La última copa-Tamyalways-Final Subido

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 15, 2018 3:37 am

Buenas tardes, aquí estoy empezando una nueva historia, y tan nerviosa como la primera vez, bueno quizás no tanto, pero si sigo estando nerviosa cuando empiezo una nueva historia. Espero como siempre que le deis una oportunidad y que os llegue a gustar, ya va tomando forma, y creo que puede llegar a gustaros, aunque nunca se sabe. Mil gracias de verdad a todos por estar ahí siempre.
Él título os recuerdo lo decidisteis vosotros, y era una idea de Javier (@jagorfe), para agradecerte el ponerle nombre a la historia, (entre otras muchas cosas), tendrás un capítulo extra, cuando tu decidas, de aquí a que acabe la historia, piénsatelo cuando lo decides, un gran poder conlleva una gran responsabilidad jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 1
POV KATE
Acababa de llamarme mi capitán. Estaba muy serio y eso me preocupa, no creo que haya metido la pata en nada pero…no puedo estar segura. Hace unos días cerramos un gran caso, pero lamentablemente tuve que usar mi arma reglamentaria, y aunque no maté a nadie, el sospechoso acabo en el hospital y eso crea muchos problemas. Llevo ya días sin poder salir fuera de la comisaria, solo papeleo, y sin mi arma hasta que todo se aclare. Solo espero que sean buenas noticias y toda esta mierda haya acabado ya.
Llego a la comisaria y miro hacia el despacho del capitán, esta reunido con otro hombre que no logro averiguar quién es. Miro a los chicos y me acerco hacia ellos para ver si saben algo.
-Chicos.
-Hombre jefa-dice Kevin con una sonrisa-¿Todo bien?
-No lo sé, me acaba de llamar el capitán, quiere verme. No sé qué es lo que quiere, pero estaba muy serio. ¿Ha llegado algún caso nuevo?
-Nada, solo papeleo. Así que de momento no te pierdes mucho.
-Bien, chicos, quiero daros las gracias por defenderme y apoyarme el otro día.
-Tu harías lo mismo por nosotros-dice Espo-además, era la verdad Kate, hiciste lo que debías.
-Lo sé, pero no entiendo porque están tardando tanto en solucionarlo.
-Lo harán, se darán cuenta de que todo esto es una tontería. Se darán cuenta de que hiciste lo que tenias que hacer.
-Eso espero. Creo que tengo que ir ya. No quiero hacerlo esperar y enfadarlo aun más. Deseadme suerte chicos.
-No las necesitas jefa-dice Kevin mirando a su compañero antes de dedicarme ambos una sonrisa. Son los mejores compañeros que podía desear.
Tomo rumbo hacia el despacho del capitán, nerviosa, no puedo evitarlo, pero me meto en mi papel de policía y entro con determinación, no he hecho nada malo, hice lo que tenia que hacer así que no tengo que tener miedo.
Doy en la puerta antes de abrirla y paso dentro. El capitán está de pie al otro lado del escritorio y la otra persona esta delante del escritorio dándome la espalda impidiéndome ver quién es.
-¿Me buscaba?
-Si pasa, pasa-dice haciéndome pasar y yo cierro la puerta antes de acercarme hacia el escritorio. En ese momento el hombre se gira dejándome verlo y entonces tengo que agarrarme a la silla de la impresión.
-¿Así saludas a tu antiguo jefe?-dice Mike Royce. Mike Royce es el jefe de operaciones secretas aquí en Nueva York. Tuve la oportunidad de trabajar para él nada más salir de la Academia. Estuve durante meses en una operación de encubierto, viviendo otra vida distinta a la mía. No acabo de la mejor manera. Tuvieron que sacarme de allí tras sufrir el ataque de uno de los sospechosos. Tengo grandes recuerdos de aquellos días, de aquel tiempo, sentía respeto por él aunque también mucha rabia por algunos momentos que pasaron al final-Hola Royce-digo mirándole solo un segundo antes de pasar de él y volver mi mirada hacia el capitán, no sabía que hacia aquí y casi prefería no saberlo.
-Kate siéntate tenemos algo que comentarte.
-¿Tenéis?-pregunto con miedo y más cuando veo la sonrisa de Royce.
-Sí, será mejor que te sientes-dice Royce con una sonrisa y casi estoy temblando. Me siento y me quedo mirando al capitán, esperando que me dé la puñalada, que lo suelte como si nada.
-Kate, primero quiero darte esto-dice sacando mi pistola reglamentaria-es tuya de nuevo, ya han aclarado todo, así que bienvenida de nuevo al servicio.
-Gracias, aunque creo que eso no es lo que quería decirme.
-No la verdad es que no.  Aquí el detective Royce, ya veo que le conoces, esta al cargo de un caso de asesinato. En realidad, no él, pero el comandante le ha mandado a que ayude en el caso. Como ya sabes es especialista en operaciones secretas. Creen que si metemos a alguien dentro, conseguiremos resolver el caso.
-¿Y eso que tiene que ver conmigo?-pregunto sabiendo perfectamente la respuesta.
-Necesitamos a una chica joven, y bueno…hemos pensado que si tú pudieras pues, quiero que sepas que no es una orden, que puedes negarte si quieres-dice el capitán intentando que me sintiera presionada y entonces Royce da su golpe.
-Pero entonces estoy seguro de que el caso quedara sin resolver-dice colocando el dedo en la llaga, sabía lo que decir para sacarme de quicio, para conseguir mi aprobación, aunque para nada estaba segura.
-Quiero saber antes de que va el caso, si puedo ver el archivo.
-Claro, claro-dice el capitán entregándomelo, pero Royce se asegura de hacerme un rápido resumen.
-Han matado a una chica de unos veinte años. Era camarera en un bar del centro. La encontraron en el callejón de al lado. Se quedó sola cerrando el bar aquella noche, la última vez que fue vista con vida fue sobre las doce de la noche. La encontraron poco después unos vagabundos. Creemos que fue algún cliente o incluso alguno de los dueños del bar. Son Richard Castle que se ocupa de poner el dinero, y Rob Mackey que es él que de verdad se ocupa del bar. No hemos encontrado ninguna pista, nadie parece tener un motivo para matarla. Necesitamos a alguien dentro, te necesitamos a ti Kate-dice Royce dejando sobre la mesa la foto de la chica asesinada, sabía que esa era la última pieza para conseguir convencerme.
-¿Por qué estáis tan seguros de que tuvo que ser alguien del bar?
-Bueno seguros no podemos estar. Pero fue allí, trabajaba toda la tarde y la noche, el resto del día lo pasaba en casa durmiendo y estudiando, estaba estudiando a distancia. Toda la gente que conocía en esta ciudad estaba en ese bar. Tuvo que ser alguien de ahí a no sé qué fuera alguien desconocido para ella, entonces, será imposible averiguar quién la asesino. Hace un mes de esto Kate, ya sabes cómo va esto. Si no conseguimos nada con esto, el caso quedara sin resolverse. Queremos hacer algo distinto para ver si así conseguimos algo.
-Está bien. Tengo que estudiarme el caso. Pero antes de eso, quiero que mis chicos se hagan cargo del caso.
-Ya lo llevan otros detectives. Además yo me ocupare de la operación de encubierto.
-Me da igual, quiero a los chicos en el equipo.
-Kate el caso lo llevan la detective Maddox y O´Neill, son grandes detectives.
-No lo discuto, pero si me meto en esto quiero hacerlo con mi equipo. Quiero a Ryan y Esposito en esto. Necesito fiarme de alguien que este fuera-digo sin mirar a Royce, aunque él sabe que me refiero a él y yo sé que ahora mismo tiene una sonrisa de suficiencia en la cara.
-Hablaré con ellos, de momento no puedo prometerte nada-dice el capitán y yo asiento levantándome.
-Entonces yo no puedo prometerle nada, no al menos hasta que ese punto este claro. Si no necesitan nada más tengo mucho papeleo pendiente-digo levantándome con una sonrisa en la cara, había ganado esta batalla, sabía que los chicos estarían en el caso, lo sé, si me necesitan como dicen lo conseguirán. Así que ahora tengo que hablar con ellos, tengo que hacerlo, tenemos un caso y tenemos que estar listos para ello.
-Chicos-digo cuando entro en la zona de los escritorios, los dos enseguida levantan la cabeza y dejan lo que están haciendo-tenemos caso nuevo-digo dejando la carpeta sobre mi escritorio y enseguida los dos se acercan.-Quiero que lo leáis todo, quiero que os lo sepáis todo de arriba abajo, absolutamente todo.
-Pero aquí pone que el caso es de Maddox y O´Neill.
-Ahora es nuestro-digo levantando la mirada y veo a Royce mirándome-ocuparos de todo ¿sí?-digo y veo como miran el reloj.-Sé que es tarde, pero mañana este caso será nuestro y tenemos que ponernos al día. Os dejo con el archivo del caso, ahora vuelvo-digo levantándome y caminando hacia la zona de descanso a por un café. No tengo que mirar a Royce para saber que va a seguirme.
Me lleno la taza y estoy de espalda a él cuando entra. No tengo que girarme para saber que está ahí. Remuevo el café esperando a que hable, y no tengo que esperar demasiado para que lo haga.
-Kate sabes que vas a estar en el caso. Y sabes por qué ¿no?
-Porque sabes que no hay nadie mejor para él-digo girándome mientras lo miro fríamente.
-Vale, eres la mejor para este caso. Yo lo sé y tú lo sabes. Pero quiero que sepas que este es mi caso, no voy a permitir que hagas alguna idiotez Kate.
-Sí, pero también va a ser mi caso-digo haciendo una pausa para tomar un poco de mi café-y tú tampoco vas a hacer nada sin consultármelo-digo mirándole y le miro con una sonrisa-Royce nos conocemos, ambos sabemos que tú también eres el mejor en estos casos, pero que también a veces sobrepasas los limites. Esta vez no quiero pasar por lo mismo, esta vez sin pasar los limites.
-¿Quién pone los límites?-dice con una sonrisa.
-Yo, yo pondré los limites o acabare con el caso antes de empezar. No quiero que la vida de nadie corra peligro, entre ellas la mía. No quiero incumplir la ley.
-¿Alguna regla más?
-Según se me vaya ocurriendo te lo haré diciendo, más te vale que vayas apuntándolas.
-Tengo buena memoria.
-No lo creo-digo sacándole una sonrisa e inevitablemente yo también sonrió.
-Me alegro mucho volver a trabajar contigo Kate, sé que vamos a pasarlo muy bien, que vamos a hacer un buen trabajo.
-Atraparemos a quien lo hizo.
-Sí, eso también-dice con una sonrisa y yo también sonrió sin poder evitarlo, porque, aunque temía que esto volviera a pasar, que tuviera que volver a meterme en una operación así, también lo quería, lo deseaba, necesitaba sentir la adrenalina corriendo por mis venas, era una sensación increíble, pero la mejor sensación sin duda, la provocaba meter a un asesino en la cárcel, ayudar a las víctimas, y si lo conseguimos, sin duda, iba a ser increíble.
CONTINUARÁ…
Bueno, hasta aquí hemos llegado hoy. Os recuerdo que serán 3 capítulos semanales, y que desgraciadamente nos vemos el lunes con un nuevo capítulo, habrá que esperar un poquito para seguir con ella (a no sé qué Javier elija su capítulo extra jaja)
Dejadme opiniones para saber si os gusta o no como va la cosa, sabéis que es importante para mí.
XXOO
Twitter: tamyalways


Última edición por tamyalways el Jue Jul 12, 2018 10:16 pm, editado 1 vez
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Mar 16, 2018 12:22 am

Hola!! me gusta tu nueva historia, pinta interesante. Me dejas con la duda que paso entre Royce y Kate? se complico el caso que llevaron antes? hubo muertos? kate habla de limites, algo grave tuvo que haber pasado.
El hecho que Kate defienda a su equipo es impotante y les da un voto de confianza!
Esperando el proximo a ver como lo llevas

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 18, 2018 9:49 pm

Buenos días, y mil gracias a todos por como habéis acogido una vez más una historia mía. Mil gracias porque me dais la fuerza para seguir escribiendo. Esto es por y para vosotros siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2
POV KATE
Estoy en la sala de conferencia esperando a que todos lleguen, es la primera reunión sobre el caso. No se aun cuando es el día, pero ya es oficial, ya pronto estaré dentro del caso, ya pronto dejare de ser la inspectora Beckett para ser otra persona. Sé que tengo que tener todo bajo control, que no puedo salirme del papel, pero es fácil decirlo, es fácil, pero cuando llega el momento pasan cosas, cosas que no podré controlar, y tengo que estar preparada para salir de cualquier cosa, lo importante es conseguir encontrar al asesino, encontrar a la persona que mato a Emily Byrne.
Tengo el archivo del caso sobre la mesa, todos los sospechosos delante de mi, los dueños del bar, los clientes habituales, y si algunos vecinos de Emily, aunque parece que los ha descartado a todos. Algo paso aquel día en el bar, algo paso y yo tengo que averiguarlo.
Todos empiezan a entrar, sentándose cada uno en su lugar mientras yo me mantengo en mi sitio mirando a mi equipo, del que sin duda dependerá como vaya mi estancia allí dentro. Sabía que no iba a ser fácil y sin duda necesitaba confiar en ellos, de ahí que pidiera a los chicos, de ahí que los necesitara, porque sabía perfectamente que ellos darían su vida por mí, como yo por ellos.
-Bien, solo quería daros las gracias a todos por estar aquí. Tenemos un trabajo por delante complicado, pero confió en vosotros, sé que si alguien puede con estos sois vosotros. Bueno yo ya no tengo nada más que decir, Beckett-dice el capitán mirándome y yo asiento mientras empiezo con lo que tengo que decir.
-Bien, ¿Todos tenemos el caso claro? -pregunto y todos asienten-Bien, no podemos cometer ningun error en la operación, y necesito que mientras yo este fuera vosotros estéis a tope, investigando cada movimiento de los sospechosos ¿sí? Necesitamos cerrar el caso y cuanto más tiempo pasa ya sabeis. Necesito estar informada en todo momento de lo que pase, todo, cualquier cosa hasta lo que penséis que no es importante. Necesito tener una ventaja ahí dentro, vosotros sereis mi ventaja-digo acabando y mirando a Royce por si tiene algo que decir.
-Como ya sabeis esto es una operación en conjunto. La investigación es vuestra, pero en cuanto a tu infiltración, me encargo yo. Todo cada paso que des allí dentro tendrás que consultármelo siempre, y haras todo lo que se te pida-dice mirándome, y aunque se que es el mejor y que más que nadie sabe como tengo que desenvolverme ahí fuera, tanto él como yo sabemos que habrá momentos en los que me dejaré llevar por mi instinto, quizás me equivoque, quizás no, pero lo haré igualmente, no podré evitarlo y él sabe que no lo haré-todos estamos en el mismo equipo chicos, todos. Va a ser complicado, muchas, muchas horas de trabajo, pero sé que podemos conseguirlo, esta es la única forma.
-Os aviso, que no os voy a poner un tiempo limite, pero todos sabéis que llegará un momento en el que no habrá marcha atrás, en el que ya no podremos hacer nada más.
-Lo sabemos, pero no vamos a dejar que eso pase. ¿Verdad chicos? Pues venga, manos a la obra-digo dando por zanjada la reunión y levantándome para poder empezar con el trabajo duro.
Todos salen, pero entonces siento a alguien a mi lado, cuando levanto la mirada esta el capitán allí de pie mirándome.
-Kate, yo…confio en ti. Pero nunca antes hemos hecho algo asi. No debería ser muy peligroso, no estamos hablando de un asesino a sangre fría, seguramente fue un acto por el momento. Pero aun asi, no sabes quien es el asesino, puede ser cualquiera, eso lo hace peligroso porque antes de darte cuenta puede que lo tengas ya encima. Prométeme que estaras en alerta y que si ves que estas en peligro por minimo que sea, que saldrás de ahí.
-Haré mi trabajo lo mejor que pueda, y me cuidare, todos cuidaran de mi.
-Si, pero en ese instante, estarás sola, durante algunos minutos y…no quiero que te pase nada.
-No me pasara nada, soy más fuerte de lo que todo el mundo piensa.
-Sé lo fuerte que eres, sé lo grande que eres, sé que eres la mejor detective que tengo, por eso lo digo, no quiero perder a la mejor-dice bromenado con una sonrisa.
-Esto acabara, y acabara bien, lo sé-digo con una sonrisa y lo veo asentir antes de salir de la sala dejándome sola, si, no podía negar que podía salir algo mal, es más podía salir todo bastante mal, pero sé que teníamos que hacerlo, que somos los mejores y que vamos a intentar hacer todo lo posible para lograrlo.
Tomo aire, intento centrarme en lo que nos queda de día, no sé aun cuando empezara mi infiltración, pero tengo que estar preparada para cuando llegue el momento, y lo primero y más importante, conocer a cada uno de los sospechosos para intentar llegar a ellos, para intentar conocerlos lo suficiente para averiguar quien pudo hacerlo. ¿Quién mataría a una chica que no había echo daño a nadie?
Ya es de noche cuando cierro el expediente. Salgo fuera de la sala de reuniones y veo que ya queda poca gente allí, pero los chcios siguen mano a mano con cada dato que sabíamos del caso. No era justo para ellos, esto iba a ser muy duro, íbamos a tener que trabajar muchas horas y necesitaba que estuvieran descansados.
-Chicos, hora de dejarlo por hoy ¿si? Tenemos que estar a tope en cuanto esto empiece, para ello teneis que descansar todo el tiempo que podáis. Ya os pido perdón de antemano por las horas que os va a robar este caso, pero os necesitaba dentro.
-Jefa siempre vamos a estar contigo. Ya lo sabes-dice Espo hablando por los dos y yo les sonrio mientras los acompaño hacia el ascensor.
- ¿No vienes? -dice Ryan parando la puerta.
-Ahora bajo, solo necesito coger unas cosas-digo con una sonrisa y poco convencidos terminan marchándose.
Estoy muy tentada a volver a sentarme, pero sé que estoy tan cansada que nada de lo que lea va a conseguir quedarse en mi mente más de dos segundos. Cierro todo, cojo mi abrigo y decimo irme a casa, estoy cansada y mañana será el primero de muchos días.
Acabo en la puerta de casa de mis padres, creo que voy a pasar mucho tiempo sin verlos si al final la operación sale bien, sé que tendré que dejar mi vida a un lado, y necesito verlos antes de que eso pase. No puedo contarles nada de la operación, pero quiero que sepan que estoy bien y que voy a estar fuera de su alcance un tiempo, aunque se que ellos sabran que pasa algo y querrán saber de mi todo el teimpo.
Llamo a la puerta y escucho risas en el intetior, enseguida me vienen recuerdos de mi niñez, donde todo era tan fácil, donde todo eran risas, abrazos y sobre todo mucho respeto. Era algo que mis padres me habían inculcado durante toda mi infancia, pero luego te das cuanta de que la vida no es de color de rosa, hay muchas cosas en la vida que hace que te des cuenta de que tienes que ser dura y fuerte en muchas ocasiones. La vida al final es la que define tu carácter, pero cuando entro por esa puerta, soy de nueva esa niña pequeña que se conforma con sentir los brazos de su madre rodeando su cuerpo.
-Oh, hola cariño-dice mi padre mirando su reloj antes de darme un abrazo.
-Lo sé, es tarde, pero me pase, esperando que os hubiera sobrado algo de cena-digo con una sonrisa mientras lo abrazo.
-Pasa, seguro que hay algo. En la cocina-dice con una sonrisa dándome el paradero de mama y yo me despido con una sonrisa caminando hacia la cocina.
La encuentro haciendo galletas en el horno. Me encantaba hacerlas con ella cuando era más pequeña. Ya hace mucho que no las hacemos juntas, demasiado trabajo, demasiadas horas de trabajo.
-¿Hay una para mi?-digo desde la puerta sorprendiéndola. Cuando me oye enseguida se gira deja la bandeja sobre la mesa y se lanza a abrazarme y siento un picor en los ojos cuando lo hace, porque la verdad, no sabría que hacer sin ella, la necesito tanto.
-Cariño, ¿Qué haces aquí?-dice completamente sorprendida.
-Bueno pasaba por aquí…pero si no quieres-digo haciendo el amago de irme y enseguida tira de mi brazo para que me siente a su lado.
-¿Has comido algo?
-No pero…
-Entocnes espera-dice sacando algo del frigorífico y metiéndolo en el horno-en cinco minutos estará-dice sentándose a mi lado agarrándome de la mano con una sonrisa y yo también sonrio, no puedo dejarlo de hacer cuando estoy a su lado. ahora tengo que decirle que me voy, que voy a estar unos días fuera, que no puedo contarle donde voy pero que estaré bien, auqnue en realidad no sé si lo estaré. Podré llamarla pero no verla, y eso me duele. Durante la universidad estuvimos sin vernos bastante tiemoo y no me importaba, pero llevaba un tiempo, quizás desde que me dieron al equipo, desde que pase a ser detective, en el que me doy cuenta de que la vida puede acabarse en cualquier momento y que yo quería pasarlo con la gente que quería. Desde entonces no paso dos días seguidos sin verla, necesito hacerlo, y ahora, ahora estaré un tiempo sin verla, no sé cuánto y sé que esto no me va a ayudar a sobrellevarlo, pero sé que cuando todo acabe, ella, ella estará ahí para mí como siempre, para recoger los trozos rotos y volver a unirlos, para hacerme ver que en la vida no todo es malo, ella es la que me hace recuperar la confianza en la gente, la que me hace recordar que tengo que tener esperanza en la bondad en el mundo, es lo que necesito para cuando estoy ahí fuera, cuando estoy rodeada de odio, maldad y muerte, ella es mi habitación de algodón, ella me hace volver a esa infancia donde nada malo podía pasar.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado, ya habéis conocido el nombre de la víctima jaja, en realidad no tiene nada que ver con la Emily Byrne de Absentia, solo he cogido el nombre. Gracias a todos por leer, al menos ya hemos conocido un poco más Kate a su entorno, no queda mucho para que empiece la acción.
Hasta el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por tamyalways el Miér Mar 21, 2018 3:08 am

