favor – me dijo al notar que mis lágrimas seguían cayendo por mi rostro… - Kate, yo estaré aquí siempre. Si solo quieres mi amistad… la tendrás… me conformo con lo que puedas darme porque me importas Kate y no quiero verte sufrir, no por mi culpa.
- Quiero más que una amistad de ti Rick, pero mi corazón está herido y tengo tanto miedo…
- Déjame ayudarte… necesito curar ese corazón herido… déjame demostrarte que puedo hacerte feliz Kate. Por favor… deja que me acerque para ayudarte.
Levanté la mirada para reunirla con la suya y vi sinceridad… sabía que no tenía que temerle… sabía que quería hacerme feliz… que me cuidaría como hasta ahora lo había hecho… y lo necesitaba… mi corazón precisaba de él.
No podía negar lo que me sucedía cuando lo tenía cerca. Quería olvidar, dejar el dolor y el miedo atrás y él podía ayudarme a conseguirlo.
Me acerque despacio y uní mis labios a los suyos en un dulce beso. Sus manos se deslizaron con suavidad por mi rostro, acariciándome tiernamente, haciéndome sentir viva… cuidada… amada. Me estremecí y todos los poros de mi piel se pusieron alerta, pero esta vez era por algo diferente… era por lo que me hacía sentir cuando me tocaba… con solo rozarme. Notaba su mano enredarse en mi pelo para profundizar un poco más en nuestra unión, y terminamos por la necesidad del aire.
Nos separamos despacio aunque aún podía sentir su cálida mano en mi pelo y su aliento cerca… muy cerca del mío. Abrí los ojos despacio y cuando lo miré vi un brillo en sus ojos que me hizo sonreír con ilusión por un presente lleno de ese azul brillante de sus ojos.
- Hola – dijo tímido al verme sonrojada.
- Hola - respondí tímidamente.
- Me alegro de que hayamos hablado y me contaras lo que te sucedió.
- Si, yo también - dije a la vez que se me abría la boca en un bostezo largo que intente evitar, tapándome con una mano, pues la otra seguía asida a él fuertemente.
- Estás cansada, deberías seguir durmiendo ahora que paso la pesadilla – me argumento cariñoso y atento.
- Si pero… ven conmigo – le suplique con los ojos entornados.
- Kate…
- Por favor… te necesito, solo quiero dormir contigo.
- Está bien - dijo levantándose y tirando de mi para que me levantara.
Entramos en la habitación y Rick se quedó parado durante un segundo antes de seguirme. Nos tumbamos en la cama y en cuanto él puso su cuerpo acomodándose, me giré hacia él apoyando mi cabeza sobre su pecho y dejando allí un beso cerca de su corazón. Note sus brazos fuertes sobre mi cintura apretándome sobre él para tener una mayor cercanía y depósito un suave beso en mi pelo.
- Buenas noches Kate – me deseo en un susurro.
- Buenas noches - dije sonriendo y cerré los ojos para intentar dormirme.
Me desperté por la fuerza de su abrazo. Si, era él, estaba a mi lado, en mi cama. Ese pensamiento me saco una sonrisa. Me tenía atrapada fuertemente, atrayéndome hacia su cuerpo, tanto que pude notar su excitación matutina. Me moví despacio para intentar liberarme para ir al baño, pero él se movió en sueños, separándose de mí.
Intente escabullirme sin despertarlo y mi cara se iluminó al verlo dormir. Parecía un niño pequeño acurrucado con el pelo todo revuelto y todo espatarrado en la cama. Le roce y sentí su piel sobre la mía, acaricie suavemente la cara y mi piel se erizo. Deje unos besos suaves alrededor de su cara, despacio para no despertarlo. Pero, en ese instante, su mano me sobresalto, apoyándose sobre mi cabeza acercándome a sus labios y sorprendiéndome con un beso de buenos días.
- Hola dormilón – le salude.
- Buenos días - dijo sonriendo y estirándose a la vez.
- ¿Has dormido bien?
- Genial - dijo colocándose sobre mí y atacando mis labios y todo mi cuerpo con su boca… con sus manos, haciéndome suspirar. Le atraje hacia mi colocando mis manos sobre su cuello y lo bese… como si no hubiera mañana… olvidándome de Will, de sus malos tratos y golpes, de Lanie, incluso de Luck y comprendí eso había sido un error. De repente sonó un clic, y Rick se separó rápidamente de mí, pero ya era demasiado tarde.
- ¿Qué le estás haciendo a mi mama? – dijo enfadado el pequeño. Se acercó rápidamente y con sus pequeñas manitas, la emprendió a golpes contra Rick que alternaba su vista entre mis ojos y al niño sin saber muy bien que decir o hacer. Después de haberle propinado un par de golpes con sus puños y sus piernas, debió pensar que era suficiente, me separo de él con un certero empujón y se sentó sobre mis piernas muy orgulloso - mami tranquila… estoy aquí para cuidarte… - dijo con esa toda tranquilidad después de, según él, haber cumplido su cometido de protegerme. No sabía si reír o llorar… mi pequeño no había dudado en agredir a quien consideraba su amigo, con tal de protegerme… eso hizo que me llenara de ternura y me diera unas ganas enormes estrujarlo con abrazos y llenarlo de besos. Pobre mi pequeño, lo que hizo su padre le había marcado de por vida, pensé yo… como le explicaba que lo que me hacía sentir Rick no era nada parecido ni remotamente a lo que me hizo su padre.
- Luck… - dijo un sorprendido Rick, pero mi pequeño seguía mirándole con cara de odio y rabia.
- Cariño… Rick no me estaba haciendo daño.
- Si… te estaba sujetando… no voy a dejar que te haga daño.
- Luck amigo… nunca le haría daño a tu mami, ni a ti… os quiero mucho a los dos.
- Papa también decía que nos quería y le pegaba a mami, tú no vas a hacerle lo mismo, no quiero.
- Pero campeón… - intentaba explicar Rick sin saber muy bien donde se estaba metiendo - Yo no soy tu padre.
- Cariño escúchame – intente explicarle - Rick no me estaba…no me ha hecho daño… solo estábamos… jugando. Me estaba haciendo cosquillas.
- ¿Cosquillas? – repitió el pequeño mirándome confundido.
- Si… como cuando te las hace a ti - me miraba sin terminar de creérselo.
- ¿Le hacías cosquillas a mami?
- Si – respondió Rick mirándome para no meter la pata.
- ¡Ah! vale… pero si le haces daño a mi mama… no volveremos a ser amigos y te pegare mucho.
- Lo tendré en cuenta colega – le dijo sonriendo, y resoplando como si se hubiera librado de la tercera guerra mundial – Pero… - dijo justo antes de lanzarse a por el para seguir el juego de las cosquillas – tu tampoco te vas a librar pequeñajo…
Veía a mi hijo retorcerse ante los juegos de Rick… y en mi interior suspire tranquila, al ver que juntos podíamos empezar una vida nueva, podíamos formar una nueva familia para Luck. Que juntos podíamos ser felices. Quizás Lanie tenía razón y que marcharnos lejos, muy lejos… y cuanto antes, sería lo mejor. Tal vez, después de todo este mal trago, de todo esto podía volver a empezar a vivir… quizás junto a él, mi corazón terminaría de sanar y podría curar mis heridas a base de cariño y amor… Un amor que Rick me estaba brindando con los brazos abiertos y que yo a pesar de todo el dolor que tenía acumulado, quizá con el tiempo, podría recibirlo en condiciones, a lo mejor en un futuro cercano, pudiera incluso hasta disfrutarlo sin temores o miedos.

CONTINUARÁ…

Nos vemos el miércoles con un nuevo capítulo. Espero que os siga gustando y poco a poco irá empezando la acción. Estamos ya a medio camino para llegar al final, son 32 capítulos por lo tanto todavía queda pero ahora les toca disfrutar un poco de lo que tienen, de lo que han conseguido.
Espero vuestros mensajes

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por alba_caskett el Lun Sep 28, 2015 3:06 am

wow!!!! que monada de capi Happy Clap Happy Clap Happy Clap

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Sep 28, 2015 7:26 am

Sigeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Mar Sep 29, 2015 9:15 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Esperando y deseando que este día que empieza sea aunque sea solo la mitad mejor que el de ayer.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 16

POV KATE

Estábamos desayunando juntos como un autentica familia. Rick jugaba con Luck, estaban en su salsa ambos. No sabía si es que a Rick le gustaban los niños, pero con mi hijo estaba haciendo milagros, le hacía mucho bien, es más, nos hacía mucho bien.
Sabía que tenía que contarle lo que estaba pasando, o al menos poner en antecedentes a Rick para que no se sorprendiera a partir de ese momento por lo que pudiera pasar, esperaba que decidiera venirse con nosotros, aunque temía su respuesta, era demasiado… le iba a pedir que abandonara todo para venirse con nosotros. Dejar su antigua vida atrás para empezar una nueva a nuestro lado. No era nada fácil… pero Luck y yo le necesitábamos para empezar la nueva vida con algo que nos animara a seguir luchando.
- Chicos – dije para llamar su atención, había llegado el momento de contarles todo.
- ¿Si? – respondieron al mismo tiempo, mirándose por la casualidad y echándose a reír.
- Tengo que hablar con los dos.
- Claro…dinos - dijo Rick levantando del suelo a Luck en brazos y mirándome expectante.
- Creo que es hora… de irnos de aquí para siempre… es hora de moverse.
- Guay mami. Pero Rick se viene – dijo seguro de si mismo, con inocencia y yo agradecí que fuera él quien hiciera la pregunta que tanto miedo me daba a mi hacer. Ambos nos quedamos mirando a Rick y me di cuenta de lo difícil que tenía que ser para él negarse cuando ambos estábamos casi obligándole a que diera una respuesta afirmativa, así que quise ayudarle un poco quitándole presión, haciendo que el pequeño desapareciera de escena unos minutos.
- Luck… porque no vas a lavarte y nos dejas a Rick y a mí un momento a solas.
- Jo mami… - dijo protestando, pero obedeciendo y yendo hacia el baño.
- Rick… veras, no tienes que… sentirte obligado, yo sé que es una decisión difícil para ti y no tienes porque… - estaba dándole motivos para que se negara, pero su cara no me daba la sensación de que fuera a negarse, más bien lo contrario.
- Pero… y si yo quiero.
- ¿Qué? – dije abriendo mucho los ojos.
- Quiero estar con vosotros, y si para eso tengo que irme lejos, dejar todo atrás y empezar de nuevo, lo haré - dijo mirándome muy serio a los ojos para que yo no tuviera duda de que lo decía de verdad, desde el corazón. Me acerque y le bese con todas las ganas del mundo, me separé despacio sintiendo aún su sonrisa sobre mis labios.
- Gracias –dije… y él sonrió agradecido por mi muestra de afecto.
- Kate te dije que cuidaría vosotros y voy a cumplir con mi palabra. ¿Cuándo nos vamos?
- Eso… es que es el problema, aún no sé cómo voy a conseguir los pasaportes.
- Tranquila yo tengo un “conocido” – respondió seguro de si mismo.
- Un “conocido” no sé si me gusta eso Rick.
- Es una amigo con el que he trabajado para mis libros… él puede traérnoslos y en un par de días estarían en nuestras manos.
- Pero… - no me gustaba eso de “conocido” me sonaba peligroso.
- Kate confía en mí, solo dímelo y yo haré lo necesario.
- De acuerdo… hagámoslo. Tenemos que irnos de aquí rápido.
- ¿Por qué tanta prisa?
- Will está insistiendo más que nunca. Y además creo que quiero empezar ya a vivir… una vida donde él esté lejos… fuera de mi vida y de la de Luck… no quiero tener más miedo.
- Bien… Así me gusta, que digo… Me encanta – grito dándome ahora un abrazo y un beso.
- Y a mí que vengas con nosotros – le respondí aun entre sus brazos.
- Voy a llamar a esa persona y pasado mañana estaremos lejos de esto…y de su alcance.
- Eso espero - dije algo asustada y él me abrazo con fuerza dándome la seguridad y el sentimiento de protección que tanto necesitaba en estos momentos.
- ¿Ya puedo pasar? - preguntó mi pequeño entrando y sentándose de nuevo en las piernas de Rick que enseguida empezó a acariciarle tiernamente el pelo.
- Luck… que apellido te gustaría ponerte para empezar una vida nueva - le preguntó Rick haciéndole cosquillas.
- No sé… ¿Cómo te apellidas tú? - le pregunto a Rick muy serio… él se lo pensó… antes de responder, cosa que me pareció extraña - Castle… me apellido Castle.
- Rick Castle, que guay mami se llama como el de tus libros.
- ¿Qué? - preguntó Rick sonriéndome con cara de pillo y yo no pude evitar sonrojarme… ¿de verdad él podía ser mi escritor favorito? ¿De verdad estaba saliendo con el dueño de mis momentos de relax y placer?
- No le hagas caso – respondí rápidamente para evitar la vergüenza.
- Esto no quedara así señorita - dijo sonriendo, pero sabía que aunque ahora lo había dejado pasar terminaría burlándose de mí.
- Mami, ¿podemos llamarnos Castle?
- ¿Castle? – como podía explicarle a mi hijo que en mis ensoñaciones yo me imagine siendo la mujer de un importante escritor de misterio que se llamaba así… que pequeño era el mundo, y ahora mi hijo pretendía que hiciera realidad mi sueño - ¿Porque quieres llamarte así? – le dije disimulando.
- Porque si Rick se llama así… podemos ser una familia ¿no?... me gustaría que Rick fuera mi nuevo papa.
Rick se tensó un poco ante aquello, pero rápidamente lo abrazo y me miró, antes de responder para saber cuál era mi opinión, pero yo no sabía que decir. ¿Qué podía decirle a mi hijo? Rick no era su padre, pero después de como Will se había portado con nosotros, era normal que quisiera un padre como Rick… que lo tratara bien, que lo quisiera y con el que sentirse seguro y a salvo del mundo en el que estaba creciendo. Pero y el pobre Rick… le estaba cargando de responsabilidades sin comerlo, ni beberlo. Se había metido de lleno en un lio tremendo por… ¿Por qué lo había hecho?
Pero Rick no quiso esperar más mi consentimiento y hablo desde su corazón, mirando a los ojos a mi hijo para responderle. Haciendo que yo me emocionara con ello.
- Luck… me gustaría ser tu papa… pero sabes que ya tienes uno ¿verdad?
- Si… pero no me gusta… me gustas tú.
- A mí también me gustas tú, pero ten en cuenta… - en ese momento Luck le interrumpió sin miramientos… mi hijo sabía lo que quería.
- ¿Entonces? - dijo y vi como Rick me miraba a mí y yo no pude negarle nada.
- Castle…me gusta – dije yo para sacar del apuro a ese hombre que sin conocerme había decidido ser el padre de mi hijo y también mi bastón para ayudarme a salir del mundo del miedo en el que hacía cuatro años que vivía.
- Entonces no se diga más… llamare ahora a mi amigo y pediré tres pasaporte a nombre de Castle.
- Dos ¿no? tú no necesitarás hacerte uno.
- ¡Ah…claro! que tonto - dijo con una sonrisa nerviosa.
¿Me estaba mintiendo? O era yo que estaba paranoica con la llamada de mi amiga Lanie.
Cogió a Luck en volandas y tras darle un par de vueltas como si fuera un avión, lo dejo en el suelo y salió afuera para poder hablar por teléfono con ese “conocido” que decía tener. Estaba muerta de miedo… pero ahora no estaba sola… ahora le tenía a él.


