La última copa-Tamyalways-Final Subido

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Capítulo 40

Mensaje por tamyalways el Jue Jun 07, 2018 11:11 pm

Buenos días, os dejo con un nuevo capítulo, gracias a todos por seguir ahí, sigo escribiendo ritmo algo más lento, aunque es verdad que hacia tiempo que no escribía todo los días aunque solo sean unos párrafos, aunque escribir varias historias a la vez es complicado, pero la nueva historia va bien y eso me tiene contenta, solo toca finalizar esta como dios manda, 15 capítulos para el final
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 40
POV JOHANNA
Creo que me he metido en un buen lio, después de hablar con mi pequeña, sé lo importante que es para ella esto, sé lo importante que es ayudarle, pero más aun saber que es inocente. No sé en realidad si lo es o no, voy a defenderlo igual, pero, aunque ella este tan segura, aunque confió en su instinto, a veces es verdad que el amor nos ciega, y por su bien, y por el de todos, espero que tenga razón, porque si no, lo que está sufriendo ahora no será nada comparado con lo que espera si esto no acaba como ella quiere.
Acaban de llegar las órdenes y hemos salido camino a casa de Rick, su padre me acompaña en todo momento, se ve que quiere hacerse el fuerte, que quiere estar fuerte por su familia, pero sin duda, el peso de todo lo que esta pasando esta haciendo mella en su cuerpo, y por Kate, sé que no esta muy bien de salud, espero que esto no sea demasiado para él.
Cuando llegamos a la casa enseguida todos se ponen a rebuscar, en realidad estar aquí tampoco era muy útil, porque tenían derecho a rebuscar en todo lo que querían, no podíamos evitar hacer nada, solo vigilar que todo lo que encontraran se empaquetara bien y que nadie colocara nada que no estuviera aquí.
Puedo ver a los compañeros de mi hija, en el otro bando, bueno algo que ya ha pasado en varias ocasiones, incluso con mi hija enfrente, pero ahora, ahora es distinto, porque ella esta en mi bando y ver a sus compañeros del otro lado es raro y para todos difícil, muy difícil.
Llevamos ya aquí un par de horas y han recogido muchas cosas, sobre todo carpetas relacionadas con la empresa que lleva Rick y algunas otras cosas, pero nada de lo que ellos esperaban encontrar, lo puedo ver por sus caras de desilusión. Veo como el que lleva el caso se acerca a mí.
-Hemos acabado aquí, nos queda el coche de su hijo-dice mirando al padre de Rick.
-No sé dónde está. Si lo detuvisteis en el bar, estará allí.
-Bien, pues vamos, mis compañeros acabaran aquí mientras tanto. Ryan, Esposito, venid conmigo-dice autoritario y algo enfadado por no conseguir lo que quería, y el padre de Rick y yo le seguimos de cerca con la esperanza en alza, puede que todo acabara bien después de todo.
Cuando llegamos al destino, nos bajamos y enseguida nos acercamos a la puerta donde se encuentra el chico que estaba antes en la comisaria.
-Hola Rob-le saluda el padre de Rick-vienen por el coche de Rick.
-Oh claro, creo que esta allí justo a la vuelta, siempre lo dejaba allí-dice con sonrisa y siento que esconde algo, no sé el que, pero ya entiendo porque a mi hija no le gusta, está demasiado tranquilo para haber detenido a su amigo y compañero.
-Vamos-dice el policía al mando y todos les seguimos. Incluido el chico que nos sigue de cerca en todo momento.
- ¿Tenéis la llave? Porque supongo que la tendría Rick, seria un horror tener que forzar la cerradura de esa maravilla.
-Tenemos la llave-dice el policía sacándola con cuidado de una bolsa de pruebas y abriendo el coche con un pitido. Enseguida empiezan a rebuscar en la guantera y en los asientos, pero la verdad es que estaba todo bastante limpio. El policía al mando se dirige hacia el maletero mientras todos seguimos de cerca como rebuscan entre los papeles del coche que es lo único que encuentran en él, aunque también buscan y sacan algunas huellas y algún pelo del coche. Pero todo queda paralizado cuando se escucha la voz del policía desde atrás del coche. Chicos dejad eso, tenéis que ver esto-dice alzando la voz, y por el tono de su voz, creo que ha encontrado algo interesante para él. Le hago un gesto al padre para que se quede donde esta y me acerco yo para ver que es lo que han encontrado. Cuando lo hago siento como de repente ha dado un giro por completo a la investigación.

POV KATE
Estoy en la sala de espera esperando a que la madre de Rick salga de hablar con él. Solo puedo pensar en que ojalá pudiera estar ahí a su lado y darle mi apoyo, ojalá pudiera ayudarle, pero sé que mi presencia ahora seria mucho peor para él. Sé que ahora mismo tiene que odiarme y eso me duele mucho, aunque lo entiendo, no quiero ni imaginarme como me sentiría yo si hubiera sido al revés, pero eso no lo hace menos doloroso.
Veo como sale Martha y enseguida me levanto, esta casi para caerse de lo blanca que esta y enseguida saco un par de cafés y le ayudo a sentarse.
- ¿Cómo está?
-Nunca lo he visto así, esta tan derrotado…solo quiere que todo esto acabe, creo que le da igual como…creo que no tiene fuerzas después de lo de hoy. Dice que no deja de verla…tengo mucho miedo por él…
-Las fotos…es un juego cruel, pero se usa para sacar una confesión…es algo que le costara olvidar.
-Si lo meten en prisión, creo que no va a conseguir salir de esta, no creo que salga. Lo estoy perdiendo Kate.
-Es fuerte Marta, más de lo que pensamos, saldrá de esta ¿sí? -digo abrazándola y siento como la mujer se rompe en mi hombro llorando y perdiendo la esperanza, solo espero que mi madre pueda darnos buenas noticias y al menos podamos sacarlo de aquí, necesitamos sacarlo de aquí.
Llevamos aquí sentadas un buen rato cuando veo como llegan todos casi corriendo, empieza a producirse movimiento en la comisaria, como si algo gordo estuviera pasando y mi instinto salta de repente. Me pongo de pie y miro a mi alrededor intentando averiguar qué es lo que pasa, pero entonces entra mi madre por la puerta seguida por el padre de Rick, y veo como tiene de nuevo la careta puesta, su cara de profesional y no sé si eso es bueno.
- ¿Qué ha pasado? -pregunta Martha levantándose de golpe al verlos llegar. Veo como mi madre baja la mirada antes de volver a levantarla y antes de hablar ya sé que algo no va bien, nada bien.
-Han encontrado algo en su coche…han encontrado un bate con alguna salpicadura de color rojo, le han hecho la prueba y es sangre. Creen que puede ser el arma homicida-dice de repente y se escucha como un aullido salir de la boca de Marta y veo como su marido se acerca rápidamente para abrazarla y sostenerla y yo miro a mi madre intentando entender lo que acaba de decir, ¿Cómo podía ser posible? -Van a hacerle la prueba del ADN, quizás no puedan sacar unos resultados, porque sin duda lo han limpiado. Pero por las heridas, sin duda puede ser el arma homicida. Esto nos deja en graves problemas.
-Mi hijo no…mi hijo no…-solo sabe repetir Martha haciendo que se me rompa el corazón solo de verla, siento como empiezo a perder la batalla y las lágrimas caen por mi cara sin control. Esto no puede estar pasado, si antes tenían alguna duda ahora no las tienen, van a ir a por él, ahora más que nunca van a ir a por él. Y antes de darme cuenta, salgo corriendo y pienso que no llevo ningún rumbo. Pero cuando me doy cuenta estoy en la sala de espera del médico forense, toda esta zona esta con un gran revuelo, sin duda aquí es donde han traído todas las pruebas. Sé que no debo estar aquí, que no puedo, pero necesito ver a Lanie, necesito verla porque ella es la única que puede entenderme, con ella puedo hablar sin tapujos siempre.
La veo llegar por el pasillo con un café en la mano y canturreando como cualquier día, sin saber que era lo que estaba pasando allí arriba, y sin saber como mi vida había cambiado por completo. Cuando me ve, una sonrisa aparece en su cara y se acerca corriendo para darme un abrazo.
-Hola amiga, ¿Desde cuándo estas de vuelta?
-Es una larga historia. ¿Tú eres la encargada de las pruebas del caso de los chicos?
-Claro, del caso tuyo ¿no?
-Bueno…en realidad ya no es mi caso.
-Kate…entonces…no puedo contarte nada.
-No necesito que me cuentes nada, solo…necesito a mi amiga, solo eso-digo con los ojos otra vez a punto de ceder a las lágrimas y veo como me mira.
-Joder Kate, ¿Qué coño ha pasado?
- ¿Tienes cinco minutos? -digo casi suplicante y la veo como mira hacia la puerta donde todos están ya manos a la obra, pero luego me mira agarrándome del brazo y tirando de mí.
-Todo lo demás puede esperar-dice sonriéndome y salimos de allí juntas deseando poder soltar de una vez por todas esto que me tiene casi ahogada, necesita soltarlo para poder resurgir de mis cenizas para poder estar fuerte, para poder ser fuerte para él, aunque él no quiera a mi ayuda, aunque no me quiera ni ver, no pienso dejar de luchar hasta que lo vea libre, nunca.
CONTINUARÁ…
Bueno pues BOOM, ¿y ahora? Parece que Kate aun sigue confiando en él a pesar de las pruebas, pero… ¿Qué pasara ahora con Rick? ¿Podrá salir de esta? ¿Será el arma homicida? ¿Qué hacia en su coche? Todas estas respuestas se irán resolviendo poco a poco, de momento gracias por seguir ahí, que paséis un buen fin de semana y nos vemos el lunes.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 41

Mensaje por tamyalways el Lun Jun 11, 2018 1:59 am

Buenas tardes, aquí os dejo con un nuevo capítulo, espero que la espera no os haya sido larga, ya veo que odiáis mucho a Rob y no entiendo por qué jaja. Bueno daros como siempre las gracias por leer y vivirlo conmigo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 41
POV KATE
Me siento junto a Lanie y siento que todo el cansancio de estas horas, y de todos estos días se me echan encima. Siento como la presión ya se hace insoportable, que necesito soltar todos mis miedos, todos mis temores.
-Me han echado del caso-es lo primero que suelto, y espero a que salte con algo, pero creo que se da cuenta de que no estoy bien, porque solo coloca su mano sobre la mía en forma de apoyo-he hecho todo mal…yo…no se que es, pero siento algo por él, yo…estoy enamorada de él Lanie, y lo han detenido, lo han detenido-es lo único que consigo decir de primera antes de romperme y enseguida Lanie se levanta colocándose a mi lado y me abraza hasta que el sofoco para, dejándome seguir-No sé como paso todo, de verdad que no lo sé. Todo paso muy rápido, cuando me quise dar cuenta ya era demasiado tarde. Pero…es inocente, tiene que serlo. Lo conozco…él no puede haber hecho algo así.
-Kate voy a hablarte como mi amiga que eres ¿sí? Ambas hemos trabajado en mil casos, normalmente la familia cree que es imposible que su familiar haga eso, tu lo sabes mejor que nadie. Hay personas que saben engañar muy bien, o que comenten un grave error y ya no pueden hacer nada por solucionarlo.
-Esto no un error, es un asesinato.
-Lo se cariño. Pero tengo una pregunta para ti. Tu no eres cualquier persona, tu has trabajado en miles de casos, has interrogado a miles de personas, tu mejor que nadie sabes ver a través de la gente. ¿Crees que es inocente?
-Siempre lo he creído…pero joder ahora…han encontrado la posible arma en su coche…yo siempre he creído en las pruebas, en hacia donde nos lleva. Todo apunta a él…no sé que creer., tengo miedo de haber tirado mi vida por la borda, he roto con todos mis principios por…por él, por lo que me hacia sentir. ¿Y ahora?
-Vuelvo a preguntártelo. ¿Crees que es inocente? -dice mirándome fijamente y yo aparto la mirada para pensarlo, y mi cabeza no puede creer que lo sea, todas las pruebas, las evidencias, pero entonces mi boca se abre sin permiso, y es mi corazón el que habla.
-Es inocente-digo sorprendiéndome a mí misma.
-Pues entonces solo tienes que esperar, crees y defiendes la justicia mejor que nadie, y sabes, no confió mucho en lo que piensa la gente solo en las pruebas, pero si confió en tu instinto, siempre lo he hecho y voy a seguir haciéndolo. Así que confía en ti, confía en tu instinto y haz lo que tienes que hacer, apoyarlo y ayudarlo como puedes, es la única manera de no decepcionarte a ti misma. Sé que conseguirás que se haga justicia en este caso-dice y yo asiento aun con lágrimas en los ojos, porque tengo miedo a equivocarme, pero tengo mucho más miedo a que metan a un inocente en la cárcel, y no cualquier inocente, sino a él.
-Estoy tan cansada ya-digo frustrada y de verdad cansada por todas estas horas.
-Pues descansa, vete a casa, en cuanto tengas tus horas de descanso, veras como lo ves todo mejor. Él te necesita fresca.
-Él no quiere verme, está ahí dentro por mi culpa, le he engañado y cree que le he utilizado. Y en realidad así ha sido, he jugado con los dos bandos, ¿Cómo he podido cagarla tanto?
-Todos cometemos errores amiga, pero aun puedes solucionarlo. Cuando vea que estás ahí se dará cuenta de que no todo era mentira.
-No me quiere cerca.
-Eso nunca te ha parado amiga-dice sacándome una sonrisa-de verdad, se ve que estas cansada, ves a casa, descansa, aunque sea un par de horas, date una buena ducha y vuelve como nueva.
- ¿Lo de la ducha lo dices por algo? -digo con una sonrisa.
-No quería decirlo claramente, pero sin duda la necesitas-dice sacándome una sonrisa.
-Gracias por todo Lanie, pero no tengo derecho a quejarme, él esta peor y sigue ahí así que…
-Kate, sabes que ahora lo meterán en el calabozo hasta que tengan los resultados. No van a marearle más hasta que no sepan si es o no el arma homicida. Él podrá descansar un poco, y él te necesitará fuerte y a tope en esto, necesitas irte a descansar, hazme caso ¿sí? Yo voy a ponerme a ello enseguida, cuanto antes salgamos de dudas mejor ¿sí? -dice mirándome y yo asiento, aunque tengo miedo a saber si es o no el arma, porque entonces… ¿Cómo poder seguir defendiéndolo? No sé si tendría fuerzas para seguir. -Toda ira bien, eres la persona más fuerte que conozco, no te olvides de eso.
-Gracias-digo dándole un abrazo con todas mis fuerzas, antes de salir de allí para volver arriba, no, no podía irme aun, no, quizás…quizás pueda verlo, aunque sea a través del espejo, no sé necesito verlo, saber como esta, saber si va a poder luchar, aunque no creo que eso sea lo mejor para mí, tengo la necesidad de verlo, necesito verlo tanto como respirar.
Llego de nuevo al piso de la comisaria y veo como mi madre esta hablando con los chicos, sin duda para alguna cosa de la investigación. Yo decido aprovechar ese momento y me escurro hasta meterme al otro lado de espejo, para poder verle.
Cierro la puerta despacio a mi espalda y me acerco al cristal casi con miedo, quería verlo, pero me daba miedo que fuera a ver. Levanto la cabeza despacio y cuando puedo mirarlo siento un nudo en el estómago. Allí estaba sentado, hundido en su asiento, con la mirada perdida, y los ojos irritados de tanto llorar.
Me acerco colocando la mano en el botón para poder oírlo. Puedo escuchar sollozos al otro lado de la sala y siento que no voy a poder con todo esto, sé que tengo que ser fuerte, sé que tengo que serlo, pero verlo así, tan derrotado no me esta ayudando, y menos el no poder estar ahí a su lado, poder tocarlo, abrazarlo y decirle que estaba aquí, solo eso necesitaba.
Me dispongo a volver a darle al botón para poder apagar el sonido, no podía escucharlo así, pero entonces la puerta del otro lado se abre y entra Royce seguido por mi madre, puedo ver su sonrisa desde aquí, y se que algo no va bien.
-Señor Castle, vengo para decirle que está detenido oficialmente como sospechoso del asesinato de Emily Byrne-dice con una sonrisa mientras da la vuelta para ponerle las esposas. ¿Cómo estaba ocurriendo todo esto? Era imposible que tuviera ya todos los resultados, conocía a Lanie y repetiría varias veces las pruebas antes de entregarlas.
- ¿Qué pruebas tienen contra mi cliente? -dice mi madre para intentar averiguar algo y entonces veo como Royce sonríe, sabe que ha ganado y eso me aterra.
-Hemos encontrado el bate, que puede ser el arma homicida en el coche del acusado-dice con una sonrisa y veo como Rick lo mira, acaba de enterarse.
- ¿Qué? ¿Cómo? -pregunta con miedo.
-Eso ya lo sabíamos, ¿Qué ha cambiado?
-Bueno, de momento sabemos que contiene sangre humana, concuerda con lo que puede ser el arma que se uso para matarla, y que esa sangre que tiene es del grupo A-, ¿Sabes quien era A-? sí, nuestra víctima, eso me sirve para mantenerlo bajo custodia. Cuando consigamos hacer el ADN a la prueba ya tendremos todo lo que necesitamos. De momento, esta detenido y lo llevo al calabozo, donde tiene que estar-dice seguro y con superioridad mirando a mi madre y con desprecio a Rick lo que hace que me hierva la sangre.
Apago rápidamente el micro y salgo rápidamente de la habitación antes de que ellos salieran de la sala de interrogatorios. Cuando lo hacen veo como Royce va empujando a Rick que esta en shock, sin entender nada, y al que le cuesta hasta dar pequeños pasos.
-Rick, no hables con nadie más, ¿me oyes? Voy a sacarte de aquí-dice mi madre sin duda convencida, cumpliendo su papel.
Pero Rick esta ausente, no la esta oyendo, y lo miro y entonces veo como su mirada se fija en la mía, como nuestras miradas se encuentran y siento su dolor, lo siento en mi interior y veo como sus ojos se llenan de lágrimas y no los aparta de mi mientras se lo llevan y entonces lo noto, noto todo el dolor que siente y me doy cuenta de que tengo miedo, mucho miedo, miedo de que no pueda con esto, ahora que lo he visto, ahora que he podido mirarle a los ojos, me doy cuenta de algo, no va a poder con esto, no va a poder.
CONTINUARÁ…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado, las cosas para Rick se han puesto muy complicadas, pero Kate cree en su inocencia, y a cabezona no le puede nadie, no va a parar, le cueste lo que le cueste, nada ni nadie la va a parar.
Nos vemos el miércoles, XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 42

