La pensión-Tamyalways

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La pensión-Tamyalways

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 19, 2017 9:34 pm

Buenos días, aquí estamos empezando una nueva historia. Es sin duda la historia que más me está constando escribir. Tengo que dar vueltas para atrás mil veces para no meter la pata y seguramente que algún fallo encontréis porque me está siendo muy complicado de escribir pero por ello creo que me va a satisfacer mucho más. Espero que os guste, aunque quizás haya momentos que…bueno no adelanto nada, paso a paso. Daros las gracias por estar desde siempre y espero que os guste y le deis una oportunidad. No os dejo resumen porque el primer capítulo, creo que es el mejor resumen.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 1
POV RICK
Soy el propietario de una pequeña pensión, una pensión que esta repleta de gente que ha vivido mucho, y sus vidas no han sido para nada fácil.
Tengo 24 años, y os preguntareis como es que soy dueño de una pensión, pues bien, no nací rico ni nada por el estilo. Tuve un golpe de suerte. Soy escritor, bueno era escritor. Solo publique un libro, un libro que se vendió bastante bien y que me dio el dinero suficiente para poder vivir.
Solo fue un año de mi vida, pero me sirvió para darme cuenta de que yo no pertenecía a ese mundo, yo era un niño que había visto a su madre luchar, trabajar con fuerzas para sacarme adelante, no me gustaba la gente de ese mundo y por eso hui, hui sin mirar atrás.
Aquel no era mi mundo, y este, no sé si este lo es, pero cuando miro a mi alrededor no me da asco, no me da rabia, ni miedo, hace que me sienta mejor y eso es lo que me vale.
Cuando cogí todo el dinero de mis ventas, no supe que hacer con él, sentía que en parte era dinero sucio, no me gustaba el mundo en el que se movía, el dinero llama al dinero. El caso, es que termine comprando esta pequeña pensión, este iba a ser un lugar donde empezar, y de repente aquí, me di cuenta que no tenía que ser un lugar solo para empezar yo, que podía ser el principio para gente que no lo tenga fácil en la vida, y así empezó todo.
Acojo a personas que quieren empezar una nueva vida, que no tengan recursos o que huyan de una vida difícil, ese es el caso de Kyra y Rony, de Mongomery, de Kevin y Jenny, o de Allie y Noah. Ellos son mis actuales huéspedes, todos han tenido una vida difícil y luchan cada día para vivir, para seguir adelante.
Allie y Noah llevan casados casi cincuenta años, toda una vida juntos, y su mundo se vino abajo cuando le quitaron su casa después de que echaran a Noah de su trabajo, son los que más llevan viviendo aquí conmigo, desde que abrí esto hace dos años. Apenas tienen dinero para vivir, y sé que para ellos es complicado tener que vivir por caridad, por eso Allie se encarga de que ayudarme con la comida mientras Noah que es un gran manita, ayuda cada vez que tengo algún problema en la casa. Sé que Noah le sienta mal no poder pagarme, pero para mí son ya de la familia y no sería capaz de cobrarles nada.
Luego están Kevin y Jenny, apenas llevan unos meses en la pensión. Es una pareja joven, tienen más o menos mi edad y tienen también una historia increíble. Se enamoraron siendo unos niños, pero el padre de Jenny estaba en contra de la relación, tuvieron que huir para estar juntos. Pero no ha sido fácil. Se han casado y Jenny está embarazada, para unos chicos que tuvieron que irse de casa con las manos vacías es duro. Pero Kevin esta ahora mejor, le conseguí un trabajo en el pueblo y se siente mucho mejor de poder darles una vida un poco mejor a su mujer y su futura hija.
Roy, Roy Mongomery, es un policía retirado. Cuando tuvo que jubilarse fue como si le dieran una puñalada mortal. Tuvo problemas con el alcohol y acabo en la calle. Pero lo peor que lleva fue perder a su familia, a su mujer y a su hija. Ahora intenta ser fuerte y estar bien para poder recuperarlas. Ese es su sueño y con él se levanta cada mañana.
Por último, están Kyra y Rony. Kyra es una mujer luchadora, que hace todo lo que hace en esta vida para sacar a su hijo Rony adelante. Kyra también tiene su vida complicada. Huyo de su casa cansada del maltrato de su marido. Fue complicado para ella hacerlo y fue complicado hacerle entender que no todos los hombres somos así. Es una gran mujer, una mujer con todas las palabras y por supuesto yo supe fijarme en ello. Ahora llevamos ya cinco meses juntos. A ella aun le cuesta porque cree que es muy mayor para mí, ni si quiera nos llevamos diez años, aunque es verdad que está cerca, también está el tema del niño no quiero meterme ese escollo, pero Rony es un encanto de niño y para nada será un escollo en nuestra relación. Por momento parece que lo entiende, pero siempre tiene ese miedo, esas dudas que por momentos nos separan pero para mí no son motivos para echarme atrás y pienso luchar si o sí.
Aquí estoy solo, todos han salido a sus trabajos o a comprar para poder comer mientras yo me he quedado al cargo de la pensión y de cuidar del pequeño Rony que corre por la parcela jugando con su pelota feliz y ajeno a todo el dolor que hay o mejor ha habido a su alrededor. No puedo imaginarme lo complicado que ha tenido que ser para Kyra pero para él, para él también lo ha tenido que ser, pero el verlo ahora así tan relajado y feliz me hace sentir bien, lleno de energía.
Aparto la mirada del niño durante unos segundos al ver movimiento en la entrada. Cuando enfoco la mirada veo a una chica dando en la puerta de la pensión con una pequeña mochila colgada a su espalda.
-Rony.
-¿Si?
-No te muevas a de ahí ¿sí?
-Vale-dice con una sonrisa y me levanto para atenderla.
-Hola-digo en forma de saludo y la chica me mira con una sonrisa.
-Hola, buscaba un lugar donde quedarme.
-Claro… ¿Por cuánto tiempo vas a quedarte?
-No lo sé, pero poco tiempo. Me han dicho que aquí podría quedarme, no tengo mucho dinero pero estoy buscando trabajo y….
-No te preocupes por eso. Será mejor que hablemos dentro, pero si me disculpas un momento, prefiero tenerlo controlado-digo señalando a Rony.
-Podemos hablar fuera, la verdad es que me siento mejor al aire libre.
-Claro, vamos-digo con una sonrisa invitándola a seguirme.
Nos acercamos a donde esta Rony y cuando llego a la mesa que está en el jardín aparto las sillas y la limpio un poco antes de ofrecerle asiento. Cuando se sienta, miro a Rony que sigue a lo suyo y no puedo evitar sonreír al verlo.
-Rony ten cuidado.
-Si-dice sin mirarme corriendo aun detrás de la pelota.
-¿Es un huésped?
-Sí, pero ya sabrás que aquí no hay huéspedes, somos una familia-digo con una sonrisa.
-Me quedaré poco tiempo, no creo que llegue a averiguarlo-dice sacando una carpeta-he dejado unos curriculum por el pueblo, no tardaré en conseguir trabajo pero tengo algo para…
-No está bien. Cuando consigas trabajo. Confió en tu buena voluntad-digo con una sonrisa y la veo dudar hasta terminar aceptando con la cabeza-solo tenemos algunas reglas. Tendrás tu libertad, esto no es una cárcel, pero la hora de las comidas es la misma para todos. Si no vas a comer en la pensión nos gustaría que nos avisaras. Por lo demás, no hay más reglas salvo que bueno los derechos ya sabemos que acaban donde empiezan el del otro.
-Entiendo. No habrá ningún problema.
-Bien por lo demás, si quieres puedo enseñarte la habitación. Ahora no hay ningún inquilino más pero cuando lleguen puedo presentártelos o a la hora de comer como veas-digo al ver que no pone buena cara.
-Bueno yo…en la comida-dice con una sonrisa y se levanta dejándome con ganas de saber que era lo que le pasaba, pero mi lema, el lema de la pensión está claro, no hay que empujar a nadie a que te cuente su vida, poco a poco y si pasa el tiempo necesario acabara abriéndose a esta familia rara pero bienvenida que tenemos aquí montada, así que a pesar de que me muero por saber que hay detrás de esta chica cortante, poco habladora y con ganas de huir de cualquier sitio al que llega, sé que debo esperar a que se sienta preparada para contarlo, si en algún momento lo está.
Así que me levanto para llevarla a su habitación, pero antes me encargo de que Rony se acerque y me acompañe, no quiero dejarlo solo. La llevo hacia la única habitación que queda libre, justo al otro lado de la casa, justo al lado de mi habitación la que en muchas ocasiones últimamente dormía acompañado de Kyra.
-Esta es tu habitación, no es gran cosa pero…es lo que hay. El baño es compartido. Hay tres baños en la casa y este de aquí-digo saliendo y abriendo la puerta de al lado-ahora mismo la comparto yo con el peque, pero a partir de ahora también será tu baño.
-Es baño chicos-dice Rony mirándome.
-Ahora no peque-digo colocando con cuidado mi mano sobre su cabeza-tenemos que ser más limpio, habrá una chica mirándonos-digo sacándole una sonrisa a ambos y eso me relaja-bueno, te dejamos a sola para que puedas acomodarte. Vamos Rony-digo saliendo pero cuando no oigo sus pasitos detrás de mí me giro para ver donde está.
-Soy Rony-dice ofreciéndole su manita y me doy cuenta de que ni si quiera nos hemos presentado, ni si quiera sé su nombre.
-Kate, yo soy Kate-dice apretándole la mano con una sonrisa y haciéndome sonreír.
-Lo siento, soy Rick-digo con una sonrisa y la veo asentir con la cabeza-ya te dejamos, vamos campeón-digo y enseguida el peque sale corriendo poniéndose al día conmigo mientras bajamos las escaleras para ver si llega el resto de la familia.
CONTINUARÁ…
Bueno pues aquí tenemos el inicio. Ya conocemos a todos los personajes que van a participar en la historia, bueno hay alguno más y aún nos queda conocer la historia de Kate, esa misteriosa chica nueva jaja. Bueno espero que os haya entrado algo de intriga para querer quedaros. Mañana más y empezaremos a interactuar con el resto de la casa. Todos tendrán un papel importante, pero todos giraran entorno a nuestra parejita feliz, vosotros tranquilos que habrá Caskett, mucho Caskett jaja.
Hasta mañana
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Oct 20, 2017 3:39 am

Bueno y de nuevo yo , y ahora con una nueva historia .. Que increíble.. Gracias
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Oct 20, 2017 3:47 am

Y estaba muy preocupada .. No me gusta para nada la intromisión de kyra en esta historia..pero bueno sera esperar el próximo capítulo..
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 20, 2017 9:41 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo de la historia, daros las gracias por empezar este nuevo viaje conmigo, un viaje lleno de sentimientos, de aventuras, de amor, pasión, ternura, miedos…bueno ya os he avisado que tendré de todo. Solo que tenéis que ser pacientes y comprensivos en algunos omentos, y sino no lo sois no pasa nada, hacérmelo saber igualmente jaja. Gracias de verdad por estar siempre ahí, espero que disfruten de este viaje conmigo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2
POV RICK
Estoy rellenando los pocos datos que tengo de la nueva inquilina para hacer el contrato, aunque esto era algo familiar siempre tenía que tener todo en regla, ya había tenido problemas con algún inquilino porque como bien dice mi madre soy demasiado confiado con todo el mundo, ahora por la seguridad del resto de inquilinos siempre cojo los datos necesarios y hago un contrato para así estar mejor cubiertos todos.
Rony esta ahora sentado en el suelo jugando con otros juguetes y no puedo evitar apartar la mirada de los papeles para mirarlo, no puedo creerme lo que he conseguido quererlo en tan poco tiempo, no entiendo como un padre no puede…dejo ese pensamiento a un lado cuando oigo un coche llegar, ya están llegando.
-Vamos Rony, a ver si viene mama-digo levantándome y enseguida se levanta corriendo para salir fuera a recibir a su madre.
Allie, Noah y Jenny vienen en el coche después de hacer la compra de todo lo que vamos a necesitar mientras que en el otro coche viene Kyra tras acabar su jornada de trabajo. Me quedo allí en la puerta mientras veo como Rony saluda con un beso y un abrazo a todos y cada uno recordándome que de verdad éramos como una familia.
Cuando llega Allie y Jenny a donde me encuentro me dan un beso antes de pasar para dentro mientras yo bajo para poder ayudar a Noah con las bolsas de la compra.
-Noah déjalo, ahora lo llevo yo.
-Gracias chico-dice dándome un toque en el hombro con una sonrisa mientras va hacia la casa pero antes de llegar se gira para llevarse a Rony-chico vamos, tengo una cosa para ti-dice y enseguida Rony sale corriendo hacia él mientras yo espero a Kyra al lado del otro coche con una sonrisa mientras se acerca con una sonrisa a mí.
-Bueno días-dice agarrándose a mi cintura y yo hago lo mismo con una sonrisa mientras la beso en los labios-¿Todo bien por aquí? me ha dicho Rony que tenemos visita.
-Sí, una chica. No es muy abierta así que…no sé mucho de ella. Pero creo que con ellos será imposible no abrirse-digo señalando a todos reunidos en el porche alrededor de Rony.
-Si quieres puedo hablar yo con ella-dice ofreciéndose.
-Creo que ahora mismo prefiere estar sola créeme. Pero ya sabe cuál es la hora de la comida, creo que allí podremos hablar mejor con ella. Pero vamos a dejar eso ahora, ¿Qué tal tu día?
-Bien, algo cansada pero por lo demás.
-¿Por qué no vas a darte un buen baño? Hay tiempo antes de comer además aun no ha llegado Montgomery ni Kevin. No tardaran mucho pero te dará tiempo-digo antes de darle un beso y casi empujarla para dentro.
-Está bien, gracias-dice con una sonrisa mientras va para dentro de la pensión y yo cojo las bolsas de la compra para poder llevarlas dentro.
Un rato después de llegar la primera oleada y mientras estoy ayudando a Allie a hacer la comida llega Montgomery tras su larga caminata para despejar la mente y enseguida se sienta con Noah para charlar como si se conocieran de toda la vida. Un poco después llega Kevin tras su larga jornada de trabajo y lo primero que hace es acercarse a su mujer y tras darle el beso que tanto tiempo lleva esperando se acerca y acaricia a su bebe que está ahí ya casi esperando para salir.
-Hola a todos-dice con una sonrisa pero sin dudas cansado-me doy una ducha rápida y comemos ¿ok?
-Claro a esto aún le queda-digo con una sonrisa porque sé que necesita esa ducha y aunque estoy está casi listo puede esperar a que él tenga un tiempo de relax.
Preparamos la mesa entre Kyra y yo mientras Allie ultima la comida. Cuando estamos todos listos y están todos sentados en la mesa se dan cuenta de que he colocado un plato más, lo que hace que me dé cuenta de que no he anunciado que tenemos otro inquilino en la casa.
-Oh, tenemos un nuevo miembro en la familia-digo con una sonrisa-solo os pido que tengáis paciencia y le deis un poco de espacio ¿sí?
-Está bien-dicen todos a la vez con una sonrisa, aunque sé que no va a salir como yo quiero.
-Bien, si me dejáis voy a ir a buscarla, debe de haberse entretenido y no se ha dado cuenta de la hora que es.
Subo por las escaleras en busca de su habitación, tengo miedo de que puedo encontrarme y de cómo entrarle, ese es otro problema mío, me gusta caer bien a la gente, me preocupa, tanto que hace que mi inicio con la gente no sea el mejor, gracias a que al final siempre llegan a conocer el encanto que tengo.
Doy en la puerta y espero a que abra pero no lo hace. Pienso en abrir preocupado de que haya podido pasarle algo, pero sé que no debo hacerlo, eso es su parte de la casa privada y no puedo hacerlo, no si no hay claro peligro. Vuelvo a golpear la puerta mientras la llamo por su nombre y espero varios segundos pero vuelve a no haber respuesta. ¿Ha podido salir sin que ninguno nos diéramos cuenta?
-Perdona, ¿Me buscabas?-dice a mi espalda haciendo que me sobresalte, tanto que hasta doy un pequeño gritito mientras me giro para intentar mantener la compostura pero sin duda lo ha escuchado y ahora está intentando ocultar una sonrisa.
-Lo siento yo…venia para avisarte que la comida esta lista.
-Claro, cojo unas cosas y bajo-dice señalando la puerta y yo me aparto para que pueda pasar por el estrecho pasillo.
Suelto el aire que me doy cuenta que había estado reteniendo y bajo con una sonrisa por el surrealista encuentro. Cuando lo hago, todos están ya sentados en la mesa hablando como siempre todos a la vez pero a nadie le molesta, todos están felices de llegar a casa y contar como les ha ido el día, y yo soy feliz de tener esta gran familia que no es mía de sangre, pero es como si lo fuera, aunque eso me recuerda que tengo que llamar a mi madre, últimamente la tengo algo abandonada y no lo merece.
-Hola chicos.
-No viene-pregunta Allie enseguida preocupándose por todos incluso por los que no conoce.
-Ahora baja-digo sentándome al lado de Kyra y Rony dedicándole una sonrisa mientras coloco mi mano por debajo de la mesa en la rodilla de la mujer que admiro y quiero.
Enseguida vuelven todos a hablar unos con otros hasta que ella aparece entrando por la puerta y todos se callan mientras la miran intentando descifrarla, pero si aquí el experto en ello que soy yo no lo he conseguido no creo que nadie lo consiga.
-Hola-dice de forma tímida al ver como todos la miraban de arriba abajo.
-Chica pasa y siéntate-dice Allie levantándose y ofreciéndole la silla vacía que estaba colocada estratégicamente a su lado. Ella se sienta a su lado con una sonrisa mientras Allie nos echa una mirada a todos para que nos comportemos, ella iba a llevar la conversación-Yo soy Allie, pero puedes llamarme Abu, todos los hacen-dice con una sonrisa-él es mi marido Noah, el Roy, Kevin, Gina, Kyra y a ellos ya los conoces el peque Rony y el jefe Rick-dice sonriéndome.
-Yo soy Kate.
-Hola Kate-dicen todos como si fueran un coro.
-Somos todos una familia, quiero que te sientas así, cualquier cosa que necesites, cualquier cosa aquí estamos todos-dice como una madre haciendo que sonría y yo también sonrió porque creo que empieza a sentirse algo más tranquila.
-Es guapa-escucho una voz bajita en mi oído y cuando me giro hacia allí esta Kyra mirándome con una sonrisa-olvidaste decir eso.
-Yo…no me fije-digo bajando la mirada hacia mi comida.
-Si claro-dice con una sonrisa.
-No es algo en lo que me fije, prefiero fijarme en otra mujer hermosa-digo sonriéndole y ahora es ella la que baja la mirada y sé que esta otra vez con sus tonterías de complejos y dudas-hey…
-Todo bien-dice con una sonrisa para dejar el tema, un tema que ha empezado ella y que no tiene ni pies ni cabezas.
-Bien, todos a comer, no dejemos que la comida se enfrié-digo para que todos coman y la dejen un poco respirar antes de que empiecen a interrogarla, había tiempo para conocerla no hacía falta acorralarla el primer día.
Terminamos de comer y todos se levanta para tomar el café en la salita mientras Allie y yo nos disponemos como siempre a recoger todo pero Kate me sorprende pidiéndose voluntaria y animo a Allie para que vaya a sentarse con los otros mientras yo me quedo limpiando con la chica nueva.
-¿Todo bien? Espero que no te hayas sentido incomoda, sé que es complicado llegar nueva a algún sitio y más a un grupo tan unido como estamos nosotros, pero son buena gente, te darás cuenta enseguida y si te quedas el tiempo suficiente para conocerlos te darás cuenta por ti misma.
-YA lo he notado, aunque de verdad, no creo que este mucho tiempo por aquí, tengo una objetivo y en cuento haya podido ahorrar algo de dinero me iré a por él.
-Está bien tener un objetivo-le digo con una sonrisa-¿Dónde has echado los curriculum?
-En la cafetería que hay al entrar y en un par de pub del centro-dice mientras se limpia las manos tras acabar de recoger todo y me quedo pensando en lo que acaba de decirme. No creo que sea lo mejor para una chica como ella estar en esos pub trabajando, y me decido a ayudarle a elegir el mejor sitio.
-Conozco a la dueña de la cafetería, puedo hablar con ella para ver si puede cogerte.
-Yo…gracias, estaría bien empezar cuanto antes así podré pagarte y empezaré a ahorrar.
-Está bien lo haré. Pero no te preocupes por pagar, sin prisas, no vas a irte ¿no?-digo con una sonrisa y me devuelve la sonrisa.
-Voy a irme a descansar un poco.
-Claro-digo mientras la miro irse y entonces siento una mano en mi hombro cuando me giro allí esta Kyra mirándome con una sonrisa y le sonrió mientras la aprieto contra mi cuerpo.
-Siento lo de antes-dice mientras se abraza a mí y yo solo asiento, aunque cada vez me molesta más que esto suceda, siento que cada vez que duda, cada vez que intenta alejarme con sus miedos, lo hace poco a poco y sin apenas darnos cuenta. Solo espero que confié en mi de una vez, que se dé cuenta de que la quiero y quiero estar con ella, que no tengo ninguna duda, porque sino…esto estarás cada vez más cerca de un fin que no quiero que llegue.
CONTINUARÁ…
Bueno pues han llegado las presentaciones, y también hemos visto un poco como es la relación de Kyra y Rick, veremos a ver cómo sigue. Rick va a ayudar a Kate con su trabajo, quizás eso les una, quizás consiga que poco a poco se vaya abriendo para poder ayudarla.
Gracias por seguir ahí, para darle el espacio que quiero darle a la historia de Vacaciones en Roma, para que tenga un final por y para ella, el próximo capítulo será el martes, no van a coincidir en día hasta el final. Así tendréis capítulos casi todos los días la semana que viene jaja.
Buen fin de semana XOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por tamyalways el Lun Oct 23, 2017 9:01 pm

