ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capítulo 24

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 13, 2015 8:20 pm

Buenos días, os dejo un nuevo capítulo. Empieza la huida, el plan se pone en marcha para poder irse para siempre y mantenerse a salvo.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 24

POV RICK

Recordando los buenos momentos vividos, pisando lugares donde siempre habría recuerdos que me sacarían una sonrisa. Nunca olvidaría este lugar, lo sucedido aquí, las personas que conocí y ame. Podía irme con una sonrisa, Kate me había perdonado… aun sentía sus labios sobre los míos. Me sentía contento porque estaban a salvo. Ahora me tocaba a mí cumplir mi cometido.
Recogí las pocas cosas que había reunido… solo unos detalles, que quería llevarme para recordarlos, aunque no necesitaba nada, porque con solo cerrar los ojos, la imagen de ambos, sonrientes, llenaban mi mente de buenos momentos vividos a su lado.
Eche un último vistazo a la casa y cerré despacio, pero al girarme… el infierno se desató. Sentí unas fuertes manos que me agarraban de los brazos. No sabía que sucedía y cuando reaccione y comprendí lo que pasaba, ya era demasiado tarde. Estaba rodeado de dos tipos mucho más fuertes y altos que yo, que me agarraban, impidiendo que me moviera y entonces… apareció él.
- Cuanto tiempo Rodgers - dijo con su sonrisa malvada.
- No te recordaba tan feo - dije riéndome, lo que provocó el enfado de uno de los tipos que le acompañaban, y sentí su puño sobre mí costado, la risa se me congelo al instante.
- Siempre tan gracioso. Te aseguró que pienso amargarte ese humor Rodgers… vas a terminar suplicando por tu vida - dijo a la vez que ordenaba a sus matones que me metieran en el maletero de su coche. Intente resistirme pero lo único que conseguí fue un par de golpes más que me dejaron algo atontado y totalmente descolocado.
Sentí como todos mis huesos y mis músculos protestaron antes el reducido espacio. Y deje de ver en cuanto cerraron la puerta. No podía hacer nada, pero al menos tenía el móvil de Kate aun en el bolsillo. Lo saque como pude e intente marcar algún número pero no tenía cobertura, solo se podía usar para emergencias, pero ¿qué decir si me respondían?
- 911 dígame.
- Me acaban de meter en el maletero de un coche, necesito que localicen este número.
- Señor ¿puede repetir? No le escucho bien.
- Necesito… - iba a repetir lo dicho, pero de repente note que el coche paraba, tenía que colgar. El móvil era mi única manera de salir de esto… si es que había alguna. Nadie sabía dónde me encontraba, nadie me iba a echar en falta, por lo que, solo Lanie, si me echaba de menos, quizás pudiera localizar el teléfono… tenía que confiar en ella. Colgué rápidamente y guarde el aparato en un rincón del maletero, con la esperanza de que el coche se quedara cerca de donde me fueran a llevar. Un lugar, por lo visto, cercano a la casa, porque no había pasado mucho tiempo desde que me dejaron allí dentro, ¿cuánto había pasado? ¿5-10 minutos?
No me dio tiempo a calcular cuando se abrió la compuerta, entrando toda la luz del día que me cegó por completo. Me agarraron con fuerza por la camiseta y me sacaron a la fuerza, medio a rastras, haciéndome caer contra el suelo. La verdad, para que iba a negarlo, estaba muerto de miedo… posiblemente no saldría de esta… o moriría en el intento de salvar el pellejo, pero al menos sabía que estaban a salvo, lejos de ese animal sin alma, mientras este se ocupara de mí… estaría dándoles tiempo para irse a otro lado del mundo donde no los pudiera encontrar. No pude evitar sonreír ante eso… porque a pesar de todo les habíamos ganado la partida.
-¿De qué te ríes maldito energúmeno? Metedlo dentro… vamos a empezar – les ordeno a los dos tipos que me aguantaban de pie - Vas a cantar como un pajarito - dijo riéndose.
Me estiraron, pero volví a forcejear, recibiendo un fuerte golpe en el costado, haciendo que me doblara de dolor y cayera de bruces… pero enseguida sentí de nuevo esos brazos levantándome y obligándome a entrar en una pequeña cabaña, que a pesar de estar cerca, no recordaba haber visto nunca, durante el tiempo que había estado por aquí.
Me sentaron en una silla y me ataron con unas gruesas cuerdas las manos y las piernas para que no me moviera, aunque a decir verdad, el trayecto me había dejado muy tocado. Tenía todos los músculos doloridos y notaba como la sangre me caía por la cara, por alguno de los golpes que había recibido imagine, pero iba a aguantar, costara lo que me costara. Seria duro, pero tres horas y Kate estaría en un avión a salvo y lejos de todo esto… era lo que tenía que aguantar, tres horas… después, todo me daba igual… pero tenía que soportar lo que fuera… por ella, por Luck, por su libertad.
- Bien chaval, vamos a empezar, tenemos algo de prisa. Pero para tu desgracia, tengo permiso para hacer lo que sea, para sacarte la información que necesito, aunque no para matarte, así que, sintiéndolo mucho, aunque supliques, no tendrás esa suerte… Pero voy a disfrutar mucho el proceso. Empecemos por las buenas… ¿Dónde están?
- ¿Quién? – dije y recibí un fuerte golpe que me hice caer la silla y yo con ella. Enseguida me levantaron para que Coonan pudiera continuar.
- Bueno, esto se va poniendo interesante. ¿Por qué te interesan tanto? ¿De verdad no vas a decírmelo? No deberías pasar por esto, a ti no te importan, total… ni te van, ni te vienen, además, al final me lo contarás - dijo hablándome muy cerca de la cara. Yo le sostuve la mirada, le mire con odio, con rabia, pero sin decir nada – Bien, continuemos. ¿Tan bien te lo ha hecho la mujer de mi jefe? Sera cosa de probarla antes de devolvérsela… la disfrutare un poco y luego se la llevare -dijo riéndose y provocando la risa también a sus dos matones.
La rabia me consumía, quería pegarles a pesar de no poder, hacer que se tragaran esas palabras sobre Kate, pero debía mantenerme callado, así que cerré mis puños con rabia, pero debía tranquilizarme, me estaban provocando y no podía ceder, aunque deseara romperles todo los huesos.
- Jefe danos unos minutos… después hablara.
- Bien, buena idea chicos, pero tened cuidado, lo quiero vivo para que pueda hablar… además el gusto de darle el último golpe… lo quiero yo. Voy a decirle al jefe que lo tenemos.
No me dio tiempo a nada, una lluvia de golpes me cayó por todos lados, el sabor de la sangre en la boca me decía que aquello no podía estar peor y cuando fui a escupir, uno de los golpes que iba dirigido a mis ojos, pego en la sien e hizo que perdiera el conocimiento.



POV KATE
Pensé en él, ya habrá cogido su vuelo… debía estar lejos de aquí, surcando los cielos. Me encantaría poder verlo, abrazarlo, pero el plan estaba bien pensado, estaba segura que todo saldría bien gracias a él, por él. Levanté a Luck en brazos y entramos dentro de la terminal.
- Lanie… vete ya, yo estaré bien.
- Claro, además, si no sé dónde vas, será mejor. Yo voy a comprar mi pasaje para Nueva York – me respondió mientras se acercaba a un mostrador.
Yo me acerque a otro para comprar mis pasajes con nuestros nuevos pasaportes en la mano y con Luck en mis brazos, callado, como le había pedido que estuviera.
- Buenas – me dijo una señorita que nos atendía.
-Buenas. Quiero dos billetes para…- me quede mirando hacia el panel de las próximas salidas y sin pensarlo… lo decidí - Atenas.
- Bien, su vuelo saldrá en un par de horas - dijo entregándome los billetes. Los pague y nos sentamos en unas sillas cercanas a esperar a Lanie.
- Mami tengo hambre – me dijo el pequeño… llevábamos cuatro horas sin comer nada, desde que salimos de la granja.
- Ahora cuando venga tu tía iremos a comer algo.
- Vale - dijo subiéndose a mis piernas y tiré de él para abrazarlo y consolarle un poco, estaba triste y no había  hablado en todo el trayecto – Mami, echo de menos a Rick.
- Yo también cariño.
- Vendrá pronto ¿verdad? – pregunto mirándome a los ojos.
- Claro cariño - le mentí, porque la verdad, es que no lo sabía, no tenía ni idea de que iba a pasar mañana, solo que Luck y yo estaríamos juntos.
- Hola chicos. ¿Ya habéis elegido el destino?
- Sí, el avión sale en un par de horas – le dije sin dejar de mirar a mi hijo que estaba en mi regazo.
- ¡Oh! yo os gano. El mío sale en una hora – me informo mi amiga.
- Mami, ¿porque no podemos irnos con la tía Lanie?
- Porque no podemos, cariño.
- ¿Por papa? – pregunto insistiendo… aquello era de cada vez más duro para Luck.
- Lo siento – le dije, sin saber muy bien porque me disculpaba.- ¿Podemos comer algo? Luck tiene hambre – le explique a mi amiga.
- Claro, vamos – acepto al ver al niño tan triste.
Fuimos a la cafetería y nos sentamos para comer algo. Luck estaba muy silencioso, comiendo tan tranquilo mientras Lanie me miraba dubitativa.
- Lanie estoy bien.
- ¿Seguro? He visto tu despedida con… y bueno, me ha sorprendido, después de lo sucedido las últimas horas, no sé qué decirte… ¿te has vuelto veleta desde que saliste de la gran ciudad?
- Mira…, no puedo evitar quererlo… estar agradecida por todo lo que ha hecho por nosotros desde que llego.
- Lo has perdonado, ¿verdad? – pregunto mirándome fijamente a los ojos.
- Si… - le dije sin mirarla… si lo hacía me pondría a llorar y no quería montar un numero en ese lugar y frente a mi hijo.
- Entonces… ¿Lo avisaras? ¿Cómo quedasteis?
- No.
- ¿No? – dijo sorprendida.
- Si, lo he perdonado… tengo mucho que agradecerle, pero aun así, no creo que pudiera confiar en él, no después de todo… lo sucedido.
- Pensé que lo habíais solucionado.
- Pues por lo que se ve no, cuando hable con… ya sabes, volví a sentirme de nuevo indefensa… volví a sentirme a su merced. Tenía tanto miedo que… - dije a punto de llorar y Lanie me agarró la mano para darme su apoyo.
- Mami ¿por qué tienes miedo? – pregunto Luck mirándome muy serio.
- ¿Miedo? No cariño, tranquilo - dije borrando las lágrimas que habían escapado de mis ojos.
- No tienes que tenerlo mami, le he prometido a Rick que cuidaría de ti - dijo tan inocente y se levantó para venir a abrazarme. Note como de nuevo, las lágrimas brotaban, sin que pudiera evitarlo.
“Último aviso para los pasajeros del vuelo 1112 a Nueva York”
Y ahí llegaba una nueva despedida, quizás para siempre, de mi mejor amiga. Esto iba a doler casi tanto o más que despedirme de Rick. La abrace con fuerza volviendo a llorar y sintiendo también sus lágrimas en mi hombro.
- Te quiero mucho, no lo olvides nunca y cuídate.
- Yo también te quiero.
- No te olvides de mí - dijo riéndose.
- No podría - dije riéndome yo también.
Me soltó y se agacho para despedirse de mi pequeño. El pobre no tenía muy claro aun lo que sucedía, que hoy cambiaba su vida para siempre, no sabía que se despedía de su gente… de todos los que conocía, para siempre, que nunca más los volvería a ver.
Y sin mirar atrás, se alejó de mí, de nosotros. Pero no pudo evitar la tentación, finalmente se giró y nos dijo adiós con la mano y el rostro bañado en lágrimas, exactamente igual que el mío. La presión en mi pecho iba en aumento, de tal manera, que no sabía si podría soportarlo, pero tenía que hacerlo…,tenía que hacerlo por él, por mi pequeño, y por Rick, para que sus esfuerzos y los de Lanie, merecieran la pena, sirvieran para algo… para mantenernos a salvo.

CONTINUARÁ…

Espero que no me matéis pero es normal después de todo que lo quiera pero que tenga un poco de miedo a que le hagan de nuevo daño. Ambos están sufriendo…esperemos que esto no dure demasiado.
No vemos el viernes con un nuevo capítulo.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Mar Oct 13, 2015 10:50 pm

Sigeeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Miér Oct 14, 2015 1:18 am

07:16:18 10.14.2015

oh dios!!!!! oh dios!!!!! oh dios!!!!! oh dios!!!!! oh dios!!!!! oh dios!!!!! affraid affraid affraid affraid affraid oh dios!!!!! oh dios!!!!! oh dios!!!!! oh dios!!!!!
no puedo creer que hayan atrapado a rick Crying Baby Crying Baby Crying Baby Heart Heart Heart Crying Baby Crying Baby Crying Baby espero que aguante la golpiza de connan y que lannie le cuente a los chicos para que puedan encontrar a rick...ojala kate lo piense mejor y pueda de verdad perdonar y confiar en rick...conteo regresivo quedan 8 Crying Baby Crying Baby continua.... Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb Bye Bye Bye

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por Rick Castle el Miér Oct 14, 2015 6:18 am

Ahhhhhhhhhh!!!! Me encanta pero sigue yaaaaaa, que me da algo

Rick Castle
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 01/06/2015
Edad : 17
Localización : Asturias/ Soñando con una vida en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capitulo 25

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 16, 2015 2:03 am

Nuevo capítulo, mil gracias a todos por vuestros comentarios y vuestra paciencia. Y gracias a los nuevos seguidores, bienvenidos a la historia y espero que os siga gustando.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 25

POV RICK

Sentí como si mi cuerpo estuviera hecho pedazos, como si no hubiera una parte de él que no hubiera sido golpeada. Me desperté tras la inconsciencia, desorientado, hasta que pude abrir los ojos y ver las paredes que me rodeaban. Sabía muy bien donde estaba. Solo esperaba que hubieran pasado ya horas… muchas horas y que Kate estuviera lejos, porque aunque no fuera a decir nada, era consciente de que Coonan era capaz de conseguir lo que quisiera. Ese fue el motivo por el que no quise nunca saber su destino, por miedo a delatarla, aunque fuera de forma inconsciente. Estaba en esos pensamientos cuando se abrió la puerta y entró Coonan, que al verme despierto, se le dibujo una amplia sonrisa.
- Sabía que eras fuerte, pero no tanto, mis amigos se pasaron un poco contigo, creía que no lo contarías - dijo riéndose - te quiero vivo aun, me haces falta - dijo agarrándome de la barbilla levantándomela, aproveche para escupirle algunos coágulos sanguinolentos que tenía en la boca, con todas mis ganas se los tire a la cara, recibiendo una risa irónica por su parte - no te pases… todavía te queda mucho por sufrir.
- Quizá… ya aguante unas horas, puedo soportar algunas más - dije picándole a ver si conseguía saber el tiempo que llevábamos en ese lugar.
- De momento aguantas a ver hasta cuanto, porque te queda mucho aun que soportar. Hay un amigo, está por la zona y dijo que se pasara a verte. Quizá aun sigas vivo… porque colega, te queda poco por vivir - dijo acercando su cara a la mía, le veía borroso por la sangre que estaba en mis pestañas ya seca y que no me dejaba terminar de abrir los ojos - todos sabemos cómo va a terminar esto, pero en tus manos esta, si quieres que sea muy lento y doloroso o rápido e indoloro. Personalmente, disfrutaría más si lo quisieras de forma lenta, muy lenta - dijo tirándome del pelo y soltándolo después con un fuerte empujón haciéndome caer de nuevo con la silla a la que seguía atado – Levantadlo - dijo mirando a los matones que seguían acompañándolo y salió de nuevo de la estancia donde me encontraba. Estaba claro que esperaba a alguien y ese alguien, solo podía ser una persona. Solo esperaba que Lanie se diera cuenta de mi ausencia, sino este sería mi fin, moriría aquí.


