No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por rikala el Lun Jul 11, 2016 11:04 pm

Holaa! Siento haber tardado casi dos semanas en actualizar, pero he tenido unas semanas a tope Sad .
Me alegra que os siga gustando y que sigáis comentando!!!
__________________
POV Rick
-Lo siento Rick, tienen novedades.
-No pasa nada, tranquila. Es tu trabajo y lo entiendo. –La llamada nos separó hasta que quedamos a una distancia normal para dos amigos. Ella asintió y se acercó al sofá a coger su bolso.
-Me lo he pasado genial, Rick. Y la cena estaba riquísima. –Agradeció la inspectora con tono de disculpa.
-Bueno, al menos has visto lo bien que cocino. –Ahora reímos los dos. Nos acercamos a la puerta y yo la abrí para despedirnos.
-La próxima cocino yo. –Me dijo y le sonreí. Nos dimos un abrazo a modo de despedida y se fue. Cerré la puerta y me apoyé en ella unos minutos. Si no llega a soñar el teléfono la hubiera besado. No quiero que piense que me he estado aprovechando de ella todo este tiempo. La verdad es que ni había pensado en tener algo más con ella. Ha sido y sigue siendo el pilar que me mantiene vivo y no lo voy a desperdiciar con un arrebato.

POV Kate
Había estado cerca. Sino llega a ser por mi teléfono no sé qué habría pasado. Bueno, en verdad sí que lo sé. Nos habríamos besado. Dios, qué tonta había sido. No quería que lo que teníamos se estropeara. No quería que pensara que solo me acerqué a él y le ayudé por mero interés romántico. Me despejé de esos pensamientos antes de llegar a casa de los Danvers.
-Vaya, veo que el, coche todavía no se ha convertido en calabaza. –Bromeó Esposito. Ryan se rió.
-Veo que vosotros seguís hablando y no os habéis convertido en ratones. –Les seguí el juego. Me aclaré la garganta antes de continuar. -¿Qué tenemos?
-Es Mark, el hijo de los Danvers. –Los miré pensando lo peor. –Le han secuestrado. –Entramos al edificio y allí nos encontramos con otra patrulla de policías. Aunque no lo eran. Eran del FBI.
-Hola, soy Will Sorenson y yo y mi equipo nos encargamos del secuestro del chico. -No me gustaba mucho colaborar con otros agentes, y menos si eran del FBI pero no le quedaba otra que hacerlo.
-Inspectora Beckett. -Me presenté. -¿Cómo ha sido? El secuestro puede estar relacionado con la muerte del señor Danvers.
-La señora Danvers me ha dicho que estaba durmiendo cuando se ha escuchado un golpe y cuando se levantó a mirar, su hijo ya no estaba.
-¿Había alguien del servicio trabajando esta noche?
-La niñera solía quedarse a dormir pero llamó horas antes y dijo que no se encontraba bien.
-Es ella. -Sorenson asintió. -¿La habéis encontrado? -Él negó con la cabeza.
-La estamos buscando e investigando.
-Mi equipo puede encargarse de investigarla. -Sorenson asintió y dio órdenes a su equipo. Yo me giré a Ryan y Esposito. -Necesito que investiguéis a la niñera, quiero saber hasta donde iba a comprar la fruta. -Ellos asintieron y sin hacer ningún comentario se fueron de la casa de los Danvers.
El móvil de la niñera, la cual se llamaba Annie Shum, estaba desconectado. Ryan y Esposito descubrieron donde vivía y fuimos los tres hacia allí, pero estaba vacío. Estaba cansada y exasperada por encontrar a Mark. Hacía casi 24 horas que no dormía y había sido un día lleno de emociones y acción. Volvimos a casa de los Danvers y la imagen fue devastadora. La señora Danvers estaba en el sofá tapándose la cara con las manos.
-¿Novedades? -Le pregunté a Sorenson.
-Acaban de llamar. Era la señorita Shum. Piden un millón de dólares por el rescate.
-¿Qué? -Me quedé perpleja ante tal suma de dinero. -¿Lo tiene?
-Por suerte sí, pero Annie pone muchas exigencias y lo está poniendo muy difícil. He visto antes este tipo de secuestros y cuanto más piden, menos posibilidades de encontrar al niño con vida. -Hablaba en un susurro para que la señora Danvers no lo escuchara. -¿Vosotros habéis encontrado algo?
-El piso estaba vacío, como era de esperar. La científica está buscando cualquier cosa que nos diga su paradero y mis dos detectives están mirando sus cuentas bancarias.
-Bien, cualquier cosa nueva me avisas. Voy a ver si ya tienen el dinero preparado. -Yo asentí y me quedé mirando por la ventana. Había algo que no cuadraba. Por lo que habían estado investigando, Annie llevaba dos años trabajando. Podría haber cogido a Mark en cualquier momento pero lo hace tras la muerte de su padre. La clave estaba en él. Empecé a repasar mentalmente los datos del caso hasta que por fin di con el clavo. Marqué el número de Ryan tan rápido como pude y esperé a que contestara.
-Ryan.
-Soy Beckett. Busca cualquier conexión de Annie con la venta o consumo de drogas. Quiero saber sobretodo donde se reunía.
-Hecho. -Y colgamos. En las siguientes horas no supimos nada ni del niño ni de su secuestradora. Ryan llamó con novedades. Annie se hacía llamar Estrella y era una de las mayores traficantes de droga del país. Además de una de las más peligrosas. Había dos sitios donde solía reunirse con sus clientes: una antigua fábrica de cemento y un edificio abandonado. Le pasé toda la información a Sorenson, quien la agradeció.
-Bien, mi equipo irá al edificio abandonado. -Dijo el del FBI. -La policía irá a la fábrica. ¿Tiene suficientes agentes, inspectora?
