Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 20, 2016 8:52 pm

Bueno espero que le deis una oportunidad a la historia, este primer capítulo prácticamente es para presentar a los personaje y para poneros en situación, pero la cosa irá mejorando lo prometo, solo dadle una oportunidad. Es completamente AU aunque ambos mantienen su profesión.
Capítulo1
Richard Castle
Es un escritor de fama mundial, un hombre conocido por ser un playboy, un hombre soñador, conocido por su agilidad con las palabras, por ser un genio de lo macabro. Pero Richard Castle más que todo lo demás es un niño en el cuerpo de un hombre, un buen hombre en definitiva, un hombre que sueña con tener una familia. Después de toda una vida solo con su madre, Rick siempre había soñado con tener una gran familia, una madre, un padre algún hermano con el que poder jugar, ahora que se ha hecho mayor quiere formar esa familia, quiere ser un buen padre. En este momento llevaba dos años en una relación con una actriz algo mediocre, que soñaba con llegar a Hollywood, de momento se conformaba con ir del brazo de un famoso escritor de fiesta en fiesta, pero Meredith solo buscaba el triunfo, la fama que de momento tenía por ser novia, pareja de…
Se habían comprometido hace apenas un par de meses, Meredith no estaba saltando de alegría cuando se lo pidió pero…tenía que hacerlo a pesar de que lo primero en su vida era la fama, lo quería mucho, quería a Richard Castle y por eso termino aceptando. Cuando empezó con él sabía sus deseos de crear una familia y no podía dárselo, por eso si que no podía pasar si se quedaba embarazada toda posibilidad por triunfar como actriz se habría acabado. Así que lo único que pudo hacer fue engañarlo, decirle que no podía tener hijos, claro que le obligo a hacerle un montón de pruebas, que tuvo que falsificar, pero ¿que no consigue el dinero? Llevaban unos meses bien, parecía que había olvidado el tema, y estaban preparando la boda, una gran boda en los Hampton en la  gran casa que Rick había comprado para irse a vivir con su familia. Pero la tormenta llegó un día a la casa de Richard Castle, sus deseos seguían ahí y ya no quería esperar más.


KATE BECKETT
Kate era una mujer de 22 años de edad que a los 15 años se quedó huérfana tras la muerte de sus padres asesinados en un atraco que salió mal, aparte de ellos murieron otros dos rehenes más. Los asesinos de sus padres fueron detenidos unas horas después por la policía, Kate empezó a ver en ellos el modelo en el que quería fijarse para el resto de su vida, y por eso ahora estaba en la Academia de Policías de Nueva York, quería convertirse en una buena policía y atrapar a los asesinos para que las víctimas y su familia encontraran la paz que les había sido arrebatada, como a ella. Desde los 15 años, y al no tener más familia ha estado en un orfanato, por culpa de la avanzada edad que tenía nadie se fijaba en ella, normalmente la gente que va a esos sitios se fijan en niños menores de cinco años, que no tenga tantos recuerdos de su vida pasada. El resto se quedan en el orfanato hasta que son mayores de edad es lo que le pasó a Kate. La mayoría no saben sobrevivir tras salir de allí, y acaban en la calle y metidos en drogas, pero Kate tuvo suerte sus padres le dejaron una buena herencia que le ha permitido poder vivir durante este último año mientras estaba en la Academia sin ningún problemas, además los fines de semana trabajaba de camarera en un pequeño bar del centro para sacarse algún dinerillo más, que iba integro para el orfanato donde se había criado. Seguía yendo por lo menos tres veces a la semana, lo que la Academia le permitía, allí había muchos niños que le tenían un gran aprecio pero en especial, había uno; Alexander. Era un niño de seis años, un poco tímido lo que le hacía destacar poco para los posibles padres que pasaban por allí a diario para adoptar niños. Kate le tenía un cariño especial porque le recordaba mucho a ella en sus momentos primeros que paso allí metida, después poco a poco y al ser una de las mayores ayudo al resto de voluntarios con esos pequeños que de un día para otro se habían quedado solos, sin nadie en la vida.


POV RICK
Estaba nervioso, acababa de discutir con Meredith, estaba enfadado porque lo que más quería en el mundo era tener una familia, y pensándolo bien quizás me precipite con la elección de la que iba a ser la mujer de mi vida. Sabía que teníamos ideas distintas sobre tener una familia pero pensé que pasado el tiempo yo… joder me llené el vaso de wiski hasta arriba y me lo tome de un trago. Acabábamos de recibir el último análisis de Meredith no podía tener hijos, sabía que debía ser un momento difícil para ella, todas las mujeres aunque no lo crean tiene un instinto maternal ¿no?, dios que coño, pensé que conocía bien a las mujeres pero no conozco nada de ellas.
Sería mejor descansar mañana sería otro día pero no quería estar en este momento con ella, así que cogí y me senté en mi escritorio y encendí el ordenador, pero ni si quiera lo estaba mirando estaba metido en mis pensamientos. Vi encima del escritorio unas cartas que antes no había abierto, fui pasando una a una hasta que llegué a una en especial, distinta. La abrí y era una invitación a una gala benéfica para ayudar a los orfanatos de Nueva York que estaban llenos a rebosar de pequeños y necesitan medios para poder mantenerlos. Había demasiados niños esperando para encontrar una familia en el mundo pero no había que ir tan lejos en Nueva York había mucho orfanatos llenos de niños. Esto tenía que ser una señal, si Meredith no podía tener hijos podíamos darle una familia a uno de esos niños.
Me levanté y me fui a la cama con esa idea en la cabeza, mañana lo hablaría con ella para intentar convencerla por lo menos para ir a la gala benéfica y de ahí para visitar las infraestructuras para poder ayudarlos.
Me desperté y sentí a Meredith acariciándome con sensualidad, y besándome el cuello.
-Rick te he echado de menos-dijo besándome con pasión, nos volqué quedando encima de ella y le hice el amor.
Mientras ella se duchaba yo empecé a preparar el desayuno había consultado con la almohada lo de decírselo a Meredith o no, y quería hacerlo. Quería ir a esa gala, hablar con la gente que trabajaba allí, ayudarles y conocer a esos niños, luego ya vería si decidía o no adoptar un niño, pero de momento quería ayudar. Al poco tiempo apareció por la puerta recién bañada, se acercó a donde me encontraba y me besó en la mejilla suavemente. Se sentó enfrente de mí y le coloque delante su plato y una taza de café.
-Meredith esta noche vamos a salir a una cena benéfica.
-Oh, entonces tendré que salir a comprar un traje nuevo-dijo sonriéndome, ni si quiera me había preguntado a favor que era, y no pensé en decírselo total si para ella no era importante para que decírselo, le di mi tarjeta y con un beso la dejé allí sentada y fui a tomar una ducha y a llamar a mi agente para confirmar la asistencia a la cena.
POV KATE
Era de día pero estaba completamente reventada, había estado toda la noche patrullando con mi compañero por las peores zonas de Nueva York. Era sábado y esta noche había una cena especial para conseguir dinero para los niños del orfanato, y no podía faltar, para ello tenía todo el día para descansar, pero le había prometido a Alexander que iba a ir a verlo esta mañana, así que me di una rápida ducha y me dirigí hacia el orfanato. Cuando llegué estaban desayunando y cuando Alex me vio salió corriendo a abrazarme.
-Has venido.
-Lo prometí.
-Sí, pero…
-Ya sé que hay gente que te ha fallado, que no están aquí contigo Alex, pero yo siempre estaré cuando me necesites.
-Lo sé-dijo abrazándome fuerte.
Cuando el resto de chicos me vieron llegaron corriendo a abrazarme y saludarme, cuando acabaron de desayunar nos fuimos todos al patio a jugar, como niños que eran tenían sus discusiones pero como eran niños puros nunca duraban mucho, en seguida estaban de nuevo jugando sin parar como si nada hubiera pasado, era algo que envidiaba de ellos que no les afectaba las cosas como a los mayores, no tenían que aceptar y vivir con las consecuencias de lo que hacían. Alex me vio pensativa y se acercó corriendo a donde estaba.
-Kate, ¿estás bien?
-Sí, solo un poco cansada.
-Ummm.
-¿Qué haces?
-Jugar con los chicos pero juegan al fútbol y no me gusta.
-¿No tienes ningún libro?
-Ya me he leído todos.
-¿Todos?, la semana pasada te traje tres libros.
-Ya…me gusta leer-dijo avergonzado.
-Mañana te traeré más, vale.
-Bien. Mañana Lanie nos ha dicho que vendrán padres a vernos.
-¿Estás contento?
-No me van a elegir.
-No pienses eso Alex, eres un chico increíble si la gente no lo ve, es su problema.
-Si soy tan increíble ¿porque no eres mi madre?
-Alex ya hemos hablado de eso.
-Si ya.
-Alex para mí sería un honor ser tu madre, pero no puedo…no podría darte la vida que te mereces, mereces tener una familia que te quiera y pueda pasar el mayor tiempo contigo, sabes que yo…
-Tienes mucho trabajo, tienes que salvar el mundo.
-Eso es pequeño-dije acariciándole la mejilla-pero ya sabes que siempre seré tu hermana grande.
-Sí, Kate si tuviera unos papas, ¿podría seguir viéndote?
-No pienses en eso ahora vale, ven vamos a ver a Lanie a ver si tiene algún libro-y agarrándome de la mano me siguió hacia dentro sin saber que su vida iba a cambiar dentro de poco.
CONTINUARÁ…
Gracias por leer, y darle una oportunidad, he decidido subir el segundo capítulo seguido para que tengáis más para empezar y mañana el tercero, mientras tanto tenéis mi historia Devuélveme las ganas de vivir para disfrutarla.
Comentarios bienvenidos
XXOO
Twitter: tamyalways


Última edición por tamyalways el Miér Jul 20, 2016 9:23 pm, editado 1 vez

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 20, 2016 8:53 pm

Había pensado subir mañana este capítulo pero para que podáis empezar a engancharos a ella, aquí tenemos el capítulo 2, espero que lo disfrutéis. Recordad que también he actualizado en mi otra historia Devuélveme las ganas de vivir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2
PORV KATE
Estaba junto a Lanie, que era la directora del orfanato. Solo tenía 25 años pero siempre había apoyado su familia al orfanato y cuando la antigua directora la despidieron tras descubrir que recibía dinero de alguna gente por conseguir un niño sin necesidad de pasar por los tramites correspondientes, no perdió el tiempo y se presentó ante el comité que llevaba el orfanato para dirigir aquel lugar que había sido importante para su madre, la cual había muerto hacía un año tras una larga enfermedad.
Nos llevábamos muy bien, la edad ayudaba, llevaba apenas unos meses en el cargo pero durante años había estado de voluntaria junto a su madre en el orfanato, y desde hace tanto éramos amigas. La madre de Lanie quiso adoptarme en una ocasión pero para entonces estaba pasando un mal momento económico y empezó también su enfermedad por lo que quedó fuera de todas las posibilidades el poder vivir con ellos.
Cuando cumplí los 21 años y estaba fuera ellas me acogieron en su casa, viví con ellos los últimos meses de la vida de la madre de Lanie. Tras eso decidimos irnos a vivir juntas y ahora compartíamos un piso en el centro de la ciudad aunque era un piso viejo y pequeño el cual siempre estábamos relatando por él. Habíamos querido cambiar de sitio muchas veces pero era barato y no pasábamos mucho tiempo en él así que siempre lo dejábamos pasar.
A ninguna de las dos nos faltaba el dinero, no es que lo tuviéramos en abundancia pero tampoco lo necesitábamos por eso cuando podíamos lo invertíamos en nuestros niños para que no les faltara nada para que no le faltaran unos mínimos de estudios. Ahora estábamos sentadas en su despacho hablando de la dichosa gala o cena benéfica.
-Venga Kate tienes que acompañarme sino…
-Si no que Lanie, no me gustan esas cenas, rodeada de ricos tontos que se creen que con su dinero puedo comprar todo, por mi pueden meterse su dinero…
-Kate…te entiendo vale. Yo…te entiendo pero con ayuda de gente buena como tú Kate no nos vale, no pienses en ellos si no en los pequeños que se merecen una vida mejor.
-Lanie-me echo esa mirada y no pude negarme-vale por ellos pero ojala no tuviéramos que aceptar la calderillas de ellos, ojala pudiera…
-No puedes hacer nada Kate, haces lo que puedes y más.
-Ya pero…
-Sabes lo que más le importa a ellos, es que vengas Kate. El que le ayudes con los deberes, juegues con ellos, que les des cariño. Ellos te adoran Kate, y si a veces tenemos que bajarnos los pantalones pero es por el bien de un montón de chicos.
-Si tienes razón, a qué hora es la maldita cena-y me sonrió sabía que había ganado.


POV RICK
Estaba ya preparado esperando a que Meredith terminara de arreglarse, estaba empezando a impacientarme entendía que las chicas tardarán en arreglarse pero esto ya…
-Meredith vamos.
-Ya voy cariño, estoy acabando.
Suspiré sabía que todavía le quedaba un rato para salir, así que fui a la cocina y me serví una copa, necesitaba ya antes de empezar una copa esto no debía ser bueno. Estaba nervioso porque sabía lo que quería y sabía que ella no quería lo mismo que yo. Pero si ella no quería…yo ya estaba preparado para ser padre y lo iba a ser con ella o sin ella. Me bebí de un trago el vaso vaciándolo.
-Tienes un minuto si no me voy sin ti.
-Dios cuando te pones así eres insoportable-dijo saliendo a mi encuentro-no sabes lo difícil que es mantenerse tan guapa-en realidad pensé que si eres guapa no necesitas nada de tiempo para serlo, pero no quise empezar a discutir y agarrándose de mi brazo salimos por la puerta de casa rumbo a la cena.
Durante el trayecto en el coche me mantuve bastante tranquilo y callado mientras Meredith no dejaba de hablar sobre una cena que tenía al día siguiente con un director para una película importantísima. Siempre es importantísima pero casi nunca conseguía nada y cuando lo conseguía era un papel pequeño y sin importancia, pero era su sueño y yo no iba a ser quien se lo quitara.
Llegamos a la puerta donde se celebraba el acto y un montón de prensa se encontraba en la puerta esperando a los invitados, la pena es que a estos sitios no suelen venir gente muy importante algún que otro famoso menos importante y el alcalde como representante del ayuntamiento, un gran amigo. Normalmente me solía aburrir mucho en este tipo de actos aunque me gustaba mucho ayudar, pero en realidad estas típicas fiestas solo sirven para exhibirse ante la cámaras a algunos que solo buscan eso minutos y minutos en la televisión. Yo solía donar a todas las fiestas que me invitaban pero normalmente intentaba huir de ellas, aunque me gustaba la fiesta no me gustaba que la gente utilizara estos actos para publicitarse, en cambio a Meredith le encantaban estas fiestas, bueno todas las fiestas donde hubiera gente famosa y prensa a doquier.
Nos bajamos y entramos rodeados de gritos de la prensa para que posáramos juntos, tras un par de fotos tiré de Meredith para dentro, ya había tenido bastante de fotos por hoy.
-Richard, quieren vernos juntos, ¿Qué problemas hay?
-Ninguno, solo no quiero hacerme fotos porque no hemos venido a eso.
-Ya lo sé vale, pero no viene mal para tu imagen que te hagas fotos en este tipo de lugares.
-No quiero lavar mi imagen, te pareces a mi representante vale. Yo soy como soy, y al que no le guste pues ya sabes…
-Rick no digas eso dependes de tus fans y…
-Si mi imagen mi imagen, pero es normal que algún momento este hasta las narices de esa imagen ¿no?
-Cariño yo te conozco vale, sé que no eres como dicen que eres y la gente que te conoce también, así que, ¿que más te da el resto?
-Supongo-dije mientras me besaba.
Nos acercamos más al interior, la gala estaba a punto de empezar, la directora del orfanato estaba a punto de dar su discurso, era una mujer joven que subió con determinación hacia el escenario. Justo detrás había otra mujer más joven aún, que llevaba un vestido negro largo muy ceñido que marcaba perfectamente su figura, era guapísima. Pero de repente la directora comenzó a hablar y me centré en lo que decía.
“Buenos días a todos y a todas, y gracias por asistir a esta ceremonia benéfica para recaudar fondos para nuestros niños, son los niños de todos. Quería hablarles de la importancia que tiene esta gala y en que se va a invertirse el dinero que recaudemos durante esta noche, y el resto del año porque esperemos que esto no sea algo puntual de una noche. En nuestro orfanato contamos con cincuenta y tres niños en este momento, pero por desgracia cada día entra algún nuevo niño que ha sufrido la desgracia de quedarse solo. Y nosotros como personas que somos no podemos dejarles solos, tenemos que darle una familia.
Por desgracia la mayoría de la gente va buscando niños fuera del país, que si esos niños también nos necesita pero solo os pido que visitéis el orfanato para daros cuenta que no es necesario ir tan lejos, en nuestro propio país, en nuestra ciudad, hay un montón de niños que buscan a alguien, a una familia. Ya que se les ha arrebatado la vida, ¿por qué la vida no puede darle otra?, no dejemos de mirar lo que tenemos delante. Hoy no solo os pido dinero para poder mantener a todos estos niños, ni para darle unos estudios necesarios para cuando salgan, sino también os pido, que no les dejen solo, que le den un hogar, porque por mucho que nosotros hagamos nunca podremos darle una familia de verdad con un padre y una madre que le traten como un hijo como uno más de su familia. Así que hoy estoy aquí para pediros que adopten a estos niños que no los dejen solos”
Un montón de aplausos lleno la sala, y a mí me llego hasta el corazón, me dio el empujón que necesitaba, quería adoptar un niño pronto cuanto antes, y para ello iba a empezar hablando con la directora del centro para saber cuándo podía visitarlo.
-Por eso querías venir ¿no?
-¿qué?
-No te hagas el tonto, vale.
-Meredith yo…
-Como tengo que decirte que no estoy preparada.
-Lo siento, pero yo sí, y lo voy a hacer. Piénsalo si quieres lo hacemos juntos sino…
-Si no que.
-Si no, no sé si quiero estar con alguien que no vaya a querer a mi hijo-tras esto, Meredith se largó fuera enfadada, muy enfadada y yo me quedé para poder hablar con la directora no quería esperar más, tenía 28 años era joven pero…quería poder disfrutar de mi hijo el mayor tiempo posible así que ese momento había llegado.
CONTINUARÁ…
Mañana tendréis otro capítulo, muchas gracias por leer. Comentarios bien recibidos siempre. XXOO
Twitter: tamyalways.

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por alba_caskett el Miér Abr 20, 2016 11:54 pm

me encantó este fic... todavía me lo leí hace poco

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 21, 2016 8:35 pm

Nuevo capítulo, espero que os siga gustando, muy feliz por la acogida que le habéis dado. Aquí tenemos el primer contacto entre ambos.
POV KATE
Estaba cansada de tener que hablar con estos millonarios que se creían que podían comprar cualquier cosa con su dinero, ya me habían tirado los tejos bastantes viejos verdes como para saber que era hora de irme antes de que me cargara a alguno. Me acerque a Lanie, esperé a que dejara de hablar con un par de mujeres muy bien vestidas y terminé de acercarme a ella.
-Oh sigues viva.
-Si no me he muerto aún de aburrimiento, pero ya venía a despedirme.
-Oh venga quédate un rato más.
-No, dije que haría acto de presencia y ya lo he hecho, así que ahora me voy. Mañana tengo que trabajar temprano pero me pasaré a la hora del almuerzo, le prometí a Alex que iría a verlo.
-Bien pero…
-Disculpen-dijo un hombre trajeado muy guapo la verdad pero tenía toda la pinta de ser uno de esos famosillos millonarios de eso que tanto odiaba.
-Oh, sí claro el Señor Castle, si no me equivoco, me alegro que a última hora decidiera venir-¿El señor Castle?, ¿El mismo Richard Castle que escribía mis libros favoritos?, no, no puede ser.
-Si bueno siento avisar en el último momento, pero… bueno en cuanto me enteré para que era la gala quise estar aquí al instante.
-Me alegra, y por cierto gracias por su gran colaboración.
-Oh pues si ya has colaborado y has posado para los medios ya te puedes largar tranquilo, seguro que tu conciencia ya está tranquila-le dije mosqueada con todo el mundo que estaba allí.
-Kate-me riño Lanie con cara de pocos amigos.
-No, no te preocupes.
-Oh encima me quiere hacer sentir mal.
-Mire no la conozco pero puedo entender que le moleste que haya gente que haga esto para salir en revista o por limpiar su conciencia como ha dicho usted antes pero yo no soy así. Ahora si me disculpa me gustaría hablar con la directora-dijo dándose la vuelta y dándome la espalda.
-Bien, me voy pero no porque me lo digas tú-dije girándome y saliendo a toda prisa de la maldita sala.
POV RICK
Me sentía mal por cómo le había hablado aquella chica, todavía era muy joven y no la conocía para saber el motivo por el que se había portado así, para saber porque había saltado así, pero aquí estaba por buenos motivos y no me gustaba que nadie quisiera meter mierda en esto que estaba haciendo, lo hacía porque adoraba los niños, y quería que a ellos no le faltara nada.
-Lo siento por el comportamiento de mi amiga.
-No siento el mío, no sé qué le pasara pero yo no debía haberla tratado así, debería haberme aguantado.
-No de verdad se merece que de vez en cuando le pongan en su sitio, pero si la conocieras como yo, la entenderías. Le ha costado mucho venir.
-No se obliga a nadie a venir a estos sitios.
-Ya pero a ella casi lo he hecho, verás no quería venir sola, además esperaba que ella pudiera hablar con la gente de estos niños, ella mejor que nadie los conoce. Tuve que nombrarles mil veces los niños para que aceptara venir, le hice entender que todo esto era por el bienestar de ellos, pero parece que un par de horas aquí y ya se le ha olvidado.
-Supongo que debe ser difícil estar en un sitio que detestad y rodeado de gente que también detestas.
-Si bueno pero no debería tener ese genio. Bueno para que quería hablar conmigo, porque no creo que se acercó para recibir una reprimenda de mi amiga-reí entre dientes.
-No, la verdad es que no. Quería saber cuando podía ir a ver el orfanato.
-Quieres conocer la instalaciones…am quiere saber en que se invierte su dinero porque…
-No, no. Yo tengo en mente la opción de forma una familia, y bueno he pensado que podía conocer a los niños y…
-Oh!! ¿Quieres adoptar?
-Bueno creo que sí.
-¿Crees?
-Ser padre es lo que más deseo en el mundo, pero mi novia…
-No está preparada.
-Eso dice, pero eso no me va a hacer echarme atrás si cuando estoy con un niño me siento como que quiero formar parte de su vida no lo dudare.
-Pues entonces, si quieres mañana tengo unas reuniones pero puedes venir sobre la hora de comer, y ver las instalaciones mientras comen y después podrás hablar con ellos si quieres.
-Por mi será perfecto.
-Intente convencer a su novia para que venga, quizás le llegue la llamada para querer ser madre.
-Quizás, gracias por todo, nos vemos mañana.
-Ok, gracias a usted señor…
-Puedes llamarme Rick o Castle, pero será mejor que nos tuteemos.
-Perfecto señ… Castle nos vemos mañana y de nuevo lo siento por los de mi amiga-y con eso se dio la vuelta desapareciendo, enseguida estaba ya atendiendo a otros invitados a la fiesta. Había llegado el momento para irme a casa a descansar, mañana sería un gran día.

