Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Mar Feb 23, 2016 12:20 am

SIGUEEEEEEEEEEE Happy Clap Happy Clap Happy Clap

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Feb 23, 2016 6:24 am

Bravoo sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por tamyalways el Mar Feb 23, 2016 10:10 pm

Buenos días, aquí os dejo el siguiente capítulo veremos cómo sigue Kate y su bebe y tienen algo pendiente de que hablar, veremos cómo les va a todos. Gracias por seguir ahí y por supuesto gracias a mi compañera por su trabajo rápido y eficaz como siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV RICK
Me quede todo el tiempo a su lado. No quería separarme de ellos ni un solo segundo. Estaba completamente ido, no podía pensar en nada y a la vez todo se me acumulaba, estaba desbordado por todo lo que había sucedido en los últimos días. Enfrentarme al amor de mi vida, enterarme de que voy a tener un hijo con ella, y después esto…
Sentí como se removía y me seque un par de lágrimas que se habían atrevido a salir a pesar de mi oposición. La miré y vi como abría los ojos poco a poco demasiado cansada para hacerlo con rapidez.
- ¡Ey!
- Hola - le respondí con una sonrisa mientras le acariciaba la mano casi sin darme cuenta de que estaba haciéndolo - ¿Cómo estás?
- Cansada, muy cansada.
- Es normal. Intenta descansar un poco más… relájate.
- No… no quiero estar todo el rato dormida - me respondió y yo la deje estar porque sabía que por mucho que lo intentara, no la haría cambiar de opinión.
Nos quedamos un rato en silencio, sin mirarnos, simplemente allí, parados sin decir nada y la verdad es que no lo necesitábamos era un silencio tranquilo, pero ella decidió acabar con él.
- Lo siento - dijo de repente y sabía por dónde iba, pero sentí que no tenía por qué hacerlo y así se lo quise hacer saber.
- No tienes que disculparte – le respondí bajando la mirada para que pudiera leer en mis ojos el miedo que tenía.
- Yo no sabía…
- Lo sé, ya me han contado los chicos. Kate soy yo quien tengo que disculparme. No debí desconfiar de ti y lo hice – le dije sin soltar su mano. Esa mano que esos días había estado sola en muy poquitas ocasiones, las justas para ir al aseo o para comer algo.
- Es normal, después de mi historial – dijo avergonzada.
- No, por eso mismo. Si fueras tú la que estuviera en peligro, si sé que tú te hubieras arriesgado, pero nunca hubieras puesto a tu hijo en peligro…
- A nadie al que quisiera - dijo mirándome, muy seria, pero yo no podía mirarla en este momento, porque sabía que si se fijaba en mis ojos vería el dolor, y el miedo que albergaba en ellos - pero es normal, no quiero que te sientas mal por eso - yo solo asentí con la cabeza mientras seguía atento a mi mano acariciando la suya.
En ese preciso momento apareció Jim y yo aproveche para salir de allí. Necesitaba alejarme un poco de ella para poder tener la cabeza fría. Me sentía tan mal por haber pensado mal de ella cuando lo dejo todo por mí, cuando ya una vez hizo un trato con Braken y dejo el caso de su madre para mantenerme a salvo…lo sé, porque si hubiera solo corrido peligro su vida se hubiera lanzado de cabeza a por ello.
Ahora sabía que haría lo que fuera por ese pequeño que estaba creciendo, ambos haríamos lo que fuera y me sentí mal por mi ataque al enterarme de su estancia en el hospital, pero tenía tanto miedo de perderlos a los dos.
- Cariño - dijo mi madre apareciendo de la nada y abrazandome al verme llorar como un niño pequeño - ¿Ha pasado algo?
- No… todo sigue igual. He hablado con Kate y me siento fatal por lo de ayer.
- Es normal cariño, tenías miedo.
- No… siento que por un momento no confíe en ella, cuando siempre he puesto mi vida en sus manos sin dudarlo. Por unos minutos dude y me siento como si le hubiera fallado.
- Hijo, todos dudamos. Ella lo hizo en su momento, por eso la dejaste ¿no?
- Ya no estoy tan seguro. Ahora pienso que me precipite. Quizás solo quería mantenerme a salvo.
- Cariño, yo también sé que lo hiciste mal, pero ella también lo hizo. Me alegro que quisiera ponerte a salvo, pero no me pareció bien que actuara alejándote de ella, dejándote no te ponía a salvo y más conociéndote.
- Ambos nos equivocamos.
- Si pero aun tenéis una oportunidad.
- No, ya la hemos dejado pasar… - dije bajando la mirada.
- Cariño os queréis y aunque queráis estar lejos ahora no vais a poder estarlo el uno del otro. Y sé que el roce al final… ya sabes. Estoy seguro de que esto os ayudara para daros cuenta de lo importantes que sois el uno para el otro, de que tenéis que estar juntos.
- Rick… - escuché a alguien llamarme y cuando vi a Jim lo primero que se me paso por la cabeza era que algo iba mal.
- ¿Qué pasa? – dijo poniéndome en pie y acudiendo a su lado a grandes zancadas.
- No, nada. El médico quiere hablar con nosotros.
- Bien, voy - dije casi corriendo hacia la habitación de Kate.
Cuando llegamos el médico estaba apuntando algo en el historial de Kate, seguramente sus constante y como se encontraba. Kate estaba despierta esperando a ver qué era lo que el médico tenía que decirnos.
- Hola, solo quiero deciros que parece que todo sigue igual. De momento eso son buenas noticias. Ya os avisé que necesitaba tiempo para que las cosas se estabilizaran. Ahora mismo solo puedo recetaros mucho reposo, reposo total. Por eso creo que ya no os necesario que se quede aquí.
- Entonces, ¿puedo irme a casa?
- Si claro. Pero tendrás que hacer reposo absoluto para que él bebe pueda seguir estable.
- ¿Hasta cuándo?
- Mínimo hasta la próxima ecografía. Después, si todo va bien tendrá que seguir con un reposo pero no tendrá que ser tan estricto.
- De acuerdo. Haré lo que me diga doctor - dijo Kate colocando su brazos sobre su estómago de forma protectora.
- Gracias doctor - le dije antes de que se fuera
- Cuida mucho a tu mujer, ahora necesita más mimos que nunca – me dijo guiñándome el ojo antes de salir de la habitación.
- Bien, entonces puedo irme a casa, haré reposo lo prometo.
- ¿De qué hablas? – Le pregunte mirando muy serio - Te vienes conmigo a casa Kate.
- Pero…
- Ni pero, ni nada. Hay que tomárselo muy en serio y si tienes que estar en reposo absoluto no puedes estar sola. Además si te pasa algo a ti o al bebe yo… necesito ayudar, necesito hacer algo. Déjame cuidar de los dos - dije casi suplicándole.
- Kate, hazle caso a Rick. Yo podría irme contigo pero no podría estar las 24 horas allí y ahora mismo necesitas eso.
- No quiero que este pendiente de mi todo el tiempo – replico cabezona, como era su costumbre cuando alguien le imponía algo.
- Te daré tu espacio, pero cuando necesites algo ahí estaré. Además, Kate, es mi hijo y quiero cuidar de él y para eso tienes que dejarte cuidar.
La vi pensativa, viendo los pros y los contras, pero no podía negarse y lo sabía, no iba a dejar que lo hiciera. Era mi hijo y nada, ni nadie, iban alejarme de él. Cuidaría de ellos porque no podría estar tranquilo sabiendo que estaban en peligro.
- Está bien. Pero no quiero…
- Tendrás tu espacio, lo prometo.
- Bien, de acuerdo – accedió bajando la mirada en señal de rendición.
- Ahora deja que te ayude a…
- Preferiría… - intento decirme
- Hijo, déjame que yo la ayude, y tú ves preparando el papeleo - dijo mi madre casi echándonos a Jim y a mí de allí a patadas. Por lo visto había entrado en la habitación siguiendo a Jim y yo con la discusión, no había ni reparado en ella.

POV KATE
Estaba asustada de lo que podía pasarle a nuestro hijo y por eso había aceptado a que Rick me llevara a su casa, pero… tenía miedo a lo que sentía, tenía miedo a tener que pasar 24 horas seguidas con él durante tanto tiempo y sin duda en las peores condiciones cuando me sentía fatal, y las hormonas me tenían completamente loca.
- Cariño yo… sé que no tengo porque decirte nada pero sabes que mi hijo necesita hacer esto.
- Lo sé.
- Estaba tan asustado cuando se enteró de que estabas en el hospital.
- Yo también lo estaba cuando me vi sangrar…. es mi hijo también Martha.
- Ya lo sé querida, pero él tenía a dos personas que quería en peligro. Kate, él te quiere y estaba muy preocupado por ti, casi tanto como aquel día que…
- No quería que pasara.
- Lo sé. Y sé que en algunos momentos te agobiara pero te aviso porque lo conozco y va a estar un poco paranoico y pendiente de ti, en todo momento. Necesita saber que estas bien y con todo esto que ha pasado mucho más. Sé que va a ser difícil para ti, pero te pido paciencia con él, te lo suplico. No le hagas más daño, porque no creo que pueda soportarlo.
- Martha lo sé, pero ahora mismo esto va a ser muy complicado para mí también. No estoy preparada para estar todo el tiempo con él.
- ¿Por qué? – pregunto entre intrigada y asustada.
Y podría haberme callado y no haberle contestado pero quería hacerlo y se merecía una respuesta real, completamente sincera.
- Porque tengo miedo a lo que siento y no estoy preparada en este momento para dar a conocer mis sentimientos….
- Y si estas con él… sabes que saldrán a la luz - dijo acabando por mí y yo solo asentí - A él le pasa igual. Y al contrario de lo que vosotros pensáis yo tengo algo claro y es que esto os ayudara a ambos para daros cuenta de lo que sentís. Puede que os aleje para siempre o que os junte más que nunca. Pero creo que os vendrá bien porque lo que no podéis es estar es como ahora. Ahí en el medio sin saber a dónde tirar y haciéndoos daño. Tenéis que luchar por el otro o dejarlo pasar y seguir cada uno con vuestra vida. Esto os va a ayudar.
Y aunque no lo creyera, aunque no quisiera creerlo sabía que tenía razón, esta mujer siempre tenía razón y por eso me encantaba hablar con ella y pedirle consejo porque en poco tiempo se había convertido en una especie de madre para mí. Siempre me daba buenos consejos y casi siempre por no decir siempre acertaba, así que… nunca se sabe.
Lo único que sabía, era que tenía que hacerlo porque no tenía más remedio, viviría con lo que tocara vivir, pero ahora solo quería pensar en el bienestar de nuestro pequeño, como Rick hacía. Ninguno de los dos teníamos que pensar en nosotros, ahora solo podíamos pensar en él y eso era lo que íbamos a hacer.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir ahí y nos vemos el viernes con un nuevo capítulo. Hasta entonces espero vuestros comentarios XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Feb 24, 2016 5:49 am