POV RICK
Me había sorprendido que Kate me contara tan pronto lo de huir, pero me alegraba que Lanie hubiera conseguido convencerla, creo que también tenía que agradecerle en parte lo que tenemos Kate y yo… agradecerle lo que paso anoche.
Cuando el niño dijo que quería que fuera su padre, no supe si llorar o reír de lo nervioso que me puse… verdaderamente, ahora que lo pienso… solo podía sonreír. Ese niño era un amor y aunque él ya tenía un padre no me importaría serlo yo definitivamente si algún día ese hombre terminaba encerrado, cosa que tenía muy clara que conseguiría yo, cuando fuera posible.
Es un amor y pienso cuidar de él como si lo fuera me da igual si lo es o no. Lo quiero y pienso demostrárselo…a él y a su madre. Ambos merecen ser felices y yo voy a hacer todo lo que pueda para conseguirlo. Eso mismo fue lo que me dije y que jure firmemente llevar a cabo mientras tuviera vida.
Me molestaba internamente el saber que les mentía, aunque no quisiera. Ahora me necesitan y yo a ellos y si les digo la verdad… Kate me echara de su vida y de la del pequeño enseguida… quizás para siempre. Debería habérselo contado antes, pero… no se hubiera dejado ayudar.
Busque el número en la agenda de mi móvil y marque el número de mi “conocido”…estaba seguro que podía conseguirme en menos de dos días lo pasaportes. Luego ya veríamos cómo y hacia donde iríamos, pero lo mejor era tener cuanto antes esos pasaportes para empezar una vida nueva… al menos para ellos.
- ¿Hola?
- Hola brother.
- ¿Sigues vivo Castle? – Me dijo a modo de reprimenda por tardar tanto en llamarle – cuanto tiempo.
- Lo sé.
- ¿Cómo estás?
- Bien, la vida no me trata mal.
- ¿Y cómo es que llamas?
- Verás ¿te acuerdas de ese favor que me debías? – le dije para refrescarle la memoria.
- Sí, claro ya sé que te debo una… pero no hace falta que me llames para recordármelo.
- No es eso… pero preciso algo y creo que eres el único que puede ayudarme.
- Dime. Pide lo que quieras.
- Necesito tres pasaportes y urgentes…
- Claro, solo tienes que darme los nombres y mandarme una foto y los tendrás en una semana.
- No… Necesito que estén hechos en un par de días como mucho.
- ¿Castle estas metido en un lio? – pregunto preocupado por mi… era un buen tipo, sabía que me haría el favor si comprendía mi prisa.
- ¿Puedes hacerlo?
- Claro, pero ten en cuenta… - iba a pedirme dinero, lo sabía, pero eso no me preocupaba ahora. Lo más importante era darnos prisa.
-Te mando en un rato las fotos por el móvil y en un par de días no vemos.
- Ok. Un abrazo brother.
- Igualmente… y tío… cuídate – colgué porque sabía que se estaba jugando el cuello por hacerme el favor.
Debía volver a Nueva York a por los pasaportes, allí conseguiría sacar todo mi dinero para poder empezar, luego ya vería como lo hacíamos. Seguiría escribiendo, lo podía hacer en cualquier lado y con ello mantenerlos, Kate volvería a trabajar si quería con su nueva identidad… una vida tranquila, normal, sin tener que esconderse de nada, ni de nadie.
Cuando entré en la casa, Kate sonreía con Luck en brazos, estaban bailando, mientras daban vueltas al ritmo de una melodía que tarareaba ella misma. Esa imagen me gustó tanto, que quise grabarla a fuego en mi mente. Se les veía felices, contentos, olvidando miedos y golpes y suplique al destino poder verla así cada día por el resto de mi vida, quería participar de esa imagen quería disfrutarla.
- Hola – le dije cuando ella reparo en mi presencia en el umbral de la puerta donde me había quedado prendado de la visión de la felicidad personificada.
- Hola – respondió aun con esa luz tan especial en sus ojos, sin soltar a su hijo que reía.- ¿Todo bien? – me pregunto.
- Sí, necesito hacernos las fotos y en un par de días iré a recogerlos.
- Bien, cuanto antes mejor. Qué pena no poder ir contigo – dijo bajando al pequeño al suelo para hacernos las fotos.
- ¿Echas de menos Nueva York? – le pregunte al ver cierto deje de melancolía en su voz.
- Era mi casa… estoy feliz por empezar una nueva vida pero… me gustaría no tener que dejar mi ciudad y a mis amigos.
- No es justo, lo sé. Sin tener culpa de nada, debes huir y eso es muy triste - dije abrazándola - lo justo sería que se fuera él. Pero quizás algún día, las leyes sean justas y podamos volver.
- Quizás - dijo abrazándome con fuerza y escondiendo su cara en mi cuello. Quería apoyarla, quererla, consolarla… conseguirle la felicidad que merecía. Haría cualquier cosa por ella… cualquiera, de eso no tenía ninguna duda.
- Tenemos una conversación pendiente - dije haciéndola reír he intentado aligerar un poco el ambiente y al escuchar su risa abierta, natural, tan bonita, me relajo y esa sensación tan especial me hizo presentir que todo iba a salir bien.

CONTINUARÁ…

Nos vemos el viernes con un nuevo capítulo. Espero que os siga gustando.
Gracias a todos por vuestros comentarios.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por alba_caskett el Mar Sep 29, 2015 9:58 pm

Ohhhhh dios!!!!! Me encanta!!!!

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Sep 30, 2015 10:48 am

Sigeeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Jue Oct 01, 2015 5:37 pm

10.01.2015 23:35:40

que historia tan increible...por favor continuala y muy pronto... Clap Thumb Thumb Thumb Clap Clap

ojala todo salga bien,para que rick pueda recojer los pasaportes y cuando vuelva no se encuentre con una sorpresa, y si decide contarle la verdad a kate no se enoje demasiado...gracias por esta historia

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 314
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 01, 2015 8:30 pm

Buenos días, os dejo un nuevo capítulo. Un capítulo bastante intenso y lleno de sorpresas que van a afectar a su futuro juntos. Espero que os guste y gracias por seguir la historia.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 17

POV KATE

Estábamos tumbados en la cama después de un largo día en el que hubo grandes cambios, era nuestro primer día juntos e iba a ser el primero de muchos más… o eso esperaba. Rick me tenía entre sus brazos y solo con eso conseguía que me sintiera tan bien… creo que nunca antes me había sentido así ni siquiera al principio con Will, cuando todo iba tan bien.
- ¿Una moneda por tus pensamientos?
- No lo valen… solo pensaba… en lo bien que estamos - no era una mentira, estaba pensando eso, pero dicho de otro modo.
- Me encanta que hayamos hablado, ojala lo hubiéramos hecho antes si no… si no me hubiera negado al principio… – dijo arrepentido aunque para ser realistas, tenía razones para estar enfadado conmigo.
- Y si yo no hubiera dicho lo que dije… o lo hubiera arreglado en aquel momento.
- Bueno, da igual… lo importante es que estamos juntos y como has dicho estamos muy bien ¿no?
- Si - dije besándole.
- Por cierto… no sabía que eras una fan de esas locas de mis libros si no te lo hubiera dicho antes - dijo haciéndome cosquillas.
- No te creas tanto. Solo las encontré un día y bueno me entretienen - dije mintiéndole.
- Me hieres - dijo de forma dramática agarrándose el corazón.
- ¿Quién sabe tu verdadera identidad?
- Bueno, poca gente, no me gusta darme a conocer, así que los imprescindibles, mi editora… y mi madre…
- ¿Tu madre? – no sabía que aun tuviera a su madre. Eso me hizo pensar que debíamos contarnos muchas cosas aun, él no sabía casi nada de mí y yo poco o nada de él.
- Si.
- No sabía que…
- No hablo mucho de ella nunca pero… es mi madre y me sacó adelante sola, eso se lo deberé toda la vida.
- Rick… sabes que tendrás que dejar muchas cosas atrás cuando… - quise advertirle… el paso que íbamos a dar era algo drástico y él no era perseguido, no tenía por qué desaparecer.
- Lo sé.
- No quiero que lo hagas.
- Quiero hacerlo. Me despediré cuando vaya a por los pasaportes.
- Rick no…
- Mira… quiero hacerlo. Además estoy seguro de que esto terminara por solucionarse, no será una situación fija… solo algo temporal.
- ¿Cómo puedes estar tan seguro? – le pregunte… parecía confiado y seguro de sus palabras.
- Porque creo en la justicia y esto no es justo - dijo tajante y convencido. Me recosté más sobre él abrazándolo con mucha fuerza… porque yo también creía en la justica, me levantaba cada día por y para ella. Luche día tras día para conseguirla, pero ahora… era una huida… podían detenerme en cualquier momento.
- Háblame de ella… de tu madre – su comentario anterior me había dejado intrigada.
- Es… muy difícil de definir, pero por ejemplo, hay algo que si la describe, es una mujer única. No hay nadie como ella - dijo riéndose y hablando con orgullo - ella es mi apoyo desde siempre. Me crio sola, es algo excéntrica… algo loca y muy exagerada para todo. Aunque, eso sí, da los mejores abrazos y consejos del mundo.
- Me encantaría poder conocerla alguna vez.
- Llegado el momento te diré “ya te avise” - dijo riéndose.
En esos instantes, sonó mi teléfono, él lo cogió de la mesita y me lo paso. Me levanté de la cama y me encerré en el baño para poder hablar mejor más tranquila, cuando vi el nombre de mi amiga Lanie.
- Hola.
- Hola amiga. ¿Cómo va todo por allí?
- Bien… a decir verdad, bastante bien.
-¿Ah sí? – su voz era curiosa…
- Sí, Rick ha conseguido los pasaportes. Los tendremos en un par de días y luego nos iremos de aquí para siempre.
- ¡Oh…! Como me gustaría alegrarme pero…te voy a echar tanto de menos amiga.
- Lo sé, yo también – le confesé.
- Quiero verte.
- Lanie es peligroso.
- Lo sé… pero necesito despedirme. Y decirle a ese “amiguito” tuyo que como te haga daño se las verá conmigo - dijo haciéndome reír.
- Se porta muy bien, demasiado para las circunstancias.
- Eso espero. ¿Os vais juntos?
- Si - dije con una sonrisa tonta en la cara.
- Eso significa que lo habéis arreglado, me alegro que me hicieras caso. Seguro que el sexo de reconciliación habrá sido espectacular.
- Lanie… - le dije avergonzada, me costaba hablar de eso, es más, a pesar de ser solo un comentario, note el calor en mis mejillas – pero si, aunque espectacular es quedarse corto.
- ¿Qué? Quiero todos los detalles y para eso tengo que tenerte cara a cara para disfrutar plenamente de tus mejillas rojas como un tomate.
- Estás loca – a ella le encantaban esos cotilleos y yo a veces lo hacía para complacerla, pero lo que teníamos Rick y yo, era nuestro y a pesar de que era soberbio en la cama, no pensaba compartirlo.
- Quiero ir.
- ¿Estás segura?
- Si… cogeré todos los desvíos que hagan falta, pero necesito veros por última vez.
- Como quieras… ven, yo también… estoy deseando verte.
- Y yo a ti amiga mía. Deseando que empieces una nueva vida – Lanie era como era, pero era mi mejor y única amiga… no hubiera podido escapar si no llega a ser por ella.
- ¿Hablamos mañana?
- Hablamos mañana, y quizás podamos vernos pasado ¿Te parece bien?
- Eso espero, un beso.
- Un beso amiga.
Colgué el teléfono y me dirigí de nueva a la cama tenía ganas de contarle a Rick la buena noticia sobre la visita de Lanie. Estaba deseando que pudieran conocerse, seguramente se llevarían bien, es más… a Lanie le iba a encantar.