POV LANIE
Al aterrizar en Nueva York, no dejaba de pensar en Kate, si ya estaría en su destino o se habría ido tan lejos que aún estaría en su avión, ese que la llevaría a su nuevo hogar, un hogar donde tendría que empezar de cero, sin conocidos, sin familiares, sin tener a nadie de los que quisiera o ayudara, a su lado… ¡Al menos tiene a su lado a ese cielo de niño! Me dije convencida. Mi amiga haría lo que fuera por Luck…
Aunque, una parte de mí, suplicaba que Kate dejara de ser tan testaruda por una vez en su vida y se reconciliara con ese hombre, que a pesar de engañarla, todo lo que hizo, fue por protegerla… solo los he vi juntos un par de días, pero conocía esa faceta de mi amiga, esa Kate divertida, cariñosa, me atrevería a decir que juguetona y sobre todo feliz, con ese hombre, ella era feliz. Se la notaba contenta, desinhibida, alegre… y nunca antes la había visto así, ni con Will, ni con nadie en la comisaria, cuando nos conocimos y trabajábamos juntas. Ahora que caigo pensé… tendría que haberme llamado ya Rick.
Busque el móvil en mi bolso y lo encendí esperando un mensaje escuchando su voz, pero allí no había nada. Llamé a su móvil y no daba tono. Una presión rara en el estómago se hizo presente en ese instante, como si algo fuera mal. Aún tenía el último número de Kate solo esperaba que al marcarlo estuviera apagado y siguiendo el plan, lo hubiera tirado en una papelera del aeropuerto, donde quedamos que Rick lo tiraría antes de subir a su avión para irse a algún lugar cercano, desde donde me llamaría para contarme como le había ido su salida de la granja. Quizás, después de todo… no esperara la llamada de Kate y decidiera irse más lejos para empezar el también una nueva vida.
A pesar de querer que eso fuera lo sucedido, seguía con esa fuerte presión en el pecho que me hacía sentir intranquila, temerosa de que algo hubiera interrumpido nuestros planes. Marque el número de teléfono de Kate y lo que sucedió después, empeoro mi tensión, mis malos presentimientos. El móvil seguía encendido y daba tono de llamada, pero nadie respondía. Quien sabe, igual había olvidado apagarlo, debió ser eso… suplique para mis adentros.
Pero no, esa sensación extraña en mi estómago, ese malestar, no salía de mi mente, lo que me preocupaba más y más, así como iban pasando las horas. Finalmente, mi vena detectivesca se cansó de suponer sola y acudí a los chicos, ellos no me fallarían y me ayudarían a saber que había sucedido en realidad. Porque esa situación me estaba poniendo enferma y yo sola no podía bregar con ella. Antes de nada, debíamos descubrir donde se hallaba ese teléfono ahora, y si se encontraba donde se supone que tenía que estar, entonces lo dejaría pasar y empezaría mi nueva vida sin ellos, por mucho que me doliera.
Al llegar a casa, desde el aeropuerto, deje mi mochila y después de darme una ducha y cambiarme la ropa, fui rápidamente a la comisaría no quería perder el tiempo, necesitaba quitarme esa tensión que me atenazaba, que me mataba por dentro.
No me anduve con preliminares, fui directamente donde se encontraban los chicos que se hallaban perdidos, cada uno de ellos, en un montón de papeleo que dejarían rápidamente si les pedía ayuda.
- Hola chicos ¿Qué tal estáis? – dije dando un suave golpe en el hombro a Espo.
- Hola Lanie - dijo Javi sonriéndome.
- Necesito vuestra ayuda.
- Tu dirás… - dijo Ryan acercándose con su silla.
- Necesito que me rastreéis un teléfono.
- ¿Sabías que eso es ilegal? – dijo Javi con una pícara sonrisa en su cara.
- Sin preguntas – les aclare ante sus miradas escépticas.
- Pero… a ver… - dijo Ryan no muy decidido.
- ¡Ey Bro! Es Lanie… - le respondió Javi a su compañero mientras le miraba muy serio.
- Sabéis que si no fuera importante, no os lo pediría – les aclare muy seria.
- Eso - dijo Javi mirando a Ryan, que era un poco reacio a hacerlo.
Finalmente, como era el él genio, en cuanto a las búsquedas, alargo la mano para que le diera la nota donde llevaba el número apuntado.
Se lo di y mientras ejecutaba unos comandos en el ordenador que tenía sobre su mesa, yo golpeaba la mesa distraídamente para conseguir que el tiempo pasara más rápido.
- ¿Cuánto tardaras? – pregunte nerviosa… aquello se estaba haciendo eterno y mi estómago no dejaba de decirme que había algo que no funcionaba.
- Tranquila, déjale trabajar… - dijo Javi intentando tranquilizarme. No podía parar y él no dejaba de mirarme de reojo intentando entender que era lo que me sucedía.
- Bueno, ya está - dijo Ryan.
- Por favor, por tu madre Ryan, dime que está en una papelera del aeropuerto - dije a media voz para no ser escuchada.
- Pues no, cerca pero no allí. Está en un pueblo, en Arizona… Me atrevería a decir que para ser exactos, está en Duncan.
- ¿Qué? – grite sin darme cuenta.
- Si, así se llama el pueblo, está en una zona alejada, pero pertenece a Duncan.
- ¿Se pueden ver imágenes de la zona? – pregunte imaginando donde se encontraba.
- Déjame intentarlo, aunque el satélite no siempre es tan exacto como para eso si no hay buena cobertura -dijo Ryan tecleando rápidamente. No podía creérmelo, el móvil estaba todavía en casa de mi tía o cerca. ¿Eso que significaba? ¿Rick seguía allí por? ¿Por qué? No eran esos los planes… ¡Dios! Mi corazón estaba a punto de salir de mi pecho y ponerse a saltar encima de la mesa...
- Está en una cabaña - dijo enseñándome una imagen aérea de una pequeña cabaña, pero desde luego, no era la casita de mi tía. Por lo tanto, Rick había salido de la granja, pero… ¿para qué había ido a ese lugar? ¿Fue voluntariamente?
- ¿Se podría saber si se ha hecho alguna llamada desde ese teléfono en las últimas horas? – pregunte intrigada. Yo no conocía exactamente cuánto podía saber Ryan con ese ordenador, y eso me ponía más nerviosa, porque temía preguntaran demasiado.
- Claro… pero Lanie, creo tendrás que explicarnos que está pasando – dijo Javi muy serio y algo preocupado al verme tan exaltada.
- Tu respóndeme… - dije amenazante, si mi presentimiento cierto, tendría que contarles todo. Más que nada porque necesitaría su ayuda, para ayudar a Rick, para encontrarlo o para ver que había sucedido con ese dichoso teléfono que le habíamos encomendado Kate y yo. No iba a dejar que le pasara nada a Kate, y si así fuera, no se lo perdonaría nunca porque esa sería la razón de que se derrumbara definitivamente sin remisión. Además, Rick me demostró que podíamos fiarnos de él, lo menos que podía hacer, era ayudarle si estaba en apuros. Que menos después de haberse portado como lo hizo con mi amiga y su hijo.
- Aquí está, el historial de movimientos indica que… hizo una llamada hace varias horas. Lo curioso al número que llamo… es más, incluso puede que eso nos ayude a saber algo mas – dijo ironizando con su voz. Lo que consiguió ponerme más nerviosa.
- Ryan… no estoy jugando, está en juego la vida de una persona.
- Vale, vale… llamo al 911, el número de emergencias.
- ¿Qué? – volví a gritar… todo aquello me estaba desquiciando del todo.
- Que llamaron a emergencias, pero pensaron que era una broma, aquí hay una locución grabada y se oye fatal – dijo poniéndose unos auriculares para oír lo que se decía. Al quitárselos nos aclaró - no había cobertura por lo que parece, se oye la voz de un hombre y no se repitió la llamada.
- ¡Oh Dios mío! – dije tapándome la cara con las manos temiéndome lo peor. Rick ya me había avisado… el matón que contrato Will, era de lo peor y no dudaría en matar a quien fuera si era preciso.
- Lanie, esto no me gusta nada… una cosa es curiosear, pero aquí estamos hablando de la vida de alguien – dijo Javi abrazándome para tranquilizarme - tienes que contarnos que es lo que sucede.
- Rick… Rick… - repetía una y otra vez entre sollozos.
- ¿Quién es Rick? - pregunto Javi bastante enojado.
- Os lo contare de camino – dije estirando de Javi hacia el ascensor - tenemos que ir allí lo más rápido posible… venga, daros prisa.
- ¿A Duncan? – dijeron los dos a dúo con cara de extrañeza… si aquello no fuera algo tan horrible hasta hubiera sido gracioso.
- Un hombre está en peligro, por favor… vámonos.
- No vamos hasta que no nos digas que pasa… Lanie estamos trabajando, no podemos salir sin dar explicaciones al capitán, ya no tenemos a Beckett para que nos cubra… el necio que nos dirige ahora quiere saber nuestros movimientos al detalle…
- Tenemos que coger un avión, vámonos, os lo suplico, os lo cuento por el camino - dije tirando de ellos, no podíamos perder más tiempo.

POV KATE
Estábamos en un hotel de Nuevo México. ¿Y por qué? ¿Si a esas horas debíamos estar camino de Atenas? Pues no lo sé… no había más razón. Algo dentro de mi decía me gritaba que yo debía volver al lugar de donde venía. Una fuerza sobrenatural me obligaba a volver a Duncan. La cordura me decía lo contrario, pero mi corazón le respondía que nadie sospecharía de que volviera al mismo sitio de salida, aun a sabiendas de que allí podía estar el matón de Will, no sería muy coherente hacerlo, pero ahora era lo que sentía, porque allí había vuelto a ser feliz, había conocido a Rick, mi hijo había conocido a un padre, uno que nunca tuvo... Pero además sentía algo extraño… no sé qué exactamente, un hilo que estiraba de mí, que me obligaba a quedarme cerca, que me impedía irme todo lo lejos que tenía planeado ir. Luck está cansado y no entendía nada. ¡Mi pobre niño! Siempre dispuesto a lo que fuera con tal de hacerme feliz, de seguirme al infierno si fuera preciso. Pero… esto era una corazonada, un sentimiento que no podía descifrar y que me mantenía cerca de ese lugar. Cuando escuche la última llamada para mi vuelo me di cuenta de que ese no era mi destino… que daba igual a donde fuera, si estaba con mi Luck, estaba en el lugar adecuado. Y me di cuenta también, de que no quería, ni podía irme sin él… sin ese hombre que me hizo feliz simplemente siendo él, siento cariñoso, gracioso y sobre todo amándome como lo había hecho esos pocos días que estuvimos juntos.
Así que… aquí estaba, en un pequeño motel cercano al aeropuerto esperando el momento oportuno para volver.
Dudaba del tiempo exacto que debía estar ahí, si sería mucho, o si sería poco. No quería ponernos en peligro, no después de todo lo planeado y todo lo que estaba haciendo “teóricamente” Rick por mí.
Por eso, quería quedarme ahí unos días, pero en cuanto volviera, en cuando pudiéramos de nuevo establecernos, entonces lo avisaría, como lo habíamos planeado… para poder empezar una vida juntos y felices… porque ahora sabía que le echaba en falta, y no solo yo, sino Luck también me lo había dicho, y seguramente fuera él, quien me hizo reaccionar y replantearme todo el plan repasado cientos de veces en mi mente y hablado con Lanie y Rick.
Me faltaba él… me faltaba su sonrisa, sus tonterías, sus besos, sus caricias. Y luego estaba Luck, no podía alejarlo de él… Luck se merecía estar con un hombre que lo quisiera, que lo cuidara como un padre. Por eso decidí volver, quedarme… porque este era mi hogar… porque era donde habíamos vivido nuestra historia y quería seguir viviéndola, junto a él. Solo tenía que esperar… un poco más y podríamos estar juntos para siempre… como dijo Rick… siempre.

CONTINUARÁ…

Espero que os esté gustando aún jeje. Mil gracias a todos y nos vemos mañana con un nuevo capítulo.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Oct 16, 2015 2:50 am

10.16.2015 08:46:51

Heart Heart Smile Smile Smile siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii acerté con mi comentario anterior lannie no me podia fallar...aunque no puedo creer affraid affraid affraid affraid que kate no haya viajado..pero que bueno que decidio quedarse y luchar por tener de nuevo a rick...espero que los chicos entiendan a lannie y no se enojen despues de saber la verdad Boom Boom Boom Boom Boom ..solo espero que rescaten a rick rapido porque donde se entere kate la veremos en plan beckett Cool Shooting Cool Shooting Cool Shooting Cool Shooting ...
espero con ansias el capitulo nuevo ...quedan 7... Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb Clap Clap

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 26

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 16, 2015 9:21 pm

Buenos días.

Antes de dejaros con una nuevo capítulo quiero informaros que estoy feliz porque esta semana se publicara por fin el primer capítulo de Te aprendí amar traducido al inglés y estoy muy feliz. Esperemos que en ese idioma me dé al menos la mitad de alegrías que me dio en versión original. Gracias a todos por vuestros comentarios y ya sin más os dejo con el capítulo.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 26