Sigeee juntalooss

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Jue Feb 25, 2016 10:19 pm

Buenos días, os dejo con el último capítulo de la semana. Veremos a ver como empieza de nuevo la convivencia entre estos dos. Gracias a todos por leer y gracias a mi compañera.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV RICK
Acabábamos de llegar a casa, había dejado a Kate en mi habitación, nuestra antigua habitación, porque sería mucho más cómodo para todos. Yo me instalaría en el sofá. Por supuesto había vuelto a protestar pero me daba igual, no pensaba dejarla que se saliese con la suya en esta ocasión. Tenía miedo a hacer algo que le molestara porque la conocía lo suficiente pero… lo importante ahora mismo era su salud y la de nuestro pequeño y por ello iba a hacer lo que hiciera falta.
Sabía que tenía poco apetito, ya me lo había dejado claro, por eso me decidí por comida thai, su favorita para ver si así podía abrirle un poco el hambre. También debía agradecer a Lanie que se quedara algunos ratos con ella, porque el estar tanto juntos los dos solos, se me iba a hacer muy difícil, sobre todo sin dejarme llevar.
Cuando me dirigí hacia la habitación no pude evitar escuchar como hablaban y por lo que me pareció Kate no tenía muchas ganas.
- Vamos Kate, tienes que dar un paso hacia delante.
- Lanie no quiero hablar de eso, voy a centrarme en lo que me importa en este momento y es en mi hijo.
- Pero Kate si lo hicieras… todo sería mucho más fácil, todo iría mejor.
- Lanie… - dijo levantando la voz.
Decidí entrar en este momento porque sabía por donde iban los tiros y no quería que Lanie la presionara tanto como no me gustaba que lo hicieran conmigo. Era algo de los dos y que solo los dos teníamos que hablar, decidir. Y ahora, ambos solo pensábamos en nuestro pequeño… bueno, mentira, yo también pensaba en ella, en que estuviera bien y en de eso me iba a ocupar.
- Hola chicas, traigo la comida – dije entrando con una enorme bandeja en las manos repleta de cosas deliciosas que sabía que Kate adoraba.
- No tengo hambre - dijo Kate enojada y aunque quise convencerme a mi mismo de que eso no iba por mí, no pude evitar que me doliera el tono.
- No le hagas caso Rick, tiene que comer y lo hará.
- Pero… - iba a pedirle a Lanie que bajara un poco el tono, no debía poner nerviosa a Kate hablándole así.
- Ni peros, ni nada Kate. Entiendo que estés mal, pero los demás estamos también muy preocupados y por mucho que te enfades, vamos a seguir aquí contigo - dijo una Lanie autoritaria.
Volvió a ofrecerle la bandeja con la comida y esta vez la cogió de mala gana pero al menos la cogió. Empezó en enredar con la comida y solo pude divisar como se metía un par de gambas en la boca. Y no pude más…
- Kate, si quieres ayudar a que esto se solucione tienes que poner un poco de tu parte.
- Crees que no pongo de mi parte. Estoy aquí, en tu casa, en contra de mi voluntad, ya estoy poniendo bastante de mi parte, ¿no te parece?
- ¿Crees que para mí esto es fácil? Porque no lo es. Pero necesito que estéis bien los dos - dije mirándola a los ojos y pude ver algo de luz en ellos. Parecía que había conseguido llegarle porque empezó a comer con algo más de gana.
Estaba demasiado nervioso, ambos lo estábamos y tenía miedo que nos quedáramos solos para acabar discutiendo, pero me había comprometido a cuidarla y eso pensaba hacer.
- Chicos, yo os voy a tener que dejar. Si necesitas algo Kate, no dejes de llamarme, y tú también Castle - dijo mirándome. Asentí y se lo agradecí con una sonrisa.
Acompañe a Lanie hacia la puerta, en parte porque necesitaba tomar algo de aire solo, algo de espacio antes de que me quedara a solas con ella definitivamente. Teníamos que hablar de algunas cosas si queríamos que esto funcionara, si no saldríamos muy mal parados de esta experiencia.
- Castle, lo de antes iba en serio, si necesitas cualquier cosa lo que sea – repitió Lanie girándose hacia mi antes de que le abriera la puerta de casa.
- ¿Aunque sean las tres de la mañana? – le pregunte burlón.
- Aun así, pero sin pasarte - dijo haciéndome reír.
La abrace con fuerza para conseguir llenarme de nuevo de esperanza… de esa fuerza que había ido perdiendo desde hacía un par de días, cuando me entere de que mi vida podía haber cambiado de un plumazo. La solté, dejándola ir, pero justo antes de cerrar la puerta se giró enfrentándome.
- Rick… ten paciencia con ella, lo está pasando muy mal – dijo acariciándome la mejilla para animarme.
- La tendré - dije dándole una última sonrisa antes de entrar y cerrar la puerta.
Fui a la cocina para tomarme un vaso de agua y allí me encontré con la camiseta que le había comprado a mi bebe. Mi bebe… casi lo había perdido. No pude evitar recordar las palabras de mi madre advirtiéndome que era pronto, quizás tenía razón. Todo podía salir mal y eso me estaba matando.
Sentí como las lágrimas rodaban por las mejillas y sentí como mi cuerpo se estremecía de dolor de solo imaginar lo que podía haber sucedido. Era mi hijo y solo pensar en que había estado a punto de perderlo me estaba matando.
Escuché una voz llamando y recordé que Kate estaba en la cama con mi hijo en su interior y ambos necesitaban de mí. Me limpié con rabia las lágrimas y me dirigí hacia la habitación.

POV KATE
Lo llamé para que se llevara la bandeja con la comida. No quería hacerlo pero no sabía que hacer con ella y a pesar de que me molestaba depender de la gente en este momento lo necesitaba por mi hijo, no iba a permitir que le pasara algo por una cabezonería mía.
Enseguida Rick apareció por la puerta con algo en las manos y vi que evitaba mirarme a los ojos. No entendía porque, aunque podía hacerme a una idea, pero cuando conseguí verle esos ojos azules suyos vi que estaban enrojecidos sin duda había estado llorando y pensar que podía haber sido culpa mía hacía que me sintiera fatal. La culpabilidad me estaba ahogando y si no la dejaba salir terminaría explotando.
- Yo…
- Me llevo eso y te dejo en paz - dijo apresurándose a recoger la bandeja mientras dejaba el trapo sobre la cama. Cuando se dio cuenta de que mí mirada estaba sobre ese pequeño trapo enseguida intento retirarlo pero fui más rápida y pare su mano.
Agarré el trapo entre mis manos abriéndolo y entonces es cuando me di cuenta que en realidad era una camiseta pequeña que ponía Mi mama es poli. Sentí como una sonrisa se dibujaba en mi cara.
- La compré justo ese día… cuando me llamaron, me olvide de ella.
- Es perfecta – le dije sonriendo.
- Pensé enseguida en nuestro bebe, en cuanto la vi, supe que tenía que comprarla - dijo mirándome con una sonrisa - cuando me llamaron para decirme que estabas en el hospital yo… - le interrumpí porque vi cómo se estaba rompiendo por dentro y no quería que se derrumbara delante de mí. No se merecía que le hiciera pasar un mal trago. Todo era culpa mía y no debía atosigarlo.
- Rick, estoy bien, y nuestro pequeño lo estará. Te prometo que haré todo lo posible para que así sea. Y te prometo poner más de mi parte para que esto funcioné, para que esto nos sea más leve a los dos.
- Yo también quiero poner de mi parte. Quiero cuidar de ti Kate y de nuestro bebe… no quiero que te sientas mal, ni nada de eso, de verdad, yo…
- Sabes como soy y esto para mi es lo peor. No puedo estar quieta durante tanto tiempo. Llevo dos días así y ya me está matando, luego están las hormonas y todo eso y… sé que estaré un poco insoportable. Pero de verdad que no quiero hacerte daño, pero a veces puede que lo pague contigo y no quiero y… - ahora era yo quien me rompía por dentro. Las dichosas hormonas me estaban bombardeando y con ellas las lágrimas salían a borbotones de mis ojos.
- Kate, déjalo, ¿vale? Aguantaré lo que sea. El niño es de los dos. Ambos tenemos que pasar por todo esto. No me alegro de que nos esté pasando pero si me alegro de poder estar cerca de los dos - dijo muy serio mirándome y sabía que lo decía de corazón.
Y me hubiera encantado decirle todo lo que sentía, dejar los miedos atrás y confesarle que lo quería y que quería intentarlo de nuevo, pero ahora, menos que nunca, era el momento adecuado.
- Te dejo un poco sola. Si necesitas algo, lo que sea, llámame.
- Lo haré - dije cuando se iba - Rick.
- ¿Si?
- Gracias - dije dedicándole una sonrisa que enseguida me correspondió.
Estaba enfadada conmigo misma por tener que estar así, estaba mal, muerta de miedo por mí bebe y estaba mal porque nos estábamos haciendo mucho daño y no quería nada de esto. No quería nada de esto pero la vida era la que mandaba y no podía hacer nada, solo luchar por todo lo que estuviera en mis manos para que todo esto acabara bien. Nunca pensé en ser madre, ni siquiera quería hasta que empecé a estar con él. Cuando lo supe sentí algo extraño que no supe descifrar. Pero ahora que casi lo pierdo sé que es el amor de madre… no ha nacido aun y es lo que más quiero en esta vida, tanto es así que daría mi vida por él sin dudarlo ni un solo segundo. Y eso es lo que voy a hacer, luchar con fuerza para poder sacarlo adelante, y con Rick al lado sé que vamos a conseguirlo y que vamos a tener un bonito bebe, un bonito bebe al que no le va a faltar nada y al que vamos a querer más que nada en este mundo.
CONTINUARÁ…
Parece que ambos quieren poner de su parte para que todo vaya lo mejor posible para ambos, veremos hacia donde llegan.
Gracias a todos por llegar hasta aquí y nos vemos el lunes con un nuevo capítulo que paséis un buen fin de semana…
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Feb 26, 2016 12:57 am

bueno ..todo parece indicar que kate empieza a recapacitar..ojala a partir de ahora todo mejore...sigue pronto.. Happy Clap Happy Clap Clap Clap Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Feb 26, 2016 3:05 am

Sigeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Dom Feb 28, 2016 10:18 pm

Buenos días, tras una larga espera os dejo un nuevo capítulo espero que os guste. Veremos a ver como enfrentan la situación ahora que están solos y que se han propuesto poner de su parte para que todo vaya lo mejor posible.
Gracias a todos por estar ahí, siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV KATE
Estoy muy aburrida. Siempre he deseado un poco de tiempo libre para mí. Vale, miento, no me gusta el tiempo libre, porque lo que me gusta es mi trabajo, es de lo que de verdad disfruto. Pero ahora no puedo hacer nada de eso y me estoy volviendo loca. He vuelto a empezar “Lluvia de balas” que siempre me relaja, siempre me saca de todo, pero después de estar aquí, horas tumbada con el libro entre mis brazos, estoy empezando a inquietarme.
Luego esta Rick. Si esta allí parado a lo lejos observándome a cada momento. Él no sabe que yo lo sé pero sé que exactamente cuánto tiempo lleva ahí. No me gusta sentirme observada pero supongo que con él siempre ha sido así. Aunque ahora es por motivos distintos, sé que está preocupado por nuestro pequeño y eso hace que yo también me preocupe y no pueda olvidarme de porque estoy aquí. Y eso es mucho peor que el aburrimiento, que los dolores por estar todo el día tumbada, de la rabia que me da todo esto. Si a él le pasa algo yo… y siento que todo se me vuelve a caer encima y tengo que salir de aquí.
Empiezo a sentir como esa presión me atrapa de nuevo y acabo llorando sin poder controlarlo. Siento que estoy en un agujero negro que me engulle hacia dentro, lejos de todo esto. Y de repente siento unos brazos que me retienen que me devuelven a la realidad. Y me dejo llevar por él y lloro contra su pecho como tantas veces hice, pero ahora siento que no hay nada que él pueda hacer para que este peso que tengo en el pecho… este peso llamado culpabilidad se vaya y no vuelva jamás. Pero eso solo puede ocurrir si mi niño nace bien, hasta entonces esa losa estará en todo momento sobre mi cabeza. Eso y las dichosas hormonas que me tienen en un total descontrol interno. Lloro, rio, me enojo y me enfado por igual sin ningún motivo o razón. A veces, incluso pienso que estoy a punto de perder mi cordura.
Me separé de él despacio después de unos minutos. Él se quedo allí en silencio esperando a ver que era lo que necesitaba pero sin pedirlo, sin ofrecer nada porque me conocía lo suficiente para saber qué era lo que me sucedía en este momento y no era alguien que estuviera compadeciéndose de mi.
Necesitaba salir de esto sola como siempre, aunque desde que empecé con él… todo fue distinto. Él siempre estaba ahí apoyándome, hasta que yo lo eche, hasta que lo aleje. Y ahora lo había perdido para siempre, había perdido a mi marido, al hombre de mi vida, a ese que me entiende con solo mirarme y de nuevo noto una gran presión en el pecho, pero esta vez me la trago, tengo que hacerlo.
- Kate ¿Estás bien? - por fin se atreve a preguntar y yo solo asiento con la cabeza mientras me limpio las lágrimas que aún no han dejado de caer -Si necesitas algo… lo que sea… puedes pedírmelo.
- Estoy bien - dije intentando mentirle, pero sabía que no podía hacerlo - solo estoy cansada de esta maldita cama. Estoy aburrida.
- Si quieres, puedo llevarte al sofá y podemos ver una película o un programa de cotilleo - dijo haciéndome sonreír, él siempre sabía que decir en cada momento.
- Está bien.
- Perfecto, voy a preparar el sofá y ahora vengo - dijo saliendo disparado.
En ese momento caí, lo hacía por mí, pero él también necesitaba esto. Solo había pensado en mí, pero… ¿Cómo lo llevaba él? Tenía que estar todo el día pendiente de mí y yo no se lo había puesto nada fácil. Y luego estaba la preocupación que compartíamos ambos por nuestro pequeño. Se merecía que le pusiera las cosas un poco más fáciles por muy difícil que para mí fuera, él se merecía al menos eso.
- Ya está todo preparado - dijo apareciendo con una sonrisa en la cara y me jure a mí misma que solo por él, por verlo bien, intentaría hacer las cosas más fáciles, lo que pudiera permitirme hacer lo haría, por él, por nuestro pequeño… porque todo esto fuera lo menos doloroso posible.
- Rick… necesito ir antes al baño - dije sonrojándome por lo que le estaba pidiendo.
- Claro - dijo ayudándome a sentarme en la cama para luego cogerme por la espalda y las piernas y llevarme al baño - yo… - dijo señalando la puerta - te espero fuera… cuando acabes, llámame, estaré aquí.
- Vale, gracias.
Era tan adorable, era una de las cosas que me enamoro de él y verlo de nuevo así, me daba miedo, mucho miedo. Lo quería, eso no había cambiado, ni creo que fuera a cambiar nunca. Era con el único hombre del que me sentía completamente orgullosa de haber estado. Era el único hombre que me hacía feliz solo con una sonrisa, incluso antes de ser pareja o de conocer nuestros sentimientos. Era un hombre increíble, el cual yo sola había alejado de mí, y ahora tenía que aguantarme y tirar hacia adelante por nuestro bebe, él sería ahora el amor de mi vida. Y el me lo había dado también, el había germinado en mí, consiguiendo que ese pequeño milagro creciera en mi interior.
Acabé y tras lavarme un poco lo llame. Casi no acabé de pronunciar su nombre cuando ya estaba a mi lado. Eso me hizo sonreír, porque sabía lo importante que era para él sentirse útil. Y por eso me deje llevar, por eso me deje ayudar.
Me levanto con sumo cuidado y me llevo hacia el sofá que tenía muy bien colocado con un montón de cojines por todos lados para que estuviera más a gusto. Me depositó despacio sobre ellos y se quedó allí parado mirándome con un bobo.
- ¿Qué?
- ¡Oh! yo… ¿quieres palomitas para ver la tele? – pregunto anhelando una indicación mía para obrar.
- Si, yo… - lo cierto, es que tenía antojo, pero me daba vergüenza decírselo.
- ¿Qué?
- Me apetece algo dulce.
- ¡Aja! creo que habrá algún caramelo o algo así por aquí, sino voy en un momento a la tienda.
- No, me apetece… bueno, nada, mejor déjalo – no quería molestarlo más.
- No, dime.
- Quiero una piruleta - dije casi susurrando avergonzada.
- Ahora mismo salgo y te traigo una.
- No, de verdad….
- Que sí. No tardo nada - dijo recogiendo su cartera rápidamente y saliendo disparado. En el último momento volvió para atrás y se dirigió hacia mí - No te muevas. Aquí te pongo el móvil por si necesitas cualquier cosa. ¿Vas a estar bien? – pregunto ansioso.
- Que si… vete ya.
- Voy – y como alma que lleva el viento, salió como una exhalación a por mí piruleta.
- Rick.
- ¿Si?
- Gracias.
- No tienes que dármelas cada vez que haga algo. Lo hago encantado - dijo dedicándome una sonrisa justo antes de salir disparado por la puerta.
Tenía sentimientos encontrados cada vez que lo miraba, no podía negar lo que sentía pero luego estaba el miedo a volverme a equivocar, a hacerle de nuevo daño a él, a mí y a nuestro bebe. En él no dejaba de pensar y no sabía que era lo mejor para pero sin duda tendría dos personas que darían todo por él, juntos, o por separados. Y si nosotros estábamos bien eso le vendría bien al bebe y ahora estamos bien, lo bien que se puede estar en esta situación. Era mejor no hacer nada, era mejor vivir lo que nos había tocado vivir y eso sería lo mejor, tenía que mantenerme lo más fría posible porque no quería sufrir, pero mucho menos hacerles sufrir a ellos.
De repente sonó el teléfono que Castle me había colocado al lado. Me sorprendió ver el nombre de la persona que llamaba. Cogí aire y contesté al teléfono.
- Hola.
- Hola Kate. ¿Cómo estás? Mi abuela me ha contado todo.
- Estoy bien, Alexis.
- ¿Seguro?
- Si tranquila, tu padre me cuida bien.
- Para eso es el mejor. No quería molestarte solo…
- No molestas Alexis. Me alegra oírte.
- ¿Si? siento no haberte llamado antes. Debería haberlo hecho pero como estaban las cosas un poco raras con mi padre yo…
- Pase lo que pase con tu padre, no tiene que cambiar nada entre nosotras. Y ahora menos que nunca…
- Vas a ser la madre de mi hermanito o hermanita. Pero no solo por eso, Kate, para mi has sido muy importante. De verdad… me alegra de que aparecieras en la vida de mi padre.
- ¿A pesar de todo?
- A pesar de todo. Él ha sido muy feliz contigo, y todavía lo es. Sé que no tengo que meterme y no pienso hacerlo pero seré feliz si ambos sois felices. Pero solo vosotros sabéis que es lo que os hace realmente felices, así que no me meto. Pero para mí eres la persona que más feliz ha hecho a mi padre desde que tengo memoria, y pase lo que pase siempre formaras parte de nuestra familia - dijo con mucha tranquilidad, pero con la sinceridad que era propia de ella. No pude evitar que las lágrimas mancharan mi cara.
- Alexis… gracias. Y para mí también eres importante, todos vosotros. Me acogisteis muy bien y quiero daros las gracias por eso. Y quiero decirte que pase lo que pase yo… estoy feliz de haberos conocido y siempre estaréis en mi vida porque tendremos una persona que nos unirá por siempre, pero también porque de verdad os quiero a todos mucho.
- Y nosotros a ti Kate. Tengo que dejarte, pero cuídate y llama si me necesitas para algo.
- Gracias.
Colgué el teléfono con lágrimas en los ojos, pero de felicidad, por permanecer a estar increíble familia, y feliz porque mi hijo iba a tener la mejor del mundo.
En ese instante apareció Rick de nuevo por la puerta, me limpié las lágrimas para que no pudiera verlas pero me conocía lo suficiente como para engañarlo.
- Ya te la he traído, he traído muchas cosas más por si acaso… ¿Estás bien? ¿Ha pasado algo? – pregunto preocupado cuando noto el enrojecimiento de mis ojos.
- Todo está bien. Ven vamos a ver algo - dije haciéndole un pequeño hueco para que pudiera sentarse a mi lado.
- ¿De verdad? ¿Puedo? – pregunto como si yo fuera la reina y el solo un simple criado.
- Anda, ven…
CONTINUARÁ…
Veremos a ver cómo les va a partir de aquí, por ahora parece que Kate quiere poner de su parte y que no puede evitar sentir. Veremos a ver si Martha tiene razón y el roce hace el cariño.
Nos vemos mañana
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Feb 29, 2016 12:36 am

