A salvo-Tamyalways Final Subido

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

capítulo 39

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 06, 2016 9:31 pm

Los astros se alineados para que pueda actualizar hoy jaja. Bueno es algo más largo, espero que lo disfrutéis aunque lo dudo jiji.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 38
POV KATE
Nos llevaron casi a rastras hacia otra sala más grande, allí nos colocaron sobre dos dianas que había pintadas en el suelo, había una tercera así que eso significaba que había otra persona Alexis. ¿Iban a fusilarnos? ¿Qué van a hacer con nosotros? Necesitaba impedir que le hiciera daño, no podía ser que muriéramos todos.
-¿Qué vas a hacer con nosotros?- pero antes de responderme entraron otros dos guardias y traían a Alexis con alguna que otra señal del infierno que había tenido que vivir allí encerrada. Castle consiguió zafarse de las zarpas de unos de los tipos duros que le agarraban y fue corriendo a abrazar a Alexis. Era un momento íntimo en el que había demasiados espectadores.
-Dios Alexis cariño que te han hecho-dijo mientras miraba con dulzura a su pequeña y la besaba y abrazaba.
-Papa-lloraba Alexis sin poder contenerse.
-Muy bonito, si muy bonito pero se acabó-dijo mandando a los guardias a separarlos y como bien había pensado antes, volvieron a colocarle a él en su sitio y a Alexis en la otra diana-bien ahora os voy a explicar lo que hace este botón-dijo a la vez que lo pulsaba, y de repente empezó una cuenta atrás de una hora- bien como podéis ver tenéis una hora y ¿sabéis para qué? Pues es lo voy a explicar-dijo poniéndose firme y como si estuviera dando un discurso.
-Hijo de puta que has hecho-gritó Castle todavía intentando tirarse hacia él pero otra vez se lo impidió las fuertes brazos de los guardias.
-Yo no volvería a intentarlo, verás los tres estáis encima de tres interruptores que hacen que una bomba explote. Si os movéis boom! Me has entendido señor Castle-y le había entendido perfectamente porque se puso completamente blanco-bien pues mira para que veáis que no soy tan malo, os digo que dos de los tres os podréis salvar. Solo si los tres os movéis la bomba explotara, pero os podéis marchar dos, a que soy bueno. Vosotros decidís como entenderás no me voy a quedar para ver cuál es vuestra decisión, eso sí tenéis una hora bueno ya 55 minutos para tomar una decisión, sino la bomba explotara y con ello todos los que estéis dentro. Adiós detective, ha sido muy divertido el enfrentamiento pero tengo un avión que me está esperando.
-Hijo de puta no te vayas, ven…-grité con todas mis fuerzas, había una posibilidad para que ellos se salvaran pero iba a ser muy difícil convencerle. Cuando se fueron Castle fue el primero en hablar.
-Cariño mírame-le dijo a Alexis-cuando pasen cinco minutos quiero que salgas de aquí sin mirar atrás y que busques ayuda.
-Papa yo…
-Haz lo que te digo.
-Castle-le llamé-tienes que ir con ella.
-¿Qué dices? No pienso dejarte sola.
-Y vas a dejarla a ella sola, puede ser una trampa y pueden estar ahí fuera esperando, no puedes dejarla sola Castle.
-Pues vas tú con ella.
-Papa no, no puedes quedarte aquí.
-Tranquila Alexis, no se va a quedar. Se va a ir contigo, verdad Castle.
-No…no puedo dejarte aquí.
-Castle, tienes que irte y buscar ayuda, quizás puedan apagarla no lo has pensado, cuanto antes te vayas mejor-dije intentando ocultar las lágrimas sabía que era muy complicado que pudiera salir con vidas de esta situación.
-Yo…
-Por favor, ahora mismo solo tú puedes sacarme de aquí.
-Pero…
-Ni peros ni nada vale Castle. Bien ahora Alexis, despacio sal de la diana.
Alexis salió despacio de la diana y todos contuvimos la respiración, no sabíamos si Bracken nos había mentido y estaba jugando con nosotros. Solo esperaba que no fuera así, cuando Alexis consiguió sacar los dos pies de la diana y tras varios segundos esperando a ver qué pasaba, todos gritamos de alegría.
