Vacaciones en Roma-Tamyalways-Final subido

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ir abajo

Capítulo 63

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 17, 2017 10:23 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, la lluvia llega y con ello despeja todo lo malo y las dudas. Como siempre daros las gracias por seguir ahí, y recordaros que hay una encuesta en la que podéis participar. De momento está ganando que empiece ya la historia, pero todo puede cambiar. Mañana ultimo día.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 63
POV KATE
Me levanto y me pongo a hacer el desayuno para los tres mientras Rick está duchándose y Lanie no para de colocar sus cosas para irse a trabajar. Cuando para y se sienta en la barra de la cocina siento su mirada clavándome la espalda.
-Estáis felices ¿eng? ¿Para cuándo la boda?
-¿Qué dices?-digo girándome-es muy pronto.
-No puedo creerme que ni si quiera hayas pensando en ello.
-Claro que he pensado en ello. Cuando era una niña, ahora soy más realista y hace seis meses que nos conocemos y la mayor parte de ese tiempo ni si quiera hemos estado juntos.
-Pero eso da igual. Se os ve tan bien juntos que dais hasta asco-dice con una sonrisa.
-Estoy tan feliz…que casi ni puedo creérmelo. Estamos tan bien juntos, nos compenetramos tan bien-digo sonriendo como una tonta.
-Eso no hace falta que lo digas-dice con una sonrisa picarona y siento como me sonrojo a más no poder.
-Siento eso, creo que quizás lo mejor sea que estemos en su hotel mientras tanto.
-Si se va a quedar… ¿Por qué no buscáis un sitio juntos? En realidad es como si estuvierais viviendo juntos así que…
-Bueno…no se lo he contado a nadie, bueno si, a Francesco pero porque tenía que hacerlo.
-¿Qué pasa?
-Voy a presentarme para conseguir una plaza en el Museo de Nueva York-digo de golpe y la veo sonreír mientras me abraza, pensé que no iba a hacerle tanta ilusión porque eso significaba que tenía que irme de aquí.
-Me alegro tanto por ti.
-¿en serio?
-Claro, es tu sueño amiga, aunque voy a echarte mucho de menos-dice volviendo a abrazarme.
-En realidad, aún no he conseguido nada así que…
-Lo conseguirás.
-Tenéis demasiada seguridad en ello. Me da miedo fallar.
-Sé tú misma, y haz todo lo que sabes, se darán cuenta de que eres la mejor. ¿Qué te ha dicho Rick?
-¿Rick?
-Sí, sobre volver a casa.
-Bueno…aún no se lo he dicho. Tiene que ir en unos días por una reunión con su editorial y le he dicho que voy a acompañarlo.
-¿Por qué no se lo dices? Se pondrá muy feliz.
-No quiero que se haga ilusiones, ¿y si no lo consigo?
-Lo conseguirás, pero por si acaso, ¿no es mejor tenerlo a tu lado apoyándote?-dice con una sonrisa haciendo que me quede pensativa pero entonces siento como empieza a pitar algo y cuando me giro las tostadas están completamente quemadas lo que hace que Lanie rompa a reír-creo que será mejor que coma en el trabajo-dice levantándose mientras me da un beso y sale aun riéndose por mi mala pata.
Estoy todavía solucionando el desastre cuando lo oigo tararear detrás de mí. Cuando me giro allí está ya arreglado con el pelo mojado y colocado a la perfección mientras recoger algunas cosas que habíamos dejado el día antes por el medio. Lo miro mientras se mueve mientras no dejo de sonreír, y ahora las palabras de Lanie no me parecen una locura, quiero estar con él siempre, nunca sabremos con seguridad que esto durara para siempre, pero ahora mismo, quiero pasar todo el tiempo que pueda con él y con eso me basta, aunque para buscar algún lugar donde estar juntos, primero tengo que saber si este será nuestro hogar o será Nueva York, en cuanto eso se decida, no vamos a estar más tiempo separados.
-¿A que huele?-dice acercándose mientras engurruña la nariz.
-Creo que se me ha quemado un poco el desayuno. Pero en mi defensa diré que Lanie me entretuvo, ella tiene la misma o más culpa que yo-digo sonriendo y lo veo acercarse mientras me agarra por la cintura y me besa tiernamente en la nariz.
-No pasa nada, puedo ser yo el cocinero de la casa, sino creo que moriremos de hambre-dice bajito como si fuera un secreto y lo golpeo suavemente en el hombro.
-Será mejor que salgamos fuera a desayunar.
-Está bien, pero solo si me das un besito.
-Bueno, puedes quedarte ahí si quieres-digo dejándolo allí de pie parado mientras cojo mi bolso para salir por la puerta, enseguida lo siento detrás de mí.
Pasamos toda la mañana fuera, solo los dos sin tener que hacer nada en particular solo disfrutando de estar juntos, eso era lo mejor de la vida, estar con la persona que quieres.
Acabamos tumbados en el césped de la Villa Borguese, tumbados disfrutando del sol y la cercanía del otro. Aquí y en este momento, me doy cuenta de que no tengo que tener miedo, de que el siempre será mi mejor apoyo, y decido contárselo.
-Voy a presentarme a un puesto de trabajo.
-¿Qué?-dice sorprendido-pensé que aquí estabas bien.
-Y lo estoy-digo girándome para poder mirarle-aquí he sido muy feliz, aquí he conseguido todo lo que he querido.
-¿Entonces…?
-Bueno…hay un puesto en Nueva York…quiero intentarlo-digo mirándole y veo como se pone serio y no lo entiendo, pensé que sería feliz.
-Kate no lo entiendo, aquí eres feliz, esta fue la vida que siempre quisiste. Si lo haces por mi…yo…yo soy feliz allí donde tu estés-dice serio mirándome y hace que sonría por sus palabras.
-No es por ti, bueno un poco sí, porque para mí eres importante. Pero no solo por ti. Mi verdadero sueño siempre fue trabajar en el Museo de Nueva York, pero sabía que aquí podría aprender más y mucho más rápido. Y luego estaba mi madre…era una forma de huir. Pero ahora no tengo que huir, no tengo porque hacerlo y ahora tengo la oportunidad de luchar por mis sueños.
-¿Y yo que tengo que ver?-dice acariciándome tiernamente-dijiste que yo también forma parte de esa decisión ¿no?
-Quiero que seas feliz, y tú crees que para ti será más fácil mudarte pero sé que no es así. Sé que será complicado. Así que quiero que seas feliz, y quiero estar a tu lado, siempre-digo mirándole y lo veo sonreír asintiendo.
-Gracias, pero te equivocas en algo. Yo puedo ser feliz aquí, en Nueva York, en China, en la Antártida, en Marte, en donde sea mientras estés a mi lado-dice colocando su mano en mi cara y me muero de amor antes de acercarme lo justo para poder besarlo.
-Al menos ambos tenemos las cosas claras.
-Sí, queremos estar juntos. ¿Cómo te imaginas dentro de veinte años?-pregunta sacándome una sonrisa.
-¿En serio? Ni si quieras sabemos que nos espera dentro de una semana.
-Venga ya, ten un poco de imaginación-dice tirando de mi acercándome aún más a él.
-Tú eres el escritor, tus eres el que tienes imaginación.
-Está bien-dice resignado-nos imaginó así de felices, rodeados de hijos y de nietos.
-¿Qué?-digo interrumpiéndole.
-Es mi historia, déjame contarla y luego ya rechista-dice haciéndome sonreír y solo asiento para que continúe-nos imaginó viajando mucho, conociendo mundo y tu haciendo de mi guía en cada viaje y sobre todo, la guía de mi vida-dice sonriendo-y quiero un perro-dice serio haciéndome reír-venga, ahora te toca rechistar.
-Para empezar si ves nietos dentro de veinte años algo va mal.
-¿Por?
-Porque tendríamos que darnos prisa y nuestros hijos también.
-¿Y a que estamos esperando?-dice tirándose encima de mi mientras no puedo dejar de reír mientras siento como deja besos por toda mi cara.
-Rick-digo riñéndole, aunque en realidad era feliz con todas estas tonterías.
-Bueno…quizás nietos no. pero si quiero niños, no peques para aquella época.
-¿Los quieres pronto?
-No me gustaría ser un viejo cuando me toque disfrutar de ellos. Aunque puedo esperar un poco… ¿un mes te viene bien?-dice haciéndome reír-¿Menos?
-Para…-digo sin poder dejar de reír y lo veo sonreír.
-Eso es algo que no quiero perder nunca Kate, prométeme que nunca dejaras de sonreír.
-Mientras siga siendo tú mismo creo que eso nunca pasara.
-Voy a pasarme el resto de mi vida haciendo lo posible por poder ver esa sonrisa a cada momento que este contigo-dice sonriendo y me acerco despacio para dejar un beso en su boca.
-Se va haciendo tarde, creo que deberíamos volver a casa.
-Está bien-dice levantándose algo a regañadientes mientras caminamos agarrados de la mano hacia el hotel donde no molestemos a nadie pero sobre todo donde nadie pueda molestarnos a nosotros.
Caminamos despacio, sin prisa, sintiendo la brisa a nuestro alrededor y sin dejar de pensar en sus palabras y sobre todo, dándole vueltas a como me veo dentro de veinte años, y solo sé una cosa, que si dentro de veinte años él no está en mi vida, estaré maldiciendo aquel día en que lo perdí, pero si él está ahí, si dentro de veinte años, él sigue a mi lado, sé que voy a ser feliz, no tengo ninguna duda.
CONTINUARÁ…
Bueno pues el amor está en el aire eso está más que claro. Espero que os haya gustado el capítulo y que no tengáis una subida de azúcar por mi culpa jaja. Bueno gracias por seguir y nos vemos el viernes ya veremos si empezamos historia nueva o no, ya sabéis que vosotros decidís y que los comentarios también cuentan.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 766
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 64