Buenos días, seguimos con un nuevo capítulo de esta nueva historia, espero que os esté gustando, aunque ya sabéis que los principios quizás son más lentos de lo que os gustaría. Pero un pelín de paciencia, dejad que Kate se abra un poco y entonces…puede que empecéis a disfrutarlo. Gracias por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 3
POV RICK
Aquí estamos todos reunidos como siempre, unos jugando a las cartas, otras dando consejos a la futura madre y yo mientras tanto con el pequeño de la casa ayudándole a acabar un dibujo para su madre.
Allie está cosiendo el primer vestido para el futuro bebe con todo su amor, un niño que no le va a faltar familia. Yo no puedo dejar de mirar a Kyra que habla con Jenny sobre el embarazo sin darse cuenta de que yo no puedo dejar de mirarla, pero cuando aparto la mirada veo que no soy el único embobado, Kevin que está jugando a las cartas con Noah y Montgomery pero tampoco puede dejar de mirar embobado a su mujer.
-Hola chica, pasa, siéntate conmigo-escucho a Allie y cuando giro la mirada allí esta Kate de pie mirándonos a todos y sin saber muy bien donde ponerse pero hace caso de nuevo a Allie y se acerca a ella seguida por la mirada de todos que enseguida disimulan y hacen como si estuvieran ocupados con sus cosas.
-Hola-dice tímida-¿Qué haces?
-El primer vestido para el futuro bebe de la casa-dice sonriéndole y me alegra ver como Allie como con todos a ella también consigue relajarle.
-Es muy bonito.
-Gracias, tengo un don para esto-dice con una sonrisa-¿Y tú? Tienes que tener algo que se te dé bien.
-No lo sé-dice con timidez.
-Mira no sé qué te ha traído aquí pero eres joven eso se ve a simple vista. ¿Qué edad tienes?
-22 recién cumplidos-dice tranquila.
-Pues el que estés aquí sola y tan joven me dices que eres una chica valiente y con las cosas claras.
-Bueno no sé si soy valiente pero sí que tengo las cosas claras.
-Sabes estoy feliz de este país porque a pesar de todo lo malo, ahí jóvenes en esta ciudad que quieren tirar con fuerza del mundo, que luchan para seguir adelante y hacen cosas grandes. Ese chico de allí-dice señalando a Kevin- tiene poco más que tú y desde que conoció a su mujer supo perfectamente lo que quería. Ahora está casado con la mujer de su vida a pesar de todos los impedimentos que ha tenido en el camino y ahora trabaja duro para poder darle lo mejor a su mujer a su futuro bebe. Esa otra joven-dice señalando a Kyra.
-Gracias por el cumplido pero ya no soy tan joven-dice Kyra con una sonrisa.
-No digas tonterías-dice haciendo un gesto con la mano para que se calle-esa joven también ha tenido muchos obstáculos en su vida, pero es una mujer fuerte y que ha hecho todo lo posible para darle a su hijo todo lo que podía, todo lo mejor. Solo hay que ver a su hijo para darte cuenta de la gran madre y gran mujer que es-dice con una sonrisa-y luego este este otro joven-dice señalándome.
-Joven y guapo-digo sacándole una sonrisa a todos.
-Eso joven y guapo. Pues bien fíjate si es grande para su edad que se dedica a ayudar a todos estos jóvenes y no tan jóvenes a poder tener una vida digna-dice haciendo que trague saliva-aunque él no lo crea, este chico ha salvado muchas vidas, entre ella la de todos los que estamos aquí-dice agarrándome de la mano y siento que voy a romperme y antes de hacerlo delante de todos salgo fuera para poder mantener la compostura.
POV KATE
Todos se quedan mirando cómo sale por la puerta y siento un nudos en el estómago, sin duda lo quieren y lo tienen en un altar, ¿será tan bueno como dicen? No sé qué me pasa, pero decido que quiero ir a hablar con él, supongo que necesito saber si lo que dicen es verdad y si lo es, por qué.
-Voy a ir a ver…-dice Kyra pero antes de arrepentirme le paro.
-No…¿puedo ir yo?-pregunto mirándola y veo como mira a todos antes de aceptar con un gesto y yo me levanto antes de que pueda echarme atrás y sin saber muy bien para que voy ni que voy a decir.
Antes de salir por la puerta tomo aire y lo suelto despacio intentando estar tranquila, no sé porque me he metido en este lio cuando yo venía para huir no para meterme de lleno en algo de lo que sé que al final también voy a querer huir.
Salgo de la casa y lo encuentro sentado en el porche donde nos sentamos cuando llegue para hablar del acuerdo de quedarme aquí. Cuando salgo veo que enseguida hace un movimiento con la mano sobre su cara, sin dudas está limpiándose las lágrimas.
-Estoy bien Kyra-dice girándose intentando poner una sonrisa pero cuando ve que se ha equivocado y soy yo enseguida esa sonrisa desaparece.
-¿Puedo?-digo señalando el espacio libre al lado de él y él acepta echándose un poco más para un lado dejando aún más espacio libre para mí.
-¿Te han mandado a ti?-dice con una sonrisa en broma.
-En realidad me he presentado voluntaria-digo sonriéndole a él yo también-¿Puedo hacerte una pregunta?
-Supongo.
-Si te vas a sentir mal o algo yo…
-No, dispara.
-¿Por qué compraste esto? No creo que te dé ni para pagar gastos.
-Bueno…no todo en esta vida es dinero-dice con una sonrisa sarcástica y lo veo tomar aire mientras piensa en que contarme-hubo una época en mi vida en la que tuve todo lo quería en la vida, bueno al menos lo que pudiera comprarse. Estaba rodeado de gente con dinero, estaba en un mundo en el que el dinero era lo primero y lo último. Todo giraba alrededor del dinero. Fue la peor época de mi vida, me daba asco estar allí-dice soltando una risita sarcástica-no hacía nada malo, trabaje para ganarme ese dinero, pero me di cuenta de que eso no me hacía feliz, sentía que ese mundo me daba arcadas. Decidí cambiar por completo, así que lo deje todo y me decidí por usar ese dinero para algo bueno, para ayudar, así me sentía algo mejor, pero no lo consigo del todo.
-Creo que puedes estarlo. Todos los que están ahí dentro están felices por ti.
-Lo sé, pero siento que me aprovecho de ellos.
-¿Qué?-digo sorprendida.
-Ellos me hacen más bien a mí que yo a ellos. Son mi familia. Tengo a mi madre que la quiero con locura, pero ellos son una familia que me he encontrado de la nada. Me hace sentir bien y me hacen ser mejor persona.
-Creo que eres buena persona, aunque es verdad que es bueno rodearse de buena gente.
-¿Puedo hacerte yo ahora una pregunta?
-Puedes hacerla, ya verá si te contesto o no-digo mirándolo y lo veo aceptar con la cabeza.
-¿Por qué aquí? sé que tienes un objetivo y por lo que sé necesitas ahorrar para llegar a ello, pero vienes de la ciudad y allí cobraras el doble de lo que puedas cobrar aquí.
-¿Cómo sabes de dónde vengo?-digo extrañada.
-Creo que podría reconocer a una neoyorkina en cualquier lugar-dice con una sonrisa-yo también soy de allí.
-La verdad…-digo parando intentando explicarle sin decirle todo o evitando lo que no quería que supiera-yo también huía de mi vida allí, de la vida que tenía ahora. Creo que necesitaba alejarme, madurar, conseguir esos ahorros, para poder volver y hacer la vida que quiero.
-Entonces quieres volver.
-Claro, es mi ciudad, mi hogar, es donde quiero estar.
-¿Entonces por qué huir? Lo siento, no tenía que haber hecho esa pregunta.
-No pasa nada, pero son problemas personales.
-Está bien, mientras no seas buscada por la policía-dice sonriendo-bueno si lo estas siendo tampoco me importa-dice haciéndome sonreír.
-Puedo asegurarte que con eso no os daré problemas.
-¿Pero con otras cosas si?-dice sonriendo.
-No puedo prometer nada-digo sacado una sonrisa de su cara y eso me hace sonreír, al menos ya no se siente mal, creo que tengo un problema con ver a la gente mal.
-Sé que solo estas de paso y que no quieres quedarte mucho tiempo, pero espero que pasees tiempo aquí, creo que eso puede ayudarte, creo que a todos nos ha ayudado.
-Pase el tiempo que pase me ayudara-digo con una sonrisa-hablando de ahorros y eso… ¿Has hablado ya con tu amiga del restaurante?
-Prefería ir allí a verla. ¿Quieres acompañarme? Así te conocerá y podrá hacerse una idea.
-Claro-digo levantándome-voy a por mis cosas.
-Ok-dice con una sonrisa levantándose también y cuando voy a entrar dentro casi me chocó contra Kyra.
-¿Interrumpo?
-No, yo ya me iba. Voy…-digo mirando a Rick y él asiente mientras yo entro dentro dejándolos solos, sin dudas entre estos dos hay más que una simple convivencia de amigos, y prefiero alejarme de eso antes de meterme en algún lio, el tiempo que este aquí quiero cero problemas.
CONTINUARÁ…
Bueno, bueno, parece que Kate no quiere relacionarse mucho para no comprometerse, pero parece que con Rick le es complicado ¿no?, para quien no lo sería jaja. Bueno pues poco a poco van acercándose, poco a poco se irán abriendo, y quizás eso le traiga problemas a Rick con Kyra, pero no nos adelantemos, el viernes nuevo capítulo y allí veremos si Kate tiene nuevo trabajo o no, aunque Rick es muy bueno para convencer a la gente jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 26, 2017 10:03 pm

Buenos días, aquí estamos un nuevo día, ilusionada tras el fin de vacaciones en Roma, que me ha dejado súper feliz por todos vuestros bonitos mensajes. Ahora empezamos este nuevo camino, que espero que os llegue a gustar.
Mil gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 4
POV RICK
Veo como Kate entra dentro mientras Kyra no puede evitar mirarla hasta que desaparece de su vista, no quiero volver a tener problemas y soy yo quien se acerca para abrazarla sacándole una tímida sonrisa.
-Parece que todo ha ido bien, ¿Estas bien?
-Si, soy un tonto simplemente eso-digo con una sonrisa.
-No quiero que estés mal.
-Era por algo bueno, nada de lo que preocuparse.
-Ya pero no me gusta verte así-dice mirándome seria y me acerco para besarla, en cuanto nos separamos mira hacia atrás para ver si alguien nos ha visto.
-¿Aun quieres mantenerlo en secreto?
-Creo que así será más fácil, sobre todo para Rony.
-Sabes que aceptaré lo que quieras, pero no sé porque será malo que estemos juntos, yo no le veo nada malo.
-Si sale todo mal el que más lo notara, al que más le afectara será a él. Después de por todo lo que ha pasado, necesito protegerlo del dolor.
-No puedes protegerlo de todo.
-Pero de lo que pueda así lo haré.
-Lo respeto. Pero nunca le haría daño a Rony ni a ti.
-Lo sé…pero puede que no funcione y…
-Y no tiene porque cambiar nada-digo mirándole pero veo que aparta la mirada y quiero preguntarle porque pero no me deja hacerlo.
-¿A dónde vas con ella?-dice cambiando el tema y aunque quiero volver a la conversación anterior lo dejo, porque sé que al final vamos a acabar discutiendo y no es lo que quiero.
-Voy a llevarla al restaurante que esta en la entrada del pueblo para ver si puede darle trabajo-digo con una sonrisa.
-¿Tú crees que puede darle trabajo a todo el mundo?
-No, pero si al menos a quien yo le mande-digo con una sonrisa-¿Te importa tenerla como compañera?
-No, no tengo ningún problema-dice con una pequeña sonrisa aunque noto algo raro en esa sonrisa y una vez más lo dejo pasar.
-Entonces, voy a ir a prepararme. Estaremos aquí para la hora de la cena. ¿Te importa ayudar a Allie?
-Claro que no, vete tranquilo.
-Gracias-digo dándole un beso antes de irme para dentro de la casa para poder arreglarme e ir a la pequeña cafetería que menos mal que tenia bastante clientes si no creo que solo con la gente que yo le mando estaría ya arruinada.
Cuando estoy listo bajo de nuevo las escaleras y entro en la salita donde todos siguen como si nada, entre ellas Kate que ha tenido que acabar antes que yo y esta sentada junto a Allie de nuevo intentando dar algún punto al que será el primer patuco del pequeño o pequeña.
-Hola-digo llamando la atención de todos.
-Oh, ¿Nos vamos?-dice Kate pasándole las cosas a Allie.
-Suerte chica-dice Allie con una sonrisa.
-Gracias-le contesta Kate antes de salir por la puerta con ganas.
-Nos vemos para la hora de cenar-digo despidiéndome y lo último que hago es mirar a Kyra que evita mi mirada, o al menos eso creo. Vuelvo a dejarlo pasar una vez más y salgo de casa para llevar a Kate al que será su nuevo trabajo.
Llegamos a la pequeña cafetería y saludo a todos los que salen, llevo ya bastante tiempo aquí para conocer bien a la gente y eso me gusta, no es igual que la frialdad de la ciudad.
Entro dentro de la cafetería seguido de cerca de Kate y decido hacerle una broma para ver como reacciona. Entro como si todo aquello fuera mío y me acerco hacia la barra donde esta la dueña y como si nada…
-Oye aquí traigo una chica dale trabajo ¿sí?-digo como si nada sentándome en el taburete y miro a Kate por el rabillo del ojo.
-Perdona yo…solo quería saber si podía darme trabajo-dice avergonzada sin dudas por mi comportamiento.
-Venga siéntate, el trabajo es tuyo no puede negarme nada.
-¿Por qué no puede…?-dice mirándonos y entonces ella coloca su mano en mi cuello acariciándome y veo que pone cara sin duda de sorpresa y entonces ambos no podemos dejar de reírnos sin parar-¿Qué?-dice sorprendida.
-Kate ella es la gran Martha Rodgers, es mi madre-digo sin parar de reír y veo como por su cara va pasando todos los estados de ánimos posible hasta sentirse algo avergonzada.
-Chica siéntate y no te preocupes, lo hace con todas las que me trae-dice mi madre sonriendo y aunque la veo nerviosa se acerca y se sienta a mi lado.
-Entonces puedes darle trabajo ¿no?-digo poniéndole morritos y veo como se hace la dura `pero sé que no puede negarme nada.
-Ves-dice mirando a Kate-no puedo negar nada a este cazurro-dice sonriendo y veo como Kate se relaja un poco-Kate ¿no?
-Si.
-Tengo que ponerte el turno de tarde porque ya tengo completo el de la mañana pero…
-¿No puedes ponerla por la mañana? Así puede estar con Kyra, al menos a alguien que conozca.
-No pasa nada, yo con tener trabajo me da igual el horario y las horas que hagan falta dar-dice Kate.
-Aquí tenemos un horario definido y bueno hay momentos más ajetreados que otros pero no tendrás problemas. Es mi guapa-dice mirándome y le miro con odio, es la única que sabe que estoy con Kyra y no está del todo de acuerdo con la relación, no es por le edad en sí, cree que Kyra ha tenido una vida distinta a la mía y que yo necesito otra cosa distinta a ella, pero yo sé lo que quiero y necesito-bueno pues mañana empiezas, te daré el uniforme aunque la verdad no es una maravilla-dice bromeando y sacando una sonrisa de Kate-pero ahora, ya te vale que vengas solo para traerme a gente para trabajar, ¿Eso es lo que quieres a tu madre?-dice regañándome y sé que debería haberla mínimo llamado y más cuando se vino aquí solo para estar cerca de mí.
-Lo siento, prometo venir más a verte ¿sí?
-Más te vale-dice sonriéndome-Os quedáis a cenar ¿no?
-No podemos, hemos quedado para cenar en la casa.
-Bueno puedes quedarte tú, yo puedo avisarles-dice Kate ofreciéndose.
-No, que dices. Os quedáis lo dos-cuando voy a protestar levanta la mano haciéndome callar.
-Está bien, voy a hacer una llamada-dice dándome por vencido y haciendo que una sonrisa aparezca en su cara.
Nos sentamos Kate y yo en la mesa mientras mi madre está dentro de la cocina ocupándose de que la comida esté lista para nosotros.
-¿Ahora entiendes porque quiero a todos como mi familia? Tengo una madre loca-digo bajito para que solo ella me oyera y la veo reírse.
-A mí me cae bien.
-Claro es tu jefa-digo resoplando y haciéndola reír. Me sorprende verla así de tranquila y relajada más aun después de nuestro primer encuentro en el que sentí que iba a ser muy complicado que se abriera con el grupo.
-Os parecéis mucho.
-¿Qué dices?-digo pensando en que físicamente apenas nos parecemos solo tengo sus ojos.
-Digo en cuanto a la mentalidad, ambos os gusta hacer reír a los demás, sois positivos y os gusta a ayudar a los demás-dice con una sonrisa mirándome y no puedo evitar sonreír a pesar de que siento como me sonrojo por sus palabras.
-Aquí estoy, verás como no has probado mejor comida en tu vida-dice mi madre apareciendo de la nada.
-Sí, pero porque no lo prepara ella-digo a la vez que recibo una colleja por parte de mi madre.
-Cállate y come-dice sentándose entre los dos mientras Kate sonríe ante nuestra relación.
Comemos mientras mantenemos una charla amena en la que yo soy el protagonista, bueno más bien mi infancia. Por momentos, me siento avergonzado pero la ve riendo y relajada como nunca y me da igual, quiero que se abra un poco y quizás esto le esté ayudando a hacerlo.
-¿Y tú de pequeña? ¿Qué te gustaba hacer?
-Bueno…era muy deportista y sigo siéndolo, también me gustaba leer.
-Am pues mi hijo…
-Madre dejemos de hablar de mí y que Kate hable un poco de ella ¿Si?-digo interrumpiéndole porque no quiero que hable de aquella época y ella lo entiende enseguida.
-Está bien. ¿Cómo una chica tan guapa y joven está sola?
-Quizás…porque sea lo que necesite ahora.
-No es buena la soledad, para un ratito puede pero no para mucho más.
-Si…tienes razón pero hay momentos en la vida en el que necesitas alejarte de todo.
-Lo entiendo.
-No significa que huya simplemente necesito un respiro.
-Te entiendo-dice mirándome porque sabe que yo también lo necesite cuando me vine aquí.
-Bueno madre, sintiéndolo mucho creo que deberíamos irnos ya.
-Bueno está bien-acepta mi madre mientras yo empiezo a sacar el dinero para pagar-ni se te ocurra sacar nada de esa cartera o te juro que te lo tragas-dice seria haciendo reír a Kate-¿No puedo invitar a mi hijo a comer?
-Está bien, pero esta semana quedamos y seré yo quien invite a mi madre a comer-digo dándole un beso para despedirme.
-Un placer Martha.
-Igualmente, nos vemos mañana.
-Claro. Aquí estaré-dice saliendo por la puerta y cuando voy a seguirla siento como mi madre me agarra del brazo parándome.
-¿Si?-digo esperando a que soltara lo que sea que le estuviera pasándole por la cabeza.
-Me gusta, cuídala-dice sonriéndome y voy a protestar pero me doy cuenta de que da igual lo que le diga ella va a seguir aún más con ello así que la dejo allí de pie y salgo detrás de Kate para poder volver a casa.
Llegamos poco después y ya está bastante oscuro. Las luces de dentro están casi todas apagadas menos la de la habitación de Kyra que seguramente este esperando a que llegue. Entro dentro de la casa seguido por Kate y cuando voy a ir hacia su habitación siento como alguien me detiene.
-Rick.
-¿Si?
-Gracias-dice con una sonrisa y yo le sonrió antes de asentir y subir hacia la habitación feliz de que todo haya ido bien.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues con ganas de saber que os ha parecido, recuerdo que esto recién está empezando, aunque va a ser distinta…todo a su tiempo llega. Gracias y gracias.
Mañana nuevo capítulo, os estaré esperando.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Oct 27, 2017 12:29 am

