Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 19, 2017 11:15 pm

Bueno, pues aquí estamos otra vez con un nuevo comienzo. Daros como siempre las gracias porque cuando empecé pensé que ni si quiera acabaría de publicarlo porque nadie lo leería y ya vamos a por la quince. Estoy sorprendida a la vez que agradecida a todos vosotros, sin saberlo he encontrado algo que me gusta hacer, y saber que encima de que disfruto haciéndolo que hay gente que le gusta lo que hago es increíble. Así que gracias a todos y como siempre os agradezco que le deis una oportunidad, espero que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 1
POV RICK
Me tumbo en la cama dejándome caer sobre esta sin duda cansado después del buen sexo que acabábamos de tener allí de pie, apoyado sobre la pared, y antes en la ducha, y antes sobre el sofá. Sin duda una noche muy movidita.
-Ha estado genial-dice como una gata gateando por encima de mi cuerpo desnudo.
-¿Lo dudabas?
-Nunca lo he dudado-dice con una sonrisa dejándose caer sobre el otro de la cama.
-Creo que mañana no voy a poder levantarme-digo cogiendo un vaso de agua que hay sobre la mesita y tomándomelo de golpe, sin dudas con bastante sed.
-Bueno, que nos quiten lo bailado ¿no?-dice con una sonrisa e intento sonreír, pero siento el peso del cansancio llevándome hacia el sueño profundo.
-Tengo sueño.
-Anda duérmete-dice dándome un beso y es lo último que siento antes de quedarme completamente dormido.
Despierto con un fuerte dolor de cabeza, apenas puedo abrir los ojos porque siento que me va a reventar la cabeza. Intento recordar si ayer me pase bebiendo, pero estoy seguro de que lo que bebí anoche no era suficiente para causarme tanto dolor.
Intento levantarme para tomarme un par de pastillas pero siento como todo me da vueltas. Me quedo sentado en la cama con un fuerte dolor. Abro los ojos y con cuidado me giro para ver si a ella le pasaba lo mismo, pero cuando miro hacia el otro lado pego un salto que casi caigo de la cama.
Cierro los ojos con fuerza y cuando los vuelvo a abrir me doy cuenta de que no estoy alucinando, hay sangre por todos los lados. Me acerco corriendo hacia ella e intento encontrarle el pulso. Estoy tan nervioso y me late con tanta fuerza el mío que no consigo encontrárselo, ¿o es que no tiene pulso?
Enseguida me acerco más y empiezo con la reanimación cardiovascular, pero siento que todo es una pérdida de tiempo, porque esta fría, el cuerpo está demasiado frío hay demasiada sangre, no tiene pulso, sin duda ya no hay nada que pueda hacer. Pero, ¿Qué ha pasado?
Me levanto sintiendo su sangre por todos los lados, tengo que quitármela de encima, siento que tengo que hacerlo, me siento sucio, siento como su sangre me está matando y corro hacia el baño echando todo lo que tenía en el estómago. Miro mis manos llenas de sangre y siento como de nuevo mi estómago se descompone, y entonces oigo la puerta y una voz al otro lado.
-Servicio de habitaciones-dicen del otro lado y salgo corriendo hacia la habitación, pero ya es tarde. La chica está allí mirando hacia la cama con cara de pánico y entonces me mira y empieza a gritar.
-Espere…espere…-intento calmarla pero consigo todo lo contrario, sin duda no tiene buena pinta, hay una mujer muerta en la cama de una habitación de hotel que está a mi nombre, y yo estoy en esa habitación, con el cadáver y lleno por completo de su sangre, sin duda no sé qué ha pasado, pero estoy en graves problemas.
Me quedo sentado en una pequeña silla donde apenas puedo ver la cama y de eso me alegro, solo pensar en que este ahí muerta me revuelve el estómago. La policía me ha tomado las huellas y me han quitado la ropa ensangrentada. Llevo aquí unos minutos sentados cuando aparece un detective para hablar conmigo.
-Buenos días, señor…
-Castle, Richard Castle-digo tragando saliva, no es la primera vez que hablo con un policía, he pasado varias noches en un calabozo, pero nada tenía que ver con algo así.
-Tengo que hacerte unas preguntar-dice con una libreta en la mano y yo asiento.
-¿Cuándo llegaron ayer?
-Sobre las 8.
-¿Qué hicieron cuando llegaron?
-Yo…
-¿Mantuvieron relaciones sexuales?
-Si.
-¿Y después?
-Después no dormimos. Estaba cansado.
-¿Cuándo fue la ultima vez que la vio con vida?
-Antes de dormirme. Cuando me levante…ya estaba muerta.
-Y no ha oído nada.
-No, lo siento.
-Espo-escucho como otro detective le llama y se gira-hemos encontrado el arma homicida-dice el otro detective acercándose con una navaja metida en una bolsa de plástico, una navaja que sin duda reconocí al instante, la única cosa que tengo de mi padre y ahora estaba lleno de la sangre de esa chica.
-¿La ha visto alguna vez?
-Me gustaría llamar a un abogado-digo de repente dándome cuenta de que sin duda esto iba a ser muy difícil para mí.
-Está bien. J.R. llévalo a comisaria y llame a su abogado. En cuanto llegue me avisas, me gustaría hacerle algunas preguntar más al señor Castle-dice mirándome intentado intimidarme y sin duda lo había conseguido.
Estoy en una sala de interrogatorio, nunca había entrado en una, del calabozo siempre había vuelto a la calle, pero ahora entiendo que me traigan aquí, hay muchas cosas a las que tengo que responder, pero no puedo responder a ninguna porque no sé qué ha pasado. Estoy enojado, frustrado y sobre todo, triste y destrozado por lo que ha pasado, no puedo entender cómo puede estar muerta, y con mi navaja, ¿La he matado yo? No, no puedo haberla matado…
De repente siento como se abre la puerta y entra el mismo detective de la habitación del hotel. Se sienta al otro lado mirando unos papeles que traía con él.
-Solo quería hacerle unas preguntas. ¿Conocía a la víctima?
-Si-respondo pensando que no será algo que pueda hacerme daño.
-¿La habías visto antes?
-Sí, un par de veces-contesto y lo veo asentir pero sigue sin levantar la cabeza de los papeles.
-¿Quieres un refresco, un poco de agua?
-Si gracias-digo tragando saliva, tengo la boca completamente seca.
-Bien-dice haciendo un gesto para que el otro policía salga y me la traiga.
Esperamos en silencio hasta que aparece el otro policía y me coloca un vaso lleno de agua delante. Lo cojo y le doy un buen sorbo de agua y lo vuelvo a colocar sobre la mesa.
-Una última pregunta más. ¿Por qué no llamo a la policía cuando se despertó?-dice levantando la cabeza mirándome fijamente por primera vez desde que entro.
-Yo…
-No respondas a esa pregunta. Soy su abogada-dice entrando por la puerta y mirando al detective de forma desafiante.
Lo veo levantarse sin duda derrotado. Se acerca hacia mi vaso para recogerlo y entonces veo como ella se adelanta recogiéndolo y dándole un buen sorbo.
-Gracias detective, estaba sedienta. Me lo quedo por si necesito tomar más-dice con una sonrisa mirando al detective que sale con cara de pocos amigos.
-No vuelvas a responder nada sin que yo este delante, y no caigas en lo del ADN, te pensaba más listo la verdad-dice mirándome.
-¿Y mi hermana?
-Aun no la he avisado, quería saber si era verdad por lo que me habían llamado.
-No sé qué ha pasado. De repente todo…
-Está bien. No hables con nadie solamente conmigo. ¿Qué ha pasado?
-No lo sé. Me dormir y cuando desperté allí estaba. Tenía su sangre por todos los lados.
-¿No recuerdas nada?
-No…y tenía un fuerte dolor de cabeza. No bebí casi nada ayer. Lo juro.
-Está bien, voy a pedir que te hagan un análisis de sangre. Puede que te hayan drogado. Mientras tanto, no hables con nadie, cuando digo con nadie es con nadie.
-Está bien.
-Voy a intentar sacarte de este lío. Pero esto va a llevarnos mucho tiempo. Voy a salir a hacer unas cosas, en cuanto acabe volveré para hablar contigo. Quiero que me cuentes todo.
-Bien.
-Pero si quieres que sea tu abogada claro.
-Claro que si-digo con una pequeña sonrisa.
-Bien. Si me aceptas como abogada hay tres cosas que quiero que tengas clara. La primera, no hables con nadie.
-Esa ya me la has dejado clara.
-Eso espero. La segunda, nunca me mientas ni me ocultes nada que pueda ayudar en el caso. Nunca-dice para que me quede claro-y por último, eres inocente mientras no se demuestre lo contrario, así que siempre tenlo presente por muy duro que sea todo.
-Ok-digo asintiendo.
-Bien, nos vemos ahora-dice levantándose, pero la paro antes de que salga por la puerta.
-Kate-digo llamándola-¿Puedes conseguir que hable con Alexis? No me gustaría que pensara que…
-Ella confía en ti Rick…pero conseguiré que puedas verla.
-Gracias-digo mirándola fijamente y ella asiente antes de salir por esa puerta dejándome solo, completamente solo. Tenía que salir de aquí…pero sobre todo, necesitaba saber la verdad, necesitaba saber que había pasado y si había sido capaz o no de hacerlo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues empezamos fuerte, espero que os allá intrigado lo suficiente para querer seguir leyendo, si es así, mañana tenemos más. Gracias a todos por estar ahí.
XXOO
Twiiter: tamyalways


Última edición por tamyalways el Sáb Jul 01, 2017 12:50 am, editado 1 vez
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Jue Abr 20, 2017 4:02 am

Un genial inicio de historia, y kate desempeñándose en él oficio de sus inicios
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 412
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por tamyalways el Vie Abr 21, 2017 1:38 am

Buenos días, gracias, mil gracias por el acogimiento de la historia, estoy muy feliz. Os dejo con el segundo capítulo, donde volvemos un poco para atrás para conocer un poco más a los personajes, pero no tardaremos en volver al presente, que sé que es lo que os interesa. Gracias y espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2
DOS MESES ANTES
POV KATE
El mejor momento del día, levantarme y tomarme mi café antes de nada. Lo necesito tanto este momento, casi tanto como respirar. Pero entonces suena ese maldito ruido una y otra vez y rompe mi momento una vez más.
-¿Si?-contesto al teléfono con pocas ganas.
-Kate soy Alexis.
-¿Tan importante es el caso que no puede esperar cinco minutos?-digo quejándome.
-Es mi hermano-dice de repente y suspiro, ¿Qué habrá echo ahora? ¿En que lio se habrá metido?
-Voy para allá ahora mismo, mándame la dirección.
-Gracias, te debo otra-dice antes de colgar.
Alexis es mi secretaria en el pequeño bufete que formé hace ya cinco años, pero además de mi secretaria es mi mejor amiga, a ella nunca le puedo negar nada, sus problemas son mis problemas.
Uno de esos mayores problemas que tiene es su hermano. Richard Castle, un chico, que digo chico, tiene mi edad, es un hombre pero con mentalidad de un niño de cinco años. Consiguió vender con éxito uno de sus libros cuando apenas tenía 19 años y desde ahí su vida ha cambiado económicamente a mejor, pero la fama creo que se le subió un poco a la cabeza y se piensa que haga lo que haga nadie podrá responsabilizarlo de ello.
Esta es la tercera vez que me llama su hermana para que lo saque del calabozo, alguna pelea, alguna borrachera, pillado con drogas encima etc. Sé que piensa que como hasta ahora no han tenido consecuencias sus actos no va a pasar nada, pero, ya tiene antecedentes y esta vez le va a costar salirse con la suya.
He intentado explicarle que necesita ayuda, pero siempre se ríe en mi cara cuando se lo digo, Alexis no puede con él, es su hermano mayor pero parece que ella tiene diez años más en cuanto a responsabilidad. No tiene que hacerse responsable de lo que hace su hermano pero siempre lo hace, y se cree que así le ayuda pero no lo hace. Dejo el café sobre el fregadero a medio tomar y salgo rápidamente a vestirme.
Cuando estoy de camino hacia la cárcel me doy cuenta de que me da igual hacerlo esperar y termino parando por el camino para coger un buen café. Lo pido para llevar y vuelvo a montarme en el coche. Cuando llego al destino salgo del corre y me apoyo en la puerta de la comisaria tomándome mi café tranquilamente.
Cuando me lo acabo me meto dentro y espero a que me dejen pasar para verlo. Cuando me dejan pasar lo encuentro tumbado en el pequeño catre de la celda como si la cosa no fuera con él.
-Has tardado mucho, ¿Ya podemos irnos?
-No-digo seria, quiero que entienda que esto no puede volver a pasar.- ¿Qué coño ha pasado ahora?
-Nada malo. Esta gente se pone como loca por una tontería-dice bromeando pero enseguida ve mi cara que para nada estaba para bromas-vale me tome alguna copa y quizás la mezcle con algún porro. El caso es que salimos a seguir festejando y acabamos corriendo desnudos por el parque, ha sido súper divertido.
-Va a ser más divertido verte ahí encerrado durante un tiempo.
-No espera, ¿A dónde vas?
-Paso.
-Venga ya Beckett. Ha sido una broma. Tienes que sacarme de aquí.
-Esto no puede seguir así. Me da igual lo que hagas con tu vida, pero tu hermana no merece esto.
-Lo sé. Pero yo no tengo la culpa, no hago daño a nadie.
-Te lo haces a ti mismo y lo peor que haciéndotelo a ti se lo haces a tu hermana. Voy a arreglar los papeles para sacarte de aquí, pero que sepas que esta vez no saldrás de rositas.
-¿Pero por que? Tengo la mejor abogada ¿no?
-Esta es la última vez Rick, la próxima vez te buscas a otro-digo saliendo enfadada de allí sin querer ni mirarlo.
Salgo enfadada a buscar los papeles para poder sacarlo, aunque sé que lo dejaran salir tendrá que asistir a un juicio en el que puede llegar a terminar yendo a la cárcel. Seguramente acabe haciendo algún trabajo comunitario y ya está, aunque por mi lo mandaría directamente a la cárcel aunque sea unos días para que sepa que las consecuencias pueden ser muy graves.
Cuando ya tengo todo lo espero fuera. Cuando sale, ahí esta como si saliera de un after, como si la vida a su alrededor no le afectara.
-Hola-dice guiñándome el ojo.
-Toma-digo entregándole la citación-búscate un abogado, tienes un juicio en unos días-digo dándome la vuelta hasta que siento su mano sobre mi brazo.
-Espera…no puedes dejarme así. Ayúdame ¿sí?
-Quien tiene que ayudarte eres tú mismo-digo mirándole.
-Está bien ¿Qué quieres? Pídeme lo que sea.
-Entra en rehabilitación.
-Venga ya, no tengo ese tipo de problemas y lo sabes.
-Está bien, búscate un abogado.
-Vale. Una semana.
-Ni de coña.
-Dos.
-No, las que necesites.
-Está bien. Pero como sea más de un...-pero no le dejo acabar cuando ya me estoy dando la vuelta-vale, vale…
-Nos vemos en un par de días.
-Puf-dice quejándose y lo dejo allí solo mientras vuelvo hacia el bufete para poder hablar con Alexis, le gustara saber las noticias que tengo de su hermano, espero que de verdad se tome enserio lo de la rehabilitación, sé que no tiene problemas con las drogas o el alcohol, no como para vivir así como lo hace, pero creo que puede ayudarle ver a gente que esta mucho peor que él, porque quizás ahora no lo tenga, pero si sigue así en un futuro sin duda lo tendrá.
Cuando llego al despacho enseguida sale Alexis con su cara de preocupación, siempre igual cuando se trataba de su hermano.
-Necesito un café antes ¿sí?-digo intentando frenar lo que viene pero sin conseguirlo.
-Dime que mi hermano está bien y te traigo el mejor café del mundo.
-Tu hermano está bien, estará por ahí buscando la forma de volver a liarla-digo dejándome caer sobre mi sillón cerrando los ojos con fuerza, sin duda un dolor de cabeza se está acercando.
-¿Qué va a pasar con él?
-Tenemos una citación para un juicio en unos días.
-Pero…
-Pero creo que esta vez le tocara pagar y no me refiero al dinero.
-Joder…
-Si joder, pero esto no será nada con la próxima vez. No creo que vaya a la cárcel, por mi ojala fuera-digo recibiendo una mala cara de mi amiga-lo siento, solo digo que quizás sea lo que necesite, pero al menos esta vez así no será. Supongo que le caerán unas semanas de trabajos comunitarios, pero nada más.
-Puf…tengo que hablar con él, pero ya no sé cómo hacerlo.
-No te escucha Alexis, no es tu culpa ni tu responsabilidad. Es mayorcito, más que tú, y si no…tu madre podría ayudarte al menos.
-Mi madre ya lo intentó, pero ya sabes cómo es, se parecen demasiado.
-Sí, ¿De verdad que no eres adoptada?-digo sacándole una sonrisa, pero aun la veo nerviosa por su forma de mover la pierna sin parar-anda vete a buscarlo. Ya me ocupo yo del bufete-digo sacándole una sonrisa aún más amplia.
-Te debo una, que digo una te debo mucho. Gracias de verdad.
-Para eso estamos los amigos ¿no?-digo con una sonrisa y se levanta para darme un abrazo antes de salir disparada en busca de su hermano, ojala él se diera cuenta de lo importante que es para ella que él esté bien.
Me levanto y voy hacia la mesa de Alexis para ver si alguien ha dejado algún mensaje. Hay al menos seis mensaje de clientes y otro más personal, mi padre ha llamado. Dejo los mensajes donde los he encontrado y cojo el número que ha dejado mi padre. Hace mucho que no lo veo, desde que se fue a vivir fuera de la ciudad a aquella vieja cabaña en la montaña. Pero sé que está bien y eso me consuela.
-¿Papa?-digo cuando por fin contesta a la llamada.
-Hola Katie. ¿Te viene bien que nos veamos?
-¿Esta aquí? ¿En la ciudad?
-Sí, tenía que venir a unos papeleos en el banco y bueno pensé que podríamos vernos.
-Bueno…creo que tengo un rato ahora para comer. ¿Te apetece?
-Claro, ¿Dónde siempre?
-No, prefiero que vengas a casa. Haré tu comida favorita.
-Entonces allí estaré-dice antes de colgar y con una sonrisa dejo todo como esta, creo que ya he tenido hoy un día bastante movidito como para seguir. Cierro la puerta del bufete y me voy directa a casa para poder hacerle la mejor comida del mundo a mi padre, y para poder disfrutar de la familia.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir leyendo y espero que os siga gustando. Pasad un buen fin de semana y seguimos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por clari_castleismylife el Sáb Abr 22, 2017 5:15 am

He de decir que el final de No Quiero Enamorarme ! La verdad es que me encanto, buenisimo y esta historia promete y mucho!! A mi me encanta leer fan fics porque a pesar de que no esta la serie , leer esto hace como que no lo extrañes tanto! Pero bueno es los que nos toca! Jee! Besos Hi! Wink
avatar
clari_castleismylife
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 19
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Abr 24, 2017 1:08 am

Este Rick que no cambia!! esperemos a ver después de este susto como empezara a formarse la relación entre estos porque ahora me parece que no se toleran.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 532
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 24, 2017 1:19 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, espero que os siga gustando y gracias por seguir leyendo. Os aviso que hay cambio de horario, ahora seguramente será por la noche hora española, sobre las 9 y 15 o así. También avisaros que como voy a tener menos tiempo para escribir, solo habrá tres capítulos semanales, menos esta semana que habrá un capítulo extra por el cumpleaños de Stana como lo hubo con el de Nathan.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 3
POV RICK
Tengo un dolor de cabeza horroroso por la maldita resaca y para fastidiarlo aun más ha llamado mi hermana que viene de camino, sé lo que me espera y no estoy para eso. Quiero a mi hermana por encima de todo, pero a veces se preocupa demasiado por mi vida y estoy algo cansado de eso. Quiero vivir mi vida y que me dejen vivirla como quiera.
Me tomo un par de pastillas para el dolor y me siento con mis gafas de sol en la terraza sintiendo como los rayos de sol se me meten hasta el interior de mi cuerpo.
Siento como alguien ha entrado en casa y sé que es ella. Cierro los ojos intentando calmarme y espero a que entre como una loca dándome voces de que no tengo que hacer esto, no tengo que hacer lo otro etc., ya estoy cansado.
Para sorpresa mía aún no he escuchado ninguna voz y abro los ojos asustado de que no fuera ella y alguien haya entrado a robar, pero eso se me quita de la cabeza cuando los abro y allí esta ella de pie con cara de preocupación más que cara de enfado y no sé si eso me da más miedo.
-¿Qué?-digo preguntando casi asustado.
-Se acabó-dice seria y no entiendo que quiere decir, o quizás no quiera entenderlo-es tu vida, tienes razón. No voy a meterme más en tu vida, pero tampoco voy a sacarte de la mierda otra vez. Cuando decidas crecer y ser un adulto entonces ya sabes dónde encontrarme-dice seria pero sin duda aguantando las lágrimas y la veo girarse y salir casi corriendo hacia el interior.
Tardo unos segundos en reaccionar, espero que no sea demasiado tarde, pero cuando entro dentro de la casa la encuentro parada junto a la puerta sin duda llorando. No me gusta que nadie lloré, pero ver así a mi hermana y por mi culpa me está matando.
Me acerco despacio y la abrazo contra mi pecho y la siento temblar mientras el llanto se hace cada vez más lento, señal de que se está relajando. Cuando ya no tiembla tiro de ella hacia el sofá y me siento a su lado abrazándola contra mi cuerpo.
-Lo siento mucho…
-Siempre dices lo mismo.
-No quiero verte mal, es lo último que quiero.
-¿Entonces por qué haces esas tonterías? Haz con tu vida lo que quieras, no me meto en eso, pero porque meterte en líos, porque hacer esas tonterías.
-Porque soy un idiota.
-Rick…lo digo en serio. Siempre has sido un buen chico…no puedo creer que se te haya subido a la cabeza la fama, no creo eso.
-Alexis…
-Rick, lo digo enserio, echo de menos a mi hermano mayor.
-Quizás tuve que hacer de tu padre demasiado pronto y cuando tuve la ocasión, quise disfrutar de nuevo de lo que ser un crio.
-¿Es por eso? Sé que tuvo que ser duro siendo un adolescente y tener que cuidar de mí y…
-No, eso fue lo fácil, cuidar de ti. Lo difícil fue tener que llevar una casa, no tener a un adulto que te apoye, que sea tu madre o tu padre.
-Lo sé, sé que no tienes la culpa, pero ahora si la tienes porque te has metido en un charco del que no quieres salir.
-Ese es el matiz, no quiero salir. Me siento bien aunque tú no lo creas.
-No puedo creer que mi hermano se sienta cómodo con eso, el que conozco nunca estaría bien con este Rick. No te digo que seas un friki o no salgas-dice con una sonrisa-pero deja las drogas y la bebida a un lado, es lo que al final te lleva a acabar en un calabozo cada vez que sales.
-Le he prometido a tu amiga la abogada que iría a rehabilitación, aunque no lo necesito.
-¿en serio?
-Quería que me buscara otro abogado, y eso creo que me cuesta más-digo haciéndola reír.
-Mi gusta este hermano-dice con una sonrisa-lo digo en serio Rick me gusta este Rick-dice y yo asiento-te necesito en mi vida y por eso me cuesta mucho decirte esto pero tengo que hacerlo-dice haciendo que me quede mirándola fijamente-si vuelve a pasar, cualquier cosa…yo…no querré a ese Rick en mi vida-dice llorando de nuevo.
-Está bien, lo intentaré ¿vale?
-No lo intentes, hazlo, sé que puedes hacerlo-dice mirándome fijamente y la abrazo porque ahora mismo creo que no pudiera decirle nada que le hiciera sentir mejor, quiero ser alguien importante para ella, pero no sé si puedo volver atrás, quizás necesito esta vida para poder al menos aparentar que soy feliz, porque no lo soy, pero antes de todo esto, tampoco lo era.
POV KATE
Compruebo que todo esté listo para cuando llegue mi padre. La comida esta perfecta como a él le gusta y justo en ese momento en que apago la cocina escucho como dan en la puerta. Me quito delantal y voy a abrir la puerta.
-Hola cariño.
-Hola papa-digo con una sonrisa abrazándole, sin duda le había echado de menos-pasa, la comida esta lista-digo con una sonrisa siguiéndole hacia la cocina.
Nos sentamos con la comida por delante y veo como come disfrutando de la comida en silencio, tras unos minutos por fin habla.
-Esto es perfecto, creo que ya te sale mejor que a tu madre.
-Eso es porque ya no recuerdas como le salía a mama-digo sin darme cuenta del daño que he hecho a los dos con ese pequeño comentario-lo siento.
-No, tienes razón, pero aun así, esto está perfecto.
-Gracias.
-¿Qué tal el día? Algún caso complicado-pregunta como si nada pero sé que echa de menos su trabajo, aunque siempre quiso cuando se retirara irse a la montaña donde estar todo el tiempo pescando, sin duda lo echa de menos.
-Hoy día tranquilo, bueno he tenido un caso, nada fácil pero es algo personal y creo que eso es peor aún.
-No lo dudes. ¿Lo conoces?
-Bueno si, pero porque no deja de meterse en líos. Es hermano de mi amiga, de mi secretaria.
-Am si Alexis, ¿Cómo está?
-Bien, aunque preocupada por su hermano.
-¿Qué ha pasado?
-Es uno de esos chicos que triunfan cuando aún son jóvenes y se les sube a la cabeza. Piensa que para hacerse el guay o para divertirse necesita beber o meter cualquier droga.
-Es joven.
-Tiene mi edad papa.
-Bueno tu eres demasiado responsable-dice con una sonrisa-quizás tenga sus problemas para hacerlo, quizás necesita ayuda.
-Tiene la ayuda de su hermana y la mía solo por ayudar a su hermana, pero ya me estoy cansado de sus tonterías y de ver sufrir a mi amiga por su culpa.
-Puede que necesite a alguien que le escuche, alguien que no sea de su familia que no espere lo mejor de él.
-Pues esa no soy yo. Espero que al menos me haga caso y vaya a rehabilitación. Espero que si ve a donde le puede llevar la vida que está llevando, cambie su estilo de vida.
-Puede ser. Me alegro que ayudes a gente.
-Bueno en parte es mi trabajo, aunque en este trabajo ayudo más a mi amiga que a él, la verdad es que si no fuera porque es su hermano, ya lo hubiera dejado como cosa imposible. De verdad, no sé puede hablar con él.
-Creo que empieza a gustarme ese chico-dice mi padre con una sonrisa y le echo una mirada de pocos amigos-¿Qué? Me gustan los chicos que disfrutan, no como una que yo conozco que…
-Que ¿qué?-digo enfadada.
-Vale, ya lo dejo.
-Más te vale-digo con una sonrisa.
-Me alegro de haber venido, te he echado de menos cariño.
-Yo también papa, quiero tenerte más cerca pero si eres feliz allí yo también lo soy.
-A veces se me hace duro y te echo de menos, pero hay otros momentos, que no los cambiaría por nada del mundo.
-Cuando me eches de menos ya sabes que hay una cama en la ciudad esperándote-digo con una sonrisa.
-Lo sé, pero no quiero molestar.
-No lo haces.
-También lo sé-dice con una sonrisa-¿Tienes mucho trabajo^?
-La verdad es que no me puedo quejar, tengo para la semana que viene un par de juicios y además tengo que preparar otros dos para antes de que acabe el mes. Estoy bien papa, estoy pensando incluso contratar a alguien más.
-Me alegro de que te vaya bien, pero ya sabes, saca algo de tiempo para disfrutar, ya sabes lo que decía tu madre, la mente funciona mejor cuando esta despejada.
-No tengo mucho tiempo para eso.
-Siempre hay tiempo para eso. Anda recojamos esto, quiero ir a dar una vuelta por la ciudad ¿me acompañas?
-Claro-digo levantándome con una sonrisa porque quería disfrutar de esta paz que me daba estar con mi padre, estar con lo que me quedaba de familia.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir y volvemos el miércoles con el capítulo extra por el cumpleaños de Stana, volveremos a la actualidad así que veremos por dónde van los tiros en el caso de asesinato. Gracias a todos y os recuerdo que esta semana habrá cuatro capítulos. El de hoy, el del miércoles, viernes y sábado para que no pase mucho tiempo sin leer nada. Gracias y espero que disfruten.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 26, 2017 6:56 am

