No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por Ruth Maria el Jue Feb 23, 2017 1:08 am

AL fin ha aceptado sus sentimientos!! nos tienes en una angustia enorme!!

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 530
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 19

Mensaje por tamyalways el Jue Feb 23, 2017 9:38 pm

Buenos días, ya es viernes, la semanita ha pasado rapidita. Hoy es el último capítulo de la semana, fin de semana para descansar y pensar en que puede pasar jaja. Bueno gracias a todos y de verdad, esto empieza a ponerse al rojo vivo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 19
POV RICK
Estoy como un fantasma sentado en el escritorio de Kate sin dejar de mirar la pizarra, sin dejar de mirar esa foto llena de tanto dolor. Pienso en Kate como habrá podido salir de eso, no puedo ni imaginarme por lo que ha tenido que pasar desde ese día, no puedo ni imaginarme el dolor que ha tenido que sufrir. Ahora entiendo porque hacía las cosas, el miedo a enamorarse, el miedo de tener una relación, pero es una mujer joven con toda una vida por delante para vivirla y no es justo que se deje vencer, que tire por la borda su vida solo para que no vuelva a pasar. ¿Puede volver a pasar? Claro que puede volver a pasar, pero creo que cualquier hombre que la conozca, puede vivir sabiendo que puede pasarle, solo por poder vivir una vida plena a su lado.
-Si Kate te viera mirando sus cosas-dice una voz a mi lado sobresaltándome.
-¿Qué?-digo girándome y viendo a Lanie allí mirándome.
-Tu mano-dice señalándola con la cabeza y veo que esta abriendo los cajones, pero ni si quiera me había dado cuenta.
-Dios ni si quiera me había dado cuenta-digo ausente.
-¿Estas bien?
-¿Lo estas tu?
-Touché-dice con una pequeña sonrisa-pero estoy segura de que está bien, conozco a mi amiga y es una luchadora.
-Lo sé, pero tengo miedo de que haga una locura, una más-digo echándome hacia atrás mientras cierro los ojos.
-Estás cansado, deberías irte a descansar.
-No hasta que no la encuentren.
-Están todos haciendo lo que pueden, darán con ella.
-Ojala pudiera hacer algo.
-Por lo que sé has ayudado mucho.
-No sé, siento que no hago nada para ayudar y eso hace que me sienta frustrado.
-Te entiendo, yo ya he mirado todo lo que podía y voy a volver a hacerlo, pero me gustaría poder hacer más.
-Hey-dice Kevin llegando de repente y me levanto rápidamente esperando que venga con algo.
-¿La has encontrado?
-Todavía no, son muchos videos que ver, pero sale en el video. Estamos siguiendo a la furgoneta donde se la llevaron pero tenemos que seguir por todas las cámaras de la ciudad y es complicado. Estaba viva cuando salió de allí y luchando Rick-dice mirándome y trago saliva nervioso-deberías irte a descansar.
-No puedo.
-Pues al menos a darte una ducha. No tenemos que aguantar este olor-dice con una sonrisa y término asintiendo porque quizás me venga bien descansar un poco, una ducha rápida y a lo mejor cuando vuelva ya tengan algo más.
-Está bien, pero si tenéis algo, cualquier cosa…
-Te avisaré ya lo sabes.
-Bien-digo cogiendo mi chaqueta y dirigiéndome hacia el ascensor, cuando bajo voy a pedir un taxi pero los patrulleros que habían estado en casa de mi hermana vigilando aparecieron de la nada.
-Creo que alguien ha pedido un taxi-dicen con una sonrisa y me meto en el coche para irme a casa, pero al final decido cambiar el viaje y me dirijo hacia la casa de mi hermana, quería saber que estaban bien y necesitaba hablar con ella, necesitaba sus buenos consejos, sus ánimos y un buen abrazo de esos que siempre me levantan el ánimo.
Cuando llego a casa de mi hermana me bajo del coche y camino mirando alrededor, no puedo evitar estar en alerta. Entro dentro de casa como si nada, como siempre y se me ponen los pelos de punta de ver que no han cerrado ni la puerta.
-Hola Rick, ¿Dónde has estado?-dice mirándome con preocupación, supongo que mi cara no ayuda mucho.
-Por ahí-digo con una pequeña sonrisa para relajarla.
-Me ha dicho Kevin que las cosas se han puesto feas, no quiero que estés por ahí solo.
-Lo dice la que no echa la llave en al puerta.
-Es la costumbre.
-Pues ahora no puedes permitírtelo, lo digo en serio.
-A ti te ha pasado algo ¿no? a mí no me puedes engañar-dice tirando de mi hacia el sofá donde nos sentamos los dos uno cerca del otro y siento una presión en el pecho y entonces me derrumbo una vez más, sin poder evitarlo-Rick cariño-dice abrazándome y vuelvo a sentirme un niño de nuevo en brazos de mi hermana, mi segunda madre, pero esto es distinto, nunca antes he tenido tanto miedo en mi vida, bueno quizás cuando mi madre murió y nos quedamos los dos solos, pero ahí no tenía conciencia de lo que era perder a alguien a quien querías, ahora lo sé y no quiero pasar por ello, no puedo pasar por ello.
-Lo siento-digo separándome después de conseguir volver a mantener la compostura.
-No tienes que sentir nada, ¿Que pasa Rick? Y no digas que nada, te conozco muy bien.
-¿Te acuerdas de que te hables de que estaba viendo a alguien?
-Sí, pero no era serio.
-No, no lo era. Aunque supongo que estaba confundido.
-No me digas que ya has dejado a otra enamorada tirada.
-¿Qué? No, claro que no. El caso es que…está en una situación difícil, para no perjudicarme. Ha hecho algo importante por mí, muy importante y no sé qué hacer, dios esto es una locura.
-Haber que me ha quedado claro. Esa persona ha hecho algo en su contra solo para ayudarte. Me parece muy bonito, sin duda creo que la tienes loquita. Y por tu cara, me parece que a ti también te gusta.
-Creo que nunca…que nunca me he sentido así. Y ahora yo…
-Rick, ¿Qué es eso que ha hecho? Hablas como si hubiera dado su vida o algo así, tampoco será para tanto.
-No, no es para tanto, ni que se hubiera ofrecido a un asesino despiadado como intercambio por mí-digo como broma pero quizás demasiado serio.
-Rick… ¿Qué coño ha pasado?-dice mirándome fijamente y no puedo evitarlo más, tengo que hablar de forma clara.
-Esa chica…esa chica era Kate. Ha desaparecido, ha ido en su búsqueda.
-Joder…-maldice sorprendiéndome porque nunca le había escuchado una mala palabra.
-Estábamos viéndonos y el tipo ese nos hizo una foto, después de su pasado…
-Lo entiendo, no quería que te pasara lo mismo-dice mirándome y yo asiento mientras siento como ese nudo en mi estómago casi no me deja ni respirar.
-Pero ahora…ahora está en peligro y yo me siento como una mierda, apenas puedo respirar.
-Eso se llama amor cariño-dice con una sonrisa-verás como todo va bien.
-¿Y si no? no sé cómo podría vivir si le pasa algo y sabiendo que es mi culpa.
-No es tu culpa, ella es así, es una mujer que daría la vida por cualquier persona, es una mujer increíble, es normal que te hayas enamorado de ella.
-No vayas tan rápido, no he dicho que este enamorado.
-No hace falta que lo hagas-dice con una sonrisa dejándome con ese pensamiento rondando mi cabeza.
-Tito-escucho una vocecita que aunque no tenga ganas de sonreír hace que una sonrisa aparezca en mi cara siempre. Me pongo de pie y salgo a su encuentro agarrándola entre mis brazos y abrazándola con todas mis fuerzas, necesitaba llenarme de su ternura y de su inocencia.
-Hola princesa.
-Tito ¿estás triste?
-Un poquito.
-No quiero que estés triste-dice con esa carita que hace que me muera de amor.
-Dame un abracito ¿sí?-digo y enseguida se lanza a mi cuello con sus bracitos y me da muchos besos sacándome una sonrisa-te quiero mucho princesa.
-Y yo a ti tito-dice abrazándome de nuevo y siento como se me encoje el alma porque sin duda es la persona que más quiero en mi vida.
-Anda cariño, vamos a hacer la cena para los tres mientras el tito se da una ducha ¿sí? Huele mal-dice haciendo reír a la niña y poniendo mala cara.
-El tito huele mal-dice riéndose y haciéndome sonreír. Le doy un beso antes de dejarla en el suelo. Me acerco a mi hermana besándola a ella también.
-Gracias-digo con una sonrisa.
-Verás como todo sale bien-dice dándome un apretón antes de coger a su pequeña para llevarla a la cocina dejándome solo. Sin dejar de pensar en lo que hemos hablado, en mis sentimientos y sobre todo en cómo estará ella, en si estará bien y en si podré hacer algo para mantenerla a salvo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues lo dejo aquí, tampoco es que lo haya dejado en mal momento ¿no? podía haber sido mucho peor, sin quejas jaja.
Gracias a todos y nos vemos el lunes. Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Feb 24, 2017 1:48 am

No hay derecho, lo dejas en un punto donde no podemos reprochar nada, pero podemos pedir un capítulo extra la otra semana...
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 20

Mensaje por tamyalways el Dom Feb 26, 2017 10:03 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo después del fin de semana carnavalero de espera, espero que os guste, o que al menos no os disguste jaja. Gracias a todos por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 20
POV RICK
Vuelvo a la comisaria recién duchado y comido y tras charlar con mi hermana, me siento algo mejor, pero aun tengo ese nudo en el estomago que no me deja estar tranquilo, necesito que este bien, tanto que ahora mismo si pudiera me cambiara por ella, ¿eso significa que estoy enamorado? No lo sé.
Aparco en la misma puerta de la comisaria y veo a todos allí preparados como para salir. Corro para poder alcanzarlos antes de que se metan en el coche.
-Hey, ¿A dónde vais?
-Oh…-dice mirándome y sé que han encontrado algo.
-¿No ibas a avisarme?
-Lo siento Rick, pero lo que menos necesitábamos es a alguien por medio, puede ser peligroso.
-Me da igual, yo decido.
-En realidad no.
-Si quieres os sigo en mi coche-digo provocándole.
-Bien, móntate-dice abriendo la puerta y me lanzo antes de que cambie de opinión.
Siento como los nervios recorren mi cuerpo y la adrenalina hace que casi no este ni sentando en el asiento del coche. Espero unos segundos pero no puedo evitar saltar nada más salir el coche del aparcamiento.
-¿Qué habéis encontrado?
-La furgoneta.
-Pensé que habíais dado con Kate.
-Seguramente eso nos lleve a Kate.
-Pero no directamente.
-Rick, creemos que están en un almacén abandonado que esta a unos metros de donde se encuentra la furgoneta. Pero no lo sabremos hasta que no estemos en el lugar.
-¿Cuánta esperanza tenéis?-digo con la voz tomada.
-Queremos creer que esta ahí, por eso vamos preparado, y por eso vas a quedarte en el coche. No quiero que te muevas de aquí cuando lleguemos. Cuando todo pase yo te avisare.
-¿Cómo ibas a hacer cuando supierais algo?
-Rick, siento no haberte llamado, pero no lo teníamos claro.
-No querías llamarme.
-Bien, no quería llamarte-dice enfadado-no quiero tener que avisar a mi mujer de que su hermano está muerto-dice ya más bajito y entiendo su preocupación.
Me callo y el resto del viaje prefiero ir en silencio porque sé que merece al menos que me comporte mejor. Que no complique aún más las cosas porque seguramente no le ayude a Kate que yo siga molestando.
Veinte largos minutos pasan hasta que el coche se detiene y siento como todo mi cuerpo tiembla por lo que pueda pasar ahora, solo necesito que esta pesadilla acabe, solo necesito abrazarla y sentirla bien entre mis brazos.
-Quédate…
-Aquí, ya lo sé. Te prometo que no saldré ¿vale? Pero por favor…traedla de vuelta.
-Es lo que más queremos-dice dándome un apretón en el brazo y salen los dos del coche para reunirse con el resto.
POV KATE
Miro a mi alrededor buscando una escapatoria pero no encuentro ninguna y tampoco puedo concentrarme. Miro a su compinche, un chico pegado a un ordenador, sin duda el que ayudo a sacarlo. Pero es solo un niño y quizás pueda convencerlo para que me saque de aquí.
-Hey chico-digo llamando su atención.
-Me ha dicho que no hable contigo.
-Ya lo estás haciendo ¿no?
-Mierda-maldice y sonrió para adentro, sé que es débil y que puedo llegar a él.
-¿Cómo te has metido en este lio? Eres un chico listo y sabes que no vas a salir bien parado de esto-digo para meterle miedo pero de forma calmada y lo veo ponerse nervioso tanto que se le cae todos os trastes que tenía sobre la mesa.
-Él no va dejar que me pase nada, ya ha matado a un poli así que…-dice con una sonrisa y siento una presión en el pecho al oírlo hablando así de Tom.
-¿De verdad piensas eso? Ya lo pillamos una vez y lo vamos a volver a hacer.
-No, nos vamos a ir muy pronto los tres juntos-dice con una sonrisa y siento miedo al escuchar ese pronto, me quedo sin tiempo y tengo que hacer algo.
-En cuanto haya algún problema o seas un problema para él te dejara tirado en la cuneta, si hace falta hasta acabara contigo. Él me quiere a mí, tú le das igual-digo con una sonrisa como si nada y lo veo dudar, lo veo darle vueltas a eso que le acabo de decir pero entonces…
-No le hagas caso, para mi eres importante, gracias a ti estoy aquí-dice el hijo de puta apareciendo de la nada con una sonrisa y veo al chico sonreír y sintiéndose importante-vete a preparar todo-dice ya más serio y el chico sale corriendo enseguida.
-¿De dónde lo sacaste?
-Tengo fans detective. Es una pena que tenga que deshacerme de él ¿verdad?-dice con una sonrisa y siento pena por ese niño, porque era lo que era un simple niño.
-Eres un hijo…
-Ya sabes que puedes llamarme Jerry-dice con esa sonrisa lasciva pasando su mano por mi brazo haciendo que me estremezca.
-No me toques-digo escupiéndole en la cara y me agarra con fuerza por la mandíbula haciéndome daño.
-Vas a respetarme, eso te lo juro-dice con cara de odio y yo trago saliva, siento que mi final está cerca y ya no sé qué más hacer para salir de esto-ya queda poco, en cuanto tenga unas cosas nos iremos y no volverás a ver a nadie más, no tendrás más remedio que quererme solo me tendrás a mí-dice con una sonrisa y trago saliva mientras aguanto el dolor.
De repente oímos ruido un ruido que él no espera porque le cambia la cara por completo. Se mueve un poco por la sala en busca de su pistola y tras encontrarla se acerca de nuevo a mi soltándome de la pared pero aun con las esposas sobre mi mano.
-Como se te ocurra decir algo estás muerta y ellos también-dice en mi oído haciendo que me estremezca de dolor, rabia y asco. Y aunque quiero gritar que estoy aquí no lo hago porque aunque no quiero morir menos quiero que le pase algo a quien haya entrado, ojala fueran los chicos, pero era poco probable que llegaran hasta aquí.
Quiero quedarme aquí porque sé que a quien se encuentre por su paso va a matarlo, pero él parece que quiere seguir con su juego, quiere matar a alguien y me empuja para que ande hacia las otras salas para que podamos salir, pero cuando vamos a salir por la puerta entra el niño corriendo.
-Esta todo lleno de policías, van a cogernos, ella tenía razón.
-Cállate ¿Si?-le grita enfadado.
-Pero como que me calle, nos van a matar o nos van a meter en la cárcel, yo no quiero ir…-pero no le deja acabar cuando le clava una bala entre ceja y ceja haciéndome encoger por el miedo y la impresión.
-¿Qué coño haces? Es solo un niño-digo dándome la vuelta y golpeándolo como puedo con las manos atadas.
-Un niño que ya no me sirve. Esto acaba aquí Kate.
-Sí, no vas a salir vivo de esta.
-Eso ya lo veremos. Pero si caigo me llevo a unos cuantos por delante, eso no lo dudes-dice con esa sonrisa que me da miedo, porque sé que lo dice en serio y no puedo dejar de pensar en mis compañeros, en que puedan estar en peligro por mi culpa y grito como una loca.
-Iros…no entréis es una trampa-grito con todas mis fuerzas mientras puedo antes de que él me tape la boca con fuerza.
-Eres una zorra, pero me encantas-dice con una sonrisa empujándome delante de él para que camine, yo solo espero que me hayan oído y hayan salido de aquí.
El miedo me paraliza, porque sé que hoy ha llegado mi día, hoy ha llegado mi final. No podrá matarlo mientras yo este delante de él como su escudo, pero tampoco permitiré que él pueda matar a alguien, ya lo tengo aceptado que hoy voy a morir y voy a hacer todo lo que este en mis manos para que él también lo haga, para como él bien ha dicho, esto se acabe aquí, ahora y para siempre.
Mis últimos pensamientos se van a Tom, a como él dio su vida por mí, a como sería su vida ahora si no lo hubiera hecho, pero también se me va a él, y una sonrisa se forma en mi cara, porque a pesar de mi lucha, estos días con él han sido especiales, me he dejado llevar por momentos a pesar de mi lucha, y han sido momentos increíbles, él es increíble. Solo espero que entienda lo que hice, que entienda que no podía vivir pensando que le había pasado algo por mi culpa, solo espero que esto le sirva para poder vivir una larga vida. Cierro los ojos concentrándome en lo que va a pasar y estoy tranquila y en parte aliviada, porque sé que esto toca a su fin.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hay que esperar hasta mañana para ver cómo sigue, parece que Kate está dispuesta a dar su vida para salvarlo a él y a sus compañeros, la guerra llega a su final.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Feb 27, 2017 1:06 am

Oh, my God! Oh, my God! es increíble como te las arreglas para dejarlo en la menor parte y sin forma de cambiar nada...
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21

