La pensión-Tamyalways

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 43

Mensaje por tamyalways el Lun Ene 01, 2018 3:23 am

Buenos días y feliz año a tod@s. Os deseo todo lo mejor para este año que entra, pero sobre todo salud, porque con ella podemos con todo. En lo que yo puedo hacer, os seguiré dando todo el Caskett que pueda. Gracias por estar siempre ahí. Seguimos con la despedida, si es muy larga lo sé, quizás cuando la escribía no me di tanta cuenta jaja. Pero espero que la disfrutéis, aunque no son los mejores momentos para disfrutar pero en fin, vívanlo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 43
POV RICK
Al final hemos comido evitando la charla, ninguno de los dos quería despedirse, creo que ninguno de los dos estamos preparado para ello. Ahora ya vamos camino de casa, pero yo siento que no quiero acabar estar noche, aun no, aunque me duela, aunque tenga miedo, tenemos que despedirnos, tenemos que hacerlo antes de que sea demasiado tarde.
Paro el coche a un lado y veo enseguida como me mira sin entender nada. Tomo aire mientras quito la llave del contacto y miro hacia delante intentando evitar su mirada, no es algo que quiera hacer aquí en el coche así que salgo del coche y abro su puerta.
-Rick…
-Solo serán cinco minutos lo prometo-digo mirándola y a pesar de no estar segura se baja y tras cerrar la puerta detrás de ella nos dirigimos hacia un banco cercano, pero antes de sentarme me giro quedando frente a ella agarrándola por la cintura justo antes de besarla despacio, dejando pequeños besos en sus labios mientras cierro los ojos dejándome sentir.
-Ven sentémonos-digo agarrándole de la mano y sentándome junto a ella, lo más pegado posible y de lado para poder mirarla en todo momento-tenemos que hacerlo, lo sabes ¿no?-digo mirándola y la veo asentir mientras se limpia una lágrima que cae de su hermoso rostro-solo quiero decirte, que gracias, que gracias por aparecer en mi vida, por ponerla patas arribas-digo con una sonrisa pero sintiendo mi rostro húmedo por las lágrimas-sé qué crees que me has traído problemas más que cosas buenas, pero no lo pienses, porque yo estoy seguro de algo, cada minuto ha merecido la pena.
-Me alegra oír eso-dice bajando la mirada para subirla justo después y mirarme a los ojos, esos ojos húmedos llenos de lágrimas-gracias Rick, tú también has puesto mi vida pata para arriba, pero siempre para bien, me has hecho reír, vivir, disfrutar, más de lo que había podido hacer durante meses. Gracias a ti he conseguido vivir todo este tiempo, he conseguido olvidarme de todo. Prométeme una cosa-dice agarrándome la mano y yo asiento-nunca cambies, sigue con tu vida, piensa más en ti, pero nunca cambies, nunca dejes de ser tú.
-¿De ser el niño bueno del que nadie se puede enamorar?-digo en tono broma con una sonrisa.
-No te creas, el tío malo está ya muy sobrevalorado-dice siguiendo con la broma mientras se ríe-ser como eres te hace ser diferente, te hace ser especial Rick. Lo diferente es bueno, te crea curiosidad-dice sonriéndome mientras me acaricia el rostro-pase lo que pase estaré ahí para ti.
-Y yo Kate, siempre, tu eres mi yin y yo soy tu yang-digo sacándole una sonrisa.
-Sigue siendo el ángel protector de todos. Sigue siendo el salvador del mundo, pero…todos los superhéroes también necesitan ayuda, así que déjate ayudar, para ayudar al resto tienes que pensar en ti, tienes que estar bien tú.
-Nunca me habían dicho que era un superhéroe-digo con una sonrisa haciéndole reír-¿Qué súper poder tengo?-digo bromeando y la veo sonreír mientras se levanta para sentarse sobre mis piernas.
-La verdad es que tu súper poder-dice bajito mirándome mientras se muerde el labio mirándome con esa mirada de felina que sabe que me vuelve loca.
-No sigas porque creo que van a detenernos por escandalo público-digo con una sonrisa haciéndola reír.
-Ahora sí que tenemos que irnos-dice abrazándose a mí y yo la aprieto contra mi cuerpo.
-Prométeme que esto no es un adiós definitivo Kate, por favor-digo casi suplicante mientras la aprieto con todas mis fuerzas mientras siento sus lágrimas en mi cuello, aunque ninguno hemos querido decir nada, aunque los dos ya lo sabíamos, Kate se iba, se iba para no volver y eso era algo que no sabía cómo iba a poder superar.
-Rick…-dice separándose y sé que no puedo prometerlo, pero yo necesito que lo haga, aunque sea una mentira.
-Prométemelo ¿sí?-digo casi suplicante y la veo bajar la mirada antes de levantarla durante un segundo, una mirada repleta de lágrimas que claman por salir.
-Te lo prometo-dice dejándolas caer y yo sonrió despacio aun sabiendo que era una mentira que necesitaba oír. Le limpio con delicadeza las lágrimas antes de volver a abrazarla para poder volver a casa sabiendo que este, puede ser el último momento que vamos a compartir juntos.
-Es hora de volver-digo manteniendo yo ahora las lágrimas bajo control, habían pasado mucha gente por la pensión, unos habían durado más que otros y todos, todos habían dejado una huella en mi como esperaba haberla dejado yo en ellos, pero esta vez, esta despedida me iba a doler mucho más de lo que podía aguantar, pero sabía que tenía que seguir adelante, por ella, por todos, pero también por mí.
Llegamos a la pensión y tras pasar por la cocina para tomar algo de agua subimos las escaleras hacia nuestras habitaciones. Ya todos están acostados a pesar de que no hemos llegado tan tarde. Miro allí a Kate parada sobre su puerta aun sin abrirla y me doy cuenta de que puede ser que sea la última vez que la vea allí parada, después de tantas semana conviviendo pared con pared, compartiendo tantas cosas juntos que ahora…siento un nudo en el estómago.
No necesitamos decir nada, ella abre la puerta y yo la sigo al interior. Nos tumbamos en la cama aun con la ropa puesta y nos abrazamos intentando recordar todo lo que podamos de estar juntos.
-Rick…
-Tranquila, he puesto el despertador, antes de que despierten estaré fuera.
-Está bien-dice tranquila apretándose aún más contra mi cuerpo y yo beso su cabeza y huelo su pelo intentando mantener su olor en mi memoria, ¿Cuánto tardaré en olvidarlo? No lo sé, pero solo pensarlo me da miedo.
Despierto poco después por el intenso ruido del despertador. Lo apago rápidamente para no despertar a nadie más y siento como se remueve un poco pero sin llegar a separarse. Acaricio su pelo y su espalda mientras me doy cuenta de que ha llegado el día, en unas horas se irá ¿para siempre? Tengo el presentimiento de que así será, pero no puedo ni quiero pensarlo.
-¿Ya es la hora?-pregunta sorprendiéndome, pensaba que aun dormía. Beso su cabeza mientras se mueve hacia un lado para dejar que pueda moverme.
-Sí, será mejor que me vaya ya-digo levantándome mientras me coloco las zapatillas. Siento su mano en mi espalda y después como deja un suave beso en mi espalda haciéndome cerrar los ojos, esto dolía demasiado, mucho más de lo que alguna vez llegaré a admitir.
-Rick…
-No digas nada ¿sí?, todo será más fácil así-digo intentando mantenerme fuerte-luego no voy a poder hacerlo así que-digo acercándome para besarla en los labios mientras siento su mano en mi cuello devolviéndome el beso, sintiendo que muero en este momento-suerte Kate, mucha suerte-digo tragando saliva mientras salgo de allí ya sin poder ocultar más las lágrimas que caen sin descanso mientras entro en mi habitación dejándome caer sobre la cama mientras me rompo porque ya no puedo más, siento que pierdo mucho más de lo que pensaba y eso me está matando.
POV KATE
Salgo de la habitación cuando tengo todo recogido, aunque dejo algunas cosas en la habitación de forma intencionada, seguramente para obligarme a volver, o para tener una excusa para hacerlo.
Al final son Allie y Noah quien me lleva a la estación para coger el bus para volver a casa. Me hubiera gustado que lo hiciera Rick, pero él ha decidido que mejor no fuera así, y lo entiendo, supongo que es demasiado difícil la separación a pesar de la promesa de que esto no era un adiós, a pesar de que no sé qué va a pasar mañana, pero ambos sentimos que era un adiós y creo que ninguno de los dos podemos con ello.
-Noah cariño, ¿Por qué no vas a por agua para que la tenga durante el viaje?-dice Allie con una sonrisa pero sé que solo quiero quedarse conmigo a solas un rato y tiro de ella para que se siente a mi lado.
-Allie…
-No, déjame hablar a mi ¿sí?-dice con una sonrisa mientras mete mi manos entre las suyas-me siento muy orgullosa de ti cariño, de lo que vas a hacer. Tu padre se sentirá también orgulloso de ti y sé que conseguirás que luche para salir de esto. Lo supe desde el primer minuto que te vi, eres una joven luchadora y sé que harás mucho bien a este mundo-dice haciéndome que baje la mirada mientras algunas lágrimas caen-sabes que siempre nos tendrás aquí, somos una familia-dice abrazándome y yo la abrazo con fuerza.
-Gracias por todo Allie, os debo mucho a todos, me habéis hecho sentir en casa cuando estaba completamente perdida, ya sabes que siempre me vais a tener todos si pasa cualquier cosa.
-Lo sé cariño-dice sonriéndome-solo…
-Dime-digo apretando su mano con delicadeza.
-Solo prométeme una cosa, prométeme que no lo vas a dejar solo-dice y yo no entiendo de quien habla, pero enseguida me quita las dudas-mi niño, mi pequeño es más débil de lo que parece, si lo abandonas lo harás sufrir demasiado.
-Y si no lo hago también-digo tragando saliva.
-No cariño, él te necesita de una forma u otra, te necesita en su vida. Prométeme que pase lo que pase siempre lo tendrás presente, no lo abandones del todo, no lo dejes tirado, no lo merece, y sé que te quiere, conozco a ese chico como si fuera mi hijo, te quiere y perderte le duele demasiado, así que no lo abandones.
-No…no lo haré-digo mirándole mientras trago saliva, pensando que puedo estar otra vez engañando a alguien a quien quiero, pero creo que esta mentira puede que no sea del todo una mentira, no quiero abandonarlo, no quiero hacerlo, pero no sé dónde nos llevara la vida, no lo sé.
-Ha llegado la hora-dice al ver como todos se montan en el bus y yo me levanto para abrazarla con todas mis fuerzas-buen viaje y mucha suerte cariño.
-Gracias, y sigue manteniéndolos juntos.
-Es mi trabajo-dice guiñándome el ojo y yo sonrió mientras vuelvo a abrazarlos antes de montarme en el bus para decir adiós a esta vida que tanto me ha dado antes de volver a casa…si a casa.
CONTINUARÁ…
Bueno pues no sé qué os habrá parecido la despedida. ¿Habéis necesitado pañuelos? Espero que os haya gustado. Ahora toca momento de ver como ambos afrontan estar separados. Como Kate afronta el problema de su padre y como Rick afronta sus actos. Ambos tienen cosas importante que hacer, pero sin duda habrá algo que marcara este camino, pensar el uno en el otro, se echaran sin duda mucho de menos.
Feliz Año, disfruten del día, que todos vuestros sueños se cumplan en este año y que sigamos manteniendo esto durante mucho, mucho tiempo.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 44

