A salvo-Tamyalways Final Subido

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Mar 11, 2016 7:00 am

Sigue

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 24

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 13, 2016 9:46 pm

Bueno pues un nuevo capítulo espero que os guste, creo que con este capítulo empiezan ya a moverse cosas del caso, pero también hay mucho Caskett. Gracias por seguir comentando.
POV RICK
Habían pasado unos días y el tiempo había mejorado lo suficiente como para que se pudiera estar en manga corta. Con Kate iba todo bien, que digo bien perfecto, habíamos mantenido alguna conversación seria y habíamos hablado un poco de lo que estábamos haciendo. Decidimos ir despacio y no contarlo de momento hasta que no volviéramos a casa. Habíamos estado muy cariñosos durante estos días, no pensaba que Kate fuera tan cariñosa ambos necesitábamos cariño en estos momentos y como solo estábamos los dos pues me aprovechaba de la situación. Al final, de verdad, parecía que estábamos de luna de miel, aunque si de verdad estuviéramos de luna de miel no la sacaría de la habitación sonreí antes esa ocurrencia.
-De que te estarás acordando-dijo Kate apareciendo por detrás.
-No quieres saberlo-le dije dándole un beso en la mejilla.
-He pensado que podíamos aprovechar el sol y tomar un baño.
-Pero aun así tiene que estar el agua congelada.
-No te atreves.
-Por verte en biquini vamos lo que sea-dije levantando las cejas.
-Bueno no tengo así que me daré un baño con la camiseta puesta…
-Kate si quieres vamos antes de compras.
-No… está bien solo por un día no vamos a hacer gastos tontos-dijo de forma seca casi enfadada.
-Vale como quieras, voy a ir a preparar las cosas-le dije dándole un beso suave en los labios.
No sabía que le pasaba, no entendía porque se había puesto así, pero en fin solo quería disfrutar del día luego si veía que estaba mejor ya se lo preguntaría. Me puse un bañador y una camiseta y me fui a coger unas toallas. Cuando salí Kate estaba sentada en la barra de la cocina pensativa, llevaba una camiseta azul celeste y un pantalón a juego, le queda fantástico, habían pasados ya unos días desde que podía tocarla y besarla y puf… no sabía cómo podía aguantar tanto, como podía mantener la mente fría teniendo a una chica así a mi lado. Pero habían decidido ir lento y Kate parecía un poco reacia a tomar el tema así que preferí aguantar, aunque cada vez se me hacía más difícil, había momentos en los que nos estábamos besando y no podía evitar volverme loco, ya llevaba alguna que otra ducha fría. Me acerque por detrás y le coloque un besito justo detrás de la oreja, que hizo estremecerse.
-¿Nos vamos?
-Bien-dijo aún pensativa.
Le cogí de la mano y nos dirigimos por el camino a la orilla del lago, coloque dos toallas en la arena para poder tumbarnos. Me senté en una y Kate cogió la suya y la junto más aún a la mía, dejándolas pegadas y me sonrió. Nos colocamos uno enfrente al otro apoyados en un brazo. Kate me acarició la mejilla con amor.
-Me estoy acostumbrado a la barba.
-¿Si?-ella asintió-yo no termino de hacerme a ella.
-Bueno esperemos que ya quede poco.
-Si-dije con tristeza, echaba de menos a mi niña, a mi madre y a los chicos pero aún así tengo miedo de que esto se acabe cuando volvamos a casa, que cuando volvamos piense que allí no puede funcionar.
-Ey! ¿Estás bien?
-Si, vamos a tomar un baño.
-Ok.
Me quité la camiseta y me metí en el agua junto a Kate que solo se quito el pantalón dejándose la camiseta. Estábamos solos, es una zona privada que pertenece a la casa por lo tanto nadie nos veía, no había nadie cerca de donde estábamos. Kate empezó a moverse, a nadar hacia dentro yo me quede en una zona donde daba en el suelo. Cuando se cansó volvió nadando a mi lado con una sonrisa en la cara se le veía feliz.
-Dios Castle esto es increíble.
-Sí aunque está un poco fría-dije tiritando.
-Eres un quejica, y claro si no te mueves, ven-me cogió de la mano y estuvimos un rato jugando en el agua como dos niños.
-Ya estás cansado abuelo.
-Ven-le dije atrayéndola hacia mí haciéndola reír.
Le besé suavemente los labios, degustándonos ambos. Empezamos a profundizar el beso juntando nuestras lenguas en un duelo sin fin. Estaba empezando a subir la temperatura, seguimos besándonos y acariciándonos debajo del agua, y ya no podía más necesitaba sentirla. Pase mis manos por debajo de la camiseta por sus costados y empecé a subir la camiseta sin dejar de besarla, y de repente Kate se apartó y se alejó de mí, saliendo del agua hacia la toalla y de ahí al interior de la casa. Me quedé dentro del agua como un tonto necesitaba relajarme, no sabía que había hecho mal, no entendía nada pero sabía que la había cagado acelerando las cosas. Cuando conseguí recuperarme salí del agua cogí la camiseta y la toalla y me marche a la casa. No tuve que entrar, Kate estaba en la hamaca de fuera de la casa, suspiré y me coloqué delante de ella, quería que me mirara.
-Kate mírame por favor-seguía sin levantar la cabeza, sabía que tenía que estar llorando, no podía pensar en que Kate estuviera así por mi culpa.
-Lo siento-dijo en un suspiro de voz que casi no oí, me agache y coloque con cuidado mis manos en sus rodillas.
-Kate, no entiendo. Mírame vale, dime que te pasa por favor.
-Lo siento-volvió a repetir y no pude evitarlo la abracé fuerte intentándola calmar.
La levante y me senté en la hamaca colocándola encima de mí, en seguida Kate se abrazó a mi espalda escondiendo su cara en mi pecho. Espere a que se tranquilizara cuando vi que ya estaba más tranquila la separé despacio y coloque mi mano en su barbilla levantándosela. Mirándole a los ojos le acaricié la mejilla borrándole toda huella de sus lágrimas.
-Kate siento…
-No, tú no tienes la culpa, yo… no quiero que lo veas-dijo susurrando.
-No entiendo, que no quieres que vea.
-Mi herida, la cicatriz-dijo susurrando y agachando la cabeza.
-Kate ya la he visto.
-Pero… no en ese sentido… ya sabes… tu siempre habías fantaseado con la antigua Beckett, de esa ya no queda mucho, estoy rota Rick.
-Sh! Para mi eres perfecta-le dije subiéndole de nuevo la cara para mirarle a los ojos y viera que lo decía en serio-eres la mujer más increíble con la que he estado Kate, nada en ti podría parecerme feo.
-Pero…
-Pero nada-le miré y volví a hacer mi intento, volví a colocar mis manos en su costado sin dejar de mirarla a sus ojos aún había un atisbo de duda pero me dio permiso con la cabeza y continué, terminé de levantar la camiseta y seguí mirando a los ojos, poco a poco fui bajando la mirada posándola por su pecho y su torso, volví a mirarla a los ojos y acerque mis labios a su cicatriz besándola lentamente. Levanté la mirada y vi como Kate había cerrado los ojos intentando sentir, y yo rezaba porque hubiera sentido todo lo que quería demostrarle con aquel pequeño gesto. Volví a levantar la mirada y vi como Kate mi miraba con una sonrisa en la cara, acerque mis labios a los suyos besándole suavemente.
-No me equivocaba-Kate me miraba extrañada-eres preciosa Kate.
Kate me sonrió y nos besamos despacio no quería volver a cagarla, entendía que era mejor ir despacio que cuando llegara el momento llegaría y lo tomarían desde ahí con calma. Pasamos el resto del día allí abrazados y tumbados en la hamaca viendo como el día iba pasando.
POV ESPOSITO
Estábamos en la comisaria rellenando unos papeles, estábamos a la espera de noticias de Jordan sobre una noticia que podía ayudarnos con el caso de Kate, pero de momento nada y habían pasado días. Puf suspiré y me levanté a por un café, esperando a Ryan. Cuando volví con el café Ryan ya había vuelto de entregar algunos documentos a Gates y se le veía con mala cara.
-Que pasa te ha dado por el culo-dije sonriendo.
-Cállate mejor, la próxima vez te toca a ti. Dios me hubiera gustado ver a Kate enfrentarse a Gates.
-Dios sería increíble, como echo de menos a mi chica.
-Yo también y a Castle también.
-Crees que alguien habrá ganado ya la apuesta o que nadie podrá ganarla ya.
-Espero haber ganado ya la apuesta y que estén juntos, porque la opción de que haya matado a Castle no me gusta tanto tendremos que meternos en otro lío para ocultar el cadáver.
-Pues si-dije y ambos nos reímos.
Empezó a sonar mi teléfono interrumpiendo nuestra charla amena, me recosté en la silla y coloque mis piernas encima de la mesa y cogí el móvil.
-Detective Esposito al habla.
-Soy Lanie.
-Oh! Tengo que hacer un poco de papeleo aún pero si…
-No, estoy en una escena del crimen.
-Desde cuando nos avisas tú-dije levantándome para coger una libreta para apuntar la dirección.
-Se trata de Kate… es Madox, la víctima es Madox.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo, veremos a ver qué ha pasado con Madox y como continúa nuestra parejita. COMENTARIOS son muy esperados. XXOO.
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 25

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 14, 2016 9:34 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo que se centrara en el caso pero por supuesto habrá momento Caskett como en cada uno de ellos. Gracias a todos por seguir leyendo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 25
POV RYAN
Llegamos a la escena del crimen en poco tiempo gracias a que a estas horas de la noche ya no había tráfico. Nada más bajar pudimos divisar la zona acotada por la policía y Lanie estaba allí. Por el camino habíamos llamado a Jordan para que nos ayudara, no era nuestro caso y eso nos perjudicaría a la hora de querer enterarnos de todo. Lanie salió a nuestro encuentro nada más vernos bajarnos del coche.
-Chicos las cosas esta fea-dijo tras abrazarse a Esposito.
-¿Quién esta a cargo?
-Espero que en poco vosotros, es el agente Mathew el que está al mando-era un policía que no gustaba mucho al resto de policías le habían caído alguna que otra denuncia y también caían sobre él alguna acusación de corrupción pero no habían sido probada, es la clase de policía que no queríamos cerca.
-De puta madre-maldijo Esposito.
-Tenemos a Jordan de camino nos ayudará.
-Si pero Mathew no va a parar nos la va a liar ya te lo digo yo.
-Puede ser, ¿Qué nos vamos a encontrar Lanie?
-Sería mejor que lo vierais, no tiene ni un hueso sano, y por último lo que lo mató es un agujero de bala en la cabeza.
-Dios le han sacado todo-gritó Esposito.
-¿Qué?
-Lo han golpeado para sacarle lo que supiera.
-Pero está muerto quizás no dijera nada.
-La bala en la cabeza, eso significa que lo hizo, acabaron con su sufrimiento tras soltar lo que sabía-maldijo Espo.
-Entonces…
-Entonces ya sabe que vamos tras él y que Kate y Castle están vivos-terminé por ella.
-Joder.
-Si joder.
En ese momento llegó Jordan a donde nos encontrábamos, se acercó a nosotros y nos hizo un gesto para que la siguiéramos.
-¿Quién está al cargo aquí?-gritó para que todos le oyeran.
-Yo-gritó autoritario Mathew.
-Bien pues soy la agente especial Jordan, y a partir de ahora soy yo la que está al mando-lo dijo suavemente para que lo entendiera bien.
-Eso no…
-Me da igual lo que creas o lo que quieras, este es mi caso así que fuera de aquí ya.
Mathew se fue maldiciendo llevándose a su equipo le había dejado en ridículo delante de su gente y eso dolía. Cuando se largaron de allí todos nos juntamos en la cinta policial.
-Dios has estado increíble.
-Normalmente no lo hubiera hecho así, pero he leído su historial por el camino y no me gustan los policías como él.
-Ya somos dos-dijo Esposito.
-Bien ahora que tenemos aquí.
-Es Madox lo han torturado hasta la muerte, al final murió de un disparo en la cabeza.
-Lo saben todo ¿no?
-Sí, tenemos que organizarnos para el ataque, irán a por nosotros y a por ellos.
-Tienes razón, tenemos que llamarles.
POV RICK
Me levanté para hacerle el desayuno quería llevárselo a la cama, realice todo lo necesario para un desayuno completo y por su supuesto su café lo metí todo en una bandeja y lo llevé a la habitación. Kate estaba dormida boca abajo abrazada a la almohada estaba adorable, deje la bandeja en la mesa y me senté en la cama cerca de ella. Empecé a besarle detrás de la oreja, cosa que le hizo cosquilla porque empezó a moverse pero sin terminar de despertarse. Le acaricié suavemente colocando un mechón de pelo detrás de la oreja, y acerque mis labios a los de ella y casi susurrando la llamé por su nombre. Empezó a abrir lentamente los ojos. En cuanto me vio sonrió con los ojos aún casi cerrados por el sueño.
-Hola Bella durmiente.
-Hola-dijo sonriendo.
-Te he hecho el desayuno.
-Oh, gracias-me miró y tiró de mí hacia ella dándome un beso en los labios-de verdad gracias ven conmigo-dijo tirando de mí tumbándome a su lado.
Cogí la bandeja y se la puse encima de las rodillas la sujete mientras Kate cogía su taza de café y se la llevaba a los labios saboreando el gusto a café. Comimos compartiendo la comida entre risas y besos. Kate se levantó y se colocó a ahorcajada sobre mí, dios era tan sexy. Colocó sus manos en mi cuello y empezó a acariciarme los pelos cortos que se reunían en la parte de mi cuello, se sentía tan bien.
-Eres increíble Kate.
-Jaja eres demasiado fácil Castle-los dos sonreímos y acercamos nuestras bocas para compartir un beso que se prolongó demasiado para mí porque estaba a punto de estallar. Me separé de ella soltando un suspiro.
-Ummm sabes a café.
-Y tú, me encanta-ambos reímos- quiero hacerlo-le miré sorprendido-quiero que me hagas el amor Rick-me moví nervioso-no ahora-dijo riendo al ver mi nerviosismo.
-Kate no hace falta que…
-No, lo hago porque quiero porque lo necesito-dijo con timidez, y no pude más que sonreír era adorable.
-No sabes cuánto lo necesito yo-dije suspirando-pero si necesitas tiempo…
-No, esta noche, quiero que sea especial.
-Oh, ahora eres tú la cursi de la relación.
-No eso contigo es imposible-dijo riendo a carcajada, y verla así riendo encima de mis piernas y nuestros pechos juntos era la situación más excitante de mi vida.
Se levantó y ella me ayudo a levantarme la dejé arreglando las cosas de la habitación y yo salí con la bandeja para limpiar los platos y recoger el desastre que había formado en la cocina. Estaba entretenido en ello cuando sentí como el móvil me vibraba en el bolsillo, tenía que ser importante ya que había hablado con Jordan hacia nada. Cogí el móvil y salí fuera de la casa para hablar sin que Kate pudiera escucharnos.
-Cast…Rook al habla.
-Muy bien Castle vas mejorando.
-Bueno tú deberías llamarme Rook para que fuera más…
-Céntrate vale, te llamo porque es importante lo que tengo que decirte y tiene que ser rápido.
-Dime.
-Hemos encontrado a Madox…
-Ha vuelto.
-¿Me dejas terminar?
-Si lo siento.
-Hemos encontrado a Madox muerto-di un gritó de sorpresa que tapé enseguida metiéndome el puño en la boca-eso no es lo peor, lo saben todo lo torturaron hasta sacarle lo que sabían. Saben que estáis vivos y saben…
-Sabe que vamos tras él, sabe que sabemos quién es…
-¿Quién es quién?-dijo Kate apareciendo por detrás y asustándome.
-Dios Kate que susto me has dado-dije intentado sonar lo más tranquilo posible, aunque noté como mi voz sonaba algo forzada.
-Castle no me vengas con tonterías vale, ya me habéis mentido bastante, así que ahora quiero saberlo todo-dijo entrando dentro de la casa, supuse que estaría buscando un cuchillo por si me negaba, trague saliva intentado relajarme.
-Jordan aquí Houston tenemos un problema.
-Creo que solo puedo desearte suerte.
-Bueno si no volvemos a hablar solo quiero que le digas a mi hija que la quiero vale-dije volviendo a tragar saliva.
-Mantenla allí cueste lo que cueste, ahora más que nunca tenemos que tenerla allí, lejos…
-Si es muy fácil decirlo, te dejo no quiero enfadarla más…
-Cuídate.
-Tened cuidado, vale-dije colgando, suspiré intentado conseguir el valor necesario para entrar ahí dentro y enfrentarme a la detective Kate Beckett, ahora lo tenía claro pasara lo que pasara ya podía olvidarme de la noche de amor, iba a ver guerra pero lejos de la cama. Entre en casa y allí estaba Kate en la cocina cruzada de brazos y con una cara de pocos amigos.
CONTINUARÁ…
Bueno parece que se aproximan problemas a ver como Rick lo soluciona si es que es capaz de solucionarlo. Espero vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Mar 15, 2016 1:17 am