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 19, 2017 9:13 pm

Bueno, pues aquí estamos un días más, queriéndole dar el final que se merece a esta historia. Aun quedaran tres capítulos más, tres capítulos en los que ya he dicho que habrá mucho Caskett, en este también pero quizás algo menos, aunque creo que él que hay os va a gustar.
También deciros que la encuestas ha terminado y ha ganado la gente que no puede esperar más, y me gusta que estéis impacientes, aunque me hubiera gustado que esta historia acabara sola y con todo su esplendor, aunque es verdad, que siempre empiezo la nueva antes porque es una manera de conseguir que os mantengáis, no sé si es una estrategia que funciona o no, pero seguís ahí y eso es importante. Gracias a todos los que habéis votado, hoy tenéis doble ración de mí, espero que os gusten ambas.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 64
POV KATE
De vuelta a Nueva York para la entrevista. Estoy muy nerviosa, sin duda, esto es lo más importante que me ha pasado en mi carrera y debería disfrutarlo, pero no puedo, no hasta que lo consiga.
Desde que me he levantado no he parado quieta ni un solo segundo. Estoy tan nerviosa que tengo el estomago revuelto y siento como las piernas me flaquean. Él, él esta aquí a mi lado, como siempre, apoyándome desde cerca y sin tener que decir nada.
-¿De verdad no quieres que vaya contigo?
-No-digo agarrándole de la mano-no ibas a poder estar a mi lado de todas formas-digo sonriéndole.
-Pero estaré cerca cuando salgas-dice tirando de mi para abrazarme.
-Prefiero que vayas a tu reunión, así cuando ambos acabemos con esto podemos estar juntos.
-Esta bien-dice resignado pero con una sonrisa-pero déjame acompañarte ¿si?
-Está bien-acabo aceptando mientras me levanto para poder irme a vestir.
Tengo toda la ropa que he traído en la maleta tirada sobre la cama. Me he probado todo y nada me parecía apropiado para la entrevista. Me tiro sobre la cama completamente desesperada y con los ánimos bastante bajos. Escucho un par de golpecitos y cuando abro los ojos allí esta en la puerta con un pantalón negro y una camisa azul que hacía que estuviera aún más atractivo sin tener que molestarse mucho en arreglarse.
-Te odio.
-¿Por?-dice sorprendido.
-¿Por qué te ves tan guapo casi sin proponértelo?
-Porque soy guapo. Como tú. ¿Qué te pasa?-dice con una sonrisa acercándose.
-No sé qué ponerme, eso pasa.
-Puedes ir en pijama y estarás guapísima. No entiendo el problema-dice sentándose a mi lado.
-No todos tenemos tu seguridad-digo algo enfadada y me doy cuenta de que estoy pagando con él mi frustración y mis miedos-lo siento, no me hagas caso.
-¿Me dejas elegir por ti?-.dice sorprendiéndome y yo solo asiento.
Lo veo levantarse y moverse alrededor de la cama con la mano sobre su barbilla pensativo y yo lo miro con una sonrisa. Entonces lo veo coger un par de prendas y separarlas del resto antes de mirarme.
-Ya, con eso pareces segura, líder y sexy-dice con una sonrisa haciéndome sonreír.
Me levanto acercándome a él y lo beso despacio disfrutando del beso, saboreando su boca mientras me abrazo a su cuerpo, antes de separarme con una sonrisa y coger la ropa de su mano para poder ponérmela.
Salimos ambos de su casa agarrados de la mano, en silencio pero dejando claro sin necesidad de palabras que estábamos ahí el uno para el otro. Cuando llega el momento de separarnos siento como los nervios aumentan. No sé si puedo hacerlo sin él, pero también sé que él no podrá estar ahí en todo momento, que lo tengo que dejar ir, que esto tengo que hacerlo por mi misma.
-¿Estarás bien?-pregunta mirando nuestras manos unidas y le doy un tirón a su mano para que me mire, cuando lo hace veo esos ojos azules mirándome fijamente con esa chispa que los hace único y tengo claro que cuando tenga miedo solo tendré que cerrar los ojos y concentrarme en ellos para saber que él siempre está ahí.
-Estaré bien ¿sí? Te llamo cuando salga.
-Está bien-dice acercándose y dándome un beso en la cabeza mientras lo veo alejarse pero sin soltarme la mano lo que hace que nuestros brazos se estiren demasiado hasta que ya nos es imposible y tenemos que soltarnos pero ambos con una sonrisa mientras vemos como el otro se aleja, pero sabiendo que solo será por unas horas, nada más que eso.
Camino hacia el Museo como si nada, recordando cada rincón de esta ciudad cuando era una niña y recorría este mismo camino para entrar allí a escondidas. Era mi sueño mucho antes de saber ni si quiera que era tener un sueño por el que luchar, y mucho menos sabía lo que costaba poder conseguirlo.
Llego a la puerta del museo y siento de nuevo como las emociones de una niña se apoderan de mí. Siento como un nudo se me crea en el estómago y como la emoción se apiada de mí, pero a la vez siento como los nervios desaparecen casi por completo, estoy segura de lo que quiero, siento toda la fuerza de aquella niña que siempre estaba sola. Ahora, ahora sé que quiero y que puedo lograrlo, es mi momento y pienso demostrarlo.
