Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Sep 20, 2016 1:45 am

Viene la parte mas difícil que es la despedida!! dejar toda una vida atrás, su familia, amigos es duro pero creo que este esfuerzo de kate valdrá la pena.

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Miér Sep 21, 2016 8:10 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo de la historia. Espero que os guste a todos. Muchas gracias por seguir ahí un día más y por vuestros comentarios.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Una vez dentro de la habitación no aguante más y me lancé a sus labios. Tenía tanto deseo por besarla que casi me caigo encima de ella. Estaba desesperado por estar con ella, pero quería que hoy fuera más lento, mucho más lento porque no quería que pasara el tiempo, no quería que acabara el día.
La empujo sobre la cama y sigo besándola con ganas, intentando grabar en mis labios la sensación que me da el sentir los suyos, quería guardarlo en el hueco que hay en mi corazón y en mi mente de las cosas que no quiero olvidar nunca, pase lo que pase.
Me levanto dejándola en la cama y me mira extrañado, le sonrió y me dirijo hacia la pequeña nevera que hay en la cabaña de mi madre y saco lo que estaba buscando. Me lo guardo en la espalda y me acerco a ella con una sonrisa.
-¿Qué tienes ahí?-dice con una sonrisa pícara y me acerco a la cama aun tapando lo que tengo.
-No seas impaciente.
-Vamos.
-Sh…solo voy a decirte una cosa. Esta es mi noche.
-¿Tu noche? No debería ser la mía.
-Es mi noche para ti-digo sonriéndola mientras la beso y siento como ella se entrega en el beso hasta que siento como me caigo al suelo por un movimiento de ella dejando al descubierto el bote de nata montada-hey-digo quejándome mientras refriego mi brazo donde me he golpeado.
-¿Qué es esto?
-Bueno quería hacerlo más excitante, más dulce-digo poniendo morritos-no pensé que acabarías atacándome.
-Anda deja de decir tonterías y levántate de ahí-dice riéndose mientras tira de mi para que acabe sentando en la cama.
-¿Entonces…?
-Me gusta, espero que tengas hambre-dice sonriéndome lascivamente y siento como toda la sangre se me baja al mismo sitio.
-Tengo mucha hambre.
-Todo tuyo-dijo mirándome de forma sensual. Se tumbó en la cama y me miró con esa mirada tan sensual que no podía quitar los ojos de ella. Me acerque a ella y me quede muy pero que muy cerca de ella. Nuestras bocas a solo un palmo pero sin acércame hasta el final, quería provocarla. Pero en cuanto ella llevo su labio inferior entre sus labios mordiéndoselo de forma sensual no pude evitar besarla. Pasé mi lengua por la comisura de sus labios pidiéndole permiso para entrar. Nuestras lenguas se unieron en una lucha sin tregua que nunca de los dos queríamos perder, hasta que nos tuvimos que separar en busca de aire.
Le ayudo a quitarse la camiseta y poco a poco beso cada parte de su piel que queda al descubierto. Tiro de sus tiras bajándolas sin dejar de mirarla a los ojos. Siento como se levanta lo justo para poder desabrocharle el sujetador y veo su torso desnudo, lo mejor que he visto en mi vida.
Cojo el bote de nata y echo una gran parte sobre su cuerpo y sonrió mientras pienso en lo que viene ahora. Bajé mi boca hasta allí y con mi lengua limpié la nata de su cuerpo. Nunca me había gustado tanto la nata en mi vida, y eso que era casi adicto a ella. Volví a coger el bote y esta vez bajé un poquito más abajo y lo volví a limpiar dejando un reguero de besos sobre su estómago. Por donde pasaba mi lengua su piel se ponía de gallina.
Volví a coger el bote y con el dedo lo extendí alrededor de su pezón haciéndola suspirar.
-Dios Rick-dijo al sentir mis labios y mi lengua sobre su pecho recogiendo la nata y dándole el mayor placer que pude. Pero ella quería más por eso se aferró a mi cabeza presionándola sobre su pecho, le di una buena atención a sus pechos antes de decidir bajar más.
Le bajé los pantalones hasta sacárselo por los pies. Después cogí sus braguitas y se las saque también. Estaba completamente desnuda delante de mí, era tan hermosa que toda la sangre se me bajo directamente hasta mi pene, ya no podía ni pensar. Me arrodille entre sus piernas y cogí algo más de nata y coloque un poco en sus muslos. Y chupé y chupe hasta quedar una buena señal de mi deseo por ella. Miré a Kate y la vi con los ojos cerrados y los puños agarrando con fuerza sobre las sábanas. Su piel estaba sudada y enrojecida del deseo y no pude sentirme más orgullos. Cojo un poco más de nata colocándola sobre mi dedo para poder extenderla sobre sus labios inferiores, pero antes de darme tiempo siento como Kate tira de mi mano y cuando me doy cuenta Kate está limpiando la nata de mi dedo de una forma tan sensual que casi me corro en ese instante.
-No es gusto que te comas tú toda la nata-dice mirándome fijamente y no puedo evitar besar su boca para que el sabor de mi boca pasara al suyo. En cuanto la beso volvemos a caer sobre la cama y vuelvo a sentir su cuerpo desnudo sobre el mío. Siento como Kate intenta quitarme la ropa y me separo para poder sacarme la camiseta por la cabeza. Luego vuelvo a levantarme y ella se viene conmigo pero la empujo para que vuelva a caer sobre la cama y recojo de nuevo la nata del suelo.
-Aún no he acabado-digo mirándole a los ojos y veo como se muerde el labio provocando una electricidad a través de mi cuerpo.
Lleno mis dedos bien de nata y lo acerque justo entre sus muslo dejándole todos sus labios vaginales manchados de nata. Acerque mi boca allí y lo limpié de forma provocativa con mi lengua sobre clítoris dándole un gran placer. Kate no podía parar quieta sus manos agarradas a las sábanas lo ojos cerrados y sus caderas levantándose ante mi contacto. Continúe chupando y mordiéndole, a la vez que introducía dos dedos dentro de su vagina, notaba que estaba cerca muy cerca y aumenté la velocidad de mis movimientos. Introduje un dedo más y empecé a mover mis dedos a la vez que lamía su clítoris y mordisqueaba hasta que sentí como sus paredes se estrechaban sobre mis dedos reteniéndomelos dentro. Kate soltó un gemido fuerte seguido por mi nombre y sin duda era otro recuerdo que quería dejar guardado en lo más profundo de mi corazón y de mis recuerdos.
Me acerco de nuevo colocándome encima de ella y dejo que recupere el aliento. Cuando su pulso se vuelve a normalizar la beso con fuerza mientras ella se agarra con fuerza a mi espalda. Nos gira de repente quedando yo debajo y me desabrocha el pantalón sacándome por las piernas dejándome desnudo delante de ella.
Kate agarra mi miembro entre sus manos y no puedo evitar suspirar al sentirlas. Empieza a estimularme con sus manos moviéndola arriba y abajo y siento que mi cuerpo tiembla con anticipación. Pero no quiero que ocurra así, quiero estar dentro de ella, quiero volver a conseguir sacar mi nombre de su boca.
-Kate…para por favor.
-Pero…
-Esta es mi noche para ti. No quiero que acabe todavía-digo mirándole fijamente y veo cómo reacciona. Se levanta y se tumba a mi lado, cuerpo con cuerpo.
Se colocó justo encima y empezó a bajar con suavidad hasta que estaba completamente dentro de ella. Kate empezó a moverse arriba y abajo cada vez más rápido. Estábamos los dos demasiados necesitados como para esperar queríamos y necesitábamos los dos llegar cuanto antes. Me levanté lo justo para quedarme sentado cambiado la entrada de la penetración haciéndolo aún más profunda. Empecé a moverme con ella y empecé a besar su pecho que aun sabía a nata. Cada vez estábamos más juntos, mas acalorados, mas sudados…estábamos a punto de llegar al orgasmo. Seguimos los dos moviéndonos manteniendo el ritmo hasta que sentí que Kate llegaba al orgasmo y me deje ir detrás de ella.
Me dejo caer y ella viene conmigo, quedando ambos abrazados. De repente siento como se estremece y pienso que puede tener frío, pero siento humedad en mi pecho allí donde está escondida su cara.
-Kate…-digo intentando separarla pero se agarra con fuerza a mi cuerpo.
-Solo abrázame-dice llorando y siento como un nudo se me forma en el estómago y como las lágrimas también amenazan con caer. Pero no puedo llorar tengo que ayudarla, tengo que hacerla sentir bien, ser el payaso como siempre.
La dejo relajarse y cuando la siento mejor, cuando siento que se ha calmado le acaricio el pelo despacio apartándoselo de su cara para poder mirarle bien.
-¿Está bien?
-Si.
-Kate…
-Solo tengo miedo de que…
-¿De que sea la última vez que estas con este bombón?-digo en tono de broma sacando una risa de su boca, lo que quería.
-Rick…hablo en serio.
-Kate te prometo que no es la última vez que me vas a ver. Y tampoco desnudo. Si quieres la próxima vez que nos veamos me desnudo en dos segundo-digo haciéndola reír de nuevo-en serio Kate, si pasa mucho tiempo y no nos vemos, soy capaz de ir al fin del mundo para verte.
-Prométemelo.
-¿Lo que? ¿Lo de estar desnudo?
-Rick…
-Vale, te prometo que si pasa mucho tiempo y no nos hemos visto, iré adonde estés para verte. Te lo prometo. ¿Te vale?
-Me vale-dice colocándose sobre mi pecho mientras se abraza como nunca a mí.
-Descansa Kate…-digo besando su cabeza y cerrando los ojos, aunque solo el sentirla cerca, aunque solo pensar que es el último día juntos durante demasiado tiempo, eso va a hacer que sea sin duda imposible dormir.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí un día más. Nos vemos mañana con otro capítulo lleno de emoción. Ya avise de los pañuelos jaja. Bueno sin más que tengáis un buen día.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Jue Sep 22, 2016 1:21 am

La dura de kate no pudo evitar llorar en su despedida intima con Rick! mañana va a ser peor porque será de su familia y amigos de toda la vida, empieza de verdad la etapa de estudiar duro para ser alguien en esta vida sin embargo lejos de la familia todo es mas difícil.
Deseo de corazón que Rick cumpla su promesa y no deje pasar mucho tiempo para visitarla y que lo de ellos se mantenga a pesar de la distancia.

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Jue Sep 22, 2016 8:24 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os guste y gracias por vuestros comentarios.
P.D: Por si acaso tengan pañuelos cerca.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 16
POV KATE
Me despido de la que ha sido mi habitación en todos esto años, la que ha sido mi casa, los lugares en los cuales siempre tendré una anécdota que recordar. Cojo las últimas cosas y la maleta para salir, pero antes de hacerlo hecho un último vistazo a mi habitación ahora con las paredes desérticas. Miro hacia la ventana y recuerdo a Rick subiendo por allí, una sonrisa enseguida ilumina mi cara, sin duda unos de los mejores momentos que he pasado en esa habitación. Tomo aire y lo expulso despacio mientras cierro la puerta a mi pasado y sigo hacia adelante.
Bajo con las cosas y mi padre las recoge para meterlas en el coche. Mi madre me sonríe sin duda nerviosa y me abraza. Nos montamos en el coche y siento ese nudo que lleva ya días en el estómago, reproducirse hasta hacerme casi imposible hasta el respirar.
El camino hacia el aeropuerto se me hace demasiado corto aunque también asfixiante. Siento como mi respiración esta alterada, siento la presión creciendo en mi interior, el miedo apoderándose de mí.
Bajamos las cosas y entramos dentro. Parece que el verano terminara para muchos más, no solo para mí. El aeropuerto está a tope en el día de hoy, pero aun así puedo ver a todos los chicos reunidos en un rincón hablando entre ellos y cuando me ven acercarme veo como sacan algo y cuando lo abren es una gran pancarta donde puedo leer: Sé va nuestra amiga, volverá la mejor abogada del mundo.
Empecé a reírme a la vez que sentía como las lágrimas caían con fuerza de mis ojos. De repente un montón de confeti cae sobre mí y empiezo a reírme de nuevo mientras siento como todos me abrazan con fuerza.
-Os dije que no me avergonzarais-digo riéndome pero sin dejar de llorar.
-Si no lo hiciéramos no seríamos buenos amigos-dice Lanie llorando sin soltarme.
Sabía que había llegado el momento de despedirme de todos y sentí una fuerte presión en mi pecho, pensé que iba a desmayarme. Aunque ya me había despedido de mis padres en casa para no tener que lidiar con tanto no pude evitar darles un fuerte abrazo a ellos mientras intentaba mantener mis lágrimas bajo control aunque era demasiado difícil.
-Te quiero cariño-dice mi madre en mi oído.
-Yo también os quiero a los dos-digo limpiándome las lágrimas.
Los dejo a un lado y me acerco a mis chicas, a mis niñas, mis mejores amigas esas que siempre han estado ahí para bien o para mal. No tengo que decir nada, enseguida están a mi lado abrazándome con fuerza.
-Os quiero mucho chicas, y recordad que sois mis chicas, no os olvidéis de mí.
-No digas tonterías.
-No te olvides tú de nosotras, que si no voy y te enteras-dice Lanie haciéndolas reír a las tres.
Me separo y enseguida vienen Kevin y Javi a abrazarme. Los veo y están también aguantando las lágrimas y eso me hace sonreír.
-Vosotros dos, más os vale que me las cuidéis. Si no, aunque tarde un poco me vengaré-digo intentando no reírme y ambos me sonríen antes de volver a abrazarme.
Y ahora llega otro momento, un mal momento. Nos quedamos Rick y yo enfrente uno del otro, a unos pasos de distancia y cuando miro a mí alrededor todos están cerca pero haciendo como si estuvieran haciendo otras cosas, dándonos algo de privacidad.
Lo miro y veo como me mira con una sonrisa y enseguida se me calca una igual en mi cara. Lo veo acercarse con paso firme y sonriendo y siento como las lágrimas corren por mi cara y caen sobre mi camiseta en el momento en que siento sus brazos sobre mi cuerpo y entierro mi cara en su pecho sin poder dejar de llorar. Pensé que ayer me había despedido de él de la forma que quería y que hoy no sería tan complicado, pero siempre lo será.
Siento como me besa la cabeza y me separa de él con gran esfuerzo, porque no quiero hacerlo. Me mira y me limpia con cuidado las lágrimas haciéndome sonreír.
-Kate…esto es un hasta luego.
-Un hasta luego-repito como una tonta y él me sonríe.
Me abraza de nuevo contra su pecho y quiero recordar su olor, su tacto, el calor de su cuerpo, si voz, su risa. Cierro los ojos concentrándome en eso para guardarlo en lo más profundo de mi corazón. Y entonces lo oigo como un susurro y me cuesta casi creer haberlo oído.
-Te quiero Kate…nunca te olvides de eso-me separo de él despacio y lo miro a los ojos, los veo vidriosos pero me sonríe como solo ellos saben hacerlo. Se acerca a mí y me besa suavemente en la mejilla y se separa de mí. Siento que tengo que decir algo, lo que sea pero no lo hago. ¿Por cobardía? ¿Por no saber que decir? ¿Por qué si lo hago será real? No sé el motivo pero no lo hago.
Veo como mi padre se acerca con la maleta me la entrega y vuelve a abrazarme. En ese momento escucho la llamada de mi vuelo, está a punto de salir y tengo que moverme pero los pies no me responden. Mi madre se acerca me abraza de nuevo y no sé cómo acabo en la fila para pasar al avión. Allí están todos mirando mientras yo siento como mi corazón se acelera con cada paso que doy hacia adelante. Cuando me toca entrego mi billete y echo una última mirada a lo que dejo, a lo que dejo pero siempre llevare conmigo.