Buenos días, aquí estamos tarde como siempre jaja. Bueno como siempre y para no haceros mucho esperar, daros las gracias por seguir ahí, seguimos con fuerza. Ya os iré informando, pero ya no me queda mucho por acabar de escribir la historia ????
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 3
POV RICK
Han pasado tres semanas, y aun no lo he superado. Hoy es el primer día que vuelvo a pisar el bar, no quería, pero Rob no dejaba de llamarme, quería que habláramos y aunque no quería ir sabía que tenía que hacerlo.
Miro a mi alrededor y veo a algunos clientes habituales, les saludo con la cabeza y me acerco a la barra donde se encuentra Rob y donde solo hace unas semanas estaba Emily. Trago saliva intentando mantener la emoción bajo control.
-Hola bro-dice dándome un apretón en la mano y yo le dedico una pequeña sonrisa-¿Quieres una copa?
-En realidad me gustaría saber que era lo que querías.
-Lo siento, pero ahora estoy solo y no puedo irme de aquí, es algo que tenemos que hablar en privado con una buena copa ¿sí? Espera diez minutos, todos se abran ido y podremos hablar. Mientras tanto, el mejor whisky para mi compañero-dice colocando el vaso junto a mi mano y yo asiento resignado cogiendo el vaso y sentándome en una mesa alejada. Me costaba creerlo, pero puede que allí, en este mismo lugar, se encuentre el asesino de Emily y eso hace que se me revuelva el estomago, solo espero que la policía se equivoque y que haya sido un robo que salió mal o alguien que conociera de fuera, no puedo creer que piensen que fue alguien de aquí y que eso lo relacione con el bar, porque entonces no creo que pueda seguir formando parte de este lugar.
Espero pacientemente mirando mis correos, esperando a que esto acabara cuanto antes, no había estado de acuerdo con abrir tan pronto, pero Rob se había opuesto a no hacerlo y al final terminé accediendo, pero ahora me arrepiento, hacia muy poco tiempo que había pasado, muy poco.
Veo como todos salen por la puerta y como Rob baja la persiana antes de llenar dos copas y traerlas hacia la mesa donde me encuentro, aunque mi copa sigue aún llena.
-Bien, ¿de que querías hablarme?
-Rick, colega esto ha sido muy duro, para los dos. Pero esto es un negocio.
-Eso mismo me dijiste cuando me pediste abrir. ¿Ahora qué?
-Necesitamos personal, yo no puedo con todo solo.
-No-digo tajante, no quería que volviera a pasar algo parecido.
-Rick soy yo quien se traga las horas de trabajo. No puedo más. Si no quieres contratar a alguien más, más te vale que vengas a echar una mano.
-YA sabes cuales eran mis condiciones para entrar en el negocio.
-Si, y también me dijiste que en cuanto a todo lo relacionado con el trabajo del bar seria encargo mío, que yo decidiría que era lo mejor porque era quien iba a estar aquí.
-Tienes razón. Últimamente no he estado en el negocio como quedamos. Esta bien, busca a alguien, y, prometo pasarme más tiempo por aquí ¿sí?
-Claro bro-dice con una sonrisa.
- ¿Ha vuelto a venir la policía?
-No desde el día que volvimos a abrir. Supongo que se han dado cuenta de que aquí no había nada que buscar.
-Rob en cuanto a eso. Sé que nuestros clientes vienen por la exclusividad y porque lo que pasa aquí se queda aquí, pero…si han matado a Emily.
-Rick, su muerte no tuvo nada que ver con lo que pasa aquí, ni con los clientes. Estoy seguro. No te preocupes por eso, la normalidad está volviendo al bar. Los clientes están tranquilos y felices y eso es lo importante.
-Ok, está bien, pero si vuelve a venir la policía me avisas ¿sí?
-Nada de esto salpicara a la empresa de tu padre te lo prometo. Te dije que eso no pasaría cuando abrimos este lugar y seguirá siendo así.
-Está bien, da igual-digo cabeceando-tengo que irme ya. Nos vemos mañana.
-Ok, espero mañana encontrar a la persona indicada así todo esto sí que volverá a la normalidad-dice con una sonrisa y yo asiento, aunque estaba seguro de que nada iba a ser normal a partir de ahora, nunca.
Salgo del bar pensando en si el día en que decidí abrirlo junto a Rob, fue un gran error. Quizás ahora Emily estaría vida, pero eso ya nunca lo sabremos. Camino despacio, es tarde pero no quiero ir a casa, y termino en la oficina, una ironía porque es el lugar que más odio estar de mi vida. Después de todo paso demasiadas horas aquí, todas por seguir los deseos y los pasos de mi padre, pero yo no soy este, yo no tengo nada que ver con este Rick, con el Rick de traje y lleno de papeles y papeles.
Cuando Rob me propuso abrir un bar pensé que era lo que necesitaba para poder ser yo mismo. Pero en cambio todo termino siendo aún peor. Rob no quería un bar con encanto, un bar con historia. Ese fue otro gran error. Terminamos abriendo un bar muy selecto, para los hombres más influyentes del país. Era un bar donde celebraban sus historias, grandes acuerdos y ese tipo de cosas. Se vendía el mejor alcohol del mercado, había música en directo, partidas de póker etc. Pero no tenía el encanto que yo hubiera querido, es más parecía que estuviera otra vez en la maldita empresa, no me gustaba, no era para nada lo que me había imaginado.
Creo que no he hecho nada que me gustaría haber hecho en esta vida, nada de nada. Siento que toda mi vida es un puto fracaso. Tengo dinero, éxito, tengo todo lo que podría desear, pero en realidad no es lo que deseo. ¿Quiero éxito? Por supuesto, pero no en los negocios, eso no va conmigo y nunca ha ido conmigo. Siempre me ha gustado escribir, incluso me hubiera gustado ser actor como lo fue mi madre, pero a mi padre le dio un ataque al corazón, tuve que coger las riendas de la empresa y entonces todo se acabó para mí, los deseos se acabaron para siempre.
Pero sé que él es feliz y está tranquilo de que yo lleve las riendas de la empresa, y con eso me vale, al menos mientras él viva así será, no puedo darle un disgusto, no podría vivir con ello. Así que, aquí estoy, viendo como la vida pasa mientras yo me quedo aquí estancado, sin hacer nada que me guste, solo estar por estar.
Saco una botella de whisky que tengo en el primer cajón de mi escritorio y un vaso. Me sirvo un dedo y dejo la botella sobre la mesa mientras me recuesto en el sillón con el vaso en la mano. No puedo dejar de soñar con mi vida si no le hubiera pasado eso a mi padre. Sé que él siempre soñó con que estuviera en la empresa, pero mi madre me apoyaba en cumplir mis sueños, hasta que todo se vino abajo. Creo que ambos tuvimos el mismo miedo, miedo a que pudiera pasarle algo.
Ella siempre cuida y cuidara de nosotros, sé que en realidad, no es feliz cuando me ve aquí, rodeado de estas cuatro paredes, pero no se atreve a decírmelo, no se atreve a pedirme que vuele, aunque su mirada cada vez que nos vemos lo hace, su mirada siempre me trasmite la pena y rabia de que no pueda hacer lo que me gusta. Sé que ella tampoco es feliz de verme aquí, no lo es, pero ella merece ser feliz, lo merece porque sin ella, sin ella mi vida no tendrá sentido, ella es la que consigue sacarme una sonrisa siempre, siempre.
Y justo como si estuviera escuchándome, vibra mi móvil en el bolsillo, y como no, es la gran Martha Rodgers, pero es más que eso, es mi madre, la persona que más quiero en este mundo.
-Richard Castle al aparato-digo con una sonrisa.
-No te pongas así con tu madre, para mí siempre eres mi pequeño Ricky.
-Ya he crecido mama-digo con una sonrisa dejando la copa en la mesa.
- ¿Dónde estás? Pensaba que vendrías esta noche a cenar.
-Tenía cosas que solucionar en el bar.
- ¿Todo bien?
-Sí, nada importante.
-Dios, cada vez que recuerdo lo de esa chica…estoy preocupada por ti cariño.
-Mama ya sé que piensas que fue un error lo del bar, pero todo va genial, nada tuvo que ver con el bar ya te lo dije. Solo espero que se solucione pronto.
-Yo también, pobre chica-dice mi madre con pesar y yo trago saliva solo de recordar que nunca más iba a volver a verla.
-Prefiero no hablar de ello.
- ¿Dónde estás?
-En la oficina, tenía que venir a por unos documentos.
-Por dios, es sábado, vente a casa ya ¿sí?
-Está bien, la verdad es que estoy cansado.
- ¿Nos vemos mañana para comer?
-Como siempre-digo con una sonrisa y cansado, la verdad que muy cansado.
-Bien, llámame cuando llegues a casa ¿Sí?
-Mama puedes ver la luz desde casa-digo con una sonrisa.
-Bueno, tu por si acaso llámame ¿Sí?
-Está bien, hasta luego mama-digo antes de cortar y con todo el esfuerzo me levanto para irme a casa, ese pequeño apartamento en la misma parcela de la casa de mi padre a la que mude hace ya siete años. Otra cosa que no quería y que termine aceptando para estar cerca de ellos, para poder cuidarlos, para saber que estaba bien.
Recojo la copa y la botella, cierro todo y salgo de la oficina dejando todo allí hasta el lunes y deseando no tener que volver nunca más a entrar en ese despacho, aunque sabía que eso no sería posible, no al menos de momento.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues hemos conocido un poco a la otra parte, a la parte de los sospechosos, porque si tanto Rick, como su socio como los clientes del bar lo son. ¿Quién de ellos será el asesino? ¿será alguno de ellos? Pam…pam…pam…
El viernes más, espero que os haya gustado conocer a Rick un poquito y bueno ya lo iremos conociendo más y mejor según vayan pasando los capítulos, gracias a todos.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje por tamyalways el Jue Mar 22, 2018 10:23 pm

Buenos días, aquí estamos con el último capítulo de la semana, espero que os esté gustando, aunque es verdad que aun estamos de presentación, lo bueno siempre esta por llegar jaja. Gracias a todos por leer.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 4
POV KATE
Acabo de recibir la llamada del capitán, hay una reunión urgente, tengo que estar en la comisaria ya. Eso solo puede significar dos cosas, o la operación se ha suspendido, o ha llegado el momento de entrar.
Salgo corriendo y cuando llego ya están todos reunidos. Entro dentro y cierro la puerta detrás de mí. Trago saliva y me siento en mi silla esperando a ver que tenían que decirme.
-Bueno, ya estamos todos aquí. La operación iba a empezar la semana que viene, pero todo se ha adelantado. Acaban de poner un papel en el bar, buscan a una camarera. Es nuestra oportunidad, ahora o nunca.
-¿Cuándo?-pregunto nerviosa aunque intento que no se me note.
-Esta noche. Tienes diez horas para prepararte.
-Bueno, menos de lo que esperaba la verdad.
-Ahora mismo vamos a darte todo lo que hemos conseguido de los sospechosos en estas horas, también cual va a ser tu personaje.
-Pero eso es imposible-dice de repente Royce sorprendiéndome-crear un personaje así se tardan semanas. No podemos hacerlo aun.
-Tiene que ser ya.
-Puedo hacerlo-digo más segura de lo que esperaba, sorprendiendo a todos.-Diez horas será suficiente.
-Tu nombre será Kate Shaw. Tienes 28 años, nacida en Virginia. Tus padres murieron en un accidente. Es mejor no tener familia como la victima. No tienes hermanos. Estudiaste piscología, pero al final nunca has ejercido. Camarera es lo más cercano a ello-dice el capitán con una sonrisa-lo demás lo tienes en esta carpeta. Vamos a llevarte ahora a la que será tu casa por este tiempo, está muy cerca del bar para que no tengas que perder mucho tiempo y para que puedas tenerlo vigilado. Por supuesto, siempre llevaras micro.
-No-digo de golpe sorprendiéndole-llevaré micro mientras este en el bar.
-Claro, por supuesto, el resto del tiempo es tu vida…-dice avergonzado-pero tendrás que mantener tu papel todo el tiempo, solo nosotros podemos saber sobre la operación.
-Lo sé.
-Si necesitas cualquier cosa para eso están estos tres y si ellos no hacen nada llámame a mí que yo los pondré firme.
-Gracias capitán. Ahora si no necesitan decirme nada más, quiero ir al piso cuanto antes para ponerme a ello lo antes posible-digo levantándome y todos asienten.
Recojo la carpeta y Royce me lleva hacia el apartamento. Pasamos las dos siguientes horas preparando mi personaje. No estábamos muy de acuerdo en como llevarlo, aunque al final acepto algunos de sus consejos porque sé que sabe de lo que habla, también sé que yo sé desenvolverme y podré conseguir lo que quiera, aunque para ello lo primero es lo primero, tengo que conseguir el puesto en el bar, sin eso, nada de lo demás vale para nada.
-Kate, ¿Me estas escuchando?
-¿Qué?-digo volviendo a la realidad.
-Te estaba diciendo que nosotros podremos oír todo lo que digas, estaremos en el edificio que esta justo al norte. Allí podremos ver perfectamente el bar, pero no veremos nada de la puerta de tu piso, así que si pasa algo no lo veremos, y lo del interior del bar tampoco. Necesitamos alguna frase para sacarte de allí.
-No vamos a necesitarla.
-Por si acaso.
-¿Qué te parece sacarme de aquí?
-Kate…
-Vale, elige tú, me da igual.
-No sé podrías amenazar al sospechoso con enseñar tus tetas-dice haciéndome sonreír, tras sacar una broma nuestra del caso anterior.
-Creo que mejor elijamos otra-digo sacándole una sonrisa.
-Kate, esta vez todo saldrá bien ¿sí? Te prometo que esta vez no vamos a forzar tanto la situación, si la cosa no va bien te sacaremos de ahí antes de que se pongan feas. ¿Ok?
-Está bien.
-Puedes hablar de algo que solo yo sepa. No sé algo sobre algún caso nuestro. Sé que nunca hablarías de algo así si no es porque necesitas seguir viviendo-dice con una sonrisa.
-Está bien, aunque no voy a necesitarlo. Ahora, si no te importa quiero estar un rato sola. Quiero hacerme con la casa y el personaje.
-Está bien, vendré con los chicos una hora antes de entrar en acción. Pero Kate, ¿De verdad esta preparada? Es muy poco tiempo.
-No vamos a tener otra oportunidad, es ahora o nunca así que…
-Está bien. Descansa un poco, lo harás bien. Ya sabes, siempre pensé que ibas para actriz-dice con una sonrisa dándome un apretón en el brazo haciendo que me revuelva algo, a pesar de que ha pasado mucho tiempo, aún sigo poniéndome antes su cercanía.


POV RICK
He decidido comer en casa con mis padres, antes de volver al despacho para tener una reunión con uno de los inversores y así luego poder pasarme por el bar y ver que tal las cosas, como le prometí a Rob, voy a estar más al corriente.
Acabo de llegar y ya está mi padre mirando las cuentas de la empresa, no confía en mí, al menos sus actos son lo que me dicen eso y a veces siento que voy a explotar, si no confía en mí que ponga a otro en mi lugar, yo no pedí estar al cargo de la empresa, y a pesar de que no tengo mucha idea, aquí estoy dándolo todo, intentando que todo salga bien.
-Papa, podemos dejar eso y comer.
-Espera, esto de aquí…
-Papa, eso es algo que me afecta a mí y a la empresa, tú ya no estás en la empresa, así que si no confías en mí…
-Hijo no es que no…
-Sé que yo no estoy hecho para esto. Sé que no soy la persona más preparada para ello. Pero me rodeaste de un buen equipo, un equipo que sabe de verdad lo que hace, un equipo en el que supongo que confiabas porque si no… no lo entiendo. Si no confías en nosotros será mejor que nos eches, tú mandas aun, nunca has delegado en mí y nunca lo harás. Solo puedo decirte que todo sigue igual, que todo va genial, pero si no confías en nosotros puedes mirarlo tú mismo y luego decides que hacer ¿sí?-digo levantándome y entonces interviene mi madre.
-Chicos parad. Tu padre si confía en ti, solo tiene que aprender a dejar la empresa a un lado-dice mirándole fijamente dejándole claro que tenía que parar-cariño sabemos el esfuerzo que estás haciendo porque la empresa siga en pie, y es más sé que estas logrando muchas cosas, sé que estas consiguiendo que mejore incluso. Así que no pienses que tu padre no confía en ti ¿Si?-dice agarrándome del brazo intentando tranquilizarme pero no sé si lo estaba logrando.
-Hijo lo siento, estoy muy orgulloso de ti y muy agradecido. Solo me cuesta dejar mi empresa, nuestra empresa. Ha sido mi vida, y sé que la he dejado en buenas manos, las mejores, pero tu padre es un idiota ya lo sabes-dice intentando aligerar el ambiente y aunque sigo tenso sé que es lo mejor que puedo hacer, olvidarme de ello sino nada terminara bien.
-Está bien, será mejor que comamos, tengo una reunión-digo zanjando el tema y agarro a mi madre de la mano que me sonríe y la acompaño hacia la mesa donde nos sentamos los tres a comer.
Cuando acabamos de comer mi padre se disculpa y sube para descansar mientras mi madre me prepara el mejor café del mundo y se sienta con otra taza en las manos a mi lado.
-Cariño, ¿Cómo va todo?
-Mama ya he dicho que la empresa va bien.
-No me refiero a eso. Me refiero al bar, a la chica. Erais amigos ¿no?
-Bueno algo así…ahora que no está, ahora solo pienso en que ojala hubiera hecho las cosas de otra manera. Aquella noche quedamos ¿sabes? Estuvimos hablando. Sabía que quería contarme algo pero no se decidió, si le hubiera obligado a hacerlo quizás…quizás ahora estuviera viva, no dejo de darle vueltas. Horas después estaba muerta…
-Cariño tu no podías haber hecho nada.
-Sí, si podía. Era una gran chica ¿sabes? Estaba sola aquí en Nueva York, solo trabajaba y trabajaba para poder estudiar. Era su sueño y alguien se lo arrebato. No lo merecía.
-Nadie merece lo que le paso.
-Eso es lo que más me extraña. Alguien tenía que odiarla mucho o…no lo entiendo. De verdad, era tan buena…
-En el mundo hay malas personas.
-Ojala alguien le atrapara o se vengara. Si lo tuviera delante te juro que…
-Se hará justicia, algún día, ya lo verás.
-Gracias mama por la comida y el café, pero tengo que irme, tengo una reunión.
-Está bien, ¿Te esperamos para cenar?
-No creo, después quiero ir al bar, quiero ver que todo va bien. Rob quiere contratar a alguien, yo estaba en duda, pero…
-Rob tiene razón cariño. Es duro seguir, pero tenemos que seguir. Necesitáis ayuda, no hacerlo no os la traerá de vuelta.
-Lo sé, pero es muy complicado. Es como si estuviéramos olvidándonos de ella y solo hace unas semanas.
-Cariño, no te estas olvidando de ella ¿Si? Solo seguís con vuestras vidas, tenéis que hacerlo, tienes que seguir viviendo cariño. No sabes lo que me duele verte mal. Y sé que en parte es mi culpa.
-No digas tonterías ¿Si? Estoy bien, y tú nunca tendrías la culpa si no lo estuviera-digo con una sonrisa dándole un beso en la mejilla y aunque me sonríe, es una sonrisa triste, sé que se culpa porque no haya cumplido mis sueños, pero ya no sé cómo hacerle entender que esto fue decisión mía-tengo que irme. ¿Nos vemos mañana?
-Nos vemos mañana.
Me levanto dejando un beso en su cabeza y salgo de allí rumbo a la oficina, estaba seguro sin saber porque, que hoy, iba a ser un día largo muy largo.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos, se acerca el momento de la entrada de Kate en acción, y el primer encuentro. Habrá sorpresas ????
Gracias y pasad un buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 5