Mensaje por tamyalways el Mar Ene 02, 2018 11:31 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Gracias a todos por estar ahí. Sois muy grandes. A lo largo del día subiré encuesta para decidir ya el nombre de la próxima historia, recordad que dejando un comentario con vuestro voto también vale. Gracias a todos. El día después de la despedida, de lo peor.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 44
POV RICK
Decido ausentarme y dejo al pequeño con Roy. No puedo dejar de pensar en si he hecho mal, tenía que haberla llevado yo, pero no era capaz de decirle adiós. Había estado durante media hora desde que se fue en la puerta de su habitación, decidiéndome sin entrar o no, pero decidí no hacerlo porque así, era como si aún fuera su habitación y por lo tanto zona privada. Era una manera de intentar mantenerla de alguna manera en esta casa, una manera absurda, porque aunque no se haya despedido para siempre, aunque no haya sido una despedida real, estoy seguro de que una vez este con su familia real, con su padre, no querrá volver. La conozco, sé cómo es, y no va a dejar a su padre de nuevo atrás, va a luchar, va a luchar para sacarlo adelante, porque para eso es una luchadora.
Veo como llega el coche con Allie y Noah y tengo ganas de salir corriendo para ver si se ha echado atrás y vuelve a casa, pero sé que eso solo es una utopía, pero aun así, espero hasta que veo a Allie pasar y con solo mirarme ya sé mi respuesta.
Se despide de su marido en la puerta y se acerca a donde me encuentro. No dice nada y se sienta con dificultad a mi lado colocando su mano sobre mi rodilla mientras yo tomo aire, tengo que estar fuerte, siempre tengo que hacerlo.
-¿Cómo estás?
-Bien, no me ves-digo con una sonrisa pero tengo que apartar la mirada antes de que las lágrimas terminen cayendo.
-Cariño, a mí no puedes mentirme-dice colocando su mano en mi hombro y yo asiento pero sin mirarla porque no he podido aguantar las lágrimas.
-¿Cómo se ha ido?
-Bien, bueno sé que tiene que hacerlo cariño, aunque le duela dejarnos a todos, quizás más a unos que a otros.
-Claro-digo tragando saliva.
-Rick cariño, esa chica…esa chica te quiere, puedo ver cómo te mira, como se preocupa por ti. Sin duda te quiere. No la dejes escapar, creo que es hora de que pienses un poco en ti.
-Estoy pensando en mí, siempre lo hago. Soy egoísta porque hago todo lo que hago para teneros en mi vida. No soy tan bueno como creéis.
-Puedes utilizarme de esa manera todo lo que quieras-dice con una sonrisa-eres bueno Rick, eres el hijo que toda madre quisiera tener, el novio que todas las chicas quieren tener-dice con una sonrisa a pesar de mi negación-aunque quizás no todas estén preparadas para ello. Rick sé que quieres a esa chica.
-Sí, no lo niego, la quiero como te quiero a ti, a Roy, a Kevin a…
-No me mientas, o puedes hacerlo si quieres, pero no te mientas a ti, si lo haces nunca serás feliz. Te conozco, no has dado el paso por Kyra, pero Kyra será feliz si tú eres feliz. Esa chica te quiere y terminará entendiéndolo. Pero si le mientes…vas a perderlo todo Rick.
-Lo sé, solo necesito estar seguro.
-No, ya lo estás. Solo necesitas ser valientes, dejarte llevar por tus sentimientos, dejar que ellos hablen por ti.
-O sea ahora soy un cobarde-digo con una sonrisa triste.
-No, no quieres entenderlo. Tienes un don Rick, no eres capaz de hacerle daño a alguien de forma intencionada. Pero a veces hay que hacerle daño de una vez por todas, porque de esa manera conseguimos no hacer un daño mucho mayor un poco más adelante. La querías Rick, eso nadie puede dudarlo, ni ella ni tu deberías hacerlo. La querías pero pasan cosas, y el amor hay que cuidarlo y alimentarlo cada día. Quizás no supisteis hacerlo, es hora de seguir adelante, es hora de dejarlo atrás porque si no terminaréis haciéndoos mucho daño, mucho más del que le puedes hacer ahora diciéndoselo.
-Pero voy a hacerle daño…si se lo digo…necesitaré ser sincero, tendré que decirle todo, si se lo digo…-digo cabeceando mientras trago saliva.
-Le darás la oportunidad de seguir adelante y dejarlo atrás, no es justo lo que estás haciendo ahora Rick, no la dejas avanzar mientras le das esperanzas. Ese no eres tú Rick, tienes el don de no querer hacer daño, pero también eres un chico valiente, un chico que es incapaz de mentir, eres incapaz de ver como alguien no es feliz. ¿De verdad piensas que Kyra es feliz con la mentira? No, no lo es. Y tú tampoco-dice acariciándome el pelo como si fuera un niño y yo cierro los ojos, tiene razón, tengo que hacer algo y tengo que hacerlo pronto, solo necesitaba un poco más de tiempo, quizás el momento adecuado, no lo sé-¿Puedo darte un consejo?
-¿Otro?-digo con una sonrisa-sabes que todo lo que me dices me lo tomo en serio-digo sonriéndole.
-Vete.
-¿Qué?
-Vete a pasar la tarde solo, al monte, o el día entero. Lo que necesites. Reflexiona tú mismo, habla contigo mismo. Estoy segura que encontrarás la solución que estás buscando-dice dándome un beso en la cabeza mientras se levanta para irse para dentro y yo me quedo pensando en sus palabras, seguramente tiene razón, necesito un tiempo para mí, necesito pensar, necesito hacer lo correcto y ya se lo que tengo que hacer, pero si es verdad que necesito ese tiempo para encontrarme de nuevo conmigo mismo.
POV KATE
Llego a mi ciudad, porque si, pase lo que pase Nueva York siempre será mi ciudad. Cojo mi pequeña maleta y cojo un taxi para llegar la que ha sido siempre mi casa. Estoy muy nerviosa de camino, casi me cuesta hasta respirar. Necesito…no sé qué necesito, en realidad, si sé que necesito pero no sé si es justo o no. Saco mi móvil y me tiembla la mano mientras marco el número de la pensión, en realidad no sé si estoy segura de que quiero que sea él quien conteste o no, aunque necesito oír su voz, si soy una contradicción en mi misma.
Espero paciente mientras suenan los tonos, bueno paciente es mentira no dejo de morderme el labio y de mover mi pierna mientras el taxista me mira a través de espejo. Sé que está dando vueltas para llegar al lugar, intentando cobrarme más pero me da igual, en realidad agradezco que se tome su tiempo para llegar, tengo miedo a que voy a encontrarme, demasiado miedo.
-¿Si?-escucho la voz de Roy al otro lado y siento una presión en el estomago, quería oír su voz, ahora lo tengo claro.
-Hola, soy Kate, solo quería decir que he llegado bien.
-Oh, me alegro. ¿Qué tal el viaje?
-Bien tranquilo, Roy… ¿No está ahí Rick?
-No, por lo visto ha salido solo, no sé, algo tenia que hacer.
-Oh…
-¿Quieres que le diga algo?
-No, da igual, ya llamaré en otro momento. Gracias Roy.
-Para lo que quieras, ya sabes.
-Claro. Gracias, dale un saludo a todos de mi parte.
-Ok, cuídate chica.
-Lo haré-digo antes de colgar y tomo aire cuando veo como el taxi para justo en la puerta de mi casa, y no puedo dejar de pensar en el peor momento de mi vida.
Pago al taxista y bajo del coche, camino con mi maleta en la mano hasta la misma puerta, y allí me quedo de pie esperando a que se abra la puerta y salga mi madre con una sonrisa a recibirme, pero sé que eso no va a volver a pasar nunca. Trago saliva me limpio una lágrima que cae por mi mejilla y golpeo a la puerta esperando que mi padre salga totalmente recuperado, pero eso sé, que es algo poco probable.
Espero impaciente a que la puerta se abra pero eso no llega a pasar. Vuelvo a golpear esta vez con más fuerza pero sigue sin haber respuesta. Apoyo la cabeza en la puerta para ver si puedo oír algo pero no oigo nada de nada. Decido dejar la maleta en la puerta y dar la vuelta a la manzana para ver si se ha dejado alguna puerta o ventana abierta.
Pruebo una, dos, tres ventanas, la puerta de atrás, pero nada de nada. Empezaba a preocuparme así que saco mi móvil y lo llamo esperando a que conteste como si no pasara nada, pero me salta su buzón de voz nada más intentarlo. Algo estaba pasando, algo iba mal y estaba empezando a preocuparme. Tenía que haberme quedado, no tenía que haberlo abandonado.
Vuelvo a la puerta para coger mi maleta y sin saber por dónde empezar. Pero entonces oigo una voz conocida, una voz de mi infancia justo detrás de mí, era la señora Gates, la vecina de al lado. Cuando me giro y me encuentro cara a cara con ella, sé que algo no está bien, algo ha pasado y yo no estaba aquí para evitarlo.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir ahí. Espero que os haya gustado el capítulo, empieza una nueva etapa, dura pero necesaria para ambos. Os dejo las opciones que habéis dejado, para que podáis ir votando ya por aquí.
-La guarida
-Una nueva vida
-La última copa
-Otro (escribir cual)
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por castle&beckett..cris el Jue Ene 04, 2018 4:04 pm

Sigueee
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 26
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 45

Mensaje por tamyalways el Jue Ene 04, 2018 10:06 pm

Buenos días, aquí estamos un día más con un nuevo capítulo. Espero que os guste, son momentos de reflexión para Rick y momentos duros para Kate pero esperemos que los dos encuentren ese descanso que necesitan y quizás en él puedan volver a encontrarse.
Gracias a todos por estar ahí siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 45
POV RICK
Aquí estoy en medio del campo, solo, sin nadie alrededor y siento como si toda la tensión ha desaparecido, como si todo el peso que he llevado este tiempo encima me lo hubiera quitado, aunque sé que eso es un espejismo, en cuanto vuelva a la casa volveré a coger ese peso, yo soy quien tiene que tirar de ellos, lo sé, lo acepto y haré lo necesario para ser mejor para ellos. Pero por un momento, necesito cerrar los ojos, dejar todo a un lado para poder poner todos mis pensamientos en su sitio.
No sé ni si quiera lo que quiero. Sé que las quiero a las dos, no lo dudo ni un solo segundo, pero también quiero a mi madre, a Kevin a Allie, son amores distintos, y eso es lo que tengo que empezar a diferenciar. Allie tiene razón, con callarme, con alargar esto, lo único que logro es hacerle más daño. Tengo que ser sincero, pero si ni si quiera yo sé…como voy a ser sincero con ellas.
Si empiezo desde el principio, sé que me enamoré de Kyra casi desde el minuto primero en que la vi. Era tan hermosa a pesar de dolor que le rodeaba, era tan fuerte y luchadora, tan buena madre. No pude evitar quedarme prendado de ella.
Es verdad que pensaba que era feliz, pero no podía serlo porque ella siempre tuvo sus miedos y sus dudas, no conseguí ayudarle a superarlos. Fue un error, pero también fue un error no hablarlo claro, y no poner un ultimátum para darnos cuenta de que quizás si no funcionaba lo mejor era dejarlo, quizás si lo hubiéramos dejado en su momento quizás nada de esto hubiera pasado, incluso quizás al final hubiéramos conseguido solucionarlo y ahora estaríamos mejor que nunca, pero no lo hice bien, ninguno lo hicimos.
En nuestro peor momento, llego Kate, solo quería saber de ella, llegar a conocerla, pero ni si quiera me fije en lo hermosa que era, no podía hacerlo, yo no iba ni si quiera a permitírmelo. Luego paso todo muy rápido, lo dejamos, o nos dimos ese tiempo y luego Kate…me dejo verla, pude verla, conocerla a través de sus ojos y entonces me di cuenta de lo hermosa que era.
Desde el primer día que estuvimos juntos, todo se volvió una locura, creo que nunca había estado con una persona sin sentir nada más que un deseo desenfrenado. Pero con ella era imposible no hacerlo, me atraía algo de ella que no podía frenar.
Ahora después de semanas viéndonos a escondidas, disfrutando el uno del otro, conociéndonos, siendo mi apoyo cuando más lo necesitaba para poder tirar del resto, ahora se va y siento que…siento que la he dejado escapar. Allie tiene razón, eso no puede ser solo una atracción sexual, me atrae también como persona, la admiro también, me hace sentir especial, me hace sentir joven que en realidad es lo que soy, y saca ese lado menos responsable de mi, que no es que este ni bien ni mal, pero hace que me sienta liberado de tanta presión.
Así que estoy loco, tengo a dos mujeres increíbles a mi lado, dos mujeres con las que no lo he hecho bien y sé que al final las voy a perder a las dos, quizás es lo que me merezca. No sé que pasara al final, pero sé que tengo clara una cosa, y tengo que hacerlo cuanto antes para no echarme para atrás una vez más.
Bajo el monte casi corriendo liberando esa frustración y rabia. Voy a volver a casa, se acabo esa liberación, tengo que tomar las riendas de mi vida y pienso hacerlo ahora mismo.
Entro en casa con las cosas claras, aunque aún siento nervios. Tomo aire y entro dentro, pero todo queda a un lado cuando veo allí a Kevin, a Jenny a la pequeña en sus brazos.
-Estamos en casa-dice Kevin mirándome emocionado pero con una sonrisa en la cara y me acerco rápidamente para abrazarlo con todas mis fuerzas.
-Joder hermano, esto sin duda es la mejor noticia que podían darme hoy-digo también emocionado mientras lo aprieto de nuevo con todas mis fuerzas y después le toca el turno a Jenny que ha soltado a la niña para que podamos darnos el abrazo que el momento se merece-me alegro mucho de teneros de vuelta en casa.
-Yo también estoy feliz-dice sonriéndome.
-¿Y la pequeña?-digo acercándome mientras acaricio su pelito y dejo un beso en su cabeza-es raro que la llamamos la pequeña todo el rato, ¿no tienen un nombre aun?
-Sí que lo tiene-dice Jenny mirando a su marido con una sonrisa.
-Se llama Allie Grace-dice mirando a Allie que está mirándolos sin entender emocionada.
-¿Qué?
-Si Allie por una de sus abuelas y Grace por otra-dice Jenny acercándose a ella para darle un beso y verlas a las dos abrazadas mientras lloran hace que mi corazón lata con fuerza, esto, esto es lo verdaderamente bueno de la vida, lo real, lo bonito. Es por lo que de verdad quiero luchar, y no me olvido de lo que quiero hacer, no lo he olvidado, pero ahora creo que es momento de disfrutar, es momento de celebrar la vida.
-Creo que esto hay que celebrarlo.
-Tu siempre celebrándolo todo-dice Roy con una sonrisa-pero tienes razón, esto sí que merece la pena celebrarlo-dice acompañándome a por copas y tras sacar una botella de champan y un refresco para el peque y para Roy nos ponemos a brindar por la vida, y por todo lo bueno que ella te ofrece.
POV KATE
Siento como mi cuerpo se queda paralizado mirándola fijamente, esperándome lo peor, y siento como mi cuerpo está perdiendo la batalla y tengo que sostenerme para no caer.
-Katie, ¿estás bien?
-Si-digo cerrando los ojos para intentar que todo vuelva a su sitio.
-No, no estás bien. Vamos dentro-dice ayudándome a llegar a su casa y tras dejarme sentada en una silla va a preparar un café para las dos.
Yo no puedo dejar de darle vueltas a todo, necesito que no haya pasado nada, pero no me ha dicho nada y ya sé que algo malo ha pasado, necesito saber que ha pasado. Me levanto para acercarme a la cocina y en cuanto me ve suelta todo para ayudarme a sentarme en la silla más cercana.
-Tómatelo con calma Katie-dice y yo asiento volviendo a cerrar los ojos.
Se sienta a mi lado colocando una taza de café justo a mi lado y yo me quedo mirándola fijamente y recuerdo la adicción de mi madre hacia el café, y eso no ayuda para nada.
-¿Qué ha pasado?-pregunto con miedo pero tenía que afrontarlo, tenía que hacerlo.
-Está en el hospital. Está bien Kate-dice agarrando mi mano-solo tuvo un episodio de esos suyos-dice refiriéndose claramente a emborracharse hasta quedarse inconsciente-tuvo un pequeño accidente doméstico, se cortó con un cristal. Nada grave como te he dicho, pero lo tienen ingresado porque quieren ayudarle con su problema. Te han llamado pero no han conseguido dar contigo.
-Lo sé, y lo siento. Tenía que haberlo cogido pero…no estaba…
-No tienes que explicarte. Lo entiendo, ha sido difícil desde que…desde que tu madre se fue.
-Sí, pero he vuelto, quiero ayudarle.
-Me alegro mucho, tu padre te necesita, y sé que no es justo, debería ser él quien te ayudara a ti, pero tú eres más fuerte que él Kate, y te necesitara para superarlo, necesita a su hija aunque él ni si quiera se dé cuenta. Creo que has llegado en el momento más oportuno.
-Sí, ¿Puedes decirme dónde está?
-Claro, es más, voy a llevarte ahora mismo-dice levantándose recogiendo todo mientras coge las llave para poder llevarme.
Llegamos al hospital y mientras la señora Gates va a buscar al médico yo me quedo allí pensando en cómo voy a encontrarlo, en que voy a hacer para ayudarlo. No tengo ni idea de que hacer, y entonces siento miedo y quiero huir, quiero volver con todos, me doy cuenta de que los problemas que tenía allí eran una tontería con todo esto, y si, necesito los consejos de Allie y Martha, necesito el apoyo de Lanie y de Jenny y si, le necesito a él sobre todas las cosas, necesito que me haga reír, que saque una sonrisa de mi cara aunque ahora mismo me parezca imposible, quiero que me dé un abrazo, que me bese, que me haga temblar.
Pero ellos no están, estoy sola y tengo que afrontar todo esto yo sola, ahora pienso más que nunca en Rick, pienso en él y en todo lo que lleva a sus espaldas para mantener a todos bien, yo ahora tengo su ejemplo, ahora tengo más posibilidades que antes de conseguir que esto salga bien, no voy a rendirme, no, no voy a hacerlo.
CONTINUARÁ…
Pues mañana más. ¿Cuál será la determinación que ha tomado Rick? ¿Cómo se encontrara el padre de Kate? ¿Podré Kate ayudarlo? Todo esto y mucho más en los próximos capítulos. Mañana más, y os recuerdo que seguimos con la encuesta de momento gana La última copa pero quedan unas horas más para votad.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por Rick Castle el Vie Ene 05, 2018 11:27 am