Suguee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 26

Mensaje por tamyalways el Mar Mar 15, 2016 9:37 pm

Bueno capítulo de pelea entre los amantes a ver como acaba la cosa. Aunque estas cosas no suelen acabar muy bien entre ellos, veremos a ver como acaban. Espero que os guste el capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 26
POV RICK
Cuando miré a Kate y vi como me miraba sabía que se había roto algo en nuestra relación, la había decepcionado, le había mentido. Miré avergonzado hacia a mis pies, no sabía como contárselo, no sabía que hacer para no perderla.
-Habla-dijo con voz enfadada pero tranquila, me encantaba verla así pero no conmigo.
-Yo…-suspiré-lo siento…
-No quiero que me digas que lo sientes quiero que me cuentes todo, ya me habéis tratado bastante como una tonta, te has divertido ¡eng!
-No yo…
-¡No qué eng! Te has aprovechado de que no sabía nada.
-No vale Kate yo te q…-iba a decirle que la quería pero no quería decírselo en este momento, yo quería un momento feliz pero…quizás ese momento ya no fuera a llegar-sabes que sobre nosotros no te he mentido.
-¿Qué no me has mentido?-dice enojada.
-No, Kate como puedes pensar eso-dije intentando acercarme a ella pero ella dio un paso para atrás alejándose de mí, me sentí fatal.
-Da igual esto que teníamos, estaba rodeado de mierda y mentiras se ha visto salpicado por todas las mentiras que me has dicho.
-Yo…Kate siento haberte mentido pero…nunca te he mentido sobre lo que siento-le miré a los ojos mientras se lo decía, vi un atisbo de duda pero enseguida se recompuso y volvió la dura detective Kate Beckett.
-Dejémoslo, cuéntame que me habéis ocultado.
-Vale, yo… por donde empiezo…-me miró cabreada y no quería seguir estirando la goma no fuera a romperse-vale mira los chicos…los chicos atraparon a Madox-fue a interrumpirme pero le pare con la mano-si quieres que te lo cuente todo déjame hacerlo de un tirón si no…
-Vale suelta-suspiré antes de continuar.
-Cogieron a Madox, y sabíamos que daba igual cogerlo que si no era él sería otro no pararía, queríamos mantenerte a salvo-dije en un hilo de voz-hicimos un trato con él el nombre de quien estaba detrás de esto a cambio de su libertad.
-Y os lo dijo-dijo sorprendida-asentí con la cabeza-y me lo ocultasteis, lo más importante de mi vida y vosotros me lo ocultasteis. ¿Quién es? Dime su nombre-gritó enfadada no la había visto así nunca estaba muy dolida y yo era el causante de ese dolor.
-Wii…William Bracken.
-William Bracken.
-Si el senador-le dije y Kate puso una gran cara de sorpresa, se quedó paralizada no me hablaba ni lloraba, ni gritaba estaba paralizada. Hasta que de repente cogió se levantó e iba directa a la salida de la casa. La cogí del brazo escuchaba la frase de Jordan ante todo tienes que mantenerla allí.
-Kate por favor todavía no te he contado todo.
-Hay más.
-Jordan me ha llamado para decirme que Madox ha… sido torturado, no estamos a salvo ninguno estamos a salvo, sabe que estamos vivos y que sabemos quién es-eso le sorprendió también pero no le paralizó y volvió a zafarse de mi agarre.
-Déjame Castle.
-Solo dime a dónde vas.
-Necesito estar sola, vale porque si no, no sé qué voy a hacer…
-Vale pero si me prometes que vas a volver.
-Castle suéltame…
-Por favor.
-Y porque debía…-me miró y parece que tuvo un poco de compasión conmigo-vale te promete que volveré, ahora me dejas irme.
-Si lo siento, pero Kate necesito que sepas…-pero no me dejo terminar, no me dejo decirle que la amaba y que la necesitaba a salvo, que no podría vivir sin haber hecho lo posible por mantenerla viva. Pero ahora Kate había desapareció a la luz del sol camino al lago, y yo cerré la puerta y me deje caer en la primera silla que encontré y me puse a llorar no podía aguantar más la había cagado, había perdido a la mujer de mi vida y encima la había puesto en peligro, porque sabía que no había vuelta atrás iba a volver a casa.
POV KATE
Me sentía engañada y… dios no sabía cómo me sentía me dolía la traición, el engaño el mantenerme al margen, pero lo que más me dolía era que fuera él, él me conocía mejor que nadie y sabía lo que me haría daño. Él era mi pareja y ahora en todos los sentidos y no podía entender como me había engañada como había conseguido mantenerme al margen durante todo este tiempo, había tenido la oportunidad de contarme todo muchas veces pero no lo había hecho, no tenía excusas. Pateé la arena del enojo que tenía no le había querido escuchar no quería escuchar sus excusas. Daba igual sus razones me había engañado y con eso ya me bastaba para estar enfadada. Pero luego no podía dejar de pensar en lo último que me había contado, si era verdad todos estaban en peligro y esta vez de verdad. Tenía que volver a casa a enfrentarme a ellos, en especial a él, no podía permitir que ninguno de mi familia corriera peligro no podía estar más tiempo aquí lejos de la realidad. Me acerque corriendo a la casa tenía que recoger mis cosas para largarme de allí. Entre en la habitación para recoger mis cosas, Castle estaba justo detrás de mí.
-¿Kate que haces?
-Recoger mis cosas ¿no lo ves?
-Si lo veo pero ¿para qué?-le miré como diciendo ¿en serios no lo sabes?-no puedes.
-¿Por qué?-dije girándome y gritándole, pero al ver su cara de dolido por un momento sentí pena por él, compasión.
-Porque… me lo prometiste.
-No yo te prometí que volvería he vuelto y ahora me voy.
-Yo no me voy a ningún lado.
-Tu puedes hacer lo que quieras yo me voy.
-Kate por favor-dijo tirándome del brazo, hice un gesto para que me soltara y me soltó tenía de nuevo esa cara de dolor, se lo merecía por haberme engañado me recordaba a mí misma pero no podía evitar que me doliera.
-¿Qué quieres ahora?
-No hay avión hasta mañana por la mañana, quédate esta noche para pensarlo y luego…
-Castle no lo entiendes ¿no?, todos allí están en peligro por mi culpa, soy yo la que debería estar allí.
-Lo único que conseguirás será que te maten.
-Prefiero morir que quedarme de brazos cruzados viendo como matan a mi familia, y a la tuya Castle no lo entiendes.
-Sí, lo entiendo-le mire extrañada-y no te voy a impedir que mañana te vayas si es lo que quieres pero mañana, por favor.
Lo pensé detenidamente, la verdad no tenía otra elección la forma más rápida de llegar era vía avión y hasta mañana por la mañana no salía ninguno. Suspiré y me senté en la cama, estaba muy cansada por el día que habíamos vivido. Me derrumbe en la cama y deje la cabeza agachada, empecé a pasarme las manos por el pelo estaba muy cansada.
-Kate porque no descansas un poco.
-No estoy bien.
-No seas tan cabezona, vale-dijo enfadado-lo siento-dijo suspirando-tomate un baño y descansa un poco voy a hacer algo para comer.
Se fue dejándome allí sola y le tome la palabra, cogí una toalla y me metí en la bañera para tomar un baño. Llené la bañera con agua caliente, metí el pie para tomar la temperatura, estaba perfecta me encantaría poder tener un buen libro para leerlo con una buena copa de vino. Suspiré y me quité la ropa suavemente, me sentía cansada y fatal, no me gustaba discutir con Castle pero en estos momentos no podía ni hablar con él. Abrí el mueble del cuarto de baño para coger el gel y la esponja y algo se cayó golpeando mi pie. Me agaché para cogerlo y era la libreta que le traje a Rick. Estaba tentada de abrirla y leerlo pero Castle no me había dado permiso y no quería… qué coño necesitaba leer y que mejor que notas de mi escritor favorito. Me la llevé hacia la bañera me tumbe y empecé a sentir como mis músculos empezaban a relajarse. Abrí la libreta con temor a lo que podía leer en ella, no creía que estuviera bien hacerlo pero… ahora mismo solo podía pensar en una cosa y necesitaba relajarme y para ello necesitaba sus libros y a falta de sus libros cualquier cosa escrito por él bienvenido sea. Abrí la libreta y de repente me di cuenta de que había sido una equivocación, más que notas sobre su próximo libro era un diario de lo que habíamos vivido allí, era un diario de sus sentimientos.
CONTINUARÁ…
Drama y pelea de pareja, a ver qué sucede a partir de aquí, veremos a ver que os lo que estaba escrito en la famosa libretita, o si Kate consigue aguantar sin leerla. Veremos a ver si al final no se carga a Castle jaja. Comentarios bienvenidos siempre XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Mar 16, 2016 2:33 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 27

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 17, 2016 3:42 am

Bueno aquí va ha sido un capítulo muy difícil de escribir, porque tenía que pasar contantemente de los pensamientos de uno al otro, pero espero que el resultado os guste. Abajo os pongo la sorpresa de mañana. Gracias por seguir confiando en la historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 27
POV KATE
Me relaje en la bañera suspiré cerrando los ojos mientras el agua caldeaba mi cuerpo, cuando mi respiración empezó a relajarse y mi cuerpo consiguió estar a la temperatura correcta, cogí la libreta y la abrí por la primera página. Me encantaba su letra, su forma de escribir y poder leer algo de su puño y letra era increíble estaba muy nerviosa sabía que estaba mal pero necesitaba saber qué es lo que se le había pasado por la cabeza para hacer lo que había hecho.
Abrí la libreta por la primera página y pasé mis dedos por las palabras allí escritas, fue como si estuviera acariciando las palabras. Volví a suspirar y me puse cómoda para poder leer.
“Cada vez que cierros los ojos me encuentro de nuevo en el cementerio encima de Kate, veo como la sangre empieza a salir de su cuerpo, y no puedo pensar, no sé qué pensar. Tenía tanto miedo, aún tengo tanto miedo a que le pueda pasar algo. Muchas noches desde esa noche me despierto con esa imagen en mi cabeza no le he dicho nada para no preocuparla, pero después de eso necesito tanto saber que está bien, que su corazón late con fuerza que no me queda más que quedarme horas y horas a su lado viéndola dormir, viendo como su pecho se llena de aire y lo expulsa poquito a poco como un globo cuando se desinfla.”
Debe haber sido muy duro para él, solo había pensado en lo difícil que era para mí haber vivido aquella situación, no pensé lo suficiente en cómo podía haberle afectado a él, fue un momento en su vida que les cambió para siempre. Tenía que haberlo pasado fatal, no entendía como no me había podía despertar con las pesadillas, me imagino que fueron también en los Hampton, alguna mañana me había despertado y lo había visto durmiendo en el sofá de la habitación pero nunca pensé que se habría pasado allí horas viéndome dormir, era algo espeluznante, que coño era dulce y tierno, sonreí y volví a coger el libro adentrándolo un poco más hacia adelante.
“Hoy hemos discutido, sé que necesita estar en casa luchando contra el mundo, ella es así ella es la que esta siempre en primera línea y estar aquí en la retaguardia escondía lejos de donde esta el meollo la está matando. Sabía que tenía que mantenerla aquí por una buena razón para que estuviera a salvo, pero me siento mal sé lo importante que era para ella todo esto y yo se lo estoy arrebatando. Sé que tiene razón, si algo le pasara a Alexis no podría alejarme nadie. Él hecho de que la hubiera podido convencer para venir aquí ya para mi era importante y había sido complicado pero el retenerla, eso ya… “
Para él también era difícil y lo entendía, sabía que sus motivos eran personales me quería mantener a salvo, sabía que yo haría lo mismo por él, pero… aun así, no podía evitar pensar que me había fallado no sabía como pero se podía haber hecho las cosas de otra manera ¿no?, suspiré.
“Hoy ha sido el día más feliz de mi vida desde que mi hija nació. Kate Beckett me ha besado, nos hemos besado y no podía dejar de besarla. Pero hemos sido interrumpidos por nuestros queridos vecinos he estado a punto de matarlos, lo único que en ese momento necesitaba era besarla. Solo el rocé de sus labios sobre los míos ha sido como morir y volver a la vida, ha sido indescriptible, soy un escritor y no encuentro palabras para describir ese momento. Lo único que sé que pase lo pase no voy a poder estar cerca de ella sin querer volver a probar sus labios. Esto es el comienzo de algo nuevo no sé lo que será pero lo que sé es que quiero que duré para toda la vida, no sé si podremos conseguirlo pero por si acaso voy a disfrutar de cada minuto de mi vida que comparta con ella”.
Dios ese beso, ese maldito beso que cambió toda nuestra estancia aquí. Fui yo, yo di el primer paso porque le quería, si le quería ¿y si estaba haciendo la tonta? No podía estar enfadada con él, no podría aguantar, o sí. A pesar de lo que sentía por él estaba dolida, pero en mi vida iba a olvidar ese momento.
“Hoy hemos vuelto a discutir, mentira no ha sido una discusión ha sido un momento raro, estábamos tan a gusto en el agua besándonos hasta que Kate salió corriendo. Pensó que por estar con tantas mujeres guapas y por lo que le pasó no le iba a verla guapa. No entiendo cómo puede pensar eso, si supiera lo hermosa que es, como mis ojos brillan antes su vista y como mi corazón se acelera cuando la veo. Tendré que decirle día tras día lo guapa que es, necesito que ella vea lo que yo veo en ella, que es la mujer más hermosa e increíble del mundo, no puedo mirar a otra mujer cuando la tengo a ella al lado. Si tengo que pasarme el resto de mi vida intentado demostrarle lo atraído que me siento por ella, no me importaría. Daría lo que fuera por hacerla sonreír cada día y por amanecer cada día con la mejor vista del mundo”.
Que cursi es, dije sonriendo no pude evitarlo era un sol, era un hombre increíble que haría cualquier cosa por hacerme feliz y eso era algo que ningún hombre había hecho por mí. Era el hombre que mejor me había hecho sentir en mi vida, y si me estaba equivocando con todo esto. Seguí pasando las páginas hasta que me encontré con las últimas dos páginas las había escritor hace apenas unas horas cuando yo estaba fuera, las hojas estaban un poco emborronadas y mojadas, había estado llorando mientras las escribía, tomé aire alisé las páginas y me dispuse a leerlas.
“Kate se ha ido la he cagado, siempre la acabo cagando con ella. Cuanto más quiero a alguien más daño le hago. Le he tenido que contar todo, sabía cómo iba a acabar desde el primer momento, cuando empecé con esto sabía cueles serían las consecuencias y las acepte pero ahora después de estas semanas las consecuencias son muchos peores. Sabía que no me volvería a hablar aunque las cosas salieran bien, pero ahora es peor porque he tenido la oportunidad de hacerla feliz, por una semanas he sido el hombre más afortunado del mundo y ahora la he cagado y lo he perdido todo, duele mucho más después de vivir estos días. Desde el principio sabía que si no funcionaba era porque yo la cagaría y estaba en lo cierto, no merezco una mujer tan fuerte y extraordinaria no…Dios estoy tonto, sé que lo he hecho mal pero lo volvería hacer una y mil veces, como no podría hacerlo si eso significa que está viva, que está sana y salva, haría lo que fuera en esta vida por verla sana y salva lo que fuera…”
Dios que había hecho, mis lágrimas empezaron a caer por la cara y caían en la libreta juntándose con las de él, como había sido tan tonta lo había hecho por amor, esa era la mejor excusa, esa valía para cualquier cosa. Salí de la bañera, el agua ya se había quedado fría pero con la lectura no me había dado ni cuenta, me envolví en una toalla, me sequé lo mínimo posible y me puse una bata muy fina que apenas abrigaba pero necesitaba verlo enseguida y decirle que lo sentía y mostrarle mis sentimientos. Salí del cuarto de baño y vi a Castle de espalda a mí metido de lleno en la cocina con el mandil puesto, estaba muy sexy. Debió de sentirme porque se giró y se quedó mirándome extrañado, vi como bajo la mirada y se quedó mirando a mi mano en donde aún llevaba su libreta.
-Oh yo lo siento-baje la cabeza-la he leído sé que no debía pero…
-No, no debías-dijo acercándose para coger la libreta de mi mano.
-Lo siento, Castle.
-¿Por qué?
-Por todo, por no escuchar tus explicaciones, por lo que dije por…
-Kate no tienes que pedir perdón, lo entiendo yo…
-Sh! No, no lo entiendes… no voy a negar que me ha dolido todo esto pero…
-Pero…
-Pero estos días han sido los mejores de vida y es gracias a ti Castle-dije sonriéndole mientras le acariciaba su mejilla, el cerró los ojos sintiendo todo lo que quería decirle.
-Kate yo…
-Sh-le hice callar mientras me acerque cerrando las distancias y besándole con todo el amor que pude. Cuando nos separamos nos quedamos mirando con amor en nuestros ojos-Castle… Rick te quiero.
-Yo también te quiero Kate-dijo con una sonrisa puesta en la cara.
-Rick estoy lista, quiero que me hagas sentir especial-Rick asintió con nerviosismo, me cogió en brazos y me llevó a la cama donde estuvimos toda la tarde demostrándonos el amor que nos teníamos el uno al otro.
CONTINUARÁ…
mañana capítulo M espero que os guste, gracias por seguir leyendo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Jue Mar 17, 2016 6:16 am