-Bien, Castle ahora te toca a ti.
-Kate…
-Por favor no perdamos más tiempo sí.
A regañadientes accedió a salir primero puso un pie y me miró, en su mirada se veía toda la tristeza y desesperación, sabía lo que le estaba costando ese momento.
-Hazlo-le susurré casi no salió nada de mi boca, y entonces Castle sacó el otro pie, y no pasó nada. Estaba a salvo, no pude dejar de sonreír pasara lo que pasara ahora, me daba igual. Él y su hija estaban a salvo. Lo vi por el rabillo del ojo que se acercaba hacia mí.
-Kate… yo…
-No digas nada, ha llegado tu momento de ser el héroe-le dije sonriéndole.
-Dios tengo tantas ganas de besarte que…
-¿Qué? Me he perdido algo.-dijo Alexis sorprendida.
Castle se quedó paralizado sin saber que decir, no podía creer que me fuera a dejar sola para decírselo a la persona más importante de su vida. No sabía cómo se lo iba a tomar Alexis, nos habíamos llevado relativamente bien, pero después de todo lo que había pasado en estas semanas sería normal que me odiara, le había separado de su padre y ahora encima por mi culpa estaban ambos en peligro, dios no podíamos nadie imaginarnos por lo que tenía que haber pasado. Sabía lo importante que era para Castle su hija había visto la relación que existía entre ambos y sabía de la necesidad que tenía porque ella aceptara nuestra relación, aunque quizás ya no había posibilidad de una relación.
-Verás Alexis, tu padre y yo…bueno hemos pasado por mucho estas semanas y…bueno solo nos teníamos el uno al otro…bueno quiero decir siempre estabas tú en sus pensamientos pero…bueno ya me entiendes. A lo que iba Alexis yo quiero a tu padre no es por todo lo que ha pasado ni porque me sintiera sola o tuviera miedo no, no es por nada de lo que te pueda estar pasando por la cabeza, Alexis estoy enamorada de tu padre-miré a Castle un momento y vi la cara de felicidad que tenía con esa me quería quedar hasta el final-y bueno yo…
-Está bien detective…
-Kate.
-Bien, está bien Kate, pero ya puedes salir con vida de esta porque si haces daño a mi padre…
Ambos empezamos a reírnos, y Alexis vio que era el momento de irse y yo estaba de acuerdo solo quedaban 40 minutos y tenía que estar lejos, Alexis vio que necesitábamos despedirnos y salió de la sala para dejarnos solos.
-Dios Kate esto es lo más difícil que he hecho en mi vida.
-Lo sé-le dije acariciándole la mano.
-Kate gracias por decírselo a mi hija, y yo también te quiero lo sabes ¿no?
-Creo que me lo has demostrado suficientemente.
-No, me quedan muchos años para hacerlo Kate-y le di una sonrisa triste, yo no estaba tan segura de ello.
Miré nuestras manos entrelazadas y vi el anillo que aún teníamos cada uno en nuestras manos, el anillo de nuestra boda falsa pero que había parecido mucho más real de lo que era. Me hubiera encantado casarme con él, y tener una familia con él pero ahora era demasiado tarde.
-Castle yo…si me pasara algo…
-Ni se te ocurra decirlo vale.
-Bueno imagínate que esto es un libro de esos tuyos, como lo acabarías.
-Rook salvaría a Nikki-no pude evitar sonreírle.
-Siempre has sido un soñador, eso me encanta de ti Castle, así que si me pasa algo-fue a hablar y le tape los labios con uno de mis dedos-si me pasa algo quiero que sigas siendo el hombre soñador que tanto amo, no te derrumbes y prométeme que serás feliz.
-Kate hipotéticamente de que te pasara algo, que no te va a pasar nunca podría ser feliz Kate porque tú eres mi felicidad.
-Castle tienes a tu hija no puedes…
-No me voy a dejar morir, no nada de eso Kate, sé que tengo una responsabilidad con mi hija, pero no podría volver a ser feliz con ninguna otra mujer.