Mensaje por tamyalways el Lun Feb 27, 2017 9:51 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os guste y por si acaso los que seais demasiado sensibles, tened algún pañuelo cerca, solo para los más sensibles. Gracias por seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 21
POV KEVIN
Entro y siento frialdad en el ambiente, es como si supiera que algo malo va a pasar. Miro a mi derecha y veo allí a Javi y eso me relaja, juntos siempre somos mejores. Me mira y con un asentimiento seguimos hacia delante y damos paso al segundo grupo. Afilo mi oído para ver si oigo algo pero no oigo nada y no sé si eso es bueno o malo, tanto silencio me pone los pelos de punta. Vamos pasando sala tras sala y no encontramos nada, de momento está todo vacío y empiezo a perder la esperanza cuando de repente oigo un disparo de una de las salas más al fondo y miro a Espo que piensa lo mismo que yo. Con un gesto aceleramos el paso y el escuadrón nos sigue de cerca.
Siento la adrenalina recorres mis venas y sigo de cerca a Javi, no puedo dejar de mirarlo, tengo que protegerlo como él hace conmigo. Cuando giramos la última puerta encuentro una imagen que me crea un nudo en el estómago. Allí hay un chico tirado en el suelo brotando sangre de su cabeza, sin duda muerto. Al final de la sala hay una pequeña puerta que está abierta y sé sin tener que mirarlo que Javi también la ha visto. Nos juntamos y juntos atravesamos la puerta que llega a un pasillo oscuro y estrecho, sin lugar a dudas un gran sitio por el que poder escapar. Saco una linterna y sigo a Javi hacia el interior.
Siento miedo en mi cuerpo, estoy con todos los sentidos puesto en mí alrededor, pero corro rápidamente detrás de Javi sin perder el tiempo, tenemos que salvar a Kate, tenemos que hacerlo.
Se ve luz al final del túnel y Javi mira un segundo hacia atrás para que esté preparado y aprieto entre mis manos la pistola lista para disparar. Salimos al exterior despacio mirando a nuestro alrededor y antes de que lo viera ya está Javi avisándome.
-A tu izquierda-cuando me giro veo allí a ese hijo de puta con su sonrisa puesta y con una Kate aterrada delante de él, usándola como escudo humano.
-Kate…-grito nervioso por verla así, aunque sé que lo menos necesita en estos momentos es que estemos nerviosos, debemos ser los profesionales buenos que somos.
-Kevin, Javi no le hagáis caso en nada-dice Kate tranquila como siempre.
-Cállate. Da igual lo que digas de aquí no sale nadie vivo.
-Jerry no creo que sea oportuno que dispares, si lo haces no saldrás con vida de aquí-digo con tono alto pero tranquilo y como respuesta obtengo una risa de su boca.
-¿Quién te ha dicho que me importe salir con vida de aquí? me da igual morir, pero ella se viene conmigo y quizás alguno de vosotros. ¿Quién quieres ser el primero?-dice con una sonrisa y le apunto pero no tengo tiro, y sé que tengo que hacer algo porque sé que habla en serio, no tiene nada que perder y querrá hacer el mayor daño posible antes de que pase lo que tenga que pasar, pero no puedo disparar, no mientras Kate siga a tiro.
-Javi, dispara-dice Kate muy segura, supongo porque piensa que él tiene mejor tiro, y no me ofendo es así. Pero sé que Javi tampoco lo hará, no mientras haya alguna posibilidad de darle a ella.
Lo veo tirar aún más de ella haciendo aún más imposible el disparo certero y siento como me pongo aún más nervioso cuando apunta con fuerza la pistola sobre la cara de Kate la cual hace una mueca sin duda por el dolor y sé que se nos está acabando el tiempo.
Miro a Kate para ver si está tranquila y la veo haciéndose la fuerte aunque tiene que dolerle todo el cuerpo por como la tiene agarrada. Pienso, le doy muchas vueltas a todo lo que he aprendido y he vivido en otros muchos casos que hemos llevado, pero no encuentro solución, no es fácil cuando es tu amiga, tu compañera, la que está en peligro. Siento como me tiemblan las manos de mantener la pistola en su dirección y empiezo a sudar, nunca he sido bueno en estas situaciones. Miro a Kate y veo un leve movimiento con su cabeza, sé que es algún tipo de código, pero no sé qué va a hacer. Pero sé que va a hacer una tontería, pero antes de poder impedírselo la veo moverse rápidamente golpeándole en la pierna y se gira rápidamente para poder encararlo. Ambos luchan por poder controlar la pistola y no lo tengo a tiro, lo intento pero Kate está en medio y no puedo hacerlo y entonces….entonces oigo un disparo y se me para el corazón en ese instante, se me para de miedo pero nada que ver con cómo se me queda cuando veo como Kate se separa de él y tambaleándose acaba tirada en el suelo. Lo tengo a tiro y él a mí y me quedo paralizado, solo puedo mirar a Kate allí tirada mientras se desangraba y entonces otro tiro llega a mis oídos y siento que debo sentir un dolor atroz pero no lo hago. Cuando miro de nuevo Jerry esta tirado en el suelo con un tiro certero entre ceja y ceja. Siento de repente una mano en mi hombro haciendo que me sobresalte pero cuando lo miro allí está mi compañero, acaba de salvarme la vida.
Ambos reaccionamos a la vez y salimos corriendo a ver a Kate, esta tirada en el suelo desangrándose y me mira con los ojos llenos de lágrimas mientras me agarra de la camisa.
-Rick…
-Está bien Kate, y tú vas a ponerte bien, te lo prometo-digo sacando mi teléfono y llamando a la ambulancia, solo rezando para que llegaran a tiempo.
POV RICK
Estoy nervioso, no puedo dejar de estar quieto y quizás si no es porque han dejado a dos patrulleros aquí conmigo para impedirme entrar, quizás ya estaría dentro, y si quizás estaría muerto pero no estaría aquí matándome de impaciencia el no saber nada. Se han escuchado varios disparos hace un rato y tengo miedo, mucho miedo. Me siento de nuevo en el coche porque ya no sé qué más hacer y juego con mi móvil en la mano sin poder parar. Entonces oigo sirenas que se acercan, sirenas de una ambulancia y vuelvo a salir del coche.
Veo como una ambulancia para justo al lado del coche y como dos camilleros bajan una camilla y salen detrás de otro que debe ser el médico. El pánico me paraliza durante unos segundos, pero no tardó mucho en salir corriendo detrás de ellos a pesar de que los patrulleros salen detrás de mí. Corro con todas mis fuerzas para no perderlos y huele cada vez más a pólvora y siento como se me revuelve el estómago. Cuando giro la esquina detrás de los médicos, me quedo paralizado al ver a Kevin allí de pie completamente descompuesto y lleno de sangre. Los médicos se arrodillan sobre un cuerpo que esta sobre el suelo, un cuerpo que enseguida reconozco y siento que se me para el corazón.
Corro rápidamente hacia el cuerpo acercándome y cuando lo hago la veo allí tirada rodeada de sangre y siento como mi cuerpo tiembla de miedo. Quiero acercarme, quiero ver que está bien, lo necesito, necesito tocarla, hablar con ella pero enseguida Kevin tira de mí alejándome de ella.
-Kate…necesito…necesito saber que está bien.
-Rick, no puedes…no puedes hacer ahora nada, ellos tienen que ayudarla.
-Está…-pero me callo porque no puedo seguir.
-Se pondrá bien, es fuerte y lo sé-dice con lágrimas en los ojos y me rompo yo también sintiendo como me abraza y me mantiene de pie.
-Necesito que se ponga bien-digo rompiéndome.
-Lo hará-dice con miedo en la voz porque sin duda estaba mal, demasiado mal.
Miro como la montan en la camilla y me separo de Kevin para irme a su lado. La puedo ver por unos segundos, su piel, su hermosa piel esta blanca, demasiado blanca y brota sangre de su cuerpo. Tengo miedo pero me acerco un poco más hasta que toco su pelo apartándoselo de la cara y me acerco despacio para darle un beso y susurrarle una súplica.
-Por favor, aguanta Kate…aguanta…-hago un gesto a los médicos y salen con ella de aquel maldito lugar y yo les sigo de cerca, no pienso alejarme más de ella, no pienso volver a hacerlo nunca.
CONTINUARÁ…
Bueno pues sintiéndolo mucho…mañana no hay capítulo tendréis que esperar hasta el jueves. Bueno venga voy a ser buena, queda poco muy poco para los 100 comentarios en fanfiction. El que sea el comentario 100 podrá elegir un capítulo extra durante esta semana el día que quiera. A ver quién lo consigue Wink
Otro día haré un juego para los del forocastle, no perdáis la esperanza Wink
Estad atentos, porque el gane puede pedir el capítulo para mañana y no tendréis que esperar tanto. Gracias a todos y espero que no hayan necesitado pañuelos jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways

avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Mar Feb 28, 2017 1:08 am

Eso es jugar con las ilusiones.. No puedo creer el momento en él que dejas la historia..y planteas un juego.. Oh, my God!
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Mar Feb 28, 2017 1:21 am

No se si seré el comentario 100 , pero quiero capítulo mañana.. No puedo esperar con esta angustia sin saber que va a pasar con kate.. Esperó que quien gane escoja mañana.. Rolling Eyes
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Mar Feb 28, 2017 3:07 am

Ya se sabe si tendremos cap mañana.. Alguien ya escribió él comentario 100.. Hay una luz.. Alguiennnn.. Oh, my God!
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por tamyalways el Mar Feb 28, 2017 11:19 am

Puedo confirmar y confirmo que mañana habrá capitulo extra porque así lo ha decidido la persona que ha dejado el comentario 100. Así que mañana seguimos con la historia a tope Happy Clap
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Mar Feb 28, 2017 3:54 pm

Podemos saber el nombre de la persona que nos hizo él milagro de convertirse en él comentario 100 y darnos esta alegría, porque mínimo se merece la dedicación del cap..que estará de infarto.
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 22

Mensaje por tamyalways el Mar Feb 28, 2017 9:22 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, el capítulo extra por llegar a los 100 comentarios. Esto es gracias a vosotros, a todos vosotros, pero en especial quiero dedicárselo a Alba por conseguir ser el número 100 y decidir que fuera hoy cuando hubiera este capítulo extra. Así que para ti va dedicado el capítulo y para ti deben ir hoy los agradecimientos.
Gracias a todos por seguir siempre ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 22
POV RICK
Sigo la camilla de cerca hasta que salimos fuera de aquel maldito almacén, cuando va a meterla en la ambulancia me adelanto para intentar ir con ella, no quiero separarme.
-¿Puedo ir?
-No, lo siento pero necesitamos espacio. Es lo mejor-dice mirándome serio para que lo entienda y yo asiento aunque no me quedo tranquilo. Me acerco un segundo dejando un suave beso sobre su cabeza y le susurro.
-Estoy aquí Kate, siempre-y vuelvo a dejar otro beso en su cabeza antes de alejarme para poder dejarla marchar a pesar del fuerte dolor que eso me acarrea.
-Rick…-escucho como me llaman y cuando me giro allí esta Kevin-vamos-dice haciendo un gesto hacia el coche donde ya estaba su compañero y tras echar una ultima mirada a la ambulancia, salgo corriendo hacia el coche.
Mientras seguimos a la ambulancia no puedo dejar de darle vueltas a todo, a que ha pasado, a porque Kate esta ahí, a porque ha tenido que pasar todo esto. Siento que me duele todo el cuerpo, la cabeza, el alma, apenas puedo respirar y me siento cansado por no haber pegado ojo durante mucho tiempo. No sé que es lo que me esta pasando, pero supongo que nunca he pasado por algo igual y espero no tener que volver a pasarlo nunca.
-Hey tío-llama mi atención Javier-Kate es como mi hermana, la conozco hace ya mucho tiempo y hemos pasado por muchas cosas, va a salir de esta tenlo claro-dice mirándome por el espejo serio y muy seguro de lo que estaba diciendo, y yo quiero creerlo, quizás lo necesite aun más que nada y por eso asiento y intento cerrar los ojos para no pensar en lo malo, para intentar que esto acabe cuanto antes.
El tiempo pasa y seguimos a la ambulancia y tengo pánico de lo que puede estar pasando ahí dentro de ella, necesito verla, hablar con ella para quedarme tranquilo, pero mientras no lo haga no puedo dejar de estar cagado.
Llegamos al hospital y casi me tiro del coche en marcha. Salgo rápidamente detrás de la camilla donde llevan a Kate y la alcanzo cuando entra en el hospital y le agarro de la mano mientras sigo a la camilla hasta que paran cuando llega un médico. A pesar de que sé que tengo que dejar a todos hacer su trabajo no puedo separarme de ella y mientras el médico hace su trabajo yo no dejo de mirarle y de tocarla, necesito sentirla.
Escucho como los médicos hablan, la miran, la tocan, sé que están haciendo todo lo que tienen que hacer, pero me encantaría poder estar a solas con ella, decirle que estoy aquí, que tengo miedo, que necesito que este bien, y me encantaría que me respondiera, sin duda, nada de sentimentalismos. Necesito oírla, lo necesito demasiado.
-Hey, ¿Eres de la familia?
-Yo…si-digo seguro.
-Tenemos que llevárnosla al quirófano, en cuanto sepamos algo os avisaremos ¿sí?-dice mirándome y yo asiento ausente mientras se alejan con ella y yo vuelvo a sentir un nudo en el estomago.
-Hey-escucho como me llaman y cuando me giro allí están los dos-¿Dónde esta? Casi te tiras del coche.
-Se la han llevado a quirófano.
-Bien, vamos a tomar un café te vendrá bien.
-No quiero moverme de aquí, han dicho que nos avisarían cuando supieran algo.
-La operación va a tardar.
-Pero…-no acabo porque veo salir a uno de los paramédicos que la habían atendido y casi lo atropello-¿Cómo está? Puede decirme algo-digo casi suplicando.
-La chica está mal, pero por lo poco que hemos podido ver de camino hasta aquí, no es tan grave como parece, la bala salió y no creo que haya tocado ningún órgano principal, pero aun no sé puede saber del todo, no hasta que no abran y vean lo que hay. Pero es fuerte y creo que todo va a ir bien, estate tranquilo que tu chica va a salir de esta-dice con una sonrisa dándome un apretón en el brazo antes de dejarnos allí a los tres, y aunque aún siento miedo por no verla ni hablar de ella, me siento algo más relajado.
-¿Ahora si vamos a por ese café?-dice Kevin con una sonrisa y asiento saliendo detrás de él.
Nos sentamos en el bar pero a pesar de todo no podía parar quieto, quería relajarme porque sentía que el pecho me iba a estallar, pero no podía parar quieto. En ese instante escucho a alguien gritar el nombre de Kevin y cuando me doy cuenta esta mi hermana abrazándose con fuerza a su marido y me hace sonreír el verlos así.
-Cariño ¿Estas bien?
-Si lo estoy ¿no me ves?
-¿Qué ha pasado?
-Kate…está en quirófano, la han disparado.
-Oh dios mío-dice tapándose la boca por la conmoción. Entonces la veo que se acerca a mí y me levanto para recibir su abrazo porque sin duda lo necesito y sé que siempre me viene bien-¿Estas bien? Como vas a estarlo. Anda ven-dice volviendo a abrazarme y sacándome una pequeña sonrisa.
-Estoy bien dentro de lo que cabe. Estamos esperando noticias.
-¿Habéis llamado a Lanie? ¿Y a su padre?
-¿A su padre?
-Sí, su padre.
-No sabía…nunca me ha hablado de él.
-Su madre murió hace unos años, pero su padre vive en la ciudad, se ven poco pero se quieren mucho y debería saberlo.
-No tenemos como llamarlo-dice Kevin defendiéndose.
-Llamad a Lanie ella sabrá como localizarlo.
-Está bien, yo lo hago-dice Espo saliendo de la cafetería.
-Creo que deberíamos volver, quizás ya se sepa algo.
-Rick…
-No estoy haciendo aquí nada solo esperar, así que prefiero esperar mejor allí.
-Bien, yo te acompaño. Tu deberías irte a cambiar cariño-dice mirando a Kevin que está manchado de sangre, hasta este momento ni me había dado cuenta-trae algo de ropa también para Rick-dice mirándome y sin duda no podía tener la mejor imagen posible, pero me daba igual.
Caminamos los dos juntos hacia la puerta del quirófano y nos sentamos los dos con las manos entrelazadas. En ese momento suena mi teléfono y cuando lo saco veo el nombre de Gina en el teléfono y con las mismas me lo vuelvo a meter en el bolsillo.
-¿Vas tarde con otra entrega?-me pregunta señalando con la mirada mi bolsillo donde está el móvil y aunque no me importa ahora mismo nada de eso, sé que lo hace para que no piense en Kate.
-Voy adelantado, todo va bien en ese sentido.
-¿Algún bestseller a la vista?
-Seguramente-digo con una sonrisa pensando de donde salió toda mi inspiración-de repente encontré una musa y todo fue rodado-digo con una sonrisa.
-Dios, mi hermanito está enamorado-dice con una sonrisa y yo ya no me sorprendo con sus palabras, ya no me suenan mal ni raro, porque sí, estoy enamorado de ella, sin duda lo estoy-¿No lo vas a negar?
-Para que-digo con una sonrisa.
-Dios vais a ser una pareja increíble.
-No creo que ella haya cambiado de golpe con lo de tener una relación.
-A veces nos pasan cosas que hacen que nos demos cuenta de que es lo verdaderamente importante, a ti te ha pasado.
-Lo sé, pero esto quizás haga lo contrario en su caso.
-Puede, pero conozco a mi hermanito y sé que es fácil enamorarse de él-dice sonriéndome-sé que le importas, lo suficiente como para hacer locuras, no será fácil dejarlo todo eso atrás. Es fácil mientras no haya sentimientos pero una vez pasada esa barrera es difícil luchar contra eso, pero la conozco Rick, si necesita su espacio, si necesita un tiempo, dáselo. Pero no dejes que se lo piense mucho, no te alejes mucho.
-No me alejo pero le doy su espacio ¿Cómo lo hago?
-Llegado el momento lo sabrás, eres listo Rick-dice con una sonrisa haciéndome sonreír, y en ese justo momento veo como los médicos salen del quirófano y me levanto rápidamente para interceptarlos antes de que se fueran-¿Cómo está?
-Está fuera de peligro, pero aún tenemos…-pero no acaba de decírmelo cuando aparece un hombre corriendo por el pasillo sin dejar de gritar preocupado.
-¿Dónde está mi hija?-y no hace falta que diga más, sé que es él, sé que es el padre de Kate.
CONTINUARÁ…
Bueno pues aquí lo dejamos por hoy, solo hay que esperar 24 horas más para seguir, tampoco es tanto ¿no? jaja. Bueno daros las gracias como siempre y os recuerdo que aún queda más de la mitad de la historia, esto solo acaba de empezar.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 23