sigueeeeeeeee..esperemos que las palabras de alexis ayuden...

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Feb 29, 2016 5:16 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Lun Feb 29, 2016 10:06 pm

Buenos días os dejo con otro nuevo capítulo, espero que os siga gustando aunque sé que para vosotros irá demasiado lento pero las cosas buenas se hacen esperar pero las malas…
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV RICK
Había pasado una buena tarde con ella. Habíamos disfrutando solo de nuestra compañía. Recuerdo la cara de niña que se le puso cuando le di su piruleta, como disfruto de ella y yo con verla mientras se la comida golosa. Todavía en el sofá con sus pies sobre mis piernas y completamente dormida, no podía dejar de mirarla y adorarla. Era tan preciosa que no podía dejar de contemplarla y sonreír. La había perdido como mujer, por ser un idiota, por no luchar por ella todo lo que se merecía. Ella era especial, era la mujer de mi vida y se merecía más por mi parte. Cuando la veía así, quería luchar por ella en este instante, quería decirle que la quería por encima de todo, que no podía vivir sin ella pero luego pensaba en el daño que nos hicimos. Es por la mujer que más he sufrido en mi vida y sé que yo también le he hecho mucho daño y quiero que eso se acabe y quizás si no estamos juntos, si estamos así bien pero sin estar juntos es lo mejor para ambos y por eso me conformo con lo que tengo porque prefiero tenerla así en mi vida que no tenerla.
Me levanté despacio para no despertarla y me dirigí hacia la habitación. Cogí una manta y volví sobre mis pasos. La arropé con cuidado y decidí dejarla allí un rato más. No quería que durmiera allí porque estaría con unos dolores terribles cuando despertara pero sabía que le estaba constando dormir así que decidí dejarla allí un ratito mientras yo preparaba la cena para ambos.
De repente sonó la puerta y entró mi madre como un torbellino, solo me basto un gesto para hacerle saber que Kate estaba dormida.
- Hola cariño. ¿Cómo va todo? – pregunto bajando el tono de voz.
- Bueno, mejorando.
- ¿Está dormida?
- Sí, me da pena despertarla, pero mañana se quejara de dolores. Además tiene que comer algo.
- Si, dale de comer necesita comer por dos.
- ¿Te quedas? – le pregunte. Aunque realmente quería que me respondiera que no, disfrutaba más si estábamos solos.
- Estoy cansada. Mejor me voy a descansar. Pero antes dime qué tal se encuentra.
- Creo que bien. Ya sabes se queja poco. Creo que lleva peor el depender de mí, pero por ahora me está poniendo las cosas algo más fácil.
- Bien, eso os vendrá bien.
- Madre…
- No me digas que has perdido la esperanza.
- ¿La esperanza?
- De volver a estar a su lado.
- Aunque quiero luchar contra ello no puedo, nunca podré dejar de tener esperanza mientras viva. Sueño con ello.
- ¿Entonces?
- Entonces creo que no es el momento.
- ¿Y cuándo es el momento?
- No lo sé. Supongo que cuando pase pasara.
- Me alegro de que no pierdas la esperanza. Hacéis una pareja adorable y ese bebe que viene en camino se merece que sus padres sean felices.
- Seremos felices por tenerlo a él. Eso es lo importante.
- Vale, tú sabrás, pero tanto tú, como yo sabemos que os morís por volver a estar juntos. Y créeme cuando te digo que todo eso no es un sueño. Acabaréis juntos, confía en mí - dijo con una sonrisa justo antes de desaparecer.
Acabé de hacer la cena, y la deje en el horno para que no se enfriara mientras iba a despertar a Kate que seguía dormida sin enterarse de nada. Estaba preciosa, bueno, ella era preciosa pero estaba especialmente bonita desde que me enteré de que llevaba a mi hijo en su interior. No pude evitar acariciar su cara apartando los pelos que caían sobre ella tapándosela y eso era un delito. Se veía tan tranquila y placida que me dolió tener que acabar con esa calma, pero necesitaba despertarla.
- Kate… - dije acariciándola suavemente mientras le susurraba. Poco a poco fue despertando recordándome a todas las mañanas que desperté a su lado.
- Mmm - respondió mientras se movía todavía soñolienta, haciéndome sonreír.
- Kate despierta - dije y vi como abría los ojos adormilados y sentí como mi corazón saltaba de alegría, era tan especial, que sentí unas ganas terribles de besarla y no soltarla más en la vida.
- No quiero levantarme - dijo con voz dormida, imitando un bebe. Eso consiguió sacarme una sonora carcajada.
- Kate tienes que levantarte porque mañana te arrepentirás de haberte quedado dormida aquí, además tienes que comer.
- ¿Qué hora es?
- La hora de la cena, andas vamos - dije ayudándola a incorporándose un poco.
Le pasé su comida encima de una bandeja para que no se manchara y yo coloque la mía sobre la mesa. No pude evitar volver a quedarme embobado mirándola mientras comía como tantas veces hice. Recuerdo cada vez que le llevaba la comida o el café a la comisaria, era una manera de cuidar de ella siempre.
- Rick.
- ¿Qué?
- Deja de mirarme y come - dijo con una sonrisa en la cara, esa de cuando intentaba meterse conmigo, esa Kate más relajada que tanto me encanto conocer y que me costó sacar a flote.
Me puse a comer a su lado en silencio sin dejar de mirarla de reojo porque no podía dejar de hacerlo, siempre me había pasado, desde que la conocía me sentía atraído por ella como dos polos opuestos se atraen. Comimos tranquilos sin decir nada pero con la seguridad de que las cosas iban mucho mejor, que parecía que se veía el sol allí entre tantas nubes.

POV KATE
No sabía cuánto podría aguantar si mandar todo a la mierda. Solo estar a su lado me sentí de nuevo como una niña, una niña enamorada. No podía evitar que las piernas me temblaran cuando lo tenía cerca, apenas podía mirarle a los ojos porque entonces me quedaba como hechizada con ese azul que hacía que mi corazón latiera a mil por horas. Necesitaba tenerlo cerca pero a la vez tan lejos que no sabía cómo iba a poder seguir viviendo así.
Luego estaba él. Todo el día atento conmigo y lo que quedaba porque lo conocía pasa saber que no me iba a dejar ni un solo instante mientras esto siguiera así.
Me había cuidado, me observaba a cada minuto haciéndome sentir de forma extraña. Por un lado me molestaba porque siempre había sido muy independiente pero por otro lado, lo veía tan dulce. Sabía que me quería como yo a él y a veces me preguntaba qué era lo que nos alejaba porque a veces ni yo misma lo sabía. Quizás eran excusas que ambos inventábamos solo para huir de un posible daño, pero a la vez estábamos perdiendo tanto.
Y ahí estaba otra vez.
Me había traído hace apenas un rato para que pudiera dormirme pero no puedo hacerlo. Me he desvelado y ahora me es imposible volver a dormir. ¿Y él? ¿Cuando dormía? Podía sentir su mirada sobre mí durante todo el día, protegiéndome a mí y a nuestro pequeño. Como un gran padre que es, como el gran compañero que era.
Tengo tantas ganas de abrir los ojos y decirle que le quiero, que se quede y no se vaya nunca, que le necesito tanto que me duele y me da miedo. Pero no lo hago, como siempre me quedo callada porque no tengo el valor necesario para luchar por lo que de verdad quiero.
-Kate…-lo escuché susurrar y siento como que está llorando y siento como mi corazón se derrumba junto al suyo-tengo tanto miedo…no puedo perderos a ninguno de los dos…si os pasa algo yo…
Siento como las lágrimas caen por mi cara a la vez que las suyas. Siento su cálida mano sobre la mía acariciándomela con dulzura, con amor. Y siento sus cálidas gotas de dolor caer sobre mí y me muerdo con fuerza el interior de la boca porque sé que no debería estar viéndolo así porque él no querría y por eso me aguanto las ganas de abrazarlo y de decirle que todo saldrá bien y que él ya no puede hacer más de lo que hace, que si no es por él…esto no sería tan fácil. Y siento que tengo que decírselo, por eso me prometo a mí misma decírselo en otro momento. Pero en este momento me calló todo mi dolor y lo dejo a él con el suyo porque sé que necesita sacarlo todo y yo aguanto sintiéndolo a mi lado hasta que mi cuerpo no puede más y me quedo dormida por el completo agotamiento que mi cuerpo siente.
CONTINUARÁ…
Ambos siguen sufriendo y no sabes cuando llegara el fin pero prometo que llegara. Mañana nuevo capítulo hasta entonces espero vuestros comentarios, ansiosa. Gracias por estar ahí siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Mar Mar 01, 2016 12:36 am

