El guardaespaldas que no necesitaba-Tamyalways

Ir abajo

El guardaespaldas que no necesitaba-Tamyalways

Mensaje por tamyalways el Lun Jul 30, 2018 2:15 am

Buenas tardes, de nuevo estoy por aquí, daros las gracias por cómo me habéis hecho llevar la espera, me habéis dado muchas ganas de volver, y por eso, aquí estamos de nuevo, deseando que podáis empezar a leerla y esperando que os guste.
Gracias de antemano por leer porque sé que vais a estar ahí siempre, por el Caskett.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 1
POV KATE
Acababa de llamarme mi padre, estaba cansada de ir a las fiestecitas esas de la embajada, estaba cansada ya de decirle que era mayorcita para ir, y que además no compartía nada de lo que él apoyaba así que no pensaba seguir haciendo el paripé de salir en esas malditas fotos.
Cuando decidió que dejáramos España para irnos a vivir a Nueva York, nadie me consulto, nada, ahora que era mayor de edad no iba a dejar que me metiera en sus juegos. Estaba cansada ya de tener que mantenerme a su lado en todos los lados para la maldita foto, estaba cansada de tantas fiestas con gente que no conocía, incluso gente que me caía fatal o que iba en contra de mis principios, estaba ya cansada de que decidieran por mí.
Cuando entro en su despacho lo veo dejar lo que está haciendo y levantándose para darme un abrazo. Cuando me suelta veo a mi madre sentada allí en el sofá de las visitas, me sorprende verla ahí, y por la mirada que me esta echando, no me va a gustar que este aquí.
- ¿Qué pasa?
-Que bien, ni buenos días ni nada.
-Déjate de tonterías y dime que pasa.
-Pues verás…hemos recibido una amenaza.
- ¿Otra más? que novedad.
-Esta es seria, el departamento de seguridad se la esta tomando muy en serio.
- ¿Y? ¿Qué tiene que ver eso conmigo?
-Pues que todos tendremos que tener especial cuidado.
-Papa a por mi no van a ir.
-Por si acaso, no pienso correr ningún riesgo. Ya has visto lo que ha pasado en otros consulados, la gente ahora esta un poquito desquiciada por todo lo que esta pasando, no nos quieren aquí a nadie.
-Me da igual, yo voy a hacer mi vida igual.
-Bueno si, nadie va a impedir que lo hagas-dice y por su tono de voz veo que hay algo más ahí.
-Papa…
-Tom estará todo el tiempo contigo cuando salgas de esta casa.
-Venga ya, no me jodas-digo quejándome-no necesito una niñera.
-No es eso, es por tu seguridad, te dejara tu margen, no notaras que está ahí.
-Si ya, es muy silencioso él-digo quejándome, no soportaba a Tom, no al menos desde que tuvimos algo, por llamarlo de alguna manera y acabo como el rosario de la aurora.
-Va a tener que estar contigo todo el tiempo, a si que, tu madre y yo hemos pensando en contratar a alguien más, para que tengan dos turnos.
- ¿En serio? ¿No tengo bastante con aguantar a Tom?
-Lo siento cariño, pero tienen que estar alerta y las veinticuatro horas es imposible.
-Pero no voy a salir todo el tiempo.
-Ya pero aun así tendrá que estar aquí en casa o donde tu estés.
- ¿Al menos me dejaréis elegirlo?
-Lo siento, no es que no confiemos en tu criterio, pero…
-Joder…al menos que no desentone mucho de mis amigos ¿no? -digo mirando a mi madre.
-Yo me ocupo de elegirlo no te preocupes-dice mi madre levantándose y jugueteando con mi pelo-todo irá bien cariño, en cuanto pase todas estas revueltas podrás volver a la normalidad.
-Como si eso fuera bueno. Dijiste que esto sería solo por unos años. ¿Cuántos son unos años? -pregunto molesta mirando a mi padre.
-Cariño, aun al menos me quedan dos años en el cargo, ya los sabes. Luego si quieres podemos volver a casa.
-Creo que yo lo haré antes, no te molestes por dejar algo que quieres tanto papa-digo de forma sarcástica sacando toda mi irritación-ahora si, si no queréis nada más.
-No-dice mi padre y me dirijo rápidamente a la puerta donde me encuentro con la sonrisa de Tom, dios mi día no podía ir peor, eso era ya imposible.

POV RICK
Estaba cansado de esta vida. Había venido desde mi hogar, un pequeño pueblo de Carolina del Norte. Fairmont, siempre sería mi hogar, allí deje a mi familia, y de allí salí para cumplir mi sueño, quería ser el mejor escritor, o el mejor periodista, lo que fuera, solo necesitaba escribir, y escribir. Pero desde que llegue ya hace un año a Nueva York, nada de eso había sucedido, a no sé que escribir me refiera a recoger los pedidos de la gente que entraban en el restaurante donde trabaja. Al menos tenia para vivir y pagar el pequeño piso que compartía. Pero no podía empezar a soñar con eso, necesitaba ganar algo más de dinero, y quizás algo más de tiempo libre para empezar a escribir algo. Cuando acaba la jornada laboral estaba tan cansado, que no podía ni mantener los ojos abiertos.
Me tumbo en la cama ya agotado tras la larga jornada cuando escucho como se abre la puerta y llega mi compañero de piso. Cuando entra y me ve empieza a reírse.
-Dios mío, das pena.
-Gracias, con amigos como tu quien quiere enemigos-digo con una sonrisa forzada.
- ¿Mal el día?
-Bueno como otro día cualquiera.
-No entiendo como no dejas ese trabajo.
-Claro, si tu pagas mi parte del alquiler.
-Ni de coña, pero sigue en pie que te meta en el negocio.
-Puf, no creo que valga para ello.
-Venga ya, eres alto, sabes dos artes marciales, y no es necesario que lleves arma. Además, si es necesario te llevo al campo de tiro.
-Lo de dos artes marciales es muy relativo, hace mucho que no practico ninguna.
-Pues estoy seguro que aun así en cualquier pelea cuerpo a cuerpo me ganabas.
-Tu que confías mucho en mi-digo tirándome en el sofá.
-En serio, ahora hay grandes trabajos. En realidad, solo tienes que acompañar a alguien todo el tiempo, normalmente no hay ningún problema. Es un chollo de verdad, además de que cobras el doble de lo que cobras en ese restaurante. Podrías ahorrar, y quizás tener dinero guardado para tomarte un tiempo de relax y así poder escribir.
-No sé.
-Venga, acompáñame mañana, seguro que a mi jefe le caes bien y te da un buen trabajo, algo fácil y donde ganes dinero de sobra. ¿Qué me dices? No me vale otra vez un no así que…
-Lo pensaré-digo levantándome del sillón- ahora estoy demasiado agotado como para contestarte algo con coherencia Javier.
-Pues por eso tienes que contestarme ahora, mañana cuando estés descansado estoy seguro que me dirás que no.
-Pero será porque este fresco, así que…mañana hablamos-digo levantándome y dejándolo allí para irme a mi habitación.
Me dejo caer sobre la cama y cierro los ojos, quería descansar, solo quería cerrar los ojos y despertar de nuevo en casa, pero entonces mi móvil suena y veo el número de casa y recuerdo porque estoy aquí, y recuerdo lo que le costo a mis padres que yo estuviera aquí y toda la tontería se me quita de la cabeza.
-Hola mama-contesto la llamada y puedo oír a mi madre al otro lado y es como si hubiera vuelto a casa, es como si nada pudiera hacerme daño.
-Hola cariño, ¿Cómo has tenido el día?
-Bien, genial. De verdad todo va perfecto.
-No sabes lo contenta que estoy de saber que estas trabajando duro en el periódico, estoy segura de que algún día podrás mandarnos un artículo tuyo.
-Pronto mama estoy cerca, aunque ya sabes lo complicado que es todo esto, de momento el mérito se lo llevan otros-digo engañándola una vez más, no podía soportar que supiera que habían gastado todos sus ahorros en un billete para que cumpliera mis sueños y estuviera trabajando todo el día en algo que no me gustaba solo para poder mantenerme con vida, solo para poder dormir en una cama y poder comer. Era estresante y además me molestaba mucho tener que mentirles, pero decirles la verdad era aún peor, quizás algún día no tuviera que mentirles, que todo eso que le había contado no fuera una mentira, que todo sea real, que pueda hacer algo con lo que siempre he soñado.
-No quiero entretenerte, estarás cansado cariño. Mañana te llamo ¿sí?
-Claro mama, te quiero mucho.
-Y nosotros a ti. Pórtate bien ¿sí? Cuídate mucho.
-Lo haré mama, adiós-digo antes de colgar y me dejo caer sobre la cama cerrando los ojos, y entonces, antes de que me de tiempo a cambiar de opinión me levanto rápidamente y me encuentro a Javi en la cocina preparándose la cena, lo que hace que recuerde que no he cenado, es más, no recuerdo ni cuando fue la última vez que comí algo.
- ¿Te ha llamado el olor de mi comida? -pregunta con una sonrisa.
-Acepto, mañana te acompaño al trabajo.
- ¿Lo dices en serio?
-Si, creo que si-digo sorprendiéndome de nuevo y lo veo sonreír.
-Venga, te invito a cenar-dice mirándome con una sonrisa y a pesar del cansancio, me siento en la mesa, el dormir puede esperar.
CONTINUARÁ…
Bueno pues este es el primer capítulo, espero que os haya gustado, poco a poco os iré presentando a los personajes porque, aunque son nuestros niños, algunas cosas serán distintas. Gracias a todos por leer, feliz de volver, feliz de mantener el Caskett vivo.
Nos vemos el miércoles con más XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 2