Entro para dentro y me dirijo hacia donde se encuentra la persona encargada de la seguridad. Tras dar mi nombre y mi motivo de la visita me guía hacia un pequeño pasillo donde nunca he estado, y donde se encuentran cinco personas más, personas que solo con verlas puedo decir que están completamente preparadas para este puesto. Cierro los ojos durante un segundo y veo sus ojos dándome esa confianza que necesito. Me acerco a la silla que se encuentra vacía y me siento, siento todas las miradas sobre mí, miradas de reconocimiento pero enseguida dejo de ser el centro de atención cuando se abre la puerta y sale el director del museo con una carpeta en sus manos.
-Bien, me alegra de veros a todos aquí, me gusta ver a gente joven por aquí-dice con una sonrisa y luego posa su mirada sobre mí y me sonríe-estoy seguro de que todos estáis preparados para este puesto, pero por desgracia no tengo seis puesto solo uno, ¿si me acompañáis?-dice y todos le seguimos de cerca sin mirarnos como si eso nos hiciera más fuertes.
Hacemos varias pruebas relacionadas con nuestro trabajo, una exposición oral, una práctica con la restauración de una obra y terminábamos con la que para mí era lo peor, una entrevista con el director, sabía que era igual o más importante que las otras dos y eso hacía que me sintiera demasiado nerviosa.
Llega mi turno y me levanto sintiendo como las piernas me tiemblan, tengo que estar fuerte, este es el último paso y después de lo bien que me ha ido en el resto de las pruebas no puede quedar empañada por esto, tengo que hacerlo, tengo que conseguirlo.
Cuando entro por la puerta encuentro al director justo presidiendo la mesa y cuatro personas más, dos a cada lado de él. Con un gesto me hace pasar y yo lo hago sentándome en la silla que hay enfrente de ellos. Los veo algo despistados, sin dudas ya cansado, ser la última que entra sin duda no es lo mejor, pero el ver a mi ídolo desde pequeña allí sentando mirándome con una sonrisa esperando para saber que iba a decir hace que gane confianza y que intente ser yo misma.
Tras varias preguntas con la que contesto con tranquilidad y la seguridad que siempre espere tener pero pensé que nunca tendría. Llega la hora de la última pregunta y cuando la hace sonrió y contesto de la mejor manera que sé, sintiendo cada palabra que digo.
-¿Por qué quiero trabajar aquí?-repito la pregunta con una sonrisa-es fácil contestarlo, cuando era una niña soñaba con esto. Creo que de los primeros recuerdos que tengo es venir aquí con mi padre y recorrer las salas una y otra vez. Tanto me gusto que me escape varias veces para venir aquí sola. Al final mi padre no tuvo más remedio que traerme cada semana para así evitar que viniera yo sola. Así que para mí este puesto sería cumplir el sueño de mi vida, pero es un sueño por el que he tenido que luchar y sé que si lo consigo o no en este momento, sé que tendré que luchar el doble, trabajar y trabajar, pero estoy feliz de poder tener esta oportunidad-termino con una sonrisa y lo veo sonreírme, al menos él si ha atendido a cada respuesta mía y con eso me conformo aunque me da rabia que el resto no haya estado al cien por cien atendiéndome.
Salgo de la sala y me quedo con el resto de aspirantes esperando hasta que salgan con una decisión. Estoy nerviosa y saco el móvil para hablar con él, para que él pudiera tranquilizarme, pero entonces, veo cómo sale el director junto a una de las mujeres que le acompañaban en la sala. Todos nos levantamos esperando esa buena noticia.
-Bueno quiero daros las gracias a todos por venir. Nos lo habéis puesto muy difícil y hasta el final no hemos podido decidir. Pero el puesto es para alguien que sé que se va a desvivirse por este trabajo porque será su sueño, sé que para esa persona venir aquí será un auténtico placer, un juego-dice sonriendo-felicidades señorita Beckett, el puesto es suyo-dice de repente y siento que me tiemblan las piernas cuando lo escucho. Entonces se acerca y me da la mano mientras yo solo puedo sonreír sin saber qué hacer ni que decir.
Salgo del museo con una sonrisa, feliz de conseguir mi sueño, sintiendo que el pecho me va a explotar y andando pero sin saber ni si quieras hacia donde voy. Entonces siento una voz, su voz y hace que mi corazón aun lata con más fuerzas.
-Kate.
Me giro para encontrarme con su mirada de impaciencia por saber pero creo que mi sonrisa le dice todo y ambos nos acercarnos rápidamente el uno al otro para abrazarnos con fuerza mientras no paramos de reír.
Nos separamos y nos miramos con sonrisa en nuestras caras y me quedo prendida de nuevo con esa mirada suya, esa mirada inocente, sincera que hace que toda mi vida tenga el mayor sentido, y entonces…
-Cásate conmigo-dice de repente y me quedo completamente parada, sorprendida por unas palabras que para nada esperaba.
CONTINURÁ…
Bueno, pues habrá que esperar hasta mañana para saber la respuesta, ¿Qué creéis que responderá? Jaja.
Bueno gracias por todo, quedan 3 capítulos para cerrar esta historia, la más larga de las que he escrito, y tenía muchas dudas al principio, en realidad, di muchos cambios a lo largo de ella, pero creo que al final la historia ha conectado con vosotros, y eso es lo verdaderamente importante.
Gracias y espero encontraros en mi nueva historia, la pensión, hoy más capítulo de presentación que otra cosa.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 766
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 65

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 20, 2017 9:40 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, ahora sí que la se acerca el final, solo quedan dos capítulos más después del de hoy, y siento un cosquilleo en el estómago. Daros las gracias por hacer de esta pequeña historia algo grande. Mil gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 65
POV RICK
No sé por que lo he hecho, no se porque le he pedido que se casara conmigo, en realidad si lo sé, quiero pasarme el resto de mi vida viendo esa sonrisa, quiero estar a su lado por el resto de mi vida, pero no sé porque en este momento, no sé porque ahora y aquí. Solo sé que no me arrepiento, quizás de la forma de hacerlo pero no de hacerlo, nunca me arrepentiría de pedirle que pase el resto de su vida conmigo, nunca me arrepentiría. Pero ahora, ahora al verla ahí petrificada no sé si la he cagado, no quiero asustarla, no quiero perderla por no poder aguantar más mis sentimientos.
Estoy tan asustado y absorto en mis pensamientos que no me doy ni cuenta de que está hablando, pero tiene que estar haciéndolo porque sus labios se están moviendo.
-Rick… ¿Estas bien?
-Si yo…lo siento, ¿decías?-digo nervioso tragando saliva y la veo sonreír mientras mueve la cabeza de un lado para otro.
-Estaba diciendo…-dice parándose de golpe y siento que el corazón va a explotarme-que sí, que si quiero casarme contigo-dice con una sonrisa y me cuesta un mundo entender esas pocas palabras, pero me ayuda el que dé un paso hacia delante agarre mi cara con sus manos y me bese, un beso que me pilla de improvisto pero enseguida le respondo como dios manda, y sobre todo a este momento, con todo mi amor y toda la pasión que siento por esta hermosa, fuerte, desafiante, inteligente, divertida, adorable mujer.
-¿Esto va en serio?-digo sorprendido mientras la abrazo por la cintura y la veo sonreír.
-En serio del todo no.
-¿No?-pregunto sorprendido.
-La verdad es que nunca pensé que me pedirían matrimonio pero la verdad es que…
-Vale, no he estado a la altura. Volveré a hacerlo, pero no vale cambiar la respuesta.
-Ya veremos como lo haces, quizás cambie la respuesta-dice con una sonrisa burlona y yo la vuelvo a besar aun sin poder creerme que iba a casarme con la mujer de mi vida, tan obnubilado estaba que ni me acordaba ya de porque estábamos aquí.
-Felicidades.
-Eres un poco creído ¿no?-dice sonriéndome.
-Lo digo por el trabajo, aunque casarte conmigo sin dudas es para felicitarte-digo haciéndola reír.
-Gracias, aun no lo he asimilado, ninguna de las dos cosas-dice sonriendo.
-Creo que es hora de celebrarlo ¿no?-digo agarrándole de la mano y tirando de ella haciéndola reír y así, felices, es como me imagino el resto de mi vida a su lado.
Entramos a trompicones por la puerta de mi casa sin dejar de besarnos en ningún momento sin poder parar de tocarnos mientras nos desvestimos entre risas y golpes contra todo lo que nos encontramos por medio, pero nos da igual, solo queremos sentirnos el uno al otro, solo queramos unirnos en esta felicidad máxima que sentimos en este momento.
Caminamos hacia la habitación dejando un reguero de la ropa de ambos por el suelo mientras no dejamos de sentirnos en ningún momento. Nos dejamos caer sobre la cama entre risas y sin dejar de tocarnos mientras no dejo de mirarla, de mirar su hermoso cuerpo desnudo, sin dejar de mirar esa sonrisa que hace que mi corazón lata como si quisiera salirse de mi pecho.
Me empuja despacio haciendo que caiga sobre la cama con los pies aun tocando el suelo mientras ella se sienta sobre mi estomago haciéndome notar su humedad. Suspiro mientras agarro con fuerza su cintura haciéndola sonreír.
La levanto despacio con cuidado mientras ella agarra despacio mi erección haciendo que se me corte hasta la respiración. Poco a poco y con ayuda de su mano la penetro despacio haciéndonos a ambos suspirar por todo lo que nos hacía sentir estar unidos por fin.
Nos movemos despacio, pausadamente sin dejar de mirarnos en ningún momento, mientras nuestros cuerpos arden de deseo. Coloco mis manos sobre su cintura mientras Kate empieza a moverse cada vez más y más rápido haciendo que la habitación se llenó de gemidos y suspiros mientras ambos estamos cada vez más y más cerca.
La veo allí moviéndose sobre mi erección con su piel sudada y rojiza por el esfuerzo, con los ojos cerrados, sus uñas clavándose en mi estómago, su pecho turgente moviendo a la par que todo su cuerpo, su pelo echado hacia atrás moviéndose como su fuera un espejismo. Y así con esa visión, con lo que me hacía sentir estar en su interior, me dejo llevar pero no si antes conseguir oír mi nombre caer de sus labios mezclado entre entrecortados gemidos.
Acabamos agotados uno encima del otro, felices y completamente satisfecho. La acaricio suavemente el pelo mientras siento su sonrisa contra mi pecho haciéndome sonreír. Me abrazo a su cuerpo dejando pequeñas caricias en su espalda y dejando un reguero hasta su trasero y volviendo a subir hasta que la escucho suspirar.
-¿Cómo te lo imaginabas?-le pregunto de repente y la siento levantar la cabeza para mirarme mientras apoya sus padres en mi pecho.
-¿Lo que?
-¿Cómo te imaginabas que te lo pidiera?
-Nunca me lo había imaginado-dice con una sonrisa-pero creo que nunca me lo hubiera imaginado así.
-Ya me he disculpado. Solo…no he podido evitarlo-digo con una sonrisa y veo como se acerca para dejar un beso en mi boca.
-En realidad…ha sido tierno, ha sido inusual, ha sido como un accidente-dice riéndose-más o menos como cuando nos conocimos. ¿Te acuerdas?-dice con una sonrisa.
-Nunca lo olvidaré. Ya me había dado por vencido y entonces el destino te puso ahí en todo el medio para que chocaras conmigo.
-Eras tu quien no ibas mirando por donde ibas. Fue tu culpa.
-¿Qué dices?-digo con una sonrisa haciéndole sonreír-fue el mejor accidente de mi vida-digo haciendo que se sonrojara, y no puedo evitar recordar cómo me seguía el rollo nada más conocernos, como no pude conquistarla de primeras con nada de lo que siempre me había funcionado, y esa sonrisa, esa sonrisa fue en lo primero que me fije nada más verla. Esa sonrisa de la que me quede prendado desde el minuto uno y que aun hace que mi corazón salte de emoción.
-Aun no puedo creérmelo. Nunca pensé en tener una relación, ni como esta ni como ninguna. Yo solo pensaba en cumplir mi sueño, en luchar por ello. Cuando apareciste así de la nada, me pareciste un poco engreído y chulo, pero me lo pasaba bien contigo.
-Y era bueno para la vista, no me digas que no competía con los mejores monumentos que vimos, venga dilo-digo haciéndola reír.
-Vale, tampoco estabas mal-dice sonriendo-fue una bendición encontrarte, fuera de la forma que fuera.
-La forma fue lo mejor-digo haciéndola reír.
-Estuvo bien, era como trabajar para tontos pero bueno-dice bromeando y me hago el enojado para poder recibir un beso que me hace de nuevo sonreír-fue genial aunque duro.
-Sí, la verdad es que no ha sido todo un camino de rosas-digo acariciando su espalda-pero lo importante es que todo eso nos ha llevado aquí ¿no?
-Sí, aunque no me hubiera importado borrar algunas partes-dice seria y la entiendo, hemos pasado por momento demasiados duros-pero tienes razón, todo merece la pena por esto-dice sonriéndome mientras se abraza a mi cuerpo y yo beso suavemente su cabeza mientras la aprieto contra mi cuerpo-¿Cómo te lo habías imaginado tú?
-¿Imaginarme?
-Lo de la pedida-dice con una sonrisa mirándome.
-No puedo decírtelo, sino no tendría gracia ¿no?, aún tengo una segunda oportunidad y va a ser alucinante-digo de forma exagerada haciéndola reír.
-No te pases o puede que cambie de opinión.
-Espero que no-digo poniendo una mueca haciéndola reír de nuevo.
-Da igual la forma, lo importante es que lo sientes, que lo quieres de verdad.
-Eso nunca lo dudes Kate-digo mirándola-que quiero pasar el resto de mi vida contigo es de lo que más seguro estoy. Sé que nunca dudaré de eso, sé que es lo que me hará feliz si o sí. Así que nunca dudes de eso ¿sí? Estemos donde estemos, estemos como estemos, si estamos juntos, sé que voy a ser feliz, siempre.
-Creo que por eso me enamoré de ti, por la forma en que dices las cosas-dice emocionada pero con una amplia sonrisa y me acerco para besarla.
-Te quiero Kate.
-Yo también te quiero-dice sonriendo y esas pocas palabras, esas pequeñas palabras hace que me sienta tan lleno, tan feliz que casi me duele.
-Descansa ¿sí? Hoy ha sido sin dudas un día lleno de emociones, pero esto acaba de empezar.
-Ni tienes ni idea, empiezo a cumplir mi sueño y te tengo a ti, ¿Puedo pedir algo más?
-Siempre se puede-digo sonriéndole-pero no me importaría quedarme encerrado en este día de por vida-digo sacándole una sonrisa-descansa-digo besando su cabeza. Se aprieta contra mi cuerpo y así juntos, abrazados y completamente desnudos nos quedamos dormidos con una sonrisa en la cara, hoy empieza una nueva vida para nosotros, una vida juntos.
CONTINUARÁ…
Bueno pues ha aceptado, se van a casar, aunque parece que Rick tiene ganas de pedirlo a lo grande, después de todo le faltaba el anillo ¿no? veremos si no le sale rana sus ocurrencias jaja. Bueno daros las gracias como siempre por seguir y daros las gracias por empezar conmigo una nueva aventura.
Buen fin de semana y nos vemos el lunes, hay que darle un buen final, y espero sin duda que os guste.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 766
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Roma-Tamyalways-Final subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Oct 22, 2017 2:18 am