POV LANIE

Estaba muy nerviosa, le agradecía a los chicos que no me preguntarán mucho más de lo que les dije, que me siguieran sin decir nada, sin pedirme ninguna explicación. Necesitábamos llegar cuanto antes, necesitaba ayudar a Rick, salvarlo… por todo lo que hizo por Kate y Luck. Cuando llegamos al aeropuerto, enseguida me fui directa al mostrador para pedir billetes, sería mucho más rápido que ir en coche. Apenas me salían las palabras y Javi, suavemente, aparto de la ventanilla y dejo que Ryan se ocupara de todo, ellos con sus placas eran más eficaces, rápidos y baratos… tenía razón Javi.
- Déjanos a nosotros – dijo mientras me sentaba en unos bancos para tranquilizarme - Lanie confío en ti… si no quieres que pregunte, no lo hare… pero creo que sería bueno el saber a qué nos enfrentamos. Ryan y yo nos debemos a una placa y no podemos hacer según qué cosas, cuando salimos de Nueva York… espero lo comprendas.
- Lo sé… lo sé, solo necesito llegar allí, ¿comprendes? – le decía desesperada.
- Lanie si es tan urgente, deberíamos llamar a la policía del lugar, ellos podrán ocuparse mas rápido, estamos a diez horas en coche de ese lugar y no tenemos ningún derecho allí. Nuestras placas son papel mojado en ese lugar perdido de la mano de Dios.
- No podemos Javi.
- No podemos… ¿qué? ¿Qué es lo que no podemos Lanie? - preguntó sorprendido.
- Lo van a matar… - tenía que intentar que me entendieran dando los menos datos posibles.
- ¿Matar a quién? – Me había cogido de los brazos y me miraba fijamente, debía pensar que estaba loca – chica me estas preocupando de verdad. ¿Estás bien?
- A Rick… van a matarlo… no voy a poder salvarlo… no voy a poder.
- Lanie… ¡basta! -dijo enfadado ya con mi comportamiento.
En ese momento llego a nuestro lado Ryan, llevaba los pasajes en la mano y los miraba atento. Cuando nos vio en semejante posición… puso una mano en el hombro de Javi y le dijo:
-Bro… relájate… cuando Lanie se tranquilice nos contara lo que sucede. Saldremos en media hora, en ese tiempo, mientras esperamos el embargue, ella nos contara a que nos enfrentamos, ¿verdad Lanie?
- Gracias Ryan – le dije - en el avión os pondré al corriente.
Estábamos ya sentados en el avión a punto de despegar y sentí como todo el cansancio del día caía sobre mi cabeza, pero no podía dormir. Sabía que Rick estaba en problemas, pero Kate… de quien no sabía nada… ¿Dónde estaría? y si ella ¿también estaba en líos? Si así fuera Rick ya estaría muerto, lo único que le mantendría con vida era que quisieran sacarle donde estaba Kate… pero como él no lo sabía, iban a torturarlo, nadie podría ponerse en contacto con ella… ninguno sabia donde se hallaba ella.
- Lanie - dijo Javi mirándome, casi suplicante, esperando la narración de mi secreto. Pero... ¿qué podía decirle y por dónde empezar?
- Veras... creo que han secuestrado a un amigo… - dije de forma repentina viendo como los ojos de Espo miraban el techo del avión implorando ayuda al todo poderoso para no matarme.
- Lanie, si eso es verdad, la policía debe saberlo cuanto antes - dijo sacando el teléfono.
- Primero, no puedes usarlo - dije señalando el lugar donde nos encontrábamos - y segundo… si mandas allí a la policía, mi amigo y… alguien más… estarán muertos antes que ni siquiera se acerquen al lugar.
- Lanie, por todos los santos… ¿puedes hablar más claro? No entiendo ni una palabra de lo que dices… - dijo suspirando y mirándome como si yo fuera un extraterrestre.
- Son unos matones, unos profesionales. Van a sacarle todo…
- ¿Todo? ¿Qué van a sacarle? - no sabía que decir… Kate se enfadaría tanto si les contaba a los chicos lo sucedido, pero más se enfadaría si no hacia lo que fuera por salvar a Rick.
- Es sobre Kate – dije soltando el aire que había ido almacenando en mis pulmones durante la discusión.
- ¿Kate? – dijo Ryan desde el otro lado del pasillo, desde donde nos estaba escuchando sin meter baza.
- ¡Chicos! – dije levantando un poco el tono de voz y volviendo a inhalar para relajarme y explicarles lo sucedido desde el principio - no quiero que os enfadéis, pero… sé dónde está Kate, es más, yo la ayude a irse a ella y a Luck.
- ¿Qué? - preguntaron ambos a la vez, sorprendidos.
- Si… Will… a ver, como os explico esto para que me comprendáis… - dije pensando en voz alta - Will maltrataba a Kate y ella tuvo que huir.
- ¿Qué? – volvieron a repetir los dos al unísono
- Hijo… - dijo Javi sin terminar el apelativo malsonante que tenía en mente. Cerro los puños con rabia y pego un fuerte golpe en el reposabrazos de la butaca del avión.
Ryan no salía de su asombro, siempre fue más comedido que Javi, que con su sangre española era más efervescente y con la sangre más caliente. El como buen irlandés, era más lógico y reservado. Eso no quitaba que no estuviera rabioso, pero se controlaba mejor.
- Se tuvo que alejar de él, después de su última paliza. La dejo marcada de pies a cabeza, y lo peor de todo es que Luck estuvo presente ese día. Lo vio todo y no ha dejado de tener pesadillas desde entonces – pare para respirar, todo había salido por mi boca sin pensarlo apenas, ahora me sentía mucho mejor. Por lo menos no estaba sola frente a ese secreto, por lo menos, ahora tenía a dos amigos, que estaban a mi lado e iban armados. Pensé estar en igualdad de condiciones que los matones de Will – Veréis, es una historia muy larga. Vino buscando ayuda a casa el día que sucedió. Yo le di los primeros auxilios y la mande lejos, a un lugar a salvo, del que nadie conocía su existencia, salvo yo – volví a parar, lo estaba vomitando todo como si fuera el peor empacho de mi vida… salía a borbotones - Estaba quedándose en casa de una tía mía, que murió hace poco… y de la cual herede una granja en ese pueblo.
- ¿Estaba? – pregunto Ryan con ojos de pánico. Debió entender, cuando me escucho hablando en pasado, que Kate estaba muerta.
- Sí, hace poco, cuando Will volvió a mover el caso de su desaparición, supimos que tenía que huir, pero necesitábamos papeles, pasaportes para empezar una nueva vida lejos de América.
- ¿Por qué no nos pediste ayuda Lanie? ¿Por qué?... nos hubiera sido tan fácil ayudarla.
- Ella no quería meteros en líos, reconoced que Will tiene gente metida en todos lados y en la comisaria hasta las paredes oyen. No quería que os hicieran nada. Además, no lo teníamos planeado, fue repentino, Kate no podía más.
- Kate… ¿Por qué Kate? – dijo Ryan tapándose el rostro con las manos comprendiendo el sufrimiento de nuestra amiga.
- Hace unos días, yo fui a verla, cuando me dieron unos días de permiso, recibimos la noticia de que su marido, de que Will, había contratado a un asesino a sueldo para encontrarlos.
- ¿El detective ese que vino husmeando por la comisaria? – pregunto Javi mirándome con la cólera dibujada en su rostro.
- No… él… veréis, él es el que está en peligro.
- ¿Por él estamos haciendo todo esto? – pregunto esta vez Ryan.
- Por él y por Kate. Él nos ayudó a conseguir todos los papeles necesarios, debía salir del país con el teléfono que tenía Kate, ese que localizaste – dije mirando a Ryan, que asintió – y ahora, lo deben tener retenido, por ayudarnos. Lo van matar y si Kate se entera, la terminara de hundir.
- ¿Por qué? Él ayudaba a Will… - pregunto Javi arrugando la nariz sin comprender.
- Espo… a veces eres un poco corto tío - dijo Ryan sonriéndole.
- ¿Qué? - pregunto sorprendido Javi.
- Kate y el detective… - dijo haciendo un movimiento con los dedos dando a entender que estaban juntos.
- ¿Qué? Pero como… no lo creo – exclamo muy seguro.
- Pues créetelo – le dije reafirmando lo insinuado por Ryan - Le ha ayudado mucho… creo que Kate podría volver a ser feliz a su lado, aunque ahora mismo ella no lo sepa, estoy segura de que es el hombre de su vida, los he visto juntos y no os lo podéis ni imaginar, hasta Luck cayo rendido a los encantos de ese hombre.
- Pero… - dijo Javi, a quien calle de inmediato.
- Ni peros, ni nada… tenemos que salvarlo.
- Lanie necesitamos ayuda, son unos asesinos… nosotros… no sabemos cuántos son, ni a que nos enfrentamos.
- Había pensado en llamar a alguien que pudiera ayudarnos - Dije mientras rebuscaba en la agenda de mi móvil.
- ¿A quién? – dijeron ambos a la vez.
- La agente Jordán…Ella estaba detrás de Will por algunos asuntos internos del F.B.I. – Ryan me interrumpió y termino la frase por mí.
- Si conseguimos demostrar que está detrás de todo lo que le estén haciendo a ese detective, demostraremos sus trapos sucios.
- Y lo meterán en la cárcel para siempre – siguió Javi.
- Y Kate podrá volver – remate yo.

POV KATE
Solo habían pasado unas horas desde que tome la decisión de quedarme, de no huir más, de establecer aquí mi hogar. Cuando me subí al avión, solo pude pensar en él… en los momentos que pasamos juntos y lo idiota que fui al enfadarme con él… por hacerle creer que no había ninguna posibilidad para nosotros… pero al menos… supe despedirme de él.
Aunque no creí poder perdonarlo… aunque no pensé que podría volver a confiar en él… ahora me doy cuenta, que a pesar de saber lo que me contó, a pesar de eso, no había dejado de confiar en ningún momento en él. Me enfade… si, tenía derecho, pensé en odiarlo… no sé… mi corazón se encogió al pensar que todo se volvía a repetir y estaba viviendo de nuevo una mentira… pero ahora, sabía que todo fue real, que lo echaba de menos y que me da igual donde estar, mientras él y Luck estuviera allí, a mi lado.
Luck, mi pequeño, al que casi le vuelvo a hacerle daño… del que casi le alejo de nuevo de las personas que le quieren. Ahora mismo me sentía con fuerza, con ganas de luchar… con ganas de vivir y ser feliz. Incluso sabía que si él estaba a mi lado, lucharía en igualdad de condiciones con Will, porque junto a él, me sentía segura… ambos, juntos, podíamos con todo.
Pero ahora estaba lejos, ni siquiera sabía dónde estaba, pero si cerraba los ojos, aun sentía sus labios suaves sobre los míos, sus manos sobre mi piel y… que ganas de verlo tenia, tantas… que ahora mismo daría lo que fuera porque estuviera aquí... a mi lado, con nosotros.
- Mami tengo sueño… - dijo mi pequeño tumbado a mi lado, frotándose sus ojitos cansados. Estábamos mirando la tele en la habitación del hotel del aeropuerto, apague el aparato con el mando y con ternura, deje un beso en su frente, mientras me acomodaba a su lado en la cama.
- Duérmete mi amor, mami está aquí contigo - le dije mientras acariciaba suavemente su espalda para que se relajara, como hacía cuando solo era un bebe… un bebe, que aún no se enteraba de nada y a quien nada, ni nadie, podía hacer sufrir. Todavía era pequeño, pero ya sabía lo que le rodeaba, comprendía la mayoría de situaciones de toda índole… se daba cuenta de mi tristeza y no quería me viera mal, se merecía ser feliz… todos los niños merecían ser felices y por desgracia, en los últimos meses, tuve muchos altibajos que no le venían bien a Luck. En cambio, Rick… le hacía bien, con ese pensamiento cerré los ojos intentando quedarme dormida y al poco tiempo, lo conseguí abrazada a mi “enano” como le gustaba llamarlo a Rick…
“Estaba tumbada en la cama cuando de repente sentí como la puerta se abría de golpe y lo vi… estaba allí de pie, tan guapo como siempre.
Una sonrisa iluminó mi cara y sentí unas ganas terribles de levantarme y besarle, así que lo hice. Me acerque y junte mis labios con los suyos. Pero… no estaban calientes como siempre, estaban fríos, muy fríos.
Me separo de él y lo miró intentando averiguar porque sus labios no están cálidos, como los míos. Le miró a los ojos y sus ojos azules están apagados, me miran sin verme, parece que me atraviesan.
No sé qué es lo que sucede, pero de repente, siento mis pies mojados y cuando bajo la vista al suelo, veo mis pies descalzos, metidos por completo en un líquido caliente y rojo. Cuando subo de nuevo la mirada, veo de donde sale ese líquido. El estómago de Rick es una gran mancha roja de la que emana el líquido elemento. Cuando voy a taponarle la herida para que deje de sangrar, desaparece y gritó intentando alcanzarlo”
- Mami… mami… - alguien me llamaba y me tocaba. Me desperté de golpe asustada por la pesadilla y esa persona que me gritaba, quedando sentada sobre la cama.
Mi respiración estaba agitada, precisaba recuperar el aliento, pero me costaba. ¿Por qué aquello había sido un sueño, verdad? El miedo de repente me invadió… ¿era una pesadilla o una premonición?
- Cariño, estoy bien, solo fue una pesadilla.
- Mami no tengas miedo, estoy aquí - dijo colocando sus manitas en mi cara, preocupado.
- Lo se cariño - dije sonriéndole mientras le besaba sus deditos.
- ¿Sabes lo que Rick me dijo cuándo le conté mis pesadillas?
- Que cariño.
- Que pensara que él estaba cerca de mí. Y que iba a cuidarme. Ahora ya no me asusto, el viene a rescatarme.
- ¿Como tú cuidas de mí? - pregunté sonriendo ante lo que me estaba contado.
- Claro mami… yo cuido de ti.
- Bien, pues vamos a dormir - dije besándolo y tumbándome a su lado.
Estaba nerviosa aun por la pesadilla, pero el amor de mi niño y el que Rick le demostró a él, me relajaba y me hacía sonreír… porque sabía que estuviera donde estuviera, estaría pensado en nosotros, como nosotros, lo hacíamos en él.

CONTINUARÁ…

Bueno que tengáis un gran fin de semana, aquí pasado por agua.
Espero como siempre vuestras impresiones sobre la historia que siempre me hacen sonreír.
Gracias a todos y nos vemos el lunes

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Sáb Oct 17, 2015 12:34 am

10.17.2015 06:32:23

Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Que lannie y los chicos lleguen rapido y puedan rescatar a rick y que lo que kate soño siga siendo eso una pesadilla...continua pronto.... Clap Clap Clap Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb quedan solo 6... Heart Heart Heart Smile Smile

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 27

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 18, 2015 8:37 pm

Buenos días, os dejo con el nuevo capítulo de la historia. Espero que os guste y mil gracias a todos por vuestros comentarios.
Tengo que informaros de que estoy Very Happy porque ya se ha publicado el primer capítulo traducido al inglés de Te aprendí a amar. Os dejo el nombre de la historia y de la traductora por si alguien quiere leerlo (I Learned to Love You by Tamyalways, ebfiddler)
Y antes de nada quería volver a agradecer a mi compañera por su gran trabajo y por seguir conmigo en el siguiente proyecto que ya estamos preparando.
Sin más os dejo con el primer capítulo de la semana.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 27