POV RICK
Venia sonriente hacia la cama y eso me alegro. Cuando llego a mi lado, la empuje suavemente dejándola boca arriba sobre la cama y me coloque sobre ella besando su cuello haciéndola reír.
- Castle – le amoneste.
- ¿Castle? – me sorprendió que me llamara por mi nombre “artístico”. Estaba claro que era una de mis fans, a pesar de negarlo - Me gusta… la verdad… me pone. Y supongo que a ti también, ¿verdad picarona? - dije levantando mis cejas y haciéndola reír.
- En tus sueños.
- No, más bien creo que en los tuyos - dije riéndome mientras le mordía suavemente el cuello haciéndola suspirar.
- Rick… estate quieto...
- No quiero – le respondí juguetón.
- Está bien, pero espera un momento… tenía que contarte algo.
- Bueno… -dije resignado dejándole un poco de espacio
- Verás, era Lanie, mi amiga.
- Aja… parece como si la conociera… no dejas de hablar de ella - dije de forma inocente sin saber lo que me esperaba.
-Pues me alegro de eso… porque ha decidido venir para despedirse… está deseando conocerte - dijo feliz. Pero no podía… si Lanie me veía sabría que yo era Richard Rodgers… y entonces este sueño se habría acabado.
- Yo… tengo que ir a por los pasaportes… por lo que no podré… - iba a escaparme y así no tendría que verla, pero Kate me interrumpió.
- Pero podemos esperar un día más.
- No creo que eso sea oportuno – debía quitárselo de la cabeza.
- Vamos Rick, a Lanie le hace ilusión y a mí también – me decía mientras me hacía mimos para convencerme.
- Pero… - ¿cómo podía hacerla cambiar de opinión…?
- Vamos Rick… no seas malo… - insistía haciéndome caritas tristes.
- No creo que sea bueno que tu amiga venga. Ese tío y Will estarán vigilándola.
- Rick… necesito esto. Necesito despedirme y necesito que te conozca… me importa mucho su opinión, quiero que os conozcáis – sentencio sin darme otra opción… estaba decidida.
Lo dijo tan seria y mirándome con los ojos muy serios, no podía negarme. Sería mi perdición, estaba claro, pero ¿qué podía hacer? lo importante era su protección
- Vale, si me lo pides así - dije concediéndole el gusto.
- ¿Entonces? – me pregunto mirándome ya más sonriente.
- Los pasaportes pueden esperar un día más.
- Bien. Me hace mucha ilusión, de verdad. Irme con la bendición de ella, después de conocerte, de verdad que es muy importante para mí.
- Ya me he dado cuenta – dije serio yo esta vez. Si su amiga venia, sabría quién soy y se lo contaría a Kate… no podía escapar, aquello era un hecho consumado y no tenía posibilidad de escaparme… tendría que hablar con ella para que no me delatara.
Kate noto que en un segundo nos habíamos distanciado y quiso arreglarlo. Sentí como tiraba de mi camiseta acercándome hacia ella y empezó a besarme con mucho amor. Sentía sus manos enredadas entre mi pelo atrayéndome hacia sus labios. No pude aguantar más mi enfado y coloque mis manos en su cintura tirando de su camiseta por encima de la cabeza.
Kate me empujo, quedando ella encima de mí, me quito toda la ropa sin perder tiempo. Sentía como bajaba por mi cuerpo y pensé que el corazón iba a salirse del pecho cuando sus labios se acercaron a mi entrepierna, pero cuando note su lengua sobre mi erección, deje de respirar, aquello era el sumun de la satisfacción, alteró de tal forma mis latidos, que pensé que no había aire suficiente para respirar… me agarre con fuerza a las sábanas con los puños cerrados y recé para ser capaz de aguantar un rato más aquella sensación tan maravillosa que me hacía sentir Kate.
Pero no podía aguantar más, necesitaba estar dentro de ella, así que tiré de ella hacia arriba y la coloque justo entre mis piernas, estar dentro de ella era mi meta, sino… aquel placer acabaría muy rápido, quizá demasiado.
Volvió a empujarme contra la cama y empezó a jugar frotándose conmigo, pero sin dejarme acceder a su entrada, era una auténtica tortura.
- Esta es tu manera de demostrarme lo que me quieres… - dije aguantando la respiración para controlarme.
- Valdrá la pena, aguanta… que no se diga… - dijo mientras me acercaba despacio - Rick… dime lo que quieres – me dijo con voz sensual mientras mi erección intenta alcanzarla.
- Quiero estar dentro de ti… por favor -dije suplicante, aquello era una tortura, todo mi ser temblaba por la espera del momento, como no empezara pronto, iba a terminar antes de haber empezado. Y en ese instante Kate se dejó caer en un solo movimiento, permitiéndome penetrarla por completo haciéndonos a los dos suspirar de pasión, de deseo, de agonía deseada. Empezó a moverse despacio, mi respiración pugnaba por acelerarse, dentro y fuera, cada vez más rápido. Kate estaba cerca y yo ya no podía aguantar más, me estaba volviendo loco al sentir sus entrañas apretar fuertemente mi miembro. Ahí ya no pude contenerme y con solo un movimiento, hizo que explotara en su interior. Ella estaba cruzando el camino que ya ande yo, así que para ayudarla a encontrar su placer, la acaricié en su clítoris haciendo que disfrutara, ella también, de su orgasmo y termino tumbada sobre mi pecho agotada.
- Creo que te he dejado bien claro lo importante que es para mí.
- Efectivamente – dije convencido mientras los dos recuperábamos el aliento después de ese maratón de placer.
No me quedaba más remedio, tenía que cumplir con lo prometido, pero tendría que buscar una solución para no arruinar esto tan bonito que habíamos creado…

CONTINUARÁ…

Gracias a todos por leer…se acerca la llegada de Lanie y veremos a ver cómo afecta a los dos. Tienen que empezar a aceptar la realidad.
Espero vuestros comentarios sobre la historia
Tengo que avisaros que intentaré seguir subiendo los mismos días, pero que a lo mejor tengo que subir por las tardes o a lo mejor algún día no puedo…no puedo prometer, pero si prometo que lo intentaré hasta el final.
Gracias a todos y nos vemos mañana con otro capítulo (eso espero)

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por alba_caskett el Jue Oct 01, 2015 11:49 pm

Rick sino quieres tener más problemas de los que seguramente vas a tener, cuéntale tu mismo la verdad

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Oct 02, 2015 5:31 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 18

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 02, 2015 9:26 pm

Buenos días a todos, os dejo un nuevo capítulo. Encuentro o reencuentro de Lanie con Rick. Veremos cómo se lo toma todo Lanie y si acepta callar o se lo cuenta todo a Kate. ¿Qué pasará entre ellos?
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 18

POV RICK

Habían pasado dos días, largos y llenos de trabajo para conseguir dejar todo más o menos preparado para cuando tuviéramos que irnos. Para agradecerle que me hubiera dejado el lugar quería dejar la granja que use al principio lo mejor posible y tenía pensado también, darles algo de dinero para que pudieran seguir con ella. Habían sido dos días duros, pero ahora, una vez pasados y llegado el momento, no me importaría volver atrás. Aquel lugar era tranquilo, se estaba bien y no estaba lejos del pueblo por si hacía falta alguna cosa. Para escribir, hubiera sido un sitio perfecto.
También llego el día de la llegada de Lanie, y sabía que todo cambiaría con ella, entre otras cosas porque seguía sin saber que decirle. Pude conocer mejor a Kate y no me iba a perdonar cuando supiera el motivo de mi llegada a ese lugar. Solo me quedaba pedir misericordia a Lanie para que me diera un poco de tiempo… para demostrarle que los quiero, y no solo eso, sino que necesitan mi ayuda. Que me dé el tiempo necesario para que puedan huir lo más lejos posible. Por eso, había decidido ir hacia el pueblo y allí parar su coche lo justo para explicarme y hacerle entender la situación.
- Hola – dijo Kate acercándose a mí por la espalda.
- Hola bombón… - le dije dándole un beso en la mejilla, demostrando lo que me alegraba de verla. Intentaba no llamarla “preciosa” como aquel día para evitar recuerdos innecesarios y dolor inútil, así que iba cambiando el apelativo, para que no se sintiera mal.
- ¿A dónde vas? – pregunto al ver que me subía al coche.
- Voy a ver Mary y a su abuelo. Quiero avisarles que nos vamos y agradecerles que me prestaran la granja, a pesar de su estado.
- Si, pobre gente, les queda aún mucho trabajo si quieren usarla, pero, al menos ahora tiene techo… - dijo riéndose de mi trabajo de esos dos días - no tardes, Lanie está al caer.
- Tranquila… lo sé - dije besándole suavemente los labios - ¿Todo claro? ¿Estás segura de todo lo que hemos planeado?
- Sí, aunque no estoy muy de acuerdo – matizo arrugando la nariz para demostrarme su desacuerdo.
- Ya verás… estoy seguro de que todo saldrá bien.
- Eso espero - dijo soltándome para que pudiera irme.
- Vuelvo enseguida – le dije a modo de despedida.
Había ideado un plan de huida que serviría aun si Lanie me delataba. Habíamos decidido que llamaría a Will para despedirse, para que pudieran dar con su localización. Luego yo me llevaría ese móvil, y lo tiraría camino del norte mientras ella y Luck irían hacia el sur para coger un avión. Yo cogería otro avión pero a un lugar equidistante del que Kate y Luck. Justo en el aeropuerto me desharía del móvil o intentaría ponerlo en la maleta de alguna otra persona para poder confundirlos. Ella cogería el primer avión que saliera, sin que ni yo supiera el destino. Serviría para despistarlos, pero además, si me cogían con el móvil, tampoco sabría a donde iban, por lo que no podrían sacarme ninguna información, no podría decirles nada porque no sabría nada. Luego con suerte y si me perdonaba, ella se pondría en contacto conmigo para hacerme saber su paradero a través de un mensaje encriptado en una página web.
Pero para eso tenían que pasar muchas cosas, tenía que pasar mucho tiempo y salirme las cosas demasiado bien y sabía que eso era imposible… Kate terminara odiándome y no querría saber nada de mí, solo suplicaba poder seguir con nuestra idea inicial, aunque no volviera a saber nada de ellos, eso supondría que estaban a salvo.
Cuando llegue al pueblo, entre en el bar y entable conversación con Mary y su abuelo, eran buena gente y los convencí de que me cogieran el poco dinero que me quedaba, me senté cerca de la ventana, así vería si llegaba Lanie para explicarle y que no destrozara mi felicidad y la de su amiga… aunque el culpable era sin duda yo, no lo escondía… pero yo no esperaba enamorarme de Kate.
Estaba enfrascado en mi café cuando escuche como un coche paraba, cuando vi quien se bajaba supe enseguida que era ella, la recordaba muy bien de cuando la visite en la ciudad. Solo vi su espalda, su ropa de ciudad, eso la delato. Salí de la cafetería a toda velocidad, acercándome a ella, que como si supiera de mi presencia, se giró quedando cara a cara conmigo. Vi miedo, pánico en su mirada, seguramente pensando que acababa de delatar a su amiga, pero la saludé, para ver si podía evitar el desastre de su confusión.
- Hola Srta. Parrish…
- ¡Dios mío! ¿Qué haces tú aquí? Era una trampa ¿verdad? - dijo mirando hacia todos los lados como una loca buscando a Will o a todos sus matones.
- No es eso… no es lo que piensa, ¿me permite hablar con usted un momento?
-¿Conmigo? No tengo nada de qué hablar con usted caballero.
- Es por Kate, por favor... – le suplique.
- Exactamente por eso, no voy a mantener ninguna conversación con usted.
- A ver… discúlpeme, vamos a tutearnos… si no te molesta, gracias a Kate, es como si te conociera y me siento estúpido hablándote de usted. Creo que debes confiar en mi, yo te avise de las intenciones del necio de Sorenson… solo por eso ya deberías entender que yo no quiero hacer ningún mal a tu amiga… todo lo contrario.
- ¿Y por qué debería creerte? – Bueno, al menos ya me tuteaba… algo había conseguido. Aunque hubiera recapacitado antes de hacerme esa pregunta.
- Porque nunca les haría daño… a ninguno de los dos - dije mirándola a los ojos para que comprendiera que decía la verdad, a pesar de que la duda nublaba sus ojos - Déjame explicarte. Dame cinco minutos y si no te convenzo, pues… haces lo que quieras o te parezca conveniente. Pero antes, tienes que saber dos cosas. Una que fue Kate quien te dio permiso para venir y otra que no te necesitaba para saber dónde se encontraba porque yo la encontré antes.
- Has podido hacerlo para matar dos pájaros de un tiro.
-Yo no te pedí que vinieras… solo que teníamos que poner a Kate a salvo – le recordé.
- Vale… cinco minutos – dijo algo indecisa.
Señale el interior de la cafetería y allí nos sentamos en un lugar apartado, pedí café para ambos y espere a que Lanie se quitara el abrigo y se sentara. Los dos estábamos callados hasta que trajeron lo pedido, entonces ella ataco para que me diera prisa.
- Empieza – exigió.
- Bien… yo… como sabes Will me contrató para encontrarlos… lo hizo con un montón de mentiras que me trague como un imbécil. Me di cuenta de todo a medida iba hablando con la gente… y conociéndola poco a poco. Por eso cuando descubrí donde estaba no pude decirle quien era y cual era mi trabajo. Me quede aquí y sin darme cuenta, los estaba cuidando y protegiendo… para enmendar el error de haberles encontrado y puesto en peligro - en ese instante comprendí que me había entendido… que era lo que había pasado… quien era ese Rick que había aparecido de repente en la vida de su amiga.
- ¡Dios! Que cruel es la vida…
- Si… me quede cerca de ellos cuidándoles… solo quería hacer eso pero… ahora, ahora son mucho más que eso para mí, por favor… intenta entender.
- No solo le has ocultado quien eres, si no la has conquistado. ¿Sabes el daño que vas a hacerle? No sabes lo que le ha costado superar lo de Will, esto la va a matar. Si no podías con tu conciencia hubieras ido a confesarte pero con esto la mataras sentimentalmente para toda la vida.
- Yo… sé que tenía que habérselo dicho desde el principio, pero no pude y ahora… - tenía la mirada baja, me sentía avergonzado de mí mismo… culpable
- Ahora que… ahora vas a destrozarla.
- No quiero hacerle daño Lanie… no lo soportaría. Te lo suplico, créeme.
- ¿Que me quieres decir con eso? - dijo enfadada, sus ojos irradiaban rabia.
- Estoy enamorado de ella y también de Luck… de sus ojos cuando ríe, de los juegos que le enseño – le conté con una sonrisa boba en la cara, la que se me dibujaba solo al pensar en ellos - los quiero… los necesito en mi vida, quiero hacerles felices… pero sé que empecé mal las cosas. Sé que tienes que decírselo, pero necesito tiempo… solo un poco más de tiempo, no puedo perderla ahora.
- ¿Tiempo? ¿Crees que lo mereces? ¿Y qué es eso de que estás enamorado de ella? – no creía en mis palabras… pensaba que la estaba engañando y que todo era para delatarla.
- No lo tenía planeado, pero ¿quién planea enamorarse…? es una mujer increíble. Los quiero y sé que no los merezco. Podrás decírselo, pero necesito un poco más de tiempo para ayudarles, para conseguirles los pasaportes y para que huyan lejos. Si se lo dices, sabes que no aceptara mi ayuda.
- Eso es cierto.
- Déjame ayudarles y luego… - sabia lo que estaba haciendo, iba a perderlos para siempre… pero, no quería hacerles daño, fue culpa mía lo sucedido y no quería romper el corazón a esa preciosa mujer por un error mío, pero no quedaba mas remedio.
- ¿Y luego qué?
- Luego podrás decírselo… pero por favor, déjame ponerles a salvo. Ninguno de los dos podríamos vivir si les pasara algo.
- No estoy convencida de lo que me pides. No quiero que la engañes un minuto más, no se lo merece – me respondió mirando su café y removiéndolo, como si no estuviera frio ya…
- No la engaño, la quiero, y a Luck también. Déjame demostrártelo. Dame aunque sea este día. Mañana iré a por los pasaportes a Nueva York… si quieres decírselo entonces, no te lo impediré… en realidad, es al contrario, quiero que lo hagas. No creo que pueda perdonarme… no creo que me de otra oportunidad para estar a su lado, pero no puedo dejarle empezar una nueva vida con mentiras… creo que debe saberlo, pero tiene que dejarme antes que la ayude.
- De acuerdo… te daré el día de hoy – lo dijo como si con ello se tragara un jarabe intragable, no se fiaba de mí y de mis sentimientos, no la culpaba por ello - y si veo que me engañas no te acostaras esta noche sin que sepa la verdad. Si me convences… dejaré que vayas a por los pasaportes y cuando vuelvas, cuando todo esté listo, se lo contaré.
- Gracias… de verdad – iba a perder a la mujer de mi vida… me dolía como si llevara un puñal clavado en el corazón, pero había sucedido así y no podía cambiarlo. Yo era el único culpable.
- Se te acabo el tiempo, tengo ganas de ver a mi amiga y mi sobrino – dijo levantándose y cogiendo sus cosas.
- Yo te llevo - dije levantándome para abrirle la puerta.
El viaje fue silencioso, apenas se oía el motor del coche y nuestras respiraciones y suspiros. Era un buen día para que la radio hubiera funcionado, pero también se había aliado en mi contra. Cuando llegamos a la granja, Kate salió a recibirme sin saber que llegaba con su amiga. Cuando se bajó ella, fue corriendo para abrazarla y me di cuenta de que a pesar de todo, había sido una buena idea, porque Kate necesitaba irse con las pilas cargadas de cariño.
- ¡Dios mío! cuanto te he echado de menos – le dijo Lanie cuando se soltaron.
- Y yo – le respondió Kate con los ojos llenos de lágrimas.
Me quede un poco al margen mientras se saludaban, con la pequeña maleta de Lanie en la mano. Cuando acabaron, Kate se acercó a mí, me abrazo y me deje envolver por ella, y disfrutando del poco tiempo que seguramente nos quedaba juntos.
- Veo que ya os habéis conocido – dijo con una sonrisa que le llenaba la cara.
- Si - dijo Lanie mirándome fijamente, sabía que a pesar de haberme ganado unas horas no me creía aun, aunque note su mirada algo más suave que cuando estábamos en la cafetería. Sin duda eso tenía que deberse a Kate… ella atraía lo bonito de las personas que de verdad la queríamos.
- Tía Lanie - dijo Luck, saliendo a toda velocidad a abrazar a la visitante.
Y yo solo pude abrazarme más fuerte a Kate y besar su cabeza suavemente. Porque a pesar de que me quedaban pocos momentos como este, era un afortunado por haberlos tenido.
Solo suplicaba al Dios Todopoderoso, si existía, no hacerle mucho daño, que pudiera volver a ser feliz… que no creyera que todos los hombres somos iguales, que por mucho que le haya fallado yo, ella puede ser feliz. Puede y merece serlo… ojala esa persona pudiera ser yo… ojala.