Mensaje por tamyalways el Miér Jun 13, 2018 2:20 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo, gracias a todos por seguir leyendo, y si, quizás tenéis razón y he alargado mucho el momento, pero ya quedo menos ¿sí?
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 42
POV KATE
Veo como los padres de Rick están abrazados, cansados y sin parar de llorar por lo que acaba de pasar, confían en su hijo, pero creo que están perdiendo la esperanza en la justicia…incluso yo, que siempre he vivido por y para ella, estoy empezando a perderla.
Todos estamos cabizbajos en esa pequeña sala, todos con los ánimos bajos y sin dudas con pocas fuerzas para seguir luchando, aunque ninguno nos íbamos a rendir eso lo sabia.
-Creo que por hoy hemos hecho bastante aquí, tenéis que iros todos a descansar, hasta mañana a primera hora no tendrán los resultados finales, hasta entonces aquí solo estamos molestando y perdiendo fuerza para seguir con la lucha-dice mi madre mirándonos a todos, y entiendo a los padres de Rick porque yo tampoco quiero moverme de aquí, pero mi madre tiene razón, si no descansan no van a poder sobrellevar esto y entonces Rick no podrá salir de esto bien, aunque no creo que pueda salir bien, y menos después de verlo…solo espero que aguante un poco más, solo un poco más.
-Tiene razón, debemos ir a descansar, mañana será un día duro y Rick os va a necesitar con todas las fuerzas.
-Cariño, tienen razón-dice el padre de Rick abrazando a Martha que sigue negándose-estamos muy cansados, esto no nos viene bien, tenemos que estar fuertes por él, necesita de nosotros para salir de esta-dice mirando a su mujer que con lágrimas en los ojos termina aceptando y salimos juntos todos de allí.
Cuando estamos en el garaje veo como Martha se separa de su marido acercándose a mi y siento como me envuelve en un abrazo haciendo que un nudo se me cree en el estómago, mientras yo también paso mis brazos por su cuerpo devolviéndole el abrazo.
-No dejes de confiar en él…por favor-le escucho susurrarme y siento como mis ojos me pican por las lágrimas.
-Nunca dejaré de hacerlo-digo susurrándole de vuelta y siento como me aprieta un poco más fuerte antes de soltarse, me mira con una triste sonrisa antes de darse la vuelta y volver junto a su marido, mientras yo siento como las lágrimas que amenazan con caer, caen por mi cara libres.
Cuando llegamos a casa de mis padres, aparco el coche esperando a que mi madre se baje, pero no lo hace. Se queda allí en silencio en el asiento de al lado, y mirando hacia el horizonte, y yo espero a que se decida a hablar.
-Cariño, ambas estamos cansadas de sufrir casos como este. De verdad… ¿sigues confiando en él a pesar de todo?
-Si, sigo confiando en él-digo segura, después de todas las veces que había tenido que contestar a esa pregunta, es la primera vez que lo hago con más claridad.
- ¿Lo has visto? He visto mil veces a asesinos que se derrumban cuando se ven pillados, quizás no quiso hacerlo, quizás se le fue de las manos y al final todo se complicó.
-No mama-digo levantado la voz-él no lo hizo, no lo hizo. He visto a mil asesinos como tú dices, y también he visto a cientos de personas inocentes en la misma situación de Rick, muerta de miedo porque no saben como defenderse, rotos por tener que vivir un interrogatorio como él ha hecho, muertos en vida dándose cuenta de que no pueden con esto, que quizás lo mejor es que se acabe ya. Él es inocente, lo sé mama, he podido mirarles a los ojos todos estos días, lo he mirado y he visto bondad en sus ojos, es bueno…él no podría hacer algo así…
-Hija entiendo que te sientas culpable y…
-No, no es por mí, esto no es por mi-digo enfadada mirándola y veo como mi madre me mira fijamente-no es por mí, es por él, es por un inocente que esta pagando por algo que no hecho…y también por ella, porque ella merece justicia, no que una persona a la que quería y admiraba, se encuentre en esta situación mientras el verdadero culpable esta fuera. Tiene que haber alguna explicación, tiene que haberla. Tu mama me enseñaste a creer en la justicia, no pierdas tu ahora esa creencia.
-Cariño-dice abrazándome-yo voy a luchar por Rick porque es mi cliente, y porque creo en la justicia-dice con una sonrisa haciéndome sonreír-pero va a ser muy complicado, tienes que ser fuerte pase lo que pase.
-Lo seré…lo seré por los dos.
-Esperemos que esto no dure mucho, mientras este en el calabozo estará bien, pero cuando lo lleven a prisión, que será mañana mismo si se demuestra el ADN, no sé si podrá aguantar mucho más.
-Deberías pedir vigilancia, no creo que pudiera hacerle eso a sus padres, pero ahora esta tan hundido, que por dejar de sentirse así seria capaz de cualquier cosa.
-Haré lo necesario para mantenerlo bien todo el tiempo que este ahí dentro.
-Me muero por hablar con él, quizás si saca su odio por mí, quizás eso le de fuerzas-digo con una sonrisa triste, -haría lo que fuera por verle levantarse y luchar.
-Estoy segura que no te odia, nadie puede odiarte cariño.
-Yo ahora mismo me odio a mí misma.
-No digas eso ¿sí? -dice dándome una abrazo-anda vamos dentro.
-No, me voy a casa.
-No, nada de eso, hoy te quedas, así me aseguraré que vas a descansar. Vamos-dice no dejándome otra opción, aunque la verdad, no quería estar a solas hoy, me daba miedo verme sola.

Me he despertado temprano, en realidad he dormido poco muy poco, pero lo necesario para poder mantenerme en pie. Me tomo un café y tras dejarle una nota a mi madre para que sepa que estoy en comisaria, emprendo rápidamente el viaje, quería verlo, después de un poco de descanso, necesitaba verlo, lo necesitaba.
Llego a la comisaria y como imaginaba, encuentro a los chicos ya en pie, dándole al trabajo, pero como esperaba, Royce estaba segura de que estaría presionando a Lanie para conseguir los resultados cuanto antes, lo que no sabía que a Lanie no le presionaba nadie. Me acerco a la mesa de Javi y cuando nota mi presencia levanta la cabeza de los papeles.
- ¿Podemos hablar un segundo? -digo mirándole fijamente, casi suplicándole.
-Claro-dice levantándose y caminamos hacia el pasillo que estaba libre para que nadie pudiera oírnos.
-Tengo que pedirte un favor, entiendo que te niegues…pero necesito que me lo hagas, te lo pido como amiga y compañera.
-Suéltalo.
-Necesito hablar con él…solo dos minutos.
-No puedo hacer eso-dice girándose para irse, pero coloco mi mano en sus brazos impidiéndoselo.
-Por favor, eres como mi hermano, de verdad, si no lo necesitara no te lo pediría. Solo serán dos minutos, puede que menos…no querrá ni verme, pero lo necesito.
-Joder Kate…
- ¿Entonces?
-Está bien, solo dos minutos. Vamos-dice emprendiendo el camino, como si no supiera como llegar de sobra. Le sigo de cerca hasta la puerta que daba a las celdas.
-Hasta aquí, no debería, pero…toma-dice entregándome la llave-yo no he estado aquí.
-Gracias Javi, te debo una.
- ¿Una? Me debes mucho más que eso-dice con una sonrisa y yo se la devuelvo mientras lo veo desaparecer. Cojo aire y entro dentro. Solo hay una celda ocupada, la suya. Lo encuentro sentado en la litera con la cabeza agachada.
Me acerco abriendo la celda y paso dentro antes de cerrar de nuevo. Él no se mueve permanece todo el tiempo en la misma postura, como si no hubiera notado mi presencia, pero me equivocaba por completo.
-Deberías irte-dice sin levantar la mirada. Su voz sale oscura, como si tuviese la garganta irritada o puede ser de estar sin hablar durante bastante tiempo.
-Necesitaba verte-digo intentando que la voz saliera de mi cuerpo, y entonces es cuando levanta la cara y me mira a los ojos, esos ojos que apenas reconozco. -Yo…quería pedirte perdón por todo…solo hacia mi trabajo…
-Ya…ya solo tu trabajo-dice moviendo la cara de forma sarcástica.
-No es eso, déjame explicarme ¿sí?
- ¿Por qué? ¿Por qué tendría que hacerlo?
-No, no tienes porque hacerlo, dios Rick…de verdad no quería que pasara esto. Yo solo quería averiguar lo que le paso a Emily, de verdad, todo paso muy rápido, yo no quería que pasara, pero pasó. Y no me arrepiento-digo y entonces veo como me mira sorprendido-no, no lo hago, solo me arrepiento de haberte hecho daño.
-Ya claro-dice de nuevo sarcástico.
-Rick, sé que te he hecho daño, yo también me odiaría si estuviera en tu situación, pero no eres el único que ha perdido con todo esto. Además, esto fue cosa de dos.
-Si, pero tu tenías todos los papeles sobre la mesa, tu sabías todo yo no, no tuve elección de no sentir, de seguir…tu si, y no lo hiciste-dice mirándome con rabia y levantándose, por primera vez lo veo con ganas de pelea desde que empezamos esta conversación.
-Lo siento-digo sintiendo que los ojos me pican, porque veo odio y dolor en su mirada, y sé que soy la culpable de que esa mirada tan pura, ahora pueda verse alterada por ese dolor que yo le había provocado.
-Vete de aquí, déjame solo, vete…-dice, pero no lo dice gritando, ni enfadado, solo cansado, sin ganas de discutir, sin ganas de nada, y quiero acercarme, darle un abrazo, aunque él luche, porque quiero sacar esa garra de él quiero que luche, que siga luchando, aunque sea contra mí, pero entonces oigo un ruido a mi derecha y cuando me giro me encuentro con la mirada de Royce fija sobre la mía.
CONTINUARÁ…
El viernes más, y prometo que las cosas van a cambiar, poco a poco, aunque algo más rápido que hasta ahora. Gracias a todos por leer siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 43

Mensaje por tamyalways el Vie Jun 15, 2018 2:09 am

Buenas tardes, os dejo con el ultimo capítulo de la semana, gracias a todos por seguir, siento el sufrimiento, bueno en realidad no, ya sabéis que me gusta y mucho, y sintiéndolo mucho aun queda mucho sufrimiento por delante.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 43
POV RICK
Veo como de repente ha parado y esta mirando fuera de la celda, cuando me giro me encuentro allí ese maldito policía, creo que ahora mismo solo a él puedo odiarlo más que a ella.
-No deberías estar aquí, pero…me alegro que estés-dice con una sonrisa mirándola y veo como ella le devuelve una mirada dura. -Tenemos los resultados, ¿puedes explicarme como el arma homicida estaba en tu coche? -lo dice, pero mirándola a ella, retándole, pero yo me quedo con sus palabras, es el arma, y estaba en mi coche, en mi coche. -Su sangre, es su sangre la que hemos encontrado en el bate, lo tenemos todo. Va a pudrirse en la cárcel, una pena que estés en el bando contrario-dice volviendo a mirarla y veo como Kate aprieta el puño, ¿de que coño estaban hablando?
-No, estoy en el bando que debo y tengo que estar. Te voy a demostrar que estoy en el lado correcto. Esto no ha acabado Royce, y sabes que lo que más me hace levantarme es la injusticia.
- ¿Injusticia? ¿Qué más pruebas necesitas?
-Voy a demostrarte que es inocente, lo voy a hacer-dice segura y me quedo mirándole fijamente sin poder creerlo. ¿De que estaba hablando? Ella me había metido en esto, ella nunca había confiado en mi durante este tiempo ¿Por qué ahora? ¿De verdad confiaba en mi? No, estoy tenia que ser una estrategia para hacerme confesar o algo así, tenía que ser eso.
-Por favor, quiero estar solo-digo en alto para que todos pudieran oírme y veo como todos me miran-si ya ha acabado, quiero estar solo.
-Claro-dice el policía con una sonrisa-pero en unos momentos, nos reencontraremos porque ya hemos acabado contigo, a partir de ahora el fiscal se encargará de todo, esta misma tarde estarás ya en prisión-dice con una sonrisa haciéndose a un lado para que Kate salga por la puerta.
Noto su mirada sobre mí, pero aparto la mirada de ella, no quiero mirarle, no quiero tenerla cerca, solo quiero huir de todo, pero no puedo hacerlo…no puedo.
-Deberías llamar a tu abogada-dice Kate justo antes de salir, pero yo apenas la oigo, solo puedo pensar en Emily, en quien le hizo esto…y quien está haciéndome esto a mí. ¿Cómo podía estar el arma en mi coche? ¿Y si es un castigo por no haberla ayudado? Si es así…quizás sea justo que lo cumpla, quizás esto es lo que merezco, quizás esto es mi rendición por mis pecados, y tengo que pagarlo, tengo que hacerlo.

No se cuanto tiempo ha pasado, cuando escucho como la puerta vuelve a abrirse y veo como entra un hombre, cuando levanto la cabeza lo reconozco como uno de los policías que llevan el caso. Lo veo acercarse y pasarme algo de comida a través de la pequeña portezuela. No dice nada y esta a punto de irse cuando veo como se para y se gira mirándome y yo le miro esperando para ver si tenía algo que contar.
Se coloca de nuevo en la puerta y me mira fijamente, como si quisiera leerme el pensamiento, y quizás fuera así. Cuando habla soy yo quien le mira fijamente pero muy qué muy sorprendido.
-Intento averiguar que es lo que ella ve en ti-dice mirándome fijamente-pero por mucho que te miro no lo entiendo.
- ¿Qué quieres? -pregunto sin entender que es lo y me quiere decir.
-Desde que llegue aquí, siempre ha sido mi compañera, mi jefa, siempre he confiado he confiado en su criterio, siempre. Ahora me pregunto si se ha vuelto loca o tiene razón contigo. Pero te miro y no sé que es lo que ella ve en ti.
- ¿Ella? ¿Kate? -pregunto sintiendo un nudo en el estómago- ¿Esto es un juego? ¿Queréis volverme loco? No confió en nada que me digáis, y menos en nada de lo que ella diga.
-Joder tío, ahora lo entiendo menos-dice con una sonrisa sarcástica-esa persona de la que desconfías, esta tirando por la borda su carrera solo para defenderte, seguramente pondrá en contra a muchos de sus compañeros por esto que esta haciendo, aunque al final consiga demostrar que eres inocente. Esta tirando toda su vida a la borda por algo que es imposible que este seguro. Pero confía en ti, confía y si lo hace a pesar de todo, es porque tiene que ver algo en ti. Confió más en su instinto que en el mío. Aunque de verdad me cuesta creerlo, tenemos todo para meterte de por vida en la cárcel, y se que ella no va a parar de buscar algo que te inculpe. No debería decir esto, pero espero que tenga razón porque si no…sino te juro que te encontraré y entonces te hare pagar todo el tiempo que ella haya gastado en sacarte de aquí-dice serio mirándome fijamente y me creo que lo que dice, al menos esto último, creo que sería capaz de hacerlo. -Ahora come, en unos minutos llegara tu abogada-dice saliendo y dejándome allí parado sin entender que coño estaba pasando. Sin duda hoy estaba siendo un día para nada aburrido.

POV KATE
Después del encuentro en el calabozo con Royce, me han echado de la comisaria, sabía que podía pasar, pero necesitaba verlo. Cuando lo he visto allí sentado sin levantar ni si quiera la cabeza, pensé que ya no iba a poder sacar fuerzas, incluso intente que saltara contra mí, pero, aunque termino haciéndolo vi que le costaba un mundo, ni si quiera por la rabia es capaz de levantarse. Pero cuando Royce le ha atacado, cuando ha entrado y ha dicho todo eso, me he dado cuenta de una cosa, no hace falta que él luche, porque pienso hacerlo por los dos, voy a luchar hasta que me sangren las manos si es necesario. Pero tengo que hacerlo con cabeza, la verdad es que aquí no puedo hacer nada, todo lo que se necesita aquí es a mi madre y a su familia para que le de apoyo, yo tengo que salir ahí fuera e investigar, es para lo que valgo, es donde puedo servir de ayuda.
Veo como Martha se acerca sola, me sorprende porque no se ha separado de su marido en ningún momento. Cuando me ve se acerca, me saluda con un abrazo que sin duda agradezco.
- ¿Cómo estás?
-Bueno bien, Jackson ha tenido que quedarse en casa, estoy preocupada por él, me preocupa que su corazón no aguante todo esto.
-Tenéis que tener un poco de paciencia, por desgracia esto no va a ser nada fácil, ni rápido.
-Lo sé, pero lo necesito fuera de ahí. Me ha llamado tu madre…no entiendo cómo podía estar eso en su coche.
-Eso es lo que quiero averiguar. ¿Hay otra llave de su coche?
-No lo sé, supongo.
- ¿Podrías preguntarle a Rick por ello? Puede que eso nos de otro sospechoso.
-Claro lo haré si me dejan verlo.
-Si no, díselo a mi madre, que ella le pregunte. Yo aquí siento que no puedo ayudar mucho, creo que ahí fuera puedo hacer mucho mejor mi trabajo. Voy a ir al bar a ver si veo algo que se nos haya pasado. No puedo hacer mucho más aquí y eso me vuelve loca.
-Esta bien, no sé cómo agradecerte todo lo que estas haciendo. Si mi hijo lo supiera sé que también estaría agradecido.
-Me da igual, se lo debo, le debo todo esto y más-digo sintiendo un nudo en el estómago.
-Estoy segura que cuando lo saquemos lo vera todo con otros ojos.
-Estaría bien, pero de verdad…no hago esto por ganarme su perdón, quizás ni lo merezca, solo quiero hacer justicia, no me gusta ver a un inocente dentro, y menos cuando yo he colaborado para que eso pase.
-Gracias chica, ahora entiendo por qué mi hijo se enamoró de ti-dice mirándome con una sonrisa y bajo la mirada porque siento como estoy a punto de romperme, porque a pesar de que él cree que todo fue una falsa, con él siempre fui yo, esa Kate asustadiza que vivía por primera vez un amor intenso.-Suerte-dice antes de irse dándome un fuerte abrazo que me recarga de energía para empezar con mi lucha, para poder encontrar por fin algo que me de esperanzas de que esto va a salir bien, de que esto va a llegar a un buen puerto.
CONTINUARÁ…
Pues nada, un poquito más de carga para Rick, aunque puede que ese reencuentro y esa charla con Espo, haya echo algún click en su cabeza. Mientras tanto, Kate va a empezar a hacer lo que mejor saber, investigar para sacar todo a la luz, cueste lo que le cueste.
Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 44

