Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 23

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 15, 2016 8:49 pm

Buenos días y tristes día. Hoy se acaba la serie de nuestras vidas, la que nos ha unido. Siento tanta pena que no puedo dejar de tener ganas de llorar, pero supongo que es normal. Va a ser un día duro y mucho más hasta que pueda verlo. Y os aviso que no sé si mañana podré poner el enlace en twitter como siempre, por miedo a tragarme algún spoiler pero sin duda subiré sobre la hora de siempre. Así que estad atentos.
Quiero daros las gracias a todos por leer y en especial a los que comentáis y seguís animándome a escribir. Gracias a todos porque sin vosotros no podría ponerme a escribir, sois la fuerza que me ayuda.
Esta semana acabaré de escribir la historia y espero poder empezar con otra.
Sin más os dejo con el capítulo
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 23
POV RICK
Me sentía cansado y mal por el vaivén de mis sentimientos. Necesitaba que este dolor acababa y esperaba que mejorara cuando por fin pagara por lo que había echo.
Sentir el abrazo de mi madre cuando llegue me hizo sentirme querido y a la vez mal porque sabía que les había echo sufrir durante estas horas pero sobre todo porque ahora sabía que era el responsable de todo el dolor con el que han tenido que vivir estos años y encima yo los he hecho sentir peor. Y no solo a mi madre también a mi padre. Le había echo la vida imposible en los últimos años, e incluso le había culpado por todo y la culpa resulto ser mía. Es verdad que el habérmelo ocultado no ha ayudado pero supongo que era su manera de mantenerme a salvo, aunque sin darse cuenta no me estaba haciendo un bien. Si hubiera sabido todo antes, si hubiera pagado por ello, quizás y solo quizás hubiera salido ya de este pozo y no que ahora en el mejor momento, cuando parecía que salía entonces me hundo más en el fango. Quería salir de allí pero necesitaba cumplir con mis responsabilidades y quizás así pueda sentirme mejor.
Cuando me separo de mi madre veo como mi padre desde la puerta nos está mirando. Lo veo allí pensativo sin moverse y sé que es por culpa mía. Es porque yo lo he mantenido alejado. No ha sido nunca un padre ejemplar pero en estos años yo no se lo he puesto tan fácil. Me alejo de mi madre y me acerco a él. Me quedo allí a solos unos pasos y siento que me escuecen los ojos por aguantar las ganas de llorar. Y de repente sin esperármelo mi padre da los últimos pasos y me abraza entre sus brazos y yo termino de romperme, llorando como un niño en los brazos de su padre.
-Lo siento mucho…lo siento mucho….
-No tienes nada que sentir.
-Pero…
-Eres mi hijo, no tengo nada que perdonarte. Anda pasemos dentro-dice tirando de mí y yo me dejo llevar por mi padre, mi padre…hace tanto que no pienso en él como mi padre que casi me olvido que tengo uno.
Pasamos al interior y nos sentamos alrededor de la mesa del comedor, mi madre a un lado y mi padre al otro. En frente tengo a la persona que ha estado ahí desde que la conozca a la persona gracias a la cual tengo las fuerzas por luchar para salir de esto.
-¿Quieres que te prepare algo? tienes que tener hambre.
-Ahora no pero gracias madre-digo dedicándole un pequeña sonrisa.
-Cariño… ¿Qué ha pasado?
-Que he crecido…estoy a aprendiendo  que no se puede huir de los problemas hay a afróntalos, que hay que apechugar con las consecuencias de nuestros actos.
-¿Qué quieres decir?
-Me he entregado…quiero cumplir con mi error.
-Pero…
-Necesito hacerlo.
-Me equivoque…quise cuidar de mi pequeño pero ya eres un hombre-dice mi padre con orgullo en la voz lo que hace que me sorprenda y me emocione.
-No quiero perder a mi otro hijo-dice mi madre con lágrimas en los ojos.
-No lo vas a hacer madre, al revés. Creo que necesito hacer esto para poder seguir viviendo. Si cumplo con mi error quizás pueda salir de este pozo, quizás todos podamos empezar a vivir con ello.
-¿Estás seguro de hacerlo?
-Tengo miedo…no lo voy a negar pero no he estado más seguro de algo en toda mi vida.
-Si estas seguro, te apoyaremos-dice mi padre dándome un apretón en el hombro y sacándome una sonrisa.
-Gracias, es lo que necesito-digo sonriendo.
-Tenemos que preparar la declaración de mañana-dice Kate de repente-si quiere…-dice mirando a mi padre.
-Confío en ti, confío en que defenderás a mi hijo igual o mejor que yo-dijo sorprendiéndome por esas palabras.
-Gracias.
-Bueno nosotros os dejamos solos. Mañana me gustaría acompañaros-dice levantándose y agarrando a mi madre para llevársela.
Yo asentí con la cabeza y tras besar a mi madre los vi como subían a su habitación. Yo me quede con Kate y sabía que teníamos que preparar lo de mañana aunque no tenía ni pizca de ganas. Me levanté y me coloque en la silla que estaba a su lado y la agarre de la mano, la vi como cerraba los ojos ante mi contacto.
-¿Estas bien?-le pregunto yo ahora a ella, sé que no tiene que ser fácil tampoco para ella.
-Estoy bien-dice intentándolo con una sonrisa aunque sabía que no lo estaba-tenemos que preparar…
-Lo sé.
-Tienes que ser sincero, contarle todo de la forma que ha sido.
-No quiero meter a mi padre.
-Rick eso no es posible. ¿Cómo vas a explicar lo del cambio de asiento?
-No lo sé, simplemente diciendo que no lo recuerdo.
-Rick…
-No pienso hacerle más daño…toda la culpa es mía y yo lo asumo.
-Rick…-pero no la deje seguir colocando un dedo en sus labios.
-Dejémoslo ¿sí?
-¿Pero si no hemos preparado nada?
-Decir la verdad evitando nombrar a mi padre, entendido.
-Rick no es tan fácil.
-Tu estarás ahí, podrás ayudarme antes de meter la pata ¿no? además estoy cansado.
-Bien, entonces me voy y mañana nos vemos…-pero una vez más le hice callar-¿Qué?
-No te vayas-digo a media voz mirando nuestros manos entrelazadas.
-Rick…
-No está bien-digo levantándome-lo entiendo…
-No, si quieres que me quede…lo haré-dice levantándose y quedando enfrente de mí.
-No quiero estar solo…
-No estás solo-dice sonriéndome y tirando de mi hasta mi habitación.
Nos tumbamos ambos en la cama dispuestos a descansar pero no podía dejar de pensar en el día que había tenido, a pesar de estar asimilándolo y de que pensar en poder pagar por el error me ayudaba aún tenía miedo de no poder superarlo. El dolor era horroroso y estaba muerto de miedo, no podía dejar de tenerlo.
-Rick ¿Qué pasa?
-No puedo dormir.
-¿Por qué? ¿No tenías sueño?
-Si pero…
-Rick ¿Qué pasa? Puedes contármelo.
-Tengo miedo…
-¿Miedo?
-A cerrar los ojos…cada vez que los cierro…veo su cara y…
-Hey tranquilo-dice acariciándome la cara con ternura y ese simple gesto me tranquiliza.
-Por un lado me alegro de haber recordado…pero ahora…ahora solo quiero parar de ver esa imagen, necesito quitármela de la cabeza.
-Piensa en cosas buenas-dice tranquilamente y yo suelto un suspiro sarcástico por la esperanza que tenía en ello-piensa en tu hermano y tú cuando erais niños disfrutando en la casa, en la destartalada casita del árbol, piensa en ti y Alex Junior jugando o en la cara de Alex cuando vio la casa por primera vez, piensa en nosotros tranquilos disfrutando de nuestra compañía.
Cerré los ojos intentando imaginarme esos momentos y no pude evitar sonreír al recordarlos, sin duda Kate me estaba ayudando mucho más de lo que yo me imaginaba.  Abrí los ojos con una sonrisa en la cara y la mire fijamente, era la mujer más hermosa del mundo. Me acerco un poco más a ella y la besó con fuerza dejándome llevar por lo que me hace sentir, sin duda es la persona que siento que es la que necesito en este momento, la persona que me hace sentir bien, que me hace mantenerme en este mundo.
Me separo y cierro los ojos mientras junto nuestras frentes mientras nuestras respiraciones también se juntan. Beso suavemente su nariz y sonrió sin poder evitarlo, porque a pesar de todo el dolor, porque a pesar de toda esta mierda que me está pasando, la tengo a ella y eso me hace querer luchar, querer pasar esto de la mejor manera posible para poder superarlo, para poder volver a vivir, vivir a su lado.
-Kate no sabes lo importante que es para mí que este aquí conmigo. Es súper importante para mí.
-Si tu no lo fueras para mi hubiera sido muy fácil salir de esto, huir de ti. Pero me importas mucho más de lo que yo misma pensaba y por eso estoy aquí y por eso no voy a ninguna parte. Ahora cierra los ojos Rick he intenta descansar. Si pasa algo estoy aquí contigo, siempre-dice sinceramente mirándome a los ojos. Se gira apaga la luz pero aun puedo ver sus bonitos rasgos a través de la claridad que daba la luna llena que brillaba en el exterior.
Me acerque a ella quedando completamente pegado a ella y pase mi brazo por su cuerpo atrayéndola a mí, apretándola contra mi cuerpo y cerré los ojos sobre su cuello. Y con su tacto, con su olor, su calor me deje llevar por el cansancio que tenía en el cuerpo, solo esperaba poder soñar con ella porque si soñaba con ella sería el mejor sueños posible.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo, veremos la conversación con Paula a ver qué tal se lo toma todo. Gracias a todos por leer y espero vuestros comentarios.
Feliz Castle Monday, feliz final de la serie de nuestras vidas. Hoy es sin duda un día que nunca podremos olvidar, un día que quedara marcado para todos los fans de esta serie.
Que paséis el día lo mejor posible.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capítulo 24

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 16, 2016 8:42 pm

Buenos y tristes días a todos. Aquí estoy un día más subiendo, pero no es un día normal. Ya muchos habréis visto el capítulo y no sé cómo os sentiréis pero yo que aún no he podido verlo estoy de los nervios, intentando no pensar en ello e intentando no tragarme algún spoirlers. Por favor tened cuidado en los comentarios :,(
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 24
POV RICK
Me desperté más cansado de cuando me acosté. Apenas había podido dormir, solo me relajaba el saber y sentir que ella estaba ahí a mi lado a pesar de todo. Pero no había conseguido dormir más de una hora y ahora estaba reventado pero tenía que levantarme ya si queríamos ir a ver a Paula antes de tener que ir a declarar. Tenía miedo de como se lo fuera a tomar Paula pero merecía saberlo por mí y para ello tenía que contárselo antes de que me detuvieran y ya no tuviera ocasión de decírselo.
Me giro y me encuentro con su rostro tan cerca del mío que puedo sentir su aliento sobre mi cara. No puedo evitarlo y me acerco para juntar nuestros labios en un pequeño beso haciendo que despertara porque veo como empieza a moverse y hacer pequeños sonidos.
-Buenos días-digo sonriéndole porque no pueda evitar hacerlo cuando la veo.
-Buenos días-dice removiéndose y pasando su brazo por mi cuerpo abrazándome haciéndome sentir bien a pesar de todo.
-Tenemos que irnos.
-Si… ¿Estas nervioso?
-Si…más por hablar con Paula que por declarar.
-Todo va a ir bien. Será bueno saberlo de tu boca.
-Lo sé por eso lo hago…entenderé que no quiera saber nada más de mí, que no quiera que me acerque más a su hijo.
-Rick no hará eso.
-¿Tu no lo harías? ¿No me alejarías de ti y de tu hijo si hubiera matado a su padre?
-Rick…no vuelvas a decirlo así.
-Es lo que paso.
-No. No hagas que parezca un asesinato. Fue un homicidio involuntario, no fue un accidente porque ibas muy rápido pero si no fuera por eso, sería un accidente Rick. Fue un grave error pero hablar de matar a alguien es…solo no lo hagas ¿vales?
-Está bien. Será mejor que nos levantemos-digo levantándome para poder huir de esa conversación. Sabía que quería evitar esas palabras porque era importante para ella, porqué le dolía pensarlo pero si no fuera yo…si no fuera yo así es como lo llamaría.
Salimos los tres en el coche camino a casa de Paula. No dejaba de mirar el reloj sabía que estaría ya llegando de llevar a Alex al colegio y eso me relajaba no podía verlo ahora. Estaba tan nervioso que no podía dejar de comerme las uñas.
-Hijo tu estate tranquilo. Cuenta todo, la verdad y eso te ayudara…-escuche como decía mi padre pero sin duda era lo último que había dicho, me había soltado todo un discurso y yo me había perdido la mitad por no poder dejar de estar nervioso por esta futura conversación que ya no era tan futura puesto que estábamos en la calle donde vivía a punto de llegar a su casa.
Cuando llegamos justo a la puerta veo como Paula está allí intentando abrir la puerta, esa puerta que siempre se atrancaba y que ya le había prometido varias veces arreglar, o al menos intentarlo. Eso tendría que esperar. Me quito el cinturón dispuesto para bajar y escucho como Kate me habla.
-¿Quieres que te acompañe?
-No, es algo que tengo que hacer solo.
-No tardes mucho, no quiero que lleguemos muy tarde.
-Tranquila, intentaré no tardar mucho-digo bajando del coche a la vez que tomaba todo el aire posible que fui soltando despacio para intentar calmarme.
Cuando cierro la puerta del coche hago el suficiente ruido para que Paula lo oiga y se gire mirando hacia mi dirección. Vi sorpresa en su mirada pero enseguida empezó a acercarse hacia donde yo estaba encontrándonos a medio camino.
-Rick ¿ha pasado algo?
-Si… ¿Podemos hablar?-digo sin poder mirarla pero levanto la cabeza lo justo para ver como asiente con cara de preocupación y entramos en el interior después de luchar un poco más con la maldita puerta esa que me estaba dando un poco más de tiempo para poder prepararme.
Prepara un poco de café y nos sentamos en la mesa uno enfrente del otro. Me cuesta tanto decir lo que tengo que decirle que siento como si las palabras no fuera capaz de salir como si tuviera un tapón justo en mi garganta que no las dejaban salir. Tras intentar aclararme las ideas decido que ya no puedo esperar más.
-Paula tengo que contarte algo…algo que ayer mismo me entere y creo que mereces saber-digo tragando saliva y sintiendo como las lágrimas amenazaban con salir.
-Rick ¿Qué pasa? ¿Ha pasado algo?
-Ayer recordé todo lo que paso…todo lo que paso aquel día. Paula yo…yo era el que conducía, fui yo quien estrello el coche aquel día-digo sin poder mirarla mientras las lágrimas terminan desbordando por mi cara.
-Rick que…que quieres decir.
-Fue mi culpa. No me acordaba de verdad…lo siento…
-Pero si dijeron que era Alex. Él estaba en el asiento del piloto-dude en si decirle toda la verdad pero merecía toda la verdad.
-Fue mi padre. Mi padre llegó unos minutos después del accidente. Alex ya estaba muerto, pensó que si llegaban y me veían conduciendo acabaría en la cárcel y por lo tanto acabaría perdiendo a sus dos hijos. Fue un error por su parte. Pero la culpa es mía Paula…ojala hubiera sido yo quien hubiera muerto aquel día…de verdad lo siento mucho-digo roto por el dolor. Escucho como ella también empieza a llorar pero de repente se levanta y me abraza con fuerza y yo me dejo llevar por ese abrazo sin dejar de pedirle perdón.
-Rick…gracias por contármelo. Me ayuda mucho de verdad, pero no te fustigues tanto. Fue un error, un grave error pero eres un gran chico y has sufrido ya mucho.
-Voy a pagar por ello te lo prometo.
-¿Qué quieres decir?
-Voy ahora mismo hacia comisaria…voy a declarar sobre el suceso, voy a cumplir por mi error.
-Rick… ¿qué sentido tiene cuatro años después?
-Para mí mucho, lo necesito. Necesito limpiar su imagen, necesito quitarme este peso de encima. Necesito cumplir para poder seguir adelante.
-Te apoyaré en todo lo que necesites.
-Gracias-digo emocionado.
-No gracias a ti. Por contarme todo y por estar ahí Rick. Te debo mucho, Alex te debe mucho. Has cuidado de su hijo como si fuera tuyo. Has pagado ya bastante, ojala no vayas a la cárcel creo que no sería justo.
-Es lo justo…-dije sin mirarla.
-Ahora no, ahora te hace más bien estar aquí fuera, hay mucha gente que te necesita Rick. Pagarás toda tu vida por ello, fue algo que te cambio para bien y espero que sea algo que te marque pero que te deje vivir Rick, mereces ser feliz, lo mereces.
-Gracias Paula-digo abrazándola antes de irme para comisaria era hora de hacer lo que tenía que hacer.
Llegamos a la comisaria después de ir todo el camino en completo silencio. Cuando aparcamos bajamos los tres y nos dispusimos a entrar. Enseguida el policía de ayer llega a nuestro encuentro y tras hablar con Kate algunas palabras que no logró a llegar a escuchar nos hacen pasar a la sala de interrogación. Consigo que mi padre se quede fuera, quiero mantenerlo fuera y si estuviera a mi lado no me dejaría mentir sobre su implicación.
-Bueno son las 9:00 de la mañana del 20 Marzo de 2016 y estamos aquí el señor Richard Castle Rodgers, su abogada la señorita Kate Beckett y yo mismo el detective Javier Esposito. Bien señor Castle de que quiere hablarme.
-Quiero declarar sobre el accidente que tuve hace cuatro años en el que murió mi hermano. Quiero declarar que era yo quien conducía aquel día.
-¿Por qué viene a contar eso cuatro años después?
-Acabo de recordar lo que pasó. Quiero pagar por ello. Quiero que se haga justicia para con mi hermano.
-En el atestado pone que el conductor era Alexander Castle Rodgers.
-Sí, pero no fue así.
-Entonces como puede explicar que el cuerpo se encontrara en el lado del conductor.
-No puedo explicarlo.
-¿Por qué?
-Porque no puedo recordarlo.
-¿Podrías haber cambiar su cuerpo?
-Puede ser, no lo recuerdo.
-¿Quiere declarar algo más?
-No señor.
-Bien queda detenido por el homicidio imprudente de su hermano. Tiene derecho a un abogado y a mantener silencio cualquier cosa sería utilizada en su contra. ¿Lo ha entendido?
-Si.
Me llevaron hacia el calabozo en el que hace apenas unas horas había estado ya encerrado. Veo como Kate habla una vez más con el detective y se acerca hacia el calabozo. Separados por los barrotes sentí una fuerte presión en el pecho. Porque sabía el daño que estaba haciendo a mi familia con todo esto pero no podía dejarlo pasar.
-Rick no digas nada mientras yo no este. Nada me oyes.
-Ok.
-¿Estarás bien?-me pregunta con lágrimas acumuladas en su ojos.
-Estaré bien. Cuida de mis padres. Asegúrate que estarán bien.
-lo haré. Haré todo lo posible para poder sacarte cuando antes de aquí. Espero conseguir que salgas bajo fianza.
-Confió en ti.
-Cuídate.
-Lo hare.
-Te quiero mucho lo sabes ¿no?
-Yo también –digo acariciándole la cara y limpiándola alguna lágrima furtiva antes de dejarla ir, antes de quedarme completamente solo aquí con mi dolor, pero me sentí bien porque por fin podía hacerse justicia porque pensaba limpiar el nombre de mi hermano, porque por fin podría descansar en paz.
CONTINUARÁ…
Bueno daros las gracias por leer y por estar ahí siempre, seguiremos aquí hasta que vosotros queráis.
Pedir perdón por las faltas, si las hay que seguro, hoy no tenía el cuerpo para corregir.
Sin más, me despido hasta el jueves, me quedo esperando vuestros comentarios. Deciros que he acabado de escribir la historia son 48 capítulos y en esta semana espero ponerme con otra nueva para que esto no decaiga, porque si espero y lo pienso quizás me arrepienta y merecéis al menos una historia más por cómo me apoyáis siempre.
Gracias y que paséis un buen día.
#CastleAlways
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 25