Sigueee que es un capi M????

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 28

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 17, 2016 9:36 pm

Creo que con el capítulo sobran las explicaciones de M. Espero que os guste y gracias por seguir leyendo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 28
POV KATE
Me deposito sobre la cama y cayó encima de mí, despacio como con miedo. Levanté la mirada y nuestros ojos se cruzaron creando una electricidad por todo mi cuerpo. Le agarré por la solapa de la camiseta tirando de él hacia mí. Junte mis labios a los suyos en una pequeña caricia, Castle me respondió de momento, sentir su cuerpo tan pegado al mío pecho con pecho hizo que soltara un pequeño gemido que aprovecho Castle para introducir su lengua en mi boca profundizando el beso. Nuestras lenguas empezaron a enredarse a la vez que sus manos se acercaban a mis caderas, abriéndome la bata, y gruño al ver que no llevaba nada encima.
-Eres muy mala Kate-dijo resoplando cuando nuestras bocas se separaron en busca de un poco de aire. No pude evitar sonreírle.
Empecé a mover mis manos por sus fuertes hombros y de ahí fui bajando hasta colocar mis manos en su espalda, seguí bajando hasta ponerlas en el borde de la camiseta, poco a poco fui introduciendo mis manos por dentro de su camiseta tocando su piel, Castle dio un pequeño saltito.
-¿Qué?
-Tienes las manos congeladas-dijo poniendo morritos.
-Los siento yo…
-Shh ya se calentarán-dijo a la vez que bajaba sus labios para que se volvieran a unir a los míos.
Volvimos a besarnos durante unos segundos mientras Castle seguía acariciando mi piel bajo la bata, yo quedé mis manos abrazadas a su espalda por encima de la camiseta no quería moverlas y el pareció darse cuenta porque dejó de besarme se separó un momento, se apoyó con una brazo para no estriparme y con la otra mano movió las mía debajo de la camiseta. Luego volvió a colocarse encima de mí y me dio un beso en mi nariz que hizo que cerrará los ojos, volvimos a besarnos despacio juntando nuestros labios terminando mordiendo sensualmente mi labio inferior y haciendo que me volviera loca.
Lo aleje de mí, Castle se levantó de la cama y yo me levanté con él le di un beso en la mandíbula que le hizo estremecerse. Volví a colocar mis manos en donde su camiseta acababa, metí las manos por debajo y le levanté la camiseta por encima de la cabeza. Cuando sacó su cabeza y me vio mirándole con los ojos negros por el deseo me sonrió con arrogancia. Bajé la mirada un poco avergonzada por cómo le estaba mirando y él me vio. Me levantó la barbilla y volvió a besarme con fuerza, con deseo el mismo deseo que yo sentía por él. Me empujó de nuevo suavemente colocándome encima de la cama y él se quedó enfrente de mí allí de pie con su torso al descubierto. Empezó a quitarse los pantalones despacio, demasiado despacio me estaba volviendo loca. Le ayudé a desabrochar la cremallera y a bajarlos por sus fuertes piernas apenas podía respirar de la emoción y el deseo que estaba sintiendo. Terminé de quitarle el pantalón y se quedó allí de pie a mi lado solo con unos calzoncillos negros que dejaba poco a la imaginación. Castle volvió a meter sus manos por dentro de la bata acariciándome mi piel ya muy sensible por el deseo.
-Ahora te toca a ti-me dijo abriéndome la bata y dejándome completamente desnuda delante de él, estaba un poco nerviosa porque él me viera así, pero al ver sus ojos completamente negros llenos deseo, toda la duda se me fue volando por la ventana. Volví a besarlo y nuestros cuerpos sin ropa se tocaron por primera vez haciéndonos gemir a ambos.
Castle me tumbo de nuevo en la cama y él se acercó y se sentó juntos a mis piernas y empezó a besarme las piernas y acariciármelas con muchos amor, empezó a subir deteniéndose en mis muslos y dejando allí su aliento no pude más que dejar de respirar.
-Kate respira, no quiero que te mueras antes de llegar al orgasmo-dijo sonriendo.
-Sube aquí ahora si no quieres que te mate antes de que pase nada-le dije palmeando la cama a mi lado.
Castle se colocó a mi lado y empezó a acariciarme mi cintura empezó a besarme el cuello y no pude más me subí encima de él y volver a besarle. Nuestros sexos estaban separados simplemente por la suave tela de su calzoncillos, no pude más me separé y poco a poco baje la prenda con cuidado sin dejar de mirarle a los ojos, hasta que lo baje suficiente y su erección salió liberada. Le quité los calzoncillos y los tiré detrás de mí, lo miré con deseo y una sonrisa en mi cara me tocaba torturarlo. Coloque mi mano cerca de su erección viendo cómo se ponía nervioso con la anticipación, lo estaba deseando no lo hice sufrir más y junte mi mano a su erección y empecé a tocarle y amasar su pene de forma que le estaba volviendo loco, no podía aguantar mucho más ya que empezó a mover su caderas hacia arriba sin poder contenerse. Le solté y de repente abrió los ojos y me puso morritos.
-Te necesito-le dije a forma como respuesta.
Se levantó de golpe y me cogió tumbándome en la cama y colocándose él encima, haciéndome reír. Nos besamos ambos sonriéndonos, hasta que nuestros sexos se empezaron a tocar, quedando su erección cerca de mi entrada y ambos no pudimos más que suspirar. Nos miramos a los ojos, Castle me acarició suavemente en la sien y sin más se introdujo en mí despacio, poco a poco. Nos quedamos así mirándonos ambos con amor. Cuando ya me hice a su tamaño, coloque mis piernas en sus nalgas apremiándole a que se moviera. Empezó a moverse dentro y fuera despacio en un principio y empezó a moverse más rápido según lo íbamos necesitando. Nos besamos y nos acariciábamos sin descansos no nos podíamos dejar de tocar. Empecé a sentir como todo mi cuerpo se estremecía de placer y sabía que no iba a aguantar mucho más. Le acerque lo más que pude a mí, nuestros pechos pegados y empecé a dejar pequeños beso en su cuello. Estaba tan cerca y quería que ´le llegara conmigo, así que continué besándole el cuello, acariciándole y clavándole mis uñas en su espalda, noté como él también se acercaba así que le mordí la oreja haciéndole explotar dentro de mí y yo me fui con él, en el mayor orgasmo de mi vida. Cuando conseguimos controlar nuestra respiración Castle se separó suavemente y nos colocamos uno enfrente del otro mirándonos a los ojos, sabíamos que pronto el sueño nos llegaría pero necesitaba decirle algo.
-Yo…
-Ha sido increíble, eres increíble Kate-me sonrojé ante sus palabras.
-Si lo ha sido-dije besándolo, después le abracé y le susurré en el oído-Te quiero Rick.
-Yo también te quiero Kate-me dijo separándose y mirándome a los ojos. Nos sonreímos los dos como tontos y me coloque cerca de él apoyando mi cabeza en su hombro y cerrando los ojos feliz me quede dormida en sus brazos.
CONTINUARÁ…
Mañana más, veremos el despertar de estos dos.
PD: capítulo M significa para mayores de 18
Gracias por leer siempre
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Mar 18, 2016 10:16 am

Gracias x la respuesta sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 29

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 20, 2016 9:41 pm

Gracias a todos por leer, aquí os dejo un nuevo capítulo de los tortolitos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 28
POV RICK
Estaba muy a gusto, no tenía ninguna gana de levantarme, sentía el calor de otro cuerpo sobre mi pecho, no podía dejar de sonreír, era feliz podía morir tranquilo, no mejor dicho ahora no quería morir por nada en el mundo necesitaba disfrutar de Kate un poco más, ahora que la había probado no podía parar. Me moví un poco intentando acomodarme sin despertar a Kate, pero ya era tarde estaba despierta porque noté como movía lentamente su mano sobre mi pecho.
-Um ¿estas despierta?
-Si-me dijo levantando la cabeza apoyándola en su mano que a su vez tenía apoyada en mi pecho, estaba guapísima, con el pelo todo desordenado y con cara de sueño. Coloque mi mano sobre su barbilla acariciándola lentamente y me acerque para besarla suavemente en los labios, fue un beso lento lleno de amor que acabo para mi gusto demasiado rápido.
-¿Qué?
-No te huele a quemado.
-Oh mierda-grité levantándome corriendo y escuche como Kate se reía en la habitación.
Apague la cocina rápidamente y cogí la olla con la pasta quemándome la mano y soltándola en el fregadero soltando un pequeño gritó.
-¿Qué te pasa, forastero?
-Me quemé-le dije poniéndole morritos.
-A ver déjame que lo mire-se acercó lentamente hacia mí y hasta ese momento no me di cuenta que llevaba puesta mi camiseta estaba muy pero que muy sexy. Cogió mi mano con cuidado y acercó su boca a la quemadura y sopló mirándome a los ojos me estaba provocando y lo estaba consiguiendo.
-Eres muy mala Katherine Beckett-le dije intentándola agarrar con mi mano buena.
-Jaja-se reía retorciéndose en mis manos-y ahora que me vas a dar de comer campeón.
-Pues no sé no hay mucho quieres un sándwich.
-Está bien, pero antes déjame cuidar de esa mano.
Se acercó al cuarto de baño y apareció poco después con botiquín que compre el día que estuvimos fuera por si a Kate le pasaba algo y resulta que al final me ha pasado a mí. Hizo que me sentará en un taburete de la cocina y ella se colocó en otro. Con mucha concentración que noté en como su ceño se fruncía y como se mordía su labio inferior, me lo curó y me puso un pequeño apósito.
-Um me he portado muy bien-le dije poniendo otra vez los morritos.
-¿Y? no tengo piruletas para el niño-dijo ella burlándose.
-Bueno pues me tendré que conformar con un beso-le dije poniéndole los morros.
-Jaja dios eres un crío-dijo acercándose y dándome un pequeño pico en mis labios.
-Si pero te gusta-vi cómo se sonrojaba agachando la cabeza-bueno voy a preparar los sándwich.
Realicé los sándwich y nos sentamos en la barra de la cocina uno en frente del otro. Y empezamos a hablar de nada y de todo a la vez, y de vez en cuando le íbamos pegando un pequeño bocado al sándwich. Necesitaba hablarle sobre todo lo que había pasado tenía miedo de tocar ese punto pero… no podía hacer otra cosa necesitaba hablar de ello.
-Kate en cuanto a lo de… irnos…yo.
-Castle, quizás tengas razón. No podemos precipitarnos quizás si vamos ahora pues… solo complicaríamos las cosas.
-Me los has quitado de la boca-dije sonriéndole.
-Castle-dijo cogiéndome la mano-no puedo prometerte que me quedaré aquí hasta el final, daré a los chicos y a Jordan unos días más, pero no puedo, no podemos estar aquí para siempre.
-Lo sé, pero unos días me parece bien-le dije acariciándole despacio la mano que me tenía agarrado-Kate solo si en algún momento se te hace imposible quedarte más tiempo, solo…dímelo.
-Está bien-dijo sonriendo y acercándose a mí dejando un tierno beso en la comisura de mi boca.
-Voy a llamar a Jordan para contarle todo-me miró ladeando la cabeza-bueno todo, todo no.
Fui a la habitación a por el maldito teléfono teníamos que contarle a Jordan cuales iban a ser nuestros planes. Al entrar vi algo tirado en el suelo, cuando me agaché para recogerlo vi que era mi libreta, esa libreta que había cambiado todo. En ella había puesto todos mis sentimientos a lo largo de estos días. En un principio quería escribir sobre Nikki y Rook, pero no pude solo podía pensar en expresar mis sentimientos, no tenía a quien contárselos, bueno no tenía a quien ahora todo había cambiado y no quería ocultar nunca más mis sentimientos a Kate, para que, ya los había expresado en voz alta y no tenía miedo, ya no lo tenía. Cogí el teléfono y salí hacia la cocina donde Kate me estaba esperando. Me senté a su lado, cogí el teléfono y marque el número de Jordan y lo puse en altavoz, para que ambos pudiéramos escucharlo. Sonreí a Kate y le cogí la mano apretándosela ya habíamos tomado una decisión y era hora de contársela al resto.
-¿Castle? ¿Estas vivo?-Kate y yo nos miramos y nos pudimos más que echarnos a reír-o veo que sí, que ambos estáis vivos y muy bien-dijo con un tono burlón.
-Estoy bien, sano y salvo. Bueno tengo alguna herida de guerra pero bien-dije recordando la quemadura pero sobre todo como mi espalda había quedado tras nuestra sesión en la cama y Kate se dio cuenta porque vi cómo se ruborizaba.
-Ah bueno seguro que te lo merecías. Bueno entonces tengo que dejar de preocuparme por vosotros-le hice un gesto a Kate para que hablara ella.
-No vamos a volver de momento. No queremos empeorar las cosas, pero si pasa algo lo más mínimo quiero que nos aviséis. Y Jordan ves preparando nuestra llegada, no quiero llegar así de improvisto, pero en unos días vamos a volver, solo aviso para que lo sepáis. Solo estamos retrasando las cosas.
-Vale te entiendo, pero esos días nos vendrán bien podemos encontraros un lugar seguro donde os podréis quedar.
-Bien pues quedamos en eso Jordan, te doy tres días, cuatro a lo máximo.
-Lo tendré todo preparado hasta entonces cuidaros chicos.
-Lo cuidaré-dijo mirándome a los ojos.
Colgué el teléfono y no pude más me acerque a ella besándole suavemente, coloque mis manos en sus caderas y la acerque más a mi cuerpo. Ella se separó se levantó y se fue hacia el baño, cuando llegó a la puerta se giró y me dijo.
-voy a tomarme una ducha vienes-no tuvo que decir más salí corriendo hacia ella.
POV WILLIAM BRACKEN
No podía creérmelo estaban cercándome como a un animal, yo William Bracken que hasta ahora había sido intocable estaba en peligro. Había tenido que alejarme de Nueva York pero no muy lejos, tenía una casa en los Hampton que no estaba a mi nombre no podían encontrarme no antes de acabar con ella. No iba a ir a la cárcel pero tampoco podía irme sin acabar con ella, había sido un gran contrincante pero solo podía acabar derrotándola sino ella no pararía hasta que acabar conmigo. Tendría que empezar de cero en otro lugar, se acabó el ser senador, mi reputación pero podía empezar de cero en otro lugar con otro nombre. Madox no había podido conseguirlo así que lo haría con mis propias manos. Necesitaba atraerla y para ello tenía que hacer algo que llegara a todos los sitios que estuvieran donde estuvieran les llegará la noticia. Así que cogí el teléfono y di la orden final.
-Ya sabes lo que quiero que hagas, y luego encárgate de que salga en todas las noticias.
CONTINUARÁ…
Mañana uno más, hasta entonces disfrutad de este.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Mar 21, 2016 9:09 am