Buenas tardes noches, aquí estamos un día más, día movidito, tanto que no he podido felicitar ni si quiera a nuestra actriz favorita, pero recordad que este capítulo es gracias a que hace 39 años que nació y unos poquitos menos que entro en nuestra vida como la Detective Beckett, y tengo que reconocer que aunque la veo en otros papeles y quiero verla en otros papeles, para mí siempre será Kate Beckett, mi Kate jaja. Bueno sin más espero que os guste el capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 4
ACTUALIDAD
POV KATE
Tengo que contarle a Alexis, a mi amiga, que su hermano ha vuelto a meterse en líos. Ahora que parecía que empezaba a dejar a su hermano atrás, que parecía que empezaba a vivir para ella después del ultimátum que acabo mal para los dos.
Cuando llego al bufete allí está atendiendo a una llamada mientras Lanie, la abogada que contratamos hace apenas un mes esta metida en los papeles sin levantar la cabeza, sin duda algún caso importante.
-Hola-digo cuando cuelga el teléfono, y la veo intentando dedicarme una sonrisa, aunque últimamente no lo conseguía y ahora con la noticia que le iba a dar iba a ser mucho peor.
-¿Qué te pasa? Estas como si hubieras visto un fantasma o algo peor-dice mirándome con cara de extrañeza.
-Necesito hablar contigo pero es algo privado. Ven-digo haciéndole un gesto para que me siguiera a la única estancia del bufete que tiene puerta, el servicio, quizás no era el mejor lugar para darle la noticia pero quería dársela a solas.
-¿Qué pasa? Me estas asustando es por...-no hace falta que diga el nombre, ambas sabemos a quién se refiere y yo asiento-¿Qué ha hecho ahora?
-No sé si lo ha hecho…esa es la cuestión.
-Kate…-dice suplicándome y yo trago saliva soltándole la peor noticia que le podía dar.
-Tu hermano estar en la cárcel acusado de asesinato-digo con miedo de su reacción, y cuando la veo llorar mientras su cuerpo tiembla me doy cuenta de que va a perder el conocimiento y justo a tiempo consigo cogerla antes de que se golpee contra algo-Lanie…Lanie….-grito llamándola para que me ayude.
-¿Qué pasa? Qué coño…-dice sorprendida.
-Deja de preguntar y ven a ayudarme.
Sale corriendo y entre las dos llevamos a Alexis hacia la sala y la tumbamos en el pequeño sofá donde la gente se queda esperando. Consigo despertarla echándole un poco de agua con cuidado.
-Tranquila despacio ¿sí?
-Rick…necesito verlo….
-Sh…conseguiré que lo veas. Pero necesito que te relajes ¿sí?
-Él no ha hecho eso. Él no ha podido matar a nadie.
-Todavía no he podido conseguir nada del caso, apenas he podido hablar con él. Quería decírtelo antes de que te pudieras enterar por otro. Ahora voy a volver allí para conseguir todo lo que pueda y para volver a hablar con Rick. También conseguiré que puedas hablar con él, pero tienes que estar tranquila ¿sí?
-Tienes que sacarlo, es inocente y tú lo sabes-dime suplicándome y yo no lo sé, pero si me cuesta creer que pudiera hacer algo así.
-Haré todo lo que este en mis manos ya lo sabes.
-Lo sé…necesito verlo.
-Vamos. Intentaré que puedas verlo mientras yo consigo todo lo que pueda de él.
-Yo os acompaño-dice Lanie y yo asiento, porque cualquier ayuda nos viene bien.
Llegamos a la comisaria donde aún tienen a mi cliente, si mi cliente, tengo que pensarlo así sino no estaré en condiciones para llevar el caso de la mejor manera posible, aunque tener a Alexis cerca no ayuda.
-Espo-escucho a Lanie hablar y cuando me giro está saludando al policía que estaba con Rick cuando llegue a la comisaria.
-¿Lo conoces?
-Sí, somos viejos amigos-dice sonriéndole pero por la forma que lo hace sin duda hay algo más detrás, pero quizás nos sirva para algo.
-Somos los abogados de Richard Castle, me gustaría saber que cargos ahí contra él.
-De momento no hay cargos contra su cliente.
-Entonces que hace aquí encerrado.
-Puedo tenerlo en el calabozo 48 horas para cuando acaben esas 48 horas tendré todo lo que necesito para ponerle los cargos.
-Espo…ella es su hermana, le gustaría hablar con él… ¿no podrías…?
-No puedo.
-Pero si no es aún un acusado…-dice sonriéndole y sin duda llegando a él mejor que si yo lo hubiera intentado por las malas.
-Está bien, cinco minutos.
-Kate…
-Ve tranquila, tengo que hacer cosas luego hablaré con él yo ¿sí?
-Bien, gracias-dice mirando a Lanie y esta le dedica una sonrisa.
-Lanie-digo cuando Alexis desaparece de nuestra vista.
-¿Si?
-¿Tienes algún caso importante?
-Bueno tengo alguno, pero si necesitas ayuda-dice con una sonrisa y yo asiento, me gusta esta chica.
-Tengo que conseguir todo lo que pueda para poder empezar con el caso de Rick. Voy a hacer unas llamadas hasta que pueda hablar con él, me preguntaba si podías tratar tú con la policía, creo que te irá mejor que a mí.
-Eso está echo-dice con una sonrisa-si me disculpas-dice caminando en busca de su ex, sin duda iba a conseguirme todo lo que quisiera incluso más de lo que pensaba conseguir.
POV RICK
Me sacan de nuevo del calabozo y me llevan a la sala de interrogatorios, tengo que hacerle caso a Kate y no contestar a ninguna palabra, pero cuando llego hay allí un médico.
-Siéntase señor Castle, me manda su abogada-dice el doctor y yo asiento sentándome en la silla.
Se sienta a mi lado y enseguida saca todo lo necesario para poder sacarme sangre, sé que es lo que busca mi abogada, drogas, aunque no sé si porque cree que mi autodrogué o porque me hayan drogado. Es verdad que había jugado con las drogas, bastante sobre todo desde hace un par de años, pero llevo un par de semanas sin nada de drogas, alguna copa cuando salía o tenía alguna fiesta pero nada de drogas desde que mi hermana se fue y me dejo tras no cumplir mi palabras, desde ese día no he vuelto a drogarme porque solo pensaba en recuperarla.
-Auch…-me quejo cuando siento la aguja atravesar mi piel y el doctor me mira con una sonrisa.
-Esto ya está-dice colocándome un algodón para tapar el pinchazo y la sangre.
-Gracias-digo volviendo a bajar la mirada hacia la mesa mientras pensaba en cómo salir de aquí, pero entonces se vuelve a abrir la puerta y veo a mi hermana allí de pie con lágrimas en los ojos y me levanto rápidamente pero siento una mano que me retiene y me devuelve a mi sitio.
-Nada de ponerse de pie-dice el guardia y yo asiento mientras mi hermana deja salir al doctor antes de sentarse en frente. La veo como mira mi brazo y le respondo a lo que sé que se le está pasando ahora mismo por la cabeza.
-Lo ha pedido Kate, tengo lagunas…pero te prometo que no he tomado nada. Nada de drogas. Quizás alguien me drogara o no sé…-digo y la veo asentir ausente, estiro la mano colocándola sobre la suya-lo siento mucho Alexis, estaba intentado mejorar de verdad, no lo he hecho…no he podido hacerlo.
-Sé que no lo has hecho, ese no sería mi hermano-dice con lágrimas y siento unas ganas terrible de abrazarla-joder Rick, ¿Cómo te has metido en todo esto?
-No lo sé…tengo tanto miedo…
-Estoy aquí-dice apretándome la mano y yo asiento.
-¿Cómo voy a salir de esto?
-Con ayuda, te vamos a sacar eso no lo dudes ¿sí?
-No quiero estar aquí.
-Lo sé…y te vamos a sacar, pero necesitamos tiempo.
-Necesito saber que paso…necesito saber quién le hizo eso…si la hubieras visto yo…-digo sin poder evitar llorar y ella vuelve a apretarme la mano.
-Lo siento pero esto ya se ha acabado, tu abogada está esperando fuera-dice el guardia abriendo la puerta para que mi hermana saliera de allí.
-Alexis se fuerte ¿sí?-digo intentando que no se preocupara aunque sabía que todo estaba demasiado difícil para mí a no ser que encontraran alguna prueba de que alguien más estuviera allí durante la noche.
-Tú también, no te rindas, tenemos a la mejor abogada de nuestro lado-dice con una sonrisa y yo asiento sonriéndole mientras la veo salir por la puerta dejándome de nuevo solo y hundido, necesitaba que ella estuviera fuerte y para eso tenía que verme fuerte, pero tenía miedo, miedo a pagar por algo que no había hecho o lo que es aún peor, miedo a haber hecho algo tan atroz.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, espero que os haya gustado y como siempre espero que me lo hagáis saber. El viernes sobre esta hora tendremos capítulo nuevo, gracias y disfruten de la semana.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Jue Abr 27, 2017 1:00 am

Pobre Alexis tener que vivir esto con su hermano solamente por seguir una vida de locura sin importar la gente que tiene alrededor. De los errores se aprende de ahí que esperemos que Kate pueda salir victoriosa con el caso de Rick

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 532
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 5

Mensaje por tamyalways el Vie Abr 28, 2017 3:11 am

Buenos días, aquí os dejo un nuevo capítulo. Gracias a todos por seguir ahí y espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 5
POV KATE
Abro la puerta de la sala de interrogatorio tras dejar a Alexis hecha polvo junto a Lanie, pero no podía pensar en eso ahora, tenia que pensar en mi cliente, pero cuando abro la puerta y lo veo allí con la cabeza sobre sus manos y llorando siento que esto puede llegar a superarme.
Me siento sacando la silla del otro lado y veo como Rick levanta la cabeza con lágrimas en los ojos mientras el guardia nos deja solos.
-¿Esta bien?-le pregunto tragando saliva, quizás haciéndolo más personal de lo normal.
-¿Cómo esta Alexis?
-¿Cómo va a estar? Pero estará mejor cuando salgas de aquí.
-Si es que salgo-dice mirando sus manos sobre la mesa.
-Rick…hoy empieza la batalla más dura de tu vida, el final es salir de aquí, así que hay que darlo todo. Pero para darlo todo necesito que me ayudes, necesito que me digas todo lo que paso para poder intentar ayudarte ¿si?
-Está bien-dice levantando la cabeza y limpiándose con rabia las lágrimas-¿Qué quieres saber?
-¿Dónde estuvisteis antes de ir al hotel?
-Estuvimos tomándonos unas copas en el bar del hotel. Un par lo prometo. Puede decírtelo el camarero, no estaba para nada borracho-dice mirándome a los ojos, y le creo.
-Bien, lo comprobaremos. ¿Después…?
-Después subimos a la habitación de hotel. La tenía contratada desde que Alexis y yo…bueno desde que me dejo de hablar-dice bajando la mirada-tuvimos relaciones sexuales.
-¿Y después?
-Después, me sentía cansado y decidía irme a dormir, hasta que…
-¿Hasta que…?
-Hasta que desperté y la encontré allí… ¿Pude hacerlo yo sin acordarme?-dice mirándome seriamente y con lágrimas.
-Ahora mismo no te preocupes por eso. Sigue pensando en algo que hicieras que normalmente no hacías.
-No sé, pero sé que no tome drogas voluntariamente. Cuando acabamos de tener relaciones, estaba tan agotado…que no hice nada anormal. Me bebí un vaso de agua que estaba junto a la cama y…
-Espera.
-¿Qué?
-¿Sueles dejar vasos de agua sobre la cama?
-Bueno normalmente siempre lo lleno antes de acostarme para no tener que levantarme por la mañana.
-¿Siempre te lo bebes?
-Si.
-¿Lo llenaste esa noche?-digo y lo veo pensar.
-No lo recuerdo, pero era la primera vez que volvía después de salir por la mañana y no creo que me diera tiempo a llenarlo mientras manteníamos relaciones.
-¿Entonces puede que alguien entrara y lo llenara? ¿Puede que alguien te echara algo?
-Puede ser ¿no? eso significa que alguien más pudo entrar ¿no?
-No nos adelantemos, pero puede ser algo bueno, algo que sin duda pienso investigar. Ahora dime ¿Conocías mucho a la chica?
-Nos habíamos visto tres veces, era azafata y cada vez que estaba por la ciudad me llamaba.
-¿Sabes si alguien la quería muerta?
-Bueno, creo que estaba casada...-dice de repente.
-¿Puede que el marido supiera que tenia una aventura?
-No lo sé.
-Puede ser un sospechoso-digo apuntándolo para poder investigarlo mejor-¿Algo más sobre ella?
-No, no puedo decirte nada más. Apenas nos conocíamos.
-¿Alguien sabia donde te estabas quedando?
-Alguna chica y la gente del hotel.
-Necesito todos los nombres-digo entregándole mi libreta y un bolígrafo donde apunta unos siete nombres.
-Aparte de estos, los trabajadores del hotel.
-Eso déjamelo a mí. Creo que por ahora lo tengo todo. Si te acuerdas de cualquier otra cosa quiero que me llames de inmediato ¿si?
-Claro-dice con una leve sonrisa, pero entonces aparece el detective y la sonrisa se le borra de inmediato.
-Señor Castle, vengo a acusarlo oficialmente de la muerte de Elisabeth Green, tiene derecho a mantener silencio todo lo que diga será utilizado en su contra.
-Kate…-dice con pánico.
-Estate tranquilo y no hables con nadie-digo y lo veo asentir asustado-voy a sacarte de aquí-¿Puede saberse que tiene en contra de mi cliente?
-Hemos encontrado el arma homicida en la habitación, cerca del cuerpo. Tiene las huellas de su cliente y sus iniciales. ¿Puede explicarme eso?-dice con una sonrisa y yo trago saliva.
-Rick…no digas ni una palabra. Voy a conseguir que salgas bajo fianza-digo y lo veo asentir y salgo de allí rápidamente para poder sacarlo de allí, porque empezaba a tener mis dudas ¿Por qué el arma homicida era suya? ¿De verdad no recordaba nada? Tenía que salir de allí y olvidarme de que el caso era personal ahora más que nunca.
-¿Cómo está?-dice Alexis nada más salir y dándome una bofetada con la realidad, esto nunca va a dejar de ser personal.
-Lo acaban de detener oficialmente, está acusado del asesinato de la chica.
-Joder… ¿Cómo vamos a sacarlo de ahí?
-Tengo que hacer muchas cosas, pero ¿Conoces esto?-digo enseñándole la foto del arma homicida.
-Es la navaja de mi padre. Mi hermano siempre la lleva encima. Es lo único que tiene de él. ¿Es con lo que la mataron?
-Me temo que sí.
-Oh dios…-dice colocando su mano sobre la boca.
-Vamos a sacarlo ¿sí? Pero vamos a necesitar mucha ayuda y mucho esfuerzo.
-Tienes que sacarlo.
-Lo sé, ahora mismo voy a conseguir todo lo necesario para sacarlo de allí bajo fianza, esperemos que lo consigamos y que sea cuanto antes.
-Mi hermano no va a aguantar ahí dentro, lo conozco.
-Lo hará, es fuerte, se parece a su hermana-digo con una sonrisa intentando calmarla pero sé que no voy a conseguirlo-debes irte a descansar mientras yo trabajo en el caso ¿sí?
-No, no puedo quedarme de brazos cruzados, necesito hacer algo-dice decisiva y sé que no iba a poder conseguirla sacar de ahí.
-Bien, esta es la lista de las chicas que tu hermano llevo al hotel. Intenta dar con todas ellas.
-Bien.
-Lanie.
-¿Si?
-Necesito que vayas al hotel, necesito una lista de todos los que hayan entrado en esa habitación desde que Rick está allí. Todos, incluido los trabajadores.
-Está bien.
-¿Has logrado algo de tu amigo?
-No, pero está muy seguro de que es el culpable. Además del arma homicida que es del acusado, no llamo rápidamente a la policía, la chica de la limpieza lo encontró en el baño, creen que iba a deshacerse de las pruebas.
-Tenemos que encontrar algún otro sospechoso.
-Es complicado, nadie forzó la puerta.
-Lo sé, tiene que ser alguien que tuviera la llave maestra, o quizás alguien la robo. Lanie pregunta también si ha desaparecido alguna ¿sí?
-Lo apunto.
-Perfecto. En cuanto acabéis volved al bufete cuando tengamos todo juntos veremos hacia dónde tirar.
-Ok-dicen las dos girándose para marcharse, pero paro a Alexis antes de que se pueda alejar mucho.
-¿Estarás bien?
-Lo estaré cuando lo saquemos de ahí.
-Lo haremos-digo intentando tranquilizarla, pero no tan segura de ello, cada cosa que conocía del caso ponía las cosas aún más complicadas para mi cliente, para Rick.
La veo salir de la comisaria y tomo aire, esto va a ser mucho más difícil de lo que pensaba, pero tenía que dar todo lo mejor de mí, por Alexis y por él, porque mientras no se demuestre lo contrario es inocente y ya hay bastantes personas inocentes en la cárcel como para que hubiera alguno más.
Me recupero y salgo de la comisaria, necesito que el juez me dé una audiencia, necesito sacar a Rick cuanto antes de allí, porque Alexis tiene razón, no va a aguantar ni tres días allí, aunque sin duda va a ser muy difícil, acusado de asesinato, con su nivel administrativo, sin duda iba a ser difícil conseguir esa salida bajo fianza, pero iba a darlo todo hasta conseguirlo.
Llego a casa después de un día duro, muy duro. Estoy cansada, pero sé que es el primero de muchos días como este. Un par de días me han dado para poder sacarlo. Un par de días muy largos para conseguir algo para convencer al juez, un par de días largos para él en la cárcel y para Alexis sabiendo donde se encuentra su hermano. De momento no hemos conseguido nada, el primer día, las primeras horas siempre son las que más información sacas, y no tenemos nada. Nadie vio entrar a nadie, nadie vio cerca de la habitación a nadie y lo que es peor, una de las llaves desapareció. Eso podría ayudarnos, pero también multiplica los sospechosos, lo que nos complica encontrar un mejor culpable que pueda ayudarnos a sacar a Rick. Primer día, día duro, hora de descansar.
CONTINUARÁ…
Bueno parece que la cosa se le complica, veremos a ver si Kate consigue sacarlo. Gracias y nos vemos mañana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 6