Mensaje por tamyalways el Miér Mar 01, 2017 9:36 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo este ya no es extra pero bueno igual de importante ¿no? jaja. Bueno pues espero que os guste y gracias siempre por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 23
POV RICK
-Señor Beckett, tranquilo el doctor…
-¿Y tu quien eres?-dice mirándome con rabia y con miedo, sobre todo mucho miedo.
-Lo siento, soy amigo de su hija.
-Lo siento, estoy nervioso yo…necesito verla-dice casi rompiéndose y me doy cuenta de lo mal que esta y sin duda lo entiendo.
-No pasa nada, el doctor estaba diciéndonos como estaba. ¿Doctor?
-Cómo iba diciendo, está fuera de peligro-dice y lo veo soltar todo el aire que tenia retenido-tenemos que tener cuidado con las infecciones y con los puntos, pero lo peor será la recuperación, será dura y lenta, pero ya ha demostrado que es una luchadora así que todo ira bien.
-¿Puedo verla?-pregunta su padre casi atropellando al doctor.
-En un par de horas empezara a salir de sedación y entonces podrá entrar a verlo. Pero solo podrá entrar uno de vosotros.
-Bien-digo mientras acompaño al padre de Kate para que se siente en una silla.
-Hola, yo soy Jenny-dice mi hermana presentándose-soy la mujer de Kevin, Kevin es…
-Su compañero lo sé. Me habla mucho de ellos, supongo que para tranquilizarme.
-Kevin hace lo mismo-dice con una sonrisa.
-Siento lo de antes chico-dice mirándome-soy Jim el padre de Kate.
-Yo soy Rick, soy amigo de Kate y hermano de esta de aquí-digo con una sonrisa y lo veo sonreír.
-Encantado de conocerte. Habla mucho de sus compañeros de trabajo, no sabía que tenía amigos fuera de esto.
-Cosas de la vida.
-¿Cómo ha pasado todo?
-Bueno no sé mucho quiero decir…
-Sé que ese tipo estaba de nuevo fuera, Kate me aviso para que me fuera de la ciudad, pero no podía irme sin mi hija.
-A mí me pidió lo mismo y tampoco le hice caso, quizás si se lo hubiera hecho ella…-digo dándome cuenta en ese instante de que quizás lo que había pasado era por mi culpa.
-Da igual lo que estés pensando ahora mismo, conozco a mi hija y aunque nadie estuviera en peligro se hubiera tirado de cabeza a por él.
-Puede ser-digo pensativo.
-Créeme que así es-dice como si supiera que me estaba comiendo la cabeza por la culpabilidad que estaba sintiendo y sin duda consigue que al menos lo dejo por un momento.
Nos sentamos los tres a esperar en silencio, un silencio necesario y tranquilo después de tanta tormenta. Cuando ya llevamos casi una hora allí sentados aparece Lanie, Kevin y Javier.
-Hola.
-Hola-respondemos los tres a la vez.
-Te he traído algo de ropa-dice entregándomela y me levanto para ir a cambiarme al baño, pero antes de poder moverme Lanie se acerca y me abraza sacándome una sonrisa.
-¿Bien?
-Mejor-digo con una sonrisa caminando con la ropa limpia hacia el primer baño que encuentro.
Me lavo un poco como puedo y me coloco la ropa limpia que me ha traído Kevin. Me miro al espejo y tengo muy mala cara, estoy cansado y eso empieza a notarse en mi cara y mis hombros hundidos. Cojo la ropa sucia y no sé qué hacer con ella. La meto dentro el cubo de basura y allí la dejo, no quiero nada que me pueda recordarme a este día de mierda.
Cuando salgo, allí están todos reunidos, bueno todos, todos no, faltaba el padre de Kate. Me acerco quedándome de pie al lado de ellos.
-¿Dónde está el padre de Kate?
-Lo han llamado para verla.
-¿Ya ha despertado?
-Esperaban que tardara poco en hacerlo, por eso lo han llamado.
-Eso es bueno ¿no?
-Es muy bueno-dice Lanie abrazándome y yo sonrió más relajado.

POV KATE
Me siento algo adormilada y desorientada. Intento abrir los ojos pero escucho a alguien diciendo que me lo tome con calma y así lo hago. Lo intento varias veces más hasta que consigo ver una luz cegadora. Entonces oigo una voz, otra voz distinta, pero esta voz si la conozco, me es muy familiar.
-Cariño, estoy aquí. Tranquila-dice mientras me acaricia y sé que es mi padre, y me mata saber que está aquí, que está pasando por esto.
-Papa… ¿Qué haces aquí?-digo con dolor por la sequedad de la garganta y enseguida él acerca un vaso para que pueda beber un poco.
-¿Dónde quieres que este? Estoy donde tengo que estar, ojala no tuviera que estar pero mi hija es una loca que está rodeada de locos.
-Con quien mejor-digo bromeando con una sonrisa y saco una leve sonrisa de la su boca.
-¿Estas bien?
-Yo…-y entonces recuerdo porque estoy aquí y todo se me viene encima-¿Rick? ¿Dónde estar? Necesito verlo, ¿Está bien?-digo demasiado exaltada, pero necesitaba verlo para saber que estaba bien, sino nada de esto ha merecido la pena.
-Hey cariño, tranquila.
-Rick…necesito verlo-digo tosiendo por la maldita sequedad. Lo veo mirar al médico y eso me hace ponerme aún más nerviosa-¿Qué pasa? ¿Dónde está?
-Tranquila, el chico está bien, muy bien de verdad, pero no puedes recibir más visitas por hoy.
-Por favor…-suplico como nunca antes lo he hecho en mi vida.
-Doctor-dice mi padre sin duda preocupado y el doctor asiente.
-Está bien, pero solo dos minutos y tendrá que salir.
-Está bien-dice mi padre acercándose hasta darme un beso-cuídate y pórtate bien cariño, tienes que cuidarte.
-Lo haré-digo con una sonrisa pero enseguida hago una mueca por el dolor que me causa.
Salen todos menos una enfermera que se queda allí mirando los cables que tengo conectado. Luego me mira y me dedica una sonrisa antes de salir de la habitación para dejarme completamente sola. Me siento cansada pero me obligo a mantener los ojos abiertos.
Intento incorporarme un poco y me destapo para verme la herida, pero estaba tapado y aunque dolía bastante, estaba viva que ya era bastante.
Estoy moviéndome para conseguir una buena postura cuando escucho como se abre la puerta, cuando levanto la mirada veo una figura allí de pie con el pijama verde, el gorro y la mascarilla. No hace falta que se acerque ni que hable para saber que es él.
-Rick…-digo emocionada de verlo bien y aunque no quiero llorar no puedo evitar hacerlo.
Se acerca a pasos rápidos hacia mí y me coge de la mano con cuidado como si fuera a romperme. Me limpia con cuidado las lágrimas y aunque solo puedo verle su mirada sé que está sonriendo.
-Nada de sentimentalismos ¿no?-dice sacándome una risa que hace que me duela la herida pero me da igual, él está aquí y está bien y eso es lo más importante.
-Rick, quítate la mascarilla-le suplico porque necesito mirarle a los ojos, a la cara, ver su sonrisa.
-Kate…no sé si…
-Quítatela-digo más segura y aunque no está muy seguro al final se la quita dejándome ver su cara.
-¿Así mejor?
-Mejor-digo con una sonrisa y él también me dedica una y me alegro de poder verla.
-Solo me han dado dos minutos, pero me alegro de verte. Necesitaba esto para…saber que estabas bien.
-Yo también, Rick siento mucho todo…
-Lo sé, no te preocupes por eso ¿sí? Ahora lo importante es tu recuperación, y voy a estar contigo pase lo que pase-dice serio mirándome como intentando hacerme entender que nada de lo que dijera o hiciera pudiera alejarlo de mí, y por ahora estoy bien con eso, quizás porque estoy con las defensas bajas, pero ahora solo pienso en que lo necesito y necesito tenerlo cerca-ahora solo piensa en recuperarte ¿sí?-dice y yo asiento.
-Me alegro de que estés bien-digo con un nudo en el estómago.
-Ya hablaremos más adelante de todo esto, pero ya sabes que no estoy de acuerdo con todo lo que has hecho, pero ahora necesitas descansar.
-Está bien-digo sin querer soltarlo.
-Descansa-dice agachándose lo justo para dejar un suave beso en mi cabeza y sonrió al sentirlo cerca, es real, está bien y esta pesadilla ya ha llegado a su fin, al menos esta batalla la he ganado.
-¿Estarás aquí cuando despierte?
-Estaré aquí-dice con una sonrisa antes de salir por la puerta dejándome otra vez sola pero esta vez mucho más tranquila por poder verlo, por verlo bien, porque ahora si merece la pena todo el dolor del mundo. Pero ahora, tengo que pensar mucho en todo, siento algo por él mucho mayor de lo que podía permitirme, y si esto me ha enseñado algo, es que si llevaba esa vida solitaria era por algo, el peligro está a mi alrededor, y me importa tanto que quizás tenga que alejarlo, pero ¿Cómo lo hago?
CONTINUARÁ…
Bueno, pues ya se han visto y parece que todo va muy bien, pero parece que Kate sigue pensando lo mismo, quiero protegerlo, pero como ella mismo se pregunta ¿Cómo lo hace?
Mañana más para acabar la semanita y veremos cómo lo van haciendo, sin prisas que queda aún mucho por descubrir de esta historia.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 24

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 02, 2017 9:34 pm

Buenos días, os dejo con el último capítulo de la semana, espero que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 24
POV RICK
Salgo más tranquilo después de conseguir verla y hablar con ella. Estaba bien y fuerte como siempre a pesar de haberse derrumbado, pero sabía que iba a pasarlo muy mal con la recuperación y sin duda eso iba para largo, pero yo iba a estar ahí para ella quisiera o no.
Camino hacia fuera y me los encuentro allí a todos reunidos. Enseguida se levantan todos cuando me ven llegar.
-¿Cómo la has dejado?-dice su padre sin duda preocupado.
-Más tranquila, estaba cansada así que imagino que estará ahora mismo dormida-digo con una sonrisa y mi hermana viene enseguida para abrazarme y yo se lo agradezco porque lo necesitaba.
No sentamos todos alrededor y enseguida aparece Kevin con cafés para todos, me siento alejado del resto durante un rato, necesito algo de soledad para poder pensar, para poder descansar un poco del estrés que acabamos de pasar. Llevo apenas unos minutos aquí sentado cuando aparece el padre de Kate.
-¿Puedo sentarme?-pregunta y yo asiento mientras señalo la silla que tengo al lado-yo…no sois solo amigos ¿no?-pregunta de repente sorprendiéndome.
-Somos amigos…quiero decir no somos pareja propiamente dicho porque ella me lo dejo bien claro nada más conocernos.
-No me sorprende.
-A mí ahora tampoco, lo entiendo pero no lo comparto. Entiendo que ha sufrido mucho y que es complicado con su trabajo, pero no puede dejar de intentar ser feliz solo por miedo.
-Eres muy listo chico-dice con una sonrisa y sacándome una sonrisa a mí-¿Te gusta?
-¿Cómo no va a gustarme? Tienes una hija increíble. Es verdad que en un inicio a mí me gusto eso de no tener nada más ¿sabes? La verdad es que yo soy un poco en ese sentido a ella, pero era por ahora, por ese momento no estaba preparado, pero estaba seguro que en un futuro si quería una relación. Ella tiene eso borrado y cerrado en su vida. Hice todo lo que ella quería solo porque estaba bien solo con estar a su lado, pero ahora…no estoy seguro de tener solo lo que teníamos hasta ahora.
-Estás enamorado-dice sorprendiéndome, pero no espera respuesta es más una afirmación.
-Solo espero que salga de esta, lo demás puede esperar.
-¿Puedo darte un consejo?
-Claro-digo mirándole atentamente.
-Conozco a mi hija y es una cabezona, esto más que ayudarle va a perjudicarle en cuanto a superarlo. Pero tengo algo claro, sé que le gustas, que le gustas mucho, en solo unos minutos con ella me he dado cuenta. No te separes de ella aunque ella quiera, dale a entender que pase lo que pase vas a estar ahí, se dará cuenta de que te necesita, y de que eres lo que de verdad quiere. Pero si en algún momento te pide tiempo, por mucho que te cueste, dáselo. Quizás eso ayude a darse cuenta de que te echa de menos y que te necesita. Hazme caso, aprovecha la recuperación, está ahí con ella y si te pide tiempo aléjate, será ella la que al final te busque-dice con una sonrisa y yo asiento con otra sonrisa esperando que de verdad funcione, si hace falta esperar lo haré, pero yo ya se lo que quiero y es a ella y luchare por tenerla en mi vida cueste lo que me cueste.
Veo como mi hermana se levanta y habla por teléfono, está nerviosa y eso hace que me ponga yo también algo nervioso, cuando cuelga se acerca a Kevin y le da un beso antes de acercarse a mí, pero quedándose a unos pasos.
-Discúlpame-digo al padre de Kate y este asiente mentiras me levanto acercándome a mi hermana-¿ha pasado algo?
-No, tengo que ir a por Alexis. Se ha quedado a dormir con una vecina, pero tengo que llevarla al colegio, no quiero que su vida cambie.
-Si quieres puedo ir yo a llevarla.
-No hace falta.
-Creo que necesito salir un poco de aquí, ya sabes que no me gustan los hospitales y ahora no voy a poder verla. Además ver a mi sobrina siempre es un honor-digo con una sonrisa.
-Está bien, pero déjale claro que todo está bien, no quiero que se preocupe si no nos ve a su padre o a mí.
-Claro, tú déjamelo a mí.
-No sé si eso es buena idea pero en fin-dice con una sonrisa dejando un beso en mi mejilla antes de caminar con una sonrisa hacia donde estaba su marido. Yo me giro y me dirijo hacia donde está el padre de Kate para poder despedirme.
-¿Todo bien?
-Oh si-digo con una sonrisa-es mi sobrina, hay que llevarla al cole y bueno voy a ir yo, creo que necesito algo de aire.
-Si seguro que te vendrá bien.
-He prometido a Kate que estaría aquí cuando despertara, solo avísale si lo hace a donde he ido y que volveré pronto.
-Estate tranquilo que así lo hare-dice con una sonrisa levantándose y ofreciéndome la mano que yo por supuesto le estrecho con ganas.
Salgo del hospital llenándome de aire fresco, no puedo llegar ni a imaginarme cuantas horas llevo ahí dentro. Ha sido todo un infierno, pero parece que empiezo a salir de ahí gracias a que Kate parece fuera de peligro y mucho mejor.
Paro un taxi y tras dar la dirección me permito cerrar los ojos para poder tomarme un momento de tranquilidad sin duda necesario tras las últimas horas, que digo horas, días. Desde que Kate llego a casa y me conto lo que había pasado apenas habita podido pegar ojo y sentía que mis fuerzas se estaba agotando y que apenas podía mantenerme en pie, pero solo un poco más, solo necesitaba hablar un rato más con ella y entonces me permitiría descansar, hasta entonces tenía que mantenerme despierto como fuera.
Cuando llego a casa de mi hermana entro dentro de casa me lavo la cara cojo la cosas de la niña y las llaves del coche y cruzo la calle para ir a por ella. En cuanto me ve sale corriendo con una sonrisa en la cara.
-Tito, ¿Qué haces aquí?
-¿No puedo llevar a mi sobrina favorita al cole?
-Solo tienes una-dice riéndose y haciéndome sonreír.
La cojo tras despedirnos de la vecina y la meto en la silla para niños del coche y tras atarla bien me monto en el asiento del conductor.
-¿Has desayunado?
-Si.
-Bien.
-¿Esta papa malito?-pregunta de repente sorprendiéndome, la observo a través del espejo y la veo triste de repente y no me gusta verla así.
-Claro que no, papi está bien. ¿Por qué no iba a estarlo?
-A veces papi se hace pupa en el trabajo y no ha venido a verme.
-Papi está bien. Te voy a contar donde están tus papas con una condición.
-¿Cuál?
-Que no se lo digas, es un secreto entre los dos.
-Vale-dice enseñándome los dientitos.
-Tus papis están preparándote una gran fiesta de cumpleaños-digo bajito como si de verdad le estuviera contando un secreto.
-Pero si mi cumple no es hasta el mes que viene-dice con el ceño fruncido sin creerme lo que le estaba contando.
-Pues fíjate si va a ser una gran fiesta que ya han empezado. A que es chuli-digo girándome para ponerle una cara de risa y la veo reírse.
-Sí que chuli-dice ya más tranquila y feliz.
-Pero ya sabes, es un secreto.
-Es un secreto-dice haciendo señal de cerrar la cremallera haciéndome reír.
Llegamos al colegio y me bajo enseguida para sacarla a ella. Cojo su mochila y la acerco hacia la puerta, aún quedan unos minutos para entrar y los aprovecho para achucharla y pasar tiempo con ella que siempre me encantaba.
-Tito me gusta que hayas venido.
-A mí también me encanta haber venido cariño. Sabes que te quiero mucho ¿no?
-Si lo sé-dice con una sonrisita y la cojo en brazos para darle un fuerte beso.
-Te prometo que cuando lleguen las vacas te voy a llevar a un sitio súper chulo.
-¿Tu vienes conmigo?
-Claro, yo también quiero ir a ese sitio súper chulo-digo haciéndola reír.
-Tengo que irme ya, no quiero llegar la última.
-Bien cariño-digo dándole un beso antes de dejarla suavemente en el suelo para que saliera corriendo hacia el interior del colegio, y yo me quedo como un tonto mirándola hasta que desaparece de mi vista, y por primera vez, pienso en cómo sería ser padre de una niña tan especial como lo es ella, y me doy cuenta de que estoy cambiando, de que he madurado, de que quiero algo que para nada hubiera pensado querer hace apenas unos meses.
Me doy la vuelta con una sonrisa y siento la mirada de las madres de los otros niños sobre mí, antes me hubiera sentido grande, incluso hubiera intentado ligar con alguna solo por poder hacerlo, ahora solo pienso en ver a Kate, en poder hablar con ella y eso me vale mucho más que cualquier otra tontería.
CONTINUARÁ…
Bueno pues lo dejamos aquí por ahora, el lunes más y mejor. Disfruten del fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 25