POV RICK

Cuando desperté de nuevo note que me habían cambiado de posición. Estaba tumbado sobre una mesa metálica, estaba muy fría, lo notaba a través de mi espalda, que ahora estaba desnuda, la camiseta que llevaba, desapareció durante mi inconciencia. No podía verme, porque seguía sujeto por brazos y piernas.
A pesar del frescor que tenía en la espalda, hacía calor, o esa era mi sensación, imagine que debido al foco o quizá a la inflamación de los golpes recibidos. De todos modos, seguía sin ver, entre la sangre que pegaba mis pestañas y la luz dirigida a mis ojos era prácticamente imposible distinguir nada.
Escuche voces que llegaban de fuera, se acercaban, hasta que la puerta se abrió y entro alguien, por mucho que me esforcé en vislumbrar algo, fue imposible, la maldita luz me cegaba.
Sus pasos se acercaron y note el sonido de, al menos, dos personas. Cerré los ojos para que pensaran que seguía inconsciente, pero no funciono. Porque escuche como me hablaban.
- Hola Rodgers - dijo una voz que conocida, que me provoco cerrar los puños con rabia
- Sorenson… - masculle con rabia.
- Ya veo que mientras te gastabas mi dinero, te tirabas también a mi mujer - dijo con voz profunda y cargada de ira - espero que lo hayas disfrutado, porque es lo último que vas a hacer en tu vida.
- ¿Quieres decir que me das permiso para matarlo? – pregunto la voz de Coonan.
- Sacadle todo lo que sepa y después matadlo… pero quiero que sufra - dijo hablando con su subalterno
- Eres un cerdo, pero el saber que vas a pagar por todo lo que le hiciste a Kate, hace que esto sea un camino de rosas… porque más pronto o más tarde pagaras por tus golpes – le dije enojado. A cambio, solo conseguí recibir otro golpe en mí magullada mandíbula haciéndome callar repentinamente.
- ¿En serio? ¿Y quién hará eso? ¿Crees que puedes hacerlo tu…? no estás en condiciones para amenazar a nadie Rodgers - respondió irónico y salió de la estancia, dejándome con su matón.
La rabia me recorría todo el cuerpo, ella era la que me mantenía consciente en ese duro trago por el que estaba pasando. Quería matarlo con mis propias manos, quería hacerle sufrir por todo lo que le había hecho a Kate y por añadidura, también a Luck.
- Lo siento amigo, a mi particularmente, me caes bien, pero ya has oído, tengo que sacarte todo lo que sepas – dijo arremangándose.
Venia otra sesión de golpes, no sabía si quería o no aguantar, pero, igual era mejor que aguantara todo lo posible mientras estuvieran conmigo no les harían nada a ellos, no les harían nada a Kate y su hijo, a mi enano.
POV LANIE
Estaba nerviosa, pero no tanto como antes de contar con la ayuda de los chicos. Suplicaba que no fuera demasiado tarde. Nos habíamos puesto en contacto con la agente Jordan que nos estaría esperando cuando aterrizara el avión. El operativo estaba ya organizado, preparado y con un plan para rescatar a Rick. No fue fácil ponerla al corriente de la situación y mucho menos poner en marcha la Seguridad Nacional, solo basándose en ni palabra. Yo no fui testigo de los malos tratos, ni de las agresiones de Will a su mujer, solo vi las secuelas de las mismas. Pero sabían que los chicos no iban a inventarse nada y una persona inocente estaba en peligro. Solo teníamos que llegar y unirnos al dispositivo ya preparado, hasta donde estaba Rick.
Ya quedaba poco, habían sido muchas horas y aun nos quedaban otras tantas, para llegar a Duncan. La presión de lo que podía sucederle a Rick en mi imaginación, suponía que no sería nada, comparada con la realidad, no dejaba de pensar en lo que le estarían haciendo, y eso me destrozaba internamente, de todos modos, desde que fui a buscar a los chicos a la comisaria y les hube contado todo, Javi fue mi sombra, apoyándome en todo momento, dándome ánimos e intentando que hablara lo máximo posible para aliviar la tensión, se estaba portando como un caballero, no conocía esa faceta suya.
Nos avisaron de que el avión estaba a punto de aterrizar y mis nervios aumentaron. En cuanto el avión toco tierra bajamos inmediatamente y a pesar de sentir el cansancio en mi cuerpo que me pesaba, me mantenía alerta.
- Hola chicos - dijo Jordán acercándose a nosotros nada más salir del avión - no tenemos tiempo que perder os iré contando por el camino. Tengo un operativo ya allí y nosotros ahora mismo nos pondremos en camino.
Nos subimos en un helicóptero que nos esperaba. Eso acortaría el tiempo de trayecto, desde luego, el efectivo me sorprendió hasta a mí.
- A ver, están todos en sus posiciones, se están grabando conversaciones con permiso de mis superiores, debido al cargo del Sr. Sorenson necesitamos pruebas para entrar en acción.
- ¿Sabe pero si Rick… sigue vivo? ¿Saben eso por lo menos? – pregunte ansiosa.
- Creemos que si lo está. No creo que lo maten hasta que Sorenson dé el visto bueno y de momento, no tenemos constancia ni de su llegada. Estará al caer…- No pude soportar más la presión y empecé a llorar de forma desconsolada, yo estaba muy bien con mis “fiambres” en el despacho de anatomía forense del precinto 12. ¿Para que me metía en esos líos tan absurdos, sabiendo perfectamente que, por eso me dedique a esa rama de la medicina? porque ya no podía inmiscuirme en la vida de nadie. Que no había sufrimiento, que era aburrido, pero era una forma de no correr riesgos, ni peligros… y ahí estaba. Solo le preste la granja a Kate y ahora estaba subida a un helicóptero de Seguridad Nacional y suponía que tendría que ver el arresto de un alto cargo de la policía, delante de mí, y al que iban a encerrar con mi testimonio. Eso no era para mí…
- Tranquila Lanie – dijo Javi abrazándome.
- A ver… tengo entendido por lo que dijo Ryan, que lo que pretendéis es atrapar a Sorenson a cualquier precio. Y créeme, yo soy la primera que quiero que se pudra en la cárcel, pero no a cualquier costa. No quiero que a Rick le pase nada.
- Lanie… - dijo Javi intentando relajarme al ver que seguía llorando desconsoladamente.
- Lanie – me dijo Jordán agarrando mi mano - dame una hora, si todavía sigue vivo, dentro de una hora aún lo estará. En una hora estaremos allí y ya habremos actuado. Podemos salvarlo y atrapar a todos… solo una hora. Seguro que ese tipo es fuerte.
Una hora, para nosotros era fácil decirlo pero ¿y Rick? Para él cuanto sería una hora… para él sería un auténtico infierno, no podría vivir sabiendo que quizá por mi culpa, Rick no lo podría contar, quizá si hubiese ido antes en busca de los chicos.
- Lanie… - dijo Javi intentando relajarme y le sonreí agradeciéndole ese gesto, pero ahora mismo estaba sintiéndome mal por Rick, sintiéndome mal por no poder hacer nada y nadie podía quitarme eso de la cabeza.
En menos de una hora, como dijo la agente Jordán, el helicóptero descendió sobre un claro cerca de la casa de mi tía, bajamos y el helicóptero paró.
- ¿Por qué hemos parado aquí? - pregunté sin entender nada, la cabaña donde estaba Rick se encontraba al otro lado del pueblo a unos cinco kilómetros de donde nos encontrábamos.
- No deben oírnos… A partir de aquí iremos en ese coche – dijo señalando un todo terreno oscuro - y lo dejaremos por lo menos a un kilómetro de la casa, no podemos hacer el menor ruido y permitir que esos tipos se larguen. Acaban de llamarme y por lo que han dicho, tienen visita. Tengo que confirmarlo, pero creo que tenemos a Sorenson en la casa y esperamos que diga algo relevante, después actuaremos.
Tanto Ryan como Javi, se les veía en su salsa. Ambos habían estado en otros puestos de la policía y tenían más rodaje que yo, que solo vivía para mis “fiambres”. Javi en las fuerzas especiales de ataque y Ryan en logística. Aquel mundo era totalmente nuevo y a pesar de la emoción y el helicóptero que me había gustado mucho probar, eso no estaba hecho para mí.
Emprendimos viaje hasta allí en silencio, si no llega a ser porque sentía mi respiración, hubiera imaginado que estaba rodeada de muertos, no se oía nada, esa gente era muy buena en su trabajo y cuando llegamos nos colocamos junto a un grupo de gente que portaba un aparatos muy extraños provistos de altas antenas. Todos llevaban trajes de camuflaje y tenían todo preparado para un ataque. Yo me quedaría de momento en el coche, Javi estaría conmigo y Jordán y Ryan entrarían después de los especialistas por si había disparos.
- Los chicos que están más cerca de la casa, confirman la presencia de tres personas, ahora mismo dentro de la casa y otros cuatro fuera – dijo mientras nos mostraba fotos en una pantalla de una Tablet - Las fotos se han tomado con un dispositivo térmico y gracias a él, imaginamos que Rick está vivo – dijo mostrándonos una imagen en otra habitación - Creemos que es este de aquí - dijo señalando a una figura.
Estuve atenta escuchando sus explicaciones y lo que dijo hizo que pudiera al fin soltar todo el aire que había estado reteniendo y permitirme una pequeña sonrisa… al menos todavía estaba vivo. Me dije para mis adentros, el pobre debía estar pasando el peor momento de su vida, pero seguía vivo… todo lo sucedido valdría la pena si finalmente conseguía que Rick pudiera contarlo. Aunque no sabía si podría encontrar después a mi amiga si conseguían grabar algo que inmiscuyera a Will de todo ese lio. La cosa estaba muy complicada… pero ahora confiaba un poco más, por lo menos no tendría que decirle a Kate que Rick había muerto, por lo menos cuando fueron tomadas esas fotos…
- ¿Los otros dos? - preguntó Jordán al oficial que nos había hecho de chofer y que por lo visto era quien dirigía la operación de asalto a la cabaña.
- Creemos que uno, es Sorenson, lo hemos visto entrar - dijo a la vez que colocaba la imagen de Will en la pantalla justo en la misma puerta de la cabaña tomada minutos antes - él otro seguramente es Coonan.
- Bien. ¿Los micros?
- No llega la señal como nos gustaría. Para poder pillarle hablando de algo sucio, necesitamos estar más cerca y por ahora es demasiado peligroso. No se preocupe agente Jordán, lo conseguiremos.
- Pero… no podemos esperar más, yo entrare y lo hare, diré que estaba con Rick en busca de Kate. No sospecharan - dije de repente casi sin darme cuenta de lo que estaba haciendo.
- No… lo hare yo - dijo Javi más seguro intentando alejarme de aquello.
- Javi… te matara – le dije sin darme cuenta que él estaba preparado para eso, no yo.
- Y a ti. Es más creíble que vaya yo, puedo decir que le he seguido hasta aquí porque pensaba que me traería a donde estaba Kate.
- Javi… - intente hablar para convencerlo, pero estaba claro. Allí si sobraba alguien, era yo.
- Lanie no te ofendas… pero prefiero allí dentro a Javi, que a ti. Me sentiré más segura - dijo Jordán sin dejarme discutir.
Empezaron enseguida a ponerle a Espo el micro para que pudiera acercarse hasta la casa… pero si descubrían que llevaba el micro, los matarían a los dos antes de que nos diéramos cuenta.
- Tranquila Lanie, apenas se nota - dijo Ryan intentándome calmarme. Pero yo había sido la culpable de meterle en esa situación, sentía que era mi responsabilidad y si le pasaba algo…
- Bueno este es el plan - dijo Jordán reuniéndonos a todos - tienes que dejarte coger para que puedas estar en el interior de la casa. Si algo va mal entraremos enseguida. Pero necesitamos que hable para que haya pruebas, luego que te amenace o diga de su propia voz que fue el quien monto toda esta parafernalia. Aunque si consigues que diga, que él es el culpable, entonces ya te pongo una medalla. Si no confiesa o manda matar a Rick o a ti, prepárate porque vamos a entrar y entonces no tendremos nada para acusarlo. Tenemos que pillarle y bien pillado, ya me comprendes.
-Déjamelo a mí, he aprendido de la mejor y por ella lo pienso hacer - dijo Javi seguro y deposito un beso sobre mis labios antes de irse hacia esa cabaña… y yo solo podía rezar una y otra vez para que a nadie le pasara nada, estaba pensando en el bienestar de todos y ni me había dado cuenta que ese hombre me acababa de besar.
Se acercó despacio, disimulando muy bien y de repente vi como alguien aparecía por detrás colocándole una pistola en la cabeza. Lo llevo despacio y con sumo cuidado fue acercándolo hasta la puerta, donde le introdujo en el interior. A partir de ahí ya no le veíamos, el corazón me iba a mil por hora y jamás pensé ser capaz de sentir tanto miedo.
- Está dentro. Ahora atentos a todo lo que pueda pasar. En cuanto tengamos la confesión, todos adentro - dijo Jordán, hablando a sus hombres por el micrófono que llevaba junto a los auriculares.
Llego el momento, todo estaba a punto de resolverse y que mi amiga, junto a su hijo, pudieran volver a su ciudad, que todo acabara y que finalmente la pobre pudiera tener un poco de paz en su vida.
Ella siempre ayudo a todos los que pudo con su trabajo, defendiendo a los inocentes, lo menos que se merecía era, finalmente, poder vivir en paz y que se hiciera justicia con el maltratador de su ex marido. Que pudiera emprender una nueva vida junto a ese hombre que encontró, casi por casualidad… Ojala todo saliera bien…

CONTINUARÁ…

Muchas gracias a todos por leer hasta aquí, seguimos el miércoles con un nuevo capítulo.
No dejen de comentar

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Oct 19, 2015 1:20 am

07:19:40 10.19.2015

Wow wow wow wow que el operativo funcione y que no le pase nada malo a javi...y que puedan rescatar con vida a rick...sigue muy pronto solo quedan 5

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Oct 19, 2015 2:34 am

Sigeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 28

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 20, 2015 8:07 pm

Buenos días a todos, os quiero dar las gracias por el aluvión de comentarios y espero que esto siga así, ya hemos superado con creces los 200 comentarios. Mil gracias a todos por hacerlo posible no pensé que pudiéramos llegar a conseguirlo.
Dar las gracias como siempre a mi compañera Ladydkl por su trabajo en la historia y por permitirme disfrutar un poco más de ella para mi próxima historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 28

POV RICK

Sentía que mi vida se estaba acabando, con cada golpe pensaba que exhalaba mi último aliento. Coonan se acercó después de colocar un cubo de agua y un trapo cerca de donde me encontraba. Will aun seguía ahí parecía que quería verme sufrir antes de desaparecer.
- Te lo pregunto una vez más ¿Dónde están? – dijo empezando a perder los nervios al comprobar que seguía sin soltar prenda. Lo que no sabían ellos, es que aunque quisiera, no podía decir nada, porque no lo sabía.
El silencio fue toda mi respuesta. Pero su siguiente movimiento no me lo esperaba, al conseguir levantar un poco la cabeza, vi como pillaba un trapo que estaba dentro del cubo de agua y lo colocaba tapándome el rostro. Conocía esa forma de tortura, pero no la experimente nunca. Sentí como me asfixiaba, me quedaba sin aire al pegarse el trapo contra mis fosas nasales y la boca, impidiendo que entrara el aire, mis pulmones luchaban por conseguir algo de oxígeno, pero no conseguía nada. En un momento dado, paró y escuche voces a lo lejos, estaba completamente descolocado porque no entendía lo que sucedía. Eso añadido a no poder respirar, era una sensación desesperante. ¿Una voz diferente? Creí escuchar alguien que no había visto aun, pero no sabía de quien se trataba. De pronto, en uno de mis intentos por respirar, note como aire entraba en mí y eso me relajo y volví a inhalar para ver si había suerte y podía respirar a fondo antes de que volviera a pegarme o colocar el trapo en la cara.
Pero la dichosa lámpara me deslumbraba y no pude ver lo que sucedía. Eso me asusto, porque no sabía a lo que me enfrentaría en los próximos minutos.
Cuando mire hacia la entrada, los matones de Coonan estaban apuntando a uno de los compañeros de Kate… no sabía qué hacía aquí, pero quizá fuera bueno para mí, alguien con quien compartir los golpes.
- Lo he encontré fuera, intentando entrar.
- Mierda - dijo Will.
- ¿Quién es? - pregunto Coonan.
- Es un policía – dijo Will dirigiéndose a el - ¿Qué haces tú aquí?
- Seguirte – dijo sin inmutarse - Sabía que estabas metido en algo -dijo envalentándose, lo que provoco a Sorenson que le golpeo con todas sus fuerzas y cayó doblándose por el dolor.
- ¿Qué quieres que hagamos con él? – pregunto Coonan.
- Matadlo, igual que a este – dijo tirándome el trapo a la cara – Y hay que largarse de aquí, no me fío de que este haya venido solo - dijo Will poniéndose nervioso.
Coonan sacó un arma y la coloco sobre mi sien. Note el frío metal sobre mi piel, sabía que iba a morir, que había llegado el final, que todo se habría acabado finalmente y solo podía pensar en ellos… en la sonrisa de ambos dirigidas a mí y sonreí, a pesar de la situación en la que me encontraba, y lo hice porque ellos estaban a salvo y estaba feliz de haberlo conocido y disfrutado aunque fuera de una forma efímera…
- Me hubiera gustado que fuera de otra manera – dijo Coonan, con la risa maléfica, eso parecía una película mala, pero mantuve mis ojos cerrados, apretados, con la imagen de ellos dos en mi imaginación.
En ese momento, escuche un fuerte golpe, y supuse que todo se había acabado, estúpido de mi… pero no sentía nada, no notaba ningún dolor o por lo menos, no más del que ya sentía. Aun notaba el frío del metal, la luz deslumbrante cuando intente abrir los ojos, pero veía la fuerte luz aun directa en mis ojos y ruido, estaba escuchando una algarabía impresionante... Abrí sorprendido los ojos y me encontré con un montón de hombres uniformados con grandes armas y chalecos antibalas, había desaparecido la luz sobre mi vista. Al instante detuvieron y esposaron a Coonan y Will, después vinieron a soltarme rápidamente.
Me levantarme, pero todo me dolía así que con algo de ayuda lo conseguí, me dirigí hacia Will, y con toda la rabia acumulada desde que le conocí… desde que tuve conocimiento de todo lo que hizo sufrir a Kate y Luck, me lleno de fuerza, la suficiente para colocarme frente a él y sin previo aviso le golpee con la poca fuerza que aun tenia, le di en la cara y le partí el labio.
- No merece la pena, créeme - dijo Espo - va a pagarlo todo, una cosa tras otra… no te preocupes y le saldrá caro - dijo tirando de mí , pero justo antes de salir se giró y le golpeó él, el doble de fuerte haciéndole caer en el suelo de dolor, luego volvió a agarrarme me sacó de aquel lugar.
Cruce la puerta y a lo lejos, vi que alguien se dirigía hacia nosotros corriendo, unos brazos cubrieron el cuello de Espo. Era Lanie, que estaba más feliz que nunca. Cuando acabo con el hispano, se abrazó a mí con todas sus fuerzas haciéndome gemir de dolor por las secuelas de la paliza recibida. Me encogí ante su tacto haciendo que se separara rápidamente.
- Lo siento - se disculpó.
- Tranquila, no pasa nada - dije intentando bromear – me golpee con el canto de una mesa.
- Ven, veré si necesitas algo más que unos calmantes - dijo llevándome hacia una ambulancia que estaba esperándome…
Allí, entre Lanie y los enfermeros, se pusieran manos a la obra con mis heridas, pero mis nervios e impaciencia, no me dejaban quedarme quieto, no ayudaba mucho a que los paramédicos hicieran su trabajo… necesitaba saber de ella.
- ¡Rick! para quieto - dijo Lanie empujándome.
- Lo siento – respondí, avergonzándome de mi mismo - ¿no sabes nada de Kate…?
- Los deje en el aeropuerto esperando su avión. No sé dónde están y no he sabido nada de ellos, ese era el plan – me comento. Y tenía razón, ese era el plan.
- Si lo sé… pero ahora necesito saber de ella - dije bajando la cabeza.
- Lo sé Rick… y se pondrá en contacto contigo, lo sé. Además ya termino todo, podrá volver a casa y será libre gracias a ti.
- Yo no he hecho nada Lanie… - y era cierto, yo no me sentía merecedor de ningún mérito. Todo era de Kate por aguantar y soportar, a aquel tipo que casi la mato.
- Si lo has hecho. Ahora, quédate quieto para que pueda ponerte unos puntos.
Finalmente me quede allí callado y quieto pensando en ellos, en lo importante que eran para mí, ya lo sabía, pero ahora… sabía que eran lo más importante para mí en la vida. Pensar que estuve a punto de morir y no tuve miedo, porque ellos estaban a salvo, me demostró lo importantes que eran para mí.
- Tienes el labio y la ceja partida, además, seguramente tendrás algunas costillas rotas, debo llevarte al hospital para poder verlo mejor y actuar en consecuencia.
- Espera - dijo una mujer parando la puerta. Vestía con un traje y una camisa y tenía aire de ser alguien importante e inteligente... a mí no me sonaba de nada, era la primera vez que la veía -¡Hola! soy la agente Jordán, señor Rodgers. Estoy a cargo de esta investigación, necesito que se mantenga localizable para poder hablar con usted y tomarle declaración.
- Si, por supuesto. Lo que sea para que ese… - dije con odio - acabe en la cárcel por el resto de su vida.
- Lo hará, no solo se lo aseguro, se lo prometo.
- ¿Cómo… como dieron conmigo? – pregunte intrigado.
- Lanie… ella tuvo un presentimiento, que acabo en esto. Así que si tiene que darle las gracias a alguien… es a ella – dijo señalándola.
- Gracias - dije mirándola emocionado… eso me demostraba que después de todo lo sucedido, ella estaba de mi parte.
- Todos queremos demasiado a Kate… ha sido por ella, me hubiera matado si te llega a pasar algo.
- ¡Ah! Vale… muchas gracias - dije haciéndolas reír – todo un detalle por vuestra parte.
- Venga… largaos ya – dijo dando una palmada en el lateral de la ambulancia – estaremos en contacto Rodgers.
- Rick… es lo menos después de salvarme la vida – le dije justo antes de que la puerta de la ambulancia se cerrara y me llevaran al hospital.