Mensaje por tamyalways el Sáb Abr 29, 2017 7:37 am

Buenos tardes, os dejo con un nuevo capítulo de la historia, aunque estoy un poco despistada con la subida de capítulos de momento no me he olvidado de ninguno, espero que siga así. Espero que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 6
POV KATE
Han pasado dos días. En unas pocas horas tengo la vista con el juez por la fianza de Rick, y apenas hemos conseguido cosas en claro. No había huellas que no fuera de la victima, de Rick o de algún empleado pero al que no se le puede acusar porque este allí sus huellas. La llave desaparecida no ha vuelto a aparecer y en vez de ayudar está complicándonos mucho las cosas, y por último, el vaso del que había bebido Rick agua el día anterior, eso que podía ayudarnos a demostrar que alguien lo drogo, ha desaparecido. No lo encontraron cuando llegó la policía. Así que solo hay dos razones para ello, se lo llevo el verdadero asesino o Rick se lo invento. Creo a mi cliente, creo que dice la verdad, por lo tanto, creo que tiene ser inocente, pero si no fue él ¿Quién es el asesino? Esa es la principal pregunta que tengo que responder para poder sacarlo de ahí.
Dejo mis notas a un lado y empiezo a prepararme, tengo que hablar con él antes de ir a la vista con el juez, espero conseguir sacarlo aunque sé por otros casos parecidos, que va a ser muy complicado.
Llego a los juzgados y espero en una pequeña sala donde me traerán a Rick, en realidad deberían haberlo traído ya, queda menos de media hora y me gustaría hablar con él un poco antes y si siguen tardando tanto no voy a poder hacerlo. Cuando iba a salir de la sala para poder preguntar a alguien lo veo acercarse agarrado por dos guardias. Iba esposado y con la cabeza agachada.
Me echo a un lado para poder dejarle pasar y lo sientan al otro lado de la mesa aun esposado. Salen dejándonos a solas y me siento enfrente de él.
-Bien, quiero que queden algunas cosas claras antes de…-pero entonces levanto la mirada y lo miro su cara por primera vez, sin duda ya había conocido una parte de la cárcel que nadie le gusta-¿Qué te ha pasado?
-¿Esto?-dice con un tono sarcástico-falta de entendimiento, parece que no puedo estar sentado en una silla que está libre, y parece que en la otra de al lado tampoco-dice siguiendo con ese tono sarcástico.
-Voy a sacarte ¿sí?
-He preguntado por ahí, no vamos a conseguirlo, me voy a pudrir en la cárcel.
-Confía un poco en mí ¿sí? O si no lo haces a mí, hazlo en tu hermana, está dándolo todo para poder sacarte de aquí, así que no te rindas.
-¿Qué tengo que tener claro?-dice al menos volviendo al tema.
-No quiero que abras la boca ahí dentro, déjame a mi ¿Si?
-Creo que eso lo tengo claro-dice frustrado echándose hacia atrás.
-Vale, creo que es mejor que vayamos entrando-digo levantándome y él me sigue con sus manos esposadas y con la cabeza agachada, me alegro de haber conseguido convencer a Alexis que era más útil si se quedaba en el bufete, no le hubiera gustado verlo así.
Entramos en la vista y el fiscal ya está sentando en su asiento, es Will Sorenson, sin duda uno de los mejores a los que me he enfrentado, pero iba a hacer todo lo necesario para sacarlo costara lo que me costara.
-Hola Kate, siempre es un placer enfrentarme a ti-dice guiñándome el ojo mientras me da la mano.
-Hola Sorenson-digo dándole la mano y girándome para darle a entender que esto no es para nada amistoso-Rick-digo llamando su atención cuando se queda mirando a Will sin duda pensando si sería él quien lo metiera en prisión, pero él no era quien decidiría su inocencia o no.
-Estoy bien-dice intentando una sonrisa que no llega a salir de su cara.
Se sienta a mi lado y lo veo más abatido que nunca, en realidad, lo poco que lo había visto siempre me había parecido un prepotente, alguien a quien no le importa nada y se cree por encima de la ley. Ahora es un pequeño juguete de lo que fue, sin duda estaba demasiado abatido, espero que no deje de luchar.
-Rick…-digo al ver entrar a la jueza y me levanto haciendo él lo mismo.
-Podéis sentaros. Estamos aquí para decidir si Richard Castle puede o no salir bajo fianza. Quiero oír vuestros alegatos y luego decidiré. El fiscal, puede empezar.
-Señoría, por supuesto me niego a que el acusado salga bajo fianza por varios motivos que voy a enumerar ahora. Primero quiero hacer un boceto del acusado. Es un chico joven, un chico con poder y dinero con el que puede permitirse huir rápidamente de aquí. Sin dudas, hay muchas posibilidades de que huya y de que no pague por lo que ha hecho.
-Protesto señoría. Mi cliente es inocente mientras el señor fiscal no pueda demostrar lo contrario.
-Lo acepto.
-Bien, sin que se pueda juzgar-dice Will remarcando las palabras-otro de los motivos, es que el acusado tiene antecedentes ya, eso también debería afectar para que se le deniegue esa salida bajo fianza. Por último, el acusado está acusado de asesinato en primer grado, no es una acusación leve señoría-dice Will acabando con su discurso, no había atacado mucho, pero solo con esos tres puntos ponía complicado la salida de Rick de prisión.
-Le toca a la defensa-dice la jueza dándome paso y me levanto tomándome algo de tiempo.
-Señoría, me gustaría pedir la libertad bajo fianza para mi cliente. Sé que la acusación es grave, pero no se ha podido probar aun nada, y como ya bien expondremos en nuestra defensa, mi cliente pudo huir de la escena del crimen y no lo hizo en ningún momento. Mi cliente quiere luchar por su inocencia, quiere demostrarla y no va a huir. También quiero pedir su puesta en libertad bajo fianza, porque creo que su vida corre peligro allí dentro como bien se puede ver por las heridas que ya le han infringido en apenas un par de días. Mi cliente tiene familia aquí, una hermana a la que no abandonará nunca, y eso le mantiene atado a esta ciudad-digo acabando con mi discurso antes de sentarme.
-Habiendo escuchado a las dos partes, debo admitir que hay mucho peligro de huida, no puedo aceptar la libertad bajo fianza.
-Señoría no…-digo levantándome pero la jueza me interrumpe.
-No puede asegurarme de que no escapará.
-¿Y si me hago yo cargo de él? ¿Y si lo dejáis bajo mi responsabilidad?
-¿Cómo?
-Una tobillera, sabréis en todo momento donde esta. Estará bajo mi cargo, yo me hago responsable si decide huir-digo seria sabiendo donde me estaba metiendo. Aguanto la mirada a la jueza mientras le da vueltas hasta que toma una decisión.
-Está bien, cien mil dólares de fianza, y estará con tobillera y bajo su responsabilidad letrada, espero que no me tenga que arrepentir de esto y espero sobre todo, que no tenga que arrepentirse usted-dice dando por zanjado la vista saliendo triunfadores de ella, o eso esperaba yo también.
-¿Qué ha pasado?-dice Rick cuando todos empiezan a moverse de un lado para otro.
-Nos vamos a casa eso pasa-digo con una sonrisa.
-¿Qué significa de que estoy bajo tu responsabilidad?
-Nada del otro mundo-digo con ironía-te quedarás en mi casa, quiero mantenerte vigilado. Si te escapas, seré yo quien tenga que entrar por ti en la cárcel, así que espero que…
-No lo haré. Gracias-dice con sinceridad mientras se acercan los guardias para llevárselo de nuevo a salita donde estuvimos antes. Antes de salir tiene que pagar y tienen que colocarle la tobillera, pero se iba a casa y eso era un gran paso, un buen paso al menos para él, al menos para que pueda coger algo de fuerza para luchar contra lo que venía.
-¿Cuándo me voy?-dice nada más dejarnos a solas en la salita, por fin con una sonrisa.
-Cuando pagues la fianza, necesito que me firmes este documento para que Alexis pueda sacar el dinero y pagar.
-No hace falta, Alexis puede sacar todo lo que quiera, ya tiene permiso para ello-dice con normalidad y yo asiento.
-Voy a llamarla para decírselo. En cuanto haga el pago, podremos irnos de aquí, pero quiero que te quede claro que a pesar de que no vas a volver a la cárcel al menos hasta el juicio, no podrás salir a la calle.
-Cualquier cosa menos volver a estar allí dentro-dice serio, sin duda había pasado por un infierno.
-Está bien, voy a arreglarlo cuanto antes-digo abriendo la puerta para salir.
-Kate…-dice haciendo que me frene justo antes de cerrar la puerta.
-¿Si?
-Gracias, muchas gracias-dice mirándome fijamente y sé que lo dice muy en serio, sorprendiéndome de nuevo, nunca antes me había hablado en serio, nunca antes.
-Está bien-digo con una sonrisa cerrando la puerta justo detrás mía y sacando el móvil rápidamente para poder agilizar todo cuanto antes, pero sobre todo para poder informar a Alexis de que su hermano ya estaba fuera, al menos de momento.
CONTINUARÁ…
Al menos parece que Kate ha conseguido dar un buen paso para sacar a Rick de la cárcel, y empieza a conocer un nuevo Rick Wink
Pasad un buen mini puente y como siempre espero vuestros comentarios, disfrutad.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 7

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 30, 2017 9:54 pm

Buenos días, aquí estamos un día más, aunque sea festivo, para dejaros con un nuevo capítulo que como siempre espero que os guste. Os recuerdo que esta semana solo habrá ya tres capítulos, al menos hasta que me adecue a mi nuevo horario y pueda escribir más. Por lo tanto aparte de hoy habrá capitulo miércoles y viernes. Además informaros que la historia tendrá 40 capítulos, que aún queda mucho para el final y que ya he empezado historia nueva que se llama Vacaciones en Roma y que espero que pueda llegar a avanzarla lo suficiente para poder publicarla, por ahora creo que va bastante bien. Pero para eso aún queda mucho, así que disfrutemos del día de hoy y del capítulo que nos toca.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 7
POV RICK
Llegamos a la casa de Kate después de que mi hermana hiciera el pago de la fianza. Están colocándome la tobillera para que funcione perfectamente.
-¿Puede levantarse?-dice el técnico y me levanto-camina hacia la puerta de la casa para que pueda ajustarla mejor-dice mientras toquetea unos botones y mientras ando siento como la tobillera empieza a pitar como una loca-tranquilo, es normal para poder configurarla. Bien ya está-dice guardando todo.
-¿Cómo funciona esto?
-Si sale un par de metros de la casa esto empezara a pitar y enseguida una patrulla estará aquí.
-Además de que me tocara a mí responder por ti-dice Kate colgando el teléfono y acercándose con una sonrisa.
-Está bien, ya me queda claro.
-Si necesitas salir para algo que tenga que ver con el juzgado o por algún interrogatorio, tendrás que avisar antes su abogada para que conste. Pero si no es por algo así, eso empezara a pitar hasta que una patrulla pueda dar contigo.
-Siempre me ha gustado ser el centro de atención-digo en tono de broma haciendo sonreír al técnico.
-Yo ya he acabado-dice recogiendo todo y Kate le acerca hasta la puerta mientras yo me dejo caer sobre el sofá sin tener muy claro que iba a hacer ahora que iba a tener que pasar bastante tiempo encerrado entre cuatro paredes.
-¿Está bien?
-Bueno algo raro, no me malinterpretes, esto es mucho mejor que donde he estado hace apenas unas horas-digo bajando la cabeza-pero no es volver a la realidad, ya sabes.
-Lo sé, te entiendo-dice mirándome y yo asiento.
-Kate…necesito pedirte un favor.
-Dime-dice mirándome extrañada.
-Quiero saber la verdad…si yo…si yo la maté…-digo tragando saliva-quiero saberlo. Si lo hice…quiero pagar por ello.
-Eres mi cliente, voy a defenderte ese es mi trabajo.
-No…no lo entiendes…si se demuestra que yo fui…me declararé culpable, quiero que se haga justicia por encima de todo. Si fui yo…tengo que pagarlo-digo serio y con seguridad.
-Está bien.
-No quiero que Alexis lo sepa. Sé que querrá sacarme de allí como sea, pero si he sido yo…es lo justo.
-Creo en la justicia Rick, vivo por ella, sé hará justicia, pero si tú no has sido también se hará.
-Cada vez tengo más duda de que no lo haya echo. No había ninguna prueba en contra de otro, todo apunta a mí, eso tiene que significar algo ¿no?
-No te precipites. Todo puede ser circunstancial, o puede que alguien te pusiera una trampa-dice y yo asiento aunque poco convencido, cada vez me sentía más culpable, era algo que no podía evitar, aunque no recordaba nada y eso no sé si lo hacía más fácil o más difícil-Rick…
-¿Si?-digo levantando la mirada para mirarla.
-Si te sirve de algo, yo cada vez pienso que eres más inocente-dice seria, mirándome fijamente y aunque no lo sepa esto que me acaba de decir me servía para más de lo que ella pensaba.
-Gracias, me gusta escuchar eso de ti-digo con una sonrisa y nos miramos por una vez de verdad, y siento que puedo confiar en ella y espero que ella pudiera confiar en mí.
-Rick…Rick…-escucho como gritan mi nombre y cuando me giro allí esta Alexis entrado corriendo y cuando me levanto se lanza a mis brazos como cuando era una niña y la arropo entre mis brazos, porque a pesar de todo lo malo, el haber conseguido recuperarla era lo mejor que me había podido pasar.
POV KATE
Los veo allí abrazados como dos hermanos que se quieren y no puedo evitar sonreír. Me gusta verlos así, aunque por un tiempo pensé que lo mejor que le podía pasar a Alexis era alejarse de su hermano, ahora que los veo así en este momento tan duro, apoyándose el uno al otro, me doy cuenta de que estaba equivocada, Rick necesita a Alexis, pero Alexis también lo necesita a él, en eso era en lo que estaba equivocada.
-Dios Kate, gracias-dice Alexis corriendo para abrazarme y a la abrazo con fuerza con una sonrisa mirando como Rick también sonríe al vernos así abrazadas.
-La verdad es que tenemos mucho que agradecerte-dice cuando su hermana y yo nos separamos del abrazo y lo miro sorprendida, cada vez veo menos del Rick que conocí en este Rick.
-No hay nada que agradecer es mi deber con mi cliente y con mi amiga-digo con una sonrisa.
-Espero que te portes bien con mi amiga o sino…-empieza Alexis pero entonces se para-no espera, lo harás porque las consecuencias no te van a gustar para nada, es cinturón negro en Karate-dice relajando el ambiente y haciéndonos sonreír a su hermano y a mí.
-Voy a portarme bien, y esta vez voy en serio-dice mirando a su hermana con seriedad y esta se acerca para darle otro abrazo.
-¿Dónde está Lanie?-le pregunto a Alexis pero Rick nos mira con cara de no entender.
-¿Quién es Lanie?
-Es nuestra nueva compañera, se incorporó después de que tú y yo…
-Am ok-dice Rick interrumpiéndole como si le doliera recordar aquel momento.
-Tiene que estar de camino. Viene con los resultados de las drogas y se ha pasado para ver si habían encontrado algo más en la habitación, alguna huella o ADN que no debería estar allí.
-Bien. Mientras llega voy a pedir algo para cenar, hoy no me apetece hacer nada-digo caminando hacia la cocina para dejarlos un rato solos.
-Tu nunca tienes ganas de hacer nada-dice Alexis sacándome una sonrisa.
Pido unas pizzas y me mantengo en la cocina viendo como están charlando tranquilamente, como sus caras van cambiado según la seriedad del tema del que hablan, y sé que necesitan ese momento a solas. Me mantengo en la cocina hasta que oigo como dan en la puerta, esa tiene que ser Lanie por lo tanto hora de trabajar un poco.
Salgo de nuevo y abro la puerta de casa y allí esta Lanie con una carpeta con todo lo que tenemos del caso. La dejo pasar hasta que llega al comedor donde ve a Rick con Alexis sentados.
-Oye no me habíais dicho que era tan guapo-dice como si nada haciéndonos reír.
-Mejorando lo presente-dice Rick sacando su lado de conquistador levantándose para presentarse.
-Encima encantador, tenemos que sacarlo cuanto antes-dice haciendo que el ambiente se relaje.
-¿Qué tienes?-digo haciéndoles volver a la realidad.
-Eres una aguafiestas-dice Alexis.
-Yo pienso lo mismo, pero no puedo decirlo, es mi jefa-dice Lanie tapándose la cara para que no la viera hablar pero sin querer evitar que la oyera.
-¿Ya habéis acabado de meteros conmigo? Pues al trabajo-digo sentándome y arrebatándole la carpeta.
-Los resultados han dado positivo en Valium, han encontrado este medicamente en grandes cantidades en su sangre.
-Entonces estaba drogado ¿no? no pudo hacerlo-dice Alexis con ilusión.
-Eso es lo que tenemos que demostrar, pero el fiscal puede decir que se lo tomo después para que le sirviera de cuartada.
-Bien, pero entonces el vaso estaría en la habitación.
-Podía haber bebido directamente del grifo. Esto aún no nos da para mucho, pero podemos averiguar cómo se puede conseguir tanta cantidad de Valium, y quien de nuestros sospechosos podían conseguirlo.
-Eso es bueno ¿no?-pregunta Rick sin entender mucho de lo que hablábamos.
-Eso puede ser bueno, solo hay que saber usarlo y no precipitarnos.
-Por mi perfecto-dice Rick.
-¿Qué más has conseguido?
-Nada de ADN o huellas que no pertenecieran a la víctima, a Rick o a los empleados. Nada de nada.
-Es un callejón sin salida.
-Sí, no vamos a encontrar nada más. No había otras huellas en la navaja que las tuyas y eran parciales. Seguramente llevaría guantes eso impide que deje huellas o quizás uso las sabanas para agarrarlas, no lo sé. Pero no había otras huellas aparte de las tuyas.
-También puede ser que lo hiciera yo-dice Rick bajando la cabeza.
-No digas eso, no vuelvas a repetirlo ¿sí?-dice Alexis abrazándole contra su pecho y siento que allí todos sobramos.
-Lanie tengo que hablar contigo vamos-digo levantándome y tirando de ella hacia la cocina.
-Tiene que ser muy difícil para ella, no puedo ni imaginarme por lo que tiene que estar pasando.
-Para ella su hermano es lo que más quiere en la vida, es lo único que le queda, aunque en realidad su madre está viva.
-¿No lo sabe?
-Bueno ha salido en todas las noticias, imagino que Alexis le avisaría antes, no lo sé.
-Quizás nos venga bien para declarar en el juicio ¿no?
-No lo creo, los dejo solos cuando Rick tenía unos diecisiete o dieciocho años. Él tuvo que cuidar de su hermana, no creo que conozca a este Rick, han pasado ya bastante tiempo, él ya no es el mismo.
-Puede ser, pero si deberíamos pensar en que Alexis suba ¿no? ella pueda dar una versión familiar de Rick, una buena visión de él para el jurado.
-Ya lo pensaré, no quiero que Alexis se vea atacada o algo parecido.
-Pero para ella sin duda lo importante será sacar a su hermano, y nosotros debemos hacer lo necesario-dice muy segura, y tenía razón, pero no podía dejar de pensar en que esto era demasiado personal para mí, Alexis era mi mejor amiga, más que eso, era como una hermana, y no me gustaría verla sufrir, pero Lanie tiene razón en algo, para evitar que sufra, tengo que conseguir sacar a Rick de todo esto cueste lo que me cueste.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí, nos vemos el miércoles con un nuevo capítulo, hasta entonces disfruten de la vida.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 03, 2017 6:22 am

Buenos tardes, os dejo con otro capítulo, gracias por estar ahí, seguimos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 8
POV RICK
Me levanto antes de lo que normalmente hago, pero estoy cansado de estar en la cama sin hacer nada, necesito sentirme útil, pero ¿cómo lo hago? Me levanto recogiendo las mantas del sofá y me voy a la cocina para poder hacer el desayuno para cuando Kate se despierte, tengo mucho que agradecerle y aunque un desayuno no sea suficiente es un buen empezar.
Abro el frigorífico y con lo que encuentro me pongo a hacer el mejor desayuno posible. Justo cuando estoy acabando con el café recién hecho la escucho levantarse arrastrado los pies.
-Buenos días-digo al verla con cara de dormida y por andar por casa, nada que ver con la mujer segura y fuerte que parece cuando esta vestida para matar, cuando es la mejor abogada que conozco.
-Café-dice dejándose caer sobre el primer taburete que ve y saco una taza colocándosela delante de ella. Le pega un buen trago cerrando los ojos mientras el café se inyecta en su sangre-buenos días-dice de repente-sin el primer café del día no soy nadie-dice ya con una sonrisa y sacándome una a mi también.
Me doy la vuelta coloco los huevos rotos y las tostadas sobre un plato y se lo coloco delante, luego lleno otro plato y me siento delante de ella.
-No tenías que haberlo hecho, ¿de dónde sacaste todo esto? ¿No abras salido?-dice mirando hacia la puerta con terror y luego vuelve a mirarme con una sonrisa.
-La verdad es que he tenido que comerme la cabeza pero he conseguido sacar algo bueno ¿no?-digo con una sonrisa y la miro comer tranquilamente, y esta Kate que tengo delante, es aún más guapa que la mujer fuerte y segura que ya me había mostrado antes.
-No voy a quejarme si te dedicas a hacerme todos los días el desayuno-dice con una sonrisa-pero ahora con todo mi pesar tengo que irme a trabajar-dice levantándose y dejándome allí solo limpiando todo lo que había ensuciado.
Cuando acabo salgo de la cocina y me encuentro a Kate colocándose rápidamente los zapatos para poder salir corriendo. Coge corriendo su maletín y cuando va a salir por la puerta se para de golpe.
-Rick no puedes…
-Lo sé, no puedo salir de aquí-digo con una sonrisa y lo veo asentir con una sonrisa.
-Intentaremos acabar con esto cuanto antes ¿sí?
-Lo sé, espero no volverme loco.
-Mandaré a tu hermana para que coma contigo, así dejara de presionarnos y te hará algo de compañía.
-Ok.
-Hasta esta noche-dice saliendo casi corriendo por la puerta dejándome a solas.
Me dejo caer en el sofá mirando a todos los lados, y pensando en que voy a hacer durante estas horas, sin duda esto iba a ser la mayor tortura de todas.
Ya se acerca la hora de comer y por segunda vez en el día, estoy metido en la cocina, creo que en mi vida he pasado tanto tiempo dentro de una cocina, pero no tengo otra cosa que hacer, no puedo salir a correr como cuando estoy estresado y eso no me ayuda.
Dejo la comida en el horno, todavía le quedan unos minutos, y entonces dan en la puerta. Dudo si ir o no a abrir, pero entonces pienso que tiene que ser mi hermana y me limpio las manos rápidamente para poder salir corriendo hacia la puerta. Cuando la abro allí está mi pequeña.
-Hola-dice con una sonrisa abrazándome.
-Hola, pasa, la comida está casi lista.
-¿Cocinando? Ya no recuerdo la última vez que me hiciste algo para comer.
-Pues creo que eso va a empezar a cambiar, no tengo otra cosa que hacer así que…
-Si quieres puedo traerte tus juegos.
-No, de momento estoy bien-digo negándome, porque siento que me merezco pasarlo mal, no puedo ni pensar en este momento en disfrutar de nada.
-Bueno está bien-dice sentándose y me siento a su lado-Cuéntame que has hecho esta mañana.
-Pues el desayuno, la comida, he leído un poco de los libros de Kate, que menos mal que tiene buen gusto-digo con una sonrisa-y poco más. Pero siento mis músculos agarrotados y solo llevo un día aquí encerrado.
-Va a ser duro para todos, seguramente para ti más, pero tenemos que ser fuertes ¿sí?-dice mirándome fijamente y no podía negarle nada.
-Claro-digo con una sonrisa.
-¿Puedo hacerte una pregunta? Quiero que seas completamente sincero.
-Claro-digo extrañado por la pregunta.
-¿De verdad no habías tomado nada de drogas?
-No había tomado nada de drogas, en realidad tres días después de ya sabes cuándo te digo…desde tres días después no volví a drogarme. No lo necesitaba, me di cuenta que te necesitaba más a ti. Pero quería que cuando volviera a ti no tuvieras ninguna duda de que no iba a volver por ese camino.
-Ojala hubieras venido antes, quizás…esto no hubiera pasado.
-No se sabe y nunca lo sabremos.
-Pero no puedo dejar de darle vueltas y de sentirme…
-No digas culpable ¿sí? Porque no lo eres, para nada.
-Sé que a lo mejor me pase pero ya no podía más.
-Me vino bien, piensa que gracias a eso lo deje ¿no? anda olvídate de eso y vamos a comer algo. Te vas a chupar los dedos-digo para relajar el ambiente y cuando la veo sonreír hace que yo también sonría.
POV KATE
Llego después de otro día mortal, me duele todo el cuerpo y la cabeza esta para explotarme, pero sé que esto será así hasta que el juicio llegue, y mucho peor mientras dure el juicio.
Cuando llego encuentro a Rick sentando en mi sofá con uno de mis libros entre sus manos, pero creo que no está leyendo mucho porque esta con la mirada perdida y ni si quiera se ha dado cuenta de que he entrado.
-¿Te gusta?
-Eh…-dice de repente mirándome.
-El libro-digo intentando ocultar una sonrisa.
-Oh…tienes buen gusto, aunque te faltan unos que si quieres puedo conseguírtelos hasta firmados-dice con una sonrisa.
-No gracias, soy más de clásicos.
-Bueno, serán clásicos dentro de cincuenta años.
-Entonces, y solo entonces, me lo pensaré lo de comprarlos-digo sacando una mueca de su cara y dejándome caer en el sillón de al lado.
-¿Estas cansada?
-Esto está resultando más duro de lo que pensaba, son los cien metros vallas. Allá donde miramos encontramos algo que se pone en nuestro camino.
-Ya encontraréis algo, confió en vosotros.
-Gracias por tu confianza-digo haciendo estiramientos y lo veo levantarse y de repente lo siento detrás de mi.- ¿Qué…?-pero no me da tiempo a preguntar cuando siento sus manos en mis hombros y siento un escalofrió recorrer todo mi cuerpo. Siento como todos mis músculos se relajan, como está haciendo maravillas con sus manos y siento que tengo que parar antes de que un gemido salga de mi boca y haga esto aún más vergonzoso.-Tengo que ir a ducharme-digo levantándome despavorida.
-Está bien, yo ya voy a dormirme. Si tienes hambre, hay sobras de la comida en el horno-dice bajando la mirada y dejándome pasar hacia el baño donde me encierro muerta de la vergüenza.
Sonrió por lo idiota que he sido y me meto en la ducha dándole un poco al agua fría para relajarme y después le doy al agua caliente para intentar relajar mis músculos.
Cuando salgo Rick esta tumbado en el sofá, pero con los ojos abiertos. Camino hacia la cocina donde Rick ha dejado las sobras y tras calentarlas un poco vuelvo al salón y me siento de nuevo en el sillón.
-¿Qué has hecho durante el día?-pregunto al ver que intenta hacerse el dormido, supongo que para no molestarme pero prefiero hablar que estar así como si fuera algo raro, en realidad lo era pero no tenía por qué serlo.
-Leer, cocinar y poco más.
-¿Quieres que te traiga algo de tu casa? ¿Tu ordenador? Puedes trabajar.
-Eso me duraría media hora. No soy de los que se tiran todo el día escribiendo. Aprovecho mi media hora de inspiración y luego nada. No solucionaría mucho.
-¿Entonces…?
-Necesito hacer ejercicio. Necesito liberar endorfinas, me siento como enjaulado cuando no lo hago.
-Te entiendo. Yo en casos como estos lo hecho mucho de menos y por eso, para cuando tengo algo de tiempo, por poco que sea pues...-digo a la vez que me levanto y saco una cinta de correr escondida perfectamente en uno de los armarios del comedor.-No es lo mismo que sentir el aire fresco llenando tus pulmones, pero si te colocas junto a esa ventana, al menos tendrás buenas vistas-digo sacándole una sonrisa.
-Gracias. Mañana mismo lo probaré.
-Ya me contarás si te sirve de algo. Nos vemos mañana.
-Nos vemos mañana-dice con una sonrisa dejándose caer de nuevo sobre el sofá y apago la luz antes de meterme en mi habitación, antes de meterme en mi cama, para intentar dormir, pero a pesar del cansancio, sé que no voy a conseguirlo, no al menos como me gustaría.
CONTINUARÁ…
El viernes nuevo capítulo, hasta entonces disfrutad de la semana y del pequeño avance, aunque hay cosas que les hace sentir incomodos, poco a poco, se van entiendo mejor.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje por tamyalways el Vie Mayo 05, 2017 6:24 am