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 05, 2017 9:31 pm

Buenos días, os dejo con el primer capítulo de la semana, espero que la disfrutéis. Gracias a todos por seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 25
POV RICK
Camino por el hospital en donde estaba Kate, pero cuando llego me sorprende ver que no hay nadie donde los deje. Saco el móvil y le mando un mensaje a mi hermana, enseguida me contesta con un mensaje.
Estamos en la cafetería, ahora está sola y ha preguntado por ti. Está en la habitación 47.
Sonrió al leerlo, si estaba ya en una habitación eso era que estaba ya mejor. Bajo las escaleras rápidamente para poder estar con ella un rato a solas, necesitaba verla, hablar un rato con ella para que ella misma me dijera que estaba bien y entonces, solo entonces me permitiré ir a dar una pequeña cabezacida.
Cuando llego a la puerta me quedo frenado, tengo la necesidad de estar perfecto para ella así que salgo corriendo al baño para mirarme en el espejo. Cuando lo hago no me gusta mucho lo que veo, tengo ojeras pronunciadas y los ojos algo rojos de no dormir. Suspiro me lavo la cara y me peino con las manos como puedo para tener al menos el pelo lo mejor posible. Me coloco mejor la camiseta, me quito la chaqueta porque aquí hace calor y tras tomar aire salgo disparado hacia la habitación de Kate.
Cuando estoy en la puerta me siento nervioso, aunque no tanto como la primera vez que tuve que pasar a verla, ahora ya se lo que me voy a encontrar y eso me relaja. Abro la puerta y paso al interior, lo que me encuentro hace que sonría sin poder evitarlo. Dejo la chaqueta en la silla y me acerco hacia la cama donde Kate está sentada sobre el respaldo mirándome con una sonrisa, y aunque no tenía mucho color y estaba con su melena alborotada, era preciosa.
-Estás preciosa-digo acercándome y dejando un pequeño beso en su cabeza mientras le agarro suavemente la mano.
-No seas mentiroso-dice sonrojándose mientras intenta ahuecarse un poco el pelo.
-No soy para nada mentiroso, estás preciosa como siempre-digo sonriéndole y la veo como se mueve con cuidado hasta que hace una mueca-¿Qué haces?
-Haciéndote un hueco, ven siéntate aquí-dice palmeando un hueco en la cama libre y me siento colocándome contra el respaldo y enseguida Kate se deja caer sobre mi pecho y me encanta poder tenerla así.
-¿Cómo estás?-pregunto sabiendo que no le va a gustar la pregunta pero me da igual.
-Puf… ¿No has dicho que estoy guapa?-dice con una sonrisa sorprendiéndome y haciéndome reír.
-Es verdad esta increíble, creo que te sienta muy bien ese pijama-digo desarropándola dejando a la vista sus largas piernas y vestida sola con esa batita de hospital y enseguida recibo un golpe de su parte antes de arroparse rápidamente-oye, ¿a ti que te han dado?-digo haciéndome como si me hubiera dolido el golpe y la veo reír y eso es lo mejor que me puede pasar en la vida.
-Eres un quejica.
-¿Yo? Tu que te crees Hulk o algo-digo haciéndola reír de nuevo hasta que una mueca aparece en su cara.
-No me hagas reír-dice agarrándose la herida.
-Lo siento-digo con una sonrisa atrayéndola hacia mi mientras beso su cabeza.
-Rick…tengo que hablarte de algo, yo…
-Kate, ahora no ¿sí? Desfrutemos de esto, de que estamos vivos, de que esto se ha acabado-digo mirándola y la veo asentir pero veo tristeza en su mirada, y sé que iba a decirme y no, no quiero escucharlo-estoy pensando ya en unas vacaciones.
-¿Tu? ¿Tan cansado es darle largas a tu editora?-dice riéndose de mí.
-Jaja muy graciosa, no sabes lo estresante que es, y lo de pasar un día en la cárcel es también muy cansado ¿sabes?-digo en tono de broma pero siento como se tensa un poco.
-Siento mucho eso, quizás yo también me tome unas vacaciones.
-¿En serio? ¿La antivacaciones?-digo de nuevo bromeando y sacando una sonrisa de su boca.
-Bueno quizás sean forzadas con todo lo que ha pasado.
-No pienso denunciarte, ni contar nada de nada-digo a la defensiva.
-No es solo eso, la foto, ir sin avisar, lo de meterte en la cárcel ya fue la guinda del pastel.
-Seguro que no te pasa nada.
-Quizás sea lo mejor, quizás no merezca pertenecer a esa familia que lo dan todo por la gente de esta ciudad, no hace idioteces solo por pensar en ella, y eso no voy a poder cambiarlo.
-Creo que eres la mejor policía que he conocido en mi vida, tal y como eres, así que no digas esa tontería. Lo único que lo de las vacaciones puede ser la mejor idea que has tenido en estos días-digo sacándole una sonrisa y siento como se aprieta aún más contra mi cuerpo.
-Gracias por estar aquí-dice de repente.
-No hay otro lugar donde quiera estar.
-No creo eso-dice de repente y la miro-creo que necesitas dormir algo más de tus doce horitas-dice con una sonrisa haciéndome reír.
-Creo que ni cuando he salido por ahí de fiesta, he estado tantas horas sin poder cerrar los ojos.
-Deberías irte a descansar.
-Puedo esperar un poco más.
-No, yo también estoy cansada. Será mejor que te vayas, vete a casa, come una buena comida y luego descansa tus doce horitas, o alguna más que quizás te haga falta-dice acariciándome suavemente la cara sin duda dándose cuenta de las grandes ojeras que tengo en mi cara.
-Está bien-termino aceptando a pesar de que no quería alejarme de ella, pero sabía que tenía que descansar y es lo que yo mismo dije que haría tras verla y hablar con ella, ahora me cuesta un mundo tener que irme y dejarla aquí.
-Estaré bien-dice levantándose lo justo para darme un beso en los labios sacándome una sonrisa.
Me levanto de la cama, la ayudo a que se tumbe y la arropo con cuidado. Me agacho despacio y dejo un suave beso en sus labios haciendo que ambos sonriamos, dejando sin duda a un lado todo ese miedo que ambos sentimos.
-Mañana a primera hora estaré aquí.
-Da igual si no es a primera hora, ya sé que no eres persona si no duermes mucho.
-Aquí estaré-digo con una sonrisa saliendo por la puerta soltando un suspiro porque todo había ido mejor de lo que esperaba, aunque sabía que cuando saliera de aquí, cuando se diera cuenta de la realidad todo cambiara, pero estaré ahí para hacerle entender que no voy a ir a ningún lado.
Me encuentro justo en la puerta con el padre de Kate que se acerca con una sonrisa. Aun no puedo creerme que haya conocido el padre de Kate y sobre todo en esta situación, pero me cae bien y creo que yo a él y eso es importante.
-Hola chico, no quería interrumpir y por eso estaba aquí esperando.
-No hubiera pasado nada por interrumpir. Es su hija, es lo más importante.
-¿Ya te vas?
-Sí, creo que necesito dormir algo. Llevo varios días sin pegar ojo.
-Descansa, yo voy a quedarme esta noche.
-Bien, mañana si quiere puedo quedarme yo y así puede ir a descansar.
-Ya veremos si no pide el alta antes-dice sonriendo y sacando una sonrisa de mi cara.
-Hasta mañana.
-Hasta mañana-responde antes de abrir la puerta de la habitación donde estaba su hija, y yo cojo la dirección que me lleva a casa.
Termino cenando en casa de mi hermana porque no me deja ir a casa porque sabe que me acostaría sin ni si quiera probar bocado. Como con la pequeña pegada a mí a pesar de las quejas de su padre, porque pudiera molestarme, pero no me molestaba al contrario.
Cuando acabamos de comer me da un beso y es su padre quien se encarga de ir a acostarla mientras yo me quedo recogiendo las cosas con mi hermana.
-Vete a dormir si quieras, yo acabo con esto.
-No está bien.
-¿Cómo esta Kate?
-Mejor creo, pero creo que lo peor aún está por venir. Cuando vea que todo va a ir más lento de lo que ella puede aguantar.
-Todo irá bien ya lo veras.
-Eso espero. No pienso separarme de ella, me importa mucho más de lo que pensaba. Sin duda…es la mujer de mi vida-digo serio y veo como mi hermana suelta todo y me abraza con fuerza.
-Pensé que este día no llegaría nunca-dice riéndose.
-Que graciosa eres. Pero más reiré yo cuando tengas que preparar la fiesta de cumple de tu hija.
-¿A qué viene eso? Queda mucho aun.
-Le he dicho que no estabais porque estabais preparándola, que iba a ser increíble.
-Serás…
-¿Quién iba a ser el último en reír?-digo girándome para irme a la cama para descansar mis horitas.
-No creas que te vas a librar de esto-dice a mi espalda, pero sé que está sonriendo.
Entro en la habitación de invitados de mi hermana y me dejo caer en la cama completamente reventado, no podía aguantar más. Con la ropa aun puesta cierro los ojos y antes de darme cuenta estoy completamente dormido.
CONTINUARÁ…
Mañana más ¿Y mejor? Eso está por verlo jaja. Gracias a todos por continuar, os recuerdo que aún queda mucho para el final, pero sed pacientes de momento parece que la cosa pinta bien, así que a disfrutar (mientras se pueda)
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 26

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 06, 2017 9:31 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, espero que lo disfruten. Daros las gracias por seguir ahí, e informaros de que sigo escribiendo a pasos forzados para tener una nueva historia lista para cuando esta acabe, seguimos con Castle.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 26
POV KATE
Nunca antes había dormido tanto y aun así me sentía con ganas de más. Ya entra luz por las ventanas, casi nunca dejaba que eso pasara, antes de que entrara en primer rayito de sol ya estaba yo levantada. Ahora aquí estoy tumbada en la cama de un hospital y sin poder levantarme a pesar de que lo único que quería hacer era salir de aquí. Odiaba los hospitales después de que mi madre muriera tras pasar los últimos días de su vida en uno.
Luego no podía dejar de darle vueltas a lo bien que me sentía con Rick, en lo que lo necesitaba, en lo feliz que me hacía, `pero luego también pensaba en lo que acababa de pasar, que se había podido repetir uno de los peores momentos de mi vida, y no puedo volver a pasar por eso. Mientras siga con mi trabajo lo mejor es mantenerlo lejos, pero ¿Cómo lo hago? Lo necesito mucho más de lo que esperaba.
Solo quiero estar bien con él, esa es la verdad, solo quiero pasar con él todo el tiempo posible, pero no puedo imaginarme mi vida sin mi trabajo, esa no soy yo y ambas cosas no son compatibles, al menos yo no soy capaz de hacer que sean compatibles.
Intento levantarme de la cama sufriendo un dolor en el abdomen que casi me deja sin respiración. Me siento sobre la cama y antes de que me de tiempo a levantarme del todo se abre la puerta, y me sorprende ver allí a mi jefa.
-Capitán-digo intentando levantarme pero con un gesto me lo impide.
-No te muevas detective-dice seria sentándose en la silla que hay junto a la cama-vengo a hablar contigo-dice mirándome pero yo bajo la cabeza, sé que no he hecho las cosas bien, pero si se que volvería a hacerlo todo.
-Siento lo que ha pasado y acepto las consecuencias de mis actos.
-Kate voy a hablarte primero como tu jefa y luego te hablare como persona. Detective a cometido muchos errores, demasiados. Por eso, desde hoy queda suspendida de empleo y sueldo durante tres meses, y quiero que haga terapia con el psicólogo antes de volver. Ahora como persona, creo que hubiera hecho lo mismo que tu Kate-dice con una sonrisa después de toda la seriedad anterior-pero si esto va a cambiar tu vida, si vas a vivir según tu trabajo, creo que lo mejor es que lo dejes. Esto no puedo hacer que pares tu vida, no puedes poner tu vida en riesgo. Eso es lo principal Kate. Piénsalo. Espero que tengas una rápida recuperación. Tomate más tiempo si quieres a parte de los tres meses, tienes muchas vacaciones pendientes. Toca que disfrutes un poco de tu vida-dice levantados dejándome con la boca abierta-voy a decirte una última cosa, pero si alguna vez lo dices por ahí, diré que es mentira-dice con una sonrisa-estoy orgullosa de ti Kate, muchos deberíamos aprender de ti, y que sepas que eso viene de una mujer que no puede vivir en contra de las normas-dice con una sonrisa haciendo que yo también sonría. Y casi sin darme cuenta de que había estado aquí, desaparece de nuevo dejándome sola y con la cabeza a mil por hora.
Estoy todavía dándole vueltas a todos eso cuando la puerta vuelve a abrirse y entra mi padre con una sonrisa y un café en la mano, enseguida dejo todo atrás y sonrió al verle aquí, quizás deba aprovechar este tiempo libre para pasar más tiempo con él.
-Hola papa, ¿No hay uno para mí?-digo señalando hacia el vaso que lleva en la mano.
-Los médicos han dicho que por ahora no, así que…
-Puf-digo resoplando y él se sienta a mi lado abrazándome como cuando era una niña.
-He visto a tu jefa salir por la puerta ¿malas noticias?
-Bueno, estoy suspendida, pero podré volver cuando me recupere. Pero ahora no pienso en ello.
-¿Sabes? Sería feliz si dejarás este trabajo-dice serio sorprendiéndome con sus palabras-pero…sé que no sería feliz tu cariño, y yo solo quiero que seas feliz-dice haciéndome sonreír.
-Yo también pienso en dejarlo, sobre todo cuando…ya sabes. Pero esto es mi vida, no puedo dejar de hacer esto.
-Lo sé, pero me alegro que al menos tienes algo más de vida social-dice volviendo a sorprendiéndome-me refiero a Rick, es buen chico-dice con una sonrisa y me sonrojo.
-Papa…-me quejo.
-¿He dicho algo malo? Solo he dicho que me gusta. Es un gran chico.
-Ni si quiera sabía que os conocíais.
-Bueno una persona que queremos ambos decidió ponerse delante de una bala-dice sacándome una sonrisa.
-Papa, yo…
-Sh…sé que es tu trabajo. Te conozco cariño y por eso…no lo alejes.
-¿Qué?
-Que no lo alejes, si te hace feliz no lo alejes. La satisfacción que te da tu trabajo te hace feliz, pero el encontrar a una persona que te quiera tal como eres, que te haga feliz con cualquiera tontería, eso es lo mejor del mundo, quiero lo mejor para mi hija.
-No estoy preparada para eso.
-Crees que nunca lo estarás, ese es tu problema. Pero solo tienes que darte una oportunidad, no lo eches de tu vida, quizás puedas llegar a sorprenderte a ti misma.
-Sé que lo hará, sé que él puede hacerme cambiar de opinión-digo seria-por eso tengo que alejarlo.
-Entiendo que quieras mantenerlo a salvo Kate, pero eso es algo que tiene que decidir él no tú-dice con una sonrisa y cuando iba a responderle se abre la puerta y allí esta Rick, con mejor cara que el día anterior pero aun visible unas bolsas negras debajo de sus ojos.
-Hola-dice con una sonrisa-si interrumpo…
-No chico, pasa. Yo ya me iba. Voy a aprovechar para ir a casa a darme una ducha. Vuelvo luego cariño-dice dándome un beso antes de levantarse y tras darle una palmadita a Rick sale por la puerta.
Rick se acerca con una sonrisa y a pesar de mis dudas no puedo dejar de sonreírle, y aunque no quiero que le pase nada, necesito tenerlo al menos durante un tiempo, quizás sea un egoísta.
-Me sorprende verte aquí-dice sorprendiéndome.
-¿Dónde iba a estar?
-Pensé que ya habrías obligado a los médicos a que te dieran el alta.
-La he pedido pero no me han hecho ni caso-digo y lo veo reírse.
-Eres un caso-dice sentándose a mi lado.
-Esto es una tortura y si no vas a ayudar-digo haciéndome la enfadada y enseguida el tira de mi para darme un beso en la cabeza.
-He madrugado para venir, ya he hecho algo.
-¿Madrugar? ¿En serio?
-Oye-dice haciéndose el ofendido y haciéndome reír.
Pasamos un buen rato los dos solos charlando de todo y de nada, jugando el uno con el otro y riéndome como hacía mucho que no me reía hasta que llegó el momento de la despedida y no me apetecía para nada tener que despedirme de él.
-Tengo que irme, tienen que estar esperándome para la cena.
-Tú refriégamelo encima, yo tengo que comerme la mierda de comida del hospital.
-No esta tan mala.
-Te cambio la comida.
-No esta tan mala, pero la de mi hermana es superior y lo sabes-dice con una sonrisa.
-Ya podías sacrificarte por mí-digo como si nada, porque no sé cómo pedirle que se quede.
-¿De verdad quieres que rechace la comida de mi hermana por la del hospital?
-No, yo solo digo que podías no sé…
-¿Quieres que me quede?
-Yo no he dicho eso.
-Solo tienes que pedírmelo.
-Yo…
-Está bien, me quedo-dice como si fuera algo que le costara mucho, pero podía ver una sonrisa en su cara-pero con una condición.
-¿Cuál?
-Bueno mejor dos.
-Venga suéltalo.
-Tienes que comerte todo y dejarme un hueco en la cama, ni de coña duermo en ese sofá de ahí-dice señalando el sofá pequeño con pinta de incomodo donde durmió mi padre ayer.
-Está bien, tendré que hacer un esfuerzo-digo sonriendo y enseguida lo veo que se levanta y me da un beso en los labios sin ninguna razón pero me gustaba que lo hiciera.
-Voy a decirle a tu padre que se vaya a descansar y voy a pedir una comida para mí. Además voy a llamar a mi hermana para que no me esperen. Espero que haya gelatina me encanta-dice como un niño chico el día de reyes haciéndome sonreír.
-Rick…-digo cuando está a punto de salir por la puerta-no tardes.
-No tardo-dice con una sonrisa cerrando la puerta a su espalda y no puedo sentirme mal, todos esos pensamientos quedan olvidados cuando estoy con él. Tanto es así, que incluso me planteo si podré vivir sin mi trabajo, si él puede ser suficiente para ser feliz.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por estar ahí y ahora ya sabéis lo que toca, un poquito de espera, día de descanso y después volveremos más fuerte el jueves, solo hay que esperar un poquito más.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 27