Mensaje por tamyalways el Lun Jun 18, 2018 2:27 am

Buenas tardes a todos, empezamos una semana que creo que va a ser muy larga para mi, pero sacando tiempo para escribir y subir de donde sea. Gracias a todos por seguir ahí, y durante esta semana ya va a empezar a moverse las cosas un poquito más…
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 44
POV KATE
Llego al bar y no puedo dejar de sentir como miles de imágenes se me crean en la cabeza, miles de buenos y malos recuerdos. Pero a pesar de todo, necesito que este caso acabe con una sonrisa, y eso solo puedo ocurrir si consigo sacar a Rick de ahí, pero también solo si conseguimos encontrar al verdadero asesino, porque después de todo la verdadera victima en todo esto es Emily, es la que merece justicia por encima de todos.
Miro el mensaje que me ha mandado mi madre de donde estaba situado el coche cuando llegaron para su registro y hacia allí me dirijo. Me coloco en la acera de enfrente y miro el hueco libre que ha dejado el coche de Rick, sitiado por una cinta policial. La verdad es que no lo había visto mucho montado en ese coche, desde el primer día que nos conocimos que no le deje coger el coche tras beber, siempre lo he visto andado, ¿puede que el coche estuviera allí desde esa noche? ¿Desde mucho antes? ¿lo recogió al día siguiente? Eran preguntas que me rondaban la cabeza, pero sobre todo sentía que había algo ahí que no sabia que era, que no me cuadraba, pero a la que no llegaba y eso me estaba volviendo loca.
Me coloco justo donde debería estar el coche, colándome por las cintas y miro a mi alrededor, buscando, intentando encontrar algo, pero no, no hay cámaras por ningún lado que apunte hacia el coche. Salgo por debajo y camino de nuevo hacia la puerta del bar, pero entonces me freno de golpe. Puedo ver un espejo de señalización, desde donde se puede ver perfectamente esas cintas donde estaba el coche, y sonrió al ver como una cámara de una pequeña tienda apunta directamente a la dirección de ese espejo. ¿Pudo grabar algo? Tenía que averiguarlo.
Voy rápidamente hacia esa tienda, pero me freno en la puerta al darme cuanta que ya no tenia ni si quiera mi placa, no podía pedir tan fácilmente esas imágenes, y si se lo pedía a los chicos, tardarían un mundo en conseguir una orden para ello, si Royce lo permitía que no creo que lo hiciera si pensara que eso podía complicarle el caso. Tenia que conseguirlas yo, ¿pero ¿cómo?
Tomo todo el aire que puedo y entro dentro de la tienda con toda la seguridad que sentía siempre cuando llevaba mi placa en el bolsillo de mi chaqueta, y aunque ahora notaba su ausencia tenía que conseguir que no se notara.
Veo a una mujer mayor detrás del mostrador e intento aligerar mi cara de policía, no quería asustarla. Cuando me acerco veo como me saluda con una sonrisa mientras se levanta de una silla en la que estaba sentada con algo de dificultad.
-Hola buenos días-digo a modo de respuesta.
-Buenos días, ¿Puedo ayudarla en algo? -dice con una sonrisa.
-Si, soy policía-digo enseñándole rápidamente mi carnet de gimnasio intentando que no se diera cuenta. - ¿Las cámaras que tienen en la puerta graban? -pregunto señalando el exterior.
-Bueno, en realidad no, solo se ven en directo, no graban-dice haciendo que esa emoción que había sentido fuera se fuera al traste. -Lo siento, ¿es por la chica del bar?
-No puedo contar nada.
-Claro, la verdad es que sabia que pasaban cosas raras en ese bar, ¿sabes? No dejaban de salir hombres y se dirigían allí a la casa aquella de enfrente para verse con mujeres…bueno ya sabe. No me gustaba para nada ese sitio.
-Ya…-digo recordando lo que encontramos en aquel piso- ¿nunca vio nada raro? No sé…
-Bueno más de lo mismo. Alguna pelea también, pero si se refiere a lo que le paso a la chica no. Me sorprendió muchísimo. Era una buena chica ¿sabes? Venia aquí a comprar algunas cosas. Se veía que era una buena chica, una pena que se metiera en ese bar.
-Si-digo pensativa- ¿ningún cliente del bar se pasaba por aquí?
-No…bueno…el dueño…el dueño vino un día a comprar unas bolsas de basura, recuerdo que estaba nervioso, pensé que era normal si llevaba un bar como ese.
- ¿El dueño? ¿Recuerdas como era?
-Si he visto en la prensa que han detenido a uno de ellos-dice haciéndome pensar en Rick-pero ese no era, era el otro.
- ¿Recuerdas cuando fue eso?
-Hace mucho.
- ¿Antes de que mataran a la chica?
-No lo sé…esta memoria ya no da para tanto, pero cerca de esas fechas era.
-Gracias, muchas gracias. Me ha ayudado más de lo que pensaba. Si recuerda algo-digo entregándole mi tarjeta-llámame, espere-digo colocado mi móvil personal en la parte de atrás-mejor a este ¿sí?
-Claro, por ayudar a la policía lo que sea.
-Muchas gracias-digo saliendo de allí con esperanza, seguramente no fuera nada e hiciera limpieza en el bar o algo, pero siempre había sido un claro sospechoso para mí y quizás esto me ayude a descubrirlo de una vez por todas, aunque para ello necesitaba algo más para poder tirar de ello.

POV RICK
Me sacan del calabozo para llevarme de nuevo a la sala de interrogatorios. En cuanto me dejan allí sentado solo, todas las imágenes de estos días vuelven a venirme a la cabeza y intento que desaparezcan cerrando los ojos con fuerza, pero no consigo hacerlas desaparecer. Trago saliva intentando mantener la comida en el estómago, pero entonces, vuelvo a verla ahí tirada en el suelo, con su cara destrozada, con sangre por todos los lados y…es lo único que necesito para sacar toda la comida de mi estómago, dos segundos después veo como entra uno de los policías mirando con asco en suelo y luego me mira a mí.
- ¿Estas bien?
-Si…-digo tragando saliva- ¿Puede traerme un vaso de agua?
-Si-dice mirando hacia el suelo y maldiciendo que le fuera a tocar a él tener que limpiar ese desastre.
Cuando lo limpian todo y tras traerme el vaso de agua, intento mantenerme calmado, intentando mantener la mente en blanco y así evitando aquellas imágenes, pero por momentos me cuesta un mundo hacerlo, estaba a punto de romperme de nuevo cuando veo como la puerta se abre y entra mi nueva abogada.
- ¿Cómo estás? -pregunta mirándome.
-Por tu cara no muy bien-digo resignado echándome hacia atrás. -He estado mejor-digo mirándola porque de repente me había sentido mal hablándole así, yo nunca he sido así pero ahora…ahora parece que todo me de igual…y es que no tengo más fuerza para luchar contra esto, no puedo…no puedo hacerlo.
-En cuento salga de aquí van a trasladarte a la cárcel hasta que el juicio de tu fianza, aunque no tengo muchas esperanzas de poder sacarte de allí si no conseguimos nada.
-Lo entiendo-digo cabizbajo.
-Para conseguir ese algo que te saque de aquí, necesito que seas sincero conmigo y que me ayudes con algunas dudas que tengo.
-Esta bien-digo resignado, aunque ahora mismo no creo que hubiera nada que me ayudara a salir de aquí.
- ¿Cuándo fue la ultima vez que cogiste el coche?
-No lo sé…bastante tiempo…ya no recuerdo ni el día.
- ¿Llevaba mucho tiempo en la puerta del bar?
-Bastante, había empezado a tomarme la vida con más calma, iba sin prisa por la vida así que prefería ir andado.
-Aquella noche… ¿Tenias el coche? -pregunta por la noche fatídica y yo asiento mientras siento el nudo en el estómago. - ¿Alguien más tiene una llave de ese coche?
-No…bueno…creo que hay una en el bar. El deje allí cuando compre el bar, por la fecha en que abrimos el bar, supongo que seguirá allí no lo sé.
-Bien, lo averiguaré ¿No le has dejado a nadie el coche en este tiempo?
-No, creo que no se ha movido en estos días. Aunque ni si quiera recuerdo haberlo mirado estos días. No sé…de verdad…-digo frustrado porque no recordaba nada bien y no entendía que importancia podía tener eso, en realidad no era tonto y quería buscar otro sospechoso, pero…eso de momento no iba a sacarme de aquí…
-Bien…por ahora tengo lo que necesito. Cuando estés en la cárcel tendremos más tiempo para hablar y cuadraremos las horas desde que te llamo tu madre hasta que llegaste a casa, quizás podemos demostrar que no lo hiciste, el problema que hay poco tiempo de margen, ellos dirán que las mataste antes de recibir la llamada. Pero no vamos a perder la cabeza por esto, voy a sacarte de ahí ¿sí?
-Gracias-digo casi sin levantar la cabeza y entonces vuelve a entrar otra vez el detective ese que la tenia cogía conmigo, solo esperaba que no trajera una maldita prueba más contra mí, porque ya estaba empezando a perder toda esperanza.
- ¿Ya han acabado?
-Si, aunque me gustaría que llamara antes de entrar cuando estoy reunida con mi cliente-dice mi abogada levantándose y diciéndoselo con toda la seguridad del mundo, una seguridad que me hace acordarme de alguien, a ese alguien que enseguida el maldito detective me confirma.
-Eres como tu hija, me parece increíble que incluso haya metido a su madre en todo esto-dice con una sonrisa y yo me quedo allí clavado mirando a mi abogada fijamente recordando por fin porque me era conocida, ¿Cómo era posible que no lo hubiera visto antes? Entonces siento una fuerte presión en el pecho, vuelvo a sentir que nada de lo que me rodea puedo controlarlo, y de repente siento que no puedo respirar y veo como enseguida ambos se acercan a mi rápidamente, pero yo no puedo oír nada de lo que dicen, no puedo, solo intento respirar, intento que entre aire en mis pulmones, aunque me duele, me duele mucho.
CONTINUARÁ…
Hasta aquí, hemos llegado por hoy. Rick esta empezando a conocer algunos detalles que no sabía, y prometo que se dará cuenta del todo de que Kate esta de su lado en el próximo capítulo. Ahora mismo, lo esta pasando demasiado mal, está en su límite, solo esperemos que pueda aguantar. Mientras Kate se acerca a la verdad, aunque eso pueda traerle algún que otro problema.
Hasta el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 45

Mensaje por tamyalways el Miér Jun 20, 2018 2:12 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo, un capítulo que va a significar un cambio en la historia, espero que os guste y como siempre gracias por seguir ahí.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 45
POV KATE
Sé que no puedo estar en la comisaria, pero tras el chasco con las cámaras, he decidido venir a ver que tal le ha ido a mi madre y si ha sacado algo. Cuando entro escucho voces, algo que no me sorprende, a veces los acusados se ponen muy agresivos cuando se les detienen, pero cuando veo que es Royce el que da voces me acerco corriendo justo a tiempo para poder escucharlo.
-Necesito una ambulancia, ahora-grita y justo en ese momento su mirada se fija en la mía, y veo miedo en ella. Salgo corriendo pasando mi mirada hacia el interior de la sala de interrogatorios, donde esta mi madre de espalda tapándome lo que estaba pasando.
-Mama-digo desde la puerta y cuando se separa puedo ver a Rick sentando en la silla de interrogatorios, con la mirada perdida, con la respiración agitada y su mano en el pecho. ¿estaba sufriendo un ataque?
Me acerco rápidamente haciendo que mi madre se quite del medio y me coloco a su lado. Giro la silla para que pudiera estar más cómodo y me coloco justo delante de él. Le agarro de la cara intentando llamar su atención.
-Rick mírame-digo sintiendo como las lágrimas caen por mi cara, pero no consigo que pose su mirada en mí, y siento como el pánico se está adueñando de mí.
-Hija hay que esperar al médico.
-No, no…Rick mírame ¿sí? -digo casi obligándole a posar su mirada sobre la mía, cuando lo hace veo como me mira con miedo mucho miedo. -Estoy aquí, céntrate en mi voz ¿sí? Tranquilo todo va a estar bien ¿sí?-digo consiguiendo que se centre en mi voz, y aunque aun le cuesta respirar, veo como se esta tranquilizando, solo era un ataque de pánico, pero tenia que intentar tranquilizarlo.-Esto no ha acabado…esto no ha acabado…-le repito despacio-esto solo va a acabar cuando consigamos demostrar tu inocencia, mírame Rick…voy a hacerlo te lo prometo, te lo prometo-digo mirándole y veo como empiezan a caer lágrimas de sus ojos, estaba escuchándome, lo estaba haciendo.-Shhh…ya esta viniendo el médico ¿sí? Aguanta-digo acariciándole suavemente, consiguiendo que se relajara un poco justo en el mismo momento en que entra el médico rápidamente.
-Tenemos que tumbarlo en la camilla-dice mientras dos enfermeros abren la camilla y Royce me ayuda a subirlo a la camilla-Voy a tomarle la tensión y voy a motorizarlo para saber que todo va bien-dice intentando relajarnos y yo voy a separarme para dejarles hacer su trabajo, pero siento como Rick me agarra con fuerza de la mano impidiendo que pueda alejarme y yo me quedo allí apretándole la mano y demostrándole que estaba allí y que no me iba a ningún lado.
Mientras el medico está haciéndole las pruebas necesarias, Royce no se aparta de la puerta y mi madre también está ahí cerca, pero dejando espacio, mientras yo no dejo su mano en ningún momento y acaricio su mano dejando pequeñas caricias mientras él poco a poco va recuperando el aliento y no deja de mirarme, y me sorprende ver en esa mirada cansancio, pero ni rastro del odio de estos días.
Espero ahí a su lado mientras los médicos hacen su trabajo, sin dejar de mirarle, sin dejar de decirle con la mirada que estaba aquí por y para él. Lo veo cerrar los ojos, sin duda cansado, completamente agotado, pero ya estabilizado lo que hace que me tranquilice. Y entonces es cuando el médico nos da el parte.
-Ha sufrido un ataque de ansiedad, estará bien, aunque me gustaría mantenerlo vigilado al menos durante la noche-dice el doctor y veo como Royce va a protestar, pero no le dejo.
-Su padre tiene problemas de corazón, ¿Eso puede ser hereditario?
-Si claro, aunque no sabemos si es el caso.
-Por si acaso, creo que lo mejor es llevarlo al hospital y hacerle más pruebas ¿no? -digo mirándole al médico que asiente.
-Yo es lo que aconsejo.
-No, por un poco de ansiedad no va salir de aquí.
-Si le pasa algo será tu responsabilidad, y lo sabes-digo mirándole fijamente y lo veo cabecear.
-Esta bien, pero en cuanto sea innecesario tenerlo allí, lo quiero de vuelta para poder entrar en prisión, además habrá dos policías de custodia permanente-dice serio y yo asiento mirando a mi madre mientras el médico se pone manos a la obra para preparar todo para llevar a Rick al hospital, un Rick que ya apenas podía mantener los ojos abiertos después de que el médico colocara una bolsa con suero en su brazo.
-Todo listo-dice el médico y Royce ayuda a sacar la camilla de la sala de interrogatorio, yo estaba dispuesto a dejarlo ir cuando siento como aprieta su mano con fuerza a la mía. Lo miro a los ojos y veo que esta intentando decirme algo, así que me agacho los sufriente para poder oírle.
-No me dejes…-le escuchó decir con apenas un susurro y siento como un nuevo nudo se crea en mi estómago. Le miro y le dedico una sonrisa antes de darle un apretón en la mano.
-Aunque no puedas verme, estoy aquí siempre-digo dedicándole una sonrisa antes de verlo salir, dejándome allí llena de energía y más segura que nunca, de que tengo que conseguir sacarlo de aquí, sea como sea.
Cuando veo como lo sacan, siento que todo puede ir bien, pero que no tenemos nada de tiempo que perder, así que cojo a mi madre del brazo y la saco de allí, llevándola a un pasillo donde solo estuviéramos los dos.
- ¿Qué haces? -me pregunta cuando paramos.
-Tenemos muchas cosas que hacer.
-Deberías irte con él.
-No me van a dejar estar con él, y ahora mismo lo que necesita es que lo saquemos.
-Después de lo que acaba de pasar lo mejor es que nos vayamos a descansar.
-No-digo levantando la voz y arrepintiéndome al segundo-solo quiero sacarlo de ahí…después de lo que ha pasado…tengo que sacarlo cuanto antes. Ahora esta bien, esta en buenas manos, pero mañana estará en prisión, rodeado de criminales. Tenemos que sacarlo.
-Cariño esto no es fácil, ni va a ser rápido.
-Lo sé, pero no podemos perder mucho tiempo-digo mirándole con suplica y veo como al final termina cediendo.
Le cuento todo lo que he estado haciendo, y como al final mi búsqueda ha quedado en nada. Ella me cuenta lo que ha hablado con Rick, haciendo que de nuevo Rob se ponga en cabeza en mi lista de sospechosos.
-Tuvo que ser Rob, tenia mucho que perder y tenía al alcance el coche para meter allí el arma, solo tuvo que esperar el momento indicado.
-No-dice de repente y la miro sin entender ese rotundo no-he visto las cámaras, he comprobado su coartada. Él no estuvo a esas horas en el bar, él no pudo matarla.
- ¿Qué?
-Dijo que estaba en un restaurante cenando con amigos. Eso pude comprobarlo. Salió temprano, pero cogió la dirección opuesta al bar, camino a su casa.
-Pero pudo girar y volver para matarla ¿no?
-Por el tiempo en el que fue encontrada fue imposible que le diera tiempo de volver al bar, matarla y desaparecer antes de que la encontraran. Queda descartado.
-Pero…él tiene todos los motivos para hacerlo…tiene que ser él-digo dándome cuenta de que había apostado todo por un caballo perdedor.
-Lo siento cariño, pero él no fue.
- ¿Entonces?
-Tenemos más sospechosos.
-Si, pero sería volver otra vez al punto de partida, sería como…no tener nada-digo dejándome caer en una silla, totalmente agotada por el día, pero sobre todo agotada psicológicamente, este caso me estaba superando y me daba miedo no poder cumplir la promesa que le había echo.
-Al menos, él confía en ti cariño-dice como si me estuviera leyendo la mente-esta mejor que él principio, ahora confía en ti, algo que no pensabas cuando se lo contaste-dice sacándome una sonrisa sarcástica.
-Ni si quiera tuve el valor de decírselo, si no hubiera sido porque Rob…-y entonces me callo, eso era lo que siempre había estado ahí molestándome, ¿Cómo sabia Rob que trabajaba para la policía? -Él lo sabía, él lo sabía todo-digo saliendo corriendo y mi madre me sigue de cerca.
- ¿Qué buscas?
- ¿Tienes la cinta de la conversación de Rick?
-Si, me la han dado esta mañana.
- ¿La del bar?
-Si, aunque eso no pueden usarlo quería tenerla.
-Déjamela-digo casi arrebatándosela y metiéndola en el primer ordenador que encuentro libre, sin fijarme a quien corresponde la mesa.
Escuchamos la conversación ambas en silencio, ya la había escuchado antes, pero ahora lo estaba haciendo con otra visión, encontrado lo que estaba buscando.
- ¿Lo has visto?
- ¿Que?
-Él lo provoca todo el tiempo…lo busca, lo intenta hacer hablar, hacer estallar.
-Si ¿y?
-Él sabia que trabajaba para la policía, seguramente pensaba que había un micro, o incluso lo encontró cuando empezó a desconfiar de mí. Sabia que Rick iba a denunciarlo e iba a dejar el bar, fue dos maneras de matar un tiro. Lo echo a los leones para salvar su culo.
-Kate entiendo lo que dices, pero sigue sin poder haber sido él quien la matara.
- ¿Y si tiene un cómplice? ¿Y si en realidad él solo ayudo al cómplice a deshacerse del arma y la ropa?
- ¿Por qué dices eso?
-Bueno compro bolsas de basura. Puede que, al día siguiente del asesinato, seguramente para deshacerse de todo.
- ¿Por qué quedarse con el arma?
-Para poder chantajear al culpable, para tenerlo bien atado.
-Puede ser, pero aun así…no tenemos a nadie. ¿Cómo pudo averiguar que eras poli?
-No lo sé…en realidad solo pensaba que trabajaba para ellos…quizás me vio con Royce…-digo pensando, recordando aquella noche donde me sentía vigilada. -tuvo que ser eso…tuvo que…-y entonces me callo, entonces me viene de golpe el sospechoso perfecto, pero sé que no voy a conseguir nada y lo que menos tengo es tiempo. Así que decido como siempre cometer una locura, como siempre. -mama tengo un sospechoso.
- ¿Quién?
-Todavía es pronto para decírtelo. Pero tengo que ir a hacer una cosa… ¿puedes ir a ver a Rick? Eres a la única que le dejaran entrar.
-Claro. Pero…
-Estaré bien ¿sí? Solo dile que estoy cerca, muy cerca de sacarlo de ahí-digo con una sonrisa dándole un beso a mi madre y saliendo corriendo de allí para acabar con esto de una vez por todas.
CONTINUARÁ…
Bueno, parece que Rick por fin se ha dado cuenta de que ella esta ahí para ayudarla, es más por fin le ha pedido ayuda. Y Kate, Kate tiene un sospechoso y como ella misma dice va a cometer una locura, esperemos que esto no traiga consecuencias graves para ella o para Rick.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo46