Bueno vamos a ver como sigue.. Y que oculta kate. Pero ya vanos viendo los celos de kyra , esperó que el inició del caskett no tarde mucho..
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 5

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 27, 2017 10:25 pm

Buenos días, contenta de ver que seguís ahí. Bueno pues con esa felicidad voy a seguir con todas mis fuerzas escribiendo para daros lo que queréis como siempre, jaja. Gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 5
POV KATE
Me despierto al escuchar el sonido del motor de un coche. Cuando miro el móvil para ver la hora que es me doy cuenta de que ya son las ocho y media, hacia mucho tiempo que no dormía tanto y tan bien, no desde que pasó lo que paso. Cierro los ojos intentando quitármelo de la cabeza por un rato, nunca voy a olvidarlo, no puedo hacerlo porque eso me ayudara a mi objetivo, pero ahora, ahora no puedo hacer nada así que será mejor dejarlo a un lado, aunque sea mientras pueda hacerlo.
Me levanto y voy directa al baño donde me aseo un poco antes de volver a la habitación para poder vestirme, pero por el camino tropiezo con un pequeño bulto, un bulto que se mueve.
-Lo siento-dice enseñándome sus dientitos y no puedo evitar sonreírle al verlo ahí, demasiado mono para no hacerlo.
-No pasa nada, pero ten cuidado a ver si te vas a caer-digo colocando mi mano sobre su cabeza.
-Que me despeinas-dice poniendo morritos haciéndome reír, era demasiado mono hasta enfadado.
-En eso somos iguales, no nos gusta que nos despeinen aunque si me lo toca despacio puede que…-pero entonces se da cuenta de lo que esta diciendo y se calla sacándome una sonrisa que intento ocultar.
-Voy a vestirme-digo sin poder ocultar la sonrisa dejando a los dos allí en el pasillo mientras voy a arreglarme sin saber que hacer durante la mañana antes de ir a trabajar.
Cuando estoy arreglada bajo y solo me encuentro a Rick con el pequeño en la cocina. En cuanto me ve me pasa una taza de café.
-Gracias-digo con una sonrisa-creo que me he perdido la hora del desayuno.
-No pasa nada, tampoco soy tan estricto-dice con una sonrisa-tostadas, beicon, tortitas. ¿Qué quieres?
-No con el café estoy bien.
-Nada de eso-dice serio sin dudas quitándome cualquier opción.
-Está bien, con tostadas habrá bastante.
-Bien, me pongo a ello.
Mientras él se pone a hacerme el desayuno la mirada se me va al niño que juega con un pequeño coche de policías, la sonrisa que tengo de repente desaparece y malos recuerdos me golpean fuertemente.
-¿Estas bien?-dice Rick sacándome de mis pensamientos.
-Si-digo mintiéndole aunque por su mirada no he conseguido convencerlo, pero por suerte lo deja.
-Aquí tienes-dice colocándome un buen plato con tostadas delante.
-Gracias.
-Voy a dejarte comer tranquila mientras voy a vestir al pequeño, si lo consigo claro-dice haciendo gestos de desesperación y sacándome una sonrisa. Lo veo acercarse al pequeño que sigue jugando y lo coge en brazos haciéndole pedorretas en la barriga haciéndole reír y así con la risa de fondo desaparece de mi vista dejándome completamente sola.
Cuando acabo de desayunar y de recoger todo decido salir a dar una vuelta alrededor de la parcela de la casa. Es un lugar bonito, tranquilo y lleno de buena energía, entiendo que escogiera este lugar para montarlo. Me siento en el césped del gran patio trasero y allí me quedo haciendo mis ejercicios de relajación cuando siento como vibra mi móvil en el bolsillo. Cuando lo saco y veo el nombre de mi padre en la pantalla decido ignorar la llamada y lo dejo al lado sobre el césped mientras intento volver a mis ejercicios pero entonces vuelve a sonar con insistencia haciendo que pierda la paciencia mientras descuelgo el teléfono.
-¿Si?
-Cariño…yo…-escucho de nuevo su voz, otra vez su voz sin estar limpia de esa puta mierda y no puedo más volviendo a perder la paciencia.
-Te he dicho que no vuelvas a llamarme más, no mientras sea esa tu manera de superar esto-digo gritándole al teléfono y antes de que pueda decir algo más cuelgo y tiro el teléfono contra el suelo sin dudas haciendo que casi se rompa.
-Lo siento-dice de repente a mi espalda y cuando me giro allí esta Rick de pie-creo que no es buen momento-dice girándose para irse y darme esa privacidad necesaria, pero sé que si me quedo sola le daré vueltas y acabare de nueva destrozada y no es lo que quiero.
-No, ¿Te quedas?-digo casi suplicando y lo veo frenarse y entonces girarse y sentarse a mi lado sin decir nada-¿Dónde está el peque?
-Ha llegado Montgomery y está contándole alguna de esa historia suyas, contra la vida de un capitán de policía creo que no tengo ninguna opción-dice con una sonrisa y yo me quedo pensativa ante esas palabras.
-¿Era policía?
-Sí, ¿Te parece interesante?
-Bueno…creo que a todo el mundo le parece interesante, aunque no he tenido la mejor experiencia con ellos.
-No me digas que eres una chica mala-dice con una sonrisa y a pesar de que no tengo ganas consigue sacarme una sonrisa.
-No, no es por eso. ME gustaría hacerle algunas preguntas…
-¿Tú también me vas a abandonar por un poli? ¿Por qué son más interesante que un simple casero?-dice con una sonrisa.
-Bueno puedo quedarme y luego…
-No está bien. Puede que me venga bien estar un rato solo. ¿Cómo eran esos ejercicios que estabas haciendo? Quizás me vengan bien.
-¿Me estabas espiando?-digo con una sonrisa.
-Yo…no claro que no. Solo quería asegurarme de que estabas bien-dice con una sonrisa.
-Pues si ya me has visto seguro que sabrás hacerlo, sino la práctica ayuda mucho-digo levantándome para ir a buscar a Montgomery que seguro puede ayudarme con estas dudas que tengo.
Camino hacia el interior de la casa y encuentro al hombre charlando con el niño que no deja de mirarlo con la boca abierta mientras le cuenta la parte rosa de su trabajo, pero yo necesito que me cuente otro parte, una parte no apta para los niños.
-Hola.
-Hola-dice mirándome y siento que puede leerme tanto que hace que aparte la mirada.
-Rony, Rick te está buscando, está en el patio de atrás.
-Voy-dice bajando despacio del sofá dejándonos solos.
-Suéltalo-dice de repente sorprendiéndome y yo asiento mientras me acerco sentándome en el sillón de al lado.
-Yo…acabo de enterarme de que usted era policía.
-Si lo era.
-Me gustaría hacerle unas preguntas.
-Claro, tú dirás.
-Vera yo…me gustaría saber cuál cree que es la parte buena de su trabajo-digo por no empezar por la parte que sé que me va a doler.
-¿Eres periodista o algo?-dice mirándome.
-No, lo siento. La verdad es que estoy pensando entrar en la Academia.
-¿Estas segura? Este trabajo no es un juego, tu vida estará siempre en peligro y no solo la tuya sino la de tu compañero. La vida de tu compañero dependerá de la tuya.
-Lo sé, solo quiero saber cómo se siente cuando no consigues cerrar un caso.
-Bueno…no todos se lo toman igual.
-Solo espero que no todos sean unos desarmados que les de igual no resolver sus casos.
-Has tenido una mala experiencia, eso te pasa, pero quiero que sepas algo, ser policía no es un juego, no es algo que quieras ser y ya está. Tiene que estar en tus genes, tienes que desearlo, tienes que vivirlo. Tu vida estará para ello, para tu trabajo, para ayudar a los demás. No puedes meterte en ello por una mala experiencia o por rabia.
-Tengo claro que quiero serlo. Da igual el motivo.
-No todos los motivos son buenos, tienes que tener claro que hay momentos del trabajo en el que tu vida estará en peligro, vida o muerte. Cuando estas cegado por la rabia tu vida estará mucho más en peligro, la tuya y la de mucha gente.
-Solo quería resolver algunas dudas pero ya veo que tú no puedes ayudarme.
-No quieres que te ayude, es distinto. Si no quisiera ayudarte te diría lo que quieres oír. No pienso decirte eso-dice levantándose dejándome allí sola y con la palabra en la boca, estaba llena de rabia y dolor más que antes de la maldita conversación, ojala no hubiera intentando hablar con él, parece que sí, todos son iguales, pero yo no pienso ser asi, yo voy a ser una buena policía, yo voy a luchar porque cada caso quede cerrado me cueste lo que me cueste.
Cojo mis cosas y salgo de la casa necesito alejarme un poco, entre la llamada de mi padre y esta conversación estoy a punto de explotar y esto no me ayuda, tengo claro lo que quiero y nada ni nadie va a impedirme llegar hacia donde voy. Mi objetivo siempre está en mi cabeza y con él me voy a levantar cada día hasta conseguirlo, voy a hacerte justicia me cueste lo que me cueste, aunque mi vida esté en peligro, aunque sea mi vida lo que pierda por el camino.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues ya sabemos más de Kate, ya sé que no es sorprendente, he mantenido esa parte de la Kate Beckett original, quizás la fortaleza, ese dolor que le hace seguir hacia delante, esa lucha por la justicia incansable, esa algo que respeto tanto y admiro, que no he querido cambiarlo.
Espero que os haya gustado y poco a poco de verdad estos van a ir evolucionando, aunque los sentimientos vayan algo más lentos.
Que paséis un buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 6

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 29, 2017 9:48 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Daros las gracias como siempre por seguir ahí, empezamos semana nueva.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 6
POV RICK
Llega la hora de comer y mientras todos están ya dando vueltas alrededor de la mesa Kate no ha vuelto, no desde que hablo con Montgomery y por lo que me ha dicho tiene que estar por ahí molesta y quiero ayudarla pero no sé como.
-Hey, ¿Estás bien? Estas ausente.
-Si solo…no pasa nada déjalo-digo sonriéndole mientras le agarro de la mano pero ella enseguida se separa mirando a nuestro alrededor lo que hace que me cabree aún más-voy a salir un rato fuera-digo saliendo para no discutir porque estaba empezando a sentir que allí la niña era ella y no yo.
Justo cuando salgo por la puerta me encuentro a Kate fumándose un cigarro justo en la puerta de fuera, sin dudas decidiendo entrar o no. No sé si es porque me ha oído o porque nota mi presencia, el caso es que mira hacia donde me encuentro y nuestras miradas se encuentran, quizás ninguno de los dos estamos para una conversación, quizás ahora mismo no seamos la mejor compañía para nadie.
Pero para sorpresa mía la veo tirar el cigarro y acercarse hacia donde me encuentro. Me siento en el suelo esperando a que llegue y haga lo mismo. Cuando lo hace se mantiene en silencio durante unos segundos y eso hace que no pueda más y rompa el silencio.
-No creo que ahora sea una buena compañía.
-Ya somos dos.
-Si me cuentas que te pasa te cuento lo que me ha pasado.
-Tu primero-dice sorprendiéndome ya que pensaba que iba a negarse.
-Está bien, he discutido con alguien que me importa, creo que no confía en mí y creo que no sé si puedo soportarlo por más tiempo.
-Kyra-dice sorprendiéndome y la miro para ver si lo dice en serio o solo intenta pescar algo-¿De verdad piensas que nadie se da cuenta? Llevo aquí unas horas y ya me he dado cuenta.
-Puf-digo resoplando-ella no quiere que lo contemos, no entiendo por qué.
-Miedo…todos tenemos miedo.
-Supongo, pero creo que me estoy cansando de demostrarle que quiero estar con ella, que no tiene que tener dudas, ya no sé qué puedo hacer más.
-Dale tiempo, si con el tiempo no se da cuenta pues…a lo mejor no estáis echo el uno para el otro.
-Yo quiero creer que si-digo tragando saliva porque me da miedo perderla, me da miedo acabar lo que tenemos y sobre todo lo que puede conllevar eso-bien ahora te toca a ti.
-Bueno ya sabrás que he hablado con Montgomery. Quiero ser policía-dice de repente tras una pausa y casi me caigo para atrás.
-¿En serio?
-Si. Le he pedido consejo, pero no me ha dicho lo que esperaba, en realidad ha criticado cuales son mis intenciones, mis motivos para ellos.
-Bueno él se ha jugado la vida mucho, supongo que será algo entre policías ¿no?
-Sí, pero no me tiene que juzgar sin conocerme. Yo lo tengo claro, y sé que me juego la vida en ello, pero lo tengo muy claro, sin dudas y voy a luchar y trabajar mucho para ello.
-Pues si lo tienes claro solo tienes que hacerlo-digo con una sonrisa y la veo mirarme como con sorpresa.
-Eres la primera persona que me apoya en esto.
-Bueno si estas tan segura es una tontería no hacerlo ¿no?-digo en tono de broma para aliviar un poco el estado de los dos.
-Tienes razón, ¿Crees que nos habrán esperado para comer?
-La verdad es que no tengo mucha hambre.
-Ni yo, pero tengo que coger algo de fuerza, algunos tenemos que trabajar en un rato-dice con una sonrisa y asiento mientras me levanto ofreciéndole la mano para ayudarla y entonces los dos entramos dentro para poder comer con el resto a pesar de que puede que hace solo unos minutos no éramos la mejor compañía, quizás aún no lo seamos, pero al menos hemos conseguido desahogarnos el uno con el otro y eso ayuda.
Cuando entramos dentro ya están todos sentados en la mesa cojo dos platos y los coloco en la mesa sentándome en la silla más alejada de Kyra, ahora no estoy de humor para hablar con ella. Como en silencio mientras todos hablan de cómo les ha ido el día. Cuando acabo y mientras todos siguen con la conversación yo me pongo a limpiar los platos para alejarme de todos, pero no lo consigo porque enseguida escucho unos pasos detrás de mí y sé que es ella, ya no puedo huir más.
-Siento lo de antes.
-No lo sientes-digo más duro lo que me gustaría.
-No…es verdad, no entiendo porque te enfadas por algo que ya sabes cómo va.
-¿Qué por qué me enfado porque quieras mantenerme escondido? ¿Qué por qué me enfado porque no confías en mí? Es verdad soy un idiota por no entenderlo.
-Rick baja la voz-dice mirando a todos los lados y en su mirada veo miedo de verdad y me doy cuenta de que me he pasado, soy un idiota.
-Lo siento-digo secándome las manos y acercándome a ella-de verdad lo siento-digo colocando mi mano sobre su cara con cuidado, no quiero que tenga miedo, dios no me lo perdonaría en la vida.
-Sé que esto tiene más que ver conmigo que contigo pero no puedo…ya sabias como era esto cuando empezamos, no podía prometerte nada. Te quiero Rick, de verdad que te quiero, pero necesito ir despacio, necesito conocerte de verdad antes de…
-¿Sabes? Nunca llegas a conocer a alguien del todo.
-Tienes razón-dice cabeceando sin dudas recordando los peores momentos de su vida y me siento mal por ello- sé que eres distinto, sé que me quieres, sé que vas a cuidarme como nadie, pero…no sé si es justo para ti.
-¿Para mí?
-Sí, mereces vivir, ser feliz, disfrutar de la juventud que tienes ahora, te mereces estar con alguien que esté en un momento de su vida parecido al tuyo, a mi…a mí me jodieron la vida y yo no quiero jodértela a ti.
-Déjame que decida yo si quiero o no estar contigo, déjame decidir a mi si esto es bueno para mí o no. Te quiero, quiero estar contigo y cuando estamos bien no puedo ser más feliz.
-El problema es que no siempre estamos bien.
-Porque siempre estas a la defensiva. Relájate e intenta disfrutar un poco de esto. Te prometo que si te dejas llevar un poco al menos, todo irá mejor. Nos merecemos al menos intentarlo ¿no?
-Solo no quiero hacerte daño y tampoco a Rony.
-Yo solo quiero que seáis felices-digo con una pequeña sonrisa y la veo sonreír.
-¿Entonces?
-Vamos despacio e intentemos disfrutar de lo bueno de esto ¿sí?
-Por mi está bien-dice con una sonrisa y me acerco para besarla.
-Había pensado ir a acompañar a Kate en su primer día, pero si…-iba a decirle que no iba a ir para que no volviera a empeorar las cosas pero entonces me interrumpe.
-Puedes ir, no tienes que no hacerlo por mí. De verdad, estoy bien-dice con una sonrisa y quiero soñar con que es así, que de verdad quiere cambiar, que no va a dejar que sus miedos nos perjudiquen.
-Está bien, pero solo iré un rato. Una hora y así aprovecharé para ver a mi madre. Dos pájaros de un tiro-digo sonriéndole-podrías venirte conmigo-digo agarrándole de la cintura atrayéndola hacia mí y me sorprende que no mire hacia los lados.
-No, creo que ya tengo bastante con trabajar allí-dice con una sonrisa-además ya sabes que tu madre…
-Me da igual lo que opine mi madre.
-Lo sé, pero vas a estar con ella y no quiero que estés de mal. Como tú mismo has dicho pasas poco tiempo con ella y no quiero fastidiártelo.
-No lo fastidiaras, pero está bien. Había pensado llenar mañana la piscina para Rony.
-Di más bien para ti-dice sonriéndome y sacándome una sonrisa, esta era la mujer de la que me había enamorado.
-Bueno ambas cosas no son contradictorias-digo sonriendo-¿nos vemos luego?
-Claro, estaré aquí esperándote-dice con una pequeña sonrisa que beso antes de salir para ir a buscar a Kate, quería estar ahí apoyándole en su primer día, y de paso como bien le había dicho a Kyra pasar tiempo con mi madre, últimamente entre cuidar de Rony tras acabar el colegio y algunos arreglos de la casa apenas había podido ir a verla, y no lo merecía, no cuando ella fue mi mayor apoyo en el mal momento que pase, y cuando ella fue mi impulso, la persona que estuvo ahí a mi lado cuando me metí en esta locura, sin pensarlo, no cuando dejo la ciudad solo por estar a mi lado. Mi madre, mi mayor apoyo, la persona que sin duda más quiero en esta vida y la persona a la que más le debo, y sin duda es hora de que vaya demostrándoselo aunque sea un poco.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues hasta aquí el capítulo, lento pero seguro jaja. Poco a poco irán evolucionando todos los personajes y entonces las cosas cambiarán y se pondrán más serias, pero ante todo, todos forman una gran familia y ante todo, la personalidad de cada uno, está muy marcada, veremos a ver cuándo se les saque de su zona de confort, como lo afrontan y como les cambia eso. Bueno estoy hablando de cosas que aún no han pasado dejadme con mis locuras. Solo de nuevo gracias y hasta el miércoles.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo7