Mensaje por tamyalways el Miér Mar 08, 2017 9:43 pm

Buenos días a todos  aquí estamos un día más para rendir tributo a lo que nos unió, Castle, aun siento dolor cuando pienso en como acabo todo, pero no ha acabado, todavía no, no mientras nosotros los fans no queramos. Así que a seguir disfrutando de nuestra pareja favorita 
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 27
POV RICK
Me siento ya con mi postre en la mano sin dejar de mirarla, viendo como no deja de remover su comida sin apenas tocarla. Dejo por un segundo mi deliciosa gelatina en mi bandeja y acerco la silla un pelín más a la cama.
-El trato de quedarme era que te comieras todo. Así que…
-Esto esta asqueroso.
-¿Qué dices? No esta tan mal. Mira mi bandeja-digo enseñándosela completamente vacío.
-Dios tienes un estomago que puede con todo.
-Soy un superhéroe-digo haciéndola sonreír-ahora comete eso o salgo por esa puerta-digo tajante y la veo suspirar antes de volver a coger el tenedor y meterse un trozo más en la boca sacándome una sonrisa. Vuelvo a coger mi gelatina y me la acabo mientras ella sigue comiendo despacio.
-No me gusta que me miren mientras cómo.
-Solo estoy cuidando mis intereses, que cumplas tu parte del trato-digo y la veo morderse el labio para evitar que puede ver esa sonrisa que se dibuja en su cara.
-Ya he acabado-dice suplicándome y aunque no se lo ha comido todo puedo ver que apenas quedan un par de trocitos y termino aceptando.
-Bien, ¿puedo comerme tu gelatina?
-¿Qué dices?-dice cogiéndola rápidamente para que yo no pueda cogerla, y me encanta verla así más relajada y jugando.
Abre la gelatina y empieza a comérsela ya con algo más de ganas y no puedo dejar de mirarla comer, me gusta verlo hacerlo porque sé que ayer apenas probo nada y sé que estos días antes de que pasara esto, tampoco comió demasiado, empezaba a preocuparme por su pérdida de peso.
-¿Quieres un poco?
-Eng-digo al no escucharla por estar tan perdido en mis pensamientos.
-Qué si quieres un poco-dice acercándome una cucharada y me acerco para recibirla pero antes de poder llegar a ella la retira y se la mete en su boca.
-¿Serás?-digo levantándome y sentándome en la cama y ella se echa para atrás para que no pueda quitarle la gelatina.
-Rick para, para que vas a tirarla.
-Eres mala-digo poniendo mala cara y haciéndola reír.
Dejo que acabe de comérselo tranquilamente y cuando acaba recojo ambas bandejas y las saco fuera. Cuando vuelvo Kate esta recostada sobre la cama mirando al infinito.
-Hey.
-Hola.
-¿En qué piensas?
-En lo mal que vas a dormir en el sofá-dice con una sonrisa, aunque sé que eso no es en lo que estaba pensando, pero lo dejo pasar porque quizás en este momento es lo mejor para mí.
-De eso nada, el trato era un hueco en la cama, en tu cama-digo con un movimiento de cejas que la hace reír.
-No cabes, mira-dice dejando un pequeño espacio donde no cabía nada de nada, pero había un gran espacio en su espalda.
-Pues tendré que dejarte a ti ese perfecto sofá-digo con una sonrisa y se ríe echándose a un lado para que pueda tumbarme.
Me quito los zapatos y me siento antes de dejarme caer sobre la cama. Enseguida Kate apoya su cabeza sobre mi hombro y es algo increíble. Cierro los ojos mientras la aprieto contra mi cuerpo y entonces dice algo que me sorprende.
-Me han suspendido.
-Lo siento mucho Kate.
-No es tu culpa, es mi culpa. ¿Quieres creerte, que pensé que si alguna vez me dijeran eso me iba a volver loca? Pues no ha pasado, al revés, me siento bien con eso. Quizás es lo que necesito.
-Eso no te lo crees ni tú. El trabajo es tu vida.
-Quizás ya no lo sea. Últimamente me ha dado más dolor que bienestar.
-Eso no es así. En estos días has conseguido atrapar a un asesino en serie que acababa de escapar. ¿Cómo crees que se sienten las familias de sus víctimas? Te deben mucho Kate, has hecho mucho bien solo con esto, aunque algunos lo hayan visto como una cagada o como una locura o temeridad, pero has conseguido detenerlo y ahora ya no va a hacer daño a nadie más.
-No lo sé...-dice ausente.
-Pues es así. Aunque me cueste decirlo, aunque quizás no me convenga decirlo, es tu vida Kate, ese trabajo es tu vida y no serías lo mismo sin él igual que yo sin el mío salvando las distancias claro-digo con una sonrisa-pero creo que te vendrá bien unos días libres-digo apretándola contra mi cuerpo.
-Yo también lo creo. Pero necesito salir de aquí, no puedo estar encerrada en un hospital, creo que voy a volverme loca.
-Kate, la recuperación va a ser dura, lo sabes ¿no?
-Estoy bien.
-Kate no es un golpe y ya está. Si te da un poco más arriba…-digo tragando saliva de miedo solo de pensarlo.
-Estoy bien, ¿vale?-dice incorporándose un poco para que pudiéramos mirarnos a los ojos.
-Kate yo…
-No es el momento.
-Nunca va a serlo. Kate cuando te vi allí tirada rodeada de sangre yo…fui un idiota. No me di cuenta de lo que sentía hasta que estuve a punto de perderte. Kate no puedo negar más lo que siento-digo mirándola y veo como ella se deja caer a mi lado en la cama impidiendo que pudiera mirarla a los ojos. Me pongo de lado mirándola y le acaricio suavemente el estómago intentando evitar tocar su herida-Kate no quiero con esto que te sientas mal, ni si quiera te estoy pidiendo algo. Entiendo que tu no sientas lo mismo. Pero solo necesitaba decírtelo yo…-pero la veo negar con la cabeza mientras las lágrimas corren por sus mejillas hasta perderse en las sabanas.
-Yo…yo soy la idiota. Llevo todos estos años luchando contra los sentimientos, y en unas semanas, todo se ha ido a la mierda-dice llorando.
-Kate…
-No, déjame acabar. Me importas demasiado, más de lo que puedo permitirme para llevar bien mi trabajo. No puedo llevar las dos cosas, no puedo hacerlo. Siempre viviré con miedo de que pueda pasarte algo, no podré ser feliz ni hacer bien mi trabajo.
-Kate puedes hacer las dos cosas. Puedes hacerlo, solo tienes que mirar a Kevin y a mi hermana, tienen una familia y es un gran policía. Pueden darse las dos cosas.
-Yo no puedo hacerlo. No sé hacerlo.
-Déjame demostrarte que si se puede-digo limpiándole suavemente las lágrimas.
-No sé hacerlo.
-Por favor Kate. Vamos despacio ¿sí? Vamos a ver a donde nos lleva esto.
-¿Y si no funciona?
-Pues no funciona y cada uno por su lado, pero merece la pena intentarlo ¿no?
-Tengo miedo.
-No tengas miedo-digo tirando de ella para abrazarla y enseguida se abraza a mi pecho y beso suavemente su cabeza.
-Prométeme que no va a pasarte nada.
-No va a pasarme nada-digo con una sonrisa.
-Más te vale-dice haciéndome reír suavemente.
-Descansa ¿sí?-digo besando su cabeza y la acaricio suavemente hasta que se queda dormida completamente agotada.
Cuando siento que está dormida me levanto despacio para no despertarla y salgo fuera. Necesito tomar algo de aire y salgo a la puerta del hospital. Saco un cigarrillo y estoy a punto de encenderlo cuando me doy cuenta de que llevo ya casi dos semanas sin fumar, y decido tirarlo.
Me he abierto a ella a pesar del miedo y a pesar de tener mis dudas ella también lo ha hecho. Sé que tiene miedo, ya lo sabía antes de que me lo dijera. Pero espero que me dé la oportunidad de que le demuestre que de verdad podemos disfrutar de esto que tenemos, que esto puede superar todo.
Si hace unos meses me dicen que iba a estar enamorado y pensando en estar para siempre con alguien no me lo habría creído. Pero creo que es la mujer de mi vida, sé que puedo ser el hombre de la suya, solo espero que este tiempo juntos la convenza de ello.
Tomo todo el aire fresco que puedo y vuelvo a la habitación, me meto en la cama y enseguida Kate se mueve para volver a acomodarse conmigo. Sonrió, la aprieto contra mi cuerpo y cierro los ojos intentando dormir y no pensar en el mañana, el futuro que venga vendrá. Ahora solo me importa el presente, el estar aquí con ella así feliz y enamorado, sin preocuparme nada más que su felicidad.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, mañana más, de momento parece que Kate lo necesita y no puede evitarlo, ¿todo seguirá igual? ¿Conseguirá Rick hacerle entender que juntos son mejor? Merecen ser feliz, pero para ello, tienen que estar dispuestos a luchar hasta el final.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 28

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 09, 2017 9:46 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Ayer hacía ocho años que empezó Castle, aunque yo la verdad empecé a verlo mucho más tarde, ojala hubiera empezado antes a verlo para haber podido disfrutar antes de esto, y quizás hubiera empezado a escribir antes. Pero en fin, lo importante es que lo encontré y fue lo mejor que me ha pasado nunca. Gracias porque vosotros formareis también parte de mis recuerdos sobre esta serie, la serie que me marco y que me hizo meterme de lleno a escribir y por primera vez meterme de lleno en un fandom y shippear por primera vez una pareja, tenían que ser ellos, tenían que ser el Caskett. Así que hoy estamos de celebración atrasadas, gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 28
POV KATE
Me despierto y él esta a mi lado, enseguida una sonrisa ilumina mi cara. Le acaricio suavemente la cara y es tan guapo incluso dormido. Acaricio su pelo, su boca, sus cejas, su nariz, sus mejillas sus ojos, me gusta todo de él. No puedo creerme que haya conseguido abrirme a él, que le haya contado sobre mis sentimientos, pero después de que él se había abierto no podía dejarlo así, tenía que dejarle claro que tenía miedo, aún más de lo normal porque me gustaba, me gustaba mucho.
Tenía miedo al futuro al momento en que las dos partes de mi vida se juntaran, porque sabía que no iba a poder llevar las dos hacia delante, pero le había prometido intentarlo, y al menos iba a intentar disfrutar estos meses junto a él, luego ya vería que era lo que nos deparaba el futuro, pero sentía tanto por él, que sé que voy a pasar cada día que este en el trabajo llena de miedo porque pudiera pasarle a él algo malo.
Empieza a moverse y a hacer ruidos que me hacen reír. Me acerco más a él y beso su nariz haciendo que se remueva un poco más pero aun sin abrir los ojos. Paso mis manos por su pelo, me encanta tocárselo, y enseguida siento sus manos en mi espalda sorprendiéndome y acercándome a él.
-Rick tienes las manos frías- suelto un gritito cuando mueve sus manos un poco más arriba y toca mi piel desnuda.
-Usjgjjs-murmura algo que no llego a entender pero aun no abre los ojos.
-Dormilón, despiértate antes de que vengan los médicos o mi padre-digo y cuando escucha esa última palabra abre los ojos de golpe.
-¿Qué?-dice con los ojos medio pegados y no puedo evitar reírme.
-Qué te despiertes. Va a venir mi padre de un momento a otro.
-¿Qué pasa con los Beckett? No hace falta madrugar cada día ¿sabes?-dice poniéndome morritos y me acerco lo justo para dejar un beso en su mejilla, pero cuando voy a separarme tira de mi más cerca para dejar un beso en mis labios-así mejor-dice con una sonrisita.
-Bueno puede estar mucho mejor-digo mordiéndome el labio para evitar una sonrisa y enseguida se mueve inmovilizándome sobre la cama y no puedo evitar quejarme al sentir como la herida me tira.
-Lo siento yo…-pero antes de que le dé tiempo a moverse tiro de él de nuevo para apretarlo contra mí.
-No ha pasado nada.
-A veces olvido que estas herida.
-Estoy bien.
-Soy un idiota.
-Un idiota muy guapo-digo sonriendo y sacando una pequeña sonrisa en su cara-estoy bien ¿sí? Veras como hoy me darán el alta.
-Tu siempre corriendo-dice dándome un beso antes de apartarse y levantarse.
Se sienta en la cama y se estira mientras intenta controlar su pelo, pero parece incontrolable. Se pone las zapatillas y se gira de nuevo hacia la cama.
-Voy a por un café, si no creo que me caeré por todos los lados-dice con una sonrisa y se agacha para volver a besarme en los labios y lo agarró del cuello para alargar un poco más el beso, y en ese instante se abre la puerta.
Rick se separa rápidamente y cuando se quita de mi vista, puedo ver allí a mi padre con una sonrisa. Enseguida Rick se endereza y cuando lo miro esta completamente sonrojado y mirando al suelo sin poder mirarle a los ojos.
-Yo…voy a por un café-dice saliendo disparado sin mirarnos a ninguno de los dos y no puedo evitar taparme para que mi padre no me vea reírme.
-Venía a ver como estaba, pero ya veo que estas mucho mejor-dice mi padre con una sonrisa y hace que yo también me sonroje.
-Papa.
-Sabes que me alegro cariño.
-No quiero hablar de eso, anda acércate-digo haciéndole un gesto y se sienta en el sillón de al lado de la cama.
-¿Has dormido mejor? Tiene mejor cara, y no lo digo por Rick-dice al ver mi cara.
-Estoy mejor, los medicamentos están haciendo su tarea.
-Eso está mejor.
-¿Sabes cuándo pasara mi médico?
-No sé, en un par de horas empezara su ronda supongo ¿por?
-Quiero pedirle el alta.
-Kate él sabrá cuando llegué el momento.
-Quiero irme a casa, aunque tenga que pedir el alta voluntaria, necesito estar en mi casa.
-No pienso dejarte sola, así que si te dan el alta te vendrás conmigo.
-No, quiero estar en mi casa-digo firme, porque no estar en mi casa sería lo mismo que estar aquí, necesito estar en mi casa, estar en mi cama, con mis cosas.
-Bien, intentaré hacer lo posible para poder irme contigo, pero tengo algunas cosas que hacer y…
-No hace falta, estaré bien sola.
-Eso no va a pasar, aunque tenga que irme a tu casa-dice sin dejarme rechistar, y supongo que no quiero molestar, pero también sé que si estuviera yo en su lugar haría lo mismo.
-Creo que necesito unas vacaciones, me siento estresada hasta por no poder estar en mi casa sola-digo soltando un suspiro.
-¿Es porque quieres estar sola o porque prefieres otra persona como compañía?-dice con una sonrisa.
-No seas tonto, me gustara pasar tiempo contigo papa. Pero ya sabes que nunca he sido buena enferma.
-No la verdad es que no-dice riéndose-aún recuerdo cuando tuviste varicela. Tu madre dejo de trabajar para quedarse contigo y aunque ella nunca se quejo fue todo un infierno y una lucha quedarte en casa encerrada.
-Siempre se quedaba conmigo cuando estaba enferma y veíamos maratones de telenovelas o de películas-digo con una sonrisa recordándola.
-Te pareces tanto a ella cariño.
-¿Por qué tuvo que irse?
-La vida es así cariño, le llegó su hora, así es la vida.
-No es justo.
-No, no lo es, como no lo fue con Tommy-dice de repente sorprendiéndome-sabes que me caía muy bien, lo quería como un hijo, sé cómo te destrozo su muerte. Pero una cosa tengo segura, estamos aquí por algo, estamos vivos y lo que ellos querrían es que fuéramos felices y que viviéramos, sobre todo eso. A tu madre le gustaría verte feliz.
-¿Cómo lo hago?
-Reuniéndote de la gente que quieres, haciendo lo que te gusta y te hace sentir bien, haciéndolo lo que quieres en cada momento. Fuera miedos, hay que vivir sin miedo.
-Es fácil decirlo.
-Puede ser, pero sé que crie a una niña fuerte-dice sonriendo y dándome un beso en la cabeza-voy a ir en busca del médico ¿sí?
-Gracias-digo pensando en lo que me ha dicho, y sé que tiene razón, si no es como hacer que mi trabajo y mi vida personal funcionen, tendré que elegir, y estos meses me ayudaran a decidirme.


POV RICK
Me siento en la cafetería y estoy aun algo avergonzado. No puedo creerme que sienta vergüenza porque su padre nos pillara besándonos, yo Richard Castle, no puedo creérmelo. Estoy tan nervioso, tengo tanto miedo y esto es tan nuevo que no puedo asimilarlo aun. Por eso me siento así de nervioso y de impaciente por estar con ella.
Veo aparecer al padre de Kate por la puerta de la cafetería y me remuevo en el asiento, prefiero tener que relacionarme con las mujeres que con los hombres, soy mejor con las madres, pero con Kate es distinto, su padre es todo lo que tienen y tengo que hacerle ver que soy bueno para su hija, porque sé que eso es bueno para ella, para nosotros.
-Hola.
-Hola.
-Ahora mismo está esperando al médico. Quiere el alta si o sí.
-No me sorprende.
-Voy a irme con ella a su casa, no quiero ir a otro sitio que no sea su casa.
-Está bien que no esté sola.
-Sí, tengo mucho trabajo y espero que si algún día no puedo puedas…
-O claro, solo tienes que llamarme-digo sorprendido por la propuesta y visiblemente nervioso.
-Está bien, no quiero que este sola en ningún momento. Tengo miedo a la recuperación, sé cómo es mi hija y será un infierno.
-Intentare ayudar.
-La verdad es que te iba a decir que huyeras-dice con una sonrisa-no te tomes en serio lo que te diga después de las terapias y todo eso, estará enfurecida y normalmente tira a matar. Yo ya la conozco y sé que no lo dice en serie, pero aún me duele, no quiero que te tome por sorpresa.
-Lo intentaré, gracias por avisar.
-Creo que deberíamos volver antes de que le tire algo al médico si se niega a darle el alta-dice haciéndome reír y me doy cuenta de que podemos llevarnos bien, que quizás no sea tan complicado como pensaba.
Me levanto y lo sigo por el hospital hasta llegar a la puerta de la habitación de Kate. Antes de llegar ya sabemos que las cosas no van muy bien, porque se oye la voz de Kate desde la puerta. Su padre y yo nos miramos tomamos aire y pasamos al interior.
CONTINUARÁ…
Bueno pues gracias a todos por leer, espero que os haya gustado y me lo hagáis saber Wink
Gracias de verdad y nos vemos el lunes con un nuevo capítulo, disfruten de la historia y recordar que aún queda historia para rato pero que esto continuara con una nueva historia que ya he empezado y mientras la inspiración siga y tenga algo de tiempo, esto no tendrá fin. Gracias a todos.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 29