POV RICK
La veo partir y a pesar de las promesas, a pesar de las esperanzas sé que nuestras vidas empiezan a cambiar, que nuestras vidas empiezan a alejarse y si nos volvemos a ver algún día será dentro de mucho, mucho tiempo, y entonces ya habremos cambiado, todo habrá cambiado.
Me giro porque no puedo aguantar más y me meto en el baño donde acabo encerrado y tirado en el suelo mientras rompo a llorar. Siento un fuerte dolor en el pecho que casi no me deja respirar, y no entiendo porque me pasa. Kate es importante para mí, pero no pensé que lo sería tanto, no pensé que me importaría tanto esta separación.
Cuando la he tenido entre mis brazos, cuando he sentido que era la última vez que podía verla en mucho tiempo, cuando la he sentido temblar con fuerza contra mi pecho, ya no he podido aguantarme más. No tenía pensado hacerlo, ni si quiera sabía que tenía eso presionándome para salir, luchando por salir.
Cuando he sacado esas palabras, he sentido en parte como un peso que me quitaba de encima, me he sentido bien, me he sentido mejor. Y me da igual que ella no dijera nada, era algo que necesitaba decir en alto para poder darme cuenta de que era lo que me pasaba. Pensé que no pero…si siento cosas por ella mucho más allá de ser mi amiga, ahora lo tengo claro, ahora que está lejos, muy lejos de mí. Eso no ayuda, no ayuda para nada. Pero me alegra haber podido decirlo en alto.
-Rick…Rick…-escucho como me llaman y miro el reloj, llevo demasiado tiempo aquí. Me limpio las lágrimas me miro en el espejo para ver que estoy más o menos presentable y salgo fuera. No me da tiempo casi a salir cuando siento la mirada de Lanie sobre la mía. Y sin decir nada, absolutamente nada, se lanza a mis brazos y me abraza con fuerza, compartíamos una cosa muy importante en este momento, el dolor por un amigo que se va, el dolor de verla partir.
Nos separamos, nos miramos y no necesitamos decir nada. La agarro de la mano y vamos a donde están el resto y juntos salimos de allí, todos cabizbajos y enfrentados a nuestro dolor.
-Hey ¿vamos a tomar algo?-pregunta Javi abrazando a Lanie.
-Sí, vamos-dice Kevin.
-Id vosotros chicos. Yo me voy a casa-digo con una pequeña sonrisa para calmarlos y cojo rumbo a casa, por las calles que tantos momentos viví con ella.
Llego a casa y me encuentro a mi madre esperándome. Me mira, me dedica una sonrisa triste y se acerca a mí. Cuando la veo acercarse y cuando me veo en casa, vuelvo a romperme y enseguida mi madre me abraza y me acoge entre sus brazos como cuando era un niño, y me desahogo por todo lo que he podido perder hoy, y por unos sentimientos que nunca serán correspondidos.
CONTINUARÁ…
Bueno ya sabéis que estoy aquí esperando a ver que os ha parecido. Espero de verdad que os haya gustado. Nos vemos en el próximo capítulo con un salto en el tiempo.
Hasta el lunes que paséis un buen fin de semana todos.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Sep 23, 2016 1:06 am

Por mas que quiera ser fuerte Rick no puede evitar desahogarse, debe hacerlo pues el dolor ante la partida de Kate es muy grande. Solo el tiempo dirá si esto es lo correcto pero cada quien debe luchar por su metas por mas difícil que sea, deseo de corazón que no los hagas sufrir tanto y que en realidad se hagan falta un montón.

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Dom Sep 25, 2016 8:31 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, el primer salto en el tiempo de muchos ya os aviso. Gracias a todos por estar ahí y por vuestra muestras de cariño. Espero que lo disfrutéis, yo seguiré escribiendo y subiendo para que sigáis junto a mi en esta historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 17
Un año y medio después
POV RICK
Han pasado mucho tiempo desde que se fue. Y como bien pensé en aquel momento nuestras vidas ha cambiado mucho en este año y medio. Por muchas promesas y muchos intentos, no hemos vuelto a vernos. No puedo dejar de pensar como estuve durante los exámenes el verano pasado desconcentrado pensando en su vuelta, esa vuelta que al final no acabo llegando. Pero aun así, aun pasado años y medio, tres, cuatro o cinco más, me da igual, aquí estoy un día más esperando su llamada, poder ver su cara un día más.
Todos hemos cambiado, pero siento que ella ha cambiado, ha madurado y está mucho más guapa aun que antaño si eso es posible. Siento que a pesar de pasar el tiempo aun la veo con otros ojos, unos ojos con los que no puedo mirar a otra.
Escucho el zumbido que me avisa de que me está llamando por el Skype. No puedo evitar mirar si estoy presentable antes de aceptar la llamada.
-Hola-dice con esa sonrisa suya que hace que me derrita sin poder evitarlo.
-Hola-digo sonriendo como un tonto.
-¿Qué tal estas? ¿Sabes algo de los chicos?
-Bueno poca cosa, ya sabes cómo es esta etapa.
-Si ya-dice poniéndose seria y sé que algo le pasa pero lo dejo pasar.
-¿Y tú?
-Bueno tirando. Llevo aquí ya casi un mundo y aun no me hago al tiempo, fíjate tú en manga corta y aquí lloviendo.
-Mejor no te enseño las vistas desde mi casa.
-¿Qué tal en la cabaña? Me sorprendí cuando me dijiste que ibas a quedarte allí en vez de cogerte un apartamento en la Universidad.
-Pues muy bien, no sabes lo que se liga así. Soy del lugar, conozco los mejores lugares y encima tengo una cabañita con vistas al mar-digo haciéndola reír, aunque en verdad ligo mucho menos de lo que pueda llegar a pensar.
-Eres el alma de la fiesta.
-¿Y tú con tu compañera?
-Bueno, vamos llevándolo. Sabes, espero a que se vaya para hablar contigo, la tienes loquita y quiero todo el tiempo este para mí-dice riéndose y yo sonrió al escuchar esa sonrisa suya.
-Me alegro.
-Puf-dice mirando el reloj-cada vez dura menos la llamada, de verdad que lo siento pero…
-No pasa nada. Me vale.
-Bien, entonces…-la veo un momento pensativa decidiéndose o no a decirme algo que le ronda por la cabeza.
-Kate, sabes que puedes contar conmigo ¿no?-le digo mirándola aunque quizás el ordenador lo hacía más frío, creo que puedo llegar a ella.
-Mi madre…el otro día sufrió un mareo y le van a hacer unas pruebas. Estoy preocupada y tengo miedo de que me estén mintiendo para que no vaya para allá.
-Y quieres que me entere de como esta.
-No…déjalo, no te he dicho nada.
-En cuanto acabe las clases me pasare por tu casa.
-Gracias-dice con una sonrisa y yo se la devuelvo.
-Hablamos.
-Hablamos-dice dándole al botón de finalizar la llamada y siento como el día vuelvo a oscurecerse. Me levanto y recojo mis cosas, es hora de concentrarme en algo para poder mantener la cabeza ocupada, porque cada vez me es más difícil toda esta situación.

Acabo las clases y siento una presión en la cabeza, sin duda un buen dolor me esperaba esta noche, tenía que ser el tiempo, estaba el ambiente bien cargado sin duda iba a caer una buena tormenta.
Miro el reloj y sé que ya mismo va a empezar a anochecer pero tengo una promesa que cumplir. Cojo mis cosas y salgo casi corriendo hacia la bicicleta con la que voy y vengo y pedaleo fuerte hasta llegar a casa de los Beckett, la antigua casa de Kate.
Dejo la bicicleta sobre la valla de la entrada y me dirijo hacia la puerta. Golpeo una vez y espero. No recibo respuesta. Vuelvo a golpear y sigo sin recibir respuesta. Me asomo por la ventana y no puedo ver movimiento dentro. Cuando ya me voy a dar por vencido veo a una mujer que se acerca a la puerta.
-Buenas días chico. ¿Buscas a alguien?
-Si, a los señores Beckett. Venía a ver como estaban.
-¿Eres de la familia?
-Sí-digo sin dudarlo y ella me mira intentando saber si digo o no la verdad.
-La señora Beckett ha sufrido un pequeño incidente.
-Ya lo sé, por eso estoy aquí.
-Ya, pero esa en el hospital haciéndole unas pruebas.
-Oh…gracias-digo sonriéndole y agarrando mi bicicleta pedaleando con fuerza hacia el hospital, ahora más que nunca tenía que averiguar como estaba, y no por Kate sino por mí.
Me dirijo a toda prisa aprovechando el poco tráfico a estas horas y llego al hospital justo a tiempo antes de que empiece a llover. Cuando veo como llueve no puedo evitar acordarme de Kate y de su queja por el tiempo en Oxford.
Entro dentro y busco a alguien que me pueda llevar a donde este su habitación, pero luego pienso que no soy de la familia y que no me dirán nada. Así que aprovecho un despiste de la enfermera y miro entre sus papeles buscando la habitación. La encuentro justo en el momento en que la veo aparecer. La escucho llamarme pero me hago el loco y me escondo detrás de un grupo de gente que está en la sala de espera hasta que la veo pasar. Cuando lo hace me pongo en busca de la señora Beckett.
Busco por el pasillo donde tiene que estar pero no llegó a encontrarla, antes me encuentro con el señor Beckett hablando con el doctor y espero a que acabe para poder hablar con él.
-Señor Beckett-digo cuando veo que el doctor se va y se gira quedándose mirándome sorprendido sin duda de verme aquí.
-Hola, ¿Qué haces aquí?
-Kate me dijo lo que había pasado, he ido a su casa y…
-Oh está bien. Ven se alegrara de verte-dice acompañándome hacia la habitación que había estado unos buenos minutos buscando.
Cuando llegamos encuentro a una desmejorada señora Beckett tumbado sobre una cama, trague saliva mientras intentaba mantenerme impasible.
-Hola.
-Hola Rick. ¿Qué haces aquí?
-Kate estaba preocupada-digo sin poder evitarlo.
-Mi niña.
-¿Cómo está?
-Bien, y tutéame.
-¿Ya saben algo de las pruebas?
-No mucho-dice pero sé que me miente al ver como mira a su marido buscando apoyo.
-Sé que no quieren preocupar a Kate, pero no diré nada que no quieran que sepan. Aunque creo que debería saberlo, se lo merece.
-Ya hemos pensado en eso, pero voy a estar bien. Es una pequeña operación y es una tontería que ella tenga que venir para nada.
-Creo que si te pasa algo, que dios no lo quiera, nunca podría perdonarse el no haber estado aquí.
-Tiene razón. Cariño deberías llamarla para que venga. Que venga para la operación, te vea bien y ya podrá estar más tranquila.
-Pero no quiero que deje todo por mí.
-Eres su madre, si no lo hace por ti por quien-digo serio mirándola y veo como asiente con una sonrisa.
-Eres muy inteligente Rick-dice con esa sonrisa que me recuerda tanto a la de su hija.
-¿Y bien?
-La llamaré, hasta dentro de una semana no me operaran podrá arreglar sus cosas antes de venir. Pero me gustaría poder contárselo yo.
-Claro, no es algo que quiera contarle yo, créame.
-Gracias por seguir siendo su amigo, y gracias por preocuparte.
-No ha sido ningún problema.
-Cariño, voy a llevar a Rick y ahora vengo.
-No hace falta yo…
-¿Has visto la que está cayendo fuera?
-Ya pero…
-No se conformara con un no. Así que más te vale espabilarte-dice Johanna sonriendo y yo asiento mientras me dirijo hacia la puerta pero antes de salir me doy la vuelta.
-Mañana vendré a verla.
-¿Que te he dicho?
-Mañana vendré a verte.
-Mejor. Aquí estaré esperándote-dice haciéndome sonreír y me voy con su marido hacia el exterior del hospital.
Con su ayuda consigo montar la bicicleta en el coche y durante más de la mitad del camino está en silencio hasta que lo acaba rompiendo.
-Hablas mucho con mi hija ¿no?
-Bueno, todo lo que podemos.
-¿Está bien? A veces pienso que me oculta algo.
-Está bien, hace lo que quiere. Es su sueño y es una luchadora. Claro que habrá momentos en que estará mal, todos pasamos por momentos como esos. Pero por lo demás está bien, aunque sabía esta mañana que le pasaba algo. Le ha costado pero al final me ha hablado de su madre, estaba preocupada.
-Johanna pensaba que era lo mejor, aunque yo sabía que debíamos contárselo. Quizás porque tengo miedo y necesito a alguien en que apoyarme. Soy un mal padre por no querer alejarla de este dolor.
-No, eres humano. Es normal tener miedo.
-Tiene un problema cardiaco. Van a poner un marcapasos.
-Oh…
-Sí, el médico dice que todo saldrá bien pero yo…
-Es normal tener miedo, yo estaría cagado. Pero todo saldrá bien. Y creo que hacéis bien diciéndoselo a Kate. Si se entera de lo que ha pasado y no se lo habéis dicho sé que se enfadaría mucho.
-Lo se conozco a mi hija-dice sonriendo-pero queríamos ahorrarle todo ese dolor, y Johanna no quería que le pasara como a ella, quería que esto no fastidiara el futuro de su hija.
-No lo hará. Además le vendrá bien veros.
-Y a ti.
-La verdad es que si pienso egoístamente quiero que venga para verla. No sabe cuánto la echo de menos.
-Creo que puedo hacerme una idea-dice sonriendo mientras aparcar en mi pequeña cabaña.
-Gracias por traerme.
-No gracias a ti por preocuparte y por cuidar de mi hija-dice serio y yo asiento mientras bajo del coche bajo la lluvia, saco la bicicleta y me meto en casa, sin poder dejar de pensar que pronto antes de lo que pensaba iba a ver a Kate, aunque quizás estaba mal pensar en ello cuando el motivo de su vuelta es la enfermedad de su madre. Esperaba que Johanna no se echara atrás y se lo contara, Kate necesitaba saberlo, solo esperaba que esto no le hiciera mucho daño.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir ahí y espero que os siga gustando. Nos vemos mañana con un nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Sep 26, 2016 1:52 am