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 18, 2016 8:58 pm

Buenos días a todos, aquí estamos de nuevo con otro capítulo. Es una semana un poco dura por el final de Castle y todo eso pero espero que sigamos todos ahí tirando del carro para que esta serie no quede en el olvido. Todavía queda mucha historia por delante, pero ya he empezado una historia nueva para intentar mantener lo máximo posible en nuestra mente esta pareja maravillosa, espero que continuéis conmigo en el camino.
#CastleAlways
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 25
POV KATE
Salí de la comisaria con los ánimos bajos solo de pensar en que tenía que dejarlo allí. Necesitaba sacarlo de allí lo más rápido posible por eso iba a redactar ahora mismo el recurso y lo entregaría cuanto antes para poder llevarlo de nuevo a casa, aunque por mucha prisa que se dé la jueza las 48 horas no se las quita nadie. Solo esperaba que lo mantuvieran en el calabozo de la comisaria el máximo tiempo posible, no podía imaginármelo en la cárcel…no, no podía ser. Necesitaba conseguir una gran sentencia para él. Que lo pague pero intentaré que no vaya a la cárcel haré lo posible.
Salgo por la puerta y me encuentro a un preocupado Alexander Castle esperando y recuerdo de repente que no ha podido ni despedirse de su hijo. Me acerco a él y enseguida siento que necesita saber así que no le hago esperar.
-Lo han detenido. Voy a ir ahora mismo a redactar la petición para sacarlo. Espero poder entregarla hoy y que en menos de 48 horas podamos tenerlo en casa hasta el juicio.
-Si quieres me encargo yo-dice de repente. Y quiero negarme porque yo soy su abogada, debo hacerlo yo. Pero entiendo que necesita hacer algo, entiendo que es el mejor y que es algo que puede hacer sin perjudicar a su hijo, a los deseos de su hijo así que acepto.
-Bien, puedes encargarte tú.
-Gracias, lo haré lo antes posible.
-Ok pero creo que antes, creo que antes deberías ir a hablar con Martha.
-Si lo haré. Gracias por todo lo que estás haciendo.
-Es lo que tengo que hacer-digo sonriéndole-conseguiré que podáis hablar mañana con él como muy tarde.
-Gracias.
-Ahora debería irme. Yo también tengo que hacer unas cosas y quiero empezar a preparar el juicio.
-Bien-dice desapareciendo de mi vista.
Tomo aire para pensar en que hacer a partir de ahora. Es mi primer caso después de todo. El caso del año como Alexander decía tendrá que esperar. Me importa mucho más ganar este caso.
Cojo mi móvil y de repente veo que tengo una llamada de mi madre. Y de repente lo recuerdo. Ayer teníamos una cena con ella y no asistimos. Es más ni si quiera lo recordé y no llame para cancelarla. Ahora tiene que estar preocupada.
Empiezo a marcar su número pero decido en el último momento que esto es algo que se merece una explicación cara a cara. Además necesito hablar con alguien de esto, necesito a mi madre.
Me acerco hasta mi casa, la casa de mi infancia, la casa donde me crie. Cuando llego a la puerta veo el coche de mi madre allí en la puerta pero falta el de mi padre y en parte lo agradezco, necesito hablar a solas con mi madre, necesitaba su consejo y su consuelo.
Entro dentro de casa y la llamo a voces. Enseguida aparece bajando las escaleras con la naturalidad que le representa. En cuanto me ve, me mira y con cara de enfado sigue adelante hacia la cocina sin hacerme caso. Sé que le gusta hacerme suplicar pero que en realidad no está enfadada.
-Mama…siento lo de ayer.
-¿Lo de ayer? ¿Lo de dejarme tirada?
-Lo siento no me acorde.
-¿Qué no te acordaste, esa va a ser tu excusa?
-Ayer fue un día de locos y…
-Si ya, siempre tú trabajo. Lo entiendo pero al menos una llamada…
-No es eso-digo bajando la voz y enseguida mi madre me mira y no puedo evitar que las lágrimas salgan. Enseguida siento los brazos de mi madre sobre mi cuerpo abrazándome con fuerza.
-Cariño, ¿Qué ha pasado? ¿Es ese novio tuyo? ¿Va algo mal?
-Yo…si es algo así.
-¿Qué ha pasado? ¿Te ha hecho daño? Porque si te ha hecho algo…
-No…no me ha hecho nada. Pero ayer paso algo…y lo siento.
-Cariño puedes contármelo todo.
-Mama…es muy difícil.
-Pero soy tu madre, estoy aquí para ayudarte.
-Bien…Rick…
-¿Así se llama?
-Si. Ayer tuvo un problema, se enteró de algo…
-Cariño si no te explicas bien no puedo ayudarte.
-Tuvo un accidente hace cuatro años en el que murió su hermano. Ayer se enteró de que iba conduciendo él.
-Pero si fue un accidente…
-Iba conduciendo a más velocidad de la permitida.
-Oh…
-Si…lleva cuatro años destrozado por eso y…
-¿Eso no fue lo que le paso al hijo de tu jefe? Oh… es él ¿no?
-Si madre.
-Y ahora…
-Se ha entregado.
-Oh…ya veo.
-Y voy a defenderlo, soy su abogada.
-Hija no sé si mezclar el trabajo con lo personal es lo mejor.
-Necesito ayudarlo, no merece ir a la cárcel.
-¿No? si no fuera él que dirías al respecto.
-Mama…
-No te riño cariño, te entiendo pero normalmente no pensarías así si no lo quisieras. Solo quiero que no termines dañada. Sabes que por mucho que logres Rick irá a la cárcel.
-Lo sé. No sé si podré aguantar estar separada de él aunque consiga que solo sea unos meses.
-Cariño tu puede con eso y mucho más. Se nota que te importa mucho cariño.
-Dios solo hace unas semanas que lo conozco y menos aún que salimos juntos, sabía que era muy pronto para presentaros pero…estaba segura de ello. Quería que lo conocieras y eso era porque…
-Porque era muy importante para ti cariño, era el primero que traías a casa.
-Dios quiero estar con él a pesar de todo, no quiero que toda esta mierda nos separe. No quiero hacerlo, no quiero que se acabe-digo volviendo a romper a llorar mientras mi madre me abrazaba con fuerza intentando consolarme.
-Si él te quiero tanto como tú lo haces lo superaréis, no hay nada que el amor no pueda superar.
-Tengo miedo de que no pueda con esto. Tengo miedo de que no pueda superar saber que él fue el responsable de la muerte de su hermano. Ya antes de saberlo se sentía fatal y estaba encerrado en su mundo. Ahora no sé qué puede estar pasándole por la cabeza. Él cree que si paga por lo que hizo eso le ayudara a salir de eso, a seguir adelante. Pero yo no estoy segura, tengo miedo de que ese pensamiento y el estar encerrado lo consuman por dentro.
-Cariño de verdad piensas…
-No lo sé. Tengo miedo de que se le pueda pasar por la cabeza, tengo miedo a que se le pueda pasar por la cabeza y yo no esté ahí para ayudarle a tomar la decisión correcta. Tengo tanto miedo…
-Serás su apoyo aunque no estés cerca. Kate si te quiere y nota tu apoyo luchara para salir cuanto antes para poder estar contigo. Estaréis pronto juntos, te lo prometo.
-Eso espero…-digo con la mirada perdida comiéndome la cabeza de cómo tiene que estar sintiéndose.

POV RICK
Estaba muerto de miedo a pesar de que sabía que estaba haciendo lo correcto. Tenía miedo a la soledad de la celda a pesar de que me había acostumbrado a estar solo durante demasiado tiempo. Pero supongo que es distinto y más cuando cierro los ojos y todo lo que había conseguido olvidar durante cuatro años y tanto me atormentaba vuelve de golpe.
Tengo también mucho miedo por lo que he dejado fuera, por mis padres por los que ahora me preocupo después de estos años tan malos, porque sé que fui un idiota con ellos y ahora me preocupo demasiado por ellos, no quiero que estén mal. Luego esta Alex, no sé si Paula le contara la verdad o no, me gustaría que la supiera algún día, pero tengo miedo de que me odie, no puedo vivir con su odio. Y luego por último estaba Kate, esa mujer que ha dado un giro total a mi vida, un giro que para nada esperaba. A veces pienso que llego en mal momento por toda esta mierda que está pasando en este momento pero por otra parte…si no estuviera ella no sé qué sería de mí, no sé si podría salir de esto yo solo.
Me recuesto en este maldito banco duro que me va a servir de cama para los próximos días e intento concentrarme en su cara, intento pensar en ella para poder luchar, para poder salir de esto. El saber que está ahí me ayuda a luchar, me da la fuerza necesaria para salir de esto lo más cuerdo posible. Quizás si esto hubiera pasado antes de conocerla, quizás mi vida no me importara igual que ahora, si no fuera por ella que me hace sentir importante para alguien, que me hace sentir vivo, quizás todo hubiera acabado de forma distinta a estar aquí en este lugar frío y solo. Tengo que agradecerle mucho, porque aunque no me guste para nada este lugar, estoy vivo y eso es gracias a ella.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo, veremos a ver como continua. Sin duda a pesar de lo mal que ambos lo están pasando quieren luchar por poder estar finalmente juntos, por poder ser felices. Queda mucha lucha pero si ambos quieren…
Gracias a todos por leer y comentar, yo sigo escribiendo y subiendo y vosotros a comentar Wink
XXOO
Twitter: tamyalways


tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 26

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 19, 2016 8:18 pm

Buenos días a todos, os dejo un nuevo capítulo. Aun no me puedo hacer a la idea de que el lunes no podremos ver a Castle y que encima no es por un hiatus, es por el final de la serie. Me duele solo pensarlo. Pero por otro lado, el pensar en no vivir más cosas de estos dos me está haciendo avanzar rápidamente con el otro fics. De momento estoy contenta con él aunque tenga ese sentimiento de pena eterna por no poder verlos juntos, pero al menos puedo imaginármelos y mientras tenga eso seguiré escribiendo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 26
POV RICK
Estoy nervioso, después de dos noches aquí en el calabozo por fin se hará mi juicio para saber si podré salir bajo fianza hasta que se decida mi pena. Quiero pagar por lo que hice pero necesito que sea cuanto antes, necesito que esto no se retrase mucho para poder empezar a vivir de una vez por todas, porque a pesar de que no he estado encerrado todos estos años es como si lo hubiera estado, en parte estoy pagando por lo que hice desde ese fatídico día, llevo cuatro años con mi vida parada y para seguir adelante tiene que acabar todo esto.
Sé todo el trabajo que esta haciendo Kate para que todo esto sea lo más justo para mi, se lo agradezco tanto, que por eso quiero que todo salga bien. Porque se lo importante que es para ella. Es su primer caso y ya lo tiene perdido porque yo mismo me voy a declarar culpable. No quería que empezará así pero se que es la mejor abogada que podía tener. Sé que es la mejor persona para este caso por la involucrada que esta.
Me termino de arreglar para poder llegar a la cita para poder saber si hoy podre salir mientras espero o si tendré que volver aquí o a la cárcel de una vez por todas, y tengo miedo. Pero no tengo miedo a entrar, no tengo miedo a estar dentro de pagar por lo que tengo que pagar, tengo miedo de perder lo que dejo fuera, tengo miedo de perderla a ella para siempre. Tengo miedo de que con el tiempo se dé cuenta de por lo que está luchando y se dé cuenta de que no merece la pena, de que no merezco la pena. Y a veces pienso que sería lo mejor, que sería lo mejor para ella. Pero no puedo hacerlo, ella, el saber que está ahí fuera esperándome es lo que me da fuerza para seguir luchando para tener ganas de luchar y salir de todo esto.
Enseguida llega un policía vestido de uniforme y me lleva hacia el exterior, pienso en que voy a encontrarme con ella y todo lo demás me da completamente igual. Pienso en ella y me entran ganas de luchar por mi vida, por una vida repleta de ella.
Cuando llego al juzgado y veo a un montón de gente pasar de un lado al otro me siento encerrado. No me siento bien rodeado de tanta gente. Pero cuando veo como Kate se acerca con su vestimenta profesional y ya todo me da igual. Veo como habla con alguien a lo lejos y la veo asentir y después se acerca hasta donde yo me encuentro escoltado por dos policías.
-Chicos, ¿podéis dejarme a solas con él cinco minutos?-pregunta y enseguida se miran ambos hasta que al final se separaran de nosotros.
Se acerca de mí y mira a todos lados, sé que quiere quedarse a modo profesional y lo acepto pero necesito estar con ella. Tras mirar a todos los lados se acerca a mí y me agarra mi mano metiéndola entre las suyas y sin poder mirarme a los ojos.
-¿Cómo estás?
-Bien-le miento para no hacerla sentir mal, no puedo verla mal.
-Voy a sacarte de aquí.
-Estas bien, no pasa nada Kate si…
-Te necesito fuera…conmigo me oyes. Así que pienso sacarte. Vamos-dice al ver cómo nos llaman para que pasáramos a la sala.
Allí estaba el fiscal con un montón de papeles sobre su mesa y mis padres estaban justo detrás de la mesa donde Kate y yo nos sentamos. Enseguida la jueza llega y Kate y yo nos levantamos hasta que la jueza hace un gesto para que podamos sentarnos.
Siento como el corazón me late a mis por horas mientras el fiscal y Kate luchan para conseguir su objetivo. Cada vez se pone la cosa peor para mí, lo veo cuando el fiscal muy seguro presenta como prueba mi confesión y por supuesto el dinero que tiene mi familia.
-Ha confesado por lo que no hay dudas de su culpabilidad. Además creo que queda claro que lo ha ocultado durante años.
-Protesto-dice Kate levantándose.
-Se acepta la protesta, aún no se ha podido demostrar nada. Puede proseguir.
-Para acabar quiero dejar claro que tiene dinero suficiente para poder huir. Creo que se debe tener en cuenta para darle o no la salida bajo fianza.
Veo como Kate suspira por lo bajo y se levanta para dar sus razones ahora de porque me tienen que dar la libertad bajo fianza. La veo nerviosa pero de repente se pone de pie y habla como una profesional, como la gran profesional que es.
-Señoría creo que lo que ha quedado claro en este juicio es la buena aptitud de mi cliente. Él fue quien decidió en el momento en que se enteró de lo que había pasado fue a comisaría para entregarse. Es una gran persona que cometió un trágico error. Creo que no tiene sentido las razones de mi compañero para no darle la libertad bajo fianza. De verdad una persona que se entrega cuando no hay nada en contra de él, de verdad una persona que quiere pagar por lo que hizo ¿va a huir? No lo creo-dice muy segura acabando con su gran discurso haciendo que me sienta orgulloso de ella.
Se sienta a mi lado y le sonrió pero la veo muy nerviosa por el veredicto que viene ahora. Yo me siento más tranquilo ahora después de verla defenderme, de ver que lo da todo por mí, por ver que sigue ahí luchando por mí. Veo como la jueza ya ha tomado una decisión y Kate con un gesto me da a entender que me es hora de volver a levantarse. Me levanto y siento la tentación de agarrar su mano pero aguanto, sé que ahora mismo tiene que ser profesional que lo necesita para poder sobrellevarlo.
-Bueno quiero dar mi veredicto y decir que no quiero ninguna réplica a él. Teniendo en cuenta todo lo que se ha expuesto el día de hoy y sin tener nada más en cuenta ya que eso tendréis que demostrarlo en el juicio, bien mi veredicto es que tengo que denegar la petición por parte de la defensa. Creo que hay motivo para pensar que puede huir. Pero en cambio pienso adelantar el juicio y tanto es así que la semana que viene empezaremos con este juicio que esperemos que no se alargue mucho. Hasta entonces el señor Castle tendrá que permanecer en la cárcel.
Vi como a Kate se le caía en mundo encima y escuche un sollozo en mi espalda, sin duda correspondía a mi madre. Yo a pesar de todo estaba tranquilo. Me daba igual tener que permaneces unos días más en la cárcel solo me dolía verla así.
-Señoría no creo que sea justo…-dijo Kate de repente pero la jueza no le dejo acabar.
-No siga por ahí abogada ya dije que no permitiría ninguna réplica. Esa es mi decisión y tendréis que acatarla. Se levanta la sesión-dijo levantándose y vi como Kate esta tensa por la situación.
-Kate no pasa nada, todo está bien. Voy a estar bien.
-Tenía que sacarte…tenía que hacerlo y…-dijo derrumbándose.
-Kate no es tu culpa. Es todo culpa mía. Tuvimos un problema hace unos años y lo está pagando contigo hijo, lo siento mucho-dice mi padre apareciendo de repente.
-No pasa nada, no es culpa de ninguno es mía. Estaré bien y pronto todo esto acabara y podremos seguir con nuestras vidas. Pero no estoy mal así que tampoco tenéis que estarlo vosotros.
-¿Pero…?
-Pero nada. No quiero veros mal. Esto es lo que quiero, es lo que necesito.
-Rick…esto…yo te prometí que te sacaría y…
-Y lo harás. Cuando llegue su momento. Ahora lo importante es estar bien. Y lo estoy lo prometo-y siento como mi madre me abraza con fuerza y yo sonrío intentando poner mi mejor cara para ellos aunque por dentro tengo miedo de dejarlos solos, de no poder verlos.
De repente veo como se acercan de nuevo los policías a por mí. Sé que tengo que volver a despedirme y me duele hacerlo pero sobre todo tener que dejarla así después de todo lo que ha pasado.
-Kate prométeme que vas a estar bien.
-Rick…
-Por favor…necesito saber que estas bien para estar bien.
-Rick no puedo estar bien si no estás conmigo, no puedo estar bien si sé que estás ahí dentro no puedo…-pero de repente veo como me mira y le sonrió y entonces cambia su expresión-te lo prometo-dice sonriéndome y ya no aguanto más y me acercó y la beso en los labios justo antes de que me separen de ella con la certeza de querer luchar por ella.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece ser que Rick no podrá salir de la cárcel pero que ambos están con fuerzas para luchar a pesar de tener todo en contra.
Gracias a todos por leer, por vuestros ánimos y vuestros comentarios. Nos vemos el lunes con un nuevo capítulo.
Buen fin de semana
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Vie Mayo 20, 2016 9:14 am

Diooooooooooooooooooooooosssssssssssssssssssssss amo este fic!!!!!!!!!!!!!!!!