Siguee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 30

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 21, 2016 9:51 pm

Aquí tenemos el nuevo capítulo, me alegra que os hayan gustado los últimos capítulos y espero que os siga gustando. Bueno disfrutad del capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 29
POV RICK
-¿Y ahora?-le dije moviendo las cejas provocándole una sonrisa.
-No tan rápido machito, jaja. Quiero salir un rato, dar un paseo.
-Y luego…
-Y luego ya veremos-me acerque a ella agarrándola por la cintura y le besé el cuello despacio provocándola-Castle eres incansable, no has tendido bastante con la ducha-decía con la voz afectada por mis besos que me hizo sonreír.
Me separé de ella cogí mi cámara y las llaves y la cogí de la mano tirando de ella hacia fuera de la casa.
-qué tanta prisa ahora.
-Cuanto antes salgamos antes volvemos y además, si me quedó ahí-dije señalando el interior de la casa-un solo segundo más te hubiera quitado la ropa poco a poco-le dije con voz sensual.
-Me hubiera gustado que lo hicieras-me dijo en el oído haciendo cosquillas y poniendo a mil, la agarré de la mano queriéndole tirar hacia dentro de la casa. Kate no pudo parar de reír.
La volví a coger de la mano tirando de nuevo hacia fuera por el camino que llegaba al puerto, Kate me agarro por la cintura y yo hice lo propio. Fuimos agarrados hasta el puente levadizo que en este momento estaba levantado por lo que tuvimos que esperar para pasar hacia el otro lado donde podríamos coger un bus para ir hacia el centro. Nos colocamos en la barandilla y contemplamos como el barco pasaba por debajo del puente.
-Me ha encantado estar aquí.
-Si a mí también-le dije mirándole-podíamos volver alguna vez.
-Algún día-dijo mirando al horizonte.
Le agarré por detrás y deje un beso suave en su sien, Kate se apoyó en mí. Sabía que a pesar de haber retrasado las cosas, ella no dejaba de darle vueltas a la cosas, no podía evitar que se sintiera impotente, ella era así y ni unos días aquí por muy maravillosos que fueran la iban a cambiar. El puente empezó a bajar despacio con una gran parsimonia, el metal rechinaba a la vez que los miles de kilos de metal empezaban a bajar para dejar paso a los coches que estaban esperando. Cogí a Kate por la mano entrelazando nuestros dedos y tiré de ella por el puente, cuando lo cruzamos nos sentamos en la parada del bus.
-Tengo muchas ganas de comprar, sabes soy adicto a las compras.
-Ya me imagino-dijo riéndose.
-Tú también y no lo niegues, solo tengo que ver tus colección de zapatos y de chaquetas para saber que tiene que ser horroroso abrir tu armario.
-Jaja muy gracioso, soy muy ordenada señor Castle.
-Um me encanta…
-¿De verdad te pone que te diga Señor Castle?
-Sí y mucho.
-Dios Castle eres increíble-dijo riéndose-vamos que perdemos el bus-dijo cuando vio cómo se acercaba el autobús.
Entramos dentro del bus y nos sentamos riéndonos y muy unidos en la parte de atrás del bus como dos adolescentes sin dejar de besarnos y tocarnos. Kate me dio un tortazo para que parara todo el mundo nos miraba en especial una mujer de mediana edad que no dejaba de mirarme y de hacerme ojitos.
-Dios esa tía podía dejar de mirarte, ¿no ve que estás conmigo?
-¿Estas celosas?
-Yo! Más quisieras-me dijo girándose y dándome la espalda.
-Me encanta cuando te enfadas, pero no conmigo-le dije cuando vi la mirada que me estaba echando.
Vi como la mujer no dejaba de mirarme veía como Kate seguía cabreada así que me acerque a ella y le di un beso en la mejilla, seguía sin mirarme pero vi como su cuerpo empezaba a relajarse a pesar de querer seguir enfadada conmigo. Le cogí la mano y empecé a acariciarle suavemente intentándola calmar. Cuando parecía que todo iba mejor la dichosa mujer se acercó a donde nos encontrábamos y se sentó justo a mi lado.
-Hola me llama Janice-dijo sonriéndome y colocando su mano cerca de mi brazo esperando que le ofreciera la mía, me gustaba ser educado pero en este momento no quería que Kate enloqueciera y nos matara a ambos, así que simplemente le hice un gesto con la cabeza.
-Yo soy Rick y ella es mi mujer Kate- le dije colocando mi mano sobre los hombros de Kate y acercándola a mí.
-Si ya es Richard Castle el escritor-porque no me podía mirar a un espejo si no podría ver como mi cara se había puesto completamente en blanco, Kate no se quedó atrás y giró su cara hacia la de la mujer con un poco de terror, pero supo mantener mejor la compostura que yo.
-Se equivoca señora-dijo con voz enfadada-él es mi marido Rick Rook y yo soy su mujer Kate Rook.
-Dios que casualidad que sea tan clavado y encima su apellido Rook como el de sus libros.
-Si… me lo dicen mucho…
-Entonces, ¿Por qué te has sorprendido tanto?
-Bueno veo las noticias y antes era divertido que te confundan con un famoso pero ahora que está muerto pues ya no me hace tanta gracia.
-Si supongo.
-Bueno esta es nuestra parada ha sido un placer-dije corriendo y tirando de Kate fuera del autobús.
En realidad ni si quiera había mirado en donde nos encontrábamos solo quería, necesitaba huir de esa situación donde nos habíamos metido. Nos alejamos un poco y nos quedamos de pie viendo como el autobús con la dichosa mujer salía disparado sin mirar atrás.
-Joder… por poco.
-Si por poco-será mejor que dejemos las cosas por hoy y nos vayamos a casa.
-Si será lo mejor.
Cogimos de nuevo un autobús y fuimos ambos con la cabeza agachada hasta que llegamos de nuevo al puente. De allí fuimos directos hasta la casa. Nos sentamos un rato en la arena al lado del lago y nos quedamos en silencio durante un largo rato.
-¿Crees que lo dejara pasar?
-Eso espero no nos conviene que corra el rumor de que Castle está vivo y está en un pueblecito de Minnesota.
-Dios vaya mierda de móvil, si por lo menos pudiera ver mi twitter, es la forma más rápida de correr una noticia.
-Sí, di la verdad, que eres un adicto.
-Si soy un adicto a ti-dije tirándome encima de ella haciéndole cosquilla e intentando besarla por cada parte del cuerpo que encontraba. Había conseguido sacarle una sonrisa y dejar atrás el mal momento que habíamos pasado antes.
-Voy a ir a hacer la cena.
-Noooo-le dije poniéndole morritos.
-Venga nos seas un niño-dijo dándome un beso en los labios que me dejo con ganas de más-¿por qué no vas a la tienda y compras un vino para la cena?
-Vale-dije levantándome pero antes-le bese en condiciones juntando nuestros labios mientras nos acariciábamos con ternura, y terminamos el beso con Kate mordiéndome de forma sexy el labio inferior-dios me vas a matar algún día de estos.
Sin más me dejo allí entrando en la casa, suspiré y me di la vuelta llenándome del aire fresco, cogí un poco de arena y la deje correr por mis dedos. Cuando la arena volvió a su lugar me giré y me dirigí a la tienda. Cuando llegué, el tendero estaba colocando algunas de las cosas que le habían llegado.
-Hola Richard-dios solo mi madre me llamaba así, echaba de menos sus consejos.
-Hola.
-Se te ve un poco ausente.
-Un día raro supongo, no tendrás por ahí una buena botella de vino.
-Ummm tengo una muy buena por ahí dentro espera un momento aquí, ahora vengo.
Me acerqué a curiosear por la tienda a ver si había algo que me llamara la atención, y entonces vi una pila de periódicos de los de hoy, y no pude evitar acercarme a leer las portadas de las noticias de Nueva York, había unas cuantas noticias pero había una que destacaba por encima de las otras y que me llamo la atención. Me quedé sin respiración al leer la noticia y salí corriendo sin mirar atrás.
Hoy la noticia del día es la desaparición de la hija de Richard Castle fallecido hace apenas unos días. Según nos ha llegado, A.C. desapareció a la salida de la universidad tras una de sus clases ayer sobre las cinco de la tarde y desde entonces no se sabe nada de ella. Seguiremos informando según nos vaya llegando información. Las primeras horas tras una desaparición son primordial para encontrarla sana y salva, por eso se ruega que el que tenga información sobre la desaparición acuda a la policía.
CONTINUARÁ…
Espero que os haya gustado el capítulo, ya ha cumplido su amenaza Bracken a ver qué pasa a partir de ahora. Comentarios bienvenidos como siempre XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Mar 22, 2016 12:23 am

Siguee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 31

Mensaje por tamyalways el Mar Mar 22, 2016 10:43 pm

Bueno después de todo lo bueno se necesitaba un poco de drama para acelerar todo. Además ante lo malo pueden unirse más o ¿no? Bueno gracias por continuar ahí cada capítulo.
Lo personajes no me pertenecen…
Capítulo 30
POV KATE
Estaba feliz, estábamos feliz así que no pude evitar canturrear mientras hacía la cena, si hacer la cena hacía mucho tiempo que no cocinaba, cuando mi madre vivía me gustaba mucho pasar los domingos en la cocina con ella pero después de su muerte y tras la entrada en la academia apenas tenía tiempo ni el humor para cocinar. Ahora cocinaba y no solo para mi si no para Rick y para mí, por primera vez en mucho tiempo me sentía como si tuviera una familia, él era mi familia. Empecé a cortar la verdura para hacer una ensalada y coloque el pescado en el horno para cuando llegara Rick estuviera todo completamente listo. Hablando del rey de Roma… lo escuche entrar en la casa y sin mirarme ni decir nada entró directo a la habitación. Miré el reloj y apenas había tardado nada, además venía con las manos vacías, me estaba preocupando así me limpie las manos, baje un poco el horno para que no se quemara y me dirigí hacia la habitación. Allí estaba Rick de espalda a mí y como un loco quitando y poniendo cosas en la maleta con la que hace apenas unos días habíamos llegado.
-Castle…-le dije pero seguía sin mirarme es como si ni si quiera se diera cuenta de que estaba allí-Rick-seguía sin hacerme caso así fui y el agarre del brazo haciéndolo girar, le cogí la cabeza con ambas manos haciéndole que me mirara a los ojos-Rick dime que pasa.
-Yo… Alexis…
-Tranquilo, shhhh, que pasa.
-Alexis ha desaparecido, se la han llevado-me quedé completamente parada ahora entendía como estaba.
-Vale, tranquilo. Vamos a llamar a Jordan para decirle que nos vamos-le dije cogiéndole de la mano y sacándolo de la habitación y de su tarea de hacer la maleta.
Cogí el teléfono y me quedé mirándolo sin saber muy bien que hacer, las manos me sudaban de los nervios, una chica estaba en peligro y era todo por mi culpa, y encima esa chica era la hija de la persona más importante de mi vida, si la pasaba algo me odiara, no, me odiare yo misma por permitir que ese hijo de puta se lleve a Alexis, Alexis llamarla por su nombre empeoraba aún más las cosas. Marqué el número con dificultad, me temblaban las manos, dios no podía hacer esto. Suspiré tomé aire y marque el número tenía que hacerlo tenía que ser el apoyo de Castle él era el que me necesitaba en estos momento. Al cuarto toque Jordan descolgó el teléfono y no fue necesario decir nada sabía porque estábamos llamando.
-Lo siento, Castle yo…
-Ni se te ocurra disculparte-dijo serio y tranquilo, pero sus ojos echaban chispas.
-Yo… tienes razón deberíamos haber cuidado de ella, pero sabes cómo es… es muy independiente y fuerte...
-No, cállate vale, escúchame tu a mí. Quiero un avión en menos de una hora para que nos lleve a Nueva York me escuchas.
-Castle no puedo…
-No, no quiero un no por repuesta, es mi hija de la que estamos hablando.
-Lo sé pero no puedo mandarte un avión, Castle te entiendo vale-Castle fue a interrumpirla pero no le dio tiempo-te he dicho que me escuche se acabó las tonterías no voy a permitir ninguna tontería más por vuestra parte hay mucho en juego ahora eres una víctima y no puedes hacer nada, así que entiendo que quieras venir y estoy de acuerdo, pero vendrás mañana en el primer vuelo. Habrá un coche esperándolos cuando lleguéis, hasta entonces no hagáis ninguna tontería-dijo con seriedad y con un tono fuerte que no permitía una contradicción, después de eso colgó y nos dejó uno al lado del otro cada uno en nuestro mundo lleno de pensamientos y por desgracia no eran buenos pensamientos.
Me acerque a Castle y me abracé a su torso, él se quedó como estaba con los brazos pegados a su tronco y la cabeza en alto, tardó unos minutos en reaccionar pero reaccionó devolviéndome el abrazo y dejando caer su cabeza en mi hombro rompiendo a llorar, desconsolado como un niño pequeño.
-Castle, vamos a descansar un poco sí.
-No puedo, mi pequeña…
-Lo sé, lo sé-le dije susurrándole en el oído y enredando mis dedos en su suave cabellera.
Conseguí llevarlo hacia la habitación y acostarlo en la cama, me tumbe a su lado y enseguida cerró los ojos pero sabía que no dormía de ellos caían numerosas gotas saladas. Le besé suavemente los párpados húmedos y le besé la sien sin dejarle de agarrar su cabeza que había apoyado sobre mis piernas. Pasado un rato y tras el cansancio cayó en un profundo sueño, lleno de terrores seguramente sobre la suerte que estaba corriendo su pequeña.
POV BRACKEN
Habíamos llevado a cabo el plan, ahora solo teníamos que esperar a que salieran de su escondite. Necesitaba estar cara a cara con ella, y esta era la mejor manera de hacerla salir, bueno la mejor manera hubiera sido cogiendo a su escritorcito, bueno todavía había tiempo para eso, todavía podía hacerla sufrir mucho antes de acabar con ella. El plan había salido bien y había sido fácil, la niña seguía punto a punto su día a día y encima iba sola no tenía protección. Los primeros días tras las supuestas muertes del escritorcito y la detective hubiera sido más difícil los detectives compañeros de Beckett no se separaban de ella, pero ahora pasado un poco el tiempo la niña que tenía bastante carácter había decidido seguir con su vida, y esa temeridad le había llevado hasta aquí. Las teníamos en unos de los almacenes abandonados de las afueras de la cuidad camino a los Hampton, me había dirigido hacia allí para poder ver cómo iba la cosas y para asegurarme de que no la habían vuelto a cagar. Había cuatro tipos duros a los alrededores y otros tres en el interior armados hasta la médula. Hable con el tonto de su jefe, bueno el que él pensaba que ere el jefe, aquí solo había un jefe y ese era yo, él que tenía dinero tenía el poder. Me acerque a él y me llevó a donde estaba la chica, estaba bastante golpeada y tenía la ropa rajada.
-¿Qué le ha pasado?
-Se resistió cuando los chicos quisieron entretenerse un poco ya entiendes-le cogí por el cuello de la camisa, y los otros dos hombres me apuntaron con los pistola-tranquilos chicos.
-Mante a tus chicos alejados de la chica, la necesitamos sana y salva, por lo menos de momento.
-Vale, de momento.
Me acerque a la chica y le quité la venda de los ojos me miraba pero no podía verme aún estaba muy oscuro y tardó unos segundos en poder recuperar la visión. Me acerque a ella levantándole el mentón viendo allí un pequeño rasgón con la sangre seca. Ella se apartó de mi tacto en seguida con un movimiento de cabeza, tenía carácter como la detective no lo íbamos a pasar bien.
-¿Sabes porque estás aquí?-no respondió a mi pregunta me gustaba que me lo pusiera difícil, le sonreí y me giré para hablar otra vez con el imbécil-cuando pisen tierra te avisare y te diré cuál es el siguiente paso, estate atento a las noticias-y con eso último me fui de nuevo a mi guarida.
POV ALEXIS
Ese era el Senador Bracken, ya no tenía dudas, esto era por lo el caso de la madre de Beckett. Si estaba aquí por eso, mi padre estaba en peligro, volvería para intentar salvarme, he sido una tonta si hubiera dejado que alguien me acompañara si me hubiera cuidado como le prometí. Solo espero poder aguantar hasta que vengan ayudarme y que por una vez sean los buenos los que ganen. Tenía mucha sed y me dolía la mandíbula por el golpe que recibí de uno de estos tipos, no creo que fueran a hacerle caso si esto duraba mucho se entretendrían conmigo, dios papa no tardes mucho susurré sin poder evitar que las lágrimas cayeran por mis mejillas.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo de la historia, espero que os guste el capítulo vuelta a casa toca aunque tendrán que esperar unas horas, ¿cómo serán esas últimas horas?, ¿Le pasará algo a Alexis?,
COMENTARIOS COMENTARIOS….
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Jue Mar 24, 2016 5:41 am