Dios mío, hacía siglos que no entraba y me alegra muchísimo que sigas escribiendo. Eres genial! Love
avatar
Rick Castle
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 01/06/2015
Edad : 18
Localización : Asturias/ Soñando con una vida en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 46

Mensaje por tamyalways el Vie Ene 05, 2018 10:19 pm

Buenos días, aquí estoy con un capítulo nuevo, espero que los reyes se hayan portado bien con todos vosotros. Ultima hora para votar, aunque parece muy claro que ya tenemos ganador. El lunes lo diré y bueno habrá alguna sorpresa más. Gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 46
POV RICK
Todo está lleno de las cosas del bebé, por supuesto no le iba a faltar nada, Kevin había trabajado mucho para que no le faltara nada y por supuesto sus tíos y abuelos postizos tampoco íbamos a permitirlo.
Habíamos decidido hacer una comida especial para celebrarlo, Allie había sugerido esperar a que llegara Kate, pero yo no estaba seguro de que volvería así que vote para hacerla hoy mismo.
Salgo de casa porque no dejo de mirar la puerta de su habitación y creo que voy a volverme loco. Había quedado con Kevin en que saldríamos esta tarde juntos para comprar algunas cosas para él bebe, pero quería aprovechar la mañana para salir, necesitaba desahogarme, y solo había una persona con la que podía ser completamente yo a parte de…a parte de ella. Así que no me quedaba más remedio que ir a ver a mi madre aunque eso significara ver a Kyra, no estaba listo para encontrármela después de lo que hablamos ayer, si porque al fin me decidí a hablar con ella, le dije lo que quería y lo que no quería, le conté todo, y sé que ahora mismo a pesar de haberlo hecho o por ese mismo motivo, no soy la persona que más quiera ver en este momento.
Llego a la cafetería y veo a Kyra trabajando de un lado para otro como si nada. No me apetece dar la cara delante de ella así que me quedo allí en la puerta mirando por la ventana esperando el momento en que mi madre decida verme y salir. Pero decido que no quiero esperar y termino mandándole un mensaje para que salga.
Cinco minutos después la veo salir por la puerta desde el banco que está justo enfrente. La veo acercarse con dos cafés en la mano. Se sienta a mi lado entregándome uno de los cafés pero sin decir ni una palabra.
-Gracias.
-Más te vale que sea algo importante, porque me parece una tontería salir fuera con el fresco que hace teniendo una cafetería.
-Gracias madre-digo de forma irónica.
-¿Es por Kyra? ¿Ha pasado algo?-dice mirándome pero no quiero darle esa satisfacción.
-No, solo me gusta tomar el fresco-digo como si nada.
-¿Entonces…? No me malinterpretes, me encanta que hayas venido a verme, pero sé que te pasa algo, así que suéltalo.
-¿Hablaste con Kate antes de irte?
-Oh, es eso-dice con una sonrisa.
-Madre…
-Si hable con ella, vino a decírmelo para poder irse unos días.
-¿Crees que volverá? ¿Qué no es para siempre?
-Pues no lo sé. ¿Has probado por ver si ha dejado algo en la casa? si ha dejado algo es porque piensa volver.
-No quiero entrar en su habitación, aun es suya, es zona privada.
-O al menos eso es lo que tú quieres que siga siendo ¿no?
-No quiero que se vaya-digo soltándolo de golpe.
-Cariño, ¿Estás enamorado? Por favor no me mientas.
-Yo…no te miento, no lo sé. Sé que estoy bien con ella, sé que la echo de menos, sé que solo con estar con ella sonrió todo el tiempo. Ella me quita parte de esa presión que siempre llevo a mis espaldas, ella me ayuda y me apoya. No sé qué siento, pero sí sé que la necesito, que ella es importante para mí.
-¿Alguna vez te has sentido así?
-No lo sé, creo que no. A Kyra la he querido mucho, pero con ella era distinto porque aún tenía más presión. Quería ser bueno para ella porque…bueno ya sabes, lo había pasado mal y se merecía lo mejor. He tenido mucha presión y he tenido que ser el fuerte y aguantar por los dos, pero eso no quita que la quería. Con Kate es distinto. Con ella puedo ser yo mismo, con ella no tengo que fingir, no tengo que luchar por los dos, no tenía tanta presión. Era más fácil por así decirlo. Supongo que porque ninguno de los dos quería poner sentimientos en la relación, pero no sé si he fallado.
-Creo que ambos lo habéis hecho. Esa chica se ha ido para ayudar a su padre, eso es verdad. Pero a todo eso le llevo la presión que sentía por tener que mantener en secreto lo vuestro. Y sobre todo por Kyra y por ti, sentía que ambos ibais a sufrir. Esa chica tenia sentimientos fuertes, le dolía verte mal, le dolía ver a Kyra mal y finalmente ella estaba mal por eso. Así que…ambos fallasteis en cuanto a los sentimientos, solo vosotros podéis decidir hacia dónde va esto.
-Yo lo tengo claro.
-¿si?
-Sí, esto no va a ningún lado. Ella no va a volver-digo bajando la mirada seguro de lo que decía, ella se había ido para siempre y yo tenía que levantar la cabeza y volver a recuperar mi vida.
POV KATE
Acaban de avisarme de que no podré ver en estos momentos a mi padre porque está hablando con la psicóloga del hospital. Estoy contenta de que este con alguien que de verdad pueda ayudarle. Solo espero que se deje ayudar, que se ponga en manos de gente profesional que pueda sacarle de esta maldita adicción.
La señora Gates ha tenido que irse su marido iba a llegar y tenía que ayudarlo con los animales que tenían en casa. Yo le agradecí que me acompañara y me ayudara con todo mientras yo estoy aquí esperando a que llegue alguien que me deje ver a mi padre, e intentando hacerme a la idea de que haré cuando llegue ese momento.
Siento como el móvil vibra en mi pantalón y lo saco rápidamente. Veo pensión en la pantalla y solo puedo pensar en que sea él y lo cojo rápidamente, pero no es su voz la que oigo al otro lado.
-Hola cariño, ¿Cómo estás?-oigo a Allie al otro lado y de todas formas sonrió, me alegro de oírla aunque no puedo evitar estar algo molesta de que haya sido él.
-Hola, bueno estoy bien. Estoy en el hospital. No ha pasado nada grave, pero mi padre está aquí y estoy esperando para poder hablar con él.
-Oh cariño, al menos ya sabes que está bien.
-Sí, solo espero que pueda convencerlo para seguir luchando-digo limpiándome las lágrimas-¿Qué tal vosotros por ahí?
-Pues ahora que te oigo hablar no sé…
-Puedes contarme lo que sea.
-Estamos de celebración-dice casi a media voz-Kevin, Jenny y la pequeña ya están en casa con nosotros-dice haciéndome sonriera.
-No sabes cuánto me alegro. Ojala pudiera estar allí con vosotros.
-A nosotros también. Estoy preparando una comida para celebrarlo y he pensado en llamarte, íbamos a esperarte pero hemos pensando que algo tan bueno se puede celebrar dos veces, cuando vuelvas volveremos a celebrarlo-dice sin duda con una sonrisa e intentando tocar el tema sigilosamente para saber si iba a volver, pero era algo que aún no podía saber, no hasta que hablara con mi padre.
-Claro-digo como si nada, y vuelvo a pensar en él-¿Esta Rick en casa?-pregunto casi con miedo.
-Oh, ha salido hace un rato, creo que iba a ver a su madre, bueno a su otra madre ya sabes que es mi hijo también-dice y sé que está sonriendo-¿Quieres que le diga algo?
-No, da igual, ya hablaré con él en otro momento.
-Bueno, diré que has llamado y seguro que él te llama en cuanto llegue.
-No pasa nada, cuando pueda…
-Kate, él quiero hablar contigo, solo creo que quiere darte ese tiempo que necesitas para solucionar lo tuyo, pero él quiero hablar contigo, ya sabes que él nunca dejaría escapar la oportunidad de ayudar a alguien-dice haciéndome sonriera.
-Sí, sin duda él es así-contesto con una sonrisa justo cuando veo como un médico, el médico de mi padre se acerca hacia mi-Allie, tengo que dejarte, te llamo luego ¿sí?
-Claro cariño, si necesitas cualquier cosa…
-YA lo sé. Felicita a los padres de mi parte-digo con una sonrisa justo antes de colgar sintiéndome mal por no haber podido hablar con él otra vez, siento que está evitándome y eso me da miedo, porque lo necesito, lo necesito mucho.
-Doctor-digo levantándome y él me mira con una sonrisa intentando tranquilizarme.
-Ya ha hablado con la psicóloga. Esta algo agotado, cansado, pero la doctora, piensa que puede ser bueno que entres a verlo, si estas preparada claro.
-Sí, solo… ¿Qué tengo que hacer o decir para ayudarlo? No sé qué hacer-digo bajando la mirada, porque para eso quería hablar con él, él podía ayudarme, él siempre conseguía decirme lo que necesitaba oír para llenarme de fuerza, pero él no estaba aquí y no tenía ni idea de cómo hacerlo para ayudar a mi padre, me siento como cuando me fui de casa porque sentía que ya no podía hacer nada y…tenía miedo mucho miedo a fracasar de nuevo.
-Solo sé su hija ¿sí? Eso le ayudara, dile como te afecto a ti ese problema y como vives con él. No sé, creo que aunque no lo sepas, tú eres la única que puedes ayudarle. Eres su hija, lo único que le queda, y te quiere, no ha dejado de preguntar por ti desde que llego así que…-dice con voz suave y me parece algo que Rick pudiera decirme, pero aun teniendo miedo, me lleno de fuerza e intento hacer lo que Rick haría, borrar esos sentimientos encontrados que tenía, encerrarlo, para poder ayudarlo como sea.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos, feliz día de reyes. Espero que os haya gustado y lunes más.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 47

