Testigo protegido-Tamyalways-Final

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por tamyalways el Jue Jun 30, 2016 11:22 pm

Buenos días, aquí os dejo el primer capítulo de la mi nueva historia. Espero que le deis una oportunidad y que os llegue a enganchar. Espero poder acabar de escribirla pronto para poder subir más rápido. Pero de momento subiré tres capítulos semanales que empezará el lunes por la tarde porque la semana que viene tengo día de mañana en el trabajo. No sé si será la última historia que escriba o no. necesito tiempo y alguna buena idea y de momento tengo poco de las dos. Pero espero poder sacar tiempo por algún lado para acabar esta y luego ya se verá. Como siempre se aceptan ideas sobre futuras historias. Sin más os dejo con la nueva historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 1
POV RICK
Estoy enfrascado en el reportaje de mi vida. Como siempre estoy metido de lleno en algo grande, pero esta vez es mucho más grande de lo que me esperaba.
Estaba infiltrado en una banda de drogas, solo quería hacer un buen reportaje sobre una de las bandas más poderosas de esta ciudad, pero para nada esperaba vivir lo que acababa de vivir. Marcó su número y espero a que conteste.
-Hombre Rick, ¿ya has acabado ese trabajito tuyo? ¿Tienes algo para mi?-dice Espo, un amigo que a su vez es policía y suele pasarme algunos buenos casos para mis reportajes con la condición de darle algo bueno a él antes de publicarlo que le sirva para detener a alguien, hoy tengo algo muy gordo para él.
-Tengo que hablar contigo, pero no puede ser por teléfono.
-Parece grave, ¿estas bien Rick?
-Sí, aunque no se por cuanto tiempo.
-Me estas asustando.
-No tanto como lo estoy yo. Necesito verte ahora, en veinte minutos donde siempre, no quiero llegar tarde a casa.
-Voy de camino-dice rápidamente antes de colgar.
Me senté en nuestra mesa sin poder dejar de mover las piernas, estaba demasiado nervioso, esta vez me había encontrado con algo demasiado gordo y de esto no iba a poder escarpar fácilmente.
De repente sonó mi teléfono y pensé que sería Javier para decirme que estaba de camino. Cuando miro el identificador veo que es de casa, no quiero hablar ahora con ellos pero…no quiero preocuparlos.
-Hola.
-Hola papi.
-Hola cariño.
-¿Ya vienes a casa?
-Estaré allí en un rato te lo prometo.
-Vale. Te quiero papi.
-Te quiero pequeña-digo con una sonrisa en la cara, de repente escucho a alguien detrás y de repente la voz sonó más cerca del auricular.
-Hola Cariño, ¿Vienes a cenar?
-Si, tengo una reunión pero espero que no me lleve mucho tiempo.
-Bien, entonces te esperamos.
-Ok.
-Te quiero.
-Yo también-digo guardándome el teléfono en el bolsillo. Estaba nervioso porque mi vida podía estar en peligro y eso significa que la de ellas también. Ojala pudiera volver atrás, solo unas semanas y no haber aceptado este artículo, esta maldita investigación.
-Hola tío-dice Espo sentándose enfrente y me mira con cara de preocupación-¿Ha pasado algo con el pez gordo?
-Sí, algo grave.
-¿Cómo de grave?
-Ha matado a alguien delante de mis narices.
-¿Cómo?
-¿Quieres los detalles?-digo de mal humor por meterme en esta mierda.
-Lo siento. Rick esto no podemos dejarlo pasar. Tienes que denunciarlo, podemos acabar con él de una vez por todas.
-Y conmigo, y con mi familia.
-Rick esto es muy grave. No podemos dejar que mate a nadie más.
-No creo que sea el primero, no le tembló la mano.
-Pues con más motivos.
-¿Cuáles son mis opciones?
-Declarar en su contra. Podemos mantenerte a salvo.
-¿Cómo?
-Testigos protegidos-dice serio sacándome una sonrisa sarcástica.
-Y las chicas.
-Alexis y Kira entran dentro.
-No puedo hacerles eso.
-Piénsalo, tomate tu tiempo. No mucho pero tomate la noche y mañana me dices.
-Haga lo que haga…
-Te cambiara la vida.
-Y si testifico y me quedo.
-Rick es peligroso, aunque lo metamos en la cárcel habrá gente a su cargo que te querrán muerto.
-Y si soy un testigo protegido no sabrán quien soy. Puedo testificar sin que me vean.
-Bueno es posible. Haremos lo que quieras.
-Gracias, lo pensaré.
-Tomate tu tiempo. De momento, mandaré un coche patrulla a tu casa por si acaso.
-Gracias-dije tragando saliva y levantándome para darle la mano.
Me largue sin mirar atrás, quería irme a casa para estar con mi familia, tenía mucho en que pensar. No quería alejarme de ellas pero…por mantenerlos a salvo…haría lo que hiciera falta.
Meto la llave en la cerradura y enseguida escucho una voz corriendo hacia mí. En cuanto cierro la puerta la siento detrás de mí abrazándose a mis piernas. Me giró y la cojo en brazos comiéndomela a besos.
-Papi, te quiero mucho-dice abrazándose a mi cuello y dándome un beso. Siento como mi corazón se desarma ante ese gesto, puede que haya jodido su vida en unos días, que haya jodido su vida por una portada.
La llevo en brazos hacia la cocina donde esta Kyra haciendo la cena. Cruzamos nuestras miradas y veo que no está para nada contenta con mis ausencias de los últimos días. Por mucho que supiera como era cuando nos conocimos supongo que nunca te puedes llegar a hacer a la idea hasta que convives con ello.
Nos sentamos a cenar en silencio, bueno en silencio los mayores porque Alexis no paraba de hablar de contarme lo que me había perdido en los últimos días, cuando solo aparecía para dormir y a altas horas de la madrugada cuando ya mi pequeña estaba dormida.
-Alexis si has acabado vete a lavar los dientes.
-Pero quiero ver a papa un rato.
-Vete a la cama ya.
-Cariño, hazle caso a tu madre. Lávate los dientes y acuéstate, ahora mismo voy yo a arroparte ¿quieres?
-Vale-dice levantándose y dándome un beso antes de desaparecer.
Cuando nos quedamos solos sé que viene ahora, no quiero tener esta conversación en este momento pero parece que a Kyra le da igual lo que yo quiera o no quiera.
-Rick no puedes aparecer y desaparecer cuando tú quieras.
-Kyra es mi trabajo.
-Sí, es tu trabajo pero necesito ayuda con Alexis. Yo también trabajo y estoy en casa. Necesito que me ayudes un poco.
-Ya sabes como es mi trabajo. En cuanto acabe este trabajo estaré unos meses más libre.
-Ya y luego te meterás otra vez de cabeza en otro. No solo es la falta de estar en casa, Rick siempre estás en peligro. Tienes que pensar en Alexis…
-¿Crees que no pienso en ella?
-No, no cuando te metes con traficantes peligrosos, borrachos, prostitutas, pandilleros. Rick tienes que parar, necesito que lleves una vida más tranquila.
-No puedo dejarlo-digo sin mirarla a pesar de que quizás si tenga que dejarlo después de este caso.
-Rick piénsalo bien. Esto te aleja de tu hija y de mí. Piénsalo, tú decides. No voy a aguantar así mucho tiempo-dice levantándose y yendo hacia la cocina. Decido que es el mejor momento para ir a arropar a mi hija y quizás irme a dormir, necesito hacer algunas consultas con la almohada, tengo mucho en que pensar y muchas cosas que perder.
Subo las escaleras y me encuentro a mi pequeña tumbada en la cama. La veo sonriendo mientras se guarda algo debajo de la cama.
-¿Qué tienes ahí?-digo entrando mientras sonrió.
-Nada-dice enseñándome sus dientitos.
-¿Nada?-digo acercándome y empezándole a hacer un montón de cosquillas, hasta que conseguí sacar lo que tenía escondido. Era un cuento. Me recordó cuando era un niño y como yo hacía lo mismo, siempre escondía un libro para poder leer por la noche-¿Quieres que te lo lea?
-Si papi-dice recostándose en la cama y haciéndome un hueco.
Cuando estaba acabando el libro la mire y estaba profundamente dormida. La beso, la arropo y apago la luz.
No tengo ganas de ir a la cama, por eso quizás he alargado más la hora de las buenas noches a mi pequeña. Pero no puedo alargarlo más.
Cuando entro en la habitación Kyra ya está tumbada leyendo unos documentos, seguramente de trabajo. Recuerdo la conversación de hace apenas unos minutos sobre todo el tiempo que pasaba trabajando y encuentro la ironía en la imagen que tengo delante.
Cuando me ve deja los documentos y se gira quedando tumbada de espaldas a mí. Me cambio y me meto en la cama a su lado, y maldijo como ha cambiado nuestra relación en estos años, añoró los buenos momentos de nuestra relación y aunque quiero luchar a veces pienso que esto ya no tiene remedio.
-¿Puedes apagar la luz?-dice con la voz amortiguada por la almohada. Suspiro y apago la luz antes de terminar de meterme en la cama. Me tumbo boca arriba y empiezo a pensar en lo verdaderamente importante.
Lo principal es mantenerlas a salvo, a las dos. Ese sin duda es mi principal objetivo. No puedo permitir que les pase nada y mucho menos por mi culpa. Luego está el otro objetivo mantenerme a su lado. ¿Eso significaba que lo mejor era meter a todos en testigos protegidos? Quizás sería lo más fácil para mí, pero ¿y para ellas? Tenía que encontrar otra alternativa y tenía que encontrarla ya.
CONTINUARÁ…
Espero que de momento os vaya gustando. Parece que va lento pero enseguida se aceleraran las cosas, y pronto aparecerá Kate en la historia solo un poco de paciencia. Gracias a todos los que hayáis leído y le hayáis dado una oportunidad.
Buen fin de semana
XXOO
Twitter: tamyalways


Última edición por tamyalways el Miér Sep 07, 2016 8:45 pm, editado 1 vez

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Vie Jul 01, 2016 1:04 am

me encnata Clap Clap Clap Clap Clap Clap

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por tamyalways el Dom Jul 03, 2016 8:39 pm

Buenos días, bueno pues os sorprenderá que este de nuevo por aquí tan temprano cuando dije que estaría por la tarde pero es lo que tiene los trabajos temporales, que se acaban cuando menos lo espera. Mientras siga así la cosa y no me vuelvan a llamar o no encuentre otra cosa seguiremos como hasta ahora. Subiendo lunes, martes, jueves y viernes. Iba a cambiar a tres capítulos semanales pero por ahora seguiremos así para poder adelantar un poquito la historia porque sé que al principio puede que se os haga algo larga, pero prometo que todo mejorara en los próximos capítulos, un poquito de paciencia.
Ya tengo otra historia en mente pero antes quiero acabar esta y luego según del tiempo que disponga empezaré o no a escribir una nueva historia. De momento disfrutemos juntos de este camino.
Por último y más importante, daros las gracias por confiar de nuevo en mí, por leer sin descanso y participar de esta nueva historia, gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2
POV RICK
Me levanto con mayor determinación, no quiero perderlas, no quiero perder mi vida, no quiero que ellas pierdan la suya y quiero hacer lo correcto. Solo esperaba que hubiera una manera de poder hacerlo manteniendo lo anterior.
Desayunamos los tres juntos, miraba a Kyra pero esta evitaba mi mirada. Eso me hacía sentir mal. Yo era el mayor culpable de que estuviéramos así, quizás no toda pero si la mayor parte. Cuando nació Alexis me tome un año sabático, quizás pensó que eso sería para siempre, pero no podía dejar mi trabajo para siempre, no puedo hacerlo. Es parte de mi vida. Necesito la aventura, la adrenalina que me da cada vez que me meto de lleno en una investigación. Es algo de lo que no me puedo deshacer.
Aprovecho cuando Alexis se va a por sus cosas para hablar con ella, no quiero que estemos así de fríos, no quiero sobretodo que Alexis se dé cuenta de que algo no va bien. Además no quiero perderla, porque a pesar de todo, a pesar de que ahora estamos pasando por un mal momento, la quiero. Fue mi primer amor, es la madre de mi hija y aun cuando estoy con ella, cuando estamos bien me hace sentir especial.
-Kyra yo…
-¿Qué?
-No quiero que estemos mal. Siento haber estado tanto tiempo ausente pero…
-Ya es tu trabajo.
-Para ti también es importante tu trabajo.
-Si lo es, pero saco tiempo para mi familia también.
-Lo siento, intentaré hacer otros tipos de artículos…
-No prometas algo que no puedes cumplir. Eres así, y yo lo sabía. Me enamore de ti por eso Rick, pero supongo que nos hacemos mayores, tenemos responsabilidades y quizás pensé que te tendría ahí para ayudarme.
-Y estoy.
-Sí, cuando puedes que es bastante poco últimamente.
-Sabes que era un gran artículo, gracias a este podré estar en casa durante un buen tiempo.
-Eso dices, luego viene otro, y luego otro…
-Papi, mami…-dice Alexis apareciendo, cuando la miramos esta triste.
-Hey cariño…-digo agachándome para acariciarle.
-¿Estáis discutiendo?
-No-digo mirando a Kyra-solo hablábamos muy altos. Anda vamos, hoy te llevo yo al cole, ¿sí?
-Si.
-Vale, ves a darle un besito a mama-digo sonriéndole para intentar calmarla aunque en el fondo me sentía fatal porque le pudiera afectar todo esto a Alexis.
Acababa de dejar a Alexis en el colegio y quede con Espo para poder aclarar cómo íbamos a hacer las cosas. Tenía todas mis cosas conmigo, quería que las tuviera cuanto antes para que pudiéramos detenerlo lo antes posible, quería dejar todo eso atrás.
-Hola.
-Hola.
-¿Ya has tomado una decisión?
-Sí, no puedo irme. No quiero joderles la vida a ellas, ni la mía.
-Bien, pero sabes que siempre tendrás algo de peligro.
-Tengo el nombre de todos, sus fotos, todo lo que hacían, los lugares donde se reunían. Podéis detenerlos a todos.
-Aunque declares de forma oculta, sabrán que eres tú. No puede ser otro.
-Lo sé. Pero tengo que hacerlo.
-Bien, ¿por donde empezarnos?
-Tengo los nombres apuntados aquí, tengo los lugares, fotos, todo está aquí.
-Bien, vamos a la comisaría tengo que tomarte declaración para hacerlo oficial. Vamos a acabar con él te lo prometo. En cuanto tengamos la declaración y podamos ver todo lo que tienes, pediremos las órdenes necesarias para detenerlos a todos. Vamos a conseguirlo. Pero tenemos que prepararlo bien. Tenemos que hacerlo todo bien medido para que ninguno puedo avisar a otro. Vamos a conseguirlo te lo prometo, y te prometo que no te pasara nada Rick, te lo prometo.
-Te creo, cuando quieras…estoy preparado.

Llevaba horas declarando, dejando todos los cabos bien atados y estaba completamente agotado. Cuando veo salir a Espo de la sala de interrogatorio veo mi teléfono y ahí está un par de llamadas de casa. Sabía que esto no ayudaría a la conversación de esta mañana pero necesitaba hacer esto, y quizás entonces pueda tomarme unos meses libre y pueda recuperar un poco esta relación que ahora parece que va derecha al desastre.
-Ya lo tengo todo-dice Espo apareciendo.-hemos conseguido todas las órdenes de arresto. Vamos a hacerlo bien. Tenemos preparado un operativo para las seis de la mañana, vamos a detenerlos a todos a la vez, no le vamos a dar ninguna oportunidad para que se escapen.
-¿Y ahora?
-Ahora te vas a casa con tu familia. En cuanto la operación acabe te llamaré. Con todas las pruebas que tenemos contra ellos más tu declaración el juicio será rápido. Cuando te quieras dar cuenta habrás dejado todo esto atrás.
-Eso espero.
-¿Tienes miedo?
-¿Tu no lo tendrías?
-Rick todavía puedo meterte en testigos protegidos.
-No, está bien.
-Bien, en unas horas te llamo. Todo va a salir bien.
-Ok-digo levantándome y yéndome hacia la casa con la sensación de que estaba haciendo las cosas bien, o al menos eso esperaba.
Cuando entro por la puerta nos la veo por ningún lado. Dejo la chaqueta colgada en una silla y las llaves en su sitio y subo arriba. Las encuentro a las dos en el baño. Kyra está bañando a nuestra hija.
-Papi-dice al verme.
-Alexis, estate quieta para que podamos acabar-dice Kyra de mal humor, sin duda por mi culpa.
-Si quieres me ocupo.
-Bien-dice levantándose cabreada y dejándome allí solo con la niña.
Me acerco a ella y me ocupo de lavarle la cabeza antes de sacarla con una toalla y secarle bien. Cuando acabo le pongo el pijama y empiezo a secarle su pelo. Ella no dice ni una sola palabra y eso me preocupa, mi hija no es de las que se quedan callada.
-¿Qué tal el cole?
-Bien-dice como respuesta.
-Cariño, ¿Te pasa algo?
-Mami…mami esta triste y enfadada.
-Hey, va a estar bien. Tendrá un mal día ¿vale?
-Yo no quiero que este triste.
-Solo tienes que darle muchos abrazos y besos y verás como no estará triste-digo sonriéndole mientras la bajo de la silla donde estaba sentada y la veo salir disparada hacia abajo-cuidado con las escaleras-digo a su espalda pero ya está demasiado largo como para oírme.
Cunado recojo todo bajo por las escaleras y las encuentro ya más tranquilas ambas sonriendo y hablando de sus cosas, no puedo evitar sonreírles y por una vez veo una sonrisa de Kyra hacia mí, hace demasiado que no consigo que me dirija una.
-Papi, ¿Puedo irme a jugar?
-Claro, pero ten cuidado.
-Vale-dice desapareciendo.
Me acerco hacia el sofá sentándome a su lado. Nos quedamos ambos en silencio y quietos hasta que siento como se apoya en mi costado y se abraza a mi cuerpo. La atraigo hacia mí y le doy un beso en su cabeza.
-Siento no haber contestado.
-Gracias por lo que le has dicho a Alexis.
-Ella no tenía la culpa, yo era el culpable de que estuvieras así. Pero soy un idiota y últimamente no sé cómo arreglar las cosas. Pero te prometo que voy a intentarlo Kyra. Te lo prometo.
-¿Crees que podemos arreglarlo?-dice con la voz amortiguada por mi hombro y me incorporo para poder mirarla a los ojos.
-¿Tu no?
-No lo sé-dice con lágrimas en los ojos.
-Yo tampoco lo sé, pero sé que merece la pena intentarlo.
-Por Alexis…
-No, por nosotros, por lo que hemos vivido. Te quiero Kyra aunque últimamente no te lo diga y quizás ni te lo demuestre. Lo hago y voy a intentar dar lo mejor de mí para que esto funcione. Si tú quieres claro-digo mirándola fijamente a los ojos y la veo sonreír y besarme suavemente.
-Vamos a intentarlo.
-Bien-digo sonriéndole mientras tiraba de ella de nuevo para quedar abrazados en el sofá. Necesitaba estar bien, necesitaba estar bien con ellas.
Cenamos como hacía mucho que no lo hacíamos, felices, como una familia. No había malas caras, malas contestaciones, no había malos pensamientos. Ambos lo estábamos intentando por Alexis pero sobre todo por nosotros y eso me hizo querer dar todo de mi parte. Si hacía falta…hasta dejaría mi trabajo por mantenerlas, lo que sea.
Me quedo tumbado en la cama, desnudo después de hacer el amor con mi mujer, absorto en mis pensamientos. Tengo miedo de lo que puede estar pasando en estos momentos. Mi futuro y el de mi familia se están llevando a cabo en este momento.
Decido levantarme con cuidado para no despertarla y bajo las escaleras hacia la cocina. Me preparo mi café y decido quedarme sentado al lado del teléfono esperando esa llamada que puede cambiar mi vida.
Sobre las 7 y media suena el teléfono y no dejo ni llegar a dar el segundo tono antes de cogerlo. Del otro lado se escucha un gran bullicio hasta que por fin escucho su voz.
-Todo ha salido perfecto, los tenemos a todos Rick-y con esas palabras solo puedo sonreír, relajado porque todo ha salido bien.
-¿Todo bien?-escucho una voz procedente de la puerta de la cocina cuando levanto la mirada allí esta Kyra mirándome.
-Todo bien-digo levantándome y abrazándola. Ahora sé que es lo importante, ellas son lo más importante. Se acabaron los artículos, se acabaron las investigaciones, ellas son lo más importante y por ellas voy a luchar hasta el final.
CONTINUARÁ…
Bueno hasta aquí el capítulo de hoy, mañana tendremos un capítulo nuevo con un gran giro. Espero que os siga gustando y sé que estáis ansiosos porque aparezca Kate pero aún queda para ello un poco más. Pero tened paciencia que cuando aparezca habrá mucho pero que mucho Caskett. Gracias y hasta mañana.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Lun Jul 04, 2016 5:28 am

todo bien???? no puede ser, alguno se va a escapar o algo y entonces es cuando entrara en testigos protegidos... y conocera ahi a Kate?????

