Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Jue Abr 21, 2016 1:13 am

Poco a poco rick se ira abriendo a Kate, se ve que esta chica se esta enamorando muy rápido!! me gusta!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Jue Abr 21, 2016 4:00 am

simplemente ahhhhhhhhhhhhhhh...sigue pronto....que gran historia Clap Clap Clap Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 21, 2016 8:50 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo que espero que os ayude a olvidar un poquito la mala semana que llevamos y que os ayude a sobrellevar el fin de semana hasta el lunes que vuelva a publicar.
Mañana es el día del libro y para mí es un honor por que me encanta leer y mucho más desde que empecé esta aventura de escribir que pensé que no me iba a llevar a ningún lado y ahora no puede darme más felicidad. Gracias a todos por participar de esto que me ayuda a desfogar mi imaginación.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV RICK
Llegue en apenas unos minutos a casa todavía sintiendo sobre mis labios su suave piel. Siento que me estoy volviendo loco, que cuando estoy cerca de ella hago cosas que nunca haría con nadie más, que me siento libre, me siento valiente para hacer cosas que normalmente no tendría narices de hacer.
Llegue, aparque el coche y me baje tomando con fuerza aire, el frío aire mañanero. Quise quedarme un rato tomando el aire, disfrutando un poco más de este tiempo pero una voz me sacó de mi letargo.
-Rick…-cuando me giré me encontré con mi madre que tenía cara de preocupada. Antes de poder decir nada sentí como me abrazaba con fuerza.
-¿Ha pasado algo?
-No…solo…estaba preocupada por ti.
-Pero te avise…
-Ya pero hacía tanto que no…
-Mama soy ya mayorcito, ya te avise no puedo hacer nada más.
-¿Bebiste?
-Si lo hice y por eso me quede allí, fui responsable.
-Está bien lo siento. Soy tu madre es normal que este preocupada. Pero me alegro de que estés bien y hayas tomado esa buena decisión.
-Gracias.
-Entonces… ¿Qué tal la noche?
-Muy bien la verdad-dije sin poder quitar la sonrisa que me surgía cada vez que pensaba en ella.
-Oh ya veo que más que bien. ¿Y esa ropa?
-Oh…me la dejaron para estar más a gusto para dormir.
-Am…muy bien.
-Anda será mejor que lo dejemos tengo que seguir con la casa de Alex quiero que este perfecta para cuando venga.
-Seguro que estará perfecta. Te espero para comer.
-Mama no creo que…
-Tu padre no esta, está en una reunión.
-Oh…como no. Bien en cuanto pueda vengo y como contigo.
-Perfecto-dijo besándome en la mejilla antes de salir de nuevo hacia el interior.
Entré en casa y tras coger una botella de agua y todo lo que necesitaba me puse manos a la obra para poder acabar cuanto antes. Estuve horas acabando la casa haciéndola completamente habitable. Estaba agotado cuando mi madre vino a por mí.
A pesar de que quería acabarla decidí que me iba a venir bien parar un poco y comer mientras esperaba a ver si Kate finalmente podía o no venir, aunque esperaba que si lo hiciera.
Nos sentamos solos en la mesa para comer una lasaña que mi madre había preparado para mí porque sabía que era mi plato preferido. Nos sentamos en silencio durante unos minutos hasta que mi madre decidió acabar con ese maravilloso silencio.
-Entonces…anoche… ¿estuviste con alguien?
-Mama…
-Vamos solo quiero saber si estabas en buena compañía.
-Estaba en muy buena compañía.
-La definición de buena compañía es mía o tuya.
-Madre…te aseguro que estaba bien, y que era buena compañía ¿ok?
-Vale…vale te creo. ¿Disfrutaste?
-Si.
-Me alegro. Solo quiero que estés bien.
-Lo estoy…
-La verdad es que te veo mejor estos días y no sabes lo contenta que me pone eso. Estaba muy preocupada por ti cariño y ahora solo quiero que puedas volver a vivir.
-En ello estoy.
-Me alegro. ¿Y Alex? ¿Sabes algo de él?
-No desde ayer por la mañana. Me llamo para decirme que iba al zoo. Tengo ganas de verlo, no creo que pueda esperar una semana más.
-Oh…si decides ir avísame, me gustaría que le llevaras una cosa que le he comprado. En cuanto lo vi pensé en él.
-Me alegro madre de que le hayas dado una oportunidad.
-No sé porque no se lo había dado antes, fui muy egoísta tenía que haber sido más fuerte, por ti y por él.
-Todos estábamos perdidos después de…-dije dejando de comer de repente se me había quietado todo el apetito-creo que será mejor que me vaya a acabar la casa. Tengo que pintarla y aún no he decidido que color elegir.
-Es una casita del árbol, da igual que color. A Alex solo le importará que hayas cumplido su promesa y que la disfrutes con él.
-Tienes razón. Gracias madre por la comida, estaba buenísima-digo besándola en la mejilla y saliendo de nuevo al exterior para centrarme en algo productivo para dejar de pensar en ella, para dejar de ponerme nervioso solo de pensar si iba o no a venir y por supuesto para dejar atrás ese pasado que me atormentaba cada día sin dejarme vivir.
Abrí dos o tres botes de pintura que había comprado e hice varias pruebas para ver como quedaba pero no conseguía decidirme por una. Estaba ya frustrado porque no conseguía sacar nada en claro, y quería al menos darle una mano antes de que empezara a anochecer. Y ahí estaba yo con mi dilema cuando dio señales de vida.
-Creo que el rojo me gusta-dice con esa voz suya tan sexy. Cuando me giró la veo con ropa vieja lista para la faena y con una sonrisa en la cara.
-¿No crees que es demasiado?
-No, me gusta. Creo que llama la atención lo gusto.
-Bueno, ¿pues si estas tan segura?-digo entregándole la brocha para que empezara.
-Bueno ahora tengo dudas.
-¿Dudas?
-Si…no sé…creo que necesito otra prueba-dice y de repente siento como la brocha esta sobre mi cara manchándome toda la cara de pintura roja. Me costó reaccionar pero enseguida cogí otra brocha y la llene de la primera pintura que encontré y salí corriendo detrás de ella mientras que chillaba como una loca.
-Por favor, Rick no-dice mirándome como solo ella sabe mirarme intentando convencerme de que no lo haga cuando la tengo atrapada contra un árbol, cuando ya no puede huir más pero me quedo embobado con su mirada y cuando me doy cuenta tengo el pincel que llevaba en mi mano sobre mi mejilla manchándome de nuevo esta vez de color azul.
-Serás…-dije mientras ella no dejaba de reír contagiándome a mí. Mientras le hago una marca desde su magnífica frente hasta cerca muy cerca de sus labios pero antes de llegar a manchárselos me quedo fijamente mirándolos y perdiendo la oportunidad.
-Hey ¿Estás bien?-dice Kate al ver que me pongo serio.
-Si…hacía tanto que no me reía tanto…y gracias a ti y a Alex yo…no dejo de sonreír. Gracias-le digo con la mayor sinceridad posible y veo que es ella la que se pone ahora seria y se tensa un poco aún entre mis brazos. Y entonces, en ese preciso momento y sin esperarlo siento como posa sus labios sobre los míos, y ahora más que nunca agradezco no haberlos manchado de pintura porque así puedo sentir cada suave parte de sus labios sobre los míos como si fueran de seda. Los junta sobre los míos y siento algo que nunca antes había sentido, me siento como ido…me siento como en una montaña de emociones, de emociones que no sabía ni si quiera que podía llegar a sentir. Pero de repente se separa sin dejar de mirarme a los ojos y…
-Lo siento…siento…-pero no la dejo acabar, no quiero que lo sienta no cuando es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo, no cuando gracias a ella estoy empezando a sentir, estoy empezando a vivir, no cuando lo que quiero ahora es besarla una y otra vez y no parar nunca más, así que lo hago. La beso cogiéndola esta vez a ella de sorpresa pero enseguida siento su entusiasmo en el beso, su fuerza, su dulzura, la siento a ella entera en un magnifico beso que tiene que acabar porque mis pulmones y los suyos arden en buscan de un poco de aire, aunque a mí me da igual morir por un beso como este, por tenerla así un poco más.
Nos separamos un poco pero aún lo suficiente juntos para poder sentir el calor que desprende su cuerpo. Y nos miramos y ambos estamos sonriendo, una sonrisa tímida, una sonrisa que demuestra el temor que sentimos hacia lo que nos espera ahora pero también los aventureros que somos y las ganas que tenemos de meternos de lleno en todo esto…de descubrir hacia donde nos lleva. O eso al menos es lo que yo quiero pero ¿y ella?
-Kate yo…
-Está bien-dice sonriendo y me muero con su sonrisa, y quiero explicarle mis miedos, mis deseos, mis ganas de estar con ella pero entonces aparece alguien por detrás sobresaltándonos y haciéndonos que nos separáramos y entonces siento un frío helador sobre mi cuerpo, el frío que siento al perder el contacto con ella, de dejar de sentir su calor a mi lado.
-Hola ¿interrumpo?
-No madre-digo mirando al suelo porque siento que estoy todo sonrojado.
-No sabía que tenías visita si no hubiera traído una limonada para ella también pero ahora mismo voy…
-No gracias Martha estoy bien.
-OH bien. ¿Ya te has decidido por el color?
-Rojo…-digo al recordar la elección de Kate pero a la vez.
-Azul-dice Kate.
-Pero…-digo mirándola.
-Te queda mejor-dice riéndose y recuerdo como tengo que tener ahora mismo la cara toda pintada y vuelvo a sonrojarme.
-Bueno veo que aún no os habéis puesto de acuerdo-dice mi madre mirándonos y riéndose de nosotros.-Os dejo un rato pero os espero para la cena.
-Mama…-digo acercándome hacia ella porque no quiero cenar con mi padre y tampoco quiero hacer un espectáculo delante de Kate y mucho menos ahora.
-Cariño tenemos una invitada, tú invitada así que no puedes faltar.
-Pero…
-Ni peros ni nada. Se portará bien-dice besándome en la mejilla y largándose sin dejarme rechistar. Solo quería estar con Kate a solas toda la noche, quería hablar con ella, quería saber a dónde nos llevaba esto y en cambio tendría cenar familiar y con ella allí esto podía acabar muy pero que muy mal.
CONTINUARÁ…
Espero que al menos os alegro un rato Smile
Me ha encantado escribir este capítulo lleno de sentimientos y miedos. Y más ahora que todo esto está pasando, porque me ayuda a recordar los buenos momentos, porque veía Castle y con lo que me quiero quedar.
Gracias a todos por leer, espero vuestros comentarios y os deseo un buen fin de semana.
XXOO
#NoCastkettNoCastle
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Jue Abr 21, 2016 11:57 pm

que ricos.....

me encanta

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Abr 22, 2016 1:57 am

Como siempre genial!veremos como les va en la cena con la familia y que disfruten lo que se merecen!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Abr 22, 2016 7:47 am

Love Love Love Love Love Love Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb Thumb Love Love Love Love lo que ya no nos dan en la serie, lo tenemos en este fic...