Mensaje por tamyalways el Miér Ago 01, 2018 2:14 am

Buenas tardes, feliz por ver la acogida que le habéis dado a la historia, me alegra ver que teníais las mismas ganas que yo de Caskett. Mil gracias por los mensajes, mil gracias por leer, aun sorprendida de ver que leen mis historias desde todas las partes del mundo, es increíble ver como algo tan sencillo puede unir a tanta gente de tantos lugares diferentes. Gracias.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2
POV RICK
Me levanto con el animo cambiado, ya no estaba tan seguro de ir al lugar de trabajo de Javi, pero siento que es peor si me echo atrás, así que aun así le acompaño. Cuando llegamos veo un montón de movimientos, un montón de gente dejando allí su currículo, parece que la empresa va bastante bien. Miro a mi alrededor esos pedazos de tíos que parecen que están cuadrados y luego me miro a mi mismo, no estaba mal, pero hacia demasiado tiempo que no pasaba por un gimnasio.
Cuando me doy cuenta siento como Javi esta tirando de mi y nos saltamos toda la cola hasta la puerta del fondo. Veo como Javi golpea la puerta y sin esperar respuesta lo veo entrar.
-Hombre, mi mejor hombre-dice el hombre rubio que se encuentra allí dentro.
-Kevin, ya veo que hoy tenéis mucho movimiento.
-Bueno nunca es malo tener curriculum extras, aunque no creo que de momentos aumentemos la plantilla.
- ¿Estás seguro? Te traigo a un amigo, es un crack, sabe dos artes marciales y tiene una buena presencia no puedes negármelo-dice señalándome y veo como el otro tío me mira.
-No sé, ¿Eres nuevo en este mundo?
-Si-digo tragando saliva-pero aprendo rápido.
-Y es muy aplicado. Puedo asegurártelo, es más, yo respondo por él. ¿De verdad no tienes un trabajito para él?
-Puf…no sé, tengo un caso que en realidad no creo que vaya a tener muchos problemas, pero es un buen cliente, muy bueno y si la cagas…
-No la cagara.
-Me gustaría que lo dijera él.
-No la cagaré.
-Bien, porque si lo que quieres es ganar dinero, este trabajo te lo dará y mucho, pero si la cagas esto puede ser muy fuerte.
- ¿Qué le has dado? ¿A mi me das mierdas aburridas y a él para ser su primer trabajito le das algo bueno?
-Oye es tu amigo tu sabrás.
-Venga suéltalo, ¿Qué es eso tan bueno?
-El trabajo es del consulado español. Quieren a alguien que haga de niñera de su hija.
- ¿En serio? No me llevo muy bien con los niños…-digo tragando saliva solo de pensarlo.
-Esta hija esta más que crecidita-dice con una sonrisa-es algo complicadita por lo que me han dicho, pero estoy seguro de que sabrás llevarla. ¿Se te dan bien las mujeres?
-No especialmente-digo negando con la cabeza.
-Pues empieza a hacer un curso o algo-dice con una sonrisita-tienen a la familia amenazada y ahora con todas las revueltas que está habiendo por la ciudad para echar a los no norteamericanos. Quieren proteger a su hija contra eso, aunque no creo que sea para tanto. Pero claro nunca se sabe así que…tienes que estar preparado.
-Lo estaré.
-Lo estoy, tienes que decir lo estoy.
-Lo estoy-digo tragando saliva intentando decirlo con la mayor seguridad posible.
-Más nos vale a todos. Bien, estos son todos los datos. Me gustaría que le acompañaras hoy Javi, es su primer día y necesito que alguien de confianza este con él y le quede claro todas las reglas de la empresa.
-Claro, yo me ocupo no te preocupes.
-Pues bien, bienvenido a esta familia-dice extendiendo su mano y yo rápidamente se la estrecho, no sabia como me había metido en esto, solo sabia que ya no había marcha atrás.

Poco después, estábamos en la puerta de la embajada española y yo no podía dejar de flipar, ¿En que me estaba metiendo? Cuando nos abren la puerta y nos llevan al interior mi cara de flipado no cambia, esta casa es enorme, parece un palacio, siento como mis manazas empiezan a sudarme, espero no caer nada de esta casa porque tendré que pasarme el resto y mi vida trabajando para pagarlo.
Sigo a Javi sin poder dejar de mirar a todos los lados, de verdad parecía un museo. Cuando de repente se para me golpeo contra su espalda y me mira con cara de pedirme concentración y yo asiento mientras trago saliva, creo que me estoy metiendo en un buen lio, pero solo pienso en mis padres y en por fin algún día poder dejar de mentirles y se me quita la tontería.
Pasamos a un despacho grande, y es más o menos como me imagino que será el despacho oval, bueno en realidad no tengo mucha referencia de él, pero sin duda esto es lo más cercano a él de lo que iba a estar en mi vida.
-Pasad. Soy Jim Beckett, soy el embajador de España aquí en la ciudad de Nueva York, ¿Vosotros?
-Yo soy Javier Esposito, y él es Richard Rodgers. Nos ha mandado la agencia, creo que habéis pedido personal para vuestra seguridad.
-Si, pero con uno…
-Si, yo solo vengo como representante de la agencia, para presentaros a nuestro candidato. Él será el agente de seguridad que habéis pedido.
-Es algo joven-dice el embajador y yo suspiro, quizás al final no sea yo quien tiene que huir.
-A mi me parece bien-dice de repente una voz que no se donde viene, cuando miro hacia su procedencia veo como entra una mujer elegante por una puerta que estaba bastante escondida-Hola soy Johanna Beckett-dice saludándome con una sonrisa y yo no sé ni como saludarla así que solo hago un gesto con la cabeza mientras trago saliva-creo que Kate aceptara mejor así. Puede integrarse entre sus amigos sin que se note mucho que es un guardaespaldas.
-No sé si eso me gusta. Quiero un guardaespaldas no un amiguito más-dice serio y yo trago saliva.
-Señor, siento interrumpirle-digo tragando saliva-necesito este trabajo, sé a lo que he venido, y sin duda no voy a hacer nada que me aparte de este trabajo. Puede que parezca joven y quizás no este tan preparado como otros, o eso parece. Pero me tomo muy en serio mi trabajo, y aunque no lo parezca, le prometo que su hija estará a salvo mientras yo esté ahí con ella, mientras este bajo mi responsabilidad-digo mirándole fijamente y veo como él me reta con la mirada intentando averiguar si es verdad lo que digo o no.
-Por mi esta bien, pero si veo algo que no me gusta…
-Si creo que no estoy preparado, seré el primero en irme, sé que se esta jugando aquí, no vengo a jugar-digo serio.
-Perfecto. Bienvenido al equipo. No estarás solo, habrá dos turnos, uno lo hará nuestro jefe de seguridad y tu harás el otro. El domingo tendrás día de descanso.
-Bien.
-Bien, él te contará todo lo que tienes que hacer y por donde se mueve mi hija y todos los intentos que hará de escaparse de ti-dice con una sonrisa. -espero que sepas bien jugar al gato y al ratón-dice con una sonrisa-creo que es el momento de que conozcas al ratón-dice con una sonrisa y entonces miro hacia la puerta donde hay una chica asomada, una chica bastante guapa para que iba a engañarme.
-Papa voy a salir.
- ¿Has avisado a Tom?
- ¿En serio? -dice poniendo mala cara.
-Tendrás que esperarlo un poco, antes tiene que explicarle como va todo al nuevo. Kate quiero presentarte a Richard, él se ocupará de tu seguridad-dice presentándome y veo como me mira de arriba abajo hasta que pone mala cara.
- ¿En serio?
- ¿Qué? ¿Qué tiene de malo?
-Estas locos, os dije que no quería a nadie.
-Pero te dije que no iba a ser posible eso, tu madre ha aceptado, yo he aceptado así que…da igual lo que digas.
-TE recuerdo que soy mayorcita ya.
-Cariño por favor…-dice su padre mirándole casi con desesperación y veo como ella toma aire y baja la cabeza por unos segundos.
-Esta bien, pero por favor, que cuando vaya conmigo que no lleve esas pintas, va a parecer que me persigue un mendigo o algo por el estilo-dice de repente y sin decir nada más sale disparada del despacho dejándome con la boca abierta y mirándome de arriba abajo, ¿tan mal estaba?
-Lo siento, es algo cabezota, pero creo que os terminaréis entendiendo-dice su madre con una sonrisa y yo trago saliva, creo que hubiera preferido mil veces más que hubiera sido una niña, quizás pudiera soportarlo mejor que esto-Ella no es así.
-Bueno tanto como que no es así-dice su padre-quiero decir lo de la ropa lo ha dicho por fastidiarle, pero en cuanto a ser cabezota y controladora creo que es lo que mejor le define.
-Claro se parece a su padre-dice su mujer dedicándole una sonrisa-tenga paciencia ¿sí? Estoy segura que terminará aceptándole, esto no es nada personal, es más bien algo en contra de nosotros que contra usted, pero me temo que le va a tocar aguantar su genio durante un tiempo, quizás hasta que se acostumbre a su presencia.
-Necesito el trabajo, aguantaré lo que haga falta-digo tragando saliva y veo como la mujer se acerca a mí y me extiende la mano.
-Bienvenido a esta familia-dice con una sonrisa y yo estrecho su mano con otra sonrisa, a pesar del miedo, sabia que mi sueño estaba cada día más cerca.
CONTINUARÁ…
Muchas gracias por leer, seguimos el viernes con más, poco a poco ya iremos conociendo a Kate sobre todo jaja.
XXOO
Twitter: tamyalways


avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 3

Mensaje por tamyalways el Vie Ago 03, 2018 2:28 am

Buenas tardes, no sabéis lo feliz que estoy de leer todos vuestros mensajes, y más que os haga gracias la actitud de Kate, incluso la rebaje porque pensé que la ibais a odiar jaja, ahora que se que os mola no me hubiera importado hacerlo peor jaja. Gracias de verdad por vuestros mensajes y por leer, seguimos con ganas, siempre.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 3
POV RICK
Javier se despide y se va dejándome allí solo para que pudiera hablar con el chico que iba a explicarme de que iba mi trabajo, solo serían unos minutos porque él estaba en su turno y yo tendría que empezar esta misma noche, estaba en realidad deseando hacerlo, quería empezar cuanto antes y demostrarme sobre todo a mi mismo que podía hacerlo.
Me llevan a un pequeño despacho y allí hay un chico delgado pero fibroso, alto y moreno con un traje que le queda perfecto.
-Soy Tom-dice estrechándome la mano-voy a explicarte muy por encima lo que tienes que hacer, en realidad es fácil. Todo el tiempo que estés trabajando no puedes quitarle la vista de encima, digo literalmente porque estoy seguro de que si no mañana mismo estarás de patitas en la calle-dice con una sonrisa.-Solo tienes que vigilar que no le pase nada, tienes que estar ahí pero sin que se te note mucho o ella te hará la vida imposible tenlo por seguro-dice con una sonrisa y yo intento mantenerme serio y sin que se note que sus palabras están poniéndome nervioso, necesitaba el trabajo y no quería perderlo por una niña malcriada.-Eso es todo, am, se me olvidaba. Esto es trabajo, no se te ocurra intentar establecer algún tipo de relación con ella, ningún tipo-dice mirándome serio y me da que no lo dice solo como mi jefe o compañero, aunque no tengo problemas con eso la verdad.
-No habrá problemas por ese lado.
-Bueno…la verdad es que no-dice mirándome de arriba abajo y empiezo ya a estar un poco harto de esto, ¿Qué tiene de malo mi vestimenta? Es verdad que Javier decía siempre que parecía un viejo vistiendo, pero yo no me veía tan mal. Pero la verdad me daba igual lo que pensaran, yo iba a centrarme en mi trabajo y ya esta-bien pues nada más, esta es tu tarjeta para poder entrar en la casa y salir. Esta semana te toca turno de noche, no creo que salga mucho de casa, pero aun así…no te fíes nunca. El domingo descansas y la semana que viene te toca de mañana, así va la cosa. ¿Alguna duda?
-No-digo serio, aunque en realidad tenia miles de dudas corriendo por mi cabeza, pero no quería quedar como un idiota que no tenia ni idea de nada, aunque en realidad era así.

Me voy a casa de nuevo deseando desestresarme un poco. Cuando llego me cambio de ropa rápidamente y salgo a correr, hace tanto que no lo hago que me desinflo enseguida, pero me siento mejor que nunca, lo necesitaba tanto que, aunque sentía que apenas podía respirar y me dolía todo, no me importaba. Estaba muy nervioso por hoy, supongo que le primer día siempre es el peor, aunque esperaba que por ser el primer día fuera un día relajado, tranquilito, aunque no sé por qué, sentía que no iba a ser así.

POV KATE
Salgo de la ducha y me preparo, he quedado con Lamie para tomar un café, pero cuando salgo arreglada y lista para irme y veo a Tom allí en la puerta mirándome se me quitan todas las ganas de salir.
-Hola Kate.
-Hola.
- ¿Lista?
- ¿Lo estas tu? -digo con una sonrisa sarcástica y salgo de allí seguida en todo momento por él.
Vamos en el coche todo el camino en silencio, después de que tuviera la brillante idea de liarme con él, no puedo soportarlo, ¿No podía entender que no quería nada con él? No podía soportarlo cuando se pensaba que era el mejor.
- ¿Has conocido ya a tu nueva niñera? -dice con una sonrisa.
-Si.
-Tus padres cada vez eligen mejor ¿eh? -dice con riéndose.
-Creo que después de elegirte a ti no podían superar peor gusto, se han tenido que conformar con el chico nuevo-digo con una sonrisa y lo veo ponerse serio, me alegraba haber podido devolverle el golpe.
-No entiendo que te pasa últimamente conmigo.
- ¿Qué que me pasa? Tu sabrás.
-No he hecho nada malo.
-No me dejas en paz.
-Es mi trabajo.
-No me refiero a eso.
-Kate ya sabes que me gustas, y mucho más después de lo que paso entre nosotros-dice parando el coche justo en la cafetería donde he quedado con Lanie-no entiendo porque te cerraste así de golpe.
-Porque no puedes entender que fue solo sexo, y que no va a volver a pasar.
-Pero si lo pasamos bien ¿no?
-Yo no he dicho lo contrario, solo que no va a volver a pasar porque quizás no tuvo ni que pasar, lo hice por motivos que no tenían nada que ver con tener una relación contigo.
-Pero eso no cambia nada, puedo volver a pasar.
-No va a pasar y es mejor que vayas asumiéndolo, solo lo hice por joder a mi padre y lo sabes, así que fue un error hacerlo, lo siento-digo abriendo la puerta y saliendo del coche, dos segundos después ya lo tenia a mi lado de nuevo.
Entro en el bar y allí esta Lanie ya esperándome, miro a Tom y él me hace un gesto con la cabeza mientras me acerco hacia la mesa sintiéndome algo mal por haber tenido que decirle clara las cosas a Tom, pero estaba siendo demasiado pesado con el tema y ya no sabía cómo decírselo para que me dejara en paz.
-Hola amiga, ¿Y eso? -dice a modo de saludo señalando a Tom.
-Parece que mi padre ha vuelto a estar paranoico. Y eso que ves ahí no es lo peor. Ha contratado a otro, se cree que soy una niña.
-Pues a mí no me importaría que me siguiera un hombre como ese.
-Puf -digo suspirando-no sabes lo pesado que puede ser y más desde ya sabes.
-Pues yo no veo ningún problema en tener un buen polvo-dice con una sonrisa siendo ella misma.
-Sé cree que va a pasar algo entre nosotros, no entiende que solo fue eso y ya está.
-Ya se dará cuenta, quizás si salimos a ligar seguro que se da cuenta.
-Esta semana le toca de mañana por lo visto-digo de forma sarcástica.
- ¿Entonces esta noche viene el chico nuevo? Estoy deseando conocerlo.
-Puf…estoy intentando por todos los medios de que se arrepienta de aceptar el trabajo.
- ¿Cómo?
-Bueno de momento solo he conseguido quejarme de su aspecto.
- ¿En serio? -dice riéndose.
-Bueno, de verdad viste como mi padre, parece un viejo vistiendo-digo y ella empieza a reírse.
-Creo que vas a tener que buscar algo más para echarlo. Quizás si le presentas a tu mejor amiga quizás…
-Mejor no-digo negando con la cabeza y ambas reímos.
- ¿Sabes? la primera vez siempre es la peor. ¿Qué te parece si salimos esta noche? -dice mordiéndose el labio-si es capaz de aguantar esta noche, creo que se va a quedar para siempre amiga y tendrás que aceptarlo.
- ¿Qué tienes pensado?
-Esta noche salimos de fiesta-dice con una sonrisa y me da miedo lo que se le puede estar pasando por la cabeza.
Llego a casa después de un nuevo viaje en coche en silencio, no tenia más ganas de discutir con Tom, solo quería llegar a casa, darme una buena ducha y empezar con el plan de Lanie solo esperaba que funcionara, quizás si se iba mi padre aceptaba que no quería una niñera, podía aguantar a Tom a pesar de todo, de vez en cuando y en alguna situación, pero no quería a alguien que me persiguiera a todos los lados.
Llego a casa y escucho como Tom cierra la puerta mientras yo subo corriendo las escaleras, me iba a meter en la habitación cuando escucho la voz de mi madre.
-Cariño, ¿Todo bien?
-Si, vengo a ducharme, ceno rápido y me voy de nuevo he quedado con Lanie.
- ¿En serio? Hoy es el primer día del chico nuevo. ¿No podías dejarlo para otro día?
-Mama ya he quedado, bastante que tengo que ir con él cargando a todos los lados como para también tener que romper mis compromisos por él.
-Cariño, pórtate bien, ¿vale? Se ve buen chico.
-Has hablado dos frases con él.
-Bueno da igual, nadie merece que te comportes como un idiota ¿sí?
-Mama-digo quejándome.
-Te conozco y sé que para conseguir tu libertad eres capaz de cualquier cosa. Sé que la guerra con tu padre no ha acabado y no acabara nunca, pero hay gente en medio que no merece que os los llevéis por delante, piensa en ello antes de hacer alguna tontería.
-Creo que eso deberías decírselo a él, es él el que ha metido al chico en esto no yo-digo dejándola allí y metiéndome en mi habitación, estaba enfadada y decidida a acabar con esto lo antes posible.
CONTINUARÁ…
Pues hasta aquí hemos llegado esta semana, espero que os este gustando, el lunes volvemos con más, hasta entonces, pasadlo bien y tened cuidado con el calor quien este en zonas calurosas claro jaja. Gracias y pasad buen fin de semana, yo huiré del calor he intentaré aprovechar para escribir.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje por tamyalways el Miér Ago 08, 2018 1:47 am

Buenas tardes, empezamos nueva semana con más ganas que nunca, sigo con ganas y fuerzas para continuar, y mucha culpa la tienen vuestros mensajes.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 4
POV RICK
Llegó la hora de empezar con mi nuevo trabajo, decir que estaba cagado era quedarse corto. Quería demostrar que valía, quería que todo fuera fácil, pero para nada iba a ser fácil, aunque para nada esperaba lo que se me venía encima.
Cuando llego enseguida me encuentro con su madre en la puerta, me mira con una sonrisa dejándome pasar y yo intento que no se me note los nervios, aunque no sé si eso es posible.
- ¿Quieres algo para tomar? -me pregunta con una sonrisa y yo niego con la cabeza por miedo a que no me salga la voz y quedar en ridículo. Pero entonces, aparece ella como si fuera la hija del viento bajando las escaleras como una loca.
-Mama, ¿has visto mi móvil por algún lado? Tengo que irme, voy a llegar tarde y no lo encuentro.
-Seguro que lo tienes en el baño, siempre lo dejas allí-le contesta con una sonrisa y entonces de repente me mira como si hubiera notado mi presencia.
- ¿Qué hace aquí?
-Es su turno.
-Pues puede ponerse cómodo, no hace falta que me acompañe-dice como si nada, pero su madre le frena.
-No vas a ningún lado sin él, así que tu sabrás.
-Pero…
-Kate…
-Vale que haga lo que quiera, pero con esas pintas no van a dejarlo entrar en ningún lado-dice con una sonrisa de superioridad que no me gusta y parece que a su madre tampoco por la mirada que le está echando.
-Kate…-dice volviendo a advertirle.
- ¿Qué? Es la verdad.
-Eso puede arreglarse. Ve a lo que tengas que hacer, él estará listo cuando sea la hora de salir-dice su madre y veo como cabecea mientras sube las escaleras mientras yo me quedo allí sin saber muy bien que hacer o que decir, la verdad es que estaba empezando a caerme como un culo la niñata esta y solo tener que aguantarla toda la noche iba a ser un suplicio, pero tenia que pensar porque estaba aquí, que era lo que quería y lo que necesitaba.-Mi hija no es así, aunque no lo creas. La pelea con su padre termina sacando su peor lado, pero de verdad que ella no es así.
-Da igual, esto es un trabajo haré lo que sea.
-Creo que para intentar mejorar las cosas lo mejor será que me acompañes-dice y no entiendo a lo que se refiere, hasta que unos minutos después me veo vestido con un traje de chaqueta que no me queda perfecto, pero bastante bien para no ser mío.
-No sé si…
-Estas guapísimo, al menos por la ropa ya no va a poder ponerte ninguna excusa-dice con una sonrisa y yo trago saliva mientras asiento, y justo en ese momento veo como baja las escaleras rápidamente.
-Si no esta listo yo ya…-pero se queda callada cuando me ve, sin duda al menos le ha sorprendida de verme así.
- ¿A que le queda bien? ¿A que esta guapo? -dice su madre con una sonrisa y veo como me mira de arriba a abajo y luego quita la mirada de mi y la veo recoger sus cosas.
- ¿Vienes o qué? No tengo toda la noche-dice como si nada, miro a su madre que me dedica una sonrisa antes de que salga corriendo detrás de ella, solo esperaba poder aguantar, aunque sea la primera noche.