Crying Baby Crying Baby Heart Crying Baby Crying Baby Crying Baby que ya no sufran maaaaaaaassss espero con ansias locas el de mañana

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Mar 01, 2016 12:40 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Mar Mar 01, 2016 10:20 pm

Buenos días, aquí estoy con un nuevo capítulo más, espero que os siga gustando y paciencia señores que esto irá avanzando de una manera u otra. Gracias de verdad por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14

UNA SEMANA DESPÚES

POV RICK
La cosa había mejorado bastante desde que volví de Europa. Muchas cosas habían cambiado pero de momento era feliz, bastante feliz. Por supuesto no podía serlo completamente si no estaba con ella, pero los últimos días fueron bastante buenos, a pesar de tener momentos duros, de tener momentos en los que Kate no podía más y explotaba contra mí sin tener razón, aunque siempre terminaba arrepintiéndose.
Sabía que ella no quería hacerlo y me hacía daño, pero sabía que también ella sufría cuando esos momentos se daban. Yo tenía que aguantar aunque había momentos en los que no podía y por no pagarlo con ella acababa encerrado en el baño llorando por la rabia que sentía. Pero luego todo se calmaba y volvía a ser la Kate que me gusta, la Kate que pone las cosas más fáciles.
Teníamos visita con su ginecólogo en unos días, sabíamos que todavía quedaba un largo camino y a pesar de que quería que todo fuera bien, que el niño se recuperara, que Kate pudiera estar bien, sentía miedo de perderla, si se iba a su casa. Necesitaba que me necesitara. Era un poco egoísta, pero si eso significaba pasar tiempo con ella y poder sentir como crece nuestro pequeño desde cerca…
- Rick…
- Si – dije sobresaltándome al escuchar su voz sacándome de mis ensoñaciones.
- ¿Cuándo viene Alexis?
- ¡Oh! pronto.
- Me gustaría ponerme algo mejor.
- Estás bien como estas.
- Rick…
- Vale, que quieres que te saque.
- La camiseta azul y el vaquero nuevo.
- Vale. ¿Necesitas ayuda?
- En tus sueños - dijo con una sonrisa, haciéndome sonreír a mí también.
- Voy haciendo la cena mientras te arreglas. Cuando acabes me avisas y te llevo hacia fuera.
- De acuerdo.
Alexis había llamado para decir que vendría a comer con nosotros. Había evitado venir porque no quería molestar pero tras mucho insistir Kate, decidió venir a comer. Me gustaba la relación que tenía Kate con mi hija, era la persona ideal en la que mi hija debía fijarse y sin duda lo había echo. En algunos momentos dudé de su relación pero poco a poco fueron de nuevo conectando y me gustaba verlas hablar sobre todo y sobre nada. Me sentía increíble cuando las veía así.
Me puse a hacer la cena cuando escuché como Kate volvía a llamarme. Me limpié las manos y salí corriendo hacia la habitación. La encontré sentada, se había arreglado el pelo y pintado un poco y estaba muy guapa, sabía sacarse partido si ella lo quería así.
- Rick…
- Si voy, voy - dije moviéndome tras haberme quedado embobado mirándola sin quitarle el ojo.
La agarré levantándola, me estaba acostumbrando ya a hacerlo y creo que a ella ya no le molestaba tanto. Cuando estaba llegando al sofá me paro.
- Espera.
- ¿Qué?
- Llévame a la cocina.
- Pero…
- Déjame ayudarte. Necesito hacer algo.
- Pero el reposo…
- Rick, estaré sentada y solo ayudaré un poco. Venga, por favor – dijo poniendo la misma cara que le ponía yo cuando quería algo de ella.
- Está bien - dije cambiando de dirección y sentándola con cuidado en un taburete cercano a la cocina.
- Rick creo que se te está quemando algo - dijo haciendo que reaccionara rápidamente hacia la cocina que estaba apagada. Entonces escuché su risa y lo entendí.
- Muy graciosa – le dije mientras le pasaba el cuchillo y una cebolla – Pues por graciosa, te toca picar la cebolla.
- Bien, trae. No has tenido una mejor pinché en tu vida - dijo haciéndome sonreír. Me puse a cocinar con ella al lado y nunca antes me había sentido tan bien. Era increíble cocinar con ella a mi lado, ya ni recordaba como lo hacíamos antes. Era maravilloso. Me hacía recordar los buenos momentos juntos, los mejores momentos como compañeros, los mejores compañeros.
- Toma prueba esto – le dije acercándole la salsa. Le metí con cuidado la cuchara en su boca pero una gota terminó cayendo en la comisura de la boca. Tuve unas ganas terribles de limpiárselo con mi boca, poder probar la salsa de su boca, su dulce boca. Me quede mirándola sin moverme, petrificado viendo como la salsa seguía cayendo y cayendo. Tuve que resistirme de forma increíble, aun no sé cómo.
Con cuidado pasé mi dedo por su boca limpiando la salsa y después metí mi dedo en la boca limpiándolo. De repente nuestras miradas se cruzaron y vi como sus ojos se habían oscurecido. Sentí unas ganas terribles de besarla, tanto es así que sin darme cuanta mi boca había avanzado hacia la suya casi sin darme cuenta y estaba a unos centímetros de la suya.
- Papa, Kate… estoy en casa – dijo Alexis desde la entrada y sentí una rabia que me consumía por dentro. Pero por otro lado, quizás era fue lo mejor. Quizás nos había impedido hacer una idiotez.
- Hola cariño - dije sin mirar a Kate y acercándome hacia ella para darle un fuerte abrazo.
- Papa me estas estrujando.
- Lo siento – me disculpe, realmente quería liberar toda la tensión que se había almacenado en mi cuando estuve a punto de besar a Kate. Así que, separándome, volví a la cocina para que no se me quemara la comida.
- Hola Kate - dijo acercándose para abrazarla, mientras ella le correspondió como pudo.
- Hola Alexis - le contestó sonriendo, pero de repente nuestras miradas se cruzaron y vi cómo se sonrojaba.
- ¿Por qué no dejamos a mi padre con la cena y hablamos nosotras?
- Claro - dijo Kate mirándome para ver si todo iba bien.
- Claro espera que…
- No, yo puedo sola. Solo serán unos pocos pasos y Alexis me ayuda - dijo Kate y aunque no estaba muy seguro la deje hacer y seguí con mis tareas pero pendiente de que podían estar hablando allí y recordando ese casi beso que no nos dimos.

POV KATE
Con cuidado y con ayuda de Alexis conseguí llegar hacia el sofá. No creía que fueran necesarias tantas medidas de seguridad, pero ambos estábamos demasiado preocupados por nuestro bebe, que evitábamos cualquier riesgo que el pudiera correr, pero en este momento y después de lo que creo que fue un casi beso era mejor mantener las distancias para evitar reacciones no deseadas.
- ¿Cómo va todo? - me preguntó Alexis y no supe muy bien a que se refería con ese “todo” pero enseguida me lo aclaro – él bebe, el embarazo, tu…
- De momento bien. Tenemos cita en unos días.
- Bien, estaba preocupada.
- Estamos bien Alexis. Este pequeño si se parece un poco a ti y a tu padre saldrá de esta.
- Y a ti - dijo sorprendiéndome - no conozco a nadie más valiente y fuerte que tu Kate - dijo haciéndome sonrojar - ¿Y con mi padre?
- Yo…
- Solo quiero saber si te está cuidando bien.
- Muy bien, demasiado bien - dije mirando hacia donde él se encontraba y allí me uní a su dulce y tímida mirada.
- Es un gran padre, el mejor. Sé que lo será también para él – dijo señalando mi vientre, ya abultado después de todo ese tiempo.
- Si eso lo tengo claro - dije sonriendo.
- Kate, tú también serás una gran madre, solo te pido que no lo alejes, porque si lo haces, le estarás matando.
- Nunca lo alejare de él, ni a él, ni a vosotros. Sois su familia.
- Gracias… tenía miedo de que las cosas no fueran bien entre vosotros y que…
- El niño es lo principal para ambos. No haremos nada que pueda hacerle daño por muy mal que estuvieran las cosas entre los dos. Ni tampoco haría nada que te hiciera daño a ti Alexis, ni yo, ni tu padre.
- Bien. Dejemos esto y hablemos de cosas más alegres ¿Ya sabéis que va a ser?
- No, todavía es pronto - dije con una sonrisa tocándome casi por instinto mi tripa donde los cambios eran evidentes, aunque no en demasía.
- ¿Y quieres saberlo? Hay gente que prefiere no saber…
- Yo no soy de esas. Me gusta tener todo controlado.
- Pues yo prefiero no saber - dijo Castle apareciendo de la nada.
- ¿De verdad?
- Me gustaría que fuera una sorpresa.
- ¿En serio? No aguantarías – le dije riéndome de él.
- ¿Qué no? que te apuestas - dijo en tono de broma haciéndonos sonreír a todos y aligerando el ambiente.
- Yo quiero saber, pero si tú no quieres, no tienes por qué hacerlo. Le diré al médico que me lo diga a mí solo.
- Pero…
- ¿Qué? Así cada uno haremos lo que queremos.
- Si tú lo sabes será complicado que…
- ¿Complicado qué?
- Está bien. Aguantaré - dijo poco seguro haciéndonos reír a ambas.
- Seguro que será muy guapo o guapa eso está claro - dijo Alexis colocando su mano sobre la mía que estaba sobre mi tripa – solo esperemos que no saque tu cabezón papa-dijo riéndose y sacándome una carcajada – sino la pobre Kate va a tener que pedir auxilio.
- Muy graciosa las dos, será mejor que tengáis hambre porque he hecho comida para un regimiento - dijo caminando hacia la cocina.
- Me alegro de que hayas venido Alexis - dije sonriéndole.
- No vine antes porque no sabía si molestaría.
- Nunca lo haces. Además necesito visita y hablar con alguien si no terminaré loca o matando a tu padre - dije sonriendo.
- Entonces vendré más a menudo - dijo sonriendo y yo asentí con la cabeza. Entonces dije algo que acaba de pensar.
- ¿Te gustaría venir a la próxima ecografía?
- ¿Puedo?
- Claro, podrás verlo. Eres su hermana mayor y serás muy importante para él bebe, Alexis.
- Iré encantada - dijo sonriendo y no pude evitar abrazarla, entonces mis ojos se cruzaron con los de Rick y vi emoción y orgullo en ellos.
Le sonreí y él me devolvió la sonrisa. Ahí me di cuenta de la gran familia de la que disponía mi bebe y la suerte que sin duda tenía incluso antes de nacer.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y como ya sabéis nos vemos el viernes con un nuevo capítulo. Hasta entonces ya sabéis que soy adicta a vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Miér Mar 02, 2016 12:35 am

affraid affraid casi beso affraid Facepalm affraid affraid parece que las cosas estan empezando a encaminarce muuuyyy despacio pero empiezan...sigue pronto... Clap Clap Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Mar 02, 2016 2:22 am