Va a ser muy duro verlos pasar por semejante prueba, él en la cárcel y ella fuera haciendo todo lo posible por sacarlo....

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 27

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 22, 2016 9:06 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Hoy es un día triste, el primer lunes sin Castle. Me duele pensarlo y solo pensar que hace unas semanas es lo que todos o casi todos deseábamos. Espero que el día pase rápido y lo mejor posible. Los lunes vuelven a ser malos :,(
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 27
POV RICK
Estaba esperando la visita de Kate. Estaba impaciente por ello a pesar de que iba a ser una visita profesional para poder preparar el juicio. Quería verla, ya que después de varios días sin verla me estaba volviendo completamente loco.
Entramos en las duchas como cada mañana y me sentía observado. No me sentía para nada cómodo pero hoy sentía que todo me daba igual porque podría verla en apenas unas horas.
Empiezo a ducharme cuando siento como empieza a ver una aglomeración en el otro lado del baño, sin duda había una pelea. Cogí mis cosas y salí a toda prisa de allí no quería peleas pero con la mala suerte que acabe chocando con otro tipo.
-Ey tú ¿a donde crees que vas?
-Lo siento-digo intentando huir pero me encontré con un fuerte brazo que me impedía pasar. En ese mismo instante me di cuenta de que no iba a salir de allí sano y salvo.
Cuando sentí el primer golpe me di cuenta de que tenía que intentar protegerme lo mejor posible y coloque mis brazos sobre mi cara para que no me golpeara. Recibí varios golpes hasta que escuche el silbato que me indicaba que llegaban los guardias para separarnos. Intente mantenerme en el suelo lo mejor cubierto posible pero sentía como la sangre me recorría la cara.
Cuando llegaron los guardias me lo quitaron de encima y nos separaron hasta que terminaron llevándome a la enfermería.
Me tumbaron en una camilla y minutos después llego una mujer con cara de pocos amigos. Se acercó a mí y sin decir nada me coloco un algodón sobre la ceja haciéndome sisear.
-No te quejes, los golpes seguro que te han dolido más-dice de forma brusca pero al ver mi cara su expresión cambia-lo siento, no me gustan los días de peleas. Lo veo muy absurdo.
-Yo no me lo he buscado, no he hecho nada….
-Algo habrás echo para estar aquí-dice refiriéndose a la cárcel y no a la enfermería.
-Si…algo por lo que merezco pagar. Pero no esto-digo señalándome la cara.
-Anda ven que te cure eso-dice ya más calmada y curándome con más delicadeza.-esto ya está-dice colocándome un parche encima de los puntos.
-¿Puedo irme ya?
-Quizás sea mejor que te deje aquí un rato. Así no tendrás que volver allí fuera con ellos, puede que lo paguen de nuevo contigo y…
-Tengo visita y no quiero perdérmela.
-Bien, pero dejaré claro que quiero que pases la noche en la enfermería por seguridad.
-Gracias aunque no tengo miedo a enfrentarme a ellos.
-Ya pero yo no quiero trabajar mucho más. Lo hago por mí-dice sonriendo y sacándome una sonrisa-que te vaya bien con tu visita, parece importante-dice riéndose mientras desaparece de mi vista. Y me doy cuenta de que ni si quiera le he dado las gracias, y que ni si quiera sé su nombre. Pero ahora me da igual, enseguida vendrán a por mí para poder ir a verla a ella y ni el dolor ni nada iba a impedírmelo, solo esperaba que el verme así no la preocupara aún más.
Me levante colocándome delante del espejo. El policía que se encargaba de vigilarme enseguida dio unos pasos para acercarse a donde estaba pero al ver que solo estaba mirándome al espejo permaneció allí de pie cerca pero dándome algo de espacio.
Cuando me miró veo los reflejos de los golpes en mi cuerpo y me doy cuenta de que sin duda va a ser imposible poder mantenérselo oculto para no preocuparla. Intente taparlo pero no todo podía taparlo con el pelo o que una gorra.
-Hey ¿Quién viene a verte?-dice la enfermera de nuevo apareciendo.
-Mi abogada-digo sin poder evitar sonrojarme.
-Si ya seguro.
-Es mi abogada.
-¿Y es muy guapa? ¿Estas coladito por ella?
-Muy graciosa.
-A ver, déjame verte, quizás si te das con algo de maquillaje podrá verte algo más decente.
-No da igual…
-Si viene tu abogada-dijo con retintín-quiero que te vea guapo-dice sonriendo y yo no puedo evitar sonreír ante sus tonterías.
Enseguida empieza a darme en la cara con maquillaje y cuando acabo apenas se me notaba ya alguna prueba de la pelea de esta mañana aunque aún tenía una herida en la cabeza que no sabía cómo iba a poder explicar.
-¿Entonces….?
-Es mi novia-digo de repente haciéndola sonreír.
-Ya decía yo…
-Bueno en realidad es mi abogada también.
-Oh todo queda en casa.
-Algo así. Por cierto soy Rick-digo ofreciéndole mi mano.
-Soy Lanie-dice besándome en la mejilla-y estás muy guapo seguro que tu novia no nota nada.
-No lo sé no sabes cómo es-digo suspirando-no quiero que se preocupe más…
-Estarás bien y ella lo entenderá.
-Eso espero.
-Suerte, nos vemos esta noche.
-Gracias-digo levantándome a la vez que veo como llegan a por mí para llevarme con ella. Por fin iba a poder verla.
Cuando me senté en aquella pequeña sala no podía dejar de moverme de lo nervioso que estaba, enseguida entraría por esa puerta Kate y la había echado tanto de menos que no podía parar quieto.
Cuando la puerta de abrió dejándola pasar creía que estaba soñando, estaba aún más guapa de lo que recordaba. Vale quizás estaba exagerando un poco, solo llevaba un par de días sin verlas pero aquí dentro el tiempo pasaba demasiado lento.
-¿Puede dejarme a solas con mi cliente?-dice mirando al policía que hasta su llegada había estado acompañándome y que sin ni si quiera decir una palabra desapareció de nuestra vista-Hola ¿Cómo estás?-dice sin mirarme sacando unos papeles pero no me dio tiempo a responder cuando alzo la mirada cruzándose con la mía y entonces lo vio-¿Qué te ha pasado? Y no me digas que nada porque eso no es nada-dice levantándose y colocando a mi lado mientras me observar de cerca la herida agarrándome sin saber por uno de los moratones haciéndome sisear de dolor.
-Estoy bien-digo intentado ocultar la cara de dolor.
-No me mientas. ¿Quién te ha hecho esto?-dice quitándome con cuidado el maquillaje sacando a la luz los moratones que pensé que podría ocultarle.
-Solo ha sido un golpe.
-Eso no es solo un golpe Rick. Si te han hecho algo si…
-Kate tranquila estoy bien ¿vale?
-No…tienen que protegerte. No pueden dejar que pase esto de nuevo. Estos se van a enterar…
-Kate ya. Está todo bien. Solo quiero olvidarlo y disfrutar de este momento. Por favor-dije casi suplicándole y vi como algo caló en ella porque se agacho quedando de cuclillas delante de mí colocando sus manos sobre mis piernas.
-Solo quiero que estés bien.
-Y estoy bien cuando estás aquí Kate-digo acariciándole la cara.
-Esto es insoportable. No quiero dejarte aquí pero no puedo hacer nada para sacarte.
-Cuando pague por todo esto saldré.
-No sé si podré aguantar tanto.
-Lo entiendo pero necesito hacerlo.
-Lo sé…pero esto es tan complicado. Saber que estas aquí dentro y no saber cómo estas. No poder verte todo el tiempo que quiera, el saber que no estás bien…nada ayuda. No sé qué hacer para sacarte de aquí.
-Sabes que es lo que quiero.
-Pero no creo que sea justo que estés aquí dentro Rick.
-Si fuera otro no pensarías lo mismo. He hecho algo malo y tengo que pagarlo. Es verdad que ha llegado todo esto en el peor momento cuando empezaba a salir de este maldito pozo pero ahora que se toda la verdad no puedo olvidarlo así como así. Necesito hacer esto y entiendo si esto es demasiado para ti Kate…si quieres sabes que puedes…
-Ni lo digas, no pienso abandonarte. Voy a luchar contigo y cuando todo esto acabe empezaremos algo nuevo, empezaremos de cero.
-Gracias Kate. No debería dejarte hacer esto, debería dejarte libre. Pero no puedo, soy un egoísta pero no puedo dejarte ir. Te necesito para seguir adelante.
-Y yo a ti. Así que no digas eso, juntos vamos a sacarte de esto. Vamos a salir de esto te lo prometo.
-Lo sé. Te quiero Kate-digo de repente casi sin pensarlo-lo digo en serio, estoy enamorado de ti Kate, como nunca antes he querido a nadie y si pienso en seguir adelante es por ti, por ti y por Alex Junior.
-Yo también te quiero-dice besándome y haciéndome sentir único, haciéndome sentir un hombre afortunado, haciéndome sentir como nunca antes me había sentido.
-Nunca antes me he sentido así de afortunado.
-Cualquiera que te oiga diciendo eso estando en la cárcel-dice haciéndonos reír a ambos-tenemos que volver a preparar el juicio.
-Lo sé.
-Cuanto mejor lo preparemos antes podrás salir de aquí.
-Ok.
-La próxima que venga quizás no venga como abogada.
-Estas pidiéndome un vis a vis-digo moviendo las cejas de forma provocativa.
-Depende de cómo te comportes-dice haciéndonos reír mientras nos sentábamos el uno al lado del otro para meternos de llenos en lo que iba a ser el juicio de mi vida.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y por estar siempre ahí. Hoy por ser un día un poco triste para todos os he dejado un momento Caskett lleno de sentimientos. Espero que os haya gustado. Mañana más ¿y mejor? Eso espero.
Aquí me quedo escribiendo mi nueva historia que va ya adelantadita para cuando acabe esta poder empezarla a publicarla. Espero como siempre vuestros comentarios.
#CastleAlways
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Mayo 23, 2016 2:09 am

Que duro para ambos pero lograran salir adelante porque tienen el apoyo de la familia!!
Me alegra que te hayas decidido a seguir deleitándonos con tus historias pues ya no mas Castle!! es doloroso pero lo prefiero a tener que ver la serie sin uno de sus protagonistas, espero que no se les vaya la inspiración a este gran cantidad de escritoras que nacieron con Castle!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 28

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 23, 2016 8:46 pm

Buenos días a todos, aquí estamos un día más con otro nuevo capítulo. Espero que os esté gustando y que me lo hagáis saber Wink
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 28
POV KATE
Me encuentro fatal después de mi encuentro con Rick. Le he prometido que iba a estar bien pero no puedo estarlo cuando sé que lo he dejado allí dentro y más después de ver lo que le han hecho. Tengo miedo de que algún día me llamen y…no quiero ni pensar en ello.
He quedado con mi madre para tomar un café. No es el mejor momento pero necesito salir un poco de las paredes que me aprisionan solo de la presión por conseguir lo mejor para él, solo por conseguir la menor pena de cárcel posible porque si no, voy a volverme completamente loca.
Me encuentro con mi madre en nuestro lugar preferido y me siento enfrente de ella después de darle un beso. Ya ha pedido su café y el mío como siempre para ir ganando ese tiempo que nunca nos sobra a los Beckett.
No quiero hablar de ello, o sí. No lo sé pero mi madre se da cuenta enseguida de que me pasa algo, de que hay algo que me está comiendo la cabeza porque no tarda en preguntar.
-¿Qué te pasa ahora? ¿Lo has visto?
-Si…he estado allí esta mañana.
-¿Y ha pasado algo malo?
-Si…-digo intentando mantener las lágrimas controladas pero no lo consigo del todo. Mi madre enseguida se levanta y se coloca a mi lado y me quita con delicadeza esas malditas lágrimas que se han permitido el lujo de salir.
-Cariño… ¿Qué ha pasado?
-Lo habían golpeado. Pero no solo un golpe. Tenías que haberlo visto mama. Estaba fatal…
-Cariño….
-Él no está acostumbrando a eso. Parecía un niñato pero no es para nada así. Es un gran chico. Solo ha cometido un fallo en su vida que le ha llevado a todo esto.
-Kate…mato a su hermano.
-Ese no fue su error.
-Kate…
-Su error fue ser débil y dependiente de su hermano. A cualquieras que le preguntes que lo conociera de esa época te lo dirá. Era un gran chico, era el niño bueno de la casa. Solo veía por su hermano y por conseguir su aprobación, ese fue su gran error. Si hubiera sido tal y como era, si no hubiera buscado su aprobación ahora su hermano estaría vivo y él no hubiera estado metido en este lio.
-Cariño él es como es. Eso forma parte de su vida. Quizás si no hubiera pasado no os hubierais conocido, quizás no sería como es ahora. Quizás no sería lo fuerte que es ahora.
-Ojala no hubiera pasado por nada de esto, aunque nunca lo hubiera conocido. Esta mal aunque no quiera decírmelo y encima no está acostumbrado a ese mundo. Tiene que estar pasándolo fatal y por mucho que preparo el juicio yo…
-Cariño no puedes pedirte tanto a ti misma. Harás todo lo posible pero sabes que…
-Que no podré evitar que vaya a la cárcel.
-No, y mucho menos después de que se haya declarado culpable. Pero míralo por el lado bueno, su buena disposición también puede ayudarte para rebajar la condena.
-Eso no me ayudo para que le diera la libertad bajo fianza.
-Ya encontrarás la manera de que sirva de algo. Pero Kate tienes que relajarte. Así no le ayudas.
-Es que no sé qué hacer, y encima pienso en cómo tiene que estar pasando y me agobio mucho más. No sé si voy a poder aguantar mucho más así.
-Pide una cita con él. Ves a verlo así te sentirás mucho mejor.
-Ya he ido esta mañana, no puedo…
-Esta vez ves como su pareja no como su abogada.
-Iban a ir sus padres…no podré verlo.
-Seguro que consigues la manera de conseguirlo.
-Pero…
-No te quedes con las ganas. Si ver que está bien te ayuda. Ves y hazlo. Te cueste lo que te cueste.
-¿Y qué hago?
-Tú sabrás como hacerlo-dice levantándose y pagando mientras me dejaba allí plantada. No tarde mucho en reaccionar y levantarme camino de nuevo a la cárcel, camino a él.

Cuando llegue a la cárcel aún no había conseguido sacarme nada de la manga para conseguir estar un rato de nuevo a solas con él. No se me ocurría nada pero antes de poder pensar más en ello, escuché como me llamaban.
-Kate Darling, ¿Qué haces aquí?
-Vengo a ver a Rick…bueno a ver si puedo verlo.
-Oh…acabamos de salir no creo que te dejen verlo.
-¿Cómo lo habéis visto?
-Está mal aunque ponga su mejor cara. Ya he visto lo que le han hecho y tengo miedo de que le pueda pasar algo.
-Es fuerte-dije engañándola a ella y a la vez intentando engañarme a mí misma.
-No sé, sigo viéndolo como mi pequeño, como mi niño.
-Pero ya no lo es-dice Alexander interrumpiendo-es un hombre, todo un hombre. Si quieres puedo conseguirte una hora con él a solas.
-¿Lo dices en serio?
-Aún tengo mis contactos. Si quieres en diez minutos te lo consigo.
-Claro, muchas gracias-digo con una gran sonrisa.
-Gracias-dice de repente Martha sorprendiéndome.
-¿Por qué?-pregunto incrédula.
-Por apoyar a mi hijo a pesar de todo, por estar aquí con él. Él te necesita y entiendo que tiene que ser complicado para ti pero…te pido por dios que no te alejes de él. Si te pierde ahora a ti…tengo miedo de perderlo.
-No me voy a alejar de él-digo agarrándole de la mano transmitiéndole todo mi apoyo-para mí es muy importante tenerlo cerca, lo quiero Martha y voy a luchar por él y por nosotros para nada se me pasa por la cabeza huir de todo esto. Voy a estar ahí hasta el final que esperemos que sea pronto.
-Gracias chica, estoy feliz de que mi hijo te encontrara, de que aparecieras en nuestra vida.
-Hey siento interrumpir pero ya puedes entrar-dice Alexander apareciendo de nuevo y yo vuelvo sonreír mientras lo abrazo con fuerza.
-Muchas gracias.
-Tenéis una hora a solas. Estarás con él en la enfermería. Habrá una enfermera cerca pero tendréis vuestra privacidad.
-Gracias. No sabes cuánto lo necesito.
-¿Cómo va el juicio?
-Lo mejor que puedo. Espero que las cosas vayan bien pero es casi imposible.
-Es difícil, pero confío en ti Kate.
-Es mi primer caso y…me toca tan de cerca que….
-Lo harás bien. Es lo que mi hijo necesita, además si no creyeras que eres buena para llevar el caso donde mi hijo se juega tanto no te dejaría llevarlo. Confió en ti.
-Gracias.
-Ahora aprovecha esta hora para daros fuerza el uno al otro.
-Lo haré.
Estaba nerviosa mientras me cacheaban para poder entrar. No me podía creer que hubiera sido tan fácil. Estaba feliz de verlo, de poder estar ahí. Necesitaba su apoyo pero también sabía que él necesitaba el mío. Iba a darle las razones necesarias para que siguiera luchando. Para que luche con tantas fuerzas para que esto no termine por hundirlo sino que sea el trampolín para una nueva vida.
Cuando el de seguridad me dio permiso para entrar y me acompaño hacia la enfermería sentía como mi pecho subía y bajaba con fuerza de lo nerviosa que estaba. Necesitaba verlo, saber que estaba bien y estar con él como una pareja nada que ver con cliente y abogado.
Cuando la puerta de la enfermería se abrió y pude verlo allí tumbado mirando hacia el techo todo pensativo me di cuenta de lo que lo necesitaba y de todo lo que quería. Nunca antes había querido a alguien así. Y me da igual lo duro que sea el camino pero lucharé para estar con él, para ser felices juntos.
De repente veo a una mujer que se acerca a él y le mira la herida que tiene en la cabeza, tiene que ser la enfermera que estará con nosotros. Pero me da igual quien este, para mí solo estaremos los dos. Me acerco despacio hacia la cama sin poder dejar de sonreír y cuando estoy tan cerca que casi puedo olerlo gira su cabeza hacia mí y de repente se queda quieto mirándome como si estuviera viendo una aparición hasta que por fin una sonrisa dibuja su cara.
-¿Kate?-dice sorprendido con una sonrisa y mirándome con esos ojos azules que me enamoraron, esos ojos que cuando conocí estaban triste pero que poco a poco fueron cambiando. Ahora están de nuevo tristes pero voy a luchar para quitar la tristeza de ellos.
CONTINUARÁ…
El jueves más, veremos a ver cómo les va la nueva reunión y el primer encuentro entre Lanie y Kate. Gracias a todos por estar ahí y espero como siempre vuestros comentarios para saber si va la cosa bien o no. mientras tanto sigo escribiendo la nueva historia.
XXOO
#CastleAlways
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 29

