Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 44

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 04, 2016 9:13 pm

Bueno nuevo capítulo. Tenemos aquí más momentos familiares y el regalo de Kata a Alex espero que os guste. Gracias por vuestro apoyo hasta el final.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 44
POV KATE
Me había pasado a recoger los regalos de los chicos, lo cual me había llevado algo de tiempo por ser un día antes pero todo estaba bien. El de Alex no tenía ninguna duda, pero el de Castle… lo había elegido cuando estábamos juntos, cuando éramos felices juntos pero ahora. Todo había cambiado. Solo esperaba que le gustara aunque después de su regalo cualquier cosa era poco para acercarse al suyo.
Estaba llegando a casa de Castle estaba algo nerviosa por verlos y ver sus caras al recibir sus regalos. Eran a pesar de todo muy importantes ambos para mí, a pesar de querer dejar a Castle lejos. No podía estar lejos de él, pero tampoco podía olvidar que cuando más lo necesite él fue quien se alejó de mí. Ahora necesitaba tiempo, para ver si lo superaba, si no…todavía tendremos a Alex y por eso al menos teníamos que tener una relación cordial, más que cordial. Llegué a la puerta y di en el timbre con mis regalos en la mano. Escuché risas que venían de dentro, sin duda Alex y Castle estarían liando alguna de las suyas.
Cuando la puerta se abrió, aparecieron Castle y Alex ambos sonriendo. Pero cuando Alex vio mi regalo sonrió aún mucho más.
-¿Es para mí?
-Si cariño-dije acercándome a él y dejándole el regalo en sus brazos.
-Oh, me a lamido-dijo sonriendo.
-Es un perrito muy bonito-dijo Castle tocándolo.
-Papi, ¿puede dormir conmigo?
-Ya lo veremos, será mejor que entremos. Tendrá que conocer su casa.
-Bien.
Colocó al perrito en el suelo y enseguida empezó a moverse detrás de él. Parecía que hubieran estado juntos toda la vida.
-Papa es muy bonito.
-Si lo es. ¿Cómo lo has conseguido?-me preguntó en voz baja.
-Hay una asociación que acogen a perros abandonados. Pensé que mejor que comprarlo podíamos darle una familia a uno de esos.
-Eres increíble Kate- no pude evitar sonrojarme y sonreírle.
-Alex, ¿Qué nombre le vas a poner?
-No sé, Kate ¿a ti que te gustaría?
-¿A mí?
-Si-miré a Castle y de repente me vino por arte de magia un nombre perfecto.
-Derrick.
-¿Derrick?-preguntó Castle sorprendido.
-¿A ti te gusta papa?
-Si.
-Pues bien, si a vosotros os gusta. Te llamarás Derrick-dijo Alex acariciando al cachorro.
-Oh cariño. Gracias-dijo sonriéndonos a los dos.
Tenía el regalo de Castle y estaba dispuesta a dárselo cuando de repente sonó la puerta de casa.
-Alex ¿porque no vas a ves quien viene?
-¿Puedo llevar a Derrick?
-Claro-dijo Castle acariciando a ambos.
-Castle, no me ha dado tiempo de darte tu regalo.
-Bueno, queda mucho día todavía-dijo sonriéndome.
Pero fuimos interrumpidos por las voces de Alex corriendo detrás del perrito y llamándolo.
-¿Quién viene?
-Es la abuela y tía Lanie.
-Hola chicas-dijo Castle besando a ambas.
Saludé a Martha con un abrazo y me acerque a Lanie que se quedó un poco atrás y mirándome con cara de pilla.
-¿Ya lo habéis solucionado?-me susurro.
-Sí pero no como tú te piensas.
-¿Ah no? Pues tienes muy buena cara-dijo picándome.
-Lanie…será mejor que comamos, tengo que irme pronto a casa, tengo una cita.
-¿Una cita?-le miré y no pude evitar reírme de su cara.
-Bueno chicos, será mejor que nos pongamos manos a la obra.
-Sí, así que Alex ves a lavarte las manos. Yo voy a encerrar a Derrick en algún sitio con su camita.
-Papa, ¿no puede comer con nosotros?
-No. Cuando acabemos de comer puedes jugar más con él.
-Vale-dijo algo enfadado.
-Kate esto no queda así, quiero todos los detalles-dijo Lanie bajito para que yo sola lo escuchara.
Mientras Alex iba a lavarse las manos y Castle se ocupaba de Derrick, las mujeres nos ocupamos de poner la mesa.
-Chicas ¿Qué hacéis? Sois mis invitadas.
-Sí y has hecho la comida.
-Bien, pues ya habéis ayudado. Ahora quiero que os vayáis cada uno a vuestro sitio que yo me ocupo del resto. Le hicimos caso y nos fuimos al comedor a esperar. Enseguida volvió Alex de lavarse las manos y se fue a ayudar a su papa. Nos quedamos las chicas allí solas y enseguida la conversación fue por el camino que menos deseaba.
-Darling me alegro de que hayáis arreglado las cosas mi hijo y tú.
-Bueno, hemos hablado y por Alex…
-Ya. Pero me alegro porque no sabes lo mal que lo han pasado ambos. Alex estaba insoportable y Castle…no sé como aguanto, todavía no lo sé.
-Si me estaba petando el teléfono. Todo el día llamándome para que contactara contigo pero como decidiste tener el teléfono apagado.
-Por favor chicas…para mí tampoco fue fácil. Todavía no lo es. A veces cuando estoy cerca de ambos me olvido de todo, pero otras…no puedo dejar de sentir ese dolor que…
-Lo sé cariño. Se lo he dicho mil veces a mi hijo que se equivocó. Y estoy segura que desde el minuto uno de pasar él también supo que se había equivocado. Él te quiere Kate, te quiere mucho más de lo que tú piensas, de lo que te puedas imaginar.
-Martha yo…
-No me digas que tú le has olvidado porque sé que mi pequeño no se olvida así de rápido.
-Martha no puedo ni voy a negarlo pero…no puedo evitar pensar que cuando menos me lo espere me va a volver a dejar.
-Kate tienes que superar tus miedos sino nunca serás feliz.
-Lo sé Lanie, pero necesito tiempo y aun así no sé si podré volver a estar con él-dije mirándolo. No podía negar que estaba enamorada de él, que lo quería como no había querido a ningún otro hombre. Ya era lo suficientemente complicado tener que verlo, y verlo con Alex como el padrazo que es, como para que encima tenga a Lanie pegada a mí oreja todo el santo día.
-Bueno, ya está aquí la comida. Espero que os guste, Alex y yo hemos estado toda la mañana preparándola.
-Papa solo hemos tardado un ratito.
-Alex-dijo Castle poniendo morritos y haciéndonos reír a todas.
Comimos todos juntos. Castle hablaba de vez en cuando para que la comida no fuera tan silenciosa. Me pasé todo el rato callada sin participar en ninguna de las conversaciones, solo miraba de vez en cuando a Castle y me preguntaba cómo podría estar sin él y dejar esta maldita semana atrás. Lo necesitaba en mi vida, sino no lo hubiera dejado entrar tan rápido pero había algo que me frenaba miedo, miedo a sufrir. Tenía miedo a volver a perderlos y si no los tenía, si no volvíamos a estar juntos no podría volver a perderlo. Pero aunque Castle me había dicho que pasara lo que pasara me quería en su vida, yo no estoy tan segura de que él fuera a esperar mucho, habría ocasiones en que sería un infierno para los dos, el estar juntos y no poder… Todavía nos quedaba otra cosa, podíamos estar juntos físicamente pero no emocionalmente, pero para eso antes teníamos que dejar los sentimientos atrás pero eso en este momento era imposible.
-Kate…-escuché a alguien llamándome.
-¿si?
-Que si quieres postre.
-Oh no gracias estoy bien-dije levantándome y ayudándole a recoger los platos de la mesa.
-Kate no hace falta.
-Pero quiero ayudar-dije sonriéndole para tranquilizarlo.
Fuimos ambos a la cocina y colocamos todos los platos. Mientras tanto Castle preparaba el postre para todos. Una tarta que habían hecho mientras se hacía la comida, la verdad es que tenía muy buena pinta pero no sabía que me pasaba tenía el estómago algo cerrado.
-Kate toma pruébala-dijo Castle acercándome un trozo en una cucharita.
-No Castle de verdad, tengo el estómago algo cerrado.
-¿Estas bien? Es por algo que yo…
-No, de verdad no es por tu culpa-dije acariciándole la mano.
-Bien-dijo metiéndose la cucharilla en la boca-está mal que diga que esto está de muerte.
-Ummm, creo que si-dije haciéndole reír-Castle yo…gracias.
-¿Por?
-Por estar aquí a pesar de mi…
-De tu rechazo.
-No, si bueno lo que sea.
-Kate ya te he dicho que te voy a esperar-dijo acariciándome la mano.
-Castle yo…
-No, no lo tomes como si te estuviera presionando. Kate estaré aquí pase lo que pase.
-Ya pero en ocasiones no puedo evitar sentirme mal. No quiero que pienses que es porque te quiero hacer daño ni nada de eso. Solo tengo miedo, miedo a salir herida de nuevo.
-Te entiendo, aunque no lo creas yo decidí aquello también por miedo. Y ahora me arrepiento, tenía que haber superado ese maldito miedo. Si no me hubiera dejado llevar por ello ahora…ahora estaríamos juntos.
-Quizás-dije agarrándole la mano.
-Hijo, donde esta ese postre-dijo Martha interrumpiéndonos, y nos miramos sonrientes.
-Creo que la gente está algo impaciente-dijo Castle-será mejor que lo lleve-dijo acercándose a mí y besándome la mejilla, me guiño un ojo y desapareció con el postre en sus manos.
CONTINUARÁ…
Mañana no hay capítulo así que hasta el jueves no nos leeremos más. Que tengáis un buen día todos y espero vuestros comentarios XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 45