Mensaje por tamyalways el Vie Jun 22, 2018 2:20 am

Buenas tardes, os dejo con el último capítulo de la semana. Espero que os guste, aunque creo que vais a querer matarme, no sé porque, pero lo creo. Gracias a todos por leer, seguimos con fuerza.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 46
POV RICK
Despierto en la cama de un hospital, estoy aun muy cansado, pero no puedo dejar de pensar en lo que paso antes de que me trajera, sentía como me faltaba el aire, estaba sintiendo que esto podía acabar, todo este dolor de una vez por todas, y deje de luchar, en realidad me daba igual…pero entonces, apareció ella, y dios quería odiarla tanto, quería que se fuera, de verdad, quería que me dejara ir, pero…su contacto, su mirada, sus palabras me devolvieron al presente, y aunque seguía doliendo mucho la poca falta de aire…no se como explicarlo, pero es como si ella empezara a respirar por los dos, y sentía que si me soltaba de ella acabaría muriendo…y de repente esa imagen me dio mucho pero que mucho miedo.
Miro a mi alrededor sin poder evitar buscarla, no se como ni por que…pero vi tanta sinceridad en su mirada, volví a verla a ella, aunque en realidad todo ese tiempo no fuera ella, pero no sé sentí en mi pecho, en ese que luchaba por la entrada de aire, sentí que estaba ahí para mí, que de verdad luchaba por sacarme de aquí…que había verdad en ella. Pero ahora estoy aquí solo y no sé que pensar, necesito verla, aunque sé que no me dejaran ver a nadie.
Veo como entra de repente una enfermera y se pone a toquetear en los cables que tengo enchufados, casi sin mirarme y mucho menos sin dirigirme la palabra, para todos era un asesino, era normal actuar así. Cierro los ojos durante todo el tiempo que está aquí para no tener que ver el asco que le daba o el miedo que le provocaba mi presencia. Pero cuando va a salir los abro y antes de darme cuenta le estoy hablando.
-Perdona… ¿Puede pedir que venga mi abogada? -digo y veo como me mira con miedo y asiente antes de salir de allí corriendo. Sabia que era a la única persona que me dejarían ver, pero ahora que sabia que era su madre, quizás ella pueda decirme como esta y porque está haciendo todo esto.
No sé cuánto tiempo estoy aquí solo atado a una cama y con un montón de cables cuando la puerta se vuelve a abrir y entra mi abogada seguida por el policía que seguro estaba en la puerta desde que llegue aquí. Hace un reconocimiento de la habitación y luego sale de nuevo colocándose en la puerta para que no pueda escapar de aquí, como si me lo estuviera planteando si quiera, si salía era porque la justicia me diera la razón, sino…apechugaría, aunque no la matara, en realidad…todo fue mi culpa ¿no?
-Hola.
-Hola-le contesto intentando moverme un poco para incorporarme, pero con todo lo que tenia alrededor era imposible así que me resigno y me mantengo tumbado.
- ¿Cómo estás?
-He estado mejor…aunque también peor, no me quejo-digo resignado.
-En unas horas esto se acabará y tendrás que entrar en prisión.
-Lo sé...-digo bajando la cabeza.
-Pero Rick quiero que sepas que no estamos parando en ningún momento, estamos de lleno en esto y vamos a sacarte.
- ¿Vamos? -pregunto mirándole fijamente.
-Sé que no querías que Kate estuviera dentro, es más yo tampoco, tengo miedo porque sé que hará lo necesario para sacarte, y es mi hija, claro que tengo miedo, pero también sé que nada ni nadie le parara, cuando algo se le mete en la cabeza…y en el corazón…nada que le diga puede alejarle de eso-dice mirándome fijamente y trago saliva, de verdad estaba haciendo todo esto por mí, no me estaban mintiendo…
- ¿Dónde está?
-En el lugar donde cree que puede hacer algo. Esta fuera buscando al verdadero culpable-dice y yo asiento, aunque ahora mismo lo único que me gustaría seria que estuviera aquí y poder mirarla a los ojos para preguntárselo yo mismo, ¿Era esto real? o ¿Cuánto de real tenía todo esto?
- ¿Estará bien? -pregunto con miedo.
-Eso espero…cree que esta cerca, aunque cuando llegue el momento sabremos si de verdad estaba cerca.
- ¿Está en peligro?
-Espero que no-dice seria y con miedo en la mirada y siento una presión en el pecho de nuevo y entonces la máquina empieza a pitar- ¿Esta bien? -dice acercándose enseguida a mi mientras la máquina sigue pitando, y enseguida veo como entra el medico seguidos por un par de enfermeros, pero yo no quito la mirada de Johanna y consigo sacar mi mano lo máximo que las bridas me dejan para agarrar la suya y veo como me mira con miedo en la mirada.
-Dile que da igual…dile que lo deje…dile que todo esta bien…que da igual-digo con la voz entrecortada, no quería que le pasara nada, no podía pasarle nada, pero antes de poder decir nada más siento como el sueño puede conmigo, pierdo fuerza en la mano, y acabo de nuevo perdiendo la conciencia.

POV KATE
Espero paciente en la puerta del bar, sé que tiene que venir lo sé, solo tengo que esperar a que aparezca y entonces…entonces aun no sé como voy a hacerlo, pero le haré confesar, le haré confesar para poder hacer justicia de una vez por todas.
Miro el reloj, el bar ya lleva abierto una hora, sé que terminara apareciendo, pero siento algo en el estómago, algo que me incomoda, algo que no puedo descifrar, pero que me hace sentir que algo no va bien.
Pienso en llamar a mi madre, ver si todo esta bien, pero justo en ese momento aparece, tomo aire para poder enfrentarlo, sin miedo, sin esa división de mi ser, soy la mujer fuerte que lucha por la justicia, que busca la verdad por encima de todo.
Salgo del coche y lo miro desde la lejanía como habla con un segurata que ahí en la puerta, nueva contratación, Rob ya no se fía de nadie. Me meto en el callejón, ese callejón donde apareció muerta Emily, aquí empezó todo y aquí tiene que acabar. Saco mi móvil y le mando un mensaje, solo tenia que esperar a que picara el anzuelo y apareciera por la vuelta de la esquina, yo tendría todo preparado, preparado para acabar con todo esto.
Enseguida, antes de nada, le mando mi ubicación a los chicos con un mensaje, si en media hora no he contestado, venid a esta dirección. Lo conocía lo suficiente como para no fiarme, así quería tener todo atado.
Escucho un ruido, y sé que ha caído en el anzuelo, que se esta acercando. Coloco mi móvil en modo grabación y me lo meto en el bolsillo justo antes de que aparezca delante de mi como un enorme ogro.
-Volvemos a vernos. Te quedaste con ganas aquella noche ¿verdad? -dice con esa sonrisa arrogante que tanto asco me da mientras me mira, y aun puedo sentir sus asquerosas manos sobre mi cuerpo.
-Hola Will, creo que ya no hace falta fingir nada ¿no?
-Sobre que, ¿sobre que eres poli? No, no hace falta-dice con una sonrisa.
-En realidad ahora mismo no lo soy. Pero si tienes razón, aun me acuerdo de esa noche, no lo he olvidado, te prometí que lo pagarías y así va a ser.
-Estas muy segura ¿no? Como acabas de decir ya no eres poli, y no tienes ninguna prueba de nada. Por lo tanto, no te tengo miedo-dice mirándome con una sonrisa.
-No, de eso no tengo pruebas, pero si de otra cosa, sé que la mataste tú. ¿No te trae recuerdos este lugar? -digo atacándole y veo como sonríe, sin duda recordando el momento, al final si era un puto asesino, lo sabía, estaba segura de que era él.
-Estas loca-dice con una sonrisa-tu amiguito es el que esta acusado ¿no? No sé que es lo que buscas aquí-dice con una sonrisa y me acerco a él decidida, sacando la foto de Emily muerta aquí en este mismo lugar y se lo pongo delante, pero no veo arrepentimiento en esa mirada, para nada, estaba orgulloso de lo que hizo, lo estaba y eso me daba miedo, mucho miedo.-No tendrías que haber venido sola-dice con una sonrisa y antes de darme cuenta me ha dado un fuerte empujón haciéndome caer al suelo, y desde ahí, desde esa posición dominante puedo sentir como me mira como me atraviesa con esa mirada de asesino que tiene y entonces, entonces lo suelta de golpe.-Voy a hacerte lo mismo que le hice a ella y vas a suplicarme, pero antes, antes vamos a acabar lo que empezamos aquella noche-dice con una sonrisa asquerosa tirándose sobre mí, y lucho, porque es lo único que puedo hacer, luchar hasta que me quede sin fuerzas, luchar hasta el final.
CONTINUARÁ…
Hasta aquí hemos llegado, espero que os haya gustado el capítulo, ya estamos avanzando, aunque creo que ahora mismo querríais que avanzara más jaja. Lo siento pero hasta el lunes no hay nuevo capítulo…bueno…no sé, si me sorprendéis mucho…quizás el domingo…bueno no sé, me tendrías que sorprender mucho.
Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 47

Mensaje por tamyalways el Lun Jun 25, 2018 2:17 am

Hola a todos, aquí empezamos la semana con un nuevo capítulo, solo daros las gracias a todos por seguir ahí, y por vuestros comentarios, siento haber sido un poco mala y no subir este fin de semana, pero es que si no…iba a tener que haceros esperar mucho más por la nueva historia, que ya aviso, que os voy a tener que hacer esperar un poquito. En cuanto algunos comentarios, tened paciencia quedan muchos capítulos, y a veces no todo es oro lo que reluce. Gracias a todo por estar ahí, seguimos.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 47
POV KATE
Lucho con él sobre mí, peleando como siempre me han enseñado. Le golpeo como puedo, pero eso no hace que se separe, no hace que pare. Sigo luchando contra él, aunque me tiene bastante inmovilizada como para poder golpearle bien y quitármelo de encima. Siento su boca en mi cuello y sus manos por todo mi cuerpo y me entran ganas hasta de vomitar, pero tengo que aguantar, tengo que pelear, tengo que luchar, tengo que hacerlo mientras las fuerzas me duren.
Pataleo, le grito, consigue sacarme algún puñetazo que apenas le da y lo único que hace es que vaya perdiendo fuerza cada vez más y más rápido. Consigo hacerle separarse un segundo cuando consigo darle un buen mordisco en su oreja, puedo notar incluso la sangre cayendo por su cara, pero eso lo único que hace es que se cabree aun más, pero al menos esta hablando, solo espero que se este grabando todo…aunque sea solo para que me crean, para que vean que todos tenemos que luchar por sacar a Rick de ahí.
Siento como estoy a punto de perder esta batalla, ya no puedo luchar mucho más, pero no sé cómo consigo sacar las pocas fuerzas que tengo reunidas en un golpe, golpe lo suficiente fuerte como para hacerle tambalear, pero que me deja sin fuerza para seguir luchando y en un par de segundo se recupera y me da un golpe que hace que todo me de vuelta, y sé que ya no tengo fuerzas para hacer nada más, ya no puedo lograrlo, ya no puedo luchar más, y mi ultimo recuerdo es con él siempre con él.
Acaba de dormirse, sé que acabo de cometer el mayor error de mi vida y siento que me da igual. Lo miro y lo veo tan diferente a lo que he tenido en mi vida que me parece imposible, pero aun así…me doy cuenta de que sin duda podía haber conseguido hacerme feliz…pero ojalá pudiera yo hacerle también feliz a él, pero sé que no podré.
-Un penique por tus pensamientos-lo escucho hablar a mi lado y me giro con una sonrisa.
- ¿Qué baratos salen mis pensamientos? -digo sacándole una sonrisa y veo como él también se coloca de lado, desnudo y con el pelo revuelto, no podía estar más guapo.
-No tengo el dinero suficiente para pagarlos, solo quería ver si eras solidaria con este buen chico-dice poniendo morritos, aunque acaba con una sonrisa y no puedo evitar sonreír mientras me acerco colocando mis manos en su pelo mientras enredo su perfecto pelo entre mis dedos y lo miro de cerca a esos ojos tan puros que tiene y que me gritan INOCENCIA cada vez que los miro.
-No merecen mucho dinero, en realidad no era nada importante-digo mirándole de cerca y siento como me agarra de la cintura despacio y se acerca para dejar un beso en mi nariz.
-Sé que no querías que pasara esto…yo bueno no te voy a mentir, quería y quería que pasara mucho-dice con una sonrisa-pero quiero que sepas que voy en serio…quiero decir…esto no es un juego…te lo prometo. Me gustas de verdad Kate, eres especial…no se…parece que te conozca de toda la vida, como si pudiera conocerte con solo mirarte-dice con una sonrisa y yo siento un nudo en el estómago…-me gusta mucho todo lo que veo…todo…todo-dice con una sonrisa picara mientras me destapa dejando mi cuerpo desnudo completamente al descubierto y me centro en este momento, en hacer esto real, aunque solo sea por esta noche.


POV ESPOSITO
Siento como me vibra el móvil en el bolsillo y estoy tan agotado y deseando irme a casa que solo espero que ya no haya más problemas, ya hemos tenido bastante por hoy. Pero aun así lo saco y miro el móvil, me encuentro con el nombre de Kate en la pantalla y suspiro. Estoy en un dilema, ya he hecho bastante por ella incumpliendo incluso bastantes reglas por ayudarla con este caso, y estaba empezando a comprometerme en el trabajo, pero…era mi amiga, era mi jefa, mi compañera, como si fuera de mi familia, y eso siempre iba antes.
Cuando abro el mensaje y veo lo que contiene enseguida me levanto para ir en busca de Ryan que enseguida sale a mi encuentro, cuando ambos nos miramos estoy seguro de que ha recibido el mismo mensaje, y ninguno de los dos esta dispuesto a esperar esa media hora. Cogemos la chaqueta y salimos los dos rápidamente de la comisaria dejando todo como estaba, solo pensando en salvar a alguien de nuestro grupo, a alguien de la familia.
Vamos en silencio todo el camino, estamos sin duda preocupados por lo que podemos llegar a encontrarnos. Solo queremos rezar porque este bien y por no llegar tarde, es algo que nunca nos perdonaríamos por eso acelero aún más saltándome alguna señal, pero sin duda la ocasión lo merecía.
Cuando llegamos a la dirección que Kate nos mandó, ambos nos miramos, estamos en la puerta del bar. Dejamos el coche y me bajo con el móvil en la mano mirando como el GPS me mandaba a la escena del crimen, Kevin y yo nos miramos sin entender, pero entonces, un sonido, un grito de desesperación viene de aquel lugar, envolviendo todo y no necesitamos nada más para salir corriendo hacia ese callejón oscuro con nuestras armas en la mano.
Cuando cruzo la esquina, a pesar de la oscuridad que hay en el lugar, puedo ver la imagen perfectamente, puedo ver como ese hijo de puta esta sobre Kate sin dejar de presionarla contra el suelo mientras no deja de repetir una y otra vez las mismas palabras.
-Voy a matarme como lo hice con ella, voy a matarte, voy a matarte-entonces salgo corriendo agarrándole con todas mis fuerzas de sus brazos tirando de él quitándoselo de encima, dejándome ver a una Kate inerte, con sangre en su rostro tirada allí en el suelo, en el mismo sitio donde hacia dos meses otra chica estaba en su misma situación, solo que esperaba que esta vez no fuera igual, que hubiéramos llegado a tiempo que Kate no…
Veo como Kevin se acerca con cuidado, con miedo y le toma de la mano para tomarle el pulso y lo veo suspirar mientras me sonríe con lágrimas y es lo que necesito para levantarme con todas mis fuerzas agarrarle por la camiseta levantándole y le golpeo con todas mis fuerzas en el estómago haciéndole caer de rodillas.
-Hijo de puta, ¿te gusta pegar a las mujeres? -le grito con toda mi rabia mientras me dispongo a volver a pegarle, pero Kevin me separa.
-Así no, así no le ayudamos-dice señalando a Kate, luego me suelta y se dirige a esa escoria-quedas detenido por el asesinato de Emily Byrne y por el intento de asesinato de Katherine Beckett-dice colocando las esposas en su mano mientras yo estoy allí parado mirándole con odio-llama a una ambulancia ya-dice Kevin mirándome y le agradezco que me haga reaccionar.
Llamo enseguida mientras Kevin esta allí de pie con ese hijo de puta. Se que tendremos que esperar a que llegue, pero yo no estoy para esperar y mucho menos Kate. Me acerco a ella con cuidado, porque lo que no quería era perjudicarla. Le quito el pelo del rostro y veo como tienen bastantes golpes en su cara, aunque puedo sentir su respiración en mi mano, esta bien y va a salir de esta, y por fin va a poder decir que ha resuelto este maldito caso, tenía razón como siempre.
Entonces como si el saber que lo había conseguido le estuviera llamando, veo como abre los ojos despacio casi con dificultad y de repente intenta levantarse llevada por el pánico y su ultimo recuerdo antes de perder el conocimiento.
-Kate soy yo…soy yo…-digo intentando llamar su atención e intentando que se mantuviera calmada, no quería que alguna de sus lesiones se complicara solo porque se moviera antes de tiempo.
-Javi…-dice con lágrimas en los ojos y siento como se me encoje el estómago, no podía verla así, nunca.
-Estoy aquí, estamos aquí-digo mirando a Kevin-siempre juntos jefa, no íbamos a dejarte sola-digo sacándole una sonrisa-todo ha acabado, todo ha acabado-digo mientras veo como una sonrisa se crea en su cara, estaba cansada, muy cansada, pero estoy seguro de que ahora mismo estaba feliz, muy feliz y yo por supuesto yo estaba feliz por ella, y porque la justicia ha vuelto a ganar.
CONTINUARÁ…
Mil gracias a todos, espero que os haya gustado el capítulo y os haya calmado un poco después del capítulo del viernes. Queda mucho por delante, y llega un capítulo bastante emocionante esta semana, solo aviso para que lo sepáis jaja. Gracias a todos, ya queda menos para el final.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 48