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 31, 2017 10:13 pm

Buenos días, aquí estamos un día más. Daros las gracias por estar ahí desde el minuto uno, me gusta que os guste.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 7
POV KATE
Estoy lista para irme a mi primer día de trabajo, y no puedo evitar recordar unas palabras de mi madre, “hagas lo que hagas siempre hazlo con la cabeza en alto”, y así pienso hacerlo, todo lo que haga será para que ella se sienta orgullosa de mi, todo por y para ella, para que pueda ir con la cabeza en alto y ella se sienta orgullosa de su hija. Me limpio las lágrimas ante de salir de la habitación.
Bajo las escaleras y no me encuentro a nadie por el camino, supongo que están todos descansando. No puedo despedirme de nadie así que salgo por la puerta para poder ir hacia la cafetería tranquilamente andando. Voy saliendo por la verja de fuera cuando escucho una voz.
-¿Qué haces ahí escondido?-digo al ver salir a Rick de detrás de un árbol.
-Hace calor, este es el árbol que da más sombra de todos los del jardín-dice encogiéndose de hombros.
-Bueno si no quieres nada importante me voy, no quiero llegar tarde el primer día.
-Te llevo.
-No prefiero ir andando.
-Pues te acompaño-sigue insistiendo.
-No sé si…
-Bueno si no quieres…-dice haciendo un amago para irse pero entonces siento que le debo algo y acabo aceptando.
-Está bien, puedes venir.
-Genial-dice con una sonrisa acelerando el paso para ir a mi lado-¿Estas nerviosa?
-No hasta que has aparecido.
-¿Te pongo nerviosa?-dice con una sonrisa y no puedo evitar sonreír, es sin duda un crio, no entiendo cómo puede estar con una mujer como Kyra, o quizás…da igual, es algo que no me importa.
-Pareces que estas más sonriente que antes.
-Bueno…quiero creer que la vida es felicidad. No quiero vivir amargado el resto de mi vida. Además me gusta confiar en que la gente cambia.
-Yo también creo que la gente cambia, pero para peor-digo recordando como deje a mi padre hace apenas una semana y tiro hacia delante acelerando el paso porque siento que empiezo a desmoronarme y no quiero que lo vea, enseguida recupera el espacio perdido.
-¿De verdad piensas eso?
-No puedo creer que seas tan optimista. Dices que has visto el mal, ¿y eres optimista? Hay más mal en este mundo que bondad, tenlo claro-digo enojada, no con él si no con el mundo entero y sé que no debo pagarlo con él pero no he podido evitarlo. Cruzo la calle dejándolo allí y me meto dentro de la cafetería dispuesta para empezar a trabajar, para poder acabar con esto cuanto antes para poder hacer lo que he venido a hacer.
POV RICK
Espero varios minutos para entrar, para nada me esperaba ese pronto que ha sacado, sin dudas esconde algo, algo que aun no sé y que me llama mucho la atención pero sé que no puedo forzarla a contarme algo. Quiero ayudarla, quiero hacerlo de verdad, pero ahora mismo no sé como hacerlo. ¿Por qué me rodeo de mujeres que me vuelven completamente loco? Que digo, las locas son ellas.
Entro dentro de la cafetería y mi madre está hablando con Kate diciéndole sin dudas lo que tiene o no que hacer. Yo me siento en mi mesa favorita mientras veo de reojo a Kate hablando con mi madre, muy concentrada en las palabras que de su boca estaban saliendo.
-Aquí tienes-dice una voz conocida colocándome mi café de siempre y una sonrisa aparece en mi cara.
-Hola Lanie.
-¿Hola Lanie? ¿Cuánto tiempo llevas sin pasarte a verme?-dice colocando los brazos en jarras haciéndome sonreír.
-Ayer vine y no te vi por aquí.
-¿En serio decides venir por aquí mi día libre? Macho lo estas arreglando-dice haciéndome reír.
-Lo siento, no lo sabía, pero a partir de ahora prometo venir a verte más.
-Eso espero-dice ya con una sonrisa.
Lanie, Lanie era una chica más o menos de mi edad, una chica no, una mujer que se busca la vida como todos aquí. Es una buena mujer, me llevo muy bien con ella supongo que me gusta su humor y que siempre es directa, puede servirme de ayuda para saber algo más de Kate.
-¿Ya conoces a la chica nueva?-digo como si nada cogiendo mi café pero siento su mirada intentando descifrarme.
-¿Qué pasa aquí? y no me digas que nada.
-Es nueva en la pensión, la he traído aquí, solo quiero que le vaya bien a ella y a mi madre por supuesto.
-Bien, solo conozco su nombre. Cuando conozca algo más de ella podré hablar. Solo lleva cinco minutos.
-Claro-digo asintiendo, es verdad yo la conozco de hace dos días y aunque sé más de ella de lo que pensé en un principio apenas me ha contado nada de su vida.
-Pero lo que sí puedo decirte es que es mi guapa-dice sonriéndome-anda dime que no te has fijado.
-¿Por qué todos pensáis que solo nos fijamos en eso? Ahora mismo no me fijo en nadie.
-Ya, todos tenemos ojos Rick-dice con una sonrisa-te dejo que tengo que seguir con mi trabajo.
-Bien-digo al mismo tiempo que veo como Kate también va a atender su primera mesa dejando a mi madre libre. Le hago un gesto con la mano para llamar su atención y se dirige hacia mi mesa con una porción de tarta de chocolate, sabe que no puedo resistirme a ello.
-Toma cariño, aún tengo que alimentarte.
-Mama no puedo meterme eso entre pecho y espalda ahora-digo alejando el plato aunque en realidad estaba babeando.
-No digas tonterías-dice volviendo a empujarlo hacia mí-nunca antes has estado tan bien.
-Y si quiero seguir así no debo…bueno por un día no pasa nada-digo acercándomela del todo y atacándola con ganas-dios esto tiene que ser un pecado-digo saboreándola.
-Me alegro que te siga gustando y que hayas venido.
-Quería saber como iba su primer día, después de todo es mi responsabilidad.
-Creo que puedes estar tranquilo, no sé cómo se le dará el trabajo y si tardara algo en pillarlo, pero ganas no le falta, no tienes que tener ninguna preocupación, es una trabajadora nata.
-No quiero perjudicarte y…
-Y quieres ayudarla. Te conozco hijo, admiro esa necesidad tuya de ayudar al resto del mundo. Pero a veces, tienes que pensar más en ti, a veces piensas tanto en la gente, a veces te dejas llevar tanto por esa necesidad de ayudar que te olvidas de ti.
-No sé a qué te refieres.
-Kyra…
-No empieces ¿vale?
-Cariño, solo quiero lo mejor para ti. Sé que la quieres, sé que es una gran mujer, pero también sé que no es para ti y lo que es más importante temo que estés con ella por esa necesidad que tienes de protegerla, y de ayudarla.
-No madre, la quiero, no quiero ni si quiera que insinúes algo así.
-Espero equivocarme, de verdad, espero que estés enamorado de ella y ella de ti y que seáis felices, de verdad, lo único que me importa es tu felicidad. Solo yo lo miro desde el punto de vista de una madre, déjame será eso-dice quitándole importancia pero sabe que siempre aunque intente que no sea así, siempre me tomo muy en serio cada consejo que me da, y ahora me está haciendo darle vueltas a algo tontamente, claro que quiero a Kyra, por eso estoy con ella, por eso lucho para que todo salga bien.
-Creo que voy a irme. ¿Me avisarás si algo va mal?
-No tengo porque hacerlo. Esta es mi cafetería y lo que pase aquí no tiene que afectarte a ti.
-Madre ya sabes a que me refiero.
-Lo sé, don preocupon. Relájate un poco ¿sí?
-Lo intentaré. Nos vemos mañana.
-¿En serio?-dice con una sonrisa.
-Ya se lo he prometido a Lanie y por salvar mi vida creo que haré lo que haga falta-digo haciendo que ambos riamos.
Me despido de Lanie, volviendo a hacer esa promesa de volver mañana y antes de salir vuelvo a echar una última mirada a Kate, solo espero que este bien, me he quedado con mal sabor de boca después de nuestra conversación de antes y solo pienso en poder arreglarlo, pero de momento lo mejor será dejarla trabajar mientras yo vuelvo a casa.
Cuando llego de nuevo a la pensión todos están en el patio charlando amigablemente mientras el pequeño juega con su pelota. No puedo evitar quedarme mirándolos, es mi familia, una familia que no cambiaría por ninguna otra.
Entonces la pelota sale disparada hacia mí y el pequeño me ve y sale corriendo. Lo cojo en brazos y le doy un fuerte abrazo y un beso antes de soltarlo en el suelo y correr detrás de él jugando mientras todos ríen al vernos como dos niños. Miro a Kyra y veo una sonrisa en su cara, y sé que todo va a ir bien.
CONTINUARÁ…
Bueno pues primer día de Kate del trabajo, primera mini discusión entre ambos, que por supuesto tendrán que arreglar, y por último, hemos descubierto algo de Rick que seguramente ya intuíais, tiene un don especial, se preocupa por el prójimo más que por él mismo, le gusta o mejor dicho tiene una necesidad interior de ayudar a la gente. Creo que es algo bonito, complicado de tener, pero como bien dice Martha, es algo que puede hacer que te olvides un poco de tu felicidad por mantener la del resto. Quedaros que ello porque será importante durante el desarrollo de la historia.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje por tamyalways el Vie Nov 03, 2017 10:02 am