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 24, 2016 9:10 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que estéis disfrutando de la historia de momento puedo decir que va a ser larga porque hay mucho que pasar y vivir en la historia y no puede ir demasiado rápido para no dejar nada atrás.
Gracias a todos por leer, comentar, twittear, en definitiva por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV RICK
No sabía qué hacer, no sabía cómo hacerlo para que todo saliera bien y sabía que esta cena no iba a ir bien y lo que es peor que terminaría afectando a esto que apenas está empezando entre Kate y yo…si es que finalmente llega a buen puerto.
-Rick… ¿Estas bien?-dice agarrándome por el brazo con delicadeza y subiendo y bajando su mano por él, ¿Era eso una caricia? Hacía tanto que no recibía una que casi me olvido de cómo se siente.
-Si-le miento aunque sé que no puedo engañarla se lo noto en la mirada.
-Rick te prometo que todo va a ir bien.
-No lo sabes.
-Si no quieres…no hace falta que…
-No está bien. Estaré bien-digo sonriéndole intentándola mantenerla feliz, alejándola de las dudas, alejándole de lo que se que puede llegar a hacerle daño.
-Entonces…
-Entonces será mejor que nos demos prisa y le demos una primera mano antes de poder ir a cenar-digo y justo después de eso la beso suavemente en sus labios porque es lo que quiero porque es lo que necesito…sentir que al menos que con ella todo va bien. Veo que quiere decir algo pero el beso le ha tomado tan por sorpresa que solo puedo reír. Y yo le sonrío y le quito con mis dedos un poco de pintura que le cae por esa hermosa cara suya-¿Ya tienes claro el color?-digo sonriéndole y veo que me sonríe.
-Lo dejo a tu elección.
-Creo que podemos usar todos los colores.
-Rick esto va a parecer el arcoíris.
-¿Y que? Me gusta.
-¿En serio?
-Si tu empieza por ese lado pintándola de un color y yo empiezo por aquí con otro color. Estoy seguro de que quedara súper bien.
-Si tú lo dices-dice poniéndose a ello sin dejar de sonreír y eso es lo que hace que me centré en este instante, en pintar una casa para Alex, en estar con ella, en disfrutar de la vida y dejar para cuando llegue lo malo, tengo que disfrutar de lo bueno tengo que demostrarle esta otra parte de mí que no saco desde que…desde hace una eternidad, ahora ella saca esa parte de mí, ahora ella es la que hace que quiera vivir y para mantenerla a mi lado tiene que ver también mi parte buena, tiene que verla porque si no sé qué la perderé…tengo que empezar a vivir, tengo que empezar a sonreír, a disfrutar sin olvidar nada teniéndolo siempre en mi corazón pero siguiendo hacia adelante. Y si ella está cerca, si ella está a mi lado sé que lo conseguiré, sé que lo lograré.
Empecé a pintar por mi lado pero por mucho que lo intentaba, por mucho que intentaba poner de mi parte, ese temor seguí ahí y no me dejaba estar tranquilos lo que hacía que me retrasara un poco a la hora de pintar, quizás un poco era poco decir.
-¿Todavía sigues así?-dice Kate sobresaltándome apareciendo por mi espalda.
-¿Ya has acabado tú?-le digo sorprendido y ella asiente mientras mira mi trabajo si eso se puede llamar trabajo apenas había dado un par de brochazos en mi parte de la pared.
-Rick de verdad…
-Si…solo estoy algo cansado. Será mejor que lo dejemos tengo toda la semana para acabarla.
-Bien-dice poco convencida y para convencerla me levanto suelto la brocha y le agarro por la cintura para atraerla hacia mí para poder besarla.
La beso de forma suave, disfrutando de su tacto, de su cercanía, de sus suaves labios sobre los míos haciendo que mi piel se estremeciera como nunca antes lo había hecho, solo ella podía hacerme sentir así, solo ella podía hacerme olvidar todo lo malo.
-Me está empezando a gustar mucho esto de juntar nuestros labios.
-Sí parece que tienen muchas ganas de conocerse y reconocerse-digo haciéndola reír.
-Dios esto es una locura.
-Una hermosa locura-digo y ella sonríe y yo no puedo hacer otra cosa que sonreír con ella.
-Será mejor que nos vayamos tengo que ir a ducharme antes de la cena.
-Puedes ducharte en mi casa.
-¿Y ponerme otro chándal tuyo? No, me parece que no.
-Bien…pero podías traerte ropa cómoda para luego…
-Vas muy rapidito tú ¿no?
-Eres muy mal pensada. Solo pensaba en dormir abrazaditos.
-Si claro-dice riéndose y me encanta tanto oírla así que me hace feliz.
-¿Entonces tienes que irte?-digo poniendo cara de pena por tener que alejarme de ella.
-Antes de que te des cuentas estaré aquí.
-Esperemos que cuando acabe la cena sigas teniendo ganas de pasar tiempo conmigo.
-Rick…pase lo que pase no voy a querer dejar de estar contigo.
-¿Cómo puedes estar tan segura?
-Por qué creo que empiezo a conocerte. No estoy de acuerdo con todo lo que haces y ya lo sabes. Pero él saber porque lo haces, el poder hablar contigo hace que te entienda a pesar de que no esté de acuerdo con lo haces y eso lo hace más fácil para mí.
-Eres increíble.
-Tu sí que lo eres y ni si quiera tú lo sabes. Me voy pero espero que cuando vengas estés muy pero que muy guapo.
-¿No lo estoy normalmente?-digo haciéndola de nuevo reír mientras camina hacia la casa en busca de su coche y yo la sigo con la mirada hasta que desaparece de mi vida. Entonces limpio todo y recojo antes de irme a arreglar para ella, para nosotros. Porque a pesar de tener un mal presentimiento sobre esta cena sé que cuando acabe estaré con ella y por eso merece la pena todo lo que venga por el camino.
Me duche rápidamente y me arregle demasiado para una cena familiar pero quería estar a su altura y ella estaba siempre guapa se pusiera lo que se pusiera. Tras echarme un poco de mi colonia favorita baje y salí fuera para poder esperarla, para poder verla y estar solos antes de pasar al comedor para comer, para empezar mi mal trago de la mejor manera posible.
La noche estaba fría y empecé a sentir como los dedos de las manos empezaban a congelarse. Estaba a punto de entrar dentro para calentarme cuando escuche como su coche se acercaba por el camino de arena que llegaba a casa. Salí a su encuentro y en cuento me vio la vi sonreír. Se bajó del coche y pude verla y como no iba preciosa con un vestido azul por encima de la rodilla y una chaqueta de cuero que le daba un aspecto más casual. Iba con su cabello recogido en una coleta que dejaba al descubierto su cuello que tanto me atraía a morder.
-Hola. Estás muy guapo.
-Tú tampoco estás nada mal-le digo agarrándola por la cintura y atrayéndola hacia mí para poder besarla, para poder unir sus labios a los míos para poder disfrutar de la vida.
-Rick…vamos a llegar tarde.
-Me da igual…
-Anda vamos-dice riéndose mientras me empuja para separarme de ella y me agarra de la mano para llevarme hacia al interior.
Cuando llegamos al comedor mi madre ya tiene todo preparado y mi padre ya está allí pero apenas levanta la cabeza para saludar. Y yo me siento en mi silla enfrente de él y al lado de mi madre y de Kate. Me quiero centrar en la comida y pasar este mal trago lo más rápido posible.
-Entonces… ¿Alex viene el domingo?
-Si.
-¿Tendrás la casa ya acabada para ese día?
-Eso creo-digo sin ganas de hablar pero como agradecimiento a mi madre por querer hacerme la cena lo más amena posible, pero de repente parece que a otra persona no le pareció bien el tema y decidió cambiarlo por completo.
-Strike vendrá mañana a hablar con nosotros. Quiero que le dejes claro que vamos a ganar. Si él va seguro será mejor, no pueden verlo dudar cuando vaya a declarar-dice mi padre a Kate como si el resto ni si quiera estuviéramos.
-Si claro…le diré todo lo que llevamos hasta el momento-le contesto Kate algo incomoda por el tema cuando estábamos en una comida familiar pero para mi padre su vida solo era el trabajo y siguió con ello.
-No quiero que haya ninguna duda, no quiero que este caso se nos escape he confiado en ti y sé que vas a hacerlo bien si haces caso a lo que te he dicho-seguía y seguía y yo empezaba a impacientarme a cabrearme que solo hablara una y otra vez de los mismo. Mi madre tuvo que notarlo porque intento de nuevo encauzar la cena cambiando de tema.
-Podemos invitar a Alex a comer el domingo junto a Paula. ¿Crees que le gustara venir?
-Creo que…-pero no pude continuar cuando escuche como mi padre pasaba de nuestra conversación para volver a indicar una vez más a que Kate lo que tenía que hacer.
-Tienes que mirar muy bien que no haya ni un ápice de duda en su cuartada que no nos puedan atacar por ahí…si lo hacen estamos perdidos.
-Se acabó-dije levantándome enfadado-está bien que no te importemos ni una mierda pero al menos respeta la conversación, respétanos durante la menos estos minutos. Pero tú no puedes hacerlo, esto se acabó no pienso aguantar ni un minuto más en esta pantomima de cena, no pienso perder ni un solo minuto más con alguien al que no le importo nada-digo sentenciándolo todo y levantándome para irme lejos de allí, para alejarme de él para siempre.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí, por llegar hasta aquí y prometo no haceros esperas mucho, ya sabéis que mañana habrá un nuevo capítulo para ver como salen de esta. Sin duda Rick esta enfadado, ¿Podrá Kata calmarlo? Veremos a ver cómo les va en pareja.
XXOO
#NoCaskettNoCastle
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Dom Abr 24, 2016 11:04 pm

sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee Thumb Thumb Thumb Thumb Clap Clap Clap Love Love Clap Clap

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Abr 25, 2016 7:02 am

pobre rick con ese padre que tiene tan cabezon!! le toca a kate entrar en acción!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 25, 2016 9:21 pm

Buenos días, espero que os esté gustando la historia. Veremos cómo reacciona Kata a lo de la cena y cómo reacciona Rick a partir de ahí. Gracias a todos por leer y a disfrutar.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV KATE
Me quedé sorprendida por cómo había reaccionado Rick. Se le veía de verdad enfadado y sabía que esto podía pasar pero por mucho que lo imaginas…
Nos quedamos los tres en silencio sin saber que decir para bajar la tensión que había ahora en la mesa. De repente vi como Martha hacia un amago para levantarse pero me adelante a ella.
-Martha déjame ir a mí detrás de él. Creo que si voy yo estará más tranquilo.
-Está bien-dijo casi destrozada sabía que tenía muchas esperanzas puestas en esta cena, sé que quería que su marido y su hijo pusieran un poco de su parte para volver a intentar al menos ser una familia de nuevo.
Me levanté y salí al exterior buscándole pero no lo veía por los alrededores. Busque su coche y suspiré al ver que estaba allí, donde estaba cuando llegue. Al menos no había cogido el coche, lo que hace que queden pocos lugares para buscar y muchos más reducidos. Empiezo por el lugar más obvio, por el lugar que creo que esta si de verdad lo conozco como pienso y hacia allí me dirijo.
Anduve por aquel camino de arena hasta llegar a la zona del bosque donde hace apenas unas horas estábamos Rick y yo haciendo la casa para su sobrino. Estaba todo muy oscuro pero enseguida di con él. Estaba sentado en la base del árbol que sujetaba la hermosa casa que estaba haciendo con todo su amor para su sobrino. Me acerque despacio a él y me quede de cuclillas delante de él.
Tenía los ojos tapados con las manos y sin duda estaba llorando. Respiré hondo intentando aclarar mis ideas, intentando pensar en que decirle. Coloque mis manos sobre sus brazos tirando de ellos para poder mirarle a la cara. Y a pesar de la oscuridad que había podía ver el brillo de sus ojos.
-Lo siento.
-No tienes por qué sentirlo. Pero Rick…
-Sabía que iba a pasar, sabía que iba a ir mal por eso no quería que estuvieras…no quería…
-Rick ese es tu problema. Vas ya con esa negatividad a los todos los sitios y eso hace que no salgan las cosas bien. Ya vas con la disposición mala y así no se puede ir.
-Pero…
-Rick…dime que ha pasado…que es lo que ha hecho que termines explotando.
-¿Lo que? Mejor di que no. Ha pasado de mi madre, de Alex y de mí. Solo le importa el trabajo.
-Pero eso no es nada nuevo ¿no?
-Kate…
-¿Hay más?
-Kate…
-¿Qué?
-Es que no lo conoces. Su trabajo es lo que le importa.
-No lo creo…Rick dejo su trabajo tras…-no pude acabar.
-Nunca lo ha dejado, nunca. Ha utilizada a tantos antes que a ti. Se va apuntando victorias con gente nueva. Las utiliza para sus beneficios. Solos sois unos actores. Vais allí y hacéis lo que él dice. Nunca lo ha dejado nunca.
-Rick yo no soy como los otros. Lo admiro y agradezco su ayuda pero el juicio es mío, solamente mío y yo me ocupo de mis cosas. Yo sola. No necesito que nadie me diga nada ni me advierta de nada, soy mayorcita.
-Kate…
-No Rick…me gustas. Quiero que seas fuerte, quiero que sigas adelante…necesito que confíes en nosotros.
-Kate…
-No espera, siempre piensas que todo va a ir mal y por eso te va todo mal. A sí que antes de que esto llegue más lejos, ¿Crees que esto puede llegar a algo? ¿Crees que esto va a funcionar? Porque si no lo crees, si piensas desde ya que eso va a ir mal prefiero ahorrarme el dolor.
-Kate…no tienes ni idea.
-Si no me lo cuentas no puedo tenerla.
-No sé qué me pasa contigo, todo es distinto cuando estoy contigo. Es verdad que soy un pesimista pero no sé qué me pasa desde que te conozco no soy igual. No dejo de sonreír, soy feliz si estás cerca. Ni puedo ni quiero pensar que algo va a ir mal porque soy feliz, y quiero que esa felicidad dure. Kate de verdad que quiero luchar por esto, que es por lo único que estoy seguro de querer luchar. No me preguntes por qué, porque ni yo lo entiendo. No me malinterpretes pero esto es muy nuevo para mí y ha pasado todo muy rápido pero que tengas claro Kate que estoy seguro de luchar por ti, y por nosotros-dijo con lágrimas en los ojos y no pude resistirme más y le callé con un beso, lo besé con todas mis fuerzas.
Me separé de él con una sonrisa tan plena que casi dolía. Le limpié las lágrimas de los ojos me levante antes de ayudarle a él. Sabía que tenía que arreglar algunas cosas antes.
-Rick tienes que ir a ver a tu madre, está preocupada.
-Y decirle que…
-Lo que sientes. Ábrete a ella como lo haces a mí. Se merece que le seas sincero.
-¿Puede esperar a mañana? Estoy cansado.
-Tú sabrás. La verdad es que es tarde será mejor que me vaya a casa.
-Podrías quedarte-dice abrazándome y atrayéndome a su pecho con fuerza.
-Rick…
-Solo a dormir, por favor-dijo poniéndome esa carita que hacía que no pudiera negarle nada.
-Está bien-dije mordiéndome el labio nerviosa por no poder negarme a nada de lo que me pidiera. No sabía que me pasaba con él pero había algo que me tenía atrapada y creo que es esa mirada suya, esa mirada lleno de miedo, de esperanzas, de una fuerza sobrehumana que me tiene conquistada.
Nos cogimos de la mano y con nuestros dedos entrelazados recorrimos de nuevo el camino de arena hacia la casa. Cuando llegamos a la puerta vi allí a una Martha preocupada esperando saber algo de su hijo, del único hijo que le quedaba.
Le solté sin dejar de mirarle y él se separó de mí para ir hacia su madre. Decidí quedarme al margen, dejar a una madre con su hijo a solas para que ambos pudieran hablar y aclarar lo que necesitaran pero no hizo falta mucho.
En cuanto Rick llego donde Martha estaba no tuvieron que decir nada se fundieron en un fuerte abrazo con lo que ambos se dijeron lo que necesitaban saber, porque a veces un abrazo dice mucho más que mil palabras. En este momento me sentía orgullosa de él, de ver como estaba cambiando, de ver como luchaba por vivir, de cómo luchaba por volver a empezar.
Los observe durante unos segundos como se abrazaban, como lo que eran, una familia. Vi cómo se alejaban y Rick depositaba un beso en la mejilla de su madre justo antes de volver a envolverla entre sus brazos justo antes de partir de nuevo hacia donde me encontraba con una sonrisa en la cara y con algunas lágrimas en los ojos que enseguida me ocupe yo de eliminar.
-¿Estás bien?-le preguntó con ternura.
-Sí, gracias. Lo necesitaba-dice refiriéndose a ese hermoso abrazo que acaba de darse con su madre y no puedo dejar de sonreír porque sé ahora más que nunca que no me equivoque con él, es un gran hombre, una grandísima persona.
-Anda vámonos-dije al ver que casi se le cerraban los ojos.
Cuando llegamos a su habitación me quede mirando alrededor pero no podía dar con nada que me dijera algo más de él. Aparte de la cama solo tenía un pequeño escritorio y una pequeña estantería con un montón de libros. Por lo demás no había nada de nada.
-Cuando volví del hospital…quité todo y pinté la habitación de gris oscuro porque era como me sentía-dijo colocándose a mi espalda y abrazándome con fuerza haciéndome cerrar los ojos ante su contacto.-Quizás sea hora de cambiarla de nuevo-dice besándome en la base de mi cuello haciendo que me estremeciera ante su palabras, antes sus gestos…
-voy…-dije señalando la puerta que daba al baño. Me cambié rápidamente y cuando salí él ya se había cambiado. Nos cruzamos en la puerta del baño y Rick deja un beso en mi mejilla mientras pasa al baño. Yo me siento en la cama colocando mi espalda sobre la cabecera de la cama y vuelvo a mirar a mí alrededor. Solo los libros me dice algo de él, o podría. ¿Le gusta leer o es solo una decoración más? Pero luego pienso en lo que me dijo hace solo un momento y si fuera solo una decoración más no la tendría allí, tiene que significar algo para él, quizás algo que sobrevivió del antiguo Rick. De repente entró casi adormilado de nuevo y todo quedo apartado para otro momento.
-Estoy muy cansado-dice tumbándose en la cama dejando su cabeza sobre mis piernas y enseguida paso mis manos por su pelo masajeando su cabello y veo que eso hace efecto en él que empieza a cerrar los ojos.
-Ha sido un día muy largo, será mejor que descanse-le digo haciéndome a un lado para que pueda tumbarse a mi lado y enseguida me tumbo sobre su pecho para poder sentirlo.
-¿Sabes? Quizás te parezca raro pero nunca antes he dormido con una mujer. Y no, no me refiero a tener relaciones…ya me entiendes. Me refiero a dormir. Nunca he dormido con otra.
-Me alegro ser la primera-digo besándole suavemente los labios y colocándome sobre su costado. Rick apaga la luz y me atrae hacia el mucho más mientras deja un beso sobre mi cabeza.
-Yo también me alegro de que lo seas. Buenas noches Kate.
-Buenas noches Rick-digo sin poder dejar de sonreír porque me siento feliz, porque me hace feliz.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí y nos vemos el jueves con un nuevo capítulo. Disfruten del día.
XXXOO
Twitter: tamyalways
#NoCaskettNoCastle

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Abr 26, 2016 1:26 am

Por lo menos ya durmieron juntos aunque sin hacer nada de nada!! poco a poco rick se abrirá a kate y le contara su historia para lograr tener paz!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 27, 2016 10:03 pm