Mensaje por tamyalways el Dom Mar 25, 2018 10:42 pm

Buenos días, aquí, empezando una semana nueva, espero que os siga gustando, empieza lo emocionante, empiezan algunos interrogantes y eso me gusta siempre jaja. Gracias a todos por seguir ahí, seguimos con ganas siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 5
POV KATE
Ha llegado el momento, los tres están aquí esperando el momento en el que deje de ser Kate Beckett para ser Kate Show, si, estoy nerviosa, muy nerviosa, aunque no tanto como la primera vez. Me colocan el micro, una miniatura que es imposible encontrar a no se que alguien lo busque a conciencia.
-Tienes que llevarlo siempre puesto, siempre que estés en el bar o con uno de ellos.
-Ya lo sé, no hace falta que me lo digas como si fuera una niña.
-Está bien. Al primero al que veras es a Rob. Él te hará la entrevista. Solo sé tu misma, o algo más alocada si puede ser y simpática. Si mejor no seas tu misma-dice provocándome pero yo ya no estaba para eso, solo quería concentrarme en lo que me tocaba-estoy seguro de que te cojera no te preocupes. Recuerda, nosotros te oímos claramente ¿si? Si necesitas hablar con nosotros solo tienes que decirlo en alto y te llamaré. Pero solo para cosas importantes.
-Está bien, solo cosas importantes, creo que nunca te llamare.
-Muy graciosa, ahora nosotros nos vamos a nuestro piso, allí podremos probar bien el micro ¿si? Ahora estarás diez minutos a solas, probamos el micro y a por ello.
-Está bien-digo poniendo mi mejor cara aunque estaba cagada.
-Suerte jefa-dicen los dos con una sonrisa mostrándome su apoyo y yo sonrió, confió en ellos, todo va a salir bien, no dejo de repetírmelo para poder salir con buen pie de todo esto.
Paso los diez minutos dando vuelta por el piso, sin dejar de mirar por la ventana desde donde puedo ver el bar. Parece desde fuera un bar de época, uno de esos antiguos bares que pasan de antepasado en antepasado, un recuerdo de la Nueva York de los años cincuenta, pero por las pocas fotos que he visto del interior, nada se parece a lo que te puedes llegar a imaginar. Es un bar para ricos, un bar donde juegan al póker, donde beben el mejor alcohol de la ciudad. Un aburrimiento de bar para mi parecer. Un lugar muy elitista donde nadie puede entrar. De ahí, las pocas fotos que tenemos y que nadie haya logrado sacar nada sobre los dueños o los clientes. Demasiado complicado, y ahora tenemos una oportunidad de oro para entrar en su mundo, la única oportunidad.
Entonces suena mi nuevo celular, un celular con el que solo podre llamar a los chicos, para poder evitar que llame a nadie siendo Kate Beckett. Respiro hondo antes de responder.
-¿Si?
-Katie, es hora de probar ese micro-oigo la voz de Royce al otro lado y quiero matarlo.
-No me gusta hablar con idiotas-digo gritando directamente al micro.
-Vale, creo que no es necesario gritar mucho, se oye perfectamente.
-Oh, me alegro-digo con una sonrisa cogiendo de nuevo el móvil.
-Es la hora, ¿Estas listas?
-Lista.
-Pues allá vamos. Te llamo esta noche para ver que tal.
-Si consigo pasar la primera prueba.
-Lo conseguirás-dice antes de colgar y me quedo pensando en sus palabras y en lo seguro que esta. Dejo el móvil sobre la mesa, es lo mejor. Cojo mi bolso con mi nueva y falsa identidad y mi currículum, espero que les guste las psicólogas o que sea de Virginia, sino…no entiendo porque todos están tan seguros de que yo puedo conseguirlo, de que soy la persona indicada. Tengo que hacer todo lo que este en mis manos, para no dejarles mal, para que Emily tenga la posibilidad de conseguir justicia para ella y para los suyos.
Salgo del piso intentando mantenerme tranquila, siendo la chica que era hace unos años, mi época de la universidad. Tengo que ser la chica alegre, la chica que se comía el mundo entero, la reina de la fiesta. Sin duda en un lugar rodeados de hombres llenos de testosterona, hombres que se creen superiores, sin duda una chica alegre, una chica algo fresca y joven es lo que más querrán ver cada noche. Eso es lo que yo tengo que darles para que me cojan.
Estoy en la puerta y allí está el papel bien puesto. “Se busca camarera”. Lo arranco y me lo meto en el bolsillo justo cuando escucho una voz detrás de mí.
-¿Perdona? ¿Buscan una camarera?
-Oh, lo siento, ya la hemos encontrado.
-Oh, qué pena.
-Si quieres me quedo con tu currículum por si no termina de funcionar.
-Oh gracias-dice con una sonrisa entregándomelo mientras se va por donde ha venido. Me sentía algo mal por ello, nunca nadie le iba a llamar.
Me deshago del currículum y entro dentro del bar. Pero cuando voy a hacerlo me doy cuenta de que está cerrado. Doy en la puerta y enseguida sale un chico alto y moreno con el pelo colocado perfectamente con fijador hacia arriba. Unos ojos marrones me miran fijamente, demasiado fijamente y siento como se pone algo blanco.
-Perdón, ¿Se encuentra bien?-digo al verlo así.
-Si perdona…pasa, pasa-dice pasando y dejándome entrar pudiendo por fin ver el interior del bar.
-Soy Kate…Show, vengo para la entrevista de trabajo, necesitáis una camarera creo.-digo con mi mejor sonrisa pero él me mira como si estuviera viendo un fantasma o algo parecido.
-Perdona si…yo… me disculpas un momento-dice caminando hacia una pequeña sala que estaba al otro lado, donde se mete y cierra la puerta tras su paso. No entiendo que está pasando, quizás haya dicho o hecho algo que me haya delatado, pero no sé qué puede ser, apenas he dicho nada.
Me acerco despacio hacia la puerta, intentando que no me `pillen pero intentando saber que está pasando. Entonces oigo dos voces.
-Tío estás blanco, ni que hubieras visto un fantasma.
-Algo así, créeme-dice Rob con voz asustada-toma, esto es lo que tengo, lo demás cuando consiga venderlo como siempre.
-Está bien, ¿Vas a necesitar más?
-Por ahora no, cuando lo necesite te avisaré.
-Está bien, siempre es bueno hacer tratos contigo-escucho a la vez que una silla rechinando sobre el suelo y me separo rápidamente colocándome justo al lado de la barra intentando poner mi mejor cara.
- ¿Te acompaño?
-No hace falta me sé el camino. Oh-dice mirándome de golpe-ahora entiendo lo de antes-dice antes de guiñarme un ojo-suerte-dice antes de salir y yo tardo en volver a meterme en el papel.
-Gracias-digo con una sonrisa sin saber muy bien como colocarme.
-Bien, ya estoy contigo-dice sentándose en un taburete mientras yo me siento en el de al lado-¿Eres psicóloga? ¿Por qué quieres este trabajo?
-Bueno, es lo más parecido a ejercer de psicóloga ¿no?-digo con una risita-al final no termino siendo mi profesión ideal. Quiero este trabajo porque lo tengo justo al lado de casa y necesito el dinero, voy a volver a estudiar.
-¿Eres de aquí?
-No, de Virginia-digo acercándome a él provocándole mientras señalo justo donde lo pone en mi currículum poniéndole muy nervioso.
-Ya veo, ya… ¿Tienes familia por aquí?
-No, la verdad es que no. estoy sola. Pero me gusta esta ciudad, me encanta, y quería venir aquí. Esto es increíble-digo señalando el bar y lo veo mirarme fijamente como si quisiera descubrir si estaba diciendo la verdad o le estaba mintiendo en algo. Pensé que sería más fácil conseguirlo, pero como me mira me cuesta creerlo.
-Bueno yo…tengo que hacer más entrevista…pero si todo va bien…-veo que estoy perdiendo que no me van a coger y no sé qué más hacer, justo en ese momento entra alguien. Un hombre de mediana estatura, moreno con corte militar y los ojos azules-Hola Will.
-Hola Rob, venía a por eso, ya sabes.
-Claro, ¿me esperas cinco minutos que acabe aquí?
-Claro, ¿Quién es esta chica tan guapa?-dice agarrándome la mano y besándomela con una sonrisa.
-Soy Kate, Kate Show. Estoy aquí por la entrevista para el puesto de camarera, aunque creo que no está saliendo muy bien.
-¿Qué dices? Venga ya Rob. Es increíble, sabes que no encontraras a nadie mejor-dice con una sonrisa y yo le sonrió y me siento como una tonta.
-No le he dicho que no, solo que…tengo más candidatas.
-Solo porque de un aire a la anterior no significa que no debas cogerla, al revés creo que por eso tienes que cogerla. Estoy seguro que nos volveremos a ver Kate ¿no? -dice mirando a Rob que le mira con terror en la mirada, había algo que sin duda me había perdido.
-Sí, y eso espero-digo con una sonrisa fingida, me dolía toda la cara de lo exageradamente que lo estaba haciendo.
-Rob, mejor lo dejamos para esta noche ¿sí?
-Está bien, adiós Will.
-Adiós-dice dedicándome una última sonrisa.
-Está bien, estarás a prueba durante la próxima semana ¿sí? -dice entregándome de nuevo mi currículum, y casi ni me lo creo, lo he conseguido.
-Gracias, muchas gracias-digo con una sonrisa recogiéndolo y levantándome.
-TE veo aquí esta noche, a las ocho se puntual. Espero que mi socio también venga, él también tiene que decidir.
-Lo daré todo para demostraros que soy la indicada, muchas gracias.
-Está bien-dice acompañándome a la salida y sigo fingiendo la sonrisa hasta que estoy fuera de su vista.
-Royce, juro que voy a matarte-es lo único que digo, pero Royce ya sabes perfectamente que estoy enfadada, muy enfadada porque siento que me han ocultado cosas, y no cualquier cosa.
Cuando llego al piso franco lo primero que hago es coger su carpeta del caso, sin decirles ni si quiera hola y busco una foto de la víctima. La única que había visto era de la escena del crimen, algo que no ayudaba porque estaba completamente irreconocible. Y entonces veo la foto, lo de un ligero parecido de ese tal Will se quedaba muy muy corto, éramos casi como dos gotas de agua, ahora entendía porque tenia que ser yo, ahora lo entendía todo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hoy jaja. Parece que esa Emily y nuestra Kate tienen bastantes cosas en común, incluso unos rasgos muy parecidos. ¿Le podrá ayudar esto a coger al asesino? ¿Cómo reaccionara Rick al verla? En los próximos capítulos todas las respuestas, bueno todas, todas no, porque si no se acabaría jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Mar 27, 2018 1:09 am

O sea bastante parecida a la victima. Por que le habran escondido esa información a kate?? igual pienso que hubiese cogido el caso por eso no entiendo lo de esconder la información.
Me gustaria ver la reaccion de Rick al verla pues se nota que tenia una relacion un poco mas estrecha con la camarera.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 6

Mensaje por tamyalways el Mar Mar 27, 2018 9:31 pm

Buenos días, aquí os dejo un nuevo capítulo, el primer encuentro entre ellos, y la primera de muchas discusiones entre Kate y Royce. Gracias a todos por estar ahí, y espero que os siga gustando. Estoy apuntalando ya el final, me quedaran unos cinco o seis capítulos, y luego ya, a pensar en otra, aunque seguramente en nada empezaré a trabajar y será más complicado, pero si tengo ganas, sé que sacaré tiempo de donde sea.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 6
POV KATE
-Joder, ¿En serio no podías haberme avisado antes?
-Lo siento, pensé que si lo sabias no decidirías hacerlo.
-Pero…joder hemos estado a punto de cagarla. No creo que hubiera salido bien si no hubiera sido por ese tal Will.
-Kate ¿sabes lo bien que nos viene esto? Ver como actúan pareciéndote tanto a la victima es algo increíble. Es el punto a favor que necesitábamos.
-Joder pero al menos avísame.
-Lo hubieras echo sabiéndolo.
-Sabes que sí.
-Bueno, entonces me he equivocado ¿vale? Pensé que dirías que eso era pasarse de la raya.
-¿De verdad piensas que me hubieran dado el trabajo si no entra ese cliente?
-Puede que no, era mucho arriesgar, pero tenía que hacerlo. ¿Sabes lo que hemos conseguido al meterte ahí dentro?
-Aun no lo sé-digo frustrada de que me hubieran mentido y algo asustada, porque esto lo cambiaba bastante, al menos al principio.
-No hemos conseguido oír mucho de lo que pasaba dentro. ¿Te has enterado de algo?
-Algo sobre una entrega y un dinero. No lo sé, puede ser droga o puede ser la bebida. Aún no he podido asegurarme. Pero no sé, creo que ahí dentro pasan cosas raras.
-Bueno, tranquila ya lo averiguaremos. Ahora solo tienes que estar tranquila y darlo todo. Veremos a ver cómo actúan el otro socio cuando te vea y los clientes que vayan hoy.
-No vuelvas a ocultarme nada nunca, ¿Me oyes? Nunca-digo mirándole fijamente y veo como los chicos se alejan dejándonos solos.
-Kate de verdad, prometí que esta vez iba a ser diferente y lo será.
-YA lo veo, ya has empezado mintiéndome.
-No te he mentido. Si hubieras preguntado o algo…-dice con una sonrisa y le miro con cara de querer matarlo y es lo que quiero, matarlo y enterrarlo, sacarlo de mi vida antes de que vuelva a meterme en un nuevo lio.
-Dejémoslo antes de que esto acabe en otro asesinato-digo dándome la vuelta intentando tranquilizarme pero saber que él ahora mismo está sonriendo hace que ponga aún más de mal humor.
-Será mejor que vayas a ponerte menos ropa para empezar tu trabajo. Recuerda cuanto menos ropa mejor.
Lo miro mientras aprieto los puños, sé que lo hace para sacarme de quicio, que lo hace para divertirse, pero eso no hace que no me vuelva completamente loca. Con todas mis fuerzas salgo de allí sin darle más gratificación.
Llego al bar con ganas de empezar, intentando estar tranquila, no llamar demasiado la atención hasta pasar el periodo de prueba no quiero cagarla y que me echen antes de empezar. Enseguida Rob me enseña donde está todo y cuando empiezan a llegar los primeros clientes se mete en su despacho cerrando la puerta.
Al principio siento la mirada de todos los clientes, ahora sabiendo el parecido con la fallecida sé que es algo normal, pero intento descifrar si para alguno es algo más, si entre los que están aquí ahora mismo está el asesino.
Intento poner mi mejor sonrisa, ser la Kate amable, risueña que era antes. Pero quizás he madurado demasiado, quizás perdí esa inocencia y ahora me cuesta mucho hacerlo.
-Hola guapa, me pones una copa.
-Claro, ¿Qué quieres?
-El mejor champan que tengas.
-Por supuesto-digo con una sonrisa mientras me muevo por dentro de la barra como si fuera una experta, y la verdad es que pase bastantes meses trabajando en un bar durante la Universidad.
Abro la botella de champan más cara que encuentro y le sirvo una copa mirando el resto de la botella y la pena que me da que se vaya a desperdicia un champan como este. Me sonríe coge la copa y se va a la mesa donde otros dos hombres le esperan con la baraja de cartas lista.
Hago como si limpio la barra moviendo la bayeta de un lado para otro, sin quitarle la mirada en ningún momento, no quería perderme ningún movimiento, cualquier cosa puede ayudarme lo sé, solo tengo que verlo y cuando lo haga sabré que esa es la clave, solo tengo que tener todos los sentidos puestos y entonces conseguiré cerrar este caso de una vez por todas.

POV RICK
Ya estoy aquí, en la puerta del bar y siento que este era un sueño, algo que necesitaba que funcionara y que esta terminado por ser una auténtica pesadilla. Sí, he pensado en cerrarlo mil veces en las últimas semanas, pero no es justo para Rob, y supongo que tampoco soy de los que tira la toalla, tengo que seguir luchando porque esto salga adelante, aunque no sea lo que había planeado en un principio sí que es algo que Rob y yo hemos hecho, que hemos empezado desde los cimientos, no como en la empresa, yo no he hecho nada para levantarla, solo tengo que mantener el trabajo de mi padre, es todo mucho más fácil por una parte, aunque sin duda mi padre hizo un gran trajo, el trabajo de su vida y no es para nada fácil aguantar y ser algo parecido a él, pero tampoco es muy gratificante para mí.
Me lleno de valor y entro dentro. El bar está empezando de nuevo a llenarse, empieza a llenarse de esa vida que no va para nada conmigo, pero quizás me lo merezca, si hubiera estado aquí desde el principio, si hubiera elegido llevar el camino de este bar, quizás todo fuera como yo quería, pero lo dejé todo en manos de Rob y ahora no puedo echarle nada en cara, no es justo hacerlo, todo es culpa mía. Pero ya, ya no puedo hacer nada para cambiarlo, si esto funciona es por Rob yo no he hecho nada para que así sea, así que quizás aquí tampoco haya dejado mi huella.
Voy como despistado, dándole vueltas a ese pensamiento cuando siento como algo o alguien me golpea y entonces escucho el ruido de vasos cayendo al suelo haciéndose mil pedazos.
-Lo siento, lo siento-dice la chica recogiendo todo y me agacho para ayudarla y entonces levanta la mirada y me mira con una sonrisa y siento como el corazón se me para y aprieto mis puños, no puede ser.
-Emily…-digo con cara desencajada sin poder creerme lo que estoy viendo, porque no es posible ¿no?
-Oh, no lo siento, ya me han dicho que me parezca a la antigua camarera, soy Kate-dice con una sonrisa como si nada, pero yo aún sigo sorprendido, más que eso, creo que alguien me acaba de dar una patadas en los huevos, o al menos el dolor que siento ahora mismo se acerca mucho a ese.
-Yo…lo siento. ¿Dónde está Rob?
-Está en el despacho pero…-no la dejo acabar cuando salgo huyendo de la situación yendo directamente hacia la persona que ha provocado que esto pudiera ocurrir.
Abro la puerta del despacho sin miramientos. Rob está allí reunido con un tío, no es ninguno de nuestros clientes, pero no pienso en eso, no cuando lo que me preocupa es mucho más grave.
-¿Podemos hablar?
-Está bien, nos vemos mañana-dice despidiéndose del tipo que estaba allí con él y cerrando la puerta para darnos algo de intimidad-ya sé que ha pasado. La has visto ¿no? yo también flipe.
-¿Qué flipaste? Esa no sería la palabra que usaría, eso es quedarse muy corto.
-Rick relájate ¿Si?
-¿Cómo…?
-No lo sé, pero no creo que sean hermanas ni nada por el estilo, a no ser que la separaran al nacer-dice como si nada, como si fuera una broma lo que hace que me enfade aún más.
-¿En serio? Porque la has contratado si se puede saber, ¿Nadie más se presentó?
-En realidad no, pero bueno fue porque creo que puede ser buena, que se parezca a la anterior camarera no creo que fuera un impedimento para ello.
-¿En serio? Si, si lo es cuando la chica a la que se parece está muerta joder-digo gritando más de lo que debía.
-Está bien, no pude decirle que no, pero esta de prueba así que si quieres echarla puedes hacerlo cuando quieras, yo no puedo lo siento.
-Es tú trabajo.
-Esto es cosa de dos, ambos somos socios, tú también tienes que tomar decisiones. Yo tome la decisión de cogerla, si no estás de acuerdo pues…tú mismo.
-Yo…-digo cagado, quizás por eso nunca me metido de lleno en algún negocio, no valgo para eso. Yo no podía echarla, y menos pareciéndose tanto a ella. Joder esto es una puta locura-¿Cómo se te ocurrió meternos en esto?-digo bajando la mirada-no puedo hacerlo, no puedo echarla.
-Entonces tendremos que vivir con ello. Lo siento bro-dice levantándose y yo asiento aun ausente hasta que vuelvo a escucharlo-Rick ¿Qué coño es eso? -dice señalando mi mano y cuando bajo la mirada la veo llena de sangre, mi sangre.
-No es nada-digo abriéndola y sintiendo el dolor abrasarme la piel, tenía un gran corte en la palma de la mano y un gran cristal ahí clavado, ni si quiera había sentido el dolor.
-Vamos, hay que curarte eso-dice ayudándome a levantarme y salimos del despacho mientras yo aún sigo nublado por su recuerdo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues primer encuentro, veremos como afecta esto a Rick, vamos a ir poco a poco conociendo la relación que tenía con la victima y como eso le afecta con Kate. También veremos como Kate analiza cada uno de sus gestos, y el de todos claro jaja.
Nos vemos el viernes, que paséis buenas vacaciones los que las tengáis XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Miér Mar 28, 2018 1:06 am

No me parece muy sensata la reacción de Rick! se esta iendo a los extremos.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 7

Mensaje por tamyalways el Sáb Mar 31, 2018 1:54 am


Buenos días, aquí estamos con retraso si, ya sé que el capítulo tenia que haberlo subido ayer, pero se me olvido por completo, visitas, fiestas, la cabeza que no la tengo muy buena. Pero para intentar arreglarlo, mañana subiré otro capítulo ???? si se me olvida que alguien me lo recuerde please.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 7
POV KATE
Estoy escuchando todo lo que puedo, todo lo que el ruido me permite y entonces, la puerta se abre haciendo que tropiece de nuevo con el otro propietario.
-Lo siento, solo venia para ver si podía ayudar yo…-digo intentando evitar ser pillada escuchando tras la puerta.
-Pues ya que estas aquí, tenemos un botiquín en el baño. ¿Puedes traerlo?
-Claro, ¿Qué? -entonces veo su mano de la cual sale bastante sangre y de donde sobresale un gran cristal-oh dios, creo que eso debería verlo un médico.
-No es para tanto. ¿Puede traer el botiquín?
-Claro, ahora vengo-digo mientras me giro para ir rápidamente hacia el baño. Empezaba bien la operación, sin duda había cabreado a un sospechoso, un verdadero sospechoso, sin duda quizás al que más le ha afectado verme, como si viera un fantasma. Sin duda, su reacción ha sido la más llamativa. Rob también se impresiono, pero era algo normal, supongo. Pero él, se veía dolor en su mirada, no se si es culpabilidad o es que tenia una relación bastante íntima con la víctima, no lo sé, pero si tengo que darle la razón en algo a Royce, quizás el parecerme tanto a la victima puede ayudarnos a cercar el cerco.
Cojo rápidamente el botiquín y salgo fuera, sin duda se ha hecho una buena en la mano, solo espero que no necesite puntos. Llego al despacho y allí están los dos dentro aun. Ambos sentados en las sillas de delante del escritorio.
-Ya lo tengo.
-Bien, ¿Sabes algo de primeros auxilios?-pregunta Rob.
-No hazlo tu-dice el otro mirando con cara de pánico.
-Tío, no sé ni como no me he mareado aun. Me da mucho asco la sangre lo siento. Yo me ocupo de los clientes, no te preocupes. Si necesita un médico, dímelo y yo me ocupare.
-Vale-digo tragando saliva mientras me siento en la silla que Rob acaba de dejar libre- ¿Puedo? -digo señalando su mano y lo veo tragar saliva sin duda nervioso antes de asentir-Bien-digo mirando mejor la herida. Parecía que el cristal no estaba muy profundo, pero tenía miedo de que tuviera alguna vena pinchada y al quitárselo pudiera desangrarse. Intento recordar los primeros auxilios de la Academia, sin duda lo mejor y lo más recomendable seria llamar a una ambulancia-Creo que deberíamos llamar a una ambulancia.
-No, esto no es nada, es superficial. Solo quítalo y cúralo para que no se infecte. Estaré bien.
-¿Seguro?
-Si, bajo mi responsabilidad.
-Está bien-digo tomando aire mientras saco una gasa y con todo el cuidado que puedo saco el cristal con algo de miedo y asco. Y entonces empieza a salir más sangre, pero por suerte no es tanta como si hubiera perforado alguna vena. Enseguida echo alcohol sobre la herida, sorprendentemente no se quejo ni un solo segundo ni puso mala cara pero si apretó su otro puño con todas sus fuerzas. Limpie lo mejor que pude la herida y mire bien que no hubiera ningún otro cristal clavado antes de taparlo con cuidado.- ¿Bien?
-Si gracias-dice moviéndola un poquito y me alegra ver que no ha perdido ninguna movilidad-no es para tanto-dice por primera vez con una sonrisa.
-Siento lo de antes, si no se me hubieran caído las copas…
-No pasa nada, seguramente fue por mi culpa, suelo estar en el medio-dice levantándose y ayudándome a recoger todo de nuevo en el botiquín-siento como reaccione, es que…no sabes cuánto te pareces a ella.
-Ya lo sé, supongo que es verdad lo que dicen de que todos tenemos un doble en algún lugar. Solo me hubiera gustado conocerla-digo con una sonrisa.
-Da igual eso ya no es posible-dice con una sonrisa triste-siento lo de antes, fui un idiota.
-¿Volvemos a empezar? Soy Kate-digo extendiendo mi mano y lo veo sonreír antes de darme la mano pero al ver que es la mala la cambia por la otra.
-Soy Rick-dice apretándome la mano con una sonrisa y por primera vez me fijo en su mirada, tiene una mirada cálida y brillante, si solo le mirase a los ojos me costaría pensar que es un asesino. Pero soy detective y tengo que fijarme en sus gestos, y sin duda, algo oculta, algo que tengo que descubrir.
-Yo debería volver al trabajo-digo levantándome-¿Necesitas algo más?
-Bueno si me consigues mi botella te lo agradecerías.
-Y es…
-Oh lo siento. Está en el hueco que hay justo debajo de la barra.
-¿Un hueco?
-Sh…es top secret-dice con una sonrisa acompañándome hacia la barra y entonces veo como se apoya sobre ella mirándome con una sonrisa antes de empujar un pequeño y estratégico trozo de madera de la barra haciendo que un pequeño hueco oculto aparezca de repente revelando una botella de wiski. -Es exclusiva para mí-digo con una sonrisa mientras yo paso para dentro cogiendo la botella mientras la miro, sin duda tenia un buen gusto.
-¿Solo?
-Por supuesto-dice con una sonrisa-Estoy en mi mesa-dice señalando un pequeña mesa lejos de la del resto, muy poco iluminado, creo que el único rincón que iba con el exterior del edificio, el único lugar que de verdad parecía pertenecer a los años cincuenta.
Cojo un vaso y vierto con cuidado un par de dedos en el vaso mientras pienso en que hacer una persona así en este lugar, ¿por qué teniendo este magnífico edificio decidió abrir algo así? Llevo la copa hacia la mesa y veo como me mira, creo que aún está sorprendido por mi parecido con la víctima. Le sonrió y vuelvo a mi trabajo, ahora mismo él es mi prioridad porque creo que oculta algo, pero no puedo olvidarme del resto, todos los que se encuentran aquí en este instante, son sospechosos, pueden ser unos asesinos y yo tengo que encontrarlo.