Buenas noches, siento la tardanza pero esta mañana me olvide y luego me ha sido imposible subir hasta ahora, pero lo prometido es deuda así que aquí os dejo con el capítulo. Mañana también tendréis otro, pero quizás suba un pelín más tarde, pero subiré.
Hace mucho tiempo que no estoy escribiendo una historia a la vez que la publico, últimamente siempre la tenía acabada ya o estaba dándole el final. Llevo muchos capítulos escritos pero creo que aún le queda bastante a la historia así que quizás, aun no lo tengo muy claro, pero quizás tenga que empezar a subir tres capítulos semanales en vez de cuatro, pero de momento seguimos igual.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 8
POV KATE
Estoy casi acabando mi primer día, y aunque al principio no me hacia con las cosas, al final todo ha ido muy bien. La madre de Rick es todo un encanto y me ha ayudado mucho, y luego esta Lanie, mi compañera que ha hecho que la tarde haya sido muy amena y también ha conseguido que el mal humor haya desaparecido casi por completo.
-Bueno pues ya solo queda Jimmy-dice Martha tras llevarle ella misma el café al último cliente del día-Id a cambiaros ya, Jimmy no tarda mucho y en cuanto se vaya ya me iré yo.
-No Martha, nos vamos todas juntas-dice Lanie.
-Está bien, pero id a cambiaros la ropa para no perder más tiempo, venga vamos-dice al ver que no nos movemos.
Nos dirigimos a la parte de atrás de la cafetería y nos cambiamos de ropa, quitándome el uniforme para volver a ponerme mi ropa. Lanie no deja de mirarme.
-Lo siento-dice al ver que no me siento bien con su mirada-no veo nada mal en ti, quiero decir…soy mala para explicarme. Rick ayuda a gente con problemas, con vidas difíciles. No veo que tú seas de esas, o al menos no lo aparentas.
-Bueno todos tenemos algo malo en nuestras vidas pero seguimos viviendo ¿no? Pues yo no voy a ser menos.
-No entiendo cómo has dejado la ciudad para venirte a este pueblo perdido, yo estoy deseando salir de aquí.
-Bueno solo es por un tiempo, en cuanto pueda volveré a Nueva York, si algún día te decides a ir por la ciudad, estas invitada a pasar por mi casa.
-Te tomo la palabra-dice con una sonrisa-bueno será mejor que salgamos a ver si Jimmy ya ha salido, no quiero que Martha se quede sola, esto no es la ciudad pero también hay gente mala.
-Lo entiendo-digo recogiendo mis cosas para poder salir de allí ya.
-Por cierto, ¿Qué tal con Rick?
-Bueno…bien.
-¿UY?
-Solo a veces es algo entrometido.
-Bueno, eso viene de familia y quiero que sepas que yo soy casi de la familia Rodgers así que…-dice sacándome una sonrisa-ese chico es entrometido, se preocupa mucho por todo el mundo, tiene una necesidad por ayudar superior al resto. Es un gran hombre y está buenísimo, eso no puedes negármelo-dice haciéndome reír.
-Será mejor que salgamos-digo cabeceando mientras ambas salimos del pequeño cuarto.
-Menos mal chicas. ¿Tanto necesitáis para estar guapas? Es verdad no tenéis la suerte de ser yo-dice bromeando haciéndonos reír a ambas.
-¿Ya se ha ido Jimmy?
-Sí y he cerrado la caja, así que será mejor que nos vayamos ya.
Salimos las tres por la puerta y mientras Martha cierra miro a mí alrededor intentando concentrarme para saber por dónde tengo que volver a casa, ahora que se ha hecho de noche apenas puedo ubicarme.
-¿Te llevo?-dice Martha de repente.
-No, no quiero…
-No digas molestar, porque entonces serás cuando lo hagas. Anda vamos, tengo el coche en la esquina.
-Está bien.
-Nos vemos mañana chicas-dice Lanie cogiendo el camino opuesto hacia su coche que está en la otra esquina.
Nos montamos en el coche de Martha y enseguida nos ponemos rumbo a la pensión, había poca distancia, pero se había ofrecido y no había podido negarme, además quizás no supiera llegar, de noche no es igual que de día, además no he venido sola nunca.
-¿Te gusta mi hijo?-pregunta de repente sorprendiéndome.
-¿Qué?
-¿Qué si te gusta mi hijo?
-No lo conozco-digo intentando no meterme en un charco, pero ella no quiere dejarlo pasar.
-Es un gran chico, y no porque sea mi hijo, eso lo hace aún más especial claro-dice sacándome una sonrisa-en serio, creo que podríais encajar.
-Ni si quieras me conoces.
-Y ya me gustas-dice sacándome de nuevo una sonrisa.
-Ahora mismo no busco nada de eso, y si lo buscara no me fijaría en él.
-¿Por qué? ¿Eres ciega y no me he dado cuenta?
-No me gusta meterme entre parejas.
-Am…eso-dice como si nada.
-¿No te gusta Kyra?
-¿A ti si?
-No la conozco, pero por ahora no puedo decir nada malo de ella.
-Yo tampoco.
-¿Entonces?
-Creo que viven en mundo distintos. Quiero que mi hijo sea feliz y que Kyra también. Pero creo que no pueden hacerse felices el uno al otro.
-Eso es algo de lo que ellos tendrán que darse cuenta ¿no?
-Si claro, pero si yo puedo ayudar un poquito-dice con una sonrisa.
-Yo procuro no meterme en las relaciones de los demás, supongo que es porque no me gusta que se metan en la mía.
-Y haces bien, pero a mí me viene de sangre, y Rick tiene mi sangre así que no nos lo tome a mal si a veces no metemos en tu vida un poquito. Solo nos preocupamos por ti-dice mirando justo tras aparcar en la puerta.
-Lo tendré en cuenta-digo asintiendo mientras pienso en la discusión de antes, esa en la que Rick se pasó un poco más allá, y después de hablar con dos mujeres que lo conocen muy bien, sé que tienen razón, pero no puedo evitar estar a la defensiva, él será así y yo también soy así.
-Nos vemos mañana.
-¿No vas a entrar?
-No, es tarde y seguro que te están esperando para cenar. Ve y descansa, mañana nos vemos.
-Está bien, hasta mañana-digo abriendo la puerta y saliendo.
Me dirijo hacia el interior donde la luz ilumina la casa y se puede escuchar las voces de uno y de otros en el interior, todos felices, hablando sin parar, sin duda Rick tenía razón, eran una familia y ahora mismo yo me sentía fuera de lugar. Tomo aire y entro dentro de la pensión intentando que esto no me afecte, pero antes de poder cruzar la puerta oigo una voz salir de entre las sombras.
-Hola, ¿Qué tal tu primer día?-me giro y me encuentro a Kyra allí en la entrada con un cigarro en su boca.
-Bien-digo con una sonrisa acercándome.
-¿Quieres?-dice ofreciéndome un cigarro y yo lo cojo aunque me he prometido esta mañana como todas que no voy a fumar más, pero no me parece bien hacerle ese feo así que termino fumándomelo.
-Gracias.
-Yo solo fumo un par de cigarros al día, pero los necesito-dice con una sonrisa y yo no sé qué decir.
-¿Qué tal todo por la casa?-digo por decir algo.
-Todos bien, Rick al final ha llenado la piscina para el peque, bueno para todos-dice con una sonrisa-es un gran hombre, nos ayuda mucho a todos.
-Ya-digo tragando saliva.
-Yo no he tenido suerte en el amor, por no decir que ha sido todo un infierno-dice soltando una risa irónica-Rick es distinto a todos los hombres que he conocido, me siento segura a su lado, me siento querida-dice mirándome y sé que está marcando su territorio, pero yo no tengo pensando meterme en ningún lado.
-Hacéis buena pareja. Se nota que te quiere mucho-digo yo también dándole a entender que ya sé sobre su relación.
-Si-dice con una sonrisa-estamos bien, somos felices. ¿Nunca te has sentido así?
-No, pero tampoco es algo a lo que aspire, quizás no este echa para una relación, no me interesa-digo yo ahora una sonrisa dejándole claro que no estoy interesada en Rick ni en nadie.
-Bien, ya lo estarás cuando llegue tu hombre, yo lo supe cuando lo vi a él. Será mejor que entremos, la mesa tiene que estar ya puesta.
-Claro-digo tirando el cigarro y entrando detrás de ella directamente hacia la habitación, quería dejar las cosas antes de bajar para comer con el resto.
No puedo dejar de darle vueltas a la conversación con Kyra, sin duda me ha dejado claro que Rick es su hombre y que no me acerque a él, no pienso pegarme con una mujer por otro hombre, primero porque no lo busco y segundo porque creo que no tiene sentido hacerlo. Apago la luz de la habitación y bajo los escalones rápidamente, tengo hambre y también tengo ganas de poder irme a descansar. Ha sido sin duda un día duro y con demasiadas conversaciones que ha tenido un solo protagonista, un protagonista que ahora mismo me está mirando y al que evito la mirada, al menos mientras que no podamos hablar para aclarar la disputa de antes, porque tenemos que hacerlo, al menos para que mi estancia aquí sea lo más cómoda posible para todos, pero ahora no es el momento, no cuando un montón de gente está esperándome para poder comer todos juntos.
CONTINUARÁ…
Bueno, uno de los continuarás más cortos, recordad que mañana hay un nuevo capítulo, en solo unas horas jjaa. Bueno daros como siempre las gracias por estar ahí, y Alba para que veas que no me había olvidado de vosotr@s, al menos no del todo jaja. Gracias por estar siempre pendientes y por sacarme una sonrisa con vuestros comentarios.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje por tamyalways el Sáb Nov 04, 2017 12:04 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Daros las gracias por estar siempre ahí. Seguimos con ganas, eso siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 9
POV KATE
Me levanto temprano y salgo antes de que nadie este levantado para poder salir a correr antes de que haga más calor, es algo que siempre hacía en Nueva York para intentar superar este ansia que me que estaba matando. Quería correr demasiado pero ya me he dado cuenta de que por mucho que corra no voy a conseguir que el objetivo llegue antes. Paciencia Kate, paciencia.
Hago varios kilómetros a la redonda, intentando conseguir que mi cuerpo llegue hasta su límite, pero antes de que eso llega suena mi reloj, la maldita alarma, tengo que volver si quiero desayunar con el resto, quizás sea mejor no hacerlo, quizás sea mejor comer en soledad, pero solo pensar que estará Rick por allí a solas conmigo hace que corra rápidamente hacia la casa, quiero evitar un poco más esa conversación.
Entro dentro de la casa, aún hay gente dormida mientras algunos ya están en movimiento. Corro rápidamente hacia el baño para darme una buena ducha antes del desayuno, pero cuando voy a entrar siento como la puerta no cede, está ocupado.
-Ahora salgo-escucho su voz al otro lado y maldijo por que fuera él.
-Puedes pasar a nuestro baño si quieres-escucho una voz a mi espalda, cuando me giro allí esta una Jenny muy embarazada.
-¿No puedes dormir?
-No, llega un momento en que esto se hace demasiado incómodo. Puedes usar nuestro baño, Rick tarda una eternidad así que creo que tardaras menos si entras en el nuestro.
Dudo en que hacer, tengo algunas cosas en el baño compartido, pero tengo otra toalla y esponja en la habitación, y poco tiempo que perder.
-Gracias, voy a por unas cosas y…-digo señalando la puerta de su baño.
-Claro-dice con una sonrisa-voy a ver si consigo que mi marido me traiga un helado antes de irse.
-¿Un helado?
-Este niño lo pide a todas horas-dice con una sonrisa sacándome a mi otra antes de desaparecer, enseguida me pongo manos a la obra para acabar cuanto antes.
Cuando salgo del baño voy directa a la habitación para poder dejar la ropa, salgo corriendo de nuevo porque sé que ya voy bastante tarde. Tan rápido salgo que choco contra alguien cuando me giro para disculparme me encuentro con la cara de sorpresa de Rick.
-Lo siento, no quería llegar tarde.
-Pues entonces…corre o serás la última-dice con una sonrisa saliendo corriendo escaleras abajo y no puedo evitar sonreír mientras lo sigo casi corriendo-gane-dice como un niño chico dando salto y todos nos miran.
Nos sentamos todos a desayunar y de nuevo como en todas las comidas busco el respaldo de Allie que en todo momento está pendiente de que me sienta lo mejor posible. Levanto la mirada y me encuentro con la de Montgomery otro con él que no había vuelto a hablar tras la disputa, es alguien con quien debería tener el mayor número de palabras, porque tenemos algo importante en común, pero no soporto que alguien me menosprecie, y menos cuando no me conoce.
Acabamos de comer y todos poco a poco van desapareciendo, hoy me quedo yo con Allie fregando los platos mientras Rick empieza a arreglar a Rony.
-¿Cómo fue tu primer día?
-Bien-digo con una sonrisa-la verdad es que todo ha sido muy fácil gracias a Martha.
-Martha es una gran mujer, solo hay que ver lo bien que ha educado a su hijo. Es su vida, tenía la carrera que siempre había soñado y lo dejo todo para estar cerca de su hijo, supongo que es algo que las madres hacen-dice con una sonrisa triste, supongo que le hubiera gustado haber sido madre.
-Supongo que si-digo con una sonrisa pensando en lo complicado que será dejar tus sueños por alguien, aunque estoy segura de que mi madre lo hubiera hecho por mí y mi padre…quizás el que era mi padre si, este de ahora es solo una sombra del que fue.
-¿Tienes familia? Es una pregunta complicada, casi siempre terminas metiendo la pata-dice casi tímida.
-Si…tengo a mi padre. Mi madre…mi madre nos dejó hace poco-digo tragando saliva y enseguida me agarra de la mano y tira de mi para que nos sentamos la una al lado de la otra, sin duda se lo agradezco porque ya siento como me tiemblan las piernas como cada vez que tengo que hablar de ello, pero no puedo evitarlo, esta mujer me hace sentir…una niña de nuevo.
-Cariño lo siento, ¿Por eso estás aquí? ¿ES más fácil para ti?
-Estoy aquí para conseguir lo que quiero. Allí era más lento.
-No hay que correr cariño.
-No, y no quiero-digo limpiándome las lágrimas-tienes razón, quizás allá otro motivo-digo bajando la mirada.
-Cariño… es tu padre.
-Necesito a mi padre…pero también lo he perdido-digo mordiendo el interior de mi boca para evitar que caigan las lágrimas que se acumulan en el interior de mis ojos.
-Cariño-dice levantándose para darme un abrazo que me recuerda por un segundo a esos que siempre me daba mi madre, mama… ¿Por qué tuviste que irte?
Coloca una taza de té delante de mí y otra para ella. Coloco mis manos alrededor de la taza calentando mis manos intentando relajarme. Allie espera pacientemente a que quiera hablar.
-Mi madre…la mataron hace casi un año ya-digo soltando una risa nerviosa- ninguno lo tomamos bien, pero mi padre…mi padre aún sigue luchando contra eso, bueno ambos lo seguimos haciendo pero de forma distinta. Mi padre tiene problemas con la bebida, yo…yo ya no podía ayudarlo y él tampoco a mí. Tenía que dejarlo, pensé que así se daría cuenta de que iba a perderme y al menos intentaría luchar contra su problema, pero no ha servido de nada.
-¿Cómo luchas tú para superarlo?-dice con voz calmada.
-Quiero ayudar a otros, quiero coger al que le hizo esto a mi madre, estoy trabajando porque quiero entrar en la Academia de policía.
-Tienes que tenerlo muy claro para tomar esa decisión. Se nota lo que quieres y estoy segura de que lo conseguirás.
-Gracias.
-Montgomery puede ayudarte.
-Él no cree que tenga los argumentos necesarios para ser policía.
-Tonterías, solo es un poco gruñón, ha tenido una vida complicada también. Háblale explícale que tienes las cosas claras, muy claras. Él puede ayudarte, y lo hará, solo tienes que demostrarle que esto no es cosa de un día, cosas de críos.
-Gracias.
-Aquí estamos para ayudarnos los unos a los otros cariño-dice con una sonrisa haciendo que me sienta más relajada.
-Gracias-digo de nuevo dándole un último trago al café cuando oigo una voz chillona.
-Ya estoy listo-dice Rony desde la escaleras dos segundos después está a nuestra vista con Rick a su lado.
-Hola, nos vamos fuera a aprovechar el día, estaremos en la piscina por si queréis pasaros luego-dice mirando a Allie, en realidad parece que me está apartando la mirada, supongo que es por la discusión de ayer, tengo que hablar con él, estaba enfadada y termine pagándolo con él y ahora sé que no lo merece.
-Luego vamos-dice Allie contestando por las dos con una sonrisa y ambos salen como dos niños corriendo por la puerta-me encanta este chico, si hubiera tenido un hijo me hubiera gustado que fuera como él-dice con una sonrisa y yo asiento algo incomoda-bueno como te estaba diciendo, puedes confiar en mí, bueno en mí y en todos, no tienes que llevar ese dolor tu sola. Y si me permites un consejo, no tires la toalla con tu padre, merece que lo intentes al menos una vez más ¿no?-dice colocando tiernamente su mano sobre la mía y asiento mientras me limpio de nuevo las lágrimas-ahora tengo que irme a buscar a mi marido, tu deberías aprovechar para tomar el sol en la piscina-dice levantándose y va a coger las tazas pero la paro.
-Ya me ocupo yo de esto-digo con una sonrisa y sonríe mientras se dirige hacia la puerta para irse, pero antes de irse vuelve a girarse, algo se le ha olvidado.
-Habla con Montgomery, es un viejo testarudo pero puede ayudarte, háblale claro cómo me lo has dicho a mí, eso le gustara, le gusta la gente que tiene muy claro lo que quiere y que no le tiembla el pulso en darlo todo para conseguirlo.
-Gracias-digo con una sonrisa viendo cómo se aleja dejándome sola, quizás tenga razón, quizás él pueda ayudarme a entender algunas cosas, quizás pueda ayudarme con el caso de mi madre mientras puedo o no graduarme. Me saco eso un poco de la cabeza mientras friego las tazas, antes tengo otra charla pendiente que no puede esperar más.
CONTINUARÁ…
Bueno parece que Kate se ha abierto un poco, con Allie como no, le recuerda a su madre y eso lo hace más fácil. Veremos si después de sacar eso de su interior le es más fácil abrirse con los demás. De momento va a centrarse en hablar con Rick, tiene una conversación importante, puede ser un punto y aparte para poder empezar a confiar un poco el uno en el otro. Así que, disfrutad del fin de semana y nos vemos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por love.C.and.B.mabel12 el Sáb Nov 04, 2017 2:02 pm

hola, se me hace raro volver al foro, solo quiero decir que estoy de vuelta, hecho de menos los personajes y seguire leyendo sobre ellos si seguís haciendo increibles historias como estás. Pero una última cosa tamyalways no tienes cuenta en fanfiction? es que ellos tienen una app y es más comodo leer por ahí.
avatar
love.C.and.B.mabel12
As del póker
As del póker

Mensajes : 313
Fecha de inscripción : 21/11/2014
Edad : 16
Localización : barcelona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por tamyalways el Dom Nov 05, 2017 7:12 am

Si tengo cuenta en facfiction voy subiendo en los dos lados a la par. Mismo nombre tamyalways, búscame y me encontrarás
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por tamyalways el Dom Nov 05, 2017 11:38 pm