Buenas y lluviosas tardes, os dejo con otro capítulo, esto va poco a poco avanzando y poniéndose interesante, espero que a vosotros también os lo parezca. Gracias y disfruten del fin de semana.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 9
POV KATE
Me levanto y allí está de nuevo haciendo el desayuno muy concentrado en que no se le quemen las tortitas, ¿Son tortitas? No sé cuándo fue la última vez que las comí, puede que fuera el último desayuno que me hizo mi madre.
-Ajan…-digo haciendo que se gire asustado haciéndome reír.
-Am hola, esto está casi listo. El café ya está hecho-dice volviendo a darme la espalda y ocupándose de las tortitas.
Cojo dos tazas y sirvo café para los dos y me siento en la isla tomando el primer café del día, que no el ultimo. Cuando Rick acaba coloca un plato para mí y otro para él repleto de tortitas y se sienta al otro lado con una sonrisa.
-Parecemos una pareja que lleva ya al menos diez años casados-dice con una sonrisa haciendo que me atragante con el café.
-En tus sueños-digo y lo veo pensar…
-Puede-dice mirándome sin duda intentando picarme, aparto la mira de él y pruebo las tortitas, que sin duda están buenísimas, quizás las mejores que he probado en mi vida.
-Si sigues cocinándome así quizás me piense lo de la boda-digo bromeando haciéndole reír.
-¿Qué aportas tu a la relación?-dice siguiendo con la broma.
-Bueno, puedes tener una abogada en casa gratis, parece que lo usas demasiado-digo en tono de broma, aunque quizás me haya pasado.
-Touche-dice con una sonrisa a modo de respuesta y me doy cuenta de que se lo ha tomado como broma y me relaja.
-Voy a tener que irme ya. Está lloviendo bastante fuera, que suerte tienes que no tienes que salir-digo sonriendo.
-Uno que tiene suerte-dice haciéndome reír-al menos hoy podré correr un poquito. Espero que tengas razón y haya buenas vistas desde esa ventana.
-Las mejores-digo riéndome mientras recojo todo y voy a vestirme para poder irme.
Cuando salgo ya lista para irme veo que Rick ya ha terminado de recoger todo y está colocando las mantas del sofá.
-Bueno, pues entonces nos vemos luego.
-Sí, luego supongo que vendrá Alexis a comer y te contará como va todo.
-¿Hoy que vais a hacer?
-Llamar a todas las puertas que nos quede por llamar, y repetiremos puertas. Mañana es sábado eso significa que pararemos un poco en el fin de semana así que tenemos que intentar hacer todo lo posible hoy.
-Entonces no te espero para cenar ¿no?-dice siguiendo con la broma de antes.
-Lo siento cariño, tendrás que cenar solo-digo guiñándole el ojo y saliendo de la casa dejándolo solo y sorprendida de que de momento lo estaba llevando bastante bien para la situación tan difícil en la que estaba metido.
Llevamos ya un par de horas en el bufete y no puedo imaginarme que más hacer para ayudar en el caso. Estoy completamente cegada por completo, ya no sé qué más hacer, siento que lo he intentado todo y lo peor es que Alexis empieza a sentirlo de la misma manera y eso es lo que me preocupa, por eso intento buscar, rebuscar para ver si así al menos aguanta su esperanza.
-Puf…por donde seguimos.
-Podemos volver a hablar con las novias de Rick.
-Ya lo hemos hecho varias veces.
-¿Volver al hotel?-pregunta Lanie intentando lanzar ideas y se lo agradezco.
-Déjame ver las fotos de la escena del crimen-le digo a Alexis para que me las pasa y vuelvo a mirarlas a ver si se me ha podido pasar algo.
-Si hubiera una pista ahí ya la hubiéramos visto ¿no?
-Puede ser. Pero quizás no seamos los mejores ojos para ver esto.
-La policía tampoco ha encontrado nada, o al menos nada que exculpe a Rick.
-Pues algo tenemos que encontrar. Quizás un amigo mío…-digo al recordar que un compañero de facultad ahora mismo es técnico especialista en manchas de sangre en Miami.
-¿Qué?
-Tengo un amigo que es especialista en salpicaduras de sangre, si Rick dice la verdad…
-Que la dice-me interrumpe Alexis seria.
-Pues eso, si es verdad pues las salpicaduras puede decirnos si las manchas de su camiseta era por estar a su lado tumbado, por estar apuñalándola o por hacerle la reanimación. Creo que puede ayudarnos.
-¿Valdrá para el juicio?
-Quizás luego tengan que hacer una prueba algún especialista de la policía, o alguien que el juez proponga. Pero no tenemos nada que perder. Pero si ayuda en algo bienvenido sea ¿no? podría ser un buen paso hacia la victoria.
-Eso puede ser bueno ¿no?-dice Alexis ilusionada. Y quizás nos ayude, o quizás nos demuestre que fue Rick quien lo hizo, pero mientras tanto sigue con esperanza y eso, eso me ayuda a mí también.
-¿Vas a ir a verlo? Porque si vas yo me apunto-dice Lanie haciéndonos reír.
-Necesito ir a casa a por su número. Lo llamaré y si puede quedar este fin de semana aprovecharé para ir a verlo.
-Bien, por fin algo bueno-dice Alexis-vamos no perdamos más tiempo-dice levantándose cogiendo las cosas y caminamos rápidamente hacia la puerta.
Llegamos a casa y mientras subimos los escalones Lanie y yo despacio, Alexis los sube de dos en dos con una amplia sonrisa, solo esperaba que esto sirviera para algo sino el palo sería aún peor.
Cuando llegamos a la puerta ya está allí nerviosa por entrar, y cuando abro la puerta entra como un huracán rápidamente.
-Rick…Rick…-entra rápidamente y Lanie y yo nos miramos con una sonrisa.
-¿Qué pasa?-dice Rick sorprendido bajando de la cinta de correr sin la camiseta puesta y sudando de lo lindo. Alexis se tira a abrazarlo y no puedo dejarlos de mirar con una sonrisa.
-Madre mía-oigo suspirar a Lanie a mi lado. Rick nos mira y va hacia el sofá para ponerse la camiseta que estaba allí-por mí no hace falta que te la pongas, en realidad si lo haces por mí no te la pongas-dice haciéndonos reír a todos. Y entonces mientras se la pone me fijo mejor en su torso desnudo, sin duda estaba muy pero que muy bien.
-¿Qué ha pasado para que entre así?-dice Rick atrayendo a su hermana para abrazarla.
-Kate ha conseguido algo bueno.
-No, algo que puede ser bueno-digo recalcándolo para que no le diera muchas esperanzas.
-Cuéntaselo.
-Tengo un amigo que es especialista en manchas de sangre. Creo que puede estudiar la escena del crimen y quizás…pueda ayudarnos.
-Es buena noticia, cualquier cosa que podamos conseguir-dice Rick mirándome y se a lo que se refiere, a lo que hablamos sobre saber la verdad.
-Sí, tengo que llamarlo ahora. Quizás pueda ir este mismo fin de semana a verlo para llevarle el expediente.
-Has visto, las cosas empiezan a ponerse de nuestro lado-dice Alexis ilusionada y Rick la abraza pero mirándome a mi consciente de que esto no tiene por qué ser bueno.
-Ahora vengo-digo caminando hacia mi habitación para buscar su número.
Cuando lo encuentro marco su número esperando escucharlo al otro lado, pero me sale el contestador. Puede que esté trabajando, así que decido dejarle un mensaje de voz para cuando lo pueda coger.
-Hola Dex, soy Kate. Hace mucho tiempo que no hablamos, pero necesito hablar contigo sobre un caso, es un caso importante para mí, algo personal. Llámame cuando lo escuches ¿sí? Adiós.
Me guardo el teléfono y salgo de nuevo hacia el comedor donde están los tres riendo con alguna de las cosas de Lanie. Me acerco y todos dejan de reír esperando a que yo hablara.
-No he podido hablar con él. Le he dejado un mensaje en cuanto lo oiga me llamara y podré hablar con él.
-Oh…-dice algo desilusionada Alexis.
-Eso no cambia nada. En cuanto me llame me encargaré de que le llegue el expediente de alguna manera.
-Bien.
-Creo que deberías iros a descansar. Os lo merecéis. Y ahora sí que ya no podemos hacer nada más, de momento. Al menos durante los próximos dos días.
-Pero…
-Ni peros ni nada-digo tajante porque sabía que habíamos trabajado bastante durante estos días y lo que necesitábamos era despejarnos durante unas buenas pocas de horas. Eso es lo que necesitábamos.
-Alexis, Kate tiene razón-dice Rick convenciéndola-vete a casa y mañana te vienes y te haré una comida que te quitara el sentido-dice haciendo que se relaje y sacándole una sonrisa.
-Bien, pero prométeme que estarás bien.
-Claro, ¿Cómo no voy a estarlo? Descansa, ya sabes que cansada no rindes bien.
-Está bien-dice abrazando a su hermano y otra vez siento que sobro.
Cuando se separan Lanie también se despide y ambas se van a descansar algo que les vendrá muy bien. Me dejo caer sobre el sofá y Rick se coloca delante de mí serio.
-¿Puede decirnos que paso?
-Eso espero.
-Bien, ojala me quite esta duda. Necesito saberlo.
-Lo hará, si no puede él no puede nadie. Es el mejor.
-Bien.
-Espero que mañana me llame, mientras tanto solo queda esperar.
-Está bien. Voy a ducharme y ahora hago la cena.
-No, hoy me ocupo yo, me apetece.
-Está bien, espero que no me envenenes-dice con una sonrisa caminando hacia el baño haciéndome sonreír, sin duda empezaba a sentirme algo mejor con él y eso ya es mucho decir.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos y el lunes seguimos con un nuevo capítulo y prometo avances. Buen fin de semana a todos.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 08, 2017 6:00 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, empezamos la semana fuerte y es que esta semana creo que va a estar bastante bien. Gracias a todos por estar ahí y seguid pidiendo quizás algún día os haga caso jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV KATE
Acabo la comida y lo veo salir de la ducha con una camiseta bastante desgastada y un pantalón de chándal con el pelo mojado y descalzo. No puedo evitar quedarme mirándole como una tonta, la verdad es que era muy guapo, ni si quiera me había fijado en eso durante estos años, quizás mi mal parecer hacia él me impedía verlo de otra manera, ahora que empiezo a conocerlo, quizás lo vea con mejores ojos.
-¿Ya está la cena echa? Estoy deseando probarla-dice con una sonrisa que me pone nerviosa, no sé porque.
-Esta lista-digo sacándola mientras el coge los platos para poder poner la mesa.
Nos sentamos en la mesa y no puedo evitar mirarlo mientras se mete el primer bocado de mi merluza en la boca, receta especial de los Beckett, por su cara creo que le ha gustado.
-Esto esta increíble. Ya no pienso cocinar más yo. Señora Beckett creo que vas a tener que cocinar más a partir de ahora, y quiero la receta.
-Lo siento, es secreto de familia-digo con una sonrisa.
-Voy a tener que formar parte de la familia entonces para saberlo-dice mirándome con una sonrisa haciendo que me ponga nerviosa y prefiero ponerme a comer para que no lo note.
Comemos tranquilamente y cuando acabamos nos sentamos los dos en el sofá en silencio hasta que es él el que rompe el silencio.
-¿Crees que de verdad tu amigo puede ayudarnos?-dice sorprendiéndome.
-Creo que puede ayudarnos a saber que paso.
-Eso es lo que quiero, saber la verdad. Pero tengo miedo.
-Lo sé. Pero si es lo que quieres…
-Lo sé…pero no puedo dejar de pensar en si he podido hacerlo.
-¿Crees que serías capaz de hacerlo?
-Siempre pensé que no.
-Pues entonces quédate con eso mientras sabemos otra cosa ¿sí? Ahora cambiemos el tema, no quiero hablar más de trabajo-digo de forma exagerada haciéndole sonreír.
-¿De qué quieres hablar?
-Cuéntame como fue cuidar de Alexis.
-Oh…-dice tomando aire-imagino que Alexis ya te habrá contado algo. Cuando mi madre se fue…es duro hablar sobre eso ¿sabes? Hace mucho que intente dejar eso atrás.
-Si no quieres hablar no hace falta.
-No, este bien. A mi madre le llamaron para un trabajo en teatro. El problema era que tenía que viajar de un lado para otro, tenía una larga gira y Alexis, estaba estudiando. Yo tenía 17 años y me daba igual los estudios, al revés los quería dejar. Pero Alexis era una chica genial, le encantaba estudiar, quería llegar lejos y podía lograrlo, pero si íbamos con mi madre de un lado para otro…no iba a conseguir sus sueños. Por eso le pedí a mi madre quedarnos, que yo me haría cargo de ella. Fue duro pero no me arrepiento.
-¿No te arrepientes?
-No, quizás si no nos hubiéramos alejado de mi madre yo hubiera vivido mejor mi adolescencia, hubiera vivido y disfrutado de esa etapa de mi vida y no me hubiera comportado como un idiota siendo ya un adulto. Pero no me arrepiento, no lo hago cuando veo que Alexis está a un paso de llegar a donde quiere. Verla feliz me hace feliz.
-¿Entonces por eso eras tan idiota?-digo sonriendo para que no se ofenda.
-Cuando firme mi primer contrato tras vender mi primer libro, me di cuenta de que por fin estaba haciendo algo por mí mismo, que estaba triunfando casi sin esforzarme. Me di cuenta de que Alexis quizás ya no me necesitaba, trabajaba, estudiaba, era mejor de lo que nunca pude imaginar. Supongo que sentía que podía ser ese niño de nuevo. Pero no fue por eso-dice sorprendiéndome-todo el mundo me decía que tenía que estar feliz por todo lo que tenía. Pero no era feliz, yo solo quería volver atrás y que mi madre no se hubiera ido, que Alexis dependiera de mí, de nosotros. Creo que bebía y tomaba drogas para parecer feliz, por qué no lo era. Cuando Alexis se marcho aquel día y me dijo que ya no me daba más oportunidades, me di cuenta de que lo que realmente me hacía feliz era ella. Llevaba casi un mes sin probar nada de nada…y ahora…
-Hey, vamos a salir de esto, y entonces podrás ser feliz. Te lo prometo-digo mirando seriamente porque de verdad creo que se lo merece, y porque conociendo a este Rick, me doy cuenta de que él no podía hacerlo, él no ha podido matar a esa chica.
-Eso espero.
-Tienes las mejores abogadas del mundo-digo con una sonrisa haciéndole sonreír.
-Entonces ya estoy más tranquilo. Háblame de ti. ¿Tu familia?
-Bueno, somos mi padre y yo. Mi madre murió después de una larga enfermedad. Mi padre se fue a vivir a una pequeña cabaña que compro cuando se jubiló. Nos vemos pocos, pero nos llevamos muy bien.
-¿Por qué te hiciese abogada?
-Supongo que si eres hija de dos abogados pues…no tenía mucho que pensar-digo haciéndole sonreír.
-¿Entonces nada de vocación?
-Bueno…puede que al final le cogiera el gustillo-digo sonriendo.
-Yo ni si quiera tenía algo en mente. Cuando una noche me acuesto con una mujer que ni si quiera conocía de nada, lee algo que tenía escrito en mi ordenador por aburrimiento, mi vida cambio. Cuando me dijo esto se te da bien, puedes ganar mucho dinero y triunfar creo que ni si quiera lo creí. Pensé ¿tan bueno soy en la cama? Esta tía está flipando-dice haciéndome reír.
-¿Nunca creíste que escribías bien?
-No, simplemente lo hacía por necesidad. Me venía eso y tenía que sacarlo, no podía dejar de escribir. Aun me pasa, a veces-dice con una sonrisa irónica.
-Quizás sea porque no tienes una buena inspiración.
-Puede ser-dice moviendo la cabeza de forma exagerada-pero quizás esa pueda cambiar-dice sonriéndome.
-¿Esa es tu sonrisa para conquistar? Porque conmigo no lo logras.
-No lo he intentado de verdad, créeme-dice sonriendo y no puedo evitar sonreírle mientras le miro y él me mira de repente serio con una intensidad que hace que me ponga nerviosa.
Se acerca un poco, casi de forma imperceptible. Lo veo que levanta la mano y la coloca sobre mi cara apartándome el pelo y está cerca, muy cerca, demasiado cerca. Siento como mi pulso se acelera, como me sudan las manos, como la boca se me seca y no puedo dejar de mirarlo, no puedo dejar de sentirme atrapada por la intensidad de su mirada. Lo veo acercarse más y más cada vez, y sé lo que va a pasar, y sorprendentemente quiero que pase, pero no puede pasar, no debe pasar.
Cuando estoy sintiendo su aliento sobre mi cara me aparto rápidamente como si me quemara y lo veo echarse hacia atrás con dolor en la mirada.
-Será mejor que me vaya a acostar ya.
-Claro yo…hasta mañana-dice casi sin mirarme y yo casi salgo corriendo de allí porque necesito huir.
Me voy rápidamente hacia mi habitación, antes de que cometa una locura, pero no puedo evitar girarme una última vez y lo veo dejarse caer sobre el sofá sin duda maldiciéndose por lo que acaba de pasar o por lo que no había llegado a pasar, quizás fuera eso, quizás era eso lo que me pasaba a mi también.
Me meto dentro de mi habitación cerrando la puerta a mi espalda y me dejo caer contra ella. ¿Cómo había sido tan idiota para dejar que eso casi pasara?, ¿cómo habíamos llegado a esa situación? No sabía cómo habíamos llegado hasta ahí, pero sí que había una cosa que tenía claro, había hecho lo correcto, tenía que alejarme de él, esto no podía pasar, esto no me iba a ayudar a mí y menos a él. ¿Era más fácil cuando me caía mal? ¿Cuándo pensaba que era un idiota? quizás fuera mejor, pero me gusta haber conocido la verdad sobre él, me alegraba haberlo conocido porque ahora sabía que no me equivocaba, era inocente, tenía que serlo, y ahora más que nunca tenía que luchar para sacarlo. Pero tenía que centrarme en eso y nada más, que me gustaba, que me ponía demasiado, de todo eso tenía que olvidarme por completo y ahora mismo, antes de que cometiera un error que hiciera todo aún más complicado.
CONTINUARÁ…
Acercamiento totallllll jaja, espero que os haya gustado, el miércoles más y mejor, mucho mejor, lo prometo. Mientras tanto disfrutar de ese casi pero no.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 10, 2017 6:01 am