Buenos días, daros las gracias por estar ahí. Espero que la espera no haya sido muy larga Smile . Gracias de verdad por leer y molestaros en comentar.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV RICK
La música a tope, las ventanillas bajadas entrando el aire a borbotones en parte gracias a los 120 km por hora. Me encanta esta sensación disfruto de ella siempre con él. De repente esa imagen pasa a otra. Siento dolor por todo el cuerpo, apenas puedo mantener los ojos abiertos. El coche no está para nada como hace un rato, la música ha quedado silenciada, solo escucho algunos gritos pero no sé de quién ni de dónde vienen. Y entonces veo un movimiento por mi derecha. Veo como alguien aparece en mi visión e intenta sacar a Alex del coche, si Alex que se encuentra inconsciente no se mueve. Intento gritar, intento pedir ayuda pero no puedo y antes de darme cuenta cierro los ojos perdiendo de nuevo la conciencia.
Me despierto de golpe lleno en sudor una vez más. Y otra vez por culpa de ese maldito sueño. Lo he analizado miles de veces, pero nunca llego a entenderlo. Si es real… ¿Por qué Alex estaba a la derecha de mi visión? ¿Estaba en el lado del copiloto? Entonces, ¿Quién conducía? Siempre había pensado que solo era un sueño, porque no era lo que yo pensaba que había pasado, lo que me habían contado pero luego le daba vueltas y vueltas al sueño y no podía dejar de pensar en porque se repetía cada noche, en porque no podía dejar de pensar en ello.
-¿Estas bien?-escucho que me pregunta una voz a mi lado y al principio me sorprendo pero luego recuerdo que Kate se quedó a dormir conmigo y me abrazo a ella dejándome llevar por su tacto, por su suave piel y el calor de su cuerpo.
-Solo es…un sueño…-digo pensativo porque ni si quiera yo estoy seguro.
-Estás sudando.
-Quizás un sueño muy intenso-digo besándole suavemente en los labios para relajarla y ella se abraza a mí con fuerza y yo lo agradezco porque la necesito tanto que hasta me sorprendo yo mismo.
-Tengo que irme, tengo que cambiarme y ducharme antes de una reunión con tu padre.
-Aún es temprano-digo separándome rápidamente para mirarla a la cara-Quédate un rato más.
-Rick de verdad…
-¿Cómo puedo convencerte?, así…-dije besándola despacio, muy despacio disfrutando de sus labios, de su sabor, de la textura y delicadeza de sus labios sobre los míos. Coloque mis manos sobre su cintura atrayéndola más hacia mí y entonces fue cuando nuestras lenguas se juntaron para hacernos ver las estrellas, para hacer que corriera una electricidad entre ambos. Sin darme cuenta ya tengo mi mano por dentro de su camiseta y al sentir su piel casi me muero. Es tan suave su piel y esta tan caliente que siento que me quema al tacto.
Nos separamos despacio juntando nuestras frentes mientras intentamos recuperar la normalidad en nuestra respiración. Siento su mano en mi pelo masajeándomelo y cuando abro los ojos la veo allí con esa sonrisa que me vuelve completamente loco.
-Muy buen intento pero aun así…
-¿De verdad? Puedo volver a intentarlo-digo haciéndola reír.
-No me importaría, pero será mejor que lo dejemos para otro momento.
-Ok-digo resignado y de nuevo ahí está su risa que me envuelve en una nube de felicidad que hacía años de la que no podía disfrutar. Y entonces me oigo reír y me siento raro, y es por culpa de la falta de risa en mi vida, en una vida triste y sin alma con la que he estado metido durante los últimos cinco años. Pero ahora todo es distinto y yo me sorprendo pero ahora miro atrás y todo ese dolor, todo ese mundo triste y gris queda tan lejos.
La bese una más antes de dejarla levantarse mientras yo me quedaba mirando al techo sorprendido y agradecido por lo que me estaba pasando. Enseguida Kate llegó ya vestida de nuevo a la cama y me beso una vez más, un beso rápido de despedida pero yo no estaba dispuesto a despedirme ya y acabe tirando de ella haciéndola caer encima de mí. Entre risas volvimos a besarnos con desesperación.
-Dios Rick no me lo hagas más difícil.
-Pero es lo que quiero-digo besándole suavemente el cuello.
-Lo sé. Mira hacemos esto. Me dejas irme ahora y luego me tomo el descanso a la hora de comer y comemos juntos. Yo traigo la comida, ¿Ok?
-¿No podemos hacerlo todo?
-Rick-dice juguetona golpeándome en el brazo.
-Estas bien…está bien-digo dejándola ir.
La veo como se levanta, como coge todas sus cosas y hago un esfuerzo y me levanto para acompañarla al coche.
El frio mi hiela todo el cuerpo pero enseguida estamos en la puerta y ella mete sus cosas en el coche. Justo cuando se va a meter para irse la agarró del brazo y vuelvo a besarla porque no puedo dejar de hacerlo.
-Nos vemos en un rato.
-Ok-y la dejo ir sin dejar de mirarla ni un solo segundo hasta que las luces del coche desaparece en una de las curvas del camino. Entonces vuelvo al interior pero sabiendo que ya no voy a poder pegar ojo, recordando su tacto, sus labios y recordando una vez ese maldito sueño que noche tras noche me descoloca. Veo como el sol empieza a salir más allá de las montañas y decido que lo mejor será desayunar pronto y empezar el día cuanto antes.
Iba camino hacia la cocina cuando me encontré con la mirada de mi madre. No hacía falta que dijera nada para saber que había visto como Kate se iba a estas horas y como me había despedido de ella. Pase de largo y me metí en la cocina en busca de un buen café y ella me siguió de cerca.
-¿Has pasado buena noche?
-Si-digo cortante para que no siga preguntando pero en ella es imposible.
-Kate y tu…
-Madre.
-¿Qué? Me alegro de verdad. Esa chica se ve que es buena y para ti aún más.
-¿Cómo estas tan segura?-pregunto con miedo.
-Porque te veo feliz cada vez que te veo con ella. Porque sabe calmarte en los malos momentos. Porque no dejas de sonreír en los últimos días y sé que es todo por su culpa. Así que si me gusta para ti.
-Si…supongo que me hace feliz.
-Me alegro cariño. Y no la cagues.
-Gracias por tu confianza-digo cínicamente.
-Cariño sé que tú también puedes hacerle muy feliz. Sé que ella es muy afortunada por tenerte, te conozco hijo. Por eso lo digo. No seas negativo, deja de lado lo malo cuando estés con ella y por supuesto…no metas a tu padre en la relación.
-¿Qué quieres decir?
-Kate es una empleada de tu padre, tendrá que pasar tiempo con él, a Kate le gusta la parte de tu padre que tu detestad. Por eso mismo te digo que no dejes que ese rencor que sientes por él te afecte con Kate.
-Él no puede hacer nada que me afecte a mi relación con Kate. No pienso dejarlo.
-No es algo que tu padre pueda hacer Rick. Es algo que tú puedas hacerte a ti mismo. No sé porque tienes tanto rencor por él y eres tú el que te haces daño con ese rencor no tu padre Rick.
-Madre-dije empezando a enfadarme.
-Vale lo dejo. Pero creo que deberías poner de tu parte con tu padre.
-¿Y él?
-Él quiere poner de su parte, de verdad que quiere. Solo tiene miedo a tu reacción Rick. Lo que tu padre ha hecho en esta vida ha sido para no perderte aunque quizás al final haya hecho lo contrario. Él te quiere y sé que tú también le quieres. Solo te pido que le des un respiro ¿Si?
-Tengo cosas que hacer-digo dándole un beso para poder huir de aquella conversación pero mi madre no iba a dejar que lo hiciera con tanta facilidad.
-Cariño…
-Lo intentaré ¿vale?
-Me vale. Te prometo que en la comida del domingo con Paula y Alex estará. Él también quiere poner de su parte.
-Prefiero que ponga de su parte por Alex que por mí. Así que si viene será un buen paso aunque de verdad lo dudo que finalmente venga. Adiós madre-digo dejando un beso en su mejilla antes de irme porque me duele hablar de mi padre, porque yo un día no hace tanto lo admiré tanto como Kate lo hace en este instante pero ahora…ahora todo ha cambiado, todos hemos cambiado.

CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y espero que os haya gustado, mañana más ¿Y mejor? Eso ya lo diréis vosotros.
Por cierto contestando a tu pregunta writerboy35 Rick tendrá unos 22 años y Kate unos 23 o así. Espero que te sirva la respuesta Smile
Gracias a todos y espero vuestros comentarios.
XXOO
#NoCaskettNoCastle
Twitter: tamyalwayas