Nuestras manos seguían entrelazadas y nosotros nos mirábamos a los ojos con ternura con amor, y con miedo, miedo a perder esto que tanto nos había costado encontrar el amor verdadero y puro. De repente Castle bajo la mirada hacia nuestras manos entrelazadas y yo hice lo mismo. Pero de repente me quitó el anillo de casada y se arrodillo delante de mí, no por favor no me hagas esto pensé.
-Kate sé que no soy un hombre perfecto, y que quizás no es el mejor momento pero siempre desde que te conozco he querido hacerlo. Katherine Beckett, quieres casarte conmigo.
Tenía que haber contestado que no, porque no iba a poder cumplir con ello, pero yo también había soñado tantas veces con este momento que se me hizo un nudo en el estómago las palabras no me salían, abrí dos o tres veces la boca pero no conseguía decir nada. Dile que no dile que no me decía mi cabeza y con ello abrí la boca para decírselo.
-Si-vi cara de sorpresa y de felicidad que ponía y hasta ese momento no me di cuenta de lo que había dicho-sí, si-grité con una sonrisa. Y me colocó el anillo. Ambos nos quedamos parados el uno en frente del otro, queríamos besarnos y abrazarnos, pero no queríamos tentar la suerte.
-Dios Kate ahora mismo soy el hombre más feliz del mundo.
-No quiero zafarte esa felicidad pero queda poco más de 30 minutos si no quieres quedarte sin prometida.
-Prometida que bien suena eso, o sí verdad la bomba bueno yo Kate, no quiero dejarte sola.
-No volvamos otra vez con lo mismo y ves a buscar ayuda.
-Joder si esto tuviera cables no necesitábamos a nadie-dijo y ambos nos echamos a reír recordando aquel día, que salvamos a la cuidad, que él salvo a la ciudad.
-Te quiero.
-Y yo a ti Kate-y con eso lo vi marcharse sin mirar atrás rumbo a su salvación, y con la esperanza de salvarme a mí y convertirse en mi héroe, pero yo sabía que no había salvación para mí, pero pasara lo que pasara él era mi héroe.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo, espero que no me matéis pero ya queda menos de sufrimiento, además he metido un bonito momento ¿no?
Por cierto hoy he empezado con una historia nueva espero que le deis una oportunidad.
Comentarios bienvenidos siempre XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 40

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 07, 2016 8:37 pm

Bueno nuevo capítulo y estoy viva de milagro jaja. No me matéis de verdad no soy mala. Bueno muchas gracias por vuestros comentarios aunque en ellos me digáis que me queréis matar son bien recibidos. Bueno os dejo ya con él que hoy he tardado un poco más, espero que la espera merezca la pena.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 39
POV RICK
Había hecho la cosa más difícil de mi vida pero Kate, tenía razón lo único que podía hacer era salvar a mi hija y buscar ayuda para que alguien la salvara a ella. Pero me encantaría estar en su situación, cambiar los papeles, haberlas salvado a ambas, podría morir tranquilo y feliz. Cogí a Alexis de la mano y salimos corriendo por todas las estancias del almacén buscando la salida. De repente vi una sombra y me di cuenta de que Kate tenía razón, no iban a dejarnos salir con vida a ninguno. Uno de los hombres se había quedado allí esperando este momento. Teníamos que hacer algo y rápido porque si no estábamos perdidos y Kate también. Teníamos que planear algo y rápido cuanto más tiempo perdiésemos más difícil iba a ser poder sacar a Kate de allí con vida. Nos separamos cada uno por un lado para poder pillarle por ambos lados. Quería que Alexis lo provocara sabía que era muy complicado y que la estaba poniendo en peligro, pero teníamos que sorprenderlo por detrás y quedarlo KO y para eso era mejor yo. Alexis salió por su lado y en seguida el guardia la vio y con una sonrisa en su cara se fue directa a por ella.
-Um otra vez tú y yo solos, pequeña. Sabía que tú ibas a ser la que saliera.