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 25, 2016 8:23 pm

Buenos días a todos, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que lo disfrutéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 29
POV RICK
-Kate…-digo completamente sorprendido por verla.
-Hola-dice mordiéndose el labio de una forma tan sexy que me vuelve loco.
-¿Qué haces aquí?-pregunto sin entender su presencia aunque me encantaba verla de nuevo.
-¿No te alegras de verme?-pregunta con una sonrisa y yo me muero con su sonrisa.
-Claro que me alegro-digo extendiendo mi mano para que se acercara a la cama.
Ella se acerca tímida sin dejar de mirarme y yo no puedo apartar la mirada de ella, está más guapa aun que esta mañana y algo más tranquila lo que me relaja.
-Ajam…-escucho que alguien se aclara la voz y recuerdo a la enfermera que sigue allí de pie mirándonos con una sonrisa.
-Oh…Kate ella es Lanie mi enfermera y ella…
-Ella es tu abogada-novia ¿no?-dice riéndose y veo como Kate se sonroja-si me ha hablado de ti. Ya veo porque estaba tan nervioso por verte, eres muy guapa.
-Gracias-dice mirando al suelo Kate toda nerviosa.
-Perdón que te pregunte pero…creo que se han acabado las visitas así que…
-Tengo una visita especial-dice señalando al guardia que asiente-tenemos una hora a solas.
-Oh…claro. Estaré por aquí por si me necesitas para algo-dice mirando con una sonrisa y desaparece por la puerta a la otra zona de la enfermería.
Mi mirada enseguida vuelve hacia Kate que sigue allí de pie con su mano sobre la mía mirándome con una sonrisa tímida. Me incorporo quedando sentado en la cama y tiro de ella para que se siente a mi lado, y quiero preguntarle muchas cosas pero no puedo evitar besarla porque lo necesito demasiado en este momento.
Junto mis labios a los suyos en un tímido beso, en un beso lleno de amor, de timidez, sensibilidad. Cuando me separo de ella y la miro a los ojos la veo sonreír y yo sonrió con ella.
-Hola-digo de nuevo como un tonto haciéndola reír.
-Hola.
-¿Cómo…?
-Tu padre-dice antes de poder preguntarle-supongo que tiene buenos contactos y necesitaba verte.
-Siempre me he quejado de sus contactos pero ahora estoy muy contento por ellos-digo sonriendo-yo también te necesitaba.
-Bien, entonces me alegro de haber podido venir.
-Dios te he echado tanto de menos-digo volviendo a besarla porque puedo hacerlo y porque estoy deseando hacerlo.
-Me he dado cuenta de que no puedo estar separada de ti. Sé que va a ser complicado pero…te quiero Rick y voy a estar contigo siempre.
-Siempre-digo sonriéndole y tirando de ella para quedar ambos tumbados en la cama abrazados.
-¿Cómo estás? ¿Te duele?
-No…estoy bien. Mucho mejor.
-He estado hablando con tus padres…la verdad es que ha sido un día de charlas.
-¿Por qué lo dices?
-He hablado también con mi madre.
-Oh…Tienes que pedirle perdón por no poder estar en la cena.
-Ya lo ha olvidado.
-Entiendo que no le caeré bien después de todo esto…
-Primero me da igual lo que piense la gente aunque sea mi madre, pero no es el caso. Ella me apoya en todo, y estoy segura de que quiere conocerte.
-No sé.
-Te entiende en todo lo que haces mejor que yo. Te apoya en tus decisiones y me apoya a mí en mi decisión de estar aquí contigo.
-Tienes una gran madre.
-Si la tengo, y tú también.
-Si la tengo, me da pena habérmela perdido estos últimos años.
-Bueno todos cometemos errores, tienes tiempo para solucionarlo.
-Eso espero.
-Lo tendrás. Te mereces una mejor vida Rick. Cuando pagues por esto ya no podrás tener más excusas para vivir.
-Eso espero.
-No eso espero no, tiene que merecer la pena todo este sufrimiento-dice levantándose lo justo para poder mirarme a los ojos y cuando la miro no puedo negarle nada, ¿cómo negárselo?
-Kate voy a luchar para ser feliz. Voy a luchar por una vida junto a ti-y la veo más relajada, más tranquila con mi respuesta.
Y me callo, dejo de hablar porque lo que quiero hacer es besarla, abrazarla, tocarla. No quería dejarla ir, no quería soltarla. Quería aprovechar cada momento que pase a su lado para llenarme de fuerza para lo que me quede aquí dentro.
La beso una y otra vez, sin poder parar hasta que saco una risa de su boca por mi entusiasmo. Me recuesto en la cama y ella se tumba a mi lado colocando su cabeza sobre mi pecho y solo sentirla así de cerca a mi lado me hace sentir lleno de energía, lleno de paz y amor. Feliz de poder luchar por tener una oportunidad.
-Esto se acaba…-dice con la voz tomada y sé que tiene razón pero no quiero que la tenga.
-Puf-digo resignado y ella se apoya sobre mi pecho mirándome a los ojos.
-Quiero que todo esto se acabe. Quiero abrir los ojos y que esto sea una pesadilla.
-Lo es, solo que dura más que una normal-digo acariciándole la cara-¿Sabes? El tiempo aquí pasa aún más lento de lo normal, mucho más lento. Solo se acelera cuando alguien viene a verte. Es una mierda, pero te hace darte cuenta de la importancia que tiene el tiempo que pasa con los que quieres. Y te agradezco que estés aquí, y agradezco cada minuto que puedo pasar contigo.
-Dios, te quiero Rick.
-Y yo a ti.
-En dos días es el juicio, volveremos a vernos pero…será distinto.
-Solo con verte estoy bien.
-Tengo miedo a la resolución del juicio, tengo miedo a saber cuánto tiempo vamos a pasar así.
-Cuanto antes lo sepamos antes empezara a correr el tiempo. Solo tenemos que ser fuertes.
-Lo sé-dice distraída y quiero darle fuerzas para que aguante todo esto pero…yo también voy a necesitarla para poder aguantar toda esta mierda en la que yo solo me he metido-tengo que irme-dice de repente mirando hacia la puerta, cuando miro hacia esa dirección veo como el guardia se acerca para llevársela.
Siento como el corazón se me rompe. Hemos estado una hora juntos pero ahora cuando el tiempo se acaba te das cuentas de como corre el tiempo cuando estás bien, cuando estas con la gente que quieres.
La veo levantarse y me cuesta tanto soltarla y dejarla ir que no lo hago. Kate me mira con tristeza y me acaricia la mano con ternura mientras yo aguanto para no ponerme a llorar. Solo de pensar en dos días sin verla y todo lo que queda se me hace un nudo en el estómago.
-Rick…
-Lo sé. Tienes que irte…-digo a media voz y sin poder mirarla a los ojos para que no vea esas malditas lágrimas que amenazan con derramarse de mis ojos.
Siento como se coloca de rodillas delante de mí y tirando de mi mano hace que la mire, porque como no hacerlo cuando la tengo tan cerca. Me acaricia la cara y yo cierro los ojos dejándome llevar por sus caricias y este momento me maldijo por haberlo hecho, me maldijo por no poder vivir con la culpabilidad, por no tener la fuerza de afrontar lo que hice y de alejarlo por completo de mi vida, me maldijo por tener la necesidad de hacer esto, de pagar por lo hice. Sería tan fácil dejarme llevar por su amor, por el mío. Sería tan fácil estar afuera con ella y olvidar todo…pero no puedo y por ello me maldijo, por no ser fuerte.
-Siento no ser tan fuerte, siento dejarte sola ahí fuera pero…
-Rick no digas eso. Eres fuerte, eres un gran tipo., un tipo que no puede vivir con ese error, eso te hace ser buena persona, eso te hace humano Rick. Y me alegro que sea así, eso hace que te quiera aún más. Que luche aún más por estar aquí contigo. Solo tienes aguantar, aguantaremos juntos y entonces…entonces podremos dejar todo esto atrás. Pero tienes que ser fuerte, tenemos que serlo.
-Y lo soy…cuando estoy contigo…
-Cuando te sientas solo, solo tienes que cerrar los ojos. Recuerda lo que dije de pensar en los buenos momentos y por lo que estamos luchando. Si tienes esa lucha presenta todo irá bien.
-Bien…Kate… ¿puedo pedirte un favor?
-Claro.
-Quiero que vayas a ver a Alex…quiero saber que está bien…y a Paula.
-Claro iré a verlos. Nos vemos en un par de días ¿sí?
-Si. Y gracias….
-Gracias a ti Rick…gracias por todo…y sigue luchando-dice besándome antes de desaparecer de mi vista, justo antes de que mis vista se volviera nublosa por la lluvia de lágrimas que caían de mis ojos.
-Se nota que te quiere mucho-oigo una voz a mi lado y cuando me giro allí esta Lanie.
-Si…tiene que hacerlo para aguantar todo esto.
-Lo hace. Se ve que os queréis y que os necesitáis el uno al otro.
-Si, a veces me vuelvo loco. Quiero estar bien para ayudarla, para consolarla, darle mi apoyo pero luego ahí momento en los que ella tira de mí.
-Es normal. Ambos lo necesitáis. Los dos necesitáis ambas cosas, que os apoyen y poder dar el apoyo al otro. Es normal que vayáis a ratos. Pero si seguís así juntos apoyándoos os irá bien.
-Gracias.
-Solo digo lo que veo. Anda descansa, hoy ha sido un día muy largo y cargado de emociones-dice apagando la luz y quedándome a oscura y yo cierro los ojos y hago lo que Kate me ha dicho, pienso en los buenos momentos que hemos pasado juntos y en los que nos quedan por vivir.
CONTINUARÁ…
Primero que nada pedir perdón si hay alguna falta de ortografía. Y segundo daros las gracias por estas ahí siempre y por leer cada capítulo. Espero que os haya gustado y nos vemos mañana con un nuevo capítulo.
Gracias y espero vuestros mensajes.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Jue Mayo 26, 2016 8:03 am

lo mal que lo estan pasando los dos... Lanie y Kate en este primer encuentro parece que van a hacer buenas migas....
me encanta Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 30

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 26, 2016 8:50 pm

Buenos días, y muchas gracias por estar ahí. Por leer, por comentar, por retwittear, por marcar favoritos, por cualquier cosa que me haga recordar porque estoy escribiendo, por vosotros. Aquí seguiremos hasta que la inspiración se quede.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 30
POV KATE
Han pasado ya casi 24 horas desde que lo vi por última vez y mañana llegara el juicio. Tenía muchas cosas aun que preparar para el juicio pero en poco tiempo iba a empezar a anochecer y aun me quedaba una promesa por cumplir.
Me prepare y tras coger algunas cosas salí disparada para ver a Paula y a Alex. Esperaba que estuvieran bien y me gustaría que ella pudiera acudir mañana al juicio. Me encantaría tenerla también como testigo de cómo la vida de Rick ha cambiado por completo, como ya ha cambiado y lo bueno que ha sido para su hijo. Era muy importante su testimonio y esperaba que aceptara aunque sabía que Rick no iba a estar de acuerdo.
Cuando estaba llegando a la puerta de su casa pude ver como Alex corría con su pelota ajeno a todo lo que estaba pasando a su familia, algo que sin duda le afectaba pero que era demasiado pequeño para entenderlo. Me baje del coche y en cuanto me vio salió corriendo con una sonrisa hacia donde me encontraba.
-Hola guapo.
-Hola-dice tímido poniéndose colorado y cuando lo miro veo a su tío en él. Dicen que se parece a su padre y seguramente pero como no lo conozco no puedo decirlo pero si sé que se parece y mucho a su tío.
-¿Juegas?
-Si. ¿Has visto a mi tito? Hace mucho que no lo veo-dice triste y no me gusta verlo así, pero lo entiendo.
-Si lo he visto. Y está deseando verte pero ahora mismo no puede.
-¿Por qué?
-Porque está de viaje. Pero hacemos una cosa. Si quieres puedes darme lo que quieras y yo se lo llevo. ¿Te parece?
-¿Puedo hacerle un dibu?
-Claro.
-Vale-dice girándose y saliendo disparado al interior de la casa y no puedo evitar sonreír.
Cuando miro de nuevo al frente veo a Paula sonriendo que se acerca donde me encuentro. Es una mujer muy guapa, y aun joven. Me sorprende que no haya rehecho su vida, reconozco que estuve hasta celosa por momentos cuando la veía con Rick. No entendía la relación que tenían.
-Hola.
-Hola.
-¿Esta Rick bien?
-Sí, vengo por él.
-Pasa, tomemos algo dentro-dice ofreciéndome entrar en su casa.
Le sigo hacia dentro y nos sentamos en la mesa de la cocina, enseguida planta una taza de café delante de mí, y sé que no es buena idea que mañana tengo que estar en alerta pero no puedo evitar tomar una buena taza de café.
-Gracias.
-¿Y bien?
-Rick me pidió que viniera a verte para saber que estabas bien.
-Lo estoy…es difícil por Alex. No entiende porque no puede ver a su tío.
-Lo entiendo…Paula verás yo…
-Suelta.
-Sé que para ti todo esto del juicio cuatro años después de todo tiene que ser doloroso, abrir de nuevo una vieja herida pero…
-Pero que…
-Necesito tu ayuda.
-¿Para qué?
-Para poder ayudar a Rick.
-Lo que sea.
-Me gustaría que testificaras. Que hablaras sobre cómo es la vida de Rick después de accidente.
-Lo haré.
-Te lo agradezco, esperemos que Rick no nos mate por esto.
-¿No está de acuerdo?
-No se lo he preguntado pero no quiere meter a su familia y supongo que eso te incluya a ti.
-Me da igual, yo decido. Quiero hacer todo lo posible para ayudarlo. Estaré allí mañana.
-Muchas gracias.
-No me las de. Quiero lo mejor para mi hijo, y lo mejor que esto se olvide cuanto antes y que tenga a su tío con él.
-Lo tendrá lo más pronto posible. O eso espero.
-Mami…mami…
-¿Que pasa cariño?
-Mira el dibu que le he hecho al tito.
-O qué bonito.
-Kate ¿se lo va a llevar a que si?
-Claro. Estoy segura que le gustara.
-¿Puede pedirle que me mande un cuento? Es que ya se me todos…
-Yo se lo digo-digo levantándome y besándole la mejilla a la vez que cojo el dibujo entre mis manos y sonrió al verlo porque sé que ayudara mucho a Rick en esta lucha.