Siguee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 32

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 28, 2016 10:40 pm

Ya estoy de vuelta!!
Bueno gracias por seguir comentando y leyendo, espero que os guste el capítulo. ¿Y de verdad pensáis que soy tan mala? Es Bracken no yo jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 31
POV KATE
Lo dejé suavemente sobre la cama y me levanté a guardar todo la ropa y objetos que habíamos acumulado desde que dejamos Nueva York. Lo guarde en los bolsos que traíamos pero con algún que otro problema, habíamos acumulado demasiadas cosas desde que llegamos y no quería quedarme nada. Fui al baño para recoger lo que teníamos allí, allí había alguna ropa secándose y también estaba el libro que había traído. Lo abrí por la última página que había leído y allí había una de las rosas que Rick me regalo aquel día especial que tuvimos, ahora estaba seca tras varios días allí dentro del libro, la cogí y la lleve a mi nariz y todavía soltaba ese olor propio de las rosas. La guarde de nuevo en el libro y lo metí todo en mi bolso a presión. Salí hacia la cocina a hacer un poco de café que sabía que íbamos a necesitar. Me entretuve haciendo el café y perdí la noción del tiempo, era de madrugada y no habíamos llegado a cenar supuse que tendría hambre cuando se despertará, en realidad supuse que lo necesitaría aunque tuviera el estómago cerrado para poderse mantenerse en pie porque los próximos días iban a ser muy movidos. Realicé unos sándwich no quería ensuciar mucho para poder dejar todo bien limpio para cuando nos fuéramos. Cogí los cafés y los sándwich y me los lleve hacia la habitación, pero cuando entré Castle no estaba allí por un momento en la cabeza se me pasó que había huido y me había dejado allí, pero enseguida recuperé la conciencia de que no podía ir a ningún lado hasta dentro de unas horas. Dejé la bandeja encima de la cama y salí hacia el exterior y allí estaba él apoyado en la barandilla mirando hacia el lago, hacía frío a estas horas de la noche pero no parecía notarlo. Me acerque a él en silencio no quería asustarlo. Cuando llegue a donde estaba no pude evitarlo y pasé mis brazos por su costado abrazándome a él por detrás colocando mi cara en su espalda y pegando desde atrás mi cuerpo lo máximo al suyo. Enseguida Castle agarró mis manos con una de la suya y me la colocó encima de su corazón, que latía con fuerza y no era por lo que le estaba haciendo sentir mi cuerpo junto al suyo, sino era pánico por lo que le pudiera pasar a su hija, sabía cómo se sentía no tenía ningún hijo pero solo pensar que él pudiera estar en peligro me daba miedo mucho miedo, por ello haría lo que fuera por mantenerlo a salvo a él y a su hija lo que fuera. Lo cogí de la mano y lo lleve hacia la habitación donde tenía la bandeja con la comida.
-El café esta frío, voy a ir a calentarlo.
-No-dijo mientras me tiraba del brazo haciéndome caer en la cama a su lado-no me dejes solo-dijo y sus ojos se volvieron a llenar de lágrimas, se las quite con ternura despacio intentando con ese gesto quitar el dolor de su rostro pero eso no era posible.
-Castle, lo siento-me miró extrañado.
-¿Por?
-Porque por mi culpa Alexis…
-No es tu culpa Kate, tú eres una víctima aquí… Alexis va a estar bien… tiene que estar bien.
-Lo estará, haré lo que haga falta por traértela de vuelta Rick, lo que haga falta.
-Lo sé, pero prométeme que no harás que te maten, sin ti tampoco puedo vivir Kate, ya no sé vivir sin ti-dijo volviendo a soltar las lágrimas que tenía acumulada en sus ojos.
-Shh, todo estará bien, merecemos ser feliz-le dije sonriéndole y le bese suavemente en los labios. Por primera vez vi una sonrisa en sus labios. Todavía quedaban algunas horas para el vuelo así que tire de él para que nos tumbáramos en la cama.
-Kate…
-Shh necesitas descansar.
-No necesito sentirme vivo-dijo a la vez que empezaba a besarme y acariciarme con sus manos mi cintura.
-Castle no…
-Lo necesito-y yo también lo necesitaba así que no le negué más lo que más necesitábamos ambos y nos dejamos llevar por la pasión y por el amor que sentíamos.


POV RICK
Desperté unido al cuerpo desnudo de Kate ojala toda mi vida pudiera levantarme con esa sensación, pero no podía disfrutar del todo de esto momento, a quien quería engañar no podía disfrutarlo para nada cuando mi pequeña estaba en peligro. Suspiré y me abracé a Kate absorbiendo su olor, cuando llegáramos a Nueva York todo iba a cambiar tenía que ser fuerte y luchar por salvar a mi niña, lo demás tenía que esperar. Solo esperaba que las consecuencias no fueran aún peor y pudiera perder a Kate también porque si no… mi vida ya no tendría sentido. Kate empezó a moverse lentamente despertándose seguramente por mis caricias en su brazo que hasta este momento no había sido consciente que estaba dándoselas.
-Hey!
-Hey!
-¿Qué hora es?
-Es la hora de levantarse.
-Voy a echar de menos esto.
-Yo también, si todo sale bien-dije tragando saliva, me daba miedo pensar que algo pudiera salir mal-volveremos te lo prometo.
-Bien porque debemos alguna que otra explicación a nuestros vecinos.
-Si se lo debemos, se han portado muy bien con nosotros.
-Si-dijo mientras se levantaba-vamos tenemos que hacer muchas cosas antes de irnos.
Me levanté y me vestí colocando las últimas cosas dentro de nuestro bolso ya que Kate ya se había hecho cargo de todo lo demás. Salimos fuera cerrando la puerta detrás nuestra, solo esperaba que no dejáramos atrás lo vivido que siempre aguantara en nuestros recuerdos. Cogimos un taxi que nos llevó al aeropuerto donde no había un gran alboroto a esas horas, no se parecía en nada a la Guardia. Cogimos un café y no los tomamos mientras esperábamos a que nuestro avión saliera rumbo a Chicago y de ahí hacia Nueva York, hacia nuestro hogar donde el infierno se había desatado. Tuvimos un viaje muy tranquilo sin apenas dirigirnos una palabra, pero era un silencio nada incomodo cada uno estábamos inmersos en nuestros pensamientos, ya estábamos cerca de casa, allí voy mi pequeña, allí voy.
-Estamos llegando-dijo Kate sacándome de mis pensamientos.
-Si a casa-le dije mientras Kate me agarraba la mano entrelazando mis dedos con los suyos-estos entre… ya sabes.
-No tenemos nada que ocultar ¿no?-me dijo sonriéndome y no pude evitar devolverle la sonrisa.
Salimos del avión agarrados de las manos y un tío de negro se acercó a nosotros me tensé enseguida pero enseguida vi a Jordan a su lado y me relaje.
-Acompañadme hay alguien que quiere veros.
Le acompañamos fuera en un callejón donde no pudiera vernos nadie y allí estaban todos los chicos, Lanie, mi madre y su padre. Kate y yo seguíamos agarrados de la mano pero me miró y con la mirada le di permiso, se separó de mí y se fue corriendo a abrazar a su padre, cuando deseaba en este momento poder abrazar a mi pequeña, me quedé allí parado sin mirar a nada sin sentir nada hasta que sentí unos brazos que me rodeaban y me abrazaban.
-Oh Dios Richard hijo-dijo mi madre llorando.
-Shh voy a traerla de vuelta madre, la traeré de vuelta-le dije mientras intentaba tranquilizarla y relajarla, la bese en la sien y me quedé mirando fijamente a Kate que también me miraba dándome todo su apoyo, sabía que estábamos juntos en esto y que teníamos a todo ellos, nuestra familia para ayudarnos, no estábamos solos.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo recuentro con todos y nuevo hogar, a ver qué pasa. Comentarios bienvenidos siempre XXOO
Twitter: tamyalways


tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Mar 29, 2016 5:28 am

Bieeenn as vueltooo siguee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 33

Mensaje por tamyalways el Mar Mar 29, 2016 9:13 pm

Bueno un capítulo más y muy contenta gracias por el apoyo constante.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo32
POV KATE
Tras abrazar a mi padre y que Martha se abrazara a Rick intentando darse apoyo mutuo, vi como Lanie se acercaba hacia mi y me abrazaba fuerte, muy fuerte casi dejándome sin respiración.
-Dios…Lanie no puedo respirar-le dije como pude.
-Lo siento-dijo aflojando un poco la presión pero sin apartarse de mí y le devolví el abrazo, la había echado mucho de menos demasiado.
-Dios Lanie como te he echado de menos-le dije separándola un poco para poder mirarle a la cara, estaba sonriendo como una loca pero en realidad yo debía tener la misma sonrisa porque me dolía la cara de tanto sonreír. Me separe de ella y me acerque a Esposito dándole un fuerte abrazo era como mi hermano siempre habíamos estados juntos desde el principio y me alegraba mucho de ver que estaba bien y quería agradecerle por todo.
-Gracias Javi y a ti Kevin-le dije a Ryan acercándome a él y dándole un fuerte abrazo.
-Dios que ganas de veros jefa-dijo Ryan y no pude evitar reírme y todos conmigo.
Cuando terminamos todos de abrazarnos nos tuvimos que separar en coches para poder irnos a algún sitio menos peligroso, un apartamento alejado del centro del bullicio de la ciudad, donde no llamáramos demasiado la atención. En el coche iba uno de los hombres de negro conduciendo, mi padre a su lado y atrás estaba Martha, Rick y yo. Castle iba en el medio entre su madre que le agarraba una mano y yo de la otra, quería darle mi apoyo todo lo que pudiera. Cuando llegamos al apartamento y nos bajamos del coche, Rick enseguida volvió a agarrarme de la mano le miré y vi en su cara necesidad de apoyo de amor, necesitaba mi apoyo más que nunca y pensaba dárselo hasta el final. Entramos al apartamento agarrados de la mano, no nos ocultábamos de nadie y Lanie por supuesto se dio cuenta porque me echo una de sus miradas de “ya hablaremos” sonreí y nos sentamos juntos en un sofá que había en el centro del pequeño apartamento.
-Voy a hacer café-dijo Rick levantándose, le tiré del brazo para frenarlo.
-Rick puedo…
-No…necesito sentirme útil.
Le asentí con la cabeza y le deje ir, sabía que no iba muy lejos simplemente iba a la cocina que estaba a la vista de donde estaba sentada, tenía miedo de perderlo de vista y que a él también se lo llevaran porque era por mí por quién se habían llevado a Alexis y sabía que iban hacer lo necesario para matarme, pero antes iban a hacerme el máximo daño posible, solo podía quedar uno. Estaba inmersa en mis pensamientos cuando sentí como alguien me tocaba el brazo llamándome la atención, era Martha.
-Hola Darling.
-Hola Martha, ¿Cómo estas?
-Bien, bueno lo mejor que se puede estar en esta situación.
-Martha lo siento.
-¿Por qué hija?
-Por lo que le ha pasado a Alexis, por alejarte de tu hijo tanto tiempo yo…por poneros en peligro a todos.
-Hija no es tu culpa, todos tomamos nuestra decisión y ahora tenemos que aguantar las consecuencias, luchar por salir adelante. Mi hijo y mi nieta son fuertes Darling todo va a acabar bien-y con eso se levantó y dejo espacio a su hijo que se acercaba con dos tazas de café en la mano.
-Gracias-le dije sonriéndole cuando me entrego una de las tazas.
-Bueno será mejor poner las cosas que tenemos sobre la mesa para que podáis descansar-dijo Jordan y Castle asintió-verás lo teníamos todo el tiempo localizado pero…se escapó, huyó de Nueva York eso lo sabemos pero si tiene a tu hija Castle no estará muy lejos, querrá tener las cosas bajo control. Lo malo es que no sabemos dónde puede tenerla, pero sabemos que se pondrá en contacto con alguno de vosotros en cuanto sepan que estáis de vueltas, sin llamar la atención de mucha gente debemos hacerle llegar que estáis de vuelta.
-Podemos dejar de fingir y salir…
-No eso no Castle. Déjanos a nosotros, tienen fuentes en todos los lados no tardaran en enterarse, y os llamaran y entonces estaremos preparados.
-Bien, estaremos preparados… pero quiero enterarme de todo en todo momento, no quiero que me ocultéis nada.
-No te ocultaremos nada Castle-dijo Kevin que hasta ahora había estado callado.
-Bien pues si no tenemos nada más, deberíamos irnos para dejarlos descansar.
-Yo no quiero descansar-dijo Castle.
-Castle tenemos que estar a tope para cuando tengamos que ir a salvarla, necesitamos descansar-le dije acariciándole la mano donde aún tenía puesto el anillo de casado.
-Vale está bien, pero puedo hablar un poco contigo Madre.
-Claro hijo.
-Bien nosotros nos vamos-dijo Jordan señalando a los hombres que le acompañaron.
-Nosotros también nos vamos, vamos a la comisaria a ver si podemos hacer algo-dijo Esposito despidiéndose de nosotros junto a Ryan.
Lanie se quedó conmigo un rato más mientras Martha hablaba con su hijo para luego irse ambas juntas. Sabía lo que me venía ahora no sabía si estaba dispuesta a hablar de ello en ese momento aunque de verdad necesitaba tanto hablar con Lanie era mi mejor amiga y en estas semanas la había necesitado tanto para que me apoyara y me aconsejara sobre esta locura de relación.
-Suéltalo Lanie-le dije sin mirarla aunque sentía su mirada fija en mí haciéndose miles de preguntas.
-¿Desde cuándo?
-Desde cuando qué.
-Desde cuando estáis juntos, y no me lo niegues porque cualquiera podía notar que ha cambiado algo entre vosotros.
-Lanie hemos vivido mucho en estas semanas, demasiado.
-Si pero os ha cambiado para bien.
-Sí, estamos mejor que nunca-le dije sin poder evitar sonreírle.
-Entonces, es verdad lo que dicen-dijo subiendo las cejas.
-Oh venga ya Lanie, ¿en seri0?, ¿eso es lo primero que me vas a preguntar?
-Por supuesto es lo que más me importa.
-Jaja, todo…todo ha sido increíble-le dije seria-solo espero que estas semanas no se vean afectada por esto, si algo le pasara a Alexis yo…
-A Alexis no le va a pasar nada, Kate esto no es tu culpa, lo sabes ¿no?
-Si… no…no puedo dejar de sentirme así…si le pasa algo Castle…se moriría.
-Va a salir todo bien, merecéis ser felices Kate, Rick y tú.
-Dios si supieras, estos días al principio fueron muy, muy difíciles…pero al final ha sido increíble, Lanie le quiero tanto.
-Dios esto es increíble creía que esto no iba a pasar nunca eras tan cabezota…
-Lanie…
-No, si estoy muy contenta por ti, y por él-dijo señalándole.
-Gracias, es que me hace muy feliz y creo que yo a él también, nos apoyamos siempre-dije viéndole acercarse.
-Yo…siento interrumpir pero mi madre te está esperando Lanie-dijo Castle.
-Oh si gracias, Castle está muy guapo no sé, se te ve distinto-dijo sonriéndome y Castle le miró sorprendido-bueno nos vemos mañana chica-dijo dándonos un abrazo.
Cuando salió de la puerta tiré de Castle para que se sentara a mi lado en el sofá y le agarré del brazo acariciándole la mano y jugando con su anillo hasta que acabe entrelazando nuestros dedos.
-¿Qué me he perdido?
-Oh nada una charla de chica-le dije sonriéndole y no pude evitarlo más y me acerque dándole un suave beso en los labios.
-Dios no voy a acostumbrarme nunca a hacer esto tan naturalmente, todavía no puedo creerme que estemos juntos.
-Pues créetelo-le dije volviéndole a besar-ven vámonos a la cama un rato-le dije levantándome y tirando de él.
Fuimos a la habitación donde había una cama de matrimonio, nos miramos y no pudimos evitar sonreír, sabía que estaba triste pero que sonriera decía mucho de él, era un luchador y un soñador, no se iba a dejar ganar. Con esto nos desvestimos el uno al otro y nos tumbamos en la cama cerquita el uno del otro hasta que nos quedamos dormidos.
CONTINUARÁ…
Nos vemos mañana, con otro capi
Gracias de nuevo por todo y comentarios como siempre serán bienvenidos.
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Mar 30, 2016 8:15 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 34