sigueeee
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 27
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 66

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 22, 2017 10:10 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, gracias por estar ahí siempre, este bien podría ser un buen final, creo que el mejor, pero os quise regalar un capítulo más. Espero que os guste, es un capítulo un pelín más largo de lo normal, y creo que de esos empalagosos que os gustan.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 66
POV KATE
Llevamos ya tres meses viviendo juntos, no hemos pasado ni un solo día separados desde entonces, pero he tenido que hacer un viaje de trabajo, tengo que volver a mi Roma querida y por desgracia él también tenía un viaje de trabajo y no ha podido acompañarme. Quiero quedarme con la parte buena, al menos no vamos a perder mucho tiempo, ambos estaremos dos días fuera y es mejor así que yo irme primero y él después. Pero solo pensar en no verlo durante dos días me esta volviendo loca.
He disfrutado mucho en volver a ver a todos los compañeros, a Francesco también. Me ha alegrado mucho poder volver a trabajar juntos y poder conseguir un acuerdo para poder hacer prestaciones entre los dos museos. Ahora que he acabado con la reunión y después de celebrarlo, salgo con Lanie cansada pero con ganas de disfrutar un poco de esta ciudad que tanto amo.
-¿Damos una vuelta?-digo mirándola y la veo sonreír.
-Te iba a decir lo mismo-dice con una sonrisa y ambas empezamos a caminar sin un rumbo definido solo disfrutando del ambiente, de la oscuridad, de la buena compañía.
Caminamos ambas sin decir nada, escuchando música de fondo mientras allá por donde vayas hay algo que te hace girar la cabeza para ver una maravilla nueva, es una ciudad increíble. Sin dudas a pesar de que el Museo de Nueva York era mi sueño, a pesar de que Rick esta allí, sin dudas si pudiera elegir me encantaría poder vivir en esta ciudad. No puedo evitarlo. Sería increíble poder coger algo de esta ciudad, eso que le hace especial y llevármela a casa conmigo. Pero no puedo hacerlo y la verdad es que no me importaría mantener esta relación entre museos y eso me permita venir de vez en cuando.
-¿Entonces todo bien con tu chico?
-Genial-digo con una sonrisa recordándole de golpe y vuelvo a pensar en lo bueno que sería tenerlo aquí conmigo.
-¿Y la convivencia?
-Pues bien, no te voy a decir que todo es perfecto porque no lo es. Tenemos nuestros problemas, pero creo que más tenía cuando vivía contigo-digo con una sonrisa.
-Muy graciosa, pero no tendrás una compañera de piso más divertida que yo, y nadie te sacara mejor las cosas que yo-dice guiñándome el ojo y yo solo sonrió.
-Te echo de menos.
-Y yo a ti. Pero ahora vendrás más.
-Bueno solo por ahora. Veremos a ver como sigue la relación de los museos.
-Francesco hará lo necesario, algo bueno tenia que tener que este enamorado de ti.
-Lanie…-digo regañándole.
-Lo siento. Vamos-dice tirando de mí y yo la sigo de cerca.
Vamos caminando hasta que estamos cerca de mi zona favorita y tiro de Lanie para que vayamos hacia esa dirección. Cuando estamos llegando agudizo el oído y me sorprende que no se oiga nada, es tarde pero esperaba que hubiera algún turista disfrutando de la fuente a esta hora, para mí la mejor hora para disfrutar de ella.
Cuando salimos a la pequeña callejuela donde se encuentra la mayor maravilla del mundo me quedo embobada de nuevo mirándola. Siempre me sorprenderá, da igual las veces que vea.
-Es preciosa-digo mirándola fijamente.
-Si lo es-dice Lanie y cuando me giro la veo enredar con el móvil.
-¿Qué haces…?-pero no me da tiempo acabar cuando oigo un ruido miro a mi alrededor pero no veo nada.
-Creo que deberías mirar hacia atrás-dice Lanie y la veo alejarse y no entiendo que está pasando.
Me giro despacio con miedo de que pudiera haber algo malo detrás y cuando me giro encontrándome de nuevo con la maravilla de la Fontana veo algo que antes no estaba. Un gran foco estaba iluminando la Fontana y en ella unas letras resaltan con fuerza.
Kate, ¿Quieres casarte conmigo? R
Cuando veo esa imagen sobrepuesta en la mejor imagen del mundo hizo que todo me diera vuelta, no podía creérmelo, no entendía como estaba pasando esto. ¿Cómo lo había echo? ¿Dónde estaba? Eso me hace reaccionar y me giro buscándolo por todos los lados, pero no puedo ver a nadie. Busco de donde viene la luz y veo que sale de la ventana de una de las casas de enfrente. Allí hay varias personas mirando hacia abajo mirando la escena como si de una película se tratara.
Avergonzada aparto la mirada y veo un movimiento por el rabillo del ojo cuando miro hacia ese lado allí esta él con su sonrisa y una rosa en la mano acercándose despacio hacia mí. Quiero matarlo por hacer esto, pero no puedo hacerlo, no cuando lo veo a unos pasos de mí con esa sonrisa suya.
Cuando llega a mi lado lo veo nervioso, como si fuera la primera vez que lo hace. Agarra la flor con torpeza y me la entrega mientras lo veo tomar aire antes de agacharse y colocarse de rodillas delante de mí, con una cajita en la mano, cuando la abre allí está un hermoso anillo con un pequeño diamante dirigido hacia mí.
-Kate…. ¿me haces el hombre más feliz del mundo casándote conmigo?-dice nervioso con una sonrisa y no lo hago esperar.
-Sí, sí quiero-digo emocionada y nerviosa mientras lo veo levantarse y colocarme el anillo no con menos nervios de lo que yo sentía. Nos miramos ambos sonriendo y nos besamos sellando esta promesa de amor mientras a nuestro alrededor oigo aplausos y silbidos haciendo que me muera aún más de la vergüenza.
-¿Te ha gustado?-dice nervioso.
-Te he dicho que si ¿no?-digo sonriendo mientras limpio alguna lagrima de su cara sin duda emocionado por lo que acabábamos de vivir-¿Cómo lo has conseguido?
-Resulta que tengo fans por aquí-dice haciéndome reír.
-¿Y Lanie?
-Solo quería verte feliz y que lo hiciera espectacular, ha sido fácil convencerla.
-Creo que deberíamos irnos-digo al sentir como todo el mundo sigue mirándonos.
-Grazie, grazie mille a tutti-dice en un perfecto italiano mientras salimos de allí corriendo y sin parar de sonreír, sin dudas felices de empezar una nueva parte de nuestra vida, bueno en realidad esto no cambia mucho nuestra relación pero si hace que hayamos vivido otro momento único y eso nos hace felices.
-¿Dónde has aprendido italiano?
-Bueno…tengo una gira por aquí en unos meses, tengo que aprender algo.
-¿En serio?
-Si.
-Vamos a estar mucho tiempo separados.
-Puedes venir conmigo.
-No podré estar tanto tiempo.
-Lo sé, pero vayamos poco a poco ¿sí?-dice siendo positivo.
-Está bien.
-Lo primero es pensar en nuestra boda.
-No tan rápido ¿no?
-¿Por qué tenemos que esperar más?
-Esto no tiene por qué cambiar nada….son solo papeles ¿no?
-Estoy de acuerdo, pero me apetece que todo el mundo sepa que estoy feliz gracias a ti, quiero celebrar con la gente que quiero esta felicidad que siento en este momento-dice sonriendo y no puedo negarle nada.
-Está bien, pero algo sencillo ¿sí? Solo la gente que de verdad sean imprescindibles.
-Por mi perfecto. ¿Dónde quieres casarte?
-¿Dónde?-no entendía la pregunta pensaba que tenía claro hacerlo en casa, en el que es nuestro hogar.
-Pensé que quizás querrías hacerlo aquí.
-¿Aquí?-digo mirando a mi alrededor esas calles que tanto me habían dado y que me habían hecho sentir por primera vez en casa, aunque eso fue antes de que él pareciera, ahora donde él este esa es mi hogar-nunca lo había pensado. Me parece un gran lugar, pero me da igual donde, mientras estemos los dos-digo mirándole con una sonrisa.
-En eso estamos de acuerdo-dice sonriendo.
-Quizás para nuestra familia es mejor hacerlo en Nueva York.
-Bueno…pero esto no es solo por ellos, en realidad nosotros seremos los protagonistas.
-Pero tú mismo lo has dicho, lo bonito es celebrarlo con la gente que queremos.
-Está bien…-dice pensativo.
-¿Qué?-digo con miedo de preguntar.
-¿Y si nos casamos en Nueva York pero…?
-¿Pero?
-Casémonos aquí y ahora.
-¿Qué?
-Nos gusta a ambos el lugar, somos las personas de verdad importante, es el lugar donde nos conocimos, nos enamoramos. Casémonos aquí y ahora.
-Estás loco.
-Sí, loco por ti-dice sonriendo y me parece una locura, una hermosa locura y de nuevo me veo asintiendo a una locura suya.