-Tengo todo un equipo esperando mis órdenes. -Contesté con voz solemne.
-Bien, pues en marcha. -Llamé a mi equipo y les pasé la dirección. Cuando ya iba a salir, noté un brazo que me agarraba.
-¿Puedo ir con usted, inspectora? -Era la señora Danvers.
-No puedo hacer eso, es peligroso. Además, puede que Mark esté en el edificio, en vez de en la fábrica.
-Es mi hijo, inspectora. Necesito saber que está bien. -En ese momento me acordé de Rick. Si él hubiera podido ir a buscar a su hija, habría ido sin pensárselo dos veces, solo para saber si estaba bien. Las normas no me dejaban llevar a una civil a una operación, pero vi su cara y supe que iría de todos modos.
-Está bien, pero le ruego que no se mueva del coche bajo ninguna circunstancia hasta que yo se lo diga. -Ella se limitó a asentir y salimos del edificio. Tardamos una media hora en llegar. Ya se encontraba todo mi equipo allí, Ryan y Esposito incluidos. Ideamos el plan y entramos en la fábrica. Arma y linterna en mano nos dividimos en pequeños grupos para empezar a buscar. Anduve diez minutos sin encontrar suerte, hasta que de pronto escuché un sollozo. Les hice una seña a los de mi equipo y entramos en la sala. Dentro de ella habían tres puertas así que nos dividimos y fuimos entrando. El sollozo se hizo más intenso cuando abrí la puerta. Mi linterna fue alumbrando todos los rincones de la habitación hasta que, por fin, le encontré. Mark estaba en una de las esquinas, sollozando.
-Hola Mark. –Dije en tono amistoso. Estaba tan contenta de haberlo encontrado. -¿Te acuerdas de mí? Soy la mujer que vino ayer a hablar con tu madre. Soy policía. –Al oír esa última palabra El niño se relajó y dejó de llorar.
-¿Y mamá? –Preguntó.
-Yo te llevo hasta ella, ¿de acuerdo? –El niño asintió y lo cogí en brazos todavía por eso con la pistola en la otra mano. Fui saliendo y no me encontré con nadie hasta que no abrí la puerta que daba al exterior. Vi como la señora Danvers corría hacia nosotros y yo no pude dejar de sonreír. Le dije a Mark que mirara atrás, donde estaba su madre. El Niño se movió para que lo dejara en el suelo. Yo le dejé y madre e hijo se fundieron en un tierno abrazo. Vi como la señora Danvers me daba las gracias en un susurro y yo me limité a asentir.
-Beckett. –Me llamó Esposito. –Han cogido a Annie. –Señaló cerca de donde nos encontrábamos. Allí estaba la niñera, custodiada por un agente.
Todo pasó muy rápido. Yo seguía mirando a Annie cuando de repente noqueó al agente y lo desarmó. Yo puse la mano en el puño de mi pistola pero cuando conseguí apuntarla, ya fue demasiado tarde.
-¡Mamá! –Oí que gritaba Mark. Me giré no sin antes asegurarme que habían derribado a Annie. En el suelo y con un gran charco de sangre se encontraba la señora Danvers, mientras su hijo miraba atónito lo que estaba pasando.
-Mierda. -Susurré, y me agaché para ver cuan grave era.
-Señora Danvers, ¿puede oírme?
-Mark. -Fue lo único que pudo decir. Vi el agujero de entrada de la bala y vi que no le debía quedar. Cogí mi móvil y llamé a una ambulancia. -Tienes que ser fuerte y valiente, ¿me oyes?
-Mamá. -Fue lo único que pudo decir el niño entre sus lloros.
-Te quiero, pequeño. -Dijo acariciándole la mejilla. Mark se secó las lágrimas con la palma de la mano. -Inspectora, gracias por traerlo de vuelta. Haga todo lo que pueda para que no quede en un orfanato, se lo ruego. -Sus palabras eran sinceras e hicieron que una lágrima saliera. Oí el sonido de la ambulancia, y pensaba que todo saldría bien, que la señora Danvers podría quedarse con su hijo, pero cuando me volví a girar hacia ella, sus ojos se habían cerrado y su corazón había dejado de latir.
Esperé a que llegaran los de la ambulancia y se llevaran el cuerpo ya sin vida de la señora Danvers. Yo me llevé a Mark en brazos y vi como lloraba en mi hombro. Había perdido a sus padres en dos días y había presenciado uno de los asesinatos. Eso no le sería fácil de olvidar. Recordé las últimas palabras de la señora Danvers, no quería que su hijo acabara en un orfanato, pero no sabía que podía hacer entonces. Llamó a servicios sociales para que la aconsejaran sobre qué podía hacer.
-¿Lo ha visto todo? -Me preguntó la mujer de servicios sociales. Le conté todo lo que había pasado, incluido las últimas palabras de su madre.
-¿Hay algo legal que pueda hacer para que el niño no vaya a ningún orfanato? -La mujer lo pensó unos segundos.
-Sí que hay algo que puede hacer. No sé si es lo que usted quiere hacer pero puede quedarse el niño con usted, hasta que una familia lo adopte. Es la misma acción legal que si fuera a un orfanato, pero de momento la custodia sería suya. -La opción era un poco precipitada, ¿pero qué más podía hacer? Ese niño de tan solo seis años ya había sufrido suficiente en su corta vida. ¿Pero qué podría ofrecerle yo? No tenía ni siquiera experiencia. -Además es usted una buena candidata, la verá como su héroe, usted lo salvó e intentó ayudar a su madre. El niño es pequeño para analizar toda la situación, pero ellos siempre tienen a alguien como referencia.
______
Bueno, el capítulo no se ha centrado demasiado en nuestra pareja favorita pero necesitaba escribirlo para que todo tenga sentido luego Wink
Nos vemos en el próximo capítulo!!!!