Mensaje por tamyalways el Miér Mar 30, 2016 8:54 pm

Bueno nuevo capítulo, como ya dije el sábado en mi twitter, ya he acabado de escribir esta historia, contará de 44 capítulos en esta parte T y alguno más en la M. Así que todavía queda mucho para leer y espero que la sigáis disfrutando hasta el final. También he empezado ya a escribir una nueva historia pero todavía no quiero adelantar nada. Gracias por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 33
POV RICK
Me desperté despacio tenía mucho sueño llevaba demasiadas horas sin tener un buen sueño, yo que me encantaba pasar horas en una buena cama. Abrí los ojos despacio y lo primero que vi fue a Kate ya levantada, estaba sentada en su lado de la cama pensativa y jugando con nuestro anillo de casados, bueno nuestro falso anillo de casados. Me levante sobre un codo y coloque mi cabeza sobre la mano observándola pero parecía que no apreciaba que estaba observándola. Acerque mi mano despacio hacia las suyas que aún jugueteaban con el anillo, y en cuanto pose mi mano sobre las suyas sus ojos se encontraron con los míos y me sonrío.
-Hey.
-Hey.
-¿Cómo estás?
-Bueno…lo mejor que se puede estar en estas circunstancias-le dije de repente dándome cuenta de porque estábamos aquí, mi pequeña.
-Castle…yo…lo siento.
-Ya vamos a volver a empezar-le dije un tono demasiado fuerte-lo siento es que…no es tu culpa y lo menos que necesito ahora es que te eches la culpa solo necesito…
-Que necesitas-dijo con cara de necesidad de ayudar, sabía que por mucho que le dijera no iba a quitarle esa sensación de culpabilidad.
-Ahora mismo me vendría bien un abrazo, pero no de cualquiera-le dije mirándola y le sonreí.
Kate se volvió a tumbar en la cama colocándose igual que yo con la cabeza colocada sobre un codo. Me miró, me sonrío y se acercó a mí pasando sus brazos por mi torso abrazándome con fuerza, y no pude evitarlo y le devolví el abrazo. Nos separamos sin dejar de mirarnos y acerque mis labios a los suyos, suavemente al principio pero en seguida la cosa se fue calentando poniendo en juego nuestras lengudas entrelazadas. Teníamos ansia por besarnos porque nuestras lenguas se juntaban y nuestros dientes chocaban buscando más profundidad en el beso. Acabé volcándonos y colocándome encima de ella sin dejar de besarla, empecé a acariciarla con mis manos por todo su cuerpo, dios era tan sexy y tan caliente que no podía evitar convertirme en un animal cuando estaba a su lado. Seguí besándola y fui bajando con mis labios hacia su cuello, dejando una buena muestra de mis virtudes amatorias allí, eso le duraría varios días. Volvía a subir mis labios para juntarlos con los suyos y de repente ring ring!!
-Arghh-gruñi frustrado y me levante para dejar que fuera Kate quien contestara al teléfono. En cuanto lo cogió lo puso en manos libres para que ambos pudiéramos escuchar.
-Chicos, espero no interrumpir-dijo Javi riéndose.
-No lo sabes muy bien-dije yo casi murmurando para mí pero Kate lo oyó y me dio un golpe con la almohada para que me callara.
-No pasa nada acabamos de despertarnos, tenéis algo que decirnos.
-Bueno creo que ya saben que estáis aquí, ahora es cuestión de tiempo de que os llamen, así que estaros atentos porque de una forma u otra se pondrán en contacto con vosotros, no nos olvidemos de que te quieren a ti Kate.
-Si lo sé y llegado el momento, ya nos veremos la cara.
-Sí, hasta entonces no salgáis de la casa, y en cuanto se ponga en contacto con vosotros avisad para que tengamos el operativo preparado.
-Vale chicos-y con eso colgó.
-Bueno por dónde íbamos-le dije más por cambiar de conversación que por otra cosa, porque no podía entender como no podía hacer nada para ayudar a mi pequeña, pero Kate no cayo me conocía lo suficiente.
-Castle será mejor que tomemos un café. Se levantó y tiró de mí para levantarme con ella, me agarró de la mano y me llevo hacia la cocina donde me hizo sentarme mientras ella hacía el café.
Desayunamos los dos juntos tan juntos que nuestros brazos se tocaban en cada movimiento que hacíamos, ambos necesitábamos saber que el otro estaba bien, y más ahora que el peligro acechaba a la vuelta de la esquina. Tras acabar con el desayuno le dije a Kate que se fuera a la ducha ella primera y que yo iba recogiendo la cocina. A pesar de que no se quería separar de mí al final accedió y se fue hacia la ducha. Me puse a lavar los platos y a recoger la cocina cuando de repente sonó el teléfono, supuse que eran los chicos o Jordan pero no, me equivocaba y mucho.
-Señor Castle tenemos a su hija.
-Hijo de puta como se te ocurra hacerle algo.
-¿Qué eng?-dijo soltando una carcajada-aquí quien tiene el poder soy yo señor Castle le estamos vigilando desde que puso un pie en Nueva York así que no se haga el listo. Si quieres volver a ver a su hija reúnase conmigo en la esquina de atrás de la cafetería que esta gusto al lado de donde os encontráis, solo, si no con una llamada que haga tu pequeña pasara a ser historia-dijo y colgó sin darme tiempo a replicar.
-Hijo de puta-murmuré, cogí un pequeña trozo de papel para escribirle una nota a Kate, era la cosa más difícil que había hecho en mi vida, sabía que tenía pocas esperanzas de salir de esto con vida, pero si eso le daba alguna oportunidad a mi pequeña tenía que hacerlo. Le escribí en pocas frases lo que sentía recogí mi chaqueta y me dirigí hacia fuera. Allí me encontré con un segurata que estaba allí para nuestra seguridad según Jordan pero creo que más bien era para vigilarnos a nosotros para que no hiciéramos ninguna locura como la que pensaba hacer yo ahora. Me acerque a él y enseguida se puso delante para evitarme el paso.
-Hey lo siento, necesito un poco de aire y un cigarrillo, no tendrás ninguno ¿no?- sacó uno y me lo entregó.
-Fúmeselo dentro.
-No es que mira lo he dejado pero con los nervios, ya sabes y… bueno…no le gusta que fume y dios huele el humo a distancia. Solo voy a estar ahí en la puerta de atrás no me pasara nada-lo vi dudando pero como fumador que era sabía que tenía razón.
-Vale pero no salgas del callejón y no tardes mucho no quiero que luego venga y me echen a mí la bronca.
-No tranquilo y gracias-le dije dejándolo atrás, me daba pena el chico le iban a meter una buena pero tenía que hacerlo no me quedaba otra, si salía de esto le recompensaría de alguna forma quizás quisiera el Ferrari.
Agaché la cabeza por miedo a que alguien pudiera reconocerme y cogí dirección hacia la cafetería que estaba apenas unos metros de donde nos encontrábamos escondido. Cada poco iba mirando hacia atrás y hacia todos los lados me sentía vigilado, estaba nervioso y no podía dejar de tragar saliva. Me acerque a la cafetería que estaba bastante vacía a pesar de las horas que eran, la hora propio del café, no pude evitar pensar en Kate sabía que cuando se enterara iba a destrozarla pero tenía que hacerlo, tenía que salvar a Alexis y si con eso también ayudaba a que Kate no hiciera una locura pues mejor. Pasé por delante de la puerta y me dirigí hacia la esquina donde se encontraba un callejón pequeño, donde solo se encontraba los contendores de la cafetería. Estaba nervioso muy nervioso, que coño estaba cagado, no podía dejar de mirar el reloj, cada segundo que pasaba más miedo tenía y más me arrepentía de haber venido, sabía que iba a solucionar poco pero…si no venía, mi pequeña…Dios suspiré mejor no pensar en ello y por el rabillo del ojo vi a alguien acercándose. Eran dos tíos, uno de ellos era uno rubio que parecía un armario de lo fuerte y alto que era daba miedo, él otro era más pequeño pero se veía que era fuerte y despiadado, tenía que ser el jefe. Se acercó a mí, y no pude evitar tirarme hacia él, pero no llegue ni a acercarme antes de estar en el suelo de un empujón del rubio.
-Señor Castle, todavía no sabe quién está al mando. Te vas a levantar y portar bien o tu hija lo pagará. El rubio me levantó del suelo y colocó una pistola justo en mi espalda.
-Si intentas algo, se acabó-fuimos los tres hacia fuera cualquiera que lo viera desde fuera notaría algo sospechoso pero nadie se atrevía ni a mirar. Entramos en un todoterreno donde estaba otro rubio fuerte esperándonos. Sabía que había sido una equivocación venir solo pero ya no podía hacer nada, lo peor que estos iban muy en serio solo esperaba que no le hubieran hecho nada a mi niña.
CONTINUARÁ…
Mañana subiré un nuevo capítulo. ¿Qué pasara cuando Kate se dé cuenta de que Castle ha desaparecido?
¿Qué le pasará a Castle y Alexis?
Comentarios bienvenidos.
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 35