POV KATE
Estaba cansada de estar encerrada en la habitación de este hotel y el pobre de Luck se subía por las paredes así que decidí al menos salir a cenar por aquí cerca del hotel. Me coloque una gorra para taparme todo lo que podía y Luck le coloque otra tapándole su pelo rubio aunque le caía algún mechón rebelde que se le salía de la gorra recordándome que quizás ya le hacía falta un buen corte de pelo.
Salimos con nuestras manos apretadas y miraba de forma desconfiada en todas direcciones, esa sensación de sentirme vigilada, perseguida, se acabaría en algún momento pensé, intentando ser positiva.
Apreté a Luck y caminamos hasta un pequeño restaurante que estaba cerca. Nos sentamos en una mesa algo escondida para impedir ser vistos. Tenía miedo, era algo implícito en mí desde que empezó todo esto, la huida, la separación de toda mi vida en Nueva York, de mi trabajo, de mi gente…
- Mami tengo calor ¿puedo quitarme ya la gorra? - dijo el pobre. Me daba tanta pena, él no se merecía estar viviendo todo aquello por mi culpa, así que le quite la gorra y le revolví el pelo que tenía mojado, lo peine un poco con mis dedos y le di un beso en la frente.
Estaba intentando que para él, esto, fuera lo más normal posible, que no trastocara mucho su vida, pero… era imposible. Un niño debe tener un hogar estable, unos padres que le quieran y le consientan, no tener pesadillas por temor a que su padre pegue a su madre. Debe ir al colegio, jugar al futbol o al béisbol y hacer fiestas de cumpleaños con sus amiguitos o con sus primitos… por eso quería volver a Duncan… allí, por lo menos, durante un pequeño espacio de tiempo, nos habíamos sentido como en casa, no quería que el niño tuviera que cambiar mucho más. Quería darle a Luck la vida más tranquila y normal posible y para ello necesitábamos tener una casa donde lo sintiéramos como nuestro hogar… y para sentirnos así, le necesitábamos a él… y le había alejado sin ningún motivo… lo necesitaba, lo necesitábamos y yo lo había alejado… lo hizo por cumplir con su trabajo y al final nos puso a nosotros por delante de él y su vida.
- Mami… mami, mira, mira… papa sale en la tele - dijo Luck sacándome de mis pensamientos. Cuando miré hacia la pantalla que estaba colgada en la pared, no podía creer lo que estaba viendo.

CONTINUARÁ…

Gracias a todos por leer y nos vemos el viernes con un nuevo capítulo.
No olviden dejar su comentario.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por alba_caskett el Mar Oct 20, 2015 9:55 pm

El reencuentro esta cerca

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Miér Oct 21, 2015 1:15 am

07:13:47 10.21.2015

Todo el esfuerzo de rick, por salvar a kate y luck, valdra la pena si sale corriendo en busca de el, que gran capitulo el de hoy, no puedo creerlo ya con esto se acerca mas pronto el final Crying or Very sad Crying or Very sad Crying Baby Crying Baby Crying Baby de este maravilloso fic, pero todo lo bueno tiene su final asi que continua pronto que muero por saber que ocurre... Clap Clap Clap Heart Heart Heart Thumb Thumb Thumb Thumb Hi! Hi! Hi!

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 29

Mensaje por tamyalways el Jue Oct 22, 2015 8:44 pm

Buenos días, os dejo un nuevo capítulo. Espero que os siga gustando aunque por vuestros comentarios ya me hago una idea. Mil gracias a todos y a seguir disfrutando. Solo quedan 3 capítulos más.
Gracias a mi compi por acompañarme durante todo este trayecto he aprendido mucho de ella.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 29

POV KATE
No podía creerme lo que estaba viendo, no sabía porque Will salía en televisión, pero quería saberlo, por lo que fui enseguida hasta la barra del bar donde me encontraba y llame la atención de una chica joven que allí se hallaba esperando para atender al público.
- Perdone… ¿podría, por favor, subir el volumen?
- Por supuesto - respondió amablemente.
“Por lo que hemos sabido el subdirector ejecutivo del F.B.I., William Sorenson, se ha visto envuelto en una investigación del organismo en el cual trabajaba.
No tenemos aún mucha información al respecto, solo podemos adelantarles que ha sido detenido junto un otro grupo de hombres, en Duncan, un pueblo de Arizona.
Todos los habitantes de este tranquilo lugar, se vieron sorprendidos durante la noche por la repentina llegada de fuerzas especiales del grupo de investigación, encabezado por un helicóptero y algunas patrullas en sus coches camuflados.
De momento, desconocemos la causa de esta detención, que se llevó a cabo como dijimos, esta madrugada y de la cual el F.B.I., afortunadamente, no causo bajas, pero si heridos, uno, que en estos momentos está siendo atendido en el hospital del distrito.
El Sr. Sorenson, fue portada en nuestros noticiarios, hace algunos días, por la reciente desaparición de su mujer e hijo, que siguen sin aparecer. Por lo que dicha detención puede tener relación con el tema.
Esperamos poder comunicarles más noticias en breve, y si esto sucede interrumpiremos nuestra programación.”
No podía creerlo, Will había sido detenido por el FBI. Sabía que había sido investigado por asuntos internos por algunos casos, pero de ahí a que lo siguieran y lo detuvieran… eso me sorprendió. Además, dijo el presentador que podía tener que ver mi desaparición… ¿habría hablado Lanie de más? ¿Rick consiguió convencer al F.B.I.? Solamente ellos dos podían haber contado algo sobre mí.
Lo que más me ha sorprendido, fue el lugar, Duncan…Will cayó en nuestra trampa, fue al lugar donde estábamos nosotros, ¿pero quién podía ser esa victima? ¿Algún policía?
Debía hablar con alguien… Lanie, solo ella sabía que yo estaba viva, era la única que conocía lo sucedido. Debería estar saltando de alegría, pero debía ser cuidadosa, no sabía lo sucedido y seguía siendo una persona huida, junto a mi hijo. Pero además de una intriga enorme, también me asolaba aun ese presentimiento… Rick se ofreció como cebo… ¿y si era el la persona herida?
Agarré a Luck de la mano y tiré de él. Necesitaba hacer una llamada, necesitaba quitarme esa duda y solo había una persona que podía darme algo de tranquilidad puesto que no tenía manera de contactar con Rick… y menos si era él el que… no, prefería no pensarlo.
- Mami… ¿qué hace papi en la tele?
- Cariño… creo que por fin, papi no nos hará más daño.
- ¿Nunca? – pregunto intrigado caminando decidido a mi lado.
- Nunca, mi amor… - dije parándome, le levante en brazos y después de abrazarlo y darle un par de besos sonoros, seguí contándole mis planes - tenemos que llamar a la tía Lanie.
Llegamos enseguida al hotel y mientras Luck se entretenía viendo la tele en la habitación. Marque el número de la casa de Lanie con el teléfono de la habitación, pero nadie me respondió. Entonces decidí llamarla al móvil y lo tenía apagado. Empezaba a preocuparme y no sabía muy bien donde hallar respuesta a todas las preguntas que en esos momentos se arremolinaban en mi mente.
En la tele habían dicho que seguirían informando… le quite el mando a Luck y después de su queja, cambie el canal, mientras me sentaba a su lado en la cama. Nada más poner el canal que tenían en el bar, vi las imágenes repetidas de lo visto anteriormente y subí el volumen.
“Estamos en el lugar de los hechos. Una pequeña cabaña abandonada a las afueras del pueblo de Duncan, en Arizona. El lugar en cuestión, está repleto de policías y agentes del FBI que recogen todo tipo de pruebas y nos impiden el paso.
Por lo que hemos podido saber, la víctima, a la que aún no podemos identificar, fue secuestrada y trasportada hasta este lugar, donde fue torturado. Momentáneamente, desconocemos en que se centra la investigación, aunque hemos podido saber que, el director ejecutivo del organismo, será acusado por algunos cargos graves, como podrían ser secuestro y agresión.
Aun no sabemos con certeza si lo sucedido tiene o no que ver con la desaparición de su esposa e hijo que tuvo lugar hace unos dos meses. Pero si tenemos constancia de que la persona hospitalizada no es ninguno de los agentes que se desplazaron a este lugar para llevar a cabo la detención.”

Todavía no se sabía nada sobre la identidad de esa víctima y mi corazón me decía que era Rick. Sin poder ponerme en contacto con Lanie, mi círculo de confianza se reducía a él y si eran ciertas mis suposiciones, estaba en el hospital del condado. No me quedaba más remedio que ir allí.
El pobre de mi hijo ya no se dedicaba a cuestionarme, por lo que cuando le dije que nos íbamos, no pregunto, simplemente me siguió. Recogí algunas cosas que había sacado del equipaje, pague el hotel y alquile un coche. En tres horas, quizás cuatro podía estar allí y salir de dudas.
Will estaba detenido, ya no tenia de que temer… con él fuera de juego, me movería con cierta soltura y no tendría ningún problema para enterarme de lo sucedido. Conducía con cuidado, porque la noche se nos había echado encima, pero no podía esperar a que se hiciera de día. En el asiento de atrás iba Luck completamente dormido con una sonrisa en la cara, mi pobre hijo se estaba empezando a acostumbrar a cualquier cosa desde que emprendimos viaje. Y no sabía si eso era una buena o mala noticia…
El pobre estaba cansado y no sabía apenas nada de todo lo que estaba pasando pero aun así, se había relajado cuando le confirme que su padre ya no podía hacernos daño. Ahora sí que podría vivir de nuevo, y sin necesidad de empezar una nueva vida, podía volver a casa, eso sí, Rick estaría en ella, porque lo tenía muy claro mi corazón, solo esperaba que aquella decisión que tome, fuera recíproca y el siguiera con ganas de estar en nuestras vidas.

POV LANIE
Desde que llegamos al hospital después de coser algunos cortes sin importancia y desinfectar sus heridas, le estuvieron haciendo unas placas para descartar roturas o hemorragias internas.
Una vez allí, tuve que dejarlo en las manos del servicio de urgencias, porque a pesar de identificarme como médico, no me permitieron la entrada. Por lo que me hallaba sentada en la sala de espera y bastante nerviosa.
Los chicos habían acompañado a Jordán de vuelta a la cabaña de mi tía, mientras yo, a falta de Kate, intentaría cuidarle. A pesar de todo, le tenía cariño a este canalla, pensé sonriendo. En esos momentos esperaba su vuelta después de que le hicieran unas últimas radiografías. Cuando se abrió la puerta de la habitación que nos fue adjudicada.
- ¿Cómo se encuentra? – pregunte al enfermero que portaba la camilla.
- Bien, pero tendrá que pasar por quirófano – me comento.
- ¿Por? – pregunte intrigada, aunque sabía que no me daría mucha información, solo los médicos podían hacerlo.
- Disculpa, estoy aquí. Pueden contármelo a mí - dijo Rick enojado por la falta de atención que le prestaba a él, parecía un niño pequeño, como todo hombre enfermo. Sería mejor ponerlo a raya para que no nos diera problemas.
- Cállate anda – le dije riéndome.
- Tenemos que vigilar esas costillas rotas. Tiene unas astillas muy cercanas al pulmón y no queremos que nos den un susto. El medico quiere quitarlas.
- Pero yo… - dijo intentando levantarse, cosa que impedí, si se movía seria peor.
- Ni peros, ni nada, que hagan lo que tengan que hacer.
- A ver… ¿Eres mi madre o algo? – pregunto indignado.
- Soy algo, así que tu calladito.
El enfermero salió de la habitación riendo ante mi toma del mando y yo me quede con Rick, a partir de ese momento estaba al mando yo y me encargaría que todo saliera bien. Se le veía nervioso, y a pesar de ser normal, debía relajarse.
- ¿Qué te pasa?
- Nada… - dijo con signos de un supino enfado.
- Rick… - hacia poco que nos conocíamos, pero esa nariz arrugada, dejaba claro su estado de humor.
- Vale, de acuerdo… estoy preocupado por ellos.
- Ellos estarán bien, Will ya no puede hacerles daño – dije sentándome en una butaca junto a su cama.
- Pero…
- ¿Pero qué? - dije sonriendo.
- Los echo de menos… necesito saber cómo están, verlos.
-Y yo Rick. Pero en cuanto vean lo que está pasando, porque está saliendo en todos los canales de televisión, y en todos los noticiarios, vendrán, estoy segura.
- Bueno, podre verla, pero no acercarme… aun me odia – dijo bajando la vista decepcionado.
- Te perdono - le recordé. Esa última conversación antes de irse y ese beso de película fueron su perdón, estaba segura.
- ¿Crees?
- Bueno, piensa que hemos conseguido mucho más de lo que esperábamos, y si todo sale bien, podréis estar juntos los tres.
- Eso espero – me confirmo con un atisbo de sonrisa, haciendo desaparecer el mohín triste que tenía en su rostro.
- Ya verás… todo irá bien, pero tienes que descansar y relajarte, si esas astillas se mueven pueden causarte muchos problemas.
Al cabo de un rato, vinieron para llevarse a Rick al quirófano y yo me quede esperándole. Parecía que por fin, a mi amiga, le sonreía un poco la vida, por fin el mundo le daba un respiro y sería feliz con ese tonto que se acababa de ir, para que lo operaran. Estaba contenta por ella y por supuesto por el pequeño, los quería tanto y los echaba tanto en falta.
Escuche como alguien abría la puerta, imagine que serían los chicos que venían a ver a Rick y cuál fue mi sorpresa cuando a los que vi aparecer fue a Kate y a Luck.
Me levanté y salí corriendo para abrazar a mi amiga. Note su temblor entre mis brazos y me preocupo, por lo que me separe despacio para intentar ver que era lo que le pasaba pero antes de poder hacerlo, el niño estaba abrazándome, así que me agache y deje que Luck me diera un beso.
- ¿Cómo esta…?
- Kate… - me incorpore con el niño en brazos mirando su cara preocupada. Se la veía muy nerviosa y su voz también tenía impreso ese temblor
- ¿Es él verdad? ¿Es Rick el que está aquí…? ¿Qué le han hecho…? – pregunto sin poder contener las lágrimas.
- Kate, tranquila. Sí, es él, pero está bien. Un par de costillas rotas y unos puntos en una ceja, pero va a ponerse bien – le respondí intentando no comentar lo de la operación.
- Necesito verlo.
- Gracias amiga mía, yo estoy bien… a mí no me paso nada - dije riéndome - ahora está en quirófano, pero enseguida podrás verlo.
- ¿Estas bien? – pregunto dándose cuenta de su excesivo celo por Rick.
- Que sí, yo estoy bien y respecto a él, confía en mí, está en buenas manos, además, recibió los mejores primeros auxilios - dije riéndome, para luego explicarle más o menos lo sucedido.
Sin duda lo había perdonado, y me alegraba por ellos, se merecían ser felices juntos, merecían que la vida por fin les sonriera un poco. No empezó como una relación normal, habían tenido problemas pero… el bobo de Rick, consiguió entrar en su corazón herido de mi amiga y gracias a eso, va a traerme de nuevo a mi amiga de vuelta… a mi amiga la que conocí, la que sonreía por todo o por nada… aquella que siempre estaba contenta y que nada le atormentaba. Ahora esa pesadilla había terminado y tenía que empezar a vivir el sueño que le esperaba junto a ese hombre que había roto los muros de su corazón maltratado.