rikala
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2043
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Localización : Conquistando el mundo ù.ú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por alba_caskett el Mar Jul 12, 2016 7:41 pm

y se va a quedar con ella!!!!!!!!!!!! adopcion en camino Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por castle&beckett..cris el Miér Jul 13, 2016 8:17 pm

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por rikala el Jue Jul 14, 2016 10:08 am

Holaa! Ya estoy de vuelta Smile A veces me odio a mí misma por según como tardar milenios en actualizar o días. Pero bueno, el caso es que la historia avanza, y de qué manera! Estoy muy contenta de recibir vuestros mensajes, dan más apoyo que un pilar jajajaja
Muchas gracias por seguir ahí!
__________________________

POV Kate
-Kate. -El niño apareció por mi habitación abrazando su peluche.
-Dime Mark. -Me incorporé de la cama y le miré. Había estado llorando. -¿Has tenido otra pesadilla? -El niño asintió. -¿Me la quieres contar?
-No, me he asustado mucho.
-No pasa nada cariño. -El niño se fue acercando hasta mi cama.
-¿Puedo dormir contigo? -En los días que llevaba en casa había tenido pesadillas pero hoy ha sido la primera vez que me ha preguntado eso, lo cual me ha sorprendido. Los días eran difíciles, no comía demasiado y estaba siempre callado. Me recomendaron que lo llevara al psicólogo, pero todavía no había empezado con las sesiones.
-Claro. -Le hice un hueco en mi cama y el niño se acurrucó a mi lado. Le pasé el brazo por encima de su cuerpo, como hacía mi hermano cuando yo tenía pesadillas. Mark se durmió en cinco minutos y eso me alivió. Todavía faltaban unas horas para que sonara el despertador y yo también necesitaba dormir un poco más.
Apagué el despertador al primer tono y me levanté. Parecía que Mark no se había enterado. Me duché rápidamente y me puse ropa cómoda, ya que era domingo. Decidí hacer unas tortitas, para ver si Mark se alegraba un poco y comía un poco más. Me puse manos a la obra y en media hora ya lo tenía todo preparado.
-Mark. -Dije en un susurro para que se despertara. -He hecho el desayuno. -El pequeño abrió los ojos y se estiró como un gato, cosa que me hizo sonreír.
-No tengo hambre.
-¿Y no te gustan las tortitas? -Mark me miró y fue descubriendo lo que había para desayunar. Esbozó una sonrisa, la primera que veía en días, y eso me hizo enormemente feliz.
-Igual un poquito de hambre si que tengo. -Me reí por su comentario y el también se rió. Se levantó y fuimos juntos a la mesa. Cuando vio las tortitas sonrió victorioso y se sentó en la silla. -Las tortitas son mi plato favorito del mundo. -Dijo mientras le ponía una en su plato.
-Cuando las quieras para desayunar me lo pides y las hago ¿vale? -El niño asintió mientras engullía la tortita. -Eso sí, no te pongas trozo tan grandes o te vas a atragantar. -Le reñí ahora. Él me miró con cara de disculpa.
-Lo siento. -Le sonreí de forma amigable y el siguió comiendo, eso sí ahora con más cuidado. Yo le di un sorbo a mi café y empecé a comer mis tortitas también.
-¿Qué quieres hacer hoy?
-¿Podemos ir al parque? -Preguntó tímido. Todavía no tenía la suficiente confianza como para ir tan directo.
-Donde tu quieras. -El sonrió por haber conseguido lo que quería. No hablamos mucho más. Cuando acabamos él se puso a ver la tele mientras yo fregaba los platos. De repente sonó el timbre, y me extrañó, ya que no esperaba a nadie. Me sequé las manos con el trapo y abrí la puerta.
-Hola. -Dijo Rick.
-Rick, hola.-Saludé yo sorprendida. -Pasa. -Él entró en casa y se quedó parado al ver que no estaba sola.
-Vaya, ¿Hace cuánto que no nos vemos? -Bromeó.
-Muy gracioso. -Dije dándole con el puño en el hombro. Le conté brevemente la historia de por qué Mark estaba aquí mientras Rick escuchaba atentamente.
-Lo que estás haciendo por él es grandioso. Tienes un don para ayudar. -Dijo sinceramente y nos sonreímos. Todavía me acuerdo de la situación en la que casi acabamos en su casa y no hace más que ponerme nerviosa.
-Sólo hago lo que creo que debo hacer. -Dije yo.
-No cualquiera lo haría. -Rebatió él, y me sonrojé.
-Bueno, -Me aclaré la garganta. -¿Qué haces aquí?
-Ah, es verdad. Había venido por si querías venir a comer a algún lado, pero igual estás ocupada con Mark.
-Habíamos pensado en ir al parque pero luego podemos ir los tres.
-Por mi perfecto. Y hablando de Mark. -Se levantó y se dirigió al sofá donde estaba el niño. -Hola, me llamo Rick, ¿tu cómo te llamas?. -Se presentó.
-Hola. -Dijo el tímido. -Me llamo Mark.