Esperemos que no se complique la operación de Johanna y que a Kate le de tiempo de llegar

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 18

Mensaje por tamyalways el Lun Sep 26, 2016 8:26 pm

Buenos días, aquí estamos un día más con un nuevo capítulo, gracias por seguir ahí. Le debo un capítulo a writerboy35 que ayer fue su cumpleaños y no solo por eso sino por estar siempre ahí y por sus grandes comentarios, pero este capítulo no va a ser. No te creas que me olvidaré de él pero creo que te mereces un mejor capítulo. Bueno sin más os dejo con este cap.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 18
POV KATE
Me levanto de la cama cansada por no haber podido dormir. Necesito hablar con Rick para saber si sabe algo de mi madre o no. Tengo un mal presentimiento sobre algo, y al menos quiero saber que no tiene que ver con mi madre o con mi padre. Veo a Meredith dando vueltas por la habitación y espero impaciente a que se vaya, pero parece ser que hoy se está haciendo la remolona. No puedo esperar más, me acerco al ordenador pero en ese mismo instante suena mi teléfono. Cuando miro la pantalla me sorprende que sea el número de mi padre y siento como los nervios aumentan. Descuelgo y me encierro en el baño para poder hablar más tranquila.
-¿Si?
-Hola cariño. ¿Qué tal estas?
-Bien, ¿Por qué llamas a estas horas?
-Tu madre que quería hablar contigo.
-Bien ¿Por qué no se pone?
-Ahora te la paso, solo quería saludar a mi pequeña.
-Lo siento papa. ¿Qué tal estas?
-Bien si tu estas bien ya lo sabes-dice haciéndome sonreír.
-Estoy bien.
-Me alegro. Te paso con tu madre cariño.
-Adiós papa.
-Adiós.
Espero pacientemente mientras mi padre le pasa el teléfono a mi madre sin poder dejar de morderme las uñas y a la vez maldiciendo por haberlo hecho.
-Cariño.
-Mama-digo emocionándome por oírla aunque hablábamos casi todos los días-¿Qué tal estas?
-Estoy bien.
-No me mientas.
-No lo hago cariño, pero tengo algo que decirte.
-Mama…-digo sintiendo un nudo en el estómago.
-Primero y antes de nada decirte que estoy bien, y voy a estarlo. Pero me han hecho unas pruebas y tengo un pequeño problema en el corazón.
-Mama-digo llorando sin poder dejar de pensar en cómo se encontrarían.
-Estoy bien cariño, tienen que operarme pero estaré bien.
-Voy a ir.
-Lo sé, por eso dude en llamarte. No quería que dejaras todo parado por esto.
-Lo más importante eres tu mama, lo demás puede esperar. Arreglare todo y en cuanto pueda estaré allí.
-Estoy orgullosa de ti cariño.
-Te quiero mama.
-Y yo a ti. Estate tranquila cariño, todo va a ir bien-dice y yo asiento a pesar de que no pueda verme y me derrumbo, me derrumbo por el miedo que tengo de que pueda pasarle algo, no podría vivir si ella le pasa algo, no ahora.

Cuando consigo tranquilizarme vuelvo a la habitación y veo que Meredith ya se ha ido y cuando miro hacia el ordenador que sigue encendido encima de la mesa. Cuando miro mejor hacia él veo una llamada por el Skype de Rick. Me limpio los restos de lágrimas y me siento delante del ordenador. Cuando acepto la llamada lo veo al otro lado y veo como me está mirando, con solo mirarlo sé que lo sabe y está intentado saber si yo lo sé.
-Acabo de hablar con mi madre-digo mordiéndome el interior de la boca para impedir llorar.
-Kate, está bien, mejor de lo que puedas pensar. Te lo prometo-dice mirándome fijamente y quiero creerlo pero necesito verlo con mis propios ojos.
-Voy a estar allí en unos días. Quiero estar para la operación.
-Estaré para lo que necesites Kate.
-Como siempre-digo sonriéndole.
-Prométeme que estarás bien. Si necesitas algo llámame. Prométemelo. Da igual la hora que sea.
-Te lo prometo.
-Nos vemos pronto-dice con una leve sonrisa y yo le sonrió pero aun con lágrimas en los ojos.

POV RICK
Han pasado dos días desde que me entere de que Johanna estaba en este hospital y hoy como todos los días desde ese día aquí estoy una vez más para ver como esta. Cuando entro veo que Jim está hablando con ella.
-Hola, perdón por interrumpir.
-No lo haces.
-¿Cómo estás?
-Bien.
-No-dice Jim enfadado-los médicos dicen que tiene que descansar y operarse cuanto antes, pero quiere esperar a Kate.
-Quiero ver a mi niña antes.
-Te entiendo, os entiendo a los dos-digo mirando primero a Johanna y luego a Jim.
-Solo serán un par de días más-dice Johanna cada día más apagada y yo asiento rezando porque Kate llegue a tiempo.
-Voy a llamar al médico.
-No estoy bien-dice Johanna pero para nada se le veía bien.
-Déjame hacerlo, para sentirme yo más tranquilo-dice Jim con cariño y preocupación a su mujer y esta le sonríe aunque le cuesta horrores.
-Está bien.
-¿Te quedas…?
-Yo me quedo-digo acabando por él y el me asiente y me da un apretón en el hombro.
Doy unos pasos adelante y me siento en la silla que está al lado de la cama. Veo a Johanna con los ojos cerrados por el cansancio y tengo miedo por ella, tengo miedo por Kate.
-Rick…todo va a salir bien pero…necesito...-pero no acaba se para en busca de aire.
-Tranquila, mejor no hables.
-Estoy bien. Necesito que me prometas que vas a cuidar de ella si me pasa algo.
-No te va a pasar nada.
-Prométemelo-dice mirándome fijamente y siento su mano sobre la mía. Trago saliva para intentar quitar ese nudo que se me ha formado y que me impide hablar y asiento como modo de respuesta.
En ese instante entra Jim seguido del médico. Empiezo a tomarle el pulso y a mirarle los ojos supongo que para saber si todo va bien y luego le suministra algún tipo de medicamente que hace que caiga rendida.
-Doctor, ¿Cómo se encuentra?-pregunta Jim nervioso, angustiado.
-Ya se lo he dicho. Necesito operarla y ponerle ese marcapasos cuanto antes.
-Pero ella quiere esperar.
-Lo sé. Pero no sé cuánto podrá aguantar así-dice el doctor antes de salir y dejarnos solos.
Jim se acerca a la cama donde esta tumbada su mujer y le coge de la mano con delicadeza, no sé qué hacer ni que decir para ayudar por lo tanto me quedo callado. Hasta que Jim habla sorprendiéndome.
-No entiendo cómo ha podido pasar todo esto, y todo tan rápido-dice mirándome y yo asiento sin saber que decir-espero que Kate no tarde mucho, su madre la necesita más de lo que esperaba.
-Ella estará aquí, la conozco y lo hará.
-La quieres mucho ¿no?-me dice sorprendiéndome, y cuando consigo superar la sorpresa me acomodo en la silla antes de responder.
-Si lo hago-digo serio-es mi mejor amiga-digo como si fuera algo más que obvio que sienta eso y lo veo sonreír-Será mejor que me vaya, no quiero molestar y además mañana tengo clase. Pero me pasare mañana para verla.
-Gracias, de verdad Rick, muchas gracias por lo que estás haciendo.
-Haré lo que sea-digo levantándome y caminando hacia casa, necesitaba descansar aunque con todo lo que pasaba no sabía si iba a conseguir lograrlo.
Sin saber muy bien que hacer, pedaleo por la ciudad y sin saber cómo ni porque acabo en casa, en mi casa de siempre, la casa de mi madre. No sé si es porque quiero verla, si necesito hablar, o simplemente que el saber que alguien puede pasar por algo tan grave de un día para otro, el darme cuenta de que puedes perder a alguien que quieres tan rápido, hace que necesite verla, que necesite verla para saber que está ahí, como siempre.
Dejo la bicicleta en la puerta y doy, quedándome en la puerta esperando a que me abra. Cuando lo hace la veo sorprendida, quizás por lo tarde que es, pero no me da tiempo a pensar más en ello, porque sorprendiendo a los dos, me lanzo a sus brazos y la aprieto contra mí con fuerza, necesitaba saber que estaba bien, necesitaba saber que podía hacer esto cada vez que quisiera.
-Cariño, ¿Estas bien?
-Si-digo intentando ocultar algunas lágrimas que se había escapado sin permiso.
-Anda pasa. Tengo cena en el horno, podemos comer juntos-dice y yo solo la sigo hacia la cocina.
Comemos tranquilos sin hablar, supongo que quiere darme un respiro antes de matarme a preguntas y yo se lo agradezco. Cuando acabamos, nos sentamos ambos con un café en la mano, no debería pero de todas formas no creía que pudiera dormir en toda la noche.
-¿Qué ha pasado?-pregunta sin rodeos y yo trago saliva.
-Es Johanna. Está en el hospital.
-Oh, ¿Está bien?
-Tienen que operarla. Tiene un problema de corazón.
-Oh, cariño-dice abrazándome y vuelvo a romperme. Siempre me había molestado que me conociera tanto, pero en momentos como estos me alegraba que supiera todo lo que pensaba para no tener que decirlo en alto-Estoy bien cariño-dice sonriéndome y yo asiento dejando caer las lágrimas sin ganas de ocultar más.
-Me he dado cuenta de que la vida es demasiado corta.
-Si lo es. Me alegro de que hayas venido cariño. Kate ¿Va a venir?
-Sí, están esperando a que llegue para operarla.
-Entonces estará aquí pronto.
-Sí, está muy mal. Tengo miedo de cómo le pueda afectar todo esto.
-Tiene a su familia y te tiene a ti cariño.
-No sé cómo ayudar.
-Estando ahí. Ella te necesitara y tu estarás ahí. Sin darte cuenta, sin pensarlo, sabrás que tienes que hacer. Anda quédate a dormir, ya es tarde. Puedes usar tu antigua habitación.
-Gracias-digo dándole un beso y subiendo las escaleras. Entro en mi habitación y me tumbo en la cama cerrando los ojos y llenándome de la fuerza necesaria para intentar ayudar en la medida que pudiera.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí y espero que continúes este largo camino. Gracias a todos.
Nos vemos el jueves con un nuevo capítulo XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Sep 27, 2016 1:59 am

Esperemos que le de tiempo de llegar para que vea a Johanna pues es muy duro estar lejos de la familia y sentirse impotente ante una enfermedad.

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 19

Mensaje por tamyalways el Miér Sep 28, 2016 8:23 pm

Buenos días a todos y gracias por seguir un día más aquí. Tenía dudas si dedicarte (writerboy35) este capítulo u el otro y he decidido que no quiero elegir, así que…
Quiero dedicar este capítulo a writerboy35 porque el lunes fue su cumpleaños y este va a ser mi regalo. Espero que te guste y que os guste a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 19
POV KATE
Llego casi corriendo al hospital, pero cuando llego a la puerta me quedo completamente frenada de golpe, intentando prepararme para verla. Tenía miedo de como iba a encontrármela, porque a pesar de que me había avisado de lo que pasaba, tenía el presentimiento de que me ocultaban en parte la gravedad del asunto, y quizás no estoy preparada para verlo con mis propios ojos.
Siento como entro en pánico y no es el mejor momento. Me siento en un banco e intento recuperar mi aliento, intento recuperar la normalidad de mi respiración.
Paso varios minutos allí sentada, sintiendo el calor de la que era mi ciudad, y siento como mi respiración se calma con cada rayo de sol que se filtra en mi piel. Me levanto tomando grandes bocanadas de aire y me dirijo hacia el interior.
Tras preguntar por la habitación de mi madre me dirijo con paso firme a pesar del temblor que sentía en todo mi cuerpo. Cuando llego a la puerta vuelvo a tomar aire y lo suelto despacio, controlando mi respiración. Cuando me siento con más fuerza y antes de arrepentirme, abro la puerta entrando dentro. Enseguida la mirada de mi madre y de mi padre estaban fijas en mí.
-Dios cariño-dice mi padre dando un par de pasos para abrazarme con fuerza contra su cuerpo, pero mi mirada estaba fija en mi madre, postrada en una cama, pálida y con sudor por todo su cuerpo. Siento como mis ojos empiezan a escocerme.
Me separo de mi padre y casi con miedo me acerco mi madre. Ella me mira con una sonrisa y me ofrece su mano, pero tengo miedo, miedo de que esto no sea una pesadilla.
-Cariño, estoy mejor de lo que parece-dice mirándome y yo me acerco despacio y me tiro a sus brazos y lloro como una niña de nuevo consolada por su madre. Siento su mano sobre mi cabello acariciándome, calmándome pero yo siento que en este momento no haya nada ni nadie que pueda calmarme.
Poco a poco me calmo más por necesidad de saber si está bien, que por de verdad estar más tranquila.
-Mama, ¿Qué…?
-Estoy bien cariño-dice intentando convencerme, pero sus palabras no se correspondían con lo que mis ojos veían.
-Mama no me mientas…-digo y la veo sonreír.
-Mi pequeña detective-dice sonriéndome-voy a estar bien, en eso no te miento-y yo asiento intentando creer en ello.
-¿Por qué has venido hoy? te esperábamos mañana. Podías haber avisado para que tu padre fuera a por ti.
-Fue todo muy rápido. Conseguí quitarme todo de encima y conseguí un vuelo de última hora, no quería perder más tiempo, una llamada era perderlo.
-Mi niña es muy práctica-dice acariciándome la cara.
-Voy a hablar con el médico, después de todo vamos a adelantar la operación a mañana-dice mi padre saliendo por la puerta.
-¿Qué ha querido decir?
-Nada-
-Mama…
-No quería operarme hasta que estuvieras aquí.
-¿Que te hizo cambiar de opinión? Primero no querías ni avisarme y después…es por que crees que es grave.
-Es grave, pero no es por eso cariño. Fue por Rick, él te conoce muy bien y me hizo entender que te lo debía decir.
-Rick… ¿Ha estado aquí?
-¿Qué si ha estado? Ha venido todos los días, en ocasiones viene hasta dos veces. Se ha portado muy bien-dice y eso me hace sonreír por primera vez.
De repente dan en la puerta y cuando me giro entra mi padre seguido de un hombre con una bata blanca, seguramente el médico de mi madre.
-Me alegra conocerla ya-dice mirándome a mí y no lo entiendo porque me dice eso.
-Tu madre está todo el día hablando de ti-dice mi padre.
-Y usándote para alargar la operación, me alegro que este aquí-dice el médico tomándole las constantes a mi madre-estará todo preparado para mañana, mañana será el día-dice sonriendo a mi madre.
-Si ahora si estoy preparada-dice mirándome y agarrándome de la mano y yo se la aprieto dándole mi apoyo.
Estoy con ellos durante un buen rato charlando como si hiciera años que no lo hiciéramos cuando en realidad hablábamos casi todos los días. Veo a mi madre feliz de verme y eso me hace sentir feliz a mí también pero no puedo evitar tener miedo cuando veo que se cansa enseguida que no puede casi ni mantenerse despierta a pesar de que lucha por ello.
-Mama, ¿Por qué no descansas? Yo voy a bajar a por una café-digo agarrándole de la mano y la veo asentir con los ojos cerrados por el fuerte cansancio que tenía.
Me levanto miro a mi padre y este me asiente con una sonrisa mientras salgo por la puerta. Necesitaba sin duda ese café llevaba demasiadas horas sin dormir y mi cuerpo empezaba a notarlo. Además me quedaba otra buenas cuantas de horas en pie si quería estar para la operación, ya tendría tiempo para dormir.

POV RICK
Me acerco casi corriendo al hospital. Se está haciendo de noche y no quería pillarles dormidos y molestar, pero tampoco quería dejar de hacer la visita, quería asegurarme de que al menos todo fuera igual, que no hubiera empeorado. Voy casi corriendo por los pasillos cuando de repente choco contra algo o alguien, pero al escuchar un pequeño quejido de dolor me doy cuenta de que es alguien.
-Lo siento yo no miraba por…-pero no acabe de decirlo cuando me di cuenta de quien tenía delante.
-Rick…-dice casi en un susurro y de repente se lanza contra mi cuerpo abrazándose con fuerza a mi pecho. Siento como un escalofrió corre por todo mi cuerpo cuando vuelvo a sentirla cerca, cuando puedo tocarla, cuando puedo olerla, es como si hubiera vuelto a casa. Reacciono y envuelvo mis brazos por su pequeño cuerpo y me doy cuenta de que esta aún más delgada que cuando se fue, pero aun así, sigue demasiado guapa.
Nos separamos y nos quedamos mirándonos como dos amantes que se encuentran después de años de distancia, o espera, era lo que había pasado. La veo allí parada sonriéndome y siento que estoy viendo una aparición.
-Esto no es real, esto tiene que ser un sueño-digo mirándola con cara de tonto y siento un pinchazo en mis brazos haciéndome saltar.
-Era para que supieras que no era un sueño-dice riéndose y entonces es cuando de verdad me doy cuenta de que estoy es real y no puedo evitar sonreír como un loco-Iba a tomar un café y buscaba compañía.
-¿Te vale la mía?-digo sonriéndola y la veo con cara pensativa jugando conmigo y le agarro haciendo que se retuerza.
-Vale, vale, me vales-dice riéndose y me alegraba verla así a pesar de por todo lo que está pasando, y me alegraba de ser el causante de ello.
Nos sentamos en la cafetería cada uno con nuestro café en las manos y ambos mirándome, intentando saber del otro a través de la mirada como siempre hacíamos.
-¿Esta bien?-pregunto de repente y la veo como mira hacia otro lado ocultándome la mirada-Kate…
-Estoy cagada-dice soltando una risa sarcástica y veo como sus ojos están húmedos por las lágrimas.
-Hey-digo acercando mi silla a la suya y limpiándole las lágrimas-tienes una madre fuerte, muy fuerte, solo tengo que ver a su hija para saberlo. Todo va a salir bien.
-Ojala pudiera hacer algo para…
-Ya lo haces. Estar aquí le ayuda de una manera que nada ni nadie puede superarla. Ella lucha por ella misma pero también por su familia. Lo conseguirá.
-Gracias…ya me he enterado de que has estado viniendo todos los días. Gracia por preocuparte por ellos.
-¿Por qué no iba a hacerlo? Son tu familia, por lo tanto en parte también es mía-digo limpiándole las últimas lágrimas.
-Debería volver a su lado.
-Te acompaño-digo ayudándole con la silla y acompañándola hasta la habitación de su madre.
Cuando entramos en la habitación Johanna esta completamente dormida mientras Jim no se separa de la cama. Kate en cuanto entra se sienta al lado de su madre mientras yo me acerco a Jim y coloco mi mano sobre su hombro a modo de saludo.
-Ya veo que ya os habéis encontrado.
-si-digo mirando a Kate y ambos nos sonreímos.
-Papa, deberías irte a descansar. Yo me quedo esta noche.
-Ni hablar, llevas horas despierta, necesitas descansar.
-Tu llevas muchas noches aquí ya. No quiero que termines enfermando.
-Este sofá esta echo para mí ya. De verdad yo estaré bien. Ella te necesita a tope para mañana. Vete a descansar cariño.
-Pero…
-Ni peros ni nada, soy tu padres así que…-dice y veo como Kate asiente mientras besa a su madre y le acaricia la cabeza, completamente preocupada por la salud de su madre-Chico encárgate de que llegue a casa sana y salva-dice sonriéndome y yo asiento acompañando a Kate hacia la puerta del hospital.
Miro a Kate pensativa, con dudas de estar haciendo lo correcto, sé que quiere estar ahí con su madre, que para eso vino, pero también puedo ver en su cara, en su mirada el cansancio de días enteros sin dormir por la preocupación, por el miedo. Su padre tenía razón, debía descansar, debía desconectar de todo esto un poco.
-Tenemos un problema-digo haciendo que me mire-he venido en bicicleta-digo haciéndola reír.
-¿En serio? ¿Tu?
-¿Qué?
-No me lo esperaba.
-Pues así es así que…
-Bien, mejor, prefiero dar un paseo. He echado de menos mi ciudad. ¿Me acompañas?-me pregunta mirándome y yo le sonrió como respuesta.
CONTINUARÁ…
Bueno espero que os haya gustado el reencuentro, todavía queda lo mejor jaja. Bueno gracias a todos por seguir ahí un día más y felicidades con retraso de nuevo a writerboy35.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo20

Mensaje por tamyalways el Jue Sep 29, 2016 8:20 pm

Buenos días a todos, hoy quiero dedicar este capítulo en especial a todos los que os molestáis capítulo tras capítulo en dejar un comentario, y en especial a writerboy35 por sus comentarios. Pero no es solo ella porque sois un pequeño grupo pero sois fieles a la historia y aparte de eso también hay otra gente en twitter que siempre está ahí también. No quiero empezar a nombrar porque sé que se me olvidara alguien y no sería justo. Pero mil gracias a todos porque la mejor recompensa a este “trabajo” es leer vuestros comentarios. Gracias por hacer que la historia llegue ya a los 100 comentarios, gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 20
POV RICK
Caminamos por la ciudad, por el que es el espacio de los recuerdos de nuestras vidas. La veo tranquila y sonreír y eso me hace sonreír mientras empujo mi bicicleta hasta que llegamos cerca de mi casa junto a la playa y Kate se para de repente.
-¿Qué?
-Me gustaría pasear por la playa-dice mordiéndose el labio y sé que tiene que descansar pero verla así olvidándose de todo lo malo hace que no pueda negarme.
Dejo la bicicleta sobre la valla que separa la calle de la playa y me giro encarándola. Nos quitamos los zapatos cogiéndolos en nuestras manos y agarrados de la mano caminamos por la playa, cualquiera que nos viera podía ver a una autentica pareja, pero estaba muy lejos de la realidad.
Miro la playa tranquila y el cielo despejado y lleno de estrellas y me doy cuenta de la suerte que tenemos de poder verlo y disfrutarlo. Caminamos durante unos metros hasta que se para de repente y se sienta en la arena. Me mira con una sonrisa y con la luz de la luna aún era más bella si eso era posible.
-Vente a sentar un rato conmigo.
-Le prometí a tu padre llevarte a descansar y no lo estoy cumpliendo-digo con una sonrisa.
-Anda ven-dice mirándome seria y me siento a su lado, enseguida coge mi mano y la encierra entre las suyas. Me quedo mirando nuestras manos entrelazadas e intento bromear porque no me siento tan bien en un momento tan íntimo como este.
-Si no quieres dormir siempre podemos irnos de marcha, ¿quieres que nos vayamos de marcha?-digo y ella se ríe pero veo que quiere ponerse algo más seria.
-No cumpliste tu promesa.
-¿Mi promesa? ¿La de recibirte desnudo? Porque si es eso…-digo haciendo el amago de desabrocharme el pantalón y la veo reír mientras recupera mi mano entre las suyas.
-Esa también, pero…me refiero al de no pasar demasiado tiempo separados.
-No te creas…un mes más y hubiera cumplido, no sé qué es para ti demasiado tiempo-digo y la veo sonreír.
-Para ti son un año y siete meses.
-Sí, un mes más y allí estaría-digo sonriéndole-en serio Kate, es complicado cumplir esa promesa cuando ambos estamos luchando por nuestros sueños y ahí tanta distancia, pero te prometo que cuando me necesites estaré ahí, eso puedes tenerlo seguro-digo mirándole fijamente y la veo sonreír y asentir.
-Ya me lo has demostrado-dice acariciando mi mano.
-Voy a dejar la bicicleta en casa y te llevo. Tienes que descansar para estar mañana a tope. Vamos-digo levantándome y tirándose de ella.
Llegamos a mi casa y meto la bicicleta en el interior, Kate pasa detrás de mí y la veo mirar alrededor.
-Has cambiado algunas cosas.
-Bueno para lo que era estaba bien, pero para vivir necesitaba arreglar algunas cosas.
-Me gusta, me cuadra cada cosa que veo contigo.
-Soy un libro abierto-digo y la veo sonreír.
-Te he echado mucho de menos-dice de repente seria y trago saliva por su mirada. La veo acercarse despacio hacia mí y siento como mi cuerpo tiembla.
-Kate, yo…
-Shh…-dice colocando primero un dedo sobre mis labios callándome y después lo cambia por sus labios y siento como un cosquilleo me recorre el cuerpo por completo. Siento sus manos en mi pelo tirando de mí hacia ella y quiero parar, sé que quizás no sea el mejor momento, que ella no esté en el mejor momento pero el poder tenerla así me vuelve demasiado loco.
-Kate…-digo separándome con una fuerza de voluntad increíble.
-Rick…lo quiero, lo necesito…por favor-dice mirándome de nuevo a los ojos y siento como me paralizo, pero cuando vuelvo a sentir sus labios presionando los míos y su lengua pidiendo permiso para entrar, ya no niego más lo que quiero, lo que deseo, lo que mi cuerpo me pide a gritos, la dejo entrar, la dejo conquistar mi boca, mi cuerpo, mi mente, mi corazón, me dejo llevar por lo que siento, me dejo llevar por ella siempre.
Tenía muchas dudas, muchas preguntas en mi cabeza sobre lo que estaba pasando, pero todo se vino abajo de repente, cuando sentí como me empujaba haciendo caer sobre la cama y se colocó sobre mí, insistiendo en el beso. Yo no pude más… ¿quién podía resistirse a ella? Le devolví el beso con todas mis ganas mientras la atraía hacia mí abrazándola con fuerza por la cintura. Quería hacerlo más lento…demostrarle que esto no era solo pasión…que la quería de una forma especial, ya que no podía ni me atrevía decirlo en alto, al menos quería demostrarle que si esto volvía a pasar entre nosotros, no podía ser como antes, no cuando siento como mi corazón se desboca cuando la miro, cuando la siento abrazada a mi cuerpo. Quería de verdad ir lento, pero sentía su cuerpo sobre el mío, sus labios en mi cuello y sentía que perdía la razón, que ella me volvía demasiado loco, como la primera vez.
Sentía sus manos sobre mi pecho…su mirada sobre mí y sentí que estaba en la luna. Todo lo que podía hacerme sentir con una caricia, una mirada, un beso…me hacía perder el sentido. Me estaba volviendo loco. No podía parar pero necesitaba que ella…me dijera lo mismo.
La gire quedando sobre ella y le bese el cuello haciéndola suspirar, bese su mejilla, su mandíbula, su cuello, su hombro y subí mi boca hacia su oído mordiéndolo suavemente haciéndole saltar.
-Kate si quieres que paremos…tienes que decirlo ahora…-le pregunto temiendo que lo hiciera porque necesitaba huir, aunque sabía que en parte era por eso, pero necesita que no fuera todo por eso, que yo tuviera algo que ver con todo esto.
-Te necesito-dice mordiéndose el labio y siento una fuerte desazón al sentir como quizás para ella no es lo mismo-no sabes cuánto te he echado de menos Rick-dice agarrando mi cara para que la mire y veo algo en su mirada que antes no había visto, un brillo especial que me hace sonreírla.
-Yo también te he echado de menos-le respondo y siento como poco a poco empieza a atacar mi ropa para deshacerse de ella.
Cogí un preservativo del cajón, me lo coloque rápidamente y me volví a colocar sobre ella. Estaba tan obsesionado de hacerla mía que no espere a nada más y la penetre de un golpe haciendo que soltara un fuerte gemido. La bese para callarlo mientras esperaba a que se adaptara a mí. Sentí como me abrazaba el cuello y empezaba a mover sus caderas en busca de las mías dándome permiso…más bien rogándome para que me moviera.
No sabía cómo habíamos llegado hasta aquí, hasta este momento donde ambos nos movíamos dándonos el mayor placer del mundo. No lo sabía pero ahora mismo eso me daba igual…todo me daba igual. Solo podía sentir la estrechez sobre mi pene volviéndome loco, sus labios sobre los míos y sus uñas clavándose sobre mi espalda provocando un dolor placentero.
Recordé cada minuto, cada segundo que fuimos solo uno, tantas veces y cada una completamente distinta a la otra, pero esta vez, esta vez la sentía especial, quizás porque ya no me engañaba a mí mismo, aunque aún no me atreviera a decirlo en voz alta.
Estaba tan cerca, decidí levantarme un poco para poder aumentar mejor las envestidas pero enseguida sentí como Kate no estaba de acuerdo con ese movimiento.
No podía parar, no quería parar…estaba tan cerca y notaba que ella también lo estaba. Levantó más sus piernas envolviendo mi cintura con ellas instándome a ir cada más y más profundo hasta que sentí como se corría apretando mi pene con mucha fuerza…seguí moviendo con fuerza y rapidez aumentando su orgasmo y llevándome al mío…al mayor orgasmo de mi vida…nunca antes me había sentido así…tan pleno y con muchas ganas de repetir una y mil veces más.
Me quede encima de ella durante unos segundos dejando suave besos sobre su cuello, su hombro mientras notaba su aliento acelerado sobre mi cuello haciéndome estremecerme.
-¿Está bien?-digo dejando un último beso en su hombro.
-Si-dice abrazándose a mí impidiendo que me alejara de ella.
Siento de repente sus manos sobre mi pelo introduciendo sus dedos en ellos, acariciándomelo y siento como me relajo. De repente siento una risa que sale de su cuerpo y la miro extrañado.
-Te has dejado el pelo más largo.
-Sí, ¿Te gusta?
-Me gusta cuando lo llevas más corto-dice riéndose y me tumbo a su lado para mirarla. Ella también ha cambiado, en cambio ella lo lleva un poco más corto.
-En cambio, tú lo llevas más corto y estas muy guapa, aunque eso no es ningún logro, siempre estas guapa-le dije acariciándola la mejilla y veo cómo se sonroja-¿Te atreves a cortármelo?
-¿A cortártelo?
-El pelo.
-Bueno yo… ¿me dejarías?
-Claro, pero con cuidado ya sabes que yo sin pelo…-digo haciéndola reír y la veo sonreír y siento que se está olvidando de todo lo malo y por conseguir eso haría lo que hiciera falta.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí un día más y por vuestros comentarios que me sacan días tras días una sonrisa y unas ganas increíbles de seguir. Por eso y gracias a eso, quedan un par de capítulos o tres como mucho para que acabe de escribir la historia, pero para vosotros aún queda mucho que leer y espero que disfrutar.
Gracias y que paséis un buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Sep 30, 2016 1:15 am

Me gusta la química que existe entre ellos!! me late que Johanna se nos va a complicar en la operación esperemos que no le afecte tanto a kate

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por claritacastillio el Sáb Oct 01, 2016 4:13 pm

Esta chica me tiene cada vez mas enganchada con sus historiass! la verdad me encanta leer esto!! Me Encantaa! Segui Asi que esto tiene para rato.! jeje!

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 02, 2016 8:46 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo espero que os guste a todos. Muchas gracias por vuestras muestras de apoyo. Quería dejar claro que aún quedan muchos capítulos por delante, solo que he acabado de escribir, siento decir que no todo el camino va a ser un camino de rosas. Lo siento pero ya me conocéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 21
POV RICK
Estamos tumbados sobre la cama abrazados y sin dejar de reír al recordar los buenos momentos, me encanta verla así completamente despreocupada y tranquila aunque quizás debería estar durmiendo, pero sabía que no iba a poder hacerlo y mejor que pase la noche así que pensando en que puede o no pasar mañana.
-Te ha quedado muy bien-dice metiendo sus manos entre mi pelo asegurándose de que no ha quedado desigual.
-Eso espero, vivo de mi imagen-digo haciéndola reír-oye no te rías. ¿Cómo iba a ligar sin mi pelazo? Las chicas cuando me ven, ven a un hombre que no se quedara calvo-digo sonriendo al ver como mis bromas le afectaban.
-Menos mal, porque con ese cabezón tuyo-dice riéndose y me lanzo a hacerle cosquillas mientras ella se retuerce y se ríe como una loca.
La veo ponerse seria y mirarme pero con una sonrisa en la cara mientras yo sigo encima de ella.
-¿Qué?-pregunto sorprendido por su seriedad de repente.
-Gracias.
-¿Por?
-Por esta noche. Me estas ayudando mucho.
-En realidad debería haberte dejado dormir. Ya casi es de día-digo al ver como empieza a entrar la luz del sol por la ventana.
-No necesitaba descansar, necesitaba esto, necesitaba ausentarme de todo por unas horas, y tú en eso eres un experto.
-Estoy pensando dejar la carrera y meterme a payaso-digo y vuelvo a ver esa sonrisa suya y a escuchar esa risa suya.
-Estas como una cabra-dice sin parar de reír.
-Estas muy guapa cuando sonríes, más de lo que estas normalmente y eso es decir mucho-digo sin poder dejar de mirarla mientras acaricio su cara y la veo sonrojarse. De repente se levanta de la cama y no entiendo que pasa, que he podido decir que le sentara mal.
-Debo vestirme e irme, no quiero esperar más para volver.
-Bien, me visto y te acompaño.
-No hace falta, tendrás clases a las que ir.
-Nada es más importante hoy que acompañarte a ti y a tu familia. Así que no podrás decir nada para que no vaya.
-Bien-dice asintiendo y metiéndose en el baño para arreglarse, sin duda ya se había pasado el momento de los dos, la noche que hemos pasado donde nada ni nadie más importaba, donde solo estábamos nosotros. Pero ella ya había pasado página, ya había salido a la realidad mientras yo estaba saliendo golpe tras golpe al verla pasar.
Nos arreglamos y nos dirigimos hacia el hospital. Era aun temprano cuando llegamos, pero Johanna estaba despierta viendo velar a su marido sentado a su lado y dormido sobrellevado por el cansancio acumulado.
-Sh…está dormido-dice Johanna cuando Kate se acerca a la cama para besar a su madre.
-¿Cómo estás?
-Bien, ya veo que tú también está mejor. Tienes mejor cara a pesar de que las ojeras siguen así, ¿Has descansado?-dice acariciando la cara a su hija.
-Más o menos-dice Kate evitando mi mirada.
-¿Cuando está prevista la operación?-pregunto dejando atrás ese incomodo momento para Kate.
-En un ratito-dice Johanna mirando con adoración a su hija.
-Entonces yo os dejo solas. Os veo en un rato-digo saliendo por la puerta dejándoles algo de intimidad.

POV KATE
Me siento al lado de mi madre y sonrió al ver como agarra de la mano a mi padre que duerme en el sillón al otro lado, cerca de mi madre, siempre vigilante y ahí para cuando le necesite.
-Tenía que haberme quedado yo-digo mirando como mi padre está allí dormido un día más desde que a mi madre le ingresaron.
-No, él está bien, y a ti te ha venido muy bien el descanso-dice mirándome y yo no puedo evitar recordar cada momento de esa noche, como me permitir reírme y alejarme de todo el dolor, y por supuesto no pude evitar pensar en él, en cómo me hace reír, en cómo me cuida, en cómo me mira y eso hace que me sienta nerviosa, que haga lo posible para alejarme de él porque siento un cosquilleo en el estómago que me da miedo porque no sé qué significa.
-Mama, ¿Estas bien?-digo al verla pálida y costándole abrir los ojos.
-Solo estoy algo cansada.
-Pues descansa ¿sí?
-No, quiero estar con mi hija unos minutos más.
-Bien-acepto sabiendo que no podré hacer nada para convencerla.
-¿Cómo has hecho para poder venir?
-He dejado unos trabajos para más tarde. Me han dado una tregua. Tendré que recuperar luego algunas horas de practica y tendré que meterle luego mucha caña, pero me da igual, estoy donde quiero y tengo que estar.
-Lo sé cariño, pero prométeme una cosa.
-Mama…
-No te voy a pedir que te vayas hoy, ni después de la operación, sé que no lo harías. Prométeme que cuando este todo bien, este ya fuera de peligro te irás. Luego tendré que pasar aquí algunos días más y no quiero que pierdas mucho tiempo. Necesitas estar allí para cumplir tu sueño.
-Pero…
-Prométeme que estarás el tiempo necesario para saber que estoy bien y luego te irás.
-Ok, pero antes hablare contigo.
-Hecho-dice sonriéndome-estoy muy orgullosa de ti cariño, quiero que lo sepas.
-Y yo quiero que me lo digas mucho-digo intentando evitar las lágrimas por el miedo que aún sigo teniendo de que pueda pasar algo malo.
-Lo haré cariño, lo haré-dice sonriéndome.
De repente dan en la puerta y entra el medico con una enfermera para hacer las últimas pruebas, en ese instante se despierta mi padre haciendo un gruñido haciéndonos reír a todos.
-Hola a todos. Ella es Janine y te va a preparar para la operación ya está todo preparado. Verás cómo después de la operación quedaras como nueva-dice el doctor sonriendo y tratando de relajarnos aunque eso era complicado.
Mientras la preparaban mi madre me agarraba de la mano con fuerza y yo le devolví el agarre haciéndole saber que estaba allí. Cuando acabaron volvió a aparecer el médico y tras ver las pruebas que la enfermera le acababa de hacer, dio el visto bueno para que fuera trasladada al quirófano. Llego la peor hora, llego la hora de despedirse y aun no estaba preparada.
Salimos fuera al pasillo y no suelto su mano en todo el camino. Allí en la puerta y en un segundo plano esta Rick. Nos miramos y no necesita decir nada pasar saber que está ahí para lo que necesite, siempre lo estará.
-Mama, estaré aquí esperándote. Se fuerte ¿sí?-digo sin poder evitar las lágrimas y ellas me las limpia suavemente sorprendentemente fuerte, manteniendo las lágrimas fuera y eso me hubiera gustado poder hacerlo yo, pero no podía.
-Sé fuerte cariño, yo sé que lo eres. Estoy orgullosa de ti, te quiero.
-Yo también te quiero-digo abrazándome a ella mientras vuelvo a derrumbarme.
Llega el momento de mi padre y lo veo intentando ser fuerte pero le es imposible serlo, veo como lágrimas empañan sus ojos. Veo como se miran como se agarran de la mano y como se declaran su amor y siento envidia por ellos, y me siento orgullosa de poder pertenecer a esta familia. Estoy muy feliz de ser su hija, la hija de ambos.
-Rick…-de repente llama mi madre a Rick y él me mira antes de acercarse a mi madre-gracias por todo-dice agarrándose de la mano y tirando de él para darle un abrazo. Sé que le ha dicho algo a Rick y puedo imaginarme que es. Veo a Rick asentir antes de alejarse de ella.
-Es hora de irse-dice el doctor y con un gesto las enfermeras tiran de la cama donde va mi madre y siento como me derrumbo, como mi corazón se encoge cuando se aleja de mí, siento miedo, no miedo no, pánico de que pueda pasarle algo. No sé qué será de mi si ella no sale adelante, no sé qué será de mi familia sin ella, la persona que nos une, que nos mantiene a todos unidos y de pie luchando. Ella siempre fue mi bastón, por ella siempre he querido ser la mejor, por ella soy una luchadora, y por eso tengo que confiar en ella, en la persona que más ha luchado en su vida, confío en que luchara por volver a mí, pero hasta entonces…hasta entonces el miedo me corroe por dentro haciendo que me rompa. Me rompo una vez más, no puedo dejar de llorar, de suplicar que todo salga bien, y como no, una vez más ahí esta él, siendo mi bastón cada vez que lo necesito. Me encierro en su pecho sintiendo como consigue relajarme, como consigue llenarme de fuerza de nuevo para confiar, para ser positiva, para luchar a su lado.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí y espero que os haya gustado, se me olvido que a lo mejor ibais a necesitar pañuelos, lo siento para quien haya necesitado tirar de ellos.
Nos vemos mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por claritacastillio el Lun Oct 03, 2016 3:12 pm

Wow!! Espero que todo salga Bienn!! Ya quiero leer el siguiente!! jeje! Es que soy Adicta a Estoo!

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 22

Mensaje por tamyalways el Lun Oct 03, 2016 8:18 pm

Buenos días y gracias una vez más por estar ahí a todos. Espero que os siga gustando, hoy os presento a un nuevo personaje que será casi protagonista los próximos capítulos. Me gusta veros ahí comiéndoos la cabeza sobre lo que va a pasar o no, me gusta que os adelantéis a la jugada, pero veremos a ver si alguien acierta o no.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 22
POV KATE
Me siento ya más tranquila después del primer momento. Estoy sentada junto a mi padre que le veo bastante mal y no quiero separarme de él. Estamos sentados allí pendientes de cualquier movimiento y cuando vemos como alguien sale de la esquina que lleva al quirófano no podemos evitar levantarnos, pero al ver que es Rick ambos acabamos decepcionados. Mi padre ya no se sienta a mi lado y se queda de pie cerca de esa esquina. Veo como Rick le da un vaso de café antes de dirigirse hacia mí.
-¿Café?
-Gracias-digo dedicándole una sonrisa mientras cojo el vaso y siento como se sienta a mi lado.
-¿Sin noticias?-pregunta y yo asiento mientras tomo un trago del café que me calienta la garganta.
-Parece que están tardando demasiado-digo con miedo en la voz y él debe notarlo porque enseguida siento su mano sobre la mía y me sonríe dándome esa tranquilidad que necesito y eso me gusta, no, gustarme es quedarse corto, me encanta.
Nos quedamos en silencio sentados el uno al lado del otro, esperando y sin separar nuestras manos unidas hasta que escucho como alguien llama a Rick. Cuando miro hacia la dirección de la voz, veo una pequeña niña con un pañuelo en la cabeza y con una sonrisa en su cara. Rick se levanta dejando mi mano sola y siento frialdad cuando se pierde esa conexión.
-Hola princesa-dice Rick sonriendo a la niña y esta sonríe aún más.
-Ayer no te vi.
-Tuve que irme deprisa. ¿Qué tal estas?
-Genial ¿No me ves?-dice sonriendo y yo también sonrió al verla. ¿Cómo una niña tan pequeña puede ser tan fuerte?
-Si como estoy tan ciego estas guapísima-dice Rick tan encantador como siempre.
-Tengo algo para ti-dice cuando estoy a su lado. No sé ni si quiera como me he levantado y he dado esos pasos hasta estar a su lado.
-Oh…-dice Rick al verme-Princesa te presento a Kate, ella es mi amiga. Kate ella es Mary.
-Hola Mary encantada-digo ofreciéndole mi mano y ella me mira un poco mosqueada pero termina dándome la mano.
-Yo soy su novia-dice muy seria haciéndonos reír a Rick y a mí-¿Tú también eres su novia? Podemos compartirlo-dice sorprendiéndonos a los dos y haciéndonos reír.
-Yo no me opongo, ¿Tener dos novias tan guapas? El mejor sueño-dice Rick y veo como la niña sonríe y veo lo fácil que es para Rick hacer felices a la gente no solo a mí.
-Es muy bonita la pulsera-digo señalando lo que tenía en las manos que quería darle a Rick.
-Es para Rick, para que sea fuerte como yo. Yo también tengo una mira-dice enseñándome su pequeña muñeca.
-Es preciosa.
-Mary ¿Qué te parece si le damos esa pulsera a Kate? Ella la necesita ahora más que yo.
-¿La necesitas?
-Bueno…mi mama esta malita, la están operando.
-Entonces si la necesita. Estas es para ti-dice ofreciéndome la pulsera y siento como las lágrimas amenazan con volver a caer.
-¿La ayudamos a ponérsela?-dice Rick cogiéndola y atándola a mi muñeca con cuidado de no apretar demasiado.
-Perfecto. Muchas gracias Mary.
-De nada. Rick ya te haré otra. Ahora tengo que irme antes de que mi mama se dé cuenta de que no estoy.
-Está bien. Nos vemos mañana Mary.
-Adiós Rick-dice saliendo corriendo sin mirar atrás pero con una sonrisa en la cara.
Cuando Rick se gira hacia mi le sonrió orgullosa de estar en su vida, de poder disfrutar de él, de ver esta otra parte maravillosa de él.
-¿Qué?-pregunta al ver mi cara.
-Eres increíble Rick.
-¿Yo?
-¿Cómo la conociste?
-¿A Mary? Mientras visitaba a tu madre. Es una chica súper fuerte.
-Si lo es. ¿Cómo…?
-¿Cómo me hice con ella? Solo hay que verme, enamoro a todas las chicas ya la has escuchado.
-Rick…-digo riéndome.
-Me sorprendió como hablaba, como estaba tan fuerte animando a su madre cuando le dijeron que tenía que volver a la quimio. Ella tranquilizo a su madre. Eso hizo que quisiera conocerla.
-Es increíble. Es tan fuerte.
-¿Sabes? Cuando la conocí me recordó a alguien-dice de repente y no la entiendo-me recordó a ti Kate, a ti.-dice mirándome fijamente.
-Yo no soy ni la mitad de fuerte.
-Eso es lo que tú crees, pero no lo que ve la gente. Eres increíblemente fuerte, junto a Mary la persona más fuerte que conozco. No te infravalores.
-Eres increíble, de verdad, no sé qué haría sin ti.
-Ni yo-dice sonriendo y vuelvo a reírme a pesar del momento que estaba pasando, él conseguía sacar lo mejor de mí.
Le sonrió y le agarro de la mano incapaz de alejarme de él a pesar de que en ocasiones tenía miedo de algunas cosas que sentía y no podía poner nombre. Pero me da igual cuando me siento así de bien, cuando puedo estar con él así tranquilos, sintiéndome bien.
En ese instante escucho a mi padre llamarme a voces y cuando llegamos allí está el médico ya para informarnos. Me acerco corriendo con la boca seca, con el corazón acelerado y con mi mano agarrada con fuerza a la de Rick, tanto que hasta me duele.
-¿Y bien? ¿Todo ha ido bien?-dice mi padre por todos porque a mí no me sale ni la voz.
-Tenemos que esperar mínimos las 48 horas correspondientes después de una operación. Pero…puedo deciros que todo ha salido bastante bien y si no hay ningún problema en estas horas estará como una rosa en un par de semanas-dice sonriendo y yo me abrazo primero a mi padre con fuerza para luego abrazar a Rick que me besa la cabeza mientras siento como me aprieta contra su cuerpo y lloro mientras rio de felicidad por la buena noticia.
-¿Dónde está? ¿Podemos verla?-digo emocionada.
-Tardara un poco en despertar y la tendremos las primera horas en la UCI, cuando la pasemos a planta podréis verla.
-OK, gracias.
-Ahora, intenten descansar un poco. Lo necesitaran.
-Papa el doctor tiene razón, deberías irte a descansar.
-Es verdad, tiene razón. Todos nos vamos a ir a descansar-dice sonriéndome y yo le sonrió porque no me ha salido la jugada.
-Yo os llevo-dice Rick acompañándonos hasta la puerta.
Nos montamos en el coche y llegamos a mi casa. Mi padre se bajó primero despidiéndose mientras Rick y yo nos quedamos en el coche, ambos en silencio.
-Bueno…que duermas bien Kate. Nos vemos mañana-dice Rick despidiéndose pero yo no quiero que se vaya, soy egoísta pero lo necesito a mi lado, necesito eso que me da que me hace sentir bien, que me hace sentir mucho más fuerte.
-Rick…quédate conmigo-le suplico porque no me da miedo hacerlo.
-Kate lo que necesitas es descansar y si me quedo no lo harás.
-Sí, lo prometo. Pero quédate aunque solo sea un ratito. No quiero estar sola-digo volviendo a suplicarle.
Y lo veo asentir a la vez que apaga el coche y sale fuera, me apresuro a seguirlo antes de que cambie de opinión, y acabamos sentados en el banco balancín de la entrada.
Me siento a su lado y siento como me abraza contra su pecho, sonrió al sentirlo de nuevo, es como si me sintiera en casa de nuevo. Pienso en el tiempo que hemos estado separados, a pesar de las llamadas y todo eso, perdí su olor, su tacto, eso que no podía tener por la distancia y ahora cuando me tenga que volver a ir sé que va a ser aun peor que la primera vez porque ya lo he vivido.
-¿Estas bien?
-Sí, aun preocupada pero…
-El medico dijo que todo va a salir bien.
-Ya pero hasta que no despierte, hasta que no pueda hablar con ella yo…
-Lo entiendo. Pero para eso ya queda menos.
-Si-digo jugando con la pulsera que me ha regalado Mary y recordando lo gran persona que es. Ahora teniéndolo así cerca, no puedo evitar recordar la conversación que tuve con Lanie. Recuerdo que me pregunto porque no podría tener una relación con Rick cuando tenía todo lo que buscaba en un chico. En ese momento lo tenía claro, era mi amigo, no podía ver más allá de eso, pero ahora…si me lo preguntara ahora, no tendría respuesta para ello y eso me daba miedo, porque ahora había un mayor obstáculo que nuestra amistad, ahora había miles de kilómetros entre uno y otro y eso era un obstáculo que no íbamos a poder saltar.
-Kate deberías irte a descansar-dice Rick sacándome de mis pensamientos y yo asiento mientras me levanto.
-¿Nos vemos mañana?-pregunto con miedo.
-Claro. Nos vemos mañana-dice sonriéndome mientras besa mi mejilla y me dedica una última sonrisa antes de montarse en el coche y arrancar sin mirar atrás.
Me quedo allí debajo de las estrellas intentando relajarme, intentando calmarme lo suficiente para poder dormir. Me estaba empezando a volver loca, y ahora mismo no tenía tiempo para eso, tenía que pensar en mi madre y después de eso en mi carrera, ahora mismo no podía pensar en él, porque era demasiado complicado para el momento en el que estaba.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí, espero que os haya gustado el capítulo y la nueva incorporación, como ya he dicho tendrá importancia en los próximos capítulos y quizás haga Kate vea cosas de Rick que no conozca y la confundan aún más en cuanto a sus sentimientos. Gracias a todos y nos vemos el jueves con un nuevo capítulo
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Oct 04, 2016 1:12 am

Me encanta Mary!! un nuevo personaje diferente a los nombres que nos tienes acostumbrados!! espero que juegue un papel fundamental en la relación de este par de cabezotas que no quieren aceptar lo que en realidad sienten en su corazón!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 23

Mensaje por tamyalways el Miér Oct 05, 2016 8:20 pm

Buenos días a todos y gracias una vez más por estar ahí. Me alegro de que os guste y estéis tan metidos en la historia, espero que siga así. Como algunos ya sabréis he acabado de escribir la historia, y como y avisé es una de las más largas, 55 capítulos por lo que aún queda mucho por delante. No solo quería informar de eso, ya he empezado mi nueva historia y será distinta a esta, drama y mucho más lenta en el sentido Caskett pero llena de sentimientos y emoción. Ya os iré informando según vaya escribiéndola.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 23
POV RICK
DOS DÍAS DESPUES
Han pasado dos días y Johanna no puede estar mejor, está prácticamente recuperada, claro que aún tiene que recuperarse del todo pero ya está fuera de peligro y eso hace que Kate este más tranquila y sonriente que hace unos días. Sonrió cuando las veo allí riéndose mientras Jim cabecea pero intenta ocultar una sonrisa pero por mucho que lo intenta no lo consigue.
-Hola-digo al entrar por la puerta.
-Hola-dice todos pero yo me quedo fijo en la sonrisa de Kate porque me atrae por encima de todo.
-¿Qué tal Johanna?
-Mucho mejor. Ya mismo puedo correr una maratón-dice haciéndonos a todos reír.
-¿Podemos hablar?-dice Kate bajito mirándome y yo asiento y salgo de la habitación detrás de ella.
Nos sentamos en las sillas de fuera y miro a Kate pero esta aparta la mirada de mí, parece que quiere decirme algo importante, algo que ya me imagino que no quiero escuchar.
-Me voy en un par de días-dice de repente golpeándome con fuerza en el estómago.
-Ya lo has decidido.
-Mi madre está mejor, y se lo prometí-dice aun sin mirarme y yo asiento agarrándole de la mano.
-Eso es una buena notica, eso significa que está bien. Pero te voy a echar mucho de menos-digo sin soltarla y por primera vez me mira y veo como sus ojos están aguantando las lágrimas para que no caiga y la atraigo contra mi cuerpo abrazándola con fuerza.
Nos quedamos así abrazados durante un buen tiempo hasta que escucho una voz que me es conocida llamándonos con fuerza. Cuando miro hacia allí veo a Mary acercándose a nosotros con una mujer que no le suelta de la mano.
-Hola Mary.
-Hola Rick, Kate. Os presento a mi mama, ellos son mis amigos-dice sonriendo y me levanto junto a Kate para presentarme.
-Encantado.
-Igualmente.
-¿Qué tal esta hoy?
-Bien, mi mama esta triste pero yo no.
-¿Ha pasado algo?-pregunto con preocupación en la voz.
-Tienen que operarla de nuevo-dice su madre con la voz tomada y con miedo en la mirada.
-Sí, pero me pondré bien como en las anteriores. Soy fuerte.
-Si lo eres-digo haciéndole una carantoña.
-Cada vez que me opero mi madre me deja cumplir un sueño por si es el último. Aunque yo sé que no lo será-dice segura haciéndome sonreír por verla así de fuerte ante la difícil situación.
-¿Puedo ayudar?-pregunto y Kate se acerca agarrándome de la mano.
-Todavía no me ha dicho que quiere-dice su madre atrayéndola hacia su cuerpo.
-Yo quiero casarme.
-¿Casarte?-decimos su madre y yo a la vez mientras Kate se ríe.
-¿En serio quieres casarte?-pregunta Kate-eso está infravalorado-dice agachándose y poniéndose a su altura-además para eso tienes que tener un novio.
-Y lo tengo. Rick es mi novio-dice de repente haciendo que me quedara de piedra.
-Es verdad, tienes un novio-dice Kate mirándome con una sonrisa y yo la miro a ella, después a Mary y después a su madre que flipa igual que yo.
-Mary eso no puedes…
-Me prometiste que cumplirías lo que quisieras. Quiero casarme con Rick.
-Pero…
-No, ni peros ni nada.
-Mary…no depende de mí.
-Rick ¿te casaras conmigo?-dice de repente y para nada estaba preparado para eso. Nunca imagine que me lo pidieran siempre pensé que sería yo quien lo haría pero lo que si no podía imaginarme que una niña pequeña y valiente como ella me lo estuviera pidiendo.
-Rick se casara contigo-dice Kate de repente y la miro sorprendida y cuando la miro lo entiendo, ¿Cómo iba a negarle el que puede ser último deseo de una niña? Además no es que fuera a ser real.
-Sí, me casare contigo-digo sonriéndola mientras le doy un beso en la mejilla.
-Que bien. Mañana me caso-dice sonriendo y siento como las lágrimas están casi a punto de caer por mis mejillas.
-¿Necesitas a una dama de honor?-pregunta sonriendo y Mary asiente mientras se ríe y me doy cuenta de que puede que sea la mejor cosa que haga en mi vida.
Nos volvemos a quedar solos y Kate se abraza con fuerza a mi pecho, puedo sentir su sonrisa sobre mi pecho y yo la abrazo aun con más fuerza.
-Lo que vas a hacer es muy bonito por tu parte. Puede…puede ser su ultimo sueño.
-Lo sé, esperemos que esto termine siendo una anécdota en su vida y que dentro de muchos años pueda reírse de todo esto.
-Si ojala. Si alguien merece que le vaya bien es a ella.
-Sí, se lo merece. Ahora tengo que preparar una boda. Nunca pensé casarme tan joven-digo haciéndola reír.
-Pues ella es mucho más joven. Te gustan jovencitas.
-Muy graciosa.
-Serás un novio muy guapo.
-Hablando de novio, no tengo un traje para ponerme. ¿Crees que con bañador y camiseta podré casarme?
-Ni de coña. Nos vamos de compra.
-Pero…
-Yo también necesito un traje. Soy la dama de honor-dice sonriendo y tirando de mi hacia fuera.
Sabía que me había metido en un buen lio, pero bendito lio si eso significaba ver feliz a una niña, y ver feliz a Kate. Solo por eso, merecía la pena hacer cualquier locura.
Ya llevamos unas cuantas tiendas cuando Kate me hace entrar en otra más. Estoy que no puedo más y por mucho que le explico que el traje es lo de menos, no puedo lograr convencerla, esta como una loca.
-Toma pruébate este, y luego este.
-Pero ya son los dos últimos.
-Espera, y este también, va con tus ojos-dice entregándome otro más y yo me voy al probador para impedir que siga y siga llenándome las manos de trajes.
Me probó uno a uno y voy saliendo pero ella siempre niega y hace que me ponga otro y otro. Ya renegado me pongo el ultimo del montón. Un traje azul junto a una camisa blanca y una corbata del mismo tono azul. Me miro al espejo y salgo con poca paciencia y sabiendo que va volver a decirme que no.
-¿Qué? ¿Qué pega tiene este?-digo saliendo del probador y la veo sonriendo, una sonrisa que no había visto en toda el tiempo que llevábamos de compras.
-Tiene una pega.
-Venga di cual-digo renegado.
-Le falta una sonrisa del novio-dice sonriendo y yo al principio no lo entiendo pero sonrío y ella se acerca a mí-es perfecto-dice sonriendo mientras me coloca la corbata bien.
-Entonces…
-Hemos acabado.
-Dios menos mal. Ahora te toca a ti. Te vas a enterar ahora.
-No, de eso me ocupo yo sola.
-Pero eso no es justo.
-Yo tengo buen gusto, tu sin duda no lo tienes-dice picándome pero no puedo evitar reírme-ahora cámbiate y nos vamos a comer-dice sonriendo mientras me da una palmadita.
Nos sentamos en la cafetería con las bolsas de mi traje ya comprado y charlamos y reímos como en los viejos tiempos cuando el grupo siempre estaba junto.
-Madre mía, si los chicos se enteraran-dice Kate riéndose.
-No te rías. Va a ser mi primera boda.
-Y quién sabe si la última.
-Muy graciosa-digo haciéndola reír.
-Esto a pesar de que nos lo tomemos a broma es muy serio. Sé que es un paripé para nosotros pero es algo importante para una niña. Esperemos que para ella también termine siendo una anécdota graciosa.
-Tiene que serlo. Ella se merece ser feliz, no puedo pasarle nada.
-Es muy fuerte, no le pasara nada-dice agarrándome de la mano dándome apoyo y yo le sonrió.
-Vas a tener un buen último día.
-Sí, va a ser emocionante-dice sonriéndome.
-Espero que vayas bien a mi boda, porque si no, no te lo voy a perdonar. ¿De verdad no quieres que te ayude con el traje?
-Ni lo sueñes-dice riéndose y haciéndome reír-tengo que irme. Quiero ir a ver a mi madre y luego daré una vuelta para encontrar mi traje.
-Bien, nos vemos más tarde. Tengo que ir a hacer unos trámites para la universidad.
-Deberías haber vuelto ya hoy. No tenías que haber venido conmigo yo…
-Que dices… ¿Y haberme pedido mi pedida?-digo haciéndola reír-todo en la universidad va bien y ahora lo importante es Mary y tu Kate-digo mirándola y veo como me sonrió mientras me mira.
Nos separamos en la puerta del centro comercial y me dirijo a casa para poder dejar todas las cosas antes de hacer lo que tengo que hacer. Mañana iba a ser un día lleno de emoción por ver a una niña feliz y porque Kate se va. Ojala pudiera atrasar la boda porque me hubiera gustado estar de otra manera con Kate, despedirme de verdad, pero Mary no podía esperar más y al fin y al cabo, Kate estaría allí conmigo y no pensaba separarme de ella más tiempo del necesario.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí, nos vamos de boda y también toca nueva despedida. Veremos a ver cómo les van a estos dos en ambos eventos.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Jue Oct 06, 2016 1:04 am

Que bello ese gesto de Rick! espero que a mary no le pase nada

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por claritacastillio el Jue Oct 06, 2016 4:27 pm

Que capitulo mas Bonitoo!! la verdad estupendoo!! ya me quiero enterar que va a pasar en la boda de rickk!.

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 24

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 06, 2016 8:31 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Gracias a todos por seguir ahí y espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 24
POV RICK
Ha llegado un día complicado para mí. Tengo mi pensamiento dividido en Mary y en como esta para su gran lucha y Kate, en como vuelvo a dejarla ir sin poder decirle lo que siento, bueno la primera vez si lo hice pero…ni si quiera he conseguido sacar el tema de nuevo. Estoy nervioso, cansado de no dormir, emocionado, furioso con la vida…tengo tantos sentimientos que no sé cómo me mantengo en pie.
Me termino de vestir tomo aire y cojo el coche para poder ir al hospital donde será la falsa boda. Estoy nervioso pero cuando llego y veo todo preparado me doy cuenta de para que hacemos esto, para que una niña sea feliz un día antes de luchar por su vida una vez más. Sonrió y me acerco hacia el doctor que va a hacer de cura.
-Hola.
-Hola.
-¿Cómo esta Mary?
-Está cansada, pero esta tan guapa e ilusionada que no se le nota.
-¿La operación…?
-Es dura, difícil, pero he hecho ya muchas y estoy preparado. Además no conozco a nadie más fuerte que ella. Saldrá de esta, tiene que hacerlo.
-Sí, tiene que hacerlo-digo tragando saliva.
-Ahí viene la dama de honor-dice el doctor dedicándome una sonrisa y me giro para buscarla. Me la encuentro con un vestido gris, quizás demasiado bonito para ser de una dama de honor. Esta guapísima y sonreía con fuerza y eso la iluminaba aún más si era posible.
-Hola-dice acercándose sonriendo mientras me coloca bien la corbata-esta guapísimo, pareces el muñeco de encima de la tarta-dice riéndose.
-Tú también estas muy guapa-digo con una sonrisa tonta sin dejar de mirarla-espero que me guardes un baile después.
-No tengas dudas de eso-dice sonriendo-voy a ver si la novia está preparada ya-dice besándome en la mejilla antes de darse la vuelta en busca de la novia.
Me quedo nervioso esperando. Miro a mi alrededor y veo como todos han hecho un gran trabajo. Han dejado una pequeña zona de jardín perfecta para la no-boda. Muchas enfermeras están presentes, Mary lleva mucho tiempo dentro del hospital luchando como una campeona y ganándose a todo el mundo. Ahora todo el mundo quiere ser partícipe de esto, que no es más que la celebración de haber podido conocer a una heroína como es ella, todos quieren celebrar conocerla, todos quieres ayudar a que su fuerza aun sea más grande si es posible, aunque en realidad es ella la que nos da fuerza a todos los que aquí estamos.
La veo caminar agarrada de la mano de su madre sonriendo y no puedo evitar que una sonrisa ilumine mi cara. Es una niña tan especial, una personita llena de vida. Cuando está a mi lado tira de mí para que me agache y me da un beso en la mejilla haciendo que todo el mundo se ría ante ese gesto.
-Bueno vamos a empezar si todo el mundo está preparado-dice el medico con una sonrisa-estamos aquí para celebrar la amistad verdadera de estas dos personas. Estamos aquí para celebrar, para firmar un compromiso de amistad eterna, de estar ahí el uno para el otro, siempre. Así sin más que decir. Rick ¿aceptas a Mary como tu mejor amiga para siempre?
-Acepto-digo sonriéndola y la veo sonreír con fuerza una vez más sorprendiéndome de la fuerza de voluntad y el buen humor que la define.
-¿Tú Mary aceptas a Rick como tu mejor amigo?
-Sí, Rick es mi mejor amigo-dice sonriéndome y siento lágrimas en mis ojos al ver lo pura que es, la luz que resplandece a su alrededor.
-Bueno pues ahora, es momento de celebrar entre todos esta amistad que ha surgido aquí y que durara eternamente-dice el doctor y me agacho agarrándola en brazos y la abrazo mientras dejo besos por su cara haciéndola reír. Verla así de feliz me hace estar feliz.
Enseguida todas las enfermeras y familiares se acercaron para abrazarla y ella era feliz de ver que estaban allí todas las personas que la querían, de ver que todos estaban allí por ella. Kate se acerca y me abraza con una sonrisa plena en la cara.
-Felicidades Rick, has demostrado lo grande que eres-dice besándome en la mejilla haciéndome sonreír.
-No ha sido nada difícil-digo mirando a Mary sonreír, el motivo por el que había hecho esto.
Tomamos un aperitivo en el jardín del hospital y Mary se le ve tan feliz que hace que todos seamos felices y nos olvidemos del día de mañana. Estoy bailando con mi nueva mejor amiga pero empiezo a ver como el cansancio empieza a hacer mecha en su cuerpo.
-Mary, ¿estas cansadita?
-Un poco.
-¿Te llevo a la habitación?
-No, todavía no. un poquito más.
-Bien, pero vamos a sentarnos un poco-digo cogiéndola en brazos y llevándola hacia donde está su madre charlando tranquilamente con una de las enfermeras.
-¿Cómo está?
-Cansada, pero no quiere irse a dormir.
-Mami por fa, solo un poquito más.
-Vale, pero siéntate un rato a descansar ¿sí?
-Pero…
-Mary descansa, yo te lo cuido-dice Kate llegando de repente-¿me lo dejas un rato para bailar?-le pregunta Kate y Mary acepta con una sonrisa. Kate tira de mi hacia la improvisada pista de baile y me doy cuenta en ese momento que Kate se va mañana y apenas hemos estado juntos hoy.
Bailamos ambos abrazados, siento su sonrisa sobre mi hombro donde tiene apoyada la cabeza. Beso suavemente su cabeza mientras sigo moviéndome a su par, dejándome llevar por la música.
Estamos así abrazados sin darnos cuenta de que la música ya ha dejado de sonar. Cuando nos separamos allí está la madre de Mary con ella en brazos.
-¿Esta bien?-le pregunto preocupado.
-Sí, solo ha caído rendida. La llevo a descansar.
-Oh…está bien-digo acercándome y dejando un beso sobre la cabeza de la pequeña dormida en brazos de su madre.
-Rick, gracias por lo que has hecho. Hacía mucho que no la veía tan feliz y eso es importante para que mañana ella pueda luchar, y para mi poder verla así. Así que muchas gracias.
-No he hecho nada. Tu hija nos ha dado a todo el mundo una lección. Es una luchadora´-la veo asentir emocionada y la miro hasta que desaparece de mi vista.
-Eres un encanto, Richard-dice Kate a mi espalda y sé que está riéndose antes de girarme para verla.
-¿Alguna vez lo habías dudado?-digo siguiéndole la broma y la oigo reír, el mejor sonido del mundo.
-Tengo que ir a ver a mi madre yo…
-Bien, me quedo por aquí limpiando algunas cosas.
-Bien-dice acercándose a mí mordiéndose el labio y me besa suavemente en los labios sorprendiéndome.
-Cuidado, soy un hombre casado-digo haciéndola reír como una loca mientras se dirige hacia la habitación de su madre. Yo me quedo por allí dando vueltas mientras ayudo al resto a quedar esta zona como antes de la pequeña ceremonia.
Cuando acabo de limpiar me deja caer sobre el suelo y allí sentado me doy cuenta del día tan complicado que he vivido. Ha sido un gran día la verdad, pero era el día anterior a dos momentos duros e importantes para mí. Mañana Mary tiene que operarse, una operación dura, una operación grave, y por otro lado estaba Kate, no tenía nada que ver con lo de Mary pero tampoco ayudaba, no ayudaba saber que volvía a alejarse de mí y más ahora, que sentía que la necesitaba más que nunca. De repente siento unas manos sobre mis ojos y no hace falta que diga nada para saber quién es, conozco sus manos, su olor. Agarro sus manos con cuidado hasta que ella se sienta a mi lado en el suelo y me agarra la mano suavemente entre las suyas.
-¿Estas bien?
-No-digo sin mentirle-estoy preocupado.
-Todo va a salir bien-dice y suelta mis manos, siento como una perdida terrible al no sentirla y miro que ha pasado para que suelte mi mano y la veo quitándose la pulsera que Mary le dio-mi madre ya está bien, así que…creo que tú la necesitas más. Dile a Mary cuando la veas que volveré para que me haga otra para mí-dice sonriendo mientras me la coloca-te dará la fuerza que necesitas.
-Te voy a echar mucho de menos-digo de repente tragando saliva y mirándole a los ojos, con unas ganas terribles de besarla y no soltarla nunca, con unas ganas terribles de gritarle a todo trapo que la quería, que la necesitaba, pero una vez más las palabras se quedaron ahí bloqueadas a punto de salir.
-Vamos-dice de repente y la miro sorprendido.
-¿A dónde?
-A disfrutar de mis últimas horas-dice levantándose y tirando de mí hacia fuera y a pesar de que estaba cansado, a pesar del miedo y la tristeza, cuando estaba con ella siempre tenía una sonrisa para ella, ¿Cómo no tenerla? Es demasiado fácil sonreír cuando ella está a mi lado.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos una vez más por estar ahí. La semana que viene tendremos despedida y nuevo salto temporal. De eso va la historia de una historia de amor a través del tiempo. Gracias por seguir ahí un día más.
Buen fin de semana
XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Oct 07, 2016 2:25 am

Otra despedida en forma!! jaja. Va a ser demasiado difícil volver a despedirse, aunque el tiempo pasa rápido siempre se resiente la ausencia de un amigo!! aunque me parece que Rick es mas que eso!!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 25

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 09, 2016 8:32 pm

Buenos días a todos, os dejo con un nuevo capítulo de la historia y espero que os siga gustando. Llega de nuevo el momento de una nueva despedida, a ver como se lo toman ellos de nuevo. Ya he empezado la nueva historia y me complace comunicaros que va viento en popa a toda vela, ya llevo cinco capítulos escritos desde que lo anuncié el comienzo hace apenas unos días. Así que de momento todo muy bien, ya os iré informando poco a poco.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 25
POV RICK
Me dejo llevar por ella y acabamos de nuevo en mi casa mirándonos, sonriéndonos. Me acerco a ella le agarro suavemente la mejilla mientras le sonrió. Me acerco despacio, muy despacio y uno mis labios a los suyos.
Un leve roce, casi sin tocarnos y me separo. Cuando la miro la veo allí con los labios entreabiertos y los ojos cerrados mientras echa todo el aire y no puedo evitar sonreír al ver esa imagen, al ver lo guapa que esta.
La veo abrir los ojos y antes de que hiciera nada me vuelvo a acercar pero esta vez la beso de verdad, pero con toda la suavidad del mundo, esta vez si iba a hacerlo de otra manera, esta vez no me iba a tomar las cosas a la ligera. Quería disfrutar de la intensidad de nuestro sexo, pero hoy quería dar un paso más allá, hoy quiero demostrarme a mi mismo y a ella que esto es algo más aunque ninguno de los dos nos atrevamos, hoy quiero demostrar que esto puede llegar a ser aún más increíble si nos tomamos nuestro tiempo, si disfrutamos poniendo todo de nuestra parte, no solo nuestros cuerpos tienen que estar presente, quiero que mis sentimientos estén ahí, que los sienta. Así la beso con todo el deseo del mundo pero también degustándola despacio, tomándome mi tiempo, demostrándole con mi cuerpo todo lo que siento.
Paso mis manos por su cintura atrayéndola más hacia mí y siento su lengua sobre mis labios pidiéndome permiso pero yo me separo, si le doy permiso sé que será mi perdición, que ya no podré parar, y quería disfrutar de toda la noche, no tenía ninguna prisa.
-Despacio-digo sonriéndola y la vuelvo a atraer hacia mí hasta que vuelvo a atrapar sus labios con los míos y la siento suspirar mientras se aferra con fuerza a mi espalda.
Nos separamos de nuevo y la veo morderse el labio de esa forma tan sexy y estoy a punto de perder el control, pero aguanto y empiezo a desnudarla despacio, con cuidado, besando cada parte de su cuerpo que iba descubriendo, su suave y dulce piel que tanto había extrañado y volvería a extrañar de nuevo.
La deposito con cuidado en la cama, me quedo de pie allí mirándola comiéndomela con los ojos y sin poder dejar de sonreír.
-Rick demasiada ropa-dice Kate algo desesperada haciéndome reír y empiezo a quitarme con cuidado los botones de la camisa y cuando voy a quitarme los botones de la manga empiezan a resistírseme y veo como Kate empieza a inquietarse.
La veo levantarse muy sexy solo con su ropa interior y se acerca a mí con el ceño fruncido por la frustración. Se acerca y con cara de concentración se ocupa de los botones de la manga antes de mirarme con una sonrisa ya mientras me quita la camisa. Cuando la camisa cae al suelo Kate me mira y mientras sonrió acerca sus labios a los míos y me besa suavemente como una leve caricia.
Se separa con una sonrisa peligrosa en su cara, una sonrisa juguetona y antes de darme cuenta siento sus manos sobre mi bragueta bajándola rápidamente y antes de darme cuenta tengo los pantalones en los tobillos. La vuelvo a mirar y la veo sonreír.
-Ahora estamos igualados, mucho mejor-dice riéndose y la agarro por sorpresa haciéndola gritar mientras se ríe y la tumbo en la cama con cuidado colocándome yo a su lado mientras ataco su cuello.
-No sabes lo loco que me vuelve lo bien que hueles, y tu piel tan suave-digo acariciando su cintura.
Siento como me mira de una forma tierna mientras me acaricia la poca barba que empieza a crecer sobre mi barbilla mientras sonríe. Me quedo mirándola fijamente disfrutando de sus preciosos ojos esos que por mucho que mire no puedo llegar a averiguar cuál es su color.
-Rick…-la veo sonrojarse y sé que para ella es difícil todo esto, que quizás yo se lo esté poniendo demasiado difícil, estoy llevando esto a un nivel del que ella aún no está preparada.
-Kate…dejemos de hablar ¿sí? Disfrutemos del momento que estemos juntos, dejemos todo lo demás de lado-digo sonriéndola y veo que le he quitado un peso de encima y antes de que pueda pensar en ello la beso de nuevo situándome sobre ella y mientras siento como su cuerpo se vuelve a tensar pero esta vez de forma muy distinta.
Siento su cuerpo debajo del mío y enseguida sus piernas envuelven mi cuerpo acercándonos aún más. Me separo para mirarla y así mirándonos la penetro poco a poco hasta que nuestros cuerpos están unidos haciéndonos soltar un gemido a ambos.
Me muevo despacio sobre ella sin dejar de mirarla a los ojos, y siento como ella responder a mi mirada y no puedo evitar sonreír mientras siento como poco a poco mis movimientos van haciendo mecha a su cuerpo empieza a enrojecerse, mientras clava sus uñas en mi espalda intentando mantener el control.
Beso suavemente la punta de su nariz haciéndola sonreír mientras su respiración empieza a alterarse mientras ambos empezamos a movernos más y más buscando la liberación. Quería aguantar más, quería alargarlo mucho más, pero no podía, no podía hacerlo cuando me estaba muriendo por sentirme pleno de nuevo después de estar con ella.
-Rick, lo necesito, no pares-dice en mi oído y es lo que necesito para decidirme, no puedo parar ya, no puedo hacerlo cuando ella está deseándolo tanto o más que yo.
Continuo moviéndome y siento sus piernas clavarse en la parte baja de mi cintura haciendo que profundice aún más las envestidas mientras siento como clava sus uñas en mi espalda y nuestros ojos no dejan de mirarse ni un instante, no quiero perderme este momentos, no quiero dejar de ver cómo llega al éxtasis, y no tengo que esperar mucho, ojala hubiéramos aguando más pero la intensidad de nuestros movimientos, del roce de nuestros cuerpo y la intensidad que estaba sintiendo hoy con la conexión de nuestras miradas era demasiado. Cuando sentí como sus paredes se aferraban sobre mi pene ya no pude más y me deje llevar disfrutando de la conexión, disfrutando de lo que estaba sintiendo en este momento y de poder verla así.
Ambos nos quedamos como estamos mientras recuperamos el aire. Cierro los ojos para poder volver cuanto antes a la normalidad. Siento como me acaricia tiernamente la cabeza, mi pelo más corto que la última vez que hicimos esto y eso me hace sonreír.
-Menos mal que no te pasaste mucho cortándome el pelo, si no, no podrías tirar de él-digo riéndome y haciéndola reír.
Me levanto sobre mis brazos aguantando mi peso y le beso suavemente en los labios antes de retirarme del todo y colocarme a su lado con la espalda sobre la cama. Enseguida siento como se mueve y se coloca sobre mi pecho abrazándose con fuerza a mí. La agarro por la cintura apretándola también con fuerza y beso su sien.
-¿Estas bien?
-Sí, solo un poco cansada.
-Han sido días muy intensos.
-Si, por un lado tengo ganas de volver a la normalidad pero por otro lado…no quiero despedirme no me gustan las despedidas.
-A mí tampoco, pero esto tampoco es una despedida, ya te lo dije hace un año y medio y te lo vuelvo a decir.
-Y yo vuelvo a pedirte que no permitas que tardemos tanto en volver a vernos.
-No podría no hacerlo-digo sonriéndole-intentaré que no pase tanto tiempo, pero tú también tienes que poner de tu parte. No puedes usar las vacaciones para seguir preparándote, para un poquito.
-Sabes que es importante para mí.
-Lo sé, pero eso dificultad que podamos vernos.
-Lo sé. Pero cuando acabemos, cuando ya podamos vivir otra vida será más fácil.
-No tan fácil. Yo me quedare y tú volverás a irte.
-Pero ya no habrá un largo océano entre ambos. Será más factible vernos.
-Tienes razón. Además, se lo importante que es para ti conseguir todo esto, y lo vas a lograr. De momento, creo que podremos aguantar.
-Podremos-dice sonriéndome y la beso suavemente.
-Duérmete un poco.
-No puedo, debo irme. Tengo que ir a recoger algunas cosas y pasarme por el hospital un rato.
-Ok-digo de mala gana tragando saliva.
-Tengo miedo con mi madre…sé que está bien pero dejarla aun en el hospital me duele, ojala pudiera quedarme pero se lo prometí.
-Yo le echare un vistazo por ti, aunque como bien has dicho ella está bien.
-Eres un cielo-dice levantándose y vistiéndose mientras yo me mantengo tumbado sin dejar de mirarla y sintiendo como las lágrimas empezaba a hacer que me escocieran los ojos. La veo levantarse y hago trizas corazón y me levanto colocándome el bóxer y abrazándola por detrás.
-No voy a decir adiós, me niego a hacerlo, pero…-tomo aire-quiero acompañarte al aeropuerto.
-Está bien-dice dándose la vuelta y la veo ponerse seria al ver como no he podido mantener todas las lágrimas dentro, completamente controladas-hey, esto no es un final, además sabes que no puedo despertarme sin hablar contigo, ni acostarme así que…
-Está bien, ahí estaré-digo besándola y la acompaño hacia la puerta donde la veo partir sabiendo que en pocas horas tendremos que volver a despedirnos y otra vez sin saber hasta cuándo pero si sabiendo que otra vez iba a ser una despedida demasiado dura y que el dolor iba a durar demasiado tiempo.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí. Nos vemos mañana con un nuevo capítulo, otra difícil despedida para ambos y una sorpresa que imagino que no os gustara demasiado. Bueno avisados quedáis jaja.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 402
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Oct 10, 2016 1:57 am

Nos tocara otra despedida! por mas que ellos lo intenten saben de antemano que será difícil, Rick a pesar de eso esta dispuesto a ir al aeropuerto a despedirla.
Cuanto tiempo pasara para que acepten sus sentimientos??

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por claritacastillio el Lun Oct 10, 2016 9:22 am

Uuh otra vez se tienen que despedir! que feoo! Uhy que ira a pasar por dios que intrigaa!!!

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amistad, sexo y ¿Amor?-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:00 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.