POV RICK
No puedo dejar de mirarla, aun no puedo creerlo. ¿Cómo dos personas que no son familia pueden parecerse tanto? ¿Pueden ser familia sin saberlo? Yo pensando en venir más por aquí, en meterme más de lleno en el bar y sucede esto. ¿Cómo voy a venir sabiendo que voy a encontrármela? Supongo que llegara un momento en que no sea doloroso mirarla, porque de momento no va a irse y yo…tengo que estar aquí.
De nuevo mi mente vuelve hacia Emily, la echo mucho de menos. Era tan amable, alegre, se le veía tan feliz. Nunca podrá llegar a cumplir sus sueños, nunca y eso hace que me dé cuenta de que el tiempo pasa rápido, que mañana puedo no estar ya en este mundo y entonces…ya no tendré ninguna oportunidad para luchar por algo que quiero.
Pero también puede pasar que mañana mi padre ya no este y me sienta fatal por no haber estado ahí al piel del cañón con la empresa hasta su fin. Sé que si me voy le mataría. Lo sé y no puedo vivir con ello en mi conciencia. Pero y si me pasa algo como a ella y no puedo cumplir mis sueños. ¿Qué huella abre dejado en este mundo? ¿Por qué me recordaran? Llamo a la chica, Kate, así es como se llamaba para que me vuelva a llenar el vaso y ella aparece enseguida con la botella en la mano para servirme de nuevo y lo hace, pero entonces me doy cuenta de que voy a necesitar más que un vaso.
-Deja la botella.
-¿Seguro?-pregunta mirándome fijamente y me doy cuenta de que incluso tienen el mismo color de ojos, aunque en su mirada no hay la alegría de Emily, hay algo distinto, se le ve dura, fuete, decidida. Algo que quizás le separa de Emily.
-Si-digo agarrando con fuerza la botella y veo como a pesar de su resistencia acaba soltando la botella y se va dejándome solo.
No sé cuántas copas llevo cuando veo como me he quedado solo. Intento levantarme pero las piernas me fallan, sin duda he bebido más de la cuenta, demasiado. Veo como enseguida ella está a mi lado.
-¿Está bien?
-Si-digo levantándome mientras me apoyo en la mesa para no caer-será mejor que me vaya.
-¿Quieres que te pida un taxi?
-No, tengo ahí mi coche.
-No puedes conducir. No estás en condiciones.
-Sí, si lo estoy-digo intentando moverme hacia la puerta pero tropezando en el intento. Enseguida siento como me agarra, siento su cuerpo junto al mío, mucho más fuerte que el de Emily y me separo rápidamente de ella-no me toques-digo más brusco de lo que deseaba y veo sorpresa en su cara.
-¿Qué pasa aquí?-dice Rob saliendo del despacho.
-No pasa nada-digo yo para acabar con la conversación-Yo ya me iba.
-No creo que deba conducir, pero yo no soy nadie para decírselo.
-Tranquila, así no va a ningún lado. Te quedas en el despacho.
-No…
-Sí, y no intentes negarte-dice serio y yo asiento dejándome caer en el asiento más cercano.
-Yo si no me necesitáis más, creo que mejor me voy. ¿Nos vemos mañana?-pregunta sin duda sin saber si acababa de perder su trabajo o no, pero Rob enseguida se lo deja claro.
-Mañana a la misma hora-dice y ella asiente mientras se va por la puerta sin mirar atrás-vamos Rick, creo que deberías descansar-dice ayudándome a levantar para llevarme hacia el despacho, estaba deseando que se acabara este maldito día de una vez por todas.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hoy, parece que Rick no ha tomado muy bien conocer a Kate, veremos a ver como va evolucionando. Y a ver que puede llegar a descubrir Kate y como jaja. Bueno pues como lo prometido es deuda mañana más, recordádmelo que no tengo muy buena cabeza.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 01, 2018 2:19 am

Buenos días, como lo prometido es deuda y como sois tan buenos siempre, aquí tenéis un capítulo extra, veremos a ver que pasa. Mil gracias por seguir ahí, deseando poner punto y final a la escritura de esta historia para empezar otra ????
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 8
POV KATE
Llego al piso después del caótico primer día. No he terminado de quitarme la chaqueta cuando ya suena mi teléfono, ese que solo tienen los chicos y Royce. Ni si quiera una ducha deja que me dé.
-Dime-digo mientras empiezo a quitarme el micro y la ropa para poder darme una ducha en cuanto acabe de hablar con él.
-No, dime tú. Yo he escuchado todo pero tú eres la que estás ahí dentro. ¿Qué coño ha pasado?
-Un pequeño accidente.
-¿Algo sospechoso?
-No…todos han estado sorprendidos de verme pero luego actuaban como si nada. Hoy no he sacado mucho la verdad-digo pensando en la mirada del otro dueño y dudo si contárselo o no, pero acabo haciéndolo, no quiero ocultarle nada-El encuentro con Rick se llama ¿no?
-¿El dueño? Si.
-Pues ha sido el más desvelador.
-¿Crees que pudo matarla?
-No es eso, bueno puede, tanto él como cualquier otro, pero no es eso. Simplemente creo que nos oculta algo. ¿Recuerdas algo de su interrogatorio?
-Sí, bueno no conto mucho, por eso lo recuerdo, apenas hablo.
-Eso es lo que me chirria. Por su mirada, por sus actos al verme, creo que tenía una relación muy estrecha con la víctima.
- ¿Crees que eran amantes?
-No sé si amantes, amigos, pareja, no lo sé. Pero si tenían algo especial. ¿Por qué ocultaría algo así?
-Para que no sospecháramos aún más de él. Buen trabajo. Mañana mismo lo llamare para interrogarlo.
-Está bien, pero no lo presiones mucho. Si lo haces se cerrara en banda y no hablara con nadie. Perderé toda oportunidad de sacarle algo.
-Está bien, no presionare mucho, solo un par de preguntas para ver cómo reacciona.
-Ojala pudiera ver el interrogatorio.
-Lo grabaré y te mandaré una copia ¿sí?
-Está bien. ¿Nada más?
-Si tú no tienes nada más que contarme por mi solo felicitarte y decirte que lo estás haciendo muy bien, pero intenta que no te echen la primera semana ¿sí?
-Espero resolverlo antes de que acabe el periodo de prueba.
-Eso esperamos todo pero sin precipitarnos.
-Por cierto, ¿tenemos una lista cerrada de clientes?
-No lo sé, ha sido unas semanas largas de investigación. No nos han dado nada, hemos tenido que ir investigando uno a uno todos los que entraban por esa puerta.
-Si hay una gran exclusividad. ¿Sabes que no pagan las copas que beben? Por lo visto pagan una tarifa al mes, con ella pagas poder entrar y tomar lo que quieras.
-¿Solo beber? ¿Crees que le proporcionan otras cosas?
-No lo sé, pero es posible, sino ¿por qué tanto secretismo? Puede ser, además ¿vistes salir a alguien antes?
-Un tipo, no pudimos verle la cara y tampoco lo tenemos en el grupo de sospechosos.
-Estaba reunido con Rob. No tiene pinta de estar dentro de la clientela de este lugar.
-¿Crees que le proporciona drogas o algo así?
-Si eso creo. Pero no tengo pruebas aun.
-¿Puedes averiguar cuánto pagan al mes? Quizás si lo averiguamos podemos saber si pagan por solo una buena bebida o por algo más.
-Lo intentaré, aunque Rob está siempre en el despacho, no sale apenas de allí. Va a ser complicado.
-Nunca dije que fuera a ser fácil. Pero confió en ti.
-Bien si ya no tenemos nada más de que hablar me gustaría darme un buen festín y una buena ducha.
-Claro, disfruta de un buen baño ¿sí? Te lo mereces-dice antes de colgar y sé que está sonriendo lo que hace que me ponga nerviosa, a pesar de todo el tiempo que ha pasado aún sigue poniéndome nerviosa, no sé por qué, no lo sé.
Abro el frigorífico y no hay nada lo que me hace suspirar. Lo cierro de nuevo y decido darme mejor un buen baño para relajarme y luego ya pensaría en que podía comer.

POV RICK
Despierto con un fuerte dolor de cabeza, pero entonces me incorporo del sofá y siento aun un mayor dolor en los riñones por la postura. Teníamos que comprar un mejor sofá para situaciones parecidas a la de anoche. Aunque esperaba que no tuviera que dormir más veces aquí, no recuerdo haber bebido tanto nunca antes. Si, quizás, si, después del primer interrogatorio, después de que me dijeran que Emily había muerto y que la habían asesinado, aquel día, aquel día creo que bebí aún mucho más que anoche.
Solo de pensarlo me están entrando unas ganas locas de tomarme otra copa. Salgo del despacho y todo esta oscuro, pero sé que ya es de día. Salgo hacia el bar y abro un poco la puerta abriendo la cerca de fuera haciendo que entre de golpe todo el sol y sienta un fuerte dolor de cabeza.
Voy hacia el baño me lavo la cara para poder despertarme y cojo un par de pastillas para la resaca del botiquín antes de volver al despacho donde Rob tiene una buena cafetera.
Me preparo un café bien cargado mientras me siento en el escritorio, intento abrir los cajones para poder entretenerme con algo pero están todos cerrados lo que hace que me frustre. Decido que lo mejor será salir a dar una vuelta así que me coloco lo mejor que puedo la ropa y salgo fuera justo en el mismo momentos en que un chico se acerca hacia el bar, es el mismo chico que estaba anoche en el despacho con Rob.
-Hola.
-Hola, ¿Esta Rob?
-No, aún no ha venido. ¿Puedo ayudarte en algo?-digo mirándole fijamente de nuevo, no entendía que podía hacer este tipo aquí, no era ningún cliente y no tenía pinta de venir a vender una buena bebida, tenía pinta de vender otras cosas y solo esperaba equivocarme.
-No nada, solo venía a charlar con él, pero ya me pasaré más tarde.
-Bien-digo mirándole de nuevo y veo como me sonríe con chulería antes de alejarse del bar. Tenía que hablar con Rob de este tipo, no me gustaba que pisara el bar.
Me pongo las gafas de sol porque siento que el sol me está dañando bastante, la cabeza está a punto de estallarme. Cierro la puerta de nuevo del bar, me cercioro de que este todo bien cerrado y le doy al mando de mi coche haciendo que las luces parpadean mientras el coche se abre. Pero cuando me acerco al coche veo como un tipo se acerca, un tipo chulo, pero bastante distinto al anterior. Se para delante de mí y antes de decir nada se saca algo del bolsillo y me lo enseña, es una brillante placa de policía.
-Soy el detective Mike Royce-dice con una sonrisa-llevo ahora el caso del asesinato de Emily Byrne. Me gustaría hacerle algunas preguntas.
-Ya conteste a sus compañeros.
-Pero me gustaría escucharlo en primera persona, además yo tengo mis propias preguntas.
-Está bien-digo tragando saliva, pensaba que ya no tendría que volver a pasar por esto.
-¿Me acompañas?-dice señalando su coche pero no quiero ir en su coche, necesito mantener la calma y llevar la situación lo más controlada posible.
-No, yo le sigo-digo señalando mi coche y veo como me mira fijamente pensando en si voy a intentar escapar o no, pero termina aceptando con un simple asentimiento.
Estoy sentado de nuevo en esta maldita sala, me siento observado, es más sé que estoy siendo observado e intento estar lo más tranquilo y normal posible, sé que ser inocente no tiene por qué salvarme de acabar en una cárcel, así que intento mantener la calma, cuanto menos hable mejor me irá.
Veo como entra el detective de antes, como se toma su tiempo para colocar sus cosas sobre la mesa tranquilamente, sin duda todo orquestado para ponerme nervioso. Lo veo mirar a la cámara y entonces empieza.
-Señor Castle estoy aquí para hacerle unas preguntas. Puede irse cuando quiera pero necesitamos solucionar algunas cosas antes. Este interrogatorio está siendo grabado.
-Bien-digo como respuesta. Dice su nombre y la hora y le da a grabar a una grabadora que pone sobre la mesa, no lo entiendo porque hay una cámara justo enfocándome, pero supongo que lo hace para ponerme aún más nervioso. Me echo para atrás colocando mis manos sobre la mesa intentando demostrar con mi cuerpo de que estoy tranquilo, aunque para nada lo estoy.
-Para que conste, ¿Puede decirme su nombre y su relación con el bar donde trabajaba la victima?
-Soy Richard Castle, y soy uno de los dueños del bar.
-Bien, es la segunda vez que le traemos a declarar ¿Correcto?
-Correcto.
-La primera vez que vino apenas pudo decirnos nada de la víctima. Apenas la conocía nos dijo ¿no?
-Si.
-Pues me extraña esa afirmación ¿sabe? Tenemos pruebas, pruebas sacadas de la casa de la víctima en la que podemos demostrar que han tenido una relación…bastante cercana.
-Eso es una tontería.
-¿De verdad prefiere seguir mintiendo?-dice mirándome con una sonrisa y siento como me pongo nervioso. ¿Y si ella lo escribió en algún lado? ¿Y si apareció al final su móvil con todos nuestros mensajes y llamadas? ¿Estoy haciendo bien en ocultar algo que no era malo? ¿Estaba haciendo mal las cosas? No, si sabían que habíamos tenido una relación sexual ya me habrían detenido, solo por mentir, solo porque eso me haría tener un móvil, quizás por eso no lo conté en su momento y tengo que seguir callando, es lo mejor para mi ¿no?-Da igual que no diga nada lo sabemos, solo eso hace que me pregunte una cosa. ¿Por qué lo oculto? ¿Por qué sigue ocultándolo? Voy a decirle porque creo que lo hace-dice apoyando la espalda sobre la silla, relajado, como jugando conmigo-creo que tenías una relación sexual, creo que te cansaste y la dejaste, creo que ella no quiso, creo que ella intento chantajearte o empezó a hacerte la vida imposible y entonces….bum-dice golpeando con fuerza la mesa haciendo que me sobresalte-¿La mataste?-dice mirándome fijamente y yo trago saliva-voy a averiguarlo y cuando lo haga no sabes lo que voy a disfrutar deteniéndote, no lo sabes muy bien.
-Dijo que podía irme cuando quisiera, quiero irme. Ahora. Y sino, quiero que llame a mi abogado-digo intentando que no me temblara la voz aunque no sé si lo había logrado. Lo veo levantarse con una sonrisa colocar los papeles que había traído con él y mirarme con esa sonrisa fijamente.
-Puede irse, nos veremos pronto señor Castle-dice apagando la grabadora y saliendo de allí dejándome allí con la boca abierto y sintiendo que la cabeza iba a explotarme.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece que Kate cree tener avances con el caso, mientras Rick sufre esos avances, ¿Hará esto que Rick se cierre por completo? ¿Qué es lo que de verdad oculta Rick? ¿Conseguirán averiguarlo Kate y su equipo? Estas respuestas y más, bueno, mañana mismo habrá más.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 01, 2018 11:09 pm

Buenos días, aquí estoy con un capítulo nuevo, después de esta semana algo loca, volvemos a la normalidad con tres capítulos semanales. Espero que os este gustando, aunque todavía no ha empezado lo bueno. Mil gracias a todos por estar ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 9
POV RICK
Salgo de la comisaria sin mirar atrás, pero cada vez más consciente de que metí la pata el primer día, ese día en que decidí no decir nada. Quizás, ahora no me encontraría en esta situación.
Tengo que ir a la oficina, tengo una reunión, pero no me encuentro con el ánimo necesario. Creo que necesito una buena ducha y entonces todo lo veré de otra manera.
Llego a casa e intento hacer lo posible para no ser visto desde la casa de al lado, donde mi madre sin duda estará esperando para verme entrar, sé que seguramente ayer estaría esperando a que llegará y al ver que no lo hacía estará preocupada, pero ahora mismo no estoy para ello.
Me ducho sintiendo como el calor me calienta por momentos y siento como me derrumbo cuando las últimas semanas me golpean por completo. Siento que esto está pudiendo conmigo, pensé que era fuerte que podía con todo, pero esto me ha golpeado demasiado fuerte y de tan cerca que duele, duele demasiado.
Salgo de la ducha me limpio las lágrimas con rabia, no puedo romperme, esto no puede afectarme, sé que ella no me querría verme así, así que tengo que levantarme y ser fuerte, no puedo caer por algo que no he hecho, y por eso tengo que seguir así, manteniendo el silencio hasta el final.
Cojo uno de los trajes para el trabajo y mi maletín y tras vestirme y verme bien de nuevo siendo el Rick fuerte y empresario, salgo de casa para ir hacia la empresa, pero no doy ni un solo paso fuera cuando siento como me empujan de nuevo hacia dentro, a una madre no se le puede engañar nunca, y menos a la mía.
-Mama tengo una reunión, tengo que irme.
-No vas a ningún lado. Llama para anularla.
-No puedo.
-Coge ese teléfono ahora mismo y llama para anularla.
-Está bien, está bien-digo cogiendo mi teléfono y mandándole un mensaje corto pero directo a Victoria, mi secretaria, la que fue durante treinta años la secretaria de mi padre.
-Bien, ahora vas a decirme dónde has estado.
-La verdad es que como te dije tenía que ir al bar y al final, no me encontraba muy bien y decidí quedarme allí.
- ¿Y después?
-Pues me he venido para acá-digo como si nada.
-No se te ocurra volver a intentar mentir a tu madre, y menos con algo tan importante.
- ¿Mentir? -pregunto sin entender, pero enseguida me lo aclara.
-Han llamado a tu padre para decirle que estabas en comisaria. Le he dicho que tenías que aclarar aun algunas cosas sobre Emily, que tenías una reunión concertada. No quería que se preocupara, pero a mí no puedes mentirme.
- ¿Cómo…?
-Ya sabes que tu padre tiene ojos en todos los lados. ¿Y bien?
-Esta mañana se presentó un detective, quería hacerme algunas preguntas sobre mi relación con Emily. No he dicho nada, pero me miraba como si estuviera mintiéndole como si…creyera que yo lo hice.
-Cariño con la verdad por delante se va a todos los lados, tu no hiciste nada y eso al final se verá por si solo-dice sonriéndome pero yo pienso en esas palabras, yo no he ido con la verdad para delante, yo necesitaba ocultar algunas cosas por miedo a que me culparan, aunque puede que algo de culpa tuviera, quizás yo sea el culpable-cariño, yo sé que no has hecho nada, y tú lo sabes, creo que lo mejor para evitar ese acoso es que hagas caso de una vez por todas a tu padre y aceptes a su abogado. Lo necesitas visto lo visto. Así dejara de acosarte y te dejaran tranquilos.
-De momento puedo llevarlo yo solo, si llamo a un abogado solo complicare las cosas.
-No estamos de acuerdo. Pero está bien, solo con una condición, si vuelven a acosarte prométeme que lo llamaras.
-Lo pensaré-digo, pero me mira de esa forma que hace que no pueda negarle nada-está bien, te lo prometo-digo consiguiendo sacarle una sonrisa.
-Cariño, creo que hoy no deberías ir al trabajo, estás cansado, se te nota. Descansa, la empresa seguirá mañana en pie.
-Tengo que ir. Tengo un montón de papeles sobre mi mesa.
-Papeles que pueden esperar. Lo estás haciendo muy bien, te mereces un descanso. -dice sonriéndome antes de levantarse dejar un beso sobre mi cabeza y salir de mi casa como si nada acabara de pasar.