CONTINUARÁ…

Bueno espero que os gustara. Rick tiene un día para demostrarle a Lanie que está enamorado de Kate, que solo quiere ayudarla. ¿Lo conseguirá?
Buen fin de semana y nos vemos el lunes con un nuevo capítulo.
Como siempre los comentarios son bienvenidos.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por Rick Castle el Vie Oct 02, 2015 11:02 pm

Me encanta!! Es magnífico

Rick Castle
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 01/06/2015
Edad : 17
Localización : Asturias/ Soñando con una vida en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Dom Oct 04, 2015 1:56 pm

10.04.2015 19:54:53

Wow es una historia increible, ...espero con ansias el capitulo de mañana...asi que continua...espero que lanie no le diga nada a kate y le ayude rick..porque como estan las cosas en la temporada 8, un sufrimiento en esta historia no me gustaria.... Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 314
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 19

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 04, 2015 8:37 pm

Buenos días a todos, os dejo con el nuevo capítulo de la historia. Gracias a todos por leerla y contribuir en ella con vuestros mensajes.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 19

POV RICK

Kate estaba terminando de preparar la comida mientras yo ponía la mesa. Nuestra invitada no me quitaba la vista de encima en ningún momento. No quería comportarme diferente de como siempre lo hacía, pero no podía evitar estar tenso, crispado por la situación y por si fuera poco, sabiendo que en pocas horas perdería a Kate para siempre. Pero a pesar de todo eso, quería disfrutar esos pocos momentos.
- Rick – dijo Luck llamándome.
- ¿Si? – respondí sobresaltado… estaba en mi mundo y no lo había escuchado.
- Te estaba llamando, ¿estas tonto? -dijo Luck riéndose.
- Lo siento enano -dije levantándole y dándole vueltas para sacarle unas risas. Lanie seguía vigilante, me miraba de forma tan fija que pensé que me estaba atravesando. Deje despacio a Luck en su sitio de la mesa y me senté en mi lugar, ese que había ocupado esos días, Kate se acercaba con la comida.
- Yo a tu lado - dijo Luck bajando de su silla y poniéndola con algo de dificultad, cerca de la mía.
Comimos prácticamente en silencio, lo único que se escuchaba era Kate contándole algunas tonterías a su amiga y a Luck que metía baza sin saber de qué iba la cosa. Cuando acabamos de comer, me ofrecí enseguida para limpiar los platos y así poder alegarme un poco de esa mirada que me estaba poniendo enfermo. Empecé con mi tarea, cuando sentí unas manos abrazándome por la espalda y besaba mi omoplato. Solo podía ser mi chica… la de los ojos tristes en un principio y ahora la más alegre y preciosa mujer que había visto en la vida.
- ¿Estas bien? – me pregunto algo intranquila, había notado mi seriedad durante toda la comida.
- Si - dije girándome y besándola.
- Te noto raro ¿Estas nervioso por Lanie?
- Puede ser… - dije mintiéndole.
- Tranquilo, sé que le gustaras – sentencio dándome un beso en los labios.
- Si queréis quedaros un rato a solas, puedo llevarme a Luck a la granja para cuidar a los animales, a él le gustara y eso os dará un poco de intimidad.
- Vale, pero sé que no lo haces por mí. Lo haces para pasar tiempo con el enano, para ponerme celosa…
- Me has pillado - dije sonriéndole y la bese, tenía tantas ganas de perderme en ella y dejar atrás todo lo malo que nos esperaba. Pero solo pensar en eso hizo que me separara, sentía una pensión fuerte en el pecho… tenía ganas de llorar y eso solo era por pensar en perderla, cuando nos separáramos, me mataría.
-Te echaré de menos – dijo.
- Yo también – le respondí golpeándole suavemente el culo con el paño que tenía en las manos. Y la vi cómo se iba con esa sonrisa suya… era tan increíble, tan perfecta con su imperfecciones… allí se iba mi felicidad, mi vida…
Al acabar, llame a Luck y nos fuimos a la granja a ver a los animales. Tenía ganas de pasar tiempo con él. Solo esperaba que estos minutos a solas con mi pequeñajo no acabaran en tragedia al volver y darme cuenta de que Kate me odiaba para el resto de mi vida.

POV KATE
Se iba con Luck, entre risas y bromas, y supe que era el hombre que quería que estuviera a mi lado y al lado de mi hijo, quería que fuera él, quien ejerciera de padre de mi hijo.
- Te gusta de verdad ¿no? - preguntó Lanie haciéndome saltar.
- Yo… creo que me he enamorado… no sé cómo pudo pasar, pero… sí, creo que lo estoy.
- Kate… - me dijo en forma de reprobación.
- ¿Qué? ¿Algún un problema?
- No, solo me sorprende que te hayas enamorado tan rápido.
- Te aseguro que no estaba en mis planes, pero el destino es caprichoso y es que es… tan bueno. Se ha portado tan bien con nosotros, es tierno con los dos, es gracioso, divertido, sabe escuchar, consolarme y además es guapo.
- Si lo es. Pero si, te has vuelto a enamorar…
- Sí, pero es distinto – como le podía explicar a mi amiga que ese hombre me transportaba a otro mundo cuando estaba en sus brazos.
- ¿Distinto? – seguía sin entender
- Sí, esta vez siento que es distinto, él es distinto.
- Kate apenas lo conoces – me recrimino mi amiga.
- Oye Lanie, sé que estas nerviosa, sé que te preocupas por mí, pero… estoy segura de que es un buen hombre… estoy segura de que puede hacerme feliz.
- Debe de ser fantástico en la cama – me dijo tratando de enfadarme.
- Pues sí, no creí que existiera una química así, pero existe, te lo aseguro. No lo has visto mucho con Luck, pero… se ha comportado con él como si fuera un padre, eso también me ha ayudado a darme cuenta de lo buen hombre que es. No huyó cuando le conté todo, al revés estuvo ahí, apoyándome y ayudándome a superarlo. Es un buen hombre y me ha sabido comprender para poder dejar atrás todo este dolor. Así que sí, creo que es un buen hombre, y si estoy segura de que puede hacerme feliz.
- Está bien, solo ten cuidado, ¿vale? No quiero que te vuelvan a hacer daño.
- Lo tendré - dije abrazándola - pero dejemos eso por una rato, pensemos en cosas buenas.
- ¿Cómo cuáles? ¿Cómo que te marchas y me dejas para siempre? – soltó con tristeza.
- Nunca te dejaré. Pero comprende que tengo que irme.
- Lo sé y siento si te ofendí. Solo es que me duele tanto no volver a veros.
-Nos vamos a volver a ver, estoy segura de que esto terminara arreglándose – le dije dándome cuenta que eran las mismas palabras que había dicho Rick esta mañana, me había contagiado su optimismo.
- ¿Cómo estas tan segura de repente?
- Rick me lo dijo esta mañana y he decidido ser optimista como él.
- ¡Ah! si él lo cree, será cosa de hacerle caso…
- No es que crea que lo que dice se va a cumplir. No me he vuelto tonta de repente - dije haciéndonos reír a las dos - solo que me hizo creer en lo bueno de la vida. Prefiero ver el lado bueno… seguro que todo se arreglara.
- Sí que te ha cambiado este tipo – seguía siendo escéptica con respecto a Rick… pero me daba igual, mientras estuviese yo para defenderlo… ya me bastaba.
- Pues si Lanie. Y ya veo que no te ha caído muy bien.
- No es eso. No me hagas caso, el viaje no me ha sentado muy bien - dijo sonriéndome - mejor háblame de mi sobri.
- ¡Oh! está muy bien. Al principio le costó, pero ahora está mejor que nunca. Creo que poco a poco se va olvidando de todo lo malo… hasta dejo las pesadillas.
- La verdad es que os veo muy bien, no me esperaba encontraros tan felices y eso me hace feliz a mí.
- Gracias - dije abrazándola con fuerza. La verdad es que la había echado mucho de menos.
Estuvimos durante un buen rato hablando de los chicos y de cómo iba todo por mi antigua casa… la que tanto echaba de menos, por muy bien que estuviera ahora.
- Mami, mami - gritaba Luck mientras entraba corriendo sin parar de reír mientras Rick corría detrás de él todo mojado. Luck se vino a mis brazos escondiéndose y Rick se acercó todo mojado.
- Ni se te ocurra… - pero antes de acabar de hablar ya nos tenía abrazados a los dos, y por supuesto, empapados - te voy a matar – le dije furiosa, pero riéndome como hacia siglos no hacía, pero pare cuando note como me besaba suavemente en los labios…
- ¿Mami? - preguntó sorprendido Luck mirándonos a ambos con la boca abierta.
- Lo siento… - dijo Rick cuando nos separamos. Sabía que había metido la pata… pero no me preocupaba, más pronto o más tarde debía saber que estábamos juntos como pareja.
- Luck verás… - fui a explicarle, pero me interrumpió.
- ¿Sois novios? - dijo y todos los adultos nos miramos. Quería gritar que si… porque era lo que sentía pero vi algo raro en la mirada de Rick y no supe que responder.
- Luck quédate un momento con la tía Lanie, ¿vale? – debía aclarar esa mirada extraña…
- Pero… - insistió el pequeño.
- Ni peros, ni nada, ahora volvemos.
- Pues vale… - dijo el pobre sin saber que era lo que había hecho.
Me lleve a Rick al exterior, necesitaba saber en qué punto estábamos, porque si ahora se iba a asustar prefería saberlo antes de que fuera demasiado tarde.
- ¿Qué pasa ahora? - pregunté sin rodeos.
- Solo… no, veras, no sabía… que hacer - dijo tragando saliva, ningún día se comportó de ese modo, algo le pasaba algo gordo, pero si no quería hablar de ello, quizá algo de espacio… después de todo, el me dio el mío cuando lo necesite.
- Rick si pasa algo… cuando quieras… - intente sonsacarle, pero estaba serio, como triste.
- No, solo me pilló desprevenido – se disculpo
- Bueno, tu nos has puestos en esta situación - dije sonriendo y guiñándole un ojo.
- ¿Yo?
- ¿Cómo qué yo? – ese no era mi Rick… ¿Qué le habría pasado con Lanie en el coche?
- Fuiste tú… me has embrujado o algo - dijo agarrándome por la cintura y acercándome a su cuerpo - no puedo dejar de besarte cuando te veo - dijo mostrándome con hechos lo que acababa de decirme, y repitió una y otra vez.
- Rick… - le recrimine cuando paro un segundo – Compórtate. Bien ¿Entonces quieres contarle lo nuestro?
- Creo… que deberíamos esperar a que estemos juntos, establecidos. Si ahora nos separamos pensara que algo va mal… cuando estemos juntos pues…
- Bien, si es lo que quieres - dije algo molesta en realidad yo estaba deseando que nuestra relación se conociera, no me daba miedo decirle al mundo que le quería, pero a él, primero le costó un mundo aceptar conocer a Lanie y ahora no quería decírselo a Luck. Por ahora tenía que aceptarlo pero… no podíamos seguir así si íbamos a formar una familia y a llevar su nombre.
- ¿Estás bien? – pregunto al verme tan callada.
- Sí, será mejor que nos vayamos dentro – pero aquella conversación me había dejado triste. Primero tan seguro y ahora… tan distante.
- Bien - dijo besándome - por si luego no puedo - dijo volviéndome a besar y terminé sonriendo como una tonta… aunque me enfadaba o me decepcionaba a veces, luego sabía cuándo y cómo sacarme una sonrisa. Por eso le quería… ¿le quería? si porque negarlo estaba enamorada de él… por volver a poner mi vida cabeza abajo pero de una forma que hacía que mi corazón volviera a latir feliz, sin miedo.
A pesar de todo, le quería y sabía que él me quería… lo notaba, me lo hacía saber cada día y por eso se merecía el tiempo necesario para estar preparado, solo esperaba que esto no acabara, porque me había cambiado la vida y ahora no podría volver a salir de una decepción… soy fuerte, pensé, pero me siento tan bien estando a su lado…
Como dijo la protagonista de un conocido film de la historia del cine: Ya lo pensare mañana.