-Que nombre más bonito. ¿Sabes que ese nombre sólo lo pueden llevar los niños valientes? -Mark sonrió ante lo que acababa de decir Rick. Antes ya me imaginaba lo bueno que sería con los niños, pero viéndolo allí con Mark sólo hizo que confirmarme lo inevitable. -Ojalá yo me llamara Mark. -Puso cara de pena.
-Pero seguro que Rick también es nombre para valientes ¿no? -Intervine yo sentándome al lado de Mark.
-Sí, seguro. -Dijo él. Rick y yo nos miramos y sonreímos.
-Bueno, ¿Vamos al parque? -Propuse y Mark se levantó de la emoción. -Te he preparado la ropa, la tienes encima de tu cama. -Mark salió casi corriendo del comedor hacía la que ahora era su habitación y antes era mi habitación de invitados.
-¿Ya le has comprado ropa y juguetes? -Preguntó Rick.
-La verdad es que no he tenido tiempo, todavía. He cogido cosas de su casa antes de que la pongan a subasta. -Rick me preguntó con la mirada.
-Ayer vinieron los abogados de la familia para hablar conmigo y me comentaron que los Danvers no tenían a nadie más que a Mark, y como el es menor, no puede heredar la casa. Pero me dijeron que antes de que tramitaran los papales de la subasta cogiera cosas necesarias para Mark. Pero no pude coger todo lo que tenía. -Dije apenada.
-Si quieres después nos vamos de compras y así él podrá elegir lo que quiera.
-Vale, me gusta el plan. -En ese momento volvió a aparecer Mark con los zapatos en la mano.
-No me sé atar los cordones. -Yo ya me iba a levantar para ayudarlo cuando Rick me cogió del brazo para que no lo hiciera. Se levantó él y ayudó al niño con los zapatos.
-Ya está. -Dijo cuando acabó mientras le daba dos palmaditas en el zapato. Mark le miró y le sonrió. -¿Nos vamos? -Dijo, dándole la mano. El niño al principio se lo pensó pero luego accedió. Yo me quedé embobada mirando la escena. Rick era tan bueno con los niños, y parecía tener una conexión con Mark ya que había mostrado mucha confianza en él cuando tan sólo lo conocía de minutos. Me levanté del sofá y cogí el bolso y las llaves.
Llegamos al parque en 10 minutos, ya que vivía prácticamente al lado. Mark estuvo un rato en los columpios con otros niños de su edad mientras Rick y yo le mirábamos sentados en un banco cercano.
-Parece que se divierte. -Comentó Rick.
-Eso me alivia. En casa no hay muchas cosas con las que pueda jugar y yo no estoy por él como creo que tendría que estar. -Eso era lo que pensaba. Mi vida estaba cuesta arriba. Ahora ya no tenía que pensar sólo en mi sino que por los dos. Y no es que tuviera nueve meses para hacerme a la idea de que tendría que ser, o en mi caso actuar como una madre. Era muy joven para ser madre, tenía 22 años, con esta edad tendría que estar acabando la carrera. Pero las cosas pasan, y tengo muy claro que no dejare a este niño con cualquiera, haré lo posible por darle una buena vida.
-Tú estás haciendo por ese niño algo que no mucha gente sería capaz de hacer. Yo tenía un año más cuando nació Alexis y al principio todo me pareció demasiado difícil. Para colmo nos abandonó Meredith y yo vi que no podría hacerme cargo de ella. Al final me puse un objetivo: la felicidad de Alexis es lo primero. -Contó. -Pero un día se me olvidó ese objetivo y mira lo que pasó. Sé que tú nunca olvidarás ese objetivo, eres fuerte y tenaz, así me ayudaste tú. -Tenía la mirada perdida, como si estuviera recordando. Puse mi mano en su rodilla para darle mi apoyo y el puso su mano encima de la mía, entrelazándolas. Nos quedamos un rato callados, cada uno pensando en sus cosas; yo en Nick y él en Alexis.
Pasamos la mañana poniéndonos al día y vigilando a Mark, el cual se lo estaba pasando realmente bien. Hacia la hora de comer buscamos un restaurante cercano y nos sentamos Rick y yo uno al lado del otro y Mark en frente. Quería que fuera él el que viniera a mí cuando estuviera preparado y no quería presionarle. Vino una joven camarera para tomar nota de nuestro pedido. En cuanto vio a Rick le sonrió de la manera más coqueta que se le ocurrió y lo peor de todo fue que Rick le devolvió la sonrisa. No pude evitar ponerme celosa aunque tampoco sé por qué. Rick y yo éramos sólo amigos. Nada más. Después de pedir la comida la camarera se fue no sin antes echarle otra miradita a Rick. Yo puse los ojos en blanco.
La comida no tardó más de veinte minutos, los cuales aprovechamos para hablar de su película favorita y su videojuego preferido. Mark se lo estaba pasando genial con Rick, ya que eran los dos igual de infantiles, pese a que se llevaban casi treinta años de edad.
La comida fue un éxito, pese a que Rick acabó con el número de la camarera. Todavía no entendía mis celos, pero no podía evitar molestarme ver a Rick con otras chicas.