Aquí estamos los dos solos junto a un concejal de la ciudad dispuesto a casarnos. Creo que es una locura, pero creo que desde que estoy con él me estoy acostumbrando a esto y me gusta, me gusta sacar este lado loco.
Es de noche, apenas hay gente en la calle, y no sé cómo lo ha conseguido, pero solo unas horas después de la pedida aquí estamos de nuevo delante de la Fontana, a solas y con un concejal que estaba dispuesto enseguida para casarnos.
-¿Estas lista?-dice Rick mirándome y yo solo sonrió mientras asiento.
-Nunca me imaginé casarme así.
-¿Así como? Yo te veo preciosa-dice mirándome cómo voy arreglada. Llevaba un vestido blanco veraniego que me llegaba por debajo de la rodilla, no estaba mal para salir pero no creo que fuera lo mejor para una boda.
-Tu tampoco estas mal-digo mirándole y me mira con una sonrisa.
-Si quieres podemos dejarlo-dice serio.
-No, quiero hacerlo-le contesto con una sonrisa.
-Te prometo que voy a regalarte una boda de ensueño-dice sonriéndome mientras me agarra de la mano.
-Ya lo estás haciendo-le contesto mientras le sonrió y entonces es cuando el concejal decide empezar con la ceremonia, y por supuesto fue en su idioma, lo que hizo que todo fuera bastante gracioso porque aunque Rick haya estado estudiando algo de italiano, apenas podía entender nada, otro guiño a nuestra historia amor, otra cosa que hace que esta boda sea perfecta para nosotros.
Llega el momento de decirnos el sí quiero. Creo que sin dudas este momento es el mejor momento de mi vida y es algo que no voy a querer olvidar nunca. Miro a Rick que esta con una sonrisa nerviosa mirándome y yo le aprieto con fuerza la mano.
-Vuoi moglie Kate?-pregunta el concejal y Rick se ríe.
-Supongo que quiere decir que si quiero casarme contigo ¿no?-dice con cara de desconcierto haciéndome reir.
-Si.
-Entonces…-hace una pausa con una sonrisa-si quiero, si quiero casarme contigo. Se voglio sposarti. ¿Se dice así?-dice nervioso y yo sonrió mientras le hago un gesto con la mano para darle a entender que no ha estado tan mal.
-Voui moglie Rick?
-Se voglio-digo mirándole y sonríe mientras me mira con esos ojos azules suyos que brillaban más que nunca.
-Lo ora vi dichiaro marito e moglie. Si può baciare la sposa-dice el concejal y Rick me agarra con fuerza por la cintura mientras sonríe.
-Creo que eso si lo he entendido-dice con una sonrisa mientras se acerca para juntar nuestros labios en un beso tierno que termina dejándome sin respiración. El primer beso como casados, pero el primero de muchos.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues como os dije este podía haber sido un buen final, seguramente mejor que el que tengo preparado, pero quería regalaros otro capítulo más, que se le va a hacer jaja. Bueno gracias a todos por estar ahí, y nos vemos el miércoles para decirle adiós a esta historia.
Os recuerdo que mañana seguimos con la nueva: La pensión.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 766
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Roma-Tamyalways-Final subido

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Oct 23, 2017 6:09 am

Sigeeee añade un epilogo!!
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 27
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 67-Final