Llegué a casa y estaba cansando quería dormir toda la noche y mañana empezar mi nueva vida pero los dioses no estaban de mi parte y nada más abrir la puerta allí estaba Meredith, sentada en la isla de la cocina esperándome para hablar, no quería discutir más, pero eso era demasiado pedir para el día que había tenido.
-Cariño, ven siéntate conmigo.
-Meredith, no podemos dejarlo para mañana…
-No ven solo será un momento.
-No quiero discutir.
-¿Quién ha dicho que vayamos a discutir?, ven siéntate aquí conmigo.
Me acerque despacio, quitándome la chaqueta por el camino y dejándola en el lugar más cercano, me acerque colocándome a su lado y ella me empujo para que tomara asiento.
-Bien, tú dirás.
-Rick se lo importante que es para ti tener un hijo y…
-Sé que para ti no…
-Déjame acabar vale.
-Ok.
-Si tienes razón quizás no esté preparada, pero no es porque no quiera tener un hijo contigo Rick, solo que aún somos jóvenes y…-iba a interrumpirla pero colocó su mano en mi boca haciéndome callar-no digo que no quiera, quizás para mí es un poco duro bueno ya sabes. El enterarme hace nada de que no podía darte hijos y que tú ahora digas que me no necesitas para ellos me ha hecho sentir fuera de tu vida.
-Meredith lo siento no quería hacerte sentir mal, si hubiera sabido que te sentías así.
-¿No hubieras querido adoptar?
-No, hubiera seguido delante de todas formas Meredith esto no es por ti es por mí, quiero ser padre por encima de todo.
-Lo sé y ya que no puedo hacerte padre, acepto que adoptemos.
-¿Lo dices en serio?
-Claro, solo te pido que vayamos despacio para que pueda hacerme a la idea de que voy a ser madre, toda madre tiene nueve meses para hacerse a la idea, no te pido tanto pero…
-Bien, es justo. Meredith mañana tengo una reunión para conocer a los chicos, si para ti es pronto iré solo...
-No yo quiero ir, solo digo que no tenemos que decidirlo mañana mismo.
-Meredith aunque decidiéramos adoptar hay que pasar por unos trámites que se pueden alargar bastante, no quiero esperar. Solo espero que en ese tiempo puedas hacerte a la idea de ser madre, si no, no hay rencor yo me encargaré de él.
-Bien, Rick te quiero y por hacerte feliz soy capaz de cualquier cosa-y con eso se levantó de la silla y se fue a la habitación dejándome solo allí sentado en la isla pensando en que mañana podría encontrar por fin una familia.
POV MEREDITH
Bueno pues ya se lo había dicho, solo podía aceptar no me quedaba otra, sino iba a perderlo y me importaba no solo era por lo que me podía conseguir, de verdad le quería y era importante para mí. Pero lo de ser madre, ya le había engañado con lo de no poder tener hijos otra mentirijilla más, no sería problema. Solo esperaba que no tuviera que llegar tan lejos, que Rick se cansara de la idea y al final decidiera no tener un hijo, aunque iba a ser difícil, cuando algo se le metía en la cabeza hasta que no lo conseguía no paraba, lo mismo paso cuando nos conocimos y fue lo que me llamo más de él, lucho por mí hasta que consiguió que me fijara en él. Mañana sería un día muy largo, solo espero que no se encaprichara de ningún niño el primer día sino antes de darme cuenta tendría ya a un niño corriendo por la casa, y entonces no podré soportarlo más, tendré que conseguir cuanto antes un buen papel sino quedaré fuera de toda oportunidad para conseguir la fama.
CONTINUARÁ…
Ya no subiré capítulo hasta el lunes espero que la espera merezca la pena.
Comentarios bienvenidos siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 24, 2016 8:54 pm

Nuevo capítulo, todavía sorprendida y agradecida por el acogimiento a la historia, de verdad muchas gracias por leerla.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 4
POV RICK
Sentía como si fuera un déjà vu otra vez estaba sentado en la cocina esperando a que Meredith terminara de arreglarse. Nos habíamos levantado quizás demasiado tarde por la noche movidita que habíamos vivido, pero habíamos quedado cerca del mediodía y no íbamos mal hasta que Meredith empezó a prepararse y el tiempo pasaba y no avanzábamos, no quería llegar tarde para no dejar esa mala imagen.
-Vamos joder Meredith, ¿tanto necesitas para arreglarte?
-Ya voy ya voy-cuando salió iba con traje muy elegante que para nada pegaba para ir a conocer a unos niños, pero en fin mejor eso que esperar más tiempo.
Bajamos y cogimos el chófer para llegar al orfanato. Era un edificio antiguo que había sido reformado para poder recoger a esos pequeños, también contaba con un gran césped con un par de columpios y un arenero para que pudiera jugar los niños. Necesitaba una buena mano de pintura y alguna cosa más pero con la poca ayuda que me imagino que recibían estaba bastante bien. Además lo que más necesitaba estos pequeños a parte de un plato de comida y un techo era que les dieran cariño, y por lo poco que conseguir averiguar ayer sobre la directora, los trabajadores y los voluntarios estaba más que bien cuidados.
Entramos por la puerta y en seguida un grupo de niños vino corriendo a saludarnos, estaban todos llenos de tierra por estar dentro del arenero o todos sudados de correr, estaban llenos de vida.
-Arg no me pongáis las manos encima-gritó Meredith.
-Chicos-gritó una voz haciéndolos separarse de momento.
-Como me han puesto.
-Lo siento, es que cuando vienen visita suelen ponerse muy contentos, si quieres puede ir a lavarse un poco al lavabo.
-Si claro.
-Jenny.
-Si-dijo una chica rubia pequeña.
-Puedes acompañar a la señora al cuarto de baño.
-Si claro, ¿me acompaña?
Cuando ambas se fueron y nos quedamos allí los dos solos no pude evitar sonrojarme de la vergüenza, sabía que el comportamiento de Meredith no es el que se espera para una futura madre.
-Lo siento…
-No, es que los chicos son a veces un poco demasiados entusiastas. Si me acompañas podré presentarte algunos chicos, o si quieres antes vemos el lugar.
-No. Prefiero conocerlos, si no te importa-dije sonriéndole.
Nos acercamos a un grupo de chicos que estaban jugando con un balón y enseguida dejaron de jugar y se acercaron a donde nos encontrábamos llenos de preguntas por hacer, pero enseguida perdieron interés y volvieron a jugar.
-Se ve que se lo pasan bien juntos.
-Si señor Castle en sitios como estos haces amigos para toda la vida, a veces es muy complicado tener que separarlos son como una familia, no una familia muy típica pero una familia.
-Se ve que hacéis un buen trabajo.
-Si bueno, sobre todo tenemos que agradecer el trabajo de los voluntarios, ellos son los verdaderos responsable de eso, ellos hacen que estos niños sean felices y esten lo más sanos y limpios posibles.
-Me gustaría colaborar.
-Ya lo ha hecho.
-No me refiero, bueno me gustaría adoptar a un niño, pero no solo eso me gustaría poder ayudar de alguna forma al resto de niños.
-Señor Castle por mucho que queramos nunca se puede ayudar a todos.
-Ya. Me gustaría poder salvar a todos los niños, no merecen sufrir.
-No pero por desgracia la vida es dura con muchos de ellos, pero siempre pueden tener una segunda oportunidad y realmente espero que todos estos chicos la tengan, pero muchos no habrán pasado por lo peor, terminara por desgracia en malos sitios.
-Si esa es la vida, demasiado injusta con los inocentes.
Nos quedamos un rato allí parados contemplando como los niños jugaban, unos a la pelota, otros con muñecas, otros en los columpios, jugando al pilla pilla etc. Pero había uno que no hacía nada de eso, se encontraba solo debajo de un árbol leyendo un libro. No pude dejar de mirarlo, tendría unos seis años, era moreno y pequeño para su edad, y estaba muy concentrado en su lectura tanto que ni se había fijado en que había llegado.
-Alexander.
-Eng!
-Se llama Alexander, Alex.
-Oh! ¿Porque esta solo?
-Es muy tímido y solitario, le encanta leer.
-Oh! ¿Cuánto lleva aquí?
-Tiene seis años lleva dos años aquí.
-¿Y en dos años no le han adoptado?
-Bueno, siempre ha sido así. Usted se ha fijado en él pero normalmente nadie se fija en él. Supongo que no le gusta que sea tan introvertido y solitario.
-¿Puedo conocerlo?
-Claro.
Primero se acercó Lanie sola para hablarle de mí y decirle que quería conocerlo, vi como el niño en un principio no le hacía mucha gracia, pero algo le dijo Lanie que le hizo cambiar de opinión porque en seguida una sonrisa ilumino su cara. En ese momento Lanie hizo un gesto para que me acercara.
-Hola-dije agachándome para colocarme a su lado.
-¿Es verdad que eres escritor?
-Oh-dije mirando a Lanie-sí.
-Escribes historias sobre príncipes y héroes.
-Bueno algo parecido.
-Oh.
-¿Qué lees?
-Las aventuras de Tintín, me gustan muchos los libros de aventuras.
-Oh a mí también.
-Me he quedado ya sin libros-dijo mirando con pena a Lanie.
-Pero si Kate te trago tres la semana pasada.
-Ya pero ya me los he leído.
-Ummm eres un chico listo, la próxima vez que venga te traeré muchos libros.
-Lo prometes.
-Si claro.
-Bien.
-Alexander que se dice.
-Gracias señor Castle.
Estaba tan contento, aquel chico era especial leía sin parar como yo de pequeño. Cuando yo era pequeño para evadirme de mi vida solía encerrarme en mi habitación y ponerme a leer sin parar, luego me convertí en escritor. Este chico si sigue así podrá dedicarse a lo que quiera se ve que es muy listo.
POV KATE
Llegué un poco tarde al orfanato y la verdad es que tenía poco tiempo pero necesitaba mantener la promesa que le hice a Alex, le había traído unos libros para que pudiera seguir alimentando su imaginación. No me había dado tiempo de ir al servicio así que entre y fui directamente hacia el baño, en la entrada me encontré con Jenny una chica voluntaria que llevaba allí unos pocos meses.
-Hola Kate.
-Hola Jenny.
-Vienes a ver a los chicos ¿no?
-Si pero antes necesito ir al baño.
-Ten cuidado con la señora de dentro, está un poco loca.
-Que señ…-pero no terminé de decirlo cuando ya había desaparecido sin mirar atrás.
Entré dentro del baño y allí había una mujer maldiciendo mientras se limpiaba un traje caro que llevaba, sin duda obra de los chicos en ocasiones como estas los amaba aún más. Intente ocultar la sonrisa que amenazaba con salir de mis labios y entre en el baño. Cuando salí y me dirigí al lavabo para lavarme la mujer empezó a darme conversación.
-Dios ¿cómo los niños estos están tan salvajes?
-No son salvajes son niños-dije algo molesta.
-Si, por mí se lo puede quedar todos para ti-dijo mientras seguía frotándose la mancha, y salí enfadada por la puerta sin mirar atrás, como podía hablar así de unos pequeños inocentes, solo querían jugar. A nadie se le ocurre venir así a un lugar como este.
Salí hacia el patio buscándole con la mirada pero no lo veía, enseguida me vi rodeada por todos los chicos que venían a abrazarme, sin duda tendría la ropa sucia cuando saliera de allí pero solo por verlos sonreír y recibir un abrazo de ellos me valía cualquier cosa.
-Alice, ¿has visto a Alex?
-Si está allí-dijo señalando un árbol-ha venido un hombre y está hablando con él-le di un beso a la niña y me dirigí con paso rápido a donde se encontraba Alex con ese hombre y Lanie, esto me estaba empezando a oler mal, todavía me quedaban unos pasos para llegar cuando Alex me vio y se levantó corriendo para abrazarme.
-Kate has venido.
-Sí, ¿Qué tal estas?
-Bien, ven te voy a presentar a alguien.
Tiró de mi hacia el árbol y cuando el hombre se giró y lo vi me quede sin palabras ¿qué hacía Richard Castle aquí?, y de ¿Qué hablaba con Alex y Lanie?
-¿Qué pasa aquí?-dije enfadada.
CONTINUARÁ…
Mañana un nuevo capítulo de la historia
Comentarios bienvenidos siempre.
XXOO.
Twitter: tamyalways.

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 5

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 25, 2016 9:10 pm

Aquí tenéis el próximo capítulo de la historia y ya hasta el jueves. Quería decir que agradezco siempre las críticas constructivas y que las tengo en cuenta para intentar mejorar, porque lo importante es que os llegue la historia de la mejor forma posible. Espero mejora con el tiempo aunque las prisas nunca son buenas. Bueno gracias por estar ahí y esto continúa.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 5
POV KATE
-¿Qué pasa aquí?
-Kate-dijo con autoridad Lanie- Castle ha venido a visitar el orfanato y a los niños.
-¿Qué pasa no tuvo bastante ayer? Sí que tienes que tener mala conciencia-le dije aún enfadada.
-Kate, el niño-miré hacia abajo y miré como Alex me miraba con tristeza y asustado. Me agache para ponerme a su altura y le hablé con la mayor ternura posible.
-Ey Alex.
-Kate no quiero que te enfades-dijo casi llorando.
-Oh no pequeño-le dije abrazándole-no estoy enfadada, solo ha sido un malentendido.
-Entonces no he hecho nada malo.
-¿Tú? Tu nunca haces nada malo Alex-asintió con la cabeza, y me acorde de los libros, los saque de mi bolso y se los ofrecí-mira lo que te he traído.
-Los trajiste.
-Porque no los coges y te vas a guardarlos a tu habitación-me miró un poco sorprendido y dudando-cuando vuelvas aún estaré aquí-y tras decirle eso me sonrió y salió corriendo hacia la habitación.
-Kate espero que le pidas perdón a Castle.
-Yo porque-dije mirándole con odio.
-No hace falta, pero ¿puedo hacerle una pregunta?-al ver que no respondía decidió hacerla-¿Puedo preguntarle si le he hecho algo para que me trate así? Tengo buena memoria y no le recuerdo así que supongo que no, a no ser que haya sido en otra vida-dijo con una sonrisa en la cara intentando aligerar un poco la tensión.
-¿Puedo hacerle yo otra?
-Claro, aunque no ha contestado la mía.
-¿Qué es lo que realmente hace aquí?
-Yo…bueno quería ver que es lo que hacéis aquí.
-Oh querías saber en qué gastábamos su dinero ¿no?-dije otra vez levantando un poco la voz.
-Bueno en realidad también he venido porque quiero adoptar.
-¿Adoptar?
-Si adoptar o tampoco puedo hacerlo porque soy un rico de esos que creen que pueden comprar con dinero lo que quiera.
-Yo…
-No, déjame acabar. Yo quiero ser padre es lo que más quiero en esta vida, y por desgracia de la vida esto pequeños están solos, y me gustaría poder formar parte de la familia de uno de estos niños. Y no, no es un capricho más-lo dijo con mucha seguridad tanto que casi me lo creo, y digo casi porque de repente apareció la mujer del baño y todo se complicó mucho más.
-Hola cariño, nos podemos ir. Es que esto no se quita así como así.
-¿Cariño?-dije sorprendida.
-Oh si Kate, ella es la novia de Castle. Meredith era ¿no?-tuve que poner una cara de tonta increíble-Kate estas bien.
-Que si estoy bien, como se te ocurre incluso pensar en dejarles adoptar.
-Que dices.
-¿Qué, que digo?, que cualquier chico está mucho mejor aquí que con estos dos, no voy a permitir que puedan llevarse a ningún niño-dije enfadada y salí corriendo dejando solos. Tenía que salir de allí estaba muy enfadada, como iban a llevarse a uno de los pequeños, de mis pequeños con esa mujer que odiaba tanto a los niños y con ese hombre que arggg. Esperaba que Lanie entrara en razón y no lo permitirá sino tendría que hacer cualquier cosa para impedirlo.
POV RICK
Estaba flipando, como coño había sucedido esto. Esa chica estaba loca como se había atrevido a decir esas cosas de mí, como se había atrevido a decirle que no podía ser el padre de ninguno de esos pequeños.
-Castle de verdad lo siento, es que… entiendo que no la comprendas pero es porque no la conoces.
-Ni ella a mí.
-Si es verdad, dios es que… si os conocierais de verdad os entenderías enseguida tenéis cosas en común como el amor por estos peques.
-Si. ¿Qué te ha pasado con ella Meredith?
-Yo con esa ni si quiera la conozco.
-No has hablado con ella nada.
-Bueno quizás la allá visto en el baño pero no le he dicho nada de nada.
Suspiré cansado sabía que no podía hacer nada para chafarme la adopción pero no me gustaban estas situaciones, no tenía que darle ninguna explicación ni nada pero…no sé sentía algo en el estomago que me pedía que la convenciese de que iba a ser un buen padre, tenía la necesidad de hacerle entender que no era el tipo de persona que ella pensaba, pero no sabía si algún día tendría la oportunidad.
-Ya Kate-dijo una voz de niño justo detrás nuestra.
-Alex…Kate ha tenido que irse.
-Me prometió que estaría aquí-dijo casi llorando, y no pude evitarlo me arrodille y me coloque a su altura.
-Alex, Kate ha tenido que irse, no quería irse pero tenía una emergencia.
-¿Ha ido a atrapar a los malo?-miré extrañado hacia Lanie.
-Oh si ha tenido que ir a detener a los malos, pero ha dicho que vendrá luego a verte y podrás tomar un helado con ella. ¿Quieres?
-Si pero me hubiera gustado que me hubiera esperado-dijo todavía triste-yo quería que me contara una historia.
-Si quieres te la puedo contar yo.
-¿Puede?-pregunto mirando a Lanie.
-Claro que puede. Yo voy a ir a llamar a Kate para saber a qué hora va a venir luego vale.
-Bien, dile que la echo de menos.
-Claro pequeño-dijo Lanie acariciándole la cabeza-porque no vas a llamar a los demás y vamos al comedor para que Rick os cuente a todos un cuento.
-Tengo que ir yo.
-Si Alex tienes que avisarlos tú-asintió con la cabeza dirigiéndose hacia el resto de niños.
-El pobre chico se ha llevado una buena desilusión.
-Si Kate no suele fallarle por eso estaba tan molesto y triste.
-Quizás ha sido mi culpa.
-No solo no habéis empezado con buen pie.
-Cariño podemos irnos necesito irme a casa tengo una cena importante.
-Vete tú Meredith yo me quedo.
-Pero…vale nos vemos en casa, me llevo al chofer.
Nos despedimos y cuando se fue Lanie y yo entramos en el comedor que enseguida se llenó de niños de todas las edades. Estaba nervioso era un público impaciente y soñador no sabía que contarles pero necesitaba hacerlo se lo había prometido a aquel chico en el que en apenas unas horas me había enamorado de él, porque me recordaba tanto a mi.
-Hola chicos me llamo Richard Castle y me gustaría contaros un cuento, os gustaría escuchar un cuento.
-Si-gritaron todos.
-¿Qué queréis que salga en el cuento?
-Una princesa.
-Un héroe.
-Un perro-gritó otro.
-Bien, bien a ver qué puedo hacer.-Empecé a contar la historia y en enseguida los chicos empezaron a engancharse a la historia todos estaban con la boca abierta siguiendo paso a paso la historia, no pude evitar sonreír para mis adentros viéndolos tan emocionados. Intentaba ayudar a la historia haciendo gestos y sonidos que en muchas ocasiones le hacían reír y abrir sus bocas de emoción y de sorpresa. Estaba siendo feliz en este momento de verles así sonrientes.
POV KATE
Acababa de hablar con Lanie y me sentí fatal por Alex así que pedí la tarde libre que me la dieron al instante puesto que nunca lo había pedido y normalmente daba muchas más horas de las que tenía que dar, y me dirigí hacia el orfanato sin perder el tiempo. Cuando llegué me encontré con algo completamente inesperado. Todos los chicos estaban sentados en el comedor reunidos en torno a Castle que les estaba contando una historia que estaba volviendo locos a los chicos de emoción, nunca había visto a los chicos así de atentos y con esas sonrisas en mi vida. Quizás me había precipitado con él, pero con su novia con ella no me había equivocado y sabía que ella no podía hacerle feliz ni ser la madre de ninguno de estos niños, pero con él quizás me había pasado por la necesidad de protección que tengo hacia estos pequeños. De repente mis pensamientos quedaron atrás cuando un montón de aplausos sonaron a mí alrededor, Castle había acabado la historia y los niños estaban muy contentos aplaudiendo como locos.
-Ya veo que os ha gustado, si queréis otro día os cuento otra historia.
-Siiiiiiiiiii-gritaron todos haciéndolo sonreír era guapo muy guapo, pero que…Kate céntrate deja de mirarlo de esa manera.
De repente vi cómo se acercaba hacia donde estaba con Alex agarrado de la mano, cuando me vio salió corriendo a abrazarme casi llorando.
-Ey!
-Te fuiste-dijo llorando.
-Cariño lo siento, puedes perdonarme yo te lo prometí y no lo cumplí.
-Te perdono Kate-dijo abrazándose a mi cuello.
-Te quiero mucho Alex.
-Y yo a ti-dijo dándome un beso en la mejilla, miré hacia arriba y vi a Castle allí de pie intentando no mirarnos. Me levanté suavemente y le acaricié suavemente la cabeza-Lanie me ha dicho que hoy podemos comer helado.
-Sí que bien, ya sabes cuál es mi favorito, me traes uno-y salió corriendo en busca de Lanie-Hola.
-Hola.
-Quería pedirle perdón quizás le juzgue demasiado pronto.
-Sí, quizás.
-Bien yo…quería darle las gracias por cubrirme antes con Alex.
-El chico te quiere, no merecía llevarse un chasco. Además en parte fue culpa mía.
-yo…-no terminé de acabar de decirlo cuando apareció Alex con tres helados uno para él otro para Castle y otro para mí. Con ese gesto y su aparición acabo la tensión que había entre ambos, era una especialidad de Alex, hacía que todos los adultos a su alrededor no pudiéramos dejar de sonreír por su dulzura.
CONTINUARÁ…
El jueves nuevo capítulo, buen día.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 6

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 27, 2016 9:49 pm

Un nuevo capítulo más vamos avanzando poco a poco, son de dos mundos muy distintos o por lo menos eso cree Kate, así que no se soluciona todo tan rápido. Bueno daros otra vez las gracias por estar ahí, me encanta las ganas de leer este fic y aunque me he pasado todo el fin de semana escribiendo merece la pena tras ver vuestros comentarios.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 6
POV RICK
Nos quedamos ambos a cenar con los chicos, en una cena que fue muy amena gracias a los niños, nunca me había sentido tan bien rodeado de tantos pequeños y nunca había estado más seguro en mi vida de querer adoptar, de querer ser padre. Con Kate la cosa se había suavizado por lo menos ya no nos gritábamos ni nos insultábamos y eso era gracias a un pequeño que nos tenía encandilado a ambos, Alex.
Alex era un niño especial que en apenas unas horas había conseguido enamorarme, estaba sopesando ser su padre pero…no quería precipitarme antes quería hablar con Meredith para saber si se iba a involucrarse o no. Siempre había querido la familia completa pero quizás con ella nunca la voy a conseguir, quizás tendría que esperar o quizás tendría que adoptar yo solo.
Una hermosa risa me saco de mis pensamientos y cuando miré hacia el origen de ella me encontré que era Kate que estaba riéndose como una niña. Dios era hermosa, no iba a negar que me había fijado ya en ella pero verla así feliz, sonriendo todavía era más hermosa, pero joder en que estaba pensando, quería ganarme su respeto por los niños pero nada más. Me acerque hacia ella con cuidado quería darle las razones de porque quería adoptar, quería su consentimiento aunque no lo necesitara pero sentía como si se lo debiese por el trabajo que hacía por esos niños, y quería conocerla más, había algo misterioso en ella que me atraía como las moscas a la basura aunque no fuera una buena comparación.
-Hola.
-Hola-dijo sonriéndome y no pude evitar devolvérsela.
-¿podemos hablar a solas?
-Si claro-dijo mirándome extrañada.
Nos alejamos del comedor saliendo por la puerta principal y nos sentamos en un pequeño banco balancín que había en la entrada del orfanato en el jardín. Nos quedamos en silencio durante varios minutos disfrutando de la noche que ya había llegado a la ciudad sin ni si quiera darnos cuenta.
-¿De que querías hablar?-dijo cortando el silencio.
-Yo…quería que me conocieras de verdad, quiero contarte los motivos de porque quiero tener un hijo.
-No hace falta de verd…
-Pero quiero-digo interrumpiéndola.
-Vale.
-Yo bueno prácticamente me he criado solo, estaba con mi madre claro pero ella es actriz y… estaba siempre viajando. De pequeño soñaba en todo momento con tener un padre, con que mi padre apareciera en cualquier momento. Sabes incluso empecé a pensar que mi padre era un agente de la CIA y que por eso no podía venir a verme.
-Sí que tenías imaginación.
-Como crees que me he hecho escritor-dije haciéndonos reír a los dos-mi madre se casó dos veces pero ninguna duró lo suficiente para que los pudiera considerar mis padres. También siempre quise un hermano para poder jugar con él. Siempre estaba con una niñera hasta que fui lo suficientemente grande para quedarme solo. La niñera no solía sacarme mucho de casa y me fui encerrando en mí mismo tanto que solo sabía leer y leer hasta que empecé a escribir. Me sentía solo como mucho de estos niños se tienen que sentir en la vida Kate y me siento identificado con ellos por eso estoy aquí. En cuanto al deseo de ser padre…hubo un momento en que deje de pensar en que mi padre volvería y empecé a odiarlo, empecé a ver como otros padres jugaban con sus hijos, iban a excursiones con ellos y me sentí fatal. Fue a partir de ahí que me di cuenta de que algún día me gustaría ser padre y borrar los fallos que él mío tuvo conmigo. Kate nunca dejaría a ese niño solo, nunca. Le daré todo el cariño del mundo intentaré ser un buen padre, no puedo asegurarte de que lo sea porque nadie nace sabiendo pero…
-Creo que serás un buen padre-le miré extrañado y vi que me estaba mirando a los ojos, me entraron de repente un deseo inmenso por besar sus labios pero me contuve, no quería cagarla, qué coño además estaba con Meredith que era mi novia, pero había pensado primero en Kate en no cagarla con ella antes que mi novia eso no podía ser bueno ¿no?-¿estás bien?
-Oh si, solo un poco cansado. Creo que voy a ir a despedirme de los chicos, hasta mañana.
-¿Vas a venir mañana?
-Si claro, quiero adoptar a uno de esos niños pero aun así no voy a dejar al resto tirado, seguiré viniendo.
-Me parece bien-y con eso me levanté y me dirigí hacia el interior para despedirme.
POV KATE
Me quedé sola en este balancín, moviéndome un poco hacia adelante y hacia atrás casi con parsimonia. Rick se había ido hace apenas unos minutos, no sabía que había pasado en este mismo lugar con él, pero algo había pasado que me había hecho cambiar de idea en cuanto a él. En cuanto a su novia seguía pensando lo mismo y no iba a permitir que ella pudiera adoptar, tenía miedo de que cualquiera de mis pequeños tuviera que quedarse a solas con ella pero en fin no podría hacer nada era su novia ¿no? Me pasé las manos por mi pelo estaba cansada había sido un día duro y mañana tendría que dar alguno que otra hora extra. Estaba a punto de levantarme cuando apareció una figura pequeñita.
-Hola.
-Ey ¿qué haces despierto todavía?
-Quería despedirme-dijo ofreciéndome sus brazo abiertos para que lo cogiera. Lo cogí y lo senté en mis piernas siguiendo con el balanceo. Apoyó su cabeza en mi pecho cerrando los ojos.
-Ha sido un día largo verdad.
-Ummm.
-¿Te lo has pasado bien?
-Si el señor Castle es muy divertido.
-Si lo es.
Nos quedamos en silencio allí sentados balanceándonos hasta que sentí que su respiración era más pausada, se había quedado dormido. Me levanté con él en brazos intentando no despertarlo y me lo lleve hacia el interior depositándolo en su cama. Lo arropé con cuidado para no despertarlo y le di un beso suave en su sien.
-Que duermas bien pequeño. Te quiero.
Me levanté para salir de la habitación y me encontré de cara con Lanie que me miraba con una sonrisa en la cara desde el marco de la puerta.
-Tomamos una copa-dijo bajito.
-Es tarde y mañana…
-Solo será una, quiero hablar contigo.
-Bien-dije resignándome, y salimos ambos de la habitación rumbo hacia su despacho.
Casi no llegamos a sentarnos y a verter el dichoso vino en la copa cuando Lanie ya estaba hablando parecía como si fuera a explotar si no lo soltaba.
-Kate ¿Qué coño has hecho hoy?
-Lo sé me equivoque y le he perdido perdón vale.
-Joder es que te pasaste mogollón con él y con su novia ya…
-Le he pedido perdón a él pero a ella no se lo he pedido ni se lo pediré.
-¿Qué es lo que paso?
-Me la encontré en el baño al parecer los chicos la mancharon de barro.
-Si ya sabes cómo son de entusiastas cuando vienen alguien nuevo-dijo son una sonrisa-piensan que vienen sus futuros padres-dijo ahora con tristeza.
-Sí, pues bien los llamo salvaje, y bueno no quise discutir con ella solo le recriminé que les llamara así y sabes lo que me dijo, que me los quedara todos para mí. Lanie ella odia a los niños, ella no quiere ser madre y yo no quiero que se ilusionen y luego….
-Castle si quiere ser padre y va a ser un buen padre.
-Si lo será-y vi como Lanie me miraba sorprendida-pero crees que si su novia le dice que no ¿él seguirá hacia adelante solo? Será mucho más difícil y tú lo sabes.
-Si pero él no tendrá problemas si quiero hacerlo solo y además no creo que nadie consiga sacarle de la cabeza el querer ser padre, es lo que más quiere en el mundo.
-Eso espero porque como se ilusionen los niños y luego…
-Veo que has cambiado un poco la opinión sobre él ¿a que se debe?
-Bueno hemos hablado y me ha dado algún motivo de peso para que le crea.
-Me alegro mucho Kate porque es un buen hombre y no se merecía que lo trataras así.
-Lo sé me pasé, pero ya sabes cuantos hombres han venido así y luego se han ido por donde han venido sin mirar atrás.
-Kate sé que lo sufriste en tus carnes varias veces y que has visto como ellos lo han sufrido pero él es diferente incluso sé que cuando adopte seguirá viniendo al orfanato.
-Eso no puedes saberlo.
-Bueno ya sabes que las adopciones son algo largas y tendrá que venir por aquí varias veces para verlo con el niño antes de adoptar así que todavía podemos hacernos una idea mejor de él.
-Si supongo.
-Oh y no me digas que no te has fijado en lo bueno que esta.
-Venga ya Lanie cuando hemos decidido cambiar de rumbo en la conversación.
-Venga somos dos amigas que apenas salimos tendremos que divertimos en algún momento.
-Si pero no será hoy mañana tendré un largo día de trabajo, le dices a Alex que mañana no podré venir.
-Si claro, va a ponerse triste.
-Sí, solo espero que Castle no le fallé también-y con esto me levanté dejando mi copa encima de la mesa y me despedí con un abrazo de Lanie, estaba cansada y mañana sería un largo día.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo, hasta entonces disfrutad de este hasta entonces pasadlo bien. XXOO
Comentarios siempre bienvenidos igual que las críticas.
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 7