POV KATE
He intentado de la forma más tonta del mundo hacerle que se moleste, incluso que se sintiera mal, y lo único que había conseguido era morirme de la vergüenza por portarme como una idiota, pero solo quería estar sola, quería mi libertad. Quizás mi madre tenía razón y esto era contra mi padre y él no tenia culpa de nada, y yo no iba contra él solo…no quería a él ni a nadie, no era algo personal.
Cuando he bajado esas escaleras, pensaba que había ganado, que iba a poder disfrutar sola, que iba a poder sentirme libre, no entendía porque tenia que pagar yo con las decisiones de mi padre, yo no había elegido esto.
Pero cuando lo he visto, ahí con un traje que sabía perfectamente a quien pertenecía, es más, un traje que había visto hace poco tirado en el suelo después de quitárselo yo misma a su dueño, me ha trastocado todos los planes, solo mi madre podía ganarme en este maldito juego, y de momentos lo estaba consiguiendo.
Cuando llegamos al destino me bajo sin decir nada y veo como él se baja detrás y me sigue de cerca. No puedo evitar mirarlo de reojo de vez en cuando y alguna sonrisa se me escapa al verlo tan concentrado, de verdad pensaba que podía estar en peligro, no sabia lo exagerado que podía llegar a ser mi padre.
De repente suena un pitido y siento como me empuja un poco y me mira desencajado, cuando se da cuenta de que solo ha sido un coche lo veo como se sonroja y agacha la cabeza.
-Lo siento-dice bajito mientras no me mira y sonrió mientras sigo hacia delante, sin duda era su primer trabajo como guardaespaldas, esto podía ser muy divertido, el pobre no sabía lo que le esperaba, pero entonces veo como Lanie hace un gesto con sus manos llamando mi atención y una sonrisa se vuelve a dibujar en mi cara, no, para nada se espera lo que va a pasar ahora.
-Hola amiga-digo dándole un abrazo y ella me sonríe mientras me aprieta, empieza el juego.
-Madre mía amiga, ¿No vas a presentarme a ese bombón? -dice de forma exagerada, como solo ella podría hacerlo e intento evitar una risita que amenaza con caer de mi boca.
- ¿En serio? Ya tengo bastante con tenerlo detrás de mí toda la noche como para encima tú le hagas caso.
-No seas así-dice con una sonrisa acercándose a él. -Hola guapo, soy Lanie Parish-dice acercándose a él dándole un par de besos y veo como se queda desencajado sin saber muy bien que hacer, pero entonces me sorprende él a mí.
- ¿Eres la hija del senador Parish? -dice de repente sorprendiéndonos a ambas.
-Huy, ¿Te gusta la política?
-Bueno no…quiero decir, siempre hay que estar informado y…
-Si mi padre no es que pase desapercibido lo entiendo-dice Lanie con una sonrisa y se gira dándole la espalda mientras me mira con una sonrisa pasando hacia delante abriendo el paso hacia la discoteca no sin antes susurrarme algo-me gusta-dice guiñándome el ojo y yo cabeceo mientras la sigo hacia dentro, aunque una voz me detiene.
-No puedes pasar-dice de repente el de seguridad justo cuando ya he pasado y cuando me giro allí esta el chico nuevo sin poder pasar y sin saber que hacer, que fácil era hacerle meter la pata, esto podría ser lo que necesitaba para que lo echaran, para ganar la batalla a mi padre, pero entonces Lanie hace algo que me sorprende.
-Viene con nosotros Michael-dice con una sonrisa y el chico de seguridad le sonríe dejándole pasar y veo como pasa mientras suspira y luego le dedica una sonrisa a Lanie mientras yo le miro sin entender nada.
Pasamos dentro y enseguida nos sentamos en un reservado él nos sigue de cerca pero entonces me paro haciendo que choque con mi espalda y me doy la vuelta.
-Lo siento, puedo soportar que vengas hasta aquí, pero ya está. Te quedas en la puerta-digo señalando las cortinas que daba intimidad al reservado. Veo como mira alrededor buscando a ver si había otra forma de salir de allí, cuando se da cuenta de que no acepta con un asentimiento de cabeza y sale de nuevo a través de la cortina dejándonos a solas. -Pero ¿qué mosca te ha picado? -es lo primero que le digo a Lanie.
- ¿Qué?
-Hemos tenido la oportunidad de perderlo de vista.
-Oye yo quiero que te deje en paz, de verdad, pero si se enfada contigo me da igual, pero…
- ¿Qué quieres decir?
-Que esta muy bueno Kate, que, si tu no quieres aprovecharte de eso, está bien pero tu amiga esta algo necesitada en estos momentos y si tengo alguna oportunidad-dice seria y aunque quiero estar enfadada no puedo evitar reírme a todo pulmón. - ¿Qué?
-Bueno suerte, no creo que sea capaz ni de tocarte si no es por error-digo con una sonrisa.
-Oye…
-No lo digo por ti. Ese tío esta tan nervioso de meter la pata que no hará nada que pueda parecerse a meter la pata-digo riéndome.
-Esta bien, tienes razón, tenia que haberlo dejado fuera.
-No da igual, la verdad es que el pobre no tiene la culpa. Esta aquí sin tener ni idea de como es su trabajo, si antes casi se tira encima de mi por el pitido de un coche-digo sacando la risa de mi amiga-la verdad es que él no tiene culpa de esto, es mi padre, mi madre tiene razón al final lo estoy pagando con alguien que no tiene la culpa.
-Me alegra que te hayas dado cuenta amiga, porque la verdad es que, aunque no me vaya a tocar, al menos me alegra la vista-dice haciéndome reír.
-Eres un caso amiga.
-Y tú, a mí no me importaría tenerlo detrás mía toda la noche, ni todo el día-dice con una sonrisa pícara.
-Lanie.
-Venga ya, es imposible que no te hayas fijado en lo bueno que esta.
-Bueno…tendrías que haberlo visto cuando llego a casa.
-Si este tiene que estar bueno hasta con un saco de patatas puesto, y sin ropa tiene que estar…
-Lanie-digo riñéndole, pero con una sonrisa en la cara-la verdad es que es guapo.
- ¿Has visto como tampoco era tan complicado admitirlo? -dice con una sonrisa-podías usar otra táctica.
- ¿Otra táctica?
-Si para molestar a tu padre, tíratelo, líate con él creo que a tu padre le daría algo.
- ¿Qué dices?
-Lo que escuchas, tu disfrutas y encima le das a tu padre en los morros.
-Estas loca amiga-digo con una sonrisa, aunque no podía dejar de darle vueltas podía tener razón ¿no? Que digo era una puta locura de Lanie eso no podía tener sentido ninguno, eso no podía salir bien.
CONTINUARÁ…
Gracias a todos por leer, parece que la primera noche de Rick no va a ser para nada tranquila y menos cuando Kate se junta con Lanie. ¿Lo dejara pasar? ¿seguirá intentando echarlo?
Hasta el miércoles XXOO
Twitter: tamyalways

avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 5

Mensaje por tamyalways el Miér Ago 08, 2018 1:58 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo, mil gracias a todos por sacarme una sonrisa, me encanta leer todo lo que esperáis, y como os metéis tanto en la historia, para mí es un placer.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 5
POV RICK
Llegamos después de pasarnos un buen tiempo en la discoteca, bueno yo allí de pie detrás de una cortina sin saber muy bien que hacer, quizás me había adelantado al aceptar este trabajo, la verdad es que nunca lo he hecho y ahora me doy cuenta de que quizás esto es demasiado para mí. Javi dice que no pasará nada, pero si pasa, no sé como reaccionaré y eso me da miedo porque no es que salga alguna comida mal o tire algún plato que luego descontaran de mi sueldo, es la vida de alguien la que esta en juego y eso hace que este muy nervioso, aunque hay veces en el que me planteo si seré bueno en mi trabajo cuando pienso que quizás si la mato yo nadie tendría que ponerme en esa situación.
Cuando por fin llegamos a la casa, veo como abre el camino subiendo rápidamente las escaleras sin decir nada y yo le sigo lo más rápido que puedo, porque aun temo que pueda escaparse solo para que terminen echándome.
-Creo que hemos acabado la noche por hoy, niñera-dice parándose con una sonrisa y dios me dan ganas de soltarle alguna, pero me callo, es lo que tengo que hacer.
-Estaré aquí, esperando por si decide ir a algún lado-digo mirándole desafiante, me daba igual lo que dijera su madre para mi era una niñata que se creía que el mundo estaba a sus pies.
-Pues, que pases buenas noches-dice con una sonrisa mientras entra en su habitación y yo suspiro, solo esperaba que lo peor de la jornada hubiera pasado ya.
No sé dónde ir, aunque estoy seguro que no voy a perder de vista en ningún momento esta puerta, así que me dejo caer en el suelo sentándome justo en la puerta, así será imposible que salga sin que me diera cuenta de ello.

He tenido que quedarme dormido, porque me despiertan el ruido de unos tacones sobre el suelo. Cuando abro los ojos me encuentro con la señora Beckett allí de pie mirándome con una sonrisa.
- ¿Ha sido dura la noche? -pregunta sonriéndome y yo me muero de la vergüenza mientras me levanto.
-No…podía haber sido peor-digo intentando mantener un poco la compostura.
-Mi marido creo que quiere verte, está en el despacho.
-Claro-digo mirando el reloj viendo que apenas quedaban unos minutos para acabar mi jornada.
-No te preocupes por ella, me ocupo yo-dice con una sonrisa dando en la puerta de la habitación de su hija antes de entrar mientras yo me dirijo rápidamente hacia el despacho intentando no cagarla aún más.
Cuando llego al despacho doy en la puerta hasta que me hacen pasar. Me lo encuentro hablando por teléfono y me pide un momento con la mano mientras me pide que me siente. Yo lo hago mientras miro a mi alrededor, la verdad es que este lugar es increíble, tiene que ser una locura hacer lo que hace y vivir aquí y…tener una hija como la que tiene pienso al recordar porque estoy aquí. Cuelga el teléfono y veo como me mira serio antes de sentarse en su sillón.
-Hola Rick ¿no?
-Si-digo con una sonrisa, supongo que era complicado recordar el nombre de todos los que trabajan aquí y más si era su primer día.
-Tengo que pedirte un favor, entiendo que no aceptes, pero es que necesito tu ayuda. -dice y yo trago saliva, no sé porque sé que esto no me va a gustar. -Acaba de llamarme Tom, nunca me ha fallado, nunca, para que veas que es importante lo que tiene entre manos. Es complicado conseguir a alguien así de rápido, alguien en quien pueda confiar. Yo…entiendo que estés cansado y eso…pero…necesito que hagas este turno también. Esta noche podrás descansar haré lo que sea para que mi hija no salga de casa y no se meta en problemas, pero por el día es más complicado, necesito a alguien y lamentablemente, solo puedo contar contigo-dice mirándome fijamente y siento que no tengo otra opción que decir que si, es más, creo que no espera ninguna respuesta, es más como una obligación.
-Yo…claro supongo que no hay problema-digo tragando saliva, sin saber que decir más, cuando en realidad estaba que me caía al suelo del sueño y lo que es peor, tenia un fuerte dolor de cabeza y tener que pasármelo con ella no iba a hacer que eso se fuera, al revés aumentaría el dolor de cabeza hasta que me explotara, quizás ese era el final que necesitaba esto.
-Muchas gracias, por supuesto esta noche la tienes libre. Si necesitas cualquiera cosa ya sabes dónde encontrarme-dice con una sonrisa justo cuando le llega otra llamada-tengo que atenderla.
-Claro.
- ¿Sabes donde esta la cocina? Que te den lo que necesites.
-Gracias-digo saliendo del despacho sin saber muy bien que hacer ahora.
Decido darme una vuelta para ver si encuentro donde esta la cocina, porque sin duda iba a necesitar un buen café para poder aguantar la mañana. La encuentro a la vez que, a mi mayor pesadilla, que esta junto a su madre sentando en la mesa hablando, y no puedo evitar escuchar lo que dicen.
-Lo siento mucho por él.
-Se que habéis tenido lo vuestro, pero sé que te cae bien.
-A ratos, pero esto es distinto.
-Pues por él, pórtate bien con el nuevo.
- ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?
-Para que él no se sienta mal por haber tenido que dejar de venir hoy.
-Mama, me da igual ya, he dejado lo de ayer atrás, si no es él es otro así que…
-Me alegra que lo hayas aceptado.
-No lo he aceptado, me he resignado que es distinto.
Y entonces me hago notar, más porque soy un torpe que porque lo hubiera querido hacer adrede.
-Hola…yo…su marido me ha dicho que podía venir a tomar algo.
-Claro pasa. Como si estuvieras en tu casa. Yo os dejo tengo que hacer cosas, pórtate bien-dice a su hija dándole un beso en la cabeza antes de salir y yo me quedo parado sin saber muy bien que hacer.
-Tienes la cafetera llena y la tostadora al lado por si quieres desayunar algo. ¿O estas esperando a que te lo sirva yo? -dice con sarcasmo y tomo todo el aire que puedo mientras me acerco a la cafetera antes de que le salte con algo que me haga salir de aquí antes de tiempo.
Preparo un par de tostadas y un café, no se que hacer con ellos, al final termino tomando fuerza y me lo llevo a la mesa sentándome al otro extremo, aunque ella me mira a través de sus gafas de sol, la verdad es que no la entendía, bueno imaginaba que era una niña caprichosa, pero, aun así, me costaba entenderla, supongo que veníamos de dos mundos completamente distintos.
- ¿No tienes otra ropa? -dice señalando el traje de anoche que está bastante arrugado después de pasar la noche en el suelo junto a la puerta de su habitación.
-Bueno la que traía puesta, ahora me cambiaré.
-Puf…no se que es mejor. Hoy voy a salir de compras y tenerte detrás me da como no sé…-dice casi sin mirarme y estaba empezando a cabrearme.
-Yo no veo problema ninguno a mi ropa, señorita-digo ya con retintín completamente molesto por su actitud. Veo su cara de sorpresa, que pasa después a una sonrisa.
-Parecía que eras un gatito, pero puede que me haya equivocado-dice con una sonrisa-creo que nos vamos a ir los dos de compra podemos pasarlo bien.
-No creo que…
- ¿No te habían dicho que no se puede ir vestido de cualquier manera en este trabajo? -dice con una sonrisa-siento si mi padre no te lo especifico, pero…-dice con una sonrisa y dios se que lo hace para molestarme y que no tendría que entrar al trapo, pero me estaba sacando de mis casillas.
-Sigo sin ver ningún problema con mi vestuario.
-El problema es que tengo que verlo yo cada día-dice con una sonrisa-y créeme, parece que él que me acompaña es mi padre y eso…aleja aun más a los chicos-dice con una sonrisa y yo hago una mueca intentado morderme la lengua-lo vamos a pasar muy bien, te lo prometo-dice con una sonrisa levantándose dándole un trago a su taza de café y quitando todo antes de mirarme con una sonrisa-en media hora te veo en la puerta, espero que estés listo-dice con otra sonrisa saliendo de la cocina dejándome solo, de repente se me había quitado todo el apetito, esta niña iba a acabar conmigo.
CONTINUARÁ…
¿Aguantará este segundo turno? ¿Cómo les irá en la tienda? El viernes más, y prometo que poco a poco la historia va a ir cambiando hacia donde de verdad quiero llegar, espero que os guste a todos.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 6