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 24, 2017 10:20 pm

Bueno pues llego el final, aunque muchos dejasteis claro que el capítulo del lunes era un buen final, y quizás lo sea, esto tomároslo más como un capítulo extra jaja. Gracias de verdad a todos los que habéis estado ahí desde el principio y los que os habéis ido uniendo después. Ha sido un viaje increíble, que llega a su fin, pero un viaje que me llevo lleno de recuerdos. Pero como bien sabéis, se acaba un viaje, pero siempre se abre otro jaja.
Gracias de verdad y espero que lo disfrutéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 67
POV KATE
Estamos nerviosos. Acabamos de regresar a Nueva York y hemos quedado con nuestra familia en casa de Rick, bueno nuestra casa. Aun me cuesta mucho aceptar como nuestra a pesar de que Rick desde el primer día me dio permiso para darle mi toque, en realidad casi me obligo, quería que me sintiera en casa, pero aun me costaba un poco, supongo que solo necesito estar más tiempo allí.
Estoy nerviosa por como pueda tomárselo nuestros padres, más después de que Lanie casi nos matara después de contárselo, creo que solo nos perdono la vida cuando le dijimos que haríamos otra solo para celebrarlo con la gente que queríamos. Tuve que prometerle un papel importante para la siguiente boda, aunque era fácil, es mi mejor amiga y siempre tendrá un papel importante en cualquier momento importante de mi vida.
Caminamos durante todo el tiempo agarrados de la mano y no puedo evitar mirar nuestras alianzas y una sonrisa tonta se me pone en la cara.
-¿Estas nerviosa?
-Si, después de por todo lo que hemos pasado mis padres y yo…no sé como se lo van tomar.
-Espero que bien. No quiero que esto cree desavenencias. Esto es algo bueno. Somos felices ellos también lo serán. Mi madre estará enfadada por no poder ser la protagonista por un día-dice con una sonrisa y como siempre consigue relajarme y me abrazo a su costado y el me aprieta por la cintura hacia él y así llegamos a casa.
Paso para dentro para recoger mis cosas mientras Rick se encarga de hacer café para todos. Cuando acabo decido tomar una ducha rápida y ponerme algo cómodo. Cuando salgo de la ducha allí esta él con una sonrisa y la toalla en la mano.
-Otra vez se me ha olvidado.
-Para eso estoy yo, para traerte lo que te haga falta-dice envolviendo mi cuerpo con la toalla mientras yo me agarro a su cuello para dejar un beso en sus labios.
-Ojala pudiéramos estar ahora a solas-digo mordiéndome el labio y lo oigo suspirar.
-No vale hacerme esto, por mucho que me gustaría cerrar la puerta de casa y arrancar ese timbre no podemos huir de esto.
-Lo sé-digo poniendo mala cara y me besa suavemente sacándome una sonrisa.
-Si quieres podemos decirle que fue mi culpa, que te emborrache o te drogue, que no estabas en tus cabales-dice sacándome una sonrisa.
-Si la cosa se pone fea lo tendré en cuenta-digo sacándole una sonrisa y él sale para que pueda acabar de prepararme, pero ahora, tras verlo, tras hablarlo con él, me doy cuenta de que me da igual lo que piense la gente, es lo que ambos queríamos hacer, y estoy feliz de que pasara, estoy feliz de ser su mujer y de que él sea mi marido y me alegro de fuera algo nuestro, algo que nunca olvidaremos, si lo aceptan perfecto sino…me da igual, es algo que solo nos incumbe a los dos y por lo tanto solo nosotros podíamos tomar esa decisión.
Salgo del baño con un vestido corto para combatir el calor que hacía fuera y que se había metido dentro de casa. Me abanico un poco con las manos mientras me acerco a él que está sacando las tazas para poder servirlas.
-¿Tienes calor?
-Un poco-digo con una sonrisa y él enseguida se encarga de poner el aire.
-¿Mejor?
-Si-digo acercándome para besarlo justo cuando suena la puerta.
-¿Lista?-pregunta mirándome y yo asiento con una sonrisa mientras lo dejo para que vaya a abrir la puerta.
-Hola cariño, nos hemos encontrado en la puerta-dice la madre de Rick y salgo para poder recibirlos-hola Darling-dice la madre de Rick abrazándome y yo le devuelvo el abrazo antes de pasar a abrazar a mis padres.
-Hola cariño, ¿Qué tal viaje?
-Muy bien-digo con una sonrisa mirando a Rick.
-De eso queríamos hablaros-dice Rick-pero pasad y sentaros. ¿Café?-dice Rick y los tres asienten mirándose los unos a los otros intentando descifrar que pasaba.
-¿Qué pasa? ¿Os volvéis para Europa? ¿Es eso?-pregunta mi madre intentando que no se le notara el nerviosismo que tenía, la verdad es que ahora separarnos sería mal para nuestra relación, entiendo su miedo.
-No es eso-dice Rick entregando las tazas-¿Quieres decírselo tú?-dice mirándome y yo le miro casi con pavor, sin duda no soy yo quien quiero darle la noticia-esta bien-dice tomando aire-Kate y yo…nos hemos casado-dice de repente levantando nuestras manos unidas para enseñar nuestras alianzas y el silencio llena la instancia. No sé qué está pasando ahora mismo por sus cabezas, pero es algo comprensible ¿no?
-Venga decir algo ¿no?-digo ya incapaz de soportar este silencio y entonces veo como se miran los tres y entonces se levantan y salen disparados a abrazarnos sin duda haciendo que ambos por fin podamos respirar.