Mensaje por tamyalways el Dom Ene 07, 2018 10:06 pm

Buenos días, aquí estamos un día más, se acabaron las fiestas, vuelve la monotonía, y con ello espero poder volver a sacar tiempo para escribir algo más gracias a todos los que participasteis en la encuesta para el nombre de la siguiente historia, ya hay ganador. La última copa (de Javier) será el titulo definitivo para la historia. Mil gracias a todos por seguir ahí a tope cada día, yo seguiré intentando sorprenderos día a día.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 47
POV KATE
Entro a la habitación de mi padre y cuando lo veo allí tumbado en aquella cama, me parece un mal recuerdo de lo que fue. Ese de ahí no es mi padre, no al menos el que quiero recordar por el resto de mi vida.
-Kate-dice de repente cuando me ve, con sorpresa en su cara, pensaba que sabía que había venido.
-Hola papa.
-Me dijeron que estabas aquí, pero no podía creérmelo-dice sentándose en la cama mientras me mira de arriba abajo-te veo bien, te ves bien cariño-dice con una sonrisa pero yo solo puedo fijarme en el corte que tiene en la frente y en esa ojeras que tiene sin duda llevas días sin dormir.
-Será mejor que te tumbes-digo acercándome un poco, pero aun manteniendo la distancia.
-No, estoy bien. No sabes cuánto me alegro de verte cariño.
-¿Si?-digo mirándole sin creer lo que dice.
-Sé que he hecho las cosas mal, sé que debería haber cuidado de ti Katie. Pero no estaba preparado, aun no lo estoy. Pero quiero llegar a ese punto. Esta vez es verdad cariño, voy a intentarlo, lo prometo-dice mirándome e intenta agarrar mi mano pero no puedo evitar echarme hacia atrás para huir de su contacto, no lo creo, no puedo creerlo después de las últimas veces, aunque quiero creerlo no puedo-Sé que…no es fácil creerme, lo sé cariño. Pero voy a demostrártelo. He hablado con los médicos y dicen que lo mejor es entrar en una clínica de desintoxicación. Es lo que voy a hacer, ahora sé que no puedo hacerlo solo.
-Está bien, yo te voy a apoyar. Quiero creerte de verdad, pero solo tus actos podrán conseguirlo.
-Te lo voy a demostrar. Podrás creer que estoy loco cariño. Pero cuando estaba ahí tirado, sangrando, oyendo como me hablaban desde el otro lado de la puerta, sin poder levantarme, la vi. Vi a tu madre, la vi allí y pude ver su cara de desaprobación, ya sabes cuál-dice con una sonrisa mientras las lágrimas corren sin reparo por su cara-la vi, vi su dolor por lo que estaba haciendo, me di cuenta de que no me gustaba esa mirada de ella, lo recordé perfectamente, y sé que tu madre nos está viendo allí donde este. Voy a recuperarme para que ella pueda sonreír de nuevo, para que ella sea feliz, pero también por ti Kate. Siempre he querido ser bueno para ti, y te he fallado cariño, te he fallado, pero te prometo que voy a recuperarme, que voy a volver a ser ese padre que quieres y necesitas-dice mirándome fijamente y dios tengo tanto miedo a creerle y que todo vuelva a ponerse pata para arriba que no sé qué decir. Pero entonces entra el doctor y yo me limpio las lágrimas mientras me separo aun un poco más.
-Siento interrumpir.
-Pase doctor-dice mi padre más entero.
-Solo vengo a decirte que esta noche te quedarás aun aquí. Y que te traigo los papeles que me pediste, aquí están las mejores clínicas que conozco, espero que encuentres lo que necesitas.
-Gracias doctor-dice mi padre recogiendo los papeles que le ofrecía.
-Si quiere, en cuanto tengas una elegida puedo llamar yo, entre los compañeros nos entendemos. Pero tomate algo de tiempo, háblalo con tu hija y con la doctora, ella sabrá cuál te viene mejor.
-Lo haré, quiero salir de esto, quiero luchar contra esto por muy duro que sea.
-Ahora tienes apoyo-dice el doctor sonriéndome y yo le devuelvo la sonrisa mientras miro a mi padre, de verdad lo veo con ganas, con seguridad, pero no quería hacerme ilusiones.
-Yo creo que voy a dejarte. Será mejor que me vaya a descansar. Mañana a primera hora vendré a verte.
-Oh claro. ¿Dónde piensas quedarte?
-Aun no lo he pensado, pero no te preocupes.
-No, toma la llave de casa, ¿Qué mejor que quedarte en casa? No sé cómo estará porque…
-Tranquilo, no te preocupes-digo cogiendo las llaves, lo más cerca que he estado de él desde que llegue, pero aun no puedo, no puedo abrirme a él, no soy Rick, pensé que podría intentarlo, pero ni si quiera he podido acercarme un poco a como es él.
Salgo del hospital rápidamente respirando pesadamente mientras siento el peso de la llave en mi mano, después de varios meses vuelvo a casa, a la que fue mi casa, y siento un miedo atroz a lo que me pueda encontrar, a que no pueda controlar mis sentimientos.
POV RICK
Estoy agotado, ha sido un día muy largo, en el que hemos celebrado mucho, pero en el que no he dejado de pensar en mi futuro, nunca he pensado en ello y aunque me sorprende hacerlo ahora, no puedo dejar de hacerlo. Sé que todos tienen un futuro, es lo que quieren, sé que poco a poco todos se irán y vendrán otros supongo, no lo sé, pero tampoco sé si voy a estar preparado para volver a empezar desde el principio. Creo que esto me tiene demasiado agotado, pero no soy capaz de tomar así que bajo para tomarme un chocolate caliente.
Junto al lavabo está el teléfono y me quedo mirándolo, atraído por él. Sé que Kate ha llamado dos veces, y me alegro de no haber estado ninguna de las dos veces. No estaba preparado, aun no lo estoy.
Pero a pesar de eso, no puedo dejar de mirar el teléfono y desear marcar su número. Pero no debo haberlo, a pesar de que ha preguntado por mí, tengo que mantenerme lejos de hablar con ella, supongo que tontamente pienso que si no me lo dice claramente, no es que se vaya a ir definitivamente.
Tengo demasiado miedo a no tenerla en mi vida, pero sé que no es justo decírselo, no mientras ella no decida por si misma quedarse, ella tiene su vida, le necesita su familia, y yo tengo que aceptarlo y seguir adelante, también tengo que apoyarla, tengo que hacerlo, pero…ahora mismo no me siento fuerte para hacerlo.
Cojo mi taza de chocolate y me dispongo a sentarme para tomármela cuando veo a Jenny allí de pie mirándome. Coloco la taza en la mesa para ella y preparo otra para mí. Cuando acabo me siento a su lado y nos tomamos la taza en silencio.
-¿No puedes dormir?
-Acabo de darle de comer a la pequeña, me he desvelado.
-Tienes que aprender a dormirte pronto sino…
-Ya lo sé, pero no soy como tu amigo, ahí está roncando como si nada-dice haciéndome sonreír.- ¿Cómo estás?-dice de repente sorprendiéndome.
-Bien, debería preguntártelo yo a ti ¿no?
-Yo estoy genial, como no voy a estarlo. Pero tú…te paseas por la casa como un fantasma.
-Bueno, estoy cansado, tampoco debería quejarme delante de ti pero…-digo haciéndole sacar una sonrisa.
-Kate no me hablo de nada pero…creo que no hacía falta hacerlo. ¿Estás mal por su marcha?
-Bueno, no estoy bien si es lo que me preguntas.
-Es una gran chica-dice mirándome y sé que esta insinuando, yo ahora…no estaba preparado para hablar de ello.
-Si lo es, pero ella no está y…
-No ha dicho que se vaya para siempre.
-Pero si se va para siempre-digo cabeceando.
-Solo voy a decirte una cosa. Y te lo digo por pura experiencia, cuando quieres a alguien, de esa manera que hasta te duele el pecho-dice con una sonrisa-es imposible dejarlo atrás, aunque no quieras, aunque pienses que no tienes fuerzas para ello, tu corazón lucha por ti, saca la fuerza que el cuerpo no tiene. Por mucho que no quieras Rick, al final el corazón siempre gana. El corazón es lo que nos guía, lo que nos mantiene vivos, el que nos hace humanos. Quizás no es el momento, pero sé cuando llegue ese momento, tu corazón te hablara Rick, cuando llegue ese momento, hazle caso, déjate guiar por él y encontraras la felicidad.
-¿Y si no me dejo guiar?
-Yo me deje guiar y mira el resultado-dice con una sonrisa-te mereces ser feliz Rick, te lo mereces más que nadie. Y sabes, si quieres ayudar a los demás, si quieres tener fuerzas para ello, antes tienes que tener este sano-dice colocando su mano en mi pecho, justo sobre el corazón-si este está herido, no podrás dar lo mejor de ti. Así que…si llega ese momento, si el corazón te grita que hagas algo, sé egoísta y hazlo, no pienses en nada ni en nadie más. Todos seremos felices si tú lo eres, todos-dice mirándome fijamente y yo solo asiento tragando saliva, porque llevo dos noches y dos largos días pensando en un futuro, un futuro que no logro alcanzar a ver, y del que no sé, si seré lo suficientemente valiente, para luchar por él. Pero es un futuro, ahora estoy en el presente y aunque tengo miedo, tengo que vivir esto que estoy viviendo ahora, sin pensar en nada más, y si, Jenny tiene razón, cuando llegue el momento lo sabré y entonces, solo entonces, veremos si soy valiente para luchar por ese futuro o en cambio lo dejo pasar para siempre.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues hasta aquí lo dejamos por hoy, pero os prometo que en breve habrá la primera conversación entre ambos, esto no va a quedar así. Rick tiene miedo a perderla para siempre, por eso no la llama, pero Rick la necesita más aun de lo que piensa y sabe, muy bien, que ella ahora mismo lo necesita por encima de todo, así que dejara atrás sus miedos para apoyarla, como siempre. Pero todo llegara, incluso algunas sorpresas que seguro que no esperáis o eso espero. Os recuerdo que aún queda mucha, pero mucha historia por delante.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Ene 08, 2018 3:43 pm

Kiero reencuentroo!!!! Porfaaa
avatar
castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5471
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 26
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 48

Mensaje por tamyalways el Mar Ene 09, 2018 10:54 pm

Buenos días, aquí estamos con un capítulo nuevo. Espero que todo bien por ahí, deseando que esto vaya avanzando poco a poco y que os siga gustando. Ya estoy manos a la obra con la nueva historia, solo espero poder darle un buen tirón para cuando esta acabe tenga suficiente para poder empezar a publicar. De momento voy bien, veremos a ver cómo va desarrollándose. Gracias por seguir todos ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 48
POV KATE
Llego de nuevo al hospital tras pasar la noche en vela, no pensé que sería tan complicado intentar dormir de nuevo en casa. Intente entrar en mi antigua habitación, me quedé allí parada de pie en la puerta durante un cuarto de hora, y al final terminé cogiendo una manta y tumbándome en el sofá del comedor, sin conseguir pegar ojo.
Volver a entrar en esa casa, fue como volver al pasado. Miles de imágenes de mi madre corrieron por mi cabeza, pero entonces apareció esa ultima imagen que tengo de ella y acabé tirada en la puerta de la entrada durante al menos media hora intentando recuperar el aliento mientras lloraba sin parar, eso fue justo antes de lo que paso en la puerta de mi habitación, sin duda no ha sido una buena noche.
He querido huir, volver a la pensión, donde ahora todo me parecía un sueño, y la verdad es que es así, aquello era un sueño comparado con la vida real, Rick conseguía colocar un montón de algodón alrededor de todos nosotros para que nada pudiera hacernos daño, pero esto es el mundo real.
Entro a la habitación de mi padre y lo encuentro envuelto en papeles, esos papeles que el doctor le entrego ayer. Me sorprendía verlo así, porque estaba empezando a hacerme creer que de verdad esta vez iba en serio, que quería salir de esto.
-Hola cariño.
-Hola papa. ¿Has sacado algo en claro?
-En realidad no, no sé qué es lo que necesito para salir de aquí, quizás no sea el más indicado para elegir.
-No tienes por qué hacerlo solo-digo acercándome a él y enseguida veo una sonrisa cuando me siento a su lado y recojo los papeles que me entrega para que pueda mirarlos.
Estamos durante cerca de una hora discutiendo amigablemente cual puede ser el mejor lugar donde puedan ayudarlo, pero él tiene razón, nosotros no somos los más indicados para elegir el lugar, así que decido que lo mejor será esperar a que hable con la psicóloga y esta le aconseje cual puede ser el mejor.
-¿Dónde has estado todo este tiempo?-me pregunta de repente sorprendiéndome.
-Yo…he estado cerca, bueno relativamente cerca, en un pueblo cercano.
-Cuando estaba sobrio, el poco tiempo que lo estaba, no dejaba de preguntarme si estabas bien, me sentía mal por haberte dejado ir, por no ser quien cuidara de ti, eso hacía que volviera a empezar, en realidad no necesitaba ninguna excusa para hacerlo-dice mientras chasquea su lengua, sin duda tiene la boca seca y en estos momentos no puede dejar de pensar en tomar un buena copa.
-He estado bien papa, mejor que…no recuerdo ni si quiera cuando. No he estado sola, he tenido suerte y he encontrado gente que ha cuidado de mí. No tienes que preocuparte ya más por mí, soy mayorcita y puedo cuidar de mi misma.
-Ya, cosa que no puedo decir yo-dice bajando la mirada y me sienta mal verlo así, pero entonces suena mi móvil y veo el numera de la pensión plasmado en la pantalla.
-Tengo que cogerlo.
-Claro, no pienso moverme de aquí-dice con una sonrisa triste y yo salgo dejándolo allí solo mientras contesto al teléfono.
POV RICK
Hoy me he levantado con otro ánimo, siento que tengo que seguir luchando por la gente que tengo cerca, tengo que ser el que siempre he sido y aunque es verdad que tengo que pensar un poco en mi para buscar un futuro, sé que no sería yo mismo si no me preocupara por el resto, así que voy a dejar todo a un lado, todo ese miedo y dolor y voy a preocuparme por el resto, por eso estoy ahora mismo con el teléfono en la mano llamando a Kate, porque si, ella pertenece a esta familia y tengo que ser adulto y maduro y llamarla para saber cómo esta, que mis miedos no haga que cambie esa cosa que me gusta de mí, ella me necesita ahora, y voy a hacer todo lo posible para ayudarla, aunque…no voy a ocultar que me muero por escuchar su voz, que quiero saber de ella, pero tengo miedo de dejarme llevar por mis miedos, por mis necesidades y termine suplicándole que vuelva a mi lado. Pero ahora no hay marcha atrás, ahora solo puedo esperar a oír su voz y ser capaz de mantenerme entero, tengo que conseguirlo me cueste lo que me cueste.
Entonces oigo su voz al otro lado y siento que he sido un tonto por alargar este momento, lo he necesitado mucho más de lo que había pensado, sin duda la había echado de menos.
-¿Si?
-Kate, soy yo-digo sin saber más que decir y entonces oigo mi nombre al otro lado, y en su voz puedo notar sorpresa, y la entiendo, he hecho que esto parezca raro cuando debería haber sido algo muy normal, incluso lo más apropiado-¿Cómo estás?-pregunto incluso dudando haberlo hecho.
-Yo…todo es un poco loco por aquí-dice ya más relajada haciendo que yo también me relaje.
-Yo…tenía que haberte llamado antes pero por aquí…la cosa tampoco ha estado tranquila-digo intentando excusarme aunque la verdad es que tenía miedo a este momento y por eso lo había alargado en el tiempo.
-Ya me he enterado de que han vuelto a casa-dice con una voz suave, puedo sentir en sus palabras esa sonrisa que tanto echo de menos.
-Sí, esto es una locura, Rony ya llego mayorcito, pero tener un bebe en casa es muy distinto-digo riéndome y la oigo reír al otro lado, entonces me doy cuenta de que he sido un estúpido por estar sin sonrisa, sin su risa, durante estas horas largas, solo por miedo, ¿miedo a que?
-No sabes lo que daría por estar allí-dice de repente bromeando pero sé que hay algo detrás de esa frase, y recuerdo que no se ha ido de vacaciones, que tiene que estar pasándolo bastante mal.
-¿Cómo te va con tu padre?
-Bueno…va. Cuando llegue no lo encontré en casa y…pensé que llegaba tarde-dice con la voz tomada por la emoción-estaba en el hospital después de una de sus borracheras Rick, cuando llegue me sentía tan mal-dice poniéndose triste de nuevo y me gustaría estar ahí para abrazarla, pero no estoy y tengo que ayudarla desde aquí haciéndolo más complicado-pero está bien Rick-dice de repente, tras recuperar el habla-está bien y sorprendiéndome, quiero luchar contra esto, y no sé si creerlo pero lo veo convencido y…
-¿Qué sientes? Cuando lo ves luchar. ¿Qué sientes?
-Que todo puede volver a ser como antes-dice de repente sorprendiéndose a ella misma-aunque eso no es del todo verdad.
-Pero eso significa que confías en él, que tienes esperanza en recuperarlo.
-Si supongo que sí.
-Confía en él Kate, demuéstraselo, y él también confiara en él. En cuanto eso pase, te darás cuenta de que has hecho lo correcto.
-¿Y si no sale bien?
-También abras hecho lo correcto Kate, si no confías en él no puedes ayudarlo así que…
-Tienes razón. Vale. Entonces que hago.
-Estar a su lado, hacérselo más fácil, y confiar, simplemente puedes hacer eso.
-Ok, confiar, sabes que eso no es fácil para mí, ¿verdad?
-Lo sé-digo riéndome-pero yo confió en ti-digo con una sonrisa y la oigo tomar aire al otro lado.
-Pensé que ya no lo hacías-dice de repente sorprendiéndome-déjalo no me hagas caso.
-No, ¿Por qué pensabas eso?
-Déjalo, soy una idiota.
-No Kate, es por no haberte llamado antes ¿verdad? Y sé que te he dicho que todo aquí era una locura y en parte así ha sido pero también…tenía miedo a hacerlo y que…la despedida fuera real. Sé que tenías que irte Kate, lo sé, pero…ha sido para mí más complicado de lo que pensaba-digo de golpe incapaz de callármelo aunque sé que ella ahora mismo no necesita pensar en mi ni en nadie más que en ella y en su padre.
-Rick…
-Déjalo, soy un idiota. Solo piensa en tu padre y que…estaremos aquí para lo que necesites ¿sí?-digo cerrándolo la conversación porque no quería seguir por ahí antes de decir algo que no quería.
-Pero…
-Sh…todo está bien ¿vale? Confía un poco-digo con una sonrisa nerviosa-cuando necesites algo solo tienes que llamar ¿vale? Pero céntrate en tu padre, céntrate en ti.
-Lo haré.
-Ok, te llamo mañana ¿Si?
-Vale pero espera-dice justo antes de que vaya a colgar-yo también te echo de menos Rick-dice antes de colgar y me quedo allí pegado al teléfono escuchado esas últimas palabras suyas, haciendo que coja fuerza para seguir, tengo que ayudarla, lo demás puede esperar, ¿Qué puede pasar dentro de unos días, meses, años? No lo sé, pero sí sé una cosa, que me importa, me importa más de lo que pensaba, y pienso hacer siempre, lo que crea que para ella es lo mejor, lo demás da igual, con lo demás puedo vivir, pero si ella no es feliz…si ella hace algo que no quiere cuando yo puedo evitarlo, yo no podré vivir con ello, tengo que hacerlo, tengo que luchar por ella como lucho por todos, ¿Cuál es mi felicidad? Verlos a ello felices, esa es mi felicidad.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por seguir ahí, por vuestros mensajes de apoyo, por esos mensajes que me ayudan a seguir, que me dan idea, que me hacen reír y que me ayudan a mejorar cada día. Gracias por esos mensajes, pero sobre todo gracias por leer, gracias por leer y sentiros parte de algo mío.
Nos vemos el viernes XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 49

Mensaje por tamyalways el Jue Ene 11, 2018 8:54 am

Buenos noches, os dejo con un capítulo extra, os lo merecéis por estar siempre ahí, por llegar a los 200 comentarios en la historia, pero sobre todo, por seguir teniendo ganas de mantener vivo el Caskett por siempre.
Dadle las gracias a Alba que ha sido quien me ha avisado de los 200 capítulos y me ha pedido el capítulo extra, a veces solo hay que pedir las cosas jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 49
POV KATE
Ya llevo dos días aquí y aunque la cosa parece que se va acercando adonde quiero, no puedo dejar de querer huir de nuevo hacia esa casa donde todos intentaban hacerte sentir bien. Pero ahora también tiene que ver con que tengo miedo. Siento que mientras mi padre ha permanecido en el hospital todo han sido más fácil, pero ahora nos vamos a casa, si, solo dos días mientras arreglamos todos los papeles para la clínica, pero tengo miedo de que vuelva a caer y yo no pueda ayudarlo más. Tengo miedo, no, tengo auténtico pánico.
Estaba empezando a acostumbrarme a estar en una casa donde era imposible estar sola, ahora aquí sola en la casa donde viví toda mi vida, siento como esa soledad me atrapa y me envuelve casi ahogándome. Bien, estoy sola, pero eso no puede paralizarme, tengo que estar más fuerte aún, tengo que hacerlo por los dos.
Salgo en su búsqueda, esperando ser suficiente para sobrevivir dos días en casa con él, sin que huya en busca de una botella de alcohol, sin que ninguno de los dos se vuelva loco o nos tiremos los platos a la cabeza.
Solo una hora después estamos saliendo los dos del hospital, ambos en silencio he intentado no pensar en lo que puede pasar en estas cuarenta y ocho horas juntos y solos. No voy a poder ni dormir pensando en que puede estar haciendo, y eso me hace recordar la conversación con Rick, si, tengo que confiar en él, pero es fácil decirlo, pero cuando piensas en todos los momentos en los que has creído y han acabado mal, no mal no, han acabado con la relación que teníamos, esa que pensaba que nunca podría romperse. Es fácil decirlo, pero le va a costar mucho ganarse de nuevo mi confianza.
-Bueno, hemos llegado a casa-dice mi padre sin duda nervioso, casi no puede mirarme, y sé que él también sabe que no puedo confiar en él aun, solo espero poder lograrlo en algún momento.
-Si-digo bajándome del coche y él se baja detrás de mí mientras entramos en casa, pero justo cuando voy a hacerlo oigo como me llaman, cuando me giro allí estaba la señora Gates-pasa dentro ¿sí? Ahora voy yo-digo con una sonrisa y él asiente entrando dentro, me alegraba de haber estado toda la noche anterior tirando toda la bebida que encontré en la casa, solo esperaba que no tuviera escondida parte de ella en algún lugar que no haya encontrado aún.
-Hola Kate.
-Hola señora Gates.
-¿Ya le han dado el alta? ¿Está mejor?
-Bueno esta en ello.
-¿Vas a quedarte con él?
-Por ahora si-digo sin saber muy bien que responder, porque no sé si quiero responderme esa pregunta.
-Yo…
-Está buscando ayuda, quiero salir de esto-digo intentando estar segura, aunque me cuesta estarlo del todo.
-Me alegro mucho. Si necesitas algo, cualquier cosa…
-Lo sé, muchas gracias, puede que la necesite en algún momento.
-Pues ya sabes dónde encontrarme-dice con una sonrisa-ahora os dejo, tendréis muchas cosas que hacer.
-Bueno, la verdad es que no sé ni por dónde empezar.
-Hazle sentir como un padre, así se sentirá de nuevo responsable de ti y no le quedara otra que seguir luchando.
-Ya no soy una niña.
-Para los padres, los hijos siempre seréis nuestros niños, eso no cambiara por nada del mundo.
-Lo tendré en cuenta-digo con una sonrisa.
-Ve, no te molesto más, pero ya sabes, para lo que necesites.
-Claro, lo haré-digo con una sonrisa separándome de ella para entrar dentro.
Lo encuentro sentado en su butaca de siempre, mirando por la ventana hacia el patio. Miro yo también hacia esa dirección y cuando lo hago veo lo que ve, y sé que es lo que está pensando antes de decirlo.
-Es una pena, ¿recuerdas como mama lo tenía? Lo he dejado morir-dice refiriéndose al jardín trasero que mi madre cuidaba con esmero-pero voy a ponerme manos a la obra voy a recuperarlo-dice mirándome fijamente.
-Cuando salgas ¿no?-digo probándole y el me mira con un pequeña sonrisa.
-Hubieras sido una gran abogada ¿sabes?-dice sonriéndome-te pareces mucho a tu madre. Y si cariño, cuando salga, cuando pueda…tener una vida medio normal sin necesidad de meterme esa mierda para poder seguir. Pero voy a lograrlo, te lo prometo cariño.
-El camino no va a ser fácil ni cómodo.
-Lo sé…pero tengo una meta, tu madre siempre decía que había que ponerse una meta en la vida para poder lograrlo. Mi meta es recuperarte cariño, y pienso lograrlo me cueste lo que me cueste.

POV RICK
Mi vida ha cambiado por completo desde la conversación, si, ya he hablado con Kira, ya me he sincerado, ya he conseguido sacar todo eso que he guardado durante todo este tiempo. Estoy agotado por completo, apenas he dormido esta noche y pensé que hoy me sentiría mucho mejor después de acabar con todo eso, pero es mucho peor. Apenas puedo mantenerme de pie y tras mucho pensarlo les he mentido diciéndoles que tengo que salir durante un par de días del pueblo, que me voy porque me han surgido algunas cosas, pero lo único que he hecho ha sido irme a esconder al apartamento de mi madre, huyendo de nuevo.
-Hola cariño-oigo como mi madre golpear la puerta antes de pasar y yo me siento en la cama con la mirada perdida.
-Hola madre.
-¿Estas visible?-dice sacándome una sonrisa mientras entra y se sienta en la cama a mi lado con un buen café y un bollo de la cafetería-¿Estas mejor?
-Bueno…-digo sin ser capaz de mentirle, ayer cuando llegue no le conté nada, solo le pedí que me dejara el apartamento y que lo mantuviera en silencio, a pesar de que sé que se moría por preguntar no lo ha hecho y se lo agradezco.
-Sabes que puedes quedarte todo el tiempo que quieras, es más lo compré por ti y lo sabes. Pero no quiero verte mal.
-Estaré bien ¿sí? Solo…necesito tiempo-digo pensando en todo. ¿Por qué tenía tanto miedo a luchar por mis sueños? Sería tan fácil pensar en mí e irme de aquí sin mirar atrás para estar con ella…pero no, no puedo hacerlo, y me maldigo por ello.
-Cariño…ya sé cómo eres. Me encanta y me siento orgullo de que seas mi pequeño-dice con una sonrisa-pero como madre, quiero que seas feliz, y últimamente, no te veo feliz cariño. No sé el motivo, y respeto que no quieras contármelo, pero no puedo ayudarte así.
-Lo sé, pero aun…
-Está bien, pero intenta no ser tan tú ¿sí? Piensa un poco más en ti o tendré que pensar yo por los dos y entonces no te va a gustar que yo actué.
-Gracias madre, por estar ahí siempre. Sé que no te lo demuestro como debería, pero de verdad que te quiero mucho.
-Madre mía, creo que esto hay que celebrarlo, mi hijo me ha dicho que me quiere-dice gritando antes de darme un abrazo-yo también te quiero cariño, y ya lo sabía, no necesitaba que me lo dijeras-dice mirándome con una sonrisa y yo asiento.
-Creo que debería ir a tomar una ducha.
-Sí, sin duda deberías-dice con una sonrisa-tengo que bajar antes de que llegue…-pero no acaba, sabe que en parte de que yo esté aquí es por Kyra.
-Claro, y mama ya sabes…
-Sí, tú no estás aquí-dice con una sonrisa dejándome solo y yo me quedo allí en la cama pensando en todo lo que estaba pasando estos días, en cómo me estaba cambiando la vida, pero sobre todo pensando en cómo sería mi vida si fuera valiente, si pudiera luchar por lo que quiero.
Entonces me sorprendo con mi móvil en la mano, con su número ya sobre la pantalla y necesito hablar con ella, es lo que quiero, pero…siento que no estoy preparado para volver a hablar con ella, todavía no, pero después de una buena ducha y un buen desayuno no diré que no, quizás, quizás después de hablar con ella me dé cuenta de que es lo que verdad quiero, aunque creo que sí sé lo que quiero, pero no tengo la valentía necesaria. Dejo el móvil lo más lejos posible de mí y me meto en la ducha dejando que el agua corra por mi cuerpo mientras cierro los ojos intentando quitar esa presión que tengo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí el capítulo extra. Mañana habrá más. Kate va a pasar las peores horas de su vida, las más duras junto a su padre y Rick…Rick sabe lo que quiere, pero tiene miedo a afrontarlo, tiene miedo a sentir y a ser feliz porque quizás nunca ha sabido disfrutar de la felicidad simple y llanamente. Gracias a todos y mientras sigáis ahí yo seguiré ya lo sabéis.
Hasta mañana (bueno solo en unas horas) XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 50

Mensaje por tamyalways el Jue Ene 11, 2018 9:29 pm

Buenos días, ayer nos acostamos con un capítulo extra y hoy no levantamos con otro capítulo, muchas gana de ir avanzando poco a poco. Recordaros que la historia tiene 80 capítulos, quedan aún 30 por delante y mucho que pasar. Aunque parecen mucho luego todo pasa muy rápido así que tengo que espabilarme con la nueva historia. Gracias por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 50
POV KATE
La primera noche parece que no ha ido tan mal. Mi padre ha estado bastante charlatán, supongo que nervioso lo que hacía era hablar y hablar mientras yo solo escuchaba. Parecía que las horas no pasaban y eso, lo hacía aún más complicado.
Salgo de la habitación sin intentar pensar en todas las horas que quedan por delante. Pero todo se complica cuando encuentro todo el comedor desalojado, como si alguien hubiera entrado a robar.
Me pego a la pared y me muevo despacio por si aún está el ladrón en la casa, pero al girar la esquina solo encuentro a mi padre tirado en el suelo con mala cara y golpeando con fuerza y rabia el suelo de la casa.
-¿Qué coño ha pasado?-grito sin saber que decir.
-¿Dónde has metido todo?-dice casi escupiéndome las palabras, y entonces caigo, ha estado buscando algo de esa mierda.
-No vas a encontrar ni una gota en casa. Así que si quieres algo, hay tienes la puerta-digo señalándosela-pero si sales por esa puerta para algo que no sea entrar en la clínica, ya puedes olvidarte de mí para siempre-digo seria mirándole fijamente y veo como me mira con rabia y furia, creo que voy a perderlo, que menos mal que no había llegado a creer en él porque iba a perderlo de nuevo.
-No eres nadie para decirme que puedo o debo hacer. Si quieres irte vete, vete otra vez, huye es lo que haces.
-Si-digo gritándole-si yo huyo, ¿pero qué crees que haces tú cuando te metes toda esa mierda dentro? Tú también huyes, huyes porque no quieres darte cuenta de que eres un mierda, de que te has convertido en una mierda-digo gritándole y veo dolor en su cara, pero no me arrepiento de decírselo, al revés, continuo-¿Crees que mama se sentirá orgulloso de quien eres ahora? ¿Crees que mama hubiera hecho lo mismo que tú? Ya sabes que no, ella hubiera luchado por los que hubieran quedado aquí. Yo lo he intentado, pero he fracasado. Pero sabes, al menos lo he intentado, creo que tú no puedes decir lo mismo. ¿Puedes decirlo?-digo parando para tomar algo de aire-sabes una cosa, ya me da igual, tengo una vida, una vida que no será genial pero sin duda es mucho mejor que esto. Lo he dejado todo para intentarlo una vez más, y si esto hubiera salido bien, sin duda hubiera merecido la pena, pero creo que ya no tengo nada más que hacer aquí, ojala hubiera podido pero…-digo dándome la vuelta con la idea de coger todas mis cosas y salir de allí por donde había venido, solo esperaba que cuando me fuera él ya no estuviera allí.
Recojo rápidamente los pocos trapos que tengo y tiro la mochila contra la cama. Tomo aire e intento relajarme un poco, de verdad pensaba que iba a lograrlo, por mucho que me negara a creerlo, pero necesitaba creerlo, lo necesitaba. Voy al baño y tras mojarme bien la cara mientras tomo aire, cojo mi mochila y bajo de nuevo para salir de allí sin mirar atrás, pero cuando lo hago, encuentro a mi padre limpiando todo el destrozo que había hecho.
-¿Podemos hablar un minuto?-dice dejando el cepillo a un lado y mirándome.
Dejo la mochila sobre el sillón y me acerco a la cocina para coger un poco de agua, creo que iba a necesitarla. Me siento allí y espero pacientemente a que él empiece a hablar.
-Cariño siento todo esto, es mucho más complicado de lo que pensaba. No creo que…pueda hacerlo solo, pero no puedo pedirte que te quedes. No sabes cuanto me alegra saber que a pesar de mi…has podido seguir adelante, no sabes lo complicado que era para mi pensar que…lo siento mucho cariño. Sé que tu madre….tu madre se avergonzaría de mi, me gritaría igual que tú lo has hecho-dice sin poder evitar las lágrimas-sé que va a ser duro, pero…voy a luchar, te lo prometo. Solo espero que cuando consiga estar mejor, espero que puedas verme y al menos no sentirte avergonzada de mi cariño, no sabes lo que me duele eso…-dice mirándome y me siento fatal.
-Lucha papa, y te juro que me sentiré la hija más orgullosa del mundo. Ya lo sentí antes, puedo volver a sentirlo-digo con una pequeña sonrisa.
-Bien, vete sigue con tu vida, yo te prometo que voy a entrar en ese clínica y voy a luchar.
-Y yo me quedo contigo-digo segura mirándole.
-No puedo pedirte eso.
-No me lo tienes que pedir papa. He venido para ayudarte, y no voy a irme de aquí mientras tu luches por salir.
-Acepto-dice con una sonrisa y haciéndome sonreír, sabía que el camino no iba a ser fácil, pero si todo salía bien, iba a recuperar a mi padre y eso merece la pena cualquier esfuerzo.
POV RICK
Sigo encerrado entre cuatro paredes, son unas pocas más, pero poco. Escucho el ruido de la cafetería y decido sentarme en las escaleras donde no puedo ser visto pero donde puedo ver a la gente allí empezando su día.
Me agarro las rodillas como cuando era un niño solitario sentado durante el recreo, lo más alejado del resto, pero no necesitaba a nadie, no mientras tuviera esa imaginación recorriendo todo mi cuerpo. Si al menos ahora tuviera eso.
Me quedo así un buen tiempo, mirando como el resto de la gente seguía con su vida, incluso Kyra, y yo…yo solo puedo vivir a través de la gente, si al menos tuviera…no, no puedo volver a hacerlo, no estoy preparado para ello o…
Antes de darme cuenta estoy levantándome y rebuscando entre mis cosas pero no he traído mi ordenador. Me maldijo por no hacerlo y rebusco entre los cajones hasta que encuentro lo que estaba buscando.
Me siento en el escritorio y cojo un lápiz. Y como las palabras no salen de inmediato decido dibujar. Nunca se me ha dado mal hacerlo y me doy cuenta de que aún sigo haciéndolo bastante bien cuando veo una cara conocida mirándome desde ese papel arrugado.
Paso mi mano por el papel y pienso en ella, creo que pienso demasiado en ella últimamente y no sé si eso me hace bien o no, pero no puedo evitarlo. Dejo el papel a un lado y cojo otro. Empiezo a poner una palabra tras otra sin sentido alguno y entonces, como por arte de magia, todo empieza a tomar sentido y las palabras salen a borbotones de mí. Cuando me quiero dar cuenta me he quedado sin hojas con las que seguir y me doy cuenta de que estoy sonriendo como un tonto, hace demasiado que no me sentía así.
Tomo aire y vuelvo a sonreír, no puedo creérmelo, he estado escribiendo durante horas, palabra tras palabra y siento que no ha pasado nada malo, o al menos eso creo. Me siento tan bien y tan feliz que tengo la necesidad de contarlo y antes de darme cuenta estoy marcado su número, no sé porque, quizás porque ella fue la que me animo a volver a intentarlo.
-¿Si?
-Hola-digo con una sonrisa, me encontraba lleno de energía, se me había olvidado lo bien que me sentía volver a escribir.
-Oh, hola Rick. Pareces… ¿Feliz?-dice y sé que también está sonriendo, pero noto también cansancio en su voz.
-Soy un idiota, ¿Cómo estás?
-Bien, es complicado ya sabes, pero mejor prefiero escuchar que te hace tan feliz.
-Eso puede esperar-digo disculpándome.
-No, necesito…despejarme un poco.
-Está bien, he pasado tiempo solo…algo que necesitaba-digo intentando no decirle demasiado sobre lo malo, necesitaba que le contase cosas buenas porque de lo malo ya iba bien preparada-el caso que cuando me levanté esta mañana sentí…ganas de volver a escribir. Tenía miedo pero…he estado horas seguidas haciéndolo-digo con una sonrisa.
-Eso es genial Rick-dice con voz animada.
-Sé que me dijiste que sería bueno pero yo me negaba a creerlo. Pero hoy…cuando he empezado casi con cosas sin sentido me he sentido….
-Liberado.
-Sí, esa es la palabra-digo con una sonrisa y recuerdo que es lo que sentía cuando estaba con ella, por eso tenía que llamarla, por eso me he sentido así de bien, porque es un sentimiento que recordaba, que recordaba de estar con ella.
-Me alegro mucho por ti Rick.
-El problema es que no sé qué hacer a partir de ahora.
-Sigue, si te hace sentir bien sigue-dice sonriendo y yo quiero decirle que ella también me hace sentirme bien y que…no era capaz de seguirla allí donde fuera, porque era un cobarde, de eso no había dudas.
-Y después.
-Y después…solo tú sabes. No tiene por qué pasar nada como la otra vez, no tienes por qué publicarlo. Escribir es lo que te hace bien ¿no? pues hazlo, escribe todo lo que se te pase por la cabeza, hazlo, disfruta haciéndolo y ya está.
-Sin ningún fin…
-Sin ningún plazo, sin ninguna consecuencia-dice con voz tranquila relajándome al instante.
-Está bien, lo haré-digo seguro y con una sonrisa.
-Me alegra de que me haya llamado. Me alegra mucho haberlo oído Rick.
-A mí me gustaría oírte decir que todo va bien-digo probando sin querer presionarla mucho.
-Bueno…va por buen camino…aunque el camino no sea fácil.
-Ya sabes que si necesitas cualquier cosa…
-Lo sé, pero de momento…es algo que tengo que hacer sola.
-Claro…pero me gustaría poder ayudarte.
-Lo haces contándome esos avances así que…
-Tranquila…te iré llamando para contarte cuantas libretas he gastado-digo haciéndola reír.
-Ten cuidado a ver si te vas a cargar todos los árboles del planeta.
-Tienes razón, será mejor que coja mi ordenador.
-Si será mejor-dice sonriendo, lo sé, aunque extraño demasiado ver esa sonrisa.
-Te llamo mañana.
-Ok-dice antes de colgar y dejo el móvil en la mesa mientras me tumbo en la cama cerrando los ojos, al final, no había sido un mal día.
CONTINUARÁ…
Bueno pues Kate ha pasado un mal momento pero ha conseguido sobrellevarlo con garra y coraje. Parece que ha pasado con su padre un duro momento pero todo se ha encauzado. En cuanto a Rick, se siente encerrado en su mundo, necesita salir, necesita gritar y vivir por sus sentimientos, pero mientras tanto ha vuelto a escribir, está expresando sus sentimientos de otra manera, aunque hasta que no los grite a los cuatro vientos no podrá liberarse del todo y ser feliz.
Mañana seguimos XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 51