Mensaje por tamyalways el Vie Ago 10, 2018 2:22 am

Buenas tardes, para acabar la semana os dejo este capítulo, es el principio del cambio, si no lo entendéis en este ya lo entenderéis en el próximo jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 6
POV RICK
Llegamos a una tienda y estoy seguro de que este va a ser el peor día de mi vida. No entiendo porque tengo que aguantar esto. Mi trabajo es seguirla de cerca y mantenerla a salvo, pero de verdad parezco su juguetito nuevo y estoy empezando a perder la paciencia.
-Toma tienes que probarte esto, va con tus ojos-dice con una sonrisa y se que esta disfrutando todo esto, esta disfrutando porque sabe que yo estoy a punto de pegarme un tiro, ¿Por qué narices no tenía un arma?
-No voy a ponerme esto.
-Pruébatelo-dice de nuevo y yo me cierro en banda, no iba a ser su payaso personal. -Bueno, pues hasta que no consigamos algo que te quede bien no vamos a dejar de ir a tiendas, así que…tengo todo el tiempo del mundo-dice cruzándose de brazos con una sonrisa y resoplo, estoy seguro que por joderme haría eso y mucho más. Cojo la ropa y con mala cara me meto en el probador sin mirar atrás porque ahora mismo sé que esta sonriendo.
Salgo poco después, con la ropa que ha elegido, con la determinación de que no pienso salir con esto a ningún lado.
- ¿Qué? ¿Te gusta? -me pregunta con una sonrisa y yo le miro preguntándole con la mirada si de verdad lo estaba preguntando.
- ¿De verdad lo preguntas?
-Si, creo que ese estampado no te queda muy bien-dice con una sonrisa-metete dentro, voy a buscarte otra cosa-dice de repente y quiero matarla, pero antes de poder decir o hacer algo ya ha desaparecido de mi vista, así que vuelvo sobre mis pasos metiéndome dentro del mostrador quitándome esa horrorosa ropa.
Me quito la ropa colocándola bien cuando siento como se descorre la cortina, y desde el espejo me encuentro con su mirada. Primero una sonrisa, luego veo como se lleva la sorpresa de que esto casi desnudo y después veo como se sonroja antes de darse la vuelta.
-No sabía que…-dice trastabillándose y por primera vez veo que ha perdido el control que tenia y eso me hace sonreír-te traía esto-dice extendiendo su brazo y yo alargo el mío para quitárselo de su mano-yo…espero fuera-dice saliendo disparada y no puedo evitar sonreír mientras cierro la cortina sintiendo por un momento que tenía todo bajo control.
Me pongo un vaquero oscuro con una camiseta básica color azul y me miro en el espejo, la verdad es que parecía un niñato de esos que se ven en todos los lados, me siento raro mientras me miro en el espejo, para nada era mi estilo, o al menos a lo que estaba acostumbrado a llevar. Resoplo y salgo fuera, cuanto antes acabemos esto mucho mejor.
Cuando salgo no la encuentro por ningún lado y estoy a punto de volver dentro quitarme la ropa y dejarme de ser el juguete de esta niña, pero entonces aparece y me mira y entonces una sonrisa aparece en su cara.
-Creo que hemos encontrado algo que te queda bien, o al menos va con tu edad.
-No sé, parezco un niñato.
-Creo que estas más cerca de esa edad que a la de mi padre, así que nos la llevamos. ¿O prefieres que sigamos buscando?
-No, está perfecto-digo rápidamente y la veo reírse.
-Pues recoge tu ropa, nos la llevamos puesta-dice con una sonrisa y voy a relatar, pero de nuevo me deja con la palabra en la boca, así que recojo la ropa y salgo detrás de ella sin decir nada.
Llegamos a la caja y veo como empieza a enredar en su cartera, pero no puedo dejar que pague esto, es mi ropa, así que, aunque ni si quiera he mirado cuando cuesta, me adelanto sabiendo que quizás esta maldita compra me deje hasta sin poder pagar el piso, creo que al final esto me va a salir a deber.
-Toma-digo entregando mi tarjeta a la dependienta.
-Es ropa del trabajo, debería pagarla yo.
-No lo creo-digo sin mirarla ni quiera mientras recojo mi tarjeta de nuevo metiéndola en la cartera, creo que iba a tardar bastante en tener que volver a sacarla. - ¿Nos vamos?
-Claro-dice con una sonrisa mientras yo salgo detrás de ella, la veo como se coloca las gafas de sol y enseguida el chofer le abre la puerta y yo voy hacia el otro lado para montarme a su lado sintiendo como la tarjeta me quema en el bolsillo.

Llegamos a la casa y ella decide que nos deje fuera el coche, me bajo rápidamente para abrirle la puerta y así no tener que hacerlo el chofer, este sigue su camino y yo voy a su lado en todo momento con mi bolsa en la mano y entonces de la nada aparece una mujer, que hace que ambos nos sorprendamos.
-Perdona, necesito hablar con el consulado, pero no me hacen caso.
-Señora, lo siento, pero no podemos-digo intentando llevar a Kate dentro, pero esta se resiste.
- ¿Qué le pasa?
-Mi hermano le han detenido, es español, pero nadie hace nada por él, necesito que desde la embajada hagan algo, por favor pueden darle esto yo…-dice sacando algo de su bolsillo y yo me tenso hasta que veo que es una carta-por favor.
-Lo haré-dice Kate quitándosela de la mano y yo ya tiro de ella hacia dentro, no quería ninguna sorpresa.
Cuando entramos por la puerta veo como sale corriendo hacia el despacho de su padre, yo la sigo de cerca pero cuando entra como un torbellino hacia el despacho yo me quedo allí fuera, su padre esta reunido, pero a ella le da igual.
-Tienes que ver esto.
- ¿Qué es?
-Una mujer me lo ha dado fuera.
-Puf…ponlo ahí junto al resto.
-Pero…
-Kate ha miles de personas mandando carta cada día, es imposible leerlas todas, es imposible.
-Entonces no se para que estas aquí-dice saliendo disparada de nuevo del despacho pasando por mi lado mientras camina hacia la cocina y yo le sigo de cerca mientras ella no deja de despotricar. Y yo la miro y no entiendo como puede estar así viviendo en este lugar, ella no entiende nada- ¿Ahora entiendes porque no soporto a mi padre y su trabajo?
-No…no lo entiendo-digo sorprendiéndola.
-Ah claro, tu eres americano, del país de las oportunidades, el país de la libertad y luego…luego cuando miras por si, te están echando. Tu no puedes entenderlo-dice gritándome y no sé si ni quiera como lo hago, pero siento como todo explota a mi alrededor.
-La que no lo entiendes ni puedes entenderlo eres tú-digo con toda la furia que llevaba dentro. - ¿De verdad crees que puedes ponerte mejor en el papel de esa mujer que yo? Vives rodeada de lujo, tienes todo lo que quieres, y tu nunca tendrás el problema que tiene esa mujer por ser hija de quien eres, así que no, no entiendo porque odias a tu padre cuando tienes todo lo que tienes gracias a él. Y si, soy americano, esta es mi patria, pero ¿Sabes? Estoy más cerca de ella que tú, yo he tenido que ver como mis padres trabajaban todos los días para mantenernos…he visto como trabajaban día y noche para poder conseguir ahorrar algo para que su hijo cumpliera sus sueños. ¿Sabes lo que pudieron ahorrar durante toda su vida? Lo justo para que su hijo cogiera un billete hacia Nueva York y pudiera mal vivir durante dos semanas. Yo si puedo ponerme en el lugar de esa mujer, yo si he tenido que trabajar y darlo todo para poder llegar a vivir, literalmente para poder vivir. Tu no puedes entenderlo, tu solo lo haces por sacar a tu padre de quicio. Así que, no, no entiendo porque odias a tu padre, no entiendo porque te pones así, cuando tú también vives aquí, cuando tú también tienes recursos para ayudarla y lo único que haces es echarle la culpa de todo lo que te pasa a tu padre-digo escupiendo todo como si estuviera ahogándome y veo su cara, como va cambiando poco a poco y como algunas lágrimas caen por su cara, y dios sé que ahora mismo la he cagado por soltar todo lo que he soltado por esta maldita boca, pero estaba volviéndome loco, no podía aguantarme más y al final, al final he acabado explotando.
Veo como se limpia las lágrimas algo sorprendida aun por mi ataque, como me mira un segundo a los ojos y veo tanto dolor en ellos que hace que me sienta mal, pero solo es un segundo, solo un segundo antes de que se de media vuelta y desaparezca de mi vista, corriendo escaleras arriba y yo me quedo allí, pensando si estos eran los últimos minutos en este trabajo.
CONTINUARÁ…
Bueno pues parece que Rick exploto sin poder aguantar más. ¿Qué pasara ahora? ¿Lo despedirán? ¿Abrirá los ojos Kate? ¿Seguirán con la guerra? Todas estas respuestas el lunes, hasta entonces, disfruten del fin de semana.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 7

Mensaje por tamyalways Ayer a las 2:25 am

Buenas tardes, os dejo con un nuevo capítulo, gracias por leer siempre.
Los personajes no me pertenecen...
Capítulo 7