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 31, 2016 9:06 pm

Nuevo capítulo y encantada de leer vuestros comentarios estoy nerviosa porque ya queda menos para el final aunque todavía quedan suficientes capítulos. Espero que sigáis disfrutando de él.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 34
POV KATE
Me metí en la ducha y le di al agua fría después de como amanecimos ambos, necesitaba un poco de agua fría para calmar la temperatura de mi cuerpo. Cerré los ojos y deje que el agua borrara toda la tensión de mi cuerpo. Cuando conseguí sacar la tensión y me fui relajando me di cuenta de que podíamos haber aprovechada el agua mejor, me sonrojé solo de pensarlo, ya le estaba echando de menos sus besos y sus caricias. Salí de la ducha me seque y me coloqué una ropa cómoda puesto que no íbamos a salir de casa. Salí del cuarto de baño con muchas ganas de besarlo y volver a empezar desde donde lo habíamos dejado antes cuando llamó Esposito. Empecé a buscarlo por toda la casa no era muy grande así que tampoco tarde mucho en darme cuenta de que algo no andaba bien. Me senté en el taburete de la isla de la cocina y entonces la vi, una nota y era su letra.
“Kate lo siento, he tenido que hacerlo. Solo… puedo darte las gracias por darme los mejores días de mi vida, esto días juntos no podría olvidarlo por nada en el mundo. Sé que ahora mismo me estarás odiando pero…es mi hija y espero que entiendas que tenía que hacerlo si fueras tú la que se encontrara en su situación también lo haría, Kate haría lo que fuera por la gente que quiero.
Te quiero, Kate y solo espero que algún día puedas perdonarme por hacerte esto, cuídate y sé feliz.
Siempre tuyo.
Rick Castle.”
No podía creerlo se había ido y sin avisarme, si me lo hubiera dicho… si me lo hubiera dicho no sé si podíamos haber hecho algo más pero si sé que estaríamos juntos en este momento y con eso me valdría. Cogí la nota y salí disparada hacia la puerta del apartamento.
-Donde esta-le dije al compañero que estaba en la puerta.
-Eh! No lo sé.
-No me digas que no lo sabes vale, dime ahora donde esta-le dije a la vez que lo cogía por el cuello de la camisa y lo ponía contra la pared.
-Kate, Kate para-me gritó Lanie que estaba llegando en estos momentos-suéltale Kate así no vas a conseguir nada, dime que es lo que ha pasado.
-Rick se ha ido-dije soltando al policía y apoyándome en la pared cerrando los ojos, estaba cansada muy cansada de todo esto, solo quería que se acabara.
-¿Cómo?
-Me dijo que quería fumarse un cigarro y que tu no querías que fumara y por eso…
-Cuanto hace de eso.
-Hará cinco minutos por eso no me he preocupado de su falta.
Salí corriendo hacia el exterior a pesar de la protestas del guardia y de Lanie, salí al exterior donde no había mucha gente pero había alguna que otra persona paseando, me acerque a una mujer corriendo, y la asusté.
-Lo siento, solo quería saber si ha visto a un hombre, alto fuerte, moreno.
-No lo siento señora.
Le di las gracias y seguí preguntando a la gente pero nadie sabía nada o si sabían algo preferían no contarme nada, hasta que de repente se acercó un chico hacia mí.
-Perdón señora.
-Hola-dije agachándome para estar a su altura.
-Yo lo he visto.
-Has visto al hombre que estoy buscando.
-Sí, ¿eres poli?
-Oh si, ¿Cómo te llamas?-le dije sonriéndole.
-Jake ¿El hombre que buscas es el malo?-por un momento pensé en decirle que si porque ahora mismo estaba enfadada con él, pero suspiré y le conteste al chico lo más tranquila posible.
-No creo que necesita mi ayuda.
-Yo también lo creo, se lo llevaron unos chicos malos.
-Sabes cómo eran.
-Eran fuertes, muy fuertes, y se fueron en un coche.
-¿Cuantos eran?
-Dos…no tres, dos con él y otro en el coche.
-Bien lo estás haciendo muy bien, y el coche ¿te acuerdas como era?
-Era grande y negro.
-Muy bien, has sido de mucha ayuda Jake, muchas gracias-le dije despidiéndome de él.
Volví a la casa porque allí no podía hacer nada más, y allí me encontré al guardia y a Lanie la cual estaba hablando por teléfono seguramente con Javi para contarle todo lo que aquí estaba pasando.
-Ya están de camino-dijo Lanie abrazándome-has conseguido encontrar algo.
-No mucho, un chico lo vio con otros dos hombres, no tiene buena pinta Lanie.
-Tranquila chica vamos a traerlos de vuelta a los dos.
Yo no estaba tan segura sabía de lo que eran capaces de hacer pero no podía venirme abajo todavía no, tenía que luchar hasta el final, si me destino era morir no iba a ser sin luchar. Me limpié con rabia las lágrimas que no había podido evitar que cayeran por mis mejillas, y entré en la casa saque la maldita nota, volví a leerla y la rabia volvió a meterse por mis venas quemándome la sangre, estaba enfadada con él por hacerme esto y estaba enfadada conmigo misma porque era mi culpa, pero lo iba a solucionar costara lo que costara.
-Kate están aquí los chicos y Jordan-asentí con la cabeza pero casi sin inmutarme solo podía pensar en sacarlo de ahí.
-Kate…Kate…Beckett-me gritó Jordan para llamar mi atención-¿Qué ha pasado?
-Se ha ido.
-¿Se ha ido?
-Si joder se ha ido.
-¿Por qué? ¿Y a dónde?-no lo había pensado miré la mesa de la cocina donde estaba la nota y allí estaba el teléfono alguien llamó mientras yo estaba en la ducha, ellos le llamaron.
-El teléfono…le llamaron.
-Bien veremos a ver que podemos sacar de la llamada Javi-le dijo a Espo y este salió corriendo y poniéndose manos a la obra-¿Qué más?
-He… he hablado con un chico eran tres, fue un poco más hacia allá en la otra esquina, uno esperaba en un coche.
-Bien, Ryan ocúpate de las cámaras de seguridad a ver que podemos sacar de ellas.
-Kevin-Ryan se dio la vuelta al instante-era un todoterreno negro-Ryan asintió y salió corriendo hacia la comisaria todos estaban haciendo ya algo, y yo mientras tanto aquí parada sin dejar de pensar en él.
POV RICK
Me desperté en lo que parecía un almacén abandonado, hacía frío y me dolía la cabeza, seguramente me dieran algún golpe que me dejó inconsciente. Aquí cerca tenía que estar mi pequeña, y no había conseguido nada con esta heroicidad, dios que idiota soy. Intente quitarme las cuerdas que me amarraban las manos y los pies pero estaban demasiado ajustadas para intentar quitármelas. Suspiré cerré los ojos e intente pensar en como se encontraría Kate, seguramente estaría loca, dios como deseaba ahora mismo abrazarla y besarla. Me quedé pensando en ello hasta que unos ruidos rompieron mis pensamientos. Escuché dos clases de pisadas que se acercaban cada vez más hacia donde me encontraba hasta que se colocaron justo delante de mí, dentro de mi visión. Cuando le vi intente levantarme todo enfurecido quería matarlo con mis propias manos.
-Hijo de puta, donde la tienes.
-Tranquilo señor Castle-dijo Bracken con tranquilidad y sin inmutarse.
-Suéltela, ya me tiene a mí.
-Jaja, no me hagas reír, para que voy a dejarla ir, mejor dos que uno ¿no?-me miró con una sonrisa que en estos momentos pensaba en partir-¿Cómo está su inspectora? ¿Espero no haberos interrumpido vuestra luna de miel?
-Hijo de puta como se te ocurra tocarla.
-Mira vamos a hacer un trato, ¿Si?, dejo ir a tu pequeña pero a cambio la quiero a ella. Soy un hombre de palabra. Si la consigo a ella dejare a su hija.
-No voy a entregarte a Kate.
-Oh Kate, mira vendrá a salvarte de todas formas, solo te doy la oportunidad de salvar a tu hija.
-No lo haré.
-Bien no lo necesito.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo veremos qué es lo que pasa con Kate y Castle. ¿Se reencontrarán pronto?, ¿seguirán en peligro?
Comentario bienvenidos XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 36

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 03, 2016 9:00 pm

Aquí tenemos el nuevo capítulo, con la desesperación de Kate por salvar o simplemente por hacer algo para ayudar. Espero que os guste. Me gusta que digáis lo del tiempo, que tardo poco en subir. Ya os dije que antes de escritora soy lectora y yo también me desesperaba por los capítulos cuando tardaban mucho, así que termine leyéndome los fics ya completos, de ahí que no me gusten mucho haceros esperar, también que por desgracia mía dispongo de demasiado tiempo libre y puedo escribir los capítulos con bastantes rapidez sino de nada me serviría. Así que gracias por vuestro apoyo y vuestras palabras que son básicamente la fuerza que me da para seguir escribiendo.
Los personajes no me pertenecen….
Capítulo 35
POV KATE
Me senté en el sofá del pequeño apartamento y coloqué mis manos sobre mi cara no sabía qué hacer, no sabía que podía hacer para ayudar y me estaba volviendo loca. Levanté la cabeza y vi sobre la mesa del comedor la cámara de fotos que Castle compró en Duluth. La cogí y me puse a ver las fotos. Castle había hecho un montón de fotos juntos, y del lugar pero sobre todo había fotos mías que me había hecho sin ni si quiera darme cuenta, había muchas, demasiadas. Las dos últimas fotos eran del primer día que usamos la cámara, recuerdo como una chica nos hizo una foto en el puente levadizo. Pero había dos de ese sitio, estaba la foto que nos hizo la chica de ambos posando y luego había otra de los dos besándonos, seguramente la chica también quiso fotografiar ese instante. Ahí estábamos Castle y yo tranquilos relajados disfrutando el uno del otro, juntos muy juntos no como ahora.
-Dios nunca hubiera pensado ver esa imagen-dijo Lanie desde detrás de mí, no la veía pero sabía que tenía que estar sonriendo-bueno en realidad sí, pero poco a poco fui perdiendo la esperanza contigo Kate, porque él sabía que no iba a descansar hasta conseguirte.
-¿Dónde está Jordan?
-Se ha ido a ver si conseguía algo que nos ayudara con…
-Sí, puf-resoplé cada vez me sentía más inútil.
-¿Por qué no me cuentas que te hizo cambiar de opinión?
-No lo sé, supongo que el tiempo que pasé con él me hizo darme cuenta que no podía engañarme más.
-Me alegro mucho por ti.
-Sí y mira ahora.
-Kate vamos a encontrarlo.
-Eso espero, porque si no…no podría vivir sin él, Lanie, ahora menos que nunca. No tenía derecho a irse, no después de demostrarme que podía ser feliz, dios Lanie por momentos me olvide del caso de mi madre, por él…el hacía eso en mí, yo…-dije si poder evitar que las lágrimas salieran a borbotones de mis ojos.
-Shh cariño, todo va a estar bien.
-Eso no lo sabes-le grité y enseguida me arrepentí ella solo lo hacía por mí, para que me sintiera mejor.
-No, no lo sé pero el mundo no puede ser tan injusto ni cruel con vosotros, no os lo merecéis.
-Sabes, Castle cree en la magia y el destino, yo nunca…pero ahora creía en la magia, él me ha hecho creer en ello, y sabes Lanie voy a encontrarlo cueste lo que me cueste.
Lanie me sonrió y salió hacia la cocina para hacer un poco de café. Me quedé mirando esa foto, solo hacía pocas horas desde que nos habíamos separado y lo echaba tanto de menos. Me levanté y fui a por el ordenador y descargue las fotos de la cámara en él. No quería perder nada de esos días, también tenía sus notas guardadas, y una rosa seca del ramo que me regalo el día de la cena especial. Me quede mirando la rosa y en ese momento volvió a aparecer Lanie con dos tazas de café en la mano.
-Gracias-le dije recogiendo la taza que me ofrecía.
-Quiero saber la historia de esa rosa, porque seguro que la tiene.
-Dios si-dije sonriendo-Castle me preparo una cena romántica, para ver las estrellas.
-En serio…
-Si ya sabes cómo es… es un cursi-dije sonriendo sin poder evitarlo recordando cada momento de aquella noche.
-Sí, lo es.
En ese momento empezó a sonar el teléfono de Lanie y se disculpó saliendo del salón para recoger la llamada. Estaba muy cansada, apenas conseguía mantener los ojos abiertos, pegué un fuerte sorbo al café deseando que la cafeína me mantuviera alerta, pero apenas conseguía que me hiciera efecto, así que me levanté y eché más café en la taza lo necesitaba lo más cargado posible.
-Kate… yo…era trabajo.
-Oh, está bien no pasa nada.
-Kate no quiero dejarte sola… yo….
-No digas tontería estaré bien, además no soy buena compañía.
-¿Qué dices? Si sigues contándome historias de estos días no me muevo de aquí.
-Muy bien Lanie, habrá tiempo para eso.
Lanie se despidió de mí dándome un abrazo de los suyos que casi me dejaba sin respiración. Me cogí el café y fui de nuevo a la sala recogí todas las cosas y las metí en una caja y las lleve hacia la habitación y en ese momento empezó a sonar el teléfono con existencia salí corriendo y conteste enfadada.
-Que pasa ahora-grité al teléfono.
-Hola detective, no nos conocemos en persona todavía pero creo que ha llegado el momento.
-Hijo de puta.
-Y esos modales detective, no creo que se los enseñara su madre-cerré los puños con fuerza está poniendo demasiada nerviosa, estaba frustrada porque no podía patearle el culo.
-Donde estas.
-Detective no soy tonto, vamos a quedar, pero solo nosotros dos, como vea a la policía o algún amiguito tuyo los mato, a los dos.
-Quiero hablar con ellos, necesito saber que están bien.
-En estos momentos solo estoy cerca de tu escritorcito.
-Quiero hablar con los dos.
-Solo el escritorcito o con ninguno tú decides.
Me quede en silencio unos segundos tenía miedo de que no me pusieran con Alexis porque le hubieran hecho algo, pero no podía hacer nada tenía que por lo menos saber que él estaba bien.
-Bien ponme a Castle.
-Escritorcito aquí su amada.
-Castle…
-Kate, estoy bien.
-Estas bien, te voy a sacar de ahí y a Alexis te lo prometo.
-Kate no vengas no te acerques no…
-Lo siento se ha acabado la conversación Romeo y Julieta jaja, nos vemos en media hora en donde todo empezó-y colgó.
Tiré el teléfono contra el sillón que tenía en frente y me levanté de un salto estaba tan enfadada que golpeé la pared de detrás, seguramente me había fracturado algún hueso de la mano no había sido una buena idea, pero necesitaba sacar esta frustración que me corría por dentro. El lugar donde todo comenzó, el callejón que hace diez años cambió mi vida, el callejón donde Dick Coonan le quitó la vida a la persona que más quería en la vida, mi madre, y si no hacía nada iban a quitarme a Castle y pasar dos veces por ello…no podría me muero si le pasa algo. Ahora ya no había marcha atrás nos íbamos a encontrar cara a cara, y solo podía quedar uno.
Cogí y me dirigí hacia la puerta del apartamento, sabía que allí se encontraba el guardia, el mismo guardia que había dejado salir a Castle sabía que iba a ser muy difícil deshacerme de él pero nadie me lo iba a impedir. Abrí la puerta y salí hacia fuera sin hacer caso del guardia que empezó a perseguírmelo para impedirme. Cuando me puso una mano encima le cogí haciéndole una llave tirándole al suelo. Le agarré y le quité las esposas colocándose en sus manos detrás en su espalda.
-Lo siento, espero que algún día puedas perdonarme o por lo menos entenderlo-lo hice levantarse y lo metí dentro del apartamento, le quité la pistola que llevaba atada a la cintura del pantalón y también le quite las llaves del coche-ya te las devolveré.
Salí corriendo fuera del apartamento, me quedaba poco tiempo y quería llegar con tiempo, sabía que estaba cometiendo el mismo error de Castle, el ir solo sin ningún apoyo y sin tener ningún plan, pero no había tenido tiempo para pensar y prefería morir luchando que quedándome con los brazos cruzados y si había una posibilidad de salvarlos, tomaría todos los riesgos que hicieran falta.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo si no tengo problemas técnicos. Gracias por seguir ahí. Comentarios bien recibidos.
XXOO.
Twitter:tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 37