POV Rick
Desde la hora de la comida notaba a Kate rara, no lo sé, como molesta por algo. Si algo me dice la experiencia con mujeres lo mejor es no preguntar, cuando ella quiera, te lo contará.
Fuimos andando tranquilamente por las calles de Nueva York en busca de tiendas para niños con ropa y juguetes. Al final entramos en un centro comercial y empezamos a entrar en tiendas. Kate fue cogiendo ropa, no sin antes preguntarnos qué nos parecía.
-Está no me gusta, era mejor la de Star Wars. –Señalé.
-Pese que estoy de acuerdo con tu elección, creo que el que tiene que elegir es Mark.
-¡Star Wars! –Gritó Mark, lo que nos hizo reír a ambos. Seguimos así un rato más hasta que fuimos a pagar los diez conjuntos que le había comprado.
-Deja que lo pague. –Le dije a Kate cuando vi que sacaba la cartera.
-Ah, no. Esto lo pago yo. Mark es mi responsabilidad además que ya nos has invitado a comer. –Me contestó. Esta mujer me volvía loco. Siempre quería no preocupar a los demás con sus “problemas”. Decidí que lo mejor que podía hacer era dejar que esta vez pagara ella. Ya buscaría yo la manera de pagar la próxima vez.
Salimos de la tienda y de repente Kate se paró en seco.
-El mundo es un pañuelo. -Dijo una mujer a Kate.
-¡Lanie! ¿Qué haces aquí? -Se la notaba nerviosa.
-Ya sabes, lo normal que suelo hacer en centros comerciales, comprar. -De repente se giró hacia mi y me miró con una sonrisa. -Hola, creo que no nos conocemos. Soy Lanie.
-Rick. -Nos dimos la mano a modo de presentación.
-Hola Mark, ¿Qué tal?
-Bien. -Se limitó a decir él con una sonrisa tímida. Vi que Lanie miraba a Kate y que esta evitaba su mirada. Decidí que lo mejor que podía hacer era dejarlas solas.
-Bueno, Mark y yo hemos visto antes una juguetería gigante, ¿A que sí Mark? -El asintió entusiasmado. -Bien, pues vamos y así vamos adelantando. -Mark me dio la mano y nos fuimos, o más bien huimos de las chicas.