Ha llegado el día del juicio y aunque tengo ganas de ver a Rick estoy muy nerviosa, que digo, estoy cagada. No quiero saber el veredicto de la jueza, no quiero saber el tiempo que voy a estar sin él. Pero para eso aún queda.
Me arreglo como puedo y me dirigí hacia el juzgado. Será el día más complicado e importante de mi vida. Solo espero conseguir ganar de una manera u otra, quiero que todos los años de duro trabajo vean sus frutos en algo y sobre todo espero poder empezar mi vida de nuevo…una vida en la que ya no tenga que seguir esperando por él.
Cuando llego al juzgado me siento muy nerviosa. No puedo parar quieta y es porque necesito verlo, si lo tengo cerca sé que estaré mucho más tranquila.
Vi como llegaba el fiscal, lo conocía bien por supuesto era uno de los mejores y lo tenía bastante fácil o eso pensaba él. Lo vi entrar con seguridad con una sonrisa en la cara y eso hizo que me pusiera aún más nerviosa y que la sangre me ardiera.
-No te preocupes. Cuanto más seguro está más dura será la caída-dice Alexander apareciendo de la nada.
-Tiene el caso ganado antes de empezar.
-Sí, pero querrá conseguir la mayor condena posible y eso lo vas a impedir tú.
-Estas demasiado seguro, tanto que me da miedo.
-Ya te dije que confiaba en ti.
-Y yo también lo hago Darling-dice Martha abrazándome.
-Puf estoy muy nerviosa.
-Es normal. Pero hagas lo hagas será bueno para Rick. Ahora…me gustaría hablar un momento contigo antes de entrar.
-Claro-dije alejándome un poco con él-¿Qué pasa?
-¿Tienes pensado llamar a alguien?
-Si…Paula ha aceptado hablar de él, había pensado en Martha pero…
-Prefiero que no. Lo de Paula me gusta pero a Martha déjala fuera. Me gustaría declarar a mí.
-No…Rick me mataría.
-Pero…
-Rick no quiere que se sepa lo del movimiento del cuerpo.
-Saldrá a la luz de todas formas. Si salgo y lo cuento yo quizás ayude a Rick.
-Rick no quiere que te involucres, no quiere que te salpique todo esto aún más. Irás a la cárcel tú también.
-Lo sé. Pero si ayuda a mi hijo a que no mienta, si ayuda a que se le entienda algo más, a que se le crea en cuanto a que no lo recordaba…quiero hacerlo.
-Pero…yo no puedo hacer nada si Rick no quiere.
-Si puedes y lo harás. Tenemos que sacarlo cuanto antes, no puede sufrir más.
-Pero si tu estas dentro…
-No te preocupes por mí. Se cuidarme solo, tengo que cuidar de él.
-Ok-digo poco convencida pero creo que es lo mejor para la defensa de mi clienta y tengo que hacer lo mejor para él. Eso saldrá a la luz en el juicio y si Rick miente en esto no le ayudará para que lo crean en lo demás. Tiene que ser honesto, es su mejor defensa.
Intento centrarme en el juicio, en cómo puede ir pero sé que nada es seguro, que allí dentro puede pasar cualquier cosa y eso hace que me pregunte si estoy preparada o no para este juicio, si soy o no la más indica para salvarlo.
Esos pensamientos se profundizan cuando lo veo llegar, con un traje azul marino con una corbata roja que le resalta sobre el sobrio traje. Va esposado y se le ve nervioso y triste por la llegada de este día. Sin duda para él iba a ser mucho más difícil.
Me acerco hacia él y con un gesto consigo que le quiten las esposas y que nos deje a solas, claro que están a solos unos pocos metros de nosotros. Le sonrió intentando calmarlo pero en realidad como puedo hacerlo cuando yo estoy yo tan nerviosa.
-¿Estas bien?
-Bueno, quiero que todo esto acabe.
-todavía queda, aunque supongo que el juicio será corto.
-Eso espero.
-Rick…
-Solo quiero empezar nuestra vida juntos. Y cuanto antes acabe antes empezaremos.
-Si…Rick… ¿estás seguro de que quieres que lleve tu juicio?
-Claro…eres la mejor.
-Rick es mi primer caso…si lo lleva alguien que sepa quizás…
-No. O lo llevas tu o me defiendo yo solo. Tú decides.
-Vale…está bien. Eres un cabezón.
-Lo soy-dice sonriendo-Vamos acabar con esto ¿vale?
-Vale.
-Gracias por hacer todo esto Kate.
-No, gracias a ti por todo lo que haces. Me estás dando una lección. Me estas haciendo que me replantee que es o no la justicia. Así que muchas gracias Rick, eres muy valiente.
-Tu sí que lo eres-dice sonriendo y con él a mi lado, brazo con brazo entramos en la sala dispuesto a empezar con nuestra vida aunque sabía que allí dentro pasarían mil cosas que no iba a gustar a ninguno.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y nos vemos el lunes con un nuevo capítulo, nos espera el juicio y momentos duros y que pueden unirlos o separarlos definitivamente. Gracias a todos y que tengáis un gran fin de semana.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 31

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 29, 2016 9:19 pm

Buenos días a todos, aquí estamos una semana más, un lunes más sin Castle pero con mucho Castle a la vez gracias a los fanfic, a los fanvids, a todos los tweet referente a ello. Los fans somos los que mantenemos la serie aún viva y yo por mi parte que no quede. Gracias a todos por leer, compartir, comentar etc. Sin vosotros no sería lo mismo, al menos no tan divertido y emocionante.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 31
POV KATE
Entramos dentro de la sala que ya está casi repleta casi toda por periodistas y recuerdo lo importante que es su padre y la importancia que ha cogido el caso, por cómo se ha dado, por la familia importante que es, y porque han pasado ya más de cuatro largos años. Pero nada que ver que la vuelta que puede dar hoy cuando Alexander declare.
Me siento en mi silla y él se sienta ahí a mi lado, en la silla del acusado y siento como se me crea un nudo en el estómago por verlo ahí. Intento mantener la calma hasta que de repente entra la jueza y siento como todo se me viene encima. Nos levantamos mientras entra la jueza y cuando nos da permiso para sentarnos me doy cuenta de que ya no hay vuelta atrás, de que esto es cada vez más real.
-¿Estas bien?-le pregunto para saber y lo veo asentir algo ausente, sé que me está mintiendo pero después de lo que viene ahora sé que no va a poder mentir a nadie.
-Bien. Estamos aquí por el caso de la Ciudad de Nueva York contra Richard Castle. Se le acusa del homicidio imprudente de Alexander Castle su hermano. Empecemos con el juicio para que esto acabe cuanto antes, ya hemos tenido que esperar cuatro años para esto, no hagamos esperar más a la familia. Empecemos con los testigos que quiera presentar la abogada defensora.
-Gracias señoría. Me gustaría llamar a declarar a la señorita Paula Green-nada más nombrarla empezó a escucharse un cuchicheo en toda la sala y de repente una voz sobre todas.
-¿Qué es esto?-pregunto Rick sorprendido.
-Por favor señor Castle mantenga el silencio.
-Pero…
-Oh manda a callar a su cliente o tendremos que echarlo.
-No señoría se mantendrá en silencio-digo mirando a Rick y luego susurrándole intento calmarlo-Rick ¿confías en mí?-y lo veo dudar pero al final termina asintiendo y en ese momento Paula aparece en el atril y justo antes de sentarse, jura decir la verdad y nada más que la verdad.
Miro entre mis papeles haciendo tiempo para poder tomar aire, para poder mantenerme en pie porque estaba demasiado nerviosa como para seguir. Tras ello me acerque al estrado para poder empezar con las preguntas a Paula, solo esperaba que todo fuera bien y le viniera bien a Rick que era lo importante.
-Señorita Paula me gustaría que dijera aquí a todos los que estamos para los que no lo sepan, que es lo que le une al acusado.
-Es…es el tío de mi hijo. Era la pareja de Alexander Castle-dijo y se escuchó de nuevo un alboroto en la sala.
-Silencio en la sala-dijo la jueza enfadada por el ruido después de la respuesta de Paula que parecía tranquila, o al menos lo aparentaba-Prosiga-dice la jueza y yo tras asentir continúo con Paula.
-Señorita Green, ¿conoce usted muy bien al acusado?
-Si…creo que sí, bastante.
-¿Puede hablarme de la relación que tenía con su hermano?
-Claro. Eran inseparables. Para Rick su hermano era…era su ídolo. Lo admiraba, quería ser como él.
-¿Crees que merecía su hermano esta admiración?
-No creo que no la mereciera, pero no por los motivos que Rick le daba. Le gustaba su hermano porque tenía gen de gente. Conquistaba, casi sin quererlo atraía a todo el mundo a él. Era buen chico aunque vivía al límite y quería siempre llamar la atención. Rick quería tener eso de su hermano pero lo que no sabe es que su hermano quería lo mismo que él. Alex siempre admiro a su hermano. Creía que era el bueno, el perfecto, el que conseguiría llegar lejos. Y tenía razón.
-Crees que esa adoración por su hermano, ¿el querer llamar su atención tuvo algo que ver con lo que paso aquel fatídico día?
-Protesto-dijo el fiscal sin dejarme acabar.
-Señoría es importante para que conozcan al acusado.
-Prosiga, se deniega la protesta-dijo la jueza haciéndome sonreír-puede contestar a la pregunta.
-Estoy segura de que Rick ese día corrió por su hermano, para impresionarlo como siempre hacía, no va con su personalidad aunque quiera aparentarlo.
-Bien. Háblenos de Rick…del Rick después del suceso.
-Se encerró en sí mismo. Era una sombra de lo que era.
-¿Aún sigue así?
-Ha sufrido mucho por todo esto y cuatro años después aún sigue haciéndolo, pero he visto un cambio en él.
-¿Cuándo?
-Cuando conoció a mi hijo, o al menos con él cambio. Cuando esta con él es el chico encantador que conocí una vez. Le debo mucho, si no fuera por él no hubiera podido sacar a mi hijo adelante, cuando todo el mundo nos mantuvo al margen él siempre estuvo ahí con mi hijo y conmigo y es algo que siempre le agradeceré.
-¿Cree que tiene que pagar por algo?
-Creo que el necesita esto, que cree que esto le ayudara a seguir adelante. Pero yo creo que ya ha pagado bastante en estos cuatro años y que le puede hacer más bien el estar fuera que dentro. Creo que solo podrá dejar esto atrás si se perdona a él mismo porque todos los demás ya lo hemos hecho.
-Bien, he acabado con la testigo.
-¿Quiere hacer alguna pregunta?-preguntó al fiscal que asintió y tras varios segundos se levantó dispuesto a hacer algunas preguntas.
-Señorita Green, me gustaría saber y que me responda con sinceridad…Si no hubiera sido Rick el causante del homicidio, ¿Pensaría igual?-pregunto tranquilamente y sabía que iba con maldad esa pregunta, me quede expectante a su respuesta.
-Sin duda es una tontería pensar lo contrario. Conozco a Rick, sé que es buena persona y sé que es lo mejor para él. Eso ayuda a entenderlo. Si no conociera a la persona no sabría qué es lo mejor para él o no, ni sabría si ha sufrido ya bastante. Además ha pasado ya cuatro años, cuatro años donde hemos sufrido todos ya bastante, lo que quiero es que esto acabe cuanto antes para poder empezar a vivir por fin como una familia normal. Y si tengo que dejar claro que mi hijo, el mayor perjudicado en todo esto necesita a su tío y si ahora lo pierde a él también esto no será para nada justo, no creeré en la justicia.
-No tengo más preguntas-dijo el fiscal sin duda tocado por la gran respuesta de Paula que por fin me dejo respirar un poco.
-Puede retirarse. ¿Tiene algún testigo más?-pregunto la jueza y me levanté y sin mirar a Rick lancé la bomba. Tenía que declarar su padre antes de que Rick lo hiciera, así no mentiría en su testimonio.
-Sí, me gustaría llamar a Alexander Castle-dije y el murmullo de antes no tuvo nada que ver con el de ahora. No quería mirar a Rick pero ojala lo hubiera hecho quizás hubiera podido prevenir lo que iba a suceder.
-Protesto-dice levantándose haciendo que todos los ojos se dirigieran hacia él.
-Usted no puede hablar señor Castle.
-No quiero que siga siendo mi abogada-dice de golpe haciendo que mi pecho diera un salto, cuando lo miré vi su mirada fija en la jueza sin moverla de allí y decidido con su decisión.
-Señor Castle, ¿Esta seguro? Si pasa eso tendré que cancelar el juicio y tendremos que pensar en una nueva fecha, podrían pasar semanas o meses.
-Yo…-pero lo corté para que no siguiera con esa tontería.
-Señoría me gustaría pedir un retroceso de cinco minutos para hablar con mi cliente.
-Bien, le doy diez minutos. Espero que sean suficiente.
-Si gracias-dije casi saliendo a trompicones de allí seguida de Rick. Necesitaba una estrategia para poder quitarle de la cabeza esa tontería, tenía que hacerle entender que lo mejor para él era que su padre testificara, ¿Pero cómo?
Nos metieron en una sala parecida a una sala de interrogatorios de una comisaria y un par de policías custodiaban la única salida.
-Rick…
-No, no quiero que sigas defendiéndome, fue un error-dijo muy seguro haciéndome mucho daño con sus palabras pero sobre todo con lo que veía en su mirada.
-Rick si es por lo de tu padres yo…es lo mejor para ti. Como tu abogada miro lo que es mejor para ti.
-Si te importara algo buscarías conseguir mi paz.
-Rick así no la vas a conseguir, Paula tiene razón.
-Necesito justicia para mi hermano.
-Y la vamos a conseguir.
-No…nunca vamos a conseguirla-dice subiendo la voz-nada es justo. Ni pasando lo máximo de tiempo posible en la cárcel será justo, nada le devolverá a la vida por lo tanto no es justo. Así que no quiero que me defiendas no quiero…
-Rick ¿y es justo que tu padre este en casa?-digo yo también subiendo la voz-él ha hecho algo peor que tú. Él lo hizo de forma consciente sabiendo lo que hacía. Y no quiero decir nada malo con ello, lo admiro más que antes a pesar de que haya cometido un delito. Ver lo que hizo por su hijo es…
-¿Y con Alex? Destrozo su reputación, su hijo podía haber vivido toda la vida pensando que su padre murió por conducir a toda velocidad, cuando fui yo.
-Rick…
-No puedo seguir con esto, pensaba que sí, pero no puedo…
-Rick…tienes que aguantar ¿sí? Si quieres que esto acabe tienes que mantenerme si no puedes tirarte meses en la cárcel sin que se haga justicia.
-Un poco más qué más da después de cuatro años.
-Rick…hazlo por mí, hazlo por Alex…-y en ese momento me acorde del dibujo que me había hecho el peque el día antes y lo saque de mi maletín entregándoselo-él te necesita, ya te echa de menos Rick, imagínate si esta años sin verte. Hazlo por él, él te necesita.
-Necesita a su padre.
-Pero eso no se puede, pero lo tuyo si es posible Rick. Lucha por él, si no quieres hacerlo por ti, por tus padres, o por mi…hazlo por él-dije mirándolo, esperando a que decidiera con el alma en un puño, solo esperaba a ver podido llegar a él.
CONTINUARÁ…
De momento el juicio queda parado, veremos cuál es la decisión de Rick. Esta desolado, hundido, pero nunca podrá conseguir lo que de verdad quiere, que es recuperar a su hermano. Así que tendrá que decidir si podrá o no volver a vivir. Si el amor que siente por Kate, sus padres y Alex son los suficientemente fuerte para querer seguir luchando. Mañana tendremos la respuesta, será un capítulo duro y emotivo a partes iguales.
Gracias por leer y espero vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 32

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 30, 2016 8:46 pm

Buenos días y muchas gracias por leer y comentar. Solo antes de dejaros con el capítulo deciros que tengo bastante avanzada la nueva historia y que para cuando acabe esta empezaré a subir la otra no os haré esperar. Pero aún queda mucho para disfrutar de esta.
Preparad pañuelos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 32
POV RICK
Siento que todo mi mundo se derrumba, y dios lo he intentado pero no puedo luchar contra todo esto. Lo que necesito no voy a poder conseguirlo…él no volverá y no podré olvidar nunca lo que he hecho. ¿Cómo voy a poder vivir así? Pero en parte Kate tiene razón, no quiero que este juicio sea eterno, y por supuesto no quiero perder a Alex…Alex. ¿Qué es lo mejor para él? Tener a su padre, como sería para todos…pero eso no puedo dárselo, ¿Entonces?
-Rick, tienes que decidir. Tenemos que volver.
-Acaba con esto ya Kate-dije sin poder mirarla-y después sigue con tu vida.
-La seguiremos juntos.
-No…no es justo para ti.
-Rick deja que yo decida lo que es justo o no para mí.
-Pero…
-Pero nada. Además este no es un buen momento. Volvamos allí dentro, contemos toda la verdad y luego que la justicia decida. Pero empecemos por la verdad, eso es lo que merece tu hermano.
-Merece más…
-Si, tienes razón, pero es lo único que podemos darle. Eso y cuidar y hacer feliz a su hijo. Así que…
-Bien empecemos-dije limpiándome las lágrimas que sin darme cuenta habían aparecido. La seguí de nuevo hacia la sala con menos determinación que al principio porque sabía las consecuencias que tendría la declaración de mi padre pero…sabiendo que era lo más justo, aunque no lograra recuperárnoslo al menos entre todos volveríamos a limpiar su imagen, al menos nos quedaríamos con la sensación de que por fin toda la verdad saldrá a la luz.
Cuando entramos y vi a mi padre sentado aun en el estrado sentí una presión en el pecho, sentía que de nuevo lo metía en algo que no debía. Sentía que él me estaba protegiendo y yo lo estaba echando a los leones. Sentía que después de hoy iba a destruir a nuestra familia para siempre y eso no me hacía estar bien.
Cuando la jueza entró volvimos a levantarnos y tras mandar a la sala de nuevo a callar y a mantener el silencio se dirigió a mí.
-¿Qué ha decidido?
-Quiero mantenerla como mi abogada.
-¿Seguro?
-Si-digo sin poca convicción pero porque sabía que era la persona que más iba a hacer para mi defensa y ahora mismo sentía que…sentía que no merecía ninguna defensa.
-Bien continuemos. Abogada su testigo.
-Gracias señoría-dice Kate levantándose y dirigiéndose hacia mi padre. Me agarre con fuerza a la mesa para no saltar, para aguantar pero sentía como mi pecho me quemaba por dentro.
-Señor Castle, ¿Cómo se sintió cuando se enteró del accidente?
-No se puede describir. Es lo peor que me ha pasado en la vida. Perder a un hijo…es lo peor.
-¿Cuándo se enteró del accidente?
-Minutos después de suceder.
-¿Cómo se enteró?
-Fui yo…fui yo quien los encontró-dijo mi padre y de nuevo un murmullo lleno la sala.
-¿Dirías que fue el momento más duro de su vida?
-Sin lugar a dudas. Allí perdí a mi hijo y casi pierdo al otro.
-¿Qué encontró cuando llego?
-Encontré el coche estrellado contra un árbol y a Alex…Alex ya no respiraba…Rick aún lo hacía aunque estaba inconsciente.
-Como padre, le gustará que el culpable de su hijo pague por lo que hizo ¿no?
-Claro…pero he visto lo que mi hijo a sufrido. Rick lleva ya cuatro largos años pagando, todos llevamos haciéndolo. Creo que puede pagar de mil maneras posibles que le pueden ayudar mucho más que ir a la cárcel.
-¿Y qué cree que le vendrá bien a su hijo?
-Hacer trabajos para la comunidad, trabajos donde pueda ver las consecuencias de sus actos, aunque ya los sepa. Que trabaje con gente como él y que juntos puedan aprender una lección de todo esto.
-Bien no tengo más preguntas-dijo Kate y no entendía para que había subido entonces. Cuando se sentó a mi lado casi le pregunte con la mirada porque enseguida me explico-espera y verás-dijo colocando su mano sobre la mía haciéndome sentir vivo por unos segundos.
-Señor fiscal, es su momento-dijo la jueza y entonces lo entendí, lo dejaba en manos del fiscal y sentí una presión en el pecho lo iba a machacar.
-Hola señor Castle, siento mucho por lo que está pasando-dijo tranquilo sin duda preparando el camino-¿Cómo se sintió al ver a su hijo?
-No puedo explicarlo, es como si una parte de mi hubiera muerto.
-¿Cómo se sintió al saber que su hijo menor conducía y que por una imprudencia suya su hijo mayor murió?
-Me sentí responsable. Era menor y era mi responsabilidad.
-No se puede escudar en eso, con 17 años sabía muy bien lo que hacía.
-Si puede ser. Pero Rick era un gran chico, aún lo es. La única culpa que tiene es la idolatría que siente por su hermano. Eso le hizo cometer un error…
-Que tuvo una grave consecuencia no olvidemos.
-Si tienes razón. Y sé que vivirá el resto de su vida con ello. Todos lo haremos.
-Ha dicho que se sentía responsable. ¿Pero solo porque su hijo era menor?
-No solo porque era menor, también porque eran mis hijos y yo tenía que haberlos educados mejor. Yo soy el responsable de todo.
-¿Cree a su hijo cuando dice que no lo ha recordado hasta ahora? ¿No es un poco raro?
-Lo creo porque he convivido con él todos estos años. Lo creo porque los médicos dijeron que su mente intentaría olvidar el dolor de ese día. Recuerdo que ese accidente lo mantuvo en coma durante meses.
-Si es verdad…pero, ¿Cómo puede explicar que cuando los médicos llegaron su hijo mayor estuviera en el lado del conductor mientras el acusado estaba en el asiento del copiloto? Tan mal no estaría si pudo cambiarse con su hermano.
-Eso puedo explicarlo.
-¿Am si? Me gustaría escuchar su explicación.
-Eso fue mi culpa, yo soy el responsable.
-¿Otra vez me vas a decir que es responsabilidad suya por ser padre?-dijo el fiscal soltando una risita irónica.
-No, estoy diciendo que fui yo quien cambio ambos cuerpos-dijo y de repente volvió el murmullo en la sala pero esta vez era ensordecedor.
-Silencio en la sala o tendré que desalojar la sala. Ahora señor Castle, ¿puede repetir lo que acaba de decir?
-Si señoría, yo cambie de lugar los cuerpos de mis hijos.
-¿Sabes que está declarando un delito?
-Si lo sé, soy abogado. Por eso puedo asegurar que mi hijo dice la verdad.
-¿Por qué lo hizo?-dijo el fiscal impresionado por la confesión de mi padre, sin duda le había tomado por sorpresa.
-Ya había perdido a un hijo, no quería perder a otro. Pero sin dudas me equivoque. Pensé que tenía a un niño al que cuidar, pero es un hombre y me ha enseñado mucho en los últimos días. Él quiere aceptar sus errores y sus consecuencias y tiene razón era hora de decir la verdad. Así que él no miente. En cuanto lo recordó y encajo todas las piezas se entregó. Estoy muy orgulloso de ti-dice mirándome y siento como los ojos empiezan a nublarse por las lágrimas que se acumulan en mis ojos y empiezan a caer.
-No tengo más preguntas-dice el fiscal sin duda sabiendo que había perdido esta partida.
Sentía que Kate había conseguido la victoria y que mi padre había conseguido liberarse de todo este dolor contando la verdad sabiendo que ahora le tocaría pagar por sus errores. Se le veía mucho mejor después de hacerlo y esperaba sentirme igual cuando yo lo hiciera y cuando por fin Kate se levantó y me llamo para declarar, me levanté seguro sabiendo que con la verdad se iba a todos los lados y que este podía ser el fin de este dolor, o al menos esperaba que la herida empezara a cerrarse.
Tras jurar decir la verdad me senté en aquella silla en la que apenas hace unos minutos mi padre contaba todos sus pecados, era mí hora, la hora de curar mi alma.
-Señor Castle, ¿Es verdad lo que ha dicho su padre?
-Apenas recuerdo nada de ese día, pero si recuerdo pequeños fragmentos y recuerdo algo así.
-Algo como que.
-Veo a mi padre cogiendo a mi hermano.
-¿Y luego?
-Perdí la consciencia.
-Recuerdas el accidente.
-Sí, no puedo dejar de verlo desde hace unos días. No puedo quitármelo de la cabeza.
-¿Qué paso?
-Salíamos de una fiesta a la que mi padre casi nos obligó a ir. Nos fuimos pronto, en cuanto pudimos escaparnos y me ofreció las llaves. Me sentía especial. Íbamos por el camino a gran velocidad, nos gustaba la velocidad. Me despiste mirándole, viéndolo cantar y disfrutar. Cuando volví a mirar al frente me encontré un animal en medio de la carretera. Por instinto quise evitar atropellarlo con tal mala suerte que…acabamos contra un árbol.
-¿Por qué se entregó? ¿Por qué si después de cuatro años no le habían pillado, porque se entregó?
-Porque quería justicia para mi hermano. Y porque necesito pagar por lo que hice para poder intentar al menos seguir con mi vida. Así no puedo vivir.
-Gracias no tengo más preguntas.
-¿Señor fiscal?
-Solo tengo una. ¿Cuál crees que debe ser su pena por la muerte de su hermano?-dijo intentando sacar algo de mí pero hoy solo iba a sacar la verdad.
-Ninguna pena sería justa, lo único justo sería poder recuperarlo. Daría mi vida por la suya, pero por desgracia nada de lo que pueda decidirse hoy aquí lo recuperara, nada de lo que pasa hará que vuelva a estar entre nosotros, nada de lo que pase hará que un hijo conozca a su padre, o que unos padres recuperen a su hijo. Así que respondiendo a su pregunta, nada de lo que pase hoy aquí será justo ni suficiente, pero aceptaré lo que la jueza decida y pasaré el resto de mi vida intentando vivir con ello.
CONTINUARÁ…
El jueves nuevo capítulo, podremos saber por fin cual es la pena que a Rick le ha caído y su entrada o no en la cárcel. Gracias a todos por estar ahí y espero que os hay gustado el capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Mar Mayo 31, 2016 4:02 am