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 28, 2016 8:44 pm

Buenos días y muchas gracias por estar ahí. Quiero agradecer como siempre vuestros comentarios porque no sabéis lo que me ayudan para seguir escribiendo. Gracias y espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14
POV KATE
No podía dejar de mirar el reloj. Me encantaba mi trabajo y por supuesto estar con Alexander Castle era un sueño para mí desde que supe que quería ser en mi vida pero…hoy era distinto, hoy necesitaba salir de aquí, necesitaba que pasara el tiempo para poder volver a verlo. No sé qué es lo que me pasa pero no puedo evitarlo, quiero estar con él.
Alexander no paraba de hablar y yo no podía seguir con la conversación solo podía pensar en los labios de Rick sobre los míos y en la necesidad que tenía de besarlo, abrazarlo y porque no llegar más lejos todo lo lejos que pudiéramos.
Había traído un poco de la comida que mi madre había hecho ayer para comer. Todas las sobras que siempre me traía para poder comer durante la semana. No era buena cocinera y no quería que le sentara mal la comida al menos podría comer algo bueno. ¡Dios! Que me estaba pasando, no puedo dejar de pensar en él, nunca antes había pensado en alguien tanto.
-Kate consigo algo para comer y seguimos ¿Te parece bien?
-Lo siento pero tengo planes. ¿Me tomo un par de horas y volvemos con esto?
-Oh…claro. En un par de horas.
-Gracias-digo levantándome y saliendo al exterior.
Me dirijo al coche y saco la cesta con la comida y me dirijo hacia donde Rick suponía que estaba, realizando la casita para su sobrino. Y no me confundí. Allí estaba como había supuesto con la brocha en la mano terminando de darle una última pasada. Tenía mis dudas cuando dijo que quería usar todos los colores pero la verdad es que estaba quedando muy chula.
Me acerco despacio hacia él disfrutando de cómo está cantando completamente concentrado en pintar sin darse cuenta de que tiene público. No puedo dejar de estar feliz cuando lo veo así tan tranquilo, tan distinto de cuando lo conocí. Decido hacerme notar y empiezo a aplaudir como una loca y a gritar.
-Bravo, bravo…bravísimo-digo sin parar de reírme mientras él se gira sorprendido y veo que se ha sonrojado.
-Ya… ¿Qué hora es?
-La hora de comer-digo acercándome a él y envolviendo mis brazos a su cintura dejando un beso en sus labios que al principio lo toma por sorpresa pero enseguida me respondió con muchas ganas dejándome completamente loca.
-Dios puedes venir a llamarme para comer así todos los días-dice con una sonrisa de pillo y yo le golpeó en el brazo de forma amistosa-me lavo las manos y comemos-dice señalando la cesta que aún tengo en mis manos.
Lo pierdo de vista durante unos segundos y aprovecho para sacar una mantita y tenderla a los pies de la casa dejando la cesta encima. Estoy en ello cuando siento como Rick me abraza por la espalda y deja un beso en mi cuello.
-¿Qué me has preparado?
-En realidad…es comida de mi madre.
-Oh… ¿De tu madre?
-Si tienes que sentirte afortunado, ninguno de mis novios anteriores llego a probar su comida.
-¿Novios?
-Bueno lo que sea que quieras llamarlo-dije nerviosa hasta que me di cuenta de que estaba disfrutando con mi nerviosismo-muy gracioso, que sepas que es la mejor comida que has probado en tu vida.
-Mira que me gusta la comida cara.
-Nada que ver con esto-digo sentándome en la manta y empezando a sacar la comida de mi madre. Rick se sentó a mi lado tan cerca que nuestra piernas se rozaban en todo momento. Se metió un trozo en la boca y lo vi cerrar los ojos mientras lo saboreaba.
-Sin duda esto esta increíble. Dale mis felicitaciones a tu madre.
-Mejor no.
-¿Por qué?
-Porque entonces tendré que presentarte.
-¿Y eso es malo? Tú conoces a mi familia.
-Pero es distinto. No los conozco como tu pareja. Si mi madre se entera que estamos juntos me comerá la cabeza todo el tiempo hasta que te conozca. Puede ser muy pesada con ese tema-dije en tono de broma pero vi como él no tenía buena cara, ¿le había molestado que no quisiera aun presentarle a mi madre?-Rick si quieres…yo lo hago porque…
-No está bien, es bueno ir despacio-dice con una sonrisa pero se cuándo me está mintiendo y sé que en este momento lo está haciendo, no le ha sentado bien esta conversación así que será mejor dejarla atrás. Como no sabía que decir, decidí quedarme en silencio mientras disfrutamos de la buena comida de mi madre.
Cuando pasó un buen rato y ya no podía más vi que ambos seguíamos serios sin decir nada y pensaba que me había cargado la magia por hablar tonterías, de las cuales era demasiado pronto para hablarlas, dios hace solo un día que esto es real, hace solo una semana que nos conocemos. Todo demasiado rápido, quizás esa sea la perdición para esto que apenas está comenzando.
De repente siento las manos de Rick sobre mis hombros masajeándomelos y siento como me relajo, como parece que todo puede ir bien. Lo siento en mi espalda y me abraza por el estómago.
-¿Estás bien?
-Si tú lo estas lo estoy-digo girándome quedando enfrente de él y siento como me abraza y tira de mi para quedar encima de él. Me abrazo a su cuello y cierro los ojos dejándome llevar por su contacto, por su piel junto la mía y por su aliento sobre mi cuello haciéndome cosquillas.
-Estamos bien-dice separándose de mí y mirándome a los ojos con una sonrisa y yo le devuelvo la sonrisa y ya no puedo esperar más y lo beso con fuerza, con desesperación, con esa pasión del principio, con esas ganas que siento al tenerlo cerca, al sentirlo cerca.
Todo se estaba calentando tanto que cuando sentí sus manos por debajo de mi camiseta, solo sobre mi cintura sin moverlas de allí me subió un calor infernal por todo el cuerpo. Si me sentía así solo por sentir su piel sobre mi piel ¿Cómo podía sentirme cuando lo sienta dentro de mí? ¿Cómo me sentiré cuando lleguemos más lejos? No sé cuándo llegara ese momento pero en momentos como este me parece imposible esperar, me parece imposible aguantar mucho más.
-Será mejor que paremos-digo alejándome un poco, completamente acalorada y siento como mi pecho me quema de deseo.
-Por qué, ¿no quieres hacer un espectáculo?-dice sonriendo mientras me besa el hombro haciéndome suspirar.
-Rick para ¿vale? No es buen momento ni el mejor lugar. Además me tengo que ir-digo señalándole con mis manos donde estamos.
-Tienes razón-dice pero de repente me besa volviéndome a hacer suspirar-ya te puedes ir tranquila-dice con esa cara de pillo que me vuelve completamente loca.
-Esta noche…podemos quedar-digo tranquilamente para no parecer completamente desesperada que es como de verdad me siento.
-¿Quedar? ¿Para qué?-dice intentando picarme y yo le golpeó el brazo en tono de broma haciéndole reír.
-Déjalo si no quieres quedar perfecto. Puedo hacer otra cosa, quizás quede con una amiga y salgamos…-pero no me dejo acabar me puso el dedo para taparme la boca.
-Acepto la quedada-dice muy serio haciéndome reír a carcajadas.- ¿Qué?, no te rías ¿vale?-dice casi enojado y yo no puedo dejar de reír.
-Vale, vale ya paro-digo al verlo serio-¿Entonces…?
-¿Te quedas a dormir?
-No…
-¿No?
-No, aquí en tu casa no. Están tus padres…no pienso hacerlo en casa de tus padres.
-¿Y quién ha dicho nada de hacerlo?-dice moviendo las cejas de forma pícara.
-Bueno da igual. Hoy toca mi casa. Podemos salir a tomar algo y luego pues a dormir.
-A dormir…-dice riéndose y yo vuelvo a golpearlo.
-Déjalo ¿vale?
-Bien, lo que tú digas. ¿Ahora que vas a hacer?
-Tengo que volver a trabajar.
-¿A trabajar? no podemos irnos ya.
-Rick…-dije riñéndole.
-Bueno esperare. Te prometo que esta noche va a ser increíble.
-¿Para ti?-digo bromeando.
-Para los dos-dice serio y me besa y dios me muero por sentir sus labios sobre los míos, por sentirlo tan cerca.
-Tengo que irme-digo con todo mi pesar.
-Está bien. Nos vemos luego.
-Nos vemos luego-digo levantándome y dándole un último beso antes de irme.
Voy todo el camino de vuelta pensando en él, en sus besos, en su tacto. Pienso en él, pienso en lo bien que me siento con él y siento que hoy no es el momento perfecto para trabajar. Hoy solo era el momento para disfrutar de él, para disfrutar de este buen momento. Y solo pensar que hace solo una semana le decía a mi madre que no quería saber nada de los hombres porque queráis centrarme en mi trabajo y ahora…ahora estoy cegada por él, cegada por lo que siento por él. No se ponerle palabras a lo que siento, solo puedo demostrarlo con mis hechos y ahora mismo estoy demostrando que de verdad me importa y que pienso luchar por él y por nosotros. Voy a luchar porque salga bien, pase lo que pase nadie va a poder echarme nada en cara por no darlo todo. Voy a darlo todo porque lo necesito, porque es lo quiero. Con este pensamiento me metí en la casa de Rick intentando concentrarme en el trabajo, aunque solo sea por un rato tengo que olvidarme de él tengo que dejarlo a un lado para poderme centrarme en lo que tengo entre manos.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí y gracias por vuestro apoyo siempre.
Que paséis un buen fin de semana y nos vemos el lunes con estos dos de nuevo juntos.
XXOO
#NoCaskettNoCastle
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 01, 2016 8:41 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os guste y daros las gracias por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Estaba nervioso, quería hacerlo con ella, quería hacerlo todo con ella esa era la verdad. Pero luego pensaba en la última vez que tuve relaciones con otra chica y ya casi ni me acuerdo. Solo recuerdo el día pero ni si quiera recuerdo su nombre. Recuerdo el día porque ese día cambio mi vida para siempre, recuerdo estar en esa fiesta y recuerdo a una chica, un baño juntos…pero poco más. De eso hace ya cinco años.
En estos cinco años no había otra, simplemente no tenía ganas de vivir como para querer tener relaciones sexuales con alguien. Solo quería que fueran pasando los días con el mayor dolor posible para todos los que me rodeaban. Hasta hace un par de años cuando Alex entró en mi vida, más bien cuando lo deje entrar. Y ahora, después de tanto tiempo sin sentir nada llega Kate y me vuelve completamente loco, me saca de mi confort y ahora no sé cómo actuar. La deseo, quiero estar con ella pero tengo miedo, miedo de cagarla, miedo de no hacerlo bien.
Quería está a la altura, pero es que hace una eternidad desde que no lo hacía y luego estaba el que no sé si en ese momento lo hacía bien o no, me daba igual las chicas solo lo hacía para que Alex se sintiera orgulloso de mi, solo buscaba siempre su aprobación. Pero ahora lo que de verdad me importa es Kate, solo ella y solo pensar en que ella disfrute, en que ella este bien hace que tenga miedo, casi pánico y sé que si me centro en eso para nada voy a poder disfrutarlo, aunque me da igual si ella está bien.
Me miró al espejo por última vez y salgo camino hacia su casa. Hemos quedado allí para cenar y después ya se verá lo que se hace, tenía que dejar de pensar en ello o todo irá fatal.
Cogí el coche y antes de darme cuenta ya estaba en la puerta de su casa, pero no quería presentarme allí sin nada así que aparque el coche y me di una vuelta buscando por su barrio hasta que encontré una floristería no muy lejana. Le cogí un ramo de flores y después compre un botella de vino en una tienda que aún estaba abierta y me dirigí nervioso hacia la puerta de su casa.
Estaba cagado eso era la verdad, pero también estaba ansioso y no por hacerlo, no por el deseo que sentía cuando estaba con ella si no porque cuando la veía no podía dejar de sonreír, era feliz a su lado.
Me pase las manos por el pelo todo nervioso y haciendo algo de malabarismo para no caer nada, y tras coger todo el aire y soltarlo despacio un par de veces, golpee la puerta y espere a que ella hiciera acto de presencia. Estaba empezando a ponerme aún más nervioso cuando de repente se abrió la puerta.
-Hola-dice recibiendo en pijama, si en pijama. Yo preparando para estar guapo, para esta a su altura y ella aparece en pijama y aun así siento que no le llego ni a la suela del zapato. Ahí está con un pijama y el pelo recogido en una coleta, la cara recién lavada y es la mujer más guapa del mundo. -¿Te ha comido la lengua el gato?
-¿Eng?-digo al no entenderla porque estaba tan embobado con su belleza que ni me había dado cuenta de que me estaba hablando.
-Nada anda pasa-dice sonriendo al verme desconcertado.
-He traído esto, no sabía si…
-Son muy bonitas, gracias-dice dándome un beso en la mejilla cogiendo las flores y poniéndolas en un jarrón con agua-deja la botella ahí, o mejor ábrela para que se vaya asentando.
-Ok-dije nervioso abriendo la botella.
-¿Ya?-me pregunta y asiento con la cabeza por miedo a que no me salieran las palabras-pues ven siéntate aquí conmigo un rato, aun es temprano para la cena le quedan unos minutos.
-¿Estás haciendo algo?
-Sí, pero no tengas muchas esperanzas en que este bueno. Por mucho que mi madre se preocupaba de que aprenda algo de cocina no hay remedio no consigo ni hacer algo la mitad de bueno que ella.
-Seguro que está bien-digo sentándome a su lado y enseguida Kate se acerca y me besa despacio, con delicadeza como una leve caricia con sus suaves labios.
-Estás muy guapo.
-Me he puesto así para ti-digo sonriendo y ella empieza a reírse y sin darse cuenta me está ayudando a relajarme, me siento como si fuera algo natural, como si lleváramos juntos toda una vida.
-¿Ya has acabado la casa?
-Sí, quiero hacerle un banquito para sentarse y hacerle algunas cosas para meter sus juguetes pero por lo demás está acabado.
-Es muy importante para ti ¿verdad?
-Si lo es-me quede pensativo y sin darme cuenta estaba contándole algo que no le había contado nunca a nadie.-Solo hace dos años que…que está en mi vida por así decirlo. Los otros tres años de su vida lo había visto un par de veces y sin interés como ahora lo hace mi padre. Me dolía verlo porque veía a su padre en él, no sabes cuánto se parece-digo soltando una sonrisa irónica-un día me encontré a Paula y me contó una historia que me marcó. Me marcó de tal forma que ya no he podido ni quiero volver a separarme de él durante demasiado tiempo. Un mes después…después de que mi hermano muriera, un mes exacto después nació Alex Junior… ¿sabes que paso ese mismo día, en ese mismo momento?
-No-dice interesada por lo que le estaba contando.
-Ese mismo día, en ese instante en que el vino al mundo…yo volvía a la vida. Desperté del coma justo un mes después del accidente, justo cuando Alex estaba naciendo. Te parecerá una tontería pero pienso que estamos conectados, es que como si nos uniera algo más que el parentesco. A veces pienso que fue una señal de mi hermano para que cuidara de su hijo. Por eso cuando Paula me lo contó…no pude evitar acercarme a él y en cuanto lo conocí me quede prendado de él, es un gran chico. Creerás que estoy loco…pero es…es algo mágico.
-No creo que lo estés. Entiendo lo que quieres decir-dice abrazándome y yo le devuelvo el abrazo.
-Ese día…ese día Paula me saco un poco de ese pozo…ese día empecé de nuevo a ver la luz. Y tú Kate…tú me has sacado ya de ese abismo por completo-digo mirándole a los ojos sintiendo como estos se me humedecen de la emoción.
-Rick yo no he hecho nada.
-Sí, sí que lo has hecho.
-No Rick, yo no he hecho nada. Has sido tú solo, por mucho que hubiera intentado hacer algo si tú no hubieras querido no hubiera podido sacarte de allí. Tienes ganas de luchar y eso es gracias a ti. Eres mucho más fuerte de lo que piensas.
-No lo sé, me gustaría creerlo pero no lo sé.
-Has pasado por demasiado ya es hora de que todo te vaya bien, ya es hora de que seas feliz Rick.
-Ya lo soy-digo atrayéndola hacia mi quedándola sobre mí, sentada sobre mis piernas y besándola con ganas, con todas las ganas del mundo.
La beso sin poder dejar de hacerlo. Siento como la pasión, las ganas de estar con ella, la electricidad que me corre por mi cuerpo cuando siento su piel, me llenan el cuerpo por completo y hacen que me sienta con ganas y con fuerzas de poder hacer lo que de verdad quiero hacer que estar con ella en todos los sentidos.
-Ten un poco de paciencia conmigo-le digo tragando saliva y la veo sonreír mientras acerca de nuevo su boca a la mía pero justo cuando voy a sentir sus labios sobre los míos gira la cara acercando su boca a mi oído y allí me susurra.
-Solo déjate llevar…-dice susurrando y siento como un escalofrío me recorre todo el cuerpo y ahora sé que aunque quiera ya no puedo parar, no cuando siento su boca en mi cuello, no cuando siento mis manos en su estómago no cuando la miro a los ojos y siento que ya estamos unidos, no cuando la beso y siento su lengua jugar con la mía con una gran sintonía, una sintonía mágica, única. Y entonces hago lo que me pide y me dejo llevar.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir y leyendo y como siempre espero vuestros comentarios. Deciros que ya estoy escribiendo los últimos capítulos de la historia y estoy feliz por ella aunque habrá momentos muy duros por el camino.
Gracias a todos y nos vemos mañana con un nuevo capítulo que tendrá calificación M
XXOO
#NoCaskettNoCastle
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Dom Mayo 01, 2016 9:47 pm

los amo, son muy monos....

me encanta

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Mayo 02, 2016 12:18 am

Definitivamente rick va dejando sus miedos al lado de Kate, poco a poco le contara no solo una parte de la historia sino toda y esto le permitirá entenderlo un poco mas.
Ambos están deseando dar ese paso asi que de una vez se desahoguen y disfruten ese primer momento juntos

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 02, 2016 8:47 pm

Buenos días a todos, os dejo este nuevo capítulo os recuerdo que es rango M para el que no quiera leérselo puede pasar al siguiente, aunque se perderán un buen momento al final, deberían leer al menos eso. Gracias a todos por comentar, por leer, por twittear, simplemente por estar ahí y formar parte de esta pequeña locura.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 16
POV RICK
Me sentía en el cielo cuando las manos de Kate empezaron a levantarme la camiseta hasta sacármela por la cabeza. Estaba ansioso y muy nervioso, pero no quería que se me notara así que no deje de besarla en ningún momento.
-Rick…necesito que…que me ayudes con…-dijo señalando el botón de mi pantalón con el que llevaba ya un rato peleando. La levante lo justo para poder desabrocharme el pantalón y los deje caer hasta el suelo.
Vi cómo me miraba y me sentí cohibido por su mirada. Allí estaba yo solo con mi calzoncillos y mientras ella llevaba toda la ropa aún puesta. Me senté y ella se quedó de pie allí mirándome con una sonrisa entre tímida y de leona que va a atacar a su presa y eso me puso demasiado tanto que empecé a sentir como toda la sangre se me bajaba hacia a la misma parte. Tiré de ella haciéndola caer sobre mí y entre la pasión que sentía en este momento y sus palabras de dejarme llevar, deje atrás ese miedo a fallar y me puse manos a la obra para poder disfrutar de su contacto, de nuestra sintonía perfecta.
La deje caer sobre mis rodillas y la bese suavemente colocando mis manos sobre su cintura tirando de su camiseta con ellas hacia arriba hasta que la saque por su cabeza dejándome ver su torso desnudo, su precioso torso desnudo.
La miró y la veo sonreír y yo le devuelvo la sonrisa. Y beso de nuevos sus labios y voy pasando mi lengua por su cuerpo. Primero sus labios, sigo por cuello, su hombro hasta llegar justo donde empieza su sujetador. Entonces levanto la mirada y le miro pidiéndole permiso y ella sube mis manos desde su cintura hasta el broche de su sujetador y no sin dificultad consigo soltarlo y quitárselo sin quitar la mirada de sus ojos.
Después bajo mi boca hacia su pecho y siento como sus manos se posan en mi cabeza empujando mi boca aún más en su cuerpo, en su hermoso pecho.
Paso mi lengua por su pecho sacando unos ruiditos fantásticos de su boca que me hacían sentir orgulloso. Vuelvo a subir mi boca por su cuello y vuelvo a besarla con ganas, con muchas ganas. Nos separamos lo justo para poder mirarnos a los ojos y sonreírnos como locos.
-¿Por ahora…?-preguntó algo nervioso
¿Por ahora?-pregunta sorprendida.
-Que si…que si va todo bien…-digo sin poder mirarla y ella me agarra de la cara levantándome y besándome con suavidad en los labios una vez más.
-Por ahora genial, y todo va a seguir así. Déjate llevar Rick-dice levantándose y empieza a bajarse el pantalón allí de pie a un par de pasos de mí mientras yo trago saliva mirándole con un gran deseo. Se queda solo con unas braguitas y empieza a quitárselas despacio sin dejar de mirarme y cuando se queda completamente desnuda delante de mí la miro de arriba a abajo y cuando ya he recorrido todo su cuerpo tiro de ella haciéndola caer sobre mí.
La beso con fuerza sin dejar de acariciarla y cuando quiero darme cuenta siento su mano sobre mis bóxer tirando de ellos hacia abajo dejándonos piel con piel, haciéndome sentir como si estuviera en el cielo. Siento una electricidad que me recorre todo mi cuerpo al sentir su cuerpo sobre el mío y de repente nos miramos a los ojos y ya no hace falta decir nada más.
Siento como Kate se levanta agarra mi miembro entre sus manos haciéndome temblar por la anticipación y entonces, se sienta sobre mi miembro conectándonos y haciendo que ambos gimiéramos a la par.
Nos quedamos así quietecitos mirándonos a los ojos disfrutando de ser solo uno. Me estaba matando de placer el sentirla así, el estar en su interior, el estar rodeado por completo por ella. Coloco con cuidado mi mano en su cuello quitándole el pelo y la acerco para besarla suavemente en la boca pero antes de darme cuenta el beso se había vuelto mucho más pasional tanto que casi me hace explotar.
-Kate…necesito…-pero no acabé cuando Kate empezó a moverse arriba y abajo haciéndome suspirar mientras me agarraba a su cintura intentando guiar sus movimientos.
Sabía que no iba a poder aguantar demasiado, todo esto sentirla así, estar dentro de ella…era demasiado para poder aguantarlo y necesitaba que ella estuviera a mi nivel para poder acabar los dos juntos.
El movimiento cada vez empezó a ser más irregular y mucho más urgente y sentí como mi cuerpo estaba a punto de convulsionar así que la ayude a ella a que llegara conmigo. Coloque mi mano entre nuestros cuerpos presionando y pellizcando su clítoris haciéndola respirar pesadamente, haciendo que se estremeciera de placer encima de mí y me fije en ella, en todo se esplendor, en lo hermosa que estaba y eso fue mi perdición. Acelere las envestidas y Kate empezó a gemir con más fuerzas hasta que ya no pude más pero sentí como sus paredes se estrechaban alrededor de mi miembro y como Kate gritaba mi nombre justo cuando me corrí en su interior. Justo a tiempo, sincronizados hasta para esto.
Nos quedamos abrazados completamente desnudos durante unos segundos hasta que conseguimos recuperar el aliento. De repente Kate empieza a reírse, esa risa tan natural que me tiene encandilado.
-¿Qué?
-Nada.
-¿Vamos?
-Ha sido increíble. Ha estado increíble-dice sin dejar de sonreír y la vuelvo a besar con fuerza.
-Eres increíble. ¿Sabes que ahora has despertado una parte de mí que no vas a poder parar?-dijo mordiéndole el hombro haciéndola reír de nuevo.
Y así estábamos ambos aún desnudos abrazados disfrutando de este momento cuando de repente vi como a Kate le cambiaba la mirada. Y se levantaba corriendo hacia la cocina completamente desnuda. Me despiste un segundo o más de uno con la vista que tenía de ella corriendo completamente desnuda hasta que me di cuenta de que estaba maldiciendo.
-Mierda.
-¿Qué ha pasado?
-Se me ha quemado un poco la comida.
-Oh…no pasa nada seguro que esta buena.
-No sé yo…
-Seguro que está bien-digo abrazándola por la espalda y besándola en el cuello.
-Será mejor que nos vistamos-dice al verme igual de desnudo que ella y ambos nos reímos de forma nerviosa.
Nos vestimos ambos entre besos y arrumacos y preparamos la mesa para poder cenar. Kate trago la comida y nos sentamos ambos cerca muy cerca el uno del otro.
La verdad es que la comida no tenía muy buena pinta pero me comería lo que hiciera falta para que no se sintiera mal. Cuando me metí el primer cacho en la boca sentí un gustillo de quemado y cogí un poco de agua para poder tragar pero de repente me atragante.
-¿Estas bien?
-Si-digo sin dejar de toser.
-Es una mierda ¿Verdad?
-No, estas muy bueno.
-Venga ya Rick.
-Vale quizás sepa un poquito a quemado, pero no esta tan malo de verdad.
-Anda ya-dice levantándose y recogiendo la mesa-será mejor que pidamos algo. ¿Quieres pizza?
-Por mi está bien-digo levantándome y ayudándole a recoger la mesa mientras ella pedía la pizza para cenar.
Cuando acabamos de recoger y ya habíamos pedido la pizza nos sentamos en el sofá los dos muy juntitos dándonos arrumacos.
-Siento lo de la cena, de verdad quería hacerlo lo mejor posible. Ha sido tu culpa que lo sepas.
-¿Mi culpa? Venga ya-digo riéndome mientras ella me golpea el brazo.
-Si tú culpa. Me ha dado pena que se haya estropeado, quería conquistarte por el estómago.
-Ya me tienes conquistado-digo tirando de ella haciéndola caer sobre mí.
-Algún día conseguiré hacer una buena comida te lo prometo. Pero antes…puedes probar la mejor comida del mundo.
-¿Esa no la probé ayer?
-Si pero…he pensado en ello y quizás…bueno no sea tan malo que conozcas a mi madre.
-¿En serio?
-Si. Quiero decir no es que te vaya a presentar como mi prometido ni nada…solo espero que mi madre no se vuelva loca-dice sonriéndome y la beso porque sé que para ella ese paso es importante-sé que no puedes el domingo porque viene Alex así que podemos quedar algún día para cenar.
-Cuando puedan tus padres estará bien.
-Bien-dice besándome y me pierdo en ese beso, tanto es así que cuando dan el timbre y ella se levanta suelto un fuerte gruñido que le hace reír.
A los pocos segundos esta sentando mi lado y ambos compartimos una pizza entre miradas, besos robados y muchas risas. Sin duda hace demasiado tiempo que no disfrutaba de una cena así.
-Creo que la cena de tu madre no podrá superar esta.
-Pero la pizza tampoco es que fuera algo del otro mundo.
-Pero era con la mejor compañía.
-Cursi-dice besándome.
-Lo digo en serio Kate…hace demasiado que no comparto una cena tranquila con alguien. Casi siempre lo hago solo porque cuando lo hago acompañado…bueno ya sabes lo que pasa.
-Bueno olvidemos eso. Hoy solo somos tú y yo.
-Si solo tú y yo-digo cogiéndola en brazos y llevándola a su habitación, a su cama…la noche era joven.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y el jueves más. Ya mismo esto empezará a moverse de verdad, de momento todo tranquilo y placentero jiji.
Gracias por estar ahí XXOO
#NoCaskettNoCastle
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Mayo 03, 2016 1:44 am