Dios la sangre empezó a calentárseme de tal manera que cogí un palo que había en el suelo y le di con todas mis fuerzas en la cabeza haciéndole caer al suelo de rodillas y después todo lo largo que era. Cogí y empecé a rebuscarle entre los bolsillos a ver si podía encontrar algo, en ellos encontré un contrarreloj donde seguramente estaba la cuenta atrás de la bomba quedaban solo 25 minutos y ni si quiera habíamos logrado salir de allí. Seguí rebuscando y bingo encontré un teléfono móvil pero al abrirlo me di cuenta de que no tenía cobertura. Agarré a Alexis de la mano y tiré de ella hasta fuera del almacén. Seguía sin cobertura, maldije y salí corriendo sin mirar atrás solo mirando el móvil para poder conseguir un poco de cobertura, estaba sudando y aún así no habíamos conseguido nada. Cuando ya llevaba un kilómetro o así andado apareció una rayita y me puse a saltar. Marque el número de la comisaría y espere.
-La comisaría 12 con quién hablo-dijo la voz de una mujer.
-Hola soy Castle necesito hablar con Espo o Ryan.
-¿Quién?
-Perdona pero no tengo tiempo necesito hablar con los detectives Esposito y Ryan.
-Perdone usted pero soy el Capitán y lo que le tenga que decir a mis hombres me lo puede decir a mí.
-Mierda-maldije tapando el teléfono de todos tuvo que cogerla ella-mira Capitana.
-Capitán Gates.
-Capitán, hemos sido secuestrados, mi hija la detective Beckett y yo.
-¿La detective Beckett? ¿Esto es una broma? Porque si es una broma no…
-No por favor no cuelgue, necesito que le digas a los detectives que rastreen la llamada tenemos menos de quince minutos para que la bomba explote.
-¿De que me estás hablando?-de repente se escuchó una puerta y al alguien hablando, me sonaba la voz, y de repente esa voz llego mejor a mis oídos.
-¿Castle?-pregunto.
-¿Ryan?
-Si colega, donde estáis.
-Es largo de contar y no lo sé, necesito que mandes a los artificieros, Kate esta sobre una bomba necesitamos desactivarla en menos de diez minutos.
-Bien… ya están de camino sigue hablando sí.
-Ryan si no os dais prisa…
-Tranquilo Espo y Jordan estaban cerca de la zona y los artificieros estarán ahí en cinco minutos.
-Puede que sea tarde.
-No pienses eso, llegaremos.
Cinco minutos o menos no lo sabía, estaba ya tan nervioso que no controlaba el tiempo, llegaron Espo y Jordan en un coche, me monte con ellos y Alexis también y nos dirigimos hacia el almacén.
-Cómo estás brother.
-Bien, estoy bien-dije sin convicción.
-Y ella…
-Espero que bien. Llegamos en un minuto y en cuanto nos bajamos del coche vimos como llegaban los artificieros unos metros detrás, quedaban cinco minutos, tenía que quedar tiempo suficiente, sino…no, no podía pensar en ello.
POV KATE
El reloj seguía bajando y bajando, y no sabía nada de Castle, me daba igual si no llegaban a tiempo, bueno a quién voy a mentir no quería morir y menos ahora que creía que podía ser feliz. Me daba igual si Bracken escapaba y no volvía a verlo en mi vida, no sentía que estuviera fallando a mi madre, sabía que mi madre quería verme feliz y con Castle era más feliz que en toda mi vida. Necesitaba saber que estaba a salvo, que ambos estaban bien y a salvo, no quería que Castle hiciera una locura y volviera, sabía cuántas veces desde que se había ido se le había pasado por la cabeza volver, ambos éramos muy cabezones. Estaba cansada de estar tanto tiempo de pie sin poder moverme, los músculos se me estaban agarrotando, la tensión que tenía en este momento lo notaba en el cuello. Había pasado mucho tiempo quedaban unos 6 minutos para que la bomba explotara, aunque llegaran quedaba muy poco para que pudieran desactivarla. Me estaba dejando ganar, la ganadora Kate Beckett había perdido se había acabado todo. Estoy tan desanimada, que…qué coño se acabó para que alargarlo más. Si lo hacía ahora no pondría a nadie más en peligro, solo yo moriría. Había llegado el momento el reloj marcaba cinco minutos y bajando ya no quería seguir luchando. Y levanté un pie despacio lo tenía tan dormido de la misma posición que se movía despacio, demasiado despacio.