Buenas y lluviosas tardes, aquí estamos con un capítulo más. Gracias a todos por seguir ahí, y me alegro de que os estén llegando los capítulos porque no sé qué le pasa a la página de fanfiction que me da error al subir. Pero parece que es falsa alarma y luego todo va bien, jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV KATE
Me despierto y cuando salgo fuera esta Rick con la máquina de correr. Debe de llevar demasiado tiempo por el sudor que hay en la espalda de su camiseta, agradezco que hoy no se la haya quitado sino…creo que esto va a ser una tortura.
-Buenos días-dice parando al sentir mi presencia y apaga la máquina. Se baja de la máquina y la veo secarse con una toalla, lo veo acercarse con una sonrisa y siento como me tiemblan las piernas.
-Hola-digo casi sin voz y me maldijo por ponerme tan nerviosa delante de él.
-El desayuno esta echo, y el café, ya he aprendido que mejor tenerlo antes de que te despiertes-dice con una sonrisa-voy a tomarme una ducha y ahora vuelvo-dice con esa sonrisa saliendo corriendo hacia el baño y yo me dejo caer sobre el taburete de la cocina suspirando porque no sé cuánto hace que no me siento tan atraída por alguien, pero creo que nadie puede culparme por ello.
Me sirvo el primer café para intentar mantenerme de pie pero dejo de lado la comida, siento que el estómago lo tengo cerrado y quiero creer que la cena me sentó mal ayer, porque no puedo ni pensar en que sea porque estoy nerviosa por…
-¡Déjate de tonterías Kate!-me maldijo a mí misma.
Cierro los ojos intentándomelo quitar de la cabeza, pero cuanto más los cierros peores imágenes me llegan de la noche de ayer, estoy volviéndome loca. En ese instante suena el teléfono sacándome de mi locura.
-¿Si?-contesto sin mirar ni si quiera quien era.
-Soy Dex, ¿Qué tal Katie?-dice mi amigo al otro lado y me alegra mucho poder oírle.
-No sabes lo que me alegra hablar contigo.
-¿Por qué me necesitas?
-Eso también-digo riéndome y haciéndole reír.
-Bueno pues ya nos pondremos en otro momento al día. Parece importante.
-La verdad es que sí. Llevo un caso y creo que tu ayuda puede serme de mucha utilidad.
-Cuéntame.
-Mi cliente ha sido acusado de asesinato. El caso es que se acostó con una chica y cuando despertó al día siguiente estaba muerta a su lado. Era un hotel, así que las huellas son demasiadas y la entrada complicada. Él no recuerda nada, lo drogaron. Necesito que veas las imágenes de la escena del crimen, que estudies las manchas de sangre, que hagas lo que tu tan bien haces para poder saber si él lo hizo o no.
-Es importante para ti ¿no?
-La verdad es que sí. No es un caso cualquiera. Si quieres puedo ir, o enviarte el caso con las fotos.
-No, prefiero verlo en directo, crear mi propio escenario también ayuda, y como veo que para ti es importante, prefiero ir yo para allá. ¿Te parece bien?
-Claro-digo con una sonrisa.
-Entonces esta tarde estaré por allí. Si puedo ayudarle lo haré. Pero ya sabes que yo solo puedo darte la verdad.
-Lo sé, y creo que eso nos ayudara, y a él le ayudara sobre todo, necesita saber la verdad, no recordar lo tiene en vilo.
-Entonces allí estaré.
-Gracias Dex.
-No tienes que darlas. Nos vemos en unas horas.
-Ok-digo colgando y dejando el teléfono sobre la mesa.
-Hey. ¿Ya has desayunado?-dice apareciendo Rick por mi espalda sin darme ni cuenta.
-No me apetece-digo poniendo cara de asco porque de verdad tenía el estómago cerrado.
Lo veo cogerse un plato con comida y una taza de café y se sienta, pero esta vez no se pone justo enfrente como había hecho estos días, hoy se sienta a mi lado, demasiado cerca, quizás demasiado.
-¿Quién era?-dice señalando el teléfono y recordándome la buena noticia.
-Era mi amigo, va a venir, prefiere ver la escena del crimen y conocerte. Prefiere hacerlo desde aquí.
-Perfecto.
-Viene esta tarde.
-Oh…bueno cuanto antes mejor ¿no?-dice más serio, y sé porque, sabe que ya pronto puede que descubra la verdad y eso le da miedo.
-Verás cómo va a salir todo bien-digo con una sonrisa y veo como consigo sacarle una sonrisa a él también.
-Kate…yo quería…quería pedirte perdón por lo de ayer.
-No pasó nada, así que no hay nada de lo que arrepentirse-digo con una sonrisa para que no se sienta culpable.
-Eso es lo que siento, no tener algo de lo que poder arrepentirme-dice despacio y bajito mientras se vuelve a acercar a mí. Coloca su mano en mi cuello para que no me pueda apartar y cuando quiero darme cuenta siento sus labios sobre los míos haciéndome temblar con solo un roce de sus labios, ¿Cómo demonios habíamos llegado a esto?
Se separa un poco y me mira fijamente y yo inconscientemente me muerdo el labio y quizás sea una señal, no lo sé, pero lo único que sé que vuelve a acercarse y vuelve a besarme, esta vez es más que un leve contacto, esta vez sientos sus labios cálidos sobre los míos con intensidad hasta que no puedo evitarlo más, hasta que ya no puedo aguantarme más y abro mis labios para darle paso a su boca, a su lengua que busca la mía con ganas y no puedo evitar suspirar cuando se separa en busca de aire, ese aire que no sabía que necesitaba hasta que he llenado mis pulmones.
Abro los ojos con miedo de que haya sido un sueño o peor, de que haya sido real. Allí está mirándome con una sonrisa y no sé cómo me siento, pero sé que tengo ganas de volver a besarlo una y otra vez. Siento como coloca su mano en mi cara apartándome el pelo con cuidado, con una sonrisa lo veo acercarse de nuevo, pero esta vez yo también me acerco, quiero ese beso tanto como él. Pero entonces suena un golpe, y luego otro, que hace que nos separemos de golpe.
-Maldita sea-dice gruñendo y me voy a abrir la puerta antes que de me vea sonreír.
-Hola-dice Alexis entrando dándome un abrazo-¿Dónde está mi hermano?-dice pasando directamente.
-Desayunando-digo pasando detrás de ella.
Rick ya está levantando rellenando su taza y llenando otra para su hermana. Alexis se acerca le da un beso y le quita la taza de la mano, Rick me mira y casi no puedo mirarle, tengo vergüenza de mirarlo ahora después de besarnos. Me hace un gesto con la taza y yo asiento. Me la rellena y me la ofrece haciendo que nuestro dedos se tocan y saltan chispas entre los dos, no sé si es por haber compartido el beso de hace solo un minuto, o es que siempre ha habido chispa entre los dos.
-¿Qué hacíais?-dice Alexis con inocencia y ambos nos miramos nerviosos y siento como me sonrojo y como un calor me invade.
-Yo…
-Estábamos desayunando´-dice Rick más tranquilo sonriéndome y quiero matarlo.
-Am muy bien. ¿Sabes algo de tu amigo?
-No has dormido nada ¿verdad?
-No la verdad es que no-dice con una sonrisa de niña bueno que era, sé merecía todo lo bueno que le pasaba.
-Me ha llamado hace un rato. Va a venir esta tarde para verlo en primera persona.
-Que bien ¿no?-dice sacando su móvil.
-¿A quién llamas?-pregunta Rick.
-Había quedado con un amigo que hacía tiempo que no veía, pero eso puede esperar.
-No, no, no. Tu vete con ese amigo tuyo-dice haciendo que se sonroje-Kate y yo podemos ocuparnos de su amigo. ¿A que si?-dice mirándome con una sonrisilla provocándome y quiero volver a matarlo.
-Estaremos bien. Además hoy todavía no vamos a saber nada más. Si por algún motivo descubrimos algo importante te llamaremos. Te lo prometo.
-Pero…no quiero que estés solo cuando…
-Estará Kate conmigo. Además tiene que estudiar todo, hacer pruebas. Hoy no vamos a descubrir nada, hazle caso a Kate.
-¿Vas a cuidarlo?-dice mirándome con cara de perrito abandonado.
-Creo que sabe cuidarse bien solo-digo mirando a Rick intentando no sonreírle y que se me notara algo distinto-pero si te quedas tranquila cuidaré de él.
-Bien. Entonces…creo que me voy a ir ya. Nos vemos mañana. Espero que no os importe madrugar porque me levantaré temprano y no pienso separarme de ti hasta que se sepa algo.
-Vale-dice Rick moviendo la cabeza como si le molestara la idea pero sin duda es todo fachada, se le nota cuando Alexis se acerca para abrazarlo y la cara se le ilumina.
-Lo dejo en tus manos-dice abrazándome y yo sonrió mirando a Rick que no deja a sonreírme.
La acompaño hacia la puerta y cuando cierro la puerta y me giro allí esta Rick mirándome con una sonrisa y vuelvo a sentirme nerviosa.
-Creo que tienes que cuidar de mi-dice acercándose con una sonrisa.
-Creo que eres mayorcito para cuidarte tu solo ¿no?-digo intentando no sonreír pero sin conseguirlo.
-Creo que aun soy un bebe-dice pegándose por completo a mí y no puedo evitar sonreírle. Me agarra por la cintura y me acerca, coloco mi boca muy cerca de su cuello, solo rozándole y entonces me separo dejándolo ahí parado con la boca abierta.
-No me gustan los bebes-digo con una sonrisa dejándolo pasmado y sentándome con una sonrisa en el sofá. Escucho rápidamente moverse y acercarse hacia el sofá haciendo que me ría, haciendo que me olvide de lo malo y creo que a él también le pasa, y eso, eso me gusta, eso me relaja, eso me hace sentir realmente bien.
CONTINUARÁ…
Bueno pues espero que os haya gustado, por fin ha llegado el beso, por fin avanzan un poquito, pero esto no acaba aquí, el viernes nuevo capítulo y más mucho más.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Vie Mayo 12, 2017 12:21 am

Buenos y lluviosos días, hoy un poquito antes, ya tenemos el capítulo, para que no tengáis que esperar más. Gracias como siempre por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV RICK
Me acerco hacia el sofá y me siento a su lado después de poner una película para poder disfrutar un poco de su día libre, y yo para poder disfrutar de su presencia. No puedo creerme que esté pasando esto, ni si quiera sé que es lo que está pasando, pero me gusta, me gusta muchísimo.
Me siento y coloco mi brazo detrás del respaldo del sofá, como haría si estuviera en el cine en una cita con una chica que me gusta. Puedo ver a Kate sonriendo por el rabillo del ojo, sin duda se había dado cuenta de mi movimiento.
Me muevo un poco más hacia ella casi pegando mi cuerpo al de ella y después bajo mi brazo un poco más hasta que lo coloco sobre su hombro más alejado de mí suavemente y entonces la oigo reír.
-¿Qué?-digo sin entender porque lo hacía, y miro la televisión a ver si se refiere a algo que ha pasado en la película pero apenas ha empezado y ella sigue riéndose-¿Qué es tan gracioso?
-Es verdad que pareces un crio. ¿Dónde te han enseñado a ligar?-dice sin dejar de reírse.
-Oye, que he ligado muchísimo.
-No te digo que no pero…-dice sin parar de reír-lo siento, lo siento de verdad-dice intentando tranquilizarse al ver mi cara que era un poema.
-No lo entiendo.
-Está acostumbrado a ligar con niñas, eso te pasa-dice haciéndome pensar y la verdad, es que ella no es como cualquier otra chica con la que haya estado.
-Puede que tengas razón-digo pensativa y ella me mira seria.
-¿Te has enfadado? Yo no quería…
-No-digo con una sonrisa-tienes razón de que no eres como las otras chicas con las que he estado. Quizás eres un reto.
-¿Un reto?-dice con cara de ¿enfadada?
-No me he explicado, quiero decir que por eso me gustas más y puede que por eso vaya cagarla más-digo intentando arreglarlo y la veo sonreír-me gustas mucho Kate de verdad. Me gustas desde la primera vez que te vi.
-Eso no lo creo-dice riéndose-me volvías loca, más bien te tenía que caer fatal.
-Soy un crio ¿no? ¿No te decían de chica que cuando un chico se mete contigo es porque le gusta?-digo sonriéndole-me gustabas y sacarte de tus casillas era mi tonta manera de demostrártelo.
-Si lo que me falta ahora es que me digas que te metías en líos para verme.
-No, eso no. Pero no me importaba que vinieras a sacarme, me gustaba la verdad-digo sacándole una sonrisa.
Me acerco a ella y la beso suavemente en los labios, lentamente disfrutando de sus labios jugosos y cálidos sobre los míos mientras acaricio su suave pelo haciendo que me estremezca.
Cuando voy a separarme del beso para no incomodarla con algo que está recién empezando, con algo que aun ninguno de los dos creo que somos conscientes, siento su mano en mi cuello acercándome más a ella y profundizando el beso haciendo que esté a punto de explotar solo con un beso, y entonces siento como su cuerpo vibra…no, eso no es su cuerpo. Nos separamos rápidamente como si nos hubiéramos dado mutuamente calambre, y quizás así haya sido.
-Es mi móvil-dice Kate recuperando el aliento mientras lo saca de su bolsillo-es Dex, ya ha llegado estará aquí en un rato-dice con una sonrisa.
-¿Ese Dex y tu sois muy amigos?
-Nos conocimos en la universidad. Es muy poco sociable, pero conectamos, quizás porque por aquella época yo tampoco lo era mucho-dice con una sonrisa-es un buen tío y un grandísimo profesional.
-¿Tengo que estar celoso?-pregunto cómo broma y la veo sonreír antes de acercarse y besarme en los labios acariciándome el cuello y haciendo de nuevo que me estremezca.
-Será mejor que dejemos la película para otro momento. Tengo que irme, he quedado en la escena del crimen.
-Pensé que lo traerías aquí antes.
-Quiere ir directamente. Luego lo traeré para cenar y para que puedas hablar con él y preguntarle lo que quieras.
-Está bien-digo intentando sonreír, pero no quiero quedarme solo, es como si tuviera miedo de que esto fuera un sueño, o puede ser que tenga miedo de la soledad, de esa soledad que puedo llegar a sentir si de verdad esto no acaba bien, había conseguido no pensar en ello y ahora…
-¿Estas bien?-dice mirándome y es como si pudiera leerme la mente.
-Si claro. Ve a descubrir la verdad para mi ¿sí?-digo con una sonrisita y me besa antes de salir por la puerta dejándome allí solo, con ganas de salir corriendo detrás de ella pero sabiendo que eso no podía ser posible hasta que todo esto acabara.

POV KATE
No sé qué coño me pasa, pero siento que lo echo de menos y no entiendo como ha pasado esto. Hace solo unos días me caía mal, hace unas horas no lo veía ni como algo parecido a una pareja y ahora…ahora siento que lo necesito y que estoy tan a gusto con él que parece que llevamos juntos años, y solo nos hemos besado por primera vez hace un par de horas como mucho. Creo que quizás he intentado mantenerme tan profesional durante estas semanas, que no me he dado cuenta de que empezaba a gustarme este Rick que estaba conociendo. Quizás solo me estuviera volviendo loca.
Veo venir a Dex andando pausadamente mirando hacia todos los lados y me recuerda a cuando lo conocí, apenas ha cambiado y eso me hace sonreír.
-Hola-digo abrazándole y él como siempre recibe el abrazo sin devolverlo.
-¿Dónde es?-dice sin saludarme y sacándome una sonrisa.
-Anda vamos, tenemos suerte de que aun la policía la tenga cerrada como escenario del crimen. El detective que lleva el caso está esperándonos arriba.
Dex me acompaña de cerca hasta que llegamos a la planta donde estaba la habitación donde todo paso, donde el infierno se desato. Allí en la puerta está el detective Esposito esperándonos.
-Gracias por dejarnos pasar.
-No hay problema. Íbamos a dejar al hotel que la limpiara durante el fin de semana, ya hemos recogido todo lo necesario.
-Entonces, gracias pero…-digo señalando la puerta dejándole claro que no iba a dejar que viera lo que íbamos a hacer hasta que no tuviéramos los resultados. Esto lo hacía para beneficiar a Rick y no para perjudicarlo, así que si los datos ayudaban los usaría sino…sería Rick quien decidiera.
-Está bien. En cuanto salgáis y acabéis, entregad la llave. El hotel tendrá permiso para hacer lo que quiera con la habitación.
-Ok, gracias-digo cerrándole la puerta en las narices, cuando me giro ya está Dex dando vueltas alrededor de la habitación fijándose en cada detalle y fotografiando hasta el más mínimo detalle.
-Tu chico, ¿Dónde dice que estaba?
-A este lado de la cama, tumbado.
-Bien-dice siguiendo con lo suyo en silencio y dando vueltas por la habitación, caminando hacia el baño volviendo y mirando todo uno y otra vez-necesito un buen rato-dice abriendo el maletín y empezando a sacar un montón de cosas que no pensaba que podía caber allí.
-¿Cómo encontraron a la chica?
-Boca arriba tumbada sobre la derecha de la cama.
-¿Alguien la toco?
-Bueno mi cliente dice que le hizo la reanimación-digo y lo veo asentir.
-¿Tienes las fotos de como la encontraron?
-Si claro-digo sacando el expediente y entregándoselo. Lo veo mirarlo y volver a mirar la cama ahora vacía aun con las sabanas llenas de sangre y aun esta ese olor metálico-¿necesitas algo más?-pregunto mirándole pero casi ni levanta la cabeza de las fotos, solo para mirar de nuevo la cama una y otra vez.
-¿Esta la foto del arma homicida?
-Si en la última página, era una navaja-digo y él asiente mirándola fijamente y de nuevo mira hacia la cama como si pudiera ver de verdad que paso-¿Algo más?-pregunto sin querer interrumpirle, pero me sentía inútil allí viéndolo trabajar.
-No, puedes hacer lo que necesites, de verdad voy a tardar un buen rato.
-Ok-digo dejándolo solo y saliendo de la habitación. No sé muy bien a donde ir, pero acabo en la cafetería del hotel tomándome otro café, quizás eran demasiados pero no podía evitarlo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece que las cosas van muy bien, ahora toca ver que saca Dex para que Rick pueda dejar eso atrás o no. bueno para los que no estéis en twitter deciros que a partir de la semana que viene empiezo de nuevo a subir cuatro capítulos semanales, al menos mientras todo siga igual.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 15, 2017 8:48 am

Hoy es más bien buenas noches, aunque tarde aquí estoy. Os recuerdo que esta semana volvemos a los cuatro capítulos. Hoy, el miércoles, el viernes y el sábado. Espero que los disfrutéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV KATE
Observo todo, es algo que dice mi padre que he sacado de mi madre, pero es algo que no puedo evitar. Miro al camarero mirando a un grupo de chicas, luego a un hombre con un sombrero, a una familia que hay más allá…observa todo. Me acerco de nuevo a la barra y llamo su atención. -Veo que observas mucho.
-Oh yo…solo me gusta intentar leer a la gente, es un hobby.
-Yo también soy así-digo con una sonrisa para que se relaje-¿Estuviste la noche que se produjo el asesinato?
-¿Es policía?
-Oh no, perdona, soy abogada, del acusado.
-Oh, el señor Castle. Dejaba grandes propinas.
-¿Piensa que lo hizo?
-Bueno, no soy quizás tan bueno leyendo a la gente, pero si me hubieras preguntado antes de que esto pasara diría que es imposible. Me parecía un gran hombre, le gustaba divertirse, pero sin hacer daño a nadie. Venía mucho, llevaba casi un mes viviendo aquí, estaba como ausente, triste. Hable con él un par de noches antes del asesinato. Estaba triste porque echaba de menos a alguien. Pensé que era una chica, pero era su hermana pequeña, habían tenido una pelea. Estaba muy triste.
-¿Lo viste aquella noche?
-Sí, llego con esa chica. Estaba triste, por lo visto se había enfadado con su novio. Me parecía gracioso que se enfadará con su novio y viniera a ver a su amante, cuando me enteré al día siguiente de lo que había pasado ya no me pareció tan gracioso.
-¿Viste a alguien anormal por la zona aquel día?
-No, otros clientes y algunos empleados. Recuerdo que estaba Angie, es una de las limpiadores, es guapísima, lo he intentado varias veces con ella pero no he tenido suerte, en cambio el señor Castle le sobro con una noche-dice con una sonrisa-aquella noche estaba allí, sin duda estaba celosa de verlos juntos, saltaban chispas de sus ojos.
-¿Crees que podrías llegar a matar?
-Yo no diría tanto, pero no creo que se pueda llegar a conocer a alguien a cien por cien.
-Gracias, me has servido de mucha ayuda Tony-digo leyendo su nombre de la plaquita de su camisa y le veo asentir antes de seguir con su trabajo.
Me vuelvo a sentar en mi mesa con mi vaso de café y dándole vueltas a todo lo que me había contado el camarero. La chica llego tras discutir con su novio, ese sería el primer sospechoso, pero no hemos conseguido romper su coartada. Luego Rick traía muchas chicas al hotel, lo que amplia considerablemente la lista de sospechosos, cualquier chica que estuvo con él podía estar celosa y haber intentado acabar con la competencia. Teníamos que volver a hablar con todas ellas, y quizás averiguar algo más sobre la chica del hotel con la que se acostó, tenía acceso a la habitación y puede que un motivo.
Escribo todo en una nota en el móvil y lo guardo para mañana cuando empiece de nuevo a buscar un agujero en las cuartadas de los sospechosos, tengo que encontrar algo. Saco de nuevo la lista de las chicas con las que Rick se ha acostado en el último mes y me doy cuenta de que quizás yo vaya a ser una más. No puedo creerme que ese chico que me estaba mostrando la investigación, sea el mismo que estoy conociendo estos días. ¿Y si el real es el chico que solo busca sexo cada día con una? ¿Y si el real es el chico que solo le gusta disfrutar de la vida sin importarle nada ni nadie?
Me suena el móvil dejando esos pensamientos a un lado. Cuando abro el mensaje es un corto y preciso mensaje de Dex.
Ya lo tengo todo. Te espero arriba.
Recojo el café, le dedico una sonrisa al camarero y corro rápidamente hacia la habitación para poder averiguar de una vez por todas que es lo que paso, que paso realmente aquella fatídica noche.
Entro casi corriendo y él está allí tranquilo recogiendo todo, como debería ser para mí, solo un caso, un caso más, pero este nunca fue una caso más y creo que ahora menos que nunca lo es.
-¿Qué?
-Aún tengo que estudiar algunas cosas, pero…puedo decirte ya algunas cosas.
-Venga-digo impaciente.
-¿Cuánto mide tu cliente?
-No lo sé, entre 185 y 190.
-Bastante alto.
-Sí, lo es.
-Puedo asegurar que cuando el asesinato se produjo había algo o alguien tumbado al lado de la víctima.
-Entonces dice la verdad.
-He dicho algo o alguien. Para sabe si era él necesito hacer algunas pruebas aun sobre las manchas de su ropa.
-Te la conseguiré.
-Bien, otra cosa que puedo asegurar es que el asesino no podía medir más de 175, por eso te he preguntado cuanto media.
-Eso lo descartar como sospechoso ¿no?
-Para mí sí. Haré un estudio inmaculado para que no le quede la menor duda a nadie. Por las manchas del techo y de la pared, no podía medir 185 ni de coña.
-Esas son buenas noticias.
-Sí, pero no te da al asesino.
-Lo sé, pero a mí lo que me importa ahora mismo es salvarlo a él, demostrar su inocencia.
-Además, tengo que ver el cuerpo, pero creo que por las puñaladas, no tenía mucha fuerza el asesino, me decantaría por una mujer o un hombre con poca fuerza.
-¿No podía haberlo hecho queriendo para dejar de ser sospechoso?-digo pensando en el novio que podía medir alrededor de 175.
-No, sin duda el asesinato fue con rabia, con mucha rabia. La mato con todas sus fuerzas-dice seguro y eso hace que descarte al novio porque sin duda era fuerte, tanto o más que Rick.
-Está bien. Prepárame el mejor informe posible para presentarlo en el juicio, vamos a ganarlo-digo con una sonrisa-vamos a casa, te invito a cenar.
-Ok, antes tengo que coger una habitación en el hotel.
-No, puedes quedarte en casa, si no te importa dormir en el sofá…
-No, está bien.
-Entonces no se diga más. Vamos-digo con una sonrisa deseando llegar a casa y contárselo a Rick y también con ganas de llamar a Alexis, aunque no sabía si sería bueno interrumpirla o no, quizás si sabe que todo está bien pueda disfrutar más de su cita. Así que decido decírselo, pero quizás si se lo dice Rick le gustara más.
Llegamos a casa y huele fenomenal, Rick está cocinando. Entro con una sonrisa dejando pasar a Dex delante de mí y lo dejo allí sentado colocando sus cosas mientras yo me acerco a Rick con una sonrisa en la cara, estaba feliz.
Lo abrazo por la espalda haciendo que se sobresalte y pensaba que nos había oído entrar, pero cuando se gira se quita los cascos del oído y de ellos sale una música a tope, no logro reconocer la canción.
-Hola-dice con una sonrisa agarrándome de la cintura-la cena está casi lista.
-Espero que haya hecho mucha. He invitado a Dex a cenar y a que se quede a dormir.
-Oh-dice poniendo mala cara.
-¿Qué pasa?-digo con una sonrisa.
-Pensé que estaríamos solos.
-Bueno solos no, pero Dex quiere conocerte y decirte lo que ha sacado. Además, quizás esta noche tengamos que compartir cama-digo como si nada saliendo de la cocina y lo escucho casi salir corriendo detrás de mí haciéndome reír.
-Hola-dice Rick estrechando la mano y Dex se levanta y se la estrecha.
-Tú debes ser el cliente de Kate. Me sorprendente verte aquí así-dice al ver a Rick vestido como esta por casa.
-Bueno es una larga historia-digo para acabar la conversación.
-Bien, quiero informarte de algunas cosas que he encontrado.
-Claro-dice Rick nervioso tragando saliva y le agarro de la mano dándole mi apoyo.
-Por lo que he descubierto, el atacante no media más de 175 y no era muy fuerte.
-¿Qué significa eso?
-Eso significa que tú no pudiste hacerlo Rick-digo mirándole con una sonrisa y lo veo mirarme poco a poco asimilando lo que le acababa de decir y como una sonrisa le ilumina la cara a la vez que se emociona.
-No lo hice-dice con los ojos llorosos y le sonrió mientras lo abrazo.
-No lo hiciste. Son grandes noticias Rick.
-Entonces soy libre.
-No, aun no. Esto es un prueba que nos va a hacer ganar el juicio, pero hasta entonces…
-Seguimos igual…
-Rick vamos a limpiar tu nombre, vamos a demostrar que eres inocente. Anda ves a llamar a tu hermana, creo que le hará más ilusión si tú se lo cuentas. Yo pongo la mesa.
-Está bien-dice con una sonrisa y lo veo salir disparado hacia el baño para poder hablar con más tranquilidad mientras sonrió a Dex, porque aunque él no lo sepa, le debo mucho, pero mucho más que un favor.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos, espero que os haya gustado y como siempre disfrutar hasta el próximo capítulo.
Nos vemos el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 17, 2017 2:19 am