Estos tortolitos están en lo mejor!! Muy rápido kate quiere presentarlo ante sus padres eso demuestra que esta de lleno en la relación!! excelente!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 04, 2016 8:38 pm

Buenos días a todos y gracias por estar ahí. Os dejo con un nuevo capítulo espero que lo disfrutéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 17
POV RICK
Me desperté a su lado y sin duda era el mejor día de mi vida. Estaba completamente reventado por la gran noche que habíamos pasado juntos. Me dolía todo el cuerpo pero solo el sentir su cuerpo desnudo junto al mío hizo que de nuevo estuviera preparado para hacerla gritar mi nombre.
La abrazo por la espalda y beso su hombro por detrás y veo como su piel se eriza ante mi contacto haciéndome sonreír. No sabía que podía sacar esa parte de ella, ni si quiera sabía que podía hacer algunas cosa.
-Veo que te has levantando contento-dice riendo al notar mi erección sobre su espalda.
-Contigo al lado creo que sería imposible no hacerlo-digo tirando de ella para girarla para quedarla boca arriba y me coloco sobre ella besando su cuello haciéndola sonreír y gemir al sentir nuestros pechos desnudos juntos de nuevo.
-Eres un cursi ¿sabes?
-Ni si quiera había pensado en ello. Puede que sea un poco cursi, pero todo es culpa tuya.
-¿Por qué siempre me echas a mí la culpa?
-Por su puesto. Antes ni si quiera sabía que era ser cursi, y para nada estaba todo el día preparado-digo moviéndolas cejas de forma provocativa y la veo reírse a carcajadas mientras le beso el cuello haciéndole retorcerse de la risa.
-Tengo que irme Rick. No podemos…
-Siempre hay tiempo para esto.
-¿Desde cuándo?
-Desde que me he vuelto adicto a ti-digo mordiéndole el cuello haciéndola reír.
-Solo tengo tiempo para darme una ducha rápida Rick-dice empujándome quitándome de encima de ella.
La veo levantarse completamente desnuda y dirigirse hacia el baño con un movimiento de caderas que me estaba matando. Cerré los ojos intentando relajarme pero no lo estaba consiguiendo. De repente la escuche carraspear y cuando abro los ojos la veo allí en la puerta en todo su esplendor y con una sonrisa pícara en la cara.
-¿Vienes?-dice sonriéndome y cuando consigo centrarme en lo que me ha dicho me levanto tropezando en el intento y acabando en el suelo. Escucho a Kate reírse y me levanto lo más rápido que puedo y la agarro por la cintura metiéndola conmigo en la ducha.

Estábamos tomando un café ya arreglados listos para largarnos. Estaba eufórico por la noche pasada y también por supuesto por la mejor ducha de mi vida. No podía dejar de besarla y acariciarla en todo momento y solo pensar que ahora teníamos que separarnos me estaba costando asimilarlo.
-¿No puedes pedirte el día?
-No puedo, tenemos que preparar al cliente para cuando tenga que subir al estrado. No estoy muy segura de que pueda ayudarnos pero tu padre cree que sí.
-Si tu no lo crees será mejor que confíes en tu instinto.
-Tu padre es el mejor.
-No, yo confío en ti Kate. Creo que tú puedes hacerlo muy bien solita. Deberías confiar más en tu instinto es el que puede hacerte ganar.
-Gracias por confiar en mí, lo tendré en cuenta. Ahora tengo que irme. ¿Te llevo?
-Tengo aquí mi coche, si quieres te llevo yo.
-No, hoy tenemos que ir al bufete.
-¿Entonces no podremos vernos después? Pensaba hacer algo para comer…sería mi primera vez.
-No puedo venir a comer, pero quizás…si haces algo para cenar podemos quedar.
-Claro cuando puedas, aunque te voy a echar de menos.
Kate deja la taza en el fregadero y se coloca delante de mí entre mis piernas y me abraza con fuerza. Yo suelto la taza y la envuelvo entre mis brazos dejando un beso sobre su cabeza.
-Tenemos que acostúmbranos. Ahora por el caso nos vemos más. Pero cuando el caso acabe…quizás no podemos vernos todo el tiempo que queramos.
-Me cuesta hacerme a la idea.
-Rick…no lo pongas tan difícil.
-Ok…lo siento. Será mejor que nos vayamos no quiero que llegues tarde-digo con un tono que no quería soltar pero estaba algo molesto con la idea de separarme de ella. Ella tenía su vida aparte de mí, la culpa la tenía yo por depender tanto de ella. Sería mejor buscar algo para hacer con mi vida si no terminaría perdiéndola.
Me monté en el coche y seguí al suyo sin ni si quiera pensarlo. No tenía ganas de nada pero ¿tenía que aprender a vivir con ello? Eso es lo que Kate había dicho. Después de cinco años encerrados en un mundo negro, después de poder ver un poco la luz sé que ahora tengo que dar un paso más. Si quiero mantenerla necesito dar un paso más y ser un hombre. Tengo que salir del todo, tengo que ser alguien normal para que ella no tenga que estar nerviosa y preocupada siempre por mí. Merece la pena el intento si consigo mantenerla a mi lado, pero es duro volver a salir y ahora tener que hacerlo en parte sin ella.
Aparque en la puerta de mi casa donde Kate ya estaba de pie esperándome. Me bajo y me dirijo hacia ella que me recibe con un abrazo y un corto beso.
-¿Nos vemos luego?
-Claro-digo antes de volver a besarla y dejarla ir hacia el interior. Yo me dirijo hacia la casita de árbol, sin ni si quiera entrar en casa. Necesitaba mantenerme ocupado, necesitaba estar centrado por completo en algo para poder dejar de echarla de menos.
Estaba haciendo la cena para cuando Kate llegara. Era la primera vez que cocinaba algo, casi me habían tenido que explicar cómo encender la cocina. Estaba todo manchado y tenía que arreglarme para cuando llegara Kate. Deje la comida al mínimo y fui corriendo a arreglarme, solo esperaba que estuviera comestible.
Me arregle, salí y saque la comida del horno quemándome en el intento y casi tirando la cena. La deje preparada y salí fuera para esperarla. Al poco tiempo, divise unos faros por el camino y enseguida vi su coche. Se paró a mi lado y enseguida apareció otro coche justo detrás el cual reconocí enseguida, era el de mi padre.
Kate bajo del coche y se dirigió a hablar con mi padre se le veía feliz y sabía que era por lo importante que era su trabajo para ella, y sabía a pesar de que conocía a mi padre y de que la utilizaría hasta que pudiera, al final le vendría bien. Siempre es bueno tener su nombre en el currículo. No podía evitar que me recomieran los celos, casi pasaba más tiempo con mi padre que conmigo y sé que le hace feliz.
La vi acercase con una sonrisa y vi como mi padre entraba dentro y ella se quedaba mirando a todos lados como si se supiera vigilada. Me acerque a ella por la espalda asustándola pero enseguida se le dibujo una sonrisa en la cara.
-¿Qué haces ahí en la oscuridad?
-Esperándote-digo besándola con muchas ganas-vamos he preparado la cena. Es la primera vez que cocino espero que este comestible, por lo menos mejor que lo de tuyo ayer.
-Muy gracioso, ya veremos-dice siguiéndome hasta la cocina. Preparé la mesa y coloque la comida en el centro. Repartí para los dos y nos sentamos uno enfrente del otro. Kate la probó y vi como ponía mala cara aunque intento ocultarla como yo ayer.
-¿Esta bueno?
-Si-dice bebiendo agua y cogí yo un trozo de lasaña y la probé, tuve que beber agua para poder tragarla-dios esto esta incomible. Será mejor que pidamos algo par a comer.
-No, hacemos unos sándwich y ya está-dice Kate levantándose y ayudándome a hacer unos bocadillos. Nos lo comimos en silencio y cuando acabamos fuimos hacia mi habitación donde nos tumbamos en la cama ambos muy juntos.
-Por nuestro bien será mejor que dejemos de cocinar.
-Si será mejor-dice riéndose apoyada sobre mi pecho, estaba pensativa y de repente soltó algo que me pillo algo desprevenido.- ¿Sabes? Dicen que el dormitorio de alguien dice mucho de él.
-¿Quién dice eso?
-No se la gente-dice mirando alrededor.
-¿Qué te dice mi habitación de mí?
-¿Quieres saberlo de verdad?
-Si.
-Me dices que eres muy cerrado. No tienes nada personal por eso digo que eres cerrado. Lo que más me dice de ti es lo único que tienes, los libros.
-¿Qué te dicen de mí?
-Tengo dudas, no sé si los tienes por tenerlos o por qué significan algo para ti. Pero creo que si los tienes es por algo. Creo que te gustan, creo que significan mucho para ti, quizás lo único que mantienes de tu antigua vida ¿he acertado?
-Sí, creo que sí.
-¿Te gusta leer?
-Es algo más. Me encanta leer, me hace meterme en otros mundos para poder dejar mi mundo atrás, para sumergirme en otras cosas, para alejarme de mi vida. Pero también…antes no solo me gustaba leer, me encantaba crear historias.
-¿Eras escritor?
-No…-dije riéndome por su entusiasmo-me gustaba escribir pero de ahí a decir que soy escritor…
-¿Aún escribes?
-No lo hacía….pero he vuelto a hacerlo por Alex. Le escribo cuentos para él.
-Podías intentarlo, sería una manera de salir de la oscuridad…
-Puede ser-digo sonriéndole y ella se acerca y me besa tumbándose sobre mí haciéndome caer sobre la cama recostándome. Me mira con una sonrisa pícara y la veo que apaga la luz y lo siguiente que siento son sus labios sobre mi cuello y su voz como un susurro en mi oído.
-Déjame que te ayude a escribir-y siento que me muero al sentir su boca bajando por mi cuerpo. Sin duda ella puede ser la mejor musa del mundo, la musa en la que nunca había pensado tener.
CONTINUARÁ…
Bueno parece que surgen los miedos y las dudas de los primeros momentos en una relación pero que cuando están juntos todo eso queda a un lado. Veremos a ver cómo les va a estos dos.
Gracias a todos por leer y nos vemos mañana con un nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 18