-Kate estamos aquí-escuche una voz gritando, y al segundo lo vi entrar por la puerta, aquí estaba Castle otra vez, aquí y de nuevo en peligro. Volví a colocar el pie con cuidado encima del suelo dentro de la maldita diana, y cruzamos nuestras miradas vi como se había dado cuenta, sabía que estaba tirando la toalla.
-Castle vete, ya no se puede hacer nada.
-No Kate, mira-dijo señalando a un hombre que enseguida se puso manos a la obra con la bomba-él va a desactivarla.
-No hay tiempo Castle.
-No digas que no hay tiempo-me gritó-no entiendes que no puedo vivir sin pensar en que podía haber hecho más, voy a estar aquí contigo no te voy a dejar sola.
-No, Castle. Tú no puedes hacer nada. Si él puede hacer algo lo hará pero tú no puedes.
-Kate te necesito…
-Lo sé.
-Siento interrumpir pero…no se puede desactivar lo siento.
-¿Qué?-preguntó sorprendido Castle con lágrimas en los ojos, él pensó que ya estaba todo hecho pero no…yo sabía que Bracken no dejaría ningún cabo suelto.
-Lo siento.
-No pasa nada lo entiendo, Rick será mejor que te vayas quedan 3 minutos y…
-Y nada, tienes que poder hacer algo, vamos no eres el mejor pues demuéstralo-le gritaba.
-Yo solo se puede intentar algo pero…
-Pero que, hazlo.
-Solo puedo retrasar el interruptor veinte segundos a lo máximo, en veinte segundos es imposible salir de aquí.
-Pero se puede intentar ¿no?
-Solo si crees que puedes-dijo mirándome, no creía que estuviera en condiciones pero…que iba a hacer.
-Sí creo que puedo intentarlo, que hay que hacer.
-Con esto se retrasa-dijo dándome una aparato donde había un botón rojo en el medio.
-Bien, salid y cuando crea que estéis fuera le daré y saldré.
-Kate pero puedo…
-No vamos salid o no me dará tiempo.
-Vale venga vamos señor Castle-y los vi salir con la mirada de Castle siguiéndome hasta el final.
POV JORDAN
Vi como salían Castle y el experto en explosivos, eso solo podía significar que todo había salido mal.
-¿Qué ha pasado?
-No he podido desactivarla, solo tiene una oportunidad, y no sé si…
-Va a salir-dijo Castle con la voz afectada por la lágrimas que le caían por las mejillas-Tiene que salir.
Vi el reloj y vi que quedaba un minuto si tenía veinte segundos para salir tenía que haberlo intentado ya así que ya mismo veríamos como el almacén saltaba por los aires, solo esperaba que Kate pudiera salir de esta. Era una mujer fuerte y sabía que iba a intentarlo hasta el final pero tenía pocas opciones eso estaba claro. Empecé mentalmente a controlar los segundos que quedaban, Kate había aguantado lo suficiente para saber que estaban a salvo, hasta en ese momento se preocupaba por los demás. Estaba tardando demasiado, no creo que se hubiera dado por vencido o sí yo… y de repente ¡BOOM!! Todo salió volando por los aires, trozos de pared caía cerca de donde nos encontrábamos. Castle comenzó a chillar y tuvimos que agarrarlos entre todos para impedir que se metiera entre los restos del almacén. Una gran cantidad de polvo se formó justo delante de nosotros y nos impedía verlo todo. Pero de repente Castle se puso a gritar y se soltó de nuestro agarre hasta que no lo vimos con nuestros ojos no podíamos entender que pasaba.