Mensaje por tamyalways el Mar Jun 26, 2018 10:16 pm

Buenos días por la mañana, aquí os dejo un nuevo capítulo queda demasiado poco para el final y como siempre empiezo a sentir pena, y más que esta vez si voy a tener que parar un poco cuando esto acabe. Es verdad que he empezado una nueva, pero que he tenido que parar un poco, así que necesitaré algún tiempo para poder adelantarla lo justo para luego no tener que parar. Eso hace que me ponga algo poff pero sé que terminara mereciendo la pena, solo espero que sepáis esperar, intentaré no haceros esperar demasiado.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 48
POV JOHANNA
Salgo fuera de la habitación de Rick después de que sufriera una nueva crisis, enseguida veo a su madre acercarse rápidamente, no me imagino por lo que tiene que estar pasando.
- ¿Cómo está?
-Acaba de sufrir otro ataque de pánico, están con él.
- ¿Qué ha pasado?
-No sé, empecé a hablarle del caso y de que Kate estaba cerca y se puso así…
-Esta enamorado, es normal, esta preocupado por ella-dice haciéndome asentir, sin duda así era el amor, nos volvía completamente locos.
-Voy a hacer todo lo posible para que dejen a Kate verlo, creo que será la única manera de que se sienta más tranquilo.
-Si, creo que es lo mejor. Muchas gracias por todo lo que estás haciendo.
-Es mi trabajo…y además mi hija, esta por encima de todo-digo dedicándole una sonrisa que ella me devuelve enseguida, pero es cortada por el ruido incesante de mi móvil. -Son los compañeros de mi hija, quizás tengan algo, tengo que cogerlo.
-Claro-dice con una sonrisa y me separo un par de metros antes de contestar.
-Johanna, soy Javier.
-Dime Javi-contesto con una sonrisa.
-Te llamo porque…lo primero decirte que Kate esta bien-dice intentando despreocuparme, pero consigue todo lo contrario. -Pero está en el hospital.
-Yo estoy aquí, ¿Dónde está?
-Oh, en la segunda planta, estamos esperando a que nos digan algo.
-Voy para allá-digo colgando y enseguida veo como Martha se acerca a mi con cara de preocupación, seguramente al ver la mía.
- ¿Todo bien?
-Es mi hija, está aquí en el hospital, no se que es lo que ha pasado.
-Vamos te acompaño.
- ¿Y Rick?
-Ahora mismo estará dormido y tampoco puedo verlo, quiero estar con ella, se lo debo-dice mirándome fijamente y yo asiento mientras las dos salimos disparadas hacia donde se encuentra mi hija.
Bajamos un par de plantas todo lo rápido que nos deja el maldito ascensor, y corremos por el pasillo hasta que puedo ver a los chicos allí sentados en un pasillo. Cuando me ven se levantan ambos con la cabeza agachada y empiezo a temerme lo peor.
- ¿Cómo está? ¿Dónde está?
-Johanna, no sabemos mucho, pero esta bien…dentro de lo que cabe está bien.
- ¿Qué ha pasado?
-Fue en busca del asesino. Se enfrento a él. Al menos tuvo la cabeza de mandarnos un mensaje antes del encuentro. Corrimos todo lo que pudimos de verdad, incluso fuimos antes de lo que ella nos pidió…pero fue tarde, teníamos que haber estado antes. La ha golpeado…mucho…pero esta bien, de verdad-dice de verdad compungido.
- ¿Puedo verla?
-Ahora esta con los médicos, pero no tardarán en dejarte verla-dice Kevin y yo acepto porque no puedo hacer otra cosa.
- ¿Has dicho que se ha enfrentado al asesino? -pregunta Martha de repente sacándonos a todos de la pesadilla.
-Si…lo ha conseguido-dice Javi con una sonrisa-solo ella podía conseguirlo…-dice de nuevo con orgullo y eso hace que yo también sienta ese orgullo por mi hija, y veo como Martha se pone a llorar, porque se da cuenta enseguida de lo que eso significa, su hijo por fin será libre, por fin se va a hacer justicia.
Y entonces a pesar del dolor que siento y el miedo, miro a esa madre que no es que este feliz, sino más bien liberada, y no puedo evitar abrazarla mientras ambas lloramos, porque a pesar de todo, nuestros hijos están bien y esto por fin se ha acabado de una vez por todas.

POV KATE
No dejan de hacerme pruebas y de mirarme un médico y otro. Estaba cansada, solo quería saber si de verdad todo se había acabado de una vez por todas, necesitaba saberlo sobre cualquier cosa.
- ¿Puedo ver a mis compañeros ya? -pregunto no se por cuanta vez ya, he perdido la cuenta. El médico vuelve a mirarme con una sonrisa, pero pasa de nuevo y sigue haciendo todo lo que tiene que hacer.
-Por favor mira la luz ¿sí? -dice enchufándome con una linterna que casi me queda ciega-bien, ya esta bien por el momento, aunque tendrás que permanecer ahí de momento hasta que tengamos todos los resultados-dice el doctor y aunque no me gusta la respuesta no me quejo.
- ¿Pueden entrar ya mis compañeros? -es lo único que digo porque es lo único que necesito en este momento.
-Ahora les dejo pasar, aunque creo que hay otra persona antes que quiere verte. -dice saliendo con una sonrisa, aunque dejándome a mi completamente enfadada, yo solo quería ver a los chicos y necesitaba verlos ahora mismo.
Cuando la puerta se vuelve a abrir, veo como entra mi madre casi corriendo y cuando me ve se queda parada de golpe llevándose la mano a la boca con pura preocupación.
- ¿Tan mala pinta tengo? -pregunto con una sonrisa y veo como se acerca.
-Dios hija, ¿Qué te ha pasado?
-Estoy bien, es mucho menos de lo que parece.
-Dios mío, eso espero-dice agarrándome de la mano.
- ¿Están los chicos aquí?
-Si, pero no van a entrar hasta que yo no este seguro de que estas bien, así que…-dice dejándome claro que me dejara de tonterías, entendía que estuviera preocupada, era mi madre, joder claro que lo estaba, y yo estaba aquí comportándome como una idiota.
-Mama, te quiero mucho. Y me alegro mucho de verte de verdad, pero estoy bien…y estaría mucho mejor si supiera que…si supiera que esto ha merecido la pena.
- ¿Esto? ¿Haber estado a punto de morir? Por nada merece la pena eso.
-Para mi si-digo alzando la voz, aunque me arrepiento al segundo-yo la cague, le jodí la vida mama, necesitaba arreglarlo, lo necesitaba-digo con lágrimas en los ojos y veo como me abraza mientras me rompo, y entonces dice las palabras mágicas, lo que necesitaba oír.
-Todo se ha acabado cariño, todo-dice mientras me abraza y siento como las lágrimas salen, lágrimas entren felicidad y liberación, sobre todo liberación.
- ¿Dónde está? Quiero verlo, quiero contárselo, quiero decirle que he cumplido con mi palabra.
-Y se lo dirás, pero ahora no puedes.
- ¿Por qué? Ya tenemos al culpable, es libre ¿no?
-No es tan fácil como tu dices, pero si, en cualquier momento será libre. Pero…
- ¿Pero…? -digo preocupada al ver su cara- ¿Esta bien? ¿Ha pasado algo? -digo intentando levantarme, pero mi madre me lo impide.
-Esta bien, solo esta descansando. Ha sufrido otra crisis. Se puso muy nervioso cuando le dije que estabas cerca, que creías que habías descubierto al asesino.
- ¿Por qué? Eso era algo bueno ¿no?
-Ese chico esta enamorado de ti Kate, solo pensar que estabas en peligro por su culpa le estaba matando. Solo quería que estuvieras a salvo.
-Tengo que verlo.
-Voy a hablar con la policía para que te dejen verlo. Pero ahora descansa.
-No podre descansar hasta que lo vea.
-Pero está dormido.
-Me da igual, solo tengo que verlo, solo eso. Por favor-digo suplicándole y veo cómo termina aceptando.
-Dame dos minutos ¿sí? -dice saliendo con una sonrisa y yo suspiro dejándome caer sobre la cama de nuevo y cerrando los ojos, estaba cansada, me dolía todo, pero merecía la pena cada golpe solo con verlo fuera, con verlo libre por fin. Había cumplido con mi promesa y eso era lo único que me importaba ahora mismo.
Me madre tarda algo más en conseguir que pueda verlo, la verdad, es que Martha también estaba deseando ver a su hijo y entendí que tenia que ser ella la que entrara primero. Cuando sale ya estoy yo allí como puedo esperando para poder entrar.
-Esta dormido. Pero seguro que le hace bien saber que estas bien-dice dándome un abrazo y yo con una sonrisa entro encontrándole tumbado en la cama dormido y con un gotero colgado de su brazo mientras escucho el pitido de su corazón relajado, algo que me relaja a mí también.
Me acerco a la cama sentándome con cuidado en el sillón que tiene al lado mientras intento aguantarme el dolor que tengo en el costado por la lucha de antes. Lo miro allí tan tranquilo y dormido que una sonrisa aparece en mi cara, no podía ocultarlo más, estaba enamorada de él, de todo lo que él representaba, y aunque lo había echo todo tan mal…no podía dejar de pensar que era lo mejor que me había pasado en la vida, unos días, solo unos días y había conseguido poner mi vida patas pa´ arriba.
Me levanto de nuevo con dificultad, agarrando su mano y mirándome fijamente, siento como las lágrimas empiezan a caer por mi cara mientras lo miro y pienso que todo ha llegado al final, aunque eso también significa que se acabó, que se acabó todo y eso me duele.
-Lo conseguí, lo he conseguido-es lo único que consigo decir, mientras me acerco despacio dejando un suave beso en su mejilla mientras mis lágrimas lo empapan todo, cuando me incorporo, puedo ver esa mirada limpia y pura que me hechizo un día, esa mirada pura que ahora me mira nublada por el sueño, pero entonces puedo verlo mejor y veo una sonrisa, una sonrisa en su cara que hace que se crea otra en la mía mientras no puedo dejar de mirarle como siempre hubiera querido hacer, con el corazón en la mano.
CONTINUARÁ…
Bueno, el viernes un nuevo capítulo, ya aviso que será un capitulo emotivo y para mi necesario, espero que os guste, y por supuesto que este también os haya gustado. Empieza la cuenta atrás para el final. Mil gracias a todos los que me habéis acompañado en este viaje e intentaré al menos como siempre digo mantener el Caskett vivo un poquito más.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 49

Mensaje por tamyalways el Vie Jun 29, 2018 2:10 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo, es un capítulo intenso y para mi creo que necesario, espero que vosotros lo veáis igual que yo jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 49
POV KATE
Se despierta y me mira con una sonrisa, aunque de repente su cara cambia y empieza a subir su pulso porque la máquina empieza a volverse loca.
-Rick…cálmate ¿Sí? Rick…-digo intentando calmarlo y veo como alza su mano intentado tocar mi cara, y entonces caigo en que mi cara esta como un cromo. Los médicos llegan enseguida para ver si todo está bien.
-Estoy bien…-dice Rick mientras no dejan de toquetear todo, aunque él no deja de mirarme.
-Estoy bien-le digo yo también con una sonrisa intentado relajarlo y lo veo mirarme con miedo en la mirada, pero con una sonrisa, empieza a creerlo y su pulso empieza a estabilizarse.
Nos quedamos allí en silencio agarrados de la mano y mirándonos mientras los médicos hacen su trabajo. Cuando ven que todo está bien salen dejándonos de nuevo solos. Veo como intenta incorporarse y yo le ayudo con cuidado de que no se desconecte nada. Lo veo allí sentado con grandes ojeras del cansancio y con tristeza en su mirada, pero había algo, algo había cambiado, podía ver ya un atisbo de luz en su mirada, esa luz que me cautivo.
- ¿Qué ha pasado? -consigue preguntar tras un rato haciéndose con la fuerza que necesitaba para poder soltarlo.
-Que todo ha acabado, eso ha pasado-le contesto con una sonrisa y veo como mira hacia la puerta-puedes salir de aquí cuando quieras, bueno cuando los médicos te den el alta, eres libre Rick-digo con una sonrisa y veo como su mirada cansada me mira casi sin creérselo.
-Tú…-dice mirándome y entiende ahora el resultado de mi cara- ¿Quién? -pregunta casi con miedo, como si realmente no quisiera saberlo.
-Ahora no es necesario hablar de eso, ya habrá tiempo, además aun no se sabe mucho más.
-Por favor…
-Will…fue Will-digo mirándole y veo como aprieta el puño con fuerza.
-Si me hubiera dado cuenta antes si…
-Aun no sabemos lo que paso, pero pronto lo sabremos-digo y lo veo asentir sintiendo como todo el peso cae de nuevo sobre él, aunque ya todo había acabado aun quedaba un largo camino hasta que se pudiera hacer justicia. -Estás cansado. Debería irme y dejarte descansar-digo haciendo amago de levantarme, pero no me deja hacerlo cuando siento su mano sobre la mía apretándola con fuerza.
Miro nuestras manos antes de levantar la mirada y fijarla en sus ojos que me miran con ese brillo que pensaba que había perdido después de todo esto.
-No te vayas…yo…necesito decirte algo-dice tragando saliva y yo asiento sentándome en el pico de la cama mirándole mientras espero a que coja fuerza para hablar. -yo…quería darte las gracias por cumplir con tu promesa, y por estar ahí, aunque yo no haya querido. Gracias por descubrir quien hizo esto...-dice frenando porque le cuesta seguir-gracias por darle justicia por hacerle pagar a ese hijo…lo que yo no pude.
-Es mi trabajo, aunque ya no tenga la placa, siempre seré policía-digo ayudándole porque sé que le estaba costando y lo mejor seria que descansara-tengo que irme…yo…-pero vuelve a tirar de mi mano.
-Espera…necesito decirte algo más.
-Esta bien-digo sintiendo como el estomago se me encoje, tengo miedo de escuchar esas palabras que no quería escuchar, aunque sabia que esto se había acabado, siempre tendría la esperanza mientras no lo escuchara de sus labios, pero ya no había marcha atrás aquí llegaban.
-Yo…no sé como decir esto-dice tragando saliva-cuando me entere de la mentira yo…quería odiarte con todas mis fuerzas, quería odiarte porque nunca antes había sentido un dolor así. Me había abierto tanto contigo, había llegado tan lejos en cuanto a mis sentimientos que…me dolía, me dolía mucho-dice tragando saliva y veo como el pulso le vuelve a subir, aunque no tanto como antes-pero…por mucho que lo he intentado…no puedo odiarte-dice levantado la mirada fijándola en la mía y siento un cosquilleo en el estómago-te quiero, te quiero demasiado y por eso…y por eso necesito saber si algo fue real…necesito saberlo, necesito saber que todo no fue una mentira cruel-dice mirándome con un brillo en los ojos, pero un brillo de lágrimas contenidas.
Siento como las lágrimas caen por mi mejilla mientras miro nuestras manos unidas. Tomo aire decidida a no dejarme nada, a contarle toda la verdad, a abrirme por fin del todo. Levanto la mirada posando mi mirada en la suya antes de empezar a hablar.
-Es verdad que estaba en una operación, es verdad que estaba obligada de alguna manera a acercarme a ti y a todos para descubrir algo…pero también es verdad que me he jugado mi carrera por lo que paso después. Eso no estaba en mis planes, nada de lo que paso después-digo tragando saliva-cruce una línea que nunca en mi vida pensé que cruzaría, no se si me crees Rick, pero te interpuse por delante de mi carrera durante y después. Cuando estaba contigo…era como si fuera otra, no pensaba en las reglas, esas que siempre he cumplido a raja tabla, no pensaba en que me veía como una idiota, ni que iba a tirar mi carrera por la borda ni que quizás estuvieras engañándome. Cuando estaba contigo, estaba viviendo algo que nunca había vivido…era tan real que me descoloco todo. Cada segundo que pase contigo, cada segundo que pasábamos solos tu y yo…desde aquella noche, sobre todo desde aquella noche…todos han sido reales y desde aquí…-digo señalándome el pecho, colocando mi mano sobre mi corazón. -si hubiera pensado todo esto, si hubiera pensado con la cabeza no hubiera hecho nada de lo que paso, no lo hubiera permitido. Yo nunca me dejo llevar por el corazón, si por mi instinto…pero no por el corazón, en este caso me he dejado llevar por el corazón…por lo que siento. Así que si me preguntas que si fue real algo…todo fue real, y aunque al principio pensé que me estaba fallando a mi misma por hacerlo, ahora sé que es lo mejor que he hecho en mi vida, y no me arrepiento de nada…aunque todo haya acabado mal, aunque…me odies ahora…-digo bajando la cabeza con estas últimas palabras.
Entonces siento como me toca con su mano la cara y levanto mi mirada llena de lágrimas y lo miro y veo como en sus ojos también hay lágrimas saliendo a borbotones y eso hace que aun más salgan más de los míos. Nos miramos unos segundos y quizás tenga que decir algo más, pero no sé que decir, pero entonces interviene él y me callo, sé que es lo mejor.
-No te odio, ya te he dicho que, aunque he querido hacerlo no he podido-dice parando para limpiarme las lágrimas sacándome una sonrisa-pero todo ha sido…muy rápido…todo ha pasado en tan poco tiempo que…es una locura tengo todo mezclado…me cuesta ver la verdad a través de todo eso, me cuesta diferenciar lo real de lo que no lo es-dice y yo asiento, aunque la sonrisa desaparece de mi cara. -Sé que te quiero, lo sé, pero ahora mismo…
-Lo entiendo…
-Dame tiempo…quizás pueda asimilarlo…quizás…pueda ver a través del humo que rodea todo esto. Solo un poco de tiempo-dice mirándome fijamente y yo asiento mientras me limpio las lágrimas.
-Esta bien…creo que mejor me voy.
-Claro yo…esta bien-dice mientras me levanto, y así sin decir nada más salgo, y cuando lo hago, me apoyo en la pared dejándome caer mientras rompo a llorar, porque a pesar de todo, no había perdido la esperanza, porque a pesar de todo pensaba que se olvidaría de todo y podría ser feliz a su lado. Soy una idiota, claro que no puede perdonarme, así como nada. Cierro los ojos e intento levantarme, aunque el dolor se hace dueño de mi cuerpo y casi no lo consigo, en realidad si no es porque mi madre llega y me ayuda a hacerlo creo que no hubiera conseguido levantarme.
Me lleva hacia la habitación y me tumba en la cama, siento que todo el peso emocional me ha dejado agotada, estoy muy cansada, demasiado.
- ¿Todo bien? ¿Qué ha pasado?
-Nada…-digo mientras termino de limpiar los restos de lágrimas de mi cara.
-Cariño, a mí no puedes engañarme.
-Soy una idiota eso me pasa. Pensé que podría olvidarse de todo…que podría olvidar todo el daño que le he hecho como si no hubiera pasado, ¿Cómo he podido llegar a pensar eso?
-Porque estas enamoradas, y sabes que tu ahora mismo sintiendo eso lo perdonarías. Y sabes, él también va a hacerlo, solo necesita un poco de tiempo, necesita que el dolor se cure y deje paso al amor. El amor puede con todo cariño, un poco de tiempo y te darás cuenta de eso.
-No sé…quizás yo tampoco sería capaz de perdonarle todo lo que yo he hecho.
-Sh…dale ese tiempo ¿Sí? Todo volverá a la normalidad, y entonces vuestros corazones hablaran ¿sí? Ahora descansa, no puedes olvidarte de que tú también tienes que descansar ¿sí? -dice arropándome y dándome un beso en la cabeza como cuando era una niña y yo asiento mientras cierro los ojos, y aunque ahora mismo lo veo todo negro, sé que merece la pena la espera, sé que él merece la pena cualquiera espera.
CONTINUARÁ…
¿Opiniones? ¿Pensabais que iba a pasar esto? ¿Crees que es lo normal? Tenéis que entender que Rick ahora mismo está perdido, y muy herido. Creo que, si ahora mismo la perdonara y lo intentará, terminarían haciéndose daño y no llegarían a ningún lado. Necesita ese tiempo para asimilar todo, para darse cuenta de que ha pasado, como y por qué. Necesita un tiempo para sanar.
Buen fin de semana XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 50