POV KATE
Empiezo mi segundo día de trabajo, sin duda hoy va a ser todo un desafío, viernes, empieza el fin de semana y sin dudas todos van a querer huir de su rutina para disfrutar. Creo que hoy puede que se encuentren aquí todos los sospechosos juntos que conocemos y alguno más que no hayamos podido conseguir. Puede ser un buen día, solo espero poder sacar algo.
Cuando llego el bar ya está abierto y Rob como siempre está en el despacho, aún no he conseguido hablar con él lo suficiente para sacar una opinión sobre él, en realidad sobre él ni sobre nadie. Por eso esperaba hoy conseguir algo más.
-Hola Kate-dice cuando me ve entrar.
-Hola.
- ¿Puedes asegurarte que no falta nada? Si falta algo todo está en el sótano, baja y reponlo ¿sí? Hoy va a ser un buen día-dice con una sonrisa, mientras vuelve a entrar en su despacho, tengo que intentar sacarlo de ahí, seguramente en ese despacho puedo encontrar todo lo que necesito para saber más sobre este lugar.
Repongo todo lo que hace falta justo cuando veo como empiezan a llegar los primeros clientes. Tengo que tener paciencia, encontrar mi momento para poder entrar en el despacho sin ser vista, para encontrar algo que me ayude a cerrar este caso lo antes posible.
Empiezo a servir copas, una tras otra, sin duda hoy esto está mucho más lleno, de hombres jóvenes de negocios, y no tan jóvenes, que vienen aquí para desfogarse. Sus miradas y sus intentos por tocarme me están cabreando, aunque intento mantener la mejor sonrisa en la cara, pero me están entrando unas ganas increíbles de partirle la cara a alguno de ellos.
Ya llevamos dos horas a todo pulmón, dos horas en la que Rob no deja de estar encima de cada cliente para que no le falte nada. Puedo ver como se tocan, se sonríen, hablan cerca muy cerca por la música que hace complicado oírse, algunos se van poco después, otros van al baño y yo empiezo a cavilar sobre lo que puede estar pasando. ¿Drogas? Seguramente, pero no sé porque creo que hay algo más.
No dejo de mirarle, siempre con una sonrisa, siempre cordial y amistoso con todos. Pero entonces su cara se dirige a la puerta y esa sonrisa desaparece. Miro hacia allí y allí está entrando Rick por la puerta, parece que no le ha gustado su entrada, aunque no sé por qué, pero enseguida vuelve a cambiarla y se acerca a él para darle un buen recibimiento.
Veo como se abrazan y como Rob le dice algo, pero Rick no está bien, se le nota, y yo ya estoy intentando averiguar que puede ser. Lo veo acercarse hacia la barra, serio y casi perdido.
-Tráeme un vaso y la botella ¿sí? -dice casi sin mirarme caminando hacia su mesa, y con solo ver su mirada durante un segundo sé que esta echo una mierda y de repente se me ocurre una idea de porque puede estar así.
-Te dije que no lo presionaras mucho-digo lo suficientemente alto para que el micro lo recogiera, pero no pudiera oírme nada más.
Me acerco a la mesa y dejo el vaso sobre la mesa y la botella, enseguida se apodera de ella y en ese mismo instante me doy cuenta de que hoy no voy a poder conseguir sacar nada de él. Otro día más y otro día perdido.
Ya casi todo el mundo se ha ido y me sorprende ver como Rob se acerca, se despide y me dice que en media hora quede todo cerrado. Por lo que teníamos investigado nunca se iba antes del cierre, él siempre era el que se quedaba hasta el final, pero también es verdad que Rick nunca se quedaba hasta tan tarde y aquí seguía. Lo que más me sorprendía era que llevaba ahí parado en su mesa dos horas, con la botella sobre ella, y apenas había tomado dos copas, creo que el recuerdo de anoche le ha hecho frenar. Pero aún sigue como perdido, solo mirando el vaso medio lleno sin quitarle la vista de encima.
Yo solo puedo pensar en que se vaya, en que hoy puede ser una buena oportunidad para poder entrar en el despacho, pero mientras él esté ahí eso va a ser imposible, así que intento pensar la manera de hacer que se vaya y así tener la oportunidad de conseguir algo, de poder entrar en ese fortín.
Espero a que el ultimo cliente salga por la puerta, dejo el trapo de secar sobre la mesa, tomo aire y me acerco hacia su mesa con la mejor sonrisa que puedo, intentando convencerlo, intentando dar un paso hacia delante, y a pesar de todo, tenía el presentimiento de que hoy podía ser un buen día, era el momento de conseguir por fin ver la luz al final del túnel.
CONTINUARÁ…
Bueno pues seguimos, sin duda Rick oculta algo sobre la víctima, y se siente culpable ¿Por qué? En cambio, Kate creo que algo esta pasando en el bar y esta dispuesto a averiguarlo lo antes posible, ¿conseguirá deshacerse de Rick para poder entrar en ese despacho?
Más el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 04, 2018 7:50 am

Buenas noches, hoy algo más tarde, pero como siempre estoy aquí no os he abandonado. Gracias por seguir ahí, ya solo creo que me quedan un par de capítulos por escribir, por lo tanto, la historia llegara a los 55 más o menos. Largo camino por delante.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 10
POV KATE
Me acerco con paso decidido a su mesa y cuando estoy delante de él veo como levanta la mirada y por un segundo veo sorpresa en su mirada, creo que aún no se ha hecho a la idea de que me parezca a ella.
-Creo que deberías irte a casa.
-Para que…-dice soltando una risita sarcástica mientras le da un trago a su vaso.
-Tienes que estar cansado después de lo de anoche. Yo recogeré todo y me iré también a casa, quiero antes de irme saber que estarás bien.
-Estoy bien-dice jugando con el vaso-pero tienes razón, será mejor que me vaya-dice bebiéndose de golpe el vaso y levantándose.-Gracias, nos vemos mañana-dice como si nada y lo veo salir por la puerta, ha sido mucho más fácil de lo que esperaba.
Limpio su mesa y miro a mí alrededor cerciorarme de que no hubiera nadie y salgo disparada hacia el despacho, pero no tengo tanta suerte, está cerrado con llave. Rebusco entre mis llaves pero ninguna encaja, todo para nada. Pero sé que es el momento, es ahora o nunca así que me quito una pinza del pelo y empiezo a hacer palanca intentando abrir la cerradura como fuera.
Llevo ya cinco minutos con la tarea cuando escucho un ruido, enseguida me levanto y me giro tapando la cerradura, pero no hay nadie. Vuelvo a la tarea rápidamente y el siguiente ruido que escucho es el clic de apertura, lo he conseguido abrir.
Vuelvo a mirar a mí alrededor y paso rápidamente al interior dejando la puerta medio abierta para poder escuchar si algo pasa fuera. En ese mismo instante empieza a vibrar el móvil en mi bolsillo.
-No me digas que estás haciendo lo que estoy pensando-dice Royce a modo de saludo.
-Teníamos que hacer algo. Creo que puedo conseguir lo que me pediste.
-Si te pillan se acabó todo.
-No me pillaran.
-Bien, pero date prisa, muévete rápidamente.
-Voy-digo intentando abrir los cajones con la mala suerte de que todos estaban cerrados con llave lo que hace que maldiga mi suerte-mierda.
- ¿Qué?
-Están todos bajo llave.
-Intenta abrir alguno.
-No sé si tendré tiempo, ¿Y si vuelve Rob?
-Yo te aviso, tengo visión del bar desde aquí, ya que te has metido en el fango tira para adelante.
-Está bien-digo sacando de nuevo la pinza y poniéndome manos a la obra.
Lo intento, una y otra vez, pero la cerradura es demasiado pequeña y tengo miedo a terminar rompiéndola. Empiezo a desesperarme y dejo la horquilla a un lado y busco hasta que encuentro lo que quiero. Un clip, algo más pequeño y espero que lo que necesito para conseguir abrir el maldito cajón. Cuando estoy a punto de darme por vencida consigo abrir el maldito cajón y suelto un grito por la emoción.
-Deja ya de dar saltitos y ponte a buscar lo que queremos.
-Está bien, está bien-digo sacando todos los papeles que puedo y los miro un poco por arriba. Pero sé que no puedo ponerme aquí a mirarlos uno a uno, tengo que hacer algo más práctico. Miro el móvil y encuentro la solución al instante, empiezo a hacer fotos a todo lo que puedo, y entonces oigo de nuevo la voz de Royce apurada al otro lado del teléfono.
-Kate tienes que salir de ahí ahora mismo. Esta llegando Rick.
-¿Rick?
-Si.
-Espera, me queda solo una carpeta.
-Kate no vas a tener tiempo, sal de ahí ahora mismo-dice nervioso, pero yo cuelgo el teléfono y sigo haciendo fotos lo más rápido que puedo para no ser pillada, pero necesito sacar todo lo que pueda porque no vamos a tener otra oportunidad como esta. Pero si me pilla, si me pillan todo habrá acabado.

POV RICK
No tengo ganas de llegar casa, sé que no debo beber más, y que quizás no deba volver a quedarme a dormir aquí, pero no encuentro esas ganas de volver a casa. Así que aquí estoy. Subo la persiana del bar y veo luz en el interior. Kate seguirá aquí o quizás haya vuelto Rob. Puede que al final allá sido mala idea volver aquí.
Entro para la zona del bar y no puedo ver a nadie, supongo que será Rob así que me decido por ir a buscarlo. Me giro sobre mis pasos y me encamino hacia allí cuando casi choco con alguien, es como revivir otra vez lo mismo.
-Oh hola-dice nerviosa delante de mí y miro hacia su espalda donde solo está la puerta cerrada del despacho. La miro fijamente intentando saber que era lo que hacía aquí pero antes de poder preguntar veo como me responde ella mismo-yo…solo quería saber si Rob tenía algún cigarro. La verdad es que hace un mes que lo deje, pero no puedo con el mono-dice con una sonrisa y yo la miro intentando saber si dice la verdad, pero a pesar de que no la conozco, siento la necesidad de creerla, supongo que es por el recuerdo que me trae su imagen.
-Toma-digo sacando un cigarro de mi bolsillo y veo como sonríe como si se le iluminara la mirada, y ahí noto una gran diferencia, su brillo es distinto al de Emily, es…no sé cómo explicarlo, es distinto.
-Dios gracias, no sabes cuánto lo necesitaba. Yo…ya me voy-dice con una sonrisa y yo asiento pero me doy cuenta de que no quiero, no quiero que se vaya porque no quiero estar solo, por eso no me quiero ir a casa, pero por eso tampoco quiero quedarme aquí, me siento solo, muy solo, más que nunca.
Antes de darme cuenta me estoy moviendo y nos encontramos en la barra donde Kate está recogiendo sus cosas.
-¿Tú te quedas?
-En realidad…si no te importa me gustaría acompañarte-digo casi con miedo y la veo mirarme sorprendida.
-Vivo justo ahí enfrente.
-Bueno…yo…da igual, solo…
-Bueno…puedes acompañarme mientras me lo fumo-dice con una sonrisa y yo asiento más relajado saliendo detrás de ella.
Salimos a la calle le ayudo a dejar todo bien cerrado y cruzamos la calle supongo que camino de su casa, y lo confirmo cuando se para justo en un edificio enfrente del bar.
-¿Tienes fuego?
-Claro-digo sacando mí paquete de tabaco de nuevo pasándole el mechero mientras saco otro cigarro para mí.
Enciendo el cigarro y disfruto de él, sé que es algo que debería dejarlo pero no he podido, y creo que sin duda hoy no va a ser el día para dejarlo. La miro de reojo mientras disfruta del cigarro intentando relajarme, intentando pensar en que no es Emily, intentando descubrirla, descubrir que es lo que la separa de Emily para poder estar a su lado, para poder mantener su presencia sin sentir un dolor atroz.
-No sabes cuánto lo necesitaba-dice con una sonrisa mientras se fuma el cigarro con una elegancia y sensualidad increíble.
-Ahora que lo pienso no debería habértelo dado. Yo no puedo dejarlo ni un solo día últimamente sobre todo. Dos semanas para mi hubiera sido todo un record, me jode haber contribuido a que hayas fallado en el intento.
-Creo que ya estaba perdida-dice con una sonrisa-además da igual, mañana lo vuelvo a dejar.
-Si claro, como si fuera tan fácil ¿no?-digo riéndome, una risa después de tanto drama.
-¿A qué te apuestas?
-No sé no te conozco lo suficiente para saber si estas tan loca para morir de mono por ganar una apuesta.
-Eso es lo divertido-dice con una sonrisa extendiendo su mano hacia mí.
-Vale que quieres-digo extendiendo mi mano sin tocar la suya.
-No sé…que tienes que pueda querer.
-¿Yo? No se puedo darte algún día libre, o darte una copa de la mejor bebida del mundo.
-¿De tu botella?
-Bueno…-digo como pensándolo, como si costara-buah, venga una copa del mejor wiski del mundo para ti si no fumas durante no sé, el próximo mes.
-¿Eso significa que voy a pasar la semana de prueba?
-Bueno…
-Creo que más de lo que lo he cagado estos días va a ser imposible cagarla-dice con una sonrisa y haciéndome sonreír a mí también.
-Está bien, creo que has pasado la prueba, mientras no recibamos quejas graves no vas a tener problemas. Es más creo que si recibimos alguna queja te quedaras aun con más seguridad-digo haciéndola sonreír-algunos de esos tipos a veces se merecen no sé, alguna patadilla ¿no?-digo sonriéndole.
-Está bien, lo pensaré-dice sonriéndome-entonces trato echo ¿no? -dice señalando nuestras manos aun estiradas sin tocarse.
-Claro-digo dando el paso para estrechar nuestras manos y siento un escalofrío que recorre mi cuerpo, quiero pensar que es por el frio-creo que mejor voy a dejarte.
-Claro, buenas noches-dice con una sonrisa mientras se despide abriendo la puerta del edificio y perdiéndose en el interior dejándome solo de nuevo, pero pensando que puedo lograr escapar de ese dolor que me crea recordar a Emily, quizás si todo se soluciona, si se lo que le paso, quizás todo sea más fácil, pero no puedo dejar de pensar en sus últimos momentos, esos momentos en los que sabes que te van a quitar la vida, en esos momentos en que poco a poco te vas apagando. Pensar en el dolor por el que tuvo que pasar hace que me mate por dentro, y ayer sobre todo me pasaba cuando veía a Kate, pero estaba empezando a distinguirlas, a separarlas, y eso empezaba a gustarme.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues hasta aquí hemos llegado. El viernes más y mejor. Parece que estos dos empiezan a relajarse cuando están juntos y parece que Kate ha conseguido algo para poder avanzar, veremos a ver cómo va todo.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Jue Abr 05, 2018 12:45 am

que animosa Kate!! se arriesgo montones!! como que se va haciendo mas facil interactuar con Rick.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 11

Mensaje por tamyalways el Vie Abr 06, 2018 2:59 am

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, el último de la semana, siento que últimamente no tengo una hora exacta de subir, estoy un poco en las nubes, pero al menos me termino acordando. Hoy he empezado a escribir el que será el ultimo capítulo de esta historia, espero poder acabarlo hoy o mañana a más tardar, aunque reconozco no sé el motivo, pero que esta siendo la historia que más me está costando darle un final, pero en fin cuando acaba algo otra cosa nueva empieza, así que estoy segura que cuando empiece una nueva todo volverá a la normalidad.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 11
POV KATE
Entro para dentro y cuando cierro la puerta dejo salir todo el aire, ha estado cerca, demasiado cerca. Empiezo a desvestirme mientras espero la llamada de Royce, antes de terminar de quitarme la ropa ya esta sonando el teléfono.
-Dime.
-Estoy allí en unos minutos.
-Esta bien, pero trae la cena.
-Ok, ¿Chino?
-Ya sabes que si-digo antes de colgar y meterme en la ducha, iba a tener que ser una ducha rápida, porque tenia demasiadas ganas de saber que era lo que había conseguido esta noche.
Salgo de la ducha me pongo ropa cómoda y empiezo a descargar todas las fotos en el ordenador para poder verlas mejor. Mientras se descargan decido coger una botella de vino y me sirvo una copa, la necesito para poder relajarme un poco.
Cuando me sirvo la copa enseguida suena la puerta y me levanto rápidamente para abrirla. Allí esta Royce con una bolsa.
-Aquí esta tu comida.
-Perfecto, pasa-digo quitándole la bolsa para poder llevarla dentro.
Royce se quita la chaqueta y se sienta en el sofá, aunque estoy de espalda se que me esta mirando. Aun me cuesta creer que un día tuvimos algo, pero pasó, y la verdad, a pesar de todo, nunca me arrepentiré de ello.
-¿Quieres una copa?
-Claro-dice con una sonrisa mientras voy a la cocina para recogerla.
Se la doy mientras él saca la comida y del mismo envase vamos pasándolas comiendo en silencio y con toda la tranquilidad antes de meternos de lleno en el trabajo, pero antes de eso, comenta algo que me queda sorprendida.
-Estabas flirteando con él.
-¿Qué?
-Con el sospechoso, yo te conozco Kate y lo estabas haciendo.
-Era solo una estrategia para salir de esa metedura de pata.
-Si tú lo dices.
-Estoy trabajando y eso lo tengo claro.
-Está bien, lo siento. Bien, ¿Empezamos?
-Si será mejor-digo enfurruñada moviendo el ordenador para que ambos podamos verlo mejor. Pero siento que esta demasiado cerca así que decido sentarme en el suelo justo debajo de él para evitar su cercanía y poder concentrarme en el trabajo.
Voy pasando foto a foto, sin encontrar nada que mereciera la pena haber estado a punto de tirar todo por la borda, pero entonces, aparecen contratos, si contratos, con la foto y todos los datos de los clientes, sin duda mucho mejor de lo que esperaba encontrar.
-Los tenemos a todos.
-Sí, ahora podremos investigarlos-dice Royce sin duda feliz por lo encontrado, pero entonces empiezo a inspeccionar mejor estos documentos encontrando lo que de verdad estábamos buscando.
-¿En serio pagan tres mil dólares al mes?-digo leyendo al primero que encuentro.
-Ya puede ser buena la bebida-dice Royce impresionado.
-Son los hombres más ricos e influyentes de la ciudad, pero aun así, aquí hay algo más.
-¿Drogas?
-Bueno esperemos encontrar aquí algo que nos lleve a eso-digo siguiendo buscando, pero a parte de algunas facturas más del bar no encontramos nada. Cuando ya estábamos a punto de darnos por vencido, abro las ultimas fotos y me doy cuenta de que son facturas de nuevo sobre lo que pagan al mes los clientes, pero en esta ocasión no pone tantos datos, apenas nombre dirección y número de cuenta desde donde reciben el dinero.
-¿Ves lo mismo que yo?-pregunta Royce y ya se ha que se refiere.
- ¿Mil dólares? ¿Por qué aquí pone solo mil dólares?
-Solo hay dos motivos.
-Para ocultárselo a su socio…
-O para tapar el dinero de otro lugar, como una tapadera.
-Tenemos que ver cuáles son las facturas que presentan y así sabremos qué es lo que se traen entre manos.
-Yo apuesto a que saca dinero por otro lado y presenta las de tres mil para poder taparlo.
-Yo creo que engaña a su socio-digo sin mirarlo-creo que les ofrece a los clientes algo más y que se lo oculta a su socio con estas facturas de mil-digo dándole a imprimir para que Royce pudiera ponerse manos a la obra con todo esto.
-Bueno hemos conseguido hoy mucho más de lo que podíamos llegar a pensar. Así que ahora será mejor que descanses. Mañana te prometo que mirare todo esto, que investigaré y sobre eso avanzaremos ¿si?
-Está bien. Aquí pasa algo y tenemos que averiguarlo, pero no podemos dejar atrás nuestro objetivo, lo principal es averiguar quién la mato. Y quizás no esté relacionado con las cuentas del bar. Así que, ahora que tenemos el nombre de todos los socios investígalos. También intenta averiguar quién es ese tipo que se pasea por el bar cuando esta Rob. Creo que puede ser quien le proporcione las drogas o lo que sea.
-Me ocupare de todo eso. No te preocupes, tú descansa. Estas haciendo un gran trabajo Kate. No lo dudaba, pero me estas sorprendiendo lo bien que lo estás haciendo.
-Gracias, sabes que…a pesar de todo…viniendo de ti es todo un honor.
-Lo sé-dice con una sonrisa levantándose y cogiendo todos los papeles se dirige hacia la puerta. Lo acompaño dejándome caer sobre la puerta mientras lo miro de nuevo con esos ojos del pasado. Ojala no todo se hubiera ido a la mierda.
-Nos vemos mañana.
-Nos vemos mañana-dice con una sonrisa mientras se aleja dejándome sola.

POV RICK
Llego a casa y allí está mi padre sentado en la puerta, no quería estar solo pero esto me apetecía mucho menos. Tomo aire y me acerco a él sentándome a su lado.
-Hola papa.
-Hola hijo.
-¿Estas bien?
-Si. Pero me importa más saber si mi hijo tiene algún problema.
-Papa…
-No estoy tonto, sé que no queréis que me preocupe pero…
-Todo va bien papa. No tienes que preocuparte por nada.
-Si a mi hijo la policía le interroga para mi es para preocuparse.
-No he hecho nada malo. No volverán a molestarme.
-Por si acaso, mañana tienes a primera hora reunión con la abogada de la empresa. No es especialista en criminología, pero al menos es abogada, mucho más de lo que tú puedes decir.
-No confías en mí. Ese es tu problema.
-No, pero conozco a gente inocente que está en la cárcel por no tener un buen abogado. Déjate ayudar.
-Papa no quiero volver a hablar sobre el tema. No quiero pensar más en ello y si busco una abogada…
-No la buscas. La tienes. Yo te la he conseguido. Habla con ella y ella te aconsejara. Si la policía no vuelve eso no te hará daño, pero si vuelve, estarás preparado.
-Si con eso vas a estar más tranquilo lo haré. ¿Si? Pero no quiero que vuelvas a preocuparte por ello ¿sí?
-Está bien. Mañana me gustaría que me acompañaras.
- ¿A dónde? -digo mirándole y pensando lo peor-papa mañana es domingo, es día de descanso no pienso…
-No, quiero que me acompañes a Los Hampton.
-¿En serio? ¿Por qué?
-Estoy pensando vender la casa.
-¿Por qué? Ahora es cuando mama y tú podéis disfrutarla ¿no?
-Quiero venderla para expandir la empresa.
-Papa, la empresa ya no es cosa tuya, todo va genial ya te lo he dicho, no tienes que preocuparte por nada de eso.
-No es por eso.
-¿Entonces?
-Quiero que la empresa la lleve una junta directiva que ambos elijamos.
-¿Qué?-digo completamente sorprendido.- ¿Es por qué no confías en mí?-digo levantándome de golpe completamente enfadado.
-Siéntate.
-Pero…
-Siéntate-dice tranquilo mirándome mientras hace un gesto para que me siente. Tomo aire intentando calmarme y me siento a su lado-Esto no es porque no confié en ti. Lo hago, confió en ti y sé que la empresa está bien en tus manos, quizás mucho mejor que en las mías y mucho mejor que en la junta directiva.
-¿Entonces…?-digo sin entender nada.
-No sé cuánto me queda de vida.
-Papa no digas eso.
-Es verdad, no es ninguna mentira. No sé cuánto me queda. Y dios sabe que he sido un egoísta. Quiero vender esa casa porque sé que la empresa lo necesitara cuando tú te vayas. Y quiero esa junta directiva, para que tú puedas cumplir tus sueños Rick. Eres mi hijo, me siento muy orgulloso de ti, no sabes cuánto, pero necesito antes de irme de este mundo, verte feliz, necesito verte hacer algo que te haga feliz. He sido un idiota todo este tiempo. Para mí la empresa siempre ha sido algo importante, pero era para dejarte un legado, y para que a tu madre y a ti nunca os faltara nada. La empresa seguirá viva, seguirá siendo mi legado, seguirá dando trabajo a mucha gente y te dará el dinero que necesitas para poder empezar a cumplir tu sueño. El dinero de la casa, no todo es para la empresa, sé que no necesita tanto incentivo porque tú la has dejado en un gran punto. Quiero el dinero para que puedas usarlo para cumplir tu sueño. Lo que quieras, ¿Quieres publicar un libro? ¿Quieres ser actor? ¿Quieres estudiar? ¿Quieres crear un negocio propio? Lo que quieras, es para ti cariño-dice mirándome y no puedo dejar de emocionarme con sus palabras, son las palabras que siempre había soñado escuchar de su boca y ahora, ahora no puedo dejar de llorar de pura emoción.
-Papa…no tienes que venderla, es más, no quiero que lo hagas. Hemos vivido demasiado en ella. Quiero que siga siendo nuestra y que pueda ser de mis hijos y luego de mis nietos y así por siempre, como la empresa. La empresa siempre será de la familia. Te agradezco tus palabras y todo lo que querías hacer. Pero no quiero que vendas la casa y quiero seguir en la empresa. Quizás no tanto como el director. Creo que hay gente muy buena en esa empresa para formar parte de la junta, y yo también quiero formar parte de ella. Pero quizás con no tanto trabajo, no con tanta responsabilidad-digo con una sonrisa y lo veo mirarme sorprendido-y te prometo, que vas a verme feliz papa. ¿Sabes? El estar en la empresa no me quita para luchar por mis sueños, puedo hacerlo, puedo hacer ambas cosas. Pero quiero luchar por ello, quiero hacer algo grande como mi padre lo hizo, quiero sacar mis sueños desde abajo, luchando con todas mis fuerzas-digo con una sonrisa y veo lágrimas en sus ojos-¿Estas bien?-le pregunto preocupado por su salud.
-Estoy mejor que nunca, estoy tan orgulloso de ti hijo-dice levantándose y yo también me levanto fundiéndome con él en un fuerte abrazo.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues parece que han encontrado algo de lo que tirar, y ahí un tira y afloja entre Kate y Royce, algo paso entre ellos en el pasado, ¿Algo que pueda afectarle ahora? Rick parece que ha recibido una gran noticia por su padre, esto le hará ver las cosas de otra manera. Gracias a todos por seguir ahí, nos vemos el lunes.
Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Vie Abr 06, 2018 3:45 am

Me alegro por Rick!! excelente el cambio de actitud de su padre.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 09, 2018 2:08 am

Buenas tardes, creo que esta va a ser la nueva hora de subida jaja. Estoy un poco plof, no sé que me pasa, llevo tres días abriendo el documento para el capítulo final, y llevo solo la mitad, no soy capaz de acabarlo, estoy como sin ganas. Pero luego pienso en la historia nueva que tengo en la cabeza, y me salen ideas y me entran ganas de empezarla y todos eso. Eso hace que vuelva a abrir el documento y me quede allí parada de nuevo. Solo me quedan unas setecientas palabras, pero no sé qué me pasa que no puedo. Supongo que algún día me levantaré y lo haré en menos de diez minutos y no me costara, pero ahora…me cuesta y mucho, no sé por qué, solo necesito acabarla para empezar otra de nuevo, quizás es lo que necesito, aunque ahora mismo, me cuesta un mundo ponerme. Quizás necesite ver más los niños no sé, quizás es que los echo de menos mucho, quizás estoy empezando a hacerme a la idea de que se ha acabado. Si ya sé que debería haberlo asumido antes, que ya ha pasado un buen tiempo, pero no sé…supongo que tiene que ver también con que he empezado a escribir sobre otras cosas, no lo sé, quizás necesite parar un tiempo o…volver a leer muchos fics de Castle o ver videos, no sé, volver a las raíces. Ya os dejo que me enrollo, pero tranquilos que, aunque me cueste escribir el final para cuando tenga que publicarlo estará.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 12
POV KATE
Rob me ha llamado para que vaya hacia el bar, solo espero que no haya pasado nada malo, solo espero que no me avise para despedirme, porque aunque ayer dimos un buen paso hacia delante, aún no hemos conseguido lo que queríamos, y no pienso dejarlo, ahora no.
Me visto y llamo a Royce, pero me sale el contestador, sin duda tiene que estar manos a la obra con los papeles que conseguimos ayer lo que me hace sonreír. Ojala todo volviera a ser como antes, ojala pudiera volver a admirarle, en realidad esa no es la palabra. Supongo que toda mi vida lo admiraré, pero llego el momento en que no podía compartir los métodos que él usaba. Y al final, acabamos separándonos sin poder evitarlos. Pero sé que todo lo que hace es parar conseguir sacar el caso adelante, todo, aunque a veces se salga de la ley, o casi cruce esa línea.
Cruzo la calle y me encuentro el bar abierto, sin duda Rob, ya está ahí. Cuando entro no lo veo por ningún lado e imagino donde puedo encontrarlo así que me dirijo rápidamente hacia allí.
-Hola Rob-digo desde la puerta abierta del despacho.
-Hola, pasa-dice serio mirándome y trago saliva.
Paso al interior y me siento en la silla que tiene enfrente aunque me gustaría estar de pie me sentía mucho más segura, aunque quizás era mejor no sacar la seguridad que me da ser Kate Beckett.
-¿Sabes para que te he llamado?
-No, la verdad es que no-sigo intentando sonreír aunque la verdad es que estaba tensa porque lo veía a él tenso. ¿Y si me ha descubierto? ¿Y si tiene una pistola aquí?
-Verás, cuando he llegado, me he encontrado cosas raras en el despacho. Soy un perfeccionista. Lo tengo todo colocado. Cuando he llegado, había cosas fuera de su sitio-dice mirándome como si esto fuera un interrogatorio pero yo estaba en el otro lado esta vez.
-¿Si? ¿Crees que alguien ha entrado a robar?-pregunto con toda la inocencia que puedo, sin que se me note los nervios.
-No falta nada, además, no han forzado la entrada y la caja esta perfecta así que...-dice despacio y tranquilo intentando dejarme claro que tenía una sospechosa y esa era yo. Se me acababa el tiempo tenía que pensar algo, tenía que decir algo o esto se acababa aquí y ahora.
-Fui yo-escucho de repente a mi espalda haciendo que mi corazón vaya a un ritmo bastante alto.
-¿Tu?-dice sin duda Rob sorprendiendo y Rick da un paso hacia delante dejándose ver.-Si, estaba aburrido y pase para ver las cuentas y eso. Pero todo estaba cerrado así que lo deje-dice como si nada.-Siento la confusión-dice mirándome.
-Puedes irte-dice Rob y yo me levanto rápidamente antes de que fuera demasiado tarde.
Salgo al exterior sintiendo aun el corazón latiendo con fuerza y decido salir fuera pero esperar a ver si sale Rick. Tengo que agradecerle lo que ha hecho, porque aunque el piense que con eso ha salvado mi trabajo, ha salvado mucho más.
Tarda unos minutos en salir con un maletín, un maletín con el que vino ayer pero no salió, quizás es a lo que ha venido, quizás esa fue mi suerte, una suerte que espero que me acompañe un poco más.
-Gracias-es lo primero que digo.
-¿Por qué?-dice con una sonrisa-es la verdad-dice sonriendo.
-Yo…después de lo de ayer, temía que pensaras que podía haber sido yo, o que había intentado robaros o algo y…
-Kate por un cigarro no vamos a montar un espectáculo ¿si? Es más, si quieres uno…-dice con una sonrisa picándome.
-No-digo mordiéndome el labio-voy a aguantar, pienso ganar la apuesta.
-Está bien, ya veremos-dice sonriendo mientras mira su reloj.
-¿Estas bien?-le pregunto.
-Si ¿Por qué?
-No sé, te veo demasiado sonriente.
-Hoy es un buen día. Hoy estoy feliz. Tengo que irme, pero nos vemos esta noche. Hoy creo que voy a tener mucho que celebrar.
-Está bien, aquí estaré. Y gracias de nuevo.
-No hay de que-dice con una sonrisa y mirándome fijamente, creo que mi parecido ya no le afecta, he perdido esa baza, pero quizás pueda ganar otra, parece que poco a poco se va acercando a mí, quizás consiga que se abra y poder descubrir que es lo que nos oculta.


POV RICK
Al final el día ha sido mucho mejor de lo que esperaba. Estaba feliz porque mi padre confiaba en mí, porque por fin a pesar de que pensaba seguir ligado a la empresa, iba a tener más tiempo para mí y menos responsabilidad. Eso me gustaba, me gustaba mucho.
-Todo ha salido muy bien-digo a mi padre tras salir de la reunión donde habíamos elegido a los integrantes de la junta.
-Si.
-Por cierto papa, gracias por confiar en mí y por dejarme elegir a los miembros de la junta.
-Confiaba en ti-dice con una sonrisa-y no me equivocaba. Has elegido muy bien.
-Sí, son grandes personas y eso para mí es lo principal. Además están mucho más preparados que yo.
-Yo tampoco estaba preparado y mira. Eso se lleva en la sangre y aunque tú no lo disfrutes, sin duda lo llevas en la sangre-dice dándome un apretón en el hombro.
-Gracias por todo papa. Gracias-digo con una sonrisa mientras me acerco para abrazarle.
-Ahora tengo que irme. Creo que tienes una reunión antes de irte a descansar-dice mirando justo detrás de mí y yo me giro encontrándome con Gina la abogada de la empresa y aunque no me apetece nada, creo que se lo debo a mi padre.
-Sí, estate tranquilo ¿sí?-digo con una sonrisa-vete a casa, dale recuerdos a mama, y dile que no se preocupe si llego tarde a casa, ya sabes como es.
-Tranquilo, disfruta hijo-dice dándome un apretón, antes de irse. Yo tomo aire y me dirijo hacia el despacho de la abogada.
Llevamos ya un buen rato discutiendo sobre lo que tengo que hacer o no. Estaba empezando a cansarme, pero no quería que esto arruinara mi día, hoy era un gran día.
-Rick ¿Me estas escuchando?
-Sí, no puedo hablar nada sobre el caso. No tengo que ocultarte nada, ¿Qué más era?-digo con sarcasmo.
-Si no te lo vas a tomar en serio.
-No creo que necesite un abogado eso es lo que pasa. Estoy aquí por mi padre.
-Sé que es lo que piensas. Pero ¿sabes una cosa? Si yo fuera el detective, sin duda pensaría que eres culpable y buscaría cualquier cosa para detenerte. ¿Y entonces?
-Pero yo no he hecho nada-digo ya algo más serio.
-Lo sé, pero eso no vale para nada. Si da la casualidad que descubre que le has mentido en algo…
-¿Y si lo he hecho?
-Rick, creo que deberías contármelo todo.
-Está bien-digo tomando aire y empiezo a contarle todo desde el principio.

Llego al bar a la hora de todos los días tras un día lleno de trabajo pero en el que por fin podía decir que estaba feliz, que iba a comenzar a trabajar por un futuro, el mío. Para mi suerte apenas hay gente hoy en el bar a pesar de ser domingo. O quizás sea por eso. Esa gente pasa ese día con sus familias mientras el resto de la semana huye de ellos.
Me acerco a la barra donde esta Kate muy embelesada limpiando la barra sin mirar hacia otro sitio. Entonces como sintiendo mi presencia levanta la cabeza y la veo sonreír, y no puedo evitar quedarme como un tonto mirándola fijamente, era tan bella o más que Emily esa era la verdad.
-Hola, ya estás aquí.
-Si.
-Y pareces aun feliz.
-Lo estoy. Y quiero celebrarlo por todo lo alto.
-Ahora te saco una copa.
-Bueno en realidad…había pensado en otra cosa.
-¿Otra cosa? ¿Qué quieres que te sirva?
-No había pensado que como hoy no hay mucha gente quizás te gustaría salir luego a tomar algo, a otro sitio.
-¿A otro sitio? ¿Tú y yo?
-Bueno…si quieres invitar a alguien más me da igual. Hoy estoy feliz-digo con una sonrisa y la veo morderse el labio mientras piensa en que contestarme, quizás me he precipitado en pedirle algo así, quizás piensa que tengo algún interés oculto.
-La verdad… es que como hoy no hay mucho trabajo quería volver pronto a casa. Pero… ¿otro día?
-Claro-digo como si tampoco fuera para tanto, aunque de verdad hoy me sentía con muchas ganas de disfrutar y de celebrar la suerte que tengo de ser quien soy.
-De verdad, necesito descansar. Pero te prometo que otro día acepto sin dudas esa copa. Y algún día conseguiré una copa de este wiski tuyo.
-Eso ya lo veremos-digo con una sonrisa más relajado.-Bien ya que no quieres ir a celebrar conmigo me tomaré una copa de esas.
- ¿Te la llevo a tu mesa?
-No, quiero celebrar, pero celebrar solo da mucha pena-digo sentándome en un taburete en la barra y espero con una sonrisa a que me ponga la copa sabiendo que hoy nada ni nadie iba a quitarme este sentimiento de felicidad plena.
CONTINUARÁ…
Pues hasta aquí hoy, parece que a Rick empiezan a irle bien las cosas, y parece que empieza a conectar con Kate, le ha salvado sin saberlo y ahora, se empieza a sentir bien a su lado, tanto como para quererla como compañera de celebración, veremos si esto sigue así o no.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Abr 10, 2018 12:42 am

Que salvada le pego Rick a kate pues pintaba como la principal sospechosa

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 13

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 11, 2018 2:03 am

Buenos días, gracias a todos por seguir leyendo, sigo sin escribir el final, pero hoy me siento algo más liberada porque he vuelto a escribir, he hecho caso al comentario de Alba y esta mañana me he levantado con animo y he escrito el primer capítulo de la nueva historia, todavía es pronto para decirlo, pero parece que vamos a tener nueva historia, solo espero que todo siga bien y que un día me levante y diga voy a acabar la historia y lo termine haciendo, estoy segura de que pasara, mientras tanto sigo escribiendo, intentando no presionarme, cuando llegue el momento llegara. Os propongo algo. Llevamos 43 comentarios en la historia, en la página de fanfiction, si llegamos entre este capítulo y el del viernes a los 50, subo un capítulo extra el fin de semana. ¿Qué me decís? Estoy deseando leeros.
Gracias a todos, seguimos con fuerza.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 13
POV KATE
Me despierto con un dolor de cuello importante, pero la verdad es que no podía quejarme había conseguido dormir bastante bien, a pesar de que no podía dejar de darle vueltas a la invitación de Rick.
Me levanto y decido darme un buena ducha caliente antes de desayunar, además sabia que a primera hora vendría Royce con los chicos y solo esperaba que ellos trajeran el desayuno sino, iban a pasar bastante hambre hasta la hora de la comida.
Tras darme una buena ducha miro el móvil para ver si tengo alguna llamada pero no tengo nada. Eso sí, mirar el móvil hace que recuerde que tengo que llamar a mi madre para que sepa que estoy bien. Pero eso tendrá que esperar porque en ese instante suena la puerta.
Me hago una coleta y me dirijo a abrir la puerta, ya casi no tenía tiempo ni para cuidarme un poco a mí misma.
-Hola chicos.
-Hola jefa-dicen los dos con una sonrisa pasando mientras Royce entra detrás cargado con un montón de papeles.
-¿Has descubierto algo?
-Pues sí. Las cuentas las entrega Rob, se encarga de todo, pero entrega la de tres mil. Así que algo no cuadra ¿no?
-Parece que tenías razón.
-No estoy tan seguro, puede que estén engañando al estado para pagar menos impuestos o para esconder dinero negro que sacan de otro lado, pero creo que también puede que este pasado otra cosa.
-¿Crees que es para engañar a su socio?
-No lo sé. Hay cosas que no me cuadran. Pero da igual-dice sentándose en el sofá junto a Ryan mientras Espo se sienta en uno de los sillones y yo hago lo propio en el que queda libre.
-¿Entonces no hemos sacado nada en claro?
-No mucho, esta gente-dice colocando todas las fotos de los clientes por delante-no tienen antecedentes. Bueno alguna multa pero nada interesante. No hemos conseguido mucho la verdad.
-Pero también sabemos que tienen mucho dinero. Si Emily hubiera descubierto algo de alguno de ellos podría haberla matado para callarla.
-Sí, pero también podían haber sido Rob o Rick.
-Claro. El problema es que no podemos saber quien estuvo ese día en el bar y quién no. No hay una manera. Nadie pago con tarjeta, no se lleva ninguna cuenta. Es imposible saberlo.
-Tampoco hace falta que estuviera en el bar, podría estar fuera esperándola.
-Puedes ser-digo yo cogiendo el café que Ryan me pasaba-hay mucha oscuridad hay fuera, puede que se le echara encima y antes de darse cuenta ya estaría muerta. ¿Aún hay posibilidades de que no fuera alguien del bar? Alguien la vio, intento abusar de ella y ella se resistió.
-Yo no creo que pasara eso. Ya te lo dije.
-Sí, se te metió en la cabeza que tenía que ver con ese bar, pero quizás te equivoques.
-DE momento ya hemos descubierto cosas de ese bar que no cuadran. Y no puedes negarlo, ahí pasa algo, y yo diría que muy legal no es.
-No lo sé-digo retándole, en realidad si pensaba que había algo que no iba bien allí dentro pero no creo que tuviera que ser algo tan grave.
-Pensé que eras más lista Kate-dice mirándome fijamente y siento como me arde todo la cara, estoy enfadada muy enfadada.
-Creo que nosotros…vamos a ir a tomar un poco de aire-dice Kevin levantándose y saliendo junto a Espo, sin duda huyendo de una pelea que yo estaba deseando empezar.
Los veo salir por la puerta y espero pacientemente, intentando no alterarme, pero estaba a punto de explotar. Y no pude evitarlo por más tiempo.
-Sabía que eras un idiota, la pena fue olvidarlo durante unos minutos. Siempre te has creído el más listo del mundo, te crees una especie de dios. Crees que eres el mejor policía del mundo. Eres bueno, pero cuando piensas, cuando te tomas tu tiempo. No siempre eres así. Cuando te conviertes en un idiota eres el peor detective que conozco. Te cierras, te enfilas con algo y te olvidas que hay un mundo de posibilidades. No tienes la certeza absoluta, y tu problema es que te crees invencible y el mejor. Pero no siempre lo eres. ¿Crees que no soy lista? Pues sabes me da igual lo que digas o lo que opines de mí. Voy a demostrarte que no lo soy, aunque me da igual lo que pienses. Voy a demostrar que valgo para mi trabajo. Así que solo dedícate a hacer tu parte del trabajo. Me quedo con una copia de esto-digo recogiendo los papeles dejándole claro que quería que se fuera de la que ahora era mi casa.
-Está bien-dice levantándose-puesto que soy quien lleva el caso, o al menos tu infiltración. No se te ocurra acercarte demasiado al tipo ese.
-¿A quién? ¿A Rick?
-Sí, es un sospechoso. Quiero que te acerques, que te hagas su amiga y le saques cosas, pero no pases la línea.
-Soy consciente de lo que puedo o no hacer. Tu estate tranquilo ¿sí? Ahora si no te importa, tengo cosas que hacer.
-Está bien, ya me voy-dice recogiendo sus cosas y saliendo del piso dejándome sola y muy cabreada. Necesitaba salir a dar una vuelta antes de volverme completamente loca. Hoy era lunes, mi día libre y entonces, antes de darme cuenta estaba haciendo algo de lo que seguramente me iba a arrepentir.