-KATE KATE-gritaba Castle como un loco a la vez que se acercaba a una figura que salía tosiendo por el polvo del almacén que hacía unos segundos había volado en pedazos. Empezó a estornudar y a toser y Castle la acercó hasta donde nos encontrábamos. Estaba exhausta y se había desmayado del esfuerzo, entre Castle y Espo la subieron a la ambulancia que ya había en la puerta esperando lo peor. Pero estaba viva, iba a salir de esta, nunca había estado tan feliz en mi vida de acabar un caso, y de acabarlo así.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo si no hay ningún problema. Para que veáis que no soy mala y porque tenía miedo de mi integridad física he alargado un poco el capítulo el último párrafo iba en el siguiente capítulo pero si os hubiera dejado así me matáis jaja. Bueno comentarios bienvenidos os recuerdo que quedan pocos capítulos ahora tocan las cosas buenas ya han sufrido lo suficiente. XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

capitulo 41

Mensaje por tamyalways el Dom Abr 10, 2016 8:56 pm

Bueno nuevo capítulo espero que lo disfrutéis empieza ya lo bueno. Gracias por vuestros comentarios siempre los leo, no solo los leo si no que estoy deseando de leerlos jaja.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 40
POV RICK
Estábamos en una habitación del hospital, Kate estaba dormida tras sedarla para que pudiera descansar. Alexis también había recibido tratamiento pero apenas tenía unos golpes que tendrían que curar con el tiempo, igual que en mi caso. Tenía una costilla rota y otra fracturada pero solo podía hacer reposo, claro que no lo estaba haciendo ni lo iba a hacer hasta que todos estuviéramos en casa sanos y salvo. Kate se había llevado la peor parte en la explosión, tenía un poco dañados los oídos y fracturado un brazo tras caerse parte del almacén encima, tenía alguna que otra contusión pero por lo demás estaba bien. Los chicos y Jordan al instante habían desaparecido para intentar impedir a Bracken escapar, pero todavía no habían llegado noticias de ellos así que no sabía que contarle a Kate cuando despertara porque seguro que preguntaría por ello. Me recosté en el sofá y cerré los ojos, estaba muy cansado demasiado cansado y me deje llevar por el sueño quedando completamente atrapado en mis sueños.
Al poco tiempo o eso pensaba ya que no sabía muy bien el tiempo que había pasado abrí los ojos y miré a Kate que estaba mirándome con una sonrisa en la cara. Miré como nuestras manos estaban entrelazadas y Kate empezó a acariciarme la palma de mi mano.
-Hey.
-Hey.
-¿Cuánto llevo aquí?
-Pues la verdad no tengo ni idea-dije haciéndola sonreír-unas horas como mucho.
-Umm, como esta Alexis-dios como amaba a esta mujer ella allí en la cama y preocupándose por los demás.
-Está bien, unos rasguños pero nada de importancia, en realidad la he mandado a casa con mi madre. Tu padre tiene que estar de camino, si quieres voy a llamarlo…
-No, está bien, tengo una buena compañía.
-Me alegra que te guste la compañía-dije sonriéndole y me acerque a ella y deposite un beso suave en su frente-¿Cómo te encuentras?
-Bien, ¿y tú?
-Yo ahora perfectamente-le dije mirándola-Kate yo…
Pero no pude terminar porque en ese momento llegó el padre de Kate junto a Lanie y ambos fueron corriendo a abrazarla. Estuvieron hablando un poco para tranquilizarlos, necesitaba un café más que nada en este momento, y como estaba acompañada era el mejor momento.
-Voy a ir a tomar un café enseguida vengo.
-Yo quiero otro-dijo Kate con cara de pena.
-Preguntaré a ver si puedes tomarlo.
-Y si no me lo traes igual.
-Si claro-le dije sonriéndole sabía la necesidad que tenía por un buen café.
-Voy contigo, si no te importa-dijo Jim.
-Claro, si vamos.
Y nos fuimos a la cafetería para poder tomarnos un café, de paso hablamos con los médicos de Kate los cuales nos dieron buenas noticias, podrían darle hoy el alta, tenía que tener un poco de cuidado pero estaría bien en casa. También me dijeron que podía llevarle un poco de café pero que no abusara con los medicamentos que tenía que tomarse. Le habían hecho pruebas sobre el disparo para ver si no había habido ningún problema y la herida había curado bien y no había ningún problema. Fuimos a la cafetería y nos sentamos cada uno con nuestro café en una mesa cerca de la ventana, necesitaba ver el mundo exterior, necesitaba aire después de haber estado encerrado tanto tiempo.
-Castle, yo…quería darte las gracias.
-¿Por?
-Por salvar a mi hija.
-Señor Becke…
-Jim, puedes llamarme Jim.
-Si yo…ella me ha salvado a mí, nos ha salvado a todos.
-Si mi hija es muy fuerte.
-Si.
-Solo espero que la cuides y la hagas feliz.