CONTINUARÁ…

Gracias a todos por llegar hasta aquí, os recuerdo que queda muy poquito el miércoles que viene será publicado el último capítulo de la historia.
Estoy ya puesta con otra pero no sé si la empezaré a publicar antes de acabar esta como siempre o esperare un poco más.
Espero como siempre vuestros comentarios. Nos vemos mañana con un nuevo capítulo 

XXOO

Twitter: tamyalways



tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Vie Oct 23, 2015 1:54 am

07:50:32 10.23.2015

Facepalm Facepalm Facepalm Facepalm Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Oh, my God! Crying Baby Crying Baby Crying Baby Oh por dios no puedo creer que ya se acerque el final de esta gran historia...
que bueno que a rick no le paso nada grave, que kate por fin este con el...no me imagino como va a reaccionar rick cuando salga del  quirofano y se encuentre con ella y con luck...merecen un final feliz ...ALWAYS Heart Heart Heart ...espero con ansias el capitulo de mañana...gracias por esta historia..y deseo leer la otra ,porque si es como esta, segurito que sea una historia fascinante y desde ya tienes una fan de tus historias... Thumb Thumb Thumb Thumb Clap Clap Clap Clap

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo30

Mensaje por tamyalways el Vie Oct 23, 2015 11:18 pm

Buenos días, os dejo un nuevo capítulo. Muchas gracias por vuestros comentarios y a seguir disfrutando.
Gracias a ladydkl por estar ahí, por su trabajo y su apoyo.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 30

POV KATE

Mis nervios no me dejaban tener el cuerpo en descanso, paseaba por la habitación, rebuscaba en mi bolso, miraba por la ventana, colocaba las sabanas de la cama… en una palabra, no había forma de estar quieta. Rick seguía en quirófano y aun no le había visto. Luck preguntaba constantemente cuando volvería y yo ya no sabía que decirle. Aunque no ayudaba mucho el que me viera a mi dando tumbos por la habitación.
- Kate, por favor, para ya, me estas sacando de quicio y no solo a mi... – dijo señalando al pequeño que intentaba mirar unos dibujos en la tele de la habitación.
- Lanie… Necesito verlo.
- Ironías del destino… él decía las mimas palabras que tu antes de que llegaras - dijo Lanie haciéndome reír - estaba preocupado por vosotros… y aunque sabía que Will no podía haceros daño, seguía preocupado.
- Fui una estúpida ¿verdad? - dije dejándome caer en una silla.
- Bueno, te conozco, y has pasado por cosas que… - se interrumpió mirando al pequeño, no quería hablar de según qué cosas delante de él – Eso, que te entiendo… es comprensible. Pero sabía que al final, saldría tu vena racional y claudicarías. Eres una mujer fuerte Kate… - dijo agarrándome la mano fuertemente para trasmitirme esa serenidad que solo ella podía darme.
- No sé porque le dije todo eso… yo sabía que no era malo… no podía serlo después de cómo se estuvo portando con Luck y conmigo. Cuidándonos, protegiéndonos, pensando en cómo podría ayudarnos.
- Después de Will, es normal que estés a la defensiva y no te fíes de nadie. Pero no es bueno vivir siempre así Kate, necesitas… relajarte y emprender una vida un poco más pausada y tranquila, fuera de todo este infierno que has vivido… tienes que dejar eso atrás y después intentar olvidar.
- Lo sé… pero es tan fácil decirlo.
- Él te ayudara en eso… bueno, ya ha empezado su tarea… cuando te vi en la granja, riendo a cada instante y jugando con tus chicos, no parecías la misma Kate…
- Gracias a él. Recuerdo cuando llegó… - iba a contarle mi reacción cuando llamo a mi puerta, pero me interrumpió.
- Mira, ahí tu instinto no te falló.
- No… no lo hizo. Pero mis sentimiento cambiaron poco a poco… lo deje de ver como un sospechoso… como una extraño… a verlo como alguien especial y único.
- Ahora podrás volver a Nueva York, empezar de cero
- No sé si es lo que quiero.
- ¿En serio?
- Bueno no digo que no, pero…
- ¿No volverías a tu puesto?
- No lo sé… han pasado muchas cosas y a veces me cuestiono si valgo para ese mundo.
- Vales más que antes. Recuerda por lo que te hiciste policía… ahora podrás ayudar a más gente…
- Puede ser, no lo sé…
- Piénsalo antes de cerrarte puertas.
No me dio tiempo a responderle, escuchamos acercarse una camilla y después vimos cómo se abría la puerta y daba paso a Rick, aun inconsciente. Entre dos auxiliares lo trasladaron a la cama y después de acomodarlo, le colocaron todos los sueros en sus respectivas maquinas. Entonces salimos para poder conversar con los médicos que venían tras él para contarnos como salió la operación.
- Todo ha salido estupendo. Estará dormido un par de horas más, por la anestesia, luego le daremos calmantes y deberá reposar para que sus costillas empiecen a soldarse de nuevo, el resto, solo el tiempo lo curara. Si todo va bien… y está en reposo puede irse en un par de días a casa.
- Genial, eso está bien.
- Si… pero creo que vienen ustedes de Nueva York, y el aun no podrá viajar. Sus costillas no lo soportarían.
- De acuerdo doctor, sin problemas - respondió Lanie, al ver que yo estaba aún afectada por lo que vi, lleno de golpes, heridas… no podía hablar… estaba en shock.
Muy despacio, volví a entrar en la habitación y me acerque a él, con miedo rocé su mano. Poco a poco acaricie su palma con mis dedos. Inspeccione sus muñecas, llenas de heridas por las cuerdas y esposas que debieron ponerle, los ojos, ahora cerrados, estaban hinchados y una de las cejas estaba tapada pues según dijo Lanie, estaba abierta y se la cosieron. Su nariz estaba roja e inflamada y sus labios también presentaban un aspecto lamentable… el pobre había recibido una buena paliza. Y todo por protegerme… ¿Cómo pude dudar de una persona que aguanto todo eso por mi…? las lágrimas caían por mi rostro y temblaba cuando intente trasmitirle mi presencia.
- Cariño, ven… - le dije a Luck que se había acercado a mí al verme llorar, lo subí a mis brazos e intente explicarle - Rick está bien, los médicos ya le arreglaron un hueso que se había roto - dije colocándolo con cuidado encima de la cama, cerca de la cara de Rick - ¿ves? Solo esta dormidito.
- Pero… mama… tiene muchos golpes… ¿Qué le ha pasado? ¿Se cayó?
- Sí, algo así, pero pronto se le irán. Solo necesita descansar.
- Tu cuando me hago un golpe me das un besito para que se cure… ¿puedo hacer lo mismo yo con él? Así se pondrá bien enseguida… a mí se me va el dolor cuando tú lo haces.
- Claro cariño… muy buena idea.
Muy despacio, se acercó a Rick y con delicadeza coloco sus manitas sobre su rostro y dejo un beso en su nariz.
- Mami, no despierta – dijo preocupado.
- Ahora está descansando, pero pronto los médicos lo curaran, y entonces podréis volver a jugar. Pero tiene que estar unos días en reposo, para que no le duela y se pueda recuperar.
- Vale… nosotros cuidaremos de él ¿A que si mami? – dijo convencido de que era lo mejor para que su amigo se curara.
- Por supuesto mi amor, nosotros nos ocuparemos de que se recupere - dije abrazándole contra mí.
Me senté el sillón que había al lado de la cama de Rick con mi pequeño en brazos en brazos. Se acomodó y al poco tiempo estaba dormido, agotado por el largo día y el viaje.
- Hola - dijo Lanie bajito al entrar y verme rodeada de “bellos durmientes”
- Hola.
- Estaba cansado, ¿verdad? – me dijo mientras tocaba el pelo a Luck.
- Sí, ha sido un largo viaje.
- ¿Dónde fuiste para llegar tan pronto?
- En Nuevo México.
- ¿Nuevo México?
- Si.
- Pero ¿y el avión que tenías que coger?
- No tuve valor de cogerlo. Pensé que una vez que Will se diera cuenta de que habíamos huido de allí no volvería, así que…
- ¿Pensabas volver a casa de mi tía? – pregunto Lanie intrigada.
- No… pensaba alquilar la casa donde vivía Rick para terminar el trabajo que él empezó.
- ¡Ah…! Como antes dijiste que no sabías si ibas a volver a Nueva York…
- Ya, bueno… no se… creo que a Luck le viene vivir allí.
- Kate dos cosas. Una, no podéis vivir aislados del mundo. Y segundo, puedes usar la casa de mi tía cuando quieras y venir en vacaciones. ¿Pero para vivir todo el año? No creo que sea buena idea.
- No lo sé… aún no he pensado en nada… en realidad, Nueva York nunca había sido una opción posible.
- Lo sé. Solo quiero que sepas que decidas lo que decidas voy a apoyarte, pero espero que no te vayas tan lejos.
- Sé que estas de mi lado… como siempre - dije sonriéndole.
- Me habéis hecho mucha falta todo este tiempo. Y además tenía miedo de que Will pudiera dar con vosotros por alguna equivocación mía… yo también estaba muerta de miedo.
- Lanie no sé cómo podre agradecerte algún día… eres la mejor amiga… - dije y en ese momento Rick empezó a moverse, estaba a punto de despertar.
- Y como la mejor amiga ahora voy a hacer mi trabajo - dije sonriendo mientras agarraba a Luck entre sus brazos, consiguió que protestara un poco pero no se despertó del todo. Después se lo llevó fuera dejándonos a los dos solos.
Puse mi mano sobre la suya, no quería que se sintiera solo. Sus ojos intentaban abrirse, pero solo uno consiguió abrirse un poco. Con mi otra mano y de forma suave le aparte el flequillo para que no le molestara. Me encantaba verlo tan dormido y relajado, cuando fuera consciente le sería difícil descansar, por el dolor. Sabía lo que era una costilla rota y el mero hecho de respirar le provocaría un dolor insoportable.
Cuando abrió totalmente el ojo que no llevaba tapado, poco a poco fue enfocando y descubriendo todo lo que le rodeaba, finalmente me miro a mi y una sonrisa ilumino su rostro.
- Esto es un sueño del que no quiero despertar - dijo con voz ronca y reí por su ocurrencia.
- No es un sueño - dije de forma tímida ante su mirada de sorpresa… sin duda no creía que estuviera allí, a su lado.
Nos quedamos en silencio, sin decir nada, solo mirándonos como dos auténticos adolescentes con nuestras manos unidas. Poco a poco, me acerque a él y mis labios rozaron los suyos… solo un rocé, pero que nos hizo suspirar a los dos.
- Kate no sé qué haces aquí… no sé cómo has llegado - dijo casi susurrando - pero me alegro tanto de verte… te necesito conmigo… necesitaba saber que estabas bien.
- Lo sé, me lo ha dicho un pajarito, y aquí estoy… - intento moverse y su rostro se arrugo por el dolor que sintió - ¡Cuidado… no te muevas!
- No es nada… estaré bien pronto. Will ya no…
-Lo sé y es gracias a ti.
- En realidad es gracias a Lanie… yo no me encontraba en situación de…
- Tranquilo… siento tanto que tuvieras que pasar por todo por culpa nuestra.
- Me alegro de haberlo pasado y volvería a pasarlo si fuera necesario para que estuvierais a salvo.
- Gracias - dije juntando nuestros labios de nuevo en un pequeño beso lleno de sentimientos.
- ¿Dónde está mi enano? - preguntó intrigado.
- Esta con su tía… quería darnos un poco de espacio.
- Bueno, pero quiero verlo luego - dijo volviéndome a besar – eche en falta a mi campeón.
- Y él a ti… te quiere mucho Rick… bueno… te queremos mucho.
- Yo también a vosotros. Y me alegro de que os dierais cuenta.
- Siento todo lo que te dije Rick
- Es igual Kate, yo te fallé y me lo merecía.
- No podrías haberte portado mejor con nosotros y es más, seguiste haciéndolo.
- Y lo repetiría una y mil veces si fuera preciso, ya te lo he dicho, no hay nada que agradecer, además, con tu presencia ahora, ya me lo estas pagando con creces, te necesito a mi lado Kate, sin ti no me merece la pena vivir… - dijo muy serio mirándome y lo volví besar porque ahora podía y porque no quería dejar de hacerlo el resto de mi vida… no quería volver a separarme de él.

CONTINUARÁ…

Gracias a todos por seguir leyendo ya queda poco 2 capítulos para el final. Espero que os guste hasta el final.
Que tengáis un buen fin de semana y nos vemos el lunes con un nuevo capítulo.
Me quedo esperando vuestros comentarios 
XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Sáb Oct 24, 2015 12:33 am

10.24.2015 06:31:23

Love Love Love Love Love SIIIIIIIII por fin reencuentro...que ternura luck queriendo darle besos a rick para que se recupere y no le duela...no puedo creer solo dos capitulos para el final y toca esperar hasta el lunes sera un fin de semana demasiado largo.... Facepalm Facepalm Facepalm Clap Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 31

Mensaje por tamyalways el Dom Oct 25, 2015 9:36 pm

Buenos días, os dejo con el penúltimo capítulo de la historia. Solo puedo decir gracias a todos los que habéis llegado hasta aquí, gracias por formar parte de la historia y por hacerla vuestra con cada comentario.
Darle las gracias a mi compi por su trabajo y paciencia. Gracias también por participar de la nueva, por darle esos polvos mágicos para hacerla especial.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 31

POV RICK
No podía creerme todo lo que me estaba pasando, estaba agradecido al mundo… a la vida por esta nueva oportunidad. Despertar tras la operación y encontrarme con Kate, fue para mí algo impensable. El saber que de verdad me había perdonado y que podríamos intentar ser felices juntos, para mí era como tener una nueva oportunidad en la vida… Estaba decidido a poner toda la carne en el asador, matarme si era preciso para no desaprovechar esta oportunidad que la vida me había brindado, algo debía cambiar, tenía que demostrarle que lo daría todo por ella y ese pequeñajo que me tenía robado el corazón.
Todos estos pensamientos, se archivaron en mi mente, pero pasaron a un segundo plano, cuando escuche unos pasitos que se acercaban rápido por el pasillo y en cuanto vi esa carita llena de alegría, una sonrisa se dibujó en mi cara.
- Rick - gritó acercándose a mí y subiéndose como pudo a la cama para abrazarme. Una punzada de dolor en el costado, donde llevaba los puntos, me hizo quejarme, pero me daba igual.
- Luck cuidado… puedes hacerle daño - dijo Kate, bajándolo de la cama y depositándolo en el suelo, a pesar de sus quejas.
- Déjalo… - le dije a Kate arrugando el entrecejo.
- ¿Te hice daño?, lo siento Rick, pero es que te echaba de menos – dijo mirándome triste.
- Y yo a vosotros – les dije mirándolos a los dos con una sonrisa.
- ¿Sabes? Me daba miedo viajar en avión… y tú no estabas ahí. Menos mal que al final no lo cogimos – dijo Luck mirándome muy serio.
- ¿Que no lo cogisteis? - pregunté sorprendido, aunque si habían llegado tan pronto estaba claro que no estaban muy lejos de aquí.
- No… mami quería volver a casa… a nuestra casa Rick.
- ¿A la cabaña?
- Si… - dijo Kate entre avergonzada y triste - pensé que allí Will no volvería.
- Chica lista - dije sonriendo - aunque creo que allí no hubiera buscado ni yo.
- ¿Mi papi te hizo esto? – pregunto mirando la cara repleta de golpes que lucía desde que estuve en la cabaña con Coonan.
- Luck… - dije, le miraba, pero no sabía que responder. No me apetecía desmitificarle a su padre, bueno o malo, pero era suyo y como todo el mundo, a nadie le gusta que le critiquen lo suyo.
- Mi papi es malo no quiero que sea más mi papi… quiero que tú seas mi papi Rick - dijo nervioso y serio. Kate y yo nos miramos serios, sin saber muy bien que responderle a eso, por lo que, la callada y huida era la mejor salida.
- Luck cariño, porque no vamos a tomarnos un helado – le dijo Kate intentando cambiar el tema.
- No, quiero quedarme con Rick.
Estuvimos un buen rato, mientras Kate descansaba un poco tumbada en el sillón, hablando, me contaba cosas de cuando iba al cole y después de pintar y cansarnos, le pedí me acercara una mochila que me había traído Lanie y saque uno de mis libros, el pequeño tuvo curiosidad y empecé a leérselo. A Luck empezaba a vencerle también el cansancio y empezó a frotarse los ojos y cada vez se le hacían más pequeños, hasta que note su respiración era más lenta y relajada, se había dormido.
Le acaricié suavemente su pelito rubio, era tan guapo y tan buen chico. Ningún niño merecía lo que le sucedió a Luck, pero él… un chico tan especial… tan lleno de cariño para dar, mucho menos. Si su corazoncito solo deseaba recibir cariño y yo lo quería tanto… tanto como si fuera mío.
Recordé cuando era un niño y suplicaba por un padre que nunca apareció… yo quería ser ese padre para este niño… quería estar ahí para él. Yo, estando solo, no había salido tan mal, pero si me hubiera gustado tener uno, que me acostara por las noches, que me contara historias… que jugara conmigo y que me riñera cuando hiciera algo malo. Yo nunca tuve eso… y no quería que ese niño pasara lo mismo que yo. Quería que este niño tuviera todo lo que precisara para ser feliz, lo que yo no tuve. Y con más motivo ahora, que el suyo no iba a estar cerca, y si había justicia en este mundo, no lo estaría nunca. Yo quería ser ese padre y si Kate me dejaba, pensaba serlo… quería ser parte de esa familia tan perfecta formada por dos personas que encontré por casualidad y que ahora no entendía mi vida sin ninguno de los dos.
- Esta dormidito - dijo Kate sobresaltándome.
- Si, acaba de quedarse dormido, mientras estaba leyéndole, estaba muy cansado - dije a la vez que Kate se acercaba. Lo cogió con cuidado de la cama y lo tumbo en el sofá donde había estado ella hasta ese instante, lo arropo con la manta que había usado ella y después de darle un beso se acercó a mí.
- Rick deberías tumbarte… tiene que dolerte…
- Estoy bien… si estáis aquí, estoy bien - dije haciendo que se sonrojara.
- Rick tienes que descansar. De verdad, si quieres recuperarte pronto, tienes que portarte bien.
- ¿Vas a cuidarme tú? ¿Serás mi enfermera? - dije moviendo pícaramente las cejas – estarás preciosa con la cofia y el traje blanco…
- ¡Tonto! – Me dijo dándome un suave golpe en el hombro – Descansa, por favor.
- ¿Te lo pensaras…? – insistió guiñándome un ojo.
- Rick, vale, descansa que ya tendremos tiempo para pensar en otras cosas.
Nada, hoy la jefa estaba más capitana que nunca, por lo que cerré los ojos para intentar dormir, entonces pude notar su mano sobre mi pelo acariciándolo y sin darme cuenta casi poco a poco me fui relajando y me quede dormido.

Al día siguiente…
Estaba agobiado de estar en el hospital. El médico quería que me quedara una semana más pero yo necesitaba estar en casa. “Casa” la verdad es que no sabía si volver o no a Nueva York, aunque, la verdad es que tampoco sabía muy bien dónde estaba ya, mi “casa”.
Suponía que donde se encontraran ellos, ahí está mi “casa”. Donde estuvieran Kate y Luck, allí estaría mi hogar… ese que nunca tuve debido al trabajo de mi madre. Por lo que ahora mismo no me planteaba el lugar, solo conocía la compañía que iba a tener. El resto era fácil. Por eso tenía que hablar con Kate, proponerle algo para no perderlos, para mantenerlos juntos a mí.
Pedí el alta voluntaria, a pesar de las quejas de Kate, estaba preocupada por cómo iba a encontrarme en casa. Pero yo me sentía bien y no había nada que me pudieran hacer en el hospital para que me sintiera mejor… estar en casa, con ellos, a pesar de no poder hacer nada, más que reposo, era muchísimo mejor que encerrado.
- ¿Estás listo? - pregunto Kate apareciendo con una silla de ruedas.
- ¿En serio? ¿Pretendes llevarme en eso?
- Si quieres irte, si - dijo muy seria. Estaba claro, la capitana volvía al ataque, no tenía sentido contrariarla -Vale está bien.
- Estas seguro de… - haciendo un último intento para convencerme.
- Estaré igual en casa, pero me sentiré más... – iba a decir a gusto… pero es que no tenía un hogar… no sabía lo que era tenerlo, no sabía si estaría mejor… - no me gustan los hospitales.
- Vale, está bien. He alquilado un coche para llevarte a casa de la tía de Lanie, si te parece bien. El viaje es relativamente corto y así no sufrirás tanto, pero si no quieres…
- No, perfecto… me sentiré como en casa y es lo que necesito – le dije dedicándole una sonrisa.
Durante el viaje estuvimos en silencio, el único que hablaba era Luck, que no paraba de hablar casi sin sentido, haciéndome reír en alguna ocasión, aunque me doliera de forma horrible cuando lo hacía.
Cuando llegamos, Kate enseguida dio la vuelta para ayudarme a bajar. No quería que se sintiera así… no me gustaba depender tanto de ella. Me gustaba que me cuidara, pero verla tan preocupada… tan seria… no me gustaba. Yo quería verla feliz, sonriendo, haciendo bromas y tomándome el pelo, esa si era mi Kate, no esa todo el rato pendiente de mí y mi bienestar.
Cenamos un sándwich y enseguida nos acostamos. Me tumbe muy despacio para no hacerme daño y Kate se tumbó a mi lado, pero lejos bastante lejos. Su intención era no hacerme daño, pero uno de los motivos por los que había pedido el alta voluntaria era también porque necesitaba tenerla cerca, sentirla, notar cuando se movía, o cuando soñaba. Me faltaba su piel para conciliar el sueño.
- Kate, no me voy a romper si…
- No quiero hacerte daño.
- Lo sé, pero necesito sentirte cerca - dije mirándola sin poder girarme del todo.
Me dolía, y mucho. Nunca imagine que una par de costillas rotas provocaran un dolor tan fuerte. Cada vez que respiraba un poco más fuerza por cualquier motivo, notaba como si se me rompiera la caja torácica. Los puntos estaban ya cicatrizados, mis ojos ya podían abrirse y a pasar de tener algunas sombras aun de los golpes, habían desaparecido casi por completo, al igual que mi ceja y mis labios, que ya estaban casi totalmente curados. De todos modos, estaba medicado para evitar más dolor del necesario y a pesar de que la medicación me adormilaba, era muy complicado no moverse de forma inconsciente y despertarme por el dolor.
Kate se acercó despacio, solo rozándome y coloco su mano suavemente en mi pecho calentándomelo al momento. Coloque mi mano sobre la suya y entrelacé nuestros dedos.
- Siento tanto todo esto – me dijo apoyando con cuidado su cara sobre mi hombro y pude notar al instante sus lágrimas mojándome la camiseta.
Quería abrazarla con toda mi fuerza para calmarla… ¡Dios mío! ahora mismo me daría igual pasar cualquier dolor, solo por quitárselo a ella. La pobre había soportado palizas, aguantado insultos y golpes por su hijo y ahora se sentía culpable por mis magulladuras…
- Kate no tienes que sentir nada.
- Es que podría haberte matado, podría… - no la deje seguir, esa forma de auto inculparse no podía hacerle ningún bien, ni a ella, ni a mí. No tenía ninguna culpa de nada, yo me había metido en ese lio solito y sin ayuda de nadie…
- Pero no lo ha hecho… Kate mírame, por favor, que yo no puedo… - dije intentando relajar el momento con unas risas, reincorporó su cuerpo y cuando me miro seguí hablándole - no ha conseguido nada, solo ha conseguido cavar su propia tumba. ¡Ahora estáis a salvo! Fin del tema.
- Tiene muchos amigos importantes… No sé si…
- Estamos a salvo Kate. Ha perdido todo su poder al entrar dentro de la cárcel.
- Quiero que pague por lo que me hizo… quiero volver y que pague por todo – dijo con rabia mientras se acomodaba de nuevo a mi lado.
- Quieres… ¿quieres denunciarlo? – le pregunte… pensaba que prefería olvidarse de todo… pero me equivoque por lo visto.
- No puedo aparecer así como así en la ciudad. Me denunciaría por secuestro. Debería adelantarme, eso me aconsejo la agente Jordán cuando estuvimos hablando del caso en el hospital.
- ¿Eso significa que quieres volver? – no sabía que hubiera comentado nada con la agente del F.B.I. y ni siquiera que la conocía, pero claro, los primeros días después de la operación, tenían muchos vacíos, estaba fuertemente medicado y recordaba poco o nada de esos días. Aunque era comprensible que al verla en el hospital, la policía tuviera algo que decir al respecto, puesto que ella se hallaba desaparecida antes de lo sucedido.
- Si… quiero volver a ser la Kate de antes… quiero volver a ser Katherine Beckett y para ello tengo que cerrar una página acabando de una vez por todas con esto.
- Yo te apoyaré… hagas lo que hagas, estaré a vuestro lado – le dije intentando animarla.
- Solo temo por Luck… no quiero que vuelva a revivir lo sucedido, ahora que venció las pesadillas.
- Tranquila cariño, haremos lo que sea, para que no tenga que pasar por ello.
- Gracias… gracias por todo Rick – me dijo dándome un suave beso en los labios.
- Gracias a ti – respondí devolviéndole el beso - Entonces volveremos a casa…
- Bueno… en realidad… aquí me siento como en casa también.
- Podemos venir de vacaciones aquí, seguro que a Luck le gustara.
- Si… Lanie me la ofreció para usarla siempre que quisiera a la granja, pero ¿sabes?... en el fondo, somos chicos de ciudad.
- Somos chicos de ciudad, tienes razón Kate - dije sonriendo a la vez que ella mientras la atraía un poco más hacia mí, porque me dolía más tenerla lejos, que las malditas costillas.

CONTINUARÁ…

Gracias a todos por llegar hasta aquí. Ya solo queda uno para el final y espero que os guste.
Me gustaría antes de nada daros un pequeño resumen de mi nueva historia que por una vez no voy a mezclar con esta, voy a empezar a subirla el viernes o el sábado estad atentos y de todas formas lo comunicaré por mi twitter.
Rick Castle es un jugador profesional. Se alejó de su hogar hace cinco años para cumplir con su sueño ser uno de los mejores jugadores del mundo y jugar con los mejores. Pero un día una lesión le apartó de la competición, dejando sus sueños completamente rotos. Volverá a casa para empezar una vida nueva, una vida distinta con el convencimiento de no poder cumplir sus sueños. ¿Podrás llegar a ser feliz? ¿Podrá vivir sin cumplir sus sueños?
En esta historia mezclo dos de mis mayores placeres como son el fútbol y Castle. Pero quiero relajaros diciendo que a los que no os guste el fútbol que a pesar de ser un tema importante en la historia no es algo que vaya a protagonizar la historia no es algo que os vaya a echar para atrás porque solo se dan pequeñas pinceladas. Lo importante aquí serán los sueños, la lucha por conseguirlos, el duro camino que hay por medio para llegar a ellos, la desilusión cuando no se consiguen y nos nuevos sueños que aparecen en nuestra vida a la vez que vamos viviendo. Prometo mucho…mucho Caskett.
Espero vuestros comentarios como siempre y espero que me deis una nueva oportunidad. Gracias a todos.

XXOO

Twitter: tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por alba_caskett el Dom Oct 25, 2015 10:54 pm

Precioso capítulo... A ser felices y comer perdices...