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 05, 2016 8:55 pm

Buenos días y gracias a todos por leer, comentar, twittear etc. Damos un pequeño saltito en el tiempo, es la hora de ver por fin la casita acabada. Aviso para navegantes (jaja) la semana que viene empieza lo bueno, así que disfrutad mientras podáis (jaja).
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 18
POV RICK
El día de la inauguración había llegado. Por fin Paula traería a Alex para que pudiera conocer su nueva casita del árbol. Había pasado ya dos semanas desde la última vez que vi a mi pequeño y lo había echado mucho de menos. Además de todo eso estaba Kate que había prometido pasarse luego un rato por la tarde y poder pasar tiempo con las dos personas para mi más importante en este momento era lo mejor que me podía pasar.
Mi madre se había levantado con muchos ánimos y había preparado una comida especial para la visita. Me alegraba verla así, verla como una abuela normal que espera a su único nieto.
Luego estaba mi padre, había prometido asistir a la comida pero solo pensar en la última vez que comimos juntos hace que sienta un mal presagio con la comida pero prefería no pensar en algo que pudiera jorobarme el día. Estaba feliz y nada ni nadie iban a cambiar eso.
Estaba esperando pacientemente a que llegaran en la puerta de casa sentando al sol esperando a que me llegara el sonido del motor de un coche a los lejos, cuando de repente me sonó el teléfono. Normalmente no recibía ninguna llamada y sentí miedo de que fuera Paula para anular la visita, pero al sacar el móvil y ver su imagen en la pantalla me hizo sonreír.
-Hola preciosa, ¿Ya me echas de menos?
-Muy gracioso. Estoy en casa de mis padres. Solo era para decirte que llegaré algo más tarde.
-Oh bien…pero vendrás ¿no?
-¿Quién era el que echaba de menos a quién?-dice riéndose.
-¿Eso es un sí?
-Sí, no te preocupes. Además había pensado que podía quedarme a hacerte compañía.
-Creo que puedo hacerte un hueco mi cama. Espera que mire mi agenda para ver si hoy la tengo libre-dije bromeando y saco una risa irónica de su parte.
-Muy gracioso. Oye…-en su voz noté que quería decirme algo pero que le estaba costando hacerlo.
-Dime.
-He hablado con mis padres…bueno más bien con mi madre. Ella…quiere conocerte.
-¿Les has hablado de mí? Espero que bien.
-He dicho la verdad.
-Entonces solo quiere conocerme para saber si estás segura a mi lado-dije haciéndola reír.
-Solo quería saber si estarías mañana libre para cenar.
-La verdad es que no tengo ningún plan…si para ti está bien…
-Para mí si…
-¿Crees que les gustaré?
-Rick da igual, a la que le tienes gustar es a mí y a mí lo haces-dijo de forma natural y se me lleno la cara con una sonrisa tonta.
-Bueno te dejo creo que ya vienen-dije al escuchar el ruido del motor-que pena que no puedas estar aquí.
-Estaré en unas horas. Pórtate bien.
-Lo haré.
-Bien…un beso.
-Un beso-dije gusta antes de colgar y al mismo tiempo en que el coche aparecía por la puerta de casa y aparcaba justo a allí.
Me levante y fui hacia el coche. Alex enseguida salió corriendo hacia mí para darme un abrazo. Cuando nos separamos hicimos nuestro saludo chocando las manos haciendo que Paula cabecera.
-Estáis hechos unos críos, él es un niño pero ¿qué excusa tienes tú?-dice riéndose mientras se acerca a mí para darme un abrazo.
-Y la casa…ya está hecha-dijo eléctrico sin parar de dar saltitos haciéndonos reír.
-Si me das un beso te llevo a la casita-no termine de decirlo cuando estaba sobre mi comiéndome a besos.
-Hola-dice mi madre apareciendo por la puerta de casa con una sonrisa. Veo como saluda a Paula mientras Alex sigue abrazado a mí.
-Alex ves a darle un beso a la abuela.
-Pero ibas a llevarme a la casita.
-Ves a dárselo y ahora nos vamos.
Lo vi acercarse algo tímido hasta mi madre y veo como mi madre con una sonrisa se arrodilla y recibe al pequeño entre sus brazos. La sonrisa me ilumino la cara al verlos así, dudé durante mucho tiempo que eso llegara a ser posible.
-¿Qué pasa peque?
-Rick me va a enseñar la casa del árbol.
-¿Am si? Te va a gustar ya verás. Anda Rick no le hagas esperar más.-dice con una sonrisa que yo enseguida le devuelvo.
Agarro de la mano a Alex y seguidos por Paula y mi madre vamos de camino a ver la casa de una vez por todas. Cuando llegamos me quedo mirando a Alex para ver su reacción. Tenía la boca abierta y no dejaba de mirarla como loco.
-¿Te gusta?
-Es… ¿es para mí?
-Para quien sino.
-¿Puedo subir?
-Claro. Vamos-dije cogiendo en brazos y ayudándole a subir un par de escalones que daba a la casita y subiendo detrás de él-¿Te gusta?
-Me encanta, es súper chulí. Mama a que es súper chulí-dice con una sonrisa de oreja a oreja que hace que todos rompamos a reír.
-Si hijo es muy bonita. Te felicito Rick.
-Gracias-digo sin poder dejar de mirar como Alex disfruta de su casita, como se sorprende descubriendo cada nueva cosa.


Estuvimos disfrutando de la mañana todos juntos, disfrutando de la ilusión a Alex y la alegría que desprendía este pequeño. Cuando llego la hora de comer fue mi madre la que se encargó de reunirnos a todos entorno a una mesa. Me sorprendió que mi padre estuviera allí. No participo de la conversación pero al menos estuvo allí y no hablo para nada de su trabajo. Al menos era un pequeño paso aunque me hubiera gustado que al menos hubiera dado un beso a su nieto al que ni si quiera había podido mirar a los ojos.
Cuando acabamos de comer me levanté juntos a Alex y Paula para irnos al exterior pero sentí la mano fuerte de mi padre sobre mi hombro reteniéndome.
-¿Puedo hablar un momento contigo?-lo pensé durante unos segundos y al final asentí con la cabeza pero aunque él se sentó decidí quedarme de pie, me sentía mejor, más seguro así.-Quiero pedirte perdón por lo del otro día. Entiendo tu posición y espero que algún día entiendas la mía. Quiero decirte que voy a poner de mi parte para que este funcione Rick…solo necesito que me des un poquito de tiempo.
-Está bien-digo dispuesto a largarme y justo antes de irme me volvió a parar con sus palabras.
-Te prometo que voy a cambiar, pero de verdad entiende que lo que paso nos cambió a todos.
-A ti no te cambió, tú ya eras así.
-Ya…solo digo que siento no haber estado a la altura, que debería haber cuidado de ti y de tu madre pero no pude…y lo siento.
-Solo intenta mejorar como lo intentamos todos cada día.
-Lo haré.
-Bien-dije dándome la vuelta y saliendo al exterior. Allí estaba Alex jugando con su madre con la pelota corriendo y revolcándose por la hierba de la entrada.
-Anda juega con tu tío-dijo Paula sonriendo pasándome el relevo y sentándose en el banco del exterior.
Estuvimos durante un buen rato jugando, unos minutos después mi madre se sentó con Paula en el banco. Al poco tiempo sonó el motor de un coche que se acercaba y lo reconocí enseguida. Deje a Alex en el suelo tirado con su pelota y salí a su encuentro.
Me acerque corriendo a hacia el coche y casi no le deje salir cuando la bese con ganas. Cuando me separé la vi sonrojarse y cuando mire hacia donde ella miraba vi a mi madre y a Paula cuchicheando mientras nos miraban.
-¿Te da vergüenza?
-Bueno… ¿A ti no?
-Puede pero tenía demasiado ganas de hacerlo-dije sonriendo y vi como ella me sonría de igual manera antes de volver a besarme sin importarnos nada quien estuviera a nuestro alrededor. Nos separamos un poquito pero aún estábamos muy pero que muy pegados y no podía dejar de mirarla a los ojos hasta que sentí como alguien tiraba de mi camiseta. Cuando mire hacia abajo veo a Alex con su pelotita y una sonrisa en la cara.
-Tito ¿Es tu novia?-dice con esa vocecita suya haciéndonos reír a Kate y a mí.
-Si-digo poniéndome a su altura y sigo hablándole bajito como si estuviera contándole un secreto-a que es guapa.
-Si es muy guapa-dice enseñándome sus dientitos y ese huequito que tenía después de haber recibido la visita del ratoncito Pérez hace menos de un mes.
-Kate dice Alex que eres muy guapa-digo haciendo que Alex se sonroje.
-Él también es muy guapo-dice Kate sonriéndole y veo que Alex baja la carita avergonzado.
-Oye a ver si me vas a quitar la novia-digo haciéndole cosquillas para que rompiera a reír. Me encantaba verlo así y cuando lo suelto sale corriendo hacia su madre sin dejar de reír.
Miro a Kate y la veo sonriendo, la cojo de la mano y nos vamos ambos con una gran sonrisa hacia donde estaba el resto. Sin duda podía decir que hoy había sido un gran día.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí ya sabéis lo que digo sin vosotros no tendría sentido escribir, y tengo razón lo sabéis Wink
Espero que disfrutéis del fin de semana y nos vemos el lunes con un nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 19

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 08, 2016 8:51 pm

Buenos días a todos. Aquí estamos un día más y esperando que os guste el capítulo. Daros las gracias una vez más por estar ahí. Disfruten…
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 19
POV RICK
Hacía ya un rato que se habían ido todos y Kate y yo acabamos en mi habitación tumbados en la cama tranquilos manteniendo una conversación. No podía dejar de tocarla y de besarla cada poco tiempo.
-¿Qué tal el día?
-Bastante bueno, mejor ahora que estas aquí-digo besándola.
-¿Todo?
-Si…sorprendentemente bien.
-Tu padre…-dice a modo de pregunta aunque sabía perfectamente que iba por ahí.
-Bien…estuvo en la comida aunque ni si quiera hablo. Pero luego…mantuvimos una conversación y parece que va a poner de su parte.
-Eso es bueno.
-Si lo es-digo mirando al infinito…de verdad empezaba a creerlo.
-Y Alex…
-Sin parar de sonreír. Tenías que haberlo visto cuando vio la casa. Estaba feliz.
-A ti se te caía la baba ¿no?-dice riéndose y yo la ataco haciéndole cosquillas-tengo ganas de que por fin conozcas a mi madre-dice mirándome seriamente y siento una especies de cosquillas que me recorren el estomago-es la primera vez que…y sé que es pronto pero sé que le gustara conocerte.
-Espero estar a la altura.
-Lo estarás-dice acariciándome suavemente la cara y bajo mi cara juntando nuestros labios en nuevo beso lleno de pasión pero sobre todo de unos sentimientos a los que no podía darle nombre porque nunca antes los había sentido.
No quería dejar de besarla y de tocarla, quería sentir cada parte de su cuerpo sobre mí. Pase mis manos por sus piernas levantándole la única ropa que llevaba puesta, una de mis camisetas favoritas.
El poder tocar su cuerpo desnudo con mis manos hacía que mi sintiera a mil, nunca antes me había sentido así, pero no solo era por el simple placer de tener relaciones sexuales sino por algo más, por sentir esa conexión que tenemos cada vez que estamos juntos.
La sigo besando sacando de ellos unos ruiditos que me sabían a gloria. Paso mi boca por su cuello dejando allí mis dientes sin duda dejando una buena muestra de cómo me sentía.
-Rick…tienes mucha ropa…te necesito ya-dice entre jadeos y siento que voy a explotar de la emoción.
La beso y le quito la camiseta dejándola por completo desnuda y siento como su piel se eriza al sentir el frío de la noche. Le sonrío y la vuelvo a besar con ganas mientras ella se agarra con fuerza a mi espalda sin dejar ni un atisbo de espacio entre los dos.
Siento como tira de mi camiseta casi arrancándomela haciéndome sonreír. Me retiro un poco para poder quitármela y cuando vuelvo de nuevo a mi sitio y nuestros cuerpos se juntan siento como si una electricidad me recorriera todo el cuerpo.
Coloca sus piernas en mi cintura atrayéndome más a ella mientras seguimos besándonos y con sus pies me bajo el pantalón dejándome completamente desnudo sobre ella. Me separo y nos miramos a los ojos, la veo morderse el labio inferior y era tan condenadamente sexy que siento como mi erección salta doliéndome por no estar aun dentro de ella.
-No hagas eso.
-¿Hacer qué?
-Morderte el labio.
-¿Así?-dice volviendo a mordérselo provocándome y sacando un gemido de frustración por lo que me estaba causando a mi cuerpo. La ataque mordiéndole el cuello y sentí como ella cambiaba la posición volteándonos quedando ella encima de mí.
Siento su humedad sobre mi estómago y siento que ya no puedo más necesito que ambos nos unamos por fin. Me incorporo y muerdo uno de sus pezones haciéndola saltar y eso me hizo sentir orgulloso. La beso y mientras la beso la agarro por la cintura levantándola lo justo para poder penetrarla, para poder unirnos, para poder ser solo uno.
Ambos nos besamos así quietecitos unidos por fin y con nuestros cuerpos pegados. Nos separamos del beso y nos quedamos con las frentes juntas sin dejar de mirarnos y sin tener que decir nada ambos empezamos a movernos juntos a la par.
Nunca antes me había sentido así con nadie, no al menos con una mujer. Siento esa conexión que tenía antes con mi hermano, esa conexión que nunca había vuelto a sentir, esa conexión con la que solo con una mirada podía entenderla, con solo una mirada sabía que era lo que pensaba. Me ha cambiado por completo, con ella me siento completo.
Nos movemos a la par, sin dejar de besarnos, sin dejar de tocarnos, de abrazarnos, de acariciarnos. No podríamos separarnos aunque quisiéramos, éramos solo uno.
Sentía como mi piel sentía una conexión increíble al estar con la suya, sentía como mi piel ese ponía con una sensibilidad extrema solo al sentirla cerca. Sabía que no podría aguantar mucho más, sabía que necesitaba liberarme pero necesitaba hacerlo con ella, como todo, siempre juntos.
La bese, mordí su cuello haciendo que se arqueara de placer. Introduje mis dedos entre nuestros cuerpos presionando, pellizcando su clítoris haciéndola estallar, haciéndole gritar mi nombre, que sonó como pura magia en mi cabeza.
Mientras ella seguía deshaciéndose entre mis brazos, yo seguía empujando aumentando y alargando su orgasmo hasta que ya no pude más, hasta que explote en su interior.
Acabamos ambos abrazados, desnudos, agotados. Me tumbe en la cama atrayéndola conmigo, ambos tumbados en la cama abrazados mientras recuperábamos el aliento.
De repente Kate empezó a reírse haciendo que me entrara a mí también la risa, no había un motivo preciso por el que reírse simplemente de que estábamos felices, completamente agotados.
-Ha estado increíble.
-Ya te digo-digo riéndome mientras la abrazo contra mi cuerpo de nuevo-me quedaría así toda la noche.
-No tengo ninguna objeción a esa idea.
-Muy bien, pero antes tengo que ir al baño.
-Y yo.
-Vamos-digo levantándome y tirando de ella para poder tomar una ducha rápida para poder limpiarnos, para poder asearnos.
Nos duchamos juntos entre besos y caricias, limpiándonos el uno al otro. Cuando acabamos volvíamos la cama y nos tumbamos el uno al lado del otro, sin poder dejar de abrazarla, atrayendo su espalda sobre mi pecho sintiendo todo su cuerpo sobre el mío. Beso su hombro y cierro los ojos para intentar dormir, para intentar descansar y con lo cansado que estaba no iba a tardar mucho en caer.
Cerré los ojos y me deje llevar por su olor envuelto por el mío, en su suave piel sobre la mía y por sentir su calor cerca de mí. Cerré los ojos e intente dormir con la esperanza de que esta noche fuera una noche tranquila, una noche en la que ella ocupara todos mis sueños.
Siento el dolor que me recorre todo el cuerpo, siento la pesadez en mis ojos. Estoy de nuevo en el coche, atrapado entre la carrocería. Me siento atrapado, dolorido, cansado. Me obligó a abrir los ojos a pesar de que me pesan, me pesan tanto que no puedo mantenerlos durante mucho tiempo. Siento que todo me da vueltas, oigo la música de fondo como una cinta rayada, escucho de nuevo esas voces e intento mirar hacia el lugar de donde provienen y siento un dolor profundo al moverme.
Cuando consigo hacer ese mínimo movimiento siento una mayor pesadez en el cuerpo pero de nuevo, una vez más veo a mi hermano allí parado, quieto demasiado quieto. Quiero gritar su nombre, llamarlo, preguntarle si está bien y entonces aparece como siempre esa figura oscura que tira de él. Quiero gritarle que pare, quiero gritarle y preguntarle que quien es pero no puedo.
Siento como de nuevo, como siempre mis ojos se vuelven cada vez más y más pesados y quiero aguantar, quiero luchar para mantenerme consciente. Quiero por fin ver quién es.
Mis ojos se cierran y pienso que ya he vuelto a perder esta batalla, que antes de que me dé cuenta estaré de nuevo despierto pero de repente mis ojos se vuelven a abrir y sigo allí, sigo encerrado en el coche, sigo sintiendo ese dolor insoportable como si tuviera todos los huesos rotos, todos aquellos que conozco y alguno más. Y entonces…todo pasa muy rápido todo, tanto que me cuesta creerlo.
Veo como una figura se acerca, la figura que siempre se ha mantenido entre las sombras y lo veo, por fin lo veo y no quiero creerlo, no quiero hacerlo. Cierro los ojos con fuerza y cuando los abro sigue ahí, lo veo lleno de sangre, con la cara desencajada y entonces de repente todo se vuelve de nuevo negro.
Despierto de golpe con el corazón acelerado de nuevo por este sueño tan vivido y recuerdo cada segundo de él. Recuerdo su cara y siento aun el dolor en mi cuerpo, era tan real que no podía no serlo, tiene que ser real.
-Rick ¿estás bien?-dice Kate a mi lado pero yo no puedo dejar de pensar en ello y siento que tengo que aclararlo no puedo esperar más y con eso me levanto y salgo corriendo para poder averiguarlo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues después de una noche romántica parece que Rick empieza a recordar sobre el accidente. ¿Sabremos por fin que pasó? Habrá que esperar a mañana para saberlo.
Gracias a todos y espero vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 20