Buenos días, os traigo un nuevo capítulo. Espero como siempre que os guste, y contenta de que os siga gustando, todavía queda mucho por delante pero mientras tanto disfrutad de lo que toca.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14
POV RICK
Cojo el teléfono sin poder dejar de temblar y sin poder dejar de sonreír como un idiota, aun no era libre, pero me he quitado un gran peso de encima, solo pensar que podía haberlo hecho me estaba matando, no conocía en mi a esa persona que decía la policía que era, y ahora…ahora solo necesito una cosa para estar completamente feliz.
-¿Si? Rick ¿Ha pasado algo?-dice preocupada y no puedo evitar soltar unas lágrimas cuando por fin puedo soltar las palabras mágicas.
-No lo hice, el amigo de Kate dice que es imposible que lo hiciera-digo quitándome todo ese peso que tenía, con solo decirlo.
-Oh dios Rick, lo sabía, pero no sabes lo importante que es para mí por fin escucharlo de otro que no fuera yo.
-Lo sé. Tiene que seguir haciendo el informe pero soy inocente. Aunque Kate quiere ir a juicio.
-Es para que nunca se te pueda juzgar más por este caso aunque aparezcan nuevas pruebas luego.
-No sé por qué lo hace, aunque me gustaría poder acabar cuanto antes, pero confió en ella.
-Hazlo.
-Pero esto no ha acabado, quiero que haga ese informe, a lo mejor no solo ayuda a exculparme a mí, sino puede ayudarnos a llegar a quien lo hizo.
-Eso da igual para la defensa.
-Pero a mí me importa, necesito saber quién le hizo eso a Elisabeth y quien quiso culparme por esto. Necesito saber la verdad.
-Está bien, pero cada cosa a su tiempo. Ahora mismo voy para allá tenemos que celebrarlo.
-No, disfruta de tu noche, te he llamado para que pudieras disfrutar de verdad, mañana lo celebramos, ¿ok? Además aún queda el juicio, esta tortura aún no ha acabado.
-Bien, pero mañana lo celebrarnos, esto es muy importante, y sobre todo para ti.
-Mañana-digo con una sonrisa-disfruta de tu noche.
-Y tú descansa, te lo mereces Rick.
-Te quiero enana, gracias por confiar en mí.
-Yo también te quiero-dice antes de colgar y con una sonrisa salgo hacia el salón dándome cuenta de que no le había dado las gracias al amigo de Kate como debía.
Salgo hacia el salón y veo a Kate con la mesa ya colocada y con una copa de vino hablando tranquilamente con su amigo y con una sonrisa. No podía dejar de mirarla, era tan hermosa.
-Hola-dice cuando me ve.
-Hola-digo acercándome y dejando un suave beso en su mejilla porque me apetecía hacerlo y me giro hacia su amigo-quiero darle las gracias. No voy a poder pagárselo en mi vida.
-Solo hago mi trabajo, además Kate es mi amiga.
-Pues gracias de verdad, para mí esto ha sido muy importante.
-Imagino.
-¿Puedes averiguar algo más del asesino?
-Puede ser, necesito algunas cosas más que mañana podré tener. Quizás pueda averiguar algo más.
-Bien, quiero que se atrape a quien hizo esto.
-Creo en la justicia-dice Kate con una sonrisa y yo asiento con una sonrisa también.
-Bien, ahora a comer.
Nos sentamos los tres y yo como más bien en silencio mientras escucho como Kate cuenta anécdotas con Dex, me gusta escucharla hablar de cuando era una Kate más joven, una Kate universitaria un poco distinta a la que ahora tengo al lado, pero no tanto, a menos a la que he conocido estos días.
Cuando acabamos de comer me ofrezco voluntario para limpiar todo mientras ellos se toman la última copa poniéndose al día. Cuando acabo Kate se levanta lleva las copas vacías a la cocina y cuando vuelve se despide para irse a dormir.
-Creo que es hora de dar por acabado el día.
-Si yo también lo creo-dice Dex y le saco mantas para que pueda tumbarse en el sofá.
-¿Vamos?-dice Kate con una sonrisa y voy detrás de ella casi pegado hasta que llegamos a la habitación.
Kate va al baño para cambiarse y yo me quedo dando vueltas por su cuarto intentando descubrirla a través de sus cosas.
-¿Te gusta?-dice apareciendo de la nada con una camiseta larga que dejaba al descubierto sus largas piernas, y hasta este momento no me había dado cuenta de lo complicado que iba a ser todo esto.
-Voy al baño-digo tragando saliva y la puedo escuchar reír a mi espalda.
Me lavo bien la cara y me pongo a pensar en cómo dormir. Normalmente duermo con un pantalón de pijama nada más, pero hoy que voy a dormir con Kate decido ponerme también la camiseta, aunque me molesta mucho mientras duermo porque no dejo de dar vueltas de un lado para otro de la cama, aunque algo me dice que hoy voy a parecer una momia por lo recto que me voy a quedar.
Salgo del baño y me encuentro a Kate tumbada ya en la cama con una sonrisa. Parece mentira que sea yo el que este nervioso, aunque sé que no va a pasar nada, al menos no esta noche. Me acerco hacia el otro lado de la cama y me meto dentro. Apago la luz, pero aun puedo verle perfectamente la cara por la luz que entra de la calle.
-Buenas noches-digo acercándome un poco para dejar un suave beso en sus labios, pero ella no deja que me separe y profundiza el beso haciendo que mi cuerpo reaccione.
-Buenas noches-dice con una sonrisa picarona provocándome y sin duda consiguiéndolo.
Me acerco un poco más, colocando mi mano sobre su cintura y le sonrió con una sonrisa mientras siento su cuerpo temblar ante mi contacto.
-Pensé que me ibas a mandar a dormir en el suelo-digo haciéndola reír.
-¿Por qué? Yo se controlarme, que pasa señor Castle, ¿no puede controlarse?-dice mordiéndose el labio sin saber lo que estaba provocando en mi cuerpo.
-La verdad…creo que puedo, no, no puedo-digo mordiendo su cuello haciéndola reír.
-Tienes que portarte bien, Dex puede oírnos.
-Por cierto, es un poco raro.
-¿Raro?-dice ocultando una sonrisa-me gustan los raros-dice sonriendo.
-Yo soy rarísimo-digo haciéndole reír de nuevo.
-Antes yo…-dice poniéndose seria de repente-déjalo…
-No, ¿Qué pasa?-digo acercándome algo más para mirarle bien a los ojos.
-Antes cuando estuve en el hotel, mientras pensaba en posibles sospechosos, no pude evitar pensar en cuantas chicas había en un solo mes…
-Kate…
-No espera, pensé… ¿seré una más? no quiero ser una más.
-No eres una más. Yo…he estaba con muchas chicas, no voy a mentir, pero…solo era eso, necesitaba olvidar la mierda de vida que tenía, me drogaba, me acostaba con chicas, quería demostrar que era de un manera, que era feliz, que era el mejor. Pero eso no me hacía ser mejor.
-Rick…
-No déjame ahora a mi ¿sí? Fue una época para nada ideal, no es mi mejor etapa, tampoco puedo decir que lo sea esta por todo lo que está pasando, pero si tengo momentos en los que estoy feliz. Eso te lo debo a ti y a Alexis. Así que estoy mejor que antes, soy mejor persona, y eso es gracias a ti Kate. Celebro poder haber dejado esa historia atrás. Y no, no eres otra más, porque eso no sería posible. Puedes creer que lo digo por decir, o por agradecimiento, o porque estoy cegado, da igual por lo que pienses que lo digo, solo sé que es real. Eres la mujer más increíble que me he encontrado en mi vida, y eso no lo cambia nada-digo mirándole a los ojos y ella se acerca para dejar un suave beso sobre mis labios.
-Siento haber dudado de ti.
-Es normal, solo me alegro de que me lo hayas contado.
-Creo que tú también haces que sea mejor.
-No, eso no es verdad.
-Sí, ahora sonrió más que nunca, has sacado esa parte de mí que no fácilmente sale, y contigo…todo es más fácil.
-Yo no he hecho nada. Esa Kate existía, creo que solo necesitaba un payaso cerca-digo haciéndole reír.
-Ya pronto tu vida volverá a ser normal.
-Ya nunca más será normal. No mientras estés en mi vida-digo con miedo a que esto se acabe cuando el juicio llegue a su fin.
-No pienso irme a ningún lado-dice con una sonrisa y tiro de ella para abrazarla.
-Descansa, mañana será un día grande, un día para celebrar-digo y la siento acomodarse sobre mis brazos y cierro los ojos feliz de poder tenerla cerca, de sentir que esto es distinto, pero distinto para mejor, que digo para mejor para mucho mejor, por primera vez después de mucho tiempo, me siento feliz, muy feliz, algo que hace años no podía ni si quiera decir.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, nos vemos el viernes con nuevo capítulo, hasta entonces disfruten de la vida.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Vie Mayo 19, 2017 2:43 am

Buenos días, aquí estamos con un capítulo más. Gracias por seguir ahí y a ver cómo sigue todo esto.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Siento un cosquilleo en la cara y resoplo con los ojos cerrados. Vuelvo sentir un cosquilleo y muevo la cabeza para apartarlo y entonces escucho una risita.
-Eres muy mala-digo con una sonrisa al recordar que estoy a su lado.
-Es hora de despertar dormilón.
-Es temprano-digo estirándome y casi cayéndome de la cama haciéndola reír de nuevo-no te rías.
-Cualquiera diría que no te has acostado nunca con nadie.
-Si, pero mi cama es mucho más grande.
-¿Am si?
-Sí, creo que voy a tener que comprarte una más grande, no puedo dormir en una tan pequeña.
-Tú sigue soñando-dice riéndose-tengo que levantarme, tengo visita y tengo que atenderle.
-Es muy temprano-digo colocándome sobre ella impidiéndole que se pueda mover.
-Rick…-dice con una sonrisa intentando apartarme con la mano pero sin conseguirlo. Bajo mi boca hasta juntarla con la suya, haciendo que ambos suspiremos.
-Dios no quiero que te levantes-digo dejando caer mi cabeza contra su hombro.
-Piensa que en cuanto se acabe todo esto…podremos disfrutar de verdad-dice con una sonrisa y la beso de nuevo profundizando un poco más el beso y mi cuerpo quiere más, mucho más.
-Prométemelo.
-¿Prometerte?-dice con una sonrisa.
-No seas mala, prométeme que cuando esto acabe vamos a seguir al menos intentándolo.
-Claro-dice sonriéndome mientras me acaricia el cuello haciendo que me relaje y cierro los ojos-ahora déjame levantarme.
-No…-digo poniéndole morritos como un niño chico, pero no quiero levantarme, estoy tan bien con ella así tranquilos, tumbados.
-Va a venir tu hermana, anda levántate.
-No-digo con una sonrisa y la veo morderse el labio y siento un tirón ahí abajo.
Se incorpora un poco y se acerca colocando su mano en mi cuello, moviéndola sobre mi oreja, mi cara, haciéndome tragar saliva. Se acerca un poco a mí y me besa introduciendo su lengua en mi boca haciendo que casi pierda el control. Se separa y baja su boca hacia mi cuello haciendo que trague saliva, que cierre los ojos con fuerza y entonces pierdo su contacto. Cuando abro los ojos estoy sobre la cama y ella está allí de pie con una sonrisa en la cara.
-Eres muy mala.-digo quejándome mientras mi respiración esta alterada y mi cuerpo a reaccionado a sus besos y a sus caricias de una manera que ahora mismo no puedo ni levantarme.
-Levántate, yo voy a ir a hacer el desayuno.
-Está bien-digo refunfuñado haciéndola reír mientras sale por la puerta.
Cierro los ojos intentando recuperarme, necesito enfriar mi cuerpo, pero necesito no pensar en ella, porque si piensa en ella pierdo todo el control. Me levanto con mucha pesadez y voy al baño para echarme un poco de agua en la cara mientras me intento despegar del todo. Me visto con lo primero que encuentro y salgo en su búsqueda.
Cuando paso por el comedor me encuentro a Dex centrado en unos papeles que tiene delante y con el teléfono en la oreja. Le saludo con un gesto y sigo mi camino hacia la cocina. Allí me encuentro a Kate manos a la obra, moviéndose de un lado para otro.
Me acerco con cuidado de no quemarme y no quemarla a ella y la abrazo por la espalda. Me agarra las manos con la mano libre y yo me acerco dejando un beso en su cuello haciendo que se estremezca.
-Esto está casi listo.
-Perfecto, me muero de hambre-digo haciéndola reír.
-Pon la mesa para cuatro.
-¿Para cuatro?
-Ya te digo que tu hermana no va a tardar ni cinco minutos en aparecer. No podrá esperar-dice con una sonrisa y justo cuando acaba dan en el timbre de la puerta. Kate me mira con cara de “que te decía” y yo me giro con una sonrisa para poder abrir la puerta a mi hermana.
Cuando abro la puerta el torbellino de mi hermana salta sobre mí y tengo que agarrarme a la puerta para no caerme.
-Yo también me alegro de verte.
-Dios no estaba tan feliz desde…ya ni si quiera lo recuerdo-dice con una sonrisa pero a mí me hace pensar, me hace pensar en todas las cosas malas que he hecho estos años, y en el dolor que le he causado por ello.
Pasa hacia delante y se mete en la cocina, cuando entro detrás de ella, ya está abrazada a Kate y esta me mira con una sonrisa.
-Gracias, gracias-dice una y otra vez y cuando Kate consigue que se separe, vuelve a lanzarse a sus brazos para abrazarla una vez más.
-Yo no he hecho nada. Debes agradecérselo a él-dice señalando a Dex que entra justo en ese momento por la puerta y no sabe lo que le espera, sino creo que ya habría salido corriendo.
Y entonces pasa, sale corriendo y lo abraza. Kate y yo nos miramos con sonrisas cómplices mientras Dex creo que esta alucinando, un tipo como él un poco reacio al contacto se ha juntado con mi hermana que le encantan los abrazos y la verdad es que parece súper cómico.
-Gracias, gracias-dice Alexis con una sonrisa volviéndolo a abrazar mientras él se queda de piedra, sin moverse y mirando a Kate en busca de ayuda pero ella solo le devuelve una sonrisa.
-Bien Alexis-digo tirando de ella para que le suelte-será mejor que comamos-digo dejando que el pobre de Dex pueda volver a la realidad.
-Es un poco rarito ¿no?-me dice bajito mientras recoge la taza de café que acabo de ofrecerle.
-Creo que no todo el mundo está preparado para tus abrazos-digo con una sonrisa abrazándola de nuevo.
-Por fin la vida nos sonríe.
-Por fin. Siento mucho todo Alexis. Te prometo que cuando esto acabe, todo va a ser diferente, muy diferente.
-Lo sé-dice con una sonrisa y nos sentamos todos en la isla para tomar un buen desayuno.
Cuando acabamos Dex se levanta para recoger sus cosas, tienen que ir a buscar más cosas para su informe, y Alexis se va detrás de él intentando ser amable, pero sin duda parece que no lo conoce.
-Alexis va a volverlo loco-dice Kate con una sonrisa.
-Creo que no ha recibido más cariño en su vida-digo sacándole una sonrisa.
-Vamos a irnos ahora, ¿estarás bien?
-Bueno, esto de aquí no me deja ir con vosotros.
-Ya casi ni me acordaba de eso.
-Ni yo, ¿creen que dejarán que me la quede? Creo que me queda genial-digo haciéndole reír.
-No lo creo, pero créeme que no vas a echarle de menos.
-Eso espero. ¿De verdad tenéis que ir todos?
-No, puede quedarse Alexis.
-Me refería a ti-digo acercándome un poco a ella pero sin dejar de mirar hacia el comedor para que no pudiera vernos Alexis.
-Yo tengo que ir. Quiero asegurarme que todo este perfecto, que no hayan sorpresas.
-Bien, pero averiguad algo que pueda ayudar para atraparlo. Necesito que ese hijo de puta o esa hija de puta paguen por lo que ha hecho. Necesito saber la verdad.
-Lo sé, y voy a ayudarte a encontrarla. Mientras tanto, no te muevas de aquí. Si quieres puede quedarse Alexis.
-No, creo que se quedara más tranquila si sabe que pasa en todo momento, necesita estar ahí.
-Ya queda menos ¿sí?-dice mirándome con una sonrisa y siento su mano sobre la mía en forma de apoyo y yo solo puedo sonreír.
Salen los tres por la puerta dejándome de nuevo solo y encerrado entre cuatro paredes. Vuelvo a sentir que el mundo se me echa encima y me doy cuenta de que esto pronto se acaba para mí, pero que la familia de Elizabeth incluida su marido, tendrán que vivir con esto el resto de su vida, y puede que yo también. No solo por haberse convertido en el peor momento de mi vida, sino porque no seré inocente del todo hasta que pillen al culpable, lo sé, sé que seré señalado por todo el mundo hasta que no haya a otro al que señalar. Pero la verdad que eso me da igual, me importa si acaso por la gente que tengo cerca, la gente que me quiere, pero si me importa que nunca se pueda hacer justicia para ella, merece un cierre, merece que se coja al culpable. Eso es lo que hace que no pueda estar tranquilo.
Me levanto y me monto en la máquina para correr un rato, necesito soltar adrenalina antes de volverme loco. Cuando ya llevo tres kilómetros, escucho como suena mi teléfono. Apago la maquina me seco un poco y cojo el teléfono esperaba leer algún mensaje de Kate, pero para nada era lo que esperaba.
Si quieres saber la verdad, en media hora en Bryant St, Brooklyn. Ven solo.
CONTINUARÁ…
¿Se meterá Rick en un lio? ¿Se apoyara en Kate? Todas esas respuestas mañana, recordad que esta semana volvemos a los cuatro capítulos. Gracias por seguir ahí.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Sáb Mayo 20, 2017 2:52 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Gracias a todos por estar siempre ahí y me alegro ver que estas disfrutando y metiéndoos en la historia, disfruto mucho leyendo vuestros comentarios.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 16
POV RICK
Me quedo paralizado sin saber que hacer. Esto es lo que había estado esperando, alguna pista, pero sé que también podía ser una trampa. Pero no puedo quedarme aquí parado sin saberlo. Cojo el teléfono y marco el número de Kate, porque necesito que me convenza de no hacerlo, pero el móvil suena y suena hasta que me sale el buzón de voz. Cuelgo sin dejar ningún mensaje, y aunque sé que estoy haciéndolo mal no puedo evitar hacerlo.
Garabateo rápidamente la dirección a donde voy para que Kate sepa donde estoy si me pasa algo y le digo lo que ponía en el mensaje. Coloco el pósit junto a la cafetera donde sé que sin duda lo vera, y ahora tengo que ocuparme de otra cosa antes de irme.
La tobillera esta perfectamente atada a mi tobillo. Tengo que quitármela porque no puedo ir a ningún lado sin llamar la atención si eso se pone a pitar todo el camino. Sé que en cuanto lo haga mandaran una patrulla hacia aquí, sé que esto quizás perjudique a Kate, pero no pienso ir a ningún lado, no voy a escapar. Sé cuales serán las consecuencias, pero puedo hacerme cargo si consigo averiguar algo, necesito hacer algo, lo necesito.
Saco un par de destornilladores y con algo de complicación consigo sacármela. En cuanto lo hago empieza a pitar cada vez más y más alto. Tengo que irme antes de que lleguen, sé que en menos de cinco minutos estarán aquí. Cojo la chaqueta dejo mi móvil sobre la mesa y salgo corriendo.
-Hey-escucho a un vecino de Kate gritarme pero yo salgo corriendo escondiéndome detrás de un contenedor viendo como pasa de largo. Me coloco la chaqueta tapándome todo lo que puedo y me pongo a caminar rápidamente hacia la dirección, ya no había marcha atrás.
Cuando llego a la dirección miro al reloj. Todavía quedan cinco minutos para la hora. Siento como la adrenalina corre por mi cuerpo, no puedo dejar de mirar hacia todos los lados, siento que hay alguien observándome. Trago saliva e intento no tener miedo, pero no puedo evitarlo. Sé que he hecho una locura, pero quizás gracias a esta locura podemos atraparlo/a y entonces podré descansar en paz.
Oigo unos pasos cerca, y miro a mi alrededor, todo está claro gracias al fuerte sol que ilumina todo. Pero no hay nadie cerca, todo está demasiado solitario. Es como si hubiera pensado que era el momento más propicio, seguramente sabía que estaba solo, sabía que haría esta tontería, y sabía que este lugar estaría tan vacío como ahora, quizás por eso no lo hizo de noche, para asegurarse de que viniera solo. Pero la luz puede ayudarme, ese puede ser su fallo, o eso espero.
De nuevo oigo un ruido a mi espalda pero no hay nada tiene que ser alguna rata o algo parecido. Me separo un poco saliendo a la carretera. Ni un coche cerca, nada de tráfico, un lugar perfecto para quedar con un asesino. Dios tengo que dejar de pensar así, quizás solo sea alguien que sepa algo y tenga miedo a contarlo. Eso es lo que tengo que pensar, pero cuando oigo un fuerte ruido y siento como algo me quema en el hombro me doy cuenta de que estaba equivocado.
Tardo en reaccionar, cuando lo hago escucho otro disparo, pero esta vez falla. Salgo corriendo y me meto dentro de almacén abandonado. La sangre corre por mi brazo.
-Maldita sea Rick, no mires-me maldijo a mí mismo porque sé que eso no va a ayudarme.
Tengo un fuerte dolor en el brazo pero tengo que seguir andando, tengo que alejarme lo máximo posible, aun puedo seguir escuchando los disparos y sé que está acercándose.
Paro para recuperar el aliento, siento que estoy perdiendo esta batalla, necesito seguir pero siento que no puedo, no puedo creerme que vaya a morir ahora, tengo que luchar, tengo que luchar hasta que agote hasta la ultima gota de sudor.