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 06, 2016 8:38 pm

Tenemos nuevo capítulo. Me alegra que os gustara el regalo de Kate a Alex y espero que os guste el de Kate a Castle. Me alegro que os gustara lo de la adopción de perros de verdad es algo que quería que todo conocierais, hay muchos perros que necesitan una casa y no hace falta gastarse dinero para tener un animal en casa. Hay muchos perros, gatos etc…que esperan que alguien les lleve a casa. Soy una amante de los animales, en especial de los perros tengo 3 en casa y hace poco, escribiendo este fic perdí a mi perrita que llevaba cerca de 12 años con nosotros y era una más de la familia. Así que desde aquí animo a que adoptéis un animal y que le devolváis el cariño que ellos nos dan. Bueno después de este mensaje que no tiene mucho que ver con la historia allí va el capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 45
POV KATE
Lanie se había tenido que ir nada más acabar la comida, e iba a irme con ella pero Alex me convenció para quedarme un ratito más. Ese niño hacía conmigo todo lo quería y lo había echado tanto de menos que no me importaba estar más tiempo junto a él. Martha lo que tardo en cambiarse también salió para reunirse con unos amigos por lo que de nuevo nos quedamos los tres. Sabía que necesitaba algo de espacio si no nunca sabría si lo necesitaba tanto como para intentar luchar o no. Pero éramos polos opuestos que se atraían de tal forma que cuando estábamos cerca no podía evitar el contacto físico por mucho que lo intentara.
-Hey porque no sacamos un ratito a Derrick al parque. Tiene que acostumbrarse a hacer sus necesidades fuera de casa.
-Bueno yo creo que me voy a ir a casa ya.
-No, el que regala también tiene una responsabilidad. Así que tienes que ayudarnos a enseñarle-dijo Castle cogiendo a Alex para que ambos me pusieran morritos y no pude evitar sonreírles y aceptar. Sabía que en parte lo hacía para que no me fuera sabía que por dentro le tenía que estar matando la cita de esta noche. No tenía ganas de cenar con otro tío pero creo que me vendría bien para despejarme.
Nos fuimos todos juntos con el perrito hacia un parque que está justo enfrente de la casa de Castle. No queríamos alejarnos mucho porque se estaba haciendo ya de noche. Alex iba muy contento llevando a su perrito de paseo. No dejaba de correr y jugar con él. No paraba de reír y gritar cada vez que el perro le perseguía ladrándole.
-No sabes lo que has hecho.
-¿yo?
-Si tú. Me van a dar chicos días-dijo Castle y no pude evitar reírme-¿Qué? Si claro encima ríete.
-Castle si tú eres peor que ellos.
-A ¿sí? Te vas a enterar-dijo saliendo corriendo detrás de mí, hasta que se paró agachado intentando recuperar el aliento.
-Dios Castle estas hecho una mierda.
-jaja-dijo aun recuperando el aire-porque en vez de reírte me ayudas-dijo ofreciéndome la mano. Dude por un momento pero se le veía tan reventado que no pude evitar acercarme a él dándole la mano-te pillé-dijo levantándome por las piernas y dejándome con la mitad superior de mi cuerpo sobre su hombro.
-Castle suéltame.
-Ala Papa cógeme a mí también-dijo Alex corriendo con el perro detrás.
-Si cógele a él y suéltame-dije agarrándome a él como podía.
Castle me soltó dejando con cuidado en el suelo y cogió a Alex y empezó a dar vueltas con él haciéndole reír. Y en momentos como estos eran en los que todas mis dudas desaparecían, como no iba a querer estar con este maravilloso hombre. De repente sentí como me llenaban de baba la cara, Derrick estaba chupándome intentando llamar mi atención. Lo cogí y empecé a acariciarlo mientras se relajaba en mis brazos.
-Yo también quiero-dijo Castle poniéndome morritos.
-Y yo-dijo Alex imitando a su padre.
Cogí a Derrick en brazos y me acerque a Alex besándolo con dulzura y luego hice los mismo con Castle que se quedó con la boca abierta.
-Quiero otro-dijo con cara de pasmado, le miré girando la cara sin saber muy bien que decirle.
-Será mejor que nos vayamos a casa. Se está haciendo muy tarde.
-Si papi, además creo que Derrick tiene hambre-dijo señalando al perro que estaba mordiéndome el collar que Castle me regalo.
-Perro malo-dije apartándolo y dejándolo en el sueño, se lo di a Alex que lo llevo delante de nosotros.
-Aun llevas mi collar-dijo señalándome.
-Oh sí. Me gusta-dije encogiéndome de hombros.
-Y a mí me gusta que te guste.
Nos sonreímos y seguimos caminando detrás de Alex y Derrick hasta que llegamos a casa. En cuanto llegamos Castle mando a Alex a ducharse mientras él le daba de comer al perro que enseguida se puso a engullir como un poseso.
-Parece que sí que tenía hambre.
-Si. Bueno yo creo que es hora de irse-dije cogiendo mis cosas.
-Kate quédate a cenar.
-Castle…
-Oh si es verdad tienes una cita-dijo con retintín- los siento no quiero que te sientas incomoda. Creo que Alex necesita pasar el mayor tiempo posible contigo-le miré retándolo-vale y a mí me gusta tu compañía-dijo bajando la mirada-pero tienes una cita y…
-Castle, está bien que quieras pasar tiempo conmigo. A mí me gusta pasarlo con los dos. Pero tengo que irme.
-Bien.
-Oh, todavía no te he dado mi regalo.
-No hacía falta…
-No creas que es para tanto, y menos después de tu regalo pero como eres escritor de misterio y como estas sin inspiración.
-No estoy sin inspiración-dijo serio.
-Bien lo que tú digas. He conseguido que mi capitán te deje seguir a cualquier detective para que te pueda servir de investigación. Se que no es gran cosa pero… y que no estábas muy de acuerdo con lo hago pero…
-¿En serio? Me encanta. Cuando puedo empezar a seguirte.
-¿Cómo que ha seguirme?
-Has dicho que con quien yo quisiera.
-Si. Pero creo que seguirme a mi no te va a ayudar mucho, hay mucha más gente con experiencia que yo, bueno cualquiera.
-Pero yo quiero seguirte a ti.
-Castle…
-Si es por inspiración, tú eres mi inspiración. Kate te elijo a ti, además es mi regalo ¿no?, pues yo elijo.
-Está bien, pero que sepas que vas a investigar poco. Tendrás suerte si en mi primera semana me dan algún caso.
-Seguro que sí. Has demostrado que puedes ser la mejor.
-Si lo que tú digas. En cuanto Alex salga de la ducha me voy.
-Pensé que te había convencido-dijo sonriéndome.
-Castle yo…he quedado.
-Bien. Entonces nos vemos mañana en el orfanato.
-Si claro.
-Oh, no. ¿Te importa pasarte a por Alex?
-¿A por Alex?
-Si. Esto que quede entre nosotros-dijo susurrando-pero he quedado con Santa para que le lleve regalos a todos los niños y… pues tengo que ocuparme en persona.
-Ammm muy bien-dije riéndome-yo me ocupo de Alex no te preocupes.
-Tendremos que llevarnos a Derrick, no quiero dejarlo solo en casa.
-Oh, eso le gustara a los niños. Te lo traerán cansadito no te preocupes-dije sonriéndole.
-Eso espero porque solo me estoy imaginando esta noche.
-Lo siento-dije.
-No, me gusta. Además por ver a Alex con esa sonrisa en la cara cuando esta con él me conformo-dijo acariciándome la mano.
-Papi, Derrick se está comiendo la manta.
-Oh mierda-dijo Castle corriendo para quitarle la manta al perro-perro malo, eso no se come.
-jaja-empezó a reírse a carcajadas Alex y yo le acompañe.
-A muy bien, encima reíros-dijo Castle cabeceando.
-Bien aunque me estoy riendo mucho de ti Castle creo que debo irme.
-Jaja muy graciosa.
-¿Te vas?
-Si Alex, pero mañana a primera hora estoy aquí para llevarte con los chicos, que va a ir Papa Noel a llevar los regalos.
-Oh, sí. Que bien.
-Bien, dame un beso-y no terminé de decírselo cuando ya estaba abrazándome fuerte y llenándome de besos toda la cara.
-Y para mí no hay-dijo poniendo morritos.
-Derrick-dijo Alex saliendo detrás del perro que estaba haciendo otra vez de la suyas.
Y no sé qué me paso pero de repente, me acerque despacio a Castle acercando nuestras caras. Castle cerró los ojos y contuvo el aire dentro sin expulsarlo. Me acerque y deje un suave pico en sus labios. Cuando me alejé, Castle aún mantenía los ojos cerrados. Poco a poco empezó a expulsar el aire. Quizás no debería haberlo hecho porque era darle esperanzas pero no pude evitarlo, era un hombre increíble y adorable, no podía evitar quererlo y querer mimarlo.
-Kate…-dijo casi sin voz.
-Nos vemos mañana Castle-dije girándome y dejándolo allí de pie.
-Eres muy mala-dijo y no pude evitar girarme y sonreírle-nos vemos mañana-dijo él devolviéndome la sonrisa.
POV RICK
Kate me había besado, había sido un simple pico pero para mí significaba mucho más. Significaba el principio de una oportunidad. Una oportunidad que era todo lo que esperaba, era lo que más quería en este momento. Pero tampoco quería obsesionarme por un simple beso, pero a quien iba a engañar hoy ya no iba a poder dormir. Volver a sentir sus labios sobre los míos aunque solo fuera por un segundo había hecho que mi corazón se pudiera a mil por hora. Y encima, joder estaba esa cita no podía evitar estar celoso. Pero ese beso, ese beso tenía que significar algo ¿no?, dios me estaba volviendo loco.
-Papi, Derrick y yo tenemos hambre.
-Oh si cariño, ya voy.
-Papi, ¿tu mañana también vienes con Kate y conmigo?
-Yo…tengo que ayudar a Santa, son muchos regalos y no puede con todos.
-Oh bien.
-¿Te gusta estar con Kate?
-Es mi mama ¿no?
-Claro cariño.
-Además la quiero mucho.
-Lo sé.
-Y a ti también papi.
-Y yo a ti mi vida-dije abrazándolo con fuerza.
-Algún día, ¿Kate podrá vivir con nosotros?
-Cariño….
-Los papas de los niños del colegio viven juntos y…
-Cariño, no sé qué pasara en el futuro. Pero pase lo que pase cariño para nosotros eres lo más importante del mundo y te queremos mucho. Siempre vamos a cuidar de ti aunque estemos cada uno en una casa.
-Lo sé-dijo abrazándome.
-Bien, pues entonces nos vamos a cenar-dije cogiéndole en brazos y llevándolo a la cocina.
Cenamos tranquilos y al rato nos fuimos a dormir había sido una día muy largo y mañana también lo sería y quería que Alex lo disfrutara al máximo y para eso tenía que estar descansado. Yo por mi parte no podía dormir. No sabía cómo había ido la mierda de cena de Kate con ese tipejo del FBI, me estaba matando el no saber. ¿Y si salía tan bien la cena que me dejaba para siempre? No, no podía pensar en ello. No podía dejar de quererla en mi vida, como iba a estar en su vida sin poder besarla, no abrazarla, dios iba a ser una noche muy pero que muy dura. Si lo que quería era volverme loco lo estaba consiguiendo, sin duda lo estaba consiguiendo.
POV KATE
Ya estaba arreglada y lista para salir a cenar con Sorenson pero había algo en mi interior que no me dejaba estar tranquila, es como si estuviera engañándole. Joder era una mierda. Y encima no sé qué coño se me paso por la cabeza al besarlo. No pude evitarlo tenía tantas ganas de hacerlo. Verlo tan tierno con Alex sacaba todo el amor que tenía por él. En fin, ya que había quedado no me quedaba más remedio que ir, e intentar que fuera lo más cómodo posible y lo menos desastroso.
Cuando llegue Sorenson ya estaba esperándome. Nos sentamos en el bar a tomar una copa antes de cenar y a pesar de que intentaba sonreír y mantener una conversación amena no podía dejar de pensar en él, en que me sentía mal como si le engañaba. Luchaba ante ese sentimiento porque no estábamos juntos, no estaba haciendo nada malo.
-¿Entonces Alex es tu hijo o…?
-Sí, es mi hijo.
-Oh, como dijo Castle que…
-Ya, pero es mi hijo.
-Es muy guapo.
-Lo es.
-Y Castle y tú…
-Solo tenemos a Alex en común-mentí.
-Pero habéis tenido algo más.
-Puede.
-No hace falta que lo digas se notaba en como os echabais las cosas en cara y en como os mirabais.
-¿En cómo nos mirábamos?
-Si, como si quisierais odiaros pero no pudierais.
-Oh.
-Estás enamorada de él ¿no?-dijo con cara de pena.
-Sí, creo que sí.
-Me lo temía. Me gustas mucho Kate pero creo que no tengo ninguna opción.
-Lo siento.
-No, está bien. Quizás será mejor que dejemos la cena para otro día.
-Si.
-Bueno, espero que os vaya muy bien a los tres. Espero que consigáis arreglarlo.
-Gracias.
Llegué a casa con más dudas que nunca. Quería a Castle y si no podía evitar pensar en él cuando estaba con otro como iba a poder olvidarlo. No podía era el hombre de mi vida y sin él no iba a poder…no iba a poder ser feliz. Necesitaba descansar mañana iba a ser un día muy largo, iba a tener que decidirme no iba a poder estar toda la vida dándole larga, o superaba el miedo o… lo acaba de una vez por toda.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por vuestros comentarios y por seguir la historia con tanto entusiasmo, ya queda poco. Mañana nuevo capítulo de la historia a ver qué es lo que pasa.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 46

Mensaje por tamyalways el Jue Jul 07, 2016 8:38 pm

Nuevo capítulo. Espero que os guste ya queda poco y espero que disfrutéis de cada capítulo que queda.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 46
POV KATE
Sentía su piel junto a la mía como si fuéramos solo uno. Sentía su aliento sobre mi piel y pensaba que iba a estallar. Tenía tanto calor, estaba sudando y todo era por lo que me hacía sentir. Sus manos acariciándome donde más lo necesitaba, sus labios en mi cuello provocando que mi cuerpo estallara de calor, ahora mismo era como un volcán a punto de entrar en erupción. Nuestros cuerpos desnudos juntos tan juntos que no cabía ni un poco de espacio entre ambos. Nuestros cuerpos sudados juntos en una danza de deseo y amor. Nuestros cuerpos unidos dándonos placer mutuamente, nos necesitábamos tanto que… dios sus manos tocándome, nuestros partes sexuales unidas, nuestros cuerpos en un ritmo frenético buscando la liberación. Estoy tan cerca que dios que no pare, que no pare….
Piii piii piii, que coño está sonando, dios estoy dejando de sentir su cuerpo, que coño pasa. Abrí los ojos para encontrarme con la realidad. Castle no estaba allí, el maldito sonido era el despertador y estaba tan caliente y mojada que… esto era un suplicio. Tenía que levantarme cuanto antes, necesitaba una buena ducha. Había empezado de maravilla el día, quedándome completamente frustrada puf.
Me levanté me di una buena ducha dejándome llevar por los recuerdos de ese sueño tan vivido, lo sentía tanto que joder parecía de verdad. Ahora lo necesitaba más que nunca, y también…joder después de tener un sueño sexual con él no sé si podré ni mirarlo a la cara, dios que vergüenza. Cada vez que lo miré solo podré ver a nosotros sudados, cuerpo con cuerpo en pleno movimiento. Cogí el grifo girándolo para darle al agua completamente helada, para relajar mi cuerpo. Ya era tarde y tenía que ir a por Alex, y encontrarme con Castle, iba a ser un día muy pero que muy duro.
Me vestí de forma cómoda, a pesar de ser un día de fiesta no quería ir incómoda. Solíamos jugar y hacer muñecos de nieve, cuando nevaba y para que ir bien arreglada, cuanto más cómoda mejor. Estaba en casa de Castle y estaba más nerviosa de lo normal por verlo. Tenía que relajarme y mantenerme firme, joder y encima ayer lo besé en qué coño estaba pensando. Dios esto iba a ser muy complicado…de repente se abrió la puerta y apareció Castle en la puerta con su sonrisa.
-Hey ¿qué pasa?
-¿Qué?
-¿Qué haces ahí parada?
-Oh, no pensando-dije sonrojándome.
-Kate ¿está bien?-dijo sonriéndome nerviosamente-
-Si-dije intentando mantener la postura.
-Si tú lo dices-dijo girándose-Alex esta desayunando.
Pasé detrás de él y solté un suspiro, joder Kate concéntrate y deja de mirarle el culo, mierda. Me acerque a Alex por detrás depositando un beso sonoro en su mejilla.
-Mami-dijo Alex haciéndome sonreír como nunca antes, ese pequeño mío como podía adorarlo tanto.
-Hola cariño.
-Derrick se quiere comer mi desayuno-dijo riéndose.
-Pues cómetelo pronto. Derrick vamos ven-dije cogiendo al perro y echándole la comida en su plato. Enseguida se puso a comer como un poseso.
-Oh gracias. Ya no me daba tiempo. Tengo que irme-dijo acercándose a Alex y dándole un beso fuerte y quitándole una galleta.
-Papa-se quejó Alex.
-Lo siento cariño-dijo con la galleta en la boca. Luego se acercó a mí sacándose la galleta y me beso en la boca dejándome completamente impresionada, me la había devuelto. Tenía que tener ahora mismo una cara de tonta. Cuando Castle llegó a la puerta de casa se giró y me sonrió y guiñándome el ojo. Estaba jugando conmigo, era eso. No podía pensar que…no fue solo un pico deja de comerte la cabeza me reñí a mí misma.
-Kate.
-Si cariño.
-¿Por qué papi te beso en la boca?-dijo poniendo cara de asco.
-¿Qué? No, habrás visto mal. Termina de desayunar no querrás que lleguemos tarde-dije corriendo pero estaba segura de que no lo había convencido, cada vez se estaba empezando a complicar más y más el día, solté un fuerte suspiro pasándome las manos por el pelo, uno pero que muy largo día iba a ser hoy.
Conseguí que Alex terminara pronto y cogimos a Derrick para llevárnoslo. Abrigué bien a Alex para que no cogiera frío a pesar de que no había nevado todavía hacía mucho frío en la ciudad de Nueva York. Le puse una bufanda y unos guantes y le pusimos a Derrick un pequeño abrigo para que no se congelara y bajamos para poder montarnos en el coche para irnos. Metí a Alex atrás en su sillita y le di al perro para que lo agarrara y me puse rumbo al orfanato. En varios minutos ya estábamos allí. Aparque lo más cerca que pude bajé a Alex y coloque bien la correa a Derrick para que no se escapara. Cuando abrimos la puerta del orfanato nos vimos envueltos por un montón de niños que enseguida se quedaron embobados con Derrick ya nadie más les importaba. Les di un beso a cada uno, la mayoría ni se fijaron en mí. No pude evitar sonreír y entré dentro dejándolos fuera.
-Chicos, dentro de un rato os metéis dentro. Hace demasiado frío, y Derrick se va a congelar.
-Vale-contestaron apenas unos pocos.
Me metí dentro y busque a la gente. Todo el mundo no paraba quieto para que todo estuviera a su punto para el gran día y para cuando Cas…Santa llegara con los regalos. La mesa estaba preparada para la hora de la comida y todos estaban intentando terminar de decorar un poco la sala común donde Santa les daría los regalos a los niños. Allí estaba Lanie terminando de decorar el árbol. Me acerque a ella y la ayude a colocar los pocos adornos que quedaban. Comparado con la Casa de Castle aquello parecía apenas una decoración, pero era bonito.
-¿Y Castle? ¿Cuánto crees que tardara?
-Salió hace cerca de una hora. No creo que tarde mucho.
-¿Dónde están los chicos?
-Están fuera-me miró extrañada-Alex ha traído a Derrick.
-Am, entonces ahora lo entiendo. Bueno pues tienen que ir entrando antes de que venga Santa y que se laven las manos. A Derrick lo puedes meter en el cuarto pequeño donde metemos los juguetes.
-Puede liarla.
-Pues átalo. Pero fuera no se puede quedar. Y si esta con los niños, la mitad no comerán.
-Tienes razón lo ataré allí, me he traído su comida y su camita. Esperemos que no le dé por hacer una de las suyas-dije mirándolo por la ventana como corría detrás de los niños ladrando. Los niños sonreían y corrían felices, verles así de sonrientes hacia que yo fuera también feliz.
-Kate-dijo son sorna, sabía que era lo que me esperaba.
-¿qué?
-¿Qué tal tu cita?
-No fue una cita y…no fue muy bien.
-O que pena-dijo con una sonrisa.
-Quien lo diría.
-Está bien. Me alegro de que no te fuera bien.
-Gracias Lanie.
-No, no me malinterpretes. Quiero que seas feliz, por eso me alegro. Castle y Alex son tu felicidad Kate.
-Ya pero…
-No puedes darle más de lado, con eso le haces daño pero también te lo haces a ti. Creo que se merece sufrir y mucho. Pero creo que así no vas a conseguir nada, puedes hacerle daño de otras maneras muchos más divertidas-dijo levantando las cejas.
-Lanie…
-Solo piénsalo, solo estás perdiendo el tiempo-dijo saliendo en busca de los chicos.
Tardamos un buen rato en conseguir que todos los chicos entraran y se sentaran en una alfombra todos juntos para esperar que Castle llegara, o Santa mejor dicho. Parecía que había pasado una eternidad cuando Lanie me llamo. Cuando salí me encontré con Castle vestido por completo de Papa Noel, estaba nervioso porque todo saliera bien. Lo relaje y tras un poco de ayuda entró en la sala. Todos los niños se volvieron locos cuando lo vieron. Enseguida empezó a llamar uno a uno para ir entregándoles sus regalos. Todos consiguieron lo que había pedido, bueno muchos habían pedido una familia y había sido muy duro leer esas cartas, pero habíamos conseguido traerle a cada uno un regalo que les gustara. Todos estaban muy contentos y eso era gracias a Castle, él había conseguido todo. Hacía mucho tiempo que no los veía tan contento a todos. Todos compartían y eso era lo más bonito que podías ver. Estos chicos tenían poco en su vida pero aun así lo poco que tenían lo compartía y le daban mayor valor que cualquier otro niño. Castle disfruto mucho viendo como los niños sonreían e incluso algunos lloraban de emoción. Fue una mañana la verdad la mar de bonita. Cuando se acabó de dar los regalos todos los chicos pasaron al comedor para comer. Castle se fue a cambiar y enseguida volvió vestido con un pantalón vaquero, una camisa azul y una chaqueta negra, estaba increíble y ahí estaban de nuevo mi deseo volviendo a surgir.
-Hey Alex. ¿Qué te ha traído Santa?
-Muchos libros-dijo sonriendo.
-Me alegro cariño, ¿y a ti?
-Creo que este año me he portado mal porque no me ha traído nada-dije sonriéndole.
-Bueno si quieres luego te consigo una audiencia con él a solas y se lo preguntas-dijo sonriendo pícaramente-voy a por algo para tomar, te apetece algo.
-No estoy bien-le dije sonriéndole.
-Mami.
-¿Si?
-Papa era Santa.
-¿Qué?
-Sí, lo he descubierto. Santa estará muy ocupado como para venir-dijo con carita de pena.
-Oh, claro cariño. Pero no se lo digas, le gustaría que Santa hubiera venido pero….si le dices que lo sabes se pondrá triste. ¿Tú quieres que papa se ponga triste?
-No, no quiero. Quiero mucho a papi.
-Lo sé cariño-dije besándole.
CONTINUARÁ…
Bueno que tengáis un gran fin de semana todos, nos vemos el lunes. Espero que os haya gustado el capítulo y veremos qué pasa con estos dos, todavía queda mucha fiesta. Espero vuestros comentarios Smile
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por claritacastillio el Sáb Jul 09, 2016 3:56 pm

muy buenooo!! sigueee!! cuando puedass!!! besosss!!..

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 47

Mensaje por tamyalways el Dom Jul 10, 2016 8:35 pm

Bueno nuevo capítulo de la historia, ya queda tan poco :´(. Bueno daros las gracias por seguir ahí desde el principio y por vuestro apoyo.
Bueno al final del capítulo os dejaré un resumen de lo que va a ser mi cuarto fic, este fin de semana ha sido muy productivo y he escrito 4 capítulos y medio, esto va viento en popa. Bueno sin más os dejo con el capítulo esta semana habrá tres más mañana, el jueves y el viernes. Gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 47
POV RIK
Ver a los chicos sonreír y haber participado activamente en ello había sido algo increíble. Los chicos estaban la mar de contentos y Alex entre ellos. Derrick estaba súper cansado apenas podía abrir los ojitos cuando los niños le pedían más juego.
-Chicos, chicos. Dejadle un poquito descansar. Es muy pequeño y esta cansadito.
-Vale, ¿pero volverás a traerlo?
-Si cariño. Cuando queráis verlo se lo decís a Lanie y Alex y yo lo traemos.
-Vale, gracias-dijo una chica abrazándome.
-De nada cariño-dije acariciándole.
-Castle te las llevas de calle-dijo una voz a mi espalda cuando me giré me encontré con Lanie de cara.
-Si menos a la que quiero-dije mirando a Kate para dejarlo aún más claro y con una sonrisa triste en mi cara.
-Eso no te lo crees ni tú-dijo sonriéndome-de verdad piensas que esa chica amiga mía no se muere por tus huesos.
-Yo sí que me muero por los suyos. Lanie tenías razón la cague y ahora me va a costar un huevo recuperarla, si lo consigo-dije bajando la cabeza sin poder evitarlo-encima esta ese Sorenson de los huevos.
-¿En serio? ¿Piensas que ese tío puede ser competencia tuya?
-Bueno empieza con mejor pie, él no la ha cagado.
-Sí y él no está ya dentro de su corazón.
-Dios Lanie no sé qué hacer más.
-Mira te voy a decir lo que vamos a hacer. La coges y te la llevas a casa y no le dejas salir de la cama en toda la noche.
-Si ya claro.
-Si. Yo me quedo con Alex y tú la llevas a casa y de allí no sales.
-Lanie…-dije soltando una risita.
-Venga ya, no te gustaría…
-Sabes que si pero…
-Te aseguro que ella lo está deseando. No ves cómo te mira.
-Lanie yo…
-Déjame a mí.
Vi cómo se acercaba a Kate con paso seguro y ligero y yo no sabía ni dónde meterme. Me hice el tonto y me puse a jugar con los niños, pero sin dejar de poner el oído a ver que podía escuchar.
POV KATE
Vi como Castle estaba con los niños, y no podía evitar sonreír al verlo así de cariñoso. Era un hombre increíble y estaba completamente loca por él, no podía negarlo pero…joder no puedo ¿por qué? Después de lo de esta mañana no puedo dejar de ponerme nerviosa y alterada cuando lo tengo cerca pero por otro lado, quizás lo necesite sexualmente pero todavía mis emociones no estaban del todo curada. Vi como Lanie se acercaba a Castle y mantenían una corta conversación, y luego se acercó a mí muy segura y sonriente, no me gustaba cuando sonreía así algo estaba tramando.
-Hey chica.
-Hey Lanie-dije desconfiada.
-Ya se está acabando el día. Los chicos están ya cansaditos. Los voy a ir acostando. Os podéis ir vosotros ya si queréis.
-¿nosotros?
-Si vosotros.
-Oh, sí Alex también tiene que estar cansado pero lo puede llevar Castle yo os ayudo.
-No, no me has entendido. Quién os tenéis que ir sois Castle y tú.
-¿Qué?
-Chica, tienes que verte estas que te subes por las paredes y no intentes negármelo. Llévatelo a casa y no lo dejes salir de tu habitación-dijo subiendo las cejas.
-Lanie estás loca.
-No lo estoy. Alex hoy se queda aquí ya se lo he dicho a Castle, y le he dicho que te lleve a casa que no estás en condiciones.
-Pero si apenas he bebido.
-Bueno él te va a llevar y Alex se queda. Depende de ti que aproveches o no la oportunidad.
-Lanie…aunque quisiera o no llevármelo a la cama que yo no lo he dicho has sido tú, no creo que fuera justo para él.
-¿por?
-Aún no estoy del todo preparada.
-¿Preparada?
-Si preparada para intentarlo de nuevo, una relación.
-Creo que no le importara que lo uses por una noche como objeto sexual.
-Lanie.
-¿qué? Es la verdad. Siempre te los comes con los ojos pero hoy…hoy estás muy caliente amiga.
-Dios Lanie eres un caso.
-Bueno yo te lo he puesto a huevo. Lo único que no puedo hacer por ti es ya sabes…solo depende de ti. Pero vamos si yo fuera tú no lo dejaba escapar estar noche. Si al final no te decides puedes llamarme a lo mejor me decido yo-dijo muy seria.
-Si claro.
-Lo digo en serio Kate, estoy muy pero que muy necesitada.
-Jaja, creo que debería salir más a conocer a gente.
-Puf no tengo tiempo chica.
-Lanie yo… sé que últimamente no te he ayudado mucho y lo siento. Pero cuando quieras un día para ti yo me comprometo a quedarme con ellos.
-Y yo también-dijo una voz a mi espalda, cuando me giré me encontré con esos ojos azules que me volvían loca y hacían que las piernas me temblaran.
-Os tomo la palabra-dijo Lanie.
-Bueno yo me iba. ¿Alguien necesita taxi?
-Sí creo que mi chica-dijo Lanie y le eché una mirada de muerte.
-Creo que puedo ir sola, no necesito…
-Pero si me cae de camino.
-¿De camino? Tú casa está en la otra punta de la ciudad.
-Bueno, me cae de paso por…por qué voy a visitar a una amiga.
-Ya-dije sin poder evitar un haz de molestia-entonces prefiero no molestarte.
-Te he dicho que no es molestia. Así que ¿nos vamos?
-Voy a ver a Alex.
-Está con unos niños dándole algo más de guerra a Derrick.
-¿Y con Derrick que vas a hacer?
-Derrick se queda.
-No, no no-dijo Lanie.
-¿Te debo dos noches? ¿Tres?
-Vale, y me consigues ayuda para el papeleo que me lo prometiste y…
-Es verdad lo siento. Te encontraré a alguien lo prometo.
-Bien entonces me quedo con los dos. Y no te preocupes todo estará bien con Alex.
-Todavía me da miedo alejarme de él.
-Castle…
-Lo sé estará bien.
-Nos vamos-le dije a Castle ahora apiadándome un poco de él, aunque estaba molesta con él por esa amiguita suya. ¿Por qué estaba celosa? Porque pensaba pasar la noche con él, no puedo negarlo y ahora…ahora él la pasara con otra.
Me encontré a Alex de camino y le di un beso fuerte y le dije que se abrigara y salimos hacia fuera en busca del coche de Castle.
-Te comportas como una madre preocupada.
-¿Eng?
-Con Alex antes. Empiezas a parecerte a una madre preocupada, te dije que eras una gran madre para él.
-me es fácil serlo.
-Normal es natural, eres su madre-dijo sonriéndome.
-Ya muy gracioso. Si quieres puedes dejarme ya aquí. No quiero hacerte llegar tarde.
-No, no importa es temprano.
Me llevo justamente hasta la puerta de casa, paró el coche y lo apagó. Nos quedamos allí sentados sin saber muy bien que decir ni que hacer. Quería que subiera conmigo, quería meterlo en mi cama y no dejarlo salir de allí en toda la noche pero quizás…quizás había esperado demasiado tiempo.
-Bueno mejor…
-Te acompaño-dijo Castle abriendo su puerta antes de poder decirle nada.
-Castle, no quiero…
-Te acompaño arriba y no se hable más. Quiero asegurarme que llegas bien a casa.
-En serio. Creo que se cuidarme yo sola mejor que tú.
-No lo dudo, pero me quedaré más tranquilo.
-Eres insoportable.
-Eso…no lo dudo-dijo sonriendo y no pude evitar devolverle la sonrisa.
Subimos en silencio todo el trayecto en el ascensor. El espacio era mucho más pequeño de lo que recordaba, el olor de su colonia impregnaba el pequeño espacio y me estaba volviendo completamente loca. Estaba muy guapo, demasiado guapo, y esa sonrisita en su cara hacía que las piernas se me convirtieran en gelatina. Era una tonta por esperar…dios dame fuerza yo no soy una miedica, no lo soy. Soy fuerte, una mujer luchadora que no tiene miedo a nadie pero se caga de miedo porque un hombre le pueda volver a romper el corazón, vaya mierda.
-Bueno ya hemos llegado-dijo Castle cortando mis pensamientos.
Tenía que hacer algo antes de que se fuera, lo que fuera, pero que. No sé qué se me paso por la cabeza, la verdad todavía no lo sé pero me lancé y le besé con fuerza con pasión. No quería que se separara de mí que volviera a coger ese maldito ascensor y se separara de mí. Tenía que retenerlo, y no solo por esta noche, lo quería para siempre en mi vida, para siempre. Me alejé un poco de él pero no mucho y le miré, y por un segundo me arrepentí qué coño estaba haciendo se iba a ir con otra y yo le beso. Me giré dejándolo allí pero antes de poder entrar en casa Castle me agarro del brazo y me acercó a su cuerpo pegándolos y colocando nuestras caras muy cercas la una de la otra.
-Me besas y ya está. Te vas dejándome así.
-Tú tenías una cita ¿no?
-Oh, estas celosa.
-¿Celosa yo?
-Sí, creo que estas muy celosa, y no tienes ningún motivo.
-No estoy celosa yo no estoy celosa. ¿Qué no tengo motivo?
-No-dijo acercando su boca a la mía-tú eres esa amiga misteriosa-dijo susurrándome y haciendo que la piel se me pusiera de gallina-y yo tengo que estar celoso con ese tipejo.
Lo necesitaba y lo necesitaba ahora. Así que antes de que me arrepintiera me lancé de nuevo y le besé con fuerza y con deseo. Me separé lo justo para contestarle.
-No, no tiene nada que hacer conmigo-dije sonriéndole y volviéndole a besar, después de las últimas horas esto iba a ser muy pero que muy excitante.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos y espero vuestros comentarios como siempre. Mañana tenemos capítulos M haber que os parece. Ahora os dejo el resumen de la historia espero que os guste, aún el título le estoy dando algunas vueltas.
“Rick (26 años) y Alexis (18años) son dos hermanos que han pasado por un momento muy difícil la muerte de su madre tras una larga enfermedad. Tras unos primeros meses juntos luchando contra el dolor decidieron separarse, Rick no quería volver a casa y Alexis lo necesitaba por encima de todo. Tras mucho tiempo separados, Rick hace de trizas corazón y vuelve a una ciudad donde pasó los peores momentos de su vida solo por volver a ver a su hermana. Rick ha cambiado, no es el mismo de siempre, ya no sonríe, ya no se divierte, ¿puedo eso cambiar tras conocer a una amiga de su hermana (Kate)?”
Bueno espero que os guste no será tan largo como los dos últimos en un principio quiero que ronde los 20 capítulos pero ya veremos lo que se puede sacar. Ya os iré avisando cuando decida subir, seguramente cuando acabe de subir esta.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 48

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 11, 2016 8:27 pm

Nuevo capítulo de la historia cada vez va quedando menos jiji. Bueno aquí tenemos un capítulo M y espero que sea el principio del fin de todo lo malo… gracias a todos por seguir ahí y por los comentarios que cuando empecé esta historia no podía ni imaginarme 
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 48
POV KATE
Castle enseguida me respondió con ganas el beso. Me agarré con fuerza a su espalda no quería separarme de él. Me había hecho mucho daño pero…joder quería a este hombre más que a ningún otro que haya querido y vaya a querer en mi vida. Tiré de él y como pude abrí la puerta, entramos tropezando con todo lo encontrábamos por el camino. Lo necesitaba y ya. Seguimos andando hacia atrás mientras no dejábamos de besarnos hasta que tropezamos contra el sofá haciéndonos caer a ambos sobre él. Castle cayó justo encima de mí casi aplastándome. Me separé de él intentando recuperar el aliento.
-Castle me estas…
-Lo siento-dijo apoyándose sobre su brazo para impedir aplastarme.
Empezó a besarme el cuello y cerré los ojos. Estaba a cien en estos momentos y que Castle tuviera sus labios sobre mi cuello no ayudaba. Quería que supiera que esto no era como la última vez, sino que quería volver a intentarlo, pero joder qué coño ya habría tiempo para hablar. Volví a besarle y le agarré con fuerza en la espalda. Le agarré por pelo tirándole con fuerza.
-Dios Kate me vuelves loco.
Empezó a acariciarme suavemente por dentro de la camiseta, no podía dejar de sentirlo. Quería tenerlo dentro de mí. Empecé de forma descuidada a quitarle la camisa, tropezando con sus botones.
-Kate tranquila, déjame a mí-dijo abriéndose la camisa con una mano mientras con la otra aguantaba su peso. En cuanto la terminó de abrir volvió a colocar su mano dentro de mi camiseta y empezó de nuevo a atacar mis labios. Metí mis manos por su camisa abierta colocándola en su espalda, acercándole lo máximo a mí. Volvimos a besarnos con fuerza con un gran deseo. Estábamos empezando a impacientarnos la maldita ropa que nos rodeaba.
-Castle, demasiada ropa.
-Lo sé-dijo sacándome la camiseta por encima y manteniendo nuestras manos entrelazadas justo encima de mi cabeza.
-Castle, necesito tocarte.
-Lo sé-dijo besándome el cuello y bajando hasta donde empezaba mi sujetador. Suavemente y con sus dientes fue bajándome las tiras del sujetador por mis brazos dejando su aliento por allí donde pasaba y poniendo mi carne de gallina. Me estaba volviendo loca, no podía seguir así lo necesitaba y ya.
Le besé el cuello volviéndolo loco, haciéndole que su fuerza fallara liberando mis manos. Conseguí hacer algo de palanca, volcándonos quedando yo encima de él.
-Dios Kate.
Me senté en su regazo justo por debajo de su estómago muy cerca de su entrepierna dejándome ver muy claramente su deseo. Castle se levantó colocando sus manos detrás de su cuerpo para conseguir mantenerse erguido y me beso suavemente en los labios. Me agarro la cintura con una de sus manos y nos movió para quedar sentados en el sofá yo sobre su regazo y él con los pies en el suelo. Sentí sus manos sobre mi cintura y empezó a subir más hasta que llego al broche del sujetador. Lo desató sin ningún problema y mirándome a los ojos me lo quito con toda la delicadeza del mundo. Nos quedamos así durante unos segundos mirándonos a los ojos, con amor diciéndonos todo lo que sentíamos en este momento, lo importante que era para nosotros estar así juntos. Pasé mis manos por sus hombros quitándole suavemente la camisa de su cuerpo dejando a mi paso una caricia tierna y sensual por su fuerte espalda. Me agarré a él con fuerza y lo volví a besar. Nuestros labios enseguida se abrieron dejando paso a nuestras lenguas. Fue un beso sensual y lánguido y terminé mordiéndole un poco el labio inferior sacándole un gemido. Cuando le miré a los ojos los tenía completamente negros. Me levanté desabrochándome el pantalón y dejándolo caer, quedándome solo con unas bragas de encaje blanca, muy pero que muy pequeñas. Miré a Castle y este me estaba comiendo con la mirada, me miraba de arriba abajo con deseo. Me agache y empecé a desabrocharle el suyo volviéndole loco. Cuando conseguí desabrochárselo y con un poco de ayuda de él se lo saque por las piernas. Me puse de pie y antes de darme cuenta ya había tirado Castle de mí haciéndome caer sobre sus piernas, no cabía ya ninguna duda de su deseo, su erección me presionaba justo sobre mi culo. Me agarré a su cuello y volví a besarlo.
-Te necesito, y te necesito ya Castle.
-Ummm, yo creo que sabes lo que yo opino sobre eso-dijo moviéndose lo justo para que volviese a notar su erección.
Cogí mi mano y la lleve hacia sus calzoncillos intentando sacárselo como fuera. Castle me agarro la muñeca con su mano y con un brazo alrededor de mi cintura me levanto lo suficiente para el poder sacarse los calzoncillos hasta los pies. Cuando se sentó conmigo encima volvió a besarme con tranquilidad, con parsimonia saboreando mi boca, volviéndome loca. Baje mi mano hacia su erección cogiéndola en mi mano y estimulándola más aún si se podía, pasé mi mano a lo largo de su longitud, una y otra vez. Castle no dejaba de suspirar y soltar algún que otro gemido, echó la cabeza hacia atrás y empezó a respirar con dificultad. Tenía los ojos cerrados y los puños agarrados a mi cintura de forma fuerte.
-Kate, te necesito. Necesito estar dentro de ti-dijo agarrándome de la muñeca evitando que siguiera tocándole, le miré con una sonrisa provocándole. Enseguida Castle me volvió a besar con gran urgencia. Sus manos empezaron a bajar de su cintura hasta mis piernas llevándose las bragas con él. Estábamos completamente desnudos el uno junto al otro, piel con piel. Me levanté lo justo y mirándole a los ojos me deje caer juntándonos por fin. Ambos cerramos los ojos ante el contacto, ante la sensación de por fin estar unidos. Nos quedamos así durante unos segundos, hasta que Castle no pudo más. Volvió a colocar sus manos en mi cintura y marco el ritmo de nuestros cuerpos. Nuestros pechos juntos, nuestras bocas juntas, nuestros sexos juntos y nuestros corazones juntos de nuevo. No necesitaba nada más en este momento no podía pensar en nada más. Nuestros cuerpos juntos, sudorosos por el esfuerzo y llenos de pasión, una pasión sin fin. Castle aumentó el ritmo y yo le seguí quería y necesitaba ya la liberación, me estaba volviendo loca. Estaba tan cerca, tan y tan cerca y tan necesitada, que ya no controlaba mis movimientos, solo intentaba seguirle. Hasta que no pude más y sentí como mis paredes se contraían alrededor de su miembro, llegando hasta el orgasmo. Mi cuerpo, se quedó sin fuerza, mi respiración estaba alterada, intente recuperar la respiración dejando mi cabeza sobre su hombro abrazándome a él. Cuando conseguí recuperarme un poco me di cuenta de que Castle seguía duro dentro de mí. Me separé un poco y le miré, estaba mirándome con adoración.
-Es increíble verte venir. Te pones aún más guapa de lo normal y mira que eso es difícil.
-Castle…-dije evitándole la mirada me estaba sonrojando y pude evitar que se me notara por el acalorado de mi cuerpo.
-Kate eres increíble-dijo besándome el cuello.
-Castle tú no…
-No-dijo sonriendo.
-Pues tendremos que darle una solución-dije mirándole pícaramente.
-Si, pero mejor lo terminamos en otro sitio-dijo levantándose conmigo en brazos y llevándome a la habitación para terminar lo que habíamos empezado.
Me deposito con suavidad sobre la cama y se colocó encima de mi apoyando en sus brazos para no aplastarme y me beso, un beso suave y lento lleno de amor. Sabía que me quería y que yo lo quería pero había llegado un momento en que lo había odiado, no odiado pero un sentimiento parecido que no quería volver a sentir. Poco a poco se fue acomodando y volvió a entrar en mí. Se separó para mirarme a los ojos y empezó a moverse despacio muy despacio, dentro y fuera, dentro y fuera. No dejaba de mirarme a los ojos, podía ver en ellos deseo, mucho deseo pero sobre todo amor y adoración. No pude evitarlo más y tiré de él hacia abajo agarrándole por el cuello para sentir su pecho sobre el mío.
-Castle necesito que vayas más rápido, necesito sentirte.
Castle volvió a mirarme a los ojos, y empezó a moverse más y más rápido. Volvió a besarme con fuerza y con una de sus manos empezó a acariciarme con suavidad sobre mi costado. Nuestro deseo fue en aumento y cuando me di cuenta estaba ya cerca del orgasmo. Sentía como mis paredes cada vez se iban estrechando más volviéndolo loco. Vi como Castle estaba muy cerca y le insté a que fuera más rápido y para que fuera más dentro clavé mis tobillos en su cintura acercándolo más. Unos segundos después ambos llegamos al orgasmo y Castle cayó sobre mi cuerpo. Le abracé cerrando los ojos recuperando el aliento por segunda vez.
CONTINUARÁ…
Estos no necesitan hablar para decirse lo que siente con una mirada les basta aunque en el próximo capítulo tendremos un momento bueno para hablar y para decirse todo lo que le ha hecho daño para poder cerrar aquel momento. Después de eso vendrá la felicidad para estos dos cabezones. Bueno gracias de nuevo.
Vuelvo el jueves con un nuevo capítulo XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 49

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 13, 2016 8:38 pm

Al releer el capítulo me dado cuenta de que me gusta mucho, es muy emotivo y se ven tan bien juntos. Espero que a vosotr@s también os guste. A partir de aquí todo irá viento en popa hasta el jueves que viene. Queda una semana más de fic y todo se habrá acabado. Gracias a tod@s por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 49
POV KATE
Estaba todavía con los ojos cerrados intentando recuperar el aliento cuando sentí como Castle se separaba de mí, se quitaba de encima de mí. Sentí enseguida como se enfriaba mi cuerpo por la lejanía de su cuerpo. Al poco sentí como se producía un movimiento en la cama. Se levantó de la cama y se fue hacia el baño donde se encerró. Me quedé algo preocupada, no entendía que le había pasado para acabar de hacer el amor y levantarse como si le hubieran pegado un tiro. Me levanté detrás de él y le seguí hacia el baño. La puerta estaba cerrada, golpeé la puerta pero Castle no me abrió.
-Castle, ábreme.
Seguía sin responder y lo escuché llorar no sé qué se me paso por la cabeza pero necesitaba verlo y saber que estaba bien. Volví a llamar insistiendo.
-Castle por favor ábreme.
De nuevo solo escuchaba un sollozo al otro lado de la puerta y no pude más cogí un poco de carrerilla y golpeé con todas mis fuerzas la puerta rompiendo la cerradura. Cuando entré me encontré a Castle dentro de la ducha de rodilla y llorando como un niño pequeño completamente indefenso. Me acerque a él lo más rápido posible arrodillándome a su lado. El agua caía encima, estaba ardiendo. Intenté levantarle la cabeza pero no quería mirarme a los ojos, estaba empezando a preocuparme.
-Castle, por favor mírame.
-Lo siento, lo siento, lo siento…
-Castle, ¿Qué es lo que sientes?
-Lo siento, lo siento-repetía entre sollozos.
-Por favor, dime que es lo que pasa.
-Yo…yo lo siento.
-Castle-le grité-mírame.
Por fin conseguí que levantara un poco la cabeza y me mirase, pero apenas podía mantenerme la mirada. Tenía los ojos rojos de tanto llorar.
-Cariño, háblame. Cuéntame que te pasa.
-Lo siento. Yo… no te merezco.
-Pero…por que ahora me dices esto.
-Yo…no te merezco. Kate te hice daño, y lo sé y… lo normal es que me odies. Yo…
-Castle no te odio. Nunca podría odiarte, nunca.
-Pero yo te abandone… te deje sola. Hice daño a los tres…-dijo sin apenas voz.
-Si a los tres. Tú también sufriste y lo sé.
-Kate yo…. Te quiero…
-Lo sé.
-No, déjame acabar.
-Vale, pero mejor salimos de aquí, y te pones algo de ropa. Yo voy a hacer café.
-Bien.
Lo deje allí mientras se vestía y me fui a la cocina para hacer un poco de café que nos ayudara a recuperarnos. Qué coño pasaba ahora, ya me había decido a volver con él a formar una familia y ahora. ¿Qué le pasa? Dios esto no puede estar pasando.
Cuando estaba terminando de colocar el café en las tazas, Castle apareció con la misma ropa con la que llegamos anoche.
-Gracias-dijo tras darle la taza.
-Bien, cuéntame ¿Qué pasa?
-Kate yo…quiero explicar mis motivos por dejarte. Quiero que quede claro que estaba completamente equivocado antes de empezar pero que en ese momento pensé que era lo mejor. Fui un egoísta de mierda, y un miedica. Huir eso fue lo que pensé que iba a ser lo más fácil, pero no lo fue. No fue nada fácil tener que vivir con el odio de Alex, y con estar día tras día sin ti. Me sentí un miserable, me merecía todo lo que me estaba pasando. Yo…yo pensé que si te pasaba algo yo…Kate tenía miedo a perderte. Te amaba tanto, te amo tanto que pensé que si te perdía me volvería loco, que no sabría vivir sin ti. Que me iría contigo. Pensé que si…que si me alejaba de ti conseguiría olvidarte y evitar así tener que dejar solo a Alex de nuevo. Kate soy tan egoísta que si te pierdo no pensaría nada más en mí, no pensaría en Alex. Hubiera preferido morir, irme contigo.
-Castle. No eres egoísta. Eres un hombre increíble aunque no lo creas. Nunca hubieras dejado a Alex solo, nunca. Todos nos equivocamos y tenemos miedo. Yo tengo, tenía miedo a que me volvieras a hacer daño.
-Yo…lo siento. ¿Has dicho tenías?-dijo mirándome a los ojos completamente por primera vez.
-Castle te quiero y no quiero vivir con miedo.
-Has visto tu eres mucho más valiente que yo-dijo con una sonrisa triste-no te merezco.
-Castle, eres un buen hombre. Miras por la gente a la quieras aunque a veces te equivoques en tus actos, tus intenciones son buenas. Adoptaste a un niño que estaba solo y que quizás todavía seguiría solo. Me hiciste creer en el amor, me perdonaste mil veces, cada vez que la cagaba.
-Es fácil porque ya te quería-dijo y no pude evitar sonreírle.
-Castle, eres tan bueno con la gente que quieres que incluso para que Alex y yo pudiéramos vernos, pudiéramos ser felices juntos, hubieras desaparecido. Castle eres un buen hombre aunque no lo creas. Así que no quiero volver a escucharte decir que no me mereces. Porque yo la cague mucho y seguiré cagándola eso seguro, como tú…pero creo que juntos somos mejores, más fuertes y más felices. Castle quiero estar contigo ahora y siempre.
-¿De verdad?
-De verdad-dije acercándome para besarlo-te quiero Castle. Nunca lo olvides.
-Kate yo no…
-Ni se te ocurra ir de nuevo por ahí.
-Vale, pero te prometo que voy a comportarme como un hombre, como el hombre del que te enamoraste. Voy…voy a pasar el resto de mi vida haciéndote feliz. Voy a sacarte una sonrisa cada día. Voy a ser mejor para ti, quiero ser mejor por vosotros. Te quiero Kate, y te voy a querer toda mi vida.
-Y yo-dije acariciándole la mejilla, enseguida Castle cerró los ojos ante mi tacto.
-Kate yo… no quiero ni puedo verte sufrir, y mucho menos por mi culpa. Yo…al instante de salir del hospital…me di cuenta de mi error, quería correr otra vez dentro y decirte que te quería. Pero soy un cobarde de mierda…y por eso…por eso he perdido dos semanas contigo, y te he hecho sufrir a ti y a Alex y…
-Castle basta. Ya no quiero más lamentaciones. Quiero que seamos felices, felices me oyes. Quiero que vayamos a descansar un poco más y mañana vayamos a por nuestro pequeño, a por nuestros pequeños.
-Oh si Derrick. Tengo que solucionar algunas cosas. Y quizás necesite tu ayuda.
-Sobre qué.
-Sobre Krauss.
-¿Krauss?
-Sí, no sé como pero necesito saber de su vida, necesito darle algo importante para él para compensar por todo lo que él me ha dado.
-Castle no quería nada.
-Ya pero necesito hacer algo, me siento mal sin hacer nada. No tiene ni una casa. Y yo tengo de todo, daría cualquier cosa por él, para agradecerlo todo lo que me ha dado.
-Bueno, pero eso lo dejamos para cuando vuelva al trabajo. Disfrutemos de estos días que aún me quedan de vacaciones. Empecemos el año bien, juntos.
-Um creo que este año a pesar de todo ha sido el mejor de mi vida.
-y el mío-dije besándolo.
-Estoy cansado.
-Ven vamos a la cama-le dije tirando de su mano hacia mi habitación. Cuando llegamos me tumbe a su lado apoyando mi cabeza sobre su pecho, y lo abracé fuerte para sentirlo.
-Dios echaba de menos estar así contigo.
-Y yo. Castle yo también…tengo que pedirte perdón.
-Ni se te ocurra-dijo sonriendo.
-Pero…
-Con un beso me vale-dijo colocándose de lado juntando nuestras bocas en un beso lento.
-Castle, ¿qué te paso antes? ¿Cuándo te levantaste?
-Am, yo…vi algo en tu mesilla.
Me acerque a la mesilla y lo vi, pero no entendía aún muy bien su respuesta al verlo.
-¿por qué…?
-Es por mi culpa.
-No…no. No voy al psicólogo por tu culpa. Voy por…voy desde hacer muchos años, desde lo que le paso a mis… y después de lo de Márquez yo… necesité volver.
-Yo pensé que fue por… me sentí como una mierda.
-Castle no te voy a negar que me has hecho daño. Mucho daño. Pero…pero no es nada que no se pueda solucionar.
-Y ¿Cómo?-dijo mirándome con pena.
-Dándome muchos besos-dije depositando un suave beso en sus labios-abrazándome-dije y en cuanto lo dije Castle me abrazo-y estando a mi lado Castle.
-Te prometo que no pienso volver a alejarme de ti. Sé que no tienes por qué creerme pero voy a demostrártelo todos los días.
-Estoy segura de ello-dije sonriéndole y acariciándole la cabeza apartándole los pelos rebeldes de su flequillo.
-Kate cuando vine, pensé que…pensé que solo querrías una noche de sexo pero tenía esperanzas de pasar la noche contigo y reconquistarte.
-¿A si?, como pensabas hacerlo.
-Ummm, no lo tenía muy claro. Pero creo que lo he hecho muy bien-dijo besándome.
-Castle creo que desde que te volví a ver yo…estaba segura de que íbamos a volver. No es que me quisiera hacer la dura, solo tenía miedo de que volvieras a…
-No pienso volver a hacer el tonto.
-Lo sé.
-Será mejor que descansemos un rato, mañana será un día largo-dijo sonriéndome y besándome en el cuello.
-Dios Castle-dije sin poder evitar reírme-Castle.
-¿Si?
-Quiero decírselo a Alex.
-¿Decirle que?
-Que estamos juntos, que somos una pareja.
-¿Estas segura?
-Sí, no quiero esperar más.
-Bien, descansa-dijo besándome en la sien, ante el contacto cerré los ojos y me abracé con fuerza a él dejándome llevar por el cansancio.
CONTINUARÁ…
Mañana veremos ya a la familia reunida y veremos cómo se lo toma Alex que sus papis ya estén juntos. Gracias a todos y espero vuestros comentarios como siempre. Va a ser una semana muy buena gracias a ellos, esto se acaba amig@s.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 50

Mensaje por tamyalways el Jue Jul 14, 2016 8:45 pm

Bueno gracias por seguir ahí. Acabamos la semana con un capítulo de la familia toda junta disfrutando de lo que son. Espero que os guste y bueno que disfrutéis de lo poco que queda. Gracias a todos por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 50
POV CASTLE
Me desperté con Kate a mi lado, había conseguido por fin estar junto a ella. No me podía creer la suerte que tenía de poder tenerla a mi lado. Decidí levantarme para hacerle algo de desayunar. Cuando abrí el frigorífico apenas encontré nada para comer. Estas chicas necesitaban ir más de compras. Era increíble como podían vivir dos mujeres en esta casa y tener el frigorífico tan vacío. Apenas habías unos huevos, por lo tanto no tenía mucho en que pensar. Me decidí por hacer unos huevos revueltos junto al café. Me puse en ello, y en apenas unos minutos ya tenía todo listo. Cogí el plato para llevármelo y casi lo dejo caer cuando me queme.
-Mierda-maldije. Con ayuda de un trapo lo puse en una bandeja junto a dos tenedores y las dos tazas de café y me las lleve a la cama. En cuanto entré en la habitación me encontré a una Kate despeinada y sonriente ya despierta.
-Hola.
-Hola-dije acercándome a ella y besándole suavemente en los labios. Deposité con cuidado la bandeja sobre sus piernas.
-Oh, ¿encontraste algo?
-Si. Deberíais salir más de compras.
-No tenemos mucho tiempo-dijo metiéndose la primera cucharada en la boca-umm esto esta buenísimo.
-Me alegro que te guste-dije metiéndome yo otra.
Seguimos comiendo en silencio. Kate me ofreció una cucharada y sin rechistar abrí mi boca para que Kate me diera de comer. No podía dejar de sonreír era muy feliz.
-Creo que deberíamos irnos. No queremos hacer esperar a Lanie, nos puede llegar a matar.
-Creo que es muy feliz de tener a su sobrino-dije sonriéndole-pero si, será mejor que nos vayamos. Echo mucho de menos a mi pequeño.
Kate me acarició mi mejilla, ya tenía algo de barba y tenía que afeitarme pero ahora mismo solo quería disfrutar de la compañía. Nos levantamos y nos dirigimos a la ducha.

Nos habíamos duchado juntos regalándonos caricias y besos. Ya nos habíamos preparado e íbamos de camino a recoger a nuestros pequeños. Cuando llegamos fui directo a ver a Alex. Me recibió con un abrazo y con Derrick en brazos. Acaricié al perro y le pedí que fuera a por todas sus cosas. Yo me fui a encontrar con Kate que se había ido a buscar a Lanie. Cuando las encontré a los dos estaban hablando muy sonrientes. No pude evitar acercarme a Lanie y darle un fuerte abrazo.
-Chico escritor me estas dejando sin respiración.
-Lo siento. Muchas gracias.
-¿Por? Por una buena noche de sexo-dijo y miró a Kate sonriendo.
-No-dije acercándome a Kate y agarrándola por la cintura-por darme la oportunidad de recuperar a la mujer de mi vida-dije mientras besaba a Kate en la mejilla.
-¿Qué?-dijo mirándonos a ambos-¿habéis vuelto?
-Si-dijo Kate sonriendo, y Lanie se lanzó a abrazarla.
-Tu, escritorcito como se te ocurra hacerle daño…
-No. Te prometo que no pienso volver a cagarla.
-Eso espero, por tu bien.
No pudimos evitar reírnos. De repente llego Alex con Derrick y nos miró extrañados. Le cogí la correa del perro y lo cogí en brazos dándole un beso a mi pequeño. En cuanto Kate le tocó pasó de mí y se tiró a los brazos de Kate. Los vi como actuaban y se me caía la baba. Era increíble, verlos así juntos eso era lo que más me podía hacer feliz en el mundo.
-Bueno será mejor que nos vayamos a casa.
-Kate, ¿tú también vienes?-preguntó Alex poniéndome morritos. Y en ese momento me di cuenta del daño que le habíamos hecho a Alex por no hacerle partícipe de nuestra relación, por tener miedo. El miedo se ha acabado. Íbamos a vivir y si algo estaba de pasar, pasaría y estaríamos todos juntos para apoyarnos. Éramos una familia y todos íbamos a luchar juntos contra todo lo que nos encontráramos en nuestro camino.
-Si cariño. Kate también viene-dije besándole suavemente en la sien.
-Castle.
-¿Si?
-No se te olvide de lo que me debes-dijo Lanie sonriéndome.
-Me pondré en ello enseguida-digo besándole la mejilla.
Cogimos a nuestros pequeños y nos fuimos hasta casa. Cuando llegamos dejamos que Alex guardara todas sus cosas y sus regalos y aproveché para darle de comer a Derrick antes de ponernos a hablar con Alex. Había llegado el momento de hablar con él, había llegado el momento de acabar con el miedo. Cuando acabé me acerque a Kate que estaba mirando por la ventana y la abracé por detrás.
-¿Estás preparada?
-Sí, lo estoy-dijo girándose para colocarse de cara a mí y me dio un tierno beso en los labios. Nos quedamos los dos mirándonos como dos enamorados.
-Puagg-dijo una voz a mi espada. Cuando nos giramos nos encontramos a Alex mirándonos y poniendo cara de tonto. No pude evitar romper a reír a carcajadas y Kate enseguida me acompaño. Cuando conseguí parar de reír cogí a Kate por la mano y a Alex por la otra y nos sentamos en el sofá. Cogí a Alex y lo puse sobre mis piernas, solté el aire que estaba reteniendo y me llene de valor.
-Alex, mira…Kate y yo…
-¿Sois novios?
-¿Qué?-dije sorprendido.
-Los papas de mis compis son novios y dicen que hacen eso…
-Se dan besos.
-Si en la boca puag-no pude evitar volver a reírme.
-Alex, si Kate y yo somos novios-dije mirando primero a Kate y luego a Alex-Kate y yo nos queremos mucho y por eso nos damos besos en la boca. Alex eso no es malo, cuando seas mayor lo entenderás.
-No me gusta.
-¿Qué no te gusta?
-Besos en la boca puag.
-Bien. ¿Pero te gusta que Kate y yo…?
-¿Seáis novios? Me encanta. Sois mis papas, lo normal es que os queráis y seáis novios ¿no?
-No siempre…pero sí.
-¿Eso significa que Kate se vendrá a vivir aquí?
-Bueno es pronto para eso-dijo Kate.
-Aunque a mí me encantaría-Kate me miro impresionada-si no quieres espero que al menos lo consideres y que pronto te decidas venirte a vivir con nosotros-le dije sonriéndole.
-Es pronto.
-¿Pero lo pensaras?-preguntó Alex poniéndole morritos, era adorable cuando se ponía así.
-Nada de chantajes jovencito-dijo Kate tapándole la boca-Ahora lo mejor será que nos vayamos a comer.
-Si ahora me encargo…
-No, yo me encargo.
-Hay macarrones listos para calentar. Mételos en el horno yo me hago cargo del resto.
-Ok-dijo Kate caminando hasta la cocina.
-¿Papa?
-Si.
-Kate vendrá a vivir con nosotros ¿no?
-Te lo prometo-dije besándole en la sien.

Pasamos unos días juntos y había llegado el día de Nochevieja. Habíamos cenados todos juntos en el orfanato, incluso mi madre vino con nosotros. Parecíamos más que nunca una familia, una familia muy unida. Pasaba cada minuto del día intentando hacerle saber a Kate que la quería y que no me iba a volver a ir a ningún lado.
Estaba solo tomando una copa esperando que llegara la hora para dar la bienvenida al año nuevo. Ya quedaban solo unos minutos y vi como Kate se acercaba a mí son una sonrisa en la cara. Estaba guapísima, llevaba un traje negro largo que me estaba volviendo loco desde la primera vez que la vi con el puesto.
-Hola.
-Hola-dije agarrándole de la mano y llevándomela a la boca dejando un suave beso.
-¿Qué haces aquí solo?
-Regodeándome de la suerte que tengo-dije sonriéndole.
-Ya va a acabar un año un poco…
-Un poco loco, porque yo lo definiría así. Ha sido como una montaña rusa. Pero me quedo con lo mejor-dije besándole en la mejilla y la vi sonreír.
-Creo que deberíamos acercarnos ya queda muy, pero que muy poco.
-Bien-dije agarrándole de la mano y tirando de ella hacia la sala central donde estaba todos.
-Bueno chicos queda solo un minuto. Que no se os olvide pedir vuestros deseos para el año nuevo. Luego los quemaremos en la hoguera de fuera.
-Biennnn-gritaron todos los niños.
-¿Ya has escrito el tuyo?-preguntó Kate.
-Si.
-¿Se puede saber cuál es?
-La verdad es que no. Si no, no se cumplirá.
-Tienes razón.
-Aunque me podrías decir el tuyo-dije haciéndola reír.
-En tus sueños-dijo sonriéndome.
-Chicos cinco, cuatro, tres…-escuchaba gritar a todos, yo solo podía mirar a Kate y esperar ansioso que se acabara la cuenta atrás para poder besarla. Cuando la cuenta atrás se acabó, fui lentamente acercando mi cara a la suya y la besé suavemente. Tenía los labios calientes y deseosos de recibir los míos.
-Puag-dijo Alex justo debajo nuestra. Lo cogí en brazos y lo puse en medio de los dos y no pude evitar sonreír como nunca antes, era el hombre más feliz del mundo. La vida me había dado una familia y a pesar de que había sido un idiota había tenido una gran suerte ya que había conseguido que me perdonaran y me dejaran formar parte de esta maravillosa familia.
CONTINUARÁ…
Nos vemos el lunes con un nuevo capítulo disfrutad mucho del fin de semana que yo lo voy a pillar y no voy a querer soltarlo Wink bueno espero como siempre vuestros comentarios ansiosa a ver si me alegran este día tan largo, que coño esta semana tan larga.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 51

Mensaje por tamyalways el Dom Jul 17, 2016 8:49 pm

Bueno este capítulo sirve para cerrar una parte de la historia que tenía ahí guardada y que se merecía un buen fin. Los dos capítulos restantes que quedan, ya serán para cerrar más el final feliz de la family prometido. Bueno daros las gracias a todos de nuevo por seguir ahí, y decir que ha vuelto mi inspiración a raudales con mi nueva historia ya llevo 12 capítulos en 8 días creo que no está nada mal.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 51
POV RICK
Hoy empezaba a trabajar, bueno a trabajar empezaba Kate yo solo iba a acompañarla, a estar con ella. Ella pensaba que era una perdida de tiempo pero yo estaba seguro de que mi inspiración va a volver a estar en su mayor plenitud.
-Castle deja de mirarme y prepara a Alex para ir al colegio. No quiero llegar tarde el primer día.
-Si, vale-dije pero no me moví solo podía verla moverse de un lado para otro alrededor de mi habitación, que había pasado a ser nuestra. No se había venido aún a vivir con nosotros pero era algo parecido. Pasaba casi todos los días allí con nosotros y solo esperaba que el que empezara a trabajar no impidiera eso.
-Castle…
-Si ya voy, lo siento-dije levantándome y subiendo las escaleras para meter prisa a Alex-Alex ¿todavía estas así?
-Es que no puedo con…-dijo intentando colocarse la camiseta.
-Alex, si quitas lo botones podrás metértela-dije sonriéndole. Le ayude a vestirse y lo baje corriendo con la mochila ya preparada.
-Cariño ¿ya estás preparado?-dijo Kate a Alex y enseguida ya lo tenía en brazos dándole besos y abrazos.
-Si, era culpa de papa-dijo Alex riéndose.
-¿A si? te vas a enterar-dije haciéndole un montón de cosquillas.
-Para…para…
-Vale, nos vamos.
-Si, pero antes-dije poniendo morritos-yo quiero también mis besos de buenos días.
-Papa eres un crío-dijo Alex riéndose mientras me daba un beso en la mejilla y Kate hacía lo propio en la otra.
-Bien, ahora si nos podemos ir.
Llevamos a Alex hasta el colegio y quedamos en recogerlo para la hora de la comida. Estábamos llegando a la comisaria y empecé a ponerme nervioso, no quería cagarla y que eso le perjudicara a ella, no podía parar quieto en el asiento y Kate se dio cuenta.
-Castle, ¿Qué te pasa?
-Yo…no se como comportarme, no sé… no quiero cagarla.
-Tu estate quietecito y hazme caso y todo irá bien.
-Vale.
Llegamos a la comisaria y Kate entró como si nada, yo iba detrás de ella casi escondiéndome. La última vez que vine fue… fue cuando Alex, y antes de eso cuando a Kate… no sé que sabrían sus compañeros de nosotros pero en cuanto los vi mirándome con cara de pocos amigos me di cuenta de que no iba a conseguir amigos tan fácilmente.
-Buenos días chicos.
-Buenos días jefa-dijeron los dos a la vez y Kate les miro que cara de pocos amigos mientras ellos le sonreían.
-Este es Castle, ya lo conocéis. Va a seguirnos, bueno a seguirme durante una semana. Se va a portar bien ¿a que si?
-Si-dije a media voz.
-Bien ahora que nos hemos presentado vamos a ir a ver al capitán para hacer las presentaciones y después papeleo hasta que no caiga un cuerpo.
Entramos y estuvimos hablando durante unos minutos con el capitán, me hicieron firmar unos papeles por si me pasaba algo. Yo los firme algo rescíndete, pero Kate me convenció prometiéndome que no me pasaría nada. Normalmente no me importaría, al revés siempre me ha gustado la emoción, pero ahora tenía a Alex y tenía que pensar en él.
-Ahora, ¿qué hacemos?
-Pues papeleo.
-Vaya aburrimiento.
-¿Qué te pensabas que era esto?
-No sé, me gusta la investigación.
-Pues a veces o casi siempre no hacemos mucho.
-Pues podíamos aprovechar para…
-Para qué.
-Para investigar a Krauss.
-¿Investigar?
-Quiero conocerlo, conocerlo para poder agradecerle lo que ha hecho por mí.
-Castle no creo que le guste cuando se entere de que lo has investigado.
-Pero…necesito ayudarlo. Me siento mal de verlo así en la calle cuando yo puedo ayudarle. Sé que no aceptara así como así me ayuda por eso quiero saber algo para….para poder ayudar.
-Bien, veremos que averiguo. Pero no nos vamos a pasar. Te diré lo mínimo y lo que piense que pueda ayudarte.
-Vale me conformo, voy a hacer cafés-dije levantándome y le sonreí.
Cuando regrese con los cafés vi a Kate enfrascada con el ordenador con el ceño fruncido.
-¿Qué pasa?
-Creo que tengo algo.
Me coloque justo detrás de ella y mire el ordenador. No pude evitar sonreír ante lo que vi, había encontrado una forma de hacer algo por él aunque me gustaría y se mereciera mucho más. Aunque había otra cosa que no me hizo sentir muy bien.
-Kate tengo que ocuparme de esto. Puedo…
-Tranquilo, vuelve cuando acabes.
-Gracias-le dije en el oído y le di un beso-si pasa algo interesante…
-Te llamo-dijo Kate sonriéndome.
Salí corriendo para encontrarme con Krauss, necesitaba encontrarlo lo más rápido posible. Cuando llegué por la zona en la que supuestamente debería encontrarse empecé a preguntar por él. Estaba empezando a inquietarme nadie me contaba nada. De repente alguien me hablo a mi espalda.
-¿Preguntabas por mí?
-Oh, hola Krauss. Necesito tu ayuda.
-¿Si?
-Verás sé que eres contable…
-No. Era contable señor Castle, como puedes observar ya no lo soy ni quiero volver a serlo.
-¿No querrías volver a serlo?
-Señor Castle gracias por intentarlo y eso pero no quiero que me consiga un trabajo.
-No, no. No es eso. Te he dicho que el favor me lo vas a hacer tu a mí.
-Si ya. Suelta.
-Verás tengo una amiga que necesita de un contable…y sé que…bueno como dices no quieres pero para mí sería un gran favor contar con tu ayuda. Verás trabaja en un orfanato y no pueden contratar a nadie para hacer ese trabajo. Mi amiga se va a volver loca con tantos números…
-Has dicho un orfanato.
-Si. Necesitan voluntarios, y pensé…bueno te vi con Alex y pensé que quizás te sentirías bien con los peques.
-Yo…
-Lo único que podrán ofrecerte a cambio es una habitación y tres platos de comida.
-No quiero…
-No lo hacen por ti. Todos los voluntarios comen allí con los niños y algunos incluso tienen habitaciones allí porque alguien se tiene que quedar allí por la noche. De verdad Krauss tú me estarías haciendo un favor.
-Joder lo pones así, pero yo…
-Antes de decir nada porque no vienes conmigo y conoces a mi amiga y a los chicos. Yo cuando los vi no pude separarme más de ellos, tanto que tengo ahora un angelito en casa-dije sonriéndole.
-Oh Alex es…
-Si. Él estaba en esas condiciones y no sabes la ayuda que necesitan porque no reciben mucha ayuda y si a veces reciben donaciones pero…son demasiados niños.
-Quiero ir a verlo. No te prometo nada pero…quiero verlos.
-Bien, perfecto-dije sonriendo.
Cuando llegamos al orfanato no podía dejar de sonreír se notaba que le gustaban los niños y bueno después de conocer su historia lo entendía era padre, bueno había sido un padre y eso se notaba en como los miraba y en cómo había tratado a Alex. La vida de Krauss cambió hace unos años. Era un contable en una gran empresa pero tras un desafortunado accidente donde perdió a su mujer y su hija se dejó ir, perdió su trabajo y en poco tiempo su casa quedando completamente en la ruina y solo. Desde entonces ha vivido en la calle junto a muchos otros que se encuentran en su situación. Solo esperaba que esto le animara y pudiera volver a empezar, que estos niños le llenaran de la alegría que necesitaba para poder llegar a vivir de nuevo. No podía imaginar estar en su situación si les pasar algo a Alex y Kate yo… tragué saliva y lo conduje hasta el despacho de Lanie.
-Hey.
-Hola Castle.
-Este es mi amigo Krauss.
-Krauss el mismo que encontró a Alex.
-Si-nada más decirlo Lanie se levantó y le dio un abrazo a Krauss que se quedó algo paralizado-es algo efusiva-dije sonriendo.
-Oh, lo siento si le ha molestado. Pero gracias por cuidar de Alex.
-Fue todo un honor.
-¿Y en que puedo ayudaros?
-En realidad, es él quien va a ayudarnos.
-¿Ah sí?
-Verás Krauss es contable.
-Oh, dios mío, ¿de verdad? Creo que te voy a deber mucho más de lo que pensaba-dijo Lanie exagerando como siempre.
-Te dije que estaba desesperada y que estaría encantada.
-Aún no me he decidido.
-Le he dicho que como voluntario y como le necesitaréis muchas horas tendrá derecho a una de las habitaciones que tenéis para los voluntarios y las tres comidas.
-Claro, nos vendría muy bien algunas ayuda con los chicos también cada vez son más-dijo Lanie poniendo cara de pena.
-Bueno creo que será mejor que tu Lanie le enseñes todo y le des la charla como a mí-dije riéndome.
-Eso está en mis manos-dijo Lanie.
De repente sonó el teléfono y cuando vi quien era la que llamaba no pude evitar sonreír.
-No me digas, tenemos un cuerpo.
-Si.
-Voy volando-dije sonriendo-me tengo que ir.
-Señor Castle…
-Rick.
-Rick. Gracias.
-No, gracias a ti Krauss-dije dándole un abrazo y salí disparado a buscar a Kate y a disfrutar de los bueno.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo ya queda tan poquito…el jueves está a la vuelta de la esquina y entonces tendré que decir adiós a este gran fic que tanto me ha dado. Haber en cuanto dejamos el record de comentarios en mis fics este sin duda ha sido el más comentado y eso es gracias a vuestro interés por él.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 52