POV RICK
Estoy en una reunión con la nueva junta. Era la primera de muchas y aunque esto era para quitarme trabajo, quería estar aquí para apoyarlos y demostrarles que confió en ellos. Estaba seguro de la que empresa seguiría perfectamente y que yo por fin iba a poder buscar tiempo para mí, aunque quizás antes tenía que pensar en lo que de verdad podría hacer bien y me haría sentir yo mismo, sentirme especial.
Es la hora de comer y mando a todos a que salgan fuera, está muy bien el día como para estar encerrados. Yo había decidido dar por finalizado mi día de trabajo, quería ir a casa y pensar en algo, en qué hacer con mi futuro ahora que tenía posibilidades.
Dejo mi maletín en mi despacho y cojo algo de ropa que tengo guardada allí, no quiero ir con el traje fuera, quiero sentirme Rick de nuevo y para eso me coloco un pantalón vaquero y una camiseta bastante desgastada. Me coloco unas zapatillas y tras despeinarme un poco salgo por la puerta con una sonrisa, me sentía liberado.
Cuando siento el calor tocando mi cuerpo me siento lleno de energía, me pongo las gafas de sol y me dispongo a disfrutar de mi ciudad cuando de repente la veo allí justo enfrente del edificio de la empresa, paseando como si nada con una coleta, unos vaqueros y una camiseta blanca de manga corta. Parecía que nos habíamos puesto de acuerdo para arreglarnos.
La veo pasar hacia la siguiente calle que cruza la principal y la veo seguir hacia adelante hacia Central Park y antes de que me dé cuenta estoy acelerando para intentar adelantarla y cortarle el paso, como si fuera un choque fortuito.
Acelero mirándola siempre de reojo desde la otra acera, miro hacia delante y no queda nada para llegar a Central Park, solo me queda una salida para poder aparecer delante de ella. Tuerzo hacia la derecha y corro por la otra calle para intentar aparecer por delante de ella.
Cuando llegó a la otra esquina tengo que parar un momento para recuperar el aliento y entonces cuando siento que he recuperado el aliento me asomo a la esquina como si nada, como si pasara por allí pero entonces, no la veo por ningún lado. No ha podido girar hacia ningún lado y es imposible que haya llegado antes que yo ¿no? me giro buscándola, pero tampoco la veo por ningún lado. ¿Se habrá dado la vuelta y se habrá ido?
Me rio para adentro por lo tonto que he sido y me giro para seguir paseando por la ciudad cuando tropiezo con algo o mejor dicho con alguien. Maldigo al sentir un líquido caliente caer sobre mi cuerpo.
-Mierda-maldijo al sentir como el calor abrasa mi mano.
-Lo siento yo…-entonces levanto la mirada y allí esta, ¿De dónde ha salido? Da igual, ya da igual todo, donde estaba, como quema el café sobre mi cuerpo, mi ropa empapada, el golpe. Solo podía mirarla a ella, era tan hermosa, dios estaba volviéndome loco ¿no? pero me da igual, me da igual cuando solo puedo verla ahí delante sacando un pañuelo de su bolso para que pueda limpiarme, y tardó en reaccionar, tanto que me siento como un estúpido y cuando lo hago solo puedo intentar no mirarla por la vergüenza que me da sentir su mirada sobre la mía.
CONTINUARÁ…
Bueno pues choque de trenes entre Royce y Kate y un choque ¿fortuito? entre Kate y Rick.
Estos dos empiezan a chocarse demasiado ¿No? ¿No será que sus cuerpos se buscan sin poder evitarlos? El viernes más, veremos qué pasa después de ese choque.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 14

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 12, 2018 10:43 pm

Buenos días, aquí estoy un día más, deseando subir para poder empezar con el capítulo 3 de la nueva historia, estoy con ganas y lo siento, solo quiero avanzar y avanzar con la historia, lo mismo me pasa con esta, estoy deseando que vaya avanzando para llegar a los mejores momentos jaja. Daros las gracias por todos los comentarios, el reto que lance ya esta echo con el capítulo del otro día, es increíble así que muchas gracias, vosotros siempre me animáis a seguir y a seguir. Así que pues mañana capítulo extra, no sé a qué hora, pero habrá capítulo extra, mil gracias a todos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 14
POV KATE
Le doy un pañuelo para que se limpie mientras lo miro con una sonrisa aunque él me evita la mirada. Cuando salí del piso, pensé en hacer algo parecido a esto, pero para nada esperaba que él me siguiera el juego. Lo vi desde el segundo uno en que empezó a seguirme. El pobre lo había hecho bastante bien, el problema era que no sabía que llevaba en la sangre ser detective.
Después de la conversación de antes con Royce, necesitaba demostrarme a mi misma que era buena en mi trabajo. Por eso había decidido acercarme a él, tenía que acercarme hasta que me contara que era lo que nos ocultaba. No sabía si tenía que ver con el caso propiamente dicho, pero si sabia que ocultaba algo sobre su relación con la victima, y quizás eso nos ayudaba a llegar al asesino, o quizás fuera él, aunque me costara creerlo, no pensaba cerrar ninguna puerta, porque sino no sería yo misma.
Veo como se limpia antes de mirarme con una sonrisa, después de unos segundos sin hacerlo pensé que volvíamos a la primera vez que nos vimos, como si hubiera visto un fantasma. Pero ahora estaba como si nada sonriéndome, una sonrisa con la que podría conquistar al mundo si se lo propusiera.
-Deberías empezar a plantearte más mirar por donde vas ¿no?-dice con una sonrisa.
-¿Qué dices? Tú has tenido la culpa, te has girado como si hubieras perdido algo o a alguien-digo con una sonrisa y lo veo sonrojarse un poco, sin duda había dado en el clavo.
-Entonces…si he sido el culpable, tengo que invitarte a un café ¿no?-dice sonriéndome y yo me hago la remolona, no quiero que piense que era lo que estaba buscando.
-No sé…solo quería dar una vuelta, conocer la ciudad, además no quiero entretenerte.
-La verdad es que yo también iba a pasear, ¿y sabes? Soy el mejor para enseñarte esta ciudad.
-No sé, quizás encuentre por aquí un guía mejor.
-Ya te digo yo que no. ¿Entonces? ¿Me dejas invitarte a un café y luego te hago de guía?
-Está bien-digo con una sonrisa intentando que se sienta seguro.
Caminamos hacia una cafetería cercana y al final decidimos pedir un café para llevar. Nos lo tomamos paseando por Central Park, sin duda el mejor lugar donde disfrutarlo.
-¿Qué tal tu primer día de descanso?
-Bueno, aparte de encontrarme contigo creo que nada interesante-digo con una sonrisa, una sonrisa con la que Royce diría que estoy flirteando, y quizás sea así, quizás estoy desesperada para conseguir algo antes que él, y quizás eso haga que meta la pata, tengo que ir despacio, acercarme a él pero despacio, muy despacio.
-Pues voy a hacer que eso cambie-dice tirando su café a la basura quitándome a mí el mío de la mano y tirando de mí lejos del parque, volviendo a la ciudad, a su jaleo, a su movimiento de coches.
Caminamos por la ciudad, mientras me enseña sin él saberlo, cada rincón de esta ciudad que me tiene enamorada, me sorprende, conociéndolo solo a través del informe que teníamos de él antes de meterme de lleno en el bar, que tenga esos gustos, me sorprende que no sea un idiota con dinero que se cree el rey del mundo. Pero después de verlo aquel día con su traje y tan serio, también me sorprende lo divertido que puede llegar a ser, lo único que no me sorprende y que sabía desde el primer instante en que lo vi, que era todo un conquistador, que lo tenía todo a su merced con esa sonrisa que tiene.
- ¿Te está gustando la visita?
-Si, no está mal.
- ¿A que no soy tan mal guía? -dice sonriendo y haciéndome sonreír sin poder evitarlo.
-Bueno…los he tenido mejor.
-Me siento muy ofendido que lo sepas-dice sacándome una sonrisa.
-Bueno, te has portado muy bien, la verdad. Creo que debería invitarte a comer.
-¿Deberías? Creo que ya estabas tardando-dice haciéndome reír.
-¿Dónde quieres ir?
-Bueno, estamos en Nueva York, creo que deberías comerte el mejor perrito del mundo. Vamos-dice tirando de nuevo de mi mano y salgo corriendo detrás de él.
Cogemos los perritos y nos sentamos en un banco cercano para poder comérnoslo. No puedo evitar mirarlo de reojo como le pega el primer bocado y cierra los ojos disfrutando de la comida, otra cosa en la que se parecía a mí. No hacia todas las horas de comida, esa era la verdad, pero cuando comía sin duda lo disfrutaba mucho, era uno de los placeres de mi vida.
-Esto esta increíble.
-¿A que si?-dice emocionado.
-Si-digo con una sonrisa mientras me lo acabo intentado encontrar el momento para poder empezar a conocerlo mejor, conocerlo de verdad y no a través de un archivo echo por gente que de verdad no le conoce, quería empezar a crearme yo una visión de cada uno de los sospechosos, era la mejor manera de dar con el culpable.-Creo que deberíamos irnos ya ¿no?
-¿Por qué?-dice mirándome fijamente.
-No quiero interrumpirte, supongo que tendrás cosas que hacer.
-La verdad es que no, me he cogido el día libre-dice con una sonrisa.
-Claro, ser tu jefe es lo más fácil para cogerse días ¿no?-digo bromeando.
-Algo bueno tenía que tener ¿no?-dice con una sonrisa-la verdad es que hoy me he dado la tarde libre porque quería celebrar.
-¿Todavía? Desde anoche que tenías ganas de celebrar, has tenido que cerrar un buen negocio.
-Bueno…más bien, un buen negocio personal. Da igual, hoy ha pasado algo que he estado esperando toda mi vida, y aunque va a ir poco a poco, voy a empezar mi vida de nuevo. Es como si hubiera vuelto a renacer.
-Ya te entiendo, he vivido algo parecido cuando decidí venirme aquí.
-Claro, para ti también ha tenido que ser complicado ¿no?
-Bueno a todo te terminas haciendo. Me alegro de que hayas conseguido eso que querías-digo intentado indagar un poco más en ello.
-Bueno, aun no lo he conseguido. La verdad es que…es complicado llevar un negocio familiar.
-Imagino, las familias son complicadas, aunque no tenerlas es aún peor-digo metiéndome en mi papel.
-Lo siento yo…
-No pasa nada, hace ya mucho tiempo de eso.
-Bueno…yo estoy feliz de poder disfrutar aun de mis padres. A veces tenemos problemas, pero ojala pueda tenerlos durante mucho tiempo.
-¿Has dicho que era una empresa familiar?
-Sí, mi padre la creó de la nada, con todo su esfuerzo. Hace un tiempo sufrió un infarto, desde entonces tuvo que dejar la empresa, tiene el corazón demasiado débil para cómo se tomaba las cosas.
-Y ahora la llevas tú.
-Sí, bueno no solo y eso ayuda bastante.
-Perdona que te lo diga pero si te veo así como estas ahora, nunca diría que eres un empresario. De verdad.
-¿Qué te parece que soy?
-No sé, un actor de Hollywood o algo así-digo con una sonrisa y lo veo sonreír.
-La verdad…es que siempre me he parecido más a mi madre en ese aspecto. Mi madre fue actriz cuando era joven. Lo dejo cuando se enamoró de mi padre, a veces hacia algo de teatro y eso, pero hace muchos años que no trabaja en nada parecido. Ella es más extrovertida, y del mundo del espectáculo, mi padre es más metódico, serio. Nos quiere muchísimo, eso lo sé y lo he sabido siempre, pero para él la empresa era su logro, su sueño, era el trabajo de su vida, y a veces parecía que la ponía por delante de nosotros. Ha sido difícil desde que tuvo que dejarlo.
-Al menos tú has sabido ayudarle.
-He hecho lo que he podido aunque con ello haya tenido que dejar mis sueños atrás.
-Tuvo que ser difícil.
-En realidad no lo fue tanto, la vida de mi padre estaba en peligro, sabía que tenía que hacerlo. Supongo que la familia está por encima de cualquier cosa.
-Supongo-digo sonriéndole.
-Da igual, no quiero aburrirte con temas de familia.
-No lo haces, pero yo tampoco puedo hablarte mucho de ese tema-digo y lo veo dedicarme una sonrisa triste.
-¿Quieres dar una vuelta por algún lado?
-La verdad es que prefiero irme a casa.
-Está bien, ¿Sabes llegar?
-Bueno…-digo mirando alrededor haciéndome la perdida aunque sabía perfectamente donde estaba y solo me llevaría unos cinco minutos llegar desde donde estaba.
-Vamos, te llevo-dice levantándose con una sonrisa y yo le miro con otra levantándome también para dejarle acompañarme a casa, de momento hoy, puedo decir que he avanzado algo más que estos días, pero no quería presionar demasiado y que eso hiciera que se cerrara o se echara hacia atrás. Tenía que ir pisando terreno firme, pero sé que poco a poco iré avanzando hacia mi destino, justicia.
CONTINUARÁ…
Mil gracias a todos, parece que empiezan a conocerse, bueno al menos Kate a él, porque él de momento esta conociendo una mentira, ¿Hacia donde les llevara todo esto? ¿Qué sacara Kate de conocerlo tan de cerca?
Mañana más, recuerdo que no sé cuándo, pero sacare tiempo de donde sea para daros el capítulo extra.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 15

Mensaje por tamyalways el Vie Abr 13, 2018 11:08 pm

Buenos días, aquí os dejo el capítulo extra que os prometí. Mil gracias a todos por vuestros comentarios, vosotros me dais las ganas de seguir.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 15
POV RICK
Ya estamos a jueves y no puedo dejar de pensar en el fin de semana, tengo ganas de desconectar por completo de la empresa. Es verdad que tras lo de la junta ahora tengo menos trabajo, pero aun sigo sintiendo esa responsabilidad y mientras eso siga así no puedo concentrarme mucho en otras cosas. Tanto es así, que llevo toda la semana sin ir al bar ni si quiera. He estado mucho por la oficina, casi más que antes del cambio, pero eso iba a cambiar. Solo tenía que dejar cosas fijadas, cosas que ayuden a la junta a hacer muchas más cosas sin mi, y entonces podre pensar en un futuro en el que llevo años sin pensar.
Hoy tengo pensando ir al bar, prometí que iría más y no lo estoy cumpliendo, pero también es porque tengo ganas de verla a ella, no sé qué tiene pero me hace sentir bien, y desde que la vi el otro día, después de pasar toda la tarde juntos paseando, disfrutando de la compañía, siento que quiero conocerla mejor, que me hace sentir bien estar con ella, a pesar de mi primera impresión.
Si, lo primero que pensé cuando la vi fue que iba a traerme un fuerte dolor de cabeza, y así fueron las primeras veces, pero luego me di cuenta de algo, a pesar de que ambas eran muy parecidas físicamente, y de que ambas eran dos grandes mujeres, en lo demás eran muy distintas. Y creo que el conocerla, el poder hablar con ella, ha hecho que pueda mejorar mi visión de ella, y que haya conseguido separar y olvidar ese parecido con Emily que tanto me dolía.
Esta semana se va a cumplir ya un mes de su muerte y aún no he podido superarlo, me duele aun pensar que no voy a volver a verla, la echo de menos y siento rabia con este mundo por habérmela arrebatado, pero lo que más rabia me da, es que no puedo hacer nada para atrapar a quien hizo esto, es más, oculto cosas solo para que no crean que yo pude hacerlo, esto es una auténtica mierda.
-¿Cariño?-escucho una voz y cuando levanto la cabeza allí está mi madre mirándome con cara de preocupación.
-Hola mama-digo levantándome con una sonrisa para darle un abrazo.
-¿Esta bien? Estaba en otro lugar.
-Solo pensaba-digo haciendo que se siente y sentándome a su lado.
-No pensaba encontrarte aquí.
-Pues aquí estoy-digo con una sonrisa triste.
-Cariño ¿Por qué siento que ahora que tu padre ha dado ese paso ahora eres tú el que no lo das?
-Porque quizás esto ahora es más cómodo y me da miedo lo desconocido.
-No digas tonterías tu nunca has sido un cobarde. Además estoy segura que el mundo que te espera ahí fuera será increíble, y ¿Sabes por qué? Porque tú eres increíble hijo-dice con una sonrisa-seas lo que seas, decidas lo que decidas, yo estaré apoyándote y tu padre también. Y has salido a tu madre, así que seguro que tienes un gran talento oculto. Solo tienes que buscarlo y lo encontraras, pero aquí sentado no vas a encontrarlo.
-Tienes razón como siempre.
-Por eso ahora mismo vas a levantarte de ahí y vamos a ir a comer, a donde quieras. Tomate lo que queda de semana libre, viaja, ves al cine, al teatro, al museo, a un concierto, a una lectura a lo que quieras. Intenta buscar dentro de ti y te encontraras.
-Lo haré. Gracias por tus consejos mama-digo dándole un abrazo.
-Bien, ahora levanta ese culo de ahí ahora mismo.

POV KATE
Por fin después de una semana puedo ver a alguien que conozco, a alguien de mi vida que no sean los chicos o Royce. He tenido que ir esta mañana para ver algunas fotos para poder descubrir quién es ese tipo que se reúne con Rob, pero de momento no ha habido suerte entre la gente que tenemos fichada por drogas. Tras ese chasco, había conseguido sacar algo de todo esto. Lanie me había sacado arrastras de la comisaria y ahora estábamos comiendo juntas y eso era lo mejor que me podía pasar.
-No sabes cuánto te he echado de menos. Estos cafres no pueden hacer nada sin ti y me vienen a buscar a mí, no sé cómo los aguantas-dice sacándome una sonrisa.
-En realidad echo de menos sus tonterías, apenas los veo y cuando lo hacemos solo podemos hablar del caso y luego esta Royce.
-¿Sigue tan idiota como siempre?
-Puf…no lo soporto. Creo que me va a volver loca.
-Ya veo que no ha cambiado. ¿Y tú? ¿Cómo te encuentras?-dice colocando su mano sobre la mía sin duda preocupada.
-Estoy bien, eso paso hace mucho Lanie.
-Ya, pero…no lo habías vuelto a verlo y ahora que lo ves te da por culo…bueno tú ya me entiendes-dice sacándome una sonrisa.
-Es algo del pasado. Solo me gustaría que no fuera tan idiota. Que a veces pudiera reconocer a el Royce que conocí. Pero ya me da igual, que haga lo que quiera, ahora solo quiero poder confiar en él por el caso.
-Están los chicos, lo mantendrán bajo control, no dejaran que te pase nada malo.
-Lo sé-digo con una sonrisa mientras la miro, pero la sonrisa desaparece cuando lo veo entrar por la puerta junto a una mujer mayor, una mujer que sin duda podía ser su madre.
-Kate ¿Estas bien?
-Deberíamos irnos-digo intentando ocultarme detrás de la carta.
-Pero…-no le da tiempo a acabar cuando escucho mi nombre de su voz y sé que de nada ha servido intentar esconderme.
-¿Kate?
-Rick-digo mirándole poniendo mi mejor sonrisa, intentando que no viera que ahora mismo estaba cagándome en todo.
-¿Quiénes son estas chicas tan guapas?-dice su madre con una sonrisa colocándose a su lado para poder mirarnos bien.
-Madre ella, ella es Kate, la nueva camarera del bar.
-Oh encantada-dice acercándose a mí y yo me levanto sin saber muy bien que hacer y rezando para que Lanie no la cague. Me saluda con un beso y un abrazo mientras me mira.-Eres muy guapa-dice haciendo que me sonroje.
-Gracias. Ella es una amiga. Lanie-digo sin saber muy bien como presentarla para no levantar sospechas.
-Encantada-dice Lanie levantándose y saludando a los dos mientras me mira con una sonrisa, todo esto era demasiado surrealista.
-Bueno, nosotros no os molestamos más-dice Rick un poco avergonzado pero su madre sigue allí de pie sin intención de moverse.
-Espera, ¿os importa si nos sentamos? No me gusta cenar solos, ¿sabes? cuánto más gente siempre mejor-dice con una sonrisa y yo no sé cómo hacer para negarme y que no le siente mal, porque sin duda este momento puede ser muy peligroso.
-Yo…
-Claro que no nos importa, sentaros-dice Lanie levantándose y ella misma colocándoles las sillas, sin duda estaba disfrutando de esto, lo que no sabía era que estaba buscándome un auténtico problema.
Lanie enseguida empieza la conversación, en un principio hablando de algo general mientras la madre de Rick le sigue en todo momento. Yo intento no hablar para no meter la pata mientras miro a Rick para ver cómo se siente, pero apenas levanta la cabeza de su plato, parece tan pequeño que no puedo evitar sonreír.
-Entonces Kate ¿No eres de aquí?
-No, soy de Virginia.
-Oh, buen lugar, aunque ya te digo que no hay mejor lugar para vivir que esta ciudad-dice con una sonrisa haciéndome sonreír a mí también.
-Bueno por ahora no tengo pegas de esta ciudad, y mientras tenga trabajo por aquí seguiré.
-Seguro que te va muy bien, y seguro que terminaras consiguiendo un mejor trabajo-dice mirando a su hijo sin duda dejándole claro que no le gustaba ese bar y yo intento cambiar el tema para que él no se sienta mal y porque seguramente así gane algún punto más.
-Estoy segura de que hay trabajos peores, me tratan bien. Pero bueno es solo un camino para poder seguir estudiando.
-Eso me gusta. Mi hijo está buscando su camino y espero que lo encuentre.
-Bueno podemos dejar de hablar de mí como si no estuviera ¿no?-dice con una sonrisa intentando bromear pero sin duda no estaba cómodo.
-Si además, mi amiga tiene que irse a trabajar ya. Sintiéndolo mucho…-digo queriendo cortar aquello antes de que se nos fuera de la mano.
-Oh, bueno no pasa nada. No quiero que llegue tarde a su trabajo-dice Martha levantándose para despedirse de nosotras.-Ya nos veremos en otro lugar. ¿Te viernes algún día a cenar a casa?
-Mama, no presiones demasiado-dice Rick riñéndola pero con una sonrisa y empieza a gustarme la relación que tienen.
-No, si me invita por supuesto que aceptare.
-¿Has visto hijo?-dice con una sonrisa-las dos estáis invitadas. Ya os lo recordare a través de mi pequeño-dice con una sonrisa y veo como Rick cabecea de forma graciosa.
-Bueno, ¿Nos vemos esta noche?-pregunto mirándole y lo veo pensativo antes de aceptar con una sonrisa-bueno, disfrutad de la comida y la postcomida-digo con una sonrisa a forma de despedida.
-Gracias y encantada chicas-dice mientras Lanie y yo nos alejamos poco a poco con una sonrisa y nada más salir por la puerta lo suelta, y lo peor es que sabía que lo haría.
-Está muy bueno Kate. ¿Cómo no me lo habías dicho antes? Te lo tiraras ¿no?
-Lanie, es un sospechoso, por si no lo sabias.
-Dios Kate, eres una aguafiestas, disfruta un poco de la vida-dice con una sonrisa mientras marca el camino de vuelta a la comisaria y aunque quiero matarla, no puedo evitar reírme de sus ocurrencias.
CONTINUARÁ…
Bueno, pues un encuentro un poco complicado para ambos, pero del que no han salido tan mal ¿no? Jaja. Espero que os haya gustado el capítulo extra, el lunes más y ¿Mejor? Bueno eso tendréis que decirlo vosotros jaja. Gracias por vuestros mensajes, esto feliz de leerlos y por supuesto feliz de recompensarlo con capítulos extra, creo que disfruto yo más dándolos que vosotros mismos jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Lun Abr 16, 2018 12:55 am

Esta lanie que no cambia!! ya se esta inventando historias en su cabeza!! jajajajajaj

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 16

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 16, 2018 2:01 am

Buenos días, empezamos la semana con nuevo capítulo, estoy contenta por como va la cosa, espero que a vosotros también os este gustando, sigo escribiendo la nueva historia con las mismas ganas que la primera.
#CaskettAlways
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 16
POV KATE
Ya esta acabando la jornada laboral, y siento de nuevo que el día esta acabando sin lograr nada y eso empieza a frustrarme, quizás al final Royce tenga razón y no valgo para esto. Veo como se acerca Will Sorenson, me sorprende porque desde el primer día que estuve aquí no he vuelto a coincidir con él.
-Hola guapa, veo que al final conseguiste el trabajo.
-Si, quizás te deba dar las gracias-digo con mi mejor sonrisa.
-Pues conozco muchas formas de hacerlo-dice con una sonrisa que no me gusta nada, sin duda estaba insinuando cosas asquerosas con esa sonrisa y esas palabras.
-Puedo ofrecerte una copa. ¿Qué bebes?
-Tequila, ¿Me acompañas? -dice intentando colocar su mano sobre la mía, pero la aparto antes de que lo haga mientras intento poner mi mejor sonrisa porque no quiero ofenderlo y que esto acabe con mi tapadera, pero tampoco iba a dejarlo sobrepasarse ni un centímetro.
-Estoy trabajando.
-¿Quizás luego…?-dice insistiendo y dios está empezando a parecerme un buen sospechoso, uno de esos que no aceptan un no por respuesta. ¿Y si lo intento con Emily y ella se negó?
-Tengo que ir a por unas cosas-digo colocando su vaso en la barra y saliendo de allí hacia el almacén para alejarme de este tipo antes de partirle la cara.
Cuando entro en el almacén intento relajarme mientras pienso en que hacer ahora, si seguimos así no creo que podamos conseguir nada, además no podríamos mantener por mucho tiempo más la investigación abierta y mucho menos mi infiltración. Necesitaba lograr algo, algo cuanto antes.
Siento como me agarran por detrás haciéndome caer al suelo mientras me aprietan con fuerza. Estaba tan perdida en mis pensamientos que no lo he oído llegar y ahora me tiene atrapada. Me da la vuelta con fuerza y me presiona contra el suelo con su fuerte cuerpo y allí esta su sonrisa de nuevo, esa sonrisa asquerosa que no deja de mirarme y siento que tengo que hacer algo, aunque con ello acabe con mi infiltración, pero no pudo dejarlo hacerlo. Pero aun así, aun así no consigo que la voz me salga del cuerpo, no consigo gritar pidiendo auxilio, no consigo darle la señal a Royce para que entre por esa puerta para salvarme.
Siento que voy a perder esta batalla y entonces grito, por fin me sale un grito y solo espero que Royce pueda oírlo porque ya me da igual todo, solo quiero salir de aquí lo mejor posible. Y siento como me presiona con toda su fuerza y lucho con todas mis fuerzas pero me tiene muy presionada, tan bien que no puedo ni moverme. Solo rezo es lo único que me sale, rezar para que Royce aparezca por esa puerta con los chicos, pero cada vez pienso más que eso no va a llegar y mis fuerzas empiezan a bajar, a desaparecer mientras sin darme cuenta siento como sigo gritando con todas mis fuerzas y entonces, como si fuera un sueño, el ruido de fuera se entra dentro de la claustrofóbica sala y la luz ilumina su cara, una cara que me da mucho miedo, y entonces una voz, una voz que creo soñar pero no es para nada un sueño.
-Joder Will ¿Qué coño haces? -dice Rob quitándomelo de encima y recibiendo un golpe por su parte. -Para-dice gritando mientras consigue quitármelo del todo de encima y enseguida me levanto intentando recuperar el aliento mientras agradezco a dios que Rob haya decidido entrar.
-No pasa nada Rob, no te pongas así. Solo estábamos pasándolo bien ¿verdad?-dice mirándome con una sonrisa y sé que no es la primera vez que lo intenta y tengo ganas de partirle la cara y dejarle claro que eso no va a volver a pasar, y lo tengo claro, no va a volver a pasar.
-Eres un hijo de puta…-digo gritando con toda mi rabia.
-Kate para ¿sí?-dice Rob de repente muy tranquilo y me da asco que se lo esté tomando como algo normal, quizás es porque esto ya ha pasado aquí alguna otra vez, quizás con Emily, y solo pensarlo me da mucho más rabia y asco.-Vamos a tranquilizarnos un poco. Vamos a mi despacho y hablamos, seguro que todo ha sido un malentendido.
-Sí, de verdad, ha sido un malentendido-dice con una sonrisa y siento como la sangre empieza a arderme, pero necesito pensar en frio. Voy a hacerle pagar por todo, pero antes tengo que descubrir si tuvo algo que ver con Emily, tengo que conseguirlo.
-Necesito cinco minutos.
-Bien, cinco minutos. Relájate y nos vemos en mi despacho.
-Bien-digo tragando saliva mientras lo veo salir con una sonrisa como si no hubiera hecho nada malo y enseguida me toco el micrófono, entendiendo enseguida porque nadie había acudido. El micrófono estaba desconectado, un fallo que podía haber sido fatídico, pero que ahora que todo ha pasado puede ayudarme a seguir en el caso, pero antes tengo que pasar por este mal rato y por supuesto tener paciencia porque haya matado o no a Emily, juro por mi vida, que terminara pagando por todo el daño que me ha hecho.
Entro en el despacho con toda la determinación del mundo, sabía lo que iba a hacer lo tenía muy claro y nada ni nadie iba a quitármelo de la cabeza.
-Siéntate ¿Si?-dice Rob pero por nada del mundo iba a sentarme.
-Estoy aquí bien-digo colocándome junto a la puerta con ganas de pelear.
-Bien, solo quería decirte que Will lo siente mucho-dice y veo cómo va a protestar, pero levanta la mano para impedírselo-se ha equivocado y lo siente. Solo espera que entiendas que ha sido una confusión y que no va a volver a pasar.
-Eso tenlo por seguro-digo mirándole desafiante y veo como me mira con una sonrisa asquerosa, sin duda no se arrepentía y sin duda volvería a intentarlo mil veces.
-Bien, Kate yo solo pienso en el bar, esto ha sido algo feo, pero de verdad no va a volver a pasar y si esto sale de aquí solo te dañara a ti y al bar. No creo que tengamos que hacer un mundo de esto-dice con tranquilidad y siento como me da tanto asco que estoy a punto de vomitar, pero intento mantenerme firme, ahora más que nunca tengo que estar aquí, tengo que averiguar lo que paso.
-No quiero que vuelva a acercarse a mí.
-No lo hará, ¿verdad?-dice mirando a Will que asiente con una sonrisa.
-Si se acerca a mi más cerca de lo que está ahora mismo, esto saldrá a la luz.
-No lo hará, lo prometo. Ahora si prefieres irte a casa…
-No, quiero volver a mi trabajo.
-Bien, mientras tanto Will te pediría que te quedaras un momento aquí.
-Claro-dice mirándome antes de que yo pueda salir por la puerta llena de odio, pero llena de determinación, más determinación que nunca, aunque creo que necesito una copa para poder mantenerme en pie, esto va a ser más difícil de lo que pensaba.
Cuando salgo del despacho enseguida empieza a sonarme el vibrador del móvil con insistencia, y sé que si no lo cojo en menos de dos minutos la caballería entrara por esa puerta, así que corto la llamada y conecto bien el micrófono.
-Todo bien por aquí-dice directamente en el micrófono y entonces siento como vibra de nuevo el móvil, pero esta vez solo es la entrada de un mensaje.
- ¿Va bien el micro? Hemos estado un buen rato sin oír nada.
-Se había desconectado, pero ya está todo bien-contesto rápidamente para dejarlos tranquilo y para que todo siguiera adelante.
Me meto dentro de la barra y cojo una vaso para colocarlo sobre la barra, y entonces es cuando me doy cuenta de que no puedo con todo esto, la mano me tiembla completamente descontrolada, he pasado mucho miedo, y no sé si voy a poder lograrlo, no sé cómo voy a hacerlo sola. Aun temblándome la mano consigo verter un poco de alcohol sobre el vaso y me lo bebo de un trago, intentando que el alcohol me da la fuerza que necesito en este momento, pero aún sigo temblando, aun siento ese peligro acechando y entonces veo cómo sale del despacho, como me dedica una sonrisa y se va como si no hubiera pasado nada. Siento rabia, rabia por haber permitido que pasara, rabia por no haber podido hacer nada, pero sobre todo rabia porque tengo miedo, yo Kate Beckett tengo miedo y no sé cómo superarlo.
De repente siento como alguien me toca y la botella acaba en su suelo fruto de mi miedo, de mi cuerpo tenso y en alerta, y me doy cuenta de que estoy a punto de derrumbarme, de que no voy a poder conseguirlo.
CONTINUARÁ…
Buah, mal momento el que acaba de pasar Kate, ¿Podrá aguantar solo para lograr su objetivo? ¿Será Will el sospechoso que estaba buscando?
Hasta el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Ruth Maria el Mar Abr 17, 2018 12:41 am

pobre kate tener que soportar a este mal amansado de will, definitivamente sospechoso numero 1 y complice de rob en esos negocios oscuros que todavia no sabemos que son.
Kate la vio por un pelito, que descuido mas grande tener el microfono desactivado pues pudo haber sucedido algo con mayores conseuencias.

Ruth Maria
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 565
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 17

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 18, 2018 1:45 am

Buenos días, aquí estoy subiendo un nuevo capítulo, pensando en escribir y viendo Castle. ¿Se puede poner algo más de Caskett ahora mismo en mi vida? Solo daros las gracias por seguir leyendo y por todos vuestros comentarios. Muchas gracias de verdad a todos, y me une a vosotros en el odio eterno a Will y Rob.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 17
POV RICK
La toco despacio para llamar su atención y entonces como si fuera un déjà vu la botella acaba en el suelo llenando todo de cristales y el líquido marrón que contenía.
-Madre mía esto empieza a convenirse en algo demasiado común ¿no? -digo con una sonrisa mientras me agacho para ayudarla, pero cuando la miro bien al recoger esos cristales rotos veo que algo no va bien, veo como su mano tiembla demasiado. -Kate, ¿Está todo bien?
-Si-dice recogiendo los trozos de cristal con la mano y temo que pueda cortarse.
-Deja eso, ya me ocupo yo-digo cogiendo su brazo para que deje de hacerlo y veo como se mueve hacia atrás como encogiéndose y siento una punzada en el estómago.
-Ya puedo yo-dice sin mirarme sin duda nerviosa.
-No, de esto me ocupo yo-digo con tranquilidad pero seguro.-Lo mejor es que te vayas a casa a descansar ¿si?
-Estoy bien.
-No, no lo estas, y no creo que me vayas a contarme lo que te pasa, pero no hace falta ser un experto para saber que te pasa algo. Será mejor que te vayas a descansar, mañana será otro día.
-No ha acabado mi jornada.
-Yo me ocupo de todo esto.
-¿Tu?-dice con una tímida sonrisa burlona que hace que sonría yo también.
-Bueno, no sé quizás encuentre mi destino sirviendo copas, nunca se sabe. -digo con una sonrisa y la veo sonreír mientras se levanta asintiendo-Descansa y nos vemos mañana.
-Está bien-dice recogiendo su bolso y su abrigo de detrás de la barra.-Gracias.-dice mirándome fijamente por primera vez y yo asiento dejándola ir, aunque he visto una tristeza en su mirada, que no le había visto antes y eso me acaba de dejar tocado.
Limpio el destrozo y cuando lo hago veo como todo el mundo sigue a lo suyo como si nada, la verdad es que no me apetece estar aquí, si estoy aquí solo ha sido porque quería verla a ella, solo por eso, pero ahora que se ha ido aun siento más que esto es una tontería y solo quiero irme, pero antes me dirijo hacia el despacho para ver si Rob sabe algo sobre lo que le pasa a Kate.
-Hola Rob.
-Hombre tu por aquí, pensé que ya te habías olvidado de tu promesa.
-Lo siento, he estado ocupado. Acabo de mandar a Kate a su casa.
-¿Si?
-Sí, no se encontraba muy bien. ¿Has pasado algo que deba saber?
-Que yo sepa no-dice como si nada pero creo que me está mintiendo y eso me cabrea.-No ha pasado nada ¿Vale? Todo está genial por aquí y si estas más tiempo por aquí lo veras con tus propios ojos. Pero creo que ahora deberías irte a casa ¿sí? Vamos a cerrar ya de todas formas, sin camarera no podemos hacer mucho.
-Pero…
-Ni peros ni nada. Márchate Rick y recuerda que este es tu bar también, si quieres saber lo que pasa ya sabes donde tienes que estar-dice enfadado dejándome allí planteado mientras sale a atender sus clientes, que en realidad es de los dos.
Decido irme de aquí, ya que no estaba haciendo nada de provecho, pero cuando salgo por la puerta, no puedo dejar de pensar en ella y en esa mirada brillantes por la lágrimas que amenazaban con caer, no puedo dejar de pensar en su cuerpo temblando de miedo, si tenía que ser eso, y entonces lo tengo claro, no puedo irme a casa con esa sensación, no puedo.

POV KATE
Acaba de llamarme Royce, se ha puesto muy pesado en querer venir a verme, pero al final le he conseguido convencer de que estoy bien y que solo necesitaba descansar. Menos mal que no ha escuchado nada sino, sé que ya estaría fuera del caso, y ahora mismo es lo que menos quiero, pero necesito calmarme, necesito que esto no me afecte porque si no, no podré estar al cien por cien.
Me siento en el suelo con mi cena recién llegada, pero no puedo probar la comida, no cuando no puedo dejar de sentir su cuerpo presionando el mío, sus manos por todos lados y ya no puedo más. Me levanto rápidamente y acabo tirada delante de la taza del baño con nada en el estómago.
Me quedo allí tirada durante un buen rato sin conseguir levantarme, sintiendo como todo me da vueltas, intentando recuperarme de ese momento pero sin conseguir lograrlo, y entonces, entonces oigo como dan en la puerta, y aunque no quiero que este aquí, aunque no quiero que me vea así, tengo que admitirlo, ahora mismo no quiero estar sola.
Me levanto como puedo, me lavo la cara y me enjuago la boca antes de salir del baño para ir a abrir la puerta. Pero para nada esperaba lo que me encontré al abrir la puerta. Esperaba a Royce, incluso a alguno de los chicos, pero nunca espere encontrarlo a él, si a él allí de pie en la puerta mirándome con esos ojos suyos que siento que me miran y me atraviesan, como si pudieran leerme, y eso me da miedo, mucho miedo.
-Rick-digo sin saber mucho más que decir.
-Yo…solo…no podía irme a casa sin saber que estabas bien. Yo…he hablado con Rob y me ha dicho que no pasa nada pero sé que me está mintiendo y…bueno quizás no es de mi incumbencia, pero necesitaba…necesitaba saber que estabas bien-dice sin duda nervioso trabándose incluso y eso hace que me saque una sonrisa.
-Estoy bien-digo sonriéndole y veo como asiente mientras traga saliva nervioso.
-Yo…siento si te he molestado o algo.
-No molestas-digo aun allí en la puerta, la verdad es que no sabía si había algo comprometedor sobre el caso en el piso y no quería que él pudiera ver nada.
-Yo…bueno he pensado…cuando no estoy bien, siempre me viene bien dar un paseo. Me ofrezco de compañía. Si quieres claro-dice sin saber muy bien donde colocar las manos mientras sonríe, pero una sonrisa nerviosa que hace que yo también me ponga así.
-Yo…
-Si no quieres…
-No está bien. ¿Me esperas cinco minutos?
-Claro-dice ya más relajado y entro rápidamente mientras cierro la puerta a mi espalda.
No tardo ni cinco minutos en prepararme un poco, en coger las llaves y salir de casa sin nada más. Cuando salgo allí este Rick apoyado sobre la pared mirando su móvil.
-¿Todo bien?
-Genial-dice guardando su móvil y mirándome con una sonrisa-¿Nos vamos?
-Claro-digo con una sonrisa saliendo a su lado, y por primera vez desde que todo esto empezó, dejo de verlo como un sospechoso, quizás porque ahora mismo necesito estar con alguien, necesito no estar sola. Sé que mañana tendrá que volver a ser un sospechoso para mí, pero ahora, ahora voy a ser yo por un momento, voy a olvidarme de todo, porque eso lo que necesito para mantenerme cuerda en este momento.
Paseamos en silencio un buen rato, pero parece que él no está cómodo con ese silencio, porque cuando lo miro de reojo veo como está palmeando sobre su pierna con su mano, sin duda se está muriendo por decir algo, pero creo que tiene miedo de meter la pata.
-¿Podemos sentarnos un rato?-digo mirándole y lo veo asentir mientras mira donde podemos sentarnos y yo me siento en el umbral de la casa más cercana. Él enseguida se sienta a mi lado. Lo miro con una sonrisa y veo como me sonríe antes de bajar la mirada-tenías razón el paseo me ha venido bien.
-Me alegro mucho…y Kate…en serio, si necesitas hablar con alguien o…que te ayude en algo…
-Gracias, lo tendré en cuenta.
-No me gusta ver a nadie mal, pero antes cuando te he visto…me he asustado, estabas temblando…-dice mirándome y no puedo evitar su mirada, pero tengo miedo de que pueda descubrirme a través de ella.
-Fue un mal momento, pero ya estoy bien.
-¿Seguro? Hace poco…pude ayudar a una amiga, me dijo que estaba bien y yo le creí, pero al final…no estaba bien. Paso algo muy malo y yo no le ayude, desde ese día me siento mal y no puedo dejar de pensar en que hubiera pasado si le hubiera ayudado, si me hubiera dejado ayudarla.
-No sé qué pasaría-digo colocado mi mano sobre la suya, aunque tenía una ligera idea, sin duda creo que hablaba sobre Emily y lo que le paso, quizás le paso algo que no quiso contarle, quizás algo parecido a lo que me paso a mí- tu no tuviste la culpa, ella no quiso que le ayudaras. Ahí está la clave.
-Pues no quiero que eso vuelva a pasar, si puedo hacer algo Kate…no me dejes fuera-dice mirándome fijamente y con los ojos sin duda brillantes y siento un nudo en el estómago, sin duda esta era la reacción que hubiera esperado de Rob, esto es lo que me hace imposible creer que pudiera ser él pero aun así…
-Creo que deberíamos volver.
-Claro-dice levantándose con la cabeza agachada, sin duda no era la respuesta que esperaba, sin duda lo que quería era que confiara en él, pero no puedo…no todavía.
Me acompaña hacia la puerta aun en silencio y cuando llegamos necesito cortar este silencio para que entienda que a pesar de que no quiera contarle nada, le agradezco lo que ha hecho esta noche, sin duda la compañía y la vuelta me ha ayudado a olvidarme un poco de eso.
-Rick.
-¿Si?
-Quería darte las gracias por haber venido. Me has hecho olvidarme de todo y eso era lo que necesitaba.
-Me alegro-dice con una sonrisa.
-Bueno…buenas noches.
-Claro.-dice con una sonrisa mientras abro la puerta para entrar dentro pero entonces siento su mano sobre mi hombro-Kate.
-¿Si?
-Mañana tengo pensado un camino hacia mi futuro. Bueno…es…algo complicado de explicar. En realidad no, necesito saber qué es lo que quiero hacer con mi vida, y mi madre me ha dicho que debería tomarme un día para averiguarlo. Como sin duda soy un artista y no un empresario, había pensado en no sé ir a un galería de arte, al teatro, al cine, o yo que se a una lectura. ¿Te gustaría acompañarme?
-Tengo que trabajar.
-Bien…pero podemos ir a una galería que está cerca de aquí. Tengo un par de entradas y es temprano. Estarás de sobra aquí para ir a trabajar. ¿Qué me dices?
-Bueno…puede que no esté mal.
-¿Entonces…?
-¿Tienes un bolígrafo?
-Claro, soy un empresario de éxito-dice con una sonrisa sacando uno de su bolsillo. Lo agarro con mi mano derecha mientras con la izquierda alcanzo su mano y en menos de un segundo ya tengo mi número apuntado en su mano.
-Llámame-digo con una sonrisa y lo veo sonreír mientras recoge el bolígrafo.
-Lo haré-dice antes de dedicarme una sonrisa e irse por donde habíamos venido, sin duda había sido un buen rato, un rato donde me había olvidado de todo, pero mañana, mañana sería otro día.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece que Rick no se parece en nada a los otros dos ¿no? Parece que Kate también piensa lo mismo y empieza a dudar de que pueda ser culpable, aunque su instinto policial quizás no la deje tranquila con ese pensamiento. ¿Os ha gustado el capítulo?
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 764
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.