Buenos días, aquí estamos de nuevo. Gracias por seguir la historia con entusiasmo. Ayer descubrí la app de fanfiction y me gustaría saber si la usáis o leéis a través de la página web, solo es simple curiosidad. Bueno daros las gracias como siempre por seguir ahí y de momento continuamos con los cuatro capítulos semanales.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV RICK
Ayudo a Rony a ponerse los manguitos para poder meternos en la piscina. Pero no puedo dejar de darle vueltas a la conversación que he escuchado entre las dos antes. No debería haberlo hecho pero no he podido evitarlo. Ahora entiendo algo más a Kate, o quizás no, es lo que pasa cuando escuchas una conversación a medias, pero lo que sé es que quiero ayudarla, si se dejara claro.
-Rick vamos-dice impacientándose y lo cojo en brazos para bajar con cuidado por las escaleras sin soltarlo en ningún momento-esta fría-dice tirando mientras sonríe, es tan guapo, se parece tanto a su madre.
-¿Esta fría?
-Si-dice moviéndose un poco pataleando y levantando el agua, me gustaba verlo así de feliz, pero aun así no podía dejar de darle vueltas a esa maldita conversación, ojala no la hubiera oído, sé que no voy a poder quedarme con los brazos cruzados y si la cago y ella se entera de que lo he oído sé que se ira sin mirar atrás, y siento esa maldita necesidad de ayudarla.
Intento dejar eso a un lado y disfruto del agua con el pequeño, aunque tiene razón está demasiado fría. Lo saco un rato después y tras sacarlo todo lo bien que puedo le cambio de bañador para que no esté mojado y le echo bien de crema para que no se queme.
-Perfecto-digo con una sonrisa.
-No me gusta la crema.
-Se siente, el que quiere piscina tiene que aguantar la crema-digo sonriéndole mientras veo como me pone morritos de enfadado pero entonces levanto la cabeza y veo a Kate allí de pie con un pantalón corto y una camiseta de tirantes-hola.
-Hola-dice nerviosa.
-¿Puedo irme a jugar?-dice Rony intentando soltarse de mis manos.
-Está bien, pero no te arrimes a la piscina.
-Vale-dice corriendo por el césped lo más lejos de la piscina posible.
-¿Puedo sentarme?-dice nerviosa y asiento corriendo quitando la ropa mojada de Rony-gracias-dice sentándose.
-¿No quieres tomarte un baño? Esta algo fría pero…-digo con una sonrisa porque en realidad no sé qué decir.
-No, ahora no-dice con una pequeña sonrisa-solo quería pedirte disculpa por lo de ayer. No estaba en un buen momento.
-No pasa nada, yo tampoco estuve bien. Ya me conocerás, si se puede meter la pata la meteré-digo con una sonrisa bromeando y aligerando un poco todo.
-También quería darte las gracias por el trabajo, tu madre es un sol.
-Ten cuidado, nunca te fíes-digo susurrando sacándole una sonrisa-puedes confiar en ella, te va a ayudar en todo lo que pueda, es lo que hace.
-Viene de familia-dice mirándome fijamente y no sé porque me pone nervioso.
-Bueno…puede ser-digo con una sonrisa nerviosa-¿Entonces…? ¿Empezamos de nuevo?
-Por mi está bien-dice con una sonrisa.
-Soy Rick Rodgers, encantado de conocerte-digo estirando mi mano hacia ella y tras pensarlo durante unos segundo la estrecha entre su mano.
-Soy Kate Beckett, aun no sé si estoy encantada de conocerte-dice riéndose y sacándome una sonrisa.
-Está bien, haré que estés segura de eso, te lo prometo-digo riéndome con ella sin duda muchos más relajados, pero entonces oigo a Rony gritar y cuando lo busco veo que ha caído al agua de la piscina y no tardo ni un segundo en levantarme y correr para poder ayudarle.
Me lanzo sin pensarlo para poder recogerlo justo a tiempo. Intento agarrarlo como puedo mientras nado lo más rápido posible hacia la orilla donde ya está Kate esperándome para ayudarme.
-Pásamelo-dice tirando del pequeño hacia arriba que no para de llorar, lo que me asusta pero a la vez me relaja, está bien.
Salgo rápidamente de la piscina y voy hacia la toalla donde Kate ya tiene al niño arropado con ella intentando secarlo un poco.
-Peque, ¿Estas bien? ¿Te duele algo?-digo mirándole por todos los lados para ver si veía algo.
-Me duele el dedo-dice señalando su pie, no tiene nada de sangre ni nada pero si dice que le duele tiene que dolerle.
-Se habrá tropezado, quizás se lo haya roto o luxado-dice Kate explicándome que puede ser pero yo solo puedo mirarlo-Rick, no es grave ¿sí? Será mejor que lo llevemos dentro, debe cambiarse de ropa y debes llevarlo al hospital.
-Claro-digo reaccionando mientras lo cojo entre mis brazos para llevarlo dentro seguido en todo momento por ella.
Subo las escaleras lo más rápido posible con él en brazos y sin dejar de apretarlo contra mi cuerpo para tranquilizarlo. Lo meto dentro de la habitación suya que comparte con su madre y empiezo a sacar algo de ropa.
-Rick, ocúpate de cambiarte tú de ropa, yo me ocupo del niño-dice Kate cogiendo la ropa de mis manos y yo asiento un poco ausente mientras salgo de la habitación no si mirar una vez más hacia donde está el niño con el corazón en un puño.
Me cambio lo más rápido que puedo y cuando salgo ya está Kate en la puerta de la habitación de Rony con él en brazos. Me acerco a ella quitándole el niño y salimos los tres rápidamente para poder llevarlo cuando antes a que le hagan las pruebas necesarias para descartar cualquier problema.
Voy todo el camino mirando por el espejo si el niño está bien. Aún sigue hipando por el sofocón que tiene. Estoy bastante preocupado, aunque sé que podía haber sido mucho más grave de lo que al final ha quedado.
-Campeón, ya estamos llegando ¿sí?-digo intentado animarlo mientras trago saliva intentando calmarme para que el niño haga lo mismo.
Llegamos al hospital, dejo el coche mal aparcado y cojo al niño en brazos entrando rápidamente hacia dentro. Enseguida me ayudan con el niño colocándole en una camilla.
-¿Qué ha pasado?
-Creo que ha tropezado y ha caído en la piscina, se queja del pie.
-Está bien, nosotros nos ocupamos. Usted de los datos allí ¿sí?
-Pero…
-Está en buenas manos-dice la doctora con una sonrisa y termino asintiendo mientras me dirijo hacia el mostrador de la entrada para que puedan coger los datos del niño, pero antes de que llegue puedo oír a alguien que me habla a la espalda.
-Perdón-dice un enfermero acercándose-¿Es alérgico a algo?
-La verdad es que no lo sé, debería llamar a su madre.
-Pues hazlo, hasta que no lo hagas no podremos hacer mucho.
-Claro-digo tragando saliva, iba a tener que hacer una llamada que para nada hubiera querido hacer nunca, pero sé que tengo que hacerlo, a pesar de que sé que esto puede hundir lo que tengo con Kyra.
-Rick…está bien, dile eso-dice Kate y yo asiento mientras saco el teléfono.
POV KATE
Me alejo un poco de él para que pueda tener esa intimidad que necesita para hablar con su chica sobre lo que ha pasado, sin duda no es una conversación fácil, pero tiene que hacerlo. Ha sido un accidente, un accidente tonto pero que ha tenido la suerte de que ha quedado en eso. Sé que para una madre tiene que ser la llamada más temible del mundo, pero tiene que entender que es un niño, los niños no paran y a veces pasan estas cosas, Rick no tiene la culpa.
La mirada se me va hacia él sin poder evitarlo, y por cómo se mueve y se lleva la mano a la cabeza sin duda no está siendo fácil y tampoco se lo están poniendo fácil. Ahora viéndolo allí destrozado siento unas ganas de abrazarlo, creo que esa virtud que todo el mundo ve en él, al final no le beneficia tanto, no puede pensar tanto en el resto del mundo, debe pensar en él en alguna ocasión, porque sino, nunca podrá ser feliz.
Lo veo colgar el teléfono y acercarse al mostrador para rellenar los papeles, seguramente tras hablar con la madre del niño tendrá más datos para rellenarlos. No sé qué hacer, no sé si acercarme para darle mi apoyo o es mejor quedarme al margen.
Termina con los papeles y lo veo dejarse caer sobre la silla de la sala de espera. Esta sin duda destruido y no puedo quedarme más tiempo allí parada sin hacer nada. Me acerco a él en silencio y me siento a su lado sin decir nada. Enseguida cuando me siente veo como pasa sus manos por su cara y la gira para que no pueda verlo, tiene que estar llorando y eso hace que me sienta fatal.
No puedo evitar colocar mi mano sobre su rodilla a modo de apoyo, y así sin decir nada, ya que sin duda no hacía falta, nos quedamos esperando a que haya alguna noticia sobre el pequeño, sin duda una buena noticia.
CONTINUARÁ…
Huy! Un pequeño accidente con el peque, no ha sido nada pero sin duda la madre tiene que estar muy preocupada y para Rick que se desvive por lo demás, no va a ser nada fácil todo esto. Veremos a ver que pasa, porque este pequeño accidente, puede ser el inicio de un gran cambio. Gracias a todos por seguir y nos vemos el miércoles.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Mar Nov 07, 2017 9:59 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, gracias por seguir ahí siempre. Espero que os guste y a ver si algunos tenéis poderes o no y veis el futuro. Leed, leed y ya me iréis contando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV RICK
Estoy inquieto sabiendo que el niño esta allí herido, asustado y solo, solo porque no me dejan entrar, y entiendo que no soy familia, pero ¿no pueden entender que es un niño pequeño solo? Estoy así de nervioso cuando veo como la puerta se abre al otro lado y entra una mujer preocupada, no solo una mujer una madre, y no cualquier madre.
Me levanto rápidamente para poder hacerme ver, pero casi preferiría haberme quedado quieto, pero no, tengo que dar la cara, tengo que hacerlo.
-Kyra, lo siento.
-¿Qué lo sientes? Tenías que cuidar de él, ¿Qué estabas haciendo mientras…?-pero entonces ve a Kate y se calla. Me mira y suelta una risa irónica mientras me deja allí de pie y se va rápidamente a ver a su hijo, de nuevo había malentendido las cosas, aunque esta vez podía llegar a entenderla.
Suspiro e intento mantener la compostura, no quiero volver a romperme pero estoy lleno de rabia por lo que ha pasado, estoy lleno de rabia porque sé que esto nos va a afectar a todos, y estoy lleno de rabia sobre todo porque un niño está sufriendo por mi culpa.
-Rick-escucho como me llaman y dejo salir toda esa rabia de golpe.
-¿Qué?-grito mientras me giro y veo la cara de Kate sin dudas dolida por mi voz, soy un completo idiota-lo siento, soy un idiota. Joder-digo maldiciéndome por terminar explotando y encima con quien no lo merece.
-No pasa nada, tienes mucha presión lo entiendo. Solo quería decirte que voy a irme. Tu estas aquí y me gustaría volver para tranquilizar a todos y ayudar a hacer lo que haya que hacer a Allie.
-Claro. Llévate el coche.
-No hace falta…
-Si, llévatelo. Ya pediré yo un taxi luego. Y Kate, gracias de nuevo y lo siento otra vez.
-No pasa nada-dice con una sonrisa colocando durante un segundo su mano sobre mi hombro antes de salir por la puerta dejándome solo. Tomo aire de nuevo con fuerza y decido ir a ver al pequeño, solo espero que su madre no me eche de allí.
Voy hacia la habitación y desde la puerta veo como Kyra besa una y otra vez a su pequeño que ya sonríe lo que hace que me relaje.
-Hola campeón-digo desde la puerta y cuando me ve sonríe aún más.
-Rick-dice enseñando sus dientecitos mientras alza sus manos para que me acerque pero antes miro a su madre para ver si tiene algún problema, y aunque no tiene buena cara hace un gesto con la cabeza dándome permiso para pasar.
Me acerco y acaricio la cabeza del pequeño mientras le sonrió. Tiene una tablilla pequeña juntando dos de sus dedos de ese pequeño pie que tenía y siento un nudo en el estómago.
-¿Qué le ha pasado?-digo mirando a la doctora.
-Solo es una pequeña luxación, le duele pero con tener puesto estos unos días mejorara rápidamente. Además es muy fuerte-dice sonriendo al niño y el me mira con una sonrisa.
-Soy fuerte Rick-dice sonriendo y yo vuelvo a pasar mi mano por su pelo mientras le sonrió.
-¿Entonces podemos irnos?-dice Kyra y la doctora termina de rellenar unos papeles antes de contestarle.
-Pueden irse, en tres o cuatros días venid con él de nuevo para ver cómo va la cosa. Y que tenga cuidado con los porrazos en el pie.
-Nada de jugar al futbol unos días pequeñajo-digo sonriéndole y su madre hace el amago de cogerlo para llevárselo-puedo llevarlo yo-digo ofreciéndome y tras pensarlo unos segundos acaba aceptando. Agarro rápidamente al niño antes de que cambie de opinión y tras firmar los papeles del alta pedimos un taxi para volver a casa.
Vamos en el taxi en silencio con el peque entre los dos, no puedo evitar mirarla de vez en cuando para saber si le sigue el enfado, que digo, sé que le sigue el enfado no es algo que vaya a olvidar en un momento, pero solo espero que me dé un poco trance, que al menos me deje explicarme, que al menos me dé la oportunidad de luchar por su perdón.
Llegamos a la pensión y enseguida todos están rodeándonos dándole mimos y besos al pequeño que no puede estar más contento de la atención que está recibiendo, es como si fuera el día de navidad o su cumpleaños. Toco el brazo de Kyra para llamar su atención y cuando lo consigo la voz me sale en apenas un suspiro.
-¿Podemos hablar un momento?
-Será mejor que…-pero entonces ahí está mi hermano Kevin echándome una mano que luego le agradeceré como dios manda.
-Yo me llevo al niño-dice cogiéndole en brazos-vamos con el tío Kevin-dice haciéndole cosquillas al niño que no para de reír.
-Gracias-digo haciendo referencia a que se haya quedado-sé que debería haber estado más al cuidado de él y lo siento, fue solo una décima de segundo le dije que no se acercara pero…tenía que haber estado más encima de él y lo siento, si le hubiera pasado algo yo…-digo rompiéndome por fin después de aguantar todo este tiempo.
-Está bien acepto tus disculpas-dice dándose la vuelta y no puedo creérmelo.
-¿En serio? ¿Eso es lo único que vas a decirme?
-Es mi hijo, mi hijo. Y he estado a punto de perderlo esta noche por tu culpa. ¿No puedes entender que este resentida? ¿No puedes entender que no quiera ni verte?-dice de verdad enojada y siento como cada una de sus palabras se van clavando poco a poco. Pero entonces veo como toma aire y más relajada sentencia-Rick yo…sé que ha sido un accidente, sé que quizás no tengas la culpa, pero es mi hijo, es lo que más quiero en la vida y creo que este susto no se me va a quitar en la vida.
-Lo entiendo.
-No he sido justa contigo, no debería haberte hablado así y lo siento-dice mirándome mientras se acerca quedándose a un paso de chocar su pie con el mío, lo más cerca que hemos estado desde que todo sucedió-yo te quiero Rick, de verdad, pero llevo unos días dándole vueltas a lo nuestro. Créeme que no es por esto.
-¿Es por lo de Kate? Porque si es por eso de verdad Kyra yo no…-pregunto casi con miedo.
-No, tampoco-dice con una sonrisa-es por mí. No debía empezar algo para lo que no estaba preparada. No quiero hacerte daño Rick, no quiero y ahora mismo…no estoy preparada para estar con nadie. Aún sigo a la defensiva, estoy todo el día discutiendo contigo, desconfiando de ti. No puedo vivir así, necesito tiempo para poder curar antes de esto que tenemos.
-Está bien, te daré tiempo-digo dando ese paso definitivo para estar pegados el uno al otro.
-No es justo.
-Pero yo te quiero y yo si confió en nosotros.
-Vive…y yo intentaré curarme. Si ese momento llega y aun ambos sentimos algo podremos intentarlo. Pero no quiero que aparques tu vida a un lado. Eres joven, demasiado joven para ello.
-Tú también lo eres, tienes que vivir, te mereces ser feliz Kyra.
-Y voy a intentarlo, pero para ello antes tengo que dejar totalmente el pasado atrás.
-Está bien…pero de verdad siento lo de hoy.
-Lo sé, no hace falta que lo repitas más ¿sí?-dice con una pequeña sonrisa antes de dejar un pequeño beso en mi mejilla y darse la vuelta para entrar dentro de la casa.
-Kyra, voy a seguir igual con Rony, si tú quieres.
-Claro, él te necesita-dice con una sonrisa entrando y dejándome solo dándole mil vueltas a lo que acababa de pasar, algo que no quería, que había querido evitar todo este tiempo, pero algo que temía porque sabía que estaba ahí, sabía que era pronto para ella, pero ella necesitaba a alguien que le apoyara y yo…yo tenía esa necesidad de protegerla, aun la siento y los quiero, los quiero demasiado como para perderlos, pero entiendo su punto, recuperación, eso ahora es lo más importante.
Entro de la casa y están todos alrededor de la mesa, la mesa preparada para las grandes ocasiones que hace que me saquen una sonrisa y aún más cuando veo como el pequeño no deja de sonreír y parece que se ha olvidado por un rato del dolor que siente en ese pie. Me acerco a Kevin y sin tener que decirle nada lo abrazo con fuerza y él me responde con fuerza, es mi amigo, es mi hermano.
Nos sentamos todos en la mesa celebrando que el maldito susto ha quedado en eso en un susto, celebrando por la vida y porque estamos juntos, siempre juntos para apoyarnos en momento como este. Miro a Kate y la veo allí integrada sonriendo y celebrando con el resto lo que también me alegra, sin duda hoy he descubierto una parte de ella que no conocía una parte que me gusta.
Miro a Kyra y la veo hablando con Jenny con una sonrisa que me llena de alivio y me hace pensar en la suerte que tengo, tengo a todos ellos, sé que pase lo que pase siempre los tendré y solo por eso, soy el hombre más afortunado del mundo. Me levanto llamando la atención de todos y levantando mi copa me decido a hacer un brindis por la vida.
-Brindo por todo vosotros, por mi familia-digo sonriendo y todos sonríen mientras brindan celebrando esta unión todos y celebrando que todos estamos ahora sanos y a salvo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece que esto ha servido para que Kyra se de cuenta de que aún no está preparada para una relación después de por todo lo que paso, se han dado un tiempo, aunque parece que Rick está seguro de que al final todo volverá a su cauce. Veremos a ver qué pasa.
Gracias a todos y nos leemos el viernes XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Jue Nov 09, 2017 11:22 pm