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 04, 2016 9:24 pm

Buenos días de nuevo, aquí estamos un día más con un nuevo capítulo. No sabéis la ilusión que me hace veros comeros la cabeza pensando en que va a pasar ahora, en cómo voy a hacer las cosas para que se conozcan. Simplemente me encanta que me lo hagáis saber. Sin más os dejo con el capítulo Wink
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 3
POV RICK
Han pasado ya dos semanas desde que declare. Todo fue muy rápido, tanto que me sorprendió. Está siendo el juicio del año según comentaban en la televisión y me enorgullecía de haber podido ayudar a que se diera.
Había declarado hace dos semanas al inicio del juicio y unos pocos días de la detención, me sorprendió la llamada de Espo pero también me alegro. He podido dejarlo atrás y ahora disfruto de mi familia.
He pedido un año sabático en el trabajo para poder pensarme si quiero seguir con esto o no y mientras tanto puedo estar con ellas y hacerle ver a Kyra que voy a darlo todo por estar con ellas.
Pero ahora, dos semanas después veo como Espo se acerca a mi casa con cara de pocos amigos. No entiendo que hace aquí a no ser que sea una visita de amigos cosas que nunca había sucedido antes, no al menos en mi casa. Habíamos quedado para tomar algo, para ver el fútbol, pero siempre en algún bar. Ahora estaba aquí justo dos casas más allá de la mía y acercándose.
-Alexis cariño vete dentro a ver a mama ¿sí?
-Pero quiero seguir jugando aquí.
-Cariño, venga dentro.
-Vale-dice un poco molesta porque le hay cortado la diversión.
Me limpio las manos en un trapo y me acerco hacia la entrada. No es que no quiera ser un buen anfitrión, pero quiero mantenerlas a ellas lejos de todo esto. Cuando me ve acercarme hacia la puerta se frena entendiendo lo que quiero hacer y se apoya en mi coche que está justo en la puerta.
-Hey.
-Hey.
-No es que no me alegre de verte pero… ¿Qué haces aquí?
-Tengo…tengo noticias.
-Por tu cara no creo que sean muy buenas.
-Rick…
-Suéltalo.
-A escapado, el pez gordo ha escapado-dijo golpeándome de lleno haciendo que casi me caiga para atrás por la noticia.
-Pero…
-no sabemos cómo todavía. Solo sé que esta fuera. Tenemos que sacaros de aquí Rick.
-No…no puedo…
-Rick estas en peligro, y tu familia también.
-¿Cómo…como se lo digo? ¿Cómo les digo que tienen que dejar su vida atrás por culpa mía?
-Por hacer algo bueno Rick, por testificar contra un traficante y un asesino.
-Si ya, cuando estén fuera sin ver a su familia y amigos, dejando sus vidas atrás seguro que creen que he hecho algo bueno.
-¿Entonces…?
-¿No hay nada que podamos hacer?
-Sí, pero no creo que te vaya a gustar.
-¿Qué?
-Podemos fingir tu muerte.
-¿Cómo?
-Eso déjamelo a mí. Si te decides por esa opción, no creo que vayan a por tu familia aunque siempre te quedara algo de duda. Ellas podrán seguir con tu vida pero tú deberás entrar en testigos protegidos.
-Pero ellas no estarán de todo a salvo.
-Este peso gordo no es de quien ataca a las familias, en cuanto sepas que estás muerto se acabó y más cuando está libre. Además yo me ocuparé de ellas, te lo prometo.
-Tengo que pensarlo.
-No puedes pensarlo mucho. Estas de verdad en serio peligro.
-Voy a mandarlas fuera de la ciudad esta noche. Mañana nos reunimos y te diré cuál es mi decisión.
-Decidas lo que decidas tendrás mi apoyo.
-Gracias, voy a necesitarte aquí si…
-Estaré con ellas. Ahora habrá dos coches en la puerta. Estarás protegidos. Si las mandas fuera habrá un coche que las seguirán para que estén bien, el otro se quedará aquí contigo.
-Bien, gracias por avisar.
-Ojala no tuviera que hacerte pasar por esto. Sin ti no hubiéramos tenido una oportunidad y ahora…pienso averiguar como ha escapado y los responsables lo pagarán. Cuando lo pillemos podrás volver.
-Cuando lo pilléis…-dije mirando al infinito seguro de que podían pasar años, de que incluso no viviría para verlo.
-Lo siento tío.
-Eso ya lo he dicho y no ayuda-dije levantando la voz-lo siento, no tienes la culpa. Gracias.
-¿Estarás bien?
-Lo mejor que pueda estar.
-Nos vemos mañana.
-Nos vemos mañana-digo viendo cómo se marcha. Enseguida diviso dos coches que se acercan y aparcan alrededor de mi casa. Me saludan con la cabeza y tras devolverles el saludo me dirijo al interior de casa, tengo que convencerlas para que se vayan a pasar la noche fuera y sé que quizás eso conlleva una nueva bronca que para nada llega en un buen momento.
Entro en la casa y veo que Alexis está en su habitación lo que hace que me relaje, lo que me faltaba es tenerla por medio cuando tenía que tener una conversación que sin duda no iba a gustar a Kyra.
Me acerco a ella y ella se gira con una sonrisa y me abraza antes de besarme. Últimamente estábamos más unidos, nos habíamos prometido intentarlo y en eso estábamos por eso me dolía aún mucho más todo esto.
-¿Pasa algo?-dice al ver mi cara.
-Yo…Kyra creo que…necesito tiempo.
-¿Tiempo?
-Para pensar sobre lo nuestro.
-¿Cómo? Pensé que me querías y querías luchar.
-Yo también lo pensaba. Pero necesito estar solo y pensarlo.
-¿Qué quieres decir?
-Podíais ir a pasar el fin de semana a casa de tus padres.
-Es broma ¿no?-dice con una sonrisa que desaparece al ver que mi cara para nada es de estar haciéndole una broma-Es en serio. Rick no te entiendo. Pero me he cansado de entenderte. Puedes pensártelo todo lo que quieras. Me voy a pasar el fin de semana a casa de mis padres, cuando venga espero que hayas tenido la decencia de irte.
-Kyra…
-Se acabó. No puedo más-dice dando un portazo y yéndose hacia la parte de arriba. Escucho un pitido haciéndome saber que el té está preparado. Apago la cocina y me dejo caer sobre la silla.
Pensaba que tenía dudas sobre lo que hacer, pero creo que con mi comportamiento de ahora me estaba mintiendo. Tengo claro que tengo que hacer. Las quiero, quiero que estén libres, quiero que estén a salvo y quiero que puedan vivir sus vidas sin que nada de esto les afecte, aunque eso signifique que tenga que perderlas.
Siento como las lágrimas empiezan a escocerme los ojos. Pero cuando veo a mi pequeña bajar corriendo sonriendo ajena a todo lo que había pasado, me limpio las lágrimas con las manos y la recibo en mis brazos.
-Vamos a ver a los abuelos.
-¿Si?
-Sí, vienes ¿no papi?
-No puedo cariño-digo mirando a Kyra que está bajando por las escaleras con una pequeña maleta, en la que no caben ropa para más de cuatro o cinco días.
-Pero papi…
-Papi tiene que hacer unas cosas aquí en casa. Pero estarás con mami y con los abuelos. Te lo vas a pasar muy bien.
-Pero yo quiero que vengas.
-Y yo cariño, pero no puedo. Mándame una foto con Niebla ¿sí?-digo refiriéndome a la perrita que tiene sus abuelos y de la que está enamorada.
-Vale papi. Vamos mami que quiero ver a Niebla-dice contenta saltando.
La paro un poco y la abrazo contra mi cuerpo con fuerza intentándome llenar de su juventud, de su fuerza, de ese amor puro que sentía. La abrazo y no puedo evitar que las lágrimas caigan por mi cara porque aunque ella no lo sepa, puede ser la última vez que la vea en mi vida y siento como me muero por dentro por no poder estar con ella, por no poder volver a ver esa carita suya que me enamora.
-Te quiero mucho cariño.
-Y yo a ti papi-dice abrazándome y siento como se me muere algo en los más profundo de mi alma.
-Vamos cariño, tenemos que irnos-dice Kyra agarrándola y tirando de ella hacia el exterior.
Me coloco en la ventana para poder verlas marcharse. Se va feliz tranquila ajena a todo. En cambio Kyra va enfadada, pensado que todo ha acabado y la verdad es que no sabe que se ha acabado de verdad para siempre. Toqueteo mi anillo de casado, me lo quito y me lo meto en el bolsillo. Las veo partir y enseguida uno de los coches va detrás de ellas.
Vuelvo a sentarme en la silla y me derrumbo por completo. Ya no puedo dejar de llorar, mi vida se acaba de ir al traste y todo por mi culpa. Todo por conseguir el artículo del año y ahora, mi vida ¿Qué sentido tiene? Sin ellas nada tiene sentido, quizás es casi mejor que el pez gordo me encuentre y ponga fin a toda esta tortura.
CONTINUARÁ…
Bueno espero que algunas de vuestras dudas se hayan resuelto. Ya vemos que ha pasado y que ha decidido hacer Rick. ¿Ha tomado la decisión correcta? ¿Si hubiera estado bien con Kyra hubiera tomado la misma decisión? Hacerme saber qué es lo que pensáis.
Gracias a todos y nos vemos el jueves.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Lun Jul 04, 2016 10:56 pm

Lo sabía, sabía que iba a escaparse alguno. Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap

Lo correcto en estos casos no sabes bien lo que es, creo que lo hizo para que Kyra lo odie y no le duela tanto su "muerte". Eso si, todos lo van a pasar mal.. Alexis por perder a su padre, Rick por perderlas a las dos y Kyra aunque este enfadada lo quiere así que... va a ser un golpe duro.

Tengo ganas de seguir leyendo y ver como va a aparecer Kate en la vida de Rick, estará ella también en Testigos Protegidos??? No creo que esta sea una opción pero bueno... Vivirá en la ciudad, pueblo o lo que sea a donde manden a Rick???

Me encanta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 06, 2016 8:44 pm

Buenos días, os dejo con nuevo capítulo, para ver cuál es la decisión de Rick y como van las cosas tras esa decisión. Hoy por fin, todo lo del caso tendrá un final de una forma u otra. Gracias a todos por leer, por comentar, por estar ahí. Espero que os guste y tened paciencia que ya queda menos para que empiece lo mejor.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 4
POV RICK
Desperté con un fuerte dolor de cabeza, había acabado con todas las reservas de alcohol que teníamos en casa. Después de todo lo que había pasado creo que era el mejor momento para usarla. Me levanto tambaleándome aun por la fuerte resaca que tenía y me metí en la ducha. Le di al agua fría y espere hasta que sentía como el agua helada me dejaba completamente despierto.
Baje hacia la cocina y prepare mi taza de café como cada mañana. Cuando me lo bebo y voy a dejar la taza en el lavaplatos veo el tazón de cereales de mi pequeña y siento de nuevo como el corazón se me rompe un poquito más. No puedo evitar coger mi móvil y volver a mirar la foto de mi niña, esa que me acompañara el resto de mi vida.
Suspiro, me lleno de valor y salgo a la calle. Allí parado justo en la puerta seguí el coche de guardia. Los saludo con un toque de cabeza y me montó en mi coche es la hora de tomar una decisión, o mejor dicho de dejarla salir de mi mente, de hacer real la decisión que había tomado por muy dura que fuera.
Cuando llegue a la comisaria y me baje del coche no pude evitar mirar a todos lados me sentía vigilado, y sin duda lo estaba siendo, pensé al ver como el coche de policía aparcaba enfrente de la comisaria. Me estiro, tomo aire y entro dentro de la comisaria donde Espo ya me está esperando con un café en la mano.
-Gracias-digo cogiendo la taza que me ofrece.
-¿Cómo estás?
-Mal.
-Lo entiendo. Quieres que hablemos antes, quieres pensártelo mejor…
-No, ya lo tengo claro. Creo que es lo mejor para ellas-digo calmado aunque no estuviera tan seguro de que lo iba a hacer era lo mejor para ellas, pero que si no…
-Bien, ¿Qué quieres que hagamos?
-Quiero irme yo solo…
-¿Fingir tu muerte?
-Si-digo tragando saliva.
-¿Estás seguro? Tiene que ser duro para ti dejarlas aquí.
-No sabes lo duro que es. Pero Kyra y yo no pasamos por el mejor momento. No estamos seguro de nuestra relación y no sería justo para ella tener que dejarlo todo para venirse conmigo. No es justo para ella, ella tiene su trabajo, su familia y sé que cuidará de Alexis.
-¿Y Alexis? ¿Crees que podrá vivir sin su padre?
-No lo sé, tendrá que hacerlo. Solo espero que lo detengáis pronto para que pueda volver con ella-digo sin poder evitar las lágrimas, aunque sabía que esa detención no iba a darse tan pronto como a mí me gustaría.
-Haremos lo que podamos, te lo prometo.
-Lo sé.
-TE voy a contar el plan. Quiero aprovechar que no están aquí ellas para hacerlo. Será más fácil si están con su familia. A no ser que quieras despedirte de ellas…
-No, creo que es lo mejor. Cuanto antes mejor-así no me daría tiempo a cambiar de opinión.
-Bien. Uno de los que trabajaba para él, uno de los que detuvimos está ayudándonos para poder atraparlo. Nos está ofreciendo nombre de lugares donde puede estar y de gente que le puede estar ayudando. Va a estar también dentro de todo esto. Será un testigo protegido como tú.
-Bien, cuanta más ayuda mejor. ¿Te fías de él?
-DE momento sí. Vamos a fingir la muerte de ambos.
-¿Cómo?
-Para ello antes fingiremos su escapada de la cárcel. La prensa se hará eco de todo eso. En cuanto eso salga, haremos como si te pusiéramos en protección. Él te atacara matando y tus guardias atacan matándole a él. Todo esto saldrá por la televisión para que llegue a donde él esta. Todo será televisado. Creerán que ambos estáis muerto y eso nos facilitara que estéis a salvo ambos y vuestras familias.
-Será televisado…-digo pensando en la cara de Kyra cuando lo vea.
-Sí, es lo mejor Rick. Espero que no lleguen a verlo.
-Eso espero.
-Todo saldrá bien Rick, y estarán a salvo, estaréis a salvo.
Llegaba el momento de la verdad. Vendrían a recogerme a mi casa y justo en la puerta de mi casa, delante de mis vecinos para que no queden dudas de mi supuesta muerte haríamos este teatrillo. Tenía miedo por cómo iba a afectar a Kyra y a Alexis pero tenía que hacerlo, tenía que mantenerlas a salvo y quizás algún día pueda volver a su lado. Solo espero que no tarden mucho en atrapar a ese hijo de puta.
-¿Listo?
-Si-digo agarrando mi maleta y saliendo al exterior. Había un par de reporteros que en cuanto me vieron salir empezaron a acercarse a nosotros para hacernos preguntas.
-Sigue-dice Espo empujándome y enseguida un par de policías se encargan de ellos para que pudieran grabar pero no estuvieran lo suficientemente cerca para darse cuenta de la farsa.
De repente cuando estaba a punto de meterme en el coche empezó la marcha, empezó la fiesta. El chico del pez gordo apareció con una pistola en la mano, una pistola con balas de fogueo que ayudarían a creer que yo estaba muerto pero sin estarlo.
-Esto es lo que hacemos con los chivatos-gritó con todas sus fuerzas para que lo escucharan y disparo contra mí un par de veces. Era mi momento y me deje caer a la vez que pulsaba el interruptor para que empezara a brotar sangre falsa de mi pecho. Después todo paso demasiado rápido. Se escucharon varios disparos más con los que supuestamente estarían batiendo a mi atacante mientras me agarraba Espo y me metía en el coche, y nada más arrancar salíamos disparados supuestamente al hospital pero en realidad me llevaban a un lugar donde estuviera seguro.
-¿Ha salido bien?-pregunto incorporándome.
-Genial.
-¿Y con él?-ahora mismo están acordonando la zona, la tapara para que no vean nada y se lo llevaran los forenses. Una vez allí lo llevaremos a lugar seguro. Todo ha salido según lo planeado.
-Bien-digo sin poder dejar de mirarme todo el pecho manchado de rojo, manchado de la sangre falsa sin poder dejar de pensar que esa podía haber sido mi sangre, de que de verdad podía estar muerto.
-En un par de horas anunciaremos tu muerte, lo haremos pública.
-Bien, antes deberías llamar a Kyra. Quiero que se lo digas tú.
-Lo haré. Voy a hacerlo ahora mismo. ¿Quieres que ponga el manos libres?
-Si-digo tragando saliva.
Empiezan a sonar los tonos de la llamada y siento como las lágrimas se me acumulan y amenazan con caer. Me aferro a la camiseta empapada y espero a escuchar su voz.
-¿Diga?-dice una Kyra tranquila, ajena a lo que acababa de pasar.
-¿Señora Castle?
-Sí, ¿Quién es?
-Soy Javier Esposito, policía de Nueva York.
-Sí, eres el amigo de mi marido.
-Si.
-¿Ha pasado algo?
-Me gustaría verla ahora si puede ser, no me gustaría que habláramos de esto por teléfono.
-Pero ha pasado algo…
-Señora Castle…
-¿Esta bien Rick?-dice con miedo y sentí como el pecho me ardía por su dolor, sentía unas ganas terribles de gritarle que estaba bien, que no pasaba nada pero no podía hacerlo.
-Kyra…-dijo Espo intentando calmarla pero yo era imposible.
-¿Qué ha pasado?
-Rick…acaban de matarlo-dice mirándome y de repente se escuchó un silencio sepulcral del otro lado hasta que empezaron a escucharse unos fuertes sollozos del otro lado hasta que se escuchó otra voz distinta del altavoz.
-Cariño, ¿Qué pasa?, cariño…-era la madre de Kyra y sentí que ya no podía más me tape la cara y me mordí el interior de la boca para impedir gritar y en ese instante Espo colgó el teléfono.
-Creo que será mejor que vaya a hablar con ella. Te dejo con mi compañero. Él es Kevin Ryan.
-Hola-dice un rubio ofreciéndome la mano y yo se la estrecho-Eres muy valiente por todo lo que has hecho.
-Gracias-digo poco convencido de mi valentía.
-Voy a llevarte a un lugar seguro.
-Es la casa de un amigo. Estarás a salvo, por allí no ven mucho la tele. Tendrás que acostumbrarte a vivir en un lugar más campestre pero…
-Haré lo que sea.
-Bien, no harán preguntas no le importará porque estas allí y lo mejor es que nadie sepa nada. ¿Entiendes?
-Lo entiendo.
-Suerte amigo-dice Espo abrazándome con fuerza y yo le devuelvo el abrazo.
-Recuerda lo que me prometiste.
-Las cuidaré, te lo prometo. Y te prometo que volverás a verlas. Solo espero que no tengas que esperar mucho para ello. Vamos a detener a ese hijo de puta, estarás a salvo y podrás volver.
-Gracias.
-También te he conseguido un lugar de trabajo, no tiene mucho que ver con tu trabajo pero podrás mantenerte y te mantendrá con la mente ocupada.
-Gracias por todo.
-Gracias a ti, pierdo a un compañero.
-Cuídalas.
-Lo haré. Tengo que irme. Tengo que hablar con ella antes de que todo se haga público. Me encargaré de que sepan que eres un héroe.
-No creo que para ellas lo sea, no cuando las he dejado solas.
-Lo has hecho para mantenerlas a salvo Rick. Has pensado en su bienestar antes que en el tuyo, eso es una gran prueba de amor-dice dándome un apretón antes de montarse de nuevo en el coche y salir disparado para ver a mi familia.
Mientras tanto yo me monto con su compañero en busca de un nuevo lugar donde quedarme, un lugar que nunca podré llamar hogar, porque hogar siempre será donde ellas estén y ese hogar ahora queda demasiado largo para mí. Siento como las lágrimas vuelven a brotar sin parar mientras veo por la ventanilla como mi vida va quedando atrás a la vez que el coche sigue avanzando hacia mi nuevo destino.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir ahí, y espero que os haya gustado la forma de desaparecer de Rick, ya sabéis que los casos no son mi fuerte. Pero dejando esto atrás ya queda menos para que Rick empiece una nueva vida y quien sabe a quién puede encontrarse.
Gracias a todos y nos vemos mañana con un nuevo capítulo. Ya estoy escribiendo los últimos coletazos de esta historia y espero poder acabarla cuanto antes para que podáis disfrutarla. Gracias a todos.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Miér Jul 06, 2016 11:24 pm