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 12, 2017 9:18 pm

Buenos días, ya estoy de vuelta como el frio jaja. Bueno pues como siempre gracias por estar ahí y espero que lo disfruten. Queda mucho de esta historia pero tengo muy encaminada una nueva historia que creo que ya os dije que se titularía presunto inocente, y que es un poco diferente y que espero que os vaya a gustar. Pero mientras tanto disfruten de esta que aún queda mucho para el final.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 29
POV KATE
Me siento furiosa pero cuando suelto esos gritos de golpe enfadada, siento un fuerte dolor en la herida que hace que me retuerza. El medico enseguida me ayuda a tumbarme en la cama en el mismo instante en que mi padre y Rick entran con una sonrisa en la habitación, pero se les quita en cuanto me ven agarrada sobre la herida, con dolor en la cara.
-Kate…-grita Rick corriendo a mi lado y mi padre se queda paralizado en la puerta.
-Estoy bien-digo mirándole para que quitara esa cara de pánico.
-¿Qué ha pasado?-pregunta Rick mirándome.
-Este que no quiere darme el alta-digo enfadada.
-Quizás sea porque no estas preparada ¿no?-dice enfadado, no solía verlo de esa manera y eso me enfado a mi también.
-¿Qué no es estoy preparada? Se muy bien cuando estoy preparada, no necesito a nadie que me diga cuando lo estoy. Quiero salir de aquí y ya-digo completamente enojada.
-¿Sabes lo que te digo? Que hagas lo que quieras-dice enfadado saliendo disparado de la habitación y aunque mi padre intenta pararlo ahora mismo nadie puede pararlo.
-Doctor, ¿puede dejarnos un momento?
-Si claro-dice saliendo corriendo por la puerta, huyendo como un cobarde. Cuando se va mi padre se para delante de mi y me mira con esa cara que pone cada vez que no esta de acuerdo con algo de lo que hago.
-¿Qué?-digo ya sin poder aguantar esa mirada.
-Ese chico no tiene la culpa.
-¿Y yo si? ¿Qué he hecho?
-Lo sabes muy bien, ese es el problema. Lo has hecho para que se fuera ¿no?
-¿Qué?
-Cuando estas así siempre haces daño a los que tienes al lado para alejarlos.
-No digas tonterías ¿sí?-digo tragando saliva.
-Te conozco cariño, y no puedes hacer o decir nada que pueda alejarme de ti y de ese chico tampoco. Empiezo a conocerlo y sé que aunque esta ahora enfadado volverá.
-A lo mejor es mejor que no lo haga-digo mirando al suelo, dándome cuenta de lo que había hecho.
-Eso no te lo crees ni tu cariño. Veo como lo miras, estas locamente enamorada de él. Lo miras incluso no sé con algo más que con Tommy, no sé que es pero algo más veo en esa mirada. A mi no me puedes engañar.
-No digas tonterías-digo sin mirarlo, porque aunque mi subconsciente me pedía a gritos alejarlo de mi, ahora me siento fatal de que no este aquí, y más que se haya ido así de enfadado.
-Cariño…-dice al verme bajar aun más la cabeza intentando ocultarle las lágrimas que han empezado a caer sin poder remediarlo y mi padre me atrae hacia él para abrazarme.
-No quiero perderlo.
-Pues no hagas cosas que lo alejen.
-Si lo alejo es porque me importa.
-Pensaba que ibais a intentarlo.
-Pero no sé si podré. Tengo miedo, no puedo evitarlo.
-Cariño.
-Lo se soy una idiota.
-Quizás deberías buscar ayuda.
-¿Ayuda?
-De un especialista.
-Lo que me faltaba.
-Kate no es nada malo.
-Pero ahora mismo no puedo afrontar nada de eso.
-Bien pero piénsalo ¿si?-dice con una sonrisa limpiándome alguna lágrima que aun salía de mis ojos y en ese instante se abre la puerta y vuelve a entrar Rick, aun molesto puedo ver por su cara, pero más tranquilo.
-Voy a ver al médico para ver si tienen preparados los papeles-dice mi padre dándome un beso-no la cagues de nuevo-dice susurrándome para que no le oyera Rick.
-Lo siento-decimos los dos a la vez cuando la puerta se cierra al paso de mi padre.
-No tenía que haberme ido-dice Rick sin mirarme.
-No tenía que haberte hablado así, solo creo que me estoy volviendo loca. ¿Es tan complicado entender que quiera volver a casa?-digo casi en un susurro.
-Y ¿Es tan complicado entender que nos preocupas?-dice mirándome y asiento nerviosa sobre la cama. Lo veo acercarse hacia mí y sentarse a mi lado. Me muevo para poder mirarlo y agarro sus manos entre las mías tocándolas con delicadeza.
-Lo siento Rick, sé que os preocupáis, sé que parece que no estoy bien pero me siento bien. Creo que estoy peor si me quedo, me siento agobiada, fuera de lugar. Necesito mi casa, mis cosas.
-Lo entiendo, y voy a respetar tu decisión, solo quiero que entiendas que a veces haremos cosas que no te gustan solo porque pensamos que es lo mejor para ti. Eso es lo único que mi importa-dice apartando el pelo de mi cara y yo muerdo mi labio como consecuencia de lo nerviosa que me ponía su cercanía.
-A veces soy una idiota con la gente que más me importa. Lo siento mucho de verdad, aun no sé cómo controlarlo y quizás nunca sepa.
-Deja ya de pedir perdón ¿Si?-dice con una sonrisa haciendo que sonría y se acerca despacio para dejar un suave beso en mis labios-hagas lo que hagas no vas a conseguir que me vaya de tu lado-dice con una pequeña sonrisa que hace que se me remueva algo en el interior.
-Eres increíble, lo sabes ¿no?-digo mirándole fijamente.
-¿Lo dudabas?-dice bromeando y me alegro de que sea así, que consiga bromear hasta en momentos como estos-¿Y ahora? ¿Cómo vamos a hacerlo? Cuando te vayas a casa…no vas a alejarme.
-No lo voy a hacer-digo agarrándole de su manos y mirándole casi con miedo-quiero que estés ahí.
-Y yo también-dice con una sonrisa-vamos despacio, disfrutando de esto, estando ahí el uno para el otro, vamos a aprovechar para conocernos. Esto va a venirnos bien ¿sí?
-Ok, solo si pasa algo, si al final no sale como los dos pensábamos…
-Voy a estar ahí, eres increíble como persona Kate, aparte de como mujer claro-dice con una sonrisa-no voy a quererte fuera de mi vida.
-Eso dices ahora.
-Bueno, como ese momento no va a llegar-dice con una sonrisa.
-¿Cómo puedes estar tan seguro?-digo con miedo, porque yo no lo estoy para nada.
-Estos meses van a servir para que te sea imposible vivir sin mí. Soy irresistible-dice con una sonrisa haciéndome sonreír.
Dan en la puerta dejando la conversación apartada y cuando se abre entra la hermana de Rick con una sonrisa.
-¿Se puede?
-Claro pasa-digo con una sonrisa y se acerca dándonos un beso a cada uno.
-¿Cómo te encuentras?
-Bien, mejor gracias.
-Tu padre esta fuera, tiene unos papeles en la mano, creo que es tu alta.
-Sí, eso espero.
-¿Te vas a casa?
-Sí, no puedo aguantar más tiempo aquí.
-Eres de la mía, como en casa en ningún lado-dice Jenny con una sonrisa-¿Hoy duermes en casa?-dice preguntando a su hermano que me mira a mi antes de responder.
-Hoy sí, pero voy a ir a mi casa.
-Qué pena. Alexis ha preguntado por ti.
-Iré mañana a verla.
-Vale, pero no vayas temprano que mañana no hay cole, que digo, ¿Tu temprano?-dice picándole y no puedo evitar reírme al verlo juntos, me hubiera gustado tener un hermano para poder vivir algo así.
-Eres muy graciosa-dice Rick haciéndose el ofendido pero tenía una sonrisa en la cara.
Nos quedamos un rato más hablando charlando disfrutando de la compañía cuando se presenta mi padre con unos papeles en la mano.
-Ya los tengo. Cuando quieras podemos irnos.
-¿En serio?-digo con una sonrisa sin poder creérmelo y los veo serio, sin duda preocupados de que me haya podido adelantar, pero me sentía bien y mejor me iba a sentir cuando saliera de aquí.
-Creo que deberíais salir un momento, yo la ayudo a vestirse-dice Jenny con una sonrisa y casi a empujones los echa a los dos-estos hombres, no nos entienden-dice con una sonrisa sacando mi ropa para que pudiera vestirme.
Me ayuda a vestirme y solo el movimiento de subir el brazo me provoca un fuerte dolor en la herida.
-¿Te duele?
-Un poco, nada que no pueda soportar.
-Ya veo, una chica dura-dice sonriendo-se preocupa por ti mucho-dice sorprendiéndome-mi hermano-dice por si no me había quedado claro.
-Yo también lo hago por él.
-Me alegro de que lo hagas. Es mi hermano y no quiero verlo sufrir. No quiero decir que tú vayas a hacerlo sufrir yo…
-Lo he entendido-digo con una sonrisa al verla sufrir.
-Es que nunca lo he visto así con una chica, le gustas mucho, incluso mucho más de lo que él piensa o puedas incluso imaginarse. Solo te pido una cosa.
-Dime.
-Se sincero con él siempre, pase lo que pase, sientas lo que sientas, hagas lo que hagas, siempre sé sincera con él.
-Lo seré-digo con convencimiento de ello, porque aunque sufra prefiero ser sincera con él antes que mentirle, porque sé que aunque le mienta al final siempre le haré daño. Por eso, no he podido prometerle que esto funcionara, por eso no he podido prometerle que iba a poder con las dos cosas, solo puedo prometer intentarlo, y puedo intentarlo, porque quiero ser feliz por mucho miedo que tenga.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, espero que os haya gustado y que me lo hagáis saber. Mañana nuevo capítulo, Kate vuelve a casa y veremos cómo va la cosa a partir de ahí.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 30

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 13, 2017 9:26 pm

Buenos días, aquí estamos un día más, espero que os siga gustando la historia, de momento parece que no va mal la cosa pero os sigo recordando que aún queda muchos capítulos y muchas emociones que vivir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 30
POV RICK
Ayudo a Kate a montarse en mi coche aunque dejándole su espacio porque ya sé que prefiere no tener que necesitar la ayuda de nadie. En momento como estés, es cuando más puedes conocer a alguien, y yo estoy dispuesto a conocerla.
Jim se monta detrás y yo arranco el coche cuando todos estamos listo. Cuando voy a salir del aparcamiento del hospital Jim me para colocando su mano en mi hombro.
-¿Puedes llevarme a mi casa? Tengo que recoger algunas cosas para poder quedarme con ella.
-Estoy aquí-dice Kate y pienso que está enfadada, pero tiene una sonrisa en la cara.
-¿Puedes quedarte tú con ella mientras tanto?-me pregunta y Kate vuelve a saltar.
-Ya te he dicho que estoy aquí-dice Kate con ya menos sonrisa.
-Yo puedo cuidar de la niña mientras tus no estas-digo bromeando y puedo ver por el rabillo del ojo una sonrisa.
Dejamos a Jim en su casa y luego vamos los dos solos hacia la casa de Kate, aún recuerdo la última vez que estuve allí. Me bajo del coche y ayudo a Kate a bajarse y cuando levanto la mirada con miedo porque fuera a decirme que ella podía sola, me sorprende verla sonreírme. Cojo las pocas cosas de Kate y la acompaño hacia la puerta. Abro como puedo y la dejo pasar a ella por delante. Cierro la puerta a mi espalda y cuando me giro está allí de pie paralizada.
-Aún hay cristales-dice de repente-se me cayó un vaso cuando vi su carta.
-Yo me ocupo de ellos. Será mejor que vayas a tumbarte. Puedes volver a casa pero aun con reposo-digo mirándole y ella asiente aun con la mirada perdida en los cristales.
Recojo todo los cristales y sus cartas y miro en la cocina algo que pueda hacer para cenar, pero no encuentro nada que me sirva. Decido llamar a Jim para que se traiga algunas cosas. Cuando acabo la llamada decido ir a preguntarle que le apetecía comer para pedir algo. No quería que tuviera que esperar a su padre para comer, necesitaba recuperar el peso que había perdido.
-Kate…-digo entrando por la puerta y la encuentro luchando con una camiseta intentando ponérsela, no puedo evitar mirar su cuerpazo, a pesar de que había perdido algo de peso era increíble.
-Me ayudas-dice poniendo cara de dolor y corro rápidamente para ayudarle a bajar la camiseta dejando mis manos sobre su suave piel.
-Dios…eres tan hermosa-digo tragando saliva mientras muevo mis manos sobre su cintura por debajo de la camiseta sintiendo su calor.
-Rick…-dice mordiéndose el labio y siento como se estremece.
-No sabes lo que te he echado de menos-digo acercándola un poco y besando suavemente sus labios. Tarda en reaccionar, pero cuando lo hace coloca sus manos en mi cuello acercándome a ella y profundizando un poco más el beso, hasta que nos separamos ambos con una sonrisa en la cara.
-Yo también te he echado de menos-dice dejando un rápido beso en mi boca.
-Ya no sé ni a que venia.
-Creía que venias a esto-dice con una sonrisa, haciéndome reír.
-Deberías tumbarte. Venia para saber que te apetecía para comer.
-Tengo el número de mi restaurante favorito junto al teléfono.
-Oh bien, entonces ahora llamo y pido para comer.
-¿Te quedas?
-Hasta que venga tu padre.
-Tranquilo, creo que va a tardar un poco-dice con una sonrisa.
-Vale, pero túmbate, que al menos este rato estés tumbado.
-Si papa…-dice con una sonrisa.
-No sé si me gusta que me llames así-digo poniendo mala cara.
-Am ¿y a mi si me gusta que me llames la niña?
-Touché. Mejor ninguna de las dos cosas ¿sí?
-Vale, ¿entonces cómo quieres que te llame?
-El irresistible-digo serio y la oigo reír y eso me hace sonreír-ahora vengo-digo dándome la vuelta para poder pedir algo de comer porque si me quedaba un poco más con mis manos sobre su piel, esto no iba a acabar nada bien.
Vuelvo cinco minutos después tras hacer la llamada, y me la encuentro sentada en la cama con la cabeza apoyada sobre sus piernas.
-Ya he pedido la comida-digo llamando su atención y me mira con la cabeza ladeada con una sonrisa.
-Bien, creo que tengo hambre.
-Eso es bueno-digo acercándome y tirándome en la cama cayendo a su lado y haciéndola reír.
-Ven-dice tirando de mí para que apoyara la cabeza sobre sus piernas y enseguida empieza a juguetear con mi pelo. Y me siento genial con sus caricias, demasiado genial tanto que cierro los ojos-no vayas a dormirte-dice con esa voz sexy suya.
-Ummm-ronroneo.
-Me encanta tu pelo, lo tienes muy suave.
-Luego te paso la marca de mi champú-digo haciéndola reír.
-¿Cuándo presentas tu nuevo libro?
-¿Te lo vas a leer?
-Quizás si me lo regalas.
-La primera copia será para ti si prometes leértelo.
-Bueno si tengo algo de tiempo lo intentaré.
-Más te vale-digo cerrando los ojos cuando siento sus manos masajeando mis ojos.
En ese momento sonó el timbre y me quejo cuando sus manos dejan mi cabeza. Abro los ojos y ahí está su sonrisa. Me levanta doy un beso en sus labios rápidamente y salgo disparado para recoger la comida.
Pago la comida, la llevo a la cocina y tras coger lo que necesitaba, llevo la comida a la habitación con una bandeja. Kate se sienta sobre la cama y con cuidado coloco la bandeja con la comida. Saco las cosas y ambos nos ponemos a comer entre risas, disfrutando de la comida y sobre todo de la buena compañía.
Cuando acabamos recojo todo rápidamente y corro de nuevo a su lado sabiendo que esto iba a acabar pronto, y no quería alejarme de ella aunque sabía que mañana podría estar aquí con ella sin problema. Pero quería dormir con ella, quería escuchar su corazón latir junto al mío, quería sentir su calor.
Me acerco a ella y vuelvo a tumbarme a su lado, enseguida ella se apoya contra mi pecho. Acaricio su cara, su cuerpo, intentando darle algo de calor.
-¿Mañana vas a venir?
-Claro-digo sin entender porque lo dudaba cuando ni si quiera quería irme.
-¿Vendrás temprano?
-Ya sabes que no soy un madrugador-digo riéndome-tengo que ir antes a ver a mi sobrina, pero luego vendré, no lo dudes.
-Podías traerla, si quieres claro.
-Hombre prefiero estar a solas contigo pero bueno-digo bromeando y la veo sonreír-dile a tu padre cuando me vaya que si algún día tiene que dormir en su casa por algún motivo que no pasa nada ya me quedo yo-digo haciéndola reír.
-¿Tan desesperado estas?
-No lo sabes muy bien-digo bromeando.
-¿Te cuesta mucho…?
-Bueno de momento aguanto bien.
-Yo la verdad es que no siempre he tenido una vida sexual tan activa.
-Yo soy muy activo, pero estoy genial con esperar. Pero cuando te den el alta total no salimos de la cama en tres días-digo haciéndola reír.
-No sé si aguantarás.
-Créeme que si-digo con una sonrisa picara recibiendo un golpe en el estómago.
La broma y las risas paran en el momento en que la puerta suena antes de que se abra y me levanto rápidamente haciéndola reír.
-Parece que viene el coco o el hombre del saco-dice sin parar de reír.
-Es tu padre-digo con algo de pánico.
-Papa estamos aquí-grita Kate mientras me pongo rápidamente las zapatillas y recojo la chaqueta.
Rápidamente antes de que se abra la puerta le doy un beso rápido a Kate en los labios quedándome con ganas de más pero sabiendo que luego no iba a poder hacerlo. Y justo en ese instante entra su padre.
-Hola chicos. He traído comida.
-Ya hemos comido.
-Bueno, pero tendrás que alimentarte el resto de la semana. No sé cómo puedes tener así la cocina.
-No suelo comer en casa.
-En casa ni en ningún lado-dice riñéndole como haría un padre que se preocupa por la salud de su hija.
-Tu padre tiene razón-digo recibiendo una cara de asesina de Kate-creo que será mejor que me vaya antes de que salga escaldado-digo sonriendo-mañana vendré a verte-digo mirando a Kate y cuando voy a salir recibo un apretón del padre de Kate.
Salgo de casa de Kate con una sonrisa después de pasar una buena tarde con ella después de la discusión y la preocupación. Sin duda estos días van a venirnos bien y pienso convencerla de que podemos ser felices juntos y que cualquier peligro merece la pena.
CONTINUARÁ…
Bueno pues el primer día en casa no les ha ido muy mal, veremos a ver cómo les va el segundo, pero para ello hay que esperar un poquito más. Nos vemos el miércoles con un nuevo capítulo.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 31