-Yo…
-No pensaras que soy tonto, ¿no?, conozco muy bien a mi hija Castle y nunca la he visto así con ningún otro, es muy feliz, no era así de feliz desde que…ya sabes desde lo de Johanna. Así que hazla feliz, creo que ya ha sufrido demasiado.
Me acorde en ese momento de mi petición de mano a Kate, y de como ella había aceptada, en eso era muy clásico y me hubiera gustado pedirle a Jim su mano, no sabía si debía hacerlo, tenía miedo de Kate tomara la decisión por el momento en el que nos encontrábamos. Pero bueno su padre me daba ahora el permiso, eso no caducaba ¿no?, si ahora no quería cuando llegara el momento pues ya lo habría hecho, así que me llene de valor y le hice la pregunta. Estaba muy nervioso porque además era padre y me imaginaba ese momento algún día con mi hija y…sin pensarlo, que sino no lo haces Castle me dije a mi mismo.
-Señor Bec… quiero decir Jim yo me gustaría…bueno quizás no sea el momento más oportuno pero…me gustaría pedirle la mano de su hija.
-La mano de que…
-Bueno ya sabes me gustaría casarme con ella, y me gustaría su bendición.
-En serio, yo pensé que eso ya no se llevaba, además mi hija puede manejarse sola.-dijo sonriendo-pero me alegro de verdad que estéis dispuesto para dar ese paso.
-Bueno no sé si los estamos yo…le pedí matrimonio dentro del almacén con la bomba y eso…y me dijo que si pero no sé si…
-Castle entonces felicidades, porque mi hija tiene palabra y si dijo que si es porque quiere casarse-ambos nos sonreímos-ya me imagino a mi pequeña llevándola al altar.
-Si bueno, por si acaso espero que me guarde el secreto me gustaría hablar antes con ella.
-Si claro, serás mejor que le llevemos ya su café sino…
POV KATE
Me quedé con Lanie en la habitación, estaba cansada y un poco dolorida, tenía el brazo enyesado y tenía fuertes dolores en el costado derecho. Intenté colocarme mejor en la cama para poder hablar mejor con Lanie pero un simple gesto me dolía demasiado.
-Kate, chica no sabes lo que me alegra verte así.
-De verdad que mala amiga eres, estoy echa una mierda.
-Jaja muy graciosa, me alegro de que estés viva Kate.
-Si lo sé, yo también.
-También me alegro de verte feliz-y le sonreí, era verdad era muy feliz, solo pensaba en estar con Castle a solas metidos en una habitación durante horas-mira Kate yo…-se quedó paralizada mirando hacia abajo, seguí su mirada y estaba mirando mi mano, más concretamente mi anillo.
-¿Qué?
-Tu anillo, el anillo, ¿Por qué…? Lo has cambiado de dedo.
-Si bueno, no fui yo, fue Castle.
-Am Castle si claro…Castle.
-Si-dije indiferente, vi como estaba alucinando, me gustaba jugar con ella.
-Eso significa…
-Que necesitaré dama de honor.
-Dios Kate, esto es increíble-empezó a gritar-dios mío no puedo creerlo mi chica se casa.
-Por favor, Lanie no grites vale. Todavía no lo sabe nadie, además quiero hablar antes con Castle, no quiero, no se… a lo mejor se vio obligado o presionado…
-Kate no lo dices en serio, ese hombre está loco por casarse contigo.
-Bueno puede ser pero prométeme que no lo vas a gritar a los cuatro vientos.
-Vale lo prometo, pero no sé cuánto voy a tardar así que…
-Que no te vas a poder guardar, ¿Lanie?-preguntó Castle entrando en la habitación seguido de mi padre.
-EHH!! Nada cosas de chicas.
-Bueno tengo buenas noticias-dijo sentándose a mi lado y ofreciéndome mi café, el cual me quemaba la garganta al pegarle el primer trago era alucinante sentir ese sabor en mi boca-te dan de alta esta noche Kate, quiero decir que te puedes ir vistiendo, nos vamos a casa-dijo sacándome de mis pensamientos.
-A casa…
-Bueno pensé que podíamos ir al loft, ya he llamado a Alexis y a mi madre y bueno te están preparando una habitación.
-Castle yo…
-Bueno solo pensé que allí estarías mejor, podrimos cuