La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Capítulo 29

Mensaje por tamyalways el Vie Dic 08, 2017 11:05 pm

Buenos días, aquí estamos para acabar la semana con más Caskett, con ese regalo que nos dio ‎Andrew W. Marlowe, creando a esta pareja que nos enamoró durante tiempo, yo solo me aprovecho de estos magníficos personajes para divertirme e intentar hacer que vosotros también lo hagáis. Gracias siempre por seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 29
POV KATE
Me dirijo hacia el hospital tras la charla con Lanie sin poder dejar de darle vueltas. ¿Estaría tomando la decisión correcta si decía que no volviera a pasar? ¿Tomaba la decisión correcta si seguía igual y dejaba que fuera él quien decidiera? Creo que tome la decisión que tome me habré equivocado, o al menos eso pensaré justo al instante después de tomarla, pero sé que a la larga será una decisión que no va a marcar mi vida, no la marcara porque mi vida ya esta marcada para siempre.
Cuando llego al hospital subo las escaleras esperando que no hayan cambiado a Jenny de habitación. Me doy cuenta de que he acertado cuando miro a través de la puerta que están todos reunidos, solo falta Roy que se abra quedado con el niño.
-Hola-digo tímidamente llamando la atención de todos.
-Hola Kate, pasa pasa-dice Jenny pero yo no puedo evitar mirar antes a Rick y después mi mirada va rápidamente a Kyra antes de bajar la mirada y pasar para dentro.
-Hola-digo con una sonrisa de nuevo, la verdad es que no sé qué decir en estos casos, por eso había alargado al máximo este momento.
-Creo que la habitación está muy llena, será mejor que salgáis y nos dejéis solas-dice con una sonrisa cansada y todos salen dejándonos a solas.
-Estas cansada, lo que menos quiero es molestar.
-No, solo…necesitaba algo más de aire para respirar, parecía que tenía que luchar por el aire-dice con una sonrisa cansada-sé que lo hacen para apoyarnos, y se lo agradezco, pero hay veces que…me siento agobiada.
-Lo entiendo. ¿Cómo…?
-Por ahora todo igual, dicen que eso es bueno, y creo que es lo que todos queremos creer. Yo solo quiero que pase el tiempo más rápido. Quiero volver a tenerla en mis brazos.
-Verás cómo pasa antes de que te des cuentas-digo colocando mi mano sobre su brazo.
-Hemos luchado tanto por este momento, por esa pequeña-dice con una sonrisa mientras alguna lágrima cae-ahora no vamos a rendirnos.
-Lo sé, es una mujer fuerte, y Kevin…Kevin creo que puede ser el hombre perfecto.
-Pero es mi hombre-dice con una sonrisa.
-Ok, ok, ya me queda claro que no se puede tocar-digo con una sonrisa.
-Estoy segura de que ahí fuera estará el hombre de tu vida-dice cansada, demasiado cansada.
-Será mejor que descanses, dentro de poco se habrá acabado esta pesadilla.
-Eso espero. Gracias por venir-dice cerrando los ojos y la dejo allí mientras salgo fuera dándome cuenta de lo grandes que son los dos, como están reaccionando a algo tan duro.
Salgo fuera y me encuentro a todos allí reunidos alrededor de Kevin que sin duda estaba igual de cansado que su mujer. Todos estaban cansados pero al menos habían podido descansar algo pero ellos llevan días sin poder cerrar los ojos sin pensar que puede que no vuelvan a ver a sus hijos, eso hace que te sea imposible descansar.
-Hola Kate-oigo a Allie hablándome y yo le dedico una sonrisa cansada, pero no tengo derecho a quejarme, no cuando los veo a ellos.
-Vamos a dejar a este chico también descansar-dice Noah dándole un apretón a Kevin.
-Yo me quedo hoy-dice Kyra.
-Está bien, no te preocupes por Rony.
-Mañana cuando ya nos den la buena noticia volveré con mi pequeño-dice con una sonrisa animando al padre cansado de luchar pero sabiendo que aún queda lo más duro, las ultimas horas de espera.
-Gracias a todos-dice despidiéndose de todos antes de volver al lado de su mujer, sabiendo que era otra noche en la que no iba a poder pegar ojo.
-Vamos, tengo el coche fuera-dice Rick abriendo camino y todos le seguimos sin rechistar, todos estábamos deseando coger la cama y no soltarla.
Llegamos a casa agotados poco después. Rick para el coche y todos nos bajamos. Pero antes de poder poner un pie dentro de casa Rick me frena y sin tener que decir nada lo sigo hacia el banco donde nos sentamos en silencio.
-Lo siento-dice de repente poniéndose de pie-estarás cansada será mejor que vayamos a comer algo.
-Rick…si quieres algo lo demás puede esperar-digo agarrándole por el hombro y entonces lo veo, está llorando-hey, ¿estás bien?
-Solo tenía mucha presión aquí-dice colocando su mano en el pecho y sé que hacerse el fuerte al final le iba a costar caro, tenía que terminar rompiendo por algún lado pero él era así, tenía que estar siempre fuerte para los demás.
-Está bien, ahora puedes llorar tranquilo.
-Lo siento-dice limpiándose las lágrimas.
-Dime que es lo que querías-digo mirándole fijamente y lo veo apartar la mirada como avergonzado-puedes pedirme lo que quieras-digo con una pequeña sonrisa para que pueda relajarse.
-Yo solo…solo quería un abrazo-dice mirándome un segundo y luego apartando la mirada.
Agarro su cara con mi mano para que me mire y entonces, solo entonces aprieto mis brazos a su cuerpo abrazándolo y siento como coloca sus manos en mi cintura de forma casi temerosa hasta que le aprieto más y entonces siento como rodeaba mi cuerpo abrazándome sin miedo. Así estamos durante varios segundos hasta que siento como poco a poco su abrazo va disminuyendo hasta que deja caer sus brazos y yo me separo.
-Gracias-dice limpiándose las lágrimas que aun caen de sus ojos.
-No tienes que dármelas. Tú me has ayudado más a mí de lo que yo haya podido ayudarte a ti-digo tragando saliva y recordando el dilema de hace unas horas, un dilema que ahora mismo me da igual, solo quiero estar ahí para él y para todos para apoyarlos, ahora mismo ni si quiera puedo pensar en mi futuro, en ese futuro que ya tengo marcado, siento que les debo mucho a todos, a esta familia que me ha acogido en el peor momento de mi vida, cuando no tenía a nadie, ni si quiera a mi padre, cuando sentía que había perdido todo, creo que ahora tengo mucho que devolverles.
-Será mejor que entremos-dice ocultando de nuevo la mirada.
-Claro, pero entramos juntos-digo con una sonrisa y lo veo sonreírme despacio.
Entramos y ya está Allie con la mesa puesta y lista para poner la cena para todos. Yo le ayudo mientras Rick va directo a ver a Rony y se tiran los diez minutos que tardamos en llamarlos a la mesa, abrazados y sin parar de sonreír mientras Rony le habla y le habla sin parar.
Cenamos con tranquilidad y después mientras ambos fregamos, Allie se encarga de acostar al peque de la casa. Cuando acabamos veo como se apoya en la mesa sin duda está agotado.
-Deberías irte a dormir.
-Si debería-dice aun si abrir los ojos y me acerco a él despacio y me abrazo a su cuerpo sin duda sorprendiendo a los dos pero siento como me abraza y cierro los ojos sintiendo el calor de su cuerpo, el calor…demasiado calor.
-Rick ¿estás bien?
-Algo cansado. Solo eso.
-Seguro-digo colocando mi mano en la frente y estaba ardiendo-Dios Rick estas ardiendo, tienes que tener fiebre.
-No, estoy bien-dice poco convincente.
-Ven siéntate ahí-digo agarrándole del brazo y casi tirando de él lo llevo al sofá donde lo dejo caer. Vuelvo al rato con un poco de agua y una gasa y una pastilla para que le bajara la fiebre, solo esperaba que funcionara-Ya estoy aquí-digo sentándome a su lado y con cuidado paso una gasa mojada por su cuello y su cara intentando que le bajara la alta temperatura-tomate esto-digo entregándole la pastilla y el agua y el obedece sin rechistar, en ese momento baja Allie.
-¿Qué pasa?
-Tiene mucha fiebre, ¿tienes algún termómetro?
-Sí, ahora voy a por él-dice subiendo rápidamente de nuevo las escaleras mientras yo vuelvo a colocar el paño en su frente para enfriarlo un poco.
Baja enseguida con el termómetro en la mano y se acerca rápidamente entregándomelo y yo se lo coloco mientras espero el resultado.
-39,2 tiene mucha fiebre-digo sin duda preocupada.
-Hay que bajársela, ayúdame a subirlo-dice Allie y yo dudo por un momento.
-Deberíamos llamar a un médico.
-No-dice Rick que se había mantenido en silencio todo este tiempo-al médico no.
-No lo llamaremos si conseguimos bajarte esa fiebre, sino hijo ya te digo yo que vamos a llamar al médico-dice Allie intentado ayudarme a levantarlo pero enseguida se da cuenta de que es imposible entre las dos y termina llamando a su marido.
Lo subimos arriba y lo tumbamos en la cama después de cambiarle con ropa más cómoda. Yo no puedo dejar de mirarle lo veo mal, y no sé qué hacer. Allie y Noah salen de la habitación para ir a cambiarle el agua.
-Hey-dice con una tímida sonrisa y casi sin poder abrir los ojos.
-No sé qué hacer para ayudarte-digo a media voz.
-Quédate conmigo ¿sí? Quédate conmigo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues momento Caskett y habrá más a lo largo de la semana que viene. Espero que este capítulo os haya gustado más. Que paséis un buen fin de semana todos XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Dom Dic 10, 2017 12:29 pm

Esas inseguridades de kate!! ahora le corresponde a esta gran familia cuidar a la cabeza de la familia!! creo que servirá para que haya un mayor acercamiento entre rick y kate y nos regales mas momentos casket

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Dom Dic 10, 2017 12:29 pm

Esas inseguridades de kate!! ahora le corresponde a esta gran familia cuidar a la cabeza de la familia!! creo que servirá para que haya un mayor acercamiento entre rick y kate y nos regales mas momentos casket

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Dic 10, 2017 9:15 pm

Sigueeee
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 26
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 30

Mensaje por tamyalways el Dom Dic 10, 2017 10:12 pm

Buenos días a todos, aquí estamos un día más con más Caskett, levantarse con él ya es lo mejor jaja. Bueno pues me quedan aún dos capítulos para acabar la historia, me está costando un poquito pero está casi ya finalizada. Así que ya estoy pensando en ideas nuevas para desarrollar la siguiente historia e incluso un título, ¿Qué os parece hacer una lluvia de ideas?
#brainstorm
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 30
POV KATE
Y me quedo a su lado, como él ha pedido, y paso un paño húmedo sobre su cabeza cada rato mientras abro la ventana para que entre algo de aire de fuera. Estoy a solas con él sin separarme mientras él está despierto pero con los ojos cerrados sin duda por el cansancio. Suena la puerta y entra Allie despacio.
-Está despierto-digo con una pequeña sonrisa y pasa más tranquila.
-Sí, estoy despierto-dice él intentando bromear pero apenas le salen las palabras.
-Traigo el termómetro, vamos a ver si los esfuerzos han valido la pena.
-Eso espero-digo cogiéndolo y colocándoselo con miedo al resultado.
Unos segundos después miro el resultado y sorprendida se lo enseño a Allie. Ha bajado, pero apenas lo ha hecho y aún esta con 39. Teníamos que hacer algo para bajársela y yo ya no sabía que hacer más. Me levanto agarro a Allie para sacarla de allí y que Rick no pudiera escucharnos.
-Creo que deberíamos llamar a un médico.
-No le gustan los médicos.
-Pero no le baja.
-Vamos a hacer una cosa más y si eso no funciona prometo que llamaremos al médico.
-Está bien, ¿Qué?
-Vamos a darle una ducha.
-¿Una ducha?
-Sí, con agua tibia.
-¿Cómo vamos…? Apenas puede mantenerse, y no es que pese poco.
-Noah puede ayudarnos. Venga vamos-dice haciéndome volver a la realidad y mientras ella va en busca de su marido, yo intento levantar a Rick hasta que lo siento en la cama.
-¿Qué pasa?
-Vamos a tomar una ducha.
-¿En serio? Me encantara compartir una ducha contigo-dice con una pequeña sonrisa y creo que habla por medio de la fiebre, solo espero que no diga ninguna tontería mientras no estemos solos.
-Ya esta aquí la ayuda-dice Noah entrando por la puerta.
-Creo que esto ya no me gusta tanto-dice Rick bromeando y doy gracias a que no sea la fiebre la que habla por él, sino que aun estando mal es capaz de bromear, es algo que eso me encanta.
Entre los dos conseguimos levantarlo y con mucho esfuerzo conseguimos meterlo en el baño. Le quitamos toda la ropa que podemos solo dejándole la ropa interior y con cuidado lo metemos en la ducha y le doy al grifo.
-Fría-se queja y la toco para poder dejarla lo más tibia que puedo-quiero salir.
-Espera, espera-digo sujetándole un poco más pero quiere salir y las pocas fuerzas que tiene le fallan y está a punto de caer así que no dudo en entrarme dentro de la ducha para que se pueda sujetar en mí a pesar de que empiezo a sentir como me congelo con el agua.
-Voy a por toallas-dice Noah saliendo disparado dejándonos solos.
-Sh…ya está-digo apagando el agua mientras lo sostengo con mis manos todo lo que puedo mientras intento tranquilizarlo, aunque se le ve tranquilo, demasiado tranquilo.
-No ha sido la mejor manera de compartir ducha, vamos a tener que repetirlo-dice con una pequeña sonrisa haciéndome sonreír.
-Eso ya lo veremos vaquero-digo siguiendo con la broma y lo veo sonreír mientras se apoya en la pared y yo se lo agradezco porque apenas podía aguantar más su peso.
-Ya estoy aquí-dice Noah entrando con dos toallas.
-Está bien, espera-digo ayudando a Rick a salir de la ducha y enseguida cojo una toalla para pasarla por su cuerpo mientras lo froto para sacarle.
-Toma Kate, vas a coger una pulmonía-dice Noah.
-No, estoy bien. Acabemos con él antes.
-No…para cuidarme tienes que cuidarte tú-dice Rick cansado.
-Yo me ocupo de él mejor-dice Noah señalando el cuerpo de Rick y yo acepto saliendo del baño para ponerme ropa seca. Pero no por mucho tiempo, iba a volver a su lado en cuanto acabe de hacerlo.
Vuelvo al baño pero ya no están allí. Voy hacia la habitación y ya está allí Noah y Allie. Cuando me ven entrar me miran con una sonrisa.
-38 es fiebre pero está bajando, al menos ya no es tan peligrosa.
-Sí, eso está bien-digo sonriendo por fin más relajada.
-Deberías irte a dormir, has trabajado todo el día y mañana también tendrás que trabajar así que…
-No, yo me quedo. Iros vosotros.
-Pero…
-De verdad, además ahora solo tiene que descansar. Me dejara dormir un poco-digo intentado convencerlos porque no iba a estar tranquila durmiendo cuando él seguía con fiebre aunque le hubiera bajado bastante.
-Está bien, dale un poco más con el paño húmedo, y descansa-dice Allie con una sonrisa saliendo de allí con su marido y dejándonos solos.
Me acerco a la cama cogiendo de nuevo el trapo y colocándoselo sobre la frente mientras se lo paso despacio por la cara, el cuello y su pecho. Así estoy durante al menos media hora más y cada diez minutos colocándole el termómetro.
-Deja eso ya-se queja Rick que ha estado todo el tiempo con los ojos cerrados y sin decir nada pero sin poder dormir.
-Aun tienes fiebre.
-¿Cuánto?
-37,6-digo pasando otra vez el termómetro.
-Ya estoy bien, bastante mejor. Descansa un poco.
-Estoy bien-digo recostándome en el sillón que había junto a su cama.
-Puedes cuidarme mejor aquí-dice señalando la cama.
-En tus sueños-digo con una sonrisa.
-En mis sueños yo no estoy echo una mierda-dice con una sonrisa cansada.-Anda vamos-dice señalando de nuevo la cama y yo dudo, pero la verdad es que estoy agotada y bueno esta aun febril pero bastante mejor, ya no es una fiebre peligrosa y…estaré cerca por si le pasa algo y…
Me levanto antes de arrepentirme y me tumbo despacio en la cama a su lado, manteniendo distancia pero él enseguida tira de mí y me coloco de lado colocando mi brazo sobre su cuerpo, aun está caliente quizás demasiado y cojo de nuevo con cuidado el trapo y lo paso por su cuerpo.
-¿No te he dicho que lo dejaras?
-Solo un poco ¿sí?
-Ya sé que te gusta mi cuerpo pero…-dice con una sonrisa haciéndome reír.
-Vale, ya paro.
-No me importa que me toques, pero me gusta más tu mano-dice agarrándola y colocándola sobre su pecho-¿lo ves? Mucho mejor-dice cerrando los ojos con una sonrisa.
-Anda descansa ¿sí? Mañana todo habrá pasado-digo apretándome un poco a él pero no mucho para no darle demasiado calor. Cierro los ojos pero sin dormirme cuidando de su sueño hasta que ya no puedo más y con el latir de su corazón me quedo dormida.
No sé cuánto tiempo ha pasado cuando siento como mueve su mano por mi espalda, está despierto. Me giro para encararlo y lo veo con una sonrisa. Coloco mi mano sobre su frente y aún está caliente, pero nada que ver con hace unas horas.
-Aun este algo caliente.
-Creo que eso no tiene que ver con la fiebre-dice con una sonrisa tirando de mí hacia él, pero coloco mi mano en su pecho alejándolo, pero siento su mano haciendo pequeños círculos en mi espalda, haciendo que pierda la batalla mientras sonríe.
Vuelve a acercarse quedando nuestras bocas a un solo palmo y dios tengo tantas ganas de besarlo que cuando él cierra la distancia no puedo evitar suspirar en el beso, pero entonces recuerdo todo lo que ha pasado, recuerdo que aún no ha decidido y que eso puede hacerle daño, y me alejo, pero parece ser que él no se ha dado cuenta porque vuelve a besarme.
Me pierdo en el beso, porque aunque por mucho que quiero poner distancia, por mucho que quiero alejarlo para no seguir confundiéndole o poniéndole en una situación complicada, no puedo evitar sentir esa atracción hacia él, aunque sé que esto no puede llevar a nada, no va a llevar a nada bueno al menos.
Me separo despacio pero aun puedo sentir su aliento, aun puedo sentir el calor y el olor de su cuerpo, ese que hace que pierda toda la cordura, o al menos la poca que me queda y cierro los ojos intentando llenarme de fuerza para hacer lo que tengo que hacer.
Se vuelve a arrimar para besarme pero esta vez si consigo detenerle echándome para atrás y lo veo mirarme sorprendido, no esperaba que me alejara.
-¿Pasa algo?
-No, solo que si estas mejor, estoy cansada y prefiero descansar.
-Está bien, prometo portarme bien-dice con una sonrisita pero sé que tengo que alejarme de él o sino será mi cuerpo el que empiece a arder.
-Pórtate como quieras. Tienes que descansar pero tu veras que haces, yo me voy a mi habitación.
-Oh, pensé que podrías quedarte.
-No creo que mejor no.
-Tampoco es algo que no hayamos hecho antes ¿no?
-Bueno, que lo hayamos hecho antes no significa que tengamos que volver a hacerlo-digo levantándome y así quedándole completamente confundido salgo de la habitación rápidamente, decidida a empezar a alejarlo poco a poco, esto era una locura y si él no decidía quizás tenía que hacerlo yo por él.
CONTINUARÁ…
Bueno pues todo muy bonito hasta que ha Kate le han aparecido de nuevo los miedos, `pero ¿Miedo a que? ¿A hacerle daño? ¿O a llegar a sentir cosas para las que no está preparada? Lo iremos viendo poco a poco, porque el miércoles hay nuevo capítulo y prometo que esa conversación llegara tarde o temprano.
Gracias a todos por seguir ahí, espero que os haya gustado el capítulo, aunque quizás no tanto el final jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Mar Dic 12, 2017 12:49 am

Como tu bien lo dices el capitulo me ha gustado pero para nada el final! Kate sigue con sus inseguridades y al final de cuentas los dos van a terminar sufriendo. Para ella misma es un dilema, esta pensando en el bienestar de el cuando, a fin de cuenta, es rick quien debe tener la ultima y solo el sabra si decide seguir adelante.
Los dos empiezan a sentir cosas mas firmes y a lo mejor los aterra pero para mi gusto deben de seguir adelante y dejar de sentirse culpables por la situación.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 31

Mensaje por tamyalways el Mar Dic 12, 2017 9:44 pm

Buenos días, aquí estamos un día más. Daros las gracias siempre por vuestro apoyo, hoy es un día emocionante, hoy empezaré a escribir el último capítulo de la pensión, no sé si podré acabarlo hoy o no, pero sin duda hoy va a ser un día emocionante. Gracias a todos de nuevo por seguir ahí, tengo muchas ganas de continuar con todo esto, de empezar una nueva aventura siempre con vosotros.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 31
POV RICK
Me levanto aun algo sonámbulo tras la noche tan dura que he pasado. Tanto que casi me caigo al levantarme.
-Demasiado rápido Rick-me digo a mi mismo mientras permanezco sentado en la cama un poco antes de volver a intentar levantarme.
Me levanto y saco la ropa para vestirme, pero no tengo ganas, hoy es uno de esos días en los que preferiría quedarme en la cama y no levantarme. Pero hoy puede ser un gran día, o al menos un día en el que tenga que estar con mis amigos, por eso, simplemente por eso tengo que levantarme.
Dejo la ropa encima de la cama y bajo tal y como estoy con un calzoncillo y una camiseta para desayunar, pero antes de bajar no puedo evitar mirar hacia la puerta de su habitación que esta cerrada. Supongo que habrá salido como cada día a correr, pero ya debería estar de vuelta para el desayuno, seguro que estará en el baño dándose una ducha.
Bajo las escaleras despacio sujetándome en la pared, siento como el cuerpo me pesa mucho, demasiado, estoy aun agotado y tengo una presión en la cabeza que me tiene algo aturdido. Pero lo peor no es eso, lo peor fue despertar y darme cuenta de que no había sido una pesadilla, Kate se fue a su habitación, no quiso quedarse conmigo. Además su despedida…fue rara, creo que me recordó claramente, que lo nuestro no iba más allá que la atracción, pero tengo que ser sincero conmigo mismo, si fuera solo atracción ya me hubiera alejado de ella, lo hubiera hecho porque hubiera preferido lo mío con Kyra mil veces, pero aquí estoy, sin saber que hacer y sé que terminaré haciéndole daño a alguien y eso si que va a terminar matándome.
Cuando bajo las escaleras allí están todos ya en la cocina, si ella también esta allí y parece que aparta la mirada de mi, sin dudas nada ha sido por la fiebre, aquí pasa algo y no sé si quiero saberlo, no sé si quiero que esto sea real.
-Hola chico. ¿Cómo te encuentras hoy?-dice Allie acercándose y colocándome la mano en la frente-aun sigues algo caliente, ¿te has puesto el termómetro?
-No, solo estoy cansado y aun algo pesado por lo de ayer, pero estoy bien-digo mintiendo mientras agarro una taza de café, sin dudas lo necesito.
-Creo que deberías quedarte en la cama-dice Allie preocupada, como una gran madre lo haría, que buena madre se ha perdido este mundo.
-Estoy bien, además hoy tengo que estar al lado de mi familia-digo con una sonrisa.
-Si, tenemos que ir todos, hoy más que nunca.
-Yo tengo que ir a trabajar-dice Kate hablando por primera vez-si a su madre no le importa puedo llevarme al niño a la cafetería, así no tendréis que faltar nadie más.
-Oh gracias Katie, voy a llamar a la mama a ver qué le parece-dice Allie saliendo de la cocina dejándonos solos y yo trago saliva, porque no estoy preparado para hablar de lo que paso anoche, pero tengo que hacerlo antes de que dejemos que el momento pase.
-Yo…quería darte las gracias por cuidarme anoche.
-Tu hubieras echo lo mismo-responde pero la noto fría, demasiado fría.
-Yo…no entiendo porque te fuiste anoche.
-Para descansar ya te lo dije, no entiendo porque no lo entiendes.
-Yo…está bien, solo pensé que había algo mal.
-Rick porque nos hayamos acostado un par de veces no significa nada-dice de repente y lo siento como una patada en el estomago, no entiendo a que viene todo esto.
-Pero la verdad es que no entiendo que pasa.
-Nada, solo estoy cansada. Será mejor que me vaya preparando, voy a llegar tarde al trabajo.
-Pero…
-¿Qué?
-¿Tan malo hubiera sido dormir juntos? –pregunto tragando saliva-no es que no lo hayamos echo antes ¿no?-digo con temor.
-Rick ya te quede claro que no habría nada más que sexo, y eso mientras ambos quisiéramos. Dormir es algo…más personal. Lo de la otra noche…no estaba pasando un buen momento, quizás me deje llevar porque estaba triste y sensible, pero no va a volver a pasar Rick-dice mirándome fijamente antes de darse la vuelta y largarse dejándome solo y abatido. ¿Qué coño era lo que estaba pasando?

Llegamos todos al hospital, todos menos Kate, porque Kyra prefirió que lleváramos al niño al hospital aunque ninguno creíamos que fuera buena idea. Llevamos ya un buen rato, aquí, solo haciendo compañía a nuestros amigos y dándole el apoyo que necesitan.
Me dirijo hacia la ventana, buscando algo de aire fresco, nunca me han gustado los hospitales y si no fuera por lo que es, para nada estaría aquí.
Aun me sentía algo pesado y cansado. Seguramente la fiebre aún no había abandonado mi cuerpo por completo, pero me daba igual, tenía que estar aquí y eso ni una fiebre ni nada me iba a alejar de donde tenía que estar.
-Hola bro-dice Kevin acercándose, tiene una pequeña sonrisa en la cara, una sonrisa cansada y esperanzada, sabe que queda muy poco para pasar esas 48 horas que el médico le había dado para que su hija estuviera fuera de peligro, y eso se notaba.
-Hola, tienes mejor cara.
-Bueno, la procesión va por dentro. Necesito volver a mi vida normal, bueno ya no va a ser normal-dice con una sonrisa.
-Ya vas a ser papa a tiempo completo-digo con una sonrisa y lo veo sonreír soñando con ese momento.
-Dios, necesito hablar de cualquier cosa que no sea esto. Cuéntame algo. ¿Qué tal tu vida?
-¿Mi vida? Genial, como va a estar-digo nervioso, no sé porque pero estoy nervioso.
-Vamos fuera un rato-dice mirando hacia donde está el resto y salimos de la habitación y nos sentamos en un banco en el patio interior del hospital-¿Qué te pasa con Kyra? ¿No habéis vuelto?-suelta sin perder el tiempo.
-No hemos vuelto. Y no sé si eso llegara a pasar.
-¿En serio? Pensé que lo pensaría y se daría cuenta del partido que tiene al lado-dice con una sonrisa.
-En realidad…soy yo quien no está seguro-digo serio y veo como me mira sorprendido, y necesito contarlo, necesito hablarlo con alguien y quien mejor que mi mejor amigo-Tengo un problemón.
-Vale cuéntame, creo que es lo que necesito para olvidarme de que el tiempo no pasa-dice interesado.
-No sé si estoy enamorado de ella. La verdad es que no estoy seguro de nada. La quiero, la admiro por encima de todo y tengo una necesidad de protegerla por encima de lo normal, pero no sé si estoy enamorado.
-Pensé que estabas seguro. Bueno nunca decías nada de que estabais juntos y eso, pero creo que para todos era obvio. ¿Crees que nunca lo has estado o has cambiado de opinión?
-No lo sé, ni si quiera sé si no lo estoy, a lo mejor lo estoy y lo que tengo es miedo.
-¿Ese es tu problemón?
-Si…bueno no del todo-digo tomando aire-cuando paso lo de Rony, Kyra me dejo y se fue y yo…estaba hecho una mierda. Conocí a alguien-reconozco creo que por primera vez-no…estoy enamorado de ella ni nada-digo sintiendo ganas de defenderme-pero me sentí atraído por ella, tanto es así que bueno ya sabes-digo bajando la cara avergonzado-eso es lo que hace que me pregunte si estoy enamorado de Kyra o no.
-¿Lo que? ¿Ser humano?
-Nunca me hubiera fijado en otra mujer si estuviera enamorado de ella. En realidad la conocía estando con Kyra y no me había fijado en ella.
-Porque tú forma de ser te lo impedía. Yo quiero a mi mujer y no le pondría los cuernos en mi vida, pero si alguien es guapa lo digo sin problemas. Tú no te permites ni mirar a alguien ni decir eso. Eres demasiado estricto contigo mismo.
-Sí, lo soy. Y en cambio, aquí estoy. Me he acostado con una mujer no solo una vez, le he dicho a Kyra que necesito tiempo y mientras tanto me acuesto con otra. Creo que me estoy volviendo loco, este no soy yo.
-Una pregunta, ¿solo te sientes atraído por la otra chica?
-Yo…no estoy enamorado.
-No te digo eso.
-Siempre quedamos claro que era solo eso. Pero…me siento como nunca antes me he sentido en mi vida, me siento libre, esa es la palabra, no tengo que ser tan yo, me dejo llevar y quizás piense más en mí que en el resto. No soy yo pero aun así me siento libre.
-Quizás en realidad ese es el verdadero Rick-dice colocando su mano en mi pierna haciéndome pensar.
-No yo no soy ese, nunca he sido así.
-A lo mejor nunca te has permitido ser tú mismo. No quiero decir que vivas en una mentira, claro que eres el Rick que yo conozco, pero quizás hay una parte de ti que no te permites sacar y quizás esa chica te lo saque, puede ser una parte tuya que tienes escondida. Ese también eres tú, eso es lo que quiero decir. Quizás esa chica, sea más importante de lo que crees.
-No, quiero decir. No lo sé, pero da igual. Tenía que tomar una decisión para no hacer daño a Kyra que era decidirme si quería estar con ella o no, no he podido decidirme, pero parece que la otra chica ya ha decidido por mí, creo que no va a volver a pasar nada más con ella-digo recordando la actitud de Kate de esta mañana.
-¿De qué manera te afecta esto? Esa es la pregunta que tienes que hacerte Rick, hay tendrás las respuestas que buscas. Ahora amigo, tenemos que volver dentro. Tengo ganas de ver a mi pequeña-dice levantándose y yo me quedo embobado pensando en sus palabras, creo que me voy a volver loco.- ¿Vienes?
-Claro-digo levantándome para salir detrás de él dejándose ese dilema en el aire.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece que Kate quiere poner distancia entre ambos, creo que no puede controlar lo que siente por él o lo atraída que siente por él que quiere alejarlo. ¿Y Rick? Rick se está volviendo loco porque no sabe qué pasa, no sabe qué hacer, no sabe lo que siente, y es más incluso duda de si mismo. ¿Tiene razón Kevin? ¿Es un parte de él que tenía retenida? ¿Es Kate más importante de lo que él piensa? Veremos a ver como esta conversación hace mecha en Rick, y la futura conversación entre los dos, merecen exponer todo lo que siente, merecen ser sinceros el uno con el otro.
Gracias por estar ahí y nos vemos el viernes con nuevo capítulo. Se acercan las Navidades así que estad atentos, quizás haya algún regalito en forma de capitulo jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Miér Dic 13, 2017 1:21 am

Me parece que kate tomo la decisión por rick y no es justo! solo rick sabra si le conviene seguir en esta media relación!!
La conversación entre ellos es necesaria para aclarar los puntos y dejar claro cual va a ser su actuar a a partir de ahora! esperemos que no tenga que sufrir mucho rick para que kate se de cuenta del error que esta cometiendo

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por castle&beckett..cris el Jue Dic 14, 2017 3:18 pm

Sigueeew juntalo cin kate!!
Un titulo??? Una nueva vida!
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 26
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 32

Mensaje por tamyalways el Jue Dic 14, 2017 10:18 pm

Buenos días, aquí estamos con un nuevo capítulo de la historia, os prometo que la conversación esperada llegara pero ahora lo importante es saber si la pequeña está bien o no.
Bueno pues por fin, puedo decir que he acabado la pensión. 80 capítulos que he disfrutado y sufrido escribiéndolos y espero que el resultado sea de vuestro agrado. Feliz y triste a partes iguales, pero sé que este no es el final, solo una parte más del camino.
Quiero empezar a escribir una nueva historia desde ya, no quiero perder el tiempo. Es más, quiero haceros participes desde incluso antes de empezar a escribirla, por lo tanto os dejo en un resumen del argumento de la historia.
Kate es una policía, que tiene que trabajar de incógnito tras el asesinato de una joven camarera. Tiene que descubrir el motivo y quien la mato. ¿Fue algún cliente? ¿Tienen los dueños algo que ver? Rick, será uno de los dueños ¿y sospechoso?
Con este resumen: quiero que me ayudéis a buscar un buen título. Propongan y después haré una votación y el más votado será el título elegido y esa persona tendrá la opción de pedir un capítulo extra en el momento que elija. Participen, ayúdenme a darle un gran título y sed partícipe de la nueva historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 32
POV RICK
Aquí estamos todos reunidos esperando que nos den la mejor noticia del mundo, porque eso es lo que esperamos todos, algo bueno. La doctora, se acerca junto a uno de los enfermeros y antes de nada se permite sonreír a su padre lo que me hace sonreír a mí también, sin dudas es lo mejor que podemos sacar de todo esto, y me alegro un montón por Roy, se lo merece, pero ahora, ahora necesitamos llenarnos de más buenas noticias.
-Bien, ya veo que estáis todos aquí-dice la doctora con una sonrisa-bueno pues, me congratula informaros que su hija está fuera de peligro-dice con una sonrisa y todos sonreímos y nos abrazamos sin poder parar de llorar por la emoción.
-Perdona-dice un padre emocionado-¿puedo darle un abrazo?-dice a la doctora y esta con una sonrisa se deja abrazar por el hombre más feliz del mundo.
-Gracias por todo-dice Jenny emocionada.
-Es mi trabajo.
-¿Puedo hacerle una pregunta?-pregunta Kevin nervioso.
-Claro, lo que necesite saber.
-¿Podrá tener una vida normal?
-Claro, solo tendrá revisiones, cada vez será cada más tiempo. Pero su hija está sana y será una niña como cualquier otra.
-Gracias de verdad muchas gracias-dice Kevin emocionado y le aprieto el hombro para darle mi apoyo y mostrarle mi felicidad.
-¿Cuándo podremos ver a esa pequeña?-dice Allie.
-Bueno, en unas horas la llevaremos con su mama, entonces podrán verla. Pero os aviso que aún queda un largo camino, una semana o así deberás aun permanecer en el hospital para recuperarse del todo. Pero después de eso, podrán disfrutarla todo lo que quieran.
-Gracias-decimos todos a coros haciendo que nos riamos, sin duda por la felicidad que todos estábamos compartiendo en este momento.
-Esto sin duda hay que celebrarlo-digo con una sonrisa-voy a por unos refrescos-digo dándole de nuevo un abrazo a mi hermano mientras salgo de allí con una sonrisa pero sin poder aguantarme las lágrimas por la emoción.
POV KATE
Ahora parece que la cafetería se queda algo más relajada y podemos tomarnos un descanso. Preparo un café para las dos y sin quitarle ojo al par de clientes que están dentro, para que no les falte de nada, nos sentamos.
-¿No te ha llamado mi hijo?
-No, quedo Allie en llamarme, así que aún no sabrá nada.
-Espero que esa pequeña este bien, dios mío no puedo imaginarme otra cosa.
-Estará bien-digo con una sonrisa pero sin poder dejar de pensar en qué pasaría si eso no pasaba.
-¿Cómo está mi hijo? Es raro que tenga que preguntártelo, debería saber de él es mi hijo, pero desde que paso esto no he podido hablar con él y…
-Está bien, bueno a todos nos está pasando factura todo esto. Ayer…tenía fiebre, la verdad es que bastante, estábamos preocupados por él. Pero esta mañana se ha ido como si nada. Es más fuerte de lo que piensas.
-Sé lo fuerte que es mi hijo, pero todo esto…ya le está pasando factura como tú estas diciendo, tengo miedo de que enferme. Se echa todo encima y no puedo con todo, ninguno podemos.
-Si ya lo sé-digo recordando la charla de esta mañana, él no puede con todo y por eso he tenido que tomar yo esa decisión, tengo que alejarme para que no termine sufriendo por hacer daño a una persona que quiere. Además, Kyra no lo merece, y aunque yo no soy culpable, estoy participando en algo que le hará daño y no puedo tampoco con eso, no puedo.
-Puedo pedirte algo.
-Claro Martha, te debo mucho a ti ya lo sabes-digo con una sonrisa colocando mi mano sobre la suya, sin duda estaba preocupada por saber que la salud de su hijo se ha quebrado un poco por todo.
-Cuida de él ¿sí? No lo dejes solo. Él querrá ser fuerte con todos, necesita a alguien en quien a apoyarse, no dejara que sea yo, quizás contigo…quizás…-dice sin duda tocada y sé que no debo prometerle eso cuando lo que quiero es alejarme de él, pero no puedo decirle que no a una madre que está agotada y preocupada, y no puedo decirle que no, porque siento que aunque estoy haciendo algo bien alejándome de él, también sé que tengo que estar a su lado, le debo mucho, demasiado.
-Estaré ahí me necesite o no-digo con una pequeña sonrisa y la veo asentir.
-Deberías irte a descansar. Ya solo quedan dos clientes y en menos de media hora entrara Lanie. Espero que ya dentro de unos días podamos volver a la normalidad.
-¿Estas segura? La que deberías descansar eres tú.
-Yo estoy bien, soy una diva-dice con una sonrisa-anda vamos sal de aquí y vete a descansar.
-Está bien, nos vemos mañana.
-Si sabes algo, cualquier cosa…
-Voy a pasarme por el hospital. En cuanto sepa algo te aviso.
-Gracias.
-A ti-digo con una sonrisa saliendo pero sin poder dejar de pensar en lo que me ha pedido. Tengo que alejarme de Rick quizás en cuanto a la parte de tener una relación más cercana, más sexual por así decirlo. Pero no quiero perderlo. No quiero hacerlo. Dios creo que esto me supera y que va a hacer que me vuelva loca.
Llego al hospital nervioso por la charla con Martha, por lo que había pasado esta mañana con Rick, por lo de anoche, por…saber cómo esta esa pequeña luchadora. Me siento como un flan y aun así sé que tengo que estar fuerte porque después de todo, es a la que menos le toca.
Entro dentro y camino hacia donde se supone que esta la habitación de la mama. Cuando abro la puerta sé que todo ha ido bien, solo podía ser así cuando todos están con un vaso en la mano riendo y brindando.
-Hola Kate, pasa pasa-dice Jenny con una sonrisa a pesar de las ojeras que marcan su cara.
-Ya veo que hay buenas noticias.
-Si las hay, las mejores-dice Kevin acercándose y le doy un abrazo.
-Me alegro-digo con una sonrisa.
-Toma-dice Allie pasándome un vaso y lo levanto en forma de brindis antes de darle un buen trago.
Pasamos un buen rato allí todos juntos, había mucho que celebrar. Pero yo no podía dejar de mirarlo de vez en cuando, no podía dejar de sentir que estaba evitándome, quizás sería porque estaba al otro lado todo el tiempo, lo más lejos de mi posible y había evitado dirigirme la palabra todo el tiempo. Me sentía mal por esto, pero era algo que yo había provocado.
Decidimos dejar a la pareja sola y tranquila, mañana le daría el alta a la mama pero aun tendrían que estar en el hospital con la niña al menos una semana más, todo iba a seguir siendo demasiado agotador para ellos.
Llegamos a casa y Rick saca una de las mejores botellas que tiene guardada y la abre para celebrar entre todos. Es la única vez que puedo sentir su cercanía, cuando se acerca para rellenarme la copa.
Todos celebramos, creo que necesitábamos algo así después de tanto sufrimiento. Pero yo sigo sin poder quitarle el ojo a Rick, que está saliendo ahora mismo por la puerta y tras darle varios segundos y sin que nadie me viera, salgo detrás de él, encontrándolo sentado en el suelo, más bien tumbado en el césped pero cuando me siente se gira y al verme se incorpora quedando sentado.
Tomo aire porque necesito cumplir mi promesa, pero porque también necesito estar a su lado, no sé porque pero lo necesito. No puedo dejar de pensar en cómo era antes de que todo pasara, como era con mi madre, aún recuerdo cuando fue el último día en que de verdad fui feliz.
Estoy en casa de mis padres de nuevo y me siento como una niña. Los he echado de menos este trimestre, demasiado aunque no pienso decírselos. Siempre tengo que hacerme la dura. Mi madre se acerca y me da un beso y yo pongo mala cara y la llamo pesada, pero solo es una careta, me encanta recibir su cariño, me encanta que me haga sentir de nuevo un niña.
-Hola cariño.
-Hola papa.
-¿No hay un beso para mí?
-No seas muy pesado-digo poniendo mala cara de nuevo pero sonriendo cuando me da un beso y no puede verme.
-¿Te quedas a comer?
-Sí, pero no me esperéis para la cena, saldré por ahí.
-Está bien, pero tendrás que pasar tiempo en casa con nosotros ¿no? has venido para estar con nosotros.
-Si mama, pero también quiero salir y divertirme con mis amigos ¿vale?
-Está bien, ahora levántate, necesito ayuda en la cocina-dice con esa sonrisa.
Y si, aunque nunca lo admita, estoy feliz de estar en casa, feliz de estar con ellos, feliz de poder compartir estos momentos con ella. Creo que sin duda una de las cosas que más me gustan en esta vida es cocinar a su lado, hacemos un gran tándem, haciendo según mi padre un tándem perfecto.
CONTINUARÁ…
Bueno pues ya os prometo de verdad que sí, que mañana tendrán esa conversación importante que ambos necesitan, serán lo más sinceros posible, lo más sincero que su corazón les permita. De verdad, va a ser una gran conversación, va ser quizás un momento clave para ellos, aunque sigan los miedos, las dudas, será un momento importante para saber dónde están, lo que quieren y necesitan.
Gracias a todos por seguir ahí, y participad, de verdad me encantaría que alguno de vosotros pusieran el nombre a la nueva historia, no tengan miedo seguramente vosotros consigáis darle mejor título que yo, después de tantos nombres creo que ya me he vuelto algo predecible jaja.
Hasta mañana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 33

Mensaje por tamyalways el Vie Dic 15, 2017 10:26 pm

Buenos días, a todos. Estoy muy feliz como siempre por vuestros comentarios. Gracias por estar ahí. Ya tengo vuestras primeras opciones de título, hasta el día uno de enero podéis darme ideas ¿ok? Os dejo los primeros que me habéis dado.
Una nueva vida (castle&beckett..cris)
La Guarida (Chave3)
La última copa (Javier)
¿Qué os parecen las primeras ideas? ¿Tenéis vuestra favorita? ¿Tenéis una mejor opción? De momento acepto más ideas y después ya votaremos por el mejor, gracias a todos por estar ahí y espero que disfruten del capítulo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 33
POV KATE
Me acerco despacio dejando de pensar en ese momento en que verdad fui feliz, aunque he de reconocer que desde que murió mi madre, estos días, sobre todo antes de que la niña tuviera esos problemas, han sido los más cercanos a estar feliz que he estado en mucho tiempo. Y si, mucha culpa es de él.
-¿Puedo sentarme?-pregunto con miedo.
-Puedes hacer lo que quieras, yo no pudo obligarte a hacer nada, además creo que siempre haces lo que quieres ¿no?-dice sin duda dejándome claro que no iba a ponérmelo fácil y lo que es peor, que esta dolido por lo de esta mañana y lo entiendo.
Me siento a su lado y tomo aire, la verdad es que no tengo muy claro que es lo que voy a decir, pero sin darme cuenta estoy hablando.
-Siento mucho lo que ha pasado esta mañana, estaba algo borde, pero…creo que te conozco-digo y veo como me mira-te interesas por la gente de una forma tan exagerada, parece que se te va la vida en ello-digo bajando la mirada-desde que llegue aquí has hecho todo lo posible por ayudarme, todo. Yo solo quería ayudarte.
-¿Ayudarme? ¿Lo dices en serio?
-Si-digo interrumpiéndole-¿De verdad piensas que podrás vivir con esto? Quiero decir, decidas lo que decidas sobre tu relación con Kyra, que no tiene nada que ver conmigo, sabes que esto le hará daño, si llega a saberlo…-lo veo bajar la mirada mientras asimila mis palabras-eso te hará daño Rick, no quiero que sufras por algo que…bueno es solo diversión ¿no?-digo mirándole y lo veo apartar la mirada del suelo pero sin fijarla en mi, en realidad solo mira al frente a un punto fijo.
-Gracias, pero creo que es una decisión que debo tomar yo.
-En realidad, debemos tomarla los dos ¿no?
-Claro, pero tú no me preguntaste.
-Pero pensé en ti-digo bajando la mirada.
-Si, pero no pensaste en una cosa.
-¿En que?-digo mirándole sin entender.
-En que para mi no es solo diversión-dice serio mirándome un segundo antes de volver a apartar la mirada-no me entiendas mal. No es que este enamorado de ti ni nada por el estilo. Que podría-dice mirándome y sacándome una sonrisa-eres increíble Kate, de verdad. Pero, lo que me atrae de ti, lo que hace que no pueda dejarte ir, es que cuando estoy contigo soy distinto, de una forma que me da miedo. Siento como que estoy en un precipicio en todo momento, es una ventura cada momento, me dejo llevar, solo pienso en mí. Todo este tiempo he pensado que ese no era yo, pero un amigo me dijo que era una parte reprimida de mi. No quiero reprimir una parte de mi-dice mirándome y siento como mi pecho se contrae, puede parecer una tontería, pero que alguien me diga eso me hace sentir increíble, importante y a la vez me hace sentir aun peor por lo de esta mañana.
-Rick yo…-la verdad es que me callo porque no sé que decir.
-No digas nada, solo déjame decirte una cosa más. En cuanto a mi decisión…
-Rick yo no tengo nada que…
-Si tienes que saberlo porque aunque no quieras estas en este triángulo maldito. No he tomado una decisión, y no he podido tomarla porque sé que decida lo que decida voy a hacerle daño, y no solo por eso, sino porque sé que decida lo que decida creo que voy a equivocarme. Tengo miedo a equivocarme y hacerle daño.
-Si no tomas una decisión, con el tiempo también le harás daño, además le haces perder el tiempo.
-Joder ya lo sé, pero es que ella más que nadie se merece ser feliz.
-Lo sé, por eso me siento peor ¿vale?-digo levantado la voz y me arrepiento al segundo.
-El problema es que…no debería hablar contigo de esto, quizás es demasiado raro, pero necesito hacerlo. El problema es que no sé si estoy enamorado de ella, pero con eso podría aguantarme ¿Sabes? Sin duda podría llegar a volver a enamorarme de una mujer como ella, pero lo que no puedo superar es…el saber que no voy a conseguir hacerla feliz.
-¿Por qué dices eso?-digo mirándole fijamente, no lo entiendo, ¿Cómo un hombre como él no va a poder hacer feliz a alguien? Y más a alguien que ya esta enamorada de él.
-No soy lo suficientemente bueno para ella.
-No digas tonterías, quizás sea lo que ella necesita.
-No lo sé…-dice bajando la mirada-lo único que tengo claro, es que…no quiero perderte Kate. Y no, no me refiero al sexo, que esta muy bien y no tengo quejas-dice con una sonrisa triste-quiero seguir sintiéndome libre y eso solo lo logro a tu lado. Quiero seguir en tu vida, como tú quieras Kate de verdad, como tú quieras.
-Yo tampoco quiero perderte-digo con una sonrisa más relajada-debo admitir que estos días aquí, he sido más feliz que en todo este ultimo año. Y mucho te lo debo a ti.
-Entonces estamos de acuerdo en algo-dice con una sonrisa más relajado-además, hoy es un día para celebrar no para estar aquí hablando de cosas tan serias-dice con una sonrisa-así que…
-¿Así que…?-digo picándole con un movimiento de cejas pero entonces lo veo mirarme fijamente los labios y dios, está más cerca de lo que deberías y siento como me pongo nerviosa, demasiado nerviosa, y sí, quiero besarlo, quiero volver a tenerlo sobre mí, quiero volver a acostarme con él, pero también sé que entonces todo lo que hemos hablado no servirá para nada.-Rick…esto no es lo que hemos hablado-digo tragando saliva mientras veo como se acerca.
-Lo sé, y lo siento, pero no puedo evitarlo-dice acercándose hasta cerrar la distancia y siento como de nuevo algo se remueve en mi estómago, es el deseo que se levanta dentro de mi cuando siento sus labios sobre los míos, cuando siento como coloca su mano en mi cara acercándome más a él, y sobre todo cuando siento su cuerpo sobre el mío, ese fuerte cuerpo que parece que me abraza y se pega a mi cuerpo como si fuera solo uno.
Coloco mi mano en su pecho separándolo un poco para poner algo de cordura a todo esto, porque sin duda esto no está bien, pero se siente tan bien.
-Lo siento-dice bajando la mirada pero entonces veo como una sonrisa ilumina su cara.
-¿Qué?-digo mirándole sin entender nada.
-La verdad es que…no lo siento. Me encanta besarte, aunque ya sé que no debo hacerlo-dice riéndose y quiero pegarle por hacer eso, pero no puedo, sino que me entra la risa también a mí y acabamos los dos riéndonos como dos tontos.
Entonces nos miramos y vuelvo a sentir como el deseo se mete dentro de mi cuerpo y nos lanzamos el uno hacia el otro besándonos con todas las ganas de mundo.
-Aquí no-digo separándome un segundo y lo veo asentir.

Entramos en el apartamento de la cafetería de la madre de Rick y no podemos dejar de besarnos y tocarnos en ningún momento.
-¿Qué te parece compartir esa ducha?-dice con una sonrisa picarona mientras se deshace de mi sujetador.
-Para otro momento. Te quiero ahora-digo mordiéndome el labio mientras me tira contra la cama sin dejar de besarme mientras yo no puedo apartar mis manos de su cuerpo.
-No voy a olvidarme de la promesa-dice bajando por mi cuerpo con una sonrisa llevándose la última prenda de mi cuerpo.
Vuelve a subir por mi cuerpo dejando besos por mis piernas mientras poco a poco va subiendo hasta que siento su lengua justo donde más lo necesito. Me agarro a las sabanas de la cama como puedo mientras siento como su lengua hace locura en mi cuerpo.
-¿Todo bien?-dice separándose un poco dejándome con ganas de más, muchas más ganas por eso coloco mi mano en su cabeza para que continúe porque me está llevando al mismo infierno, y sin duda no me importa que me lleve allí una y otra vez.
Siento como mi mundo empieza a dar vueltas, estoy cerca del orgasmo, muy cerca y lo quiero dentro de mí. Tiro de su pelo hasta que aparta la cabeza de donde más lo necesito y tiro de él hacia arriba. Por suerte lo entiende enseguida porque se acerca para besarme mientras con su mano masajea un poco más mi clítoris que está a punto de explotar, y entonces, siento como me penetra de golpe y siento como todo mi cuerpo vibra debajo del suyo y no quiero reprimirme y no quiero pensar en nada más ni en nadie más, quiero sentir simplemente sentir, y él, el estar así con él, sin duda es el significado de la palabra sentir.
CONTINUARÁ…
Bueno pues ahí la conversación, no creo que al final hayan llegado a un entendimiento, pero creo que sus cuerpos, sus miradas y sus labios hablan por ellos, no necesitan decir absolutamente nada.
Espero que paséis un buen fin de semana, nos vemos el lunes XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 34

Mensaje por tamyalways el Dom Dic 17, 2017 9:48 pm

Buenos días, ya estamos aquí empezando una nueva semana. Espero que todo bien por ahí. Seguimos con la historia y sigo pidiéndoos nombres para la nueva historia. Venga que sé que vosotros podéis darme alguna más. Gracias de nuevo por seguir leyendo capitulo tras capitulo. Espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 34
POV KATE
Me despierto y cuando siento su mano sobre mi cuerpo no se muy bien que hacer. Sé que en parte lo de ayer fue un error, quizás en parte no, en toda su totalidad, pero no me arrepiento, no puedo cuando algo te hace sentir viva, y más cuando no me siento viva muy a menudo.
Me giro despacio intentando no despertarlo y lo miro durante unos segundos, es guapo, es muy guapo, es un buen hombre, un buen hombre con una bonita sonrisa que todos merecemos ver más a menudo. Ojala no le importa todo tanto, pero entonces, no sería él.
Paso mi mano por su pelo sin poder evitarlo y lo miro con una sonrisa, ojala pudiera enamorarme de un hombre como él, o quizás si podría, pero estoy demasiado dañada para eso, para enamorarme de cualquiera, hasta de un hombre que puede sacarme una sonrisa de la nada.
Dejo una caricia en su cara y me doy la vuelta para mirar el reloj. Cuando veo la hora se que tengo que irme, voy demasiado tarde, pero no quiero despertarlo. No cuando lleva unos días en donde apenas ha descansado.
Me levanto con cuidado y tras mucho dudarlo salgo corriendo dejándolo allí y me dirijo hacia la casa rápidamente para poder darme una ducha, cambiarme y volver rápidamente hacia la cafetería.
Entro casi a escondidas intentando no ser vista. Subo las escaleras y siento un ruido al otro lado de la habitación de Kyra, sin dudas ya estaba despierta. Me quito rápidamente el pantalón y tiro la camiseta dentro de la habitación mientras cojo un pantalón corto y una camiseta de correr. Justo en ese momento se abre la puerta y yo tomo aire.
-Hola.
-Hola-digo con una sonrisa.
-¿Vienes de correr?
-Sí, acabo de llegar y ya voy tarde así que…-digo señalando el cuarto de baño.
-Claro-dice con una sonrisa y cuando voy a meterme en el baño la oigo llamarme-Kate.
-¿Si?
-Solo quería explicarte porque no quise que te quedaras ayer con Rony.
-No tienes que explicarme nada.
-Pero…no quiero que me malinterpretes. Solo llevaba mucho tiempo sin verlo. Quería estar con él, además era una reunión de familia y quería que estuviera allí.
-Claro lo entiendo.
-Pero…quería darte las gracias por cuidar el otro día de él. Y pedirte perdón si algún día he estado algo rara, hemos pasado un mal momento todos.
-Lo entiendo, no te preocupe. Todo está bien.
-Vale. Ya te dejo, por cierto una última cosa, ¿Puedes decirle a Martha que mañana volveré al trabajo?
-Claro, se lo diré.
-Ok, ya no te molesto más.
-No es molestia-digo con una sonrisa mientras entro en el baño y me dejo caer sobre la puerta cerrando los ojos e intentando que mi respiración volviera a la normalidad.

Me preparo y tras tomar mi café mañanero me voy despidiendo sin asistir al desayuno grupal con la excusa de que llego tarde pero la verdad es que no estoy para estar rodeado de toda esta gente a la que siento que estoy fallando. ¿Qué pasa si Rick se enfada con Kyra o más bien al revés? ¿Se romperá la familia? ¿Sera mi culpa? Salgo corriendo y solo pienso en ponerme a trabajar, no puedo pensar en otra cosa, además, no me gusta mentir y no he podido evitarlo cuando me han preguntado por Rick.
-Yo lo deje fuera cuando entre para irme a dormir-digo mintiendo y me doy cuenta de que no podía seguir así, por eso he salido casi corriendo de allí.
Llego al trabajo justo cuando Martha está abriendo la puerta. Cuando me ve enseguida mira el reloj, porque al final a pesar de que era tarde, he llegado antes de tiempo.
-Llegas pronto.
-Era para ver si me invitabas a desayunar-digo bromeando.
-Claro pasa-dice terminando de abrir y ambas nos ponemos a preparar todo para cuando lleguen los clientes-Bien, ahora vamos a desayunar como dios manda-dice encendiendo la cafetera mientras yo pongo unas tostadas.
Nos sentamos en la barra y no puedo evitar mirar hacia las escaleras que están al final de la cafetería, las escaleras que van al apartamento de arriba donde aún tiene que seguir Rick, porque no ha vuelto a casa.
-¿Estas bien?-pregunta Martha mirándome fijamente intentando averiguar en qué estaba pensando.
-Oh si-digo con una sonrisa intentando ocultar mis pensamientos.
-Venga suéltalo.
-Estoy algo agobiada, no sé, supongo que estoy acostumbrada a estar sola y estar con tanta gente-uso para poder salir de esto, aunque es verdad que a veces lo siento, en los últimos tiempo he pasado demasiado tiempo sola y a veces…a veces siento que lo necesito.
-¿No has pensando en volver a casa? ¿En pasar unos días de nuevo en tu hogar?
-No…creo que volver sería aún peor.
-¿Por qué? Yo aunque está aquí mi hijo y no me arrepiento de nada, no me importaría volver a casa, aunque fueran unos días.
-No es fácil.
-Ya, imagino que cuando viniste fue por algo, pero…a veces no es malo. Además si ahora estás mal quizás alejarte de aquí unos días te viene bien. Por mí no tengas problemas, ya volverá supongo Kyra así que…creo que podremos sobrevivir unos días.
-Hablando de eso, mañana vuelve. Y gracias por eso. Sin duda lo pensaré-digo dándole vuelta, no sé si volver a casa sea bueno pero quizás alejarme de esto unos días me ayude y le ayude a él a decidirse.
-Bueno, parece que es hora de ponerse manos a la obra-dice cuando suena la campanita de la entrada y empiezan a entrar los primeros clientes.
Llevamos media hora, cuando entra una pareja de ancianos que siempre venían a tomar su té con pastitas, llevaban cuarenta y cinco años casados y estaban como el primer día. Sin duda los admiraba. Estoy sonriendo al ver como se tratan el uno al otro cuando veo como Martha mira hacia las escaleras. Miro y veo como la puerta esta medio abierta, ayer no la cerraríamos del todo. La veo dejar el trapo que tenía en las manos en la barra y subir las escaleras hacia donde estaba su hijo, lo que pasa que ella ni si quiera lo sabía.
POV RICK
Siento una mano en mi cabeza acariciando mi pelo y sonrió mientras me dejo hacer. Me remuevo un poco buscando ese contacto y una sonrisa aparece en mi cara, pero cuando abro los ojos y me encuentro a la mujer que más quiero y conozco en esta vida casi me da un patatús.
-Mama qué coño…
-Eso iba a decir yo-dice con una sonrisa.
-Oh, esto…quería dormir más de una hora y en casa todos madrugan para hacer sus cosas. Solo necesitaba descansar.
-Am…-dice sin creerme mucho.
-Ahora dime ¿Qué haces tú aquí?
-Vi la puerta abierta y me sorprendió, pensé que era un ladrón.
-Pues no, es tu hijo amado-digo levantándome para darle un abrazo.
-Un hijo que necesita usar más ropa y una buena ducha-dice con una sonrisa y enseguida me tapo.
-¿Ya has abierto?
-Pues claro, ¿Qué hora piensas que es?
-No lo sé.
-Hora de levantarse. Me han dicho que has estado algo enfermo ¿no?
-Solo un poquito pero ya estoy bien-digo con una sonrisa para que no se preocupe.
-Deberías haberme llamado, creo que una madre debe saber esas cosas.
-No era preocupante. Pero la próxima vez te avisaré cuando estornude incluso, ¿te vale?
-Me vale. ¿Por qué no te levantas y yo voy a hacerte algo para desayunar y te lo subo?
-¿Y la cafetería?-pregunto como si nada para saber si Kate esta o no.
-Esta Kate, no estoy preocupada, está en buenas manos.
-Oh, prefiero ducharme y sentarme en mi mesa favorita.
-Claro, voy a preparártelo. ¿Sabes si le pasa algo a Kate?-suelta de repente haciendo que me frene de golpe.
-¿A Kate?-pregunto sorprendido.
-Sí, he estado hablando con ella y estaba algo ausente. Dice que no le pasa nada, que solo está algo agobiada porque está acostumbrada a estar sola, sin tanta gente a su alrededor. Pero creo que no es eso, al menos no solo por eso. Pero qué se yo. Le he aconsejado que se fuera unos días de vuelta a casa, con su gente, eso quizás le ayude.
-¿Por qué le has aconsejado eso?
-Bueno, yo siempre que estoy mal quiero estar con mi pequeño. Es lo normal ¿no?-dice mirándome fijamente y yo asiento algo ausente, ¿y si le hace caso y se va? Ahora mismo la necesito, pero si ella necesita irse, ¿puedo yo impedírselo? Yo no soy quien para pedirle que se quede, solo espero que lo haga pero…si no está bien…si no lo está, lo justo es que haga lo necesario para que este bien-bueno cariño, voy a hacerte el desayuno ¿sí?
-Claro, me ducho y bajo-digo con una sonrisa pero sin poder dejar de darle vueltas a que Kate pueda irse, cuando lo que debería de verdad pensar es en que puede estar pasándole, y en pensar en algo para ayudarla a solucionarlo. ¿Me estaba volviendo un egoísta?
CONTINUARÁ…
Bueno pues despertar algo inusual jaja. Bueno parece que Kate sigue en sus treces de que Rick se decida. ¿No quiere hacer daño a él o a Kyra? ¿O es que quiere que elija para poder estar juntos de verdad? El caso es que Martha puede que le haya dado una idea que lo cambie todo para siempre. ¿Y Rick? ¿Por qué tiene tanto miedo de que se vaya? ¿Tanto la necesita? Pues eso y más durante los próximos capítulos. Gracias a todos por seguir ahí.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Lun Dic 18, 2017 1:00 am

La atracción que sienten entre ellos no se puede evitar!! es una necesidad de estar juntos!! aunque al final empiezan los sentimientos de culpa y no me extrañaría que kate le haga caso a martha y se tome unos días libres para alejarse de rick.
Me parece que Rick lo que siente es un compromiso con Kyra sin embargo no debe depender de eso para lograr su felicidad.
Espero que no se vaya kate pues es capaz que rick se decide a juntar con kyra por compromiso!!

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 35

Mensaje por tamyalways el Mar Dic 19, 2017 9:48 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo de la historia, daros las gracias por estar siempre ahí. En cuanto a un mayor resumen, pues no sé qué deciros más, acabo de empezar en realidad solo llevo dos capítulos y es complicado resumir algo más. Solo puedo deciros de nuevo que Rick será uno de los dueños del bar, aunque en realidad no se encarga de llevarlo, solo por así decirlo hizo una inversión. Kate se infiltrara en el bar, y sus compañeros serán por supuestos Kevin y Javier y también estará Royce como el que dirige la operación. Habrá guiños a series y libros que me gustan. Va ser una historia personal, colocado cosas aquí y allá sobre mí, sobre mis gustos. Pues, eso, Kate de camarera, Rick dueño y sospechoso al que Kate tendrá que acercarse para quitarlo de la lista o desenmascararlo. Y bueno, pues ya sabemos, el roce hace el cariño y entre estos dos, va a ver mucho, mucho roce jaja. Gracias de verdad y espero que os haya servido de algo lo que acabo de poneros, no sé si lo hará pero en fin jaja. Aún no he puesto el nombre del bar, pero si gana La Guarida, como título, será el nombre de bar, sino, pues ya me inventaré otro por ahí. Bueno ya os dejo con el capítulo que me enrollo mucho. CASKETT
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 35
POV RICK
Bajo las escaleras hacia la cafetería tras una ducha que ha ayudado a recomponerme. Sé lo que no puedo hacer, y también sé que yo no soy quien tengo que tomar esa decisión, yo ya tengo bastante con las mías.
Cuando llego miro a mi alrededor, sin duda es la hora punta, hay mucha gente ocupando sus asientos, pero como siempre mi mesa estaba libre.
Miro hacia la barra y allí está mi madre atendiendo a todos con una sonrisa, sin dudas la mejor vendedora del mundo. Entonces, veo algo moverse por el rabillo de mi ojo izquierdo y sin saber porque mi mirada se va en su búsqueda. Allí esta Kate moviéndose rápidamente de un lado para otro para tener todas las mesas lista, sin duda es rápida, sin dudas es eficaz.
Me siento en mi mesa mientras miro por la ventana como la gente, mi nueva ciudad y su gente empieza a despertarse. Aún recuerdo como era despertar en Nueva York, sin duda muy diferente a esto, no peor ni mejor, solo diferente.
Aparto la mirada de la ventana justo a tiempo para ver a Kate acercarse con mi desayuno, me mira un segundo y supongo que esta pensando igual que yo, ¿en que momento nos encontramos? Pero solo un segundo y luego ambos sonreímos, una sonrisa sincera por parte de ambos o eso creo.
-Hola.
-Hola, ¿has dormido bien?-dice con una sonrisa burlona.
-Bueno bastante bien, aunque pensaba despertar con una mujer hermosa y quizás repetir lo de anoche y he terminado despertando con mi madre-digo bajito para que nadie me oyera y la oigo reírse.
-Algunos tienen que trabajar-dice con una sonrisa.
-¿Tienes unos minutos para hablar?
-¿Ahora? Imposible, mira como esta todo esto.
-Bueno…pues luego. Podemos quedar cuando salgas. Te invito a comer-me apresuro a decir pero la veo seria.
-Mejor…no. quiero pasarme por el hospital.
-Pero puedo llevarte luego. Tendrás que comer ¿no?
-Rick…no es bueno que nos vean juntos…
-Bueno pues nada de un restaurante, puedo traer unos bocadillos y comerlos en el coche o el parque, o donde quieras. Algo sencillo-digo casi suplicante, era un imbécil por hacerlo, pero quería hablar con ella y quería que fuera lejos de todo lo que nos rodeaba, de todo lo que le estresaba para querer marcharse.
-Está bien, unos bocadillos.
-Bien, me encargaré de que sean los mejores bocadillos del mundo.
-No te pases-dice con una sonrisa-tengo que…-dice señalando las mesas llenas.
-Claro, ve tranquila. Me encargaré de decirle a la dueña lo buena que eres-digo con una sonrisa y la veo cabecear con una sonrisa mientras se aleja de mi mesa.
Termino de desayunar y tras despedirme de mi madre vuelvo a la casa, no tengo pensado que contar, pero supongo que lo que le conté a mi madre valdrá o al menos tendrá que valerles, soy mayorcito para dar explicaciones.
Llego a la casa y me alegra ver que solo están los hombres en casa, creo que Allie me hubiera sacado algo que yo no hubiera querido decir y con Kyra…aun no estoy preparado para tener esa conversación con ella, pero no puedo esperar mucho más para tomar decisiones y hablar con ella, porque Kate tiene razón, así también estoy haciéndole daño.
Le doy un beso a mi pequeño antes de subir para cambiarme de ropa, quiero irme al hospital para ver a los padres, aunque Kate quiere ir después y puedo ir yo también después. Decido pasar la mañana con el pequeño y hacer unos buenos bocadillos para hablar con Kate, esa conversación a la que tengo miedo pero con la que espero que conseguir que ella este bien, este mejor, me gustaría que lo mejor para ella fuera que se quedara con nosotros, pero si eso no es posible…lo respetaré y la ayudare siempre.
Disfruto de la mañana con mi pequeño, miro el reloj y queda una hora para ir a recoger a Kate y me decido por ponerme manos a la obra en la cocina. Llevo cinco minutos allí ya manos a la obra cuando entra Roy.
-Hola hijo.
-Hola Roy, ¿Qué tal?
-Bien, ¿vas a salir?
-Sí, ¿Por qué? Si no puedes quedarte…
-No, está bien. Solo…
-Que pasa, puedes hablar conmigo ya lo sabes-digo poniendo el fuego al mínimo y sentándome a su lado.
-He quedado para cenar hoy con mi hija…quiere presentarme a su marido. Se ha casado y yo no he estado ahí para ella-dice triste.
-Hey. No estabas bien, necesitabas este tiempo para recuperarte. Pero tu hija te ha aceptado, te quiere en su vida. Eso es lo importante ¿no?
-Ya, pero y si no soy quien ella quiere que sea. Yo ya no soy el padre que era. Estoy bien, pero he cambiado mucho, no soy el de antes.
-Eres mejor que el de antes, y ella lo notara enseguida-digo con una sonrisa-bueno parece ser que de esto ha salido algo bueno ¿no?
-De todo lo malo podemos sacar algo bueno, yo os saque a vosotros, conseguí otra familia.
-Y yo a un padre Roy-digo emocionado levantándome y fundiéndome en un abrazo.
-Yo ya te dejo, voy a ver al peque. Ten cuidado con la comida-dice señalando la cocina y yo asiento viéndolo partir, sin dudas todos tenemos segundas oportunidades, solo tenemos que saber luchar por ellas.
Voy hacia la cafetería con los bocadillos listo. Dejo el coche en la puerta y me apoyo en la pared de fuera esperando a que salga, porque si entro dentro sé que voy a recibir muchas preguntas por parte de mi madre, preguntas que no quiero responder y tampoco sé cómo responder.
Espero pacientemente mirando a mí alrededor, me gusta mirar a la gente, es algo que mantengo de mi época de escritor. Hacía mucho que no recordaba aquella etapa pero desde que me sinceré con Kate no he podido dejar de pensar en ello, incluso he tenido la tentación de volver a escribir, pero sigo con miedo a ese mundo, al mundo al que me llevo.
Se abre la puerta y veo salir a Kate de allí, sin duda cansada sin poder descansar mucho durante la noche y no puedo evitar sonreír porque sé que en parte soy el culpable.
-Hola.
-Am ahí estás. ¿Nos vamos? Tengo un hambre que no te puedes ni imaginar.
-Claro vamos-digo apoyando mi mano en su espalda para acompañarla al coche para poder ir a algún lugar más tranquilo.
Aparco lejos de la ciudad, en uno de los lugares que más me gustan de este lugar. Subimos por un pequeño sendero y nos colocamos justo en una pequeña colina desde donde se ve toda la ciudad. Veo a Kate disfrutando de las vistas mientras yo tiro una manta en el suelo y una cesta con nuestra comida.
Se gira y me mira con mala cara, en realidad es una cara cómica creo que me he pasado, o eso al menos cree ella, porque yo la verdad es que no veo nada raro así que se lo hago saber.
-¿Qué?
-Mejor lo dejo-dice sentándose y yo intento ocultar una sonrisa mientras saco los bocadillos-¿De qué es?
-Bueno dijiste que no querías nada raro así que una tortilla de queso y jamón york. Espero que sea de tu agrado-digo con una sonrisa y ella lo coge pero no deja de mirar el mío.
-¿Y el tuyo?
-Oh, yo soy más especial. Es de croquetas, esta de muerte. ¿No lo has probado nunca?
-¿De croquetas? ¿Pero qué dices?
-Sí, es mi preferido. Bueno siempre me ha gustado innovar.
-¿Innovar? Tu estás loco-dice riéndose.
-Entonces no quieres probarlo ¿no?-digo dándole un bocado grande y la veo mirarme fijamente, en realidad está mirando el bocadillo, está pensándose si probarlo o no. pero entonces antes de darme cuenta me ha quitado el bocata de la mano.
-Prefiero esto-dice dándome el suyo dejándome sorprendido pero con una sonrisa en la cara. No puedo evitar quedarme empanado mirándole mientras come, pone una cara de placer que he visto solo hace unas horas, sin dudas le está gustando mucho.
-¿Esta bueno?-pregunto con una sonrisa y ella solo asiente mientras continua comiendo y yo como despacio mirándola de vez en cuando, intentando evitar ser pillado, mientras pienso en cómo sacar el tema, en cómo puedo ayudarla sin que se dé cuenta, cada minuto que pasa, más pienso que necesita alejarse de todo esto, que necesita irse, pero cuanto más tiempo paso mirándola, más miedo me da que se vaya y no vuelva más, quizás me importe mucho más de lo que pensaba, quizás…necesito más esa parte de mí que solo ella sabe sacar.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues hasta aquí el capítulo de hoy. Estoy muy feliz de cómo va la historia. Espero que a vosotros os parezca igual. El viernes vuelvo con nuevo capítulo. Por cierto, estoy haciendo encuesta en twitter, los que no tengáis podéis contestar por aquí.
¿DE que sois más?
-Papa Noel.
-Reyes Magos
-Otro (indicar cuál)
Es para mí regalo de Navidad (capítulo extra) me gustaría saber cuando tengo que dároslo, claro esto va por mayoría pero me gustaría que participarais todos los que podáis para que de verdad fuera un mayoría. De momento gana Papa Noel así que si sigue así, el domingo habrá capítulo extra.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por alba_caskett el Mar Dic 19, 2017 10:59 pm

Roy va a volver a estar con su hija, y Rick tiene que ir aclarándose porque al final van o ya están sufriendo los tres ...

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 234
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 26
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Miér Dic 20, 2017 12:43 am

Hola! me parece que Rick también considera que kate debe irse para poder alcanzar su obejtivo y estoy casi segura que aunque el sufra igual la va a apoyar a irse. Ya buscara la manera de ayudarla sin que se entere de eso estoy mas que segura.
Lo que me preocupa es que el tiempo que kate se marche rick formalice su relación con kyra, aun sin estar seguro de sus sentimientos hacia ella, solo por el compromiso que tiene de ayudar a todos.
Con respecto a la encuesta soy mas partidaria del papa Noel!!

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 36

Mensaje por tamyalways el Jue Dic 21, 2017 11:16 pm

Buenos días, se acerca charla seria entre los dos, bueno todo lo serio que ambos pueden jaja. Daros las gracias por participar en la pequeña encuesta, ha ganado Papa Noel, y puesto que el lunes hay capítulo y que el domingo noche es para estar con la family, el capítulo extra lo subiré el domingo por la mañana, Papa Noel se adelantó jaja. Gracias por estar ahí, y seguid mandándome nombres para la próxima historia, ya voy por el capítulo tres y de momento, los personajes son los mismos, claro, pero las circunstancias de alrededor no van a ser iguales que en la serie, por ejemplo, Johanna vive, y Rick tiene padre. Estoy deseando poder ir avanzando con ella.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 36
POV RICK
La miro mientras traga un poco de agua después de comérselo todo, ni si quiera me había dejado un cacho para probarlo. Estoy embelesado mirándola fijamente, es demasiado guapa como para no hacerlo. Entonces me mira y veo como se le arruga el entrecejo mirándome fijamente.
-Bueno, ¿De que querías hablar?-dice de repente haciéndome volver a la realidad.
-Directa al grano como siempre-digo con una sonrisa nerviosa, pero me doy cuenta de que esto es algo que tengo que hacer y que estar nervioso no va a ayudar en nada.
-Venga dime.
-Yo…he hablado con mi madre esta mañana, me ha dicho que…que había hablado contigo.
-Oh, es eso.
-Si, me ha dicho que estabas agobiada, si puedo ayudar en algo Kate…
-No lo sé, no sabes lo complicado que es tener que ir mintiendo a la gente sobre…
-Sobre nosotros, es por mi culpa.
-No es tu culpa. Pero cuando he llegado hoy a casa y he tenido que mentir sobre tu paradero o cuando Kyra me ha dado las gracias por cuidar de Rony y me ha pedido perdón por si me he sentido mal por culpa de ella me he sentido fatal.
-Lo entiendo-digo asintiendo haciendo que la culpa me corroa por dentro.
-Rick no quiero que pienses que es por tu culpa. En todo caso soy yo quien decidió meterse en este lio.
-Si, pero soy yo el que tengo el problema por así decirlo-digo bajando la cabeza.
-Rick, esto es complicado, pero cuando estoy contigo…me da igual todo, lo disfruto. Así que no te culpes-dice con una sonrisa y yo asiento sin estar mejor, porque no puedo estarlo ahora.
-Sé que mi madre te aconsejo irte, unos días-digo mirando al infinito, me costaba hablar de esto porque tenía miedo a que se fuera y me dejara con todo, tenía miedo a perderlo todo.
-Sí, y lo he estado pensado.
-Te vas ¿no?
-Llevo aquí un tiempo, no se apenas nada de mi padre, quiero intentarlo una vez más, aunque sea la penúltima vez. Siempre va a ser la penúltima vez-dice emocionada y puedo ver algunas lágrimas salir, sin duda a pesar del miedo y de sentir que sus fuerzas cuando llego estaban agotadas, nunca va a rendirse con su padre y eso la hace aún mejor de lo que para mí ya era.
-Lo entiendo. Hace un rato he estado hablando con Roy sobre segundas oportunidades. Ha encontrado a su hija hace unos días. Tenía miedo a enfrentarla después de los problemas que tuvo, pero…lo hizo y ahora está viviendo una segunda oportunidad con su hija. A lo mejor tu padre necesitaba también ese tiempo, pero…
-¿Pero?
-Como le paso Roy, como nos pasa a todos, la familia, los que más queremos, son los que nos ayudan a tirar hacia delante, a ser fuertes. Si tu padre sale de eso será porque quiera hacerlo, y si quiere hacerlo será por ti Kate, no te quepa la menor duda. Así que aunque me gustaría ser egoísta y que te quedaras-digo tragando saliva-creo que solo tú puedes ayudarle.
-Si no lo consigo, siempre puedo mandártelo ¿no?-dice con lágrimas en los ojos pero con una sonrisa.
-Yo no puedo hacer nada, solo él puede tomar la decisión de luchar por superarlo.
-Lo sé…-dice bajando la mirada-pero tengo que intentarlo, tengo que decirle que si necesita ayuda aquí estoy. Además…creo que me vendrá bien estar un tiempo fuera para poder…
-Liberarte-digo con una sonrisa y la veo bajar la mirada, he dado en el clavo aunque no quiera admitirlo-haz lo que tengas que hacer Kate, nosotros estaremos aquí si nos necesitas.
-También puede venirte bien a ti-dice de repente y levanto la mirada para mirarla para intentar averiguar a qué se refiera, aunque se perfectamente a que se refiere-quizás si yo no estoy, te das cuenta de que de verdad quieres a Kyra y que todo fue un error-dice apartando la mirada.
-No sé qué va a pasar, pero nunca habrá sido un error, nunca-digo mirándola fijamente, no quiero que le quede alguna duda.
-Gracias, no sabes lo que me alegra oírlo-dice mirándome y yo solo asiento.
-¿Puedo pedirte un abrazo?-digo poniendo mi mejor cara de bueno y la veo sonreír antes de colocarse de rodillas para acercarse más a mí y abrazarme y yo envuelvo mis brazos alrededor de su cuerpo mientras escondo mi cara en su cuello llenándome de su olor, y solo rezando porque esto se pueda repetir más veces.
Se separa con una sonrisa y yo también le sonrió y sin poder evitarlo acaricio con suavidad su hermoso rostro mientras no puedo dejar de mirarla, y siento unas ganas terrible de besarla, pero sé que no es el momento y no quiero estropear este momento.
-Será mejor que vayamos a ver al resto-dice poniéndose nerviosa y apartándose y yo asiento mientras entre los dos guardamos todo para poder ir al hospital.
Llegamos al hospital sin decir ni una sola palabra, como si el momento hubiera pasado. Bajamos del coche y entramos dentro. Están todos reunidos alrededor de la mama que tiene a su pequeña en brazos, todos están emocionados por poder vivir este momento. Yo me quedo algo más alejado, pegado a la puerta mientras se la van pasando de uno a otros con cuidado sin duda haciéndole entender desde bien pequeñita que tiene una familia muy amplia.
-Hey tío, ¿Por qué no te acercas y coges a tu sobrinita?-dice Jenny mirándome y yo emocionado y con miedo, mucho miedo me acerco con cuidado a Kyra que es la que está cargando ahora a la bebita.
-Así, con cuidado-dice Kyra colocándola entre mis brazos y dios notar el calor de su cuerpo, el ver como se mueve y lo que parece una sonrisa, hace que sonría con todas mis fuerzas.
-Hola preciosa, soy tu tito favorito y consentidor. Lo que no te den tus papas solo tienes que pedírmelo a mí-dijo bajito como si el resto no pudiera oírme haciéndoles reír y sonreír a todos-bienvenida de nuevo-digo emocionado mientras dejo un suave beso en su frente antes de acercarme con cuidado dándoselo de nuevo a Kyra y saliendo de la habitación para evitar que todos me vieran llorar.
Escucho la puerta de nuevo y veo salir a mi bro, me limpio las lágrimas pero cuando lo veo con una sonrisa y también con lágrimas en los ojos me da igual.
-Es increíble-digo con una amplia sonrisa-tenéis una niña preciosa hermano-digo abrazándole y me abraza con fuerza.
-Sí, tiene suerte de tener una madre como la que tiene.
-La verdad es que si, si se pareciera a ti-digo bromeando y lo veo reír por fin relajado después de los últimos días.
-Gracias bro por todo. No sabes cuánto te debo.
-Teneros ya es un regalo, a todos de verdad-digo con una sonrisa y lo veo sonreír mientras apoya su mano en mi brazo.
-¿Cómo va tu problemón?-dice con una sonrisa cambiando de tema.
-Creo que está a punto de solucionarse o de explotar-digo mirando al infinito.
-Si me necesitas…
-Lo sé hermano. Ya veo que estáis bien y seguro que lo que menos necesitáis es a gente alrededor, voy a irme a casa.
-Está bien, vamos entra a despedirte.
Entramos dentro y todos siguen embelesados con la pequeña, sin duda va a ser el juguetito de todos durante un buen tiempo.
-Chicos, yo me voy a casa, ¿alguien quiere que le lleve?
-Sí, yo ya me voy. Llevo aquí todo el día y quiero ver a mi pequeño-dice Kyra y yo asiento pero no puedo evitar dirigir mi mirada hacia Kate.
-Yo me quedo un rato-dice mirándome y yo asiento mientras me despido de mi sobrina para poder salir seguido de Kyra hacia casa.
Llegamos a casa y jugamos un rato con el pequeño los dos, como antes, como si nada hubiera pasado mientras Roy sale disparado para ir a cenar con su hija, me alegro mucho por él se lo merece.
Kyra se marcha a acostar el pequeño mientras yo me siento en el sofá con el móvil en la mano mirando a ver si Kate me ha mandado algún mensaje, no puedo evitarlo. Cuando levanto la mirada veo allí a Kyra de pie mirándome con una sonrisa y puedo recordar la primera vez que la vi entrar por la puerta buscando un lugar donde dormir. Me emociono solo de recordarlo.
-Puedo sentarme-dice mirándome y yo asiento con una sonrisa haciéndole un hueco-No puedo dejar de darle vueltas en como esto ha acabado así.
-¿Así?-digo sin entender.
-Rick no te lo tomes a mal, pero me sorprende que un día me digas que me quieres y otro día me digas que tienes que pensarlo. Te dije que esperaría y así voy a hacerlo porque sé que merece la pena esperar por alguien como tú-dice haciéndome sentir fatal-pero pase lo que pase Rick, quiero tenerte en mi vida.
-Yo también, y te prometo que esta espera no va a durar mucho…te lo prometo-digo mirándola fijamente y lo digo en serio, tengo que ser valiente tengo que hacerlo y decirle que pasa y que es lo que siento, pero antes tengo que saber qué es lo que siento porque cada vez estoy más seguro de que no tengo ni idea. La abrazo contra mi pecho y siento como algunas lágrimas mojan mi camiseta haciendo que aún me sienta peor. Y así abrazados no puedo dejar de pensar yo también en que es lo que ha pasado, en que ha hecho que de repente mi vida se haya vuelto patas pa arriba.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues parece que Kate ha decidido irse para ayudar a su padre, ¿Será una despedida final? ¿O solo temporal? ¿Ayudara a Rick a decidirse? Sigue confundido, pero quizás todo esto le ayude a darse cuenta de que es lo que de verdad quiere.
Buen día a todos, que la suerte os acompañe a todos en este día y nos vemos mañana con un nuevo capítulo. Ahora no os podréis quejar va a ver cuatro capítulos seguidos con el de hoy jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Vie Dic 22, 2017 12:46 am

Buenos días!! la charla entre ellos era necesaria, me parece que ambos están claros que la separación debe darse pues Kate intentara ayudar a su padre y Rick pues le servirá para definir o aclarar sus sentimientos.
Me da pena Kyra pero Rick debe ser claro y dejar sus sentimientos de culpa de lado, al igual que todos tiene derecho a ser feliz y su felicidad esta al lado de kate.
Feliz Navidad!! que te la pases super bien y de nuevo gracias por seguir deleitándonos con tus historias!!