POV KATE
Estamos con el forense y siento como mi móvil vibra en mi bolsillo. Cuando lo saco es Rick, creo que esto es más importante, luego puedo llamarlo cuando salgamos.
-Necesito todo lo que le he pedido en este documento.
-No sé si puedo dárselo.
-Somos la defensa, quiero saber que pruebas hay contra mi cliente, y quiero que un forense de mi confianza lo mire todo.
-Déjame hacer unas llamadas y ahora vuelvo-dice saliendo y dejándonos solos.
-Nos lo darán ¿no?
-Tienen que hacerlo-digo con una sonrisa cuando vuelve a vibrar mi móvil con insistencia. Saco el móvil y cuando leo la pantalla era un número desconocido. Dudo si cogerlo o no, pero siento que tengo que hacerlo-voy a…-digo levantando el teléfono y salgo fuera para poder hablar tranquilamente.
-¿Si?
-Letrada Katherine Beckett.
-Sí, ¿Con quién hablo?
-Soy el detective Ryan, llamo porque hemos recibido un aviso de que ha sido manipulada la tobillera de uno de sus clientes que estaban bajo su responsabilidad-dice de repente y siento que me quedo blanca. ¿Qué ha hecho Rick?
-Acabamos de mandar una patrulla hacia su casa, quería llamarla para que estuviera presente.
-Voy ahora mismo para allá-digo colgando e intentando relajarme, sé que Rick la ha cagado, pero ahora mismo tengo que pensar en encontrarlo, necesito saber que está bien. Tengo que entrar ahí dentro de nuevo, lo más tranquila posible para que Alexis no se dé cuenta, lo mejor es que no se entere.
Entro dentro de la sala del forense y enseguida Alexis me mira con cara de preocupación, creo que no soy una buena actriz.
-Kate ¿Está bien?
-No me encuentro muy bien.
-¿Te llevo a casa?
-No, voy a pedirme un taxi. Quédate con él ¿sí? Lo que necesite ayúdale.
-Claro. Luego te llamo para ver como estas ¿vale?
-Perfecto. Confió en ti.
Salgo de allí un poco mareada. Salgo corriendo para poder llegar cuanto antes, tenía que encontrarlo, tenía que encontrarlo antes de que le pasara algo o de que cometiera un mayor error.
Llego casi en un tiempo record a mi casa, quizás porque he pagado algo más al taxista para que se saltara alguna que otra regla, pero necesitaba llegar cuanto antes.
Subo corriendo las escaleras, y cuando iba a entrar, me paro dos segundos para poder tomar aire, para poder ponerme en modo profesional.
-¿Qué ha pasado?-digo entrando y veo como la patrulla ya está allí recogiendo lo que quedaba de la tobillera.
-No tenemos nada. ¿Puedes decirnos donde esta?
-No lo sé. Pero no ha huido.
-¿Cómo esta tan segura?
-Por qué iba a sacarlo, teníamos el juicio ganado no tenía ningún motivo para hacerlo ¿Cuánto hace que ha pasado?
-Media hora como mucho.
-No puede estar muy lejos.
-Tiene contactos y dinero, puede estar muy lejos.
-Te digo que no se ha ido, no ha intentado escapar, ha tenido que pasarle algo.
-Pues busque usted la respuesta-dice abriéndose de brazos.
Me pongo como loca a buscar por todos los lados, quito todos los cojines, muevo los muebles, necesito encontrar algo. Miro su móvil y allí encuentro un mensaje que leo y vuelvo a releerlo, no puedo creerme que haya sido tan idiota.
-Tengo algo.
-¿Tienes algo?
-Sí, un mensaje, alguien se lo mando. Tienen que mandar ahora mismo una patrulla, tenemos que ir ahora mismo.
-Déjame verlo. Mandare ahora mismo a la patrulla, pero usted de momento se queda aquí.
-Pero…
-Ni peros ni nada-dice llamando a un patrullero para que vayan a la dirección.
Siento una fuerte presión en mi pecho, siento que algo malo puede pasarle algo y necesito hacer algo, pero no puedo hacerlo. Quiero tenerlo cerca para gritarle, para pegarle, para abrazarlo y no soltarlo nunca. Necesitaba saber que está bien, ahora que parecía que todo iba bien, ahora que íbamos a salir de esto, no puedo creerme que esto esté pasando, ¿En que estaría pensando?
Camino por el piso para encontrar esa soledad que necesito, voy a la cocina para tomarme un café, a pesar de que ahora es lo que menos necesito. Cuando llego a la maquina encuentro un pósit, es la letra de Rick.
Kate he tenido que hacerlo, no te pido que lo entiendas, pero necesito hacerlo, ella se lo merece. Si tardo en volver te dejo la dirección de donde estoy. Gracias por todo y lo siento.
Siento un nudo en mi corazón cuando veo que ha hecho algo que sin duda yo también hubiera hecho, a echo algo que podría llegar a ser admirable, pero es en realidad la mayor estupidez de su vida, solo espero que no tenga que lamentarlo.
Me siento dejando el café a un lado y hago lo único que puedo hacer, pedir a quien me escuche que lo cuide, que por favor no le pase nada a él.
CONTINUARÁ…
Bueno pues aquí lo dejamos hasta el lunes, espero que haya gustado y como siempre, gracias por estar ahí.
XXOO
Twiiter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 22, 2017 6:43 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo, si sé que creéis que Rick ha hecho una tontería, y si tenéis razón, pero al menos dejemos que de una explicación ¿no? gracias por vuestros comentarios me sacáis una sonrisa siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 17
POV RICK
Sé que tengo que aguantar e intento abrir los ojos, pero el dolor y la falta de sangre está haciendo que pierda esta batalla. Sé que está cerca, puedo sentirlo y sé que debería correr, seguir corriendo sin parar, pero no puedo. Cierro los ojos y pienso en ella, en estos días juntos, en lo hermosa que es. Solo puedo pensar en tenerla cerca, en volver a verla, sé que tengo que luchar por ella, por Alexis. Abro los ojos e intento levantarme pero no soy capaz de lograrlo. Me apoyo en la pared y vuelvo a intentarlo, justo cuando escucho unos pasos cerca, muy cerca. Tomo aire y consigo levantarme apoyándome contra la pared. Doy uno, dos pasos, antes de sentir que me arde el brazo y tengo que volver a parar una vez más.
Los pasos cada vez suenan más y más cerca, sé que estoy perdido, no puedo huir, no puedo escapar y solo pienso en poder dejarles algún mensaje, en poder hablar con ellas una última vez. Me dejo caer de nuevo en el suelo y cierro los ojos dándome por vencido, esperando a que llegara su último disparo, ese que me lleve al final.
Respiro sin abrir los ojos con miedo, si, no me da vergüenza admitirlo, tengo miedo de morir, y tengo rabia, rabia de que pueda llegar en este momento. Y entonces, como un sonido del pasado, escucho sirenas acercándose, y nunca antes en mi vida me había gustado tanto escucharlas.
Oigo como esos pasos que se acercaban, ahora se alejan rápidamente y eso hace que respire algo más aliviado, al menos no me va a rematar. Cierro los ojos y espero a que me encuentren, volviendo a pensar en ella, dándome cuenta de lo importante que es para mí, lo que la necesito, y voy a dejar de hacer el idiota para poder luchar por lo que quiero, para poder luchar por ser feliz de una vez por todas.
Escucho las sirenas cercas, muy cercas tanto que puedo escuchar a alguien llamándome. Consigo lanzar un pequeño grito y enseguida llega un hombre vestido de policía, un patrullero.
-Quédate quieto, no te muevas ¿sí?-dice presionando mi herida mientras llama a una ambulancia.
-Lo siento.
-Tranquilo.
-No quería huir…quería saber quién lo hizo.
-Tranquilo, no hables. ¿Has visto quien te ha disparado?
-No he podido verlo.
-Bien. Vamos a intentar salir de aquí, ¿sí?-dice ayudándome a levantarme y me saca del almacén abandonado hasta que llegar de nuevo a la calzada.
Me siento dentro del coche patrulla y me coloca una chaqueta con fuerza sobre la herida para cortarme la hemorragia. Empiezan a sonar de nuevos sirenas, se acerca la ambulancia.
-¿Puedo hacer una llamada?
-Será mejor que no hable.
-Puedes llamar a mi hermana y a mi abogada y decirles que estoy bien. No quiero que se preocupen-digo tragando saliva por lo que me costaba hablar.
-Ahora mismo aviso, tu abogada está en su casa, esta con mi jefe. Ahora mismo lo llamo y le informo. Pero ahora tienes que pensar en ti. Aquí vienen los médicos-dice el patrullero y yo asiento.
Enseguida estoy rodeado de dos médicos que se encargan de tapar la herida y de llevarme directamente a la ambulancia.
-Está bien, vamos a llevarte al hospital.
-Ok-digo asintiendo.
-Esto parece peor de lo que es. Tiene trayecto de entrada y salida y ahí, no hay ningún órgano importante. Te pondrás bien.
-Está bien-digo cerrando los ojos dejándome llevar por el cansancio y perdiendo la batalla a la conciencia.
POV KATE
Espero impaciente a ver si alguien llama diciéndonos si está o no. Necesito saber que está bien y pienso en llamar a Alexis, quizás deba hacerlo, quizás merezca saberlo. Pero antes de poder decidirme escucho al policía hablar por la radio.
-Lo hemos encontrado, está bien. Lo llevan al hospital. Tenía una herida de bala.
-¿Cómo?-digo al escucharlo y siento como me quedo paralizada.
-Lo has escuchado, está bien.
-Pero…
-Está bien-dice el policía por una vez pareciendo una persona y yo se lo agradezco, porque no podía permitirme en este momento derrumbarme-si quieres puedo llevarla al hospital.
-Bien, pero creo que debo llamar a su hermana, merece saber lo que ha pasado.
-Si quieres puedo llamar a alguien para que vaya a informarla.
-No, creo que yo soy la más indicada para hacerlo-digo seria y el policía asiente echándose a un lado para darme privacidad.
Cojo el móvil, le doy una, y otra, y otra vuelta, necesito encontrar las palabras perfectas para decírselo, pero no logro encontrarlas. Quizás lo mejor será empezar por decirle que Rick está bien, aunque no sea del todo correcto. Tengo que hacerlo ya, cuanto antes lo haga antes puedo salir corriendo para verlo, para saber que está bien.
-Hola Kate, tenemos buenas noticias, bueno mejor dicho, creo que Dex tiene buenas noticias.
-Alexis…
-Hay un 80% de posibilidades de que sea mujer. Eso también ayuda ¿no?
-Alexis…
-¿Qué?
-Rick está bien…-empiezo pero no me deja acabar.
-¿Qué ha pasado?
-Rick está bien-vuelvo a repetirlo porque es lo único que he ensayado, es lo único que soy capaz de decirle, pero necesita más-Rick había salido, antes cuando dije que estaba mal…era la policía. Rick se había escapado.
-No puede ser, Rick no haría eso.
-Creía que podía atrapar a quien hizo esto. Pero eso ahora no importa. Lo han encontrado.
-¿Esta en la cárcel?
-Aun no, lo han llevado al hospital.
-Oh dios mío…
-Alexis recuerda lo primero que te dije, está bien. Pero lo llevan al hospital, creo que deberíamos vernos allí.
-Ahora mismo salgo para allá.
-Te mando la dirección-digo colgando y escribiéndole rápidamente la localización.
Trago saliva y salgo hacia el salón, el policía está allí esperándome y con un solo gesto de cabeza salimos en dirección al hospital, en dirección a él.
Cuando llegamos sigo al policía hacia el interior, casi corriendo, necesito verlo, necesito saber de verdad que está bien. Cuando llegamos a donde se encuentra el otro policía enseguida no puedo dejar de hacerle preguntas.
-¿Dónde está? ¿Qué ha pasado?
-Tranquila, lo están preparando para operarlo.
-Quiero verlo.
-Espera, preguntaré si puedes entrar antes de que lo lleven a quirófano.
-Gracias-digo sin poder dejar de moverme. Estoy nerviosa, muy nerviosa. Me importa tanto, demasiado, no he podido ser fría y profesional en este caso, no he podido serlo porque él para mí no es otro más, es importante para mí, de una manera que ni si quiera he llegado a ver venir.
-Kate…-escucho como me llaman y veo a Alexis aparecer corriendo por el pasillo. Me acerco a ella y nos fundimos en un abrazo, ambos compartiendo el miedo de que le hubiera podido pasar algo-¿Cómo está?
-Están preparando para operarlo.
-¿Operarlo?
-Le han disparado Alexis.
-Dios mío-dice escondiendo su cara con sus manos.
-Alexis…
-Si solo dices que está bien, pero necesito verlo para creerlo.
-Han ido a hablar con los médicos para que nos dejen verlo. Solo tenemos que esperar a que…a nada, por ahí viene-digo señalando al policía que había ido a preguntar.
-Puedes…bueno, creo que podéis pasar-dice con una sonrisa al vernos a las dos-pero solo unos minutos cortos, tienen que llevarlo a quirófano.
-Bien-dice Alexis casi corriendo y tengo que acelerar el paso para no perderla.
Cuando entramos Rick esta tumbado en la cama con el brazo lleno de sangre, pero consciente y eso hace que me tranquilice.
-Rick…-dice Alexis corriendo hacia Rick abrazándose a él sin duda haciéndole algo de daño por la cara que pone Rick, pero este no se queja.
-Estoy bien-dice mirando a su hermana antes de volver a abrazarla y me dedica una sonrisa, y aunque estoy enfadada por lo que ha hecho, y aunque estoy aterrada, no puedo evitar devolverle la sonrisa.
-¿Cómo se te ocurre hacer esa tontería?-dice Alexis hablando por las dos.
-Lo sé, he sido un idiota, pero tenía que saber que había pasado.
-Podías haber confiado un poco en nosotros-digo con dureza sin acercarme a él, por miedo a que se evaporara si lo tocaba.
-Confió en vosotros-dice mirándome fijamente a los ojos haciendo que aparte la mirada por la intensidad con la que me mira.
-Sabes que ahora tendrás que entrar en prisión ¿no?
-Solo quedan un par de semanas para el juicio creo que puedo soportarlo.
-Pero yo no-dice Alexis limpiándose con rabia las lágrimas-podían haberte matado joder-dice enfadada sacando ese enfado por los dos, yo quería controlarme porque estaba Alexis, pero sabía que en algún momento tendría que explotar.
-estoy bien y estaré bien.
-Deja de decir eso, te han disparado.
-Lo sé-dice intentando calmarla-doctor dile que es solo un rasguño-dice Rick con una sonrisa intentado relajar el ambiente, pero ninguno estábamos para bromas-vale ya me callo-dice al ver nuestras caras.
-Sí, te vas a callar, pero porque nos vamos a quirófano-dice el doctor con una sonrisa.
-Gracias doctor, creo que me estas salvando la vida-dice mirándonos con cara de pánico y aunque lo intento, no puedo evitar reírme-eso está mejor-dice sonriéndome.-Nos vemos luego-dice guiñándome el ojo antes de salir, y aunque sigo preocupada, el ver que aún puede bromear hace que me relaje, aunque aún siento el estómago cerrado por el miedo que he pasado, pero estoy más tranquila después de verlo eso sin lugar a dudas.
CONTINUARÁ…
Bueno pues el miércoles más y mejor Wink pasad un buen inicio de semana y yo mientras tanto continuo acelerando el ritmo para la siguiente historia.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 18

Mensaje por tamyalways el Miér Mayo 24, 2017 4:13 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, gracias a todos por seguir leyendo y seguimos a tope con la historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 18
POV KATE
Esperamos a que Rick salga del quirófano, no puedo mantenerme tranquila, y menos cuando veo a Alexis andar de un lado a otro sin parar ni un solo segundo.
Nunca he valido para estar sentada sin hacer nada, pero ¿Qué puedo hacer? Lo primero es saber si está bien, todo lo demás puede esperar. De repente suena el teléfono de Alexis y me hace un gesto para poder hablar con más privacidad.
Me quedo sola y la verdad es que tampoco ayuda, sigo nerviosa, demasiado nerviosa a pesar de que sé que está bien y que no es nada grave. Pero ha entrado en un quirófano, y mientras este allí dentro no puedo ni respirar.
Lo sacan del quirófano en ese momento. Miro a Alexis pero sigue con la llamada y no quiero interrumpirla, en realidad no engañaba a nadie, quería cinco minutos con Rick a solas, lo necesitaba.
Entro rápidamente detrás de los médicos y allí esta Rick despierto pero sin duda con cara de estar en otro mundo, sin duda por culpa de la anestesia.
-Está despierto, pero no le haga mucho caso a lo que diga-dice el doctor con una sonrisa saliendo dejándome a solas con él.
-Hola.
-Hola guapa-dice con una sonrisa haciéndome reír.
-¿Cómo estás?
-Mejor que nunca-dice abriendo los brazos y lo freno para que no se haga daño.
-Estas drogado y la verdad es que estás muy gracioso-digo apartando su pelo hacia atrás.
-No, estoy bien-dice alargando las letras-estas muy guapa, aunque te mueves mucho, no te muevas-dice haciéndome reír.
-Estate quieto ¿sí?-digo intentando que se quede quieto, pero tiene demasiado fuerza y casi acabo encima de él.
-Un beso-dice poniéndome los morros y no puedo evitar sonreír y pensar en que pasara cuando su hermana aparezca por la puerta.
-Uno y te quedas tranquilo ya ¿sí?-digo acercándome para dejar un rápido beso en sus labios pero siento como me agarra con fuerza del cuello prolongando el beso.
-Te quiero-dice con los ojos cerrados cuando nos separamos y lo miro sorprendida.
En ese instante llega a Alexis y me separo para dejarle un poco de espacio, y también porque necesito ese espacio para ser consciente de lo que acabo de oír. Tiene que ser por anestesia ¿no? no sé si preferiría no haberlo oído o que me lo hubiera dicho en otro momento. ¿Me estoy volviendo loca? No puedo ni debo pensar en eso ahora. Llevamos con esto unos días solo, no podemos hablar ya de…dios necesito un momento a solas.
-Voy a tomarme un café.
-Vale. Pero no te vas ¿no?
-No, vuelvo en un rato.
-Bien, es que mi madre va a venir. En cuanto se lo he dicho ha cogido el primer avión. No quiero dejarlo solo, por si podías…
-Yo me quedo con él no te preocupes.
-Gracias-dice con una sonrisa-¿Está dormido?
-Casi es mejor, estaba diciendo demasiadas tonterías-digo con una sonrisa tranquilizándola.
Bajo hacia la cafetería y me tomo otro café más, de nuevo no era el mejor momento para hacerlo, pero lo necesitaba era algo que siempre me mantenía alerta y consciente. Y pensando en eso, recuerdo que tengo que llamar a Dex, lo deje a solas con Alexis, y ahora Alexis está aquí y no es justo siendo mi invitado. Saco el móvil y marco su número rápidamente.
-Hola Dex.
-Hola.
-Siento haberte dejado solo. Pero había algo importante que no podía evitar.
-Lo entiendo. Pero ha sido mejor, así he podido concentrarme en mi informe. Ya lo tengo así que mañana mismo volveré a casa.
-Oh…muchas gracias Dex. Hoy cenamos juntos ¿sí?
-Si tienes algo importante…
-No, ya está solucionado. Además quiero pasar un rato contigo ¿sí?
-Está bien.
-Dex gracias de verdad.
-Es lo que hacen los amigos-dice haciéndome sonreír.
-Ves a casa, descansa. Mi vecina tiene una llave, pídesela. Ahora la aviso para que sepas que vas. En un rato voy ¿sí?
-Está bien, tomate tu tiempo.
-Ok-digo colgando el teléfono y mandándole rápidamente un mensaje a mi vecina para que pudiera darle las llaves a Dex.
Tenía mucho que agradecerle a Dex, pero aún me quedaba pedirle un último favor. El informe por sí mismo no vale, y menos si lo trae la defensa, lo necesito en el estrato, necesito que haga de experto para mí, necesito que impresione al jurado y que no deje ninguna duda. Pero ahora mismo por mucho que deba pensar en ello y sobre todo en pensar en cómo sacar a Rick de este lio, solo puedo pensar en él y en ese maldito te quiero, ¿Por qué ha tenido que decirlo?
Siento la presión en mi cabeza, pero no puedo comerme la cabeza, era algo causado por anestesia, dios Kate estaba drogado deja de ser una idiota, me digo a mi misma, pero sé que eso no va a ayudarme.
Tiro el café y vuelvo de nuevo hacia la habitación con Rick, Alexis necesitaba ir a por su madre y yo tenía que quedarme con él, luego volveré a casa con Dex, e intentaré descansar y olvidarme de este maldito día.
Voy hacia la habitación y escucho a Alexis hablar con Rick, sin duda ya estaba despierto y algo más despejado. Cuando me ve entrar lo veo mirarme con intensidad, y no sé qué le pasa o si es él el que sabe que me pasa algo. Para evitar que me descubra aparto la mirada.
-Am hola Kate. Ya tengo que irme, menos mal que has venido.
-Creo que es mayorcito tampoco pasaba nada por quedarse solo, para otras cosas ya ha demostrado que no es un niño-digo dejándole ver que aún estaba enfadada.
-¿Puedo dejaros a solas sin que os matéis?
-No puedo prometerte nada-digo con una sonrisa aligerando un poco el ambiente, pero más bien por Alexis.
-Pórtate bien-dice Alexis dándole un beso antes de salir por la puerta dejándonos solos.
Me quedo allí callada mirándole fijamente con los brazos cruzados, dándole a entender por si no era obvio que estaba enfadada por la idiotez que había hecho. Él me mira durante unos segundos pero termina apartando la mirada.
-Lo siento-dice levantando la cabeza.
-¿Qué es lo que sientes?
-Siento haber hecho el idiota. Pero necesitaba hacerlo.
-O sea, que no te arrepientes.
-No, lo volvería a hacer si hubiera una posibilidad de averiguar quien lo hizo.
-Entonces no confías en nosotros.
-Confió en que vais a conseguir lo que nadie pensaba que iba a pasar, confió en que me vais a sacar de ahí, que vais a conseguir demostrar mi inocencia. Pero sé que no vais a hacer nada, porque no tenéis porque hacerlo respecto a quien hizo esto. Pero yo creo que se lo debo a ella, se lo debo a Elisabeth.
-Rick, tu tampoco tienes que hacer eso, para eso está la policía.
-Pero ellos piensan que lo hice yo, no buscan al verdadero culpable.
-Rick…vamos a demostrar tu inocencia, tendrán que volver a abrir el caso.
-Para entonces…no habrá nada de dónde tirar-dice mirándome con los ojos brillantes, y sé que para él esto es importante. Me acerco a la cama dejando el enfado a un lado y le agarro de la mano.
-Rick…voy a apoyarte en esto. Pero no vuelvas a hacer algo así ¿vale?-digo mordiendo el labio por lo nerviosa que estaba de que pudiera volver a pasarle algo.
Rick se incorpora un poco más y me da un fuerte abrazo. Cuando me suelta, me acerco más a él y me tumbo sobre su costado, en su lado bueno y Rick me abraza apretándome contra su cuerpo.
-Ahora tengo que pensar en cómo sacarte de aquí. Vas a ir a la cárcel y lo sabes.
-Bueno, quedan dos semanas para el juicio y tendré que estar unos días aquí. Me da igual si tengo que estar ahí dentro unos días. Aguantaré, son las consecuencias de ser un idiota.
-Me gusta más este Rick.
-¿Am si?-dice con una sonrisa sacando una sonrisa a mí también.
-Sí, aunque eso es fácil el de antes no me gustaba para nada-digo riéndome.
-Oye, yo siempre he sido guay, solo que no me comprendías-dice haciéndonos reír a los dos.
-¿Te duele?-digo tocando su brazo con cuidado.
-Un poquito-dice poniendo morritos-voy a necesitar una enfermera sexy-dice con una sonrisita que no puedo evitar besarle. Y me abrazo a él cerrando los ojos y llenándome a través de todos mis sentidos de él, y me siento bien, me siento tranquila y eso aunque no quiera admitirlo del todo, eso me gusta, me gusta mucho.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos, seguimos con fuerza, ya vamos casi por la mitad de la historia y esto va avanzando, pero aún queda mucho por vivir. Gracias por participar de este viaje conmigo.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 19