POV Kate
No le había dicho nada a Lanie sobre Rick desde que lo conocía y encima ahora él se había ido y me esperaba un interrogatorio.
-¿Ya le has buscado padre a Mark? -Preguntó Lanie fingiendo cara de enfado.
-¿Qué? ¡No! Rick es sólo un amigo.
-¿Y cuando pensabas contarme lo de tu “amigo”? -Dijo dibujando comillas en la palabra amigo.
-Simplemente tampoco vi oportuno decirte nada. No hay nada que entre nosotros, por si te interesa.
-Bueno, por esa cara que pones y tus mejillas un tanto sonrojadas diría que me estás mintiendo. Pero bueno, visto lo que te cuesta mostrar tus sentimientos a quien te gusta, lo entiendo. Eso sí, no pierdas el tiempo, que con lo guapo que es igual te lo quitan. -Dijo Lanie. Tenía parte de razón, estaba empezando a sentir algo diferente a una amistad pero me daba miedo darme cuenta de eso.
-Lo que tú digas. -Intenté negarme a lo que me estaba diciendo.
-Yo sólo te digo que por una vez en la vida me hagas caso. -Lanie seguía sonriendo. Lo estaba disfrutando, y mucho. -Ahora ve a buscar a tu chico y a Mark y sigue con tus compras.
-Tú siempre tan directa. Bueno, aunque ahora tienes razón, tengo que encontrarles antes de que compren media juguetería. -Lanie rió.
-Adiós amiga, ya me dirás un día para vernos y hablar.
-No sé si me apetece mucho esa charla, la verdad. -Le dije sonriendo. -Pero ya te diré algo.
-A las malas Mark se puede quedar con Rick, ya has visto lo bien que se llevan. -Esa era claramente la mejor idea que había tenido. -Nos vemos. Adiós amiga.
-Adiós Lanie. -Y cada una siguió con su camino. Yo fui buscando por todas las jugueterías en busca de Rick y Mark pero de momento no había tenido suerte. De pronto vi una que tenía unas tres plantas llenas de juguetes y pensé que lo más probable era que estuvieran allí. Me perdí entre las estanterías de puzles y muñecas y luego me entretuve en la de los peluches. Finalmente y después de haberme pateado casi toda la juguetería me los encontré jugando con coche teledirigidos.
-Veo que estáis entretenidos. -Vi como Rick pegó un bote al oír mi voz y se giró para mirarme.
-Estábamos comprando y no hemos podido resistirnos.
-¿Hemos o has podido?
-Bueno, digamos que ha sido mutuo acuerdo. -Dijo sonriendo. Yo también sonreí por descubrir esa faceta tan infantil que tenía. La verdad es que era muy divertido y se le veía feliz.
-Mira Kate, mi coche va rapidísimo. -Soltó de repente Mark.
-Si que corre sí. Es el más rápido de todos. -Dije mientras le acariciaba el pelo. Cuando acabaron de jugar me di cuenta de algo.
-Rick, ¿qué has hecho? -Le pregunté al ver todas las bolsas que sujetaba.
-¿Qué he hecho de qué? Yo no he hecho nada. -Todavía no se había dado cuenta de que lo estaba riñendo.
-¿Y todas estas bolsas? Antes te has escaqueado para poder comprar todo lo que quisieras.
-Técnicamente los ha elegido él. Yo sólo he puesto la tarjeta de crédito. -Refutó él. En verdad por dentro me estaba riendo por sus justificaciones pero tenía que mantener mi postura de enfado.
-Ahora en serio Rick, no tenías que comprar nada.
-Ya lo sé, pero me apetecía gastarme el dinero en él. -Ahí lo entendí todo. Por mucho que Alexis no estuviera con él nunca más, veía a Mark como la hija que había perdido.
-Bueno, aun así no te justificas. -Y sin más le cogí una de las bolsas y empecé a andar con Mark de la mano. Estuvimos un rato más hasta que decidimos volver a casa. En cuanto llegamos yo empecé a poner la ropa en el armario de su habitación mientras Rick y Mark desmontaban la cantidad de juguetes que había comprado. En cuanto acabé me uní a ellos y empezamos a jugar los tres en el suelo de mi apartamento con los coches que habían comprado. Estuvimos entre risas y competiciones hasta que se hizo la hora de cenar.
-Bueno, yo tendría que ir yéndome a casa. -Dijo Rick mientras se levantaba.
-¿Por qué no te quedas a dormir? -Vi como se lo pensaba. -Te recuerdo que te debo una cena.
-Como negarme, entonces. -Dijo entonces. Puso sus manos a la altura de mi cabeza y yo se las cogí para incorporarme.
-Mark, ¿Quieres seguir jugando o prefieres ayudarme a hacer la cena?
-Nunca he cocinado. -Admitió el pequeño.
-¿Y quieres aprender? -El niño asintió con entusiasmo al darse cuenta que hoy aprendería una cosa nueva. Nos lavamos las manos y los tres empezamos a cocinar. Yo cortaba las verduras y Mark las ponía en un bol. Rick quiso encargarse del postre. Poco a poco Mark iba cogiendo confianza. Lo noté cuando cogió un trozo de tomate y se lo puso en la boca cuando pensaba que no le veía. Me reí en silencio y Rick se dio cuenta de lo que pasaba.
Acabamos de hacer la cena casi una hora después, pues Rick se entretuvo con la decoración. Yo mientras, y con la ayuda de Mark, pusimos la mesa y esperamos a que Rick trajera el resultado final.
Comimos tranquilamente, con una charla agradable y alguna que otra risa. Mark se iba soltando un poco más aunque sabía que todavía quedaba mucho trabajo por hacer. Rick se veía muy bien con él y parecía un hombre nuevo con el niño a su lado. Tenía un brillo en los ojos, un brillo de felicidad que no pudo más que ponerme feliz.
Mientras Mark veía la tele, Rick y yo estuvimos fregando, tal y como pasó hacía apenas cuatro días. Me puse nerviosa al primer plato que le di, cuando nuestras manos se tocaron por primera vez. Noté su nerviosismo también en ese momento y no pude evitar preguntarme si él también estaba empezando a sentir lo que yo estaba empezando a sentir. Seguimos con nuestro trabajo en silencio, ninguno de los dos sabía qué decir. Cuando acabamos vimos que Mark se había dormido en el sofá. Me acerqué hasta él y lo cogí en brazos y lo llevé a su habitación. Rick me siguió y deshizo las sábanas mientras yo poco a poco le ponía el pijama. Luego lo metí en la cama y le tape. No pude evitar sonreír al verlo dormido. Esto era muy nuevo para mi, y abrumador, sobretodo abrumador. No sé si en este periodo que estará conmigo antes de que alguien lo adopte será feliz, pero yo haré todo lo posible para que así fuera.
Salimos de la habitación y fuimos de nuevo al comedor.
-Se te da bien. -Soltó de repente Rick cuando estábamos ya sentados en el sofá.
-A ti sí que se te da bien. Has conseguido coger una confianza con él que yo no había conseguido hasta ahora.
-Pero eso es porque yo tuve a Alexis. Cada vez que la cogía en brazos me lloraba y yo no sabía que hacer. Poco a poco la fui entendiendo y sabía lo que le molestaba y lo que le gustaba. Tu en pocos días has sabido qué decir y qué hacer con él. No sé, creo que hay la suficiente confianza para preguntarte esto. -Me puse tensa al momento. -Tu no habrás sido madre antes de tener a Mark no? Porque sino no me lo explico. -Me relaje al instante y me empecé a reír.
-No, Mark, por así decirlo es el primero.
-Pues entonces es un don. Otro don más a poner en tu lista de dones. -Me sonroje ante sus cumplidos y él sonrió divertido, como si sonrojarme fuera su mayor objetivo. Estaba harta, por así decirlo, de que siempre él me dejara sin saber qué decir. -Bueno, será mejor que me vaya, se ha hecho tarde.