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 09, 2016 9:17 pm

Buenos días a todos aquí estamos un día más. Espero que os esté gustando la historia de momento. Ya me queda poco para acabarla y tendrá cerca de los 50 capítulos. Quiero daros las gracias por vuestros mensajes, por hacerme saber si os gusta o no y por supuesto por participar de ella. Quería deciros que como estoy acabando la historia estoy replantearme seriamente si volver a escribir otra o no. Me gustaría saber si os gustaría seguir leyendo historia de Castle aun acabando la serie. Para ello voy a hacer una encuesta en twitter y espero que participéis en ella para saber si me tengo que poner a pensar en una nueva historia o no. Gracias ya os dejo con el capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 20
POV RICK
-Rick…Rick…
Escucho como Kate me llama pero voy a decidido a saber de una vez por todas la verdad, necesitaba saber si solo había sido un sueño, si nada de eso era real. Solo el pensar que me habían mentido durante todo ese tiempo me hacía sentir engañado, utilizado como una marioneta. Necesitaba saber la verdad y la necesitaba saber ya.
Cruzo la casa corriendo sin detenerme sin saber muy bien a donde me dirigía aunque sin duda mis pies lo sabían perfectamente. Llegó y encuentro la puerta cerrada pero sé que esa allí y no me detengo, abro la puerta y entró como un león que ataca a su presa sin dejarla escapar, sin dejarla ni si quiera dar un mínimo paso atrás.
-Tú…fuiste tú…-dije lleno de odio, con todo el dolor que había guardado durante estos cuatro largos años.
-Rick tranquilízate. ¿Qué te pasa?
-Fuiste tú…estabas allí…yo te vi.
-¿Allí donde?-dice mi padre levantándose y acercándose a mi.
-Estabas allí. Te vi yo te vi-es lo único que puedo repetir sin parar.
-Rick cálmate ¿si?
-Por qué lo hiciste…porque….
-Rick no te entiendo.
-No me trates como a un tonto-le gritó con todas mis fuerzas y en ese momento veo aparecer a mi madre por la puerta y veo que Kate también esta allí.
-Rick cariño que pasa, ¿Qué son esas voces?-dice mi madre intentando tocarme pero me alejo de su contacto.
-¿Por qué moviste a Alex?-dije de golpe y vi como le cambiaba la cara de golpe.
-Rick estas muy nervioso será mejor que te tranquilices y…
-¿Tu conducías? ¿Es eso? Tú lo mataste y lo pusiste en el asiento del conductor para librarte de todo. Es eso-le grito con todas mis fuerzas y siento como tengo toda la cara húmeda por las lágrimas de rabia que recorren mi cara-Vamos contesta…sé un hombre por fin. Dime de una vez por toda la verdad. Tú lo matates…lo hiciste, sé un hombre y dilo, di…-pero de repente me interrumpió.
-Tú.
-¿Qué?-dije sin entender que quería decir.
-Rick tu ibas conduciendo, solo quería salvarte-dice con lágrimas en los ojos y yo empiezo a cabecear, eso no podía ser verdad, no podía ser, no...Y entonces todo aquello que había estado oculto durante tanto tiempo apareció en mi memoria como una punzada que se clava en el corazón hasta el fondo atravesándolo matándome de un dolor terrible.
Salimos de la fiesta sin parar de reír ya no recuerdo ni porque solo si él se ríe yo me rio con él. Nos dirigimos al coche entre risas y cuando llegamos me lanza las llaves y me quedo mirándole sin entender.
-Llévalo tú.
-¿Qué dices?
-Vamos-dice dándome una palmadita y me siento súper genial de que el me dé esta oportunidad. Me subo corriendo en el coche y arranco escuchando rugir el motor. Sacó el coche y salimos sin rumbo a toda velocidad sintiendo el aire en mi cara. Lo escucho reír, lo escucho animarme a seguir y yo sigo acelerando disfrutando de este momento. De repente suena una canción que parece que le gusta y sube el volumen de la radio. Lo escucho cantar a todo volumen mientras seguimos avanzando por una carretera completamente solitaria.
-Vamos Rick canta conmigo-dice gritando para que pueda oírlo por encima de la música y yo le sigo el juego.
Lo miró y lo veo todo contento disfrutando del momento y me siento único por poder vivirlo con él. Sonrío ante aquella tontería que se me acaba de ocurrir y cuando miró hacia delante de nuevo veo algo, una figura pequeña que se cruza justo delante y giró rápidamente para poder evitarlo y entonces veo como el coche se acerca a gran velocidad hacia un árbol escucho a Alex gritarme algo pero no me da tiempo a procesarlo cuando siento el fuerte golpe y todo se vuelve negro.
Siento dolor por todo el cuerpo, intento abrir los ojos y no puedo mantenerlos abiertos. Escucho voces, escucho como me llaman y como llaman a Alex. Es mi padre reconocería su voz en cualquier parte. Quiero gritarle que estoy aquí, que estoy bien aunque me duele todo pero no puedo ni abrir la boca sin que me duela algo.
Cuando vuelvo a abrir los ojos veo a mi padre sacando a Alex del coche. ¿Qué es lo que hace? Quiero preguntárselo pero no puedo abrir la boca de nuevo, tengo sueño, me pesan los ojos tanto que cuando me quiero dar cuenta estoy de nuevo KO.
-Rick lo hice por ti, ya había perdido a un hijo no quería perder a otro-dice devolviéndome al presento y es cuando asimilo todo. Está diciendo la verdad, yo conducía y eso significaba que…
-Yo lo mate-digo en alto sin pensarlo y cuando me escucho yo mismo después de decirlo siento que el mundo me está matando.
Antes de darme cuenta estoy corriendo, salgo como si ni hubiera mañana, como un huracán arrasando con todo lo que se ponía en mi camino.
Escucho que me llaman pero yo no paro, sigo corriendo y corriendo hasta llegar a mi coche que está allí aparcado en la puerta y me montó sin pensarlo y antes de darme cuenta ya lo he puesto en marcha y voy sin rumbo a toda velocidad.
No puedo dejar de darle vuelta a esos minutos angustiosos dentro del coche. No puedo dejar de volver allí una y otra vez. Y por primera vez lo veo. Veo su cara destrozada por el impacto, veo sus ojos cerrados.
PIIIIIIIIIIIIIIII escucho de repente y cuando vuelvo a la realidad veo que me he cruzado al otro lado de la carretera donde circula un camión. Consigo volver a mi lugar justo a tiempo para impedir chocar. Y entonces lo pienso, ¿y si hubiera muerto yo en el accidente? Todo hubiera sido más fácil…Alex Junior tendría ahora padre, Paula tendría a su pareja, mis padres no tendrían que haber vivido con toda esta mierda. ¿Por qué no dejaron las cosas como estaban? ¿Por qué no me dejaron cumplir con mis consecuencias? No puedo vivir así, tengo que detener este dolor que me recorre el cuerpo, tengo que hacer lo correcto, tengo que pagar por lo que hice.

POV KATE
No entiendo nada de lo que ha ocurrido pero a pesar de todo sé que lo más importante en este momento es parar a Rick y por eso salgo corriendo detrás de él. Pero cuando llegó al exterior veo que es demasiado tarde cuando veo como los faros de su coche se alejan rápidamente desapareciendo de mi vista.
No sé qué hacer, no sé si salir detrás de él, si quedarme si llamar a la policía. No sé qué hacer porque no sé qué es lo mejor para él.
Sé que ahora mismo tiene que estar completamente destrozado tras enterarse de todo. Me sorprende que no haya salido antes a la luz pero imagino que si cerebro lo tenía bloqueado por este motivo para evitarle este dolor.
Sé cómo se tiene sentir y tengo miedo de que pueda hacer una tontería, de que pueda…dios prefiero ni pensarlo, prefiero pensar que recapacitara y volverá por su propio pie. Pero no soy la única que temo que haga alguna tontería.
-Dios mi hijo….mi hijo…-no paraba de decir Martha sin dejar de llorar-¿Por qué has tenido que decírselo? ¿Por qué…?
-Martha…yo…
-Que te hubiera echado la culpa a ti, que te hubiera odiado toda la vida pero ahora…como le pase algo yo…
-Cariño…
-No…no me toques. Ya he perdido a un hijo no puedo perder a otro.
-No podía seguir mintiéndole, me estaba matando, me estaba consumiendo. Además estaba empezado a recordad, hubiera sido peor que lo hubiera recordado por si solo…nos hubiera odiado aún más.
-Prefiero que me odie a perderlo-dice Martha sin parar de llorar y ya no puedo aguantar más y me acerco a ella y la abrazo intentando calmarla.
-Martha ahora tenemos que mantener la calma. Tenemos que pensar en él. ¿Dónde puede estar?
-No lo sé…no lo sé…tengo miedo de que haya hecho una locura.
-Llamare a todos los hospitales-dice Alexander tranquilo pero se le nota como ido, como si su mundo hubiera vuelto a destruirse por completo.
Me siento con Martha intentando calmarla, aunque por dentro estoy igual de muerta de miedo que ella. Quiero pensar que Rick es más listo que todo eso. Que quiere a Alex y a mí suficientemente como para no hacer ninguna tontería pero tengo un mal presentimiento, siento una punzada en mi pecho que no me deja estar tranquila.
Quiero y necesito pensar que está bien pero necesito hablar con él, necesito saber que todo está bien. De repente suena mi teléfono y cuando veo quien es siento tanto miedo que casi no lo cojo.
Se trata de Esposito, es un amigo de la facultad que ahora es policía en Nueva York. Tengo miedo de que me llame para decirme que Rick…está herido o lo que es peor…Tomo aire y contesto.
-Espo…
-Kate, aquí tengo a un tal Rodgers que pregunta por ti. Dice que eres su abogada-y cuando lo escuche al principio no lo entiendo hasta que recuerdo la conversación con Rick en la que me dice que no se llama Castle y recuerdo el apellido de soltera de Martha, Rodgers. Siento como si se me quitara un peso de encima, no era algo bueno pero al menos estaba vivo y podía hablar con él, es más quería hablar conmigo así que no tenía tiempo que perder.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, parece que el misterio se ha resuelto veremos cómo afronta Rick lo que paso y si eso afecta o no a la relación con Kate y con sus padres.
Gracias a todos y os recuerdo que existe esa encuesta en twitter, me gustaría que os pasarais un minuto para poder responderla, me gustaría saberlo para poder empezar a buscar ideas. Gracias a todos y espero vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Mayo 10, 2016 4:29 am

Definitivamente debes continuar con tus historias pues es lo único que nos ayuda a soportar este final de temporada tan trágico!!
Espero que rick no cometa ninguna locura!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 11, 2016 9:04 pm