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 28, 2016 8:31 pm

Nuevo capítulo, muy contenta por vuestro apoyo en la historia. Espero que sigáis disfrutando de ella. Tened un poco de paciencia y las cosas irán en su sitio en poco tiempo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 7
POV KATE
Llevaba un par de días duros en el trabajo, pero por lo menos había conseguido por fin estar dentro del equipo durante la investigación, y eso era de agradecer pero no había podido ver a los niños nada en estos días y me moría de ganas por verlos, así que en el momento en que el capitán nos dio el día libre ni si quiera me moleste, estaba feliz de poder pasarlo con ellos.
Me había levantado temprano y había ido a correr por las calles de Nueva York uno de los placeres más increíbles del mundo, sobre todo a primera hora del día cuando la ciudad aún dormía. Cuando llegue de la carrera me dirigí enseguida a la cocina para coger una botella de agua bien fría que enseguida devolvió a mi cuerpo a la temperatura normal.
-Ey!
-Ey!
-Qué raro verte en casa a estas horas.
-Oh se me olvidaba ayer llegue tarde y no te pude contar, tengo el día libre.
-Libre, libre.
-Libre, libre.
-Perfecto.
-¿Perfecto?
-Si bueno hoy salimos de excursión con los chicos al campo y una mano más siempre viene bien.
-¿desde cuándo?
-Oh como no te he visto estos días no te he contado. Vamos de acampada, fue idea de Castle y bueno no solo eso ya sabes él ha puesto el bus el…
-¿Cómo?
-Pues con dinero…
-No que por que…como le has dejado decidir eso.
-No te entiendo estabais bien ahora ¿no?
-Si yo…déjalo. Has dicho de acampada.
-Si pasaremos allí la noche.
-Y si pasa algo.
-Kate van todos los trabajadores y todos los voluntarios además de Castle y yo, bueno y ahora tú también ¿no?
-Yo…mañana trabajo.
-Bueno por lo menos pasa la tarde con nosotros.
-Si supongo.
Nos pusimos a arreglarnos, y cogimos el coche camino a hacia el orfanato donde los niños estaban preparándose todos juntos y felices.
-Kate-gritó Alex viniendo corriendo a abrazarme.
-Cariño, ¿Cómo has estado?
-Bien, ¿y tú? Has detenido a muchos malos.
-Eso has detenido a muchos malos-dijo una voz conocida a mi espalda, cuando me giré vi a Castle mirándome con la misma felicidad que los niños, dios la verdad es que parecía uno de ellos en este momento.
-Hola Castle.
-Hola.
-Kate-dijo Alex con tristeza.
-Si.
-Te he echado de menos-dijo abrazándose a mis piernas.
-Yo también pequeño y no sabes cuánto.
-Y a mí me has echado de menos-dijo Castle poniendo morritos.
-En serio.
Fuimos interrumpidos por un aluvión de niños que venían corriendo por todas partes.
-Cada uno que lleve su mochila.


Llegamos en algo más de media hora a nuestro destino y tendimos las tiendas de campañas había dos por cada niño y una por adulto, aunque alguno de los voluntarios tuvieron que compartir la suyas por que no habían suficiente. Cuando acabamos de preparar todos estuvimos comiendo sentados cerca de un riachuelo, que pasaba cerca del campamento que habíamos montado, un riachuelo que parecía más bien una charca donde los niños disfrutaron mojándose en ella. Yo estaba sentada junto a Lanie cerca en un tronco por si había algún accidente, y de repente una voz llegó de nuestras espaldas.
-Chicas no os apetece un baño-miré hacia atrás y vi a Castle con una bañador azul largo que le ajustaba a sus piernas fuertes y con el torso desnudo no estaba nada mal tenía que admitirlo, y ahora mismo no podía dejar de mirarlo.
-Kate-dijo Lanie.
-Si-contesté mirándole y sonrojándome por ser pillado mientras observaba-oh no he traído bañador, además Castle es una charca ni si quiera te va a llegar por las rodillas.
-Bueno vosotros os lo perdéis-dijo metiéndose en la charca con los chicos-¿Quién quiere jugar conmigo?-y todos los chicos se abalanzaron hacia él, la verdad es que se entendía muy bien con los chicos eso tenía que admitirlo.
-Kate si no quieres que empiece a pensar mal no te quedes mirando así tanto tiempo con cara de deseo.
-De que me hablas-dije intentando sentirme sorprendida.
-Venga ya casi te lo comes con la mirada.
-Si ya-dije haciéndola reír, y me levanté dándole la espalda a todo.
POV RICK
Estaba disfrutando mucho de la acampada con los niños y la verdad es que llevábamos muy poco tiempo aquí. Me había sorprendido que Kate nos acompañara porque había pasado varios días sin verla por el orfanato, por un momento pensé que era porque sabía que iba a estar allí pero no al final parecía vedad lo de tener mucho trabajo. De repente los chicos me salpicaron la cara sacándome de mis pensamientos y empecé con ellos una pelea. Por el rabillo del ojo vi como Kate se había levantado dándonos la espalda y no pude evitarlo. Salí del agua despacio sin hacerle mucho ruido haciendo callar a los chicos para que fueran mis cómplices y me acerque a ella con cuidado por la espalda la cogí por la cintura levantándola, ella empezó a forcejear con las piernas y los chicos empezaron a reír a chillar nerviosos y excitados por la situación me metí con ella en el agua dejándola caer de culo mojándola bastante.
-Pero que…-no terminó la frase cuando estaba rodeada de chicos sonrientes haciéndola sonreír a ella también. Me quedé fijamente mirándola dios era tan hermosa que…-esto es la guerra-dijo salpicándome la cara y empezamos una guerra de agua junto a los niños, esto era mucho mejor de lo que esperaba.
-Kate-gritó Lanie desde fuera-puedo hablar contigo un momento.
-Si claro.
-Y contigo Castle-asentí saliendo del agua con un poco de dificultad.
-Bien ¿que querías?
-Veréis me ha surgido un problema en la ciudad y tengo que volver, no creo que pueda volver hasta mañana.
-Oh! Puedo ir contigo Lanie-se ofreció enseguida Kate.
-No, te necesito aquí, necesito que te quedes aquí por la noche. Sé que hay mucha gente pero bueno los niños te tienen confianza y al no estar yo prefiero…
-Si no hay problema, haré una llamada por si tengo que llegar algo tarde mañana. Pero Lanie, ¿si necesitas algo?
-No gracias, Castle espero que la ayudes en lo que puedas, los niños están en vuestras manos-dijo girándose sin ni quiera darme tiempo a contestarle, se giró por una vez y por un segundo pensé verla sonriendo, pero no podía ser ¿no? Intenté quitarme ese pensamiento de encima tenía que encargarme de estos chicos y más ahora que no estaba Lanie.
-Esto te servirá para cuando seas padre, digo la responsabilidad de cuidar a tantos niños.
-¿Es una prueba?
-Tómatelo como quieras-dijo sonriéndome.
-Kate yo…
-¿Qué?-dijo sorprendida e impaciente.
-Yo compartía tienda con Lanie pero si quieres puedo dormir fuera o con alguno de los niños-dije nervioso.
-Mientras no intentes nada no hay problema con compartir tienda-dijo sonriendo.
-Prometido-dije levantando las palmas aclamando paz.
Cuando empezó a oscurecer nos reunimos en torno a una hoguera para comer, parecía un verdadero campamento, y eso me hizo sonreír nunca en mi vida había podido ir a ninguno pero siempre había soñado con ello, y ahora estaba en una especie de uno aunque ya estaba bastante mayorcito. Estuvimos contando algunas historias para entretener a los chicos hasta que se hizo demasiado de noche como para que se fueran a dormir. Tras cerciorarnos de que todos estaban acostados nos quedamos Kate y yo solo cerca el uno del otro justo delante de la hoguera para mantener el calor ya que la temperatura había bajado bastante cuando la noche empezó a caer.
-¿Estas bien? Estas muy pensativo-`preguntó mirándome.
-Yo…estoy bien-dije sonriéndole-en realidad estoy genial, sabes siempre de pequeño quería haber ido a un campamento, pero no se pudo.
-Ya, y ahora lo estas disfrutando como un niño ¿no?
-Si algo así-dije haciéndonos reír-Kate yo…no tienes por qué contestar pero…bueno yo te he contado algunas cosas de mi vida pero no sé nada de ti. Creo que sería justo conocer algo de ti ¿no?-dije dudando.
-Yo…bueno.
-¿Cuál es tu color favorito?-dije al ver que dudaba.
-En serio.
-Bueno se puede empezar por algo menos importante, así cuesta menos hazme caso.
-El lila.
-Bien, el mío el azul. ¿Edad?
-A una señorita no se le pregunta la edad Castle pensé que eras un caballero.
-Touché-dije haciéndonos reír.
-22 años.
-Eres muy joven-me miró extrañado-no es que parezcas mayor ni nada…creo que lo estoy empeorando-dije soltando una risa nerviosa-yo bueno soy escritor y ¿tu?
-Policía.
-¿En serio?, bueno lo sospechaba por como dijo Alex que detenías a los malos pero…joder eso es tan sexy…quiero decir yo…dios es increíble entiéndelo soy escritor de misterios y conocer a una poli es como encontrar un tesoro-dije haciéndola sonrojar.
-Bueno creo que ya nos hemos conocido bastante por hoy, me voy a dormir, ¿vienes?
-Yo…me quedo un rato más-se despidió con un gesto de cabeza, quizás había metido la pata me había adelantado…dios en que pensaba tenía pareja y solo podía pensar en ella en Kate cerré los ojos y me tumbé cerca de la hoguera quedándome dormido allí por el manto de las estrellas.
CONTINUARÁ…
El lunes nuevo capítulo, espero vuestros comentarios siempre ayudan a seguir escribiendo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 01, 2016 8:38 pm

Nuevo capítulo a ver cómo va la relación entre estos dos. Gracias por estar ahí capítulo a capítulo leyendo y espero algún comentario, cada día intentaré mejorar más. Me encanta leer vuestros comentarios me doy cuenta de que sin querer algunos me dais ideas y otros compartís ideas conmigo así que dejad alguno para que pueda ayudarme. Sin más os dejo con el capi.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 8
POV KATE
Me desperté de golpe tras una nueva pesadilla, siempre igual entraba por la puerta en el instante en que mataban a mis padres, nunca conseguía salvarlos. Estaba un poco desorientada hasta que me di cuenta donde me encontraba, me giré y no vi a Castle por ningún lado, miré el reloj y ya habían pasado dos horas desde que me fui a acostar me empecé a preocupar y salí fuera solo para cerciorarme de que se encontraba bien. Cuando salí lo encontré tumbado junto a las cenizas apagadas de la hoguera, tendría que tener frío. Volví a encender la hoguera para mantenerlo caliente y fui a hacer un poco de chocolate caliente. Cuando volví seguía allí acostado, parecía un niño pequeño apoyando su cabeza sobre su brazo derecho y con la boca un poco abierta haciendo pequeños ruidos muy graciosos.
-Castle-le llamé despacio para no sobresaltarle.
-Ummm.
-Castle despierta.
-Cinco minutos más-dijo aún con los ojos cerrados y no pude evitar reírme.
-Vamos-dije pellizcándole el brazo.
-Auch-dijo abriendo los ojos-sin duda no es de las mejores formas de despertarme.
-Lo siento, ¿que ha sido, llamarte tan bajo?
-Jaja-le ofrecí el chocolate caliente-gracias-dijo aceptándolo y nos sentamos cerca de la lumbre.
-Hace frío aquí fuera para dormir en la intemperie.
-Si me quedé dormido-dijo sin mirarme.
-Castle lo de antes lo dije enserio no me importar compartir la tienda, en realidad eres tu quien la comparte conmigo, quiero decir yo no debería estar aquí y mucho menos si te voy a echar de tu tienda.
-No, no…está bien dormiré en la tienda si insistes tanto-dijo sonriéndome y no pude evitar sonreírle a la vez que me sonrojaba.
-Mis padre murieron asesinados-dije sin ni si quiera saber porque lo había dicho, pero había salido y ya no podía volver atrás-fue un atraco que salió mal.
-Lo siento.
-Fue hace muchos años.
-Estuviste en el orfanato ¿no?
-Sí, desde los 15.
-¿Hasta cuándo?
-Hasta la mayoría de edad.
-Nadie te adopto-reí con desgana.
-Nadie quiero a un niño mayor de seis años sabes, todos quieren a niños que puedan recordar poco de sus días anteriores, casi todos estos niños tienen muy pocos posibilidades de salir del orfanato, por eso es importante poder mantenerlos.
-Es injusto, yo cuando adopte no querré que olviden su anterior vida, y mucho menos la del orfanato, porque creo que será una parte importante para su vida.
-Si es una parte que nunca se olvida, yo no tuve tanta suerte como ellos. Lanie cuida muy bien de ellos la directora de antes, prácticamente vendía a los niños y él dinero donado nunca iba para mejorar las cosas allí, era un infierno.
-Pero te ha servido para ser fuerte y para querer ayudar a estos niños.
-Es lo que más quiero en esta vida.
-Te entiendo, los conozco de apenas unos días y ya los adoro-dijo sonriendo.
-Deberíamos irnos a dormir, todavía podemos disfrutar de unas horas de sueño-dije levantándome y ofreciéndole la mano para ayudarle a levantarse.
Nos agarramos de la mano y empezó a suavemente a acariciarme la palma de la mano, las manos empezaron a sudarme de lo nerviosa que me ponía sentir su tacto, nos miramos a los ojos y empecé a sentir como mi cuerpo respondía de forma inadecuada a sus caricias y como a través de mi cuerpo empecé a sentir como me recorría electricidad desde su toque hasta los dedos de los pies. Me separé rápidamente como si me hubiera dado calambre y él enseguida agacho la cabeza avergonzado, cuando conseguí recuperar la compostura comencé a andar hasta la tienda de campaña seguido muy de cerca de él tanto que cuando me paré en seco su pecho chocó contra mi espalda.
-Lo siento-dijo disculpándose.
Entré dentro de la tienda metiéndome en mi saco de dormir, y sentí como Castle hacía lo propio en el suyo, me di la vuelta dándole la espalda.
-Buenas noches Kate.
-Buenas noches Castle.

POV RICK
Me desperté varias horas después, empecé a desperezarme y sentí que el espacio de la cama se había reducido tanto que no podía moverme, entonces caí en donde estaba metido en un pequeño saco de dormir en un tienda de campaña, dios y estaba acompañado recordé girando la cabeza donde se suponía que debía estar Kate pero no había nadie. Abrí el saco de dormir y me di cuenta de que mi pequeño amigo tenía ganas de marcha por la mañana.
-Perfecto-dije.
No sabía que hacer pero no podía salir de allí así. Me volví a tumbar y empecé a pensar en cosas desagradables para que aquello bajara pero de vez en cuando el pensamiento se me iba hacia ella y eso solo empeoraba las cosas. Cerré los ojos intentándomela quitar de la cabeza cuando de repente escuché como la cremallera de la tienda empezaba a bajar, e intenté taparme lo mejor que pude.
-Hola Castle, solo quería avisarte que ya estoy aquí. Kate está haciendo el desayuno para todos y se va en unos minutos por si quieres despedirte-dijo sonriéndome, y miró hacia abajo un segundo pero al verle la cara lo supe se había dado cuenta, me estaba muriendo de vergüenza-bueno mejor te dejo solo-dijo riéndose al salir.
Joder muy bien Castle no podía ser peor, bueno si así que mejor no tentar a la suerte. Me levanté y me dirigí corriendo hacia una de las duchas que teníamos a nuestra disposición y me metí dentro dándole al agua fría a tope. Hasta que vi como me empezaba a congelarme y mi pequeño amigo volvían a su estado natural. Salí me puse algo de ropa y me dirigí hacia donde estaba Kate haciendo el desayuno.
-Buenos días-dije sin mirar a nadie a los ojos.
-Buenos días.
Me giré y me llené una taza de café bien cargada, en ese momento Lanie se acercó hacia nosotros con una sonrisa en la cara.
-Buenos días machote-dijo riéndose, Kate nos miraba a ambos con cara de sorprendida.
-¿Me he perdido algo?-pregunto.
-Nada-dije casi atropellándola, no sabía si Lanie se lo contaría solo esperaba que no, no creo que fuera de su agrado saber cómo me había levantado pero supongo que era algo normal no podía evitar ese tipo de cosas, me solía pasar a menudo no era por ella, me estaba mintiendo a mí mismo para no sentirme peor.
-Bien, los chicos ya están desayunando y tengo que ir a trabajar, así que espero que podáis cuidar de los peques unas pocas horas más.
-Creo que yo si podré, ¿y tú Castle?
-Si claro-dije mirándola con odio.
-Bueno sé que os traéis algo entre mano pero prefiero no saberlo. Me voy a despedir de los chicos, nos vemos más tarde.
Esperé a que se hubiera alejado lo suficiente para poder sacar todo el aire que había estado conteniendo, la miré como se despedía de cada niño con una sonrisa y un beso y todos morían de amor hacia ella.
-Lanie en que estabas pensando-le recriminé.
-¿Qué? No le he dicho nada.
-Si claro, pero te has divertido bastante.
-Oh eso no me lo puedes quitar-dijo riéndose-pero vale te prometo no hacer más bromas.
-Bien, ¿Qué te paso ayer?
-Oh es que me da miedo dormir al aire libre.
-Ya claro.
-Bueno que tal anoche, ¿se os dio bien la noche?
-Si bien. ¿Por qué lo dices?
-No solo digo que os he visto mejor estos días a Kate y a ti, y no me malinterpretes me parece genial solo me sorprende.
-Bueno nos hemos sincerado él uno con el otro, y bueno parece ser que empieza a fiarse de mí.
-Si ya lo he visto.
-¿Qué quieres decir?
-No nada solo que, se os ve muy bien. Castle, Kate es mi amiga y…bueno es más que eso es como mi hermana pequeña, no por mucho-dijo haciéndonos reír-lo que quiero decir que por favor no le hagas daño ni a ella ni a los niños, ya eres uno más dentro de esta gran familia.
-Eso es lo más bonito que me han dicho en el mundo. Y en cuanto a Kate no tengo previsto hacerle daño. Me gustaría hablar contigo en cuanto a lo de pertenecer a la familia.
-Dime.
-Ya he decidido que voy a adoptar.
-¿Si?
-Lo haré solo pero quiero empezar ya con la adopción, en cuanto lleguemos esta noche.
-Bien, perfecto-dijo sonriéndome-pero ¿Por qué solo?
-Ella no quiere ser madre no voy a obligarla, si algún día quiere ser su madre de verdad pues arreglaremos los papeles, por ahora solo será mi hijo y ella será mi pareja.
-Bien.
-Pero quiero pedirte un favor.
-Claro.
-De momento no quiero que se entere nadie, y cuando digo nadie digo nadie.
CONTINUARÁ…
Parece que ha mejorado algo la confianza entre ambos, pero ya veremos si continúan así. Mañana llegará un capítulo que será clave para el devenir de la historia. Gracias por estar ahí y espero vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 02, 2016 8:42 pm

Nuevo capítulo y prometo algo de movimiento, espero que os guste. Daros las gracias por leer y espero algún comentario jiji. De verdad a través de ellos es como si pudiera hablar con vosotros. Muchas gracias por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 9
POV RICK
Llegué tarde a casa después de llegar de la acampada, mientras habíamos colocado todo y los chicos habían cenado antes de dormirse. Después estuve con Lanie arreglando todo para lo de la adopción. Estaba cansado cuando abrí la puerta vi la chaqueta de Meredith en una silla cercana de la entrada, estaba en casa. Había estado fuera unos días por una entrevista de trabajo, yo le dije que iba a estar unos días fuera sin especificar el lugar ni los días, no quería que se enterara de que había estado en el orfanato sabía que no le gustaba mucho hablar del tema por eso quizás le engañé.
Entre, y fui directo a la nevera para conseguir una botella de agua, empecé a escuchar ruidos, en un principio pensé que estaría viendo la televisión, pero no era…me acerque rápidamente hacia mi habitación y al abrirla no podía creer lo que estaba viendo. Allí delante de mí se encontraba Meredith con otro tío y en mi propia cama. No le grité, no pataleé, no hice absolutamente nada, solo me giré y sin decir nada salí de la habitación echando humo.
-Rick…Castle-dijo Meredith, saliendo corriendo detrás de mí, aún casi desnuda, le di una bata para que se tapara.
-Qué me vas a decir, ¿Que no es lo que parece?-dije riendo irónicamente.
-No…yo…lo siento Rick…yo te quiero no va a volver a pasar.
-No, no va a volver a pasar. Te quiero fuera ahora y llévate a ese tío contigo-dije saliendo por la puerta de casa-cuando vuelva no quiero veros a ninguno de los dos en mi casa.
-Pero…-no le deje termina cerré la puerta sin dejarla acabar y salí bajando las escaleras al galope, salí por la puerta del edificio sin enterarme ni si quiera de que me abrían la puerta ni de con quien me encontraba y salí disparado a la calle necesitaba aire.
Lo que acababa de pasar para nada podía imaginármelo, nunca pensé que Meredith fuera a ser la mujer de mi vida y mucho menos después de los últimos meses pero nunca pensé encontrármela en mi cama con otro tío…dios me daba asco. Suspiré y ya no pude evitar más la rabia que me estaba calentando la sangre y golpeé con fuerza la pared más cercana, había conseguido resistirme para no partirle la cara al tío ese. Me dolía a radiales la mano pero prefería sentir ese dolor que el otro. Vi un bar y no pude evitar entrar, empecé con una copa y de ahí hasta casi terminarme una botella entera.
-Otra copa.
-Señor será mejor que no siga bebiendo.
-No me digas lo que tengo que hacer.
-Si no se va ahora llamaré a la policía.
-Bien perfecto hazlo que más me puede pasar hoy.
-Tío no lo has escuchado-dijo otro tío cogiéndome del brazo, y no sé qué se me pasó por la cabeza pero le golpee en dos ocasiones bastante fuerte, y hubiera seguido sino me hubieran separado.
-La policía esta de camino.
-Bien-dije derrotado dejándome caer sobre una silla.
Al poco tiempo se presentó un par de policías, seguramente novatos que me llevaron esposados hacia la comisaría más cercana. Me metieron en un calabozo y me sentí bien después de lo que me había pasado, estaba tranquilo por fin me daba igual todo lo demás.


POV KATE
Llevaba todo el día en la comisaria, y por desgracia ahora estaba con los papeleos, ya apenas podía mantener los ojos abiertos.
-Kate creo que puedes irte a dormir ya-dijo el capitán- los papeles pueden esperar.
-No, estoy bien-de repente aparecieron dos de mis compañeros con un delincuente borracho como una cuba, para llevarlo al calabozo.
-¿qué tenéis Ryan?-le pregunté.
-Oh, ya sabes una pelea de borrachos en un bar.
-Mucho.
-No cuando llegamos ya se había relajado.
-Vamos nada que vaya a salir en primera plana.
-Yo creo que si-dijo Esposito apareciendo de la nada.
-¿Por qué?
-¿No lo has reconocido?
-¿Es famoso?-pregunté.
-Si es el escritorcito ese Richard Castle.
-¿Richard Castle?
-Si ¿lo conoces?
-Sí, chicos podemos dejar esto en nada.
-Bueno si el otro no pone una denuncia.
-Ya me ocupo yo de todo, os podéis ir-les dije levantándome para ir a sacar a Castle, pero que cojones que se aguantara un poco, acabaría mis papeleo y el de los chicos y luego lo sacaría.
Habían pasado cerca de un par de horas y había conseguido acabar con los papeleos y también conseguí hablar con el que Castle se había pegado, la verdad es que no pegaba nada mal pensé cuando vi cómo le había dejado la cara a aquel hombre, tras un rato hablado con él conseguí que no pusiera una denuncia contra Castle, no sabía si la merecía o no, pero por eso podía tener problemas si quería finalmente adoptar. Estiré todos mis músculos intentando relajarme y me acerque hacia los calabozos para sacar a Castle de allí, cuando llegué estaba completamente dormido en una de las literas. Abrí las puertas y me acerque hacia él tirándole una bolsa con sus objetos.
-Ugrr-gruñó aún dormido.
-Castle despierta nos vamos a casa.
-No quiero ir a casa-dijo aún sin abrir los ojos.
-Me da igual lo que quieras-dije dándole una pequeña patada en los pies.
-Vale ya voy ya voy-dijo haciendo el amago de levantarse pero tuve que ayudarle un poco para que se pusiera de pie-Oh Kate que haces tú aquí-dijo sonriendo.
-Dios Castle, estas muy borracho, será mejor que te invite a un café.
-Preferiría otra copa-le miré con mi mirada asesina y parece que la entendió a la primera-vale ok pero creo que necesitaré más de uno.
Conseguí sacarle de la comisaria sin que dijera ninguna tontería y agarrándole casi para mantenerlo de pie lo arrastre hacia la cafetería más cercana. Cuando se acercó la camarera le pedí dos cafés muy cargados, yo también lo necesitaba pero por motivos completamente distintos.
-Bien Castle, me quieres contar ¿qué es lo que ha pasado?
-No, no quiero.
-Bien pues entonces mejor me voy.
-No-dijo agarrándome la mano-no me dejes solo-dijo con cara de desesperación y no pude evitar volver a sentarme enfrente de él.
-Bien, he conseguido que te quitaran la denuncia, joder Castle ¿en que estabas pensado? Sabes que si te hubieran denunciado por agresión y por estar borracho casi no tendrías opciones si quisieras adoptar, lo sabes ¿no?
-Lo siento no había pensado en ello.
-Pues a partir de ahora no puedes hacer nada sin pensar en que puede afectar a otra persona tus actos.
-Todavía no he decidido adoptar.
-¿entonces no lo vas a hacer?-dije enfadada, había dado por hecho que lo haría.
-Yo no he dicho eso, tienes razón la he cagado, pero joder soy humano.
-¿Qué es eso tan malo que te ha pasado para hacer esto?
-Yo…nada.
-Castle…
-Bien quieres saberlo, pues llegue a casa y me encontré a Meredith con otro en la cama-gritó-tenía derecho a tomarme una copa-dijo ya más tranquilo.
-Lo siento.
-No pasa nada, no me lo esperaba pero en fin las cosas pasan por algo ¿no?
-No lo sé.
-Mejor ahora que cuando ya hubiéramos cometidos errores que no pudiéramos solucionar.
-Castle estas herido-le dije al verle los nudillos agarrados fuertemente a su taza de café.
-Bueno antes de pegar al tío ya había ensayado con la pared-dijo sonriéndome y no pude evitar sonreírle.
-Te llevo a casa.
-La verdad, no me apetece ir a casa-le miré preocupada-no te preocupes ya queda poco para que amanezca iré a un hotel o algo así.
-Puedes venirte con nosotras.
-No quiero molestar.
-No creo que a Lanie le moleste, además tengo un botiquín en casa para curarte eso-pague a la camarera y cogimos un taxi hacia mi casa. Durante el trayecto fuimos todo el tiempo en silencio.
Cuando llegamos al lugar, Castle pagó el taxi sin darme ninguna opción y nos dirigimos hacia el edificio.
-No es gran cosa, y tendrás que dormir en el sofá pero algo es algo.
-Estará bien, cualquier cosa esta bien…
-Siéntate en el sofá ahora vengo, y no hagas ruido Lanie suele tener un sueño profundo pero…
-Me quedaré quietecito-dijo pero en cuanto me di la vuelta estaba dando vuelta por el salón mirando todo lo que había alrededor. Cuando regresé lo encontré de espalda a mí mirando mis libros.
-Veo que tienes mis libros.
-Ah ¿sí? Serán de Lanie-le dije sonriéndole, le hice sentarse en el sofá y le curé la mano. Terminé de vendérsela con cuidado.
-Kate-dijo y levanté la cara para mirarle a los ojos, tenía unos ojos azules que me volvían loca, eran especiales, increíbles, nunca había visto unos ojos como los suyos-gracias.
-No hay de que-me levanté y le entregue unas mantas y una almohada- es pequeño pero creo que estarás bien.
-Si tranquila-dijo intentando acomodarse-buenas noches Kate-dijo cuando ya me había girado para irme a la cama.
-Buenas noches Rick-dije sonriéndole y caminando hacia mi habitación para irme a dormir, mañana sería un largo día.
CONTINUARÁ…
Bueno de momento esta fuera Meredith jiji espero que os haya gustado su partida. Esto puede unirles más, Castle ya no tiene que sentirse culpable por estar con otra persona. Bueno espero que os siga gustando y nos vemos el jueves.
Espero vuestros comentarios XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por sarahh el Miér Mayo 04, 2016 6:58 am

sigueee

sarahh
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 23/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 04, 2016 8:33 pm

Bueno nuevo capítulo con Meredith ya fuera jaja. Bueno quería daros las gracias por estar ahí. Problema me entran ganas de escribir y escribir y no tengo mucho cuerpo ni cabeza para ello. Pero el fin de semana pongo todo por escribir. Gracias por seguir aquí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV KATE
Me desperté y me dirigí hacia la cocina a por mí ración de cafeína necesaria para mantenerme de pie. Esta mañana iba a salir a correr pero no quería que Lanie se despertara y se encontrara con nuestro invitado en el sofá. Empecé a hacer el desayuno para los tres después de la noche de ayer iba a tener una resaca de tres pares de narices. Al poco tiempo escuché voces a mi espalda cuando me giré vi a Lanie intentando ahogar un grito cuando vio a Castle en el sofá. Como sabía que no iba a dejar de hacer preguntas me la llevé hacia la cocina y casi susurrando intente explicarle.
-Ayer tuvo un problema y bueno dio la casualidad que me crucé con él y le deje dormir en el sofá.
-¿Por qué no me lo dijiste?
-Pensé que no te importaría, lo siento si…
-No, no me importa pero me hubiera gustado verlo-dijo con una sonrisa maliciosa en la cara.
-Lanie no ha pasado nada de lo que tú piensa, llegamos y nos fuimos a dormir, cada uno por su lado.
-Si tú lo dices.
-Lanie.
-Vale, vale. Ummm has hecho el desayuno.
-Si pero vete a duchar antes.
-¿Por qué?
-Me gustaría hablar con él a solas.
-Pero…
-Por favor…
-Vale, bien, todo para ti-dijo casi ofendida.
No pude evitar sonreír terminé de hacer el desayuno y le llevé a Castle un taza de café bien cargada ya que la iba a necesitar.
-Castle-le llamé intentándolo despertar, empezó a moverse pero sin terminar de abrir los ojos. Tenía el pelo completamente desordenado, pocas veces había podido verlo así siempre iba muy pero que muy arreglado en todo lo que tenía que ver con su imagen y ahora verlo así recién levantado era aún más sexy no debía pensar de él de esa forma pero no pude evitarlo, como no pude evitar apartarle el flequillo hacia un lado como una pequeña caricia. Y en ese momento en ese preciso momento fue cuando decidió abrir los ojos y nos quedamos así mirándonos a los ojos durante unos segundos hasta que me sentí avergonzada y me eche hacia atrás.
-Auch-se quejó.
-Buenos días Castle.
-¿Buenos días? Para quién.
-Eso pasa cuando te pasas con la bebida.
-Jaja no me digas.
-Toma café creo que ayudara-le dije entregándole la taza-voy a por un par de aspirinas.
-Gracias.
Cuando regrese y le di las pastillas, Castle se levantó para recoger las pastillas y de repente se mareo y si no lo hubiera agarrado quizás si hubiera caído. Nos quedamos cerca, muy cerca nuestras caras casi tocándose y no pude evitar mirar sus labios estaban tan cerca, sentí su aliento sobre el mío.
-Interrumpo-dijo Lanie de repente haciéndonos separarnos rápidamente.
-No-dije.
-Si-dijo él a la vez que yo había dicho que no, Lanie nos miró extrañada y luego se tapó para ocultar una sonrisa.
-Bueno yo ya estoy preparada para el desayuno me acompañáis y me contáis que bien lo pasasteis anoche.
-Bueno yo no diría que lo pasé bien la verdad-dijo Castle con mala cara, se notaba que la resaca le estaba aún pasando factura, se lo merecía por su mala actitud de ayer.
-Bueno yo os dejo voy a aprovechar para salir a correr.
-¿A correr?
-Si a correr, ¿por?
-No, conozco mejores formas de hacer ejercicio-dijo moviendo las cejas de arriba abajo.
-Si claro en tus sueños-dije dándome la vuelta y saliendo por la puerta para hacer una larga, larga carrera.


POV RICK
Vi como salía por la puerta de casa y no pude evitar mirarle el culo, las mayas que llevaba puesta acentuaba perfectamente su figura, tenía un cuerpazo y ese culo.
-Dios Castle mira hacia arriba-dijo Lanie sacándome de mis pensamientos y haciéndome sonrojar.
-Lo siento.
-Puedes contarme que paso ayer.
-Kate me salvo, quiero decir la cague Lanie y ella me ayudo.
-¿No me quieres contar que hiciste ayer?-dijo señalándome la mano vendada.
-Dejémoslo en que me metí en un lío y por suerte me encontré con Kate que me ayudó.
-Y puedo al menos preguntar porque te metiste en ese lío.
-Bueno pues resulta que sin ninguna duda el niño no va a tener una madre de momento.
-Eng? Oh has cortado con Meredith.
-Bueno algo así.
-Sabes que puedes contarme lo que quieras ¿no?
-si claro te encantas los chismes ¿no?-dije riéndome y haciéndola reír.
-Jaja pero en serio Castle, puedes contarme lo que sea, somos amigos.
-Amigos, si es verdad somos amigos, pero quizás todavía no esté preparado para hablar de ello.
-Bien para cuando quieras hablar de lo que sea estoy aquí.
-Gracias de verdad.
-Ah y en cuanto a lo de nuestro asunto, ya he entregado los papeles. De aquí a un par de meses los más seguro que seas padre Castle.
Estaba ilusionado ante esa idea, por fin iba a poder crear una familia. Todavía necesitaba una pareja una madre para ese niño pero de momento no me importaba adoraba tanto a ese crío que no necesitaba nada más.
-Gracias, por todo Lanie. Si no te hubiera conocido quizás nunca me hubiera atrevido a ir a adoptar a un orfanato de aquí. Y ahora no puedo ser más feliz no solo por él sino también por el resto de chicos, estas semanas han sido las mejores de mi vida sin dudarlo. Y como me dijiste el otro días siento que tengo una familia con vosotros, contigo con los chicos, con Kate…con todos-dije son poder evitar sonreír.
-Me alegro mucho, además nosotros también tenemos que agradecerte mucho.
-Me tengo que ir. No puedo alargar más lo de volver a casa.
-Bien. ¿Nos vemos luego?
-Seguramente-digo besándola en la mejilla y saliendo por la puerta sin mirar atrás.

Llegue a casa estaba todavía con un fuerte dolor de cabeza, y cuando entre por la puerta allí estaba Meredith sentada seguramente esperándome. No tenía para nada ganas de hablar, además del fuerte dolor de cabeza que tenía.
-Cari…Rick ¿podemos hablar?
-Meredith no me apetece-dije haciendo una mueca por el dolor de cabeza.
-Rick por favor-dijo cogiéndome por la mano y en ese momento se dio cuenta de mi mano vendada-dios Rick ¿Qué te ha pasado?
-Nada-dije retirando la mano.
-Puf, se cómo te tienes que encontrar-le eche una mirada asesina-vale puede que no pero por favor concédeme cinco minutos y después me iré y te dejaré en paz te lo prometo.
-Cinco minutos.
-Bien…mira Rick, sé que tienes todo el derecho para estar enfadado, te he fallado y sé que lo he hecho muy mal pero…joder últimamente no estábamos bien y sé que no es excusa pero…sabes cuál es mi sueño y estaba frustrada por no conseguirlo, tanto que por eso te he perdido. Sé que te he hecho mucho daño solo espero que algún día puedas perdonarme.
Y con eso se dio la vuelta dispuesta a irse por la puerta me había dolido mucho lo sucedido pero joder la verdad es que no solo ella había tenido la culpa yo últimamente le había presionado mucho con los de ser padre y la he dejado un poco de lado por mi deseo de serlo a toda costa. Y qué coño yo le conocía sabía que haría cualquier cosa por ser actriz, y dios…
-Meredith.
-Si-dijo girándose.
-No solo ha sido tu culpa, también ha sido mía. Espero que al menos hayas conseguido el papel.
-Pues no- dijo sonriéndome.
-Bueno otra vez será-le dije sonriéndole, y se acercó a mí abrazándome con fuerza.
-Lo siento Rick te quiero mucho, y gracias por perdonarme.
-Te deseo lo mejor.
-Y yo también, quizás la próxima que nos veamos vas a acompañado de un pequeño.
-Eso espero.
-Yo, yo Castle de verdad te deseo lo mejor, te deseo que seas por fin padre que tengas una familia.
-Gracias-me dio un beso en los labios y se giró dándose la vuelta saliendo por la puerta.
Me había quedado solo, había hecho lo que tenía que hacer. Se merecía irse con la conciencia tranquila, irse bien. Ambos lo merecíamos por lo que habíamos pasado, por nuestra relación que había pasado por altibajos pero habíamos sido feliz, sobre todo cuando éramos jóvenes y ambos queríamos lo mismo disfrutar de la vida sin pensar en nada ni en nadie. Pero yo ya me había cansado de esa vida quería que alguien dependiera de mí, quería tener alguien cerca que me importara lo suficiente para dejar una vida sin problemas atrás y meterme en un mundo llenos de aventuras.
CONTINUARÁ…
Mañana habrá un nuevo capítulo. A disfrutarlos y a seguir comentando. Hasta mañana
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 05, 2016 8:43 pm

Nuevo capítulo, lo prometido es deuda.. Espero que disfrutéis del capítulo, llega un momento cumbre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV RICK
Había pasado un mes desde que lo había dejado con Meredith había tenido que cancelar todos los preparativos de la boda y había tenido que avisar a los invitados, por lo menos los habíamos cancelado ante de tiempo. Ahora estaba solo en mi loft y se me hacía demasiado grande, quería llenarlo de risas pero para eso aún quedaba tiempo.
Teníamos hoy un día especial en el orfanato ya que íbamos a celebrar una fiesta que hacía todos los años por estas fechas para poder afianzar las amistad de estos chicos. Todavía tenía unas horas para prepararme y eso me venía bien porque había estado toda la noche escribiendo y casi no podía mantenerme de pie. En unos días también tendría la presentación de mi otro libro y quería invitar a Lanie y a Kate para que me acompañaran, en las últimas semanas nos habíamos hecho muchos más amigos y habíamos podido hablar con normalidad de todo.
En el caso de Kate estaba deseando que llegara la hora para poder verla, no sabía que me pasaba pero en estos días estábamos mejor, poco a poco había conseguido que confiara en mí y eso había echo que nos sintiéramos más a gusto el uno con el otro, en algunas ocasiones demasiado bien, tanto que podía pasarme horas y horas hablando con ella sin darme cuenta del tiempo que había pasado. Me sentía más que bien, en algunas ocasiones me sentía como si estuviera con una pareja, pero una pareja distinta a como me sentía con Meredith, estábamos juntos muy cercanos, y sentía electricidad cada vez que me tocaba. En los últimos días también me había dado cuenta de algo, Kate era muy distinta a como me la había imaginado la primera vez que la vi. Si, había pasado por una mala etapa, había tenido una vida muy dura pero, eso le había hecho más inteligente, más fuerte pero también más vulnerable. Pero sobre todo me gustaba su parte más libre, más graciosa, tanto que solía reírse de mí, creo que era lo que más le gustaba hacer en su día a día, y a mí me encantaba porque eso me permitía ver su sonrisa esa que me mataba cada vez que la veía y que tanto me gustaría besar hasta quedarla sin sentido. Estaba en esos pensamientos cuando de repente sonó el teléfono, me levanté y lo cogí de mala gana.
-Richard Castle al habla.
-Castle, soy Lanie ¿puedes venir?
-¿No puedes esperar?
-No preferiría que vinieras cuanto antes.
-¿Le ha pasado algo a alguno de los niños?
-No…
-¿Y a Kate?
-No, no tranquilo vale. Solo necesito hablar contigo de algo en persona.
-Estaré allí en menos de una hora.
-Bien, nos vemos.
Colgué el teléfono y me quedé mirándolo, había sido una llamada un poco rara que me había quedado un poco desencajado, pero cuanto antes me moviera y llegara antes podría enterarme de que coño había pasado.


Llegue al orfanato en poco más de media hora, me había preocupado la insistencia de Lanie a que viniera cuanto antes, y por eso me había dado toda la prisa posible. Me sudaban las manos cuando golpeé la puerta del despacho de Lanie y me dio permiso para pasar.
-Siéntate.
-Estoy bien así-dije nervioso, sin saber dónde meter las manos.
-Castle será mejor que te sientes, te prometo que te sentirás mejor.
-¿Me lo prometes?-le dije con cara de pena.
-Venga Castle-dijo mirándome seria.
-Vale bien, bien-dije sentándome pero no podía evitar mover las piernas de forma nerviosa y vi como Lanie se empezó a reír a carcajadas-¿Qué?
-Dios, tenías que verte.
-Jaja muy graciosa.
-Bien Castle ahora en serio, te he traído para hablar de tu adopción.
-¿Qué pasa? Algo va mal ¿no?
-No, no. Al contrario, va tan avanzado que las navidades las pasarás con él en casa.
-Pero quedan dos semanas para…
-Castle felicidades, eres padre. Alex estará muy feliz…-no terminó de hablar porque se escuchó la puerta abriéndose.
-¿Qué quieres decir con que Alex va a ponerse feliz?-dijo Kate sorprendida, Lanie me miró a mí y con un gesto le dije que yo me ocupaba.
-Verás Kate he adoptado a Alex-dije y a Kate le cambio por completo la cara.
-¿Cómo? ¿Desde cuándo…?
-Kate, Alex se va en una semana con Castle lo justo para que el niño se haga a la idea.
-¿Qué? Pero…tan rápido no puede ser tiene que pasar un tiempo tiene…
-Kate, los papeles llevan preparados un mes.
-Pero… me lo habéis ocultado ¿por qué?
-Lo siento no quería que nadie pudiera impedirlo…yo no quería…-pero no me dio tiempo de acabar cuando Kate se giró en redondo y salió corriendo por la puerta sin mirar atrás-Kate-grité.
-Castle déjala, necesita un tiempo a solas. Yo me encargo de hablar con ella.
-Yo…la he cagado tenía que habérselo dicho antes pero no pensé que…
-Castle no te preocupes piensa en Alex, tienes una semana para preparar la casa para la llegada de Alex-no pude evitar sonreír iba a tener una familia, iba a poder cuidar de él y dale todo el amor del mundo.

POV KATE
Salí corriendo me sentía engañada, me sentía excluida de lo que pasaba en mi casa, no había tenido los huevos de decírmelo, y encima era Alex, me iban a alejar de él y no podía permitirlo. Salí corriendo hacia el patio para buscarlo tenía que verlo y abrazarlo lo necesitaba ahora más que nunca. Lo encontré en su rincón favorito con uno de los libros que le había traído Castle. Ande los últimos metros que me separaban de él y lo levanté del suelo cogiendo en brazos y lo abracé como si no hubiera mañana y quizás fuera así, me iban a alejar de él. Me separé un poco de él y le bese las mejillas suavemente.
-Kate, ¿por qué estas triste?
-No estoy triste.
-Si estas llorando-hasta ese momento no me di cuenta de que de verdad me corrían lágrimas por mis mejillas.
-Solo te he echado de menos, y necesitaba un abrazo.
-Yo te lo doy-dijo serio dándome un abrazo colocando sus pequeños bracitos alrededor de mi cuello.
-Alex te quiero mucho.
-Y yo.
-Te gustaría venirte conmigo.
-A dónde.
-A….-a vivir iba a decirle pero fui interrumpido por Lanie.
-No digas ni una palabra más-me giré encarándome a ella.
-¿Por qué?
-Kate le vas a hacer daño si le prometes algo que no puedes cumplir-tenía razón pero estaba muy enfadada.
-¿Por qué?, porque Castle ya lo va a adoptar y llevárselo.
-No quiero irme, quiero estar con Kate-dijo llorando Alex abrazándose a mi cuello.
-Mira lo que has logrado pensé que eras más inteligente, y que lo querías.
-No se te ocurra ni si quiera decir eso, Alex para mi es lo más importante.
-Entonces déjalo que Castle se lo lleve, y hablemos las dos solas. Él no tiene que escuchar nada de esto-miré detrás de ella y ahí estaba Castle mirándome triste.
Miré al pequeño que seguía abrazado a mi cuello llorando incontroladamente, el besé suavemente en la cabeza, y verlo así me di cuenta de que la había liado que no había pensado en otra cosa que en mí.
-Alex cariño, porque no te vas con Castle-pero continuaba sujeto a mí con toda su fuerza-Alex te prometo que luego voy a verte y hablamos ¿vale?-dije besándole suavemente la sien.
-Pero no quiero separarme de ti.
-Alex nadie nos va a separar, vete un momento con él-lo miró un poco desconfiado a Castle.
-Me lo prometes.
-Te lo prometo, ahora vete con él ¿sí?-le limpié suavemente las lágrimas y se lo entregue a Castle a sus brazos, esperamos a que hubieran desaparecido para hablar.
-Kate en que estabas pensando.
-Lo siento, sé que la he cagado pero vosotros me habéis engañado. De él me lo podía esperar pero de ti…
-Lo siento pero Castle quería que fuera confidencial y tenía que mantener esa confidencialidad y lo sabes.
-Joder-maldije por la maldita vida-No puedo adoptarlo-dije con pena.
-Ya sabes que no Kate, no podrías darle lo que necesita, por lo menos no tú sola.
-Si mi trabajo, ya lo sé-me quedé pensado en lo importante que Alex era para mí-y si dejo el trabajo…
-Kate no hablas en serio, tú eres policía es algo que te define.
-Sí, pero lo quiero tanto que…
-Sabes que con Castle puede ser feliz ¿no?
-Si quizás, pero…necesito estar en su vida.
-Creo que Castle no te lo impedirá a pesar de lo que acaba de pasar.
-Eso espero…-empecé a sentirme mal por el daño que le había hecho a Alex y también a Castle pero me sentía tan dolida.

POV RICK
Me llevé al pequeño hacia el interior y me senté con él en brazos en unos de los sillones de la sala de espera. Le abracé y le susurré palabras tranquilizantes para conseguir que dejara de llorar.
-Alex cariño, ¿estás bien?
-Yo no quiero irme…
-Cariño no te vas a ir ahora.
-No quiero irme-dijo enfadado.
-Pero ¿por qué?, pensé que te caía bien.
-Me gustas. Pero no quiero alejarme de Kate.
-Cariño seguirás viéndola.
-Ella estaba triste…
-Porque no ha entendido lo que íbamos a hacer. Alex vendremos a menudo al orfanato a verlos a todos, y además si quieres puedes quedar con Kate fuera ir a comer, al parque. A donde quieras. ¿Qué te parece?
-No sé ¿ella querrá?
-Claro, por estar contigo querrá.
-¿Vas a ser mi papa?
-Si quieres llamarme papa me llamas papa y si quieres llamarme Rick.
-Rick de momento.
-Perfecto.
-Donde viviremos.
-En mi casa, sabes tengo un montón de libros y juegos.
-Que bien, ¿podrá Kate venir a jugar a casa con nosotros?
-Eso tendrás que preguntárselo a ella, pero podrás verla cuando quieras.
-Me lo prometes-dijo mirándome con esa carita a la que no le podía negar nada.
-Te lo prometo Alex, te lo prometo-dije volviéndolo a abrazar.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo y veremos como acaba este lio que ha montado Kate. Aunque por miedo a que te separen de la persona que más quieres en el mundo a veces nos volvemos locos y cometemos errores, es comprensible. Bueno os dejo un fuerte abrazo y espero vuestros comentarios XXOO.
Twitter: tamyalways.


tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por sarahh el Jue Mayo 05, 2016 11:22 pm

Me encanta, por un momento pense que rick y meredith volverian pero me encanta como escribes. Sigue pronto

sarahh
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 23/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 08, 2016 8:36 pm

Nuevo capítulo para intentar encauzar un poco esto jaja. A ver cómo les va a estos dos hablando de cosas serias. Bueno daros las gracias por estar ahí un capítulo más de verdad gracias sois increíbles.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV KATE
Llegué muy nerviosa al encuentro de Castle y Alex se merecían una explicación ambos e iba a empezar por Castle. Llegué y los vi abrazados, Alex sobre las piernas de Castle ya hablando más animado, dios en que estaba pensando iba a ser un muy buen padre, había conseguido calmarlo en unos minutos, incluso ahora le estaba haciendo reír. Nunca había visto a Alex más relajado y hablador con otra persona que no fuera Lanie o conmigo, y ahora Castle en apenas unas semanas ha conseguido hacerse con él de forma increíble, haciéndolo sonreír todos los días, que era lo que ese niño necesitaba. Ahora me sentía aún peor por el numerito de antes. Suspiré y me acerque despacio hacia donde se encontraba, podía oír la risa de los dos en el aire.
-¿Qué es tan gracioso?
-Kate-dijo Alex saltando de los brazos de Castle y viniendo corriendo a mis brazos, lo abracé lo más fuerte posible quería quedarme con su olor, su calor, quería recordar sus ojos…no sabía que iba a pasar a partir de ahora entendería si Castle no quería que me acercara al niño, y puede que fuera la última vez que lo viera.
-Cariño,¿ por qué no vas a por los libros para leer? yo me quedo aquí hablando con Castle, ¿vale?
-¿Vais a discutir?-dijo casi con lágrimas en los ojos.
-No cariño, vamos a hablar solo, ¿sí?-hizo un movimiento afirmativo con la cabeza, y cuando lo dejé en el suelo salió corriendo a la habitación a por sus libros.
-Castle…
-Kate….-dijimos los dos a la vez-tú primero.
-Bien, yo…quería disculparme por lo de antes, yo… me sentí engañada vale pensé que…Alex es muy importante para mí, y me hubiera gustado saber antes la verdad. Pero eso no es excusa sé que he hecho daño a Alex y a ti, y bueno menos mal que parece que has manejado bien la situación y no ha sido peor, dios yo lo siento…estoy feliz de que el niño vaya a tener una familia…
-Pero te hubiera gustado que el padre no fuera yo ¿no?-dijo interrumpiéndome, había dolor en su mirada.
-No, no Castle de verdad te he visto con él has conseguido en unas semanas lo que nos costó a nosotros meses conseguir, es un niño cerrado demasiado tímido, y tú le haces sonreír en todo momento por eso sé que serás el mejor padre para él, solo que quizás pensé que teníamos algo de confianza para que me hubieras dicho lo del niño antes-esto último lo dije con la mirada agachada.
-Sí, yo…lo siento por eso…solo pensé que bueno habíamos mejorado mucho y pensé que si te decía que había decidido adoptar a Alex todo iba a cambiar, pero te lo iba a decir, de verdad solo que me ha pillado de sorpresa a mí también que haya sido tan rápido, y no me malinterpretes estoy feliz de que así haya sido solo que me hubiera gustado contártelo a ti con algo de más tiempo.
-Bien, yo…solo me gustaría si me dejas hablar con él, para despedirme quizás será mejor hacerlo ya y no esperar una semana yo…
-Kate no lo has entendido, eres una persona muy importante para él, y quiero que así siga siendo.
-¿Cómo?
-Le he prometido al niño que seguirás formando parte de su vida, lo traeré aquí por lo menos el fin de semana ya que bueno cuando empiece las clases será más complicado traerlo…
-Entonces no vendré los fines de semanas.
-¿Pero por qué?
-Porque así será más fácil que se adapte a su nueva familia Castle, poco a poco tiene que ir rompiendo lazos para que por fin pertenezca del todo a tu familia.
-Kate no me has entendido, yo voy a ser su padre, pero vosotros también sois su familia, sois mi familia no lo entiendes, no voy a alejarle de vosotros. Y de ti menos.
-¿Por qué?
-Porque…porque eres importante en nuestras vidas Kate y porque se lo he prometido, no puedes dejar que ya en la primera promesa que le he hecho le falle ¿no?
-Les ha prometido…
-Le he prometido que te verá cada vez que los dos queráis, que podréis ir junto al parque, a tomar un helado, a lo que queráis. No lo entiendes Kate, no solo quiero que te vea dentro quiero que formes parte de su vida fuera de aquí.
-Pero…
-Se lo he prometido-dijo mirándome con pena y como pidiendo piedad.
-Si a ti no te importa…
-Perfecto Kate yo…
-Rick Kate-gritó el pequeño acercándose a nosotros.
-Hey cariño, ya has traídos los libros, ven vamos tenemos que hablar-dije mirando a Castle para pedirle permiso y él hizo un movimiento afirmativo con la cabeza y con una sonrisa en la cara que no pude más que devolverle.
-¿Qué pasa?-dijo asustado.
-Solo quería pedirte disculpad por asustarte antes pequeño. Me porté mal contigo y con Castle y de verdad que lo siento.
-Yo ya la he perdonado-dijo Castle.
-Yo también Kate-dijo abrazándome, le separé y le miré a los ojos.
-Alex bueno ya sabes, que Cas…Rick va a ser tu papa-el niño asintió-va a ser un buen papa, te va a cuidar y querer mucho.
-Sí y voy a tener muchos libros.
-Si vas a tener muchos libros eso no me cabe duda-dije riéndome-quiero que te portes muy bien con él, que vayas al cole, y tengas tu habitación colocada, y comas y todo eso que siempre te digo.
-Kate, tu vendrás a verme ¿no?-dijo otra vez con cara de pena, y miré a Castle antes de contestar pidiéndole permiso para contestar, pero él se me adelanto.
-Siempre que quieras y ella pueda vendrá a verte Alex te lo prometí ¿no?
-Sí, entonces vendrás a verme, y vendrás a mi cumple y en navidad como todos los años, ya sabes jugaremos a la nieve y…
-Alex, vamos día a día vale todavía queda mucho para eso.
-Bien.
-¿Eres feliz cariño?
-Me gusta mucho Rick aunque voy a echar de menos a todos.
-Lo sé cariño, pero vendrás a verlo a menudo, es casi la hora de la comida así que porque no vas y te preparas.
-Vale.
-Kate puedo pedirte una cosa…bueno te puedes negar si quieres y no pasara nada yo…
-Castle suéltalo.
-Bueno voy a ir a comprar algunas cosas para Alex, para su habitación y para que tenga ropa para ir al cole y eso, y bueno me preguntaba si te gustaría, si te gustaría no si te importaría venir conmigo eres la persona que mejor le conoce y bueno para…ya sabes…
-Castle, está bien no des tantos rodeos, iré contigo.
-Bien-dijo tragando saliva, me gustaba cuando se ponía así de nervioso, no era fácil verlo así.


Habíamos comidos con los chicos y ahora estábamos comprando las cosas para el pequeño, Castle iba a pintar la habitación de azul, porque era el color favorito de Alex, y le había comprado ya algunos peluches, pero aparte de eso no había comprado nada más. Primero fuimos a una tienda de muebles, donde compramos su camita, y una estantería para sus libros de color blanca, destacaría mucho con el azul celeste de las paredes, luego le compramos algunos cuadros, de dibujos de barcos y piratas esas cosas que tanto le gustaban a Alex. Luego fuimos a comprar la ropa, Castle compró ropa para estrenar casi una todos los días del año le dije que parara que los niños crecían y que dentro de poco no le serviría nada si no, hubiera comprado toda la tienda.
-Kate.
-¿Si?-dije mirando hacia donde estaba.
-Mira-dijo enseñándome una camiseta muy chula, en donde ponía mi mama salva al mundo, y tenía una placa de policía dibujada, no pude evitar sonreír ante la idea de que mi hijo alguna vez la tuviera puesta-que te parece si se la llevamos a Alex.
-Castle, eso confundiría al niño.
-Si es verdad, lo siento tienes razón.
A partir de ese momento la cosa se enfrió un poquito hasta que llegamos a una tienda de juguetes, daba justo ver a Castle correteando todos los pasillos, mirando los juguetes como un niño más, compro muchos juguetes, pero creo que la mayoría era para poder usarlos él también. Cuando acabamos de comprar estábamos reventados, había hecho que todo se lo mandarán a casa al día siguiente, y entonces tendría otro día más largo para preparar todo.
-Kate te apetece un café, para descansar.
-Si claro-dije dejándome caer en la primera silla que encontré estaba destrozada.
-Nunca pensé que un niño necesitara tanto.
-Castle, no necesita tanto, tú te has pasado, además la mayoría la has comprado para ti-dije riéndome, y él se agarró el corazón como si le doliera, y luego se echó a reír también.
-No sabes lo feliz que soy de poder tener a Alex en casa.
-Me imagino.
-Kate solo quería darte las gracias por cómo has hablado antes con Alex.
-Es lo menos que podía hacer después de…
-Si bueno, solo quería darte las gracias y bueno, si no es mucha molestia mañana tengo que pintar si no tienes nada que hacer…
-jaja muy gracioso Castle-dije haciéndole reír.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo vamos a ver como prepara Castle la habitación de Alex. Poco a poco también tendrán que ir adaptándose para empezar una vida juntos y espero que disfrutéis paso a paso de él. Gracias por seguir ahí, espero vuestros comentarios como siempre.
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 09, 2016 9:02 pm

Bueno nuevo capítulo de mi historia, estoy muy feliz con ella. Me gustó mucho escribir este capítulo y espero que a vosotros os guste cuando lo leáis. Gracias por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV RICK
Me desperté y me tomé mi café necesitaba cafeína a doquier, hoy traerían todas las cosas pero para cuando llegaran las cosas tenía que tener pintada la habitación. Me tomé mi café y cuando lo acabe, me puse ropa vieja y me dispuse a pintar cuando llamaron a la puerta. Di un fuerte suspiro y me dirigí a abrir la puerta, pero para nada me esperaba lo que me iba a encontrar allí. Allí estaba Kate de pie moviéndose casi sin parar se le veía nerviosa.
-¿Qué haces aquí?-dije y vi su mirada.
-Yo…lo siento mejor será que me vaya-dijo girándose dispuesta a marcharse.
-No lo siento-dije agarrándole por la manga de la camisa-Que modales, que vas a pensar de mí-dije sonriéndole-pasa, ¿quieres un café?
-Gracias.
-¿Ha pasado algo?-dije preocupado.
-No, oh pensabas…
-Si bueno pensé que si habías venido hasta aquí era porque había pasado algo.
-Bueno yo…ayer dijiste que necesitabas ayuda para la habitación, pero creo que me confundí…yo…mejor me voy.
-¡Qué dices!, ahora que has venido te toca trabajar de lo lindo, la verdad es que me viene perfecto, sabes tú pintas las tres paredes y yo la de la puerta que es más chica.
-Si claro en tus sueños-dijo riéndose, dios esa risa que me volvía loco.
Nos tomamos el café con tranquilidad y luego subimos hacia la habitación que había propuesto que iba a ser para Alex. Estaba al lado de la de invitados que a partir de ahora utilizaría yo para estar lo más cerca posible de la suya, la mía estaba abajo pero se quedaría allí por si alguna vez venía algún invitado.
-Bueno estas preparada para pintar.
-Si claro.
-Kate espera un momento ahora vengo-me dirigí a mi habitación para buscar una vieja camiseta para que Kate se la pusiera y no se manchara su ropa.
-Castle, creo que la cama quedara perfecta con el color.
-Si eso creo-dije apareciendo por detrás de ella-te he traído esto para que no te manches.
-Oh gracias-se la puso encima, le quedaba muy grande pero así y todo estaba muy sexy, y más pensar que llevaba una camiseta mía puesta.
-Bien serás mejor empezar si no…
-Tú pintas por ahí, yo me quedo con la pared del cabecero.
-¿Por?
-Ya verás.
Nos pusimos a pintar sin descanso, cuando ya tenía pintada una de las paredes, me giré y vi a Kate muy concentrada cuando me fije mejor en que estaba tan fija, me quedé con la boca abierta. Estaba haciendo un precioso dibujo, había dibujado una ciudad con un cielo lleno de estrellas y presidido por una hermosa luna llena, era increíble.
-Dios Kate es…
-¿Te gusta?, no sabía que hacer luego pensé en una noche que pasé con Alex viendo las estrellas, y le gustaron mucho así que…
-Dios es increíble, Kate me pintarías en la mía otro cielo estrellado-dije poniéndole morritos.
-Si claro-dijo riéndose.
-Es perfecto, gracias.
-Lo hago por Alex.
-Si ya claro-dije un poco desanimado, pensé que por una vez lo hacía por mí por pasar tiempo conmigo, estaba en ese pensamiento cuando sentí algo húmedo sobre mi mejilla derecha. Cuando enfoque vi a Kate gusto delante de mí sonriéndome con el pincel cerca de mi cara.
-Estas muy mono.
-Te vas a enterar esto es la guerra-dije corriendo detrás de ella con el pincel en la mano, con tanto ímpetu fui que me caí sobre ella. Ambos estábamos en el suelo, yo encima de ella y ambos si poder parar de reír, me quedé mirándole fijamente como se reía y no pude evitarlo cogí el pincel y le pinté una raya de mejilla a mejilla por su barbilla.
-No te…
-Estas monísima-le dije riéndome, intento pintarme de nuevo pero le agarré los brazos impidiéndole que me pintara. Nos quedamos de repente los dos quietos muy quietos mirándonos a los ojos, tenía unas ganas increíble de besarla, tanto que no pude evitar mirarle a los ojos, y empecé a bajar casi sin pensarlo. ¡Ding Dong! Sonó el maldito timbre haciéndome retorcer y levantarme de golpe corriendo, le ayudé a levantarse y salí corriendo a abrir la puerta, estaba muerto de la vergüenza.
Bendita puerta un poco más y la cago como pude pensar en besarla, con todo lo que me había costado poder estar bien con ella otra vez…dios eres un idiota. Abría la puerta y allí estaban con todos los traste que habíamos comprado el día anterior y todavía no habíamos acabado de pintar. Les ayudamos a subir los muebles al piso de arriba pero los tuvimos que dejar en el pasillo y en la otra habitación, cuando se fueron no sabía qué hacer, me quede allí en la puerta como un tonto.
-Deberíamos tomarnos un descanso-dijo Kate sobresaltándome.
-Yo…si es verdad, pido comida…que te apetece chino, japonés, pizza, italiano, mexicano…
-Una pizza estará bien.
-Perfecto-dije cogiendo el móvil y llamando para que no la trajeran.
Cuando llego la pizza nos sentamos en el suelo con dos cervezas y nos la comimos directamente del cartón. Disfrutamos de un silencio nada incómodo durante la comida, no podía dejar de mirarla de vez en cuando, y cada vez que lo hacía me volvían los recuerdos de hacía un rato cuando quise besarla y cada vez que la miraba esos deseos volvían a mí. Era una mujer distinta a todas las que había conocido, me encantaba como era a pesar de que ese genio normalmente lo sacaba mucho conmigo. Me encantaría poder estar con ella, y dios sería la madre perfecta para Alex pero…deja de pensar tonterías ya, me dije a mi mismo.
-Si queremos acabar antes de que anochezca deberíamos irnos ya a pintar.
-Oh si claro, deja que recoja esto.
Volvimos arriba y mientras Kate terminaba el dibujo yo pinté el resto de la habitación, cuando acabamos no pude más que quedarme con la boca abierta había quedado fantástica.
-Creo que a Alex le encantara.
-Eso espero-dije con una sonrisa-sino se la cambio por la mía-le miré y vi que todavía tenía una mancha en la cara y sin pensarlo me acerque a ella y con un pañuelo intente quitárselo despacio con delicadeza, estábamos tan cerca que podía sentir su aliento sobre mi barbilla. Me quedé paralizado con una mano en el pañuelo sobre su mejilla, y la otra sobre su barbilla sujetándosela. Otra vez tuve enorme ganas de besarla.
-El baño, por favor-dijo Kate a media voz.
-Oh si claro-dije separándome como si me hubiera quemado-la segunda a la derecha.
-Gracias.
Dios era un idiota casi la cago otra vez, no sé qué tenía esa mujer pero sacaba todo el deseo de dentro de mí, necesitaba abrazarla y besarla cada vez que la veía, no puede ser pero creo que me estaba enamorando…no, no digas tonterías Castle como te vas a enamorar de ella.
-Castle creo que mejor me voy-dijo-ah y toma-dijo dándome la camiseta que le había prestado.
-Oh si claro.
-Mañana tengo que trabajar y…se va haciendo tarde.
-Sí, si lo siento por entretenerte, y muchas gracias Kate de verdad.
-Se lo debía a Alex y a ti por lo del otro día.
-Ya has hecho suficiente, pero vamos que cuando quieras…ya sabes donde vivo.
-Gracias, bueno me voy-dijo abriendo la puerta, la acompañe hasta el ascensor.
-Mañana viene Alex, a pasar la tarde aquí a casa, para ir haciéndose poco a poco a ella, me gustaría…bueno si no tienes mucho que hacer.
-Tengo que trabajar.
-Es verdad lo siento… yo.
-Pero si puedo un rato me pasó, depende de si tengo un caso o no.
-Vale, te esperaremos, bueno si vienes, sino no pasa nada, solo….
-Castle lo he entendido-dijo sonriéndome.
-Ok, a veces me pongo pesado ¿no?
-Un poquito-dijo haciendo un gesto con la mano-pero gracias por dejarme estar en la vida de Alex.
-Eres importante para la vida de él, y si eres importante para la vida de él ahora también para la mía, y quiero que nunca pienses en que estarás de más, o que puedes molestar o lo que sea que se pase por esa cabecita tuya-dije sonriéndole-siempre, Kate, siempre serás bienvenida a esta casa.
-Gracias lo tendré en cuenta-nos quedamos ambos allí mirándonos y saber muy bien como despedirnos, hasta que no sé cómo se me pasó por la cabeza que me acerque a ella y deje un suave beso en su mejilla muy cerca de la comisura de su boca.
-Gracias, y hasta mañana.
-Si puedo.
-Bueno prefiero decir a hasta mañana, si luego no puedes venir pues bueno pero si, si…
-Castle déjalo, vale-dijo riéndose-hasta mañana.
Se metió en el ascensor y las puertas se cerraron separándonos apoyé la cabeza en ellas, dios me estaba volviendo loco cada vez que la tenía cerca, e iba a tener que verla muy a menudo por Alex, joder y por qué tenía esa necesidad por tenerla cerca pero…lo importantes era Alex y no podía hacer nada que la alejara de él.
CONTINUARÁ…
El jueves nuevo capítulo. Me da mucha ilusión recibir y leer vuestros comentarios gracias.
Voy a subir a twitter una foto de cómo sería más o menos la habitación de Alex echa por Kate y Castle. Espero que os guste. Cuando acabéis de leerlo podéis verla ya en él.
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 11, 2016 8:59 pm

Bueno nuevo capítulo. Primer día, juntos de Alex y Castle vamos a ver cómo les va. Espero que os siga gustando la historia, y que poco a poco se vayan juntando estos dos jiji.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14
POV RICK
Había llegado el día, hoy Alex vendría por primera vez a casa. Para situarse un poco, vendría a casa durante esta semana. Los primeros tres días solo pasaría las tarde, los otros dos todo el día, y ya los dos últimos vendría solo a pasar la noche y luego ya se quedaría para siempre conmigo, en su habitación. Estaba nervioso no sabía si le iba a gustar la casa o no, ni qué hacer cuando estuviéramos allí para que se sintiera mejor, solo esperaba que Kate viniera para suavizar un poco las cosas por lo menos el primer día, sé que una vez que viniera a vivir conmigo tendría que estar solo con él no podría Kate estar aquí todos los días para salvarme el culo, pero joder era el primer día y tenía miedo era normal ¿no?
Con ese pensamiento llegué al orfanato para recogerlo y me fui directamente a buscarlo estaba en su árbol favorito, era una pena no tener en casa un gran patio para plantar un árbol pero bueno siempre podíamos venir aquí o al parque. Me acerque a él y en cuanto me vio vino corriendo a mi encuentro.
-Hola peque.
-Hola Rick.
-Sabes que hoy te vienes a pasar un ratito a mi casa ¿no?
-Sí, tengo que ir a por mí mochila.
-Bien, ves a por ella, yo voy a ir a hablar con Lanie, ¿vale?
-Si-dijo sonriendo y salió corriendo a su habitación, después de todo por lo menos estaba contento por venir conmigo, espero que no fuera por la novedad o por sus ansias de conocer cosas nuevas.
Me dirigí hacia el despacho de Lanie, donde seguramente estaría liada con los papeles y finanzas para poder sacar aquello adelante, la verdad no sé cómo lo hacían y yo teniendo miedo por sacar a uno y ellos sacaban todos los días adelante a cincuenta niños, y sin que les faltara a ninguno una pizca de amor.
-Hey.
-Hey, ¿ya estás aquí?
-Si es la hora no me habré confundido ¿no?
-No, es que no sé ni la hora que es, puf.
-Creo que deberíais de buscar algo de ayuda, alguien que entienda de eso no sé cómo no te has vuelto loca ya.
-Si claro, estamos como para hacer gastos nuevos.
-Sabéis que puedo ayudar.
-Castle….ya haces suficiente.
-Bueno, pues si no queréis gastar más dinero tengo una solución.
-¿Cuál?, estoy abierta a cualquier tipo de propuesta
-Os puedo conseguir a alguien que os lo haga gratis.
-¿Qué?
-Sí, alguien que lo haga por ayudar, como todos los voluntarios que tenéis.
-¿Conoces a alguien?
-Déjame buscar entre mis contactos y ya te digo.
-Ok, perfecto a ver si así no me vuelvo loca. Y que tal, estás preparado.
-Estoy cagado, Alex se le ve contento con esto pero…joder y si la cago, y si no le gusta donde va a vivir y si…
-Y si, y si, y sí. Castle le va a encantar vale, tú solo disfruta del día, verás cómo va a ser genial.
-¿Nos vamos?-dijo apareciendo Alex por detrás de mí, se le veía ilusionado.
-Si claro-dije mirando a Lanie la cual me dedicó una sonrisa de apoyo.
Salimos dirección a casa, iba muy callado mirando por la ventana la ciudad, se le veía que a pesar de ser tímido tenía mucha necesidad de conocer, de explorar, en eso se parecía mucho a mí. Llegamos y nos bajamos del coche, Alex se quedó allí de pie mirando todo con atención.
-Vamos-dije agarrándole de la mano, tiré de él por el ascensor pero se paró en seco-¿qué pasa?
-Escaleras.
-¿Por qué?
-Escaleras-dijo tirando de mí.
-Bien, vale escaleras, pero son muchas. Si te cansas te cojo ¿vale?-pero no contesto empezó a subir las escaleras sin mirar atrás, tenía algo con los ascensores eso estaba claro, tendría que preguntar a ver que le pasaba, pero por ahora hacer un poco de ejercicio no pasaba nada.
Cuando llegamos a la parte alta del edificio donde se encontraba mi loft, estaba muy cansado, tanto que parecía que había corrido una maratón.
-Dios Alex, como estas.
-Bien.
-si ya veo-dije casi sin aliento-bueno preparado.
-Si.
Abrí la puerta y entramos dentro de casa, Alex seguía callado pero no dejaba de mirar todo lo que había a su alrededor. Lo dejé que mirara un poco por la parte de abajo, que investigara. Se metió en mi despacho y allí lo escuché.
-Ohhhhh.
-¿qué?
-Cuantos libros-dijo sonriendo.
-Sí, pero esos son para cuando seas más mayor.
-Oh-dijo un poco cabizbajo.
-Pero ven, vamos a ver tu habitación, verás a ver si te gusta.
Subimos por las escaleras, despacio no quería que se me cayera por ella el primer día. Cuando llegamos a la parte de arriba, lo lleve directamente a su habitación, me hubiera gustado que Kate estuviera aquí, puesto que la habitación en mucha parte era gracias a ella.
-Bien vamos allá-dije abriendo la puerta y dejándolo entrar.
Empezó a mirar por todos lados con la boca abierta y con una gran sonrisa en su cara, enseguida vio el dibujo y empezó a saltar ilusionado.
-¿Te gusta?
-Me encanta, y ahí muchos libros, esos….
-Esos son todos tuyos, para que los leas. Y ahí puedes poner todos los que traigas, ¿ves?-le dije señalándole una banda de la estantería libre que le había dejado para ellos.
-Si-dijo saltando.
-¿Te gusta la habitación?
-Me encanta, y me gustan muchos las estrellas.
-Sabes, lo ha pintado Kate.
-¿Si?, ¿Kate ha estado aquí?
-Sí y lo ha pintado para ti, sabes le dije que me pintara uno a mí y no quiso-dije poniendo morritos.
-Jaja-empezó a reírse.
-Me podrías tu ayudar a mí a pintar la mía.
-No sé pintar.
-Bueno pues ya somos dos-dije haciéndonos reír a ambos-pues ayúdame a convencer a Kate.
-Sí, puedo hacer eso.
-Perfecto.
-Ven quiero enseñarte algo.
Había hecho de un pequeño cuarto que tenía sin usar, un lugar donde guardar todos sus juguetes, solo que tenía que tenerlos bien colocados sino…sino no cerraría. Le lleve dentro y cuando abrí la puerta se quedó otra vez con la boca abierta.
-¿Te gusta?
-Si-dijo pero sin mucha convención estaba pensativo.
-¿Qué pasa Alex?
-Solo…yo pensaba…bueno, como hay muchos puedo llevarle unos pocos a los chicos.
-Oh, claro por supuesto, todos los que quieras.
-Bien-dijo ya más animado, dios como quería a eso chico.
-Te apetece jugar a algo.
-Si-dijo.
Estuvimos jugando durante horas a todos los juegos que encontramos, tanto que ya se estaba haciendo tarde y tenía que darle de cenar para poder llevarlo de nuevo al orfanato. Había hecho comida por la mañana para no tener que perder ni un momento con él para hacer la comida, así que me acerque a la cocina y saque macarrones con queso que había hecho y los puse a calentar, cuando sonó el timbre. Fui a abrir y me encontré con Kate en la puerta, pensé que no iba a venir, y allí estaba.
-Hey.
-Hey.
-¿Qué tal todo?
-Genial, pasa estoy calentando la cena, ¿te quedas no?
-Yo….
-¿Kate?-dijo Alex, y en cuanto la vio salió corriendo a sus brazos.
-Creo que ya no puedes negarte-dije sonriéndole y dejándole allí a los dos mientras me iba a ver cómo iba la cena.
-Alex ¿por qué no te vas a ver un rato los dibujos mientras preparamos la comida?-dijo Kate, Alex le dio otro abrazo y se fue a sentar en el sofá a ver la tele donde estaban puesto unos dibujos.
-Hey ¿me ayudas?-le dije pasándole una cuchara para que removiera los macarrones-espero que te gusten no sabía qué hacer y bueno…
-Está bien Castle. Y vosotros, ¿qué tal habéis pasado la tarde?
-Muy bien la verdad-dije con una sonrisa-tenías que haberlo visto cuando vio la habitación, estaba alucinando.
-Me alegro que le gustara.
-Le enseñe los juguetes que le compramos, y ¿sabes lo que me contesto?, que si podía compartirlo con los otros niños.
-Es increíble verdad-dijo mirándolo cayéndosele la baba.
-Sí, esto ya está. ¿Puedes llevar esto a la mesa?
-Claro-yo cogí la cazuela y los platos y lo lleve hacia la mesa justo detrás de ella.
Nos pusimos a comer manteniendo una buena conversación llena de risas, estaba llegando la hora de volver y no tenía ganas, ver a Kate y Alex allí en casa tan bien juntos, hacía que el corazón se me llenara de amor.
-Es hora de irse.
-No, no quiero irme-dijo Alex triste.
-Alex mañana volveremos a estar juntos, y al final de semana ya podrás quedarte para siempre.
-¿Para siempre?
-Para siempre.
-Bien, ¿y Kate?
-Kate vendrá cuando quiera ya lo sabes.
-Sí, bien.
-Que te apetece para cenar mañana.
-Pizza.
Bien, pero mañana cocinaremos la pizza.
-¿Si?
-Si.
-¿Y Kate vendrá a cenar?
-Pregúntaselo a ella.
-Por fi.
-Bien si cocináis vosotros.
Con ello, la noche había llegado a su fin pero mañana sería otro día y lo pasaríamos juntos, hoy había sido el primero de muchos, y con eso me quedaba.
CONTINUARÁ…
Mañana y si tengo el cuerpo medio bueno subiré otro nuevo capítulo, será el segundo día juntos, y habrá cena todos juntos, vamos a ver como se le da a los chicos hacerla jeje. Espero vuestros comentarios siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 12, 2016 8:49 pm

Bueno lo prometido es deuda, aquí tenéis un nuevo capítulo de la historia. Tengo bastante escrito porque los fines de semanas los aprovecho bien y porque tenía ya algo por eso últimamente puedo subir un día más. Pero no quiero excederme por si no pudiera escribir algún fin de semana no quiero dejaros sin nada durante un tiempo, aunque no lo creo tengo los suficiente escrito como para no escribir durante una semana o dos enteras. Llevo la historia ya bien avanzadita. Bueno espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Había ido a recoger a Alex otro día más al orfanato, estaba feliz de verlo, pero luego llegaba la noche y tenía que volver a llevarlo y eso me mataba, pasar las noches solo no me gustaba y menos desde que sabía que pronto iba a tener un pequeño compañero de piso. Habíamos estado jugando toda la tarde menos un rato que descansamos para que pudiera leer un poco, porque no podía dejar de leer, ese rato lo aproveche para escribir un poco, pero la verdad es que no podía dejar de mirarle, estaba tan orgulloso de ser su padre, porque era lo que era, su padre.
-Alex mira la hora que es.
-¿si?
-Tenemos que hacer la cena, se lo prometimos a Kate.
-Un poquito más.
-Vale, yo voy colocando las cosas, pero cuando acabe vienes a ayudarme.
-Vale-dijo sin levantar la mirada del libro.
Me puse a colocar los ingredientes para hacer la masa de la pizza y todo lo que podíamos colocar en ella, no sabía muy bien que querían echarle, a mí me gustaba echarle un poco de todo pero…tenía que empezar a conocer sus gustos, a pesar de que tenía que comer de todo me gustaría saber más cosas sobre ese pequeño que estaba sentado en mi sofá.
-Alex vamos.
-Voy-dijo dejando el libro sobre la mesa, y viniendo hacia mí corriendo.
-Ven toma tienes que coger esto y echarlo ahí.
-¿Así?
-Si-estuvimos mezclando los ingredientes para la masa, estábamos muy bien compenetrados, y se le veía que tenía ganas de aprender por la cara de ilusión que tenía. No pude evitarlo y le eche un poco de harina por su mejilla.
-Rick-protestó.
-¿Qué?
-Me has manchado.
-¿yo?
-Si.
-Pues habrá sido sin querer-dije riéndome, y de repente Alex cogió un puñado de harina con sus pequeñas manos y me lo hecho por el pelo.
-Alex, esto es la guerra.
Empezamos a echarnos harina y huevo por todo el cuerpo, estábamos los dos pringados tirados en el suelo, muertos de la risa. En ese momento sonó el timbre de la puerta haciéndonos levantar. Con el lío que habíamos formado nos habíamos quedado hasta sin cena, fui con Alex en brazos a abrir la puerta cuando Kate nos vio se quedó con la boca abierta mirándonos de arriba abajo.
POV KATE
No me lo podía creer estaban los dos harinados desde la cabeza hasta los pies. Estaban muy graciosos los dos, y se veía que habían disfrutado mucho de la tarde.
-Un abracito en grupo-dijo Castle mirándome con una sonrisa en la cara.
-Ni se os ocurra acercaros a mí.
Se miraron ambos y se tiraron hacia mí abrazándome Castle por la espalda y Alex por el cuello, dándome besos en la mejilla, muchos besos.
-Bien, ahora ya eres parte de la familia-dijo Castle sonriéndome.
-Esta me la pagáis-dije mientras Castle se apartaba de la puerta para dejarme pasar.
-Creo que mejor pedimos una pizza porque no se nos ha dado muy bien lo de cocinar-dijo Castle soltando a Alex y limpiando un poco el desastre que tenían en la cocina.
-Madre mía la que habéis liado.
-Sí, será mejor que limpie todo esto.
-Sí, mientras limpias yo baño al niño porque mejor será que no se lo lleves así a Lanie porque te mata-dije riéndome.
-Oh bien, porque no coges algo de ropa de su habitación, allí también hay toallas y…
-Castle me las arreglaré tú ocúpate de ese desastre, y luego será mejor que tomes una ducha, porque si no para quitar eso-dije señalando su cabeza-yo me ocupo de pedir las pizza.
-Si capitán-dijo Castle riéndose-Alex te toca pasar por la ducha.
-No quiero, me gusta estar así.
-Alex no seas guarro-dije cogiéndole y llevándomelo hacia el cuarto de baño.
Empecé a bañarlo, el baño era increíble tenía una gran bañera de la cual disfrutaría.
-Alex que tal el día.
-Increíble.
-¿Qué habéis hecho Rick y tú?
-Hemos jugado a un montón de juegos, y luego hemos estado leyendo.
-Te gusta vivir con Rick.
-Sí, es muy divertido.
-Si lo es.
-Me ha comprado muchos juguetes y me va a dejar llevar algunos a la casa grande para los otros niños.
-Me parece muy bien cariño-dije besándole en la sien, la casa grande como a todos nos gustaba llamar el orfanato para que los niños se sintieran como si fuera un hogar, porque para muchos de ellos sería su casa durante muchos, muchos años.
-Kate ¿a ti te gusta Rick?
-¿Que si me gusta?-asintió con la cabeza, pensé muy bien la respuesta que quería darle-si me gusta, es muy divertido.
-Si-dijo sonriéndome-¿te gusta la casa?
-Alex ¿adónde quieres llegar?
-Bueno si te gusta la casa y te cae bien Rick podías…
-Alex sé por dónde vas y eso no puede ser y lo sabes.
-Ya, solo…que me gustaría que ambos fuerais mis padres.
-Cariño te quiero como si lo fuera y lo sabes, pero Rick si es tu padre y podrás hablar con él y pedirle lo que quieras.
-Vale-dijo un poco más triste.
-Bien será mejor que acabemos aquí para ir a pedir la pizza.
Recogimos todo en el baño y le puse algo de ropa de la que habíamos comprado el otro día le quedaba perfecta. Lo dejé en el sofá leyendo un rato mientras llamaba para pedir una pizza, la cocina ya parecía otra cosa, y Rick estaría duchándose porque no estaba por ningún lado. Me senté junto a Alex y estuvimos un rato hablando y haciéndole cosquillas para que se riera me encantaba escucharlo reír, y de repente apareció Rick a nuestra espalda tarareando una canción.
-Hey, ya habéis pedido la cena.
-Si todo esta listo, en cinco minutos estará aquí.
-Bien-me giré para verlo y dios estaba con el pelo húmedo una camiseta de pico negra y una pantalón vaquero que le quedaba de muerte, me quedé demasiado tiempo mirándole porque…
-Tierra llamando a Kate-dijo.
-Oh si lo siento, me he acordado que tenía que hacer algo.
-¿Te tienes que ir?
-No, puedo hacerlo luego-dije sonrojándome y él sonrió se había dado cuenta de que le había comido con la mirada. De repente sonó el timbre de la puerta y Castle salió corriendo para hacerse cargo de la cena.
-Bueno aquí está la cena-dijo trayendo la pizza y vasos para beber.
-Umm esta buenísima-dijo Alex.
-Alex con la boca llena no se habla-dijo Castle riñéndole, ahora sí que estaba empezando a portarse como un verdadero padre, se veían muy bien juntos, y ahora estaba más tranquila iba a poder seguir en la vida de Alex, y Castle iba a ser el mejor padre que pudiera tener.
-Hey estas bien.
-Si, ¿por qué?
-Estás más sonriente de lo normal.
-¿Y eso es malo?
-No la verdad es que tienes una sonrisa preciosa Kate, deberías sonreír más.
-Oh gracias lo tendré en cuente-dije de forma sarcástica.
-Se va haciendo tarde Alex tenemos que irnos.
-Quiero quedarme.
-Mañana podrás quedarte a dormir, no volverás hasta por la mañana.
-¿Si?
-Si Alex, así que no querrás que Lanie se enfade y no te deje venir mañana ¿no?-dije motivándole, se levantó corriendo para recoger sus cosas y lo llevamos al orfanato.
Nos despedimos de él, nos costó mucho que se fuera a dormir a su habitación con la emoción de dormir mañana en casa de Castle, le iba a costar mucho dormir esta noche sin duda.
-Bueno creo que me voy tengo que trabajar mañana temprano.
-Oh.
-¿Qué pasa?
-Me preguntaba si te apetecería tomar algo, es que conoces a Alex mejor que nadie y me gustaría preguntarte algunas cosas pero…
-Está bien Castle, pero solo una copa.
-Perfecto-dijo sonriendo.
Nos fuimos a una cafetería cercana y nos pedimos dos chocolates calientes, hacía frío fuera y nos vendría bien para calentarnos.
-Bueno tú dirás.
-Pues verás el otro día se quedó paralizado cuando quise montarlo en el ascensor y…
-Oh eso.
-¿qué pasa?
-Bueno por lo que he conseguido que me contara se quedó encerrado de pequeño en un ascensor con su madre, desde entonces no hemos conseguido que se suba a ninguno.
-Debería pedir ayuda, ya sabes ayuda profesional.
-Castle tu eres su padre, lo sabrás cuando creas que lo necesita.
-Si ya, es complicado esto de ser padre.
-Nadie dijo que fuera a ser fácil, aunque no puedes quejarte por lo que me ha dicho está muy contento contigo, eres muy divertido.
-¿Eso ha dicho?
-Si.
-Dios Kate me hace tan feliz tenerlo cerca, el poder tener alguien que me necesite yo…
-Te entiendo.
-Bueno pronto llegan las navidades, que crees que querrá.
-Bueno hazle que escriba una carta pidiendo lo que quiera, para Santa. Es la mejor manera de averiguarlo.
-Si tienes razón.
Mantuvimos una conversación muy fluida, donde compartimos risas y confidencias sobre nuestro pasado, pero sobre todo la conversación giró sobre la persona más importante de nuestras vidas, Alex.
CONTINUARÁ…
Nos vemos el lunes, buen fin de semana.
Los comentarios siempre son bien recibidos XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 15, 2016 8:50 pm

No sé si se me habrá pasado alguna falta pero bueno he conseguido subirla. Gracias por leer.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 16
POV RICK
Me había acostado tarde anoche tras una larga charla con Kate, la cual había disfrutado mucho, además había conocido cosas de Alex que aún no conocía. Kate era increíble, cada vez estaba mejor con ella a pesar de los malos momentos que pasamos cuando nos conocimos. Es normal ya que ella piensa que venimos de mundos distintos, pero en realidad no son tan distintos. La vida no queda diseñada por el dinero que tengas. Si, puede abrirte algunas puertas pero en cuanto al mundo de los sentimientos, el dinero no cambia nada. Ella siente que ha tenido una vida muy dura, y la ha tenido porque ha pasado media parte de su vida sola tras la muerte de sus padres. Yo tenía a mi madre, aunque también he pasado la mayor parte de mi vida solo. No quería que Alex se sintiera así nunca y por eso quería ser un  buen padre para él, para que tuviera la mejor vida posible pero no en cuanto al dinero si no en cuanto a los sentimientos, Alex nunca iba a estar solo, me tenía a mí y me enorgullecía decir que también tendría siempre a Kate, eso me relajaba bastante el saber que siempre tendría a alguien en la vida, que nunca tendría que sentirse solo.
Había desayunado y me dirigía hacia el orfanato para recoger a Alex, hoy pasaríamos todo el día juntos e incluso pasaría la primera noche conmigo, mañana a primera hora tendría que volver a traerlo, y si todo iba bien, esa noche me lo llevaría de nuevo a casa para no tener que llevarlo más por obligación allí, solo iríamos de visita.
Alex se veía feliz, más feliz de lo normal y me gustaba el pensar que era por mí, porque íbamos a empezar una nueva vida juntos, como una familia. Hoy iba a llevarlo a Central Park, la navidad estaba cerca y quería que viera como estaba la ciudad en Navidad, era la época del año que más me gustaba. Sería porque me encantaban los regalos, pero más que  me regalaran era regalar. Todavía no se lo había contado a mi madre, porque en parte quería disfrutar un poco de Alex para mí solo y en cuanto se lo digiera vendría corriendo a conocer a su nieto, a pesar de mí infancia quería mucho a mi madre. Estas navidades, la invitaría como todos los años y entonces sería un buen momento para conocer a su nieto.
Estuvimos mirando las tiendas todas decoradas preparadas para la navidad, y también el gran árbol decorado. Estuvimos durante un rato, dando vueltas por el parque haciendo tiempo para ver el árbol iluminado, y luego iríamos a cenar fuera antes de irnos a dormir a casa.
-Alex, ¿te gusta la Navidad?
-Sí, todos los chicos recibimos regalos.
-¿Si? Este año seguramente también. Además deberíamos ir a ver que quieren para pedírselo a Santa a ver si se lo traen a casa.
-Oh si les gustara mucho.
-Seguro, y tu Alex ¿Qué te gustaría?
-Yo…no sé.
-Bueno cuando lo sepas podemos escribirle una carta, y si quieres se la entregamos a Santa que viene dentro de unos días a recogerlas.
-Vale-dijo un poco triste.
-Alex…
-¿Vamos a ver el árbol?
-Bien-dije, sabía que no estaba bien pero no quería presionarlo, Kate dijo que terminaría contándomelo.
Fuimos a ver el árbol y cuando lo vio iluminado su cara se iluminó también merecía la pena el pasar el frío que estábamos pasando para verlo así de feliz. Tras estar un buen rato allí mirándole decidí llamar a Kate para ver si podía ir a cenar con nosotros.
-Castle, ¿qué problema tienes?-preguntó de forma burlona.
-Verás estamos en el centro e íbamos a cenar fuera solo pensé que si podías y querías por supuesto acompañarnos.
-Oh, estoy de guardia, pero creo que puedo cenar. Cerca de la comisaria hay un bar si quieres podemos cenar ahí.
-¿Quién es?, ¿es Kate?-dijo Alex tirándome de la manga apartándome el móvil del oído.
-Creo que alguien está deseando verte, espera Alex toma.
-Kate, ¿vas a venir a cenar?
-Si cariño, pero no puedo quedarme mucho tiempo.
-Oh.
-Pero cenaremos juntos y me cuentas que tal lo has pasado.
-Vale, hemos hecho muchas cosas y…
-Alex pásamelo que la vas a ver ahora-le dije acariciándole la cabeza.
-Vale-dijo no muy contento.
-Nos vemos ahora cariño.
-Oh, ¿ahora me llamas cariño?-le dije burlándome de ella.
-Muy gracioso, nos vemos ahora vale. Dame un toque cuando estéis abajo.


Llegamos a la puerta del pequeño bar y esperamos afuera a que llegara Kate, apenas unos minutos después de llegar nosotros vi como Kate se acercaba, y le di un golpecito a Alex avisándole, en cuanto la vio salió como un resorte a abrazarla. Cuando llegaron a mi encuentro Kate tenía a Alex en brazos y aún seguía achuchándolo.
-Para mí no hay ni un abrazo-dije poniendo morritos, y Alex saltó de su brazos a los míos dándome un fuerte abrazo llenándome el corazón, era un crío increíble y en este momento era un egoísta de mierda porque me alegraba que nadie más lo hubiera descubierto antes. Lo deje en el suelo y se acercó a agarrar a Kate por la mano.
-Kate tú también.
-Yo también ¿Qué?-le miró Kate confundida.
-Tú también abrazo a él.
-Oh-dijimos los dos a la vez, y cuando miramos a Alex estaba mirándonos esperando a que nos moviéramos.
-Está bien-dijo Kate acercándose a mí y pasando sus brazos sobre mi cuerpo hasta llegar a mi espalda, por unos segundos me quedé parado. Cuando Kate fue a separarse reaccioné, y le abracé fuertemente sentí un calor en mi cuerpo instantáneo nunca me había sentido así. Su olor me impregno por completo mi olfato, ese olor que quise guardar para siempre.
Quizás el abrazo duro más de lo normal pero se sentía tan bien que me costaba mucho separarme de ella. Cuando nos separamos no pude mirarle a la cara me daba vergüenza de cómo había hecho lo posible para que ese momento durara lo máximo posible. Cuando miramos hacia abajo vimos a Alex sonriente.
-Bueno será mejor que entremos o nos congelaremos de frío-dije para acabar con aquel silencio.
-No nos podemos congelar.
-Ah no, ven verás cómo…-dije saliendo corriendo detrás de él, y se colocó riéndose detrás de Kate para protegerse.
-Será mejor que entremos sino hoy me quedo sin cenar, os recuerdo que aquí hay alguien que tiene que irse.
Entramos y nos sentamos en una mesa cerca de la ventana, fuera hacía un frío que pela, y dentro se estaba bastante bien, hacía calorcito y eso en estos momentos se agradecía.
-Bueno, ¿y que habéis hecho?
-Hemos ido al parque, y a ver escaparates y a ver el árbol-Kate y yo nos miramos y no pudimos evitar reírnos por el entusiasmo de Alex.
-¿Y te ha gustado?
-Si.
-¿Qué es lo que más te ha gustado?-se quedó pensativo sin saber muy bien que decir.
-El árbol-dije yo interrumpiendo sus pensamientos-tenías que haberlo visto mirarlo, tenía la cara iluminada.
-Si bueno, le gustan las luces.
-¿Si?
-Si me gustan.
-Pues verás cuando decoremos la casa, vas a flipar.
-Bien.
Nos pusimos a cenar las mejores hamburguesas que había comido nunca, tras eso nos despedimos porque Kate tenía que volver a la comisaría además se estaba haciendo tarde y Alex tenía que descansar. Llegamos a casa y le mandé directamente a la bañara cuando se bañó y le ayude a colocarse el pijama, le llevé a la habitación y lo acosté en la cama arropándolo.
-Bueno a dormir que el día ha sido muy duro.
-Puedes contarme un  cuento-dijo con los ojos casi cerrados.
-Alex estás muy cansado.
-Por fa.
-Vale bien cual quieres.
-Este.
-Bien-empecé a leerle el libro y antes de empezar la tercera página ya estaba completamente dormido. Le arropé bien le di un beso en la sien y apagué la luz. Salí de la habitación cerrando la puerta. Me iba hacia mi habitación cuando algo me detuvo, no quería, no podía separarme de su habitación, así que me senté en la puerta. Y cerré los ojos, no podía dormir pero estaba bastante más tranquilo estando allí, de repente sonó el teléfono.
-¿Si?
-Te he despertado-dijo una voz un poco avergonzada-lo siento, será mejor que…
-No, no estaba dormido.
-Oh, bien.
-Kate, ¿ha pasado algo?
-No, solo llamaba para ver como estabas. Quiero decir, con Alex durmiendo allí y eso.
-Oh, Alex esta ya dormidito, ha caído rendido el pobre, ha sido un día muy largo.
-Sí, y tú ¿qué haces?, quiero decir…
-Kate está bien preguntar vale. Estoy bien, bueno en realidad estoy acostado en el pasillo justo en la puerta de la habitación de Alex, no sé es como si me alejara le fuera a pasar algo y…
-Castle no digas tonterías vale, estará bien así que levántate y vete a acostar tu que puedes-dijo sonriendo.
-Pero…
-Pero nada.
-Bien, bien-me fui a levantar pero no fui capaz.
-Castle ahora.
-Pero como sabes que…
-Lo sé.
-Vale-me levante pero no me moví de donde estaba.
-Castle camina.
-Oye ¿has colocado cámaras en mi casa o algo?
-Ojala lo hubiera pensado antes, pero no.
-Vale-me fui caminando hacia la habitación y me tumbe en la cama-ya estoy.
-Bien, pues ahora descansa porque mañana será un día duro, el primero como padre a día completo.
-Jaja muy graciosa. Espero que te sea leva la guardia, pero si pasa algo interesante ya sabes que puedes contármelo.
-Sí, sí muy gracioso. Buenas noches Castle.
-Buenas noches Kate-dije apagando el móvil y cerrando los ojos, esa noche dormí con una sonrisa enorme en la cara, era más feliz de lo que lo había sido nunca.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo. Espero que disfrutéis del capítulo y me lo contéis en vuestros comentarios jeje
Feliz Castle Monday
Twitter: tamyalways.

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 16, 2016 8:36 pm

Nuevo capítulo, hoy entra con fuerza un nuevo personaje… bueno daros las gracias como siempre por estar ahí y espero que os siga gustando, ya queda menos para que el Caskett sea total. Aviso de que el fics pasará a ser M en unos cuantos capítulos más quizás más de lo que quisierais algunos. Pero estará bien remarcado en el inicio del capítulo y no afectara mucho a la historia para aquellos que no le gusten leer partes M. Gracias a todos y a leer.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 17
POV RICK
Habían pasado dos semanas desde que Alex había venido a vivir conmigo. Habíamos pasado por algunos momentos complicados pero habíamos conseguido sacarlo hacia adelante. Kate había tenido mucha culpa de ello, había sido un gran apoyo para ambos y en muchas ocasiones había mediado entre los dos. Alex era un gran chico pero había vivido durante bastante tiempo una vida muy distinta a la que estaba viviendo ahora, y el ir al colegio era algo que en un principio le costó bastante y estuve incluso a punto de tirar la toalla, pero gracias a Kate conseguimos que le diera una oportunidad, y ahora estaba deseando ir. Le gustaba el colegio porque cada día aprendía algo y le hacían leer con eso le habían conquistado. Además había conseguido hacer un par de amigos con los que intercambiaba libros mientras el resto cambiaba cromos deportivos, él era así.
La navidad estaba a la vuelta de la esquina y había llamado a mi madre para darle la noticia, llegaría en unas horas para conocerlo y mañana tendríamos una cena de acción de gracias increíble, sería la primera de Alex en casa, y por eso siempre sería especial. Vestí a Alex y le preparé el desayuno.
-Alex, bébete el zumo que si no, no te harás fuerte.
-Si ya y que me beba la leche para crecer-dijo burlándose de mí.
-Si tu ríete ahora pero cuando seas mayor y seas fuerte y alto entonces te acordaras de lo que te digo.
Cuando acabo de desayunar lo deje sentado en el salón viendo unos dibujos animados mientras yo preparaba la habitación de invitados, para cuando viniera mi madre todo estuviera listo para hospedarse. Estaba terminando de darle el visto bueno a la habitación cuando sonó el timbre, no podía ser ella era demasiado pronto. Me dirigí a abrir la puerta y me encontré a Kate en el otro lado.
-Hola.
-Hola-dije sorprendido-¿no tenías que trabajar?
-No, quiero decir sí pero me han dado el día libre, bueno mejor dicho me han obligado a tomarme el día libre.
-¿Y eso?
-Es una larga historia-la deje pasar y fue a ver a Alex, les deje hablando mientras yo seguía con los preparativos.
Se estaba haciendo tarde y la hora de la comida estaba llegando, Kate y Alex seguían hablando sobre el colegio muy animadamente, así que decidí hacer algo de comer. Tras acabar de hacerla vi como seguían hablando, me gustaba verlos así se podían tirar horas y horas hablando aunque no tuviera ya muchas cosas que contarse.
-Ajam, Ajam-dije llamando su atención-creo que es hora de comer.
-OH, ya es tan tarde-dijo Kate-entonces será mejor que me vaya.
-¿Tienes que irte?-le pregunté asombrado.
-No, yo….
-Kate hay comida para un regimiento porque no te quedas y así pasas más tiempo con Alex-le dije aunque en verdad le quería decir que así pasaba más tiempo conmigo.
-Bueno si insistes.
Comimos de forma animada, entablando una buena conversación. Cuando acabamos recogimos todo y Kate me ayudo a limpiar todo mientras Alex se quedó en el comedor viendo dibujos.
-Entonces mañana que vas a hacer.
-Oh, seguramente visité el orfanato y luego cenaré en casa, si no me toca trabajar más.
-Oh, yo pensé en llevar a Alex por la mañana para que comiera con los chicos, por la noche tenemos cena en familia en casa. Hoy viene mi madre.
-Oh, ¿sí?
-Si.
-No se te ve muy contento.
-Oh no, claro que lo estoy. Solo que estoy nervioso por Alex y eso…
-En cuanto lo conozca un poco le querrá.
-Eso no lo dudo-dije sonriendo-solo que bueno no sé cómo será como abuela, como madre no es que fuera mala solo que no estaba para serlo.
-Bueno podrá verlo cuando pueda Castle, tú eres el que no lo vas a dejar solo nunca y eso Alex lo sabe por eso se le ve tan feliz.
-Gracias, es importante para mí escucharte decir eso. Ya termino yo aquí, ¿por qué no vas a ver como este Alex?
-Vale.
Seguí recogiendo todo lo que faltaba y pensando en cómo se llevaría mi madre y Alex cuando alguien me tocó el brazo asustándome.
-Lo siento no quería asustarte, Alex esta frito.
-Oh, no ha dormido muy bien esta noche, esta ilusionado a la par de nervioso por conocer a su abuela.
Fuimos la comedor y allí estaba el pequeño echo una bolita dormido en el sofá lo levanté y lo llevé hacia su habitación, Kate deshizo la cama para que pudiera meterlo dentro. Lo dejé suavemente sobre la cama y lo arropé despacio para no despertarlo se le veía tan bien así.
-Se os ve muy bien juntos-dijo Kate detrás de mí-me gusta mucho como lo miras Castle, se nota que lo quieres.
-Es mi hijo, como no iba a quererlo-dije levantándome y poniéndome a su altura-Kate si no fuera por ti-dije agarrándole la mano y colocándola entre las mías-esto hubiera sido mucho más difícil, gracias de verdad por ser parte de la vida de Alex, y por serlo de la mía-dije mirándole a los ojos, tenía tantas ganas de besarla que no pude evitar acerca mis labios a los suyos despacio muy despacio esperando a que ella se separara pero no lo hacía, no vi ningún movimiento de rechazo por parte de ella, así que seguí acercándome, cuando de repente sonó la puerta de la calle, he hizo que nos separáramos de repente.
-Esa debe ser mi madre-dije mirando el suelo un poco avergonzado por la situación, parecía que tenía de nuevo quince años y había sido pillado por mi madre con una chica. Bajé corriendo escaleras abajo para huir de la situación.
-Hijo-dijo mi madre nada más verme y me abrazó fuerte, muy fuerte, la había echado de menos-¿y mi nieto?
-Oh, esta emocionado por conocerte y…bueno se ha quedado dormido-se escuchó un ruido que venía de la parte de arriba.
-Oh, se ha despertado.
-No creo-dije mirando hacia otro lado.
-Oh, no me digas que sigues con esa mala actriz, porque…
-Madre-le reprendí, nunca había aprobado mi relación con Meredith-no es ella, lo dejamos hace un par de meses.
-Entonces….-no le dio tiempo a acabar cuando vi a Kate bajando las escaleras despacio intentando no hacer ruido-Oh, ahora te gustan morenas.
-Madre-dije entre dientes para que Kate no me oyera. Cuando Kate llegó a nuestro lado hice las presentaciones-Kate, ella es mi madre. Mama ella es Kate.
-Oh Kate encantada de conocerte, ¿eres la nueva conquista de mi pequeño?
-Madre, Kate es…-ni yo mismo sabía que responder.
-Yo me ocupo de que lo de la adopción vaya bien.
-Oh, haces un seguimiento a mi hijo como padre.
-Si algo así-dijo mirándome, no sé si estaba un poco enfadada por no saber que decir. Tenía que haberle dicho la verdad que es una persona importante en la vida de ambos pero… dios la había cagado-bueno como ya sé que todo está bien, os dejo solos.
Y sé fue corriendo casi sin despedirse, abriendo la puerta y saliendo hacia fuera, yo dejé allí a mi madre y fui tras ella.
-Kate, Kate…espera.
-¿Qué?
-Lo siento, vale. Yo tenía que haberle dicho la verdad pero no sabía cómo.
-Da igual Castle, dijiste que se quedaría unos días ya vendré después a verlo.
-No.
-¿Qué?
-Alex no merece eso, yo la he cagado y él quiere verte. Por favor hablaré con ella y le explicaré todo pero no dejes de venir cuando ella este aquí.
-Bien, ahora tengo que irme-dijo dándose la vuelta sin mirar atrás.
Me quedé un rato en mi sitio sin saber muy bien que hacer, tras unos segundos allí, parado, me di media vuelta y me dirigí hacia el interior. Allí estaba mi madre mirando sin entender nada de nada.
-¿Qué pasa hijo? No es solo una chica de seguimiento ¿no?
-Madre Kate es, puf-suspiré-Kate es la persona más importante en la vida de Alex y creí que tendría que seguir en su vida, así que ahora es parte de nuestras vidas, pero no como tú te piensas.
-Ah no te la comes con los ojos, es imaginación mía ¿no?
-Madre-le reñí, pero tenía razón- es complicado.

CONTINUARÁ…
El jueves un nuevo capítulo de la historia vamos a ver si se acercan Kate y Martha y como soluciona este mal entendido Castle. Bueno os recuerdo que quiero vuestros comentarios ya.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 18

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 18, 2016 8:40 pm

Nuevo capítulo a ver qué sucede entre estos tres. Y vamos a ver como Alex reacciona al conocer a su abuela. Espero que os guste y volver a daros las gracias por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 18
POV RICK
Estuvimos recordando y hablando sobre los viejos tiempos hasta que escuchamos a alguien bajando las escaleras, y ahí estaba mi pequeño con la cara adormilada y agarrado a su mantita, parecía aún más pequeño.
-Alex-dije levantándome y yendo a su encuentro lo cogí en brazos y lo lleve adonde mi madre se encontraba.
-¿Dónde esta Kate?
-Se ha tenido que ir, cariño pero mira quien ha venido a conocerte.
-Hola cariño, soy tu abuela-dijo mi madre acercándose a él. Alex instintivamente se pegó aún más a mí.
-Alex es la abuela recuerda que te dije que te podía contar muchas cosas sobre la cuidad que quisieras-él asintió con la cabeza-la abuela ha viajado mucho puedes preguntarle por lo que quieras.
-¿Qué ciudad te gusta más?
-Oh depende de para que cariño, ¿qué te gusta hacer?
-Me gusta leer y me gustan los dibujos bonitos, y me gustan los dinosaurios y….
-¿Te gustan los dinosaurios?-pregunté ilusionado.
-Si.
-Pues un día de estos tenemos que ir al museo.
-¿Puede venir también Kate?
-Se lo preguntaremos pero ya sabes que tiene mucho trabajo.
-Si tiene que salvar el mundo-dijo ilusionado.
-Te gusta que Kate salve el mundo.
-Sí, es como un superhéroe.
-Si lo es.
-¿Cuál es el sitio que más lejos has ido?
-No sé Australia, Japón, en Rusia he estado en muchos sitios más.
-Oh ¿nosotros podremos viajar también?
-En vacaciones todo lo que quieras, pero recuerda que tienes que empezar el cole después de Navidad.
-Ah si el cole, vale en vacaciones. ¿Y tú vendrás?
-Claro creo que me quedaré aquí un tiempo con vosotros, quiero conocerte bien Alex.
-Bien, me gusta-dijo ya con una sonrisa en la cara.
-Bueno creo que se va haciendo tarde porque no vamos a pasear un poco antes de hacer la cena.
Estuvimos paseando por el parque Alex estaba muy tranquilo cerca de mi madre, habían empezado con muy buen pie. Me parecía tan raro verlos así, después de todo iba a ser mejor abuela que madre. Dejamos a Alex en los columpios y mi madre y yo nos sentamos en un banco donde pudiéramos tenerlo a la vista.
-Es un gran chico, me recuerda a ti cuando tenías su edad.
-Si, a mí también me recordó.
-Es un chico listo, ha sabido ver en ti un padre.
-Bueno en un principio tuve miedo pero…
-Tuviste ayuda que no esperabas-dijo con retintín.
-Madre, no vayas por ahí. Kate ha sido muy importante en la adaptación de Alex con la casa y conmigo pero… no hay nada entre nosotros.
-Cariño soy medio bruja y créeme cuando te digo que veo algo entre vosotros y algo importante y bonito. Hijo veo como la miras y no es ni gratitud ni nada de eso.
-Madre aunque yo quisiera algo más hipotéticamente hablando, que no digo nada de eso, no deberíamos hacer nada. Alex es nuestra prioridad y nos necesita a los dos. No haría nada que le alejara de él, ni nada que jodiera lo que tenemos ahora.
-Sí, pero cariño el corazón quiere lo que quiere. Por mucho que luches contras tus sentimientos no podrás. En realidad me gustaría que no lucharas contra ellos. Haríais una buena pareja.
-Madre.
-Vale ya lo dejo.
Estuvimos un buen rato allí sentados disfrutando de Alex cuando de repente mi móvil sonó. Me levanté disculpándome y atendí la llamada.
-Diga.
-¿Hablo con el señor Castle?
-Sí, con quien hablo.
-Le llamo del hospital.
-¿Ha pasado algo?-dije preocupado.
-Verá a ingresado la señorita Beckett, Kate Beckett y bueno usted es una de las últimas llamadas que ha recibido y por eso…
-¿Qué ha pasado? ¿Está bien?-dije un poco alterado, estaba muy preocupado por ella.
-Verás prefiero no hablarlo por teléfono si puede usted…
-Sí, estoy de camino.
Salí corriendo al encuentro de mi madre y Alex y lo más calmado posible intente explicarle a mi madre lo que había pasado. Ella se ofreció para quedarse con Alex mientras yo iba a ver como estaba Kate. No le quise contar nada a Alex solo le dije que tenía algo importante que hacer y que se tenía quedar con la abuela, el no rechistó. Por el camino hacia el hospital no podía dejar de comerme la cabeza de que le había podido pasar a Kate, estaba muy nervioso. Hasta este momento no me había dado cuenta de lo importante que era para mí Kate. Si le pasaba algo yo…no quería ni pensarlo.
Cuando el taxi paró en la entrada del hospital le solté al taxista un puñado de billetes y salí corriendo hacia el interior cuando llegué a la recepcionista casi no tenía aire.
-Beckett, Kate Beckett.
-Señor respire un momento y cuéntame que pasa.
-Me habéis llamado para decirme que habéis ingresado a Kate Beckett.
-Bien, siéntese ahí y en un momento vendrá alguien para informarte.
-Bien-pero no me quedé sentado tranquilo esperando, no podía me puse a dar vueltas alrededor de la mesa de la recepcionista que no podía dejar de mirarme con cara de pena.
Vi como un médico se acercaba para hablar con la recepcionista que me señalo con el dedo, al instante tenía al médico delante de mí con una cara que no me daba para nada tranquilidad.
-Señor Castle soy el doctor Cameron, soy el médico que ha atendido a la señorita Beckett.
-¿Está bien?
-Señor Castle hemos tenido que operarla, entró por un disparo de bala.
-Dios mío, está bien.
-Si gracias a dios le dio en el hombro, hemos tenido que operar para reconstruirle el hueso que se le ha fracturado, pero todo ha salido bien. Lo tenemos todo preparado para trasladarla a una habitación, en breves podrás verla.
-Gracias doctor.
Estuve esperando allí hasta que una enfermera se acercó a mí y me llevo hacia la habitación donde se encontraba Kate. Me quedé mirando la dichosa puerta durante unos segundos pensando en que iba a decirle, en cómo iba a reaccionar a verla. Suspiré y abrí la puerta de forma rápida para no echarme atrás, y cuando entré vi a Kate sentada en la cama con el brazo en cabestrillo, y riñendo con una enfermera.
-Señora tienes que mantener reposo.
-No mañana mismo voy a volver trabajar así que quiero el alta.
-Pero…
-Tranquila yo me ocuparé de que haga reposo-me sorprendí a mí mismo diciéndolo, la enfermera asintió con la cabeza y salió disparada por la puerta.
-Gracias, pero voy a pedir el alta voluntaria me voy a casa.
-Kate, quieres contarme qué coño ha pasado, hoy no trabajabas.
-Ya-dijo bajando la mirada.
-¿Qué ha pasado?-dije acercándome a la cama y sentándome cerca de ella.
-Yo…iba hacia casa cuando me di cuenta que no tenía nada para cenar, así que paré en una tienda de esa de 24 horas y entré para comprar algunas cosas. Entonces la atracaron y bueno pues esto son las consecuencia.
-Kate…
-Vale, le hice cara al ladrón y me disparo. Estas contento.
-No, no lo estoy. Joder Kate porque no piensa en la gente que tienes cerca y no solo en ti y en tu gusto por salvar el mundo. No sé puede salvar a todo el mundo, Kate que hubiera pasado con Alex si te hubiera pasado algo. No has pensado en él ni por un segundo-dije enfadado, vi que le había dolido mis palabras pero se las merecía.
-Lo siento.
-No lo sientas, solo piensa en él la próxima vez que quieras hacer una tontería como esa.
-Bien, podemos salir de aquí ya.
Cuando volvió la enfermera con todos los papeles para el alta voluntaria y Kate los firmó, la ayudé a salir y la monté en el taxi, dando mi dirección.
-¿Por qué das tu dirección?
-Porque te vienes conmigo.
-No.
-Sí, y no se habla más-la vi comiéndose la cabeza un poco con ella misma.
-Castle tu casa está llena y además puedo quedarme con Lanie.
-Lanie no está, la llamé antes para decirle lo que había pasado y por lo de la casa llena no te preocupes, puedo dormir donde sea. Puedes dormir en mi habitación yo…
-No entonces no.
-Kate, bueno ya veremos que hacemos, pero solo serán unos días, podemos apañárnosla bien.
-Pero…
-Ni pero ni nada.
-Bien, pero antes tengo que recoger algunas cosas.
Kate dio su dirección al taxista y por primera vez desde que recibí la llamada sentí como si un peso se me quitara de encima, necesitaba tenerla cerca, lo más cerca posible para saber que estaba bien.
CONTINUARÁ…
Pues acercamiento algo forzoso a ver si esto los acerca aún más jeje. Martha seguramente junto a Alex ayudaran. Bien espero que os haya gustado el capítulo y nos leemos mañana, porque mañana habrá otro capítulo más. Ansiosa por vuestros comentarios jeje XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 19

Mensaje por tamyalways el Jue Mayo 19, 2016 8:07 pm

Nuevo capítulo y más contenta que nunca con la. Todavía queda historia para rato nos os preocupéis y ya pronto tendremos al Caskett reunido.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 19
POV RICK
Fuimos a casa de Kate y tardo solos cinco minutos en arreglar una bolsa de viaje con algo de ropa, no se le veía muy cómoda con esto pero me alegraba que hubiera aceptado. Lanie le había surgido un viaje de improviso porque una tía suya que vivía en la otra punta del país había caído muy enferma. Esperaba llegar para final de semana pero mientras tanto había dejado a varias chicas al cargo. También me pidió que no dejáramos de ir a la comida de acción de gracias para que los niños se sintieran más arropados, por supuesto le dije que sí. Cuando salimos de su casa ya era demasiado tarde, solo esperaba que mi madre hubiera sido racional y le hubiera dado de cenar a Alex y lo hubiera acostado, porque a esas horas normalmente ya estaba en la cama. Cuando abrí la puerta me encontré una imagen difícil de olvidar. Mi madre estaba sentada en el sofá con la cabeza de Alex sobre sus piernas, estaba dormidito.
-Quería esperarte para que le contaras un cuento, pero al final…
-Gracias madre, ¿ha cenado?
-Sí, no te importa que le haya hecho un sándwich pero es que bueno…
-Madre lo prefiero antes de que lo envenenaras con algunas de tus comidas-dije riéndome y cogiendo a Alex para llevarlo arriba.
Lo deje sobre la cama y lo arrope suavemente dándole un beso en la mejilla y salí cerrando la puerta. Cuando iba bajando las escaleras escuche como mi madre y Kate hablaban.
-Martha de verdad si molesto yo…
-No digas tonterías hija, sé lo que has hecho por mi hijo y por mi nieto. Siempre serás bienvenida.
-Gracias yo…
-Está bien, sabes lo importante que eres para ellos, para ambos.
-Ellos también lo son para mí-dijo agachando la cabeza avergonzada.
-Nunca he visto a mi hijo así de feliz yo…-decidí que era el momento de hacerme sentir antes de que mi madre metiera la pata.
-Bueno chicas, que quieren para cenar-ambas miraron hacia mi dirección, como preguntando cuanto llevaba ahí-¿Qué? No tenéis hambre porque yo me muero.
-Oh, hijo yo ya cené con mi nieto, me voy a ir a la cama para dejaros solos.
-Martha no tienes por qué irte.
-Ya lo sé pero la verdad es que ha sido un día muy largo y necesito unas buenas horas de sueño para mantener esta belleza.
-Vale madre.
-Por cierto no te importa que me quede con tu nueva habitación, es la mía de siempre y bueno quiero estar cerca de mi nieto.
-Bueno yo…está bien madre.
-Gracias hasta mañana querida-dijo despidiéndose de Kate abrazándola-hasta mañana Richard-dijo besándome la mejilla y subiendo las escaleras.
-Tendrás que dormir en mi antigua habitación.
-Castle puedo dormir aquí en el sofá se ve cómodo.
-No, además yo suelo dormir poco de noche, suelo escribir. Así que tú le darás mejor uso a la cama, confía en mí. Bueno que quieres comer-le dije rápidamente para cortar la conversación.
-Chino.
-Perfecto, voy a pedir. Si quieres puedes usar el baño esta por ahí-dije señalando mi estudio.
POV KATE
Entré por una puerta y me encontré una sala pequeña rodeada de libros y con un gran escritorio, sin duda era su lugar de trabajo, su estudio. No pude evitar pararme a mirar y observar todo lo que tenía a mí alrededor, era increíble. Pasé mis dedos por sus libros, había de todo tipo de libros, además de todos sus libros, esos que casi me sabía de memoria. No quería tardar demasiado así que seguí hacia delante y me encontré con lo que era una habitación, su habitación. Estaba decoradas en tonos oscuros, y en una de las paredes había un cuadro de un león, y en otra una de un dibujo, seguramente echo por Alex. Me quedé un poco más observando la habitación, cuando de repente una voz me hizo sobresaltarme.
-Pensé en cambiarla un poco.
-Dios Castle me asustaste.
-Lo siento, tardabas tanto que…
-Estoy bien, solo curioseaba un poco sobre Richard Castle-le dije sonriéndole.
-Si quieres saber algo de mí solo tienes que preguntar-dijo muy sincero mirándome a los ojos.
-¿Por qué quieres cambiarla?
-Bueno ahora será la habitación de invitados, y bueno está decorada de forma muy personal. Pensé no se en darle otro toque.
-A mí me gusta como esta.
-¿Si?
-Sí, me recuerda a ti-dije sin pensar.
-Entonces tendré que dejarla como esta-dijo sonriéndome.
-Bueno, yo…voy a ir al baño.
-Oh si claro, te espero fuera, ya no tardará en llegar la comida.
Cuando salí del baño Castle estaba pagando ya la comida en la puerta, luego se acercó a mí y me hizo sentarme en el sofá mientras él traía las cosas para poder comer.
-¿vino?
-Bueno una copa no me va a sentar mal.
-Bien-dijo sirviéndome una copa de vino y ofreciéndomela.
Nos sentamos ambos en el sofá bastante cerca el uno del otro y compartimos la comida a través de las cajas en las que venían.
-Bien, y ¿Qué tal tu madre con Alex?
-Muy bien, la verdad pensé…bueno que iba a ser un poco complicado, ya sabes lo difícil que es Alex a veces para abrirse pero enseguida han congeniado.
-Sí, ya los he visto cuando llegamos. Mañana iré a pasar todo el día al orfanato.
-Yo llevaré a Alex para comer con todos. Luego cenaremos juntos en casa, en familia.
-Oh, yo quizás me quede…
-Kate. He dicho que cenaremos en familia, tu eres de la familia-dijo colocándome suavemente una mano en mi rodilla, vi tanta sinceridad en su mirada que me ardía el corazón de emoción. Era un hombre tan increíble que yo a veces, no, no podía pensar en eso. Bajé la mirada avergonzada mientras seguía comiendo.
-Voy a recoger esto-dije levantándome para recoger las cosas.
-No déjalo ya lo hago yo.
-Castle, puedo quitar la mesa. No soy una inválida-dije algo enfadada.
-Vale lo siento. Solo… no quería que te dañaras más el hombro-dijo levantándose y llevando sus cosas a la cocina.
-Lo siento, yo…tú estás haciendo todo esto por mí y yo… me estoy portando como una idiota.
-La verdad es que si-dijo sonriéndome-Kate si en algún momento ves que me sobrepaso o algo, solo tienes que decírmelo.
-Ok-dije sonriéndole.
-Sabes, la verdad es que no tengo ni idea de que regalarle a Alex, por la navidad. Quiere llevarles regalos a todos los niños del orfanato, pero para él aún no ha pedido nada.
-Bueno, intenta leer entre líneas. Él nunca te pedirá algo así como así, no es esa clase de niño.
-Pensé en llevarlo a ver a Santa y que le escriba una carta para ver si con él se sincera.
-Eso fue idea mía.-dije haciéndole sonreír-Seguro que lo disfrutarás más tú que él-dije burlándome.
-Jaja muy graciosa, la verdad es que sí. Por cierto, tú que quieres para Navidad, y no digas nada porque me encantan los regalos.
-Castle…
-Bueno si no me lo dices, leeré entre líneas-dijo sonriéndome.
-Eres un tonto-dije golpeándole con el brazo bueno.
-Debes de estar cansada, será mejor que te vayas a dormir.
-Castle puedo quedarme ahí…
-A la cama, vamos no me hagas que te lleve a rastras, porque lo haré-no me moví pero cuando vi como dio un paso hacia adelante para llevarme en brazos me di media vuelta y me dirigí hacia la habitación-podías haberte resistido un poco más-dijo Castle desde la cocina haciéndome sonreír.
No sabía que me pasaba con él pero me hacía sentir bien, cuando estaba con él me sentía mejor que nunca sacaba esa parte divertida, alegre que hasta entonces solo había reservado para mis niños. No sé qué es lo que siento por él pero cada vez que lo tengo cerca tengo la necesidad de abrazarlo de encerrarme entre sus brazos, recostarme en su pecho. No sé, me da seguridad, siempre desde hace muchos años he tenido que aprender a defenderme yo sola, pero ahora me sentía segura y protegida al lado de él, y más al verlo como trata a Alex, es un gran padre. Me tumbé en la cama, estaba cansada por el largo día que había vivido. Me dormí de inmediato.
Al poco tiempo desperté sobresaltada por lo vivido en aquella tienda, cada momento me recordó al día en que mataron a mis padres. Yo también podía haber muerto por estar en un sitio y a una hora determinada. En realidad, yo me lo busque. Cuando lo vi como huía no pude evitar salir corriendo para detenerlo, aún veo su ojos clavados en los míos cuando disparo su arma hacia a mí. Castle tiene razón tengo que pensar en Alex, tengo que cuidarme. Y con eso volví a cerrar los ojos quedándome completamente dormida.
CONTINUARÁ…
Prometo que la semana que viene el Caskett quedará reunido y podréis disfrutar más de ellos. Además también voy a cambiar ya la historia a M para futuros capítulos quizás no muy cercanos pero que tampoco quedan tantos. Bueno espero feliz y deseosa vuestros comentarios
Nos vemos el lunes
Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 20

Mensaje por tamyalways el Dom Mayo 22, 2016 8:39 pm

Bueno nuevo capítulo, espero que disfrutéis de ellos. Tened un poco de paciencia que todo llegara. Algunos me habéis preguntado que día habrá Caskett por fin pero si os lo digo ya no tendrá esa emoción, solo puedo decir que será muy pronto, y habrá algo de drama por medio
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 20
POV KATE
Me desperté temprano como cada mañana, pero hoy no podía salir a correr el maldito cabestrillo apenas me dejaba moverme. Me tome una ducha rápida y me vestí y salí hacia la cocina. Castle estaba completamente dormido en el sofá del comedor. Era adorable, tenía el pelo todo revuelto y estaba abrazado a la almohada. Parecía un niño pequeño era tan adorable que no pude evitar arrodillarme y pasar suavemente mi mano por su pelo, quien diría cuando nos conocimos que íbamos a estar a estas alturas así.
Me levanté suavemente para no despertarle y me puse a hacer el desayuno para todos, era lo menos que podía hacer tras todo lo que ellos habían hecho para mí. Vería a Alex y desayunaría con él y luego me iría al orfanato hoy sería una fiesta para todos y al faltar Lanie no quería faltar yo también.
Preparé un desayuno completo. No quería despertar a Castle se veía que no había dormido bien durante la noche así que decidí ir a levantar a Alex antes. Subí las escaleras sin hacer ruido y cuando abrí la puerta allí estaba mi pequeño completamente dormido y en una postura muy similar a la de su padre. Me acerque suavemente y me senté en la cama. Le acaricié la cabeza y lo llamé suavemente.
-Alex, despierta el desayuno está hecho.
-Mmmmm-no pude evitar reír, le empecé a hacer cosquillas y hacer pedorreas, hasta que rompió a reír-para para.
-Bien, pero tienes que levantarte.
-Bien.
-Pero antes de nada un beso.
-No.
-¿cómo qué no?-dije volviéndole a hacer cosquillas.
-Vale vale-dijo retorciéndose, y me dio un beso en la mejilla.
-¿Eso es un beso?-se acercó y con sus bracitos me envolvió el cuello y me dio un fuerte beso.
-¿Así?-dijo mirándome por primera vez-Kate ¿qué te ha pasado?-dijo con cara de asustado.
-Nada estoy bien.
-¿Han sido los malos?-dijo con lágrimas en los ojos.
-Cariño, estoy bien. Que te digo siempre.
-Que los buenos siempre ganan.
-Pues ya está. Nosotros somos los buenos cariño, vale.
-Vale-dijo abrazándome otra vez y besándome fuertemente.
-Así sí. Vamos a bajar que se te va a enfriar el desayuno. Además ahora tienes que despertar a papa.
-¿Esta dormido?
-Si.
-Bien, vamos-dijo saltando de la cama.
-Despacio Alex no te vayas a caer.
Bajo las escaleras rápidamente y fue corriendo hacia el sofá donde estaba Castle durmiendo y se subió encima de él y se puso a saltar. Castle empezó a moverse intentando sacárselo de encima.
-Alex-dijo haciéndose el enfadado.
-Despierta Rick que está aquí Kate.
-Bien muy bien solo un poquito más.
-No, el desayuno se enfría.
-Vale tus ganas-dijo incorporándose y cogiendo a Alex haciéndole cosquillas.
-No, no.
Castle se levantó con él en brazos y lo puso en una silla en la cocina, coloque los platos encima de la mesa para que todos pudiéramos disfrutar del desayuno.
-Gracias, no tenías por qué hacerlo.
-Si tenía, de verdad Castle muchas gracias por dejarme quedarme aquí ayer.
-Kate eres de la familia no hace falta que te lo diga más.
-Bueno, yo me voy a ir, quiero llegar temprano.
-Bien luego iremos nosotros.
-¿Adónde vamos luego?
-A ver a los chicos.
-¿Sí?
-Si.
-Kate está herida-dijo Alex a Castle-han sido los malos, pero ella ha ganado.
-Si ella ha ganado.
-¿Y sabes por qué?
-No, por qué-dijo mirándome a mí.
-Porque los buenos siempre ganan-Castle asintió con la cabeza pero seguía mirándome a mí-Rick.
-¿Sí?
-Kate tiene pupa así que hay que cuidarla.
-Si. ¿Y sabes cómo se recuperara antes?
-¿Cómo?
-Dándole muchos besos y abrazos-dijo acercándose a mí y abrazándome. Me quedé paralizada por un momento y luego se lo devolví.
-Bien, ¿puedo yo?
-Claro cariño-me dio un abrazo.
-Bien, ahora vete a vestir para que podamos ir a ver a los chicos.
-Vale-dijo saliendo corriendo.
-Sabes que lo estas engañando ¿no?
-¿Por?
-No siempre los buenos ganan.
-Bueno pensé que aquí el soñador eres tú.
-Si pero también he visto cosas que le han pasado a gente buena que no merecían. Kate por desgracia o no la vida no es un cuento de esos que lee Alex, a veces los buenos no ganan.
-Lo sé.
-Sabes piensa que eres un superhéroe que lucha contra el mal y no puede pasarte nada malo. Pero eso no es así, mírate y eso que has tenido mucha suerte.
-Castle ya lo sé no hace falta que vuelvas a decírmelo. La próxima vez pensaré en Alex antes de hacer una tontería. Pero soy policía y a veces…
-Lo sé solo que no me gustaría tener que contarle a Alex que te ha perdido-le agarré la mano apretándosela con cariño.
-Chicos ¿interrumpo algo?-preguntó su madre con aire dramático como siempre.
-No-dije.
-Si-dijo Castle.
-Bien mientras vosotros os entendéis yo voy a por algo de cafeína.
-Martha he preparado el desayuno lo tienes en el horno para que no se te enfriara.
-Gracias Darling.
-Bueno tengo que irme ya. Nos vemos luego-dije rozando nuestras manos mientras salía por la puerta camino al orfanato.

POV RICK
Cuando Kate salió por la puerta mi madre me miro con una sonrisa en la cara, sabía que venía ahora. La famosa charla que siempre tenía con mi madre cada vez que una mujer llegaba a mi vida, no podía evitar soltar la charlita de siempre.
-Me gusta.
-¿Cómo?
-Que me gusta, por primera vez me gusta una chica para ti. Se ve sincera, fuerte, honesta, no sé cómo definirla…
-Es extraordinaria.
-Eso…has visto tú también lo piensas.
-Lo que piense de ella da igual, eso sí me has sorprendido con esta charla pensé que venía eso de disfrutas lo que puedas de esa relación que no va a durar mucho, que vaya gusto tengo que…
-Bueno hasta ahora he tenido razón. Hazme caso cuando te digo que esa mujer, va a ser la mujer de tu vida.
-Madre, será mejor que dejemos esto aquí. Tengo que irme-dije besándole en la mejilla y subiendo a vestirme.
Cuando estuvimos arreglados nos dirigimos hacia el orfanato allí estaban todos los chicos con su mejor ropa. Cuando llegué todo estaba arreglado con globos, flores y un montón de fotos. Estaban todos contentos muy contentos y eso se notaba. Alex fue corriendo hacia el resto de chicos, poco a poco se había ido abriendo más a ellos. Me acerque a donde estaba Kate junto a otros trabajadores y voluntarios.
-Hola.
-Oh ya estás aquí-dijo sonriéndome y yo me derretí con su sonrisa.
-Estas muy guapa.
-¿Qué?, Castle voy como iba hace apenas una hora.
-Bueno pues será verte sonreír que estas mucho más guapa, deberías hacerlo más a menudo.
-Castle déjate de tonterías-dijo sonrojada-tengo que atender a los niños.
-Vale, pero que no se te olvide la cena familiar de esta noche. Y para la cena vamos a ir todos arreglados. Quiero decir que te quiero ver con un traje.
-En tus sueños.
-Bueno en mis sueños…-intente terminar pero Kate me tapo la boca con la mano.
-Ni se te ocurra acabar, veré que puedo hacer.
-Vale, ten cuidado con el brazo Kate no lo fuerces mucho.
-Tranquilo, estaré bien-dijo sonriéndome.
Fui a ver como estaba Alex y lo vi jugando con otros niños así que decidí darme una vuelta por el comedor esperando la hora de comer. Los niños se veían muy felices, habían contratado un payaso que hacía animalitos con los globos, y habían colocado las luces de navidad encendiendo el árbol. Eso me recordó que tenía que decorar mi casa, mañana mismo empezaría con la decoración, tenía suficiente ayuda ahora en casa, así que tenía que aprovechar. Además a Alex le gustaban las luces quería hacerlo lo más espectacular posible, tenía que ser el año más espectacular que siempre recordáramos.
Cuando todos se sentaron en la mesa, enseguida busque a Kate con la mirada, quería sentarme junto a ella. Quería tenerla cerca, necesitaba tenerla cerca. Comimos todos juntos como una autentica familia, fue una velada fantástica. Cuando todo termino cogí a Alex y me lo lleve a casa para preparar la cena. Kate se quedó pero prometió que llegaría un poco más tarde que tenía que pasarse por casa. Me ofrecí para llevarla pero se negó, lo de la casa era una excusa. Quería pasar más tiempo allí con los niños, todo el tiempo necesario no quería dejarlos solo, a pesar de que habían muchas voluntarias que habían decidido quedarse allí, pero Kate era así no quería dejarlos solos, se sentía mal de pasarlo bien cuando había otros que quizás estuvieran solos en el mundo. Pero gracias a dios estos chicos nunca estarían solos, había tenido mala suerte en la vida pero la vida les había puesto en el camino a Kate, Lanie y otros de los chicos que allí trabajaban que les daba lo que todo el mundo necesitaba cariño, amor, la necesidad de no sentirse solo en este mundo.
CONTINUARÁ…
Mañana tendréis un nuevo capítulo ya veremos qué pasa la noche de acción de gracias. Gracias de verdad por seguir leyéndola y gracias porque ayer descubrí que mis historia anteriores siguen siendo leídas y eso me enorgullece. De verdad gracias por leer con ese entusiasmo me recordáis mucho a mi en ese aspecto, yo también he hecho locuras entorno al temo Castle como verme la serie de un tirón casi por que la empecé tarde o leerme fics enteros en un día etc. Así que gracias y espero vuestros comentarios como siempre. Disfrutad del día yo aprovecharé para escribir lo máximo. Nos leemos mañana
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 23, 2016 8:34 pm

Disfrutad del capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 21
POV RICK
Estaba ya preparado, mi madre estaba con Alex preparándolo para la cena. Estaba esperando a que Kate llegara, se estaba haciendo ya tarde la mesa estaba preparada y la comida lista para ser servida. Estaba muy nervioso esperando a que sonara la maldita puerta y al abrirla viera a la mujer más hermosa e increíble del mundo, pero ese momento no llegaba y empezaba a preocuparme.
De repente sonó un ruido pero no era el timbre ni la puerta era mi móvil el que no dejaba de sonar. No pude evitar recordar la última llamada que recibí cuando me llamaron para decirme que Kate estaba en el hospital, me quedé paralizado no sabía como cogerlo. Finalmente me llené de valor y conteste la llamada.
-¿Diga?
-Castle soy yo.
-Kate estas bien porque…
-Si, si yo solo llamaba para decir que no voy a poder ir a la cena.
-Oh.
-Yo…bueno no quería dejarlos solos, es un día importante y…
-Si claro, lo entiendo no pasa nada. Nos vemos cuando llegues.
-No hace falta que me esperes despierto yo…
-Pero quiero-dije casi a media voz.
-Vale, si bueno. Luego nos vemos-dijo antes de colgar.
Quedaba claro que había algo más que el querer pasar el día con los chicos, pero tendría que esperar a ver si podía sonsacarle algo. Ahora lo primero que tenía que hacer era hablar con Alex y decirle que Kate al final no podía venir. No tenía que haberle dicho que venía, así ahora no tenía que darle ese disgusto.
-Rick.
-Dime Alex.
-¿Y Kate?
-Alex, Kate no ha podido venir.
-Pero…
-Lo siento cariño, pero tenía que estar con los chicos.
-Yo quería que viniera-dijo llorando y saliendo corriendo hacia su habitación.
-Alex…-le llamé pero no me hizo ni caso.
-Cariño, déjalo. Necesita estar solo un rato, luego podrás explicarle todo.
-Joder no tenía que habérselo dicho, pero Kate dijo que vendría y…, dios ahora mismo estoy muy enfadado con todo. Debería haber sido un gran día, es Acción de Gracias por dios.
-Ya lo sé cariño pero estando juntos cualquier día es bueno. Si no es hoy pues será mañana y sino otro día.
-Gracias madre.
-¿Por qué?
-Por estar aquí-dije abrazándola.
Pasaron unos minutos hasta que me decidí a subir a hablar con Alex, entendía su enfado pero sé que Kate tenía que tener sus razones para no venir y que le quería más que a nadie en el mundo y eso se lo tenía que dejar claro a Alex. Cuando abrí la puerta de su habitación estaba echo un ovillo en la cama tapándose la cara, pero no hacía falta ser un genio para saber que estaba llorando. Me acerque despacio y conseguí quitarle las manos de la cara y lo senté en mi regazo.
-Alex cariño mírame.
-No.
-Alex-dije un poco más autoritario.
-Rick yo…-dijo mirándome con los ojos llenos de lágrimas y casi me muero por verlo así.
-Shh, cariño-intente calmarlo-está bien vale.
-No. La odio no quiero verla más.
-Alex, estas enfadado y lo sé pero sé también que quieres mucho a Kate y que para ella eres lo más importante.
-No porque dijo que vendría para estar conmigo y no lo ha hecho, no la quiero.
-Alex. Mañana cuando todo pasé y puedas hablar con ella ya veremos qué pasa vale. Pero a las personas que queremos ahí que darle una oportunidad para que se expliquen.
-Pero…
-Si tú hicieras algo malo, no te gustarían que te perdonasen.
-Si.
-Pues entonces. Deja que Kate se explique mañana vale.
-Vale-dijo bajando la mirada.
-Ahora, tú la abuela y yo vamos a comer juntos sí.
-Tengo hambre.
-Pues entonces a que esperamos-dije levantándole y dándole un par de vueltas haciéndole reír, necesitaba escuchar su risa. Le seque las lágrimas con mi mano y baje con él en brazos.
-Hombre aquí están los hombres de mi vida.
-Ves a darle un abrazo a la abuela, estaba triste porque tú estabas mal-le dije bajito dejándole en el suelo. Alex salió corriendo y se abrazó a sus piernas, mi madre se puso a su altura y lo abrazo en condiciones, por lo menos esa imagen ayudaba bastante a superar el chasco.
Cenamos los tres solos pero como una familia, en esos instantes no echamos en falta a nadie, y en gran parte fue gracias a mi madre que no dejaba de contarle cosas a Alex y dejarle fascinado, tanto como para olvidarse por momentos de que faltaba su adorada Kate. Cuando la noche llegó a su fin me dispuse a acostar a Alex, no quería que se quedara hasta muy tarde porque si no cuando volviera a clase no habría quien lo levantara.
-Buenas noches Alex-dije arropándolo.
-Rick, Kate va a volver.
-Claro, cariño.
-Yo…dile que la quiero.
-Se lo diré-dije besándolo suavemente en la frente-descansa.
Cuando apagué la luz y salí al pasillo me di cuenta del gran hijo que tenía y eso me llenó el corazón. Bajé las escaleras y allí estaba mi madre preparándose una copa.
-Quieres una, hijo.
-Claro-dije sentándome a su lado mientras me servía una copa considerable.
-¿Cómo está?
-Mejor-dije sacando una leve sonrisa-me ha dicho que le diga a Kate que la quiere.
-Ese niño es un amor, me alegro mucho de que hayas decidido ser su padre. Estoy muy orgullosa de los dos.
-Gracias madre, y también por venir. Hoy has ayudado mucho a que Alex no pensara más en Kate.
-En este momento lo necesitaba.
-Si Kate le ha fallado, y a pesar de que le he dicho a Alex y de que no me dejo de decir que tienen que tener sus motivos yo…no puedo evitar sentirme enfadado. No quiero ver como Alex sufre, no puedo.
-Eso es normal en un buen padre. Sabía que algún día lo serías-dijo besándome la mejilla-voy a salir a ver a unos amigos, no me esperes despierto.
-Nunca madre-dije sonriéndole.
Y me quedé solo sentado allí en el taburete de la cocina con la copa en la mano, no dejaba de jugar con ella. Tenía unos deseos increíbles de coger la botella y meterme un buen par de vasos para dentro pero…tenía que pensar en Alex. Me levanté y tiré la copa por el desagüe y en ese momento sonó la puerta.
-Madre ya te has dejado las llaves-dije mientras abría la puerta, pero no, no era mi madre la que se encontraba allí.
Era una Kate toda mojada con el brazo con el cabestrillo. Una Kate muy triste, pero que en estos momentos me daba igual que estuviera triste. Había hecho llorar a mi pequeño y eso…iba a ser difícil de olvidar.
-Lo siento-dijo a media voz con lágrimas en los ojos.
-¿Por qué?
-Por faltar a mi palabra, por no estar donde tenía que estar.
Empecé a cabecear estaba enfadado muy enfadado.
-Has hecho llorar a la persona que más te quiere en la vida.
-Alex…
-Si. Por un momento no quería saber nada más de ti.
-Dios yo…
-Kate es un chico que en estos momentos no te mereces. Me dijo antes de dormir que te dijera que te quería.
-Yo….puedo pasar.
Me hice a un lado y la deje pasar estaba empapada de arriba a abajo y teníamos una larga conversación por delante, así que primero sería mejor que se cambiara.
-Deberías quitarte esa ropa antes de…
-Si claro. Puedo antes subir a darle un beso a Alex-dijo como suplicándome.
-Si claro. Solo no le despiertes, le ha costado mucho dormirse.
-Vale-dijo subiendo escaleras arriba.

POV KATE
Subí las escaleras hacia el dormitorio de Alex. Estaba triste por haberle hecho llorar, dios era un monstruo últimamente le había hecho llorar demasiado. Quizás lo mejor hubiera sido que no hubiera seguido en su vida, quizás ya hubiera pasado página y no hubiera tenido que pasar por los últimos días. No podía ser buena si hacía daño a un inocente al que prometí cuidar desde el primer momento en que lo vi. Era lo que más quería en la vida, y últimamente solo sabía decepcionarle. Si pudiera explicarles como me sentía. En el momento en que lo decidí pensé que era lo mejor pero ahora. Abrí la puerta y allí estaba mi pequeño dormido, completamente dormido. Me acerque despacio a la cama y le di un beso suave en la mejilla, se veía tan indefenso. Salí de la habitación sin despertarlo y me dirigí directamente al baño, quería darme una ducha rápida, no podía retrasar más esa charla. Castle merecía saber los verdaderos motivos de porque me había ausentado de la cena, solo esperaba que los entendiera y que no me odiara por hacer daño a lo que ambos más queríamos en este mundo.
CONTINUARÁ…
Bueno veremos el jueves cuales son los motivos de Kate para faltar, y si Rick la perdona o no jiji. El jueves todo Caskett, una gran charla para poder explicarse y de ahí…
Espero vuestros comentarios XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capitulo 22

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 25, 2016 8:20 pm

Nuevo capítulo, creo y espero que este capítulo os guste, tengo una corazonada de que os va a gustar pero… Por cierto para alguno que tengáis dudas, Alex no es ni hermano ni hijo de Kate si así fuera creo que nunca hubiera dejado que otro lo adoptase, ella hubiera luchado más por él. Eso no quita que lo quiera como si lo fuera. Bueno os dejo con el capítulo a ver que os parece.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 22
POV KATE
Salí de la ducha y me vestí con lo más cómodo que encontré. El brazo me seguía doliendo y apenas podía moverlo, era un puto incordio. Suspiré fuertemente llenándome de valor y salí fuera de la habitación, en busca de Castle. Lo encontré de pie mirando por la ventana como la lluvia caía en las calles de Nueva York. Me acerqué a él despacio sin hacer ruido pero notó mi presencia porque enseguida se giró quedando ambos cara a cara.
-Lo siento-dije de nuevo, no sabía cómo expresarlo con palabras, lo único que me salía era pedir perdón.
-Eso ya lo has dicho, y entiendo que quisieras estar con los niños y…
-Castle, yo…debería haber cumplido mi promesa. No ha sido por los chicos podía haber venido tras la cena, y haber llegado aquí temprano. Yo…es complicado.
-¿Qué es complicado? Si no me lo cuentas no puedo entenderte Kate.
-Tal día como hoy murieron mis padres hace 7 años-dije con lágrimas en los ojos y mirando hacia el suelo.
-Lo siento-le oí decir y cuando levanté la cabeza estaba justo delante de mí y dispuesto a abrazarme. Cuando sentí sus brazos sobre mi cuerpo no pude más y me derrumbé no podía dejar de llorar. Castle intentaba calmarme subiendo y bajando su mano por mi espalda pero me había costado mucho aguantar todo el día sin llorar y una vez que había empezado no sabía parar. Castle se separó de mí y me cogió por el brazo bueno. Le miré y quise explicarle pero.
-Yo…-las palabras no salían.
-Kate, shhh. Está bien. Lo entiendo, no era el mejor día. Si lo hubiera sabido yo…
-Tú no tienes la culpa. Nunca antes me había acordado tanto de ellos, nunca me había sentido así en los últimos años pero hoy…-dije con las lágrimas cayendo por la mejilla.
-Kate es normal echar de menos a tus padres. Yo la tengo y aun así la echo de menos. No te mortifiques por eso, es bueno recordarles. Pero deberías acordarte de las cosas buenas que viviste con ellos, eso ayuda. Cuando mi madre se iba de gira y estaba semanas sin verla, me ponía a ver fotos de días que había pasado con ella, de días en los que había disfrutado de ella. Eso me hacía sonreír, la seguía echando de menos, seguía acordándome de ella pero era otra cosa. Sé que no es lo mismo pero…
-No yo…tienes razón, solo que no suelo hablar de ellos con nadie y…
-Puedes hacerlo conmigo, ven-dijo tirando de mí hacia el sofá.
Nos sentamos ambos uno muy cerca del otro, nuestras piernas se tocaban. Me agarró las manos y espero paciente a que yo hablara.
-Cuando era Navidad íbamos a patinar. Eran los días que más disfrutaba con mi madre. Mi padre nunca patinaba se quedaba fuera viéndonos disfrutar a las dos y haciéndonos fotos a escondidas. Nos pasábamos horas y cuando se hacía de noche nos íbamos a cenar los tres juntos. Cada año le tocaba a uno elegir el lugar.
-Parece divertido-dijo acariciándome la mano-si quieres podemos ir con Alex, le gustara que le enseñes a patinar.
-No sé yo…
-Solo si quieres, no quería…
-Castle está bien, me gusta la idea-dije dándole un apretón en la mano para hacerle entender que estaba bien.
-Cuéntame más.
-Me encantaba cocinar con mi madre, era una muy buena cocinera.
-Bueno pues para resarcirte de esta cena frustrada mañana te toca cocinar.
-Necesitaré un pinche-dije señalándome el brazo malo.
-Creo que soy muy buen pinche-dijo sonriendo.
-Castle yo…este año lo he sentido más porque…desde hace mucho tiempo no me sentía así. Tú, Alex e incluso Martha me habéis vuelto hacer sentir como si fuera parte de una familia, una de verdad como la que tú le das a Alex. Cualquier niño que ha vivido en un orfanato solo piensa en ello, y este año me he sentido como si perteneciera a una.
-Kate perteneces a una, perteneces a nuestra familia. No es que sea muy tradicional pero…
-Eres un tío increíble y un gran padre Castle-dije acariciándole la mejilla no pude evitar el contacto físico, por primera vez no quería echarme hacia atrás, le necesitaba cerca.
Castle cerró los ojos ante mi contacto y dejó caer su cabeza hacia mi mano. Se veía tan pequeño, me sentía tan mal de haberle hecho daño. No solo a Alex, a él también le había fallado esta noche.
-Kate yo…-dijo mirándome a los ojos, y no sé qué paso lo siguiente que sé es que sentí sus labios cubriendo los míos y era lo más maravilloso que me había pasado en la vida.
Fue un beso suave solo el rocé de nuestros labios, al separarnos nos quedamos así juntitos ambos con los ojos cerrados y nuestras frentes juntas.
-Yo lo siento-dijo Castle-si te ha molestado yo…
Lo besé para que se callara no quería que hablara más todo estaba dicho y lo que no, no lo podíamos decir con nuestros labios, coloque mi mano buena sobre su cuello para acercarlo más a mí. Sentí como sus labios se pegaban a los míos, y no pude evitar morderle suavemente su labio inferior haciéndole suspirar.
-Dios Kate me vas a matar-no pude evitar reír, y volver a besarlo, esta vez con más ganas y profundizando el beso, aunque aun así fue un beso tranquilo más lleno de amor que de pasión. Fue un beso perfecto, que duró hasta que no pudimos más. Hasta que nuestro cuerpo nos pidió aire para poder respirar.
-Castle yo…es tarde será mejor que nos vayamos a dormir.
-Oh si claro-dijo de repente separándose de mí.
-Castle-le volví a besar solo un pico pequeño pero para que entendiera que no me estaba arrepintiendo de nada-solo quiero ir despacio.
-Oh, vale. Claro todo lo despacio que quieras-dijo cogiéndome la mano y acariciándomela.
Castle se levantó y cogió las mantas y la almohada para hacerse su cama en el sofá y yo mientras tanto me fui a deshacer mi cama. Me tumbé en ella y apague las luces cerrando los ojos. El frío siguió dentro de mi cuerpo, y el haberme separado de Castle no había ayudado. Me volví a levantar y me acerque al sofá, Castle estaba de espalda a mi sentado con una sonrisa en la cara, no pude evitar sonreír junto a él.
-Ajam, ajam-dije sobresaltándolo.
-Oh, no te he escuchado llegar.
-Yo…bueno no…quiero decir. Bueno ya hemos compartido alguna vez un lugar para dormir y…
-¿Me estas proponiendo algo?-dijo sonriendo, estaba disfrutando con esto.
-Yo…bueno si no quieres, disfruta de tu sofá.
-No espera-dijo levantándose corriendo.
No pude evitar sonreír me había salido finalmente con la mía, había conseguido que Castle durmiera conmigo, lo necesitaba no quería dormir sola, no después del día que había vivido. Había sido un día demasiado emocional y necesitaba sentirlo, abrazarlo con fuerza.
-Yo…-dijo acercándose nervioso sin saber muy bien donde poner las manos. En estos momentos era yo la que estaba disfrutando del momento.
-Castle, está bien. Solo vamos a dormir vale. No hace falta que duermas en un sofá cuando ya compartimos una tienda-lo vi mirarme un poco triste-además quiero tenerte cerca-dije y vi como su cara cambio y una sonrisa se dibujó en su cara.
-Yo también quiero dormir contigo…dormir prometo no hacer nada.
-Bien-dije sonriéndole.
Me tumbe en la cama y Castle entró por el otro lado de la cama, seguía nervioso sin saber muy bien hasta donde podía llegar. Así que cuando se tumbó y se quedó con las manos encima de su cuerpo y apenas respiraba para no moverse, me acerque y me coloque cerca de él mirándole. Cuando sintió mi cercanía se giró hacia mí.
-Necesito que me abraces-le dije bajito.
Eso parece que hizo que se sintiera mejor, más libre de hacer algo y tiró de mi para acercarme a él y me abrazo muy fuerte pero con sumo cuidado para no hacerme daño en el brazo. Cerré los ojos y me deje llevar por mis sentidos, su olor me impregnaba, su tacto me hacía sentir querida. Hacía siete años había perdido una familia, siete años después aquí estaba con un hombre increíble y con la persona que más quería en el mundo justo arriba en su habitación.
-Castle, gracias.
-¿Por?-dijo separándose un poco para mirarme a los ojos.
-Por estar ahí siempre desde que te conocí, eres un hombre increíble.
-Si aunque al principio me odiabas.
-No, odiaba a la clase a la que pertenecías, pero desde el primer momento-me miró con cara de pillo-bueno quizás no desde el primero pero desde muy pronto sabía que eras diferente, vi algo en ti que…, eres especial.
-Tú sí que eres especial, eres extraordinaria. Ojala te hubiera conocido antes.
-Ojala-dije bajando la mirada.
-Pero ahora estamos juntos-dijo levantándome la mirada-y eso es lo que importa-dijo besándome suavemente.
-Será mejor que nos acostemos ya, es tarde. Mañana intentaré arreglar las cosas con Alex, si no te importa.
-Puedes hacer lo que quieras, nunca te voy a alejar de él, me oyes Kate nunca.
-Antes pensé que quizás hubiera sido lo mejor.
-No digas eso nunca, el no tenerte en su vida nunca puede ser lo mejor-me acercó más a él y me arropo-ahora vamos a descansar.
Y le hice caso cerré los ojos fuerte, muy fuerte. Quería dormirme aunque en parte tenía miedo. Por un momento pensé en que todo esto era un sueño y cuando despertara todo se esfumaría. Me apreté a él lo máximo que pude para sentirlo cerca hasta que el sueño me hizo mecha.
CONTINUARÁ…
Siento si hay alguna falta de ortografía pero corrijo muy rápido y se me pueden pasar. Gracias a todos por leer hasta aquí y nos leemos mañana. Mañana nuevo capítulo a ver como se despiertan estos dos y a ver como charlan Kate y Alex. Hasta mañana XXOO
P.D.: Espero vuestros comentarios sobre todo XXXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 401
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:59 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.