ufffffffffff.... no se porque me da que va a ir a la cárcel.... :-(

me encanta

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Miér Jun 01, 2016 1:36 am

Un capitulo difícil, triste, complicado donde se han dicho todas la verdades, solo resta que el jurado de su veredicto.
Espero que sean justos y decidan lo que decidan, que rick tenga la madurez suficiente para aceptarlo.
Deseando leer tu continuación!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por KuyeCaskett el Miér Jun 01, 2016 8:54 am

Me encanta tu historia y lo mejor es que actualizas constantemente Smile Sigue así Very Happy

KuyeCaskett
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 516
Fecha de inscripción : 13/08/2012
Edad : 19
Localización : En un país multicolor.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 33

Mensaje por tamyalways el Jue Jun 02, 2016 2:50 am

Buenos días a todos, quiero daros las gracias por seguir ahí y pediros perdón por el retraso pero me ha sido imposible subir antes pero no os iba a dejar sin capitulo por eso podéis estar tranquilos 
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 33
POV KATE
Lo veo bajar del estrado después de declarar y lo veo pensativo. No levanta la cabeza, la mirada siempre hacia el suelo hasta que se sienta en su silla justo a mi lado. Ahora mira hacia la mesa donde está el dibujo que Alex le hizo. Veo como lo mira, como lo acaricia con su mano. Sé que está pensando en él. Sé que todo lo que ha hecho por él. Me gustaría creer que lo que ambos tenemos, que lo que sentimos le podía ayudar a superar esto, pero imagino por lo que está pasando y no tiene que ser nada fácil luchar contra eso que le mata por dentro. No quería utilizar a Alex pero era la última oportunidad que tenía. Tenía que utilizarlo ya todo y sabía que el amor que sentía por Alex es parecido al que tiene un padre por un hijo y eso era superior a cualquier otra cosa.
Le miro pero el sigue cerrado en su mundo sin duda sabe que todo esto del juicio ha acabado y para muchos de los que están en esta sala todo se ha acabado pero para él, esto es solo un día más en su dura y miserable vida. Sé que ahora mismo no tiene fuerzas ni ve algo bueno en su vida, pero yo pienso estar ahí, voy a seguir luchando por él y por nosotros.
-¿Algún testigo más?-pregunta la jueza y me levanto para contestarle.
-No señoría.
-Bien, ¿alguno por su parte?-dice mirando al fiscal que se levanta y niega con la cabeza, sin duda se da por vencido no tiene mucho que hacer-Bueno si esto es todo voy a irme a deliberar y en unos momentos os daré mi veredicto no quiero tardar demasiado en darlo, la familia ya ha sufrido lo suficiente.
Miro de nuevo a Rick pero sigue metido en su mundo. Quiero llamar su atención pero no sé qué decir, ¿Qué se puede decir en esta situación?
-Rick…esto está acabando-digo a media voz y él solo asiente pero sigue sin mirarme-siento todo lo que ha pasado pero…
-No tienes que sentir nada-dice aún sin mirarme-yo te metí en esto.
-Pero…
-Pero nada-dice levantándose y alejándose de mí marchándose con sus padres y dejándome allí sola.
Ya no sabía qué hacer, sabía que todo esto lo hacía para alejarme de él pero yo no quería y tenía que luchar contra todo esto. Tenía que seguir ahí porque lo quiero y quiero estar con él. Necesito ayudarlo, lo necesito a él y por eso tengo que aguantar por muy duro que todo esto sea.

No se cuánto tiempo ha pasado cuando por fin entra la jueza con el veredicto. Rick vuelve a mi lado y no me mira se centra en ese papel que ha cambiado todo. Intento calmarme pero no puedo lo que diga esa mujer puede cambiar mi vida para siempre.
Cuando la jueza empieza a hablar me levanto junto a Rick y cuando me doy cuenta siento su mano pegada a la mía. Y cuando siento como su mano se entrelaza con la mía siento como las lágrimas se acumulan en mis ojos con ese simple gesto.
-Quiero dar mi veredicto que espero que sea aceptados por los bandos. Tras escuchar a todos los testigos y al fiscal y a la abogada de la defensa he decidido…-y siento como el corazón me late con fuerza a toda velocidad y entonces…-le declaro culpable de homicidio involuntario por lo que le condeno a una pena de prisión de dos años. De ellos pasara un año en prisión pudiendo salir cuando cumpla el 60% de la pena por buen comportamiento y el otro año tendrá que hacer trabajos sociales relacionados con los accidentes de coches para que pueda sensibilizarse con el tema y para que pueda ayudar a otros con su experiencia. Este es mi veredicto, se cierra la sesión-dijo justo antes de levantarse y desaparecer y de que se me iluminara la cara, habíamos conseguido un gran veredicto. Estaba feliz de haber conseguir lo mejor para Rick solo esperaba que él pudiera aceptarlo y vivir con ello.
Cuando la jueza desapareció me gire sonriendo a Rick que se quedó pasmado como si la cosa no fuera con él y quería decirle algo pero antes de poder hacerlo Martha apareció de la nada abrazándolo con fuerza.
-Cariño, ya queda menos-dijo llorando emocionada porque sabía que aunque a su hijo le quedaba un año en la cárcel podía haber sido mucho peor-¿Cómo estás?
-No lo sé. No sé cómo sentirme.
-Siéntete bien Rick. La justicia ha hablado y tienes que afrontar la pena pero luego tienes que seguir adelante cariño.
-Lo intentaré-dice apartando la mirada de su madre y dirigiéndola hacia ese papel.
-Tenemos que irnos-dice de repente el guardia cortando el gran momento.
-¿Me deja dos minutos con mi abogada?-dice de repente Rick sorprendiéndome.
-Vale solo dos minutos-dice mirando el reloj.
Todos tras abrazarlo desaparecen dejándonos solos. Estoy nerviosa por lo que me vaya a decir aunque estoy segura de lo que quiero y me da igual lo que me diga. Aunque me sorprende sin duda la conversación.
-Gracias.
-¿A pesar de que no te he hecho caso?
-A pesar-dice con una leve sonrisa.
-Sé que no confiabas en mí pero solo quería lo mejor para ti.
-Estas equivocada. Sabía que eras la mejor para sacarme de esto, solo que no quería hacerlo. No estaba en el mejor momento.
-Eso significa que estas bien con el veredicto.
-Simplemente lo acepto.
-Bien.
-Gracias por todo, si no hubiera sido por ti y ese empujón con el dibujo no sé si hubiera seguido con el juicio, quizás me hubiera arrepentido.
-Quizás.
-Bueno yo…me alegro de haberte conocido y espero que…
-Rick no te despidas, no lo hagas porque no pienso irme a ningún lado. Voy a seguir ahí como te prometí.
-No hace falta que cumplas esa promesa yo...-pero no le deje acabar junte nuestros labios en un beso especial, en un beso que llevaba añorando ya unos días desde que no vimos en la cárcel, ya lo echaba de menos. Sentí sus manos sobre mi cintura atrayéndome hacia él y eso me tranquilizo porque me confirmo que él también tenía ganas de este beso.
Nos separamos despacio y no puedo evitar sonreír, porque me siento bien cuando estoy con él. El también sonrió pero aún se ve algo de tristeza en su ojos y me prometo a mí misma que voy a quitarle esa tristeza me cueste lo que me cueste.
-Tengo que irme.
-Bien, nos vemos pronto-digo para que sepa que voy completamente en serio y lo veo alejarse con el guardia y siento que a pesar de todo hoy hemos tenida una pequeña victoria aunque aún queda mucho tiempo para de verdad ganar esta dura batalla.
Enseguida veo como Martha, Alexander y Paula se acercan a donde me encuentro con una sonrisa en la cara, yo les devuelvo la sonrisa.
-Felicidades-dice Alexander y siento orgullo de escucharle felicitarme.
-No he hecho tanto. Paula y tú lo habéis conseguido y por supuesto Rick.
-Si. Desde ahora serás mi abogada por cierto.
-Claro, tendré que salvarte el culo-digo riéndome tras la broma.
-Gracias por lo que has hecho por mi hijo-dice Martha abrazándome y yo la abrazo con fuerza.
-Rick no está aún del todo seguro si esto está bien.
-No hemos mentido.
-Pero hemos intentado dar razones para quitarle hierro al asunto que en realidad no servían para mucho. Sabes creía en la justicia tanto que si no fuera él…hubiera luchado para que lo hubieran encarcelado el mayor número de años. Ya no me siento bien con lo hago.
-Kate lo has hecho muy bien.
-Lo sé. Pero porque lo conozco y sé cómo es. Pero al fin y al cabo ni que fuera menor, ni que quisiera impresionar a su hermano, ni que sea un gran chico son razones para que no pagara por algo tan grave. Nunca hubiera permitido algo así.
-Eso es amor, es el sentimiento más grande Darling por el acabamos hasta con nuestras creencias.
-Tiene razón. Pero quizás ya no me vea preparada para esto.
-Pues sería una lástima, el mundo va a perderse a una gran abogada.
-No lo creo, no podría mantenerme al margen, necesitaría meterme en la historia y eso me crea una lucha con mis creencias.
-Bueno hagas lo hagas, decidas lo que decidas gracias por lo que has hecho por mi hijo, y no solo por el juicio. Desde que llegaste él ha cambiado. Creo que si no estás cuando ha pasado todo esto, no sé qué hubiera sido de él, pero sé que hubiera sido todo distinto así que gracias.
-Gracias a vosotros por tener a ese hijo que tenéis. Y no hablemos así que parece una despedida y para nada lo es. Todavía queda el juicio de Alexander y que Rick salga de la cárcel. No pienso alejarme de esto.
-Me alegro, bienvenida a la familia.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo de la historia. Rick termina yendo a la cárcel, ¿Podrán soportar un año separados? ¿Su amor podrá con la distancia? ¿Podrá Rick aguantar en la cárcel? Muchas preguntas que iré respondiendo poco a poco. Gracias a todos por estar ahí y por vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 34