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 18, 2016 8:29 pm

Bueno aquí estamos, este sería el capítulo final y el siguiente el epílogo que tengo que decir que es bastante, bastante largo. Espero que os guste el capítulo creo que tiene de todo y la verdad es que me gustó mucho escribirlo. Gracias a todos por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 52
POV RICK
Acabábamos de cerrar el primer caso juntos, no había sido muy complicado pero había sido increíble, me había sentido como nunca antes. El poder ayudar a una familia a cerrar el peor episodio de sus vidas es algo que te hace sentir especial, te hace sentir mejor persona. Nos habíamos ido el fin de semana a los Hampton para celebrarlo y para estar los tres juntos. Habíamos llegado ya bien tarde el viernes y Alex fue directo a la cama mientras Kate y yo nos quedamos allí los dos solitos sentados en el borde de la piscina.
-Kate.
-¿Si?-dijo mirándome.
-Yo…lo siento.
-¿Por qué?-dijo extrañada.
-Por…por dejarte…por querer impedirte hacer algo bueno.
-Castle…
-Lo de hoy, lo de encerrar a un asesino y poder decirle a la familia de la víctima que alguien podría pagarlo, que se haría justicia, eso…eso ha sido lo más importante que he hecho en mi vida y de lo que más orgulloso estoy después de adoptar a Alex. Y…yo…quise quitártelo.
-Castle, está bien. Lo dejamos todo atrás no te acuerdas-dijo sonriéndome-me alegro que te hayas sentido así.
-Ahora te entiendo, ahora puedo llegar a comprender porque lo dabas todo.
-Shh, vamos a disfrutar de la noche-dijo besándome.
Estuvimos durante un rato dentro viendo la televisión cuando salió una noticia que me dejo atontado.
“La actriz Meredith más conocida por ser la ex de Richard Castle, ha anunciado que está esperando un niño con su actual pareja y que son muy felices con la noticia”
-Lo siento-dijo Kate-te tienes que sentir engañado.
-Si la verdad es que sí, pero tengo que darle las gracias si no me hubiera engañado nunca hubiera tenido esto, una familia contigo y con Alex-dije sonriéndole y besándole suavemente en la sien. Apagué la televisión y agarré a Kate por la mano y me la lleve fuera junto a la piscina.
Nos agarramos de la mano y estuvimos durante unos minutos en silencio, disfrutando de la paz y la tranquilidad que daba el sonido del mar y la luz de las estrellas esas que en la ciudad no se podían disfrutar.
-Castle.
-¿Si?-dije manteniendo la mirada fija en el horizonte.
-Como te imaginas a nosotros dentro de un año o así.
-Me imagino aquí de nuevo con Alex corriendo junto a Derrick, y con un anillo en tu dedo-dije mirándola, Kate me sonrió.
-¿Y no te imaginas ningún niño más?
-No, la verdad es que no. Quiero disfrutar lo máximo de Alex.
-Oh, ya-dijo Kate a mi lado-será mejor que nos vayamos a dormir.
-Oh, sí claro. Pensé que….nos quedaríamos algo más de tiempo.
-Estoy cansada. El día ha sido muy largo-dijo bostezando.
-Bien-dije levantándome y ofreciéndole la mano para ayudarla a levantarse.

Cuando me levanté al día siguiente, Kate ya estaba levantada y hacia bastante tiempo porque su lado de la cama estaba completamente frío. Me levanté despacio aún con los ojos medio pegados y me dirigí hacia la cocina pero allí no estaba. Seguí le camino hacia fuera a la piscina y me la encontré de espalda a mi mirando al mar. Me acerque despacio y la abracé por detrás, enseguida Kate se apoyó en mí.
-Buenos días, cariño-le dije.
-Buenos días.
-Kate ¿estás bien?
-Si.
-¿Segura?
-Castle te he dicho que sí.
-Uohh, lo siento. Que me he perdido. He hecho algo malo porque...-Kate se giró y…
-Estoy embarazada-me quedé sin habla no sabía muy bien que decir-si lo estoy, y sé que tú quieres disfrutar de Alex y no piensas en otro niño, pero esto es cosas de dos. Tú podrías también haber puesto protección sabes yo no tengo toda la culpa. Sabes que tomo la píldora pero supongo que con los medicamentos que tomé pues…-estaba disfrutando mucho del discurso que estaba dándome pero ya no podía aguantar más estaba a punto de partirme de risa y me dolía la boca de ocultar una sonrisa. Así que la bese para acabar con aquel estúpido discurso. Cuando me separé de ella se me quedó mirando extrañada.
-¿Puedo hablar yo ahora?-me asintió con la cabeza- bien yo es verdad que podía haber puesto protección no soy un tonto, quizás haya sido un poco irresponsable. Lo admito. Pero ahora no sé de donde sacas que no quisiera tener un hijo contigo. Sé que ayer dije que quería disfrutar de Alex, pero eso no implica no querer tener otro hijo contigo-y le sonreí.-Kate tener un hijo contigo es lo mejor que me puede pasar en mi vida, ya tenemos a uno y creo que nos ha salido perfecto-dije volviendo a sonreírle-así que no pienses por ningún momento que no estoy feliz con la idea, porque no puedo estarlo más-dije acercándome a ella y besándola ya no me aguantaba más quería besarla una y mil veces más.
-Puagg-dijo una voz a nuestra espalda haciéndonos reír a ambos.
-Hola cariño-dije girándome y colocándome a su altura.-Creo que tenemos que hablar contigo.
-Bien.
-Porque no vas a sentarte que enseguida te llevamos el desayuno.
-Vale-dijo corriendo primero a dar un beso de buenos días a su mama, que no pudo evitar que se le cayera la baba con su niño.
-¿Quieres contárselo ya?-me pregunto Kate.
-Sí, claro.
-¿no tienes miedo a…?
-A su reacción. No, no tengo. Alex es un gran niño y será un gran hermano mayor. Vete a sentar con él, yo voy a preparar el desayuno.
Preparé un buen desayuno para las dos personas más importantes de mi vida y para la que venía de camino y lo llevé todo hacia la mesa. Antes de sentarme fui a por Derrick para que comiera con nosotros y le puse su plato debajo de la mesa para que él también formara parte de la charla, después de todo era parte de la familia. Me senté al lado de Kate y durante todo el desayuno no pude dejar de tocarla y sonreírle, quería relajarla sabía que estaba algo nerviosa con contárselo a Alex. Cuando acabamos de desayunar y recogí todas las cosas, nos sentamos en el sofá con Alex en medio.
-Verás Alex tenemos que contarte una cosa-dije mirando primero a Alex y luego a Kate.
-Sí, tu papa quiere contarte una cosa-la miré con cara de asesino y pude leer en sus labios un lo siento.
-Sí, bueno verás…
-Al grano papa-dijo Alex sacándome una risita nerviosa.
-Verás pequeño Kate y papa, bueno tú…
-Cariño vas a tener un hermanito-dijo al final Kate apiadándose de mi falta de palabras.
-Voy a tener… ¿voy a tener un hermanito?-dijo Alex ya más contento.
-Si cariño.
-Que bien y ¿cuándo?-preguntó mirándonos ambos.
-Todavía queda mucho.
-Si cariño, está creciendo en la barriguita de mama.
-Oh, puedo…
-Claro, pero aún no notarás nada-se le veía una cara de emocionado mientras le tocaba la barriga a Kate que no pude evitar que se me cayera una lagrimita, me la quité lo más rápido posible para evitar que me vieran.
-¿Voy a poder jugar con él?
-Claro, y tendrás que cuidar de él, vas a ser el hermano mayor.
-Bien-dijo muy determinado.
-Y tendrás que enseñarle a leer.
-Oh, sí. Le dejaré mis libros será muy chuli.
-Si cariño-dije besándole suavemente en la sien.
-Y podemos hacerle un dibujo en su habitación también a que si mama.
-Claro pero necesitaré ayuda.
-Yo te ayudo, papa no sabe pintar.
-Oye-dije y Kate y Alex se reían a carcajadas no pude evitar pensar en lo afortunado que era, tenía una familia increíble y por momentos pensaba que no la merecía por eso intentaba luchar cada día por demostrarles a los dos que puedo ser mejor, que puedo darles lo que necesitan.
-Castle, ¿estás bien?-dijo Kate sentándose a mi lado.
-Sí, y ¿Alex?-ni siquiera me había dado cuenta de que se había ido.
-A hacer un dibujo para poder pintar la habitación-dijo Kate sonriendo.
-Tenemos un chico increíble.
-Si.
-Tenemos que hacerlo feliz, se merece tanto.
-Castle, ya es feliz. Y si es feliz es gracias a ti. Tú le conseguiste una familia-no pude evitar sonreírle.
-Te quiero mucho Kate.
-Y yo a ti.
-Y lo de ayer iba a en serio.
-¿lo de no tener más hijos?-dijo sonriéndome.
-No lo de verte con un anillo en ese dedo-dije señalándoselo.- ahora mismo no lo tengo pero…Kate quiero…quiero pasar el resto de mi vida intentándote hacer feliz. Quiero despertarme a tu lado todos los días que resten de mi vida. Quiero formar parte de esta familia que tenemos hasta que me muera y quiero ser tu marido y el padre de tus hijos. Así que sin más Kate ¿quieres casarte conmigo?
-Yo…si quiero-dijo con lágrimas en los ojos y nos besamos.
-¿Os vais a casar?-dijo Alex desde detrás de mi y no pude evitar soltar una risita, siempre aparecía cuando algo estaba sucediendo.
-Oh si cariño-dijo Kate.
-Vamos a ser como una familia normal.
-Oh si cariño-dijimos ambos riéndonos.
-¿Vamos a vivir todos juntos?- Mire a Kate y la vi sonriendo sin ninguna duda en sus ojos y respondí sin dejar de mirarla.
-Si cariño, vamos a vivir todos juntos, porque somos una familia.
-Bien-dijo saltando y gritando y Derrick se unió a él ladrando y brincando detrás de él. Kate y yo no podíamos dejar de sonreír.

Estábamos relajados tumbados en la arena de la playa, Alex estaba justo a nuestro lado intentando hacer un castillo de arena, pero por mucho que lo intentara no había medio de que se quedara de pie.
-Entonces, ¿cuándo quieres que no casemos?-pregunté a Kate que estaba acostada cobre mi costado izquierdo.
-¿Cómo que cuándo?
-Si antes o después de tener al niño.
-Oh, no sé.
-A mí me gustaría casarme cuanto antes la verdad-dije mirándola.
-Entonces antes de nacer el niño, pero no quiero que….
-no quieres que.
-Bueno quiero caber en algún traje es el día de mi boda y quiero ir guapa.
-Kate estarás guapa con los que te pongas y porque va a ver gente si no me daría igual que no te pusieras nada-dije levantando las cejas.
-En tus sueños-dijo Kate sonriéndome.
-Kate cuando se te noté la barriguita…no vas a estar más fea, al revés vas a llevar dentro a nuestro hijo….no podrás parecer más hermosa. Estoy deseando que llegue ese momento-dije besándole suavemente en la nariz.
-Entonces…
-Si quieres antes, creo que un mes estaría bien.
-¿Un mes? Como vamos a preparar una boda en un mes.
-Tú déjame a mí. En un mes nos casamos-dije sonriendo y Kate me devolvió la sonrisa.
-Papi-dijo Alex frustrado-esto no va.
-Voy cariño-dije levantándome con cuidado y acudiendo al rescate de mi pequeño.
CONTINUARÁ…
El jueves está a la vuelta de la esquina y con ello el final de esta historia. Quería de verdad daros las gracias a todos por seguirla y en especial a los que dejan sus comentarios aquí y en twitter que me sacan una sonrisa y hacen que esto merezca la pena. Deciros que sin duda va a ser emocionante subir el último capítulo de esta historia pero que tengo muchas ilusiones puestas en el nuevo y espero que le deis una oportunidad, el lunes empezaremos una nueva caminata juntos sin queréis. Gracias y espero vuestros comentarios para acabar esta historia como la comenzamos.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Epílogo