POV Rick
Me levanté y Kate me siguió hasta la puerta. Tenía unas ganas horribles de besarla, pero tenía que controlarme si quería seguir siendo su amigo. Me hizo gracia cuando se sonrojó al decirle ese cumplido. Ahí también tuve ganas de besarla.
Dios, tenía que calmarme o no aguantaría. Necesitaba saber si ella sentía lo mismo, si ella también pensaba en besarme cuando yo hacía o decía algo. Kate abrió la puerta sacándome de mis pensamientos.
-Bueno, me lo he pasado genial hoy contigo y estoy muy contento de haber conocido a Mark. Tiene la edad que tenía Alexis y me ha recordado tanto a ella que es como si me la hubieras devuelto. -Le confesé. Kate me acarició el hombro mientras sonreía. -Como siempre, te tengo que dar las gracias por lo que haces por mí.
-Ya sabes que no tengo problema en ayudarte. Pero la que hoy te tiene que dar las gracias soy yo. Me has ayudado con Mark lo que no está escrito. Está siendo bastante duro esto de ser madre adoptiva pero contigo a mi lado lo has hecho mucho más fácil. Así que gracias, Rick. –De repente se acercó mucho a mi y yo pensaba que nos íbamos a besar, pero no fue realmente así. Acercó nuestras caras y me dio un beso en la mejilla, pero muy cerca de la comisura de los labios, lo que me hizo suspirar y sin querer, hizo sonrojarme.
-Creí que sería imposible hacer que te sonrojaras. –Me la había devuelto. Kate Beckett me la había jugado y su venganza fue peor, porque seguía ahí parado sin saber qué decir.
-Eh, yo... Sí, será mejor que me vaya. –Dije gesticulando ostentosamente.
-Adiós Rick. –Yo me despedí con la mano y vi cómo Kate seguía sonriendo, victoriosa. Tras inspirar y expirar mi nerviosismo cogí un taxi para que me llevara a mi casa. Dios, eso había estado cerca, todavía podía notar sus labios cerca de los míos y yo no podía, tenía que dar un paso más, tenía que hacerlo o sino explotaría.
__________
Dicen que jugando, jugando surgen cosas! Ya está claro lo que sienten el uno por el otro, ahora sólo hace falta que se lo digan.
¿Cómo veis a Kate de madre?
En el próximo capítulo más y espero que mejor!
Nos vemos!!