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 02, 2018 2:19 am

Bueno, pues entramos en la última fase de la historia, solo quedan cinco capítulos más, esto se acaba, pero haré lo posible para seguir con otra historia lo antes posible. Quiero daros las gracias por estar ahí, por hacerme mantener las ganas de seguir escribiendo.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 50
POV KATE
Han pasado dos días desde que lo vi en el hospital, no he vuelto a verlo, he decidido que tiene razón, que tengo que darle algo de tiempo para que asimile todo lo que ha pasado, aunque sé que aun tiene que pasar más tiempo que estos dos días para que lo supere, estoy lista y preparada para esperar por él, por nosotros.
He estado en casa sin salir durante estos dos días, recuperándome física y psicológicamente de todo lo que paso, y pensaba seguir haciendo lo mismo cuando he recibido la llamada del capitán, quería verme. A pesar de que ahora mismo no podía afrontar mi futuro en la comisaria, sabía que tenia que ir, se lo debía.
Así que, aquí estoy sentada de nuevo delante de su escritorio, esperando como siempre a que me diera un caso nuevo, a que me informara sobre algo o para poder informarle yo sobre el caso, pero esta vez era distinto, muy distinto.
-Kate han abierto una investigación sobre el caso-dice mirándome y yo asiento, era algo que podía llegar a imaginarme, nada se había hecho bien en la investigación, y yo era la culpable de ello.-Van a investigar todo lo que paso, pero…creo que no van a conseguir nada-dice de repente y le miro sin entender-no hay grabaciones en las que se demuestre que se haya echo algo mal y bueno al final, se ha resuelto el caso. No creo que haya ningún problema-dice con una sonrisa-eso, te deja vía libre para volver Kate.
-No sé si merezca volver.
-Todos cometemos errores, pero al final tu error consiguió que un inocente no fuera a la cárcel y que vayan a pagar los verdaderos culpables. Bendito error Kate.
-No me siento como antes, no soy la Kate de antes.
-La Kate de antes era genial, y tenia claro que la justicia era el fin que buscaba, creo que eso no ha cambiado ¿no? Entonces creo que estas más que bienvenida a volver cuando quieras.
-De verdad Roy no sé si…
-Tomate un tiempo, la investigación aun durará un poco, el caso esta cerrado y será llevado a juicio, tienes un montón de vacaciones acumuladas…puedes tomarte todo el tiempo que necesites, pero piensa en lo que hizo que te hicieras policía-dice con una sonrisa-naciste para esto Kate, nunca lo olvides, hay mucha gente ahí fuera que necesita aun tu ayuda-dice haciéndome reflexionar.
-Lo pensaré.
-Esta bien. Ahora, creo que los chicos tienen cosas que contarte-dice señalando la sala de fuera, donde los chicos estaban sobre el que había sido mi escritorio, y sin quitarnos la vista de encima.
-Gracias señor.
-A ti Kate, de verdad-dice con una sonrisa mientras me levanto y salgo de aquel despacho, para poder hablar con mis compañeros, con mis colegas, que digo son mis amigos, son mi familia.
Salgo y me dirijo hacia la sala de descanso, enseguida siento como me siguen y una sonrisa aparece en mi cara. Preparo tres cafés, si a esto se le puede llamar café, y me siento en la mesa, enseguida ellos hacen lo mismo.
- ¿Qué tal todo jefa? -dice Kevin mirándome intentando averiguar solo con mirarme si estaba bien.
-Mejor de lo que parece, y mejor que hace unos días. Aunque sin duda todo va a ir mejor con el tiempo.
-Eso espero-dice con una sonrisa-tenemos ganas de tenerte de vuelta.
-Ni que lo digas-dice Javi con una sonrisa.
-Yo también os echo de menos, pero aún no estoy lista.
-Lo entiendo.
- ¿Qué tal el caso?
-Casi resuelto, y todo gracias a ti. Encontramos llamadas entre Will y Rob, y muchos mensajes. Rob canto en cuanto lo detuvimos. Will la mato porque ella se negó a seguir prostituyéndose, Will intento sobrepasarse y pues…ella lucho y acabo como acabo. Will llamo a Rob y se lo conto todo. Rob tenia mucho que perder, su bar, todas sus vidas estaba en ese bar y en la red de drogas y prostitución que lo envolvía. Le ayudo a limpiarse y cambiarse de ropa. Al día siguiente se encargo de ella, de ahí las bolsas de basura. Pero, se guardo el arma homicida para poder mantenerlo a raya siempre, al final decidió que Rick era un peligro para todo lo que tenía, le amenazó con denunciarlo y cerrar todo, así que decidió que lo mejor era tenderle una trampa y metió el arma en su coche. Sabía lo del micro-dice de repente y le miro de golpe, había cometido un gran error.
- ¿Cómo?
-Will te siguió una noche y te vio con Royce, pensaba que trabajabas para ellos por vengarte de algo-dice y recuerdo lo que paso con Will y cuales eran los motivos que creían que quería vengarme de ellos. -desconfiaban de ti así que…supongo que busco.
-Lo puse minutos antes de la confesión de Rick.
-Pues tuvo que darse cuenta, ya estaba sobre aviso, así que también uso a Rick para que confesara porque sabía que la policía lo estaba oyendo todo. Fue un plan casi perfecto, menos mal que tu lo tuviste siempre claro, tu has conseguido que esto llegara a su fin.
-Gran trabajo chicos. Gracias por todo, de verdad. Gracias por ayudarme y confiar en mí.
-Siempre jefa. ¿Cuándo te tendremos de vuelta?
-No lo sé…tengo que resolver algunas cosas.
-Bueno…tu equipo te está esperando.
-Eso jefa-dice Kevin sacándome una sonrisa.
-Tengo que irme.
-Esta bien, para lo que necesites, ya sabes dónde encontrarnos Kate-dice Javi y yo asiento con una sonrisa mientras salgo de allí, confiada de que se va a hacer justicia por fin para la víctima, pero sin tener nada claro, cual va a ser mi futuro a partir de ahora.

POV RICK
Ayer me dieron el alta en el hospital y también mi libertad por el caso, soy libre por completo, pero desde que llegue a casa no he salido de la cama. Mis padres estaban preocupados por mi y aunque vivo a dos pasos de casa, han hecho que me quede en la casa grande, en mi antigua habitación.
Ellos han estado pendientes del caso, se han enterado de como va todo, según ellos porque algún día querré saber que paso y quieren estar informados cuando eso ocurra. Pero la verdad es que ahora mismo no puedo pensar en ello, porque creo que por mucho que paguen por ello, no se puede hacer justicia, porque justicia seria que no hubiera pasado, que ella pudiera estar aquí como si nada, que ese hijo de puta no pudiera haberle hecho daño, y eso ya es imposible. Quizás algún día, con el tiempo, pueda pensar de otra manera, no lo sé, ahora mismo estoy tan agotado físicamente como psicológicamente que no puedo pensar en nada.
Pero también tengo miedo de cerrar los ojos, porque cada vez que lo hago vuelvo a aquel interrogatorio, vuelvo a ver su cuerpo allí tirado…puedo ver como su inocencia desaparecía de golpe. No puedo quitarme esa imagen de la cabeza, y aunque mis padres me han aconsejado ver a un especialista, aun no estoy preparado para ello, creo que tengo que sentir algo de dolor por lo que le paso, porque en parte fue mi culpa, si le hubiera obligado a contármelo todo, si me hubiera quedado allí con ella, aunque mis padres me necesitaran, si le hubiera llevado a casa si … tantos sí que…ya no puedo vivir sin ellos. Es como si necesitara ese dolor, es como si creyera que lo mereciera tanto que no quiero luchar contra él.
Su vida, su seguridad, en parte era responsabilidad de Rob y mía, los dos le fallamos, los dos tenemos que pagar por ello. Cuando me enteré de que Rob había ayudado a Will a ocultar el asesinato…me sentí tan engañado, tan frustrado. Sabia que él había puesto el arma homicida en el coche para culparme, pero con eso no tenía ningún problema, pero él pensar que había compartido tanto con una persona que puede ayudar a un asesino, a un asesino que mato a alguien que era como de la familia para nosotros, a alguien que merecía nuestra protección y ayuda, saber eso me mato. Me hizo sentir un idiota. Así que ahora…cuando pienso en lo que paso con Kate, en lo engañado que me sentí también con ella, pienso si no es por mí, si no soy yo el culpable de que la gente se aproveche de mí, de que me traicionen. Quizás merezco estar solo, así ni me engañarán ni las personas que de verdad estén a mi lado sufrirán, quizás es lo mejor, quizás es lo que necesito, lo que merezco de verdad, quizás no estoy echo para ser feliz.
CONTINUARÁ…
Bueno, esto es como se sienten ambos ahora que todo ha acabado, en el capítulo de la semana que viene habrá un pequeño salto en el tiempo, ese dolor inicial habrá pasado, ambos se habrán curado un poco, y entonces, desde ahí lo retomaremos.
Gracias a todos por leer, nos vemos el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 51

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 04, 2018 2:30 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo. Espero que os guste y que disfrutéis de la ultima fase de la historia. La semana que viene pondré punto y final a la historia y entonces me tomaré algo de tiempo para poder retomar la otra, aunque esta semana es imposible escribir nada.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 51
POV KATE
Ha pasado un mes y aun no he conseguido coger la fuerza necesaria para volver. Pero ayer fue el juicio, ayer por fin se puso punto y final a este caso, y hoy me he levantado con otro animo, porque se ha hecho justicia, de la mejor forma posible, aunque nunca se puede decir que la justicia es justa, porque nunca podrá serlo del todo. Pero hoy me he levantado con esa noticia y he sentido que hoy se ha dado eso por lo que he estado luchando toda mi vida, es en lo que creo, es por lo que siempre me levanto cada mañana de la cama, así que no sé si es por eso o no, pero hoy he decidió salir a correr, quiero estar bien conmigo misma, y quiero estar preparada por si decido volver, por si decido recuperar mi vida de nuevo.
Salgo a correr sintiendo como mi cuerpo se relaja, como el sudor recorre mi cuerpo y como vuelvo a sentirme libre. Voy corriendo hacia Central Park, como si no hubiera pasado nada, como si no llevara un mes casi sin salir de casa, aunque mi cuerpo protesta por momentos, pero yo sigo apretando para sentir que puedo hacerlo, que estoy viva.
Estoy apenas a unos metros de meterme en el parque cuando siento como el móvil vibra. Sigo corriendo mientras saco el móvil no sin dificultad, pero sigo apretando, más cuando veo como el parque esta cada vez más y más cerca. Miro el móvil mientras sigo apretando y veo un mensaje de mi madre, quiere que quedemos esta tarde para tomar café, tomo aire mientras intento volver a meterlo en su sitio, aunque se resiste y entonces, siento como me golpeo contra algo o alguien y quiero morirme de la vergüenza.
Cuando puedo levantar un momento la cabeza veo como hay un montón de papeles sobre el suelo y enseguida me dispongo a ayudar a la persona a recogerlos. Cuando levanto la mirada para disculparme, me lo encuentro allí delante de mí, si es él, aunque esconde sus ojos azules con unas gafas de sol, sé que es él y siento como pierdo un poco el equilibrio no se si de la impresión o porque les había metido demasiada carga a mis piernas y termino sentada de culo en la acera, haciendo que aun me sienta más avergonzada si eso es posible.
Veo una sonrisa aparecer en su cara mientras estira su mano hacia mí. Yo bajo la mirada mientras aprieto su mano hasta que consigo volver a estar de pie. Y entonces nos quedamos allí como dos tontos parados sin saber que decir. Pero entonces los papeles deciden entrar en acción y empiezan a salir volando por todos los lados.
-Joder-digo queriendo coger algunos.
-Déjalo, de toda forma no valen para nada-dice rebujando todos y tirándolos a la papelera, la sonrisa ha desaparecido de su cara.
- ¿Todo bien? -digo con miedo de preguntar y lo veo bajar durante unos segundos la mirada antes de volver a levantarla ya sin sus gafas, dejándome ver esos ojos azules que me transmitieron más que nada en mi vida.
-Va a estar mejor-dice con una tímida sonrisa- ¿Puedo invitarte a un café? -dice mirándome y yo siento como los nervios se apoderan de mi mientras asiento con una sonrisa y nos dirigimos hacia una conocida cafetería a por nuestros cafés.
Nos sentamos el uno al lado del otro sin decir nada. Ambos estamos esperando a que empiece el otro, y yo tengo claro de que no voy a ser la primera, porque tengo miedo de decir algo y cagarla. Al final, es él quien rompe el hielo.
- ¿Qué tal? Hace mucho tiempo desde que…
-Si. Estoy bien-digo demasiado seca, pero no quiero hacerme ilusiones por algo que luego no va a pasar.
-Mis padres te vieron ayer en el juicio-dice de repente y yo asiento mirándole-no pude ir…no tenía fuerza para enfrentarlos aún.
-Lo entiendo-digo mirándole y veo tristeza aun en su mirada, sin duda ha sido muy duro para él, pero para mi tampoco ha sido nada fácil.
-Quiero que sepas que no me he olvidado…de lo que te dije la última vez que nos vimos. Quizás ha sido demasiado tiempo, pero no estaba preparado no estaba listo…aún no lo estoy-dice con la mirada baja, pero llamando toda mi atención. -he estado luchando contra todo lo que paso esos días, pero he perdido mucho tiempo creyendo que podría hacerlo solo, o más bien castigándome por todo. Pero llevo una semana con ayuda, estoy durmiendo más de lo que he hecho en el resto del mes. Estoy saliendo de casa, estoy intentándolo.
-Me alegro mucho oír eso-digo mirándole con una sonrisa y siento su mirada sobre la mía haciendo que sienta un cosquilleo en el estómago.
-Kate no te estoy pidiendo nada…en realidad si te soy sincero…no me había planteado esto pero ahora…ahora que estoy aquí delante de ti yo…-dice parando cogiendo aire y entonces siento como estira la mano colocándola sobre la mía y siento como mi corazón late con fuerza-no me he olvidado de ti…no me he olvidado de lo que viví contigo…estoy sanando, estoy cerca lo sé, y quizás no es justo pedirte esto pero…me gustaría tenerte cerca…no te pido nada solo…
-Rick…me gustaría estar cerca-digo con una sonrisa y lo veo asentir con otra sonrisa.
-Estoy seguro de que voy a estar bien pronto…y no sé si…llegaremos al punto de volver a intentarlo, no lo sé, pero si quiero tenerte en mi vida…-dice mirándome fijamente, con esos ojos azules que me dicen la verdad.
-A mí también me gustaría-digo con una sonrisa y lo veo como baja la mirada, pero puedo ver esa sonrisa suya y eso hace que me sienta tan bien.
-Entonces…si no te importa…mañana tengo que ir a ver una obra de teatro en la que estoy participando de alguna manera, me gustaría que me acompañaras.
- ¿Participando de alguna manera? -digo mirándole con una sonrisa.
-Bueno…al final…no sé si seré un buen actor o no, no he tenido mucho tiempo para ello. Pero si he estado mucho tiempo en casa sin hacer nada, sin salir casi de la cama y pues…da la casualidad que me dio por escribir.
- ¿En serio?
-Si, mañana se estrena la obra y me gustaría que me acompañas.
-Será un placer-digo con una sonrisa. Me alegraba ver que había llegado hasta ahí, hasta conseguir dar con su futuro eso que ahora mismo estaba yo planteándome.
-Yo…si tienes algo que hacer-dice de repente.
-Solo necesitaba correr, hacia mucho que no lo hacía.
-Pues te diría que te acompañaba, pero creo que no estoy preparado para ello-dice poniendo cara de susto sacándome una sonrisa-bueno quizás nunca lo he estado-dice haciéndome reír.
-Me alegro mucho haberte visto Rick-digo con una sonrisa y lo veo sonreír.
-He tenido que ponerme en tu medio para que nos encontráramos de nuevo. Supongo que siempre nos reencontraremos igual-dice sacándome una sonrisa.
-Para la próxima ya sé que mirar el móvil mientras corres puede traer buenos reencuentros.
-Si, aunque no lo hagas muy a menudo, mi cuerpo esta aun dolorido-dice bromeando y me gusta verlo así-ahora sí, ya no te molesto más. Pero recuerda que me has dicho que mañana aceptas ser mi ¿compañera?
-No lo olvidaré.
-Bien-dice con una sonrisa y alargo mi mano cogiendo un bolígrafo que tenia en el bolsillo de la chaqueta y cojo una servilleta y le apunto mi número.
-Por si lo has perdido-digo con una sonrisa.
-No lo he hecho, pero por si acaso, ya lo tengo repetido-dice con una sonrisa mientras se levanta y hace un gesto para que yo salga delante de él.
Nos quedamos allí de pie en la puerta ambos con una sonrisa por el reencuentro, pero sin saber muy bien como actuar ahora, como despedirnos. Pero entonces veo como da un paso hacia delante y me da un abrazo, un abrazo que iba a ser rápido, pero cuando me doy cuenta de que va a separarse, lo aprieto más contra mi cuerpo, perdiéndome en su olor y su contacto, dándome cuenta de lo que le había echado de menos.
Nos soltamos y ambos estamos con una sonrisa, veo como vuelve a acercarse y deja un beso en mi mejilla que hace que me sonroje, parezco una adolescente, ambos lo parecemos.
-Te llamo y nos vemos mañana.
-Estaré esperándolo-digo con una sonrisa, y era verdad, iba a estar esperando la llamada todo el día.
-Me alegra haberte visto Kate.
-A mi también.
-Hasta mañana.
-Hasta mañana-digo mientras lo veo partir en una dirección mientras yo me quedo allí parada mirándolo irse. Cuando me doy cuenta estoy saltando de la alegría, entonces miro a mi alrededor, veo que nadie me haya visto y me voy en dirección contraria, feliz, mucho más feliz de lo que estaba cuando salí de casa.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, nos vemos el viernes. Disfrutad de la semana y por supuesto del Caskett.
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo52