Muchas gracias a todos por leer y por comentar. Y muchas gracias también por participar de la encuesta y a todos lo que me animasteis con vuestros mensajes. Sin duda me habéis animado a seguir y así lo haré. Ya estoy pensando en ello mientras le doy las últimas pinceladas a esta historia.
Gracias y espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 21
POV KATE
Colgué el teléfono tras hablar un poco más con Espo pero quería que habláramos cara a cara y yo no quería esperar ni un minuto más para poder verlo, para ver con mis propios ojos de que Rick está bien. Cuando me giró, veo a Martha mirándome, casi suplicándome con la mirada que le dijera que su hijo estaba bien.
-Está bien.
-¿Te ha llamado?
-No era un amigo de la policía.
-Entonces… ¿Qué le ha pasado?
-No, está bien de verdad. Ha pedido un abogado.
-¿Lo han detenido?-dice Alexander sorprendido.
-Eso parece. Me ha llamado como abogado-cliente.
-Iré yo.
-Creo que si me ha llamado a mi será mejor que vaya yo.
-Yo soy mejor que tú. Yo pudo ayudarle mucho más. Lo sacaré de allí y lo traeré de nuevo a casa-dijo como si no se le pudiera contradecir, muy seguro de lo que decía pero era verdad, él era mejor por eso no me ofendí, pero tenía claro que si iba alguien sería yo y solamente yo.
-Lo siento Alexander pero Rick me ha contratado a mi como su abogada y pienso ocuparme yo. Esperamos que no tenga que ocuparme de nada pero si hay algún problema pudo ocuparme yo.
-Además Rick hablara mejor con ella que contigo-dice Martha ya más tranquila.
-Pero…
-Ni peros ni nada. Ve allí y trae a mi pequeño de vuelta-dice mirándome muy seriamente y sabía que era muy importante lo que me pedía y pensaba hacer todo lo posible para ello. Tenía que hablar con Rick, tenía que explicarme muchas cosas y esperaba poder convencer a Rick para que no cometiera una tontería a la vez que tenía que deberle un gran favor a Espo. Salí corriendo me monté en mi coche y me dirigí hacia la comisaria 12th donde trabajaba Espo.
Javier Esposito, era un compañero de la Universidad que había terminado como detective de homicidios. Era un gran compañero y enseguida hicimos una gran amistad. Siempre había podido contar con él y me alegraba que él estuviera allí cuando Rick apareció, cuando Rick cometió aquel error. Ahora solo esperaba poder arreglarlo. No podía quitarme de la cabeza que era lo que Rick estaba haciendo allí, que era lo que había hecho. Seguramente lo hubiera detenido por conducción temeraria o algo parecido, o al menos eso esperaba.
Cuando llegue aparque el coche y me tome mi tiempo para coger aire, no sabía con qué me iba a encontrar y eso me tenía muy preocupada. Solo esperaba que estuviera bien, lo necesitaba y ya había sufrido bastante en esta vida.
Cuando entro enseguida pregunto por Espo y me mandan a una sala pequeña que sirve para la hora de descanso en donde hay una cafetera, lo que precisamente necesito un buen café pero prefiero centrarme en lo verdaderamente importante que ahora es Rick y su problema para pedir un abogado.
-Hola Javi-digo acercándome a él y dándole un abrazo, hace mucho que no lo veía, ojala no fuera en esta circunstancia.
-Hola chica. ¿Qué tal estas? Ya veo que te va muy bien-dice al ver mi ropa de trabajo.
-Bueno no puedo quejarme. Me alegro de verte y de verdad me gustaría poder hablar contigo, tomar algo o lo que sea pero…ahora mismo necesito hablar sobre la persona que me ha contratado-digo de forma profesional, de momento quiero mantener al margen y en secreto mi relación personal mientras no sea primordial.
-Directa al grano como siempre. Verás el tipo este Richard Rodgers se presentó aquí de la nada.
-¿Se presentó él?
-Sí, fue muy raro. Vino para entregarse, dice que ha matado a alguien. No tenía pinta de ello pero lo detuve y lo lleve al calabozo. Tras hablar un poco con él dijo que te avisara. En cuanto salió tu nombre a reducir y al verlo algo confundido decidí esperar a que llegaras. No lo he interrogado, ni aún he hecho el papeleo correspondiente, quería esperarte. Pero Kate si no me das una buena razón para ello no puedo ayudarle ni a él ni a ti. Si ha matado a alguien…
-Lo sé Espo y te agradezco que de verdad hayas echo esto. Solo te pido que me dejes hablar con él unos minutos, necesito saber porque ha hecho esto.
-Bien, está en el calabozo te llevo-dice poniéndose de pie y yo fui detrás de él.
Me quede descolocada al escuchar como Rick vino aquí y se declaró culpable de un asesinato, sin duda hablaba del de su hermano. Pero había venido sin pensarlo y eso podía traerle muchos problemas. Tenía que convencerlo para que se destratara de su confesión y luego convencer a Espo para que hiciera la vista gorda lo que iba a ser mucho más complicado. Me lleno de valor y me dirigí hacia él, tenía que verlo saber que estaba bien y luego ya veríamos.
Cuando llegamos al calabozo Espo me abrió la celda y se fue dejándonos solos. Lo vi allí parado, sentando en un pequeño banco que servía de cama y completamente apagado. Me acerque despacio a él y cuando levanto la mirada y vi sus ojos vi el dolor por el que estaba pasando, por lo que de nuevo estaba pasando.
-Hola-digo casi sin voz porque me dolía verlo así.
-Hola-dice con los ojos rojos de haber estado llorando y sin duda ahora estaba a punto de volver a hacerlo.
-Rick…dime que es lo que pasa.
-Tenía que hacerlo.
-No…has cometido un error.
-¿Lo dices como abogada?-dice con una leve sonrisa.
-Lo digo como…joder Rick. ¿Qué coño ha pasado?
-Yo lo mate, yo tengo que pagar.
-Rick ya has pagado suficientemente por un error que cometiste.
-Kate te he llamado a ti solo por una cosa, porque crees en la justicia, porque luchas por ella por encima de todo. Así que por eso te he llamado. ¿Crees que es justo todo lo que paso? ¿Crees que es justo que no pague por lo que hice?
-Rick ¿Qué es lo que hiciste?
-Yo conducía ese día. Mi padre intento ocultarlo. Pero yo lo hice.
-Dime que fue lo que paso. Cuéntamelo Rick, necesito que me lo digas todo, necesito entender porque haces esto porque sinceramente no lo entiendo-lo vi pensarlo durante unos segundos pero asintió y tras pensárselo las palabras empezaron a salirle de golpe.
-Salimos de la fiesta y Alex me dio las llaves del coche, para mí eso era algo grande. Fuimos todo el camino con la música a tope y a una velocidad indebida, demasiado rápido, más de lo que estaba permitido. De repente sonó una canción que a Alex le gusto y le dio a tope a la música. Estaba bailando y cantando como un loco. Me despiste con aquello, le miré durante unos segundos y cuando volvía la mirada al frente yo…había algo en medio, era un animal…no sé muy bien qué tipo de animal pero giré para intentar no atropellarlo y lo siguiente fue…el golpe, un fuerte golpe y dolor por todo el cuerpo. Eso paso, yo el cague y tengo que pagarlo.
-Fue un accidente Rick.
-No, si fuera a la velocidad adecuada a lo mejor estaría vivo.
-A lo mejor, pero no lo sabes.
-Kate hice algo malo y quiero pagarlo, lo necesito.
-Rick…¿sabes el daño que le vas a hacer a la gente que te quiere?
-Ya le hice demasiado daño hace cuatro años y no lo pague. Necesito hacerlo, por mis padres, por Paula, por Alex Junior y por mi hermano.
-Rick sabes que si te condenan…si terminas en la cárcel le harás aún más daño.
-No será peor…eso es imposible.
-Si lo será. Será pasar de nuevo por ese dolor y Alex…Alex que crees que sentirá más el dolor por alguien a quien nunca ha tenido o dolor por perder a su tío favorito, a su amigo. Rick lo destrozarás y además…yo…
-Lo siento Kate…pero lo necesito, no podré vivir si no lo hago-dice mirándome seriamente y supe lo importante que era para él. Aunque no estuviera de acuerdo tenía que hacerlo, tenía que ayudarle, tenía que estar con él y apoyarlo en todo momento. No podía hacer otra cosa, no quería ni podía alejarme de él. ¿Quería que lo juzgaran por ello? bien lo harían, pero como su abogada haría lo posible para que la pena fuera lo menos posible, porque a pesar de todo fue un error, un error con grandes consecuencias pero que ya ha pagado con creces. Pero, ¿pensaría lo mismo si no fuera Rick? ¿Lo que siento por él me estaba cegando? Me acerque a él le di un beso en los labios porque no podía evitarlo y me levanté. Antes de salir de la pequeña celda me giré para mirarlo.
-Está bien, lo haremos a tu manera. Como tu abogada no quiero que digas ni una sola palabra más. Voy a hablar con el detective, y harás una declaración.
-Gracias-dice sonriéndome, pero esa no era su sonrisa, no era la sonrisa que me gusta de él. Esa sonrisa era un chiste de su verdadera sonrisa, era la muestra real del dolor por el que estaba pasando, y ahora más que nunca iba a estar ahí, por él, por nosotros.
CONTINUARÁ…
Bueno pues aquí está el giro de toda historia jaja. Empieza un poco de drama pero Rick necesita hacer esto y lo más importante es que Kate va a estar a su lado apoyándolo siempre. Gracias por leer y espero vuestros comentarios, mañana más.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 22

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 12, 2016 9:11 pm

Buenos días a todos. Hoy es un día triste pero a la vez feliz. Hoy por fin sabemos que no habrá novena temporada. Me siento feliz porque sin el Caskett, Castle no tenía sentido. Pero por otro lado no puedo dejar de pensar que nunca más podremos verlos juntos. Que se acaba la serie de mi vida, y puedo decirlo sin dudarlo. He visto muchas series, y con muchas he estado enganchada y lo he vivido. Pero con Castle, todo es distinto. Además de la serie, meterme en el fandom, conocer gente igual de loca que yo por una serie. Vivirla desde dentro. Pero eso no es todo, Castle me dio la oportunidad de empezar a meterme en esta locura de escribir. Nunca antes me había planteado hacer algo así, pero estos personajes me llamaban a cada rato para darles miles de situaciones, para acabar haciéndolos feliz. Así que sin duda Castle es la serie de mi vida, sin duda es mucho más que una serie para mí. Por eso a pesar de pedir a gritos su no renovación hoy al saber que es real, siento tristeza porque se acaba, siento tristeza por como la han acabado, como han ido destrozando nuestra ganas de verlo día a día. Ojala pudiéramos borrar las últimas semanas porque esta serie no se merece por todo lo que ha pasado. Pero aquí no acaba Castle, Castle acabara cuando sus fans la olviden y yo no pienso olvidarla y espero que con mis historias pueda haceros recordar un poco a esa historia peculiar, a esa historia de amor que nos tenía enganchadas cada día, a esa historia que hacía los Lunes mucho más llevaderos. Gracias y #CastleAlways.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 22
POV KATE
Tenía muchas dudas, pero tenía que pensar como abogada porque si lo hacía como persona implicada, sería imposible aguantarlo. No sabía que iba a pasar a partir de ahora con nosotros pero no quería dejarlo tirado, no quería abandonarlo, quería estar ahí con él y quiera o no él, ahí pienso estar siempre.
Salgo de la celda y me encuentro con Espo en su escritorio con un gran montón de papeleo. Cuando me siente acercarme levanta la cabeza y me mira para intentar sacarme con una mirada lo que esta pasando, pero voy a necesitar más de una mirada para hacerle entender lo que esta pasando.
-¿Podemos hablar?
-Claro.
-¿En un sitio más privado?
-Claro, ven acompáñame-dice levantándose y metiéndose en un sala de reuniones. Me siento a su lado y tomo todo el valor necesario para ser profesional aunque para nada puedo ser 100% profesional en este caso, no cuando me toca tan de cerca.
-Quiero que suelte a mi cliente, no tiene nada contra él.
-Oh, creía que iba a ser una charla de amigos pero ya veo que es oficial. Kate no puedo soltarle hasta que no me diga a que se refería con eso de que había matado a alguien.
-No estaba en sus cabales.
-¿Ah no?
-Espo…ha pasado en las últimas horas por cosas muy duras. Soy su abogada y como no tienen nada contra él exijo que lo liberes. Quiero tener una charla con mi cliente y cuando hable con él pasaremos de nuevo por aquí y mi cliente le explicaré a que se refería.
-Kate no puedo hacerlo, si ha matado a alguien…
-No ha matado a nadie.
-Kate…sé que es personal para ti…
-No lo es.
-A mí no me engañas. Por eso te voy a dejar que te lo lleves. Pero quiero que mañana a primera hora estéis aquí los dos para hacer una declaración. Si no es así, yo mismo iré a por él y lo detendré hasta que consiga saber que es lo que pasa.
-Bien, estoy de acuerdo. Gracias por esto Espo te aseguro que estás haciendo lo correcto.
-No lo sé, no estoy tan seguro.
-Es un gran chico y yo responderé por él si pasa algo durante estas horas. Aunque ya te digo que no pasara nada. Mañana estaremos aquí los dos-dije levantándome y ofreciéndole la mano. Tenía unas horas para poder convencer a Rick de que se detracte de la declaración si no…tendré unas horas para poder hablar con él y empezar a planear su defensa, porque no pienso dejarlo desamparado, si quiere justicia así será.
Me dirigí de nuevo hacia el calabozo donde Rick aún estaba sentado con la cabeza gacha mirando al suelo. Cuando el policía abrió la puerta levanto la cabeza cruzando su mirada con la mía.
-Puedes salir-dice el policía con poco animo como si estuviera hasta las narices de estar aquí.
-Pero no puede ser…Kate como…
-Rick cállate y vámonos. Te cuento por el camino.
-Pero…
-¿Soy tu abogada o no?-dije ya enfadada y lo vi asentir-pues entonces vamos a casa, ahora hablamos.
Lo vi levantarse con poco ánimo y salió detrás de mí. Lo sentía justo en mi espalda despacio y en silencio hasta que llegamos al coche. Se montó en mi coche sin protestar, dejando su coche allí aparcado sin más. Se le notaba que estaba destrozado, que estaba pasando de nuevo por la terrible pesadilla, parecía que había salido de ello pero ha vuelto y mucho más terrorífica que la primera vez. No me podía imaginar por lo que estaría pasando, tendría que ser horrible.
Íbamos en silencio todo el camino a su casa pero quería hablar con él antes de llegar a su casa antes de que sus padres se metieran en medio, tenía que hablar claro con él. Vi enseguida el lugar donde me lo encontré por segundo día seguido, el día en que me di cuenta de que era diferente a lo que pensaba de él.
Paro el coche y lo miro, esta con la cabeza gacha mirándose las manos sin moverse. Coloco mi mano sobre su hombro llamándole la atención. Enseguida su mirada triste se cruza con la mía y no hace falta decir nada para que me entienda.
Ambos bajamos del coche y nos sentamos en aquellas piedras en las que unos días atrás llegue a conocerlo de verdad, aquel día en que empecé a pensar que había mucho más detrás de ese carácter arisco que me había demostrado hasta ese momento, ese día en que empecé a ver algo que me gustaba de él. Estábamos en silencio hasta que ya no pude más y acabe con este maldito mutismo.
-¿Cómo estás?
-Confundido entre otras cosas-dice mirando al frente sin apartar la mirada del bonito paisaje.
-¿Por qué te he sacado?-le preguntó y asiente con la cabeza-quería que tuvieras la oportunidad de pensártelo bien.
-No tengo que pensar nada.
-Bueno pues tiempo para prepararte para que puedas hablar con tus padres-dije y él volvió a asentir-mañana tenemos que volver a la comisaria para hacer una declaración. Si quieres contar todo me parece bien, pero tienes que elegir bien las palabras Rick, no puedes ir por ahí diciendo que eres un asesino porque no lo eres.
-Entonces que soy-dice mirándome con esos ojos azules suyos irritados de haber estado llorando.
-Fue un homicidio imprudente. No es un asesinato.
-El resultado es el mismo, una persona ha muerto-dice apartando la mirada de nuevo de la mía.
-Si pero si soy tu abogada tienes que hacerme caso. Si quieres que se haga justicia hablemos con propiedad y cumplirás lo que tengas que cumplir ni más ni menos. ¿Bien?
-Bien.
-Ahora...ya no soy tu abogada.
-¿Se puede cambiar así como así?
-Si-digo sacándole una pequeña sonrisa-Rick quiero que sepas que voy a estar aquí siempre. Pase lo que pase-digo con la voz algo tomada, rompiéndome después de todo el maldito día estresada y vi como Rick se movía y se colocaba agachado justo delante de mí. Levanto la mirada para mirarlo y lo veo allí mirándome con cara de compresión y me limpia con delicadeza las lágrimas.
-Kate yo…si quieres alejarte de toda esta mierda, si no quieres ser mi abogada y no quieres estar conmigo por todo esto…
-Rick…no sé si aguantaré como tu abogada pero no pienso alejarme de ti, no voy a dejar que me alejes. Quiero estar contigo.
-No soy el mismo, hoy has conocido cosas de mi que no sabías, ni si quiera yo sabía. Entiendo que no quieras…-pero no le deje acabar. Atrape sus labios con los míos agarrándole por el cuello para que no pudiera alejarse.
-Para mí eres el mismo, esto no cambia nada…eres tu él que ha cambiado y a mucho mejor. No me va alejar de ti todo esto. Quiero estar contigo y tu ni nadie va a hacerme cambiar de opinión. ¿Lo has entendido?
-Entendido-dice con una sonrisa sincera, la primera en las últimas horas.
-Tenemos que volver ya. Tu madre estará muy preocupada.
-Bien…-dice cerrando los ojos al sentir mis manos acariciando su pelo.
-¿Estás cansado?
-Si.
-Pues vamos tienes que descansar para poder preparar la declaración de mañana. Te prometo que todo saldrá bien.
-Está bien. Pero antes…antes de la declaración tengo que hablar con alguien.
-Con Paula-digo por él y él solo tiene que asentir.
Nos levantamos ambos y vamos agarrados de la mano hasta el coche allí de nuevo ponemos rumbo a su casa, rumbo a su familia.
Cuando llegamos lo veo mirando a su casa de forma ausente, como recordando de golpe todo lo que había pasado hace apenas unas horas, cuando su mundo volvió a explotar de nuevo. No se merecían el sufrimiento por el que estaban pasando y mucho peor es que aún les quedaba mucho por lo que pasar.
Lo veo bajar mirando de nuevo al suelo y me acerco a él agarrando de la mano para llamar su atención y cuando me mira le sonrió intentando darle mi fuerza. Lo veo sonreírme y agarrados de la mano nos acercamos hasta la puerta de su casa. Enseguida sale su madre a su encuentro y con lágrimas en los ojos se abraza a su hijo con todas sus fuerzas. Veo como Rick después de unos segundos de sorpresas se abraza a ella dándose mutuo apoyo.
Los miro y los veo bien, veo que si todos juntos luchan pueden salir de esto, veo que si luchan como familia esto puede quedar atrás. Y no solo a lo de la posibilidad de cárcel si no a superar este dolor que corroe a la familia, para superar de una vez por todas, ese fatídico día que les cambio la vida.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y por vuestros comentarios. Y gracias por la encuesta me ayudara sin dudas a darme fuerzas para seguir. Juntos podemos mantener la serie viva.
#CaskettAlways
Buen fin de semana nos vemos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:22 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.