rikala
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2043
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Localización : Conquistando el mundo ù.ú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Jul 17, 2016 10:43 pm

Me encantaa sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por alba_caskett el Lun Jul 18, 2016 4:01 am

yo la veo muy bien, y con Rick por ahí todavía mejor, jejejejejeje

me encanta...

y los sentimientos entre ellos están a flor de piel ya... van a tardar poco en saltar uno sobre el otro...

alba_caskett
Actor en Broadway
Actor en Broadway

Mensajes : 214
Fecha de inscripción : 20/02/2015
Edad : 24
Localización : Asturias

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por Ruth Maria el Vie Jul 29, 2016 1:30 am

Excelente la relación que van forjando entre ellos, la verdad que no hay que desesperarse y poco a poco ira floreciendo ese romance.
Ambos se apoyan mutuamente y me parece que mark les ayudara en el proceso!

Ruth Maria
As del póker
As del póker

Mensajes : 487
Fecha de inscripción : 14/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por claritacastillio el Vie Jul 29, 2016 3:42 pm

buenisimoo!! el capitulo me encantoo!! ahyy estoy ansiosaa para que publiques el otro capii!! la verdad es que me encantaa!!

claritacastillio
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 05/06/2016
Edad : 18
Localización : ARGENTINA El Pais Mas Lindoo!!! =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por nick_otina el Lun Nov 14, 2016 8:01 am

Una historia estupenda, siguela..

nick_otina
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 23/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por BRIGITTEALWAYSBELIEVE el Lun Nov 14, 2016 2:13 pm

Facepalm Mad Mad Mad porque no continúan con la historia... Quiero leer un nuevo capitulo de esta estupenda historia, con dos capitulos y ya anhelaba mas... Sigueeeee

BRIGITTEALWAYSBELIEVE
As del póker
As del póker

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 15/06/2015
Localización : BOGOTA

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No lo hagas (Actualizado 14/7/2016)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:22 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.