POV RICK
Siento que son mis últimos minutos en esta casa, y no sé porque me da igual perder el trabajo, aunque si es verdad que me siento fatal por todo lo que le he dicho, si para ella es complicado entender a otra gente que no ha vivido como ella, para mi también lo es, no sé como es vivir como ella. Quizás debí meterme la lengua en la boca, pero soy un idiota que no puede estarse callado, no se como no he metido la gamba antes.
Estoy tentado de salir por esa puerta y no volver nunca más, pero siento que debo pedirle disculpa antes de irme, he visto dolor en su mirada y eso esta haciendo que mi estómago se retuerza, no quería hacerle daño, esa no era mi intención.
Llego a la puerta de su habitación y tras coger aire y dudarlo durante unos segundos, golpeo con los nudillos esperando una respuesta.
- ¿Sí? -escucho al otro lado y no se que responder, pero antes de poder hacerlo la puerta se abre y aparece ella allí, con los ojos aun húmedos por las lágrimas mirándome desde abajo, algo que también había notado, esta descalza, llorando y parecía aun más joven. Sentí como el corazón me latía con fuerza de lo mal que me sentía por haber provocado esto.
-Yo…lo siento-es lo que consigo decir, mientras la miro directamente a los ojos y veo como ella también me mira y puedo ver alguna lágrima cayendo por su cara y estoy tan tentado de abrazarla o de limpiar esas lágrimas que corren por su mejilla. Pero entonces me sorprende, veo como se aparta de la puerta, abriéndola más y dejándome pasar. Trago saliva antes de pasar al interior.
Paso detrás de ella y veo como cierra la puerta a su espalda, por primera vez veo esta parte de la casa, y para mi sorpresa, no se parece en nada a lo que he visto fuera, claro que tiene un gran armario, pero su habitación es bastante sobria, una cama, una mesilla y una librería pequeña para lo que creo que puede permitirse, pero eso sí, repleta de libros.
-Tienes razón-dice de repente haciendo que me centre en ella de nuevo-no tengo ni idea de por lo que esta pasando esa mujer y su hermano, quizás porque siempre he vivido entre algodones. Pero te equivocas en algo, yo no hago todo lo que hago para enfadar a mi padre, lo hago porque no me siento bien con lo hago yo, como tu mismo has dicho, podía hacer mil cosas y no hago nada. Lo veo todo desde arriba, y me quejo, pero lo hago aquí y aquí no vale para nada. Así que tienes razón. Quiero creer que no soy la Kate que todo el mundo veo, la Kate frívola que le da todo igual, que le gusta llamar la atención de alguna manera, que lo hace solo por llamar la atención de su papa, pero quizás si soy esa Kate, y por mucho que he luchado no he llegado a salir de esa Kate.
-Yo…siento lo que dije, no me puse en tu lugar yo…
-No tienes que disculparte, es más, creo que debería darte las gracias-dice bajando la mirada en el momento en el que las lágrimas vuelven a salir de su cara y siento unas ganas locas de abrazarla, no se porque, pero las siento, pero me quedo aquí parado mientras la miro, sin saber muy bien que paso es el que debo dar-Me has abierto hoy los ojos. Tengo todos los medios disponibles para ayudar y no lo hago, creo que con decir que no estoy de acuerdo con lo que pasa vale, pero no vale. Hace ya tres años, empecé la carrera para ser abogada, quería hacer lo que mi padre no hacía, quería ayudar a los más necesitados, y pensé que para ello tenia que ser una Kate distinta, tenia que dejar de ser la Kate hija de…que para eso necesitaba un título, una carrera, pero no hace falta eso, siendo yo…Kate esta que está aquí ahora mismo, siendo yo puedo ayudar, quizás de otra manera, pero si puedo hacerlo. Me había dicho a mi misma que tenia que esperar, un par de años más y haría todo lo que quería hacer, pero es verdad, en dos años pueden pasar muchas cosas, en dos años… ¿Dónde estará esa mujer? ¿Y su hermano? A si que, no tienes que disculparte, tengo que darte las gracias por abrirme los ojos, por ser tan sincero…y por tener que aguantarme.
-La verdad es que ha sido muy duro-digo bromeando, pero enseguida la miro temiendo que no lo haya entendido, pero una sonrisa aparece en su cara-pero ahora…después de escucharte…será un placer, siempre y claro que no quieras echarme a patadas que lo entendería.
-No, no voy a hacerlo. Es más, creo que deberías irte a descansar, ya veo que cansado sacas tu genio y creo que ya he tenido bastante por hoy-dice bromeando ahora ella y sacándome una sonrisa- ¿nos vemos mañana?
-Claro, será un placer cubrirte las espaldas, señora Beckett.
-Esa es mi madre, llámame Kate ¿sí? -dice con una sonrisa y yo asiento mientras le sonrió, quizás estaba bastante equivocado en cuanto a ella, en cómo era, quizás las apariencias engañan, aunque ella no me lo ha puesto muy fácil para poder ver a través de ellas.
-Hasta mañana Kate.
-Hasta mañana-dice con una sonrisa y salgo de allí cansado por todo el tiempo que llevaba de pie, cansado por lo duro que había sido el día, pero con la esperanza, de que la cosa estaba cambiando, de que a partir de ahora todo iba a ser diferente, de que a partir de ahora el trabajo iba a ser bastante más satisfactorio, o al menos, eso esperaba.

POV KATE
Me quedo en la cama intentando averiguar como puedo ayudar a esa mujer y a su hermano, pero primero de todo necesito saber porque esta en la cárcel, y de momento no tengo una manera de averiguarlo, solo a través de ellos, así que mañana mismo iré a visitarlo a la cárcel quiero verlo en primera persona, no quiero dejarme llevar porque esto me haya tocado así. Quiero ayudar, pero si de verdad puedo hacerlo y si de verdad merece la pena hacerlo.
Tocan la puerta de mi habitación y me siento cerrando la tapa del ordenador. Dos segundos después mi madre abre la puerta entrando dentro.
- ¿Cómo estás? Ya me ha contado tu padre que no has llegado de buen humor.
-Ya lo sé, y lo siento, luego me disculparé con él. Hoy alguien me ha abierto los ojos mama, de una manera…brutal.
-Pues pásame su número para que pueda agradecérselo.
-Mama no he cambiado de opinión sobre todo lo que pienso, es más, ahora pienso hacer algo por defender todo eso. Simplemente no voy a pelear con papa, él no tiene la culpa de todo, además, si quiero algo, tengo que luchar por ello, no pedírselo a papa.
-Cariño…
-Mama, por primera vez me siento yo misma, por primera vez siento que voy a hacer algo que me represente. No voy a meter a papa en un lio, porque ahora se separar todo, papa es papa y yo contra él no voy, en todo caso voy contra el gobierno o quien hace las leyes.
-Del que tu padre aquí es un representante o una imagen.
-Papa no, el embajador, voy a separar a los dos porque es lo mejor que puedo hacer.
-Espero que esto no cree más problemas para la familia.
-Créeme mama, esa no es mi intención solo quiero empezar a comportarme como debería, como siento que debo hacer. Quiero dejar de ser la niñata que he sido siempre y voy a trabajar por lo que quiero.
-Estoy orgullosa de ti cariño, pero no se lo digas a tu padre porque estoy seguro de que se divorcia de mi-dice sacándome una sonrisa.
- ¿No tienes miedo de que esto acabe mal?
-Claro, tengo miedo por la familia, no por el país o por el trabajo de papa, tengo miedo por la estabilidad de la familia, pero lo que más me importa en mi vida eres tu cariño, si eres feliz, yo soy feliz.
-Gracias mama, aunque yo también sé que esto va a darme muchos problemas, pero creo que la finalidad es buena y se que si trabajo y me enfrento a lo que quiero, al final seré feliz mama, necesito hacerlo.
-Pues yo estaré aquí para apoyarte.
-Gracias mama-digo fundiéndome en un abrazo, sabiendo que esto no iba a afectarme solo a mí, y si, tenía miedo, mucho miedo de que estoy afectara a la familia, pero ya no podía esperarlo más, había salido algo de dentro de mi que ya no podía parar.
CONTINUARÁ...
Mil gracias por leer, nos vemos el viernes con nuevo capítulo. ¿OS gusta la nueva Kate? ¿Le dará a Rick más problemas?
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 737
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El guardaespaldas que no necesitaba-Tamyalways

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.