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Oct 26, 2015 12:50 am

10.26.2015 06:47:27

que buen capitulo...ahora si a hacer justicia...y el regreso de kate beckett...oh dios 1 solo capitulo Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad no lo puedo creer...pero como viene una nueva historia ya muero por leerla ..asi que no te preocupes por pedir una nueva oportunidad con esa historia...aqui ya tienes una seguidora constante de tus historias Rolling Eyes Rolling Eyes ... Clap Clap Clap Thumb Thumb Thumb

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 32 Epílogo

Mensaje por tamyalways el Mar Oct 27, 2015 9:25 pm

Buenos días, llegó el final de la historia y en este capítulo en especial tengo que darle las gracias a mi compañera Ladydkl. Siempre hace un trabajo magnifico pero en este capítulo podemos decir que es suyo al 80% por cómo se lo ha currado. Así que hoy las felicitaciones son para ellas. Eres un crack y espero que te des cuenta para que puedas atreverte a escribir, yo sería una gran fan de tus historias. Mientras tanto tengo que dar gracias por poder disfrutar de tu trabajo, gracias por ayudarme y enseñarme cada día a ser mejor escritora.
También como no tengo que daros las gracias a cada uno de vosotros que leéis cada día el fic y en especial como no a los que gastáis un minuto más para dejarme un comentario, gracias a alba_caskett, castle&beckett..cris, BRIGITTEALWAYSBELIEVE y a Rick Castle en especial por el entusiasmo que le habéis puesto a la historia. Mil gracias a todos por hacerme creer que algo que escribo pueda merecer tanto la pena.
Los personajes no me pertenecen…

Capítulo 32

POV RICK
El día del juicio había llegado. Después de muchos nervios, dudas y también alguna que otra discusión, estábamos ahí, delante de un juez. El decidiría nuestro camino hacia un lugar u otro. Parecía increíble que la simple palabra de una persona pudiera decidir nuestro camino. A pesar de todo, teníamos todas las esperanzas puestas en nuestro abogado, que estaba casi seguro de conseguir lo que pedíamos, siempre y cuando Kate subiera al estrado y defendiera su causa.
El miedo que asomaba al rostro sereno de Kate, era motivado por muchas cosas, pero desde luego, no por su declaración, ella estaba muy segura de lo sucedido, nada, ni nadie conseguiría que le borraran de su mente todo lo que sucedió para abocarla a la decisión irrevocable que tomo hacia unos meses, la de desaparecer, esfumarse, borrarse de la faz de la tierra, tanto ella como su hijo para que su padre no volviera a hacerles daño, al menos no más del que ya les había hecho hasta ese día.
También estaba el mal trago de verlo en la misma sala, ese sería el peor, tenía que enfrentarse a ese monstruo de su pasado que casi consigue matarla y no solo por fuera, sino por dentro, y sus temores sobre si soportaría su presencia la hacían temblar. Yo confiaba en ella, sabía lo fuerte que era, pero no toleraba que tuviera que pasar por eso, ya basto todo lo que sufrido, como para rememorarlo de nuevo. No quería que le hicieran daño gratuitamente, no se lo merecía.
Pero ella así lo decidió y tenía razón, si volvía a Nueva York y Will lo sabía, podía hacerle la vida imposible, perseguirla, meterla en líos, o lo peor, conseguir que la echaran del trabajo y de su posición, esa que tanto le costó conseguir. Nuestro asesor legal le dio la razón, y nos aconsejó que fuéramos nosotros los que lo denunciáramos. De este modo, la huida de Kate seria vista como una forma de defensa y no como un abandono. Eso ayudaría a que la custodia recayera en ella, pues Will estaba preso.
A pesar de nuestra negativa a que Luck viniera a declarar, fue requerido por citación judicial, eso significaba que si el juez no encontraba suficientes motivos para creer a uno u otro, se apoyaría en la declaración del pequeño. Esta declaración, se tomaría en una sala apartada para proteger al menor y en la que solo estarían presentes el juez y una persona allegada al niño, que no fueran sus padres. Kate escogió a Lanie, pues tenía suficiente confianza con el niño y le trasmitiría tranquilidad, así que allí estaba Luck, en esa sala esperando por si era precisa su declaración.
De todos modos, Kate encontró oportuno llevarle a un psicólogo para que el niño no tuviera algún trauma oculto, cosa que no ocurrió, Luck seguía tan alegre como siempre, con sus ganas de divertirse y gracias a esos consejos que le di hace tiempo, sin pesadillas. El especialista redacto un informe para apoyar la declaración a favor de la custodia de su madre y se prestaba a declarar el si era necesario, y desaconsejaba la declaración del niño, por sus posibles efectos secundarios al ver a su padre después de lo sucedido. Con el testimonio del psicólogo y el testimonio de Kate, esperábamos tener el juicio ganado.
Estaba sentado en el pasillo del juzgado, junto a ella, sentados, esperando a que el juicio diera comienzo. Por momentos pensaba que estaba más tenso y nervioso yo, que ella… que se veía decidía a pesar de los nervios…
- ¿Todo bien? – pregunte al oírla suspirar por tercera vez en menos de cinco minutos.
- Si, todo bien - dijo sonriéndome mientras entrelazaba nuestros dedos. Quería trasmitirle toda la fuerza del mundo para que no sufriera, aunque esto era algo para lo que llevaba mucho tiempo preparándose. Desde que interpuso la denuncia para ser exactos.
El juicio empezó con el testimonio del psicólogo forense, adjudicado por ley al menor, el simplemente afirmo todo lo escrito por nuestro médico que visito al niño unos meses antes. El efecto que causo al jurado esa declaración, me dio cierta tranquilidad, había ratificado el informe y también pedía la denegación de la patria potestad al padre (1).
A Will, se le veía tranquilo, incluso a veces miraba hacia donde estábamos y sonreía haciendo que me tensara y quisiera levantarme para partirle la cara… pero Kate estaba siempre ahí, dándome la mano para evitar que no me dejara llevar por mi furia. Eso me mantenía intranquilo, era como si tuviera alguna carta escondida y eso me sacaba de quicio.
- ¿Tiene algún testigo más la acusación? - preguntó el juez al finalizar la lectura del informe de nuestro psicólogo.
Llego el momento, pensé. La miré casi suplicante, aun podía echarse atrás y anular la denuncia, no quería que pasara por ese mal momento, no hacía falta, nosotros seriamos felices en cualquier lugar del mundo, no teníamos ninguna obligación a tener que pasar por ese mal trago para Kate. Pero ella me miro decidida y eso hizo que me sintiera muy orgulloso de ella. Había decidido luchar por su verdad… la verdad.
- Señora Sorenson, al estrado. – dijo el juez mirándonos fijamente.
Se levantó, ando hasta estar a la altura del juez y allí juro sobre la constitución decir la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad. Se sentó y su mirada se clavó en mí por un segundo para dedicarme una sonrisa de seguridad. Quería infundirme valor a mí, cuando era ella quien lo necesitaba… y en ese momento comprendí que eso era su declaración de amor hacia mí. Ella estaba rompiendo de ese modo con el pasado, con Will, con todo. Me estaba demostrando que eso era una forma de iniciar una nueva vida a mi lado. A la vez, serviría para cerrar las puertas del ayer y comenzar de nuevo una vida junto a mí.
Suspiro un par de veces para infundirse fuerzas ella sola, mientras el abogado contrario leía una serie de leyes que según él, Kate infringió. Una vez leídas, el juez cedió la palabra a nuestro abogado, que se levantó dispuesto a hacerle las preguntas que ya habíamos practicado como responder. Se acomodó en el estrado y empezó la declaración.
- Señora Sorenson ¿Podría explicarnos el motivo de su “huida”? Según se empeña en llamarlo el abogado defensor.
- Protesto… - dijo el abogado de Will.
- No da lugar – respondió el juez – y el advierto Sr. Abogado fiscal, me deje escuchar la declaración de la imputada, y no la interrumpa, sino les mandare salir de la sala.
Eso nos dejó a todos boquiabiertos, no esperábamos que tan pronto estuviera de nuestro lado y menos con esas palabras. Pero dejaba claro que no le daba ni el beneficio de la duda a Will. El abogado defensor le dijo algo al oído a su cliente y se acomodaron para oír lo que Kate tenía que decir.
- Responda Señora Sorenson… por favor – dijo muy educado dirigiéndose a Kate.
- La causa de mi “huida” fueron los malos tratos reiterados de mi marido – dijo enfatizando en esa palabra que había dicho nuestro abogado.
- ¿Cuánto empezaron esos malos tratos?
- Al poco de nacer nuestro hijo.
- Y antes ¿no intento agredirla? – le pregunto directo.
- No, antes no, su maltrato solo era psicológico – le mire serio, eso no lo sabía yo, lo que hizo que odiara más a Will si eso era posible
- ¿Por qué no le dejo con anterioridad?
- No era fácil… no me da vergüenza decirlo, le tenía miedo… luego me quede embarazada contra mi voluntad y después, nació mi hijo y… - a esas alturas de la declaración, la voz ya le temblaba y al advertirlo nuestro abogado, la interrumpió.
- Tranquila Señora Sorenson – dijo el abogado.
- Él siempre me amenazaba, decía que ya tenía lo que quería, que ya no le hacía falta, que se quedaría con el niño para darle una educación militar, como la que le dieron a él y que no volvería a verlo.
- Y finalmente… se cansó de las amenazas que le proferían.
- Algo así. Llevaba unos días en que debía acudir a mi trabajo con golpes demasiado evidentes, cosa que el intentaba evitar. Una noche… vino muy enfadado, escuche un portazo, imagine lo que me esperaba… pero esa noche, Luck debió despertarse con el portazo - dijo mirándolo por primera vez a Will, destilaba odio y dolor – el pequeño, no pudo volver a dormirse y vino a pedirme agua, con tan mala suerte que vio como su padre me daba un puñetazo en el ojo – le faltaba la respiración y las lágrimas corrían por su rostro sin que yo pudiera hacer nada para ayudarla y eso me hizo sentir impotente y dolido, pero su mirada seguía fija en el padre del niño, sin parpadear – el pequeño vino corriendo a defenderme, le dio una patada a su padre y después se aferró a mí, pero entonces Will, levanto la mano y aunque pensé que nunca sería capaz de pegar a su hijo, pero lo hizo… él le puso la mano encima a mi niño y entonces decidí irme… yo podía soportar sus golpes, pero que tocara a mi hijo, no lo permitiré nunca.
Se hizo el silencio en la sala… Will miraba con rabia a Kate, sus ojos destilaban rencor y odio, pero no podía hacer nada, porque comprendió en ese momento, que ella ya no le tenía miedo.
El abogado dio por finalizada su sesión de preguntas y el abogado defensor renuncio a interrogarla. Kate bajo del estrado mirando por última vez a Will con seriedad… sin miedo… sabiendo que seguramente sería la última vez que lo vería.
Todo había terminado, al menos en lo que refería a nosotros. Estaba orgulloso de ella, consiguió declarar sin perder en ningún momento el control, recordando esa noche como si hubiera sido ayer. Pero ya se había acabado todo. Cuando llego a mi lado le di la mano y le guiñe un ojo.
- Gracias por apoyarme – me dijo apretándome fuertemente nuestras manos unidas al tiempo que tomaba asiento.
Aquello duro un rato más, el abogado defensor argumento muchas cosas que fueron protestadas por el nuestro, hasta que el juez anuncio que había tomado una decisión.
-Señores Sorenson, fiscal y defensor, mi resolución es muy clara. La Señora Sorenson no ha querido hablar de las constantes amenazas recibidas de su marido, haciendo mal uso de su cargo. Lo que me lleva a concederle a usted – dijo mirando a Kate – el divorcio ipso facto. Después de eso, rescindo la patria potestad al Señor William Sorenson, por los malos tratos ocasionados al menor. Por lo tanto, la Señorita Beckett, a partir de hoy, tendrá la total custodia y dicha patria potestad del menor desde este momento y hasta su mayoría de edad. Sin tener derecho el padre a ninguna visita, debido a su estancia en la prisión condal del estado. Al ser el Señor Sorenson, procesado por secuestro, uso fraudulento de su cargo y agresiones varias, no le serán agregados más cargos a su sentencia. Finalmente, declaro cerrado este caso, sin posibilidad de recurso alguno.
- Rick… se acabó todo, somos libres - dijo abalanzándose sobre mí, con un abrazo.

En la actualidad.
Nuestra vida ha cambiado desde el último mes. Somos una bonita familia, ahora no tenemos que escondernos. Kate ha vuelto a su trabajo, a su comisaria, con sus compañeros y su gente, ayudando a quien lo precisa
Yo también tomé una decisión en su día y deje al detective Rodgers aparcado… tanto es así, que me di a conocer como Richard Castle y no me ha ido nada mal. Acabo de regresar de una gira donde he firmado mi último libro que ha sido “Best Seller”.
Nada más cruzar la puerta de mi casa, veo a una Kate agotada, corriendo tras Luck que no para, aun me sorprende la energía que tiene mi pequeño.
- Luck para por favor – le grita Kate.
- No mami, a ver si me pillas.
- Luck… - protesta Kate
- Papi… - grita Luck corriendo hacia donde estoy y mi corazón salta de emoción, no es la primera vez que me llama así, pero aún me emociona cada vez que lo oigo. Lo levanto en brazos y le abrazo, dándome cuenta de lo que los echaba de menos.
- Hola enano ¿te has portado bien?
- Si, ¿a qué si mami? - dice sonriendo y mirando a Kate que se acerca con una sonrisa.
Dejo a Luck en el suelo y enseguida se va corriendo.
- Hola – le digo abrazándola.
- Hola cariño – me responde sonriente.
- ¿Cansada?
- Agotada, este enano puede conmigo -dice resoplando - ¿Y tú?
- Feliz de regresar a casa.
- Claro, supongo que fue insoportable estar todo el día rodeado de mujeres, ¿no? – dice socarrona.
- Aunque no lo creas, no era donde quería estar.
- Ah ¿no?
- No – respondo seguro y sin dejar de sonreír.
- ¿Y qué es lo que querías? – me pregunta sin soltar mi cuello donde sus manos revuelven mi pelo.
- Estar aquí… con vosotros – le digo besándola.
- Te he echado de menos.
- Y yo a vosotros. Tanto es así que… he tenido mucho tiempo para pensar.
- Ah ¿sí? – me dice con una mueca divertida.
- Oye, no te rías… hablo en serio – protesto
- Disculpa… dime… - me responde ahora ya seria, escuchándome
- Kate quiero dejar claro ante el mundo, ahora que soy conocido, que no estoy disponible para nadie que no seas tú – calle para poner más énfasis en mis palabras - ¿quieres casarte conmigo? - dije colocándome de rodillas con un anillo que había comprado durante el viaje.
- Rick yo…
- Solo tienes que decir que si – le dije nervioso.
- Rick claro… claro que me casare contigo - dijo emocionada y me levanté envolviendo su cintura y levantándola dándole vueltas celebrando esta felicidad que me envolvía.
La baje con cuidado colocándole el anillo y la bese suavemente.
- Papi... papa yo también quiero – era Luck ofreciéndome sus brazos para cogerlo. Nos miramos y sonreímos con complicidad. No hacen falta anillos… ya somos una familia, pero así y todo, me gustara poder decir que ya existe una señora Castle… Kate será la mejor señora Castle que pudiera existir.



(1) Todo tutor legal o padre de cualquier niño, comparte dos cosas con la madre. Custodia y patria potestad. La custodia es la manutención, educación y guarda del menor. La patria potestad es la determinación de elegir sobre la vida del menor en caso de ser necesaria una decisión a vida o muerte. Muchas madres tienen la custodia hoy en día, pero la patria potestad, nunca se le es retirada al padre.

FIN

Gracias a todos por llegar hasta aquí y por supuesto de nuevo agradecer a Ladydkl por su gran trabajo sobre todo en el tema del juicio, todo es tan real gracias a su trabajo de investigación por eso hoy desde aquí quiero darte las gracias una y mil veces y declararme fan de todo lo que haces.
Gracias también a todos lo que leéis y comentáis porque habéis hecho esta historia mucho más grande de lo que es. Mil gracias a todos y espero seguir contando con vosotros.
Viernes o sábado nueva historia: Lo que hay detrás de los sueños (espero que le deis una oportunidad)
XXOO

Twitter: Tamyalways

tamyalways
As del póker
As del póker

Mensajes : 400
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por alba_caskett el Mar Oct 27, 2015 10:30 pm

Precioso final para este maravilloso fic... Enhorabuena a las dos por el trabajo que hicisteis...
Te leo el viernes en la nueva historia

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Miér Oct 28, 2015 1:51 am

10.28.2015 07:47:25

que bella historia y un final cargado de justicia y la felicidad que se merecian, aunque siendo sincera me da tristeza Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad que esta historia se haya acabado...asi que felicidades por escribirla y por permitirme disfrutarla Rolling Eyes Rolling Eyes Rolling Eyes Clap Clap
Clap Clap Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb Thumb ...

deseo que ya sea viernes para leer otra magnifica historia de tu parte...felicidades y gracias Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence Reverence ...
nos leemos el viernes... Heart Heart Rolling Eyes Rolling Eyes Wink Wink

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 312
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Oct 28, 2015 6:08 am

Hermosisimooo falta epilogoo

Y te espero con otro fiic

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ESCONDIDOS FINAL YA PUBLICADO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:56 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.