Mensaje por tamyalways el Jue Jun 02, 2016 8:34 pm

Buenos días a todos. Quiero primero antes de nada daros las gracias por seguir ahí, sois muy grandes de verdad. Segundo daros noticias sobre mi nueva historia que está ya en marcha y que va viento en popa, sin duda creo que os puede llegar a gustar, espero no equivocarme. Y tercero, esto es un favor que os pido, un suplica que lanzo. Veréis quiero regalarle a mi hermana una camiseta con diseño especial. El problema es que soy una negada para el uso de programas de retoque de fotos. Me gustaría recorta un par de fotos y unirlas en un bonito fondo. Si alguien pudiera ayudarme con eso, o alguien que se le dé muy bien dibujar le gustaría ayudarme, yo se lo agradecería de corazón. Si alguien puede que me deje un mensaje privado por aquí o por twitter, gracias de antemano.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 34
Un mes después
POV RICK
Ha pasado un mes y aún no se si se esta haciendo justicia o no. Sigo teniendo pesadillas cada noche y pensé que después del juicio todo acabaría. Por eso me planteo si él, si Alex desde el más allá no me esta dando a entender que no cree que sea todo esto justo. Y no lo es. Me encantaría poder escucharlo una vez más, que me dijera que está bien y que no pasa nada, necesito su perdón.
Cada día que pasa me encuentro mucho peor. Vivir en la cárcel para nada es algo paradisiaco, y mucho menos la convivencia con el resto de presos.
Por supuesto hay de todo tipo de presos pero intento evitarlos a todos, siento como si volviera atrás como si volviera a encerrarme en mi mismo.
Kate está cumpliendo su promesa y viene a verme cada día de visitas. Intento estar bien para ella, para mis padres e incluso para Paula cuando ha venido a verme pero no puedo estarlo, no cuando siento como me derrumbo cada día más, como caigo a un precipicio que no tiene fin.
Paso todo el tiempo que me dan enfrascado en el papel y el lápiz escribiendo cuentos para Alex pero cada vez me es más complicado. Para ello tengo que sacar una parte de mí que está siendo vencida por la oscuridad. Siento que no puedo salir de esto solo, que la necesito a ella y por supuesto necesito la inocencia de ese niño por el que aún sigo luchando.
Paula ha querido traerlo para que lo vea pero me es imposible verlo y menos aquí en estas circunstancias aunque sé que algún día se enterara de lo que paso y ese día espero ser yo quien se lo cuente. Por eso no sé si estar cerca de él es lo mejor, no quiero que cuando se entere piense que he estado engañándole todo este tiempo, pero tengo que esperar es solo un niño y ahora mismo no puede entender que es lo que pasa.
Tengo toda la celda repleta de dibujos suyos, no caben ni uno más pero siguen llegando y yo sigo colocándolos aunque sea casi uno encima de otro porque son los que me dan la fuerza para seguir luchando, porque sería tan fácil dejarse ir.
Hoy es día de visita y como casi siempre vienen primero mis padres y después se pasa Kate un ratito. Tienen que dividirse el tiempo pero parece que de momento lo llevan bien.
No dejo de pedirle a Kate día tras día que no venga, que siga con su vida pero siento una punzada cada vez que lo digo porque la vez que Kate me diga que no vuelve sé que me vendré tan abajo que no sabré seguir. Aunque no se lo diga para mi es importante verla y saber que sigue ahí a pesar de todo.
Me llevan hacia la zona para las visitas y cuando llego allí está mi madre y mi padre juntos esperándome. A pesar de por todo lo que han pasado y lo que aún están pasando los veo bien, o al menos ponen esa cara para mí y se lo agradezco porque si los viera mal no sé qué sería de mí.
-Hola-digo cuando llego a la mesa y mi madre se lanza a abrazarme con fuerza a pesar de las miradas poco amistosas de los guardias. Después llega el turno de mi padre que me da otro abrazo aunque este más rápido.
En cuanto nos sentamos mi madre me agarra de las manos y me las mira, dice que las manos son el reflejo de estado de ánimos.
-Hijo déjate de morderte las uñas.
-No hay mucho que hacer por aquí-digo sonriendo.
-¿Cómo estás?-dice mi padre mirándome fijamente y yo trago saliva porque me toca mentir.
-Bien… ¿Cómo va el juicio?
-Sin avances, va lento-dice como si fuera algo malo pero sé que Kate se está ocupando para que así sea porque quiere venir a verme el máximo de tiempo posible. Y yo lo agradezco por poder verlo y porque estar aquí sabiendo que mi padre está en otra cárcel seguramente y no poder hacer nada y pensar que mi madre este sola mientras nosotros pagamos por nuestros pecados me da miedo, mucho miedo.
-¿Cómo esta Paula? ¿Y el niño?
-Ambos están bien aunque te echan de menos. Paula no podía venir a verte esta vez pero me mando esto para ti-dice entregándome unos pocos de dibujos más y una cartulina con la foto de Alex donde ponía Feliz día del Padre. Enseguida mire a mi madre con lágrimas en los ojos-Fue el día del padre y él…pensó en ti cariño-dijo y yo ya no pude evitar que las lágrimas corrieran como ríos de agua salada por mis mejillas.
-Ese niño es un cielo-dice mi padre sorprendiéndome y levanto la cabeza para mirarlo-pasa mucho tiempo en casa, todos pasamos mucho tiempo juntos y por cierto le encantan tus cuentos no dejes de mandárselos porque me tiene frito con que le lea todos los que pueda y ya me los se casi de memoria-dice mi padre sonriendo y me quedo impresionado por las vueltas que da la vida.
-Os veis...-pregunto a media voz.
-Nos diste una lección con lo que hiciste con ese pequeño. Gracias a ti hemos recapacitados y vamos a ayudarlos porque para eso son de la familia. Has hecho durante todo este tiempo lo que tu hermano hubiera querido que todos hiciéramos por ese niño. Ahora tenemos que ocuparnos nosotros. Aunque he de decir que no deja de preguntar y de hablar de ti-dice mi madre sonriendo y yo le devuelvo la sonrisa pero esta vez es una sonrisa sincera, una sonrisa llena de orgullo por la familia que tengo.
-Lo echo mucho de menos-digo con la voz tomada.
-Puedes verlo si quieres.
-No creo que sea el mejor lugar ya os lo he dicho.
-Hijo él te echa de menos. Podéis pedir una vis a vis. Estaréis en otra zona más tranquila.
-No quiero que vea todo esto.
-Podemos hacerlo como un juego.
-No quiero…
-No creo que aguante un año sin ver a su tío. Te quiere mucho y no sabes lo que te echa de menos. De momento aguanta pero un año…no sé si podrá.
-Tendrá que hacerlo, cuando sea mayor lo entenderá. O eso espero.
-Es un gran chico y lo entenderá.
-Tenemos que irnos si quieres ver luego a Kate-dice mi padre levantándose y yo me levanto asintiendo. Enseguida mi madre vuelve a abrazarme y antes de irse se dirige al guardia que no deja de mirarla.
-¿Necesita un abrazo?-dice pasando delante de él haciéndome reír.
Los dejo ir y me vuelvo a sentar en mi silla dejando mis pensamientos volar hacia mi pequeño. Cojo su regalo y no dejo de mirar la foto. Está muy guapo. Esos ojos tan de los Castle me atraen enseguida. Lo echo de menos pero tengo que mirar lo que es mejor para él y este ambiente no lo es, tengo que mantenerlo fuera de todo esto.
De repente siento unas manos que me tapan los ojos y cuando me giro allí esta Kate sonriéndome. Tiene ojeras en su cara que sin duda ha intentado ocultar pero no lo ha conseguido. Antes de darme cuenta esta abrazándome con fuerza y entierro mi cara en su cuello llenándome de su olor. Pero antes de que dure demasiado ya está el maldito guardia carraspeando para que nos alejáramos.
-Hola-dice con esa sonrisa que me vuelve loco y que hace que me olvide de todo.
-Hola.
-¿Cómo estás?-dice y yo le miro con mala cara porque estoy cansando de esa pregunta-Vale no hace falta que respondas-dice mirando hacia el infinito.
-¿Qué tal el juicio?-pregunto para saber cómo está el asunto de mi padre, pero la veo suspirar y me responde sin ganas sin dudar no viene para esto pero no quería meterme en algo que me hace daño.
-Va bien, alargándolo.
-Kate…
-No está bien, ya me ha quedado claro que no te viene bien mi visita.
-No es eso. No es el momento para hablar de algo que ahora mismo…no me ayuda.
-No te ayuda pensar en mi-dice dolida y yo siento que cada cosa que digo le hago más daño y ese me hace más daño a mí.
-Me hace daño pensar en ti porque no puedo estar contigo y estoy haciéndote perder el tiempo y no puedo pensar en ello.
-No pierdo el tiempo por querer estar contigo.
-Si lo haces. Perderás al menos un año de tu vida, no soy bueno para ti Kate.
-Déjame decidir a mí. Yo sé que es bueno o malo para mí. Tú me haces feliz y si tengo que venir todas las semanas para decírtelo vendré y te lo diré. No me voy a cansar de hacerlo.
-Pero aunque salga en un año….no sé si estaré preparado.
-Te ayudaré a que lo estés. Estaré aquí siempre Rick.
-¿Por qué?
-Porque te quiero, simplemente porque te quiero.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y espero que os haya gustado. No sé si habréis usado algún pañuelito porque yo releyendo no he podido evitar, seré que estoy algo sensible Wink
Gracias a todos y que tengáis un buen fin de semana, nos vemos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Jun 03, 2016 1:09 am

Gracias a Dios Kate es igual de cabezona y no lo va abandonar!! espero que pasen ya estos meses de dolor y se puedan dar la oportunidad de ser feliz

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 35

Mensaje por tamyalways el Dom Jun 05, 2016 9:22 pm

Buenos días a todos, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os siga gustando y sé qué queréis que este año pase rápido pero de momento va como va. Pero eso si dándoos momentos Caskett por medio lo prometo y prometo que la estancia en la cárcel va a ser rápida. Ya quedan pocos capítulos.
Hoy vuelve a ser #CastleMonday, hoy final en Cuatro de nuestra serie favorita, hoy volvemos a despedirnos de ella pero no para siempre, nunca para siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 35
POV KATE
Sabía que ya no iba a poder alargar mucho el juicio. Ya no me quedaba a nadie más a quien subir al estrado y la jueza ya empezaba a mirarme con mala cara. Miro a Alexander y me sonríe mientras me da una palmadita de apoyo por debajo de la mesa.
-¿Tiene algún testigo más?-me pregunta la jueza mirándome casi sin darme opción a decir que sí.
-Me gustaría llamar a declarar a mi cliente, el señor Alexander Castle-digo levantándome. No podía esperar más, quizás hoy sería el último día de este juicio, quizás ya no tuviera oportunidad para estirar más antes de que se rompieran.
Alexander se levantó y juró decir la verdad y nada más que la verdad. Me levanto con mis papeles y por un segundo miro hacia las sillas de atrás juntándome mi mirada con Martha y veo que asiente entendiendo que esto llega a su fin, que se va a quedar sola. Pero eso no será así, no pienso dejarla sola, no mientras pueda evitarlo.
-Señor Castle, ¿nos puede hablar de que se encontró cuando llego?
-Encontré el coche de mi hijo mayor…estrellado contra un árbol.
-¿Cómo se encontraban su hijos?
-Alex…Alex no respiraba-dijo sin poder evitar que se le saltaran las lágrimas recordando de nuevo aquel fatídico día-ya estaba muerto cuando llegue, no pude hacer nada por él. Rick seguía vivo pero apenas estaba consciente.
-¿Qué se le paso por la cabeza en ese momento?
-Que mi vida había cambiado. ¿Cómo se puede vivir tras perder a tu hijo?
-Lo entiendo. ¿Y después?
-Después pensé que aún tenía un hijo por el que luchar. Rick había cometido un grave error y…no podía perder a otro hijo. No podía.
-¿Se arrepiente?
-Si me lo hubieras preguntado hace un par de meses le hubiera dicho que no. Pero ahora…mi hijo me ha dado toda una lección y sé que hice mal. Quizás si le hubiera dejado pagar por lo que hizo ahora mismo estaría ya viviendo su vida. Le he hecho perder cuatro años. Pensé que por tener 17 años era un niño indefenso, que era aún un niño. Pero me ha demostrado que es un gran chico y que sabe más de la vida que yo mismo. Así que ahora mismo me arrepiento viendo las consecuencias. Pero si no supiera nada, si volviera a aquel día y no supiera lo que iba a pasar, volvería a proteger a mi hijo, porque ya no podía hacer nada por Alex. Tenía que salvarlo, tenía que mantenerlo al menos a él a mi lado-dijo con lágrimas en los ojos.
-¿Qué siente ahora?
-Siento orgullo por mi hijo, y siento que tengo que pagar por lo que hice. Pero me siento feliz si esto por fin acaba con esto. Llevamos cuatro años viviendo sin vivir. Perder a un hijo es horroroso pero perder a dos….Pagaré con la cabeza alta por mis pecados. Por el hijo que perdí y por el hijo que he recuperado.
-Gracias eso es todo-digo emocionada por la palabras de Alexander y sentándome de nuevo.
El fiscal decidió denegar la posibilidad de preguntarle y con ello dio fin al juicio. La jueza se fue a deliberar mientras nos quedamos casi apagados por no conseguir alargarlo más.
-Lo siento.
-¿Por qué?
-Por no poder alargarlo más.
-Has hecho todo lo que has podido. Eres muy buena, ojala no decidas dejarlo.
-Ahora no me planteo nada la verdad.
-Todo va a salir bien. Prométeme que no los dejaras solo.
-No pienso hacerlo-digo mirando hacia atrás para ver a Martha allí preocupada por el futuro de su marido.
De repente la jueza entró y sabía que ya no había vuelta atrás, que todo había llegado a su fin. Por una parte era algo bueno pero para Martha tenía que ser muy duro tener que quedarse sola mientras su marido y su hijo estaban en la cárcel.
-Bueno quiero dejar claro que he escuchado a cada uno de los testigos-dice la jueza mirándome de nuevo con mala cara por alargar algo que no merecía para ella la pena-y tras valorar todo condenó a…-pero no acabo cuando de repente alguien entró interrumpiendo a la jueza que le echo una mirada de muy pocos amigos. Se acercó a ella y tras mantener una conversación privada de apenas unos segundos la jueza volvió a hablar-sintiéndolo mucho tendré que suspender el juicio.
-Pero señoría…-dice el fiscal sin entender nada como ninguno de nosotros.
Miré a Alexander para saber si él tenía algo que ver con todo esto pero parecía igual de sorprendido que el resto de gente.
-Siento tener que cancelarlo pero ahora mismo no puedo hacer otra cosa. Ahora si me perdonan me gustaría hablar con usted señor Castle, con su mujer y su abogada. Si me acompañan…-dijo levantándose y haciéndonos levantarnos para seguirla. No entendía nada, solo esperaba que Alexander no hubiera hecho alguna locura y ahora fuera a pagarlo con creces.

POV RICK
Estaba algo frustrado. Me sentía solo y aunque normalmente me gustaba eso ahora mismo sabiendo por lo que estaba pasando mi familia me gustaría poder estar ahí apoyando a mi madre que sin duda era la persona que peor tenía que estar pasándola. Después de todo mi padre y yo estamos seguros de lo que hacemos, sabemos y queremos pagar por lo que hicimos. Pero ella…ella se queda sola por culpa de nuestros errores.
Estoy esperando una llamada. Algo que llevo anulando semana tras semana pero ya no puedo anularlo más. Paula me llamo hace un par de días y casi me obligo a aceptar que Alex me llamara. Me negué con todas mis fuerzas porque aunque me encantaría poder escucharlo sé que después de ello me matara el no poder verlo, aún más que ahora. Y con eso no sé si poder vivir.
Pero aquí estoy en la fila esperando mis cinco minutos de llamada, para poder hablar con él. No sé qué decirle. Llevo toda la noche pensándola y ahora a la luz del día aún no sé qué decir. Creo que prefiero callar y escucharlo a él.
El momento se acerca, cada vez la cola es más corta y siento como se me seca la garganta. Y sé que son solo cinco minutos pero van a ser los cinco minutos más largos y a la vez más cortos de mi vida.
Cuando el chico que tenía delante empezó ya a despedirse de su llamada sentí una presión en el pecho, sabía que lo que dijera o dejara de decir podía ayudar a Alex a seguir adelante. Quería que estuviera bien y que supiera que nada estaba mal con él, que era yo pero que lo quería sobre toda las cosas.
Cuando llego mi turno tome todo el aire posible llenando mis pulmones y enseguida cogí el teléfono. A los pocos segundos escuché su vocecita al otro lado y sentí como la emoción me embargó.
-¿Tito?-preguntó con su vocecita llena de ilusión y sentí como las lágrimas empezaron a caer por mi cara.
-Hola campeón-digo sonriendo mientras lloro solo de imaginármelo con el teléfono en la mano.
-Tito, ¿Dónde estás? Quiero verte. Voy mucho a la casita del árbol pero tú no estás allí-dice llorando y siento como mi corazón estalla en mil pedazos-¿Ya no me quieres?
-Cariño…-digo roto de dolor-campeón te quiero mucho eso no lo dudes ¿Vale? No puedo verte ahora pero te prometo que en cuanto vuelva lo primero que haré será ir a verte. Te lo prometo.
-¿Por qué no puedes venir?
-No lo entenderías. Cuando sea mayor te explicaré todo. Pero quiero que sepas que te quiero mucho Alex y que si pudiera estar ahí contigo estaría.
-Yo también te quiero tito.
-Si quieres puedes llamarme la semana que viene ¿te parece?-digo para intentar animarlo y parece que lo consigo.
-Si. Te echo de menos.
-Y yo a ti cariño.
-Me gusta mucho los cuentos y como me los cuenta el abuelo y mama pero me gusta cómo me lo cuentas tu más.
-Prometo que te contaré un cuento antes de que te des cuentas.
-TE quiero.
-Y yo a ti cariño. Sigue mandándome dibujos que me encantan.
-Vale.
-Tengo que dejarte-digo al ver cómo me hacen la señal de que el tiempo ha acabado.
-Vale tito. TE quiero mucho.
-Y yo-dije colgando con todo el dolor de mi corazón pero a pesar de lo que creía me sentía mejor, mucho mejor desde que entre. Ese niño era la luz de mi vida y el que me mantenía con la mente en su sitio.
Cuando paso por el lado del guardia enseguida me conduce a las duchas. Me meto dentro y empiezo a ducharme con la mente puesta en el exterior. Ya han pasado dos meses desde que estoy aquí dentro y aunque aún me siento mal por todo, siento que tengo mucho por lo que luchar. Por mi pequeño que está ahí y me necesita, por Paula por su apoyo y por lo que le debo, por mis padres por el tiempo perdido y por supuesto por Kate, esa mujer que ha cambiado mi vida, que lucha por nosotros por muy difícil que se lo ponga.
Acabe de ducharme me secó rápidamente y me coloco el pantalón para salir de allí cuanto antes. Siento como todos me miran y eso hace que me sienta incómodo. Voy a salir del baño mientras me coloco la camiseta tapándome la cara y en ese instante siento que choco contra alguien. Cuando voy a disculparme siento como me empujan contra la pared dejándome atrapado contra ella y su cuerpo. Siento miedo al ver su cara de pocos amigos.
-Lo siento no quería…-digo disculpándome para evitar cualquier tipo de pelea pero cuando lo miro a la cara veo que hay algo más.
-Tengo un mensaje para tu padre, si consigues dárselo-dice justo antes de hacer un movimiento con su mano y justo antes de sentir como algo afilado me atravesaba el torso sintiendo un dolor atroz-Dile a tu padre que cuando se juega con dejar a asesinos en la calle a veces ahí inocentes que lo pagan-dice sacando ese objeto afilado de mi cuerpo y volviendo a clavarlo una vez más.
Sentí como mi cuerpo empezaba a aflojar hasta que termine en el suelo casi sin lograr respirar. Enseguida lleve mi mano a mi costado para evitar la hemorragia pero apenas conseguía mantener los ojos abiertos y sentí como por segunda vez en mi vida, la vida se me iba de las manos sin poder hacer nada para evitarlo. Y con eso, con el pensamiento de las personas que quiero en mi mente pierdo el conocimiento una vez más.
CONTINUARÁ…
HUY!! Un poquito de drama, no quería pero…jiji. Veremos qué le pasa a Rick y como esta. Por suerte no voy a haceros esperar mucho para el próximo capítulo, mañana más.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Jun 06, 2016 3:53 am

Un poquito ...eso es mucho drama..sigue pronto es una historia genial...

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 36

Mensaje por tamyalways el Lun Jun 06, 2016 8:54 pm

Buenos días, todavía con los pelos de punta después del maratón final ayer de Castle en cuatro. Fue increíble, pero triste a la vez volver a despedirse de LA SERIE en mayúsculas. Gracias a los que ayer con ese día de locura sacaron tiempo para leer y dejar mensajes sois increíbles. Ayer con el fragor del momento en twitter di el título de mi nueva historia. Ahora hago lo mismo aquí. Se llamara Testigo protegido, a no sé qué hay algún cambio de última hora. Más adelante os dejaré un pequeño resumen para que sepáis por donde irá la cosa.
Gracias a todos y a seguir con Castle hasta que podamos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 36
POV KATE
Me levanto preocupada por lo que ha pasado. No entiendo que puede haber pasado para que la jueza haya suspendido el juicio. Tengo miedo porque a pesar de que puede ser una buena noticia porque no tendrá que entrar inmediatamente, algo me dice que algo va mal.
-Alexander ¿tienes algo que contarme?-digo frenándole para saber a qué me enfrentaba.
-No tengo nada que ver, ¡De verdad!-dice al ver mi cara de incredulidad.
-¿Paso algo?-pregunta Martha sin duda preocupada.
-No lo sé. Pero parece que vamos a salir de dudas ya-digo al ver como la jueza nos llama para poder entrar en su despacho.
Entramos los tres nerviosos pero sin saber que era lo que iba a pasar. Nos sentamos y tras hablar unos segundos con su ayudante nos quedamos solos con la jueza.
-Bien siento el retraso pero tengo otros casos pendientes.
-Podemos ir al grano-digo impaciente por saber qué es lo que pasa-no es normal suspender así un juicio a estas alturas.
-Y normalmente no lo hubiera hecho pero…creo que no sería justo. Puede esperar unos días para pagar por sus errores-dice mirando a Alexander que empieza a ponerse nervioso.
-¿Y entonces…?
-Siento decirle que…he recibido una llamada. Su hijo…
-¿Qué le ha pasado a mi hijo?-pregunta Martha poniéndose de pie muy preocupada.
-Lo siento pero acaban de sacarlo para el hospital. Lo han atacado aún no se mucho pero creo que deberían ir con él-dice mirándome y siento como el corazón se me paraliza. Sé que tengo que ser fuerte y más cuando siento como Martha rompe a llorar completamente desolada y me levanto como puedo para abrazarla porque Alexander está también en shock.
Me abrazo con fuerza a Martha hasta que siento como se desmaya en mis brazos. Consigo mantenerla entre mis brazos hasta poder dejarla sobre la silla sentada.
-Martha…Martha…-dice Alexander saliendo de su asombro y atendiendo a su mujer.
-Creo que voy a llamar a un médico.
-Si será mejor-digo casi sin darme cuenta. Por mi cabeza solo pasa su imagen y por lo que está pasando. No puedo pensar que en estos momentos está luchando por su vida, no puedo pensarlo porque mi vida se va con la suya.