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 20, 2016 9:23 pm


Quiero agradecer a mucha gente por hacer que este fic sea inolvidable, todos aquellos a los que no puedo poner nombre pero sé que lo leen gracias al gran número de visitas que ha tenido la historia y aquellos que han comentado, mil gracias a todos.
Disfrutad del capítulo y espero veros el lunes en el nuevo fic.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 53
Epílogo
POV RICK
Había llegado el día más importante de mi vida después de que conociera a Alex, después de ver a mi pequeño en casa por primera vez. Era el día de mi boda. El día que me casaba con la mujer de mi vida, con la mujer que más quería en el mundo y que más iba a querer jamás. La madre de mis hijos. Estaba muy nervioso, nervioso por verla, nervioso por las ganas que tenía de hacerle mi esposa, eso era lo único que quería, poder darle de una vez por todas el sí quiero.
-Richard hijo estas guapísimo.
-Y cuando no madre-dije sonriéndole-tú si que estás fantástica madre.
-¿Hasta ahora no te has dado cuenta?-dijo haciéndome sonreír-tu chica está casi lista.
-Oh.
-Esta bellísima.
-Dios, tengo unas ganas increíbles de verla.
-Papi, papi-gritaba Alex acercándose donde nos encontrábamos, cuando llegó donde estaba lo cogí en brazos.
-Estás guapísimo, mi príncipe.
-Tú también papi.
-¿has visto a mami?
-Si está guapisíiisima.
-Bien, vosotros encima dadme envidia.
-Ya está saliendo.
-oh bien porque no sé cuánto más voy a poder aguantar.
-Papi está nervioso-dijo Alex sonriendo.
-Serás-dije haciéndole cosquillas a mi pequeño.
-ah para, para papi-dijo sin poder parar de reír.
-Castle-dijo Espo apareciendo de repente-la novia ya viene.
-Si-dijo Ryan.
-Bueno pues cada uno a sus puestos. Alex.
-¿Si?
-Cuando se acerque le das esto-dije sacando una rosa.
-Vale-dijo sonriendo.
Me quedé allí en el altar improvisado sin saber muy bien ni como colocarme. Todos estaban en sus sitios esperando a la reina de la fiesta, a la protagonista de mi corazón. De repente empezó a sonar la música y me giré mirando a ese largo pasillo que me separaba de ella. Estaba guapísima, parecía un auténtico ángel. Me miró y pensé que el corazón se me iba a salir del pecho. Poco a poco fue avanzado al ritmo de la música. Todo el mundo no paraba de mirarla igual que yo que apenas podía pestañar. No quería perderme ni un solo instante de este increíble día. Cuando ya estaba cerca muy cerca, Alex salió corriendo dándole la rosa y señalándome. Kate le dio un beso y me sonrió llevándose la rosa a la nariz para olerla. Ya quedaba poco, ya estaba cerca, ya iba a poder tenerla lo suficientemente cerca para poder tocarla. Cuando llegó a mi lado le cogí de la mano y se la acaricié con amor. Deposite un suave beso en su mejilla.
-Estás guapísima-dije sonriéndole.
-Tu no estas nada mal-dijo colocándome la corbata.
-Dios no puedo creerme que te tenga aquí.
-Ni yo. Huele muy bien-dijo cogiendo la rosa y colocándomela en el bolsillo de la chaqueta.
-Ajan, ajan. Podemos empezar la ceremonia-dijo el alcalde que estaba preparado para casarnos y todos los invitados se empezaron a reír a carcajadas.
-Oh si claro-dije mirando a Kate-lo estoy deseando.
El alcalde empezó con la ceremonia pero yo solo…yo no podía dejar de mirarla y de jugar con los dedos de su mano. Estaba guapísima e iba a ser mi mujer, que más podía pedir. Llevaba un vestido blanco que acentuaba sus curvas, que dejaba ya ver en parte como su barriguita crecía a la vez que lo hacía nuestro pequeño, no podía dejar de sonreír. Era el hombre más afortunado del mundo. Sentí como Kate me miraba y me apretaba con ternura la mano a la vez que me sonreía. Era la mujer más hermosa del mundo, la mujer más inteligente y buena del mundo. Simplemente era extraordinaria.
-Castle, Castle.
-Si-dije despertando de mis pensamientos.
-Que si quieres decir tus votos.
-Oh claro si, lo siento-dije avergonzado y Kate me sonrío- esto es culpa tuya.
-¿Ah sí?
-Sí, si no fueras tan hermosa podría estar más atento-dije acariciándole suavemente la mejilla.
-Bueno empiezas o qué-dijo haciendo reír de nuevo a todos. Suspiré y me coloque enfrentándome a ella, cuando la miré todo salió sin pensarlo, sin ningún esfuerzo.
-Kate eres y serás por siempre la mujer de vida. El día que te vi justo detrás de Lanie en que aquel escenario sabías que eras especial, luego te conocí y me di cuenta de que no me equivocaba-dije haciendo a todos reír-me lo pusiste muy difícil la verdad. Lo primero que me enamoro de ti era el amor y la protección que tenías sobre nuestro pequeño-dije mirando a Alex-vi que serías una gran madre. Cuando conseguí que me dejarás decir más de dos palabras-dije volviendo a todos hacer reír-me di cuenta de lo extraordinaria que eras y la suerte y lo afortunado que era de que me hubieras dejado entrar en tu vida. Kate te quiero, quiero seguir siendo el hombre más afortunado del mundo y eso solo puedo serlo teniendo a mi familia conmigo. Quiero despertar cada día a tu lado, quiero pasarme el resto de mi vida sacándote una sonrisa, quiero pasarme el resto de mi vida a tu lado, ser tu amigo, tu compañero y tu marido por siempre-dije besándole y sonriéndole.
-Bien Kate.
-Yo…te quiero Rick. Te quiero porque eres el hombre más especial que he conocido. Eres el padre, el amigo y el novio perfecto, bueno con tus defectos como todos claro-dijo haciéndome sonreír-te quiero porque consigues sacarme cada día una sonrisa, te quiero por cómo te comportas con nuestro pequeño-dijo mirando Alex-te quiero porque cuando estoy contigo me siento segura, me siento amada. Te quiero y te voy a querer por siempre-dijo besándome suavemente en los labios, cuando nos separamos…
-Te quiero-le susurré.
Nos sonreímos mientras el alcalde continuaba con la ceremonia. Solo quedaba darnos el sí quiero pero después de los votos esto iba a ser muy fácil.
-Vale Richard Alexander Castle ¿quieres como esposa a Katherine Beckett?
-Sí, sí quiero. Por supuesto que quiero-dije sonriéndola.
-Con un sí quiero vale-dijo haciéndonos reír y yo agache la cara avergonzado. Kate suavemente me la levanto y me sonrío a la vez que me acariciaba la palma de la mano-Bien Y tu Katherine Beckett ¿quieres como esposo a Richard Alexander Castle?
-Si quiero-dijo mirándome a los ojos y vi toda la seguridad y la sinceridad en su mirada.
-Bueno pues ya puedes besar a la novia, total lo has hecho desde que empezamos.
Le sonreí y luego miré a mi mujer, si mi mujer y acerque suavemente mi boca a la suya uniéndola en un beso suave, con mucho amor, apenas en una caricia.
-Papi, mami-dijo nuestro pequeño justo debajo de nosotros. Lo cogí en brazos y lo coloque entre Kate y yo para poder besarlo cada uno en un lado de su mejilla.
-Hola pequeño, estas muy guapo.
-tu también mami. Eres la madre más guapa del mundo.
-Dios si es que te como-dijo Kate dándole besitos por toda la cara.
-Bueno puedo felicitar a mi amiga-dijo Lanie apareciendo por detrás y abrazando a Kate-y a ti, a ti advertirte como se te ocurra hacerle daño…
-Si me vas a hacer mucho pero que mucho daño-dije sonriéndole y abrazándola.
-Lo dijo en serio.
-Y nosotros le ayudaremos-dijeron Ryan y Espo a la vez.
-Bueno antes de que me maten será mejor que disfrutemos de esto-dije señalando nuestros anillos.
Estuvimos bailando y comiendo durante toda la tarde. El día fue increíble estaban todos nuestros amigos, todos los que eran importantes para nosotros. Estaban todos nuestros amigos, aunque algunos de los voluntarios se tuvieron que quedar con los niños. Antes de la ceremonia oficial que había sido hoy ya habíamos tenido una fiesta en el orfanato con todos los niños, por un momento pensamos en casarnos allí pero luego decidimos hacer una fiesta allí y la ceremonia hacerla de forma intima en nuestra casa de los Hampton. Solo éramos unos pocos, los chicos, el capitán y su familia, unos pocos voluntarios, mi madre, Lanie y Krauss no necesitábamos a nadie más. Todos éramos una familia y eso se notaba, había disfrutado al máximo.
De repente Krauss se acercó a nosotros con una sonrisa en su cara. Estaba muy elegante con un traje que le había prestado. En un mes su vida había cambiado por completo. Se había convertido en una persona importante en el orfanato, además de ser el contable ayudaba con los chicos, e incluso les daba clase de apoyo algunos que andaban rezagados.
-Felicidades pareja-dijo sonriéndonos.
-Gracias Krauss-dije dándole la mano y Kate besándole en la mejilla.
-Puedo, hablar con el afortunado un momento.
-Oh si claro-dijo Kate-te veo luego-dijo dándome un beso antes de irse, no podía apartar la mirada de ella, estaba increíblemente guapa.
-Eres muy afortunado Castle, espero que sepas mantenerlos y cuidarlos.
-Sí lo soy. Y voy a pasar el resto de mi vida intentando hacerles feliz.
-Bueno creo que tú también te mereces lo mejor-dijo sonriéndome-solo quería felicitaros y…y darte las gracias Castle. Gracias a ti mi vida ahora vuelve a ser una vida. Soy feliz con todos ellos y eso te lo debo a ti.
-Que dices Krauss sin ti esto no hubiera sido posible. Yo te debo todo. Y eres de la familia ya eso que te quede claro-digo dándole una palmadita en el hombro-y quien sabes quizás algún día vayamos a tu boda.
-¿Qué dices?
-Oh, no te hagas el tonto ya me he dado cuenta de…
-Oh, solo somos amigos.
-Sí, sí. Si tú lo dices-dije sonriéndole.
-Bueno, solo quería eso. No quiero alejarte más de tu chica.
-Te lo agradezco-dije buscándola de nuevo con la mirada.
-Os deseo la mayor felicidad del mundo-dijo mientras nos dábamos un apretón de mano.


6 meses después.
Alex estaba jugando con Derrick corriendo por todo el comedor y yo estaba empezando a perder la paciencia. Kate estaba ya a punto de dar a la luz y estaba muy pero que muy nervioso y que Alex y Derrick estuvieran corriendo a mí alrededor no ayudaba.
-Alex, para quieto antes de que a tu padre le dé algo-dijo Kate sonriendo.
-Que graciosa eres. Pero si por favor Alex vente aquí a sentar un ratito anda.
-Vale Papi. ¿Cuánto queda para que venga mi hermanito?
-Ya queda poco-dijo Kate-ven mira se está moviendo.
-Ala que guay. Tengo ganas de verlo.
-Si pero todavía no ha llegado el momento, será mejor que te vayas ya a dormir.
-Nooo.
-Alex.
-Vale. Te quiero mami-dijo dándole un beso a Kate- te quiero papi-dijo dándome una abrazo y salió corriendo escaleras arriba.
-¿Estás bien?-le pregunté.
-Sí, aunque estoy cansada ya de la barriga.
-Estás preciosa.
-Si tú sigue diciéndolo a ver si me lo llegó a creer.
-Kate, es verdad que tu no me creas es tu problema-dije encogiéndome de hombros.
-Tengo sueño.
-Sí, vamos yo te ayudo.
Nos fuimos a la cama y la ayudé a tumbarse. Luego me fui y me tumbé en mi lado de la cama. Apenas podía moverse y estaba muy incómoda, sabía que necesitábamos que llegara cuanto antes. Me costó mucho dormirme pero lo conseguí. Pero de repente escuché a alguien gritar mi nombre.
-Castle, Castle…
-Kate, Kate ¿Dónde estás?
-Estoy en el baño.
Salí corriendo y me la encontré sentada en la taza del W.C. y toda nerviosa respirando fuerte.
-Kate te has…
-Ni se te ocurra usar una broma. Estoy de parto y necesito llegar al hospital yaaaaaaa.
Deje a Alex con una vecina y llevé a Kate con el coche al hospital estaba muy nervioso, era la primera vez que pasaba por esto, con Alex todo fue más fácil.
-Kate ¿estás bien?
-De verdad crees que estoy bien.
-UPS lo siento. Que puedo hacer.
-Haz que esto pare, me duele mucho.
-Ya estamos llegando.
Tras unos minutos que me parecieron eternos llegamos al hospital y en seguida me separaron de ella. Era el momento de que mi pequeño llegara a este mundo, estaba tan, tan emocionado.


Mi pequeño ya había nacido pero aun no me habían dejado verlo. Alex estaba impaciente a mi lado porque quería conocer a su hermanito. Ninguno de los dos paramos quietos estaba algo nervioso y no me relaje hasta que una enfermera nos dejó entrar. Cuando entramos me encontré con la imagen más hermosa del mundo mi mujer con mi hijo recién nacido en sus brazos.
-Hola chicos-dijo Kate.
-Hola mami, ¿puedo verlo?
-Claro ven.
-Papi me coges.
-Si claro-dije tragando saliva, estaba muy emocionado. Coloque a Alex encima de la cama y vi como miraba a su hermano sonriendo y tocándole con cuidado. Me acerque y le di a Kate un beso en la sien y le di otro a mi pequeño. No pude evitar emocionarme tanto que las lágrimas se me caían por las mejillas.
-Papi ¿estás triste?
-No cariño. Estoy feliz, muy feliz de teneros a todos.
-Mami, ¿Cómo se llama?
-Jim-dije mirando a Kate.
-Pero…
-Kate creo que es lo mejor.
-Gracias-dijo emocionada.
-Me gusta-dijo Alex-Jimmy soy tu hermanito mayor, yo voy a cuidar de ti.
No podía creer la suerte que tenía de tener esta maravillosa familia, es lo que siempre había querido, deseado, soñado y ahora solo tengo que abrir los ojos para disfrutarlo. Antes quería una familia y ahora ya tengo una familia, una familia real y muy pero que muy especial.
FIN
Gracias, gracias y gracias a todos los que habéis llegados hasta aquí. Habéis hecho a este fic grande. Daros las gracias por vuestros mensajes de apoyo para seguir y los de las críticas que también los he tenido en cuenta para intentar mejorar. Espero leer vuestros comentarios para cerrar esta historia. Nos leemos el lunes en mi nueva historia que como siempre os digo y os pido que le deis una oportunidad que no la descartéis en el primer capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 398
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero una familia-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:44 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.