Pero bueno kieres juntarlos yaaa

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 03, 2016 9:47 pm

Buenos días, aquí os dejo un nuevo capítulo espero que os guste. Gracias a todos por leer, por comentar, por estar en twitter siempre atentos, gracias por todo.
También quiero darle las gracias a mi compi por su trabajo, es un placer poder trabajar con ella.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Ya habían pasado dos semanas. Las cosas habían cambiado un poco entre nosotros. Estábamos más unidos, tanto como cuando estábamos juntos, solo faltaba la parte del sexo y todo eso. Pero me sentía como si fuéramos de nuevo una pareja. Una pareja de enamorados a la espera de la llegada de nuestro bebe.
Hoy íbamos a ver de nuevo a nuestro pequeño, estaba muy nervioso por como iban a ir las cosas, no podía dejar de dar vueltas como un loco. Estaba muy preocupado por ella y por nuestro pequeño. Todo tenía que estar bien, todo el esfuerzo tenía que valer la pena.
- Rick, para, no ayudas.
- Puf, estoy muy nervioso, lo siento.
- ¿Crees que yo no?
- Si, lo siento. Necesito saber que está bien.
- Y seguro que lo va a estar. Es fuerte como nosotros. Va a estar bien, tiene que estar bien.
- Bien. ¿Nos vamos? No puedo esperar más.
- Tenemos que esperar a alguien más.
- ¿A quién? – pregunte, pero no recibí respuesta porque a Kate le llegó un mensaje al móvil.
- Podemos irnos, se encontrará allí con nosotros.
- ¡Ah! Vámonos pues - dije sin pensar en quien podría ser, solo quería salir de allí cuanto antes porque si no me volvería loco.
Fuimos en silencio todo el camino, pero yo no dejaba de golpear el volante, síntoma de mi nerviosismo. Cuando llegamos a la puerta del hospital, ayude a Kate a bajar y la deje allí de pie mientras yo corría a por una silla al interior. Enseguida vi su mala cara al respecto pero al menos no se opuso. La lleve hacia dentro y cuál fue mi sorpresa cuando me encontré a mi hija, allí de pie sonriéndonos.
- Alexis cariño, ¿Qué haces aquí?
- Yo se lo pedí - dijo Kate sonriendo a Alexis.
- Si, Kate me lo dijo y yo no pude negarme. Quiero conocer a mi hermano.
- Bien - dije dejando pasar antes a Alexis. Luego miré a Kate y le susurré - Gracias.
No metimos de nuevo en la consulta del médico de Kate que nos recibió con una sonrisa como siempre. La verdad es que habíamos tenido suerte con nuestro médico.
- Hola de nuevo. ¿Y esta chica?
- Ella es Alexis, la hermana del bebe - dijo Kate sonriendo.
- ¡Oh! muy bien. Entonces mejor vamos preparándote para que puedan conocerse ya - dijo levantándose mientras ayudaba a Kate a meterse en la habitación continua donde se cambiaría para la ecografía.
- Papa, ¿Estabas nervioso la primera vez?
- Sí, lo estaba mucho. Y cuando vine contigo también. Es algo emocionante - dije sonriendo mientras la besaba.
- Me alegro de que Kate me lo pidiera. Quiero escucharlo y verlo.
- Yo también estoy feliz de que te lo pidiera.
- Es una gran mujer.
- Sí, lo es.
- Señor Castle puede acompañarme - dijo la enfermera dándonos paso a la sala donde tenían ya a Kate preparada para la ecografía.
- Bueno, mientras esto se pone en marcha. ¿Qué tal estos días?
- Bueno, creo que mejor de lo que esperaba.
- ¿Se ha portado bien el papa? - dijo haciéndonos reír.
- Se ha portado muy bien - dijo Kate mirándome y yo le agarré de la mano mientras me sonreía.
- Estamos algo preocupados por el niño.
- ¿Por el accidente?
- Si, por eso.
- Bueno, pues veamos cómo está el pequeñajo.
Kate se estremeció cuando sintió el gel sobre su vientre y cuando nos dimos cuenta la sala se llenó del sonido del latido de nuestro bebe. Sentí como las lágrimas empeñaban mis ojos y hasta este instante no me di cuenta del miedo que había pasado estos días.
- ¡Dios! es increíble - dijo Alexis en un pequeño suspiro.
- Si, es emocionante - dije besándole la sien mientras la atraía hacia mí.
De repente empezamos a ver a nuestro pequeño moverse en la ecografía, era tan guapo o más de lo que recordaba, aunque solo se viera su perfil. Sentí un fuerte orgullo por este pequeño y su madre, por todo lo que habían luchado para estar ahí sanos y salvos.
- ¿Cómo está? - preguntó Kate con emoción en la voz al ver que el médico no comentaba nada.
-Está bien, teniendo en cuenta por lo que ha pasado.
- Eso que significa.
- Que está bien, pero necesita coger peso. Es demasiado pequeño para el tiempo de gestación.
- ¿Qué tenemos que hacer?
- Te daré una serie de pautas que tienes que seguir, pero ya no hace falta el reposo absoluto. Eso no significa que te pongas a coger peso ni a correr. Solo significa lo que significa. No tienes que estar en cama todo el día, puedes pasear, hacer tu vida normal pero sin coger peso ni grandes esfuerzos.
- Como usted diga Doctor - dijo Kate sonriendo.
Pero yo sentí una presión en el pecho. Mi hijo no estaba del todo bien y encima Kate se iría, se escaparía de mi lado y no podría hacer nada para retenerla. Estas dos semanas me habían ayudado a darme cuenta de lo feliz que era a su lado. Quería tenerla cerca, y no solo a ella, a ambos. Y esto no ayudaba. Me puse serio, no quería chafarle la alegría a ninguna de las dos.
- ¿Queréis saber el sexo?
- Si – dijo Alexis.
- No - dijimos los dos a la vez.
- ¿Entonces? – pregunto el doctor.
- Yo quiero saberlo. Rick no, así que…
- Será mejor que salga. En unos minutos estamos contigo - dijo el médico sonriéndome.
Y mientras iba hacia la puerta tuve mis dudas, incluso me quede allí parado, unos segundos, ¿de verdad no quería saber que iba a ser? ¿Iba a poder aguantar?
Estaba muy nervioso, no podía dejar de pensar en lo que estaban hablando ahí dentro, estuve dos veces tentado de ponerme a escuchar detrás de la puerta. Si, era absurdo puesto que era yo él que no quería saber pero no podía evitarlo siempre había sido muy curioso y sabía que esto sería muy complicado. Pero necesitaba que cada minuto de este bebe, de este embarazo fuera especial ya que con Alexis no tuve las mismas oportunidades.
No sé cuánto paso, solo sé que ya no me quedaban más uñas cuando vi como salían todos unos seguidos de los otros con sonrisas en la cara. Las miraba a las dos, a ver si su cara podía decirme algo, pero no había medio, no sabía que era lo que estábamos esperando. Me intente recriminar a mí mismo, daba igual, si venía bien.
- Entonces, te dejo esto para que sigas los pasos correctos, él bebe debe ganar peso.
- Gracias doctor.
- Nos vemos en un par de semanas para ver si mejora, si no te daré otros métodos. Cuanto más crezca ahora, más estable será el feto y más tranquilidad tendrás que llegara a buen puerto este embarazo.
Nos despedimos y ayude a Kate a llegar al coche. Sabía que ya no hacía falta mi ayuda pero agradecí que ella no pusiera inconvenientes.
- Kate gracias por invitarme a conocer a mi hermanito. Ha sido increíble.
- ¿Es un niño? - dije sorprendido.
- Es una manera de hablar.
- ¿Entonces es niña?
- No querías saber, así que ahora te aguantas papa - dijo dándome un beso mientras se alejaba con una sonrisa.
- Esto va a ser un infierno.
- Pero será muy bonito. ¿No es lo que querías?
- Ya no estoy tan seguro.
- Si quieres que te lo diga…
- No, no quiero saberlo - dije moviendo la cabeza rápidamente haciéndola reír.
Llegamos a casa en silencio, sabía que teníamos mucho de qué hablar pero no sabía si me iba a gustar la conversación, por eso intente retrasarla lo máximo posible pero una vez sentados Kate empezó a hablar.
- Rick… creo que ya no hace falta…
- No sigas. Entiendo que quieras tu espacio de verdad… pero necesito… quiero, estar cerca. Quiero saber cómo va creciendo nuestro bebe. No quiero perderme nada. Kate, hare lo que me pidas, pero por favor, no me apartes, te lo suplico.
- Pero…
- Puedes hacer lo que quieras, de verdad. Solo te pido que te quedes. Déjame ayudarte.
- Pero cuando nazca tendré que irme Rick. Esto no es normal. Lo mejor será irme ahora y…
- Por favor. Cuando nazca ya veremos cómo lo hacemos. Pero necesito sentirme útil. Necesito estar a su lado y al tuyo. Quiero cuidar de ambos.
- Rick ya puedo hacerlo yo sola.
- Lo sé. Déjalo… - dije resignado sabiendo que la iba a perder.
- Rick… quizás sea mejor que me quede - dijo haciendo que levantara enseguida la cabeza para mirarla - puede que me ayude. Podré comer bien cada día - dijo sonriéndome y me sentí tan orgulloso y enamorado que quise besarla, pero me contuve.
Era una mujer increíble, estaba enamorado de ella y ahora más que nunca iba a luchar, haría lo que fuera por ella y esa criatura. Iba a demostrarle lo buenos que somos juntos. Íbamos a ser felices, merecíamos ser felices y pensaba demostrárselo cada minuto que pasáramos juntos. Sonreí con todas mis ganas y me senté a su lado. Solo estar así me hacía estar feliz, completamente feliz.
CONTINUARÁ…
Es la hora de la verdad, es la hora de que Kate de un paso hacia adelante porque Rick está deseando darle, pero como vosotros decís es ella la que tiene que apostar por la relación y al menos ha decidido quedarse, veremos hasta cuándo y si esta nueva situación no trae más problemas que bienestar por parte de ambos.
Nos vemos el lunes hasta entonces espero vuestros comentarios.
Mil gracias a todos XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por alba_caskett el Vie Mar 04, 2016 12:13 am

me encanta, Rick no va a aguantar sin saber si es niño o niña, jejjejejejje
Kate parece que se va a dejar seguir cuidando y mimando un poco por Rick... a ver como sigue

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Mar 04, 2016 1:23 am

Clap Clap Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Sáb Mar 05, 2016 6:01 am

Siguee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 07, 2016 2:07 am

Hoy un poco más tarde pero aquí os dejo el capítulo de hoy. Espero que lo disfrutéis. Gracias por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 16
POV RICK
Era la primera noche que conseguía dormir casi de un tirón en este maldito e incómodo sofá. Creo que el sillón del lado de la cama, el que usaba cada noche para cerciorarme que Kate estaba bien era incluso más cómodo que esto. Sentí que me dolía todo el cuerpo cuando conseguí ponerme de pie. Me levante con la intención de hacerle el desayuno a Kate, sería una buena manera de empezar el día. Ella pensaba que yo dormía arriba, en la habitación de Alexis, pero no había sido capaz de irme tan lejos de ella y del bebe. Además, si me llamaba, no la escucharía.
Cuando me dirigí hacia la cocina me di cuenta de que ya llegaba tarde. La cafetera estaba puesta y sobre el fregadero se encontraba una solitaria taza. Kate ya estaba despierta.
Me dirigí hacia su habitación, nuestra habitación y golpeé despacio mientras la llamaba. Nadie respondió y puse el oído para ver si escuchaba el agua en el baño pero no conseguí escuchar nada. Abrí la puerta despacio pero allí no había nadie.
Empecé a preocuparme, Kate había salido. El médico dijo que podía seguir con su vida pero que tenía que tomárselo con calma y no sé si esto era tomárselo con calma. No podía parar quieto, quería llamarla saber que estaba bien pero antes de hacerlo Kate entró por la puerta con una sonrisa en la cara.
- ¿Dónde has estado? - dije de repente fruto de la preocupación que tenía de no saber de ella.
- Solo dando una vuelta.
- Kate dijo que tenías que tomártelo con calma y coges de primera y te vas y yo…
- Rick para - dijo enfadada - la condición para quedarme era que tuviera mi libertad. Si no lo aceptas será mejor que me vaya.
- Kate espera - dije agarrándola con cuidado del brazo - lo siento. Solo… que cuando no te he visto me he preocupado. Estaba asustado, vale. Quizás he exagerado un poco. Discúlpame.
- Rick tienes que empezar a confiar un poco en mí. No voy a poner a nuestro hijo en peligro.
- Tienes razón, lo siento. Pero, en cuanto a las personas que quiero se refiere, soy un poco paranoico.
- Tienes razones para pensar en que pudiera hacer una locura, pero no ahora. No, cuando la vida de nuestro hijo depende mucho de lo que haga. Solo he dado una pequeña vuelta por la manzana.
- Lo siento - dije de nuevo - solo… ¿puedes avisar la próxima vez?
- No quería despertarte.
- Prefiero que lo hagas, de verdad.
- Bien. Ahora voy a cambiarme, voy a salir con Lanie a comer.
- ¡Oh! Pensé… - pero debía callar, eso no estaba bien, ella era libre y yo no disponía de ella, ni de su voluntad. Debía dejarla volar, sino quería perderla, a ella y a mi hijo.
- ¿Estas bien?
- Si, solo pensaba que íbamos a quedarnos en casa… pero tú tranquila, sal.
- Podemos hacer lo que quieras luego. Pero tengo ganas de hablar un rato con Lanie.
- Vale, yo haré cualquier cosa. No te preocupes por mí estaré bien.
- Podrías aprovechar para escribir algo.
- Si… podría - dije con una fingida sonrisa mientras ella volvía a desaparecer de mi vista.
Necesitaba estar con ella, saber qué estaba haciendo. Pero también tenía que dejarla libre, si quería pasar el resto del embarazo cerca de ella, debía dejarla en paz, no podía acapararla, no era justo, ni para ella, ni para mí. Ella tenía razón, tenía que hacer algo.
Quizás sea buen momento para salir a tomar un café a algún lugar y de ese modo mi inspiración vuelva. Quizás pueda volver a escribir. Me dije decididamente, intentando auto convencerme de tal cosa.

POV KATE
Sabía que quizás lo tenía que haber avisado de que me iba, entendía que se preocupara, pero yo siempre había sido demasiado independiente como para pensar en ello. Y si, tenía razón, ahora no solo soy yo, ahora tenemos un bebe en común y ya no solo debía pensar por mí, era completamente diferente.
Sé que tengo que cambiar algunas cosas pero a veces pienso que no confía en mí como madre y eso me duele. Quizás no pueda ser tan buena como él, pero creo que merezco un poco de confianza. Todavía no ha nacido y ya se que es lo más importante para mí, y no hay nada más importante nada. Daría mi vida por él, así que no haría nada que lo pudiera poner en peligro, ni nada que le hiciera daño. Me dije mientras me duchaba y me vestía para salir al encuentro de Lanie.
Necesitaba salir, habíamos pasado mucho tiempo juntos, y no quería confundirme. Esto solo era por el niño, no tenía nada que ver son nosotros. Todo su apoyo, sus cuidados me estaban confundiendo y un momento de chicas con Lanie me vendría bien para poder alejarme y ver las cosas con perspectiva, ver si todo lo que me hacía sentir era real o solo fruto de la situación.
Incluso los enfados con eran mucho más sentidos, y era porque cualquier cosa que él me hiciera me dolía el doble de lo que pudiera hacerme cualquiera. Lo quería… y eso, junto con mi embarazo, hacía que mis sentimientos se magnificaran de tal forma que no podía ser parcial.
Cuando salí dispuesta para irme lo vi sentado en el sofá mirando a la nada. Me partía el corazón verlo mal. Cuando quieres a alguien lo que quieres es verlo feliz aunque no seas tú la persona que le haga sentir así.
Lo miré con añoranza, recordando los buenos momentos de cuando estábamos juntos, de cuando llegábamos juntos del trabajo y estábamos tranquilos solos, cuando nuestra compañía era suficiente, más que suficiente.
- Rick.
- ¿Si? - dijo girándose para mirarme.
- Me voy… nos vemos luego.
- Claro. Llámame si necesitas algo.
- Intentaré no tardar.
- Tranquila, aprovecharé para salir un rato. Nos vemos esta noche.
- Claro.
- ¿Quieres algo especial para cenar?
- Ahora mismo no, pero…no sé. ¿Te llamo si tengo algo en mente? - dije preguntándole y él asintió con una sonrisa. Podía traerla yo cuando viniera pero sabía que eso le haría sentir mejor, le haría sentir útil y además quería verlo sonreír antes de irme.
Salí por la puerta y le mandé un mensaje a Lanie para quedar con ella. Decidí coger un taxi, me sentía algo cansada y eso que apenas había dado una pequeña vuelta. No quería forzar mi cuerpo. Tendría que ir poco a poco.
Cuando llegué, Lanie ya estaba sentada en una mesa. Enseguida se levantó para abrazarme con fuerza.
- ¿Cómo estas amiga?
- Mejor.
- El médico os dio buenas noticias ¿no?
- Bueno, está mejor. Ya puedo hacer vida normal pero él bebe tiene que crecer más.
- ¿Coge poco peso?
- Si.
- Bueno, pero eso no es tan malo.
- Eso espero. No quiero que nada vaya mal. Quiero un embarazo algo más tranquilo - dije frustrada.
- Entonces… ¿has vuelto a casa?
- No.
- ¿No? – Pregunto mirándome intrigada - ¿eso qué significa?
- Nada. Necesito ayuda y Rick necesita hacer algo.
- ¿En serio? No estás inválida, estás embarazada.
- Lo sé.
- ¿Entonces? Donde está la independiente Katherine Beckett.
- Bueno, le he pedido que no me atosigue. Pero sé que necesita hacer esto y bueno…
- ¿Bueno que? Venga, suéltalo.
- Estoy bien con él.
- Vamos, que lo echabas de menos.
- Claro que lo echaba de menos. Lo quiero Lanie. Solo quiero que sea feliz.
- ¿Y por qué no se lo dices?
- Porque no es el momento.
- Nunca es el momento - la miré con cara de pocos amigos y lo pilló de inmediato - vale ya lo dejo. Pero porque estoy segura de que os terminareis dando cuenta vosotros solos - dijo sonriéndome y no pude evitar sonreír. Sabía cómo era - Se te ve muy feliz.
- Estoy feliz. Este pequeño aún no ha nacido y ya me hace feliz.
- ¿Ya sabéis el sexo?
- Sí, Rick no ha querido saberlo. Ahora está todo paranoico por lo que decimos.
- ¡Dios mío! amiga sabía que estabas enamorada pero no hasta ese punto.
- ¿Qué?
- No dejas de hablar de él. Eso es porque no dejas de pensar en él.
- Lanie ya he dicho que sí.
- Y yo te he dicho que no te lo iba a decir más, pero… es que para algunas cosas eres poco directa, eres cobarde.
- No quiero hacerle daño.
- No dejándole saber lo que sientes es como le haces daño. Os estáis martirizando, auto flagelando con esto de mejor callar y no decir la verdad. Ambos cometisteis errores en el pasado. Ambos lo sabéis, pues dejaros de tonterías y tiraos a los brazos del otro. Kate no esperes más, cuanto más tiempo pasa más daño os hacéis y más os alejáis él uno del otro - dijo de un tirón.
Me quede impresionada, sí que tenía cosas que decir al respecto y tenía razón. Tenía que dejarme de tonterías, así no éramos felices ninguno de los dos. Teníamos que dejarnos de tonterías, teníamos que dar el paso y así poder ser felices.
- Lo voy a hacer - dije casi sin pensar.
- ¿En serio? - preguntó Lanie completamente sorprendida, pero yo solo le sonreí, me levanté con determinación y tras despedirme de ella cogí un taxi de vuelta a casa, de vuelta a él.
CONTINUARÁ…
Parece ser que Kate por fin ha decidido dar el paso, veremos a ver qué pasa en el siguiente capítulo. Gracias a todos por estar ahí siempre.
Nos vemos mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Mar 07, 2016 12:45 pm

Ke mala ereees. Sigelooo

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Mar 07, 2016 3:53 pm

affraid affraid affraid affraid increible esperemos no se lleve una desagradable sorpresa...sigue pronto..

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 308
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 07, 2016 9:54 pm

Muchas gracias por seguir ahí, y espero que continuéis después de este capítulo.
Quiero avisaros de que esta historia está acabada y que ya he comenzado otra que será completamente AU. Espero que cuando llegue el momento le deis una oportunidad.
Gracias a todos por estar desde el principio y espero que sigáis conmigo aún queda historia para rato.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 17
POV KATE
Llegué rápidamente. No quería perder más tiempo. Quería dejarle claro lo que sentía, quería decirle que lo quería y que todo lo demás me daba igual, completamente igual me había cansado de esperar de hacer los tontos.
Entré casi corriendo en casa, sentí como el aire me faltaba no podía creerme lo que dos semanas de parón podía afectar a mi cuerpo.
-Rick-grité al abrir la puerta pero lo que encontré para nada me esperaba, me dio un bajonazo de repente, de golpe.
-Hola Kate, pasa.-dijo levantándose rápidamente para ayudarme con la chaqueta.
-¿Qué hace aquí?-preguntó mirando a Meredith su ex sentada en el sofá donde hace unos segundo estaba también él.
-Ha venido a ver a Alexis pero Alexis ha salido y…
-Rick cariño, oh…-dijo al verme.- ¿qué tal? Ya me he enterado de la buenas noticias, enhorabuena-dijo abrazándome y sentí una rabia que me consumía por dentro. Otra vez estaba aquí y Rick volvía a dejarla entrar en nuestra vida. No estaba para esto, lo que necesitaba era estar con él a solas, necesitaba decirlo todo y él en cambio…-¿Has visto el temporal que hace fuera? Rick como es tan bueno ha dejado que me quede a pasar la noche. A que es mono.
-Sí, muy mono-digo mordiéndome la lengua.
-Voy al baño un momento. Nos vemos ahora-dijo dejando la mano sobre el pecho de Rick durante unos segundos haciendo que me recomiera la cabeza.
-¿Todo bien con Lanie?
-Si todo bien-dije enfadada.
-¿Has elegido ya algo para comer?-dijo con esa sonrisa que ahora mismo le taparía.
-Estoy cansada, creo que mejor me voy a ir a dormir.
-Pero…
-Lo siento…
-Kate tienes que comer algo. Ya sabes que es lo mejor para el bebe.
-Vale. ¿Me haces un sándwich y me lo llevas a la habitación?
-Pero…
-De verdad estoy muy cansada. Tenías razón tengo que tomarme las cosas con mucha más calma.
-Es por Meredith ¿no?
-Rick, es tu casa puedes invitar a quien quiera.
-Sé que te prometí que no volvería a pasar pero…si quieres…
-No tienes que echarla. Y de verdad solo estoy cansada-dijo dedicándole una pequeña sonrisa para que no se sintiera mal. Me metí en la habitación y me deje caer sobre la cama. Sentía los pies mojados y parte de la ropa por la tempestad que estaba cayendo fuera pero ahora mismo me daba completamente igual todo. Me tape la cara y me maldije por mi mala suerte. Tanto esperar y cuando espero me lo encuentro allí con Meredith, precisamente ella.
-Kate-dijo Rick dando en la puerta antes de entrar con una bandeja repleta de comida.
-Rick, te dije que solo quería un sándwich.
-Y yo te dije que ese pequeño de ahí necesita mucho más-dijo ayudándome a colocar la bandeja sobre mí con cuidado para no tirar nada.- Kate de verdad siento haberla traído pero ya sabes como es y soy un idiota-dijo poniendo esa carita a la que no podía negarle nada.
-No pasa nada de verdad. Estoy bien, no es por eso-dije al ver que no me creía.
-¿Entonces?
-Estoy cansada de verdad.
-Pero no…
-No, tranquilo él bebe está bien.
-Bien. Te dejo sola para que comas, luego vengo a recoger los platos.
-Gracias.
-Si necesitas algo, lo que sea solo tienes que llamarme-dijo serio y yo solo pude sonreírle como respuesta. Era un cielo y lo quería pero ahora sí que no era el mejor momento. Cuando vi como Meredith lo tocaba, le sonreía sentí como la sangre se me calentaba de tal forma que casi me lanzo a por ella. Estaba celosa, muy celosa. Sabía que por parte de él no tenía motivos, porque…no los tenía ¿no? ya no estaba segura. ¿Y si se había cansado de esperar? ¿Y si se había dado por vencido? Deje la bandeja a un lado y me tumbe sobre la cama acurrucada como mi pequeño bebe en mi interior. Mi bebe, pensar en él me hizo cuenta de que tenía que darlo todo. Me volví a levantar y decidí dejar de lado todo eso por un momento. Tenía que comer por él, tenía que hacerlo bien.
POV RICK
Sabía que había algo que Kate no me contaba, pero por experiencia no ayudaba que le empujara. Tenía que esperar a que estuviera preparada para hablar. Quizás no había hecho bien las cosas pero cuando ella salió por esa puerta me decidí a salir. Estuve dando miles de vueltas por todos lados hasta que la tormenta me sorprendió. Cuando llegue a casa aquí estaba Meredith esperando. Podía haberla mandado a un hotel, o a cualquier lado pero…me había sentido tan solo el tiempo que había pasado fuera que necesitaba compañía aunque fuera la de ella. Me estaba dando cuenta de que me daba miedo de que ella pudiera seguir adelante con su vida y yo me quedara aquí encerrado sin poder dejar de pensar en ella. Sabía que ese bebe iba a darme algo por lo que querer sonreír, disfrutar de la vida. Pero para ser completamente feliz necesito estar con ella, la necesito en mi vida.
-Richard cariño ¿Qué tienes para cenar?
-Si quieres te hago algo, yo no tengo mucha hambre.
-No entiendo por qué estas así.
-¿Por qué?
-Porque se ve a las mil leguas que estáis enamorados. Dios voy a negar que he dicho esto pero…tengo envidia de lo que tenéis.
-No tienes que tenerlas. No somos una pareja muy bienavenida.
-Rick os queréis, daríais la vida el uno por el otro. Es un amor único y sé que con ella será muy diferente que como fue conmigo.
-Meredith…
-No, fue culpa de los dos. Y además no había amor. Pero ese niño tendrá a dos padres que lo darán todo por él. Lo querréis más que nada en este mundo y lo demostras-dijo mirando hacia el suelo, seguro arrepintiéndose de su relación con Alexis-ambos cometimos errores Rick. Tú te casaste conmigo sin estar enamorado de mí, sé que pensaste que era lo mejor pero no lo era. Y ahora piensas que lo mejor es estar separados pero no lo es. Podéis ser muy felices, tenéis que ser claros el uno con el otro. Sois ciegos si no veis lo que los demás vemos.
Sentía como las lágrimas se acumularan en mis ojos y empezaran a caer sin poder remediarlo. No podía creer esas palabras de ella, no podía creerlo pero tenía tanta razón.
-No sé cómo hacerlo, no sé cómo recuperarla.
-Siendo tú mismo la conquístate, y siendo tú mismo la recuperaras.
-A veces pienso que he perdido mi oportunidad.
-¿Tú has visto como me ha mirado cuando se ha dado cuenta de que estaba aquí? Estaba muy celosa. Sin duda se muere por tus huesos-dice con una sonrisa haciéndome sonreír-no tengo hambre tampoco será mejor que me vaya a dormir, nos vemos mañana a no ser que no quieras pasar la noche solo-dice sonriéndome mientras me besa la mejilla antes de irse arriba a la habitación de su hija, de nuestra hija.
Me limpie rápidamente las lágrimas y me prometí a mismo que iba a luchar por ella, que al menos iba a declararle mi amor una vez más, aunque fuera solo una vez más. Me levanté y me serví un vaso de agua. Luego miré hacia donde estaba Kate tenía tantas ganas de verla que no pude evitar ir hacia allí.
Entré con cuidado y la encontré echa un ovillo plácidamente dormida. A un lado tenía la bandeja vacía lo que hizo que sonriera. Quité la bandeja dejándola sobre la mesita de noche y volví a mirarla. Me senté con cuidado en la cama para no despertarla y deposité un suave beso sobre su sien. No podía dejar de sonreír al verla así y tampoco pude alejarme de ella. Me tumbe a su lado y me quede allí durante bastante tiempo solo observándola hasta que sentía mis ojos pesados por el sueño. Me levanté dejando un nuevo beso en su mejilla y metí un mechón rebelde fuera de su cara. Me acerque y deje caer las palabras de mi boca, como quitándome un fuerte peso de encima.
-Te quiero Kate, y siempre te querré.
La arrope y salí con la bandeja vacía de su habitación. Limpié todo y me deje caer sobre el sofá. Cerré los ojos con el presentimiento de que esta noche iba a soñar con ella, de que iba a ser una gran noche.
CONTINUARÁ…
Mil gracias a todos por leer, sé que ahora mismo me queréis matar por seguir con el drama pero ya queda menos para juntarlos.
Gracias por seguir y nos vemos mañana con otro capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Mar 08, 2016 12:12 am

Ke mala eres juntalos yaaa

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mucho más que algo en común-Tamyalways-Epílogo subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:21 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.