Mensaje por tamyalways el Vie Ene 12, 2018 10:54 pm

Buenos días, aquí estamos un día más. Os dejo con un nuevo capítulo, el último de la semana, espero que lo disfrutéis. La semana que viene puede que esto se mueva de una forma distinta, bueno no digo nada que si no os hacéis ilusiones y luego os desilusionáis, jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 51
POV KATE
He conseguido pasar estas cuarenta y ocho horas. Ha habido momento muy duros, sobre todo cuando a mi padre se le hacia ya imposible aguantar la abstinencia. Estuvimos a punto de volver a dejarlo, pero conseguimos hacerlo juntos, y ahora tiene que entrar en la clínica, con gente profesional que le ayudará mejor de lo que yo he podido hacer en estos días.
-Estas tranquilo-digo observándolo allí sentado en el banco de la entrada esperando a que nos atendieran.
-Intento controlar mis nervios, pero me alegro haber podido ocultártelo tan bien-dice con una sonrisa nerviosa dejándome entrever que tiene razón, no esta tan tranquila.
-Ya hemos pasado lo peor, bueno no lo peor, pero el primer paso…-digo nerviosa sin encontrar las palabras.
-Tienes razón, lo primero era lo peor, dar el paso, nunca había llegado a darlo así que…
-Lo estás haciendo muy bien papa, y me alegra de estar aquí contigo para verlo-digo con una sonrisa y lo veo sonreír.
-¿El señor Beckett? Siento haberle hecho esperar. Me siguen-dice un hombre acompañándonos a una pequeña sala, pero que estaba decorada de tal forma que no parecía que fuera claustrofóbica. Se sienta al otro lado de la mesa mientras mi padre y yo tomamos asiento al otro lado sin dejar de mirarnos-Permítanme que me presente-dice con una voz suave que relajaba bastante-Soy el doctor Carter Burke. Soy la persona con la que más tiempo pasarás aquí dentro. Pero eso no es importante ahora, lo principal es saber que te ha traído aquí.
-Yo…soy alcohólico.
-Bien, es bueno saberlo, pero lo que de verdad me gustaría saber porque ha decido venir.
-Porque quiero…quiero superarlo…quiero volver a ser el de antes.
-Sabes que eso no va a ser posible ¿no? tiene una enfermedad que…no se cura, va a tener que luchar cada día del resto de su vida por superar esa enfermedad.
-Lo entiendo.
-Habrá momentos mucho más complicados que otros y será muy difícil.
-Lo sé.
-Bien, quiero saber si esta aquí por ti o por su familia-dice mirándome-es importante aunque no lo crea.
-Pensé que era por mi pequeña-dice mi padre mirándome-pero en realidad, es porque necesito ser el de antes, necesito recuperarme para ser un buen hombre de nuevo, para que ella pueda volver a sentirse orgullosa de mi.
-No es el mejor motivo, todos vienen por el mismo motivo, por sus familias, por sus personas queridas, pero espero que el tiempo que pasemos juntos, pueda abrirte la mente hacia el verdadero motivo, querer vivir, vivir de verdad-dice con una sonrisa-Bien, creo que por ahora todo esta bien, pueden despedirse porque siento comunicarle que durante los próximos diez días su padre estará completamente incomunicado. Por supuesto puede hablar conmigo para que le cuenta como se encuentra solo si su padre deja firmado el consentimiento.
-Claro-dice mi padre rápidamente-creo que necesitara saber porque sino se volverá loca-dice con una sonrisa-pero voy a estar bien-dice con una sonrisa.
-Ahora, voy a dejaros unos minutos a solas para que podáis despediros, pero antes, una última cosa, señor Beckett está aquí por voluntad propia, vamos a intentar ayudarlo aunque no sea fácil y tendrá que poner de su parte, pero no está de más decir, que está aquí por voluntad propia así que cuando quieras…
-Lucharé hasta el final-dice mi padre seguro y el doctor asiente antes de salir sin duda decidiendo si lo conseguirá o será uno más que se promete hacerlo y termina fracasando.
-Papa, quiero decirte que…ya estoy orgulloso de ti por haber llegado hasta aquí. Confió en que vas a lograrlo-digo tragando saliva.
-No sabes lo importante que esto es para mí, gracias cariño.
-Lo siento de verdad-digo agarrando su mano.
-Cariño, voy a estar unos días sin poder hablar contigo. Anoche me dijiste que…que habías dejado algunas cosas por hacer. Creo que deberías hacerlo-dice mirándome y recuerdo esa conversación, no podía dejar de pensar en que me había prometido a mí misma volver de nuevo a la pensión aunque solo fuera para despedirme. Y ahora, que tengo claro que voy a quedarme aquí para ayudarlo a salir de esto y para empezar a cumplir mis planes, creo que es el momento de despedirme, pero tengo miedo de llegar allí y no ser capaz de decirles adiós.
-No quiero dejarte solo.
-No vas a dejarme solo-dice sacando la cartera y de allí saca una foto mía de cuando era un bebe casi, que apenas conseguía ponerse de pie.
-¿Desde cuándo la tienes?-digo cogiéndola en mis manos.
-Pues tendrías 3 años así que unos 19-dice sonriendo y no puedo dejar de mirarla-ves a hacer lo que tengas que hacer, te sentirás mucho mejor.
-Está bien-termino aceptando.
-Y por cierto, dale las gracias de parte de un padre herido. Dile gracias a todos por cuidar de mi pequeña-dice emocionado y me levanto para poder abrazarlo.
-Te quiero mucho papa.
-Yo también te quiero cariño. Y recuerda, el camino va a ser difícil, pero sé que al final del camino estarás tú esperándome y con eso voy a quedarme para luchar.
-Me alegra saberlo-digo con una sonrisa-¿Estarás bien?
-Estaré bien-dice con una sonrisa y nos levantamos para salir para poder dar por terminada esta despedida que tan jodida iba a ser pero sabiendo que es el mejor paso para seguir adelante.

POV RICK
He decidido volver a casa, seguramente porque tenía de nuevo esas ganas y necesidad de escribir y necesitaba ir a por mi ordenador, así que decidí dejar de huir. Aquí llevaba ya un par de horas, o eso creo, enfrascado con mi ordenador, encerrado del resto. Tanto es así que cuando miro el reloj veo que ya es la hora de cenar, y aunque quiero seguir escribiendo creo que debería bajar para intentar normalizar todo, volver a la normalidad.
Bajo las escaleras tras apagar el ordenador y cuando llego a la cocina ya están todos allí. Me acerco a Allie que enseguida pone la mejilla para recibir un beso y tras hacerlo le ayudo a colocar la mesa. Allí esta Kyra, sé que las cosas no están muy bien, pero al menos estamos intentando que no se note y normalizar un poco las cosas.
-Rick-escucho como me llama Ryan.
-¿Si?
-Luego nos gustaría hablar contigo-dice señalando a su mujer y yo asiento pensativo, no sé qué querrán decirme, pero creo que es mejor esperar hasta después de la cena.
Cenamos todos juntos como siempre, hablando de todo y de nada, mientras yo intento mantenerme callado para pasar algo desapercibido porque no quiero volver a mentir sobre donde he estado y que he estado haciendo, de momento es mejor así.
Cuando acabamos de cenar todos se sienta para ver una peli juntos, algo que solíamos hacer de vez en cuando pero hacia mucho que no lo hacíamos, demasiado para mi gusto aunque yo no podía dejar de pensar en la escritura, y eso me daba miedo, estaba volviendo a empezar a sentir esa necesidad, esa obsesión de antes.
Antes de darme cuenta estoy levantado y todos se quedan mirándome. Miro hacia la televisión y quiero obligarme a sentarme, pero no lo logro, necesito escribir lo necesito, y sé por qué lo necesito, porque eso me hace sentir cerca de ella.
-Si me disculpáis, necesito descansar-digo allí de pie intentando evitar la mirada de todos.
-Descansa hijo-dice Allie con una sonrisa y yo asiento mientras salgo rápidamente de allí para que nadie pueda detenerme.
-Rick-escucho una voz a mi espalda y me doy cuenta de que no he conseguido huir del todo.
-Hola bro, ¿pasa algo?
-Yo…
-Am es verdad, queríais hablar conmigo de algo-digo echando un vistazo hacia las escaleras, me estaba muriendo de ganas de subir y volver a escribir.
-Si estás cansado…-dice mirándome fijamente.
-Bueno si no es importante y podemos dejarlo para mañana…
-Claro-dice nervioso y casi me arrepiento de decirle eso, pero mis ganas de querer escribir hace que salga corriendo escaleras arriba antes de que cambie de opinión.
Una vez dentro de la habitación levanto la tapa del ordenador y ahí esta otra página en blanco deseosa de recibir palabras, palabras que poco a poco irá formando una historia, algo con sentido.
Cierro los ojos concentrándome, y empiezo a mover las manos sobre el teclado rápidamente, sacando todo eso que tenía en mi cabeza, martilleando fuertemente intentado salir a trompicones. Y sin darme cuenta, ahí estaba otra vez ese sentimiento de libertad, de felicidad plena y de nuevo su imagen aparece en mi cabeza, dándome cuenta de algo, quiero y necesito estar con ella.
Entonces paro de golpe de escribir, y me doy cuenta de lo que acaba de pasar por mi cabeza, me da miedo solo volver a pensarlo, ¿de verdad sentía…? No, no puedo decir esa palabra, si la digo todo será real y no estoy preparado para ello. Cierro el ordenador y me quedo allí mirando fijamente a la pared del fondo, estaba empezando a tener un problema demasiado grave, algo para lo que sin duda estaba preparado.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues parece que Kate quiere ir a hacer una visita a la pensión, ¿una visita que servirá para una despedida real? La verdad es que cualquier excusa es buena para poder volver a verlo, a él y a todos, pero sobre todo a él. Creo que necesitan verse, encontrarse, sentirse, para saber qué es lo que sienten y si quieren o no luchar por eso que les pasa. La semana que viene va a ser interesante jaja.
Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 52

Mensaje por tamyalways el Dom Ene 14, 2018 9:38 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Muchas gracias a todos por seguir leyendo. Y gracias por las pocas esperanzas puestas en mi por no alargar mucho el reencuentro jaja. Veremos a ver si se da hoy u os hago esperar como pensáis jaja. Muchas gracias de verdad por seguir ahí. Van a ser creo, que unos buenos capítulos los próximos luego…no sé no me acuerdo jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 52
POV KATE
Emprendo en viaje de vuelta aun nerviosa pero feliz de que mi padre haya dado el paso más importante, solo espero que en estos dos días no se eche atrás.
Voy con una sonrisa en la cara, no puedo evitarlo, me hace feliz volver a estar con todos juntos, pero no voy a engañarme, a él lo echo especialmente de menos.
No he avisado de mi visita, era una manera de no dar esperanzas o de no tener que decirles aun que solo venia para despedirme. Solo quería verlos y disfrutar de ellos estos dos días, aunque sé que va a ser difícil sabiendo que esto va a llegar a su fin casi antes de empezar, van a ser cuarenta y ocho horas con momentos buenos y malos, pero solo espero disfrutar al máximo lo bueno para que lo malo quede algo tapado.
Bajo del autobús y pienso en lo que voy a hacer. No tengo nada preparado, pero lo prefiero así y decido ir a la pensión y ver que es lo depara mi llegada.
Paso por la cafetería y dudo sin entrar o no, pero decido pasarme esta tarde y así poder ver a Lanie también y matar dos pájaros de un tiro, quería despedirme de todos, pero no podía negar que quería pasar la mayor parte del tiempo con él, aunque solo fuera para despedirnos de la mejor manera posible.
Cuando llego a la puerta miro con una sonrisa a esa pequeña casa, porque la verdad es que no era muy grande, pero era preciosa y tenía un jardín sin duda envidiable. Mirándola así, me doy cuenta de porque Rick se enamoro de ella nada más verla.
En ese momento, veo como se abre la puerta y veo salir a Allie andado lo más rápido que puede hacia mi con una sonrisa y yo me acerco para que no que no se caiga y cuando nos podemos tocar, nos abrazamos con fuerza, mientras cierro los ojos y vuelvo a sentirme en brazos de la que para mi ha sido una madre todo este tiempo.
-Querida, ¿Por qué no has avisado?-dice justo cuando veo cómo sale Jenny con el pequeña en brazos y se acerca también con una sonrisa. Deja a la pequeña en brazos de Allie y me abraza con fuerza.
-No sabes cuánto me alegro de que estéis ya en casa-digo mirando a la pequeña y acercándome para dejar un suave beso en su cabeza-esta aun más guapa-digo con una sonrisa cuando escucho como la puerta se vuelve a abrir, pero no puedo verla porque Allie y Jenny me la tapan, pero entonces oigo una voz que se acerca y siento un cosquilleo en mi estómago y mi sonrisa aumenta aún más si eso es posible.
-¿Qué pasa? ¿Qué es todo este revuelo?