Mensaje por tamyalways el Miér Mar 15, 2017 9:36 pm

Buenos días os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os siga gustando y como siempre espero que me lo hagáis saber. Gracias a todos por seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 31
POV KATE
Ya estoy despierta como siempre antes de que salga el primer rayo de sol. Mi padre también esta levantado y puedo escucharlo al fondo seguramente haciendo el desayuno. Miro el reloj y a penas marcan las 6 y media, temprano para muchos, pero para mi la hora perfecta, solo un problema tengo que pasar el resto del día sin hacer nada y eso me mata.
Cojo mi móvil en mis manos y busco las noticias, no hay nada importante que merezca la pena, y diez minutos después cuando ya no sabía que más hacer, aparece mi padre con el desayuno en una bandeja.
-El desayuno esta listo-dice colocándolo sobre mis piernas y yo intento dedicarle una sonrisa a pesar de las pocas ganas que tengo.
-Gracias.
-Sabía que estarías despierta. Podías aprovechar para dormir un poco más y en cambio te despiertas antes de que sea de día.
-No estoy cansada, como voy a dormirme si no hago nada.
-Ok, comételo que voy a traerte las pastillas-dice y yo asiento mientras me meto un poco de huevos rotos.
Acabamos de desayunar y mi padre me ayuda a levantarme para ir al baño. Aunque me cueste reconocerlo solo ese movimiento hace que me duela todo el cuerpo. Me miro al espejo y casi no me reconozco, tengo grandes ojeras, estoy demasiado blanca y más delgada de lo normal. Me peino un poco y me doy un toque de maquillaje para tener mejor color para cuando él viniera.
Me levanto la camiseta para ponerme otra limpia y miro el vendaje de la herida, sin duda tenía que volver a cambiarlo, pero en ese momento dan en el timbre y lo dejo de lado para salir de nuevo hacia la habitación.
Me siento en la cama y me arropo un poco para no coger frio cuando levanto la cabeza ahí esta él con una sonrisa en la cara y con su sobrina agarrada de la mano. Me sorprende que la haya traído pero es un paso para conocerlo mejor y eso me gusta.
-Hola.
-Hola-dice con una sonrisa-Alexis di hola.
-Hola Kate-dice con una sonrisa haciendo que otra salga de mi cara.
-Hola cariño, ven acércate-digo y enseguida sale corriendo para darme un beso.
-¿Tienes pupa? Tito dice que estas malita.
-Sí, pero ya estoy mejor.
-Mi mama me da muchos besos y abrazos cuando estoy mala-dice antes de subirse con dificultad en la cama y se lanza a mis brazos sorprendiéndome. Miro a Rick y él está allí apoyado en la puerta con una sonrisa en la cara mirándonos a las dos-Tito-dice separándose, y le hace gesto a Rick para que se acerque-abracitos-dice haciéndome sonreír y Rick se acerca a la cama coge a la peque en brazos se sienta al lado de mí y me abraza a la vez que abraza a la peque haciéndome sonreír-¿Mejor?
-Mucho mejor, tu madre tiene mucha razón.
-A que si-dice enseñándome los dientecitos mientras sonríe.
-Cariño, ve a por lo que hemos traído-dice Rick bajándola con cuidado de la cama para que salga corriendo y entonces se gira de nuevo y me besa tomándome por sorpresa-buenos días-dice haciéndome sonreír.
-Buenos días.
-¿Cómo estas hoy?
-Mejor-digo sonriéndole-¿Qué es eso que habéis traído?
-Es un crack del parchís, le he dicho que tú también lo eres y quiere ganarte. Mientras vosotras lucháis por ganar yo aprovecho y poco a poco avanzaré y os ganaré. A que es un plan genial-dice haciéndome reír.
-Eres un caso-digo acercándolo un poco más para darle un beso y nos separamos justo cuando oímos a la pequeña golpear la puerta con el juego, casi sin ser capaz de andar con él en brazos. Rick se levanta rápidamente y la ayuda a traer el juego. La coge en brazos subiéndola a la cama y saca el juego.
-Bien, ¿Quién va a ganar?
-Yo-dice la peque cogiendo su ficha enseguida, miro a Rick y ambos sonreímos mirándola y empezamos a jugar, y a disfrutar mucho más de lo que pensaba que podía disfrutarlo.
Jugamos durante un buen rato entre risas sin duda disfrutando de una mañana tranquila como nunca antes me hubiera imaginado, y disfrutando de ver a Rick de esta manera con su sobrina, sin duda era increíble con los niños.
-Eso no vale, sois unas tramposas, os habéis aliados contra mí.
-Creo que tu estrategia no te ha salido muy bien-digo riéndome al verlo enfadado por un simple juego.
-Ya no juego más.
-Al tito no le gusta perder-dice la pequeña consiguiendo a cambio una buena tanda de cosquillas-para para…-dice sin parar de reír.
-Anda ves a lavarte las manos que enseguida vendrá tu madre a por ti-dice Rick agarrándola y bajándola de la cama y enseguida sale corriendo para lavarse las manos.
-Eres un mal perdedor.
-Yo nunca pierdo.
-Creo que te hemos dado una buena paliza-digo sin poder evitar reírme.
-Os habéis puesto de acuerdo para ir en contra de mí, eso no vale y lo sabes.
-Fuiste tú quien empezó con las estrategias, no tengo culpa de que te hayan salido mal-digo haciéndole rabiar.
-¿Para el perdedor no hay nada?-dice poniendo morritos haciéndome reír y no puedo evitar acercarme lo justo para juntar mis labios con los suyos, una leve caricia pero que me hace suspirar por más.
-Tito...-dice la niña apareciendo y cortando el beso que estábamos compartiendo.
-Voy a por las cosas-dice levantándose con una sonrisa y dejándome a solas con la pequeña.
-Me lo he pasado muy bien, deberíamos repetir algún día.
-Sí, me gusta ganarle al tito-dice con cara de pilla-¿eres la novia de mi tito?-dice sorprendiéndome.
-Yo…
-Os he visto besándoos en la boca…solo los novios lo hacen-dice con ese razonamiento tan tierno e inocente.
-Si somos novios-digo pensando si en realidad eso es verdad o no, porque la verdad es que no lo sé.
-Alexis, despídete que nos vamos-dice Rick entrando y lo miro para ver si ha escuchado algo pero no soy capaz de saberlo con solo mirarlo, o no lo ha escuchado o sabe taparlo demasiado bien.
-Hasta la próxima-dice dándome un abrazo antes de salir corriendo a través de la puerta.
-La bajo con su madre y subo enseguida-dice Rick con una sonrisa y sale detrás de ella dejándome a solas y pensando en la relación que teníamos, una relación con sentimientos, eso no cabía duda, pero con muchos miedos y con nada concreto, quizás porque necesitaba una puerta por la que poder escapar si las cosas iban mal.
-Hola-dice volviendo antes de lo que esperaba y se sienta a mi lado tirando de mi cuerpo hacia él-entonces ¿somos novios?-dice de repente sorprendiéndome pero cuando lo miro empieza a reírse por mi cara de pánico.
-Eres un idiota-digo golpeándole-¿Qué querías que le dijera?
-No, si me gusta que lo hayas dicho-dice con una sonrisa haciendo que me sonroje. Me muevo un poco más para taparme un poco la cara sonrojada consiguiendo un fuerte dolor en el costado.
-¿Estas bien?-dice preocupándose.
-Si solo me he dado en la herida.
-¿Te la has curado?
-No, hoy no.
-Déjame verla-dice levantándose y me levanto despacio la camiseta y él se acerca con cuidado y me quita el pequeño apósito. Cuando lo hace pone mala cara.
-Kate esto está algo infectado. Será mejor que te lo cure-dice levantándose rápidamente y enseguida encuentra todo lo que necesita y con cuidado, el mayor cuidado posible empieza a desinfectar la herida-¿te duele?-dice al verme sisea.
-No, está bien.
-Eres muy mala mentirosa-dice con una sonrisa aun concentrado en la herida-esto ya está, voy a tapártela-dice cogiendo un trozo de venga y colocándome en su sitio-no dejes esto como algo olvidado. Tienes que curártelo más a menudo.
-Pensaba hacerlo más tarde.
-Pues esto no puedes dejarlo para más tarde.
-Vale p…-pero me callo al ver su cara y recuerdo el trato de no volver a llamarlo papa.
-Lo digo en serio Kate, cualquier infección y retrasara tu recuperación.
-Vale, de verdad prometo hacerlo mejor. Además si tengo un gran enfermero como tú no me importa hacerlo más a menudo-digo con una sonrisa y veo como se relaja.
-Eres increíble-dice tirándose a mi lado en la cama y se tumba casi encima de mí pero sin apoyarse para no hacerme daño. Me mira con esa sonrisa suya y esa mirada que me tenía completamente loca.
Le agarro suavemente de la cara y le acaricio suavemente mientras lo acerco para poder besarlo, juntando nuestros labios, disfrutando de su sabor, de su tacto, de su lengua en interior de mi boca haciendo cosas increíbles, haciéndome sentir viva.
-Rick…-digo dejando caer su nombre entre suspiros, porque necesito más mucho más.
-Lo siento, es que me vuelves loco-dice con una sonrisa y haciendo que yo también sonría.
Suena la puerta de la entrada, sin duda mi padre ya había vuelto y Rick tenía que volver a irse y otra vez me sentía fatal de tener que despedirlo, cada vez me costaba más y eso sin duda me daba miedo, mucho miedo.
CONTINUARÁ…
Gracias por llegar hasta aquí y mañana más, parece que estos dos están disfrutando mucho del tiempo juntos, parece que de momento Kate no lo está llevando muy mal, peor está llevando tener que despedirse de él, quizás tenga que hacer algo para solucionarlo jaja. Bueno gracias y mañana más.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Jue Mar 16, 2017 12:57 am

Que capítulos tan increíbles, creo que kate, va a necesitar muuuuuuucho mas de rick..sigueeee
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 32

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 16, 2017 9:09 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo espero que lo disfrutéis. Los capítulos van pasando y de momento todo parece que va bien, ¿Cambiara algo de aquí al final? Tendréis que esperar, pero de momento disfrutad de cada capítulo por si acaso jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 32
POV KATE
Desayuno con mi padre como cada día desde que volví a casa. Estoy disfrutando de este tiempo con él mucho la verdad, pero necesitaba a Rick por encima de todo y necesitaba pasar la noche con él, necesitaba dormir a su lado.
-Papa.
-Dime cariño.
-¿No tienes nada que hacer?
-¿Me estas echando?-dice con una sonrisa.
-No, o si-digo sonriendo-solo si quieres descansar hoy en casa puedes hacerlo.
-Tienes una cama de invitados bastante cómoda.
-Ya pero normalmente todos dormimos mejor en nuestras cama y pensé que a lo mejor.
-Am…ya sé por dónde van los tiros-dice con una sonrisa-si quieres estar a solas con tu novio solo tienes que decirlo-dice como si nada haciendo que me sonroje.
-Papa…-digo quejándome.
-¿Qué? Es normal querer estar con las personas que queremos.
-Yo te quiero-digo haciéndole sonreír.
-Lo sé cariño-dice besándome en la cabeza y recogiendo los platos a la vez que suena la puerta de casa-voy a abrir.
-Bien-digo con una sonrisa colocándome bien para él, nunca antes me había preparado tanto por un chico.
Tarda demasiado en entrar y empieza mi buen humor a bajar, necesito verlo y que no entre por esa puerta hace que me ponga de mal humor.
-¿Por qué tienes esa cara de pocos amigos?-dice su voz, si era su voz y levanto la mirada rápidamente hacia esa dirección y enseguida una sonrisa ilumina mi cara.
-Rick…-digo como tonta y me maldijo a mí misma por ello.
-Tu padre se ha ido.
-¿Se ha ido? ¿Ya? Es temprano.
-Si, por lo visto le han echado de casa-dice con una sonrisa burlándose de mí y me entran ganas de cerrarle la boca con un buen beso si es posible.
-Ven aquí anda-digo haciendo un gesto para que se acerque y lo hace a paso rápido y se tira sobre la cama haciéndome saltar un poco y aunque lo oculto bien, la herida me da un pequeño tirón-eres un burro-digo con una sonrisa.
-Un burro con el que estas deseando pasar tiempo ¿eng?-dice con esa sonrisa y ahora que lo tengo cerca puedo hacerlo y lo hago, cierro la distancia entre los dos y lo beso en los labios con ganas.
-Cállate ya-digo con una sonrisa antes de volver a besarlo, y me pierdo en el beso y él también, nos dejamos llevar hasta que acabo tumbada en la cama con él encima con cuidado de no hacerme daño y disfrutando del beso consiga despertar en mi esa parte pasional que tuve escondida quizás durante mucho tiempo, pero él con un solo roce conseguía sacarlo por cada poro de mi piel.
Nos separamos despacio sin dejar de mirarnos, sin dejar de sonreír, sin dejar de acariciarnos, y me doy cuenta de que daría lo que fuera por estar así el resto de mi vida.
-Me vuelves loco Katherine Beckett-dice haciéndome reír-¿estoy loco por querer estar así todo el día?
-Un poco si-digo sonriendo con la broma.
-Pues estoy loco, muy loco-dice bajando suavemente para besarme y siento que me muero con sus labios jugando con los míos, con sus manos sobre mi cintura tocando mi piel. Toco su pelo, enredo mis dedos en él. Siento su fuerte cuerpo sobre el mío, siento el calor que desprende y lo quiero, lo necesito ahora mismo.
-Kate…-dice suspirando cuando se separa-si seguimos por ahí no voy a poder parar.
-¿Y si no quiero que pares?
-Sabes que no podemos hacerlo…no quiero hacerte más daño.
-Tú nunca me haces daño.
-Ya sabes a lo que me refiero.
-Lo sé, ¿Cuándo voy a poder hacer mi vida normal?-digo enfadada con el mundo.
-Ya pronto-dice acariciándome la cara con una sonrisa y relajándome como solo él sabe hacerlo-yo puedo aguantar, así que si yo puedo…-dice con una sonrisa.
-Pues tu cuerpo no dice lo mismo-digo mordiéndome el labio al sentir su erección presionando contra mi pierna.
-He dicho que puedo aguantar, no que el camino no fuera a ser duro y doloroso-dice haciéndome reír.
-Me apetece levantarme un poco. Me duele la espalda de estar tanto tiempo tumbada.
-Pero…
-Solo un rato. Comemos vemos una peli y me devuelves a esta cama. Prometo no levantarme del sofá-digo casi suplicándole y le veo dudar para finalmente asentir y sentarse en la cama.
-Voy primero al baño y ahora vengo.
-¿Necesitas ayuda?-digo bromeando mientras señalo con la cabeza la incipiente erección que sin duda está apretando su vaquero.
-Ya me las arreglo yo solo, por esta vez-dice guiñándome un ojo y con paso gracioso se dirige al baño.
Unos minutos después sale con cara más relajada y no ha pasado lo que parece, lo sé, pero no tenía que ser nada agradable tener esa presión en el vaquero y ahora parece que ha conseguido mantener la calma y su erección ya no es tan visible.
Se acerca y me agarra de la espalda y de las piernas. Me agarro a su cuello donde puedo notar algo de humedad sin duda para ayudar con su incomodidad. Me levanta y casi sin complicidad me lleva hasta el comedor donde me deja con cuidado en el sofá y se marcha dejándome a solas. Me estiro para coger el mando de la televisión sin poder evitar el dolor en el estómago justo sobre la herida. Me echo hacia atrás y enciendo la televisión poniendo las noticias.
Rick vuelve al rato con la comida en una bandeja y la deposita sobre la mesa de enfrente. Se sienta a mi lado y me besa en la cabeza suavemente.
-¿Algo interesante?
-Cosas normales de esta ciudad, a veces me cuesta amar mi ciudad. Demasiados asesinatos, robos, demasiado dolor y terror.
-Pero gracias a gente como tú la cosas van a cambiar-dice seguro mirándome y dios como no voy a quererlo-bien, vamos a comer.
Comemos los dos juntos compartiendo la comida, compartiendo besos y caricias en todo momento, me siento como si de verdad estuviera en pareja, con una familia real. Rick se levanta para recoger todo y aparece al rato con un bol en las manos.
-¿Qué es eso?
-Palomitas, ¿No querrás ver una peli sin palomitas?
-¿En serio? Acabamos de comer, no puedes tener hambre.
-No hace falta tener hambre para comer palomitas-dice sentándose a mi lado y no puedo evitar sonreír ante sus tonterías.
Vemos la película acurrucados y al final comiendo palomitas, porque tiene razón no se puede ver una película sin disfrutar de unas buenas palomitas. Estaba tan a gusto pegada a su cuerpo que cuando me quiero dar cuenta me he quedado completamente dormida.
Despierto un poco después y lo primero que veo al abrir los ojos son los suyos y su sonrisa mirándome de cerca.
-¿No sabes que es escalofriante mirar a alguien mientras duerme?
-A mí me parece muy tierno-dice con esa sonrisa que me tiene loca y se acerca para juntar nuestras sonrisas.
-Necesitaba un poco de tiempo así, relajados, sin temor a nada ni nadie, sin tener que esconderme de nadie.
-Es fácil. Solo tenemos que preocuparnos de estar así juntos-dice con una sonrisa.
-Si todo fuera tan fácil…-digo soñando con lo bien que estaríamos.
-Es tan fácil como lo queramos hacer Kate.
-Sabes que no todo será igual de fácil cuando no podamos estar todo el día juntos, o cuando empiece con mi trabajo.
-Yo también tengo un trabajo, y también puede perjudicar un poco a esto, a nuestra relación. Pero no voy a dejar que nada ni nadie me impida ser feliz-dice mirándome fijamente y yo asiento pensativa-será mejor que nos vayamos a dormir. Sin duda estás cansada y yo…no tengo problemas con dormir más de lo normal-dice con una sonrisa y vuelve a cogerme en brazos para devolverme a la cama.
Rick vuelve al rato solo con sus calzoncillos puestos y siento como un calor irradia de mi cuerpo. Me mira sin entender y yo solo le sonrió para evitar que note como estoy de caliente solo por verlo así semidesnudo. Se mete debajo de las sabanas y tira de mí para quedar pegado a él. Besa mi cabeza y cierro los ojos abrazándome a su cuerpo desnudo e intento dormir, aunque sé que va a ser difícil, muy difícil.
CONTINUARÁ…
Parece que como bien habéis dicho en algún comentario, ahora mismo lo que se les hace un desafío es aguantar sin sexo. Lo demás ha quedado a un lado, solo quieren disfrutar el uno del otro, y parece que Rick tenía razón puede convencerla en este tiempo de que son el uno para el otro, veremos si siguen así y si aguantan mucho sin que la pasión les desborde a ambos jaja.
Bueno buen fin de semana a todos XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 33