Mensaje por tamyalways el Vie Jul 06, 2018 2:12 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo. Estamos en la recta final y espero que el final vaya acorde con la historia. Gracias a todos por leer.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 52
POV RICK
Llevo toda la mañana sin exagerar con el móvil en la mano. No sabia como hacerlo, no quería parecer demasiado ansioso por verla esta noche, pero tampoco quería parecer un pasota, porque la verdad es que me moría por verla esta noche. Este mes he pensado en ella, si lo he hecho, pero no estaba preparado para dar el paso porque antes tenia que levantarme, tenia que volver a aprender a andar, a volver a la vida manteniéndome en pie. No estaba bien después de todo lo que paso, me costaba hasta salir de la cama, me costo pedir ayuda, pero ahora que lo he hecho veo luz al final del túnel, y no quiero esperar más, después de verla ayer, sé que no quiero perderla, que a pesar de como todo sucedió, mis sentimientos siguen ahí, estoy enamorado de ella, y si ella siente al menos la mitad de lo que yo siento me vale, al menos por ahora, no quiero que se pierda esa magia, no quiero perder la oportunidad de ser feliz junto a alguien.
Cojo el teléfono de nuevo y antes de que pueda volver a echarme atrás, decido dejarle un mensaje, no estaba preparado para llamarla, no cuando no sé si la voz me va a salir o voy a quedar como un tonto.
Me contesta enseguida, y eso saca una sonrisa en mi cara, ¿estaba esperando que la llamara? Hemos quedado que me paso a recogerla una hora antes de la función, estaba tan feliz de que pudiera acompañar en un día tan importante para mi. Solo esperaba que todo saliera bien, solo esperaba que esto fuera hacia delante, porque ahora mismo era lo que veía al final del túnel, a nosotros, a nosotros juntos y felices, sin impórtanos nada más, sin nada ni nadie que pueda interponerse por medio, solo nosotros, solo los dos.
Estoy tan nervioso que me he puesto tres veces los calcetines del revés, mi madre me mira desde la puerta con una sonrisa.
-No te rías ¿vale?
-Sé que es un día importante para ti, no sabes lo orgulloso que estoy de ti cariño.
-Gracias mama-digo levantándome para darle un abrazo.
-Pues no sabéis lo orgulloso que estoy yo de los dos-dice mi padre entrando y siento un nudo en el estomago, porque esas palabras si que había estado toda mi vida esperándolas, y me fundo en un fuerte abrazo con él-gracias hijo por todo lo que has hecho, y estoy seguro que vas a conseguir todo lo que te propongas en la vida-dice abrazándome y siento como las lágrimas que no quería que cayeran terminan cayendo.
-Chicos quiero guardar esta imagen para siempre-dice mi madre mientras nos hace una foto, y luego posamos para ella mientras ambos sonreímos. -Bien ahora una de los tres. ¿Los haces tú? -dice entregándome el móvil y yo estiro el brazo para que podamos salir los tres.
-Perfecto-digo dándole un beso a mi madre.
- ¿Nos vamos?
-Bueno yo…tengo que pasarme a por alguien, ¿podéis iros hacia delante?
- ¿A por alguien? -dice mi madre con una sonrisa sin dudas intentando sacarme algo.
-Ya lo verás, ahora tengo que irme si no quiero llegar tarde.
-Esta bien, te esperamos allí, aunque seas la estrella no esta muy bien visto que llegues tarde-dice mi madre sacándome una sonrisa.
-Llegaré a tiempo-digo dándole un beso mientras recojo todo y salgo rápidamente hacia la dirección que me había dado Kate para recogerla.
Conduzco con cuidado con el GPS puesto hacia la dirección que me ha dado. Cuando llego ella ya esta allí de pie esperándome, con un vestido azul que le quedaba de muerte. Me quedo allí varios segundos como un idiota mirándola hasta que por fin conseguí abrir el coche y salir a su encuentro. Cuando me ve una sonrisa aparece en su cara y yo me acerco con otra amplia sonrisa. Cuando llego a su lado no se como saludarla, pero me acerco con cuidado dejando un beso en su mejilla, y puedo notar como se ha sonrojado lo que hace que sonría aun con más fuerza.
-Estas muy guapa-digo mirándola de arriba abajo.
-Tu tampoco estas nada mal-dice colocándome la corbata y trago saliva, sin duda estaba más nervioso de lo que pensaba.
- ¿Nos vamos?
-Claro-dice con una sonrisa agarrándose a mi brazo y así la llevo hacia su asiento en el coche, abriéndole por supuesto la puerta recibiendo una sonrisa socarrona de su parte.
Cuando llegamos como el día del estreno que es, hay algo de prensa, pero solo la prensa especializada en teatro. Kate me hace un gesto para indicarme que me espera un poco más para allá, pero yo niego y le pido con la mirada que se quede. Tras un par de preguntas ambos salimos de allí agarrados de la mano y mirándonos con una sonrisa.
Entramos dentro y enseguida nos dirigen hacia nuestros asientos. Allí ya están sentados mis padres. Cuando me ven llegar con Kate ambos se miran y se sonríe y enseguida se levantan para saludarla.
-Oh Kate, no sabes cuanto me alegro de verte aquí-dice mi madre abrazándola y veo como Kate sonríe- ¿Esta era la sorpresa que te tenias guardada? -dice mirándome con una sonrisa y yo miro a Kate que me mira con una sonrisa.
-Será mejor que nos sentemos, luego tenemos tiempo de ponernos al día-digo mirándolas cuando veo como quedan solo unos minutos para que la obra empiece.
Nos sentamos juntos y siento como los nervios empiezan a apoderarse de mí, tengo miedo, tengo vértigo más bien, quiero que esto vaya bien, quiero saber si he encontrado de verdad lo que quiero hacer con mi vida, y tenerla aquí a mi lado…hace que aun este más nervioso, porque sí, siempre valoré mucho su opinión en aquellos días de búsqueda, y ahora que ya lo he encontrado, más que nunca necesito su opinión, la necesito más que nunca.
Cuando la obra se acaba, cuando cae el telón y salen todo el elenco a saludar, veo como todo el mundo se levanta y empieza a aplaudir mientras yo me quedo como un tonto allí sentado, con la boca abierta y completamente emocionado, me alegraba de haberlo conseguido, pero sobre todo, me alegraba por ellos, ellos que en apenas días habían conseguido darle vida a un texto, ellos eran los que merecían el aplauso, así que reacciono poniéndome de pie y aplaudiendo mientras miro a Kate que esta aplaudiendo con fuerza mientras sonríe.
Cuando acaba vamos todos a celebrarlo, mi madre la reina de las fiestas, se había encargado de que todo estuviera perfecto, estaba tan feliz que no podía ni creérmelo, y encima la tenia a ella a mi lado sonriendo, y por fin sin tener que mentir, ni desconfiar él uno en el otro, no teníamos que ocultar nada, ya no.
La veo hablar con mi madre, también me gusta verla así tan relajada con ella, como si fueran amigas, sé que después de todo lo que paso se unieron mucho, es más, sé que mi madre ha seguido viéndola y hablando con ella todo este tiempo. Es una gran mujer, ambas lo son. Me acerco hacia donde están las dos y carraspeo para llamar la atención de ambas.
- ¿Me permites esta canción? -digo extendiendo mi mano hacia ella que me mira con una sonrisa, agarra con su mano la mía y caminamos hacia un lugar libre. La verdad es que nadie esta bailando, pero me daba igual, solo quería bailar con ella, quería hacerlo todo con ella, quería amarla para siempre, eso es lo que quería.
Bailamos ambos moviéndonos con delicadeza mientras la música nos envuelve, al principio todo el mundo nos mira, hasta que dejamos de ser el centro de atención, y ya solo somos ella y yo bailando, moviéndonos al unísono, disfrutando el uno del otro.
Me separo y la miro a los ojos con nervios, es como si fuera mi primera vez, como si fuera de nuevo un adolescente que conoce el amor, y recuerdo como me sentí cada instante que había pasado con ella en el pasado, como poco a poco me di cuenta de que quería estar con ella, de que quería pasar cada instante que pudiera con ella, que quería ver esa sonrisa cada día. Ahora que la tengo de nuevo delante, siento eso y mucho más, nos miramos a los ojos, sonreímos, y lo siguiente que siento es como los dos nos unimos en un beso, no es el primero, no, no lo es, pero si es el beso que me confirma lo que ya sabía, la quiero, estoy enamorado de ella, y el objetivo de mi vida será siempre verla sonreír, verla feliz, el objetivo de mi vida será ese, hacerla feliz porque eso hará que siempre, la tenga aquí a mi lado, como siempre quise, conmigo siempre.
CONTINUARÁ…
Hasta aquí hemos llegado por esta semana, la semana que viene acabamos con la historia, espero que os haya gustado la historia y haré lo posible por volver cuanto antes.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 53

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 09, 2018 2:12 am

Buenas tardes, el sábado fue un día importante para mí, se casó mi hermana mayor y he estado bastante estresada con todos los preparativos, pero ya ha acabado y voy a ponerme manos a la obra para intentar teneros la nueva historia lo antes posible, de momento disfrutemos de el final de esta, que me costo mucho escribirlo, pero ya está hecho.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 53
POV RICK
Tras el beso el resto de la fiesta va bastante bien, aunque la noche acaba bastante pronto para lo que me hubiera gustado, así que cuando me dice que si puedo llevarla a casa asiento con una sonrisa mientras caminamos hacia el coche.
Todo el trayecto vamos el silencio, no puedo evitar mirarla de reojo de vez en cuando para saber si todo va bien. Cuando llegamos paro el coche y me bajo rápidamente para abrirle la puerta de nuevo, lo que hace que una sonrisa aparezca en su cara mientras cabecea.
-Siempre caballero.
-Así me educaron-digo con una sonrisa mientras le acompaño hacia la puerta.
- ¿Quieres tomar una copa? -dice de repente mordiéndose el labio-o tu madre te diría que eso no es de caballeros-dice con una sonrisa sacándome a mi otra, dios no se como estaba tan nervioso, ni que fuera la primera vez, ni con ella ni con nadie. Pero esta vez era distinto, y no quería cagarla, quería hacerlo bien.
-Creo que mi madre me diría que una copa nunca se debe rechazar´-digo sacándole una sonrisa mientras abre la puerta y me deja entrar en su casa. Por primera vez estaba aquí, su verdadera casa, y no podía dejar de mirar a todos los lados para ver si podía descubrir a través de ella algo que no supiera.
- ¿Qué quieres tomar?
-La verdad, mejor un café si puede ser.
-Claro-dice con una sonrisa siguiendo por un pasillo y yo la sigo, pero sin dejar de mirar a todos los lados, hasta que llegamos a la cocina donde enseguida pone a la cafetera a trabajar.
Cuando prepara el café ambos nos sentamos en la mesa con nuestro café en las manos y nos somos capaces de decir nada, aunque nuestras miradas creo que lo dicen todo. Eso es algo que siempre me atrajo de ella, aunque veía dureza en su mirada en un principio, he aprendido a ver más allá de eso, y encuentro a toda una mujer, una mujer fuerte que lucha por lo que quiere, una mujer que me roba todos los sentidos.
-Esto es algo raro ¿no? -dice ella mordiéndose el labio sacándome una sonrisa.
-Un poco. Parece que lleváramos juntos mil años, pero estamos actuando como si no nos conociéramos, como si fuera la primera vez.
-Y en parte es así ¿no?
-Ya, y en parte es guay-digo con una sonrisa-pero es extraño-digo con una sonrisa-aunque entendiendo que hay algunas cosas de las que tenemos que hablar.
-Si supongo-dice sorprendiéndome.
- ¿No crees que tengamos que hablar de nada?
-No sé…nunca hemos sido mucho de hablar ¿no? -dice con una sonrisa y me quedo mirándole embobado, ¿Cómo era tan guapa?
-Ya…-digo con una sonrisa-pero aun así…quiero decirte que…que estoy seguro de intentarlo. Que no es porque este aburrido o porque yo que se…estoy seguro de esto…-digo mirándola y veo como me sonríe.
-Yo también estoy segura…y no puedo negarte que tengo miedo de que no salga bien. El comienzo…no quiero que eso vuelva para hacernos daño-dice de repente poniéndose seria y me levanto colocándome de rodillas delante de ella.
-No tengo rencor por lo que paso, ya no, y yo también tengo miedo de que no pueda funcionar, pero sé que, si todo va bien, si todo funciona…estoy seguro de que nunca seré más feliz que estando a tu lado-digo sacándole una sonrisa-así que, si confías en mí, si quieres…quiero intentarlo contigo, quiero hacerlo, quiero intentar hacerte feliz cada día.
-Si quiero-dice con una sonrisa y lágrimas en los ojos, pero entonces empieza a reírse y no entiendo que pasa-esto a sonado demasiado serio ¿no? -dice riéndose y entonces pienso en sus palabras y yo también empiezo a reírme con ella.
-Todo llegara, en su debido momento-digo apartando su pelo de la cara mientras la miro con intensidad, porque si, es algo que puedo ver al final del túnel, lo veo y me gusta lo que veo.
- ¿Esto es real? -dice mirándome fijamente con un brillo especial en los ojos y yo sonrió mientras toco su cara mientras me acerco despacio, demostrándole que todo esto era real, muy real.
Nos besamos lento sintiendo como el pulso del otro se acelera. Siento sus manos en mi cuello tirando aun más de mi sacándome una sonrisa mientras me separo despacio con los ojos cerrados, disfrutando de esto, disfrutándolo por fin de verdad.
-Es real-dice con una sonrisa.
-Muy real-digo con una sonrisa mientras me acerco para volver a besarla sintiendo como su lengua busca el interior de mi boca y yo por supuesto le dejo acceso, mientras siento como me duelen las rodillas de estar aun en la misma posición, lo que hace que termine quejándome-creo que ya no estoy para tanto-digo levantándome con gesto de dolor mientras oigo su risa.-Encima no te rías-digo sonriendo y veo como se levanta mientras se muerde el labio y se agarra a mi cintura con sus manos.
-Podríamos…pasar a otro lado-dice mordiéndose el labio de nuevo.
-Bueno…no sé…quizás para eso no esté tan viejo-digo haciéndola reír.
-Te he echado de menos-dice de repente poniéndose seria y yo le agarro por la cintura acercándome para darle un beso en la mejilla muy cerca de sus labios mientras la abrazo escondiendo mi cara en su cuello.
-No vas a tener que echarme más de menos, no voy a irme a ningún lado-digo mientras la abrazo y siento como ella me abraza también con fuerza-ahora, ¿A dónde decías que íbamos ahora? -digo consiguiendo hacerla reír, tanto que todo su cuerpo se mueve pegado al mío.
La noto separarse mientras me mira con una sonrisa socarrona y entonces me agarra de la mano y con una sonrisa me lleva hacia otro lado de la casa, un lugar mucho más íntimo, un lugar del que no voy a querer salir al menos en lo que queda de noche…y quizás mucho más.
Me lleva a su habitación y no puedo evitar mirar a mi alrededor hasta que siento como tira de mi y la miro perdiéndome en su sonrisa, lo demás puede esperar, ahora solo estamos nosotros, ella y yo, nada ni nadie más.
Le agarro por la cintura mientras la beso disfrutando de ella, disfrutando de estar a su lado de nuevo. La empujo despacio sobre la cama cayendo sobre ella mientras no dejo de besarla.
Nos quitamos la ropa el uno al otro, disfrutando del momento, disfrutando de cada instante de cada roce de cada beso. Acaricio su cara mientras la miro con una sonrisa, bajo por su cuerpo dejando besos por todos los lados mientras llego entre sus piernas y allí me paro para mirarla a los ojos, esos ojos que brillan más que nunca, esos ojos que se han oscurecido. Muevo mi boca ahí donde más lo necesita, sintiendo su clítoris justo en mi lengua y chupo mientras siento como su mano presiona mi cabeza enredando sus dedos en mi pelo apremiándome a seguir. Siento como sus piernas se abren para mí, y disfruto tanto haciéndola disfrutar, que siento como mi cuerpo entra en ebullición escuchando sus gemidos, sintiendo como se retuerce justo debajo de mí, sintiendo como todo su cuerpo vibra a mi ritmo, al ritmo que mi lengua y mis dedos siguen, hasta que siento como se libera, cayendo mi nombre de su boca haciéndome sentir en el cielo.
Me tumbo a su lado y siento como me masajea de nuevo el pelo haciéndome cerrar los ojos, esto era lo que necesitaba, estar así tumbados el uno al lado del otro, rozándonos, haciéndonos sentir únicos. Veo como se muerde el labio mientras se levanta colocándose a horcajadas sobre mi estomago con el pelo echado a un lado y una sonrisa en la cara, era la mejor imagen de mi vida.
La veo mirarme con una sonrisa mientras pasa sus manos por mi pecho desnudo. La veo levantarse mientras coge con un mano mi miembro uniéndonos por fin de nuevo, haciéndome volver otra vez atrás, pero esta vez es distinto, esta vez es totalmente real, esta vez no hay miedo, no hay nada que ocultar, puedo hacerlo, puedo decírselo y lo hago lo hago sin miedo.
-Te quiero-digo levantándome quedando cara a cara con ella mientras la miro con intensidad, y veo como me sonríe mientras se acerca para besarme mientras coloca sus manos en mi cuello haciendo que mi cuerpo se estremezca. Se separa de mis labios, pero no muy lejos mientras no deja de mirarme con una sonrisa y entonces empieza a moverse rápidamente sobre mi mientras no dejamos de mirarnos, de acariciarnos con nuestras miradas con todos nuestros cuerpos y estoy tan cerca, estoy tan cerca que siento que voy a explotar, pero entonces, escucho dos palabras de su boca, esas dos palabras que hacen que me llevan al éxtasis.
-Te quiero.
Continuará…
Bueno pues hasta aquí hemos llegado por hoy, el miércoles más para seguir con el final. Gracias a todos por acompañarme en este viaje, seguiré escribiendo al menos un poco más, siempre lo digo, pero mientras lo siga diciendo es bueno ¿no? Gracias de verdad, porque entrar en este fandom, fue de lo que mejor me ha pasado.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 54