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 37

Mensaje por tamyalways el Vie Dic 22, 2017 11:24 pm

Buenos díiasss. Aquí estamos un día más. Quiero daros las gracias a todos por seguir ahí, gracias porque ha sido un año cargado de historia, cargado de buenos mensajes por vuestra parte, y por supuesto cargado de enseñanza, siempre es bueno aprender algo cada día, así que muchas gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 37
POV RICK
Despierto y siento dolor en todo el cuerpo. He tenido que quedarme traspuesto en el sofá, y Kyra está conmigo, aun apretada a mi costado. La miro mientras acaricio su pelo intentando recordar cuando fue la última vez que tuvimos algo así. Creo que ya ni me acuerdo. O puede que nunca tuviéramos un momento así por culpa de tener que mantenerlo en secreto. Eso y sus miedos no ayudaron, pero al final soy yo quien ha terminado cometiendo más errores, así que quien ha roto con esta relación cuando puede que tuviera algún futuro. ¿Estoy hablando en pasado? ¿Ya no tengo esperanzas?
Suena la puerta de la entrada haciendo que me sobresalta y haga que Kyra se despierte, pero demasiado tarde para intentar ocultar que estaba pasando, es más, nuestros movimientos por ocultarlo hace que parezca que ha pasado algo más, y más cuando miro la cara de Kate, sé que está pensando algo que no era.
-Hola chicos-dice Allie con una sonrisa-¿Y el pequeño?
-Dormido-digo levantándome mientras me froto los ojos intentando despertarme del todo.
-Voy a acostarme-dice Kate señalando las escaleras y yo no quiero que se vaya, quiero darle explicaciones y no sé por qué-hasta mañana.
-Hasta mañana-contestan todos menos yo que me quedo paralizado, hasta que consigo reaccionar.
-Yo también me voy a dormir. Hasta mañana-digo dándole un beso a cada uno antes de subir las escaleras y meterme de cabeza a mi habitación.
Me dejo caer en la cama mientras cierro los ojos, estoy agotado pero no puedo dejar de darle vueltas a todo lo que ha pasado hoy. Sé que tengo que arreglar esto cuanto antes y sé que quizás Kate tenga razón y estos días alejados me ayudaran a saber que tengo que hacer, pero también sé que no quiero joder aún más las cosas, pero ahora mismo lo único que quiero hacer es levantarme y entrar en la habitación de Kate, desnudarla, besarla, y hacerle el amor durante toda la noche. Dios creo que estoy obsesionado con ella, tiene que ser eso.
Decido levantarme e irme a tomar una ducha fría que me ayude a dormir. Cojo una camiseta y un calzoncillo limpio y me dirijo hacia el baño. No puedo evitar mirar la puerta cerrada de Kate y tengo que sujetarme para no abrir la puerta.
Me meto en la ducha y dejo que los pensamientos se vayan a través del desagüe. Me seco y me coloco la ropa limpia y salgo del baño cerrando la puerta a mi paso. Todos ya están dormidos porque no suena nada abajo y todas las luces están apagadas, todas menos una. Puedo ver luz por debajo de la puerta de Kate y me coloco junto a la puerta intentando oír algo al otro lado. Esta despierta aunque no se oye nada de nada. Levanto el puño para golpear pero decido girarme e irme por donde he venido, pero no doy ni un paso cuando me giro de nuevo y golpeo bajito la puerta, lo justo para que ella lo oiga pero para no despertar al resto de la casa.
POV KATE
Estoy tumbada en la cama mirando mi móvil. Esta tarde al final me he decidido por llamar a mi padre, pero no me lo ha cogido y he terminado dejándole un mensaje de voz. Ahora ya pasadas las horas espero alguna respuesta de su parte pero no tengo nada y eso hace que aun este más preocupada. Recuerdo que cuando llegue aquí lo que menos quería era recibir una llamada suya y ahora…ahora es lo que necesito.
Escucho como dan en la puerta y me sorprendo mirando el reloj, aunque es temprano pensé que todos estarían dormidos, creo que esta semana estábamos agotados. Antes de contestar veo como la puerta se abre un poquito y se asoma la cabeza de Rick.
-Hola.
-Hola-digo sorprendida viéndolo allí.
-¿Puedo…?-dice señalando el interior y pienso en el resto de la casa, pero casi que es mejor pensando en el resto que entre, a que se quede ahí fuera. Hago un gesto para que entre y me coloco con las rodillas dobladas a forma de protección, como alejándolo un poco, para que sirviera de muro entre los dos, no podía hacer una tontería y solo verlo así con una camiseta y sus bóxer, esa imagen me evocaban a otras que sin duda serian una locura por el lugar donde nos encontramos.
Entra y se sienta en la cama dejando un pequeño espacio entre ambos, lo suficiente para que aun así corra esa electricidad entre los dos.
-Yo…lo de antes…
-No tienes que explicarme nada-digo con una sonrisa para que me crea y la verdad es que no tiene que hacerlo pero cuando los vi allí a los dos sentí algo en mi interior, algo que no me gusto.
-Solo hablamos…la verdad es que para ella no está siendo fácil, bueno ya lo imaginaba, pero saberlo…lo hace más complicado. Le he prometido que pronto tendré una respuesta.
-Claro-digo bajando la mirada, no me gustaba hablar de estas cosas con él aunque supongo que soy de las pocas personas con las que puede ser completamente sincero porque yo ya se todo, como para no.
-Creo que lo que tenía con Kyra era real. La quería y aunque era difícil tener algo con ella yo quería luchar por ello. Pero al final la he cagado, bueno no es esa la palabra-dice intentando arreglarlo ya que si lo nuestro era una cagada para él no quedaba yo muy bien-vale creo que cada vez que hablo la cago, soy yo el culpable-dice sacándome una pequeña sonrisa.
-Lo he entendido.
-El caso es que la quiero…lo tengo claro…pero no sé si juntos funcionaríamos. El caso es que creo que tenemos nosotros más futuros que yo con Kyra-dice mirándome y trago saliva nerviosa, ¿Por qué habla de un futuro juntos? No hay nada de eso.
-Rick…
-Lo siento. Solo diversión, sentirnos vivos y libres. Lo sé. Pero no puedo dejar de pensar en cómo me siento cuando estamos juntos Kate y no sé qué me pasa pero soy feliz.
-Estas confundido Rick-digo intentando alejarlo de esos pensamientos. Yo no estaba lista para una relación y menos con él, sería demasiado problemático, ya lo es y no tenemos apenas nada.
-No estoy diciendo nada malo. Dios estoy loco ¿no?-dice cerrando los ojos con todas sus fuerzas.
-No es malo, pero no quiero que metamos en esto los sentimientos. Somos amigos ante todo ¿no?-digo intentando no mirarlo porque siento lágrimas a punto de salir.
-Sí, lo siento, soy un idiota, tienes razón tengo que estar confundido. Es demasiado en poco tiempo-dice mirando hacia abajo donde están nuestras manos unidas. Siento como todo mi cuerpo me tiembla, ¿Cómo está pasando todo esto? Ahora más que nunca, estoy segura que la distancia va a venirme bien antes de hacer algo que empeore todo esto.
-No eres idiota ¿sí? Es más creo que eres la persona más lista que conozco en mi vida-digo sacándole una sonrisa-no cambies nunca Rick, de verdad que ayudas a un montón de gente, eres gracioso, divertido, y eres listo. No cambies, no lo hagas.
-Aunque por culpa de eso me quede soltero el resto de mi vida-dice bromeando aunque había algo de verdad en esa frase.
-No todas somos tan tontas para que nos gusten los malotes-digo acariciando su mano.
-Yo puedo ser malote-dice con una sonrisa sacándome una sonrisa.
-No, no puedes, eso es lo que te hace especial Rick y lo especial, lo único, eso es lo realmente bonito y deseable. Si no es con Kyra será con otra, pero sin duda encontraras a alguien y cuando lo hagas serás feliz Rick, porque te lo mereces.
-Gracias, aunque esto suena a despedida y espero que no sea así.
-He decidido irme unos días. He llamado a mi padre y no he recibido respuesta, estoy preocupada. Necesito hacer este viaje.
-Lo entiendo, si necesitas cualquier cosa estaré ahí para ti. Pero esto no es una despedida ¿no? solo un hasta luego…-dice poniendo caritas sacándome una sonrisa.
-No sé qué pasara en este viaje, pero sin duda vendré de nuevo, aunque solo sea para despedirme.
-Siendo egoísta espero que no llegue ese momento. Creo que últimamente estoy siendo demasiado egoísta-dice pensativo y lo miro con una sonrisa.
-Nunca podrás serlo-digo con una sonrisa y me doy cuenta que he apartado esa barrera de él durante la conversación, es más, a parte de nuestras manos unidas, nuestras rodillas están completamente pegadas, apenas hay espacio entre los dos. Y aunque siento esa necesidad aun de abalanzarme a por él y besarlo con todas mis ganas, hay algo más, no sé qué es pero también siento como una especie de ternura hacia él, bueno en realidad no sé si es ternura o que es, pero me atrae de una manera que nadie antes lo ha hecho.
-Creo…que será mejor que me vaya, es tarde y estarás cansada-dice moviéndose un poco y yo asiento aunque me gustaría que no se fuera, pero sé que es lo que tiene que hacer. Es lo que debemos hacer.
Se acerca para darme un beso o eso creo pero su boca va a mi oído susurrándome un buenas noches que hace que mi cuerpo se estremezca. Después coloca su boca en mi mejilla dándome un beso suave y luego se separa con esa sonrisa suya mientras yo siento como mi cuerpo tiembla tras perder su contacto. Y antes de darme cuenta y perdida en su mirada, me he lanzado a su cuello tirando de él hacia mí mientras lo beso despacio, saboreando ese beso como si fuera el último.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues hasta aquí el capítulo, estos dos están muy confundidos, mucho pero no pueden separarse el uno del otro, son como dos partes de un imán que se atraen sin poder evitarlo. Mañana capítulo extra, regalo de Papa Noel jaja. Espero que os haya gustado.
Felices fiestas a todos, pasadlo todos bien y con mucho cuidado. Salud.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 38

Mensaje por tamyalways el Sáb Dic 23, 2017 10:19 pm

Buenos y felices días. Llego el día de la Navidad y Papa Noel se ha pasado por casa para traeros un regalo en forma de capítulo, espero que os guste. Gracias de verdad por seguir ahí y por formar parte de esta historia. Mil gracias y felices fiestas a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 38
POV RICK
Me sorprende que me haya besado, pero solo durante unos segundos, enseguida le devuelvo el beso con la misma pasión que siempre, es imposible no sentirlo así, es imposible que alguna vez pueda llegar a no sentirme atraído por ella, por ese magnetismo que brota de su piel.
Nos separamos despacio pero aun compartimos el mismo aire. Respiro con dificultad como cada vez que compartimos un beso, siempre me falta el aire cuando se trata de ella. Abro los ojos despacio y la miro como se muerde con sensualidad el labio mientras abre los ojos despacio compartiendo la mirada conmigo hasta que de repente la aparta y puedo ver como se ha sonrojado lo que hace que sonría.
-Lo siento-dice en apenas un susurro.
-Pues yo no lo siento-digo haciendo que levante la mirada y le dedico una sonrisa y veo como sonríe algo más relajada.
-Voy a negarlo si alguna vez sacas el tema, pero voy a echarte de menos.
-No hables como si estuvieras otra vez despidiéndote. No me gustan las despedidas-digo poniéndome serio de nuevo, se me encogía el estómago solo de pensarlo.
-Lo siento es que…-la veo quedarse callada y pensativa, sé que esta pensando y no quiero saberlo, sé que en realidad esto es una despedida, y quizás un adiós para siempre, pero si lo pienso creo que voy a volverme loco.
-Déjalo, creo que será mejor que me vaya a descansar-digo levantándome pero siento como me agarra del brazo.
-No te vayas aun ¿si?-dice mirándome fijamente y aunque lo que quiero es huir porque siento que me va a doler más por cada minuto que pase con ella, me quedo, me quedo allí sentado sin decir nada con su mano unida a la mía mientras nos acariciamos despacio.
Jugueteo con sus dedos mientras no dejo de mirar nuestras manos entrelazadas, así nos quedamos unos minutos hasta que siento como tira de mi brazo. Cuando levanto la mirada la veo mirarme nerviosa mientras tira de mi mano para que me acerque más a ella. La veo como se echa a un lado y tras dudarlo me siento a su lado pegando mi espalda la pared y Kate apoya su cabeza en mi hombro mientras yo paso mi brazo por su espalda y entonces siento como su mano agarra la mía y es ella ahora la que juega con mis dedos.
-Háblame de algo.
-¿De algo? ¿De qué quieres que te hable?
-De ti como escritor-dice de repente y me sobresalto solo de pensarlo.
-No me gusta hablar de ello.
-No te gusta al mundo que te llevo. Pero no puedes decirme que aun no piensen en ello. Si para ti era importante…
-Claro que lo era. A veces siento esa necesidad, pero solo pensar en lo demás…hace que me tiemble la mano solo de pensarlo.
-Pero no tiene porque venir lo demás. Creo que te vendría bien escribir, creo que te liberaría mucho. No tienes porque publicarlo si no quieres, o puedes hacerlo de forma anónima. Lo importante es que hagas algo que quieres.
-¿Tu quieres ser policía?-pregunto de repente sorprendiéndome a mi mismo.
-Si, y sé que me va a costar mucho, sé que el trabajo será duro, sé que después va a ser aún más duro si cabe. Es un mundo difícil, pero sé que es lo que quiero y sé que cuando llegue a casa después de hacer mi trabajo seré más que feliz. ¿Cómo te sentías cuando escribías?
-Algo de eso que tu describes, creo que me sentía a algo parecido a como me siento cuando estamos juntos, ya sabes, vivo, libre, realizado. No sé era increíble, todo era tan fácil.
-Hazlo, escribe algo. ¿Qué tienes que perder?
-No lo sé…tengo miedo, no he vuelto a escribir ni una sola frase.
-Tenemos que superar nuestros miedos. Yo tengo miedo, no, pánico a llegar a casa y encontrarme de nuevo a mi padre…como la última vez que lo vi-dice poniéndose seria y acaricio su cabeza despacio dejando un suave beso allí en su pelo-tengo miedo pero tengo que hacerlo, tengo que superar ese miedo para poder ayudarlo. No creía que pudiera ayudarlo, pero tienes razón si alguien puede soy yo, y yo no puedo no podrá nadie.
-Vas a conseguirlo Kate-digo mientras la separo un poco y me tumbo en la cama. Kate hace lo mismo y nos quedamos de cara el uno al otro.
-Ojala te hubiera conocido en otro momento-dice de repente y no lo entiendo-no estoy en mi mejor momento la verdad…
-Pues yo tampoco, quizás por eso hemos conectado. Quizás en otro momento ni si quiera me hubieras dirigido la palabra. Como soy un chico bueno-digo sacándole una sonrisa.
-Hubiera sido una idiota en ese caso-dice mirándome con una sonrisa mientras acerca su mano a mi cara acariciándome suavemente haciéndome cerrar los ojos. Abro los ojos despacio y la miro con una sonrisa mientras acerco mí cara a la suya juntando mí frente a la suya mientras siento su respiración.
-Voy a besarte Kate-digo bajito y junto mis labios a los suyos en un pequeño roce, disfrutando solo de ese leve contacto, siendo un beso lento, tierno, pero a la vez fogoso, porque creo que sería imposible que no lo fuera cuando se juntan nuestras bocas, pero es distinto, distinto al resto porque este no es simplemente un beso que lleva a otra cosa, es un beso lleno de amor (quizás no el amor que puedes sentir hacia otra persona con la que estás seguro de pasar el resto de tu vida, pero si amor hacia otra persona a que quieres que permanezca en tu vida de una forma u otra).
-Rick…-susurra mi nombre cuando nos separamos, y yo no me separo de ella, con miedo a que este sea el último beso que le dé, y sabiendo que una parte de mí se va con ella y que volveré a ser el chico responsable y estricto conmigo mismo de siempre, no es que no quiera ser ese, siempre me he sentido bien siendo ese, pero ahora…ahora que lo pienso ahora que he conocido esta parte…creo que puedo conseguir que ambas conecten, lo sé y lo siento, pero si ella no está, creo que nunca voy a poder volver a sacar esta parte de mí.
-Será mejor que descansemos ¿sí?
-Está bien.
-¿Cuándo tienes pensando irte?
-Seguramente pasado mañana, mañana lo comunicaré.
-¿Por cuánto tiempo…?
-Rick…
-Está bien, el que necesites, lo entiendo-digo con una pequeña sonrisa aunque por dentro estaba cagado-mañana mejor hablamos de todo, ahora descansa-digo colocándome con la espalda pegada a la cama y enseguida ella se aprieta a mi cuerpo cerrando los ojos mientras dejo pequeñas caricias en su espalda intentando que se duerma e intentando no pensar en mañana, solo en este momento, en hacerlo infinito.
Siento como su respiración se ha normalizado, está dormida y se ve tan guapa así que no puedo evitar quedarme allí embobado mirándola fijamente. Tras pasar así varios minutos me decido por hacer lo que tengo que hacer. Tengo que salir de aquí antes de que la gente empiece a despertarse, sobre todo Kyra, aunque ya tengo muy claro lo que quiero decirle, lo que no quiero hacer en mi vida, pero ahora no siendo que sea el momento, quizás cuando no este Kate todo sea más fácil. Quiero ser sincero, no se las palabras exactas ni cómo ni cuándo, pero sí sé que quiero ser completamente sincero con ella, se lo merece y llegado el momento pienso serlo.
Me levanto con cuidado de no despertarla y me quedo allí en la puerta mirándola de nuevo mientras duerme, antes de salir de allí lo más despacio que puedo y dirigiéndome a mi habitación. Pero no tengo sueño, no creo que sea capaz de dormir nada, así que decido bajar y salgo fuera de la casa. Aun es de noche fuera, pero las estrellas iluminan todo el espacio de una forma espectacular, es algo que me encanta de este lugar, algo que no podía disfrutar en cualquier sitio cuando vivía en Nueva York. Pero recuerdo mi casa, bueno la casa que compartía con mi madre. Era una casa modesta, pero que tenía algo que no tenían el resto de las casas, una azotea perfecta para poder mirar el mundo desde lo más alto. Recuerdo como subía para ver las estrellas, como allí en aquel lugar la inspiración brotaba a las mil maravillas. Inspiración, esa que tengo encerrada en un lugar oscuro, esa que tengo miedo que vuelva a brotar hasta que me haga imposible poder vivir en paz. ¿Tiene Kate razón y puede ayudarme? ¿Puedo escribir simplemente sin miedo? Kate tiene en algo razón, no tengo porque publicar nada si no quiero, pero aun así, los recuerdos me mantienen paralizado. Quizás algún día, quizás.
CONTINUARÁ…
Son tan monos juntos…que se me parte el alma que se separen, pero es lo mejor para ellos en este momento, Kate tiene que ayudar a su padre antes de que sea tarde y se arrepienta el resto de su vida, y Rick, Rick tiene que afrontar lo que siente y lo que ha hecho, tiene que afrontar y cuando lo haga, al menos, todo será mucho menos doloroso para todos.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 39

Mensaje por tamyalways el Lun Dic 25, 2017 3:46 am

Buenos días, feliz navidad a todos, espero que hayáis pasado una buena noche y paséis un buen día. Yo mientras tanto os dejo un nuevo capítulo por si sacáis un ratito para ello jaja. Gracias y espero que lo disfrutéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 39
POV KATE
Me despierto y aun puedo sentir su olor en la almohada, pero él ya no esta. Me estiro en la cama sin dejar de pensar en el miedo que me da ir a ver a mi padre, pero es algo que tengo que hacer, no puedo dejarlo más y además…lo necesito para darle ese tiempo necesario a él para que decida, solo espero que sirva para algo, porque aunque me cueste admitirlo, no quiero alejarme de él.
Me levanto y decido que hoy no me apetece salir a correr, quizás debería para relajarme, pero tengo que hacer demasiado cosas hoy y no tengo tiempo que perder.
Me levanto y tras meter dos o tres mudas en un pequeño bolso para irme, salgo de la habitación para darme una ducha, pero cuando salgo al pasillo allí esta Rick saliendo del baño y nuestras miradas se cruzan y siento una electricidad recorriendo mi cuerpo.
-Buenos días-dice con una sonrisa y yo sonrió mientras me acerco para entrar en el baño al mismo tiempo que él va saliendo haciendo que nos crucemos y que nuestras manos se rocen haciéndome cerrar los ojos mientras esa electricidad hace que mis hormonas se vuelvan loca, ¿Cómo puede volverme tan loca?
Salgo de la ducha y sigo sintiendo que mi cuerpo está que arde, pero todo se enfría cuando veo salir a Kyra de su habitación con su pequeño corriendo.
-Rony ten cuidado-dice sonriendo a su hijo mientras este baja rápidamente las escaleras-hola-dice saludándome con una sonrisa y yo le saludo con la mano a la vez que huyo hacia la habitación, ¿Cómo me siento tan culpable? ¿Quizás porque tenga mucha culpa? Solo sé una cosa, cuando regrese, si lo hago, esto tiene que acabar, este trio no puede seguir. Si yo sigo con esto que tengo con Rick será porque este totalmente libre, sino no pienso ni si quiera acercarme a él, ella no lo merece y él tampoco.
Bajo las escaleras después de tomar aire y cuando bajo todos están reunidos alrededor de la mesa, bueno todos no, todavía faltan unos padres cansados en un hospital esperando el momento de poder traerse a su hija a casa. Pero el resto estaba aquí, era el momento de decirles lo que tenía que decirles.
-Hola.
-Hola Katie-dice Allie mirándome con esa sonrisa maternal que siempre me sacaba una sonrisa pero que también me hacia recordar a mi madre y eso me retorcía por dentro.
-Ahora que estáis aquí todos quería deciros que me voy a ir unos días. No sé cuándo volveré.
-Cariño, ¿está todo bien?
-Sí, solo voy a volver a casa por unos días.
-¿Cuándo te vas?
-Mañana a primera hora.
-Pues entonces habrá que hacer algo especial para comer, para que tengas ganas de volver-dice Allie levantándose y dándome un beso-anda siéntate que voy a por tu desayuno.
-No, yo me ocupo-digo con una sonrisa yendo a por mí taza de café y allí esta Rick de pie y enseguida me pasa una taza y nuestros dedos se rozan haciendo que las chispas vuelvan a saltar. Cierro los ojos un segundo y tras echarme el café me siento en la mesa para compartir el último desayuno con mi nueva familia antes de partir a ver lo que me queda de la vieja familia.
-Bueno creo que yo voy a irme a preparar para ir al hospital, vamos cariño-dice Allie llevándose a su marido.
-Rick…yo le prometí a tu madre que empezaría a trabajar ya hoy. ¿Puedes quedarte con Rony?
-Claro, no hay ningún problema-dice Rick con una sonrisa y yo mantengo mi mirada pegada a la taza.
-Bueno pues entonces, yo os dejo, tengo que irme a trabajar-dice Kyra levantándose-vendré a comer y podremos despedirnos. Espero que consigas lo que quieres en ese viaje-dice con una sonrisa.
-Gracias-digo devolviéndole la sonrisa antes de verla salir por la puerta dejándonos solos.
-Sabe yo soy malo manteniendo secretos, pero creo que tú eres peor-dice de repente Rick y no sé porque, quizás por los nervios, pero no puedo parar de reír.
-Dios somos unos idiotas.
-Si un poco-dice con una sonrisa sentándose a mi lado-¿Qué tienes que hacer?
-Pues ya tengo una comida programada, tengo que ir a ver a Kevin y Jenny y esta tarde tengo que trabajar.
-No, nada de trabajo.
-No, tengo que pedirle a tu madre unos días y pienso ir hoy.
-Pero no es justo, ya tenía preparado una tarde juntos y la noche y…
-No te pases.
-Venga a mi madre no le importara, además gracias a ti estos días ha conseguido aguantar. Necesito ese tiempo-dice mirándome fijamente mientras siento su mano en la mía y madre de mi vida no puedo negarle nada.
-Bien.
-¿En serio?
-Ya he dicho que sí. No me hagas que cambie de opinión.
-Bien ya me callo.
-Voy a aprovechar la mañana para ir a ver a tu madre y para ir al hospital. Así tendré la tarde para ti.
-Gracias, pues yo aprovechare para hacer que la tarde sea inolvidable, tengo que pensar mucho.
-¿No decías que lo tenías todo preparado?-digo mirándole ocultando una sonrisa.
-Bueno yo…-dice nervioso levantándose-creo que mejor te dejo, no quiero llevarme todo tu tiempo-dice mirándome antes de salir con una sonrisa.
Termino de tomarme el café y subo arriba para vestirme. Cuando salgo solo está Rick con el pequeño en el comedor jugando, no sé cuál de los dos es el niño. Sonrió y sin decir nada salgo de la casa para ir a ver a Martha, creo que es lo primero que tengo que hacer, sé que para ella tiene que ser una faena, al menos a recuperado a Kyra, y además, fue ella la que me animo a hacerlo así que solo espero que no me moleste que haya decidido irme estos días.
Entro en la cafetería y a la primera que veo es a Kyra que me saluda con una sonrisa mientras entro dentro. Parece que algo ha cambiado, los primeros días apenas podía ni mirarme y ahora siento que me sonríe de verdad, que no le cuesta hacerlo y eso me hace sentir peor. Dejo eso de lado cuando veo algo por el rabillo del ojo. Cuando miro hacia allí, allí esta Martha con la mano levantada llamando mi atención.
-Hola.
-Hola.
-Siento venir a esta hora, quizás sea la peor. Pero quería hablar contigo cuanto antes.
-No pasa nada está bien-dice haciendo un gesto hacia Kyra antes de tirar de mi hacia la escaleras haciéndome subirlas de nuevo una vez más, pero esta vez era para algo completamente distinto-aquí estaremos más cómodas, no sé ni si quiera para que lo compre, bueno si lo compre para mi hijo pero nunca lo ha querido-dice con una sonrisa sentándose en la mesa y yo no puedo evitar mirar de reojo la cama, esa cama donde Rick y yo lo hicimos la primera y la última vez-Bueno ¿Qué querías decirme?
-Bueno yo…he tomado tu consejo. Voy a volver a casa unos días.
-Oh, me alegro. De verdad espero que te venga bien.
-Yo solo siento no haberte avisado con más tiempo.
-No pasa nada, ya estoy acostumbrada a tanta locura, creo que me moriría sino tuviera algo de locura a mi alrededor-dice con una sonrisa-lo necesitas hija, necesitas ese tiempo. Así que para nada estoy molesta.
-Me voy mañana así que esta tarde si quieres…
-No, nada de eso. Tomate la tarde para ti disfrútala. Nosotros nos lo apañaremos tranquilamente. Me alegro de que te haya servido de algo la charla conmigo.
-De más de lo que piensas. De verdad, creo que es algo que tendría que haber hecho antes. Así que gracias.
-No hay de que chiquilla-dice con una sonrisa.
-No de verdad Martha, desde que llegue has cuidado de mí, me has dado buenos consejos y me has dado un trabajo sin tener ni idea de cómo trabajar en una cafetería-digo con una sonrisa-te has portado muy bien conmigo.
-Tú has cuidado de mi hijo como me prometiste así que…-dice con una sonrisa-siempre serás bienvenida aquí Kate, siempre.
-Gracias. Me gustaría quedarme, pero quiero ir al hospital y…
-No claro. Disfruta de tu último día aquí.
-Voy a volver Martha-digo sorprendida por sus palabras.
-Claro, claro-dice como si nada, pero en realidad hay algo detrás de sus palabras, de verdad no cree que vaya a volver. Yo ni si quiera he pensado en no hacerlo, pero… ¿Todo puede cambiar según lo que me encuentre allí? No lo sé, pero Martha tiene razón lo primero es la familia y mi padre me necesita más que nunca, aunque para mí lo más fácil sería quedarme y olvidarme de todo, o quizás tampoco tan fácil, también tengo miedo, también quiero huir de todo esto, de hacerle daño a una buena mujer, de poder estar sintiendo algo más por una persona a la que puedo llegar a hacer daño, miedo a no llegar a cumplir mi cometido, eso no puedo olvidarlo, no debo hacerlo nunca.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado por hoy, nos vemos el miércoles con un nuevo capítulo, toca la despedida de los dos, va a ser complicada, pero muy Caskett. Gracias por seguir ahí, felices fiestas y que paséis un gran día.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 40

Mensaje por tamyalways el Mar Dic 26, 2017 10:39 pm

Buenos días, aquí estamos con un capítulo nuevo, feliz de compartirla con vosotros. Gracias, mil gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 40
POV KATE
Voy directamente hacia el hospital, me alegro de haberlo echo cuando lo malo ha pasado, me alegro por esta pareja, se merecen ser felices junto a su pequeña. La verdad es que cuando oí hablar de esa casa donde un chico ayudaba a la gente que viniera a la ciudad para empezar una nueva vida, para nada creía que fuera del todo real, pero cuando he visto a todos, como han cambiado sus vidas, como han salido adelante y como hablan de lo que Rick ha hecho, me doy cuenta aun más de lo grande que es y de la suerte que he tenido de encontrarlo, ojala todo el mundo pudiera tener aunque fuera cinco minutos para hablar con él para conocerlo, sin duda toda esa gente tendría mucha suerte.
Entro en el hospital y ya casi de memoria llego a la habitación donde encuentro a una pareja feliz con su hija en brazos. Están ahí los dos embelesados mirando a su pequeña que no se dan ni cuenta de que he entrado.
-Hola-digo llamando su atención y ambos miran hacia la puerta, me sorprende verlos solos, pero enseguida me quitan esa duda.
-Pasa pasa. Acaban de irse Noah y Allie. Roy ha llamado que vendrá luego.
-No quiero molestar.
-No digas tonterías-dice Jenny con una sonrisa-ven acércate-dice y yo me acerco mirando a la pequeña, era preciosa-¿Quieres cogerla?
-¿Yo?
-Sí, ven acércate más-dice cogiendo con cuidado a su niña y pasándomela.
La miro allí en mis brazos, tan pequeña, moviéndose despacio alzando su manita y con sus ojos cerrados. Ese poco pelito que clarea en su cabeza es rubio, tan rubio como sus padres. Era preciosa y el tenerla así en mis brazos hace que me sienta como llena de luz, no sé algo indescriptible.
-A que es increíble-dice Jenny con una sonrisa y yo sonrió emocionada, era algo increíble.
-Si-digo emocionada.
-Bueno, dásela a su padre que creo que va a venir el médico a por ella. Creo que no voy a acostumbrarme nunca a separarme de ella-dice frustrada y se la entrego con todo el cuidado del mundo a su padre que enseguida le da un beso y la mira cayéndosele la baba.
-Yo…venía a deciros algo.
-Claro, tú dirás-dice Jenny mirando a su marido sin entender.
-Voy a irme unos días de vuelta a casa. Solo quería decíroslo.
-Oh, ¿Ha pasado algo?
-No, no que yo sepa. Solo lo necesito.
-Pues entonces está bien, es por algo bueno-dice Jenny con una sonrisa.
-Solo espero que cuando vuelva estéis ya en casa con vuestra pequeña-digo con una sonrisa y los veo sonreír, estoy segura de que sueñan con ese momento todos los días.
-Eso esperamos-dicen mirándose.
-Bueno, no quiero interrumpiros más.
-Siempre serás bienvenida-dice con una sonrisa.
-Bueno aun así tengo que irme porque Allie va a prepararme una comida de despedida, no quiero llegar tarde.
-Más te vale no hacerlo-dice con una sonrisa-mucha suerte en tu viaje Kate, que encuentre lo que necesites-dice con una sonrisa Jenny y me acerco para abrazarla, he pasado poco tiempo con ella, hemos hablado poco, pero sé con solo eso, que puede llegar a ser una gran amiga. Me despido también de Kevin y salgo hacia la casa, era la hora de comer juntos por última vez, bueno no última vez, ¿Por qué todo me parece que es una despedida real, una despedida para siempre?
Cuando llego a casa la mesa está colocada como si de una fiesta se tratase y Allie estaba metida en la cocina como la gran cocinera que es haciendo y deshaciendo acompañada por un pinche de categoría. Allí estaba Rick con un delantal ayudando a Allie, o más bien sacándola de quicio cuando no le hacía caso o contestaba con alguna broma.
-Pero Rick-dice mirando algo sobre la mesa que seguramente no ha hecho o ha hecho mal, la respuesta de Rick es agarrarla con sumo cuidado y bailar con ella alrededor de la cocina, hasta ese momento ni me había dado cuenta de que la música ambientaba la sala-serás-dice riéndose mientras le golpea casi sin fuerza sobre su hombro y Rick le sonríe mientras la besa en la cabeza, y entonces me acuerdo de mi madre, de aquellos momentos en los que cocinábamos juntos, en los que la perfeccionista de Johanna Beckett se rendía a ese momento con su hija, en ese en que por fin en casa, conseguía relajarse.
-Kate estas bien-dice de repente Rick justo a mi lado, ni si quiera me he dado cuenta de que se ha acercado. Trago saliva y me limpio alguna lágrima que ha abandonado su lugar antes de contestar.
-Sí, voy…voy a lavarme.
-Bien cariño-dice Allie desde el otro lado aun con las manos en la masa-en cuanto llegue Kyra comeremos.
-Está bien-digo alejándome de allí, a un lugar seguro, un lugar donde no tenga que ocultar mis sentimientos, pero no lo logro del todo, antes de darme la cuenta ya estoy sintiendo su presencia justo detrás de mí.
Me giro quedando cara a cara con él y antes de que pueda decir algo ya está abrazándome. No sé qué me ha pasado, creo que siento que el tiempo pasa y poco a poco he ido olvidándola, y no quiero, no quiero olvidarme de mi madre, ella es y siempre será un referente para mí, y siento que habiendo huido la he defraudado, ella no hubiera querido que dejara a mi padre, ella nunca nos hubiera dejado a ninguno. Ella hubiera luchado siempre porque nos hubiéramos mantenido unidos, siempre y con todas sus fuerzas.
-¿Estas bien?
-Sí, solo…déjalo.
-¿Seguro?
-Sí, voy a arreglarme para la comida.
-Vale, pero ponte guapa, luego salimos-dice con esa sonrisa que hace que sonría olvidándome de todo y casi sin darme cuenta de lo que hago, lo agarró del cuello y lo beso antes de soltarlo y con una sonrisa girándome para meterme en mi habitación, esto era una total locura.
Bajo la escaleras sintiéndome bien, quiero disfrutar del día de hoy sin pensar en mañana y mucho menos en lo que puede pasar a partir de ahí, no es algo que pueda controlar y no me gusta pensar en las cosas que no puedo controlar, además no puedo hacer nada más.
Todos están allí hablando unos con otros mientras colocan la mesa y la comida, como una familia que son, una familia a la que he pertenecido estas últimas semanas y de lo que realmente me siento orgullosa y agradecida.
-Hola Kate pasa-dice Allie como una gran anfitriona-¿no le das algo para beber?-dice mirando a Rick y este resignado sin duda de estar a su ordenes todo el día saco un vaso y me lo entrega con una sonrisa justo cuando dan en la puerta.
-He invitado a mi madre y a Lanie, espero que no te importe.
-No claro, ¿Y la cafetería?
-Bueno por un día que se tomen el día libre y se cierre no va a acabarse el mundo-dice sonriéndome pero me deja allí mientras va corriendo a saludar a los invitados que llegan.
-Hola chicas-digo acercándome y dándoles un beso a cada una pero antes de poder seguir Lanie tira de mí alejándome de todos.
-¿Esto es por el chico que dejaste escapar?-pregunta de repente.
-¿Qué?-digo sin entender y entonces recuerdo la forma un poco a escondidas que le conté lo de Rick y yo-am si, no, voy por otros motivos-digo con una sonrisa, aunque no va del todo desencaminada, quizás me vaya un poco para huir de esta situación, quizás me vaya para no hacerle daño porque no se lo merece.
-¿Seguro?
-Si tranquila, lo otro…ya quedo atrás, quedo solucionado-digo mintiéndole porque aún no he podido solucionarlo, me prometí que esto se había acabado pero cada vez que estaba con él era imposible liberarme de eso, liberarme de lo que me hacía sentir. Pero quizá esto, el irme unos días, me de las fuerzas necesarias para hacer lo que es debido, tengo que dejarlo, por él, por Kyra y por mí, porque ahora mismo no puedo permitirme esto, no, tengo que seguir pensando en mi objetivo y en mi padre, en mi familia real, porque aunque esto haya sido como pertenecer a una familia en realidad… ¿Era real? ¿O era algo ficticio de lo que me había alimentado este tiempo? No lo sé pero ya da igual.
-Chicas, dejad lo que estéis haciendo que ha llegado la hora de comer-dice Allie apareciendo con una sonrisa, y me da igual todo, no son mi familia, quizás no, quizás no pertenezca del todo a esta familia que ellos tienen, pero los quiero sin lugar a dudas, a estas personas y este lugar, siempre va a tener un lugar en mi corazón.
-Ya vamos-digo con una sonrisa y tras mirar a Lanie ambas en silencio vamos hacia la mesa que ya está ocupada por el resto de habitantes de la casa y no puedo evitar sonreír, porque sin duda a pesar del dolor con el que llegue a esta casa, he vivido cosas aquí que me han hecho muy feliz, así que ahora puedo decir sin llegar a equivocarme, que este tiempo ha marcado para bien mi vida, este tiempo me ha hecho pensar, me ha hecho darme cuenta de que no estoy sola y que si lucho por lo que quiero puedo lograrlo. No, no estoy sola pienso con una sonrisa disfrutando de la compañía y la gran comida, sin duda esto no era un adiós, no, no lo era.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado por hoy. El viernes toca la tarde con Rick, esta semana va a ser semana dura, semana de despedida. Espero que a pesar de que va a ser el momento más duro de la historia os guste jaja. Gracias por seguir ahí.
Nos vemos el viernes XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Ruth Maria el Miér Dic 27, 2017 12:54 am

Feliz Navidad!! espero que te la hayas pasado super bien! Definitivamente kate ya se siente parte importante de esta familia, al inicio lo negaba pero ya esta plenamente identificada con ellos.
Todas las despedidas son duras pero es algo que no se puede evitar! a lo mejor rick se anime de una vez a ser sincero con kyra y se dedique a vivir su vida libremente, es mas a lo mejor hasta vuelva a escribir.
Me parece que es difícil que kate regrese pero su relación con esta familia la marcara para siempre!!


Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 41

Mensaje por tamyalways el Vie Dic 29, 2017 12:49 am

Buenos días, aquí estamos con un capítulo más. Capítulo Caskett. Gracias a todos por seguir ahí, espero que lo disfruten.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 41
POV KATE
Me despido de todos con la excusa de que me apetece salir y estar sola después de tanta emoción. No sé si los he convencido pero me da igual. Salgo de la casa y me quedo a dos manzanas de allí esperando a que Rick me diga donde tiene pensando ir.
Estoy sola y no puedo evitar volver a darle vueltas a todo, ¿Voy a echarlo de menos? Claro que voy a echarlo de menos, es imposible no hacerlo. Solo espero que…dios ya estoy pensando en idioteces, no puedo llegar a sentir algo más por él que no sea agradecimiento y si, lo quiero, pero como a un amigo, ¿Cómo no iba a quererlo? Es imposible no hacerlo.
Estoy tan metida de lleno en mis pensamientos que no lo veo llegar, no, no es Rick, es Roy que se acerca y cuando me ve camina despacio hacia donde me encuentro sentándose a mi lado sin decir nada.
-Hola.
-Hola-digo mirándole.
-Espero que no te moleste que te haya seguido-dice de repente y lo miro sorprendida-he sido policía muchos años, es normal que no lo hayas notado-dice con una sonrisa.
-¿Qué quieres? Porque supongo que querrás algo.
-Si, bueno, solo quería hablar contigo. Quería saber si aun sigues pensando en entrar en la Academia.
-Claro, no voy a cambiar de opinión, si aun crees que no puedo…
-Hey, no estés a la defensiva que no he dicho nada de eso-dice levantando la mano para que me calmara-Solo quería decirte que si estas preparada, ya que vas a volver a casa, puedo hablar con un amigo. Si quieres claro.
-No sé si voy a volver para quedarme, aun no lo sé.
-Bien, solo quiero decirte que creo en ti, en que puedes ser una gran policía. Así que cuando estés decidida solo quiero que sepas que te ayudaré.
-Gracias, de verdad-digo mirándole con una sonrisa y lo veo sonreír casi por primera vez antes de levantarse, pero entonces le paro, necesito hacerle una pregunta, una pregunta personal-Roy.
-¿Si?
-¿Puedo hacerte una pregunta?
-Claro-dice mirándome fijamente.
-No es fácil, yo…Sé que has tenido problemas de adicción y yo…-no sé cómo preguntarle, pero al ver como se sienta a mi lado mirándome hace que me tranquilice un poco-¿Cómo conseguiste salir?
-Aún no he salido, lucharé el resto de mi vida para salir. Pero lo que me hizo darme cuenta de que tenía un problema fue perder a mi hija. Era lo que más quería y la perdí. Eso hizo que mi vida se fuera a la mierda y aun me metí más de lleno. Pero paso el tiempo, ellos no volvían y yo…me di cuenta de que bebía cada vez más porque me faltaban, los echaba mucho de menos. El pensar en ellos, en que estarían pensando de mí, eso hizo que pidiera ayuda. Una clínica es lo mejor. Solo es imposible. Grupos de ayuda, médicos, familia, todos pueden ayudar, pero todos juntos, solo con la familia no basta aunque sin duda es importante. Me costo un mundo los primeros meses, fue horroroso. Pero aun fue peor cuando salí de la clínica, estaba solo, ya no tenía ayuda y eso da tanto miedo. Pero yo tuve suerte, encontré a Rick y con él una nueva familia. Creo que sin él hubiera terminado cayendo de nuevo, pero lo hice, hay gente buena en este mundo Kate, tú eres una de ellas-dice mirándome y me limpio las lágrimas que han ido cayendo durante su relato.
-Lo siento.
-No, estoy bien. Ahora tengo a mi hija, ahora estoy más fuerte que nunca-dice con una sonrisa justo cuando suena mi móvil de forma insistente en mi bolsillo-será mejor que contestes. Buen viaje Kate-dice con una sonrisa levantándose y yo me quedó mirándole mientras se aleja antes de sacar mi móvil para responder.
-¿Si?-contesto aun pensando en mi charla con Roy.
-¿Dónde estás?
-La verdad-digo mirando a mi alrededor-ni si quiera lo sé.
-Mándame tu ubicación y estoy allí antes de que te des cuenta.
-Está bien-digo antes de colgar y le envió mi ubicación mientras me levanto mirando a mi alrededor, apenas he podido disfrutar de este lugar, por eso cuando vuelva (si vuelvo) pienso disfrutar más de la tranquilidad me da este lugar, de la cercanía y el sentimiento de hogar que me ha ofrecido.
-Hola guapa ¿te llevo a algún lado?-escucho a mi espalda y no puedo evitar sonreír. Me giro y allí esta con el coche a punto y bajándose para abrirme la puerta.
-¿Eres mi príncipe?
-Durante todo el día soy tu príncipe, bueno toda la tarde-dice mirando el reloj sacándome una sonrisa.
-¿Vas a decirme dónde vamos?-digo cuando se monta por el otro lado.
-He conseguido una habitación en el mejor hotel de este pueblo no es el Ritz pero…-dice con una sonrisa pero cuando me mira se le quita la sonrisa.
-Creo que más que mi príncipe voy a ser tu pretty woman ¿no?-digo intentando ocultar una sonrisa.
-No, yo…bueno no sabía dónde llevarte no podía llevarte a la pensión y la cafetería está abierta y no podemos ir al apartamento y…-pero verlo así tan apurado hace casi imposible que no me ría pero quiero seguir un poco con el juego.
-Vamos que tienes claro que vas a llevarme a la cama ¿no?-digo mirándole con cara de enfadada aunque por dentro estaba muriéndome de risa.
-No de verdad, si quieres nos quedamos en ese banco o donde quieras yo…dios la he cagado de verdad que no…-pero entonces me empiezo a reír porque ya no puedo aguantarme más y me mira sin entender nada.
-Lo siento, pero eres tan fácil-digo sin parar de reír.
-Muy graciosa-dice haciéndose ahora él el enfurruñado-ahora ya no te llevo.
-Vamos venga, necesitaba reírme.
-Am y porque lo necesitabas tengo que quedar como un tonto ¿no?-dice cruzándose de brazos.
-Vale, lo siento. ¿Me llevas a esa suite?-digo con una sonrisa mientras me muerdo el labio y lo veo tragar saliva nervioso.
-Está bien, aunque no te lo mereces-dice arrancando rápidamente el coche.
Llegamos al hotel y entramos por la puerta uno seguido del otro. Miro a mí alrededor y es verdad que no es una habitación de película, pero no estaba para nada mal. Además con estar con él me bastaba, quería disfrutar de este día sin pensar en nada ni en nadie, solo él y yo, aunque solo sea por una noche.
-¿Qué tienes pensado?
-Había pensado ver una peli, y luego una buena cena que por cierto me he encargado de hacerla, en cuanto llame no la subirán pero prometo que la he hecho yo, tengo hasta un video de…-dice nervioso sacando su móvil y con una sonrisa le agarro de la mano mientras me acerco para poder besarlo, ¿Cómo podía ser así? ¿Cómo no quiero estar con alguien como él? Dios soy una idiota.
-¿Empezamos mejor con la peli y luego ya vemos?
-Claro, ¿Cuál quieres ver? a mí me da igual, menos una que sea triste, hoy no quiero ninguna triste-dice mirándome y yo sonrió.
-Elige tú, yo voy al servicio-digo con una sonrisa y lo veo enseguida coger el mando para buscar alguna que seguro que ya tendría en mente.
Me meto en el baño y me miro al espejo, estaba agotada y eso se notaba en mi rostro. Saco las pinturas y me retoco un poco aunque sé que es tontería, él ni si quiera se había fijado en ello. Cuando recuerdo todo este tiempo que hemos pasado, los momentos de pasión que hemos vivido, me doy cuenta de que me he estado engañado todo este tiempo, es guapo, atractivo, claro es todo eso, y por dios el sexo con él es increíble. Pero él es más que todo eso, es un gran hombre, me encanta como es, y es más, no es el mejor momento, no puedo permitirme tener una relación, pero sé que a pesar de negármelo a mí y a todo el mundo, y a pesar de que rompe todos mis esquemas o quizás más bien por eso, sin duda podría enamorarme de él, sin duda creo que podría ser el hombre que me hiciera feliz, y eso, eso hace que todo esto sea más duro, porque tengo que dejarlo ir, me vaya finalmente para siempre o no, tengo que dejarlo ir y eso hace que me rompa por dentro.
Me lavo la cara para ocultar las lágrimas haciendo que perdiera el tiempo en cuanto a pintarme y estar guapa para él, pero me da igual. Salgo del baño y lo encuentro sentado en el sofá con una sonrisa y esperándome ya con unas copas colocadas sobre la mesa y unas palomitas, y me quedo allí dos segundos mirándole fijamente con una sonrisa antes de acercarme con pasos rápidos, sentarme a su lado y cuando me mira con una sonrisa y sin entender nada, lo beso, lo beso con todas mis ganas queriendo aprovechar cada momento, cada minuto que pase con él hasta que esto llegue a su final.
-Llévame a la cama Rick-le susurro mientras lo miro fijamente y veo como su mirada se vuelve oscura por la pasión, pero detrás de esa oscuridad aún se mantenía ese brillo azul que me dejaba verlo a él, que reflejaba el color de su alma, que reflejaba que sin duda era la mejor persona que he conocido y que conoceré en toda mi vida.

CONTINUARÁ…
Mañana, para acabar el año, habrá un nuevo capítulo, capítulo más bien subidito de tono para despedirse como dios manda ellos dos y nosotros el año jaja. Gracias a todos por estar ahí, por vuestros mensajes, por leer, por estar ahí. Gracias, mil gracias por este año, por todas las historias compartidas, y por las que vienen. Mil gracias.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 42

Mensaje por tamyalways el Vie Dic 29, 2017 10:20 pm

Buenos días, aquí os dejo con el último capítulo del año, espero que lo disfrutéis tanto como yo. Gracias y mil gracias por seguir ahí. Sé que estoy alargando mucho la despedida en varios capítulos, pero esta despedida va a ser complicada, va a dar un giro en sus vidas, y se merece su tiempo. Espero que esta parte de la despedida os guste jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 42
POV RICK
La beso despacio mientras la guio hacia la cama pero con delicadeza, llevado por la pasión pero con pausa, quiero que esta noche sea larga muy larga, pero también que sea especial, sé que aunque ninguno queremos hablar de ello, sé que esta es nuestra ultima noche juntos, pero en vez de sentirme mal y derrotado, voy a aprovechar y a disfrutar cada minuto que pasemos juntos, luego ya veremos que pasa.
La tumbo con sumo cuidado sobre la cama mientras nos miramos ambos con una amplia sonrisa. Coloco una rodilla sobre la cama para poder ayudarla a sacarse la camiseta por cabeza y la empujo suavemente sobre la cama mientras ambos sonreímos.
Me tumbo despacio sobre ella con cuidado de no hacerle daño y beso suavemente su torso desnudo mientras sigo subiendo sin dejar de mirarla con una sonrisa. Subo despacio dejando besos por su cuerpo hasta detenerme sobre la copa de su sujetador. Paso mi lengua sobre él mojándolo un poco y consiguiendo lo que quería, que sus pezones se endurecieran al momento.
Bajo con cuidado las tiras de su sujetador por sus brazos y lo sigo bajando hasta que queda atado justo por debajo de sus pechos perfectos, libres y deseosos de recibir a mis labios.
Chupo con todas mis ganas y paso suavemente mi lengua sobre ellos para suavizar mi ataque, pero siento su mano sobre mi cabeza sin duda pidiendo más, casi exigiendo más y eso hace que me vuelva completamente loco.
Sigo con sus pechos hasta que siento unas ganas terribles de besar esa boca, esa boca que no deja de gemir y soltar improperios por ella. Subo despacio por su cuerpo y beso esos labios que me vuelven loco. Los besos con fuerza, con garra, llenándome de la pasión que suelta su cuerpo. Pero después lo hago más lento, pasional, lento, muy lento sintiendo su respiración de cerca, sintiéndome amado, deseado.
Me separo con el corazón acelerado, pero dejo suaves besos en sus labios sonriendo porque no puedo dejar de hacerlo. Bajo mi mano por su cuerpo cubriendo sus pechos, pellizcándolos suavemente. Sigo bajando mientras vuelvo a besarla despacio saboreando su boca en la mía mientras bajo mi mano hacia su pantalón desabrochándoselos rápidamente y metiendo mi mano despacio sobre su ropa interior sintiendo su humedad y consiguiendo que se separe del beso para soltar un suspiro de impaciencia y puro placer.
Siento su mano en mi cuello acercándome de nuevo y volvemos a comernos a besos mientras no dejo de acariciarle allí donde más lo necesita, aunque sentir su cuerpo casi suplicante debajo del mío estaba haciendo que me volviera completamente loco.
Me separo despacio saco mi mano de sus bragas y chupo mis dedos llenos de su humedad mientras la miro a los ojos, esos ojos indescifrables que ahora están más oscuros que nunca. Me levanto para deshacerme de los vaqueros porque estaba haciéndose el dolor insoportable. Cuando me encuentro solo con la camiseta y los calzoncillos y tras colocarme mi erección un poco para hacerlo más soportable vuelvo a tirarme a la cama para colocarme de nuevo sobre ella haciéndola reír.
-¿Todo bien?-dice con una sonrisa volviéndome loco.
-Mucho mejor-digo con una sonrisa colocándome sobre ella mientras beso su cuello haciéndole reír-pero creo que para estar del todo bien tengo que ocuparme de otra cosa antes-digo sonriéndole mientras bajo por su cuerpo dejando suaves beso allí por donde paso y acariciando suavemente su cuerpo, su suave y cálido cuerpo.
Sigo bajando mirándole con una sonrisa. Paso mi lengua de forma sensual sobre su estómago sin dejar de mirarla y la veo morderse el labio de esa forma tan sensual que hacía que toda la sangre se fuera al mismo lugar. Soplo sobre tu piel húmeda por mi boca y veo somos su piel se pone de gallina, aun haciéndola más perfecta.
Coloco mis manos en sus pantalones para bajárselos y ella enseguida levanta su culo para poder sacarlos mejor. Cuando ya me he ocupado de ese maldito estorbo, la agarro y tiro de ella un poco más para arriba y dejo un beso en sus labios antes de volver a bajar, esta vez solo una pequeñas braguitas color granate se interponía, pero eso no era un problema, lo hacía aún mucho más excitante.
Acaricio con mi mano sobre sus braguitas, su humedad me atraía a apartarlas, pero esto apenas acababa de empezar. Paso mis dedos por sus labios húmedos apartando las braguitas un poquito pero sin quitarlas del todo. Miro a Kate antes de seguir y la veo con la cabeza echada hacia atrás y agarrándose a la cama como puede, esperando que viene a continuación, y no le hago esperar.
Me tumbo sobre sus piernas y tras echarle un último vistazo, paso mi lengua por sus partes íntimas, cubriéndolo todo haciendo que su cuerpo rápidamente busque mi contacto. Vuelvo a pasar mi lengua una y otra vez contra su clítoris mientras uso una de mis manos para sujetarla y la otra, la otra me ayuda a darle el mayor placer posible.
La habitación se llena de gemidos y maldiciones por su parte mientras yo sigo torturándola, acercándola al precipicio sintiendo que no voy a poder aguantarme yo mucho más, dios esta volviéndome loca solo de sentir su cuerpo a tope, solo de oírla gemir.
Sé que está cerca justo cuando siento como su mano se presiona con fuerza en mi cabeza para que siga, para que no se me ocurra parar por nada del mundo. Siento su mano en mi pelo tirándolo suavemente mientras sus gemidos son imposibles de no oír en toda la habitación. Siento como mis dedos poco a poco van siendo devorados por su cuerpo y entonces, siento como grita mi nombre llegando al orgasmo mientras se contrae en la cama agarrándose como puede hasta que su cuerpo se queda quieto mientras su respiración alterada intenta volver a la normalidad.
Subo despacio por su cuerpo besándolo haciendo que su piel se ponga de gallina hasta que me coloco a su lado y beso su cuello, su hombro, toco su pelo, su cintura, hasta que se gira y me besa suavemente en los labios con una sonrisa de completa satisfacción.
Nos besamos despacio, degustándonos el uno al otro mientras nos acariciamos despacio sin prisas, disfrutando de todo esto. Siento como poco a poco y casi sin darme cuenta ella rueda sobre mi cuerpo quedando encima mientras me besa jugando con mi pelo, dios me vuelve loco su forma de hacerlo, de hacerme sentir.
Ruedo ahora yo, quedando sobre ella. Mientras acaricio su cuerpo sintiendo como todo mi ser entra en ebullición, la necesito, la necesito, necesito estar dentro de ella y no espero más. Agarro con cuidado sus piernas, abriéndolas un poco, ella enseguida me entiende y se sujeta a mi cintura con sus piernas mientras la penetro despacio haciéndonos a los dos suspirar de placer.
Nos movemos juntos, como un auténtico pack indivisible, haciéndonos ver las estrellas, haciéndonos disfrutar como nunca, y sé que cuando este solo y cierre los ojos y piense en este momento, solo podré definirlo con dos palabras, impresionantemente bueno.
Nos besamos, nos sentimos, nos tocamos, intentamos hacer esto eterno, intentamos guardar cada toque, cada caricia, cada suspiro, cada gemido, cada parte de nuestro cuerpo, el sudor, el calor, el roce de su cuerpo con el mío, ambos luchamos por guárdalo para siempre en nuestra memoria, porque aunque no queramos admitirlo, ambos sabemos que esto acaba aquí y ahora, en un orgasmo increíble que hace que tiemble el mundo a nuestro alrededor.
Nos duchamos, lavándonos el uno al otro despacio sin dejar de mirarnos de sonreírnos, ¿en qué momento esto dejo de ser solo sexo? No lo sé, no se la respuesta pero estoy seguro de que esto ha cambiado, ha cambiado justo cuando sé que se va y que tengo que dejarla ir. Eso hace que aun sea más doloroso, pero aquí y ahora, tirados sobre la cama de un hotel, después de tener el mejor sexo del mundo, estoy seguro de algo, a pesar de todo, a pesar de que todo esto que ha sucedido va en contra de lo que soy, no me arrepiento de nada ni de un solo minutos de lo que he pasado con ella, a pesar de que esto al final me traerá mucho dolor y a gente a la que quiero, pero no, nunca, nunca voy a arrepentirme de estar con esta mujer increíble, nunca.
-Tenemos que irnos-dice mientras acaricia casi sin darse cuenta mi estómago.
-No podemos irnos aun, ni si quieras hemos cenado.
-No quiero que las ultimas horas sean…ya sabes.
-Tranquila, volveremos antes de que alguien se dé cuenta-digo besando su cabeza, aunque en realidad me da igual si alguien se entera, tengo las cosas claras, y aunque ella se vaya, no puedo estar con alguien a la que no quiero, y no puedo querer a Kyra si he podido estar con otra mujer.
-Bien, será mejor que llames para que suban la cena-dice levantándose. Yo voy al baño-dice con una sonrisa pero veo que hay algo detrás de esa sonrisa, algo que sé que no me va a gustar, pero le hago caso y me levanto para llamar, quizás durante la comida consigamos hablar, es el momento de hacerlo, el momento de la despedida ha llegado y no sé si voy a poder superarlo.
CONTINUARÁ…
AHHHH…. Bueno, parece que la despedida se alarga un poquito más, no me matéis. Pero era para mí imposible hacer la despedida en un solo capítulo, demasiado que hablar, demasiado que sentir. Pero ya al año que viene (el lunes jaja) llega la despedida, o puede que no. ¿Será una despedida real? ¿Volverán a verse? ¿Sera pronto? ¿Se reencontraran más de una vez? Todas estas respuestas, las dejamos para el año que viene, aunque eso si, en esta despedida, a ambos, les queda claro que esto, no es solo sexo, va mucho más allá.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 730
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways-Final Publicado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.