Buenos días, aquí os traigo un nuevo capítulo, feliz por vuestros comentarios como siempre, gracias por seguir ahí y darme las fuerzas necesarias para querer seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV RICK
Todos se han ido y nos hemos quedado como siempre limpiando Allie y yo. Pero Allie ahora también me abandona para ir al lado de su marido, ojala yo algún día pueda dejar todo solo para estar con la persona que quiero, con la que pasar toda mi vida.
Cojo una taza de café y salgo fuera para sentarme en el banco de fuera. Todos están descansando dentro, la verdad es que hace bastante calor aquí fuera, pero necesito estar solo por un rato, a veces es necesario.
Llevo un rato aquí cuando veo salir a Montgomery. Me ve y camina hacia mí sentándose a mi lado. Es un gran hombre, un hombre tranquilo supongo que debido a la vida tan complicada que ha tenido, y sé que aun lo es, tiene que ser complicado haber perdido a su hija por culpa de uno mismo, o de la vida en sí.
-¿Cómo estas chico?
-Bien-digo dedicándole una sonrisa.
-Ese chico es fuerte, se va a recuperar pronto, tan pronto que ya mismo tenemos que estar de nuevo corriendo detrás de él-dice haciéndonos reír a los dos.
-Lo sé-digo con una sonrisa y no puedo evitar recordar todo lo que ha pasado hace apenas unas horas. Y entonces recuerdo a una persona que me ayudo cuando solo hace unos días que la conozco y me doy cuenta de que puedo ayudarle ahora, y que quiero hacerlo-Roy, ¿Puedo pedirte un favor?
-¿En serio? ¿Vas a pedirme un favor? ¿El gran Richard Rodgers?-dice exagerando.
-Bueno si te vas a poner así-digo con una sonrisa.
-Dispara chico, nunca pensé que llegaría este día. Haría lo que fuera por ti, lo sabes ¿no? eres como un hijo para mi.
-Si, me falto un padre y ahora tengo a dos. Noah y tu sois como unos padres para mí-digo emocionado porque es lo que sentía.
-Bien, ahora dispara.
-Me gustaría…que hablaras con Kate-digo de repente y veo como pone mala cara.
-Esa chica se va a meter en un lio, es solo una cría y cree que sabe lo que hace pero no sabe donde se mete.
-Pero tu si. Puedes ayudarla. He hablado con ella y tiene claro que quiere entrar en la Academia, creo que esta tan segura que nada ni nadie le hará cambiar de opinión. Y no me preguntes por qué, pero sé que aunque tenga algún motivo que tus no creas que sea el apropiado, sé que puede valer para ello. No sé por qué pero lo sé-digo mirándole fijamente.
-¿Qué quieres que le diga?
-Sé un mentor para ella. Ya que va a hacerlo será mejor que al menos vaya algo preparada ¿no? además…no me ha contado eso que le paso, pero creo que contigo puede llegar a entenderse, creo que puede abrirse. Sé que lo necesita pero quizás no sea yo quien pueda ayudarle.
-Eres increíble hijo, ya me había sorprendido que tú me pidieras algo. Está bien, hablare con ella aunque no puedo prometerte nada.
-Algo sí.
-¿Qué?
-Un poco de paciencia ¿sí?-digo con una sonrisa sacándole a él otra.
-Está bien.
-Bueno, ahora voy a ir a ver a mi madre. ¿Vienes?
-No, voy a jugar un rato a las cartas con los chicos. Hoy tengo el presentimiento de que la cosa va a ir bien para mí-dice con una sonrisa levantándose y yo sonrió mientras hago lo mismo para irme a la cafetería, tenía ganas de ver a mi madre y hablar con ella, necesitaba sobre todo un abrazo de esos que solo ella puede dar.
POV KATE
La jornada de hoy ha sido bastante estresante, hemos tenido mucha gente en la cafetería y es entendible. El café esta de muerte y con una dueña atenta como Martha es normal que todos quieran venir a la cafetería. Ya solo queda tres cuartos de horas y podremos irnos a descansar, solo quedan un par de clientes sentados en su mesa y Martha ha mandado a Lanie ya a casa para que descanse porque ya entre las dos podemos manejar esto.
-Qué día-dice Martha con una sonrisa-tranquila que no todos son como el de hoy-dice sonriéndome.
-Me da igual, me gusta estar en movimiento.
-Pues no será porque quieras perder algo ¿no?-dice mirándome de arriba abajo haciendo que me sonroje.
-Me gusta estar en forma-digo con una sonrisa solo pensando en mi objetivo, tengo que estar preparada para todas las pruebas de la Academia y ya que no tengo demasiado tiempo para salir a correr pues al menos que este en movimiento.
Suena la puerta de la entrada y suspiro, todavía hay un retardado que quiere tomarse un café antes de irse a la cama, y puedo entenderlo, ¿Cómo no va a hacerlo un adicto al café?
-Toma-dice Martha entregándome un café-es un cliente vip así que trátalo como tal-dice con una sonrisa guiñándome el ojo y yo no entiendo quién puede ser para que sea tan importante. Agarro el café y el plato con unas pastitas y me giro para llevárselo a ese cliente vip. Cuando lo veo entiendo ese adjetivo, es su hijo, ¿Quién puede ser más vip para una madre?
Me acerco a la mesa donde esta Rick, esta con el semblante serio como ha estado durante todo el día después de lo que paso. Me siento mal de verlo así pero entiendo que no haya sido un buen día para él, yo también estaría igual a pesar de que no ha sido culpa suya.
-Hola-digo haciendo que levante la mirada de la mesa y colocando su pedido en la mesa.
-Hola-dice con una pequeña sonrisa-¿Qué tal el día?-dice mirando la cafetería ya con apenas un par de mesas ocupadas.
-Bastante movidito-digo con una sonrisa.
-Imagino-dice con otra-no sé cómo mi madre consigue atraer a tanta gente-dice dándole un sorbo al café-ya lo sé-dice saboreando el magnífico café.
-¿Qué tal tu día?-digo con miedo de preguntar.
-Los he tenido mejor, pero estoy bien-dice intentando sonreír pero sin conseguirlo.
-Te dejo disfrutar del café-digo con una sonrisa saliendo de allí cuando veo como otro cliente está llamándome.
Mientras atiendo al resto de clientes despidiéndoles y cobrándoles, Martha se acerca a la mesa de su hijo y charlan durante un buen rato. No puedo evitar mirarlos mientras termino de limpiar todos y veo como Rick está intentando buscar ese apoyo que necesita en su madre, y por supuesto Martha está ahí para él. Lo veo derrumbarse otra vez, pero esta vez con la tranquilidad de que lo hace delante de una madre que nunca va a juzgarle y eso hace que un nudo se me cree ahí en el estómago. No me gusta verlo así.
Terminamos de recoger todo y salimos los tres cerrando la cafetería por hoy. Nos despedimos en la puerta y Rick y yo nos vamos juntos a casa en silencio, un silencio tranquilo. Cuando llegamos a la pensión lo veo pararse de golpe, como dudando si quiere o no pasar.
-Voy a quedarme un rato aquí fuera tomando el aire, ¿Me acompañas?-digo para intentar ayudarle y enseguida asiente con la cabeza y nos sentamos en el banco de la entrada. Apenas se ve nada ya fuera y hace un poco de fresco pero sentir la tranquilidad del lugar y el aire fresco después de estar horas metida en la cafetería es todo un lujo.
-¿Cómo está el pequeño?-pregunto y lo veo tragar saliva, sé que le cuesta hablar de ello pero creo que necesita hacerlo.
-Bien, apenas se queja, es todo un campeón-dice con una sonrisa de orgullo.
-Está bien, en apenas unos días ni se acordara de esto, ninguno lo haréis.
-¿Eso crees?-dice con una sonrisa sarcástica-creo que nunca voy a olvidarme de esa imagen. No puedo quitármela de la cabeza, y cuando lo veo aun es peor.
-Pues no debería ser así. Tienes que verlo, ver que está bien, que no ha pasado nada gracias a ti.
-¿A mí?-dice mirándome sorprendido.
-Tú estabas ahí, tú fuiste el que rápidamente reacciono y te tiraste para ayudarle. Nadie puede recriminarte nada, más bien agradecerte-digo mirándole intentando que viera en mi mirada sinceridad, y lo veo asentir pero sin duda para nada convencido, simplemente quería que dejara el tema y lo iba a dejar por ahora, pero no podía seguir así, no podía seguir dándole vueltas a algo de esa forma porque podría acabar bastante mal.
-Es una noche increíble-dice de repente cambiando de tema y decido seguirle la corriente por ahora.
-Sí, es un lugar increíble. Supiste elegir.
-Este es el pueblo donde mi madre nació, durante muchos años me hablo de él y cuando decidí irme de Nueva York y de mi mundo, pensé que este sería el lugar adecuado. Luego vi esta finca con esta casa, este magnífico terreno lleno de árboles, flores, césped, me enamore de él-dice con una sonrisa, la primera sonrisa real de día.
-Pues elegiste muy bien, de verdad es un lugar increíble.
-Lo es, y lo es aún más por la gente que está ahí dentro.
-Esa gente que está esperando por nosotros para cenar, deberíamos entrar-digo colocando mi mano sobre su pierna mientras me levanto y lo miro y veo su cara de pánico. ¿No quiere ver al niño por sus miedos o no quiere ver a otra persona?
Entramos dentro y todos ya están reunidos alrededor de la mesa. En cuanto entramos todos sonríen y nos saludan. Rick da un beso a Allie mientras se coloca en un lugar de la mesa, lo que me sorprende es ver que se sienta en el lado opuesto a Kira, lo más alejado posible y veo como la mira con dolor, con pérdida ¿Ha pasado algo entre ellos? La verdad es algo que no me incumbe, me quedo mejor con la imagen que veo justo después, como el niño medio cojeando se acerca a Rick y estira sus bracitos para que él le coja, una sonrisa ilumina la cara de Rick que lo agarra con cuidado sentándole en la silla de al lado mientras le sonríe y acaricia su cara despacio, sin duda puede llegar a ser un gran padre algún día.
Dejo esa imagen a un lado y me siento a la mesa yo también para disfrutar de esta gente, con esta familia que poco a poco empiezo a sentir como mía.
CONTINUARÁ…
Bueno pues Rick sigue tocado, y quien mejor que Kate para ayudarle jaja. Bueno pues seguimos avanzando poco a poco, momentos juntos, charlas, y veréis como cuando os queráis dar cuenta habéis vivido el comienzo de algo increíble jaja. Gracias a todos y nos vemos mañana.
Buen día XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por Ruth Maria el Vie Nov 10, 2017 12:43 am

Rick sigue muy afectado por el incidente pero son cosas que pasan, hay que seguir adelante y tratar de que esto no le afecte.
Por el momento kate se esta involucrando cada vez mas con esta familia tan particular, esperemos que poco a poco se abra con ellos y logre su objetivo de entrar a la academia.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 549
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Vie Nov 10, 2017 10:42 pm

Buenos días por decir algo jiji, estoy un poquito acatarrada pero nada importante, aunque ahora me sienta como una mierda jaja. Bueno da igual, vuestros capítulo no va a faltar, daros las gracias como siempre por leer, por vuestros comentarios y vuestras ganas de seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV KATE
Me levanto temprano como cada día para salir a correr. Bajo rápidamente las escaleras y me pongo a hacer estiramientos para estar preparada para mi carrera matutina. Cuando estoy a punto de salir disparada escucho como la puerta se cierra con fuerza, cuando me giro veo a Rick haciendo muecas por el ruido que ha podido hacer mientras cerraba con fuerza la puerta.
-Ups.
-¿Qué haces?-digo mirándole allí parado con ropa de running puesta.
-Bueno…he visto que te gusta salir a correr y yo…siempre quiero hacerlo pero me da pereza hacerlo solo y siempre termino dejándolo para otro día y…
-Al grano-digo intentado ocultar una sonrisa.
-¿Puedo acompañarte?
-No sé…si no estás acostumbrado puedes hacerme perder el ritmo.
-Yo te sigo el ritmo te lo prometo…y si no al menos no te cortaré el tuyo ¿si?
-Vamos-digo empezando a correr despacio y enseguida siento como se coloca a mi lado con una sonrisa, no creo que consiga aguantarme el ritmo pero a pesar de que voy a bajarlo un poco, pero al menos podré reírme durante un buen rato.
Empieza bien siguiéndome el ritmo pero tras los dos primeros kilómetros empieza a bajar poco a poco hasta que a los tres kilómetros se para de golpe y se deja caer sobre un banco. Vuelvo para atrás y sigo corriendo en el mismo sitio para no bajar mi ritmo.
-¿Qué? ¿Ya no puedes más?
-Solo…no puedo respirar-dice casi hiperventilando. Saco la botella de agua de mi mochila y se la paso.
-Bebe despacio y te sentirás mejor-digo parando dando por perdido mi ritmo.
-Gracias-dice cuando se recupera un poco-creo que voy a tener que ensayar mucho más antes de volver a intentarlo contigo-dice haciéndome reír.
-Sin dudas vas a necesitar demasiado-digo riéndome mientras me siento a su lado.
-Siento haberte parado.
-No pasa nada, de todas formas ya no me da tiempo a mucho más si queremos llegar a tiempo para el desayuno.
-Bueno…si he estado a punto de morir tampoco creo que sean tan estrictos-dice sacándome una sonrisa.
-Entonces…
-Ves adelante si quieres, yo necesito un poco más-dice volviendo a tomar un sorbito más de agua.
-Si me prometes que no me quedo sin desayuno…
-Yo me ocupo de eso-dice sonriendo.
Pasamos un buen rato entre risas y cuando vamos llegando a casa ya no esta el coche de Kyra ni de Kevin, ya han salido a sus respectivos trabajos. Entramos aun riéndonos sin saber ya porque y cuando vamos a entrar por la puerta escucho como me llaman, cuando me giro me encuentro con Montgomery allí escondido, sentando en el suelo apoyado en la pared de la pensión.
-¿Podemos hablar un momento?-dice mirándome y me cuesta creer que esté hablando conmigo. Miro a Rick y este se encoje de hombros.
-Voy adelantándome a la ducha-dice entrando dentro dejándome sola. Tomo aire y me acerco hacia Montgomery quedándome de pie justo enfrente de él.
-Será mejor que te sientes-dice serio sin mirarme y tras pensármelo termino sentándome en el suelo apoyándome en un árbol que esta justo enfrente de él para que podamos hablar cara a cara.
-Usted dirá-digo mirándole desafiante.
-Solo quiero que sepas que si estoy aquí es para hacerle un favor a un amigo-dice y no entiendo que quiere decir, pero solo sé que me cabrea.
-Si no quiere estar aquí nadie le obliga así que…-digo haciendo el amago para levantarme.
-Alto-dice de forma autoritaria-no hemos empezado con buen pie y quizás haya sido mi culpa, pero me gustaría hablar contigo, si sigues queriendo ser policía claro-dice tranquilo y tras pensarlo me siento de nuevo en el lugar de antes.-No creo que estés haciéndolo por los mejores motivos, quizás ninguno lo hagamos en un principio, pero lo importante es como actuemos una vez seamos parte de esa familia. Alguien me dijo que lo harías bien, alguien en quien confió así que…quiero ayudarte-dice mirándome por primera vez. Veo en su mirada sinceridad por una vez y sé que tengo que agradecérselo a esa persona en la que él confía, y que creo perfectamente de quien se trata-Pregunta lo que quieras.
-¿Qué rango tienes?
-Ya no pertenezco al cuerpo.
-Bueno…
-Era capitán en la comisaria 12.
-Buen cargo-digo con una sonrisa.
-Ser policía fue mi vida, tenía familia pero la deje de lado durante demasiado tiempo. Cuando deje mi carrera, es como si mi mundo hubiera acabado, no estaba preparado para ello. Tienes que ser fuerte para pertenecer a este mundo, yo no lo era, no lo era porque no supe gestionar mi vida personal con la profesional. Si no tienes vida privada…no creo que puedas lograrlo, no creo que puedas sobrellevar o sobrevivir a este trabajo-dice sin duda triste y un poco ausente, ya había oído hablar lo complicado que era para un policía la jubilación, bueno en muchos trabajos pero en este especialmente.
-¿Has tenidos casos sin resolver?
-Claro, ojala pudiéramos resolverlos todos, pero a veces es imposible, por mucho que queramos hacerlo a veces hay circunstancias que rodean al caso que lo hace imposible.
-Yo creo que es porque no se ha trabajado bien, no hay ningún crimen imperfecto-digo enfadada recordando aquellos malos momentos mientras luchaba porque atraparan a ese hijo de pu…y aún sigo esperando.
-La vida no es blanco o negro, existe el gris-dice tranquilo-he visto de todo en todos los años que he estado en el cuerpo, he trabajado con todo tipo de gente, pero esa gente se juega la vida cada día-dice mirándome fijamente-eso es algo que tienes que tener claro. Si quieres serlo tu primer objetivo será siempre mantener a salvo a los civiles y a tu compañero, aunque eso signifique que tengas que dar tu vida para ello. Por eso, no puedes dejarte llevar por el dolor, la rabia, tienes que ser muy consciente de donde te metes, por eso tienes que sentirte policía casi antes que persona, aunque sin duda somos humanos y cometemos errores, pero nuestros errores puede llevarte al caos.
-Tengo claro que quiero ser policía-digo segura y mirándole a los ojos.
-Está bien, te creo-dice mirándome y me sorprende esas palabras-pero hay algo que te ha llevado a eso. Yo era un niño cuando lo decidí. Vi como un chico de dieciséis años, que estaba dentro de una banda, mataba a otro chico. Eso me marco para que querer ser policía-dice parando esperando pacientemente para que yo diera el paso, y si lo hacía, sería a la primera persona a quien se lo contara en la que no confiaba del todo, con Allie había sido muy diferente, esa mujer me daba un paz y una tranquilidad increíble, esto era completamente distinto, pero aun así, me sorprendo contándoselo.
-Mi madre, mataron a mi madre…nadie…nadie ha pagado aun por ello. Necesito resolverlo, necesito que esto no vuelva a pasar-digo con lágrimas en los ojos mientras no puedo evitar cerrar los ojos con rabia y entonces ahí está de nuevo esa imagen, mi madre tirada en la cocina de mi casa mientras se desangra y yo no puedo hacer nada.
-Es algo que te marcara en tu vida para siempre, pero no tiene por qué ser para mal-dice mirándome-esto puede ayudarte para ser mejor persona, para ser mejor policía-dice serio-creo que vas a ser una buena policía si te lo propones, pero recuerda, la policía, todos los miembros que la componen, forman parte de una familia, como esta-dice señalando la casa-si quieres formar parte de ella tienes que confiar en ellos-dice levantándose y dejándome allí aun sintiendo el dolor que me trae hablar del ella.
Cuando consigo recuperarme entro dentro de la pensión y voy a darme una buena ducha, el agua caliente se mezcla con las lágrimas mientras intento volver a ponerme esa careta de nuevo, para poder seguir viviendo hasta que llegue ese momento en el que le pueda conseguir darle esa paz, esa justicia que ella merece y que tanto necesito.
Salgo del baño y tras ponerme algo cómodo bajo las escaleras. En la cocina me encuentro a Rick que está haciendo el desayuno, para los dos.
-Hola.
-Oh, el desayuno está casi listo. Siéntate-dice con una sonrisa acabando de hacerlo y colocándolo sobre la mesa.
-Gracias-digo mirándole fijamente y sé que me ha entendido, sabe que es por la conversación con Montgomery y sobre todo por confiar en mí.
-Bueno tampoco es para tanto-dice con una sonrisa sentándose en la silla de al lado y así juntos y con una sonrisa más tranquilos, ambos disfrutamos de un buen desayuno, un desayuno en el que no puedo dejar de mirarlo, en el que no puedo dejar de pensar en que creo que puedo confiar en él, en que quizás algún día, no hoy, pueda llegar a confiarle mis secretos, quizás algún día pueda llegar abrirme con él. Empiezo a sentirme en casa, empiezo a sentirme parte de una familia y eso…eso es algo que me gusta y a la vez me da mucho pero que mucho miedo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado por hoy, espero que os haya gustado, como siempre gracias y que disfrutéis del fin de semana, nos vemos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Sáb Nov 11, 2017 6:02 am

Ya se ve venir el caskett
avatar
BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 420
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por Ruth Maria el Dom Nov 12, 2017 12:24 pm

Poco a poco kate va entrando en confianza y se empieza a sentir parte de esta familia tan particular!! Este rick que siempre esta tratando de ayudar a la gente, esperemos que llegue el momento en que kate se sincere con el