POV RICK
Estaba escribiendo cuando he escuchado un revuelo fuera en la casa haciendo que desconecte por completo de lo que estaba haciendo. Decido bajar para ver qué era lo que estaba pasando y cuando salgo fuera encuentro a Allie con Jenny en un corro y decido acercarme para ver qué era lo que pasaba.
-¿Qué pasa? ¿Qué es todo este revuelo?
Entonces veo como se mueven dejándome ver que era la causa de tanto revuelo, allí como si fuera una aparición estaba Kate, con su mochila a cuesta como el día en que llego. Me quedo allí parado, pasmado como si de verdad estuviera viendo una visión, aunque solo hace unos días que se había ido, aunque la verdad es que pensaba que se había ido para siempre y qué este momento no iba a llegar nunca.
Nos quedamos allí los dos mirándonos con una sonrisa en la cara pero sin dar ni un solo paso, no se cuanto tiempo llevamos así pero bastante porque Allie y Jenny han desaparecido sin darnos ni cuenta y entonces, solo entonces reacciono y me acerco rápidamente hacia ella envolviéndola con mis brazos apretándola contra mi cuerpo mientras no dejo de sonreír, no era un fantasma, no era un visión, era real, estaba aquí conmigo y solo por ello no podía dejar de estar feliz.
-Estas aquí-es lo único que consigo decir y siento como se aprieta aún más a mí y yo sonrió con todas mis ganas porque pensé que este día nunca podría llegar a darse.
Nos separamos y nos quedamos ambos de nuevo allí de pie sin decir nada solo sonriéndonos. No puedo evitar levantar mi mano y colocar su pelo detrás de su oreja mientras dejo mi mano sobre su cara con una pequeña caricia.
-¿No vas a decir nada?-digo con una sonrisa nerviosa y la veo bajar la mirada sin duda también nerviosa.
-Yo… ¿hola?-dice sonriendo.
-Anda será mejor que pasemos-digo con una sonrisa tirando de su mano pero entonces me para.
-Rick…-dice mirándome seria y sé que va a decirme algo que no me va a gustar, así que decido que no quiero saberlo, al menos de momento.
-Ahora no ¿sí?-digo mirándole casi suplicante y la veo asentir con una sonrisa y vuelvo a agarrarla de la mano para poder entrar juntos de nuevo en casa.
Nos sentamos en el comedor y Allie y Jenny se sientan con nosotros, son los únicos que están en casa porque Roy y Noah se han llevado al peque fuera y Kyra y Kevin están trabajando. Kate empieza a contarnos lo complicado que han sido estos días.
-Sí, mi padre estaba ingresado porque había tenido un accidente doméstico, pero ahora mismo está en una clínica de desintoxicación-dice con una sonrisa, como sin llegar a creérselo del todo-esta vez parece que va en serio.
-Me alegro mucho-dice Allie agarrándole de la mano mientras yo la miro, no puedo dejar de hacerlo.
-He venido porque…-pero se calla y me mira y yo trago saliva-tiene que estar unos días incomunicados, no podía hacer nada así que he decidido venir a veros.
-Me alegro mucho, la habitación esta tal como la dejaste, quería entrar a limpiarla un poco para cuando volvieras, pero Rick no me ha dejado, dice que es tu habitación y que nadie puede entrar en las habitaciones del resto sin permiso-dice en tono de broma aunque era verdad, Kate me mira intentando descifrar que había detrás de esa forma mía de actuar.
-Voy a subir a darme una ducha si no os importa. Luego me gustaría ir a ver a tu madre y a Lanie-dice mirándome y yo asiento.
-Pero antes de eso, toca una comida familiar, hay mucho que celebrar y tu vuelta es sin duda una de las principales-dice Allie levantándose rápidamente para ponerse manos a la obra en la cocina.
-Será mejor que vaya ayudarla-dice Jenny dejando al bebe en la cunita para ir detrás de Allie sin duda para dejarnos solos.
-Ahora voy-digo alto para que pueda escucharme y la veo hacer un gesto con la mano para que no me preocupara.
-Debería…
-Espera-digo agarrándole de la mano aunque la verdad lo que de verdad tengo que preguntarle no quiero hacerlo, así que no digo nada, solo mantengo mi mano acariciando la suya-¿Puedo acompañarte luego?-digo mirándole y la veo asentir con una sonrisa.
-Puedes venir-dice con una sonrisa y yo asiento con otra y entonces veo como mira fijamente mi otra mano y yo hago lo mismo. Mi mano está tamborileando sobre mi pierna, como si estuviera tocando un teclado, más concretamente el teclado de un ordenador, ni si quiera me había dado cuenta.
-Oh…-digo parando la mano y pasando por mi pantalón intentando controlarlo, ¿era tan alta mi necesidad por escribir? Si, esa es la verdad, no sé cómo he conseguido mantenerla a raya durante tanto tiempo-yo…he vuelto a empezar a escribir-digo mirándole nervioso y la veo sonreír.
-Eso es bueno Rick, me alegro mucho por ti.
-Creo que tengo mono, en realidad estaba escribiendo cuando has llegado.
-¿Cómo te sientes?
-La verdad…había olvidado ya como me sentía, y es algo increíble, siento no sé cómo definirlo, pero siento el poder de las palabras saliendo de mi cuerpo. Es lo bueno que tenía aquella parte de mi vida.
-Pues con eso bueno es con lo que te tienes que quedar. Me alegro mucho, es más me gustaría leer algo ya que no me has dejado leer nada tuyo.
-La verdad es que es algo más para mí que para ser leído, es…-digo nervioso sin saber cómo negarme, después de todo es ella le que me había ayudado a volver a hacerlo, pero también es ella la protagonista de cada palabra que escribo, en realidad, escribir, es como un sustituto de ella, de eso que estar con ella me hacía sentir.
-Está bien-dice con una sonrisa dándome una tregua-ahora voy a darme una ducha y luego ya nos ponemos al día ¿sí?
-Está bien-digo con una sonrisa pero mi mano se resiste a dejarla ir, quiero estar así todo el tiempo, siento como todo mi cuerpo se remueve por dentro entonces veo como me mira y con todo el dolor la suelto para dejarla ir mientras me quedo allí solo cerrándolo los ojos con todas mis fuerzas e intentando soñar con que esto no es un espejismo, que va a estar siempre conmigo que esto no es solo algo que tiene un tiempo limitado, que pronto llegara a su fin.
CONTINUARÁ…
Pues mira no me he portado mal y ya ha habido reencuentro. Quizás esperabais otro recibimiento, pero ambos están impactados y también algo nerviosos porque no sabe que es lo que siente o piensa el otro, para ello tienen que hablar a solas, quizás una cena o algo por el estilo. Ya veremos cómo les va, pero ya os digo que sin duda en estos capítulos de esta semana tocara disfrutar.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 53

Mensaje por tamyalways el Mar Ene 16, 2018 10:48 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo. Gracias por seguir ahí siempre. Tengo que deciros que ahora mismo me está costando un poco escribir. Tengo que darle un buen tirón a la historia para poder sentirme que voy bien con ella. Por eso, quizás en una semana, esta no aun, cambie a tres capítulos. Para poder darme algo de margen. Espero poder volver a estar a tope para que no tenga que llegar a eso o para que eso no dure mucho. Lo hago para luego no estar dos semanas o más sin subir nada. Tened algo de paciencia, seguramente recupere las ganas o simplemente las palabras empezara a escribirse solas como lo hacen siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 53
POV KATE
Bajo tras darme una ducha rápida y cambiarme de ropa. Había comprobado lo que Allie había dicho, era verdad que nadie había entrado en la habitación desde que me fui, cosa que no entendí, en realidad no tenían que haberme guardado la habitación aunque realmente no había sido clara y me había despedido, ahora si me tocaba serlo para que esto no volviera a pasar. ¿Qué hubiera pasado si no hubiera vuelto? ¿Y si hubiera tardado más en hacerlo? Dejo esos pensamientos y bajo las escaleras, encontrándome a los tres en la cocina con las manos en la masa.
-Hola.
-Hola Katie, parece peor de lo que es-dice Allie intentando tranquilizarme porque tenían la cocina patas pa´arriba.
-No, es peor de lo que parece-dice Rick bromeando pero se lleva un golpecito juguetón de Allie.
-Tu cállate y mejor sal de mi cocina-dice dándole con un trapo de cocina-ya nosotras nos ocupamos.
-No yo…-pero no le deja acabar.
-Kate sácalo de aquí antes de que le de con la olla-dice bromeando pero tan seria que parecía que lo dijera de verdad, si no la conociera así lo pensaría.
-Anda, vamos fuera a esperar el resto-digo agarrándole de la mano y haciéndose el enfadado me sigue a regañadientes, aunque sé que solo era una fachada.
Nos sentamos en la parte de atrás del jardín, en realidad lo de esperar al resto era un excusa porque desde aquí ni podíamos verlos llegar ni ellos a nosotros. Quizás era lo que necesitábamos, estar solos y tranquilos, no sé si era el mejor momento, pero en algún momento tendríamos que hablar ¿no? pero creo que él me esta leyendo el pensamiento porque enseguida empieza a hablar pero no de lo que yo estaba pensando, creo que quiere alargar que llegue ese momento.
-¿Solo has estado con tu padre?
-Sí, todo el tiempo, ha sido complicado-digo recordando esas largas cuarenta y ocho horas, en realidad no me apetecía hablar e ello, tampoco de lo otro pero…sentía que si no lo hacía no podía continuar siendo yo misma con él, es como si le diera esperanzas. ¿Qué esperanzas? Dios creo que me estoy haciendo yo misma un lio-Rick…
-No lo digas ¿sí?-dice casi suplicante y quiero aceptar, total solo voy a estar un par de días, pero no puedo hacerlo.
-Tengo que hacerlo, quería hacerlo con todos juntos, pero creo que mereces que lo haga contigo aparte.
-Está bien-dice sentándose más cerca y coloca su mano en mi rodilla. Tomo aire y empiezo a decir lo que tengo que decir pero no quiero decir.
-He venido a despedirme. Creo que es algo que ya sabias. No sabes cuánto me cuesta dejar esto, mucho más de lo que pude llegar a imaginar. Pero tengo que estar a su lado, tengo que hacerlo aunque fuera muy fácil quedarse aquí.
-Si es fácil hazlo, nadie te lo impide-dice con una sonrisa intentando bromear para aligerar el ambiente y sonrió porque siempre consigue sacarme una sonrisa.
-Tengo que estar para él ahora más que nunca, y además creo que es el momento de hacer lo que creo que quiero hacer.
-¿Entrar en la Academia?-contesta por mí y yo asiento.
-Sí, es lo que quiero, lo que siempre he querido, pero siento que todo este tiempo que he estado aquí, he estado alargando ese momento, quizás porque tenía miedo, quizás Roy tenía razón y no estaba preparada para ello, pero ya no puedo alargarlo más, tengo que hacerlo, tengo que intentarlo.
-Lo entiendo-dice mirándome-aunque eso no quita que voy a echarte de menos-dice con una sonrisa triste y yo acaricio su mano, no sabe cuanto voy a echarle yo de menos.
-Gracias por…hacerme sonreír-digo tomando aire-no sabes como me sentí después de…-pero me paro porque ni si quiera aun puedo nombrarlo sin romperme-desde aquel día pensé que nunca más podría sonreír, tú lo conseguiste casi el primer día. Gracias también por no darte por vencido conmigo, gracias por ser como eres-digo sin poder evitar las lágrimas que las limpio rápidamente para poder seguir-todo este tiempo he sido feliz, no ha sido fácil, pero si he sido feliz. Me cuesta mucho tener que decir adiós, pero tengo que hacerlo.
-Lo sé-dice entrelazando sus dedos con los míos y me doy cuenta de lo bien que encajan juntos-yo…yo también quería darte las gracias Kate, me abriste los ojos de alguna manera, quizás no soy del todo el mismo que conociste, y es para bien, lo prometo. Me siento más yo, me siento…más libre, con menos peso a mis espaldas. Así que gracias-dice con una sonrisa y yo asiento justo cuando escuchamos un motor acercarse a la casa, el tiempo había pasado demasiado rápido y ya estaban aquí, era la hora de volver con el resto aunque me hubiera gustado quedarme aquí con él todo el tiempo.
-Tenemos que volver.
-Sí, tenemos que volver-repite levantándose y me ofrece su mano para ayudarme que yo enseguida abrazo con la mía para dejarme llevar por él allí a donde vaya.


POV RICK
Voy justo detrás de ella, se había dado esa conversación que no quería escuchar, pero sabía que tenía que llegar para que ambos pudiéramos seguir adelante. Eso lo tenía claro. Yo no sé si podría seguir adelante, pero ella merecía seguir adelante, cumplir sus sueños, lograr conseguir a ayudar a mucha gente y a su padre, sobre todo a su padre. Sé que necesitaba ser importante para él, sé que lo necesita. Me encantaría que se quedará, estoy casi mordiéndome la lengua para no pedírselo, pero no puedo ser egoísta, no puedo serlo y menos en este momento, tengo que dejarla ir, tengo que dejar que siga con su vida a pesar de que yo siento que mi futuro está ligado a ella, lo siento ahora más que nunca que la tengo a mi lado, pero quizás mi futuro, sea quedarme aquí y seguir compartiendo lo que tengo, seguir formando una familia especial junto a todos ellos.
Tomo aire y entro dentro de la casa detrás de ella, en cuanto Kevin la ve enseguida se acerca a saludarla y después van Roy, Noah y el pequeño. No puedo evitar mirar a Kira que me mira un segundo antes de acercarse a Kate y saludarle de forma fría pero lo hace. Vuelvo a sentirme mal por todo lo que paso, demasiado mal, pero me alegraba que Kyra se diera cuenta de que si hay un culpable aquí soy yo, solamente yo.
Nos sentamos todos en la mesa y disfrutamos de una buena comida en una gran compañía. Todos estaban felices de que Kate estuviera aquí y eso se notaba, hasta me sorprendió ver a Kyra bastante sonriente a pesar de todo.
Cuando acabamos Kate decide que es hora de ir a la cafetería para hablar con mi madre y Lanie y decido acompañarla para estar con ella, aunque sin duda pienso darle su espacio para que se despidan como quieran.
-Ha estado bien la comida.
-Sí que lo ha estado-dice Kate con una sonrisa-la verdad es que voy a echarlos mucho de menos.
-Pensé que ibas a decírselo.
-Solo…no quería que la comida se entristeciera por mi culpa.
-Tienes razón, ha sido muy buena para joderla con algo así-digo con una sonrisa justo en la puerta de la cafetería-¿Estas lista?
-Si-dice con una sonrisa antes de abrir la puerta para entrar dentro y yo le sigo de cerca, pero me quedo allí en la misma puerta para disfrutar de lo que llegaba ahora.
La veo avanzar despacio y no tengo que mirarla para saber que está sonriendo. Entonces busco a mi madre con la mirada y la encuentro sirviendo un café en la barra, pero entonces mi mirada cambia de objetivo cuando escucho un gritito de emoción, cuando encuentro el lugar de donde sale, una sonrisa sale de mi cara cuando veo como Lanie suelta la bandeja en el primer sitio que encuentra y sale rápidamente para abrazar a Kate, dando saltitos como una loca mientras las dos se abrazan, y me doy cuenta de que en poco tiempo, y cuando por fin decidió abrirse con la gente que tenía a su lado, había conseguido ganarse a una amiga, a más de uno la verdad, pero conozco a Lanie como amiga, y sé que la tendrá para siempre.
Entonces, es cuando mi madre también se está dando cuenta de todo lo que está pasando y sale de detrás de la barra para abrazarla a ella también.
-Oh Darling, como me alegra verte de nuevo-dice abrazándola y no puedo dejar de sonreír, mi madre también le había cogido mucho cariño y por lo que veía era mutuo. Me muevo con lentitud y con una sonrisa sentándome en mi silla de siempre mirando la escena sin dejar de sonreír, y viendo como todo el mundo también están mirándoles con una sonrisa, sin duda era una imagen loca por la forma tan pasional y alocada de mi madre y Lanie.
Me quedo mirando esa imagen con una sonrisa y dándome cuenta de que no puedo hacer nada para poder hacer que esta imagen se repita más veces, quizás alguna vez, pero no será algo frecuente. Pero en vez de ponerme triste, decido guarda esta imagen en mi memoria, esta y cada una de las cosas que viva con ella, porque no quiero olvidar nada de lo que por fin, había conseguido hacerme feliz sin ni si quiera llegar a proponérselo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado hoy. El miércoles conversación con Lanie y Martha muy necesarias, y después prometo que todo será Caskett, muy Caskett esta semana.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 650
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La pensión-Tamyalways

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.