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 04, 2016 8:56 pm

Bueno creo que el capítulo no avanza todo lo que quisierais pero todavía quedan muchos, no perdáis la esperanza. Muy, muy feliz por todos los comentarios de apoyo que me habéis lanzado, no me lo esperaba muchísimas gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 36
POV JORDAN
Estábamos en una zona de la comisaria que habíamos acondicionada para el caso, gracias a mi posición pudimos disponer de ella dejando fuera a la capitán Victoria Gates, que no estaba contenta de que algo estuviera pasando en su comisaria y no pudiera enterarse de nada, de que sus subordinados estuvieran trabajando en un caso clasificado como le habíamos dicho no le hacía ninguna gracia. Pero por ahora no podíamos confiar en nadie solo en nosotros, teníamos claro que solo podíamos contar con poca gente que cabían perfectamente en los dedos de mi mano, y quizás hasta me sobraban. Estaban todos manos a la obra trabajando en lo que teníamos, Ryan había conseguido seguir al todoterreno durante unas manzanas pero lo habíamos terminado perdiendo por culpa de algunas de las cámaras de seguridad que no estaban en funcionamiento en ese momento. Lo de la llamada tampoco nos había llevado a nada, había durado demasiado poco y eran buenos muy buenos.
-Jordan tengo algo-Dijo Ryan con poco entusiasmo más bien asustado.
-¿Qué ha pasado ahora?-dije con frustración.
-Han…han llamado…
-¿Quién ha llamado?-dijo Esposito un poco enfadado.
-Han llamado a la casa, alguien ha llamado.
-¿Por qué no se nos ha informado antes?
-Bueno supongo que fue Kate quién lo cogió y…
-Y no ha querido avisar, dios espero que no sea demasiado tarde-dije mientras recogíamos nuestras cosas y salimos corriendo camino hacia la casa. Íbamos con las luces puestas y todo lo rápido que pudimos pero al llegar sabíamos que algo había pasado, que seguramente habíamos llegado tarde. Al entrar vimos que la puerta de la entrada estaba completamente abierta, entramos con nuestras armas en posición. Y lo primero que vimos fue al guardia esposado en el suelo de la entrada. Los chicos fueron a ver si estaba todo limpio en las otras estancias de la casa, aunque sabíamos que no habían sufrido un ataque, que era obra de Kate. Le quité las esposas al compañero y le ayude a levantarse.
-¿Qué ha pasado?
-Ha sido ella, no sé, intento escapar y cuando quise impedírselo pues ya sabes.
-Si te dejo con el culo al aire-dijo Esposito.
-Hey me hubiera gustado verte a ti en mi situación-dijo el policía enfadado.
-Vale chicos que allá calma todos estamos en el mismo equipo-dije con autoridad, no quería que el grupo se fracturase lo importante era salvarlos y para eso teníamos que estar juntos.
-Si lo siento-dijo Espo.
-Y ahora qué-dijo Ryan.
-Pues la seguimos-les dije.
-¿La seguimos?-preguntaron ambos compañeros a la vez.
-Claro, pensé que la conocíais mejor que yo, ¿no sabíais que en cuanto llamaran iba a salir corriendo?
-Si claro.
-Pues eso, le puse una unidad de rastreo.
-En serio.
-Si así que vamos antes de que sea demasiado tarde- y con eso salimos corriendo hacia la comisaria de nuevo para poder averiguar donde se encontraba y encontrarla antes de que fuera demasiado tarde.
POV KATE
Estaba llegando al callejón, y decidí ir los últimos metros a pie. Me coloqué la pistola en mi cintura y busqué algo que pudiera serme útil. En la guantera encontré una navaja pequeña y decidí guardármela dentro del calcetín por si en algún momento la necesitaba. Suspiré y me eché hacia atrás en el asiento, tenía miedo, pero no por mi vida si no por la consecuencia que puede tener sobre los demás esta decisión que acababa de tomar, sabía que no iba a salir con vida de esto, pero esperaba que después de acabar conmigo les dejara libre, solo podía pensar en que les ayudara a ambos a salvar la vida. Cogí fuerza y salí del coche estaba a solo dos cuadras de donde mataron a mi madre, hacía mucho que no venía por aquí, antes al principio solía venir a prometerle a mi madre que solucionaría todo, ahora ya no estaba tan seguro solo intentaba no incrementar las bajas. Caminé despacio quería alargar el momento, pensar y pensar en todas las situaciones en las que me podía encontrar, aunque no podía pensar con claridad estaba llena de rabia. Cuando llegué al callejón todo estaba muy oscuro y no había nadie, aún quedaban cinco minutos para la hora, pero no dejaba de pensar en que podía haber cambiado de idea y haberlos matado, no, no podía pensar en eso, solo el pensar que estaban bien me mantenía aquí en este lugar que tanto dolor me ha dado ya. Cuando llevaba allí unos diez minutos esperando ya desesperada y pesando marcharme, escuche el motor de un coche acercándose y de repente aparecieron unos faros de un coche que en seguida me cegaron. El coche frenó gusto delante de mí. Del coche de repente se bajó un par de figuras que me apuntaban directamente con dos armas de gran calibre. Me asusté e intente sacar mi arma pero…
-Detective yo que tu no lo intentaba-dijo una voz saliendo del coche, de repente el dueño de esa voz salió del coche y se colocó delante del coche gusto delante de los focos, no conseguía verlo ni distinguir ninguna de sus facciones pero no lo necesitaba sabía que era él.
-Bracken ¿dónde están?
-De verdad pensabas que iba a ser todo tan fácil, me alegro que haya decidido venir sola-dijo sonriendo-nunca pensé que fuera tan inconsciente.
-Bracken esto es entre tú y yo, así que dejémonos de tontería ahora me tienes a mi suéltalos a ellos.
-Primero vas a soltar el arma y después ya veremos.
Tiré el arma hacia donde se encontraba los dos matones y levanté las manos de nuevo encima de mi cabeza, con un movimiento de cabeza mandó a uno de ellos para que me cacheara, no podía permitir que encontrara la navaja sino se había acabado cualquier oportunidad por poco que fuera. Se acercó y empezó a posar sus manazas por mi cuerpo, empezó a bajar por mi torso y mi cintura, luego por mis piernas, tenía que pensar algo rápido. Así que le cogí del brazo y con ayuda de mis piernas conseguí hacerle una llave y acabó en el suelo. El otro enseguida volvió a apuntarme con el arma.
-Beckett, Beckett, no se puede ser mala-dijo apartando al otro para que no me disparara.
-Tienes amigos demasiado manazas-dije mirando al que seguía aún en el suelo.
-Bien si ya estas cacheada ayudadle a subir al coche, que nos vamos de paseo.
Y tras decir eso ambos se abalanzaron hacia mí me agarraron cada uno por un brazo y me ataron las manos atrás en la espalda, me empujaron para llevarme al coche intente resistirme y en unos de esos empujones termine en el suelo, me ayudaron a levantarme y me metieron a rastras en el maletero del coche. Estaba todo muy oscuro sabía que ahora sí que se había acabado toda oportunidad para poder acabar con vida. Pero por lo menos sabía que me llevaban con él iba a poder verlo por última vez.
El trayecto duro demasiado para mi gusto, estábamos fuera de la ciudad a unos veinte minutos de donde se encontraba el callejón. El coche paró y escuche como hablaba Bracken con los hombres dándole algunas instrucciones. Al poco tiempo apareció uno de los tíos y me sacó a rastras del maletero, pude más o menos ver algo, pero era ya de noche y apenas pude captar mucho solo que eran unas naves abandonadas seguramente de las afueras de la cuidad. Entramos en una de ellas y me llevaron a la pequeña sala, pero allí no había nadie, me empujaron hasta que perdí el equilibrio cayendo dentro, tras caer dentro cerraron la puerta con llave desde fuera dejándome allí sola con mi desgracia. Estaba sola en un lugar oscuro y húmedo como un sótano. Era una simple sala de cuatro paredes, no había nada solo paredes y más paredes. Suspiré y me derrumbé en el suelo. No sabía cuánto llevaba allí pero no mucho cuando de repente se volvió a abrir la puerta llenado de algo de luz la habitación y allí estaba Bracken.
-Te traigo visita-dijo empujando a una figura grande con las manos atadas igual que yo, que cayó gusto a mis pies, era él, era Castle.
CONTINUARÁ…
Mañana más y mejor, el reencuentro entre ambos, y de ahí ya veremos qué pasa. Gracias por estar ahí a todos, los comentarios me hacen muy feliz XXOO.
Twitter: tamyalways.

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 38

Mensaje por tamyalways el Mar Abr 05, 2016 8:50 pm

Bueno esta semana llega a su fin, ha sido una semana llena de aventuras para poder conseguir subir los capítulos pero lo he conseguido. Gracias por seguir ahí, espero que la semana que viene sea más tranquila sino me dará un ataque al corazón jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 37
POV KATE
Me acerqué a él quería tocarle pero no podía, cuando levantó la cabeza y nos miramos ambos sentimos la necesidad de sentirnos, de abrazarnos, tocarnos y besarnos pero no podíamos. Cuando conseguí hacerme de nuevo a la oscuridad pude mirar mejor sus rasgos y me di cuenta de que estaba herido le habían golpeado muy duro.
-Rick estas herido-le dije acercándome a él.
-No es nada, tu también-dijo mirándome la cara, no recordaba ningún golpe ahí, si sentía rozaduras en las manos y en las rodillas que me escocían pero no en la mejilla-tienes un pequeño golpe en la mejilla, dios Kate que más…
-No tranquilo, habrá sido al caer no me han tocado, pero tu…
-Bueno por lo visto soy demasiado chulo-dijo sonriendo y no sabía si besarle o golpearle, como lo segundo no podía hacerlo hice lo primero, acerque suavemente mis labios a los suyos fue un beso suave y lento que nos hizo suspirar a ambos.
-Dios Castle porque…
-Por lo mismo que tú estás aquí, tenía que intentarlo.
-Alexis…
-No sé nada de ella.
-No me dejaron hablar con ella tampoco.
-Crees que…-dijo con tristeza.
-No, estas bien Castle, es una carta más en su mano no van a hacerle nada, no os van a hacer nada a ninguno de los dos, me entiendes.
-Kate y tú que.
-Yo…si alguien debe sufrir las consecuencias seré yo.
-No pienso permitirlo, lo sabes ¿no?
-Rick tú hija te necesita, si tenéis una oportunidad tienes que salir de aquí.
-Kate… no pienso irme sin ti.
-Rick no has escuchado lo que te he dicho.
-Si sé que mi pequeña me necesita, pero joder Kate y que pasa contigo, yo te necesito ahora mismo no puedo vivir sin ti.
-Rick.
-No-gritó- no me pidas que te deje morir, porque no voy a hacerlo-dijo enfadado.
Suspiré y cerré los ojos sabía que iba a hacer todo lo posible por salvarme pero no iba permitírselo si le pasaba a él algo nunca podría perdonármelo, no podría vivir con esa culpa, no podría, cuando llegara el momento espero que entrara en razón.
-Rick-le llame en voz baja-tengo un cuchillo en el calcetín, puedes intentar sacarlo.
Él asintió con la cabeza y se colocó dándome las espalda justo delante de mí tenía las manos atadas a su espalda bastante más fuerte que yo, se notaba que había tirado demasiado intentando liberarse, tenía las muñecas en carne viva. Tiró intentando acercarlas a mis pies, tuvo casi que recostarse.
-Vale Rick un poco a tu derecha, un poco más. Bien ahí con cuidado-sentí como sus dedos tocaban mi piel y sentí que volvía a la vida, me sentí viva, Castle sacó la navaja y volvió a colocarse de cara a mí.
-Date la vuelta Kate-me dijo a la vez que él volvía a colocarse de espalda, y así nos acercamos con cuidado y Rick empezó a cortar poco a poco mi cuerda, sentía como mis manos se iban liberando poco a poco, hasta que de repente la cuerda termino completamente cortada y con esto mis manos quedaron liberadas.
-Bien-dije pasado los dedos por donde la cuerda me había sujetado intentando calmar el dolor de mis muñecas. Me giré y le quité el cuchillo a Castle y empecé a cortar las cuerdas de su mano hasta liberarlas. Tenía las muñecas fatal, deberían vérselas un médico, las cuerdas habían provocado fuertes cortes en sus muñecas.
Castle se giró y nos quedamos parados mirándonos sin tocarnos todavía, miré las muñecas de Castle y le cogí las manos acariciando despacio sus manos, vi como Castle dio un pequeño suspiro por el dolor.
-Lo siento-le dije pero no lo sentía por lo de la mano sino por todo por meter a su hija y a él en esto y él se dio cuenta porque no perdió el tiempo y se tiró a mis brazos abrazándome con fuerza casi cortándome la respiración, le devolví con fuerzas el abrazo necesitaba sentirlo cerca muy cerca. Nos separamos despacio y empezamos a besarnos con adoración y deseo como si fuera el último beso del que pudiéramos disfrutar. Me separé y volví a mirarle tenía muchas heridas en el rostro, y los que no se veían por su ropa. Tenía una camiseta negra con las que solía dormir, toda rajada y un pantalón vaquero roto por las rodillas y en los bajos.
-Dios Castle te ves fatal.
-Gracias-dijo con ironía-menos mal que tú siempre estas preciosa-dijo sonriéndome y acariciándome la mejilla suavemente.
-Castle… yo…
-Sh vamos a salir de esta, y te prometo Kate que te voy a dar toda la felicidad que te mereces-me hizo llorar lo decía en serio pero yo sabía que era muy poco probable que saliéramos todos de esto y si tenía que salir alguien serían ellos, suspiré y apoyé mi frente junta a la suya y cerré los ojos quería estar en cualquier otro sitio.
-Ojala estuviéramos en otro lugar-dije aún con lágrimas en los ojos.
-Podemos-dijo ilusionado.
-Qué dices.
-Cierra los ojos-le miré extrañada-ciérralos-suspiré y le hice caso sin entender nada-ahora piensa que estamos cerca del agua de nuestro Lago, recuerda los baños que nos dimos nuestras aventuras en el puente-dijo y no pude evitar sonreír-recuerda cada vez que te hacía el amor.
En ese momento abrí los ojos y vi cómo me miraba con amor, con adoración y con deseo sus ojos empezaron a ponerse oscuros, más si era posible ya que estaban así por la oscuridad.
-Rick yo…
-Shh! Kate solo bésame-y lo hice le bese con toda la pasión que pude, me dolía un poco las rodillas pero en este momento me daba igual solo quería sentirlo cerca. Cogí y coloque mis brazos en su cintura y en su espalda empecé a bajar perdiéndome en sus besos y olvidándome de donde estábamos. Coloque mis manos justo debajo de su camiseta y empecé a subir, y de repente Castle se separó siseando.
-¿Qué pasa?
-No, no es nada-dijo agarrándose el costado.
-Déjame verlo.
-Kate no…
-Acércate vale-y se acercó, le levanté despacio la camiseta con miedo a hacerle daño pero sobre todo con miedo a ver lo que me iba a encontrar. Cuando conseguí quitarle la camiseta por encima de la cabeza bajé la mirada y cuando le miré el torso me quede impresionada-joder Castle que te han hecho.
-Parece peor de lo que es, no tenían saco de boxeo y me usaron a mí-dijo con una sonrisa en la cara que me entraron ganas de borrarle.
-Castle no bromees vale, tienes que tener alguna costilla rota, dios te das cuenta de los moratones que tienes, esos cabrones me la van a pagar.
-Sh Kate tranquila vale-dijo besándome la mejilla-ya te he dicho que estoy bien.
-Pero…-no pude terminar ya que se abrió la puerta de repente y apareció Bracken justo delante de mí, me tensé enseguida, tenía unas ganas tremendas de partirle la cara.
-Ups interrumpo-dijo con una sonrisa en la cara.
Castle también se tensó y ambos nos levantamos desafiantes, pero Castle se colocó delante de mí haciendo de escudo, me puso nerviosa que hiciera eso, iba ser complicado sacarlo con vida de allí.
POV JORDAN
Joder habíamos llegado a un callejón sin salida nunca mejor dicho, el transmisor de seguimiento nos había llevado a un callejón, donde según los chicos fue donde habían matado a la madre de Kate. Cuando llegamos temimos encontrárnosla muerta en el mismo sitio en donde todo empezó. Pero gracias a dios no había ningún cuerpo, eso sí encontramos el transmisor allí tirado roto, y sangre en el suelo, seguramente de Kate. El trasmisor seguramente se cayó durante la pelea. Había muy poca sangre, así que aun no estando seguros de que no estuviera muerta por lo menos sabíamos que de allí había salido viva. Estaba allí todos los de la científica para ver si encontrábamos algo que nos llevara hacia donde se encontraba ahora. Sabíamos lo lista que era Kate y lo fuerte que era así bueno teníamos esperanzas de que pudiera sobrevivir, pero no dependía solo de ella, dependía de nosotros teníamos que ayudarla como fuera. No sabía hasta donde nos llevarían las cosas pero ninguno íbamos a quedarnos de brazo cruzados.
CONTINUARÁ…
El lunes más. No me matéis sé que querías verlos ya sanos y salvo pero como bien dijo Castle en el capítulo final de la sexta temporada “Quizá es una señal. Una señal de que lo nuestro es una gran historia de amor. ¿Por que qué es una gran historia de amor sin obstáculos que superar? Todos los cuentos de hadas los tienen, terribles pruebas que solo los que lo merecen superan. Pero no puedes rendirte. Ese es el trato. Si queremos un final feliz no podemos rendirnos”. Así que tendrá que pasar por mucho para que su relación se afiance y consigan su siempre, las cosas nunca son fáciles.

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:11 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.