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 19, 2017 9:26 pm

Buenos días, hoy festivo en muchos lugares, pero aquí estamos con un capítulo extra, lo prometido es deuda. Gracias a todos por seguir ahí y seguimos a tope.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 33
POV RICK
No consigo dormir teniéndola así de cerca, el roce de su piel hace que salte una chispa sobre el mío que me lo recorre por completo. Miro por la ventana de la habitación de Kate y puedo ver oscuridad fuera en la calle. No puedo dejar de pensar en cómo ha cambiado mi vida desde que la conocí, y a pesar de que han pasado cosas malas, muy malas, a pesar del miedo, a pesar del dolor, todo ha merecido la pena por tener a esta hermosa mujer a mi lado.
Me giro para quedar frente a ella y miro cada parte de su cara, su nariz perfecta, su boca que me llama, esos ojos fruncidos aun dormida y su suave pelo. Todo en ella es perfecto.
Saco mi mano de debajo de las sabanas y sin poder evitar acaricio suavemente su pelo y su cara y cierro los ojos juntando mi frente a la suya sintiendo su respiración sobre mi cara. Me alejo de nuevo sin poder dejar de mirarla y en ese instante abre los ojos despacio, sin duda con cansancio y me siento mal por haberla despertado sabiendo que necesita descansar.
-Ya te he dicho que es espeluznante-dice apenas en un susurro y casi sin mantener los ojos abiertos y no puedo evitar reírme.
-Es tierno-respondo de nuevo y ella se mueve acurrucándose más contra mi pecho, encerrando allí su cara.
-No me gusta que me mires dormida, tengo que tener unas pintas.
-Estás preciosa.
-Mentiroso-dice golpeándome suavemente en el pecho y haciéndome reír.
-Yo no miento-digo separándola para mirarla y ella también me mira y siento esa conexión que sentí el primer día que la vi, allí sentando al otro lado de la mesa, y yo no podía dejar de mirarla y de rezar para que me sonriera. Ahora estaba mirándome con una sonrisa y no podía dejar de mirarla, no podía dejar de mirar esos labios que me llamaban a gritos. Me muevo lo justo para atrapar sus labios con los míos y suspiro al sentir como nuestros labios se tantean, se buscan, se desean. Abro la boca para soltar un pequeño suspiro y aprovecha para profundizar el beso, juntando nuestras lenguas en un baile compenetrado hasta el fin.
Nos separamos para tomar aire pero sin separar nuestros cuerpos, ni nuestras bocas que luchan por conseguir el mismo aire. Nos volvemos a mirar y no tardamos ni dos segundos en volver a atacarnos, en volver a comernos a besos. Siento como todo mi cuerpo tiembla, como me pide más aunque sé que no puedo, que no debo dar un paso más. Pero esto empieza a hacerse cada vez más y más imparable y tengo que hacer un gran esfuerzo para separarme.
-Dios, lo siento-digo con dificultad por la falta de aire.
-No lo sientas-dice mordiéndose el labio y acercándose de forma sensual hasta juntar nuestros labios de nuevo y coloca sus manos en mi cuello jugando con mi pelo y siento una electricidad recorriendo mi cuerpo y concentrándose en el mismo sitio, haciéndolo casi doloroso.
-Kate…tenemos que parar.
-No quiero parar.
-No puedo…no quiero hacerte daño.
-No hace falta hacer eso-dice con una sonrisa y siento sus manos bajando por mi cuerpo hasta colocarse justo por encima de la única prenda de ropa que llevo y haciéndome mirarle con el corazón en un puño.
-Kate…
-Sh…déjame hacer ¿sí?-dice con una sonrisa tan sexy que con solo eso estoy a punto de correrme.
-No es justo.
-Déjame a mí decidir que es justo o no-dice con una sonrisa acercándose para juntar nuestros labios de forma pasional, mientras su mano sigue peligrosamente sobre mi bóxer.
Nos separamos y la miro nervioso, tragando saliva mientras siento como su mano vuelve a subir un poco y juega con la cinturilla de mis boxes mientras me mira con esa sonrisa pícara y se muerde el labio cuando clava despacio sus uñas allí en mi cintura mientras va introduciendo su mano en el interior de mi ropa interior mientras yo intento mantenerme con vida a pesar de que me he olvidado hasta de respirar.
Entonces siento como su mano roza mi miembro listo más que listo para recibirla, pero no debía ser así, yo quiero estar dentro de ella, quiero que ella también disfrute tanto o más que yo.
-Deja de pensar, y déjate llevar-dice susurrando en mi oído y suelto todo el aire que tenía retenido en mis pulmones.
Me empuja suavemente hasta que quedo tumbado sobre la cama, mirando hacia el techo y ella se coloca de lado mirándome con una sonrisa. La veo bajar de nuevo su cara hacia la mía y cierro los ojos esperando un beso que no llega, cuando abro los ojos allí esta con su sonrisa pícara.
La miro con cara de querer matarla y entonces siento su mano sobre mi miembro moviéndola despacio, provocándome y entonces, la mueve de una forma que me vuelve loco, sin dejar de mirarme a los ojos. Intento mantener la calma pero me está volviendo loco y no puedo evitar levantar la cintura en busca de más contacto.
Aumenta el ritmo de su mano mientras con la otra mano me araña el pecho provocando un montón de escalofríos en mi cuerpo, y siento que estoy cerca demasiado cerca.
-Kate…-suelto su nombre mientras ella sigue con lo suyo y baja su cabeza para que nuestros labios se vuelvan a juntar ahogando mis lamentos, y entonces, no puedo aguantar más y me corro mientras ella sigue con moviendo su mano sobre mi miembro.
-Kate…-dejo caer de nuevo de mi boca como un lamento, como un grito de éxtasis eterno.
Abro los ojos y me está mirando con una sonrisa en la cara, una sonrisa que corro por besar rápidamente mientras le agarro con cuidado de su cara para poder profundizar un poco más el beso.
-¿Te ha gustado?-dice mordiéndose el labio con cara de pilla.
-¿Lo preguntas en serio?-digo con una sonrisa haciéndola reír-que sepas que te debo una.
-Y yo me la cobraré, no tengas ninguna duda-dice con una sonrisa y levantándose no sin dificultad.
-¿Te ayudo?
-No está bien, voy al baño.
-Yo también tengo que ir-digo haciendo un gesto señalando lo que había debajo de las sabanas.
-Primero voy yo-dice levantándose y haciendo un gesto de dolor.
-¿Esta bien?
-Sí, todo bien-dice con una sonrisa y la pierdo de vista cuando cierra la puerta a su espalda.
Me quedo tumbado mirando hacia la ventana y sin dejar de pensar en la suerte que tengo que tenerla a mi lado. Tengo unas ganas locas de que se recupere, de que dejemos todo esto atrás y de convencerla para irnos juntos lejos de aquí, sé que estando lejos de todo esto, estando los dos completamente solos, puedo convencerla para que estemos juntos, para que cualquier duda que aun permanezca en su cabeza desaparezca de golpe.
Me levanto súper cansado como siempre después de llegar al orgasmo, y me la encuentro en la puerta del baño. Ambos nos sonreímos y nos cruzamos en nuestros caminos. Entro en el baño me lavo bien y me echo un poco de agua por la cabeza para intentar mantenerme un poco más despierto, para poder disfrutar un poco más de ella. Creo que no dormiría en días si los pasara con ella y no me importaría. Creo que mi hermana tenía toda la razón del mundo, estoy enamorado, y ya no tengo ni miedo ni pudor de decirlo. Estoy enamorado de una mujer increíble, como para no estarlo.
Salgo del baño y la encuentro de pie mirando al exterior por aquella pequeña ventana por la que estaba mirando yo hace solo un rato. Y esta preciosa pero pensativa, demasiado pensativa y me da miedo de que piense, solo quiero que actué, que se deje llevar, porque sé que si actúa con la cabeza al final acabaremos cada uno por un lado, y eso es lo que más temo.
Me acerco despacio y me coloco justo detrás de ella colocando mi pecho contra su espalda pero sin tocarla. Enseguida ella se deja caer hacia atrás apoyándose en mi pecho y me agarra las manos para que las pase por su cintura abrazándola desde atrás pero con cuidado de no darle en la herida, la maldita herida.
-¿Estas bien?
-Estaría mejor si dejaras de preguntármelo cada dos por tres-dice seria y me pongo tenso pero enseguida siento sus manos sobre mis brazos apretándome más a ella y sé que no está enfadada-solo estoy cansada de estar encerrada, mi mundo está ahí fuera.
-Lo sé, ya queda menos para que te quiten los puntos. En cuanto lo hagan podrás empezar con la rehabilitación y podrás ser de nuevo la mujer fuerte que eras-digo besando su cabeza junto a su cuello.
-No puedo volver a ser la de antes.
-¿Que dices?-digo girándola para poder mirarle a los ojos.
-Tengo tanto miedo Rick…nunca antes he tenido tanto miedo, no voy a poder volver a ser la de antes.
-Lo serás Kate, no conozco a nadie en mi vida tan fuerte y valiente como tú. Además ahora estamos juntos ¿sí? Mientras estemos juntos todo va a salir bien-digo con una sonrisa y aunque veo una tímida sonrisa en su cara sé que no la he convencido para nada-anda, será mejor que nos vayamos a descansar, es muy tarde-digo tirando de su mano hacia la cama y nos tumbamos el uno al lado del otro abrazados.
Cierro los ojos para intentar dormir, pero sé que va a ser muy complicado hacerlo, sé que tiene dudas y tengo miedo de no ser lo suficientemente bueno para hacerle cambiar de opinión.
CONTINUARÁ…
Bueno pues al final no han podido aguantarse, que se le va a hacer. Parece que a Kate también le han vueltos los miedos y con ello las dudas, parece que Rick va a hacer todo lo posible para mantenerla a su lado, ¿Lo conseguirá? Para eso solo hay que seguir leyendo.
Mañana más XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 34

Mensaje por tamyalways el Lun Mar 20, 2017 9:09 pm

Buenos días, hoy tenemos un saltito temporal, de apenas una semana, pero parece que ya han avanzado en el tiempo y en la recuperación de Kate, veremos cómo les va.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 34
POV RICK
UNA SEMANA DESPUÉS
Camino hacia la casa de Kate para llevarla al médico para quitarle los puntos por fin, un paso más para su recuperación y no puedo estar más contento. Llego a la puerta de su casa y allí esta su padre en la puerta recogiendo el correo y el periódico.
-Hola chico, vienes justo a tiempo. Se está arreglando para ir a la cita con el médico.
-Bien-digo con una sonrisa entrando dentro y caminando rápidamente hacia la habitación.
Me la encuentro con un vaquero puesto y mirándose en el espejo el vendaje de la herida, con la mirada perdida. Me acerco despacio a ella para no asustarla pero no lo consigo del todo cuando veo como da un pequeño respingón al verme reflejado en el espejo.
-Me has asustado.
-¿Tan feo soy?-digo pasando mis manos por su estómago con cuidado de la venda y besando su cuello mientras le miro a los ojos a través del espejo.
-Sí, la verdad ahora que te miro bien…
-Serás…-digo haciéndome el ofendido y sacando una sonrisa de su cara, me alegraba verla así y me alegraba que en los últimos días esa sonrisa había salido muy a menudo y esperaba tener algo que ver con ello.
-Tengo que acabar de arreglarme-dice tirando de mis brazos que se aprietan aún más contra su cuerpo-Rick…-dice quejándose y sacándome una sonrisa.
Me separo para dejarla vestirse pero no me alejo mucho, al revés, me siento en la cama mientras la observo como se viste.
-¿No tienes nada mejor para mirar?-dice con los ojos fruncidos, echándome un mal de ojo.
-La verdad es que no-digo apoyándome sobre mis brazos en la cama para poder mirarla mejor y ella cabecea metiéndose en el baño aunque sé que está sonriendo.
Sale al rato ya peinada y completamente arreglada y no puedo dejar de mirar lo guapa que es. Me mira con la cara ladeada y cabeceo rápidamente mientras me levanto corriendo para seguirla hasta la puerta.
Se despide de su padre en la puerta y nos montamos en el coche para ir hacia el hospital. Vamos todo el camino en silencio. No dejaba de mirarla en todo momento, mientras ella observa el mundo desde la ventanilla.
Cuando llegamos al hospital, corro rápidamente para poder abrirle la puerta y ella asiente con la cabeza con una sonrisa agarrándose a mi brazo y caminamos despacio sin duda aun costándole darle más de un paso seguido.
-¿Quieres que vaya a por una silla?
-No, estoy bien-dice con cara de estar haciendo un fuerte esfuerzo pero sin quejarse sigue hasta que llegamos al interior donde se deja caer sobre la primera silla que encuentra. Sin duda la recuperación va a ser dura y más lenta de lo que le gustaría, pero no tengo dudas de que recortara los plazos de forma increíble.
Nos sentamos los dos esperando a que la llamaran. Estoy tranquilo casi ausente hasta que siento una mano sobre la mía, no tengo que mirarla para saber que es ella. Coloco mi otra mano sobre la suya y la miro con una sonrisa, sin duda está nerviosa y sin duda sé que va a enfadarse cuando el doctor le diga que se lo tiene que tomar con calma, pero voy a estar ahí para apoyarla.
Estamos sentados y siento como mi móvil vibra en el bolsillo de mi camisa, lo dejo vibrar una y otra vez hasta que Kate me mira.
-Lo siento, lo apago.
-No, contesta-dice Kate mirándome y lo saco para cogerlo.
-¿Si?
-Rick, te llamaba para que no se te olvide la presentación de esta noche.
-Ya lo sé, no se me ha olvidado.
-Más te vale, sabes que hoy es muy importante, tendrás que hablar con la prensa y de hoy dependerá mucho de la venta de tu nuevo libro.
-Lo sé.
-Bien, nos vemos esta noche.
Cuelgo el teléfono y me lo meto en el bolsillo enfadado por tener que ir a esa maldita cena, pero sabía que era importante para el libro, y formaba parte de mi trabajo, pero hoy era un día que me hubiera gustado pasar entero con ella, incluido cenar y dormir con ella aunque es verdad que los últimos días había dormido casi todos los días con ella, y por eso quizás iba a ser aún más complicado.
-¿Todo bien?
-Si era de trabajo, había olvidado que tenía un acto hoy.
-¿Un acto?
-Sí, una cena con periodistas. Es para promocionar mi libro.
-Tu libro-dice con una sonrisa.
-Sí, ¿Qué pasa?
-Pensé que me darías una copia cuando saliera.
-Bueno todavía no ha salido.
-Ajan…-dice como si nada pero puedo ver algo detrás de eso.
-Te prometo que mañana te consigo una copia, y encima pienso hacerte una dedicación muy especial, pero…
-¿Pero? ¿Qué pero?
-Tienes que prometerte leerlo.
-Bueno, tengo algo de tiempo ahora, puedo intentarlo-dice ocultando una sonrisa y haciéndome sonreír.
-Más te vale leerlo-digo justo en el momento en que sale un médico y dice el nombre de Kate y esta me mira sin duda nerviosa y me levantado ofreciéndole la mano con una sonrisa.
Entramos ambos en la pequeña sala de curas y Kate se sienta en la camilla mientras la enfermera prepara todo para quitarle los puntos. Yo me quedo cerca de ella en todo momento por si me necesita.
-¿Estas nerviosa?
-¿En serio? He pasado por cosas peores-dice con una sonrisa y la verdad es que la veo algo más relajada que antes de entrar.
-Esto va a doler un poco, pero mucho menos que la causa de esa herida-dice la enfermera con una sonrisa mientras se pone a quitarle los puntos a Kate y yo solo de verlo casi me desmayo.
-Rick, ¿Estas bien?
-¿Qué?
-Estas blanco.
-No me gustan los hospitales-digo tragando saliva y haciendo reír a ambas.
-Esto ya está-dice la enfermera acabando-la herida está bastante bien, tienes que darte con esta crema para que la herida sane mucho más rápido, y tiene que tomarse las cosas con calma, demasiado tiempo parada sin actividad, además la herida aún está fresca y cualquier cosa puede hacer que vuelva a abrirse.
-Pero puedo hacer una vida normal.
-Bueno, todo lo normal que tu cuerpo te permita. Tómatelo con calma-dice entregándole la receta de la crema y dejándonos solo.
-Puedo hacer vida normal.
-Bueno no es lo que realmente a dicho.
-Es lo que ha dicho-dice levantándose y saliendo dejándome con cara de tonto, sabía que ahora venía la parte difícil la cabezonería de Kate era aún superior a la mía y eso es mucho decir.
Vamos juntos hacia el coche e intenta ir como si nada, pero sé que le cuesta a pesar de que sabe muy bien ocultarlo. Nos montamos en el coche y ella vuelve a encerrarse en la ventanilla. Pienso en que quiero pasar más tiempo con ella, que quiero que me diga que le pasa por la cabeza, pero sé que ahora no está de humor para hablar de ello, y también sé que tengo que irme. Decido pasarme por casa para recoger mi traje, pasar la tarde con Kate y salir desde allí ya vestido hacia la cena. Sin decirle nada pongo rumbo a mi casa.
-¿A dónde vamos?-dice cuando se da cuenta de que he girado para el lado contrario al de su casa.
-Necesito ir a casa a por unas cosas.
-¿Para qué?
-Tengo esa cena, necesito ropa mejor que esta.
-¿Vas a vestirte en mi casa?
-En eso había pensado.
-Oh…
El resto del camino lo hacemos en silencio y cuando llegamos aparco el coche en la misma puerta y salgo corriendo para recoger lo que necesite. Cuando regreso la encuentro recostada sobre el coche mirando hacia todos los lados, como si estuviera buscando algo o a alguien.
-¿Estas bien?
-Si-dice sobresaltándose y metiéndose enseguida en el coche, dudo mucho que este bien, pero una vez más se lo dejo pasar para no discutir.
Llegamos a su casa y su padre está allí, pasamos un buen rato juntos charlando, aunque Kate no está muy habladora y eso me preocupa. Cuando va llegando la hora de la cena Jim se despide para recoger la comida y yo empiezo a vestirme para poder ir a la cena.
Salgo del baño con el traje puesto y peinado y la encuentro sentada en la cama con la mirada perdida, empieza a preocuparme y me acerco despacio sentándome a su lado.
-Kate… ¿Estas bien? Si quieres, puedo quedarme.
-No, estoy bien de verdad-dice sonriéndome mientras me acaricia la barba de tres días que enmarca mi cara.
-¿En serio?
-Si, por cierto, estás muy guapo-dice sonriéndome y besándome suavemente en los labios-vete, disfruta de la noche y métetelos en el bolsillo ¿sí?-dice sonriéndome y asiento levantándome no sin antes dejar otro beso en sus labios.
-Mañana a primera hora estaré aquí.
-Está bien-dice con una sonrisa y me voy dejándola allí sola con un cosquilleo nervioso en el estómago, aunque diga que está bien, aunque quiero y necesito creerla, hay algo que no me llega a convencer y hace que no me vaya tranquilo.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, parece que hasta ahora todo ha ido bien, pero parece que Kate esta ausente, le pasa algo, el jueves sabremos más y si Rick puede o no ayudarle.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 577
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No quiero enamorarme-Tamyalways-Final subido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.