Mensaje por tamyalways el Miér Jul 11, 2018 10:14 pm

Buenos días, siento no haber subido ayer, no estaba muerta, estaba de parranda jaja. Me acorde durante un momento del día, lo dejé pasar y luego ya no tuve tiempo. Pero lo subo hoy y no pasa nada. Aunque me alegra ver que todos estabais esperando el capítulo con ganas jaja. Penúltimo capítulo, mañana el capítulo para redondear esta historia, el capítulo final que más me ha costado escribir, pero al final gracias a vuestra manera de vivir la historia creo que ha quedado bien. Mañana nos despedimos, pero no será un adiós, será un hasta pronto.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 54
POV KATE
Estoy nerviosa, ya ha pasado un mes casi desde que volvimos a intentarlo, y no nos hemos separado ni un día, en realidad no hemos pasado más de un par de horas seguidas separados. Un mes en el que no he estado pensando nada en volver a trabajar, pero ahora, acabo de salir de la comisaria, he recuperado mi placa, y aunque estaba muy feliz de que esto fuera así, tenía miedo, no podía evitarlo.
Sé que esa placa fue la que nos unió, la que hizo que nos conociéramos, pero también hizo que llegara a odiarme y que ambos pasáramos los peores momentos de nuestra vida, así que si, tengo miedo a como reaccione, algo que nunca pensaría, pero si…no quiero que este mal por esto.
Llego a su casa, bueno su casa, últimamente estamos moviéndonos de la suya a la mía, un día en una un día en otra, él quiero que me venga a vivir aquí, pero a veces siento miedo porque es poco tiempo lo que llevamos juntos, aunque como él dice, hemos pasado por lo peor, hemos pasado por tanto que parece que llevemos una vida juntos. Y tiene razón, hemos pasado por mucho y nunca antes me había sentido tan bien. Pero aun así…tengo miedo, mucho miedo de que esto se acabe cuando mejor estamos.
Saco la llave que me dio hace un par de semanas y abro pasando dentro, lo encuentro en el pequeño estudio que tiene justo al lado de la terraza, donde dice que tiene toda la inspiración que necesita. Sonrió al verlo allí sentado escribiendo con una sonrisa en su cara, me encantaba verlo así, por fin pudieron disfrutar de lo que hace, por fin sintiéndose realizado, tanto como yo lo hago cuando llevo esta placa en mi bolsillo, cuando me siento parte de esta familia.
- ¿Nunca te han dicho que es raro mirar a alguien así? -dice sonriendo.
-Jaja que gracioso, mira quien habla-digo acercándome a él y veo como se separa de la silla haciéndome un espacio. Me siento en sus piernas agarrándome de su cuello dejando un beso en sus labios.
- ¿Dónde has estado? -dice poniendo morritos.
- ¿Qué te pasa? ¿No puedes estar solo?
-Bueno…es que verás, estoy en medio de una escena algo subidita ya me entiendes…y necesitaba a mi musa-dice sacándome una sonrisa.
-He estado en la comisaria-digo poniéndome seria.
- ¿Sí? ¿Qué tal? -dice echándose un poco para atrás sin duda tensándose y yo me levantado cogiendo una silla y sentándome enfrente de él.
-Me han devuelto la placa, vuelvo a mi equipo-digo mirándole para ver que reacción tiene, y lo veo tenso, pero no enfadado ni triste, solo tenso- ¿No te ha gustado la noticia?
-No, claro que sí. Kate sé lo importante que es esto para ti. Nunca te separaría de ello, además, haces tanto bien con eso-dice mirándome con una sonrisa-pero ya te he visto en peligro, ya te he visto en acción y…me da miedo…me da miedo perderte-dice mirándome fijamente y me levanto para darle un abrazo.
-Voy a estar bien, llevo la mitad de mi vida casi haciendo esto.
-Lo sé…y soy un idiota, pero no puedo evitar tener miedo.
-Voy a estar bien, tengo un buen equipo.
-Si…ya lo he probado en mis propias carnes-dice con una sonrisa triste.
-Rick…sé que todo esto fue duro para los dos, y no quiero que, que yo vuelva pueda influir para mal en esto que está empezando.
-Esto no va a cambiar nada, solo que no podré tenerte las veinticuatro horas de día a mi lado…bueno si va a cambiar mucho, mejor déjalo todo y vayamos a una isla solo los dos-dice bromeando y sacándome una sonrisa-sabía que no íbamos a poder seguir así mucho más tiempo, pero eso no significa que eso vaya a cambiar lo que tenemos, lo que sentimos, al menos por mi parte.
-Por la mía tampoco.
-Entonces, ya solo queda que aceptes de una vez por todas que nos vayamos a vivir juntos y así pues al menos el tiempo libre podremos aprovecharlo mejor-dice con una sonrisa.
-No presiones.
- ¿Yo presionar? ¿Qué dices? -dice sacándome una sonrisa. -Al menos dime que lo pensaras.
-No.
- ¿No? -dice abriendo los ojos como platos.
-No tengo que pensarlo, si quiero vivir contigo.
-Otra vez me has dado el si quiero, a la tercera…
-No te aceleres-digo con una sonrisa y lo veo sonreír mientras acerca sus labios para besarme.
-Estoy tan feliz Kate…tan feliz que no se ni como describirlo-dice mirándome a los ojos y me siento tan loca de amor por él, que yo tampoco sé cómo transmitirlo, así que lo beso lo beso de nuevo sintiendo como sus labios se unen con los míos, sintiendo sus manos en mi cintura, sintiendo el calor de su cuerpo.
-Creo que debería dejarte trabajar.
- ¿Qué dices? -dice tirando de mi para que no me moviera. -Ya he trabajado bastante por hoy-digo con una sonrisa-quiero invitarte a cenar. ¿Qué te parece?
-Creo que no puedo negarme ¿no?
-Bueno…no, no puedes-dice con una sonrisa dándome un beso y me levanto dejándole allí sentando mientras voy a arreglarme, quería disfrutar, quería celebrar haber vuelto al trabajo, que eso no fuera un inconveniente para él, y, sobre todo, celebrar haberlo conocido, poder tenerlo en mi vida.
Vamos de la mano hacia el que se había convertido en nuestro restaurante favorito. No puedo dejar de mirarlo a cada rato, es guapo, porque lo es, pero hoy está especialmente guapo.
- ¿Qué? -dice al ver como lo miro.
-Nada, estás muy guapo-digo parando yo también y colocando mi mano sobre su cara para besarlo viendo como enseguida su mirada brilla y una sonrisa aparece en su cara.
Entramos dentro del restaurante y enseguida pedimos. La cena es tranquila pero especial, siempre es especial cuando la comparto con él, y eso que hoy especialmente esta algo silencioso.
- ¿Esta bien? No hablas mucho.
-Estoy tan feliz que creo que si hablo la boca solo será para cagarla, no para mejorarlo-dice haciéndome sonreír. -Vamos a vivir juntos-dice con una sonrisa.
-Bueno…no va a cambiar mucho lo que hemos estado haciendo este tiempo.
-Ya, pero…no sé…será algo de los dos.
- ¿Algo de los dos? Pensé que elegiríamos una de las dos casas y punto.
-Me gusta mucho mi casa, y quiero mucho a mis padres, pero tenerlo ahí a menos de cien metros como que no-dice haciéndome reír-necesito algo de intimidad por dios.
-Podemos ir a mi casa.
-Si claro-dice bajando la vista.
- ¿Qué pasa con mi casa? -digo mirándole fijamente, aunque quisiera no podía mentirme nunca siempre se lo notaba.
-ES tu casa.
- ¿Y?
-Quiero que sea nuestra casa-dice mirándome fijamente-además necesito un patio grande, tu piso no tiene ni si quiera patio.
-Muy bien, ¿Para que quieres un patio grande? ¿Vas a ponerte ahora a correr? Para eso tienes el parque.
-No…pero quiero que sea una casa para siempre, para cuando tengamos a nuestros niños corriendo por ella, o nuestro perrito corriendo por casa, ya te digo yo que entonces me darás la razón con lo de tener un patio grande.
-Te estas acelerando mucho ¿no? -digo con una sonrisa.
-Quiero una casa de futuro…no para ahora.
-Esta bien, buscaremos algo que nos guste a los dos. Pero eso de plural me ha asustado un poco, ¿De cuántos estaríamos hablando? -digo con cara de pánico y veo como se ríe.
-Tendrías que ver tu cara-dice riéndose-tampoco soy un exagerado, entre tres y cinco.
- ¿Qué? -digo con cara de pánico y lo veo reírse de nuevo y le golpeo en el brazo.
-Lo siento, es que tu cara es demasiado graciosa. ¿Mínimo dos? -casi dice como una pregunta y yo lo pienso durante unos segundos y la verdad es que nunca me ha gustado ser hija única.
-Eso creo que puedo soportarlo.
-Bien y como mucho si podemos poner cinco ¿no?
-Cállate-digo tirándole la servilleta y lo veo reírse-creo que mejor empezamos por el perro y luego ya se verá.
-Vale, pero recuerdo que el mínimo ya lo tenemos acordado-dice con una sonrisa y yo sonrió porque no puedo evitarlo, estoy feliz de tenerlo a mi lado, me hace mucho más feliz y cómoda la vida, ¿Cómo no iba a querer estar a su lado todo el tiempo? ¿Cómo no iba a pensar en estar con él para siempre y formar una familia a su lado? Aunque parezca una locura después de todo lo que pasamos, después del poco tiempo que llevamos juntos, no puedo pensar en otra cosa que no sea pasar el resto de mi vida a su lado, siempre.
CONTINUARÁ…
Espero la que la espera haya merecido la pena. Pues nada, mañana ponemos el final a una nueva etapa, pero no la última, prometido que al menos una nueva historia habrá. Todo por mantener el Caskett vivo siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways

avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 55-Final

Mensaje por tamyalways el Jue Jul 12, 2018 10:15 pm

Buenos días, pues aquí estamos con el final de esta historia. Como siempre estoy feliz y triste a partes iguales, porque es bonito pensar que habéis estado ahí hasta el final, pero es complicado siempre decir adiós, a la historia me refiero. Estos días, he recibido muchos mensajes bonitos por vuestra parte, y creo que os voy a hacer caso, voy a dejar que todo fluya y me lleve a donde me lleve. Tengo una historia empezada, y anoche, sentía ganas de nuevo de seguirla, tanto que dormí pensando en cómo iba seguirla y he despertado con el mismo pensamiento. Hacía días que quizás me había centrado en otras historias de otro fandom, supongo que sentía que había gastado toda la inspiración en estos dos, pero me he dado cuenta, de que aun pueden darme más, y no voy a meterme presión, voy a dejar que poco a poco ellos me vayan llevando a donde quiero ir. Y no sé cuándo, la verdad no lo sé, pero estoy segura de que algún día estaré aquí de nuevo y espero que vosotros estéis conmigo. Gracias de verdad, porque esto ha sido una de las mejores etapas de mi vida, descubrí por casualidad que me gustaba escribir y ver que había gente que quería leerlo era increíble. Esto no es un adiós ni mucho menos, es un hasta luego, más bien hasta pronto, porque sé que pronto estaré de nuevo por aquí. Muchas gracias a todos los que habéis estado ahí desde el primer día, y todos los que os habéis ido uniendo poco a poco. Gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 55
POV KATE
3 MESES DESPÚES
Hoy es el estreno de su nueva obra, sé que esta nervioso porque, aunque ya tiene cerrada toda una gira por el país, para él es importante ver cómo reacciona el público, y más con esta obra, nuestra obra como él suele llamarle.
Cuando me dijo que iba a escribir sobre nosotros, sobre nuestra historia, sentí vergüenza por momentos, luego me di cuenta de lo bonito que era. Por supuesto, no era un fiel reflejo de lo que habíamos vivido, pero si había grandes guiños que me hacían recordar lo que teníamos juntos, eso que hacia que me levantara con una sonrisa cara día.
Sabía que hoy era un día importante para él y que estaría nervioso, así que había decidido dejarlo allí en nuestra nueva casa solo mientras yo sacaba al pequeño Simba. Si Simba, cuando Rick se presentó una mañana de buenas con el cachorro en sus brazos quise matarlo, pero solo mirarle a esos ojitos marrones, ya no pude decirle que no. Es nuestro pequeño, y ahora mismo, no sabríamos que hacer sin él.
Hace ya dos meses de eso, dos meses desde que compramos esta casa, una casa que estaba lejos del centro para mi gusto, pero tampoco demasiado para su gusto. Pero era el termino medio, el lugar ideal para los dos, para empezar algo de verdad juntos. Cuando vimos este lugar, solo nos miramos y no tuvimos que decir nada más.
Recuerdo que pensé que era genial para los dos, no los suficientemente grande para que fuera fría, pero no tan pequeña como para no tener una familia en el futuro, era ideal, y con ese enorme patio que él reclamaba. Me pareció en un momento excesivo, pero cuando trajo a Simba y lo vi corriendo con sus pequeñas patitas, disfrutando de todo ese espacio para poder correr y jugar, entendí a lo que se refería.
Dejo en el suelo al pequeño y sale corriendo hacia el otro extremo del patio donde esta Rick pensativo. Cuando llega el pequeño y se refriega en sus piernas, enseguida se agacha para hacerle unas carantoñas, y enseguida se gira para buscarme.
Me acerco con una sonrisa y lo veo nervioso, con solo mirarlo lo noto, y quizás también sea porque tiene un cigarro en la mano, un cigarro sin encender con el que juega nervioso.
-Llevas demasiado sin necesitar uno como para tener que fumártelo ahora-digo quitándoselo de la mano y lo veo cabecear.
-Estoy muy nervioso.
-Lo sé-digo abrazándole y siento como me abraza colocando su cabeza en mi cuello mientras deja suaves besos en él. -Todo va a ir genial-le susurro y él se separa aun pensativo-Rick ya tienes cerrada toda la gira, nada puede ir mal.
-Eso me da igual. Si puede ir mal. Si no gusta hoy, no se venderá nada. Y esta vez no solo he escrito la obra, he puesto todo mi dinero en la producción, en que esto saldría bien.
-Y saldrá bien, tienes genes de ganador, de un crack para los negocios-digo con una sonrisa y lo veo sonreír durante solo unos segundos-no eres el único que ha confiado en esta obra, han apostado todos por ti, y ¿Sabes por qué? Porque sabias que eres el caballo ganador.
- ¿Ahora soy un caballo? -dice consiguiendo sacarme una carcajada.
-Era un símil. Todo va a ir bien.
-Ojalá poder tener la misma seguridad que tú.
-Confió en ti, confió en como escribes, y confió en nosotros. Así que… ¿Qué puede salir mal? -digo con una sonrisa jugando con su pelo y veo como cierra los ojos y una sonrisa aparece en su cara-deberíamos arreglarnos, tienes que estar guapo para cuando tengas que salir a saludar a toda la gente que este de pie aplaudiendo como loca-digo sacándole una sonrisa.
-¿Qué haría yo sin ti?-dice con una sonrisa dejando un beso en mis labios, un beso que hace que sienta cosquillas en mi estómago, creo que eso nunca va a dejar de pasar y eso es lo que me gusta de estar con él, la electricidad que siento cuando estoy a su lado, que esa magia y esas cosquillas en el estomago no pasen nunca, que no sea cosa solo de un principio, sé que con él siempre lo tendré, por eso sé que siempre, siempre estaré con él, siempre querré estar a su lado.
Nos arreglamos y junto a sus padres, que están aun casi más orgullosos que yo, vamos al estreno de la obra, lo veo aun nervioso, aunque le agarro de la mano y juntos posamos para los fotógrafos, sin duda más de los que esperaba, sin duda, todos sabían de su talento, todos sabían que esto iba a salir bien, solo él necesitaba verlo con sus propios ojos y hoy por fin lo haría.
La obra es mucho más de lo que esperaba, es increíble y no puedo dejar de reír y llorar al ver nuestra relación, nuestra historia allí reflejada. Él esta nervioso a mi lado todo el tiempo, y yo solo puedo agarrar su mano dejando pequeñas caricias para hacerle saber que estoy ahí. Cuando la obra acaba todo el mundo se pone de pie aplaudiendo y yo hago lo mismo tirando de él y veo como me mira con una sonrisa y yo le miro con orgullo, porque estoy demasiado orgullosa de él.
Cuando salimos del teatro, tras miles de felicitaciones, vamos una pequeña fiesta donde va el elenco, su familia y la mía. Pero cuando llego y veo allí a Lanie, a Kevin, Javi y al capitán, lo miro sin entender nada.
-Son parte de tu familia, no podían faltar-dice mirándome con una sonrisa y no puedo evitar besarlo, lo quería demasiado-Tengo que atender unas cosas, ahora vengo ¿sí?
-Esta bien-digo con una sonrisa dejándolo ir cuando veo como mi madre y Lanie se acercan dándome un abrazo.
-Esto es increíble amiga, como te lo montas.
-Bueno yo no he tenido nada que ver.
- ¿Dónde está Rick? No he podido felicitarlo, ha sido increíble-dice mi madre con una sonrisa, ella que estaba casi más enamorada del trabajo de mi chico que yo misma.
-Tenía que hacer algunas cosas, ahora volverá. Ha estado increíble. Sabia que sería así, pero verlo…ha sido maravilloso.
-Tiene un don para escribir.
-Si, lo tiene.
Entonces de repente empieza a sonar una canción de fondo, no cualquier canción, In my veins, nuestra canción, y cuando me giro, allí esta él, mirándome con una sonrisa, acercándose a mí nervioso y a paso lento y entonces miro a mi alrededor y me he quedado sola, todos han desaparecido de nuestro lado. Lo veo caminar y entonces lo veo pararse a mi lado. Toma aire con fuerza y luego me mira y puedo ver como tiene los ojos vidriosos.
-Kate quiero agradecerte que me hayas acompañado hoy, que me acompañes en mi vida, que seas la compañera que siempre había soñado tener. Quiero darte las gracias por poner mi vida patas pa´arriba, por hacerme sonreír, por darme las fuerzas que necesitaba para hacer esto. Te quiero como no he querido a nadie en mi vida, y por eso, y porque hoy es uno de los días más felices de mi vida, quiero pedirte que te cases conmigo-dice de repente arrodillándose mientras saca un anillo-este día solo puede mejorar si me dices que sí, ¿Quieres casarte conmigo?-dice sin duda emocionado y siento como las lágrimas empiezan a caer por mi cara también, porque no puedo evitar emocionarme y entonces le miro con una sonrisa, y no se lo digo, se lo grito con todas las fuerzas que tengo.
-Si, si quiero casarme contigo-digo gritando mientras no puedo evitar llorar y llorar y lo veo levantarse mientras me coloca el anillo y después me sujeta con fuerza por la cintura levantándome del suelo mientras da mil vueltas conmigo en brazos y yo solo puedo gritar de lo feliz que soy mientras doy vueltas y vueltas y siento como todo el mundo aplaude a nuestro alrededor.
Tras las felicitaciones de todos, nos separamos un poco del resto y con dos copas de champán en la mano, brindamos por nuestro futuro juntos.
-No sabes lo feliz que soy.
-Puedo hacerme una idea porque yo me siento igual-digo agarrándome a su cuello y enseguida él se agarra a mi cintura.
-Te quiero tanto Kate, tanto como nunca pensé poder amar-dice mirándome fijamente y yo le sonrió de nuevo emocionada, ¿Cómo he podido tener tanta suerte en esta vida?
-Yo también te quiero. Y al final…a la tercera va la vencida-digo con una sonrisa recordando estos meses atrás.
-Conseguí que salieras conmigo, que vinieras a vivir conmigo y ahora que te cases conmigo… ¿El siguiente si quiero es para ser papas? -dice sacándome una sonrisa.
-Para eso no vas a tener que esperar tanto-digo sorprendiéndole.
- ¿Qué?
-Estoy embarazada Rick, no quería ponerte aun más nervioso con lo de la obra y quería esperar para decírtelo después del estreno y…
-Dios mío…-dice saltando y volviendo a agarrarme para levantarme del suelo abrazándome con fuerza mientras escucho su risa en mi oído haciendo sonreír con fuerza, tanto que dolía.
-Te quiero mucho Rick.
-Yo si que te quiero, por siempre.
-Por siempre-le respondo antes de unir nuestros labios en un beso, en un beso lleno de promesas, pero una sobre todo, que pase lo que pase, siempre, siempre voy a estar ahí a su lado, siempre.
FIN
Gracias por leer y espero que os haya gustado, nos vemos pronto.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 738
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La última copa-Tamyalways-Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.