-No creáis que no soy feliz con la noticia, pero es mi único hijo y me gustaría haber estado en tu boda.
-Lo mismo decimos-dice mi madre.
-Creo que no voy a perdonarte el haberme quitado la oportunidad de llevar a mi hija hacia su futuro-dice mi padre mirando fijamente a Rick pero acaba guiñándome el ojo.
-En realidad, vamos a volver a casarnos con nuestra familia y amigos, pero supongo que el momento y el lugar…nos cegó-dice Rick sonriéndome mientras me agarra de la mano.
-Es algo precioso cariño, me alegro mucho por los dos-dice mi madre volviendo a abrazarme-aunque me alegro de que hayáis decido volver a casaros, porque la verdad es algo que quiero disfrutar.
-Será bonito compartirlo con vosotros-digo mirando a todos y entonces siento como mi marido me acerca hacia el agarrándome de mi cintura y no puedo evitar sonreír con todas mis fuerzas, mi marido, si mi marido.
Charlamos durante un buen tiempo en el que la mayor parte la madre de Rick se la paso despotricando sobre cosas de la boda, yo solo puedo mirar a Rick con cara de pánico pero este parecía estar divirtiéndose mucho. Cuando despedimos a nuestra familia en la puerta de casa enseguida lo siento pegado a mi espalda.
-No quiero a tu madre de organizadora de bodas-digo seria haciéndole reír.
-Tranquila, no había pensado contratarla-dice riéndose mientras me gira para quedar cara a cara-pero creo que vamos a tener que dejarle hacer algo, porque sino no va a perdonármelo en la vida.
-Esta bien, algo que me de igual que sea…
-Exagerado.
-Eso es quedarte bajo pero bueno si-digo haciéndole reír.
-Esto a pesar de que va a ser para celebrarlo con nuestra familia, es algo nuestro Kate, recuérdalo. Además ya hemos tenido nuestra boda especial y esa nada ni nadie ha podido fastidiarla-dice con una sonrisa y haciéndome sonreír a mí también recordando cada momento.
-Fue la mejor decisión que he tomado en mi vida.
-Has visto, tienes que hacer más caso a este marido loco que tienes-dice sacándome una sonrisa.
-Mi marido.
-Mi mujer-dice mirándome con una sonrisa de completa adoración como la que tengo que tener yo ahora mismo.
-¿Esto es real?-digo mirándole fijamente y siento un pellizco en mi brazo que me hace saltar.
-Es real-dice con una sonrisa y empiezo a golpearle de forma amistosa mientras no para de reírse y entonces siento como me agarra con sus fuertes brazos y me levanta del suelo mientras me lleva así por toda la casa-ahora si quiero esa ducha compartida-dice haciéndome reír y dios, no puedo ser más feliz, es imposible serlo.
Me besa con todas sus ganas haciéndome sentir tan deseada como amada mientras no dejamos de tocarnos en todo momento, todo acaba convirtiéndose en un caos total, pero un caos maravilloso.
Acabamos exhaustos, extasiados, aún más enamorados, apoyados contra la pared de la ducha mientras el agua sigue cayendo sobre nosotros, pero sobre todo felices, tan felices que no podemos dejar de sonreír.
-¿Estas bien?-dice de repente serio pensando en que haya podido hacerme daño y yo no puedo evitar reírme.
-Estoy genial-digo mirándole con una sonrisa y el me besa pero esta vez despacio de forma pausada y con todo el amor que tiene dentro.
Nos acabamos de limpiar el uno al otro, con cariño, con suavidad, adorándonos el uno al otro. Nos envolvemos en una toalla cada uno y así desnudos nos tiramos en la cama abrazados y con nuestras manos entrelazadas.
-Nunca antes me había imaginado el día de mi boda, no podía imaginarme que era eso de tener una alianza-dice sonriendo-que se siente al estar casado, pero ahora que estoy casado contigo Kate, solo puedo pensar en que porque no lo hemos hecho antes-dice con una sonrisa y solo puedo mirarlo con toda la adoración del mundo.
-Creo que yo si me lo he llegado a imaginar alguna vez-digo consiguiendo su atención-pero para nada que se parece a esto-digo riéndome.
-Espero que sea para bien.
-Todo contigo es para bien.
-¿A pesar de lo malo?
-Lo malo ya quedo atrás-digo sonriéndole- además ahora estamos casados, para lo bueno y para lo malo.
-Siempre-dice sonriéndome y no puedo evitar emocionarme por la suerte que tengo de tenerlo a mi lado.
-Siempre-repito mientras me acerco y él se acerca fundiéndonos en un beso lleno de amor, promesas, deseo, un beso que nos une para siempre.
THE END
Pues sí, este es el final, ya sé que quizás era mejor final el capítulo de ayer, pero ¿Cómo capítulo extra no está bien? Jaja, solo espero que lo hayáis disfrutado, el capítulo y la historia en sí. Muchas gracias de verdad por compartir esto de nuevo conmigo.
Mil besos y seguimos leyéndonos por aquí, ya sabéis que de momento seguimos con ganas una historia al menos más.
XXOO
Twiiter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 766
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Roma-Tamyalways-Final subido

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Miér Oct 25, 2017 3:58 am

Indiscutible mente maravillosa ..como siempre
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Roma-Tamyalways-Final subido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.