CONTINUARÁ…

Espero vuestros comentarios para saber si os ha gustado o no.
Parece que de momento van tirando, pero Rick tiene miedo porque cree que los va a perder, y por eso no quiere contárselo a Luck porque sería hacerle más daño aun cuando se dé cuenta de que ya no lo estarían si Kate se enfada y lo deja.
Bueno pues os dejo y nos vemos el miércoles con un nuevo capítulo.
Hoy es Lunes Castle…veremos a ver qué pasa Question

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Oct 04, 2015 11:52 pm

sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 20

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 06, 2015 7:57 pm

Buenos días, os dejo un capítulo nuevo. Veo que estáis impacientes por saber si se lo cuenta o no y cuáles serán las consecuencias, me gusta que estéis tan metidos en la historia. Poco a poco se van a ir resolviendo vuestras dudas.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 20

POV RICK

Había conseguido sobrevivir al día con Lanie vigilándome a cada momento. Intente disfrutar del día al máximo, pero ese sentimiento de pérdida… esa desazón interna que iba a sufrir, me destrozaría. Tenía que contarle todo a Kate, si queríamos empezar una nueva vida, debíamos dejar todo esto atrás y en eso también, se incluía mi participación en la investigación de Sorenson, el mayor error de mi vida, menos mal que me di cuenta a tiempo para alejarme de él y hacer algo para mantenerlos a salvo. Y si ella me dejara estar a su lado, haría lo posible, día a día para que olvidara lo que estuve a punto de hacer, el error que casi cometí, al encontrarla. Si no consigo que me perdone… al menos sabré que está a salvo… y pasare el resto de mi vida pendiente de que nada les pueda suceder a ninguno de los dos.
- Has estado muy serio hoy - dijo Kate sobresaltándome mientras se sentaba en la cama a mi lado.
- Solo… es morriña, os voy a echar de menos ¿sabes? - dije besando su hombro desnudo.
- Rick solo será un par de días – quiso consolarme.
- Si, pero luego… - si pudiera decirle la verdad.
- Si tanto te cuesta, cambiamos el plan y nos vamos juntos.
- No… lo más seguro es hacerlo como tenemos planeado.
- Si, pero eso te pone a ti en peligro y no quiero tampoco eso.
- Cuando lleguen aquí, yo ya estaré lejos.
- Eso espero - dijo preocupada.
Tiré de ella para que quedara acostada a mi lado y le acaricié intentando memorizar cada parte de su cuerpo, cada trozo de piel… su suave pelo.
- Te quiero, lo sabes ¿no? – era cierto… me había dado cuenta de que la quería como no había querido a nadie antes. Y ¿Por qué no decírselo? Me encantaba escucharme diciéndolo.
- Rick…
- Lo sé, solo quería recordártelo - dije sonriendo nervioso.
- Todo va a salir bien - dijo mirándome fijamente y quise creerla, sobre todo quise creer que mi felicidad estaba a la vuelta de la esquina. - Rick, para… yo también tengo ganas de disfrutarte, pero tienes que descansar, mañana tienes... - pero no la deje acabar de hablar, me dedique a colmarla de cariño, de caricias y besos que le demostraran lo que quise decir y no me dejo - Rick por favor.
- Vale, ya paro, lo siento - dije riéndome - pero ya te he dicho que es culpa tuya.
- Claro, por supuesto, siempre es culpa mía - dijo golpeándome el pecho. Cuanto iba a echar de menos estos momentos en la cama con ella, jugueteando, disfrutando a su lado, de esa sonrisa, que siempre tendría grabada en mi corazón, cerca de donde ahora estaba su mano, allí estaría para siempre, pasara lo que pasara.
- Todo va a salir bien ¿verdad? - preguntó mirándome fijamente. Y no quise mentirle, aunque ahora mismo ella precisaba de esa certeza para seguir hacia adelante… y todo iría bien porque estaría a salvo, ambos lo estarían y eso era lo importante.
- Toda va a salir bien cariño. Ya tienes mi coche preparado, yo alquilaré otro para ir hacia el aeropuerto y de ahí a Nueva York… tardaré varios días pero todo va ir bien. Luego nos separaremos y no sabrá nunca donde estas. Me gustaría poder hacer algo más… me gustaría que pagara por todo el dolor que te ha causado a ti y al niño, pero todo va a salir bien - le mentí una vez más, no podía tener dudas, porque si las tuviera, acabaría de nuevo en la boca del lobo.
- Tengo ese presentimiento de que vaya donde vaya él estará ahí siempre – me dijo con una sombra de temor en los ojos, una sombra que yo hubiera querido borrar para el resto de su existencia, estando a su lado para protegerla. Cosa que no podría hacer, muy a mi pesar.
- No estará, no debes pensar en eso. Tienes que seguir con tu vida. Y recuerda no hacerte notar, aunque para ti eso será difícil - dije riéndome y volviendo a recibir un golpe cariñoso de su parte.
- Tonto… calla, venga, ven – dijo mientras me daba un beso en el cuello… eso me hizo suspirar
- Mmm…. Me encanta cuando me tratas así.
- Yo también te voy a echar de menos… y también te quiero - dijo casi en un susurro haciéndome sonreír.
La besé por última vez antes de acomodarme y atraerla hacia mí para poder dormir y descansar, aunque sabía que sería imposible.
Daba vueltas y vueltas y no encontraba una posición cómoda para relajarme, o mejor dicho, no podía dejar de pensar. No podía dormir, miré el móvil y vi que quedaba solo media hora para sonar la alarma. Lo apagué y me levanté, quizá pudiera hacer algo. Fui a la cocina y me puse a preparar un café. Cuando estaba dispuesto a dar el primer trago.
- ¿Me preparas otro para mí? - dijo una voz sobresaltándome cuando me giré me encontré con Lanie cara a cara.
- Lo siento ¿te he despertado? No me acordaba de que estabas aquí.
- Tranquilo, no tengo sueño, ¿te sabe mal?
- No, faltaría más - dije cogiendo una taza y vertiéndole un poco de café. Cuando volví a girarme estaba sentada en uno de los taburetes de la cocina. Le entregue la taza y con la otra mano me indicó que me sentara a su lado. Creo que llego la hora de la verdad.
- Tenemos que hablar – dijo seria… esperaba ese momento, pero no quería que llegara.
- Lo se… - respondí bajando mi tono de voz, como aquel que ha pecado y a pesar de saberlo, no quiere recibir su castigo.
- Bien, te he visto un poco con ellos pero eso no me ha convencido.
- Ya claro.
- Pero no voy a basarme en eso Rick. He hablado con Kate y con Luck y ambos están locos por ti, no sé qué has hecho con ellos, pero te quieren demasiado por el poco tiempo que hace que te conocen - dijo consiguiendo que sonriera - no los había visto así nunca. Creo que si se lo dijera les haría más daño… por lo tanto creo que lo mejor es que viva sin saber tu mentira.
- No, no debe haber mentiras entre dos personas que se quieren.
- ¿No?
- No…porque yo no puedo vivir así. Voy a decírselo – lo decidí durante esa noche de vigilia.
- Pero…
- Ella quiere volver a empezar una nueva vida dejando todo esto atrás… mi mentira pertenece a todo eso, así que tengo que contárselo… si no me quiere más en su vida… tendré que aceptarlo - dije tragando saliva para evitar las lágrimas que querían salir.
- ¿Pero si ella quiere dejarlo atrás para que contárselo? Eso le va a hacer daño y si tú eres bueno para ellos, para que estropearlo.
- No puedo vivir más mintiéndole… me gustaría que Kate me comprendiera y pudiéramos ser felices pero necesito sacarlo… porque me está matando.
- Pero ella no te perdonara – me dijo siendo ella ahora que se encontraba al borde de las lágrimas.
- Espero que me quiera lo suficiente para hacerlo… por lo menos ayudarla. Pero si no es así… necesito que me ayudes con el plan. Todo tiene que ir como está planeado, es lo mejor.
- Ya me ha contado Kate… te vas a arriesgar inútilmente, vas a poner tu vida en peligro de una forma gratuita, eso es una estupidez Rick, perdona que te lo diga tan claramente.
- En realidad no. Estamos lejos de Nueva York, cuando quieran llegar a donde estoy ya será demasiado tarde. Yo ya no estaré en peligro y ellos estarán a salvo.
- De verdad los quieres, ¿eh? – Me levanto el rostro que yo tenía fijo en el suelo – el cazador cazado… que irónica es la vida.
- Si… más de lo que pensaba se podía querer a alguien los quiero y no solo a ella, sino a los dos… nunca pensé en tener una familia, y ahora que pensé que pertenecía a una, les voy a echar mucho de menos.
- Sé que a ellos les costara más, por mucho que a Kate le cueste demostrarlo, cuando te vayas… le costara sacarte de su vida, pero se lo cabezona que es y que después de lo que Will le hizo… no se deja pisotear por nadie. Pero dudo que pueda volver a confiar en un hombre en lo que le queda de vida.
- Y me alegro de que sea fuerte… aunque no me perdone. Quiero que vuelva a ser la Kate fuerte que tuvo que ser antes de Will…
- Ella era fuerte… nunca ha dejado de serlo pero… la inseguridad era muy grande desde que Will… pero tú le has vuelto a abrir al mundo… me da miedo de que vuelva a encerrarse después de esto.
- Espero que no lo haga.
- Buenos días tempraneros - dijo una voz haciendo que ambos nos miráramos nerviosos por si había escuchado algo - debo preocuparme porque estés hablando de madrugada a solas con mi novio - dijo Kate riéndose mientras me besaba.
- La verdad es que está muy bueno pero… no es mi tipo.
- ¿Demasiado blanquito? ¿No? – dijo Kate arrugando la nariz… así como solo ella sabia hacerlo.
- Estoy aquí chicas… - protesté haciéndolas reír.
- De verdad ¿qué hacías aquí? Es aún temprano – insistió Kate mirándome al tiempo que la acercaba a mi poniendo mi brazo alrededor de su cintura.
- No podía dormir - dije levantándome para preparar a Kate su café.
- A mí me despertó tu novio - dijo Lanie riéndose.
- ¿Estas preocupado por algo? – me pregunto mirando mientras yo andaba por la cocina, haciéndome el sordo.
- No - dije demasiado rápido - ¿Por qué?
- Ayer estabas raro… y ahora no puedes dormir, tú me estas escondiendo algo – dijo muy segura de sí misma.
- Es que estoy deseando de que estéis a salvo, fuera de aquí y del alcance de Will - dije muy serio entregándole a Kate su café. - Tengo que ir a preparar unas cosas - dije saliendo de la estancia, porque como más pensaba más ganas de llorar tenia y no podía permitírmelo, menos delante de ellas. Me largue sin poder mirarla y al salir al exterior mis ojos no resistieron y soltaron todo lo reservado durante el día anterior y la larga noche.
Me encerré en el cuarto de baño para derrumbarme en la intimidad. Iba a perder lo mejor que me había pasado en la vida. Necesitaba serle sincero, que empezara una vida de verdad desde cero. Ese siempre fue mi objetivo desde que deje el caso y me quede cerca de ellos. Lo que quería era cuidarlos y mantenerlos a salvo. He recibido mucho a cambio en estas semanas… ahora me tocaba cumplir con mi objetivo y mandarlos lo más lejos posible donde estuvieran a salvo y luego quizás podría hacer algo más para que algún día pudieran volver a su vida normal con sus amigos y su familia.
Y por supuesto, hacer pagar a ese desalmado por lo que les hizo. Si, ese sería mi nuevo objetivo cuando los tuviera a salvo… le haría pagar, porque gente como él no debería estar en la calle haciendo y deshaciendo a su libre albedrio.
- Haré que pague – me dije convencido mientras me miraba en el espejo donde vi el rastro que mis lágrimas dejaron.
Me limpié con rabia y me levanté dispuesto a cumplir mis objetivos… mi felicidad dependerá de ellos y a ellos me debo.