Cuando llegamos al hospital enseguida se llevan a Martha a una cama para que pueda descansar y le dan un sedante para relajarla. Yo no quiero dejarla sola pero necesito saber de Rick. Aunque sé que no soy familia y a mí no me dirán nada de nada.
-Alexander yo me quedo con ella. Ves tú a ver como este Rick.
-¿Segura?
-Sí, yo no puedo ayudar allí. Asegúrate de que este bien-digo con lágrimas en los ojos sin poder evitar romperme ante la situación.
-Gracias-dice dándome un apretón en el brazo y saliendo disparado.
Yo quiero estar con Rick, quiero agarrarle de la mano y decirle que todo va a salir bien, pero no puedo hacerlo. Tengo que conformarme con estar aquí sentada junto a otra cama de hospital cuidando de su madre y rezando porque todo salga bien. Tiene que salir bien.
Se supone que a partir de ahora todo tenía que ir a mejor. Que después de pasar por todo esto iba a poder empezar a vivir de nuevo tras cuatro largos años que ya casi se han convertido en cinco. Tiene derecho a ser feliz, no es gusto que le pase esto ahora. Lo necesito a mi lado, he luchado tanto por él, por nosotros, para perderlo ahora. No, no puedo perderlo.
Agarro la mano de Martha que está dormida por el sedante y me encantaría poder cambiarme por ella, no poder sentir nada en estos momentos en los que el dolor me tiene paralizada. Veo pasar a alguien por la puerta y de repente reacciono levantándome cuando me doy cuenta de quién se trata.
Tengo que salir casi corriendo para alcanzarla y lo consigo cuando justo da la vuelta a la esquina y la paro dando un grito porque ni si quiera recuerdo su nombre.
-Hey.
-OH hola-dice mirándome intentando reconocer de donde le sueno-¿Tu eres la novia-abogada de Rick?
-Si. Tú eres la enfermera de la cárcel ¿no?
-Si.
-¿Cómo está?-digo a media voz intentado no quebrarme.
-Yo…
-Por favor, necesito saber algo.
-Está muy mal. No quiero mentirte. Cuando llego a la enfermería yo…pensé que no saldría de allí. Es un milagro que siga vivo. Pero es buena noticia, es un luchador.
-¿Tan grave es?-digo sin poder evitar romperme y sin querer saberlo en verdad.
-Lo siento. Ha perdido mucha sangre y…creo que está en buenas manos pero va a necesitar algo de ayuda divina. Así que si sabes rezar…-dice mirándome a los ojos muy seria y siento como me rompo del todo y acabo tirada en el suelo sin poder parar de llorar. No puedo perderlo, no ahora…
Siento como me abrazan con fuerza pero yo no pienso en eso, solo puedo pensar en él. En por lo que tiene que estar pasando y por lo poco que puedo hacer yo para ayudarlo. Esta vez está solo en esta lucha y eso lo hace mucho peor para mí y para su familia. Pero tenía que salir de esta, tenía que salir de esta porque me prometió una vez una vida feliz juntos y llevo luchando por ella y esperando por ella demasiado como para ahora perderlo.
Me limpio las lágrimas con rabia y con ayuda de ella me levanto del suelo en el que me había hundido. Tengo que ser fuerte por él, por su familia y por mí. Tengo que ser fuerte y mandarle todo mi apoyo.
-Estoy bien-digo separándome de ella para poder mantener la compostura.
-Es normal tener miedo en estos momentos.
-No es eso. Tengo rabia porque nos pase ahora. No merece todo esto. Es un gran chico y ha tenido una vida de mierda. La vida es una mierda.
-La vida tiene que ser justa con él. Es un gran chico lo sé. Necesita tu fuerza.
-Si pudiera hacer algo por él.
-Tener fe. Ten fe y todo saldrá bien.
-Tengo que tener fe-digo más para mí misma que para nadie aunque ahora mismo el miedo aún siga venciendo a mis ganas de creer que todo tiene que salir bien.
-Será mejor que vayas con Rick, estar cerca de él te ayudara.
-Tengo que…-quedarme con su madre iba a decir pero ella volvió a cortarme.
-Ella está bien. Rick necesita saber que estás cerca. Os he visto juntos y sé que juntos sois más fuertes.
-Gracias…perdona ni si quiera recuerdo tu nombre.
-Lanie-dice sonriendo y girándose para desaparecer de mi vista.
Miro hacia la habitación de Martha y veo que sigue dormida y según los médicos pasaran horas antes de que despierte y la verdad es que necesito saber algo de Rick, necesito estar lo más cerca posible de él.
Me dirigí corriendo hacia el quirófano y allí me encuentro con un Alexander que no puede parar quieto. Me doy cuenta de por el dolor que tiene que estar pasando y me siento mal.
-¿Kate?-dice sorprendido cuando me ve.
-Está bien, tardara en despertar y necesitaba…necesitaba saber cómo esta.
-No sé aún nada. No dejan de entrar y salir un montón de gente pero no me cuentan nada. No sé si eso es bueno o no…
-He hablado con la enfermera de la cárcel-digo casi sin darme cuenta.
-¿Y es grave?-me pregunta con mucha preocupación y no sé si decirle la verdad o mentirle. Pero no puedo contestarle porque cuando voy a decirle lo grave que esta siento un nudo en mi estómago que hace que vuelva a romperme y siento como Alexander me abraza con fuerza y me siento mal porque él tenga que consolarme a mi después de por todo lo que ha pasado, él merece mi apoyo y yo soy incapaz de dejar de llorar me siento débil, frágil sin él a mi lado.
-Tranquila, conozco a mi hijo y es un luchador. Ya una vez me dijeron que no saldría de esa. Estuvo un mes en coma y de repente volvió a la vida. Es un chico fuerte, y la vida nos debe una.
-No puedo perderlo-digo a media voz.
-No vamos a perderlo-dice Alexander poniendo su mejor cara intentando calmarme y lo hace durante unos segundos hasta que veo como un médico sale de repente del quirófano y se dirige hacia nosotros con cara…cara de cansancio.
-¿Familiares de Richard Castle?
-Si-dice Alexander encarándole y yo me quedo atrás esperando noticias pero con miedo de escucharlas-¿Cómo está mi hijo?-dice preocupado y veo como la cara de médico cambia y lo veo tomar aire como cuando tiene que prepararse para dar una mala noticia y siento como mi corazón se para de repente, siento como todo mi mundo se derrumba a mi alrededor. Y quiero verlo, necesito verlo y sentirlo. Lo necesito para poder vivir y entonces todo se vuelve negro y solo veo su sonrisa junto a la mía y ya nada me importa, no quiero despertar quiero estar siempre así y me dejo llevar por él, siempre.
CONTINUARÁ…
No me matéis, no tenía planeado que este tramo de historia fuera gusto después del final de Castle en cuatro, pero ¿Qué hago? Solo avisaros de tener pañuelos cerca Wink imagino que os sobraría alguno de ayer.
Bueno daros las gracias a todos por leer y que nos vemos el jueves por aquí. Todavía queda mucha historia, cada vez menos pero todavía queda.
XXOO
Twitter:tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Mar Jun 07, 2016 8:37 am

como nos haces sufrir.... con lo sensibles que estamos despues del maraton de ayer Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 37

Mensaje por tamyalways el Miér Jun 08, 2016 8:42 pm

Buenos días a todos, gracias por estar ahí y por dejarme vivir para que pueda seguir subiendo Wink. Probablemente si todo sale bien, empezaré a trabajar en breve, lo que perjudicara un poco a la hora de subir pero seguiré haciéndolo no os preocupéis aunque el horario cambiara y puede que no pueda subir los cuatro días a la semana pero de tres no bajo. Aunque aún es pronto para saber ya os iré informando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 37
POV KATE
Veo su sonrisa y sonrió lo veo a unos paso de mí y quiero acercarme a él pero choco una y otra vez contra una pared imaginaria y empiezo a inquietarme, a desesperarme. Siento como el corazón se me acelera, lo veo ahí todavía mirándome con esa sonrisa que me derrite pero también siento una grave presión por no poder tocarle, abrazarle, besarle.
Pero de repente lo veo sonreírme por última vez y se gira alejándose de mí. Grito con todas mis fuerzas su nombre pero no consigo hacerle parar. Veo como se aleja y siento como las lágrimas caen por mi cara mientras me dejo caer rota de dolor.
-Kate…Kate…-escucho como me llaman y abro los ojos. Siento mis mejillas húmedas por el sueño tan real que acabo de vivir.
Abro los ojos y miro a mí alrededor. Hay demasiada luz para mis ojos recién abiertos. Los cierro intentando protegerlos pero entonces recuerdo el sueño y el porque de él y los abro rápidamente preguntando por él.
-Rick….Rick… ¿Dónde está?
-Kate tranquila-dice una voz conocida a mi lado y enseguida recuerdo a quien pertenece.
-Lanie…
-Tranquila…
-¿Y Rick? Necesito saber…necesito…
-Si no te tranquilizas no te pienso decir nada. Así que respira, despacio-dice intentando calmarme pero yo no puedo. Quiero decírselo pero por su cara veo que va muy en serio, así que me callo e intento que mi respiración al menos se calme.
-¿Cómo esta?-digo algo más calmada aunque el corazón sigue latiendo con fuerza.
-No hay novedades.
-¿Qué quieres decir?
-Que sigue vivo y esa es una gran noticia, la mejor. Sabes que…está muy mal.
-Tenemos que esperar al milagro-digo por ella y ella asiente.
-Pero cuanto más tiempo pase mucho mejor, el tiempo ahora es nuestro aliado.
-¿Cuánto llevo aquí?
-Apenas un par de horas.
-Ajam…-respondo algo ausente pensando en él y en la lucha que está manteniendo ahora mismo. Quizás la más dura de su vida y mira que no ha tenido una vida fácil. Esta vez no puedo hacer nada para ayudar y eso hace que me sienta aun peor.
-Ha estado aquí el padre de Rick pero ha ido a ver a su mujer.
-Dios… ¿Cómo estaba?
-Fuerte, a pesar de las consecuencias.
-No sé como puede sobrellevarlo si Rick…
-Hey, no pensemos en ello. Tienes que estar fuerte, aunque no lo creas le llega toda vuestra fuerza.
-Yo ahora no creo que pueda ayudarle mucho.
-Si puedes, más de lo que piensas. Solo tienes que cerrar los ojos y pensar de forma positiva. Si piensas mal toda ira mal y eso no es lo que queremos.
-¿Sabes? Eso mismo le dije yo cuando empezamos. Era muy negativo y tenía miedo de que no confiara en lo nuestro y se acabara antes de empezar. Pero me demostró que quería luchar por lo nuestro. Es tan valiente.
-Entonces lucha por él, lucha por vosotros.
-Nunca he dejado de hacerlo durante…su estancia en la cárcel, incluso cuando el dejo de luchar. Pero ahora…
-Ahora más que nunca necesita sentirte cerca. Ahora no puedes verlo pero cuando lo veas, cuando puedas estar con él tienes que ir a verlo. Hablarle, tocarle, todo eso puede ayudarle.
-Si esta inconsciente.
-Aunque lo este puede sentirte Kate. Si te siente cerca, luchando, no tengas dudas de que él también lo hará.
-Puf… ¿Cuándo crees que podré verlo?-pregunto dejándome convencer por sus palabras y porque necesitaba creer y ahora mismo era lo que más me ayudaba a hacerlo.
-No lo sé. Pero hoy seguro que no. Creo que deberías irte a descansar a casa. Hasta mañana como muy pronto no os dejarán pasar. Así que es mejor que estés a tope.
-No voy a irme.
-Creo que tiene razón-dice Alexander desde la puerta. Se le ve agotado y no es para menos pero aun así se le ve fuerte, mucho más fuerte de lo que yo puedo decir de mí.
-¿Por qué queréis que me vaya?
-Porque es lo mejor para ti ahora mismo y lo mejor para ti es lo mejor para mi hijo.
-¿Lo mejor para tu hijo es que este lejos?
-No, lo mejor para mi hijo es que este bien. Vete a casa descansa un poco y vuelve con las pilas cargadas. Ella tiene razón, te va a necesitar cerca y cuando lo haga no puede verte desfallecer. Tienes que estar a tope Kate.
-¿Cómo…como puedes mantenerte de pie? ¿Cómo puedes hacerlo?-digo sin poder parar de llorar.
-Porque mi familia me necesita. Tengo que ser fuerte para ellos.
-Crees…crees…
-Creo que todo va a salir bien-dijo muy seguro sorprendiéndome.
-¿Cómo puedes estar tan seguro?
-Porque conozco a mi hijo, ya he pasado por esto en otra ocasión y lo supero. Si alguien puede volver a hacerlo es él. Sé que lo logrará-dijo con una sonrisa y yo solo asentí limpiándome las lágrimas intentando ser fuerte, porque si un padre que ya ha perdido un hijo puede aguantar y estar fuerte yo tengo que serlo también, por él y por todo ellos.

Llegue a casa tras coger un taxi con poca energía. Sentía que le estaba fallando por alejarme de él pero que otra cosa podía hacer. Me deje caer sobre la cama con la ropa y todo y cerré los ojos.
Debí quedarme traspuesta porque me desperté al escuchar como daban en la puerta. Me levanté con las pocas fuerzas que me quedaban y al abrir la puerta mi madre entró con toda su energía.
-Cariño que mala cara tienes. ¿Vas a venir hoy a…?-pero no acabo de preguntar cuando vio como volvía a derrumbarme y enseguida me atrapo entre sus brazos como cuando era una niña. Allí entre sus brazos me desahogue durante unos buenos minutos hasta que conseguí sosegarme.
-Cariño…
-Es Rick.
-¿Qué le ha pasado?
-Esta en el hospital. Está muy mal-digo con la voz tomada por el dolor de decir una vez más esas palabras.
-Oh cariño-dijo mi madre volviendo a abrazarme-¿Que han dicho los médicos?
-Hay que esperar pero…dan pocas esperanzas.
-cariño mientras hay vida hay esperanzas.
-Si le pierdo…
-Hey, tienes que ser fuerte. Si eres fuerte le ayudaras.
-No entiendo porque todo el mundo me dice eso, no puedo hacer nada para ayudarlo.
-Eso no es así. Cuando hay un amor tan enorme como el vuestro que ha superado tantos obstáculos cariño puede ayudar siempre. Cuando estoy mal solo con ver que tu padre esta ahí ya estoy mejor. Hay amores que ayudan solo por estar ahí, en el aire.
-Pero esto no puedo solucionarlo el amor.
-Cariño el amor es la mayor arma para luchar. El amor lo cura todo. Ese chico te quiere y tú a él, ya me lo has demostrado así que no dejes de luchar. No lo has hecho antes no empieces ahora.
-Nunca pensé que podría enamorarme así de alguien. Cuando siempre hablabas de como os conocisteis papa y tú, como os seguís mirando. Pensé que lo vuestro era único, que nunca tendría algo así en mi vida. Pero cuando lo conocí…
-Creíste en el amor.
-Sin duda. Recuerdo la primera vez que lo vi, me pareció un niño mal criado. Recuerdo que no lo entendía. Cuando me dejo entrar yo…tuve que comerme mis palabras y mi primera impresión. Puede que sea la mejor persona que he conocido en mi vida.
-A pesar de sus errores.
-Incluso con sus errores, esos le ha ayudado a ser quien es. Ojala nada hubiera pasado pero…eso le ha hecho madurar de una manera que quizás nunca hubiera conseguido. La vida va moldeando nuestras formas de ser y la de Rick no ha sido para nada fácil. Pero él ha salido bien de todo eso, es mucho mejor ahora. Aunque…
-¿Aunque?
-Desde que está en la cárcel estaba distinto. Estaba reacio a volver a vivir. Es como si después de enterarse de lo que paso se le fueran las fuerzas.
-Es normal. Es algo complicado por lo que pasar. ¿Te imaginas? Es muy duro para él. Pero estoy segura de que saldrá de esto, que volverá a sonreír y a vivir. Porque se lo merece y porque siempre vas a estar ahí para él, como él lo estará para ti.
-Eso espero.
-Ten fe cariño y todo saldrá bien. Ahora vete un rato a descansar, yo mientras te preparo algo de comer.
-Quiero volver…
-Ya volverás pero no antes de dormir al menos un par de horas más y de comerte un buen plato. Tienes que cuidarte tú también sino no podrás ayudarle.
-Vale-digo besándola en la mejilla y tumbándome en la cama. No podía llevarle nunca la contraria y además empezaba a creer que tenían razón. Necesitaba creer que podía ayudar y de que todo iba a salir bien porque si no iba a poder aguantar todo esto. Cerré los ojos y me deje llevar por el cansancio, solo esperaba que cuando despertara toda esta pesadilla hubiera acabado.

CONTINUARÁ…
Mañana un nuevo capítulo. Veremos cómo Kate ve a Rick y en qué situación se encuentra. Gracias a todos por leer y estar ahí.
Mañana más XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 399
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Miér Jun 08, 2016 11:08 pm

Kate se esta derrumbando un poco, pero seguro que cuando lo vea aunque él este mal, ella va a empezar a pensar mas en positivo de lo que parece que empieza a hacerlo, me encanta

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Devuélveme las ganas de vivir-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:32 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.