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 549
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Lun Nov 13, 2017 12:39 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, empezamos una nueva semana, una semana que puede ser un punto de inflexión, o a lo mejor no. Leed para averiguarlo jaja. Gracias de nuevo por seguir ahí. Ya casi puedo afirmar, que esta historia va a estar rondando el número de capítulos de la anterior, seguramente lo supere incluso, así que si, es una historia larga, muy larga.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14
POV KATE
Estoy en el jardín tomando el sol, aprovechando mi tiempo libre antes de volver al trabajo, no puedo dejar de pensar en la conversación con Montgomery. Cierro los ojos y de nuevo me lleno de malos recuerdos, de esa maldita imagen que no voy a poder nunca borrar de mi cabeza.
Estoy pensando en ello cuando veo como se acerca Rick corriendo desde la casa, enseguida me pongo en alerta. Pero entonces veo como lleva mi móvil en la mano que suena de forma insistente y pienso que puede volver a ser mi padre y me entran unas ganas terribles de tirarlo al agua.
-Toma, no deja de sonar-dice entregándomelo.
-Gracias-digo cogiéndolo mientras tomo aire, es un número desconocido lo que hace que piense algo peor, ¿En que lio ha podido meterse ahora?
-¿Kate?-escucho una voz al otro lado, una voz que conozco.
-¿Si?
-Am hola, soy Martha-dice a la vez que reconozco la voz.
-Hola, ¿Ha pasado algo?
-No, bueno…Kyra me ha pedido hacer turno doble hoy porque quiere tener el fin de semana libre. Así que si no te importa cambiar tu día libre para hoy-dice sin duda agobiada, seguramente no es la primera llamada que hace.
-Claro me da igual, no te preocupes.
-Oh gracias, es que no quiero haceros venir a las tres estar tarde para nada. Lanie tiene mañana el día libre y ya tenia planes así que no podía cambiarlo. Pero si tu prefieres otro día me da igual que vengáis las tres ya veré como me las ingenio para…
-No, no te preocupes de verdad. Me da igual que día descansar, es más si necesitas ayuda alguna vez me da igual ir.
-No, el día de descanso no es negociable-dice con ese salero que solo ella tiene.
-Está bien.
-Bueno descansa y disfruta. Nos vemos mañana.
-Nos vemos mañana-digo colgando el teléfono y dejándolo a un lado. Al menos no había tenido que ver con mi padre la llamada, aunque es verdad lo que le he dicho a Martha, no me importa tener que trabajar todos los días. ¿Qué voy a hacer ahora?
-¿Qué quería mi madre?-dice de repente una voz sobresaltándome.
-¿Cómo sabias que era tu madre? ¿Me estabas escuchando?
-No…-dice negando mientras hace aspavientos con la mano-reconocí el número, no es que estuviera mirando es que…será mejor que lo deje.
-Si será mejor-digo con una sonrisa-tengo la tarde libre, eso es lo que quería.
-Am.
-¿Qué tienes pensando para el fin de semana?
-¿Yo? Nada en especial.
-Am-digo dándome cuenta de que quizás he metido la pata.
-¿Por qué?
-Por nada, déjalo.
-Kate….
-Kyra va a hacer doble jornada hoy para tener el fin de semana libre, pensé…
-Oh…no tenía ni idea-dice pensativo, creo que he metido la pata pero no sé porque-da igual, eso significa que tienes el día libre.
-Si.
-¿Qué piensas hacer?
-Aun no lo sé. Quizás salga a correr o lea algo o tome un poco más el sol-digo con una sonrisa.
-Oh ya veo que eres una aburrida-dice sorprendiéndome.
-¿Qué?
-Pensé que disfrutarías más de tu día libre pero…
-¿Tienes algo pensando?
-Yo…bueno si-dice con una sonrisa-tengo unos amigos que hacen deporte de riesgo. Llevan una empresa que se dedica a ello. Mañana van a salir en globo a dar una vuelta.
-¿Eso no es aburrido?-digo picándole.
-Está bien, ¿Qué te parece hacer puenting?-dice de golpe sin pensar.
-Eso me gusta más.
-Entonces no se diga más, voy a ir a hablar con ellos para que preparen todo-dice emocionado corriendo hacia el interior haciendo que sonría, no sé qué me pasa, pero me hace sentir bien, me hace sentir igual que antes de que todo lo malo pasara.
-Es increíble ¿verdad?-dice otra voz distinta y cuando me giro me encuentro a una mujer rubia, bajita, guapa y embarazada, muy embarazada.
-Jenny, déjame que te ayude-digo levantándome para acercar una de las hamacas para que pueda sentarse.
-Gracias, ya no puedo más. No sé cuándo va a salir. Creo que voy a volverme loca-dice sofocada por el calor y por el peso de llevar a su bebe en su interior.
-Parece que está a gusto ahí donde esta-digo con una sonrisa.
-Pues le prometo si hace falta que aquí también estará bien, al menos estaremos los dos para cuidarle-dice sofocada.
-Tiene que ser increíble tener a tu hijo dentro.
-La verdad es que si-dice con una sonrisa-no me hagas caso cuando me quejo son las hormonas.
-Es comprensible-digo sonriendo.
-Solo estoy impaciente por tenerlo en mis brazos, aunque también tengo miedo de no estar preparada.
-Creo que vais a ser unos grandes padres, los dos.
-Gracias. Por cierto no me has contestado a lo que te he dicho antes.
-¿Antes?-pregunto como si no supiera pero sé perfectamente a que se refiere.
-A que Rick es increíble.
-Bueno…no lo conozco suficiente, pero todos pensáis igual así que…
-Si no lo conoces es porque no te dejas conocer, de verdad él solo quiere ayudar, vale puede que sea un poco cotilla también pero siempre con buen fin-dice riéndose.
-Lo sé, pero aun no estoy preparada para abrirme-digo mirando hacia el suelo.
-Cuando lo estés aquí estamos todos para escucharte y ayudarte, de verdad. Si te sientes más cómoda con una mujer…yo estoy aquí-dice mirándome y veo sinceridad en su mirada.
-Gracias, lo haré-digo con una sonrisa.
-Bueno dejemos eso ahora. Te voy a pedir un favor.
-¿A mí?-pregunto sorprendida.
-Sí, apenas queda para que nazca mi niña-dice acariciando su barriga con delicadeza-y aún no he convencido al padre con algún nombre. Dice que ninguno hace justicia a su pequeña-dice desesperada.
-Bueno, quizás cuando la veáis tendréis claro que nombre le viene bien.
-Quizás, pero temo que la niña cumpla la mayoría de edad y aun no se haya decidido-dice con cara de pánico haciéndome reír.-Le he preguntado ya a todos los que vivimos aquí. ¿Tienes alguna hermana?
-No, soy hija única.
-¿Y tu madre? ¿Cómo se llama?-dice de repente como algo natural pero a mi hace que se me revuelva el estómago, pero ella no tiene culpa.
-Se llamaba Johanna-digo con la voz algo tomada y ella enseguida lo nota.
-Dios lo siento, he metido la pata ¿no?
-No pasa nada, solo…me cuesta aun hablar de ella.
-Lo siento mucho, tenía un nombre muy bonito.
-Puedes intentarlo si quieres, aunque no creo que lo acepte, ninguno será perfecto para él-digo con una leve sonrisa.
-Gracias-dice intentando levantarse y me levanto para ayudarla-gracias, esto es una tortura-dice levantándose-os dejo solos, necesito ir otra vez al baño-dice relatando y sigue todo el camino hacia dentro y Rick y yo nos miramos riéndonos.
-Todo listo-dice con una sonrisa-¿Estas segura de que podrás con ello?
-¿Lo estás tú?-digo con una sonrisa y lo veo asentir, pero veo algo de duda en su mirada, sin dudas no esta tan seguro como dice-¿Dónde está el peque?-digo mirando por todos lados sorprendiéndome que no estuviera detrás de él como siempre.
-Esta con Allie y Noah-dice mirando hacia abajo, sin duda aún estaba mal por el suceso del otro día-creo que así es mejor.
-Yo no lo creo, pero veras como todo vuelve a su cauce.
-Eso espero-dice cabizbajo y no quiero verlo así, quiero disfrutar un poco, quiero olvidarme de nuevo de lo de mi madre para que esas imágenes no me golpeen una y otra vez. Para ello, necesito olvidarme de todo, necesito estar entretenida.
-¿Te apetece un baño?-digo señalando la piscina y lo veo dudar pero entonces sin previo aviso lo veo correr hacia la piscina y tirarse en plancha con toda la ropa puesta. Cuando sale a la superficie lo veo intentando sonreír, pero sin dudas ha tenido que dolerle el golpe contra el agua lo que hace que me ría.
-Eres muy graciosa-dice tirándome agua mojándome bastante.
-Serás…-me quito la ropa rápidamente dejándome solo el biquini puesto y entonces me tiro al agua perfectamente de cabeza cayendo cerca de él mojándole aún más. Cuando salgo al otro lado de la piscina lo veo mirarme con una sonrisa mientras se quita la camiseta completamente empapada y recupera las chanclas para sacarlas del agua.
-Quiero una carrera.
-¿De verdad crees que puedes ganarme? Ni si quiera pudiste mantener el ritmo durante la carrera.
-Esto es distinto, soy un pez-dice haciendo gesto con las caras que hace que me ría. Me calló que durante el año que estuve en la universidad conseguir participar en varias carreras que gané con facilidad.
Nos colocamos en posición, sin dejar de mirarnos, él intentando desafiarme y yo intentando no reírme para no delatarme. Cuando dice ya, ya ha salido un rato antes, pero me da igual enseguida empiezo a nadar con fuerza colocándome a su lado con apenas un par de brazadas y sigo así hasta la mitad de la piscina y entonces me dejo llevar un poco, no necesito más para poder llegar antes que él al otro lado, y al menos no humillarlo.
-Gané-digo tocando la pared como si no hubiera echo ningún esfuerzo mientras a él le falta el aire.
-No puede ser, yo soy como un pez pero tu….no me digas más, eres una sirena, ¿Dónde…?-dice metiendo la cabeza debajo del agua buscando la cola de sirena mientras yo no paro de reír.
-Rick para…-digo tirando de él para que salga.
-Dime que has hecho trampas.
-Bueno un poco puede.
-Lo sabía, ¿Cómo?
-Fui campeona en la Universidad.
-Eso no vale, me lo tenías que haber dicho, he quedado como un idiota.
-Tampoco lo has hecho tan mal.
-Seguiré entrenando, para el final del verano verás cómo te gano.
-No pierdas la esperanza-digo sin poder ocultar la risa y lo veo poner cara de enfurruñado para luego tampoco poder evitar una risa, y así disfrutando del agua y de la compañía, pasamos el resto de la mañana.
CONTINUARÁ…
Bueno pues un capítulo donde ambos han podido compartir algo de tiempo, y sin duda lo han disfrutado. La mañana ha estado bastante bien, veremos a ver como se les da el resto del día y si ambos acaban vivos el día jaja. Espero de verdad que os haya gustado, es un capítulo modo Caskett casi por completo y creo que esta semana ese modo Caskett se va a repetir mucho, va a ver mucho momentos de ellos dos solos, muchas cosas que compartir, solo espero que os guste.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por Ruth Maria el Mar Nov 14, 2017 1:05 am

Me encanta que empiezan a tener mas momentos entre ellos! esto a su vez permite que crezca la confianza y que en algún momento kate se abra a rick y le cuente su verdadera historia!!

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 549
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Nov 14, 2017 8:26 am

Sigeee
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 26
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Mar Nov 14, 2017 9:54 pm

Buenos días, aquí estoy deseando de que leáis el capítulo este, y el otro y el otro, si yo también tengo ansiedad de que esto vaya avanzando, os comprendo mucho, hay días que me entran ganas de coger y subir todos de golpe, pero luego pienso y estaría demasiado tiempo sin poder subir. Peor de verdad, tengo ganas de que avance rápido de ver vuestras reacciones y aaaaaaa. Bueno da igual, esto tiene que llevar su tiempo sino estaríamos dos días subiendo y un mes parados sin nada. Es lo que hay, ahora solo tengo que conseguir algo de tiempo más para escribir más rápido y así podre al menos seguir con los cuatro capítulos diarios. Ya tengo el final casi desarrollado por donde quiero que vayan los tiros, aunque aún me quedan diez o más capítulos por escribir. Pero ya estoy pensando en historias nuevas, las tengo ya enfocadas jaja. Gracias como siempre y a seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Caminamos sin parar de reír casi corriendo porque no queremos que se nos haga tarde, aun más tarde. Somos los únicos que estábamos en la casa y apenas bajamos las escaleras cuando entran los primeros que llegan de fuera. Miro a Kate y no podemos evitar reírnos ambos, la verdad es que lo había pasado muy bien, me había servido para despejarme después de lo de ayer.
-Rick-dice el enano saliendo corriendo hacia mí y lo cojo en brazos para darle un beso, lo había echado de menos, no podía evitarlo, pero quizás lo mejor sería que no estuviera a mi cargo, no quería que le pasara nada.
-¿Cómo te lo has pasado enano?
-Muy bien, hemos ido al parque.
-¿Si? Que guay-digo sonriéndole y él sonríe enseñándome sus dientitos.
-¿Mañana vienes?-dice poniéndomelo muy serio y dios no puedo negarle nada a este niño, pero no sé qué opinara su madre así que no creo que deba darle esperanzas.
-No sé si podré. Pero podemos hacer algo ahora. ¿Quieres ayudarme a poner la mesa?
-Vale-dice pateando para que lo baje y lo dejo con cuidado siguiéndole hacia la cocina.
Acabamos de colocar la mesa y caliento la comida mientras Allie que está cansada tras pasar toda la mañana con el niño está descansando un rato sentada junto a Kate y Jenny. Aunque lo hace con gusto sé que cuidar de un niño tan enérgico como es Rony, es muy cansado para ella. Ojala no hubiera pasado nada y todo pudiera volver a ser como antes, como debería ser.
Suena la puerta de la entrada y al instante escucho la voz de Kevin saludando a su mujer y otra voz, otra voz demasiado conocida para mí. Enseguida esa voz va acompañado por una imagen que siempre me ha atraído y que ahora me da mucho dolor, no puedo evitarlo.
-Hola.
-Hola-digo con una pequeña sonrisa mientras veo como Rony va corriendo a abrazar a su madre y yo mientras tanto me giro para seguir con la comida, sin dudas huyendo un poco de ella.
Pero no me sirve de nada. La oigo hablar con el pequeño y mandarlo al comedor con la excusa de que vaya a ver al tío Kevin, pero yo sé que es solo una excusa y yo solo deseo que no lo hubiera echo, no estoy aun preparado para hablar con ella, no mientras ella no siga preparada para tener una relación. La quiero, estoy seguro de eso y el no estar con ella me duele, me duele demasiado.
-Rick… ¿podemos hablar un minuto?
-Si es por el niño, solo estaba ayudándome con la mesa, no le he dado nada que pudiera hacerle daño yo…
-Rick…sé que nunca le harías daño. Quería pedirte de nuevo perdón. No debería haberte echado la culpa de lo que pasó. Esta mañana le pedí a Allie que se quedara con el niño por ti, no quería que pensaras que dudaba de ti y de como puedes cuidar al niño. Solo…no sabía si ibas a querer.
-Te lo agradezco, la preocupación. Pero ese niño…lo quiero Kyra, no quiero alejarme de él y me gustaría que no lo alejaras de mí.
-Claro que no. Solo….he pedido el fin de semana libre a tu madre. Creo que necesito ver a alguien de mi pasado, sabes que no tengo quejas con vosotros, es más, sois mi familia pero…
-No puedes volver atrás, lo sabes.
-Lo sé, no pienso ir a verlo a él ni voy a acercarme. Mi madre está en la casa de verano que tiene al norte. Voy a ir con el niño a pasar el fin de semana con ella. Solo quería que lo supieras.
-Gracias-digo con una pequeña sonrisa.
-No, gracias a ti Rick-dice acariciándome suavemente la mano como una muestra de cariño que para mí significa un poco de esperanza.
-Ten mucho cuidado-digo de verdad, completamente preocupado de que su pasado vuelva a atacarle.
-Estaré bien-dice con una sonrisa justo cuando entran el resto de la familia.
Hemos acabado de comer y Kyra ya se ha ido a trabajar de nuevo. Y aquí estoy yo, sentado en la puerta de mi casa dándole vueltas a ese viaje de Kyra porque sé que puede estar en peligro, y también estoy nervioso porque eso puede llegar a ayudarle en sus dudas. Tengo miedo de que me deje para siempre, pero también tengo miedo de que quiera luchar por esto, es lo que quiero, pero no puedo evitar tener miedo porque no sé cómo puedo hacerle feliz, quizás no sea suficiente para ella quizás…
-Tierra llamando a Rick-escucho a mi espalda y cuando me giro allí esta Kate.
-¿Si?
-Te preguntaba qué a qué hora es lo del puenting.
-Oh, se me había olvidado.
-Si no quieres pues podemos dejarlo para otro día.
-No, solo se me había pasado un poco, pero aun vamos con tiempo. Voy a por mis cosas y nos vamos.
Llegamos al lugar de mi amigo, miro a Kate y la veo mirando todo a su alrededor, sin duda está disfrutando de todo lo que ve, sin duda va a disfrutar de todo esto, bastante más de lo que lo voy a hacer yo.
-¿Qué pasa aquí? ¿Nadie te recibe? Que trato más malo-digo en voz alta para hacerme oír y enseguida aparece mi amigo con cara de pocos amigos y cuando miro a Kate la veo sonrojada sin duda avergonzada.
-Señor si no le interesa vaya a otro lado. ¿Se cree un rey o algo?
-Soy algo así-digo acercándome a él para darle un abrazo-¿Qué tal bro?
-Bien, aunque no tan bien como tú. Te veo mejor.
-Bueno ya sabes que me cuido bien.
-¿Quién tú? No me hagas reír-dice sonriendo-¿No vas a presentarnos?
-Oh si claro. Javier Expósito, ella es Kate-digo señalándola y enseguida se dan un fuerte apretón de mano.
-Encantado.
-Igualmente.
-Bueno, ¿Por qué no nos enseñas un poco todo esto?
-Claro, acompañadme-dice abriendo el paso.
Caminamos por todo el pequeño almacén que tiene Javier, pero la verdad es que lo tiene todo tan bien colocado que es increíble que pueda tener todo lo que tiene en aquel pequeño espacio.
-Así que ya sabéis, si queréis emociones fuertes solo tenéis que pasaros por aquí.
-Esto es genial.
-Se nota que te gustan las emociones fuertes, lo que no sé qué hace aquí este-dice señalándome.
-¿Por qué? A mí también me gustan las emociones fuertes-digo intentando poner mi mejor cara de actor pero creo que no lo logro.
-Todavía dudo de que se tire, pero bueno ya veremos-dice haciendo reír a Kate.
-Anda déjate de tonterías y vámonos ya ¿sí?-digo dándole una colleja mientras le insto a que se calle.
Llegamos al puente más alto de la pequeña localidad y solo puedo pensar en no mirar abajo, si vale, odio las alturas pero me hice el valiente y ahora no puedo echarme atrás ¿no? dios creo que hoy voy a morir y no de una caída de más de veinte metros, no, sino de un ataque al corazón.
-Bueno pues ya hemos llegado. ¿Quién quiere ser el primero?
-Ella, primero las señoritas-digo con una sonrisa fingida mientras siento como me tiembla todo.
-Está bien, empiezo yo-dice segura enseguida dando un paso hacia delante y yo siento como el corazón me va a mil por horas.
Javi le coloca todo lo necesario para hacer el salto seguro y yo mientras tanto intento tranquilizarme y sobre todo no mirar abajo.
-Estas lista.
-Toma Rick, hazme una foto ¿sí?
-¿En serio? Va a salir movida así que…-digo con miedo de que se me caiga de la mano con el tembleque.
-Da igual-dice entregándomelo y lo cojo con las dos manos con fuerza para no caerlo-mejor haz un video ¿sí?-dice sonriendo sin dudas se le veía feliz y con la adrenalina a tope.
-Vale-dice agarrándolo aun con más fuerza.
-¿Estas lista?-dice Javi justo detrás de ella mientras se acaba de colocar y yo trago saliva, creo que estoy a punto de cagarme en los pantalones.
-Lista-la escucho gritar por encima del ruido del viento y del agua que rugue con fuerza y furia, y antes de que me dé tiempo ni a pensarlo, la veo saltar y caer a gran velocidad mientras yo me quedo paralizado esperando que no le haya pasado nada hasta que escucho su risa y su voz llena de fuerza y adrenalina por encima del ruido del agua de ahí abajo, sin dudas disfrutando de ello y yo aún no sé cómo voy a poder lograrlo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues Kyra se va en fin de semana, lo tienen para ellos dos solos, para disfrutarlo, y empiezan con emociones fuertes, el problema Rick tiene miedo a las alturas, ¿lo superara? Habrá que esperar hasta el viernes para saberlo jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.