CONTINUARÁ…

Gracias a todos por leer. Veremos qué pasa con estos dos.
¿Qué opináis sobre la decisión de Rick de contárselo? ¿Hace bien? ¿Cómo creéis que se lo tomará Kate? Espero vuestras apuestas y comentarios Wink
Que tengáis una buena semana y nos vemos el viernes

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Miér Oct 07, 2015 2:11 am

10.07.2015 08:09:17

Clap Clap Clap Clap affraid affraid affraid AMAZING..espero que kate, perdone a rick...y que haga pagar a will Muajaja Muajaja Muajaja ...por favor continua muyyyyyy pronto Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 314
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 08, 2015 8:19 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Veremos a ver qué es lo que pasa.
Muchísimas gracias por vuestros comentarios y por participar de ella, ya veo que la mayoría pensáis que debería contárselo aunque hay gente que no. Veremos a ver…
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo21

POV RICK

Estaba llegando a Nueva York tras un largo viaje. Deseaba llegar para hacerme con los pasaportes a nuestra libertad… aunque el miedo a perderlos estaba muy presente, la rapidez era lo mejor, para así empezar a olvidar. Me encantaría tanto ser egoísta, solo pensar en mí y dejar de preocuparme.
Con mis cosas en la mochila, baje del avión lo más rápido que pude, debía mantenerme en movimiento, para no volverme loco. Me puse en camino hacia la casa de mi amigo, si podía hoy mismo volvería a coger un avión de vuelta, era mi meta, así acabaría todo antes.
No podía dejar de mirar a todos lados, la sensación de que me estaban siguiendo era constante, aunque sabía que era poco probable, todas mis neuronas se mantenían alerta y vigilantes. Sentía tanta tensión, que salte al notar la vibración de mi móvil en mi bolsillo. Cuando miré el teléfono y vi la cara de Kate en él, me relaje, lo justo para disfrutar de su voz.
- Hola – dijo con esa voz tan suave y dulce.
- Hola – le respondí deseoso de poder tenerla en mis brazos y no estar a miles de millas de distancia.
- ¿Ya has llegado?
- Si, acabo de hacerlo. Ya puedo oler el aire fresco de nuestra ciudad - dije haciéndola reír.
- ¡Dios mío! no sabes lo que la echo de menos.
- Te prometo que algún día volverás – le respondí sin saber a ciencia cierta si aquello era verdad o algo que solo usaba para animarla.- Eso espero… lo haremos juntos - dije tragando la saliva que me imposibilitaba respirar a pleno pulmón.
- Me encantaría – me respondió, mientras podía sentir su sonrisa en su voz.- ¿Vas a por los pasaportes? – pregunto intrigada.
- Sí, estoy de camino. Ojala lo tenga listo y así podre volver hoy mismo.
- ¿Tanto me echas de menos? - dijo en tono de broma.
- No sabes cuánto - respondí con seriedad.
- Yo también.
- Volveré lo antes posible, te lo prometo. ¿Está todo listo por allí?
- Si, el coche a punto. Solo faltas tú…
- Y los pasaportes – hice una pausa para pagar al taxista - Tengo que dejarte acabo de llegar – baje del auto y ya en la acera le dije - Luego te llamo y te cuento.
- Espero tus noticias cariño.
- Te quiero.
-Y yo a ti.
Podíamos ser tan felices… si nos hubiéramos conocido de otra forma. Si me hubiera cogido las vacaciones que iba a tomarme en vez de aceptar el caso… no la hubiera conocido… no hubiera podido ayudarla así que esa opción era mucho peor… Solo debía haber sido sincero cuando la vi, cuando estuve seguro de que no podía seguir con el caso. Pero en ese momento ya era tarde, me gustaba demasiado y tenía… bueno, más bien, necesitaba, caerle bien… entrar a formar parte de su vida o de otra forma, nunca habríamos vivido todo lo sucedido en aquel lugar. Así que definitivamente, no me arrepentía de nada, solo esperaba su perdón y algún día el olvido de mi mentira.
Contemple la casa y la identifique, si estaba en el lugar correcto, así que me acerque y llame a la puerta de la cocina. Cuando me vio enseguida se acercó, abrió la mosquitera y me dio un fuerte abrazo.
- Tío, ¿en que lio te has metido? – pregunto cuando noto mi cara más seria de lo normal.
- Es una larga historia… veras… - iba a contarle a grandes rasgos nuestra aventura, pero me detuvo poniendo una mano frente a mí… mientras me decía:
- Ni una palabra, tranquilo, si no sé, no hablare. Pero, oye la tía esta…
- Cuidado con lo que dices - dije borrando la sonrisa de mi rostro.
- Vale… veo que la tienes ya ocupada ¿no? aquí tienes los tres pasaportes. Además tengo todos los documentos para la nueva identidad. Felicidades tío.
- ¿Felicidades?
- Si… te has casado.
- ¿Casado?
- Bueno como me distes tu apellido, supuse que seríais una familia, así es más creíble y menos sospechoso.
- ¿Qué? – se había adelantado a mis planes… pero no me desagradaba la idea.
- ¿Qué? ¿He hecho mal?
- No, la verdad es que es genial, tranquilo. Gracias por todo. Te debo una.
- Nada, sabes que te lo debía – respondió entregándome un gran sobre con todo lo necesario.
- Si, pero esto nunca podre pagártelo-dije abrazándole antes de salir de allí. Quería volver a casa… si, mi casa, que a partir de ahora sería donde ellos se encontraran. Pero antes… haría una última parada: saquear mi cuenta corriente, para poder empezar una nueva vida.

POV KATE
Empecé a hacer las maletas de todo lo que habíamos ido acumulando el tiempo que estuvimos aquí. Casi dos meses desde que tuve que tomar la decisión de huir de todo y de todos. Realmente solo era de él de quien huía, no de mi vida, de mi trabajo, de mis amigos, de mi familia, pero por su culpa, todo mi mundo se quedó atrás e iniciaría ahora otro camino, otra vida. Pero no me arrepiento, porque por fin, lo tenía lejos, fuera de mi vida y mucho menos me arrepentía de haberlo conocido a él, que trajo de nuevo la alegría y las ganas de vivir.
Gracias a él quería volver a ser feliz y lo mejor es que sabía que podía serlo a su lado. Hacía apenas un mes hubiera dicho que eso era imposible pero en ese instante, estaba segura. Lo quería, Luck lo adoraba… juntos íbamos a empezar una nueva aventura. Me sentía de nuevo Katherine Beckett, el apellido Sorenson está lejos, muy lejos de mi vida y no quería volver a saber nada de él. Katherine Castle, Kate Castle sonaba tan bien…
- Mami – me dijo mi hijo sacándome de mi abstracción.
- Dime cariño - dije cogiéndolo en brazos y colocándomelo en mi cintura.
- ¿Cuándo vuelve Rick?
- Pronto. Mañana cuando te levantes estará aquí.
- Lo echo de menos.
- Yo también, cariño.
- Mami me gustaría haberme ido con Rick a casa.
- Y a mí también cariño, pero de momento no podemos volver.
- ¿Porque papi es malo?
- Cariño… - no me gustaba hablarle mal de su padre, pero él lo había vivido, sabía lo difícil que era estar con él desde aquel día y el miedo que le tenía desde entonces. Un niño no debería nunca tener miedo de su padre, nunca, me dije para mis adentros, recordando una vez todo lo acontecido.
- Yo no quiero a papi.
- Anda, ven… - dije abrazándole para tranquilizarlo - vamos a ir a ver a la tía Lanie a ver cómo se lleva con los animales de Rick.
-Verás, yo se que va a ser muy gracioso - dijo ya riéndose, mientras corría llamando a su tía Lanie. Me encantaba que con tan poco pudiera olvidarse de todo, eso era la mente de los niños.
Fue complicado el llegar aquí y dejar todo atrás, pero este lugar… le ayudo a alejarse de todo eso, tanto que ya no tenía pesadillas. Eso era importante, era un gran avance y todo gracias a este lugar y a Rick, ellos eran “los culpables” de que todo fuera sobre ruedas… de que mi pequeño estuviera feliz. La verdad es que cuando llegue quería huir de este sitio, pero ahora, sin duda, iba a echarlo en falta.
Cuando me acerque donde se encontraban, no pude evitar reír ante la imagen de Luck tirando de Lanie hacia la casa que había sido de Rick durante demasiado poco tiempo, pensé. Era una casa que entre los dos habíamos vuelto a poner más o menos en orden. Un trabajo de los dos, algo que nunca podría olvidar, algo que pertenecería siempre a nuestra vida. Miraba con nostalgia todo lo que me rodeaba… y llegaba a la misma conclusión, iba a echarlo de menos, porque cada palmo de este lugar, me traía algún buen recuerdo de lo vivido.
- Kate… - llamó Lanie casi suplicante.
Y cuando fije mi vista en ella, estalle en carcajadas, Luck perseguía una gallina, cuando se hizo con ella, decidió que su tía debía darle un beso para que se hicieran amigas y corría tras ella ofreciéndosela, mientras Lanie no dejaba de dar pequeños gritos.
- Luck deja la pobre gallina - dije sin parar de reír, cuando vi la mirada de pocos amigos que me lanzaba Lanie, me puse a reír con más fuerza.
- No seas mala… - me gritaba mi amiga.
- No hacen nada – le respondía yo mientras no dejaba de reír.
- Vale, no hacen nada, pero prefiero tenerlas lejos.
- Venga – le decía Luck - tienes que ayudarnos a limpiarlos cuando seas su amiga.
- Perdona, pero creo que paso – le dijo al niño poniendo cara de asco, haciéndome reír.
Con ayuda de Luck conseguí limpiar y dar de comer a los animales que Rick aún mantenía en su granja. Cuando acabé, deje que Luck jugará en el columpio que Rick le había hecho cuando llego y que tras la tormenta fue lo primero que arreglo. Lanie y yo nos sentamos en los escalones de la casa de Rick mirando a Luck divertirse a su modo.
- No se aun como has podido vivir aquí – dijo mi amiga muy seria.
- Bueno…. cuando no te queda más remedio, no piensas en donde estas, o como es el lugar, piensas en que debes hacerlo y punto.
- Me costaba imaginarte de granjera.
- ¡Ah no! Eso no, yo no soy granjera.
- No, no lo eres ¿A qué piensas dedicarte ahora cuando empieces tu nueva vida?
- No lo sé – le dije mientras no perdía de vista a Luck que seguía en el columpio - ya no pienso en lo que quiero, pienso en que le conviene a mi hijo.
- No te gustaría volver a la comisaría.
- No podría – respondí rápida.
- ¿Y si pudieras…?
- Esa era la vida que yo había elegido porque me gustaba, ahora ya no puedo hacer lo que me gusta o lo que quiero, me debo a él – le dije señalando al pequeño.
- Disfrutabas tanto...
- Si… pero es el pasado - dije pensando de forma nostálgica en esa vida cuando acababa de empezar justo antes de conocer a Will…
- Ojala esto pudiera cambiar de otra manera. Ojala pudieras volver conmigo a Nueva York y pudieras volver a tener tu vida.
- Si lo hiciera me quitarían a Luck y seguramente me detendrían por secuestro.
- Lo sé, y es una injusticia.
-Lo es, pero… a veces la vida… es muy injusta.
- Los chicos te echan de menos.
- Y yo a ellos – hice una pausa valorativa de mi pasado y mi presente antes de responderle - Si no existiera Luck sería distinto. Lucharía cara a cara con Will, porque ya no le tengo miedo - dije tensándome - pero no puedo permitir que le haga daño al niño… no puedo dejar que me aleje de él, porque si me lo quita, entonces mi vida dejara de tener sentido.
- No digas eso… eres algo más que una madre Kate.
- Es la verdad… si no hubiera existido Luck quizás todo esto hubiera sido distinto.
- ¿Distinto? – pregunto intrigada por mis pensamientos.
- Si, distinto, diferente… porque o yo estaría muerta, o lo estaría él.
- Kate…
- Lo dijo en serio Lanie… si no hubiera existido Luck, seguramente lo hubiera matado la primera vez que me hubiera puesto la mano encima - lo decía tan en serio, que no me temblaba la voz, porque sin duda ahora más que nunca no tenía miedo a nada, ni a nadie. Si en este momento Will intentara separarme de Luck haría lo que fuera para evitarlo… incluso matarlo.

CONTINUARÁ…

Mañana nuevo capítulo. Tras la gran charla entre amigas veremos cómo cambia la vida de Kate cuando tenga que largarse. En el próximo capítulo la vuelta de Rick, veremos a ver qué pasa.
Vuestras opiniones son muy esperadas.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Oct 09, 2015 12:44 am

10.09.2015 06:42:43

Este capitulo ha estado genial,Thumb Thumb Clap Clap y quiero mas Study Study Study ... aunque la verdad quiero pero no quiero, ...quiero mas porque es un super fic...pero no quiero porque kate se va ha enterar de la verdad y va a alejar a rick affraid affraid affraid affraid Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby que dilema....pero igual tu continua...ya quiero que sea mañana Rolling Eyes Rolling Eyes Rolling Eyes Wink Wink

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 314
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Oct 09, 2015 4:41 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 22

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 09, 2015 8:22 pm

Buenos días a todos y mil gracias por vuestros comentarios. Hoy no comento nada solo os dejo el capí.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 22

POV RICK

Estaba casando, aun la noche era cerrada pero tenía tantas ganas de verlos… de salvarlos que no pude esperar para volver.
Entre despacio en la casa para no despertarlos y saque el sobre con el motivo de mi viaje, miré hacia el sofá y vi Lanie no estaba allí, supuse que dormiría con Kate y me alegre porque no estaba sola, tenía a gente que la quería y si él no estaba, al menos su amiga estaría dispuesta a ayudarla. Ocupe el sitio, me acomode y cerrando los ojos, en apenas unos minutos, caí dormido. Solo unas horas no había estado con ellos y me parecían meses.
Me despertaron unas horas después, sentía como alguien me acariciaba suavemente la cara, abrí los ojos y al verla, se me dibujó en la cara una sonrisa que lo decía todo, mi añoranza, mi deseo de verla y estar a su lado, todo. El corazón me dio un vuelco al imaginar lo que pasaría cuando tuviera que dejarles.
- Hola – dijo con voz algo adormilada aun.
- Hola - respondí levantándome lo justo para besarle esos labios que se habían vuelto indispensables. Con suavidad, puse mi mano sobre su cara acariciándola suavemente, mientras la besaba despacio sintiendo sus cálidos labios sobre los míos.
Se separó despacio poco después mordiéndose el labio de forma provocativa y protesté con un gruñido.
- ¿Quieres matarme? - dije dejándome caer de nuevo contra el sofá con los ojos cerrados. Pero enseguida, note su cuerpo sobre el mío, dándome un abrazo que me hizo sentirme querido… Podía sentir sus labios sobre mi cuello, como un pequeño soplo de aire fresco, moviéndose, provocando un cosquilleo más que agradable en mí ser.
- Voy a hacer el desayuno, tu quédate aquí ¿vale? - dijo levantándose cuando vio que sus mimos estaban provocando algo que en ese lugar y el momento no era apropiado. Proteste ante su huida, pero con un beso, callo mi enfado, me empujo suavemente sobre el sofá y me arropo con la manta.
Me quede tumbado en el sofá, con los ojos cerrados, concentrado en soñar… en visualizar una vida con ellos, en que esto fuera eterno y nunca acabara. Quería mantenerla siempre a mi lado… pero sabía que… aquello solo era un sueño del que despertaría en unas horas.
Menos mal que un pequeñajo me saco de esos sueños que yo mismo estaba convirtiendo en pesadillas. Permanecí quieto y escuchaba como hablaba con Lanie, bajito, pensando que estaba dormido y se reía. De repente sentí como se acercaba con sus pequeños piececitos e intente no reírme, note como se subía al sofá y se puso a saltar sobre mí.
- Pero… será posible - dije haciéndome el enfadado, como si acabara de despertar. Me levanté quedándome sentando y le ataque con una invasión de cosquillas. Luck se retorcía en mis brazos sin parar de reír. Iba a quedarme con esa imagen el resto de mi vida, porque era el vivo ejemplo de la felicidad de un niño. Con él en brazos, me levanté, colocándole en el hombro a forma de saco, mientras se quejaba aun riendo.
- ¿Te he asustado? - preguntó pícaro.
- Claro que me despertaste, pero esta… esta te la devuelvo enano – le dije haciendo que se riera.
Lo deje sobre una silla en la mesa de la cocina y desayunamos entre risas, comentarios y juegos con Luck, de forma relajada, disfrutando simplemente de nuestra mutua compañía. Pero esto se estaba acabando y lo sabía, tenía claro que debían marcharse lo antes posible… y eso iba a ser hoy. Empezar ya con el plan, pero antes había que dar la cara y decir la verdad para dejar así todas las mentiras en el olvido y poder comenzar de nuevo. Afrontar mis errores no era fácil y esperar a ver como Kate reaccionaba ante ellos, mucho menos.
- ¿Kate podemos hablar? - pregunté tragando saliva y con la mirada hacia el suelo por la vergüenza de lo que debía confesar.
-Sí, claro… ¿está todo bien? – dijo mirándome preocupada.
- Si… no… solo tengo que contarte algo…. – sentía escozor en los ojos al no dejar que soltaran las lágrimas que contenían.
- Iros fuera chicos, yo me quedo con Luck - dijo Lanie sabedora de todo lo que iba a decirle a Kate y sentí como me daba un fuerte apretón de apoyo en el brazo.
Las palabras pugnaban por salir, pero un nudo atenazaba mi garganta, mientras en mi mente montaba el discurso que tenía que exponerle, solo esperaba que me salieran los sonidos que formaban las palabras para poder explicarme… y si conseguía hacerme entender, quizás ella… me perdonara.
- Rick ¿qué pasa? - dijo nada más salir al exterior al ver mi cara compungida.
- Yo… tengo que contarte algo… algo que no te he dicho – estaba temblando y mis lágrimas pugnaban por salir a pesar de mi contención.
- Rick me estas asustando - dijo mirándome preocupada.
- Yo… no me llamo Richard Castle.
- ¿Qué… que quieres decir con eso?
- Bueno, veras, hay una explicación a eso, si soy Richard Castle… si soy escritor, pero en realidad mi nombre real es Richard Rodgers.
- ¿Rodgers? De que me suena… - vi como su mirada pasaba de estar pensativa hasta cambiar a la del odio… la del rencor y la traición… ¿Cómo se sentía?
- Kate lo siento… - que más podía decirle
- ¿Trabajas para él? – sus ojos que minutos atrás estaban cubiertos de dulzura, ahora tenían un color distinto, un sentido diferente, lleno de rabia.
- No… ya no, trabajaba Kate, pero ya no…
- ¡Dios mío! pero como has podido… - empezó a andar de un lado a otro, como si sus pies pensaran por ella, rápidamente, respirando de forma acelerada.
- Kate déjame explicarte – le dije quieto, viendo como no paraba de moverse, llevada por su odio hacia su ex marido, o hacia mí, era igual quien hubiera provocado ese acto reflejo, pero estaba intentando no arremeter contra nadie en su ataque de ira.
- ¿Explicarme? - dijo gritando enfadada – Me mientes y encima pretendes explicarlo… que civilizado… sí señor, muy civilizado.
- Kate en cuanto supe la verdad… - intentaba decirle lo sucedido, pero no podía hablar con ella gritándole. Así que calle para tomar conciencia de mi tono de voz y adecuarlo para no levantar el tono.
- ¿En cuánto lo supiste? Dudaste de mí.
- Kate, por favor, comprende que no te conocía, no supe la verdad hasta que te conocí… no soy adivino - dije ya más bajo tras mi ataque de cólera instintivo.
Me sentía mal pero es que no me dejaba explicarme, no quería entender y eso me estaba matando - Kate todo ha sido real… de verdad… yo te quiero y quiero ayudarte.
- Si claro… como le ayudaste a él – seguía moviéndose y de tanto en tanto paraba, me miraba y volvía a su acto de reflejo de pasear de un lado a otro.
- Kate no… - pero en ese instante paro, me miro y dijo claramente:
- Déjame… quiero que te vayas, que desaparezcas, que te esfumes… no quiero saber que existes.
- Kate… - dijo una voz a nuestra espalda, era Lanie que al ver el ataque de exaltación de su amiga había salido para poner un poco de cordura en aquella discusión de locos - deberías escucharle.
- Tú no te metas ¿Lo sabias? – y ella asintió - ¿y me lo ocultaste?
- Kate cariño… era su trabajo, comprende… - pero no entraba en sí, estaba dolida, ofuscada, no daba crédito y no hacía más que gritar.
- Si, eso es todo lo que soy para él, un trabajo. ¿También fue tu trabajo acostarte conmigo? ¿Seducirme? Romper el corazón a mi hijo eso ha sido tu trabajo. Pero tu trabajo ya ha acabado.
- Kate… ¿Qué dices? Yo te quiero, por favor, escúchame.
- No quiero escuchar nada más - dijo mirándome fijamente dejándome claro que no había nada que pudiera hacer para arreglarlo.
- Lo siento – dije ya con las lágrimas saliendo a borbotones de mis ojos.
- Muy bien… - dijo llena de cólera hacia mí - pero quiero verte fuera de mi casa y de la vida de mi hijo y mía.
- Kate tienes que irte… no puedes quedarte aquí.
- ¿Y por qué tengo que creerte? ¿Y si lo que quieres es atraerlo hacia mí?
- Kate, de verdad, crees que podría…
- Ya no sé qué creer – dijo volviendo a su acto reflejo de andar de un lado al otro.
- Kate en esto tienes que hacerle caso - dijo Lanie, pero le lanzó una mirada que la dejo muda.
- Recoge tus cosas y vete de aquí.
- No me voy a ir hasta que tú estés lejos, a salvo.
- Si es cierto lo que dices y crees conocerme algo, lárgate, sino no respondo de mis hechos.
- Kate estas en peligro… no solo tú… piensa en Luck.
- No hables de mi hijo… lávate la boca con jabón antes de nombrar a ese pequeño que ha confiado en ti, que te ha abierto el corazón y al que también has engañado. Eres un ser sin alma, hacerte con el cariño de un niño que seguramente tendrá secuelas en su vida debido a lo que hacía su padre y ahora vas tú y le rompes el corazón.
- Kate… - ya no podía ocultar mi dolor, lloraba como un crio ante tanto odio, y no de cualquiera, sino de la mujer que amaba.
- Fuera - dijo entrando en la casa y dando un portazo, dejándome con la palabra en la boca.
- Rick… - Lanie intento comprenderme y llego a hacerlo y ahora había sido espectadora del momento más cruel de mi vida.
- No, está bien - dije cortando a Lanie porque en este momento lo que necesitaba no podía dármelo ella – me lo gane yo solito.
La deje allí y me fui hacia mi casa. Me senté en el lugar donde habíamos pasado muchos momentos… en las escaleras donde siempre vigilábamos a Luck en su columpio. Me lo merecía… pero me dolían tanto sus palabras. Tenía que darle espacio, tiempo para asimilarlo, pero no podía darle todo el que necesitaba o el que ella quisiera, antes debía ponerlos a salvo. Tenían que huir hoy y quisiera o no iban a partir para ponerse a salvo ella y a Luck… tenía que conseguirlo.

POV KATE
Me sentía tan mal… tan engañada, traicionada por las únicas personas en las que confiaba… a las que había abierto mi corazón.
Solo quería desaparecer, irme lejos, sin mirar atrás y empezar una vida sin secretos, mentiras, golpes y dolor. Quería empezar una nueva vida con Luck… empezar por completo de cero. Pero ¿cómo iba a hacerlo? no podía fiarme de que fuera bueno o no huir. ¿Y si era una trampa? De verdad estaba tan dolida, que… hasta mis pensamientos se veían interrumpidos por la sorpresa… pero ¿cómo podía ser? Trabajaba para Will… sabe Dios que podría hacer.
- Mami... mami – dijo Luck interrumpiendo las cavilaciones de mi mente que ahora mismo iban más rápido que cualquier coche de formula uno.
- Hola cariño - dije cogiéndole en brazos y abrazándole. Él… mi hijo, él era lo único que debía importarme en esta vida, nada ni nadie podía infringirme dolor suficiente para que dejara de pensar en él.
- ¿Dónde está Rick? - preguntó inocente, con una sonrisa y yo… no supe responderle.
Que me hiciera daño a mí… podía soportarlo, incluso olvidarlo, pero a Luck… él era el que más iba a sufrir con todo esto… él lo quería como si fuera su padre y ahora lo habían vuelto a traicionar. Tenía que haber creído más en mis instintos, mantenerlo alejado, por si acaso… pero no pude… ¡maldita sea! ¿Porque no pude….?
- Kate ¿podemos hablar? - preguntó Lanie entrando en el comedor, mientras Luck seguía sentado en la mesa jugando con su bol del desayuno.
Pero sentía tanta rabia, porque si de alguien siempre me había podido confiar, fue de ella. Y de golpe, saber todo y no contármelo… ahora entendía muchas cosas. Como por ejemplo porque Rick no quería conocerla… porque fue al pueblo ese día… seguro que para convencerla de que no me contara nada. Pero mi amiga… eso me dolía aún más.
- Lanie ahora… - intente decirle sin gritar ni decir nada que no conviniera delante del niño.
- No podemos perder más tiempo con tonterías, ¿vale? - dijo enfadada.
- Luck vete a la habitación – No debía estar presente cuando le dijera cuatro verdades a la que decía ser mi amiga.
- Pero… - intento quejarse, pero no estaba para explicaciones.
- Vete - dije gritando, pero en seguida me arrepentí - por favor cariño.
- Vale - dijo levantándose y dirigiéndose hacia su habitación con la cabeza gacha.
- Kate entiendo que este enfadada. Entiendo que nos odies a los dos. Pero ahora mismo lo que importa es vuestro bienestar. Tenemos que seguir con el plan.
- No creo que sea buen plan.
- Kate solo lo he conocido un par de días y sé que no te haría daño. No me puedes decir que conociéndole durante todo este tiempo puedes pensar…
- Si lo creo. No lo conozco me ha mentido todo este tiempo.
- Kate él te quiere… se quedó para ayudarte para solucionar un poco todo lo que hizo. Solo quiere ayudaros. Te quiere de verdad… eso es imposible que lo haya fingido.
- Ya veo que os habéis hecho buenos amigos – dije deseando ser irónica pero imprimiendo todo el dolor que sentía en esa afirmación.
- Kate, me vas a escuchar ya de una vez. Quieras o no os vais a ir. Sé que estas enfadada y podrás seguir estándolo el tiempo que quieras. Como si no quieres perdonarnos nunca más, pero vas a coger los pasaportes, el dinero y a Luck y te vas a ir de aquí ahora mismo siguiendo el plan. ¿Me oyes? - dijo sacando su genio, ese que tan bien conocía.
Y sabía que en parte tenía razón tenía que huir de Will, de todos los que venían detrás de mí y de los recuerdos que este lugar me traía… huir de él y del dolor que me había hecho… Huir, eso era lo que iba a hacer.

CONTINUARÁ…

¿Qué pensáis de la reacción de Kate? ¿Creéis que cambiara de opinión? ¿Qué hará Rick?
Espero vuestros comentarios para ver si os esperabais esta reacción, si la entendéis y que pensáis que va a pasar ahora.
Que tengáis un buen fin de semana y el lunes nuevo capítulo os puedo asegurar que estará muy interesante y habrá tensión en todo el capítulo. Se acerca el día de la huida.
Recordad no me matéis si queréis saber cómo sigue Wink

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Sáb Oct 10, 2015 12:37 am

06:32:30 10.10.2015

Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby la reaccion de kate era de esperarse con lo cabezota que es...y que bueno que lanie por lo menos la haga entrar en razon y haya tratado de defender a rick...
es posible que kate no lo perdone , ero que por lo menos le deje explicarle antes de huir...o sino puedo suponer que la proxima noticia que tendra de castle sera a travez de un libro, o porque algo haya pasado con sorenso... Heart Heart Heart Heart Heart affraid affraid affraid affraid la verdad no se que pensar, solo que no voy aguantar hasta el lunes por un nuevo capitulo....continua pronto... Clap Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 314
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Oct 11, 2015 12:27 pm

Sigee arreglalooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 23

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 11, 2015 8:27 pm

Buenos días. Quería daros las gracias por vuestros comentarios y por vuestras opiniones sobre cómo deberían ir las cosas. Tenéis grandes ideas de verdad, la pena es que el final está escrito hace ya un mes. Pero de verdad la idea era muy buena y si quizás hubiera querido alargar más la historia hubiera sido perfecta. Pero prometí una historia más cortita y por eso a partir de este quedan 9 capítulos más.
Gracias a mi compi por su colaboración siempre.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 23

POV RICK

Seguía en el mismo lugar, aún sentado, mirando al infinito, intentado coger fuerzas para volver dentro y decirle que tenía que seguir con el plan sí o sí. Pero cualquiera diría que el universo me leyó el pensamiento, porque en ese instante, vi como Kate salía con Lanie y Luck de la casa. No podía dejar de mirarla, ver si su rostro me decía algo sobre su estado de ánimos pero…
- Rick… - dijo Luck corriendo a mi encuentro saltando para que lo cogiera. Le di un par de vueltas solo para verlo sonreír, pues sabía que sería una de las últimas veces que vería a ese niño que me había robado el corazón, al igual que su madre.
- Hola campeón.
- ¿Dónde te habías metido? – pregunto intrigado cuando pare.
- Solo necesitaba algo de espacio, respirar… estoy un poco cansado del viaje.
- ¡Ah! - dijo aceptando mi explicación, como si fuera todo tan fácil.
- Luck porque no vas a columpiarte - dijo Lanie, mientras yo le soltaba con todo mi pesar, pero sabía que era lo mejor… al menos para él, no debía estar presente con su madre enfadada y hablando del tema que seguramente querían hablar.
Me quede allí parado mirando a Kate, a pesar de que ella evitaba mis ojos. Sentí un fuerte dolor al verla así, sufriendo por culpa mía, no era agradable ver como la mujer a la que quieres está ahí, tan cerca y a la vez tan lejos… más lejos que nunca.
- Chicos tenemos que hablar - dijo Lanie - haya pasado lo que haya pasado tenemos que seguir con el plan.
- Estoy de acuerdo - dije dándole la razón.
- Bien, pero lo haremos ahora mismo - dijo Kate aun evitando encontrarse con mis ojos.
- De acuerdo – respondí decidido, su seguridad era lo indispensable en esos momentos.
- Necesito los pasaportes de Luck y el mío – ahora estaba mirando al niño, que intentaba tomar impulso así como le enseñe yo días antes.
- Están dentro de la casa, dentro de un sobre grande, con un poco de dinero que he podido sacar para que empecéis de nuevo.
- No lo quiero – dijo esquiva y dolida.
- Kate por favor – le suplique.
- No… ya me está costando bastante aceptar los pasaportes sabiendo que vienes de parte de Will - dijo mirándome por primera vez, pero hubiera preferido que no lo hiciera, nunca creí que tanto odio, traición, desamor y dolor pudieran caber en esos ojos tan bonitos y dulces.
- Kate lo necesitas para sacar a Luck adelante.
- No necesito que nadie haga nada por mi hijo, puedo hacerlo sola – respondió dolida.
- Necesitarás algo para empezar - durante un buen rato se quedó pensativa, intentando colocar sus miedos y heridas, intentando aceptar que no podía seguir sola el camino que iba a iniciar.
Di su silencio como una afirmación y seguí hablando, sabiendo que ella estaba lejos, muy lejos de mi, de nosotros, su mente se hallaba lejos, llorando sus penas en algún rincón, sin que sus ojos derramaran ni una sola lagrima por el engaño sufrido. Era orgullosa, no iba a demostrar su dolor.
- Pues no hay tiempo que perder… pongámonos manos a la obra.
Kate cogió el móvil y marco el número de Will, le temblaban las manos y daba golpecitos en el suelo con el pie debido a los nervios contenidos que la estaban azotando. Lanie por su lado, tampoco podía quedarse quieta, así que fue al lado del niño, al ver su lucha por conseguir que el columpio se moviera. Aunque supuse que también lo hacía para darnos un poco de tiempo solos. Intente no mirarla para no ponerla más nerviosa pero si me quede cerca por si necesitaba mi ayuda en algo.

POV KATE
Estaba muerta de miedo, era como si fuera a materializarse de repente, aquí, a mi lado, en cuanto marcara su número. Tenía miedo pero había que hacerlo para engañarlo y también para dejarle claro de una vez por todas que estaba para siempre fuera de nuestras vidas. Cuando empezó a dar tono sentí que me iba a desmayar, me faltaba la respiración y no conseguía que el aire llegara a mis pulmones. Rick se acercó un poco más a mí de forma protectora, o eso me pareció. En ese instante no podía pensar en eso… pensar en él.
Cuando paro el tono y escuche la voz de Will tan seria, tan prepotente, casi militar se me erizaron todos los pelos del cuerpo, recordaba ese tono de voz, que en los últimos tiempos, me avisaba de que corría peligro y en esos instantes se clavaron como puñales en mi piel.
- Sorenson – dijo seco y contundente.
A eso siguió un largo silencio. Era yo quien debía hablar, pero no podía, tenía un nudo de pánico en mi garganta. Un nudo que atenazaba con matarme por falta de aire.
- Kate ¿eres tú…? – Escuchaba su respiración que se aceleraba - sé que eres tú, me oyes. Voy a recuperar a mi hijo, ¿comprendes? Voy a recuperarlo y te prometo que no vas a volver a verlo en tu vida… te lo juro, me oyes, te lo juro. No pienso matarte, tranquila, quiero verte sufrir, agonizar el resto de tu vida sabiendo que tienes un hijo y que no puedes acercarte a él, nunca más, ese será mi castigo.
Intente inhalar un poco de aire, pero no pude, el nudo se hizo más grande si cabe, no entraba, ni salía una gota de aliento, estaba a punto de colapsar no tuve fuerzas para seguir con eso, se acabó, mi cuerpo termino con las reservas que poseía. Y no me dio tiempo a responderle, mis piernas perdieron su consistencia y note como caía, como mi cuerpo se derrumbaba y unos brazos que me impedían pegar de golpe contra el suelo.



Desperté poco después al sentir un olor extraño y fuerte muy cerca de mí nariz. Abrí los ojos despacio, y vi a Rick con un frasco en la mano. Seguramente me había desmayado por la impresión de volver a escuchar a Will… solo recordar el momento, volvía a sentir pánico.
- Kate, cariño, respira, tranquila mi amor - dijo Rick acariciándome suavemente relajándome con sus palabras y cerré los ojos ante su contacto, como si nada de lo acontecido esa mañana hubiera pasado. Dejándome ir en sus palabras y sintiendo su caricia en mi mejilla ¿Por qué me sentía tan bien? Debería odiarlo… alejarlo de mí, pero no quería, me sentía tan bien y tan relajada a su lado, me daba miedo estar perdiendo algo… que sin duda me había cambiado ¿Por qué no podía odiarlo?
- Y Luck… - dije sin abrir los ojos aun y dejándome llevar por ese contacto tan relajante.
- Está bien, no se ha dado cuenta de nada. Estaba con Lanie fuera - dijo mientras me ayudaba a incorporarme para sentarme sobre el sofá… ¿el sofá? ¿Cómo llegue yo hasta aquí?
- Tenemos… - iba a dar instrucciones, algo que solía hacer muy bien, pero ahora no tenía fuerzas para ello.
- Si tenéis que iros, pero tómatelo con calma, acabas de perder el conocimiento - dijo mirándome preocupado - Lanie os llevara hasta el aeropuerto y luego ella volverá a Nueva York.
- Tú también…
- Yo también me voy. Pero todo está preparado, así que solo tienes que montarte en el coche y alejarte de esto.
- Gracias… - dije llorando - gracias por ayudarme - le dije porque se lo debía a pesar de todo, sabía que esto que estaba haciendo, era para ayudarme, no había dudas en eso… aunque se lo había gritado enojada nunca creí que pudiera seguir trabajando para él, pero aun así no sabía si podría volver a confiar en su persona nunca más. Me había sentido tan dolida que dije que cosas que no sentía solo para hacerle daño…pero no le odiaba y tampoco creía que fuera a hacernos daño queriendo pero sin querer me había hecho tanto daño…
- Kate, a mí no tienes que agradecerme nada, mi mayor recompensa… mi tranquilidad será que Luck y tu estéis a salvo… con eso me doy por satisfecho - dijo mirando el suelo donde seguía arrodillado delante de mí.
- Rick siento no poder… - intentaba hablar, pero ahora las lágrimas inundaban mi rostro, seguían sin salirme las palabras. Y él, que comprendí que me entendía y me conocía mejor de lo que había imaginado, acababa las frases por mí para evitarme el dolor de una despedida.
- Tranquila… es culpa mía, no tuya, tu eres inocente mi amor. Solo se feliz, ¿me oyes? te mereces ser feliz – me dijo mientras yo solo podía asentir. Se levantó para dejarme hacer a mi lo mismo, pero cuando me incorpore, sentí unos deseos irrefrenables de sentirlo a mi lado por última vez y le envolví en mis brazos, enterrando mi cara sobre su cuello, él se tensó ante mi movimiento, pero enseguida note como se relajaba y a su vez, como me devolvía el abrazo, consiguió que me sintiera segura de nuevo, completamente a salvo de todo y de todos. Suspiré sobre su cuello y pose mis labios junto a su pulso, dejando un tierno beso antes de separarme.
Le miré a los ojos y las lágrimas caían por mi rostro de nuevo. Las limpié rápidamente y al salir de la casa, fui hacia la puerta del copiloto. Me quede allí parada, sin querer mirar atrás, pero escuché como Luck corría hacia la casa, cuando miré, comprendí porque tomo esa dirección. Se lanzó a los brazos de Rick y este lo cogió con fuerza abrazándole, sin dejar espacio entre ellos dos. Ambos lloraban y entonces yo me uní a su llanto.
- Rick te voy a echar de menos. No tardes mucho en venir con nosotros – dijo Luck con un gran sofoco.
- Cariño yo también voy a echarte de menos. Somos amigos, para siempre, recuérdalo, siempre - dijo enseñándole la pulsera que ambos llevaban.
-Sí, siempre.
- Cuida de mama ¿sí? - dijo mirándome y sentí como mi corazón se rompía, fui muy injusta con él… mis palabras le habían hecho daño… y a pesar del dolor que sentía, sabía que me había excedido.
- Yo cuidaré de ella – le prometió mi niño, mi pequeño.
- Tú siempre serás para mí un superhéroe, recuérdalo.
- Y tu mi compañero - dijo ya sonriendo.
Rick volvió a abrazarlo antes de dejarlo en el suelo para que saliera corriendo a donde me encontraba. Se abrazó a mis piernas, le acaricié tiernamente la cabeza antes de abrirle la puerta para que entrara. Luego abrí la puerta de mi coche para poder entrar pero antes de hacerlo… necesitaba hacer algo. Me giré corriendo hasta donde estaba él y sin pensarlo… le agarré por el cuello hasta que nuestros labios se juntaron en un suave beso lleno de amor… de buenos recuerdos… de gratitud. Me separé despacio aún con los ojos cerrados y lo abracé. Cuando estaba a punto de separarme de él, lleve mi boca a su oído y le susurre:
- Te perdono… - dije antes de separarme definitivamente y dedicarle por última vez una sonrisa antes de irme corriendo de nuevo al coche para emprender el viaje hacia mi nueva vida.
Eche una última mirada por el retrovisor, para verlo allí parado sin dejar de mirarnos con lágrimas en los ojos pero con una sonrisa en la cara… esa sonrisa que nunca iba a querer olvidar… que siempre estaría en mi… en mi corazón… porque a pesar de todo… a pesar del dolor del engaño… de los enfados… de todo, es y será siempre el hombre que me hizo volver a confiar… él que me ayudo a creer de nuevo en mi… el me hizo ver que aun puedo volver a ser feliz… el que me hizo dejar atrás los peores momentos de mi vida.

CONTINUARÁ…

Bueno parece ser que Kate le ha perdonado. ¿Pero eso significa que lo quiere en su vida? O solamente lo ha perdonado pero aun así no puede volver a confiar en él. Espero vuestras respuestas. Para que veías que he sido buena y no les he dejado muy enfadados demasiado tiempo. Empieza la huida, veremos a ver como siguen a partir de aquí.

XXOO

Buen día festivo y Lunes Castle.

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Oct 12, 2015 2:07 am

10.12.2015 08:04:27

Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby Heart Heart Heart Crying Baby Crying Baby Crying Baby Crying Baby No puedo creer que solo le falten 9 capitulos a esta gran historia...auque el final ya esta escrito espero que sea extraordinario para rick, kate y luck...deseo que sea un final feliz...no imagine que kate con lo cabezota que es fuera a perdonar a rick affraid affraid affraid affraid Heart Heart Heart tenia que ser justo en el ultimo momento...espero que el plan les salga a pedir de boca y rick pueda acabar con sorenso...continua pronto plisssss

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 314
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:02 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.