Que mal lo pase en la llamada de Espo a Kyra... ahora solo queda avanzar...

me gusta mucho

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 5

Mensaje por tamyalways el Jue Jul 07, 2016 8:50 pm

Buenos días, ahora si es el último capítulo de enlace hacia su nueva vida, tenemos que cerrar algunas cositas pero prometo que la semana que viene ya estará asentado y lo que es mejor Kate estará allí ya, será el reencuentro. Sé que algunos no entendéis que Rick pueda llegar a estar con otra mujer cuando Kyra está viva (si es que llega a estar con otra mujer) pero creo que él sabe lo que quiere, y lo que es peor, él piensa que nunca volverá a verlas, y que si ese momento llega será dentro de mucho…mucho tiempo. ¿Debe esperar? Creo que él tiene muy claro todo y ya lo iréis viendo. Gracias por comentar, y crear esas dudas de verdad me ayudan a seguir, a entenderos y a que me surjan a mi esas dudas también e intente solucionarlas.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 5
POV ESPO
Iba de camino a dar la peor noticia que se le puede dar a alguien, la muerte de un familiar. Lo peor es que no era verdad, lo peor es ver como destrozas a esa persona, saber que es mentira y no poder decirle la verdad.
Me siento culpable por todo lo que ha pasado. Yo lo metí en este lio. No debería haber permitido que un civil se metiera de lleno en las investigaciones, y no solo eso, le daba información para que pudiera meterse. He sido un idiota y todo esto es por mi culpa. Es verdad que gracias a eso hemos podido denunciar al mundo toda la mierda que había en nuestra ciudad, que hemos sacado a la luz cosas que la policía en sí, con toda la mierda de la burocracia no hubiera podido sacar. Pero ahora, he destrozado a una familia y eso me perseguirá el resto de mi vida. Pero pienso cuidar de ellas como le prometí y pienso cuidar de él. Me aseguraré que este bien, y para ello lo mejor será atrapar a ese hijo de puta. Vamos a llevarlo de nuevo a la celda de la que nunca debió salir.
Aparco justo en la dirección que Rick me ha dado y me tomo un par de segundos para digerir todo y para aclararme las ideas antes de darle la peor noticia de su vida, o mejor dicho de corroborársela.
Me bajo del coche y me acerco hacia la entrada de la casa. Llamo a la puerta y espero. Enseguida abre la puerta una señora mayor, que por el parecido sin duda era la madre de Kyra.
-Hola. Solo el detective Javier Esposito y…
-Pase, pase…-dice sin dejarme acabar y paso al interior. Me guía por el interior de la casa hasta llegar a la cocina donde esta Kyra sentada, algo más tranquila ya que por teléfono, con una taza de té en las manos y los ojos rojos de llorar.
-Hola.
-Hola-sale de su boca como un lamento.
-Kyra yo…-hace un gesto con la mano para que me siente y lo hago. Me tomo mi tiempo para juntar las palabras y trago saliva, nunca me gusto dar este tipo de noticias.
-¿Qué ha pasado? ¿Qué ha pasado con mi marido?
-Kyra…Rick nos ha estado ayudando este tiempo, ha estado infiltrado y…
-Declaro contra alguien y lo dejasteis escapar. Así es como defendéis a vuestros informantes…-dijo gritando enojada por haberle quitado a su marido.
-No sabemos que pudo pasar. Pero no pienso excusarme. Ha sido un grave error y por ello hemos perdido a una gran persona, a un héroe. Puso en peligro su vida por salvar a la de mucha gente y…siento que le hemos fallado.
-¿Por qué no le protegisteis?
-Íbamos a hacerlo. Cuando paso todo lo llevábamos a piso franco. Lo siento.
-¿Por qué no me dijo nada?
-No quería meteros a la niña y a ti en todo esto. Quería manteneos a salvo, no quería preocuparos.
-Por eso…
-Por eso provocó la discusión, para que te fueras de la ciudad con la niña. Ese hombre…os quería a las dos tanto…eso nunca lo dudes-digo y veo como asiente mientras que nuevas lágrimas aparecían en su cara.
-¿Puedo verlo?
-No te lo recomiendo-digo intentando ocultar los nervios porque siguiera insistiendo ante esa posibilidad, pero la vi asentir un poco ausente.
-¿Y ahora?
-Ahora el peligro para vosotras ha acabado. Aún sí mantendré a una patrulla en la puerta de casa para que estéis vigiladas.
-¿Puedo volver a casa?-dice de nuevo entre lágrimas.
-Creo que deberíais esperar unos días.
-Yo quiero volver. La niña se quedará aquí, pero yo tengo que volver. Tengo que preparar todo…Rick no tenía a nadie más…-dice llorando y ya no puedo evitarlo y le agarro la mano intentando transmitirle mi apoyo, sin duda no me gustaría pasar por lo que está pasando ella en estos momentos.

POV RICK
No sé hacia donde nos dirigimos todo lo que veo a mi alrededor es campo y más campo. Siempre he sido un chico de ciudad, pero ahora ya me da igual todo, ya no sé lo que soy. Solo quiero estar con ellas y eso no es posible.
De repente veo como el coche gira hacia la izquierda y se para en un pequeño bar de carretera. Miro a mi compañero de viaje y este está sacando algo de una bolsa.
-Toma, colócate esta gorra. No queremos que nadie te reconozca.
-¿A dónde vamos?
-Vamos a parar a comer. Ya casi hemos llegado pero allí no tendrás nada así que mejor que te lleve ya comidito. Venga vamos-dice dedicándome una sonrisa y yo me bajo del coche justo después de que él lo haga.
Nos sentamos en una mesa alejada del bar y yo me quedo en la mesa mientras él va a pedir a la barra del bar. Intento mantener la mirada abajo aunque siento como si todo el mundo me estuviera mirando.
Y de repente de la televisión que tengo justo al lado salta una noticia de última hora y mi cara inunda la pantalla mientras sale justo al lado un lazo negro es señal de condolencias. Hago una señal al encargado para que le dé más volumen.
Buenos días, aquí estamos desde el lugar de los hechos. Tenemos que dar la mala noticia de que nuestro compañero periodista Rick Castle ha sido asesinado a plena luz del día en la puerta de su casa. Podemos dar todos los detalles porque estábamos allí haciendo un directo cuando todo pasó. Tras la huida ayer del capo de la droga Salazar, empezaron a llegar a la redacción de la cadena información sobre ese testigo que testifico contra él. Resulto ser el propio Rick Castle. Hoy cuando nos encontrábamos en su casa para poder preguntarle sobre el asunto nos encontramos a la policía en la puerta. Minutos después él salía escoltado, según fuentes fiables lo llevan a un lugar seguro, puesto que su vida como bien hemos visto hoy corría peligro. Aquí mismo en la puerta de su casa y sin que la policía pudiera hacer nada recibió dos disparos por parte de uno de los secuaces de Salazar, también huido de la cárcel. Este último acabo muerto tras el contraataque de la policía. El cuerpo de Rick Castle fue llevado al hospital pero no se pudo hacer nada por él. Ahora mismo, la policía está en boca de todos, la gente no se explica cómo han permitido que pasara todo esto, y está bajo una ardua investigación. Desde aquí queremos dar el pésame a la familia del fallecido. Recordemos que es padre de una niña de cinco años y estaba casado. Hoy una niña queda sin su padre y una mujer viuda por la ineficacia de la policía. Devuelvo la conexión-dijo la reportera desde la misma puerta de mi casa, la misma reportera que empezó con las preguntas esta mañana y que tuvieron que apartar para que todo funcionara.
Ahora solo podía pensar en ellas, solo podía pensar si Kyra había visto todo eso como podría sentirse. Solo espero que Espo la pueda ayudar en todo esto. Me sentía fatal después de eso y salí disparado por la puerta sin mirar atrás.
Sentía como las lágrimas caían rápidamente por mi cara, sentí como si todo el mundo cayera a mis pies, como si mi mundo se desvaneciera a la vez que mis lágrimas caían hasta llegar al suelo. De repente sentí una mano en mi hombro y cuando levante la mirada allí estaba el agente Ryan.
-Lo siento-digo con la voz ronca por las lágrimas.
-No tienes que sentirlo. Todo esto es una mierda. Tu eres el héroe de esta historia y…fíjate tu mundo se desmorona y todo por no hacer bien nuestro trabajo. En días como este…me replanteo si sirve o no nuestro trabajo-dijo mirándome a los ojos dejándome ver la sinceridad en ellos.
-Si sirve. Necesitamos a gente como vosotros que no dejen que esto vuelva a ocurrir y que detengan a los que hacen todo ese daño-lo vi sonreír.
-Vamos a atraparlo, te lo prometo. No voy a parar hasta que lo consiga. Hasta que limpiemos el nombre de la comisaria pero sobre todo hasta que no te devolvamos a tu familia, espero que no sea demasiado tarde.
-Eso espero.
-Anda vamos. He pillado comida. La comeremos cuando lleguemos a tu nueva casa. Así te ayudo un poco a acomodarte y te hago un poco de compañía-dice con una sonrisa y mirándome a los ojos. Y me di cuenta de que era un gran tipo. Que podía confiar en él tanto como en Espo y que tarde o temprano, lo atraparían, cumplirían con su promesa. Solo espero que más temprano que tarde.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí, gracias a todos por leer y comentar. Espero que os siga gustando y recordad que en el próximo capítulo aparecerá Kate lo prometo.
Gracias y que paséis un buen fin de semana todos.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Vie Jul 08, 2016 9:42 am

Me encanta!!!!!!!!!!!!

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por claritacastillio el Dom Jul 10, 2016 3:22 pm

muy lindaa la historiaa!! continuaa continua que me gustaa!!!

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 6

Mensaje por tamyalways el Dom Jul 10, 2016 8:45 pm

Buenos días, os dejo con una nuevo capítulo. Espero que os guste, por fin el primer encuentro. Parece ser que el otro día me explique mal, estos dos no se conocen, hoy primer encuentro. Poco a poco irá avanzando, prometido. Gracias a todos por leer, comentar y estar pendiente siempre de lo que escribo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 6
POV RICK
Llevo un par de semanas en mi nueva casa. Una casa que se cae un poco más cada día pero me conformaba con lo que tenía. Quería arreglarla poco a poco con el poco dinero que me habían dejado y esperaba que con lo que ganara en mi nuevo trabajo esto al menos se mantuviera en pie.
Hoy empezaba mi nuevo trabajo. Me habían dado un par de semanas para que asimilara todo. Tenía que intentar concentrarme en aguantar. Tenía que tener la mente ocupada porque cuando no estaba haciendo nada no podía dejar de pensar en ellas y eso me mataba.
Lo único que me alegraba de estar en un sitio tan apartado era el poder estar solo, pero sobre todo el no tener televisión. Así no tenía que ver una y otra vez las noticias, y porque así no tenía que ver la cara de Kyra y de mi pequeña en mi entierro. Solo pensarlo hacía que me derrumbara.
Me tomé el café que sabía horrible y salí al exterior. La naturaleza rodeaba la casa, no había ni una casa cercana. La más cerca que había era la finca donde iba a empezar a trabajar, y estaba a tres kilómetros hacia el norte.
No tenía coche, ni ningún transporte así que me tuve que hacer los tres kilómetros andando. La verdad es que sentir el aire fresco me vino de perlas.
Cuando me quise dar cuenta estaba chocando contra una verja. Sin duda esta era la finca. Podía verse un gran terreno lleno de animales, donde sin duda predominaban los caballos. Giré un poco siguiendo la cerca hasta que encontré el camino a la entrada.
Por todos lados había un montón de gente trabajando con los animales. Yo seguí hacia delante hasta llegar a la puerta. No sabía hacia dónde ir, no sabía a quién tenía que dirigirme hasta que me decidí por un hombre que iba a caballo y que entraba ahora por el camino por el que acababa de llegar.
-Hola disculpe. Busco al señor Beckett.
-Con él habla-dice bajando del caballo y acercándose a mí-encantado soy Jim Beckett-dice alargando la mano hacia mí.
-Soy…Rick Rodgers-digo justo a tiempo a punto de meter la pata.
-¿En qué puedo ayudarle?
-Vengo de parte de Javier Esposito.
-Oh, los amigos de mis amigos son mis amigos. ¿Cuándo puedes empezar?
-Ahora mismo si quiere.
-Claro. Pero tutéame, aquí todos lo hacen somos como una familia.
-Claro.
-Ven te voy a enseñar lo que tienes que hacer, bueno mejor te voy a llevar con quien te va a enseñar. Perdón que te lo diga pero no tienes mucha pinta de saber de campo.
-Tranquilo, creo que se ve a tres leguas que soy de ciudad-digo con una sonrisa.
-Tranquilo, en cuanto pases un tiempo aquí te darás cuenta de que esto no está para nada mal.
-¿Eso significa que eras un tío de ciudad?
-¿Yo? No lo dudes. Vine aquí por amor y me he enamorado de este lugar. ¿Vienes solo?
-Si.
-¿Dónde te quedas?
-En una pequeña cabaña que está a unos tres kilómetros de aquí.
-Am la cabaña, ten cuidado o algún día se te caerá encima.
-No hace falta que me lo digas-digo sonriendo.
-¿Vienes andando?
-Si.
-Si quieres puedes llevarte algún caballo así no tendrás que hacerlo andando.
-No está bien, me gusta andar. Me despeja.
-Bien, pero si algún día necesitas uno, solo tienes que cogerlo.
-Gracias.
-Bien ahora quiero presentarte a mis dos manos derecha-dice riéndose-este es Josh, es de la familia, bueno en realidad no pero como si lo fuera, prácticamente lo he criado-dice sonriendo.
-Encantado-digo dándole la mano a un chico de unos veinte años, moreno y fuerte que sin duda se sentía como en casa.
-Él es Roy, lleva toda la vida aquí. Estaba aquí hasta antes de llegar yo-dice riéndose-el conoce todos los entresijos de este lugar. Juntos te ayudarán a adaptarte y a que aprendas todo lo que necesitas saber.
-Encantado-dice el hombre de unos cincuenta años entechándome la mano a la vez que me dedicaba una sonrisa.
-Bueno te dejo en buenas manos, nos vemos a la hora de comer para ver cómo te ha ido. Suerte chico, y encantado-dice Jim dándome de nuevo la mano.
Me doy cuenta de que sin duda había tenido suerte. Era un gran hombre y me iba a poner las cosas fáciles. Aunque la verdad me da igual todo eso, solo quiero mantenerme ocupado para poder seguir adelante sino…no podría aguantar pasando todo el día pensando en ellas. En mis chicas. Solo esperaba que Ryan y Espo cumplieran su promesa y acabaran con esto cuanto antes.
-Hey tú el nuevo vamos. Te vas a poner ya manos a la obra-dice el más joven llevándome hacia las caballerizas donde algunos hombres estaban limpiándolas, mientras otros se encargaban de limpiar a los caballos-vamos a empezar por lo más fácil-dijo con una sonrisilla en la cara- ¿ves todo esa paja sucia de ahí? Pues quiero que la limpies toda tú y luego eches paja nueva de allí-dijo señalando al otro lado del establo-con eso tendrás para todo el día. Chicos dejad eso, hoy se ocupa el nuevo-dijo yéndose con el resto.
-No te preocupes yo te ayudo-dijo Roy acercándose con un par de palas.
-No tienes que…
-Si tengo que hacerlo. De esto se encargan normalmente tres chicos, no puedes hacerlo tú solo.
-Gracias.
-No es justo lo que hace.
-Me da igual. He venido a trabajar, eso me mantiene ocupado.
-Ya, pero no me gusta los aires que se trae. Se cree que es el dueño.
-Buen es como de la familia ¿no?
-Si bueno. Jim lo quiere como un hijo pero de ahí a que se comporte de esa manera no es justo. Es un buen chico pero desde que le dejo la señorita Beckett esta insoportable y lo paga con el resto. Se cree el jefe de todo y como bien dijo el señor Beckett todos somos un equipo. Yo no mando a nadie a hacer algo que no haga yo también, no va eso conmigo.
-Eres un buen tipo.
-Gracias. Prefiero que me recuerden por eso la verdad. ¿De dónde eres?
-Soy…soy de ciudad-digo sin responder de verdad a su pregunta.
-¿Te gusta mucho ese mundo?
-Bueno no he tenido otro-digo mientras trabajo con fuerza.
-Yo tampoco. Nací aquí y he vivido toda mi vida aquí. Creo que no podría vivir en otro sitio.
-Eso nunca se sabe yo pensé que nunca me iría de mi ciudad y ahora…aquí estoy.
-Aunque creas que esto puede ser lo peor, dale una oportunidad. Una vez que te haces a todo esto, una vez que llenas tus pulmones de este aire tan puro te cuesta mucho volver a irte.
-Supongo, aunque creo que en cuanto tenga una oportunidad volveré.
-Tiene que haber algo o alguien de donde bienes de verdad importante para tener esa determinación.
-Así es.
-Bueno pongámonos con esto porque si no se nos hará de noche aquí-dice dándome un palmadita en el hombro y nos ponemos manos a la obra.

Estaba agotado pero había conseguido pasar unas horas centrado en el trabajo, algo que tenía que agradecer. Todavía quedaba demasiado trabajo y sentía como los brazos ya no podían más con tanto. Sentía como me ardían pero tenía que seguir como fuera.
-Hey chico, vamos a parar un poco es la hora de comer-dijo al verme cansado, pero no quería parar, tenía miedo a no estar ocupado.
-No, ve tú. Yo sigo.
-Chico si no paras no podrás aguantar hasta la hora de acabar.
-Dame un rato más. Luego paro te lo prometo.
-Bien. Pero paras ¿eh?-dijo mirándome como si fuera un padre riñendo a su hijo y no puedo evitar sonreírle.
Cuando lo veo partir hacia la casa de la finca deje en el suelo la pala e intente calmar mi respiración, estaba de verdad cansado. Y de repente me pensamientos volvieron a ellas, en como estarían, en como iría el caso, en cuanto tiempo tendría que estar separado de ellas y sentí como de nuevo el bajón inundaba mi cuerpo y mi alma.
-Hey-escucho como me llaman y cuando me giro veo a una chica morena y alta mirándome-Te estaba llamando.
-Lo siento no la he escuchado.
-¿Puedes prepararme un caballo?-dice con una sonrisa y yo asiento sin saber que estoy haciendo, porque quiere que haga algo que nunca he hecho y no tengo ni idea de cómo hacerlo.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí y espero que os haya gustado. Sin duda Rick echa de menos a su chicas pero quizás el trabajo y quién sabe si un chica morena le ayuden a pasar el mal rato 
Gracias a todos y nos vemos mañana con una nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Dom Jul 10, 2016 11:44 pm

me encanta y a Josh ya lo odio, aunque eso es facil, jejejjejejej...

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 7

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 11, 2016 8:40 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo de la historia, me gusta ver que de momento estáis metidos de lleno en la historia, espero que os siga gustando aún queda mucho camino por delante. Gracias a todos y espero que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 7
POV RICK
Me acerco hacia la zona donde estaban las cosas de los caballos y empiezo a rebuscar hasta que saco una silla de montar. La acerco al caballo que ella tiene agarrado y ahí me doy cuenta del problema. No tengo ni idea de cómo ponerlo. La veo sonreír antes de hablar.
-¿Eres nuevo?
-Oh…si, es mi primer día.
-¿Has ensillado alguna vez un caballo?
-Eh…-pensé en mentirla por ver como se estaba riendo de mí pero no iba a conseguir nada de eso-la verdad es que no.
-¿No te han enseñado aún? Es lo primero que deberían haber hecho-dice quitándome con cuidado la silla de la mano y empezando a colocarla ella misma-¿A cargo de quien te ha puesto mi padre?
-De Josh y Roy.
-Oh ya. Josh te ha mandado a limpiar las cuadras ¿no?
-Yo…-no quería empezar mal con mis compañeros pero más que una pregunta era una afirmación se lo noté en la mirada.
-¿Quieres aprender?
-Claro-digo mirándola mientras paso a paso me va explicando cómo poner la silla con mucha naturalidad como si llevara toda la vida haciéndolo, y quizás fuera así.
-¿Has visto que fácil?-dice al acabar de preparar el caballo.
-Si supongo-digo poco confiado en poder hacerlo yo solo.
-Tomate tu tiempo, no puedes aprender todo el primer día. ¿Qué haces aquí todavía?
-Yo…quería adelantar un poco esto.
-Es la hora de comer. Todos descansan. Si no te da tiempo a hacer algo ya te ayudarán y si no avisa a mi padre.
-¿Tu padre?
-Oh, no me he presentado. Soy Kate Beckett-dice ofreciéndome la mano con una sonrisa y yo se la estrecho.
-Yo…Rick Rodgers.
-¿Eres nuevo por aquí?
-Si.
-¿Dónde te quedas?
-En una cabaña a unos kilómetros de aquí.
-oh, ya se cual es. Tienes que tener cuidado si no quieres que se te caiga el techo mientras duermes-dice riéndose y no puedo evitar reírme yo también.
-Lo estoy intentando solucionar-digo riéndome.
-¿Tienes coche?
-No.
-¿Entonces como vienes?
-Andando-dije como si fuera la respuesta más obvia.
-¿En serio?
-Sí, ¿Por qué todos os sorprendéis?
-No…bueno sí. Vienes a trabajar, a hacer un trabajo que cansa mucho y encima viene y te vas andado, pues me sorprende la verdad.
-Bueno no tengo mucho que hacer de todas formas así que…
-Bueno, si algún día quieres compañía, no me importaría acompañarte. Me gusta andar y por aquí no hay tanta gente que quiera disfrutar de esta maravilla de vista después de tanto trabajo, así que…
-Lo tendré en cuanta-digo sonriendo mientras la miro.
-¿Kate?-dijo una voz a mi espalda cuando me giró veo a Josh allí plantado mirándole con una sonrisa, casi comiéndosela con la mirada. Me alejo un poco y vuelvo a mi trabajo aunque no puedo evitar escuchar su conversación y de vez en cuando levantar la mirada para verlo.
-Hola Josh-dice Kate poco emocionada por verlo. Este se acerca y le da un abrazo y después la besa en la mejilla.
-¿Cuándo has vuelto?
-Esta mañana.
-No sabías que venías.
-No tenías por qué saberlo.
-Venga ya Kate…pensé que habíamos quedado bien ¿no?
-Vale lo siento.
-Acepto tus disculpas. ¿Has ensillado tu misma la silla?
-Claro.
-¿Pero por qué? Me hubieras avisado y hubiera mandado a alguien, o yo mismo lo hubiera hecho.
-No es para tanto. He ensillado a mi caballo miles de veces. Además, si hicieras tu trabajo y hubieras enseñado a Rick a hacerlo, lo hubiera hecho él.
-Venga ya Kate. El nuevo tiene que aprender otras cosas antes.
-¿Limpiar?-dice levantado la voz y quiero que me trague la tierra, me está defendiendo y la verdad es que me agrada aunque no es necesario.
-Venga ya Kate. Necesito a todos para cosas más importantes. Ya mismo tenemos la competición y necesito a los mejores. No puedo hacerles perder el tiempo limpiando ni puedo perderlo yo enseñándole al nuevo. Él puede hacer eso.
-Si puede. Pero no puede hacer el trabajo de tres personas. Ponle ayuda, o mejor ponte tú mismo a ayudarle. Lo otro puede esperar-dice de forma autoritaria justo antes de montarse en el caballo dispuesta a largarse-espero que haya quedado claro Josh.
-Clarísimo-dijo mordiéndose la lengua para no rechistar.
Y enseguida se colocó a mi lado y cogió otra pala para ponerse manos a la obra. Al poco llego Roy y los tres nos pusimos manos a la obra para acabar cuanto antes todo este trabajo.

POV KATE
Sentir el aire fresco llenar mis pulmones es lo que hacía que no quisiera alejarme de este lugar. Es lo que me hacía siempre volver. No podía creerme que alguien no quisiera vivir en este lugar, no al menos alguien que hubiera pasado algo de tiempo aquí.
Veía como empezaba a caer la noche y decidí recorrer el camino de vuelta a casa. Cuando iba llegando vi al chico nuevo hablando con Roy, recuerdo el comportamiento de Josh y hace que vuelva a enojarme, no sé cómo pude estar con él.
-Hola tío Roy-digo bajándome del caballo y dándole un abrazo.
-¿Cuándo has vuelto?
-Esta mañana. ¿Cómo estás?
-Pues viejo ya como voy a estar.
-Que exagerado eres, estas como una rosa-digo sonriendo.
-Si claro. ¿Conoces…?
-Si ya nos conocemos-digo mirando a Rick que está allí parado intentando no entrometerse en la conversación-por cierto ya veo como le habéis dejado todo el trabajo.
-Yo no…
-Lo sé, es Josh. Pero tienes que pararle los pies. Tú eres la mano derecha de mi padre, tú te encargas de todo cuando él no está. No dejes que Josh tome las decisiones.
-Lo intentaré ¿vale?
-Vale-digo volviendo a abrazarlo.
-Os dejo, ya va siendo hora de retirarse para un anciano como yo-dice mirándome mientras me sonríe y desaparece.
-¿Ya te vas?
-Si-dice mirando el cielo.
-Sí parece que el buen tiempo se va y va dar paso a una tormenta cojonuda.
-Bueno será mejor que me vaya antes de que me pille.
-Si quieres te llevo-digo señalando el caballo.
-No…mejor no…
-¿No has montado nunca?-digo al ver su cara de descomposición como cuando le pedí que me ensillara el caballo.
-La verdad es que no.
-Anda vamos monta-digo montándome y ofreciéndole mi mano para que suba justo detrás. Lo veo dudar pero tras mirar de nuevo las nubes que empezaban a formarse justo encima de nosotros, se agarró con fuerza a mi mano y con algo de trabajo conseguí que subiera-¿has visto? No ha sido tan difícil.
-Si claro-dice haciendo movimientos con las manos sin saber dónde meterlas. Se las agarro y las coloco sobre mi cintura para que se agarrara y tras una pequeña caricia en la cabeza a mi pequeño salimos disparos hacia su casa.
Llegamos justo cuando los primeros goterones empiezan a caer sobre nosotros. Nos metemos sobre el pequeño porche de la casa y allí dejo el caballo mientras entramos en el interior de la casa.
-Esperemos que no tenga las mismas goteras que el porche.
-Muy graciosa-dice quitando algunas cosas del medio-he podido arreglar un poco el tejado estos dos días. Me enteré de que esperaban una tormenta y es lo primero que arregle.
-Buena decisión.
-Gracias. ¿Quieres algo de tomar?
-Un café estará bien.
-Ok, pero ya te aviso que no es que sea muy bueno-dice caminando hacia la cocina.
Yo me quedé mirando a mi alrededor, aunque había poco que ver, todo a lo que me alcanzaba la vista prácticamente es lo que había. Una pequeña cocina, un salón con una mesa y cuatro sillas y un par de puertas. Una sería del baño y otra su habitación. Cero decoración, cero comodidad.
-¿Cuántos llevas aquí?
-Dos semanas.
-Vale.
-¿Por?
-Estaba preguntándome si eras así de descuidado o no te había dado tiempo a acomodarte.
-Bueno no soy muy bueno con la decoración pero como excusa prefiero lo del tiempo.
-Me vale, aunque dos semanas…-digo riéndome mientras agarro el café de su mano.
Lo veo asomarse por la ventana viendo como la tormenta está en su mayor apogeo allí fuera. Lo veo pensativo y me quedo mirándole a ver si consigo saber en qué piensa pero no logro descifrarlo. Me gusta mucho, es un chico muy guapo, educado, gracioso, trabajador, lo tiene todo y bueno no me importaría que se intentará sobrepasar conmigo, que me lanzara alguna mirada pero en cambio lo miraba y parecía que intentará repelerme, alejarse de mí y eso hizo que aún me sintiera más atraída por él, por el chico nuevo, el chico misterioso.
-Creo que deberías sentarte, la cosa parece que va para rato-dice girándose y mirándome con esa mirada azul que me atrajo nada más verlo. Pero ahí seguía, lo más lejos de mí, casi evitando mi mirada y sentí que quizás era distinto al resto de chicos y por eso me merecía la pena hacer el esfuerzo al menos por conocerlo.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí, por llegar hasta aquí, por comentar, por estar metidos de lleno en la historia. Espero que os haya gustado el primer contacto de ambos, parece que Kate va a por todas pero a Rick le frena algo, le frena su familia. Veremos si con el tiempo y el roce se deja llevar o no.
Gracias a todos y nos vemos el jueves con un nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Lun Jul 11, 2016 10:53 pm

hace muy poco que esta ahí lo normal es que aun piense en su mujer aunque no estaban en su mejor momento, pero según vaya pasando el tiempo pasaran de amigos a algo mas, eso creo yo..
me encanta

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 13, 2016 9:00 pm

Buenos días a todos, quiero daros las gracias a todos por comentar, por dar vuestras opiniones, muy distintas todas pero espero poder contentar a todos de una manera u otra, aunque ya no puedo cambiar nada el fic está acabado de escribir 
Espero de todas formas que os guste y continúes conmigo hasta el final. Aún queda mucho para disfrutar y sufrir con estos personajes.
Por cierto, hoy seguramente empiece a escribir mi nueva historia, será más juvenil, más veraniega, aunque seguramente no la subiré hasta casi acabado el verano jiji. Habrá mucho Caskett.
Gracias a todos y a disfrutar.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 8
POV KATE
Me siento en la silla sin dejar de mirarlo, pero él evita mi mirada. Quiero mirarlo, me atrae su mirada y quiero verla. Quiero saber porque un chico de ciudad viene a un pueblo como este, porque un chico tan guapo y buen chico como creo que puede ser, puede estar en un lugar solo, y no puedo evitar preguntar.
-Siéntate, creo que esto va para largo-lo veo hacer un amago pero finalmente se sienta en la silla más alejada de la mía. Lo veo retorcer su manos alrededor de la taza que aún mantenía en su mano-¿Puedo hacerte una pregunta?
-Ya la has hecho-dice con una sonrisa tímida y no puedo evitar que una se dibuje en mi cara.
-Bueno perdón, permíteme otra. ¿Por qué has venido aquí? quiero decir si no es meterme demasiado…
-Necesitaba huir de mi vida.
-¿Huyes de la policía?-digo en tono de broma pero al ver su cara me pongo seria-huyes de la policía-digo con cara de sorpresa.
-No digas tonterías-dice con una sonrisa-quería huir de mi vida, porque quizás lo necesitaba. Necesitaba dejar algo atrás.
-¿Una mala relación?
-No…más bien sobre mi trabajo.
-¿A qué te dedicabas?-digo pero al ver su cara veo que me estoy pasando-lo siento no contestes.
Nos quedamos en silencio durante unos segundos y aún no puedo dejar de mirarlo, quiero saber más sobre él, quiero saber qué es eso que oculta.
-¿Piensas quedarte mucho tiempo?
-No lo sé-dice sin mirarme y siento que por mucho que intento se ha cerrado por completo y no lo entiendo, por momento pensé que al menos podíamos ser amigos, que podíamos mantener una buena conversación.
-Quizás sea mejor que me vaya.
-No puedes irte así-dice mirando hacia la ventana donde puede verse como la tormenta aún sigue con fuerza fuera-¿Puedo hacerte una pregunta?
-Ya lo has hecho-digo yo esta vez relajando un poco el ambiente.
-Tú y Josh…
-Sí, tuvimos algo. Hace demasiado tiempo. El problema es que ha utilizado eso para avanzar un poco más en la jerarquía de la finca. Mi padre le ha dado su confianza y él se ha aprovechado de ello.
-No hablas muy bien de él…
-No hablo mal de él-digo algo ofendida por su comentario pero le miro a la cara y sé que tiene razón-mejor podemos decir que no hablo bien de él.
-Es lo mismo.
-No, no lo es. No es mal chico. Solo que no le gusta mucho trabajar y por no hacerlo hace lo que sea.
-Ya lo he probado hoy-dice estirando los brazos.
-¿Te duelen?
-Un poco, pero ya se me hará el cuerpo a ello, o eso espero-dice con una sonrisa tímida y siento que empieza a relajarse-¿desde cuando tienes el caballo?-dice señalando a Bucéfalo.
-Se llama Bucéfalo.
-Buen nombre-dice sonriendo y me doy cuenta que además es culto, otro punto a su favor.
-Me lo regalo mi padre cuando tenía seis años. Así tendrás cerca de 15 años conmigo. Era un potrillo cuando llego a mis manos-digo sonriendo recordando los buenos momentos.
-¿Competía?
-Sí, era el mejor. Pero ya no. Hace ya unos años que lo dejo. Tuvo una lesión en una de sus patas y gracias adiós se recuperó pero ya no podía competir.
-¿Tu padre…se dedica a ello?
-Sí, la mayoría de los caballos se entrenan para ello. Pero no solo vivimos de eso, también de los numerosos cultivos de la hacienda y del resto de animales. Lo de la competición es más por un hobby-y lo veo asentir-ya aprenderás más sobre la finca, si Josh lo permite-digo mirándole y le veo sonreír-¿Echas algo de menos de tu casa?-digo como si fuera una pregunta normal pero veo como me mira y puedo ver un brillo en su mirada como si de sus ojos estuvieran a punto de derramarse un montón de gotas de agua salada. Me doy cuenta de que he tocado su punto flaco y más me doy cuenta cuando veo como se levanta y me da la espalda.
-Voy a ver como esta Bucéfalo-dice saliendo por la puerta y cerrándola cuando sale. Maldijo por haber metido la pata cuando parecía que estábamos avanzando un poquito.
Cada cosa que conozco de él hace que quiera conocer más y más de él. Aunque sea poquito a poco aunque me tenga que ganar su confianza día a día. Es un hombre que me gusta, un hombre que me atrae y siento que necesito, que tengo que estar ahí para él.

POV RICK
Salgo fuera porque me siento mal. Siento como si estuviera fallando a Kyra por hablar con una chica. Sé que es una tontería solo estoy hablando con ella, pero me gusta su forma de ser y me da miedo a hacer algo que no debo. Por eso me alejo de ella, porque a pesar de que no sé qué va a pasar ahora con mi vida, aunque no sé cuándo podré volver a verla y si Kyra ha podido o no rehacer su vida, necesito esperarla, pensar solamente en ella por mucho que me duela hacerlo.
Siento como la puerta se abre a mi espalda y cuando me giro allí esta ella plantada, con una sonrisa en la cara. Da un par de pasos hacia mí y voy a apartarme creyendo que se acerca a mi cuando me doy cuenta de que pasa de largo hacia su caballo y me siento como un idiota.
-Voy a irme.
-La tormenta aún sigue.
-Sí, pero durará toda la noche. Voy a irme mientras se ve todavía.
-No puedo dejar que te vayas-digo sintiéndome culpable por no haberle hecho caso.
-Estaré bien.
-Eso no lo sabes. Mira como está el cielo, mucho peor que cuando llegamos. Si te pasa algo no podría perdonármelo.
-Está bien-termina cediendo.
-Anda pasa, voy a preparar algo para cenar-digo sonriéndole pero a la vez intentándome convencer de que no pasa nada, de que no me siento atraído por ella.
Me meto en la cocina y me pongo a preparar la cena intentando mantenerme lejos de ella y también intentando mantenerme lejos de los tristes pensamientos. Pero no puedo evitar pensar en Alexis, recordar las veces que cocinaba en casa y ella siempre quería ayudarme. La echo tanto de menos que me duele pensarlo, pero ¿cómo no hacerlo cuando ella es toda mi vida? Recuerdo la última vez que la vi y no puedo evitar sacar la cartera y ver la foto, la última foto que tengo de ella y tengo tanto miedo de olvidarla que siento como las lágrimas caen sin pedir permiso.
-Rick…-escucho que alguien me llama y me limpió las lágrimas rápidamente mientras guardo la foto de nuevo en la cartera y la coloco en el bolsillo de mi camisa, justo en mi corazón donde siempre estaría.
-Ya casi estoy-digo recogiendo un par de platos y llevándolos a la mesa. Enseguida Kate me ayuda a poner la mesa y nos sentamos a cenar. La veo comer mientras me mira, mientras sonríe. Es una chica muy guapa, y era una gran chica por lo poco que conozco de ella así que quiero darle una oportunidad, quiero conocerla. Eso no significa nada, por ello no estoy fallando a nadie. Necesito un apoyo y quizás, ella pueda ser el apoyo que necesito.
-¿Háblame de tus padres?-le pregunto de repente haciendo que me mirara con sorpresa pero después me sonrió y empezó a hablar con toda la naturalidad del mundo, y empezamos una charla amena que acompaño la cena.
Cuando acabamos de cenar limpiamos los pocos platos que teníamos y nos sentamos en el sofá con una copa de vino cada uno en nuestras manos. Le pego un trago al vino y casi tengo que esculpirlo de lo malo que esta.
-Siento lo malo que esta-digo poniendo mala cara.
-La verdad es que está bien malo-dice riéndose y haciéndome reír.
-Lo compre de camino aquí. Pero la verdad es que sabe fatal.
-Bueno mejor que nada-dice chocando su copa con la mía y la veo que se relaja echándose hacia atrás y de repente me hace una pregunta que me sorprende-¿Quién es la dueña del anillo?-dice señalando la cadena donde llevaba mi anillo de casado. No quería quitármelo pero sabía que no podía llevarlo así como así, así que decidí colocarlo en una cadena alrededor de mi cuello pero ella se fijó como no. Dude que contarle y recordé las palabras de Espo sobre mantener silencio con todo el mundo pero no sabía porque pero no podía mentirle, no al menos del todo. Y así sin darme cuenta me desahogue con ella.
-Estoy casado.
-Oh…-dice mirándome fijamente, sin duda había sido una gran sorpresa para ella-¿Dónde está ella?
-En casa…
-¿Estáis juntos? Quiero decir…
-No lo sé.
-¿No lo sabes?
-La última vez que la vi…le dije que necesitaba tiempo para saber si quería o no luchar por lo nuestro.
-¿Todavía lo estás pensando?
-Si…bueno…creo que ahora mismo me gustaría volver-dije serio pero luego la mire y dije algo que pensaba pero que no sabía que tenía ahí dentro y que me estaba recomiendo por dentro-pero a veces creo que es porque estamos lejos. Creo que nuestra relación estaba rota de hace bastante tiempo. Pero ahora…ahora la echo de menos. Pero no estoy seguro de que pudiéramos volver a ser la pareja que éramos cuando nos conocimos.
-Si tienes dudas es que no-la miro extrañado por su respuesta-cuando empecé con Josh era un gran tipo, era distinto. Era feliz de verdad, creía que iba a ser el chico definitivo. Pero de repente empezó a cambiar, mi padre le dio más protagonismo en la finca y él cambio. Ya no podía verlo con los mismos ojos. La gente dice que no se puede cambiar pero a veces pasa y a veces no suele ser para bien.
-Sí, el problema que aquí el que cambio fui yo. Y fui el culpable.
-La culpa no la tiene uno en una relación. Te he hablado mal de Josh pero yo también la cagué. Deje que eso nos cambiara no tuve el valor de hacérselo saber. Lo deje pasar como si eso no nos afectara pero a mí me estaba afectando. Hasta que ya fue demasiado tarde.
-Puede que tengas razón.
-La tengo, no tengas la menor duda-dice riéndose y haciéndome reír.
-Será mejor que me vaya a descansar. Te puedes quedar con la cama.
-No, yo me quedo aquí en el sillón. Soy más pequeña y mañana no tengo que trabajar. Estaré bien-dice mirándome a los ojos y asiento con la cabeza mientras me dirijo a la habitación. Siento que hoy algo ha cambiado pero no se todavía que es eso.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y espero que os haya gustado, ya sabéis que siempre me lo podéis hacer saber 
Bueno pues mañana volvemos con una nuevo capítulo, estos dos cada vez van a pasar más tiempo juntos, habrá mucho Caskett aunque quizás de momento no del que os gustaría. Pero si van a pasar tiempo juntos, van a conocerse y luego ya se verá.
Gracias y disfruten del día.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje por tamyalways el Jue Jul 14, 2016 8:58 pm

Buenos días a todos, hoy no quiero adelantar nada, solo quiero que os dejéis llevar por la historia hasta donde os lleve. Gracias a todos un día más por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 9
POV RICK
Me levanto con mayor ánimo. Tras las horas de sueño me he dado cuenta de que a pesar de ser el culpable de todo no puedo dejar que mi vida se vea demasiado afectada por lo que he dejado, porque sino será mejor que ni si quiera viviese. Eso no significa que me olvide de ellas, para nada. Son lo más importante y todo esto tiene que merecer la pena solo por volver a su lado. Pero mientras tanto, tengo que vivir, tengo que intentar que esto no sea aún más infierno que lo que tiene que ser.
Salgo de la habitación y me encuentro a Kate mirando por la ventana como la tormenta se ha ido por completo llegando la paz. No puedo evitar mirarla y ver lo guapa que es hasta recién levantada, no es malo pensar eso ¿no? ya cualquier cosa hace que me pregunte si estoy cometiendo un error o no, antes no tenía tantos problemas para decir que alguien me parecía guapa a pesar de estar casado, aunque estuviera Kyra delante, pero ahora cualquier pensamiento de ese tipo me hace sentir culpable, como si estuviera fallándola. Me recordé que iba a intentar dejar eso a un lado.
-Hola-digo sobresaltándola pero enseguida veo una sonrisa en su cara.
-Parece que la tormenta ha acabado.
-Menos mal.
-Parece que no hay muchos daños, pero tengo que irme a casa quiero saber cuáles son los daños si los ha habido.
-Oh claro-dije siguiéndola fuera donde el caballo relincho feliz al verla.
-Hey tranquilo-dice acariciando mientras se monta en él-nos vemos en un rato.
-Sí, desayuno y salgo pitando.
-Ok-dice sonriendo y sale disparada a toda prisa con el caballo, no puedo evitar quedarme mirándola hasta que desaparece de mi vista.
Desayuno y me pongo en marcha. Por el camino puedo ver como la tormenta había perdurado durante toda la noche y había obstáculo en el camino que tuve que ir esquivando haciendo que me retrasará un poco, y si no me había dado cuenta enseguida me lo dejaron claro.
-Llegas tarde-digo Josh con cara de pocos amigos.
-Lo siento.
-Menos sentirlo y más ponerse manos a la obra. No tengo tiempo para ti así que Roy se encargara de enseñarte a limpiar los caballos. Hay que tenerlos a punto para mañana-dijo antes de irse y dejarme allí como un pasmarote.
-Anda vamos-dice Roy tirando de mi.
Cuando llegamos allí ya estaban el resto de trabajadores ya con los caballos, entre ellos estaba Kate. Se veía que estaba más que acostumbrada a este trabajo por la naturalidad de sus movimientos.
Me uní a Roy y me puse manos a la obra para hacer bien mi trabajo, no teníamos tiempo que perder y no quería quedar mal después de haber llegado algo tarde.
Estábamos en ello cuando escuché como Josh hablaban con los otros chicos. Miré hacia Roy a ver si estaba escuchando pero por su cara, no estaba enterándose de nada.
-Dios que culo tiene-dice mirando a Kate que está enfrascada en uno de los caballos.
-Ya te digo, y esas piernas tan largas y duras. Solo hay que verla como monta a caballo-dice otro riéndose y siento como se me calienta la sangre.
-No tienes ni idea. Aquí quien la ha catado soy yo y ya te digo que sin duda, gana todavía más desnuda y que es una fiera-dice Josh sonriendo mientras la mira como un cerdo y ya no puedo más.
-Eres un idiota.
-¿Qué dices?-dice mirándome sorprendido por mi ataque.
-No sé quién es más animal de los dos si ese caballo o tú. Eres despreciable-le grito sin poder evitarlo, olvidándome de todo.
-¿Quién coño te crees que eres?-dice dando un paso hacia delante y todos a nuestro alrededor empezaron a gritar ¡pelea!
-Hey ¿Qué pasa aquí?-dice Kate apartando a la gente para acercarse a nosotros.
-Este tío que no sé qué se cree-dice Josh como si nada.
-¿Qué ha pasado?-dice Kate mirándome seriamente y pienso en decirle la verdad pero no puedo.
-Es mi culpa, no volverá a pasar-digo mirándola.
-Eso espero-dice seriamente y me alejo de él para no partirle la cara al ver la sonrisa que se le ha dibujado en la cara. Enseguida escucho como Roy vienen detrás de mi.
-Hey chico, ¿Qué ha pasado?
-Nada da igual.
-No. ¿Qué te han hecho?
-Nada, si me lo hubieran hecho a mí me daba igual.
-¿Entonces?-pregunto mirándome fijamente y tuve dudas pero merecía saberlo.
-Estaban hablando mal de Kate-digo buscándola con la mirada-no pude evitar saltar. Son unos cerdos y unos…
-Joder. Se van a enterar.
-No, déjalos. Que les den.
Estaba frustrado por no poder hacer nada, me tenía que a lo mejor haber callado, no he conseguido hacer nada saltando pero ¿cómo iba a permitir que siguieran hablando como animales de ella? ni de ella ni de nadie. Estaba demasiado enfadado porque podía aun verlos allí riéndose como si nada hubiera pasado.
-Rick, quiero hablar contigo ahora-dijo Kate sin dejarme replicar.
Miré a Roy y este asintió con la cabeza deseándome suerte. Tome aire y me fui detrás de ella, tenía cara de enfadada y entendía que lo estuviera, pero no conmigo. Quizás tenía que contarle lo que había pasado pero…no me apetecía darle más importancia al asunto. Cuando me di cuenta había chocado contra algo, el cuerpo de Kate que estaba ya parada mirándome fijamente con cara de cabreada.
-Dime lo que ha pasado.
-Lo siento. Metí la pata ¿vale?
-No, dime que ha dicho.
-De verdad Kate ha sido mi culpa yo…
-Rick. Conozco a esos idiotas y creo conocerte un poco así que no me digas que eres el culpable.
-Estaban hablando de ti.
-Que decían.
-Kate…
-Que decían-dijo enojada.
-Hablaban de…cosas intimas, de tu cuerpo…-dije sin poder mirarla-siento haber respondido a sus idioteces.
-Sí, no deberías haberte metido. No necesito que me defiendan.
-Pero…
-Ni peros ni nada. Ahora vuelve a tu trabajo, y no quiero más peleas en hora de trabajo-dijo saliendo disparada hacia la dirección de Josh, sabía que iba en busca de pelea pero me molestaba que estuviera enfadada conmigo por defenderla, la verdad es que me sentía dolido.
Escuchaba las voces desde donde me encontraba sin duda estaba muy enojada, demasiado enojada. Me acerque a Roy que me dio un apretón en el hombro animándome. De repente Kate dio por finalizada la pelea y salió disparada hacia la casa. Yo la seguí con la mirada hasta que desapareció en el interior de la misma.
Enseguida escuche pasos hacia mí y cuando me giré sentí un golpe en la cara que hizo que terminara en el suelo. Sentí como la sangre caía por mi cara. Cuando gire la cabeza vi la mirada de odio de Josh encima de mí.
-Vas a aprender a no ser un chivato-dijo pegándome una patada en las costillas. Y esa palabra, “chivato” me devolvió a mi casa, un par de semanas atrás cuando mi mundo cambio por completo.
-Josh para quieto ahora mismo-dijo Roy empujándole pero no consiguió ni moverlo y de nuevo sentir un par de patadas en mis costillas mientras escuchaban gritos a mí alrededor.
-¡Para! ¡Para!-escucho como gritan y de repente veo por el rabillo del ojo a Kate y a su padre allí de pie.
-¿Qué coño haces Josh?
-A empezado él-dice seguro como si supiera que siempre le darían la razón.
-No es cierto-dijo Roy de repente y todas las miradas se dirigieron a él-Rick estaba conmigo y apareció él sin avisar a golpearlo.
-Josh, quiero hablar contigo seriamente-dijo Jim caminando hacia la casa y Josh tras patear el suelo fue detrás de él.
-Ayúdame con él-dijo Kate a Roy ayudándome ambos a levantarme. Por primera vez, entré en la casa.
Me sentaron en una silla en el comedor familiar, Roy se colocó a mi lado enseguida para verme la herida mientras Kate desapareció por una puerta. Al cabo de un rato volvió con un botiquín en las manos.
-Esto va a dolerte-dijo limpiándome la sangre del labio mientras me desinfectaba la herida.
-Espero que tu padre por fin le ponga límites-dice Roy preocupado a la vez que enojado a mi lado.
-Espero que lo haga él sino lo haré yo misma-dijo muy segura mientras se movía de un lado a otro cogiendo lo que necesitaba para curarme. Me sentía mal por haberla metida en esa situación, no tenía que haberme metido pero…el caballero que llevo dentro no podía dejar pasarlo-Colócate esto en las costillas-dijo entregándome un poco de hielo envuelto en una servilleta. Sentí un fuerte dolor al tocarlas, sin duda estaban dañadas. Roy salió hacia el exterior para poner al resto de chicos a trabajar para evitar que esto afectara más mientras Kate guardaba el resto de las cosas. Me sentía mal y quise hacérselo saber. La agarre del brazo para que me mirara y cuando sentí su mirada sobre la mía le hable con sinceridad.
-Lo siento.
-No tienes que pedir perdón para nada. Será mejor que te quedes aquí hasta que te recuperes.
-No…
-Te vas a quedar y no hay nada que decir-dice seria mientras me atraviesa con la mirada y yo solo puedo asentir. Me quedo allí solo pensando en lo que ha pasado y me doy cuenta de que mi estancia aquí no iba a ser lo tranquila que esperaba que fuera. Aunque quizás yo me lo había buscado, quizás estoy tan enfadado con el mundo y yo mismo que necesito esto para poder sobrellevarlo. Quizás me siento tan mal con lo que ha pasado que quiero sentir dolor, que quiero hacerme daño, pero esto no ayuda a que este mejor, esto no me acerca a ellas.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, gracias a todos por seguirme en esta locura. Espero como siempre vuestros comentarios.
Buen fin de semana
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por tamyalways el Dom Jul 17, 2016 9:02 pm

Buenos días, quería primero antes de nada daros las gracias por estar ahí, por vuestros comentarios que me hacen seguir y cualquier muestra de que estáis disfrutando de este fic. Por otro lado, iba a cambiar ya a tres capítulos semanales como os dije que empezaría a hacer, pero como esta semana es mi cumple voy a hacer una excepción y habrá cuatro capítulos semanales. Espero que os siga gustando y gracias de verdad por animarme cada día a seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV RICK
Estoy sentado con dolores por todo el cuerpo y sintiéndome fatal por todo lo que ha pasado, aunque en realidad no he hecho nada malo. Veo a Kate dar vueltas de un lado para otro nerviosa, enfadada y siento que todo es por mi culpa, que si no hubiera venido no hubiera pasado nada. Pero la realidad es que no tenía alternativa, o venía o moría.
De repente veo como Jim entra por la puerta, más dolido que enfadado y Kate enseguida le intercepta en la puerta pero él consigue llegar hasta mí.
-¿Cómo estás?
-Bien, son solo unos rasguños-digo intentando quitarle hierro al asunto.
-¿Unos rasguños? -dice Kate enfadada-tiene al menos un par de costillas fracturadas y el labio roto. Eso no son rasguños. Lo habrás despedido ¿no?
-Ahora no Kate.
-Papa.
-Te he dicho que ahora no-dijo zanjando la conversación aunque Kate no estaba por la labor. Jim siguió centrándose en mi-Quédate el tiempo que necesites para curarte.
-No hace…
-Si hace falta, el que necesites-dijo serio y yo asentí, tras ver mi asentimiento lo vi girarse y desaparecer. O al menos lo intento porque casi antes de llegar a la siguiente habitación Kate ya lo había vuelto a interceptar. No quise oír la conversación, pero con las voces que daban era imposible no hacerlo.
-Papa…
-Kate, ahora no.
-¿Lo has echado? Solo necesito saber eso.
-No, no lo hecho.
-Pero… ¿Cómo qué no?-dijo Kate levantando aún más la voz.
-Es como un hijo para mí. Ha cometido un error y lo sabe. Le he dado unos días libres para que recapacite, después volverá.
-Me parece increíble lo que le puedes llegar a permitir.
-Contigo hago lo mismo.
-Yo no voy pegando a nadie-dice Kate enfadada y a partir de ahí no oigo nada más, supongo que han dado por acabada la conversación.
Me levantó de la silla cansado de estar ahí sin hacer nada aunque solo el movimiento de levantarme hace que sienta un dolor horrible. Me incorporo como puedo y me acerco hacia la cómoda que tengo en enfrente. Ahí hay un montón de fotos de Kate cuando era más joven junto a sus padres. Aún no he podido ver a su madre pero es igual de hermosa que la hija. De repente siento un resquemor y esas imágenes me recuerdan a mi pequeña. A las pocas fotos que traje conmigo, y ha si alguna vez podré volver a hacerme una foto junto a ella. Siento como las lágrimas invaden mis ojos sin poder evitarlo. Las echo de menos necesito tanto de ellas que esto me está matando, que la falsa se está haciendo realidad.
De repente escucho pasos justo detrás de mí y me limpio las lágrimas corriendo mientras vuelvo a colocar de nuevo la foto sobre la repisa al lado de las otras. Y en ese instante vuelvo a escuchar su voz, aunque ahora es más de preocupación que de enfado.
-¿Qué haces levantado?
-Estaba cansado de estar sentado-digo cuando me giro y veo como me mira a los ojos. Siento un leve escozor en ellos y aun puedo sentir la humedad en ellos, supongo que se estará dando cuenta de que he llorado, pero si se ha dado cuenta no dice nada.
-¿Cómo tienes el hielo?-dice acercándose y comprobándolo ella misma-Voy a ir a cambiártelo.
-Kate…-digo agarrándola por la mano deteniéndola, de repente me he dado cuenta que necesito escucharlas y no puedo aguantarme las ganas aunque sé que está mal.
-Dime.
-¿Puedo usar el teléfono?
-Claro-dice llevándome a una salita donde se encuentra el teléfono-ahora vuelvo con el hielo-dice dedicándome una sonrisa antes de desaparecer de mi vista.
Tengo miedo por una parte, pero por otro lado necesito oír su voz. He calculado y ahora mismo la peque tiene colegio y Kyra estará trabajando. Solo necesito que salte el buzón de voz y escuchar sus voces, es lo único que necesito.
Marcó el número de casa como tantas otras veces hice mientras estaba infiltrado para algún artículo. Siento como los dedos me tiemblan mientras marco y de repente los sonidos de los tonos de llamadas llegan a mi oído. Uno, dos, tres, cuatro y espero un tono más para poder oír sus voces cuando de repente.
-¿Si? ¿Quién es?-escucho a Kyra al otro lado del teléfono y siento como mi corazón va a mil por horas. Me quedo sin palabras aunque no puedo decir nada, no pueden saber que estoy vivo. Siento como mis ojos vuelven a llenarse de lágrimas mientras vuelvo a escuchar preguntar quién es antes de que escuche el pitido de final de llamada. Siento como los dedos me tiemblan aún más cuando coloco el auricular en su sitio. Siento que todo esto me ha hecho más daño que bien, pero ahora necesito aún más saber que están bien, porque… ¿Qué hace Kyra en casa? ¿No debería estar trabajando? Mi cabeza se hace mil preguntas y necesito respuestas. Así que vuelvo a coger el auricular y vuelvo a marcar otro número que se me de memoria.
Mientras me pasan con él siento como mi corazón va a mil por horas. Sé que estoy haciendo algo irracional que no debería hacerlo por mi seguridad pero necesito saber que están bien, y si él está cumpliendo sus palabras tiene que saberlo. Cuando por fin me avisan de que me pasan con él, siento como poco a poco mis ganas se vienen abajo pero llegado hasta aquí debo de seguir.
-¿Diga?
-Soy…-tomo fuerza para seguir-Espo, soy Rick.
-¿Rick?-pregunta sin caer y cuando ve que doy por respuesta la callada se convence de que no está alucinando-Pero qué coño haces. ¿Sabes que ahora mismo te estas poniendo en peligro?
-Javier-digo llamándole por su nombre de pila para que vea lo urgente que es para mí-necesito saber de ellas. Necesito saber que están bien.
-Lo están.
-Prométemelo.
-Lo sobrellevan ¿vale? No es fácil perder a un ser querido. Pero están bien, están juntas y luchan por seguir adelante. Lo principal Rick, están a salvo.
-Bien… ¿Estás con ellas?
-Cada vez que puedo. Además sigo dejando un coche patrulla en su puerta. No sé hasta cuando podré pero mientras pueda lo haré.
-Gracias…en cuanto a lo otro. ¿Cómo va la búsqueda del pez gordo?
-Va lenta. No tenemos por dónde tirar Rick. Seguramente tras enterarse de tu muerte habrá huido fuera de la ciudad, incluso puede que fuera del país. Es imposible cogerlo hasta que no dé un paso adelante. Ya sabes lo que costo cogerlo la primera vez.
-Lo me digas-digo con tono de enfadado que enseguida intento quitar, él no tiene la culpa-sigue intentándolo. Y cuídalas-digo justo antes de colgar sintiendo como de nuevo las lágrimas caían por mi cara. Cuando me giro me encuentro con Kate justo en la puerta, y me pregunto cuanto lleva allí y si habrá escuchado algo. Al ver su cara, sé que algo a escuchado pero no sé cuánto.
-Perdón, venía a traerte la bolsa de hielo-dice entregándomela.
-Gracias-digo sonriendo mientras la miro para ver su puedo sacarle algo en su mirada de lo que ha escuchado pero evitar mi mirada y eso me pone aún más nervioso-Kate yo…
-Tengo que irme. Tenemos mucho trabajo que hacer. Te dejo con Roy-dice mirando detrás de mí, cuando me giro allí está mirándonos a los dos sin entender. Cuando se va Kate Roy me ayuda a sentarme y él se sienta al lado.
-¿Qué ha pasado?
-Nada-le miento, y mirando las fotos de nuevo no puedo evitar hacerle una pregunta-¿Desde cuándo vive aquí?
-¿Quién Kate?-pregunta y yo asiento-desde los tres años. Sus padres vivían en la ciudad con ella. Johanna su madre, contrajo una enfermedad que le impedía estar en la ciudad, necesitaba del aire libre. Vinieron a vivir con los padres de ella. Grandes tipos, yo empecé a trabajar aquí para ellos. Kate tenía tres años cuando vino.
-¿No ha vuelto a salir de aquí?-le pregunté porque en parte no entendía cómo podía vivir aquí pudiendo vivir fuera y ser lo que quisiera porque era una gran mujer.
-Claro que ha salido. Estuvo fuera en la universidad durante los años de preparación. Es veterinaria, se encarga de los animales de la finca y de otras fincas de los alrededores e incluso la llaman de otros pueblos, es muy buena.
-¿Y a pesar de eso volvió?
-Esto es su vida. Dice que no puede vivir sin estas montañas, sin el aire fresco, sin los caballos, sin su familia. Ella es así. Es tenaz, fuerte, inteligente, hermosa y cabezota, muy cabezota-dice riéndose y yo asiento porque por lo poco que la conozco ya me he dado cuenta de ello-esto es su vida, y no lo dejaría por nada en el mundo. Ella tuvo la oportunidad que otros muchos chicos de aquí no pueden tener. Se pudo permitir unos estudios, salir fuera, viajar. Lo aprovechó, aprovecho cada momento y eso la hace ser una de las mejores veterinarias de la zona y la más joven. Pero todo el tiempo que estuvo fuera no le hizo cambiar de idea. En cuanto acabó, estuvo un tiempo viajando, conociendo mundo, intentando ver que era lo que otros le veían a la ciudad, pero después de mucho buscar volvió y para quedarse. No había encontrado nada que le hiciera cambiar de opinión de cuál era su hogar.
-Eso le hace grande.
-Es muy grande-dijo asintiendo con fuerza con la cabeza y vi cómo se emocionaba, sin duda la quería como si fuera una hija y estaba orgulloso de ella. Ojala yo algún día pudiera decirle a mi hija lo que la quiero y lo orgulloso que estoy de ella. Ojala pueda ser más pronto que tarde.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar un día más ahí. Mañana más y mejor, o eso espero.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Lun Jul 18, 2016 4:02 am

josh va a seguir dando por saco en cuanto vuelva... esta muy celoso....


alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 18, 2016 8:33 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo donde volveremos a tener momentos Castkett, se van conociendo poco a poco más y la atracción seguirá creciendo, veremos cuanto pueden aguantar.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV KATE
Llego cansada de un largo día de trabajo. Después de la maldita pelea todo había sido un desastre. Habíamos perdido un par de hombres en el peor momento posible cuando la competición estaba a la vuelta de la esquina, y encima estaba enojada por todo lo que ha pasado y por como lo había llevado mi padre. Sabía que Josh era un hijo para él, pero no podía taparle todo lo que hacía.
Iba con unas ganas de llegar a casa y poder darme un baño caliente y estar tranquila pero cuando llegue a la puerta vi allí a Rick sentado y me di cuenta de que no se podía soñar tranquila.
-Hola.
-Hola-dice con una sonrisa pero casi sin mirarme.
-¿Qué haces ahí a oscuras?
-Yo…nada, no quiero molestar.
-¿No te has duchado?
-No quiero molestar.
-Deja de decir tonterías. Anda vamos ahora te llevo ropa y una toalla limpia-digo dejándolo pasar delante de mi. Lo dejo en la ducha y paso yo hacia el otro baño. El baño tendrá que esperar, me meto en la ducha y me doy una ducha rápida.
Un cuarto de hora después estaba ya lista en la puerta del baño de Rick. Pongo la oreja en la puerta y lo escucho sisear por el dolor. Golpeó en la puerta y espero una respuesta que no llega.
-Rick ¿estás bien?
-Si-dice en alto para que lo oiga pero lo vuelvo a escuchar maldecir y ya no puedo esperar más.
-Voy a entrar-digo cuando ya he abierto la puerta y lo veo con el pantalón que le dejé puesto y luchando con la camisa-Anda déjame a mí-digo quitándole la camisa y veo el gran moratón que tiene en las costillas-Voy…-digo señalando la zona afectada y cuando lo tocó siento la zona caliente y presiono con cuidado. Lo miro y lo veo aguantar un grito-Tienes al menos un par de costillas rotas.
-¿Y eso lo sabes solo tocando?
-Bueno algo es algo ¿no?-digo sonriéndole. Y veo como su piel se ha puesto de gallina cuando lo he tocado, es como si él también hubiera sentido esa electricidad que me había recorrido todo el cuerpo-Espérate voy a darte con una crema que tengo, te aliviara y te traeré un par de pastillas. Verás como el dolor será más llevadero.
Acudo enseguida y le doy despacio mientras el sisea. No puedo evitar que me suba un calor por todo el cuerpo al tocarlo y verlo. Tiene un cuerpazo, y esos ojos que me miran desde arriba hacen que la sangre se me caliente. Me levanto dando por acabado el momento algo incómodo.
-Déjame ayudarte-digo agarrándola manga de la camisa para que metiera un brazo y luego el otro, después empecé a abrocharle hasta que me di cuenta de nuevo que era algo íntimo.
-Ya pudo yo-dice al ver cómo me quedo mirándolo y me sonrojo de la vergüenza.
-Vamos tienes que cenar algo. La cena tiene que estar ya lista.
-Ni de coña.
-¿Cómo?-pregunto sorprendida.
-Lo siento, no tengo mucha hambre-dice mirando al suelo y supe que me estaba mintiendo de nuevo.
-Anda te llevo a tu habitación entonces-digo saliendo y haciendo un gesto para que me siguiera. Lo deje allí y me fui a la cocina cogí comida para los dos y volví de nuevo a su habitación.
No se escuchaba nada a través de la puerta y dude sin llamar o no, quizás estaba ya dormido no era de extrañar después del día que había pasado. Pero recordé las pastillas que acababa de tomarse y que necesita comer algo. Doy en la puerta y espero a que abra. Cuando lo hace puedo ver la sorpresa en su casa.
-Tenías que cenar así que…además así me libro de cenar con mi padre, no es el mejor momento-digo sonriéndole para que viera que en parte era broma. Se hace a un lado con una sonrisa y me deja entrar.
Cenamos tranquilos entre bromas y me siento bien, me hace sentir bien. Acabamos la cena y dejamos los platos a un lado. Sé que debería irme y dejarlo descansar pero me siento bien y eso hace tiempo que nadie logra sacarlo de mí.
-¿Es verdad que estas enfadada con tu padre?
-Si…no, quiero decir…no estoy muy feliz con él ahora. Lo quiero y sé por qué lo hace, aunque no esté de acuerdo con él.
-Los quieres mucho ¿no?
-Son mi familia por supuesto que los quiero. Además dicen que físicamente me parezco a mi madre pero que en lo demás soy como mi padre, menos en mi cabezonería en eso salgo a mi madre-digo riendo haciéndole reír-¿Y tú? ¿Cómo son tus padres?
-Mis padres…-veo como se pone triste de repente.
-No hace falta que contestes.
-No, está bien. Murieron cuando tenía 17 años.
-Lo siento yo…
-No pasa nada, no lo sabías. La verdad es que últimamente no había pensado en ellos. Mi madre era una mujer increíble. Trabajaba mucho y no la veía mucho la verdad pero me quería mucho, siempre me hacía sentir bien.
-¿Y tu padre?
-Mi padre…dejo el trabajo para cuidar de mí. Nunca lo vi verdaderamente feliz. Creo que fue por tener que dejar su trabajo, era su vida.
-Yo tampoco me veo dejando esto, dejando mi casa, mi mundo. Sería el fin de mi vida- le he preguntado por su madre por la conversación que oí de él por teléfono. Solo escuche algo de un pez gordo que había que atrapar y algo de cuidarlas, en plural. Pensé que era su mujer y su madre pero si su madre estaba muerta, ¿Qué significaba ese plural? No quería meterme en su vida pero no puede evitar preguntar-¿Tienes una hija?
-¿Qué?-pregunta con miedo en la mirada y auténtica sorpresa para nada esperaba esa pregunta.
-Lo siento, escuche tu llamada, sé que no debería haberlo hecho pero…
-Si la tengo-dice mirando al suelo pero puedo ver como sus ojos empiezan a llenarse de lágrimas.
-Hey-digo levantándome y colocándome entre sus piernas levantándole la cabeza-Esta bien ¿Vale? Tranquilo- pensé que era hora de dejarlo en paz había sido un día duro y yo había tocado una herida aún abierta. Pero cuando voy a incorporarme para irme siento como me agarra de la mano y con la mirada me pide que me quede. Me siento de nuevo en mi silla esperando a que hablara, se tomó su tiempo pero termino haciéndolo.
-Tuve…tuve que dejarla. No puedo decirte porque pero…ella lo es todo para mí, y tuve que dejarla-dice con lágrimas en los ojos-la echo mucho de menos, demasiado.
-Ves a por ella, no esperes más.
-No puedo.
-¿Por qué?
-No puedo contártelo-dice mirándome a los ojos y siento que tengo que aligerar un poco el ambiente.
-¿Por qué tendrías que matarme?
-Eso es-dice con una pequeña sonrisa mientras se limpia las lágrimas.
-Está bien, no te preocupes. Háblame de ella.
-Es una niña dulce, inteligente. Es muy guapa, se parece a su madre-dice con una sonrisa autentica, con una sonrisa emocionado.
-Seguro que es mi guapa.
-Lo es. Es la persona que más quiero en la vida, por ella haría cualquier cosa.
-¿Cuánto haces que no la ves?
-Un día antes de llegar aquí. Nunca antes había estado tanto tiempo sin verla. Había estado a lo mejor un par de días pero no más. Echo de menos su sonrisa sobre todo. Verla sonreír era lo que me alegraba el día y ahora…
-Recuérdala siempre sonriendo, eso te ayudara.
-Tengo miedo a olvidarme de ella-y yo solo puedo asentir y agarrarle la mano para darle mi apoyo.
-Creo que debes descansar, ha sido un día muy duro. Mañana hablamos ¿sí?-lo veo asentir y levantarse para acompañarme fuera.
-Buenas noches-dice aun triste rompiéndome el corazón por verlo así.
-Buenas noches-digo y no puedo evitar darle un beso en la mejilla antes de marcharme.
Había solucionado algunas dudas pero aún tenía muchas más. ¿Por qué había tenido que dejar a su mujer y a su hija? ¿Por qué si lo que más quiere es estar con ellas? No encuentro ninguna explicación, todavía. No puedo dejar de pensar en ello, no puedo verlo mal y si puedo ayudarlo lo haré, no sé por qué, pero quiero hacerlo.
Intento dejar de pensar en ello y me dirijo a mi habitación, estaba cansada el día había sido agotador y era hora de descansar, mañana sería otro día y el estaría aquí y eso era lo importante, lo demás puede esperar. Quiero saber por supuesto es algo que no puedo evitar pero sobre todo quiero su bienestar y si él está mal prefiero callar y esperar a que él este dispuesto a contarme por lo que está pasando, sino…por él lo que haga falta.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí como siempre, sin vosotros esto no sería para nada igual ni si quiera parecido.
Gracias y espero que os haya gustado, nos vemos el jueves con un nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 20, 2016 9:37 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, espero que os guste. Gracias a todos por seguir leyendo y comentando, y gracias por vuestras opiniones dispares, espero poder satisfacer a todos aunque será difícil.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV RICK
Me levanto con un fuerte dolor en las cotillas. Sin duda se ha pasado el efecto de las pastillas que Kate me había dado la noche anterior. Me levanto y con un gran esfuerzo consigo vestirme. Me lavo un poco la cara y salgo al exterior en busca de unas pastillas que puedan acabar con este horroroso dolor.
Cuando salgo ya hay un montón de gente alrededor de la casa. No sé muy bien donde están esas pastillas así que tengo que buscar a Kate. Pero después de la conversación de anoche, donde conté mucho más de lo que tenía que haber contado, tengo miedo de encontrarme con ella. Siento que no puedo mentirle y es porque tengo la necesidad de hablar con alguien de lo que me pasa, y no sé por qué pero confío en ella. Pero no puedo contarle todo, no puedo hablarle de Salazar, no porque no confíe en ella si no por miedo a que si lo sabe la ponga a ella también en peligro.
Cuando me doy cuanta estoy en la cocina, y allí esta Kate sentada con una mujer que nada más verla supe encajarla. Era la madre de Kate. Kate se levantó corriendo hacia mí.
-¿Estas bien?
-Si.
-¿De verdad?
-Si.
-Tu cara dice lo contrario.
-Bueno, quizás unas pastillas de esas tuyas me vengan bien.
-Estate aquí ahora vengo-dice ayudándome a sentar en una silla cerca de la mesa mientras sale corriendo por la puerta.
-Hola-dice la madre de Kate acercándose a mí y ofreciéndome la mano-Soy Johanna Beckett.
-Encantando señora Beckett.
-Ni se te ocurra, eso me hace sentir vieja, además aquí todos somos una familia. Llámame Jo, o Johanna.
-Ok.
-Tú eres el chico nuevo ¿no?
-Supongo, soy Rick-digo sonriéndole.
-Siento lo que hizo Josh, a veces es un idiota pero es parte de la familia. No quiero que creas que estamos defendiendo lo que hizo porque para nada, pero…
-Es de la familia lo entiendo.
-Bien. Ya me ha contado mi hija porque…gracias-dice con sinceridad y yo solo asiento en el instante en que veo a Kate aparecer con las pastillas en la mano, enseguida me trae un vaso para que me las tome.
-Gracias-digo intentando sonreír tras tragarme las pastillas, y espero que el efecto sea lo más rápido posible.
-¿Qué estabais haciendo?
-Hablando-dice su madre con una sonrisa.
-Si ya-dice mirándome a mí para ver si me saca algo pero yo solo hago un gesto con los hombros.
-Venga Kate, dale de desayunar al chico anda.
-No de verdad, gracias.
-¿Cómo qué no? no puedes negarme tu compañía-dice con una sonrisa que hace que me relaje.
Me siento a su lado y Kate empieza a colocar el café a mi lado y un montón de comida, estoy un poco abrumado por todo lo que pueden llegar a ofrecer hasta a alguien al que acaban de conocer. No puedo evitar recordar el primer momento que conocí a Jim y lo que pensé de él. Sin duda ahora me doy cuenta que es algo de familia.
Desayunamos tranquilos casi sin soltar alguna palabra, al menos Kate y yo porque su madre no paraba de hablar, yo solo podía mirar a Kate y sonreír al ver como ella también sonreía.
-¿Te gusta esto, chico de ciudad?
-Bueno, creo que me costara un poco adecuarme al lugar.
-Yo era como tú, de verdad-dice con una sonrisa-cuando vine aquí creía que iba a ser mi perdición. Yo tenía una vida en la ciudad y la amaba. No pensé que pudiera vivir sin ella, pero como es la cosa, una enfermedad en mis pulmones hizo que volviera al que era la casa de mi niñez a la que pensé que no volvería. ¿Pero sabes? Terminas enamorándote del lugar y de las personas que viven en él-dice pasando la mirada de mi a su hija y cuando miro yo también a Kate veo que se sonroja y mira hacia la mesa evitando mi mirada-Bueno os dejo ya de charla, tengo muchas cosas que hacer. Os dejo solos-dice levantándose y saliendo con toda la naturalidad del mundo.
-Me gusta tu madre-digo haciendo reír a Kate.
-Creo que debería irme ya, tenemos muchas cosas que preparar.
-Ojala pudiera ayudar.
-Pero no puedes, así que no te muevas.
-La verdad es que había pensado que si alguien pudiera llevarme a casa.
-¿Necesitas algo?
-No, solo que puedo estar solo, no quiero molestar y…
-Ni de coña. No pienso dejar que te vayas allí solo.
-Pero…
-Ni pero ni nada. No tienes a nadie alrededor, el hospital más cercano está a media hora en coche y encima estas incomunicado en tu casa así que ni lo pienses. Nos vemos cuando vuelva para comer. Más te vale que estés aquí.
-Aquí estaré-digo mirándola y veo dudas en su cara-te lo prometo ¿vale?
-Vale-dice cogiendo una manzana que iba comiendo por el camino.
POV KATE
La mañana ha sido dura pero ver como poco a poco todo lo que hemos preparado durante todo el año está dando sus frutos es reconfortante. Me hace sentir bien por el largo y duro trabajo.
-Chicos horas de comer. Tomaros vuestro tiempo para ello, os lo merecéis-digo haciendo que todos estallaran en jubilo.
Me voy hacia casa para comer, para descansar, para darle las buenas noticias a mi padre de que todo está listo y sobre todo, para saber que él estaba allí que no había cometido ninguna locura que había cumplido con su promesa.
Cuando llego la imagen que me encuentro sin duda no era algo que pudiera llegar a imaginarme en la vida. Allí en la entrada sentados cómodamente en el pequeño balancín, estaba mi madre junto a Rick.
-Hola Kate-dice levantando la cabeza de uno de los álbumes de foto de la familia.
-¿Qué hacéis?
-Tu madre me estaba enseñando fotos de la familia, sin duda las mejores son…
-Para-digo lazándome a quitarle el álbum y lo dejo a un lado-pero como has podido.
-Venga ya cariño, eras adorable.
-Si lo eras-dice Rick con una sonrisa picándome y me saca de mis casillas.
-Os dejo solos. Voy a ir haciendo que pongan la mesa-dice levantándose y quedándonos solos.
-Eso no es justo.
-¿Lo que?
-Que puedas ver fotos mías de mi infancia.
-No es tan malo, eras adorable, sobre todo me gusta esta-dice cogiendo de nuevo el álbum y se lo quito rápidamente haciéndolo sonreír.
-Ya vale.
-Anda siéntate un rato.
-Tenemos que ir a comer.
-Tardara un poco siéntate.
-Vale-digo a regañadientes aunque en realidad estoy deseándolo. Me siento a su lado y veo que se pone serio como si estuviera tomando una decisión. A los pocos segundos veo un movimiento por el rabillo del ojo y cuando lo miro está sacando la cartera del bolsillo de su camiseta.
-No tengo ninguna foto mía pero…esto es aún más importante para mí-dice sacando una pequeña foto de la cartera y pasándomela.
Antes de poder mirarla lo miro a los ojos y veo como es un salto muy grande confianza el que está dando y me hace sentir especial, me hace sentir llena. Cuando bajo la mirada hacia la foto puedo ver la imagen de una niña pequeña con un perro presidiendo la foto. Es una niña muy guapa y se parece mucho a él, sin duda es su hija. Eso hace que me sienta aún mucho más importante, más especial. Lo miro y veo un brillo en sus ojos, de la emoción. Le agarro la mano entrelazando nuestros dedos y lo miro de nuevo cruzando mis ojos con los suyos.
-Es muy guapa.
-Si lo es-dice limpiándose con la mano libre las lágrimas que habían empezado a caer-es la última foto que tengo de ella, se la hizo el último día que la vi.
-Gracias por enseñármela-digo mirándole a los ojos para que de verdad viera lo importante que había sido para mí que me la enseñara y veo que asiente.
-Será mejor que nos vayamos a comer-dice levantándose y yo le sigo mientras él guarda de nuevo la foto.
Pero yo no puedo quitarme una cosa de la cosa, el perro. El perro de la foto lo conocía bastante bien, sabía dónde vivía, sabía a quién pertenecía. ¿Debía intentar averiguar de una vez por todo lo que le había pasado? ¿Debía esperar a que él me lo contara? ¿Y si no lo hacía? ¿Podía vivir así sin saber? ¿Podía confiar del todo en él sin saber de su pasado?
CONTINUARÁ…
Bueno parece ser que Kate a pesar de ser veterinaria tiene esa necesidad de saber la verdad jaja. Bueno espero que os esté gustando, en los próximos capítulos la cosa se pondrá interesante, ambos están dando pasos agigantados, se están abriendo más y más sobre todo Rick veremos a ver si la necesidad de Kate por saber no los aleja o los acerca aún más. Estad atentos, como prometí mañana también habrá capitulo pero la semana que viene y por los menos durante un par de semanas solo habrá tres capítulos mientras adelanto un poco la nueva historia. La semana que viene habrá capitulo lunes, miércoles y viernes.
Gracias a todos y hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Jue Jul 21, 2016 8:26 pm

Buenos días, aquí os dejo un día más un nuevo capítulo, espero que os guste. Quería daros las gracias como siempre y sin cansarme de hacerlo, por estar siempre ahí y por vuestros comentarios. Sin más espero que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV RICK
Me levanto un día más y me tomo las pastillas que tengo junto a la mesilla de noche. Estoy agotado porque una vez que se pasa el efecto el dolor es horroroso. Me incorporo y me dirijo a la ventana de la habitación por donde apenas entra el sol. Aún no ha amanecido pero no puedo dormir más, no después de lo que paso ayer. Aun no me explico cómo me he abierto tanto a una persona a la que no conozco. Y no puedo explicarlo, pero confío en ella, confió en ella más que en muchas personas que llevo toda la vida conociendo. No sé qué es lo que me hace confiar en ella pero no tengo dudas.
Decido levantarme y salgo hacia el exterior. Todo el mundo está dormido supongo por el cansancio del duro trabajo. El no hacer nada, el estar todo el día pensando en lo que había dejado no me ayuda a dormir. Necesito volver a trabajar pero este maldito dolor no me deja hacer nada.
Me dirijo hacia las cuadras para ver cómo están los caballos. Al primero que veo es a Bucéfalo el caballo de Kate y me acerco para verlo. Esta tumbado y me mira cuando me acerco. Me pregunto como de duro fue para Kate tener que dejar de competir con su caballo.
Sigo mi camino por las cuadras hasta que llego al extremo de la finca. No debería estar caminando a oscura por poder caerme y hacerme más daño, por no hablar del dolor que tendré cuando se me pase el efecto de las pastillas. Me apoyo en la valla y veo como el sol empieza a salir y me quedo embobado mirando la belleza que me da la naturaleza, eso que no me da la ciudad.
-Es bonito ¿Verdad?-dice una voz a mi espalda y cuando me giro me encuentro con Kate allí de pie mirándome. Asiento con la cabeza y vuelvo a dirigir la mirada hacia el horizonte, Kate se coloca a mi lado.
-Esto sin duda es algo que no tengo en la ciudad.
-¿A qué no?-dice con una sonrisa.
-¿Por qué volviste?-digo de repente y veo que me mira sin entender la pregunta-estuviste fuera durante años, pero volviste.
-Esto es mi vida, aquí es donde quiero estar.
-Podría ser una de las mejores veterinarias en la ciudad, podrías ver mundo, lo tendrías todo.
-Ya he visto mundo y esto es para mí todo-dice extendiendo las manos señalando todo lo que nos rodeaba-lo que para ti es la ciudad para mi es esto.
-¿No te aburres nunca?
-¿Aburrirme? Esto es mi vida, mi sueño, es con lo que disfruto.
-No puedes ir al cine, a un parque, a un restaurante…
-Eso lo tenemos a apenas una hora si quiero, pero no es algo prioritario para mí.
-Entonces eres una aburrida.
-¿Aburrida yo?-dice casi ofendida y no puedo evitar reírme, recibo un golpe de su parte que me hace sisear-lo siento-dice mirándome con remordimientos por haberme hecho daño.
-Estoy bien, además me lo merecía.
-En eso tienes razón-dice con una sonrisa-te aseguro que conmigo no te aburrirías.
-La verdad es no lo hago-digo mirándola y siento una electricidad que pasa de sus ojos a los míos que me hace ponerme nervioso, empiezo a sentir cosas que me dan autentico miedo-hace un poco de frío, será mejor que nos vayamos dentro-digo al ver como se estremece pero no creo que sea motivado por el frio porque a mí me ha pasado lo mismo y ha sido por esa mirada que acabamos de compartir.
Entramos dentro y nos sentamos juntos en el sofá no puedo dejar de mirarla para ver como esta, ella mira hacia el frente donde se pueden ver entrar ya los primeros rayos de sol. Tengo miedo a hacer algo o decir algo que pueda hacerle daño, porque aunque tengo ganas de dar un paso hacia adelante no puedo hacerlo, no cuando aún tengo a Kyra ahí en mis pensamientos, en mi corazón.
-Me voy a ir esta tarde fuera.
-¿Fuera?
-Sí, tengo que ir a una de mis rondas, vendré mañana para dormir o como mucho pasado mañana para comer.
-Oh-dije sorprendido sin saber muy bien que decir, pero quizá era lo mejor. Quizás necesitaba algo de tiempo, la lejanía podía ayudarme a darme cuenta de que esto no podía ser. Tenía que olvidarme de ella, tenía que hacerlo por mi bien.
-Tengo que prepararme-dice levantándose y alejándose de mi sin mirar atrás.

POV KATE
Preparo una pequeña mochila para poder tenerla para los pocos días que este fuera. No he podido aguantarme las ganas de ir a ver a la señora Blaine. Quería mentirme a mí misma y pensar que solo era una visita para ver cómo iba todo pero en realidad, no podía dejar de pensar en aquella foto y en aquella perrita que yo ayude a traer al mundo y que poco después tuve que operar tras tragarse una aguja de costura.
Cogí la mochila y salí fuera con ella antes de que me pudiera arrepentir. Cuando salgo fuera y meto la mochila en el coche me giro y veo a Rick de pie en la puerta y con síntomas de dolor, eso hace que me piense si debo irme ahora, si no debería quedarme y cuidar de él pero…necesitaba hacer este viaje además si me iba quizás, si me alejaba de él estos sentimientos que estaba empezando a salir a la luz, si me alejaba quizás pudiera hacerlos desaparecer o al menos me evitaría hacer una idiotez, después de todo está casado, quiere a su mujer y no hará nada hasta que hable con ella, eso hace que aún me guste más.
Me acerco a él con miedo a no poder evitar que mis sentimientos que en este momento está a flor de piel salgan a la luz. No quiero que lo note para no hacerle sentir mal, no cuando él no siente lo mismo ¿no? no puede hacerlo.
-Que tengas un buen viaje-dice mirándome y veo tristeza en los ojos.
-Prométeme que cuando vuelva estarás aquí.
-No puedo prometerlo.
-Rick…
-¿Qué?
-Tienes que cuidarte.
-Yo me ocupo de él, no te preocupes-dice mi madre apareciendo de la nada y abrazándome.
-La verdad es que no se si eso me preocupa más.
-¿Qué dices? Lo pasaremos genial-dice agarrando a Rick por el brazo sacando una sonrisa de su cara pero veo que aun así hay algo de tristeza detrás de ella.
-¿Estarás bien?-pregunto preocupada por él.
-Lo estaré.
-Bien, nos vemos pronto. Un par de días como mucho, lo prometo.
-Ok.
Me giro obligándome a no mirar atrás, me montó en el coche y arranco si pensar en que puedo llegar a encontrar allí donde voy, pero sin poder esperar más, necesito saber, necesito saber para poder ayudarlo, eso me pasa, necesito ayudarle.
A veces me pongo a pensar y creo que estoy empezando a pensar demasiado en él, que me preocupo mucho por él. Recuerdo el primer día que lo vi y enseguida me sentí atraída por él. Pero ahora, ahora es distinto, es mucho más que eso. Cuando lo miro, veo nobleza en su mirada y algo, una parte que no logro adivinar, que me atrae pero a la vez me da miedo, por eso quiero descubrir más cosas de él, porque tengo miedo de que mis sentimientos lleguen tan lejos y después…después venga el dolor por un amor perdido, mejor dicho por un amor que ni si quiera ha empezado.
Quedan dos largas horas de camino e intento relajarme, pero no puedo dejar de pensar en cómo le irá sin mí en casa, si cumplirá su promesa, si no huirá y cuando vuelva me encontraré que ha desaparecido para siempre, no quiero perderlo.
Luego esta mi madre, espero que no lo agobie, que no le presione a decir o hacer cosas que no quiere, que no le haga huir. Pase lo que pase en este viaje, descubra lo que descubra, lo quiero en mi vida, y eso me dice que confió en él. Que sé que no es capaz de hacer algo malo, que tiene un gran corazón, que algo tuvo que pasar para tener que huir pero que no hizo nada malo. Es inteligente, noble, tierno, guapo y sexy, muy sexy y aunque este casado quiero luchar por él, quiero hacerlo porque lo quiero conmigo. Pero con lo que no puedo luchar es contra sus sentimientos, si esta aun enamorado de ella no tengo nada que hacer, pero aun así lo quiero en mi vida, ¿quién no querría tener a un hombre así? Pero todavía necesito saber mucho de él, alguna cosas que no sé y que me tienen preocupada, que me tienen alerta y que me hacen que haga un viaje de improviso a dos horas de casa, un viaje que me alejara de mi hogar quizás en el peor momento, por eso quería volver cuando antes, pero era un viaje que necesitaba para saber si lanzarme o no, si dar rienda suelta a mis sentimientos o reprimirlos para siempre.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, parece que la cabezota de Kate no puede parar quieta, pero tiene un motivo, empieza a sentir demasiado por él y tiene miedo, pero no miedo a que haya hecho algo malo, sino miedo a que siga enamorado. ¿Este viaje le ayudara a solucionar sus dudas? En el próximo capítulo lo sabremos 
Gracias a todos y que paséis un gran fin de semana, nos vemos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Dom Jul 24, 2016 8:44 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Recordaros que esta semana solo tendremos tres capítulos, pero estoy apretando con el nuevo para que esto no suceda durante muchas semanas. Espero que os siga gustando y daros las gracias por seguir ahí, esta semana va a ser un punto de inflexión para la historia y espero que os guste, crucemos dedos 
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14
POV KATE
Estaba llegando a la granja de la familia Blaine, ya podía ver la casa desde el pequeño camino que salía de la carretera y que llevaba directamente a la puerta de su casa. Era una pequeña granja comparada con la finca de mi familia. Era una pareja de ancianos adorables y cada vez que pasaba cerca me pasaba a verlos para ver si querían o necesitaban algo de mí. Tenía que haberlos llamado por teléfono pero no sabía por dónde empezar así que me presente por sorpresa como normalmente hacía, como si pasara por aquí.
Enseguida puedo escuchar a Niebla corretear al lado del coche hasta llegar a la entrada. Paro el coche y me bajo, enseguida Niebla está subiéndose encima de mí buscando mi atención.
-Hola preciosa-dijo agachándome mientras la acarició.
-Niebla, no seas pesada con las visitas. Oh, Kate-dice al reconocerme y enseguida viene corriendo a abrazarme.
-¿Cómo estás?
-Bien, bueno con mi achaques ya sabes-dice Vera con esa sonrisa que lleva siempre encima, aunque hoy puedo ver un atisbo de ¿Tristeza? ¿Miedo? ¿Cansancio? No puedo llegar a averiguarlo.
Me lleva enseguida hacia la cocina donde esta Joe preparando el café, en cuanto me ve se lanza a abrazarme con fuerzas también. Me hace sentir querida.
-¿Qué tal estas?
-Muy bien y tu Joe.
-Bueno tirando-dice pasando un brazo por su mujer de forma protectora, dándome una envidia increíble por un amor tan real y duradero como el de ellos.
-Pasaba por aquí, y pensé en ver si necesitáis algo.
-Oh, ya que pasas me gustaría que vieras a un potro que acaba de nacer. Creo que está bien pero prefiero que lo veas.
-Por supuesto.
-Si muy bien, pero antes nos tomaremos un café para charlar.
-Esa es mi señal para salir-dice Joe con una sonrisa dándole un beso a su mujer en la mejilla antes de salir y dejarnos solos.
-Vete al comedor, en dos minutos estoy con el café-dice con una sonrisa que hace que me sienta mal, si no hubiera sido por Rick no estaría aquí.
Me dirijo al comedor con ese sentimiento de culpa, pero no me siento a esperarla. Me paseo por el comedor mirando las fotos y por primera vez veo a la familia Blaine. Vera y Joe con su nieta y otra foto donde aparecen Rick, su hija y la que tiene que ser su mujer. Es muy guapa, no me sorprende que se casara con ella y que no haya podido olvidarla.
-¿A que es guapa mi nieta?
-Sí, hacen una muy buena familia-digo sosteniendo la foto donde salen con Rick y veo como su cara cambia y se sienta para evitar que se le caiga el café. Enseguida dejo la foto mal colocada y salgo corriendo a su lado-Vera ¿Estas bien? ¿He dicho algo malo?
-No-dice aun algo mareada, le agarro de la mano mientras se recupera.
-¿Quieres que llame a Joe?
-No, estoy bien.
-¿Qué ha pasado?
-Es esa foto-dice alargando la mano hacia ella, me levanto y se la traigo-son mi nieta, mi hija y mi yerno.
-Son una bonita familia.
-Si…lo eran.
-Oh lo siento, ¿Se han separado?
-No, a veces me olvido de que por aquí no hay nada de televisión-dice con una sonrisa triste-mi yerno fue asesinado hace apenas un par de semanas-dice mirándome fijamente y no entiendo nada, no cuando su yerno esta ahora mismo en mi casa vivito y coleando, eso sí con un par de costillas fracturadas pero nada que ver con lo que ella tiene que estar hablando.
-¿Cómo…como paso?
-Por lo visto había estado declarando contra un narco, este se vengó y termino matándolo antes de que la policía pudiera ayudarle, antes de que le pusieran bajo protección-dijo con mucho dolor y entonces fue cuando empecé a entender algunas cosas.
-Lo has dicho como si no estuvieras al tanto.
-Y no lo estaba, ni yo ni nadie. Lo mantuvo en silencio, según el policía que vino a decírnoslo quería mantener a su familia a salvo. Pero el malo escapo y término con él justo cuando lo llevaban a poner bajo vigilancia.
-Lo siento mucho.
-Mi hija está sufriendo mucho, le he pedido que se venga aquí a pasar un tiempo y ha accedido.
-¿Están aquí?-pregunto nerviosa, por haber podido encontrar más de lo que esperaba.
-No, estarán de camino. Mañana quizás lleguen.
-Ok, muy bien. Es bueno estar en familia en esos momentos.
-Pues sí, mi hija está muy mal. Estaba aquí cuando todo pasó.
-¿Si?
-Habían discutido. Mi yerno era un gran hombre, un gran padre, pero su trabajo se había vuelto peligroso y casi lo mantenía alejado de casa. Pasaba días sin volver a casa y eso los termino alejando. Pero estaban mejor, lo notaba cuando hablaba con mi hija pero aquel día, él parecía que se había dado por vencido y les pidió espacio. Mi hija le dijo que se había cansado de esperar por él y lo dejo. Ahora sé que hizo todo para mantenerlas a salvo, sabía que el peligro estaba a la vuelta de la esquina. Estaré toda mi vida agradeciéndoselo. Pensé que ya no la quería pero después de ver el acto que hizo me di cuenta de que estaba equivocada, quizás no de la manera que se quiere al amor de tu vida, pero si la quería, sino ¿Por qué iba a hacer lo que hizo?-dice Vera y yo solo asiento pensando por lo que había tenido que pasar Rick para hacer lo que hizo.
-Hola chicas. ¿Qué pasa?-dice al ver como Vera esta algo alterada y al ver la foto lo entiende.
-Lo siento, he visto la foto y…no debería haber preguntado.
-No pasa nada, no sabías lo que había pasado-dice abrazando a su mujer y yo me siento fatal, porque aunque no sabía muy bien que era lo que había pasado había venido a averiguar sobre él y en parte sabía que podía llegar a ser doloroso para ellos.
-Será mejor que vaya a ver el potro-digo mirando a Joe que asiente mientras abraza a su mujer e intenta calmarla.
Voy hacia la pequeña caballeriza donde solo hay tres caballos más la nueva adquisición. Niebla me acompaña todo el camino. No puedo dejar de pensar en todo lo que ha pasado allí dentro, de lo mal que me siento porque Vera ahora está mal, y tampoco puedo dejar de pensar en Rick, en lo que hizo y en porque lo hizo. Pero sobre todo pienso en todo lo que aún no se, en todo lo que se me escapa y por una vez me jode no disponer de una televisión o de que no llegue la prensa a la finca. Necesito averiguar algunas cosas antes de irme y si quiero hacerlo tengo que acercarme al pueblo. Allí guardaran un gran número de periódicos en la biblioteca, allí puedo encontrar todo lo que necesito.
Me acerco al pequeño potrillo que ya corretea alrededor de su madre. Saco mi maletín y empiezo a hacerle un par de pruebas para ver si todo va bien. Cuando estoy acabando veo a Joe acercarse a mi lado.
-¿Cómo está?-le pregunto y lo veo levantar el dedo dándome el ok, eso hace que me tranquilice.
-Y mi pequeño campeón.
-Como un pura sangre-digo sonriendo-todo esta ok.
-Me alegro de que hayas venido-dice mirándome a los ojos dándome tranquilidad porque sabe que la necesitaba.
-Gracias. Pero creo que debería irme, tengo algunas visitas más que hacer.
-No, sin comer no te vas a ningún lado-dice Vera apareciendo de repente haciéndome sonreír.
Me lavo las manos y me pongo a ayudarla con la cocina, me encanta verla cocinar, me recuerda a mi madre y los momentos que he pasado con ella en la cocina. Cuando acabamos nos sentamos en la mesa y nos ponemos a comer.
-Um, Esto está buenísimo, me vas a tener que pasar la receta.
-Lo siento es de la familia, uy perdón si ya eres de la familia-dice con una sonrisa y yo le devuelvo la sonrisa.
-Siento mucho lo que paso antes.
-No seas tonta. Y espero que la próxima vez no se te ocurra pasar tanto tiempo sin volver a visitarnos.
-Si me lo dices así-digo con una sonrisa.
Acabamos de comer con tranquilidad y cuando acabamos me despedí de ellos, no quería seguir allí sabiendo el daño que les había hecho y sin poder decirles que su yerno en realidad estaba vivo, no podía hacerlo aunque me moría de ganas de hacerlo.
Cuando llegue al pueblo media hora después llegue al hotel donde tenía pensando quedarme a dormir y llamé a casa para avisar de que estaba bien, para nada esperaba quien iba a atender la llamada.
-¿Si?
-¿Rick?
-Si soy yo, ya has llegado imagino-dice ¿con tristeza en la voz?
-Si.
-¿Qué tal todo por allí?
-Bien-digo seca pero no por él si no porque tengo que hablar con él de muchas cosas, cosas que no puedo hablar con él por teléfono.
-Ok yo…
-Tengo que dejarte Rick. Estaré allí mañana por la noche y podremos hablar ¿sí?
-Vale, nos vemos entonces.
-¿Estas bien?-digo antes de colgar recordando porque está en mi casa.
-Si estoy mejor, tu madre me cuida bien. ¿Quieres que vaya a buscarla?
-No, solo dile que he llegado y que estoy bien. Nos vemos mañana.
-Ok. Buenas noches Kate.
-Buenas noches-digo antes de colgar con un dolor en el pecho por todo lo que había pasado, por todo lo que me había enterado en el día de hoy. Necesitaba investigar un poco más, quería saber más de él, más de lo que había pasado aquel día en el que supuestamente había muerto pero no lo había hecho. Tenía que saber cosas antes de poder hablar con él, no quería más mentiras y por supuesto si estaba huyendo de algo quería apoyarlo y ayudarlo, quería que se sintiera a gusto y a salvo con nosotros.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y espero que os siga gustando. Kate seguirá investigando un poquito y luego, ¿Encarara a Rick? Lo veremos en los próximos capítulos 
Hasta el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por alba_caskett el Lun Jul 25, 2016 7:16 am

es de naturaleza curiosa Kate y no puede evitar querer saber... me encanta

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Mar Jul 26, 2016 8:46 pm

Buenos días a todos, creo que hoy llega un capítulo que todos esperabais, espero que os guste cruzo los dedos. Gracias a todos por estar siempre ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV KATE
Tras una mala noche me levanto y me tomo mi café matutino necesario más que nunca para poder mantenerme en pie. Me visto recojo las cosas y las meto en el coche y me dirijo hacia la biblioteca, tengo una buenas horas por delante antes de tener que ponerme de nuevo en marcha.
Cuando llego enseguida me dirijo hacia los ficheros donde tienen guardadas los periódicos. Y como no sé muy bien por dónde empezar, empiezo por lo que se. Que lo que paso fue hace unas menos de un mes. Cojo los periódicos del último mes y desde ahí empiezo a mirar cada noticia a ver si consigo averiguar algo.
Cuando ya llevo un par de horas buscando y siento que todo esto no sirve para nada y que debería volver y esperar a que el me lo contara, apareció la gran noticia.
Hoy es un día triste, tenemos que lamentar la muerte de nuestro compañero Richard Castle. El chico de oro del periódico ha muerto hoy a manos de unos de los hombre de Salazar justo delante de la policía que se lo llevaban para ponerle a salvo tras la fuga que se produjo hace un par de días en la cárcel donde estaba detenido Salazar, que huyo con algunos de sus aliados entre ellos este hombre sin identificar aun que ha terminado matando a nuestro compañero. Hoy hemos sabido que Rick había declarado contra Salazar en el juicio contra él, era el testigo protegido gracias al que el fiscal consiguió encerrar por fin al narco más escurridizo de la ciudad. La policía llevaba detrás de él desde hace casi veinte años y de repente gracias a un testigo consiguieron encerrarlo. Ahora tiempo después sabemos que fue nuestro compañero y ha muerto por ello. Era uno de los nuestros, era un héroe y así murió, solo esperamos que algún día pueda hacerse justicia y las calles de esta ciudad puedan estar seguras de nuevo.
De este artículo había sacado algunas cosas en claro. Rick se llamaba en realidad Castle y era un reputado periodista. Además de todo eso, era un héroe y había tenido que dejar su familia para salvar su vida, o al menos eso creo. Eso es algo que solo él puede explicármelo.
Iba a dejarlo, pero me quedaban algunas horas aun y preferí buscar cosas sobre él, buscar artículos suyos y así quizás podría conocer al verdadero Richard Castle.
Tras varias horas más descubrí cosas de Rick que me hicieron admirarlo de verdad, era un luchador, un gran periodista y un gran investigador. Había conseguido grandes artículos desde que empezó y sin dudas con grandes éxitos en cada uno de sus artículos. Era un gran periodista y algunos premios que había recibido así lo dejaban claro. Ya tenía bastante información sobre él y sobre Salazar, lo demás tenía que averiguarlo de su boca y no quería esperar más.
El viaje en el coche se me hizo largo, no podía dejar de pensar en él en todo el trayecto. No podía dejar de pensar en por lo que tenía que haber pasado. Pensaba en ese Salazar y lo listo que será cuando no habían conseguido atraparle antes, pero un simple `periodista había conseguido detenerlo. Para él tuvo que ser duro, imagino que el poco tiempo que estuvo encerrado solo pensaría en vengarse de Rick. ¿Y estuvo a punto de hacerlo? ¿O fue todo un montaje?
Tenía muchas dudas y quería resolverlas, pero también tenía miedo por lo que se hablaba de Salazar, de lo que hacía. Tenía miedo de que pudiera saber algo de Rick, que pudiera descubrir que estaba vivo y viniera a por él. No quería que le hicieran daño y por supuesto tampoco quería que pudiera pasarle algo a mi familia solo por estar en medio.
Ya veo las luces de la finca a solos unos metros y empiezo a frenar un poco para que me dé tiempo a pensar, a pensar que decirle y como decírselo. Tenía miedo a que no confiara en mí y terminara huyendo. Una cosa tenía clara, era un héroe, para mí y para todos y pensaba apoyarlo y ayudarlo, solo quería que me dejara ayudarlo.
Cuando llego dejo el coche donde siempre y cojo mi pequeña mochila con la ropa de ayer y algunos enseres personales. Cuando llego y voy a entrar en la puerta de casa veo a Rick allí a oscuras esperándome en el pequeño banco balancín. Apenas puedo ver sus facciones por la falta de luz pero eso creo que puede ayudarme para la conversación.
-Hola-digo acercándome a él suspirando.
-Hola.
-¿Cómo estás?-le pregunto para hacer tiempo y porque me preocupo por su salud.
-Mejor-dice mirándome fijamente con esos ojos suyos que me tienen hipnotizadas.
Tomo aire preparándome para el momento que está por llegar. Lo miro y lo veo tranquilo sin esperar lo que va a pasar y me duele hacerlo, pero tengo que ser sincera con él sí quiero que él lo sea conmigo. Lo agarro con la mano y ya no puedo aguantar más. Empiezo intentando darle una oportunidad de que me lo cuente él.
-Rick… ¿Por qué esta aquí?-le pregunto y veo como su mirada enseguida se dirige hacia la mía. Veo terror en su mirada y eso me duele.
-Ya te lo he dicho-dice levantándose intentando alejarse de mí, alejarse de la verdad.
-Rick…
-No Kate, ya es tarde será mejor que me vaya-dice girándose para irse y entonces lo llamo, por su verdadero nombre.
-Castle-digo gritando su nombre a su espalda haciendo que frene al instante. Pero se mantiene así de espalda durante un rato, con la respiración alterada hasta que consiguió relajarse.
-¿Dónde has estado Kate?-dice mirándome con dolor y yo le cuento la verdad.
-He visto a tus suegros-digo a media voz y veo como su cara cambia-cuando me enseñaste la foto enseguida reconocí a la perra que salía en la foto. Están a solo un par de horas de aquí, tenía que averiguarlo.
-Por supuesto, no pudiste fiarte de lo que dije.
-Y tenía razón, era mentira.
-Joder Kate-dijo maldiciendo-¿qué quería que te dijera? ¿Qué me seguía un narco para matarme? ¿Eso querías?
-Solo quería que fueras sincero conmigo, solo quería ayudarte.
-No sé cómo me ayudas con esto.
-Rick…-digo despacio acercándome a él-puedes confiar en mi-digo mirándole a los ojos y veo como me mira con los ojos aguados por las lágrimas.
-Yo no quería, fue mi culpa pero yo no quería.
-Rick…
-Era un idiota, solo quería conseguir un gran artículo, no esperaba todo lo que vendría después.
-Eres un héroe Rick.
-¿Un héroe? Pues prefiero ser un hombre normal y estar con mi familia-dice con dolor-las perdí, elegí mi trabajo por miedo a que me pasara como a mi padre, a que no pudiera ser feliz sin mi trabajo. Ahora estoy sin él y sin mi familia, lo he perdido todo-dice llorando y tiro de él para que podamos sentarnos de nuevo en el banco donde estará más cómodo.
-¿Qué paso? ¿Por qué creen que estás muerto?
-Porque en parte lo estoy, no todo es mentira-dice soltando aire- Fue todo planeado para intentar mantenerme a salvo.
-¿Y el hombre de Salazar?
-También un testigo protegido. Declarara contra él si lo vuelven a pillar, si algún día pasa eso-dice con una sonrisa irónica- tenía que estar allí la prensa para que se viera y fuera real. Pero no pensé que la gente que me quiere tendría que verlo.
-¿Por qué las dejaste?
-Tenía que hacerlo. No podía dejar que sus vidas se vinieran abajo por mi culpa.
-Rick, sus vidas han cambiado por completo.
-Sí, pero si hubieran tenido que dejar sus vidas por algo que yo hice al final me lo habrían echado en cara. Si Kyra y yo hubiéramos estado bien quizás…me hubiera ido con ellas. Quizás lo hubiera intentado. Pero estábamos pasando por un mal momento, ¿Qué hubiera pasado si le hubiera obligado a venir y al final no hubiera funcionado? Le arruinaría la vida, no podía hacer eso.
-Eres un gran hombre Rick-digo mirándole a la cara y no puedo evitarme tocarle la mejilla y veo como cierra los ojos ante mi contacto. Era adorable, parecía muy pequeño y débil-estoy aquí para lo que necesites. ¿Me oyes? No estás solo Rick, no lo estas-digo mirándole a los ojos y veo como me mira intentando descubrir verdad en ello.
Estamos muy juntos el uno al otro, tanto que puedo llegar a sentir su aliento sobre el mío y terminamos juntando nuestra frentes mientras cerramos los ojos. Lo siento suspirar y me siento bien, bien de ver que al menos ahora parece que confía en mí. Levanto la vista y lo miró a los ojos y veo mi reflejo en los suyos y no puedo evitarlo, cuando lo veo tan cerca y me acerco aún más a él atraída por sus labios.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer y nos vemos el viernes con un nuevo capítulo, sin duda no os dejara indiferente, os podrá gustar o no pero indiferente no os dejara.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Testigo protegido-Tamyalways-Final

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:49 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.