Mensaje por tamyalways el Vie Mayo 26, 2017 2:29 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo- como siempre daros las gracias por seguir ahí y recordaros que la historia a pesar de que quizás va a ser algo más corta que las ultimas, constara de 40 capítulos, por lo tanto no es una historia para nada corta. Gracias y espero que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 19
POV KATE
Estoy tan a gusto así abrazada a él que me cuesta un mundo moverme, pero tengo que hacerlo, Alexis y su madre tienen que estar al llegar y además tengo que irme a ver a Dex. Me separo un poco sentándome en la cama y lo oigo relatar.
-No te muevas.
-Tengo que irme, además Alexis tiene que estar al caer.
-No te vayas-dice poniendo morritos y tira de mi para besarme en los labios haciéndome sonreír.
-Sabes que tengo que irme-digo pasando mi mano por su pelo despeinándolo un poco.
-No…-dice como un niño pequeño.
-Tengo que ir a ver a Dex, ya lo he dejado bastante tiempo solo y no es justo para él. Además tengo que pedirle otro favor.
-¿Otro favor? Espero que no te pida nada a cambio-dice haciéndome reír.
-Quiero que testifique en el juicio como experto.
-Lo hará por ti, nadie puede negarte nada Kate-dice acariciándome suavemente haciéndome sentir demasiado especial.
-Tu que tienes buenos ojos para mí-digo volviendo a besarlo de nuevo porque no puedo evitarlo.
-Kate siento mucho de verdad la idiotez que hice…
-Deja ya de disculparte. Ya lo arreglaré ¿sí?
-Debería haber pensado un poco más en vosotras, pero cuando me encabezono…no hay quien me pare.
-Ya te voy conociendo-digo con una sonrisa.
-Estoy deseando salir de todo esto.
-Yo también, creo que voy a necesitar unas buenas vacaciones cuando acabe este juicio, estoy agotada-digo dejándome llevar por el de nuevo tumbándome contra su pecho.
-Te voy a regalar las mejores vacaciones del mundo-dice besándome la cabeza y sé que esta con una sonrisa-por cierto, por si lo quieres saber, esa voz es la de mi madre-dice de repente y me levanto rápidamente de la cama colocándome la ropa y el pelo rápidamente y lo veo reírse.
-No te rías-digo poniéndole cara seria y justo en ese momento entran dos torbellino pelirrojos en la habitación.
-Oh Richard cariño ¿Cómo estás?
-Hola madre-dice Rick recibiendo los besos de su madre-creo que he estado mejor, pero no puedo quejarme-dice con una sonrisa mirándome y quiero matarlo.
-Oh Darling. ¿Nos conocemos?
-Mama, ella es Kate mi mejor amiga y la abogada de Rick-dice Alexis presentándome y enseguida la gran Martha Rodgers se acerca a mí y me da un fuerte abrazo sorprendiéndome por completo, pero recordándome a Alexis en ese aspecto.
-Encantada Darling, creo que debo agradecerte que vayas a sacar a mi hijo de la cárcel.
-Bueno todavía no está todo dicho, pero si se porta bien-digo mirándolo y lo veo sonreírme.
-En eso tienes razón, si se porta mal te doy permiso para castigarlo-dice guiñándome el ojo haciendo que me sonroje.
-Encantada de conocerla, pero tengo que irme. Tengo que hablar con Dex-le digo a Alexis.
-¿Quieres que te acompañe?
-No, no hace falta. Cuida de tu hermano, yo me ocupo del resto.
-Vale, gracias-dice abrazándome.
-Bueno…hasta mañana-digo mirando a Rick con ganas de darle un beso para despedirme pero me conformo con una sonrisa suya antes de salir hacia casa, a pesar de tener que dejarlo allí, a pesar de tener que alejarme de él, tenía una sonrisa en la cara, una sonrisa que me acompañaba solo por pensar en él.
POV RICK
No puedo dejar de sonreír cuando la veo, pero cuando la veo salir de la habitación siento una presión en el pecho, no quiero alejarme de ella. Siento de repente un nudo en el estómago, y no sabía porque, nunca me había pasado.
-Alexis cariño, ¿nos traes un café?-dice mi madre sentándose a mi lado en la cama y Alexis sale corriendo dejándonos a solas.
-Hola madre.
-Hola cariño, ¿Estas bien?
-¿No me ves?-digo con una sonrisa aligerando el ambiente.
-Cariño he estado muy preocupada aunque no lo creas. Yo…tenía miedo a venir y verte tan mal, y más sabiendo que era por mi culpa.
-No es tu culpa mama. Yo soy el que toma mis propias decisiones, ya soy mayorcito.
-Pero no lo eras cuando me fui. No fui justa contigo cariño.
-Fuiste justa contigo misma mama, habías cuidado sola de nosotros durante mucho tiempo, quizás demasiado, te merecías buscar tu felicidad, no te disculpes por eso.
-A veces pienso como has salido tan bueno.
-Gracias a ti mama-digo con una sonrisa agarrándole de la mano porque no quería que se sintiera culpable, yo ahora también voy a buscar mi felicidad sin importarme nada ni nadie, así que no podía culparla a ella por hacerlo en su momento.
-Me gusta esa chica para ti.
-No sé de qué hablas-digo intentando ocultar una sonrisa.
-A mí no me puedes engañar-dice mirándome con una sonrisa, y tiene razón no puedo engañarla por mucho que me gustaría poder hacerlo.
-ES…complicado…pero es especial.
-Si lo es, y eso que solo la he visto un minuto-dice sonriéndome.
-No en serio, es increíble, es fuerte, inteligente, graciosa, ingeniosa, hermosa…es increíble-digo sin poder evitar poner cara de tonto.
-Y se te olvida decir que te aguanta.
-Muy graciosa.
-No en serio, tiene que ser especial para que tú te hayas fijado.
-Lo es, pero no sé si estamos en la misma onda.
-¿Por qué dices eso? He visto cómo te miraba, la tienes loquita-dice con una sonrisa.
-No es eso, tengo vagos recuerdos de después de la operación y creo que le dije que la quería.
-Oh dios-dice mi madre colocándose las manos sobre la boca-¿Qué ha dicho ella?
-Ni si quiera sé si lo dije.
-Vamos que no ha dicho nada.
-No.
-Y estas cagado porque ella no sienta lo mismo.
-No…bueno un poco.
-¿Entonces la quieres?
-Creo que sí, nunca antes me he sentido así.
-Oh cariño, estás enamorado-dice abrazándome y me siento como un idiota, nunca antes me había sentido así y si es verdad lo que pienso que ha pasado… ¿Por qué ella no ha dicho nada? ¿No siente lo mismo? ¿Voy demasiado rápido? Claro que voy demasiado rápido, apenas llevamos unos días saliendo. Aunque para mí es un record, nunca me ha durado una relación tanto, quizás porque nunca he tenido una relación en mi vida.
-¿Qué hago?
-Hijo solo tienes que hacer lo que esto te diga-dice señalando mi pecho-si haces algo que tu corazón no te diga, es cuando te equivocaras.
-Gracias mama.
-¿Por qué mi instinto me dice que no te he ayudado?
-Si me has ayudado, en lo que has podido, lo demás solo yo puedo ayudarme.
-En esto tienes razón, pero hazme caso y no la dejes escapar. Esa chica aunque a lo mejor no lo sepa está loca por ti, es fácil estar loca por mis niños, has salido a tu madre-dice haciéndome sonreír.
-¿Qué me he perdido?
-Nada-digo dejándole claro a mi madre que Alexis no sabía nada y que quería que siguiera siendo así.
-No te creo, pero te lo voy a dejar pasar porque estas enfermito.
-Gracias-digo poniendo caras y haciéndola reír-deberíais iros a descansar. Yo estaré aquí bien y vosotros podéis descansar mejor en casa.
-¿Y dejarte solo después de que quisieran matarte? Ni loca.
-Pero estoy bien, no va a intentarlo aquí.
-Creo que está bastante loca como para intentarlo.
-¿Loca?
-Hay un 80% de posibilidades de que lo sea, o eso es lo que dice el cerebrin. Es un poco raro ¿no?
-Pues yo creo que te gusta-digo picándola.
-Muy gracioso.
-¿Gracioso?-digo picándole y siento como me golpea despacio en el brazo haciéndome sonreír, no sabía cuánto la había echado de menos hasta que la he recuperado. Aun puedo recordar aquel maldita día en que lo eche todo a perder.
UN MES ANTES
Me siento mareado, escucho sirenas acercándose entre la música que palpita aun en mi cabeza. Siento como me mueven, me hablan pero no puedo entenderles, solo es ruido y más ruido. Abro los ojos, o al menos lo intento, pero la cabeza me da vueltas, y vueltas sin parar.
Siento como me tiran de los ojos, veo una luz que me está cejando aún más y siento como mi cuerpo pierde la batalla y acabó sucumbiendo.
Abro los ojos y cuando miro a mí alrededor no reconozco el lugar. Me levanto un poco de la cama en donde estoy y veo que estoy en un hospital. Cuando giro mi mirada hacia la puerta allí está mi hermana con cara de pocos amigos.
-Hola, ¿Qué hago aquí?
-¿Qué qué haces aquí? ¿En serio lo preguntas?
-Si-digo con una sonrisa pero lo que recibo de su parte para nada tiene que ver con una sonrisa.
-Rick esto se acabó.
-¿Qué dices?
-No quiero que vuelvan a llamarme para que venga a recogerte de la cárcel o de un hospital. Me he cansado de tener siempre miedo de que te pase algo. Se acabó, no quiero volver a saber nada más de ti, no mientras sigas así.
-Alexis…
-No, se acabó. Espero que puedas darte cuenta del daño que te estás haciendo-dice saliendo corriendo por la puerta dejándome solo y perdido, porque ella siempre ha sido mi guía, lo único que me mantenía en esta vida y ahora…ahora soy un barco que navega sin rumbo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues mañana más ¿y mejor? Para eso tendréis que esperar un poco más. Bueno gracias y que paséis un buen fin de semana
XXOO
Twitter: tamyalways



avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 20

Mensaje por tamyalways el Sáb Mayo 27, 2017 2:49 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Gracias a todos por seguir, hemos llegado a la mitad de la historia y parece que está en un buen momento. Continuamos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 20
POV KATE
Acabo de salir del juicio por la metedura de pata de Rick. En cuanto salga del hospital tiene que volver a la cárcel. Quedan dos semanas para el juicio y me da miedo dejarlo allí dentro, pero yo he hecho todo lo que he podido, pero aun así siento que le he fallado.
Camino hacia el hospital con el animo bajo y cuando llego y lo encuentro riéndose mientras bromea con la enfermera me siento enfadada, yo estoy fatal por él y él tan feliz, sin darse cuenta de lo que ha hecho.
-Hey.
-Creo que tengo que irme…-digo dándome la vuelta.
-Espera Kate…-lo escucho pero yo quiero seguir huyendo de él, de mi enfado, de lo que siento.
-Señor Castle pare-escucho a la enfermera y me freno de repente. Cuando me giro y miro hacia la cama, Rick está sentado y luchando por levantarse para ir detrás de mi.
-Rick para-digo seria consiguiendo que deje de luchar-puede dejarnos a solas-digo a la enfermera y esta asiente saliendo dejándonos solos. Yo me quedo a una distancia prudencial porque estoy enfadada, pero siento una debilidad por él que sé que saldré volando a su lado si él me lo pide.
-Kate ¿Qué pasa?
-Acabo de salir de hablar con la jueza que acaba de romper tu puesta en libertad bajo fianza.
-Bueno es algo que sabíamos ¿no?
-Joder Rick, llevo semanas luchando para conseguirlo, llevo semanas haciendo todo lo que puedo y más para sacarte, para que seas libre, y siento que tu no quieres eso.
-Kate…
-No, ¿Qué quieres Rick? Porque siento que no tiramos juntos para salir de esto, siento que tengo que tirar y tirar arrastrándote.
-Kate…-dice levantándose y me acerco para evitar que lo haga-sé que he sido un idiota, pero eso ya lo sabes, de eso ya hemos hablado. ¿Qué pasa?-dice mirándome fijamente y siento como me derrumbo bajo su mirada.
-Soy una idiota…-digo intentando no llorar.
-Pues ya somos dos-dice con una sonrisa tirando de mí haciéndome caer a su lado en la cama.
-Tengo miedo…eso es lo que me pasa.
-Miedo a que Kate.
-A fallarte.
-¿A fallarme? ¿En serio? Has hecho por mi mucho más de lo que nadie ha hecho nunca.
-Cualquier buen abogado lo hubiera hecho.
-No me refiero a eso Kate, me has cambiado de una forma increíble. Ya no soy más ese idiota que quería que la gente pensara que soy feliz, ahora soy feliz Kate, soy feliz porque tu me has hecho darme cuenta que es lo importante en esta vida, que es lo que me importa más en esta vida, y dentro de eso esta tu-dice mirándome fijamente y no puedo evitar recordar cuando estaba con la anestesia y me dijo que me quería. Trago saliva y siento como me mira me acaricia suavemente y siento como mi cuerpo tiembla antes sus caricias.
-Rick…
-No, no digas nada ¿sí?-dice sonriéndome y dejo caer mi cabeza sobre su hombro sintiéndome una idiota, pero lo necesitaba más de lo que me imaginaba y más de lo que casi me he permitido nunca necesitar a alguien, y eso también me da miedo demasiado miedo.
-Debería…-digo haciendo un gesto para levantarme pero él me lo impide.
-Van a tardar en venir. Han ido a casa a ducharse y cambiarse, mi madre tarda horas en prepararse-dice haciéndome sonreír.
-¿Te ha sorprendido que viniera tu madre?
-No.
-Yo la verdad…pensé que vendría antes.
-Es lo que hubiera hecho una madre normal. Ella no es normal, quiero que lo sepas.
-Nunca me gusto lo normal-digo con una sonrisa.
-Le gustas.
-¿Le gusto? ¿Le has hablado de mí?
-Más bien ella me ha hablado de ti.
-Venga ya.
-En serio, en cuanto nos dejaron a solas me dijo que no te dejara marchar, que eras lo mejor que me había pasado nunca-dice con una sonrisa pero muy serio.
-Muy gracioso.
-Bueno no te lo creas si no quieres.
-No, no me lo creo-digo con una sonrisa y él tira de nuevo hacia mí.
-Bueno lo importante es que no tienes que moverte. Estoy muy a gusto así ¿sí?
-En serio Rick, ¿No te hubiera gustado que tu madre hubiera estado aquí contigo?
-Quizás…no lo sé, es mi madre y sabía que no iba a venir. Pero sabía que en cuanto Alexis le llamara y le dijera que estaba en el hospital estaría aquí.
-Pero su hijo iba a ir a la cárcel.
-Como otras tantas veces-dice con una sonrisa triste.
-Pero sabes que esta vez no era igual.
-Lo sé, quizás tenía miedo, quizás se culpaba de mi situación.
-Ya…-digo entendiendo que era algo que para él era muy complicado.
-Sabes me alegro de verla, de hablar con ella, pero nunca hemos sido la familia que sabemos estar ahí en lo momento malos, preferimos usar el humor y lo superficial, es una manera de defendernos. Supongo que es algo que he sacado de mi madre, pero eso no significa que no nos preocupemos, es una manera de huir del dolor.
-Lo entiendo. Todos tenemos miedo, y todos intentamos huir de él-digo mirándole y él me sonríe mientras acerca su mano a mi cara acariciándome y luego me besa, me besa despacio, suave, haciéndome recordar lo bien que se siente.
-Ahora sí, buenos días-dice sonriéndome.
-Siento no haberte dado los buenos días como dios manda-digo tocando su pelo mientras le sonrió y me acerco a él para besarle de nuevo.
-Que no se vuelva a repetir-dice haciéndome reír mientras vuelve a besarme una vez más.
-Por mi no paráis-dice de repente un voz desde la puerta, cuando me giro allí esta su madre y me levanto muerta de vergüenza alejándome de él como si no hubiera pasado, pero sin duda había pasado.
-Madre…-dice Rick quejándose pero con una sonrisa en la cara.
-Menos mal que le he dicho a Alexis que trajera café para todos-dice con una sonrisa besando a su hijo y luego acercándose a mí para darme un abrazo-aunque que conste, que me parece una idiotez que se lo ocultéis, el amor es demasiado bonito como para ocultarlo-dice con una sonrisa guiñándome el ojo y siento como los colores se me suben, creo que nunca antes habita sentido más vergüenza en mi vida.
-Mama no la avergüences-dice mirándome pero con una sonrisa y quiero matarlo.
-Yo la verdad…tenía que irme.
-Muy bien, pero antes me gustará invitarte a un café. ¿Puedo?-dice de repente y miro a Rick para que me ayude a salir de esta porque estoy cagada de miedo, pero él solo me mira con un encogimiento de hombros.
-Claro-digo con una sonrisa intentando ocultar mi nerviosismo.
Sale delante de mí y yo echo un último vistazo a Rick que me mira de nuevo como si no entendiera nada, y con eso no me ayuda para nada.
Nos acercamos hacia la cafetería y tras pedir nos sentamos en una pequeña mesa separada del resto, supongo que para poder hablar tranquilamente.
Nos trae nuestro café y nos quedamos ambas calladas con nuestros café en la mano. Por un lado prefiero que no hable, porque siento que va a decir algo que no me va a gustar, pero por otro lado siento que la espera me está matando, pero entonces la espera se acaba.
-Entiendo que no pienses que soy buena madre-dice sorprendiéndome.
-Yo no creo eso, creo que cada uno tenemos nuestra manera de ser y de ver las cosas.
-Tenía miedo, miedo a venir y darme cuenta de que le había fallado, mi hijo está en esta situación por mi culpa.
-Fueron sus decisiones lo que les llevó a donde está ahora. Si no, mira Alexis.
-Pero Alexis no estuvo sola, Rick cuido de ella hasta que se valió por su misma, debería haber sido madre, solo madre un poco más.
-No eres solo madre, eres persona, mujer, todos tenemos miedo, todos tenemos sueños, y tenemos que luchar por ellos. Era tu momento, quizás no para tus hijos pero si para ti. Entiendo que lo hicieras.
-Pero me he sentido durante mucho tiempo mal por dejarlos solos, quizás por eso venia poco, no quería ver sus caras de decepción.
-Ellos no están decepcionados contigo. Ellos te quieren.
-Tengo grandes hijos a pesar de todo.
-Tienes grandes hijos porque han tenido una madre que los ha sacado adelante durante toda su vida-digo con una sonrisa para que se tranquilizara.
-Gracias Darling-dice con una sonrisa-tu no seas igual que yo y no lo abandones, ese chico mío está loco por ti, y veo el bien que le haces.
-A mí también me hace bien-digo con una sonrisa dejando salir esas palabras de mi boca que tanto me había costado sacar.
-¿Todo va a salir bien?
-Todo está controlado. Su hijo saldrá libre de esto, porque es inocente.
-Bien, gracias-dice con una sonrisa más liberada.
-Aprovecha para estar con él, estoy segura de que te necesitas más de lo que manifiesta-digo con una sonrisa.
-Entonces no perderé el tiempo. Gracias por todo y cuida de mi hijo ¿sí?
-Lo haré-digo con una sonrisa viendo cómo se levanta me da un abrazo y se va al lado de su hijo dejándome a solas y con una sonrisa en la cara, para nada esperaba esto, pero me alegraba saber que su madre estaba ahí para él, sé que aunque ni él lo pensara, la necesitaba, la necesitaba más que a otra cosa.
Le doy el último trago al café y salgo por la puerta camino hacia el bufete para reunirme con Lanie, no quería que nada se nos pasara, no quería que nada ni nadie pudiera jodernos el juicio ahora que estábamos tan cerca de la liberación.
CONTINUARÁ…
Bueno pues a pesar del cabreo de Kate (con razón) parece que los tortolitos están bien y poco a poco se van abriendo más. Luego ha venido la charla con la suegra y a pesar del miedo de Kate ha ido bastante bien. El lunes nuevo capítulo, veremos cómo sigue la cosa.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 21

Mensaje por tamyalways el Lun Mayo 29, 2017 2:51 am

Buenos días, os dejo un nuevo capítulo, vamos avanzando poco a poco veremos cómo Rick se recupera y pronto el juicio veremos si Rick sale o no de esta.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 21
POV RICK
Estoy bien, la verdad es que estoy feliz, más feliz de lo que he estado en mucho tiempo. Por fin tengo a mi madre conmigo, aquella madre que durante diecisiete años tiro de nosotros con fuerza, pero que luego desapareció para luchar por su sueño, para ser feliz, pero ahora está aquí de nuevo conmigo. También tengo a Alexis, mi niña, mi pequeña, también la he recuperado a ella, la cague, y por ella quise volver a estar bien. Y por último, soy feliz por ella, por Kate, mi Kate. ¿Qué puedo decir de ella? Ella me ha salvado la vida.
Ahora aquí estoy solo en la habitación mientras las tres juntas, las tres mujeres de mi vida han bajado a comer. Eso me hace sentirme lleno de energía para lo que viene, sé que mañana mismo entraré en la cárcel, y aunque sé que solo serán unos días no puedo dejar de darle vueltas.
-¿Qué pasa guapo?-escucho una voz desde la puerta y cuando me giro allí esta Kate con una sonrisa.
-¿A que soy guapo?-digo haciéndola reír mientras se acerca y se sienta a mi lado. Tiro de ella y solo sintiendo su cuerpo a mi lado me hace sentir mejor.
-¿En que estabas pensando?
-En lo feliz que estoy-digo y me mira sin creerme-en lo afortunado y feliz que soy de teneros a las tres y de ver lo bien que os lleváis. De verdad estoy muy feliz-digo acariciándole el pelo y besándole suavemente-y también cagado-digo haciéndole reír.
-¿Por qué estas cagado?
-Porque os juntéis en contra de mi-digo poniendo cara de pánico haciéndole reír.
-Sabes que siempre tendrás las de perder-dice acariciándome el pelo y haciendo que todo el miedo que tenía hace un momento se fuera, porque me da igual lo que pasara estos días, me daba igual porque sé que cuando salga de ese infierno allí estará ella esperándome, y entonces sí, entonces si podremos tener la relación que quiero tener con ella, entonces podremos intentarlo de verdad, fuera preocupaciones y solo tendremos que intentar hacernos feliz el uno al otro.
-¿Y mi madre y mi hermana?
-Las he mandado a casa, esta noche me quedo yo.
-¿Me ha tocado la lotería?-digo con una sonrisa tirando de ella.
-Quiero estar esta noche contigo-dice seria mirándome, y sé que está pensando en mañana, en mi entrada en la cárcel, y sé que se siente mal por ello, pero no debe hacerlo, no cuando si no es por ella me tiraría el resto de mi vida allí encerrado.
-¿Entonces…?-digo con un movimiento de cejas haciéndola reír, justo lo que quería.
-No seas tonto.
-Venga ya, es una de mis fantasías.
-Pues lo siento pero no se va a cumplir al menos conmigo.
-Entonces tendré que ir tachándola-digo haciéndola sonreír.
-Yo también tengo ganas de que pase…pero tenemos que esperar un poco más.
-Está bien, esperaré un poco más, pero solo un poco más-digo haciéndome el desesperado y sacando otra risa de ella.
-¿Cómo puedes tener siempre este buen humor?
-Ya te dije que venía de familia-digo sonriéndole-y porque oírte reír es lo más bonito del mundo-digo consiguiendo que se sonroje.
Acabamos de cenar los dos juntos, estoy cansado ya de la comida del hospital, pero la cosa no va a mejorar en los próximos días, la comida de la cárcel no es que sea mucho mejor, quizás hasta sea peor. Pero no pienso en ello, no cuando veo a Kate comer mientras me mira con una sonrisa.
-No puedo creérmelo, tu comiéndote una de las mejores hamburguesas de la ciudad y yo comiendo la mierda esta-digo enfurruñado haciendo que se ría.
-Te lo hubieras pensado antes de recibir un disparo.
-Am claro, yo quería recibir el disparo ¿no?-digo con una sonrisa y ella me devuelve la sonrisa.
-Cuando esto acabe te invitare a la mejor hamburguesa del mundo, ¿sí?
-Me lo apunto, no soy de los que se olvidan.
-Ya son muchas cosas las que hemos prometido hacer.
-Bueno, tenemos toda una vida para cumplir esas promesas-digo tirando de su mano haciéndola caer a mi lado.
-Rick yo…esto…no sé ni cómo sentirme al respecto.
-¿Qué quieres decir?
-Esto…es tan nuevo y a la vez tan intenso que yo…
-Sé a qué te refieres, yo también me siento igual, da miedo ¿verdad?-digo acariciándola y ella asiente recostándose más hacia mí.
-Da mucho miedo-dice con una sonrisa pero sin duda asustada.
-Quizás…quizás ahora no sea el mejor momento de decirte esto Kate pero…quiero que lo sepas, no quiero que estos días que estemos separados lo dudes o tengas dudas de algo. Yo… nunca antes en mi vida había sentido algo así, lo digo en serio Kate, nunca antes en mi vida he estado seguro de algo.
-¿De qué?-dice mirándome con los ojos brillantes.
-De que quiero estar contigo. De que…de que te quiero-digo por fin sintiéndome liberado por decirlo por fin, por poder sacarlo de una vez por todas.
Me quedo mirándola esperando una respuesta que no llega por su parte, estoy cagado de que ella no sienta lo mismo, o lo que es peor, que se asuste y me deje, porque puedo vivir sin que ella no esté en el mismo lugar que yo en cuanto a los sentimientos, pero si me deja…si me deja no sé qué va a ser de mí.
-Kate…di algo…-digo con miedo de lo que pueda llegar a escuchar, pero el no saber creo que aún es peor.
-Yo…no sé qué decir.
-Está bien. No hace falta que digas nada-digo tragando saliva sin duda dolido por no encontrar lo que buscaba.
-No…-dice de repente agarrándome mi mano y no puedo dejar de mirar nuestras manos unidas-yo solo…tengo miedo. Nunca antes…nunca antes he sentido esto.
-Yo tampoco Kate, y es raro y da miedo…pero miedo del bueno, miedo de ese que te hace sentir vivo-digo con una sonrisa y veo como se queda mirándome pensativa, queriendo soltar algo y animándose a hacerlo.
-Rick…estoy enamorada de ti-dice de repente como si no hubiera dicho nada, como si no hubiera hecho que mi corazón saltara de alegría en mi interior, como si con esas palabas no hubiera cambiado el rumbo de mi vida para siempre. Entonces empieza a reírse y no entiendo que pasa, creo que ahora mismo tengo que tener una cara de idiota increíble.
-¿Qué?-digo asustado de que fuera una broma macabra.
-No…no…-dice sin poder parar-dios lo siento, son los nervios creo-dice tapándose la cara-creo que hasta que no lo he soltado no me he dado cuenta de la verdad, de lo que siento, de que esto es…
-Increíble.
-Sí y una locura-dice con una sonrisa haciendo que yo también sonría.
-Es una hermosa locura Kate-digo atrayéndola hacia mi mientras la beso una y mil veces sin poder dejar de sonreír, porque era feliz, ahora si sabía lo que era ser feliz, ahora si sabía lo que era querer alguien, querer hacerla feliz, querer vivir por y para ella.
-¿Cómo hemos llegado a esto en unas semanas?
-No lo sé, quizás estábamos hechos el uno para el otro y nunca nos habíamos dado cuenta.
-Quizás porque no dejabas de ser un idiota-dice con una sonrisa.
-Serás…-digo atrapándola contra la cama mientras le hago cosquillas haciéndola reír. Cuando paro nos tumbamos el uno junto al otro sin dejar de tocarnos sin dejar de sentirnos en ningún momento.
-Rick…yo…el día que ingresaste me lo dijiste.
-¿Te dije?
-Que me querías-dice mirándome y luego bajando la mirada, y ahora es cuando confirmo que no fue un sueño que se lo dije-yo…pensé que era por la medicación…o eso quise creer.
-¿Por qué?
-Porque me daba miedo, estábamos bien, y no quería que esto fuera tan rápido me daba miedo.
-Quisiste huir.
-Si-dice mirándome a los ojos-pero no pude, no podía porque aunque pensaba que no estaba ahí, o más bien, no quería pensar que estaba ahí, a ese nivel de sentimientos, no podía ni pensar en separarme de ti, tenía miedo, mucho miedo…pero más tenia a no verte, a no sentirte…no entendía que pasaba, ahora si lo sé, te quiero Rick, eso es lo que me pasaba y lo que me pasa.
-Eso tiene fácil solución-digo sonriéndole.
-¿Si?
-Si-digo besándole-no nos separemos y disfrutemos de esto, sin pensar en otra cosa que en disfrutarlo-digo con una sonrisa y ella se abraza contra mi pecho y puedo sentir una sonrisa ahí cerca de mí.
-Lo de separarnos lo vamos a tener un poco complicado-dice soltando una risita.
-Bueno, solo serán unos días, luego cumpliré mi palabra. Palabras de scout-digo con una sonrisa.
-Nunca has sido un scout ¿verdad?
-No-digo haciéndola reír y con esa sonrisa suya me quedo por el resto de mi vida, eso es lo que nunca querré perderme, y por ello voy a luchar cada día, para hacerla feliz, para mantener a mi lado siempre.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por llegar hasta aquí, el miércoles más aunque seguramente hasta por la noche no podré subir. Hasta entonces disfruten de lo bueno de la vida y aprendan de todo lo malo que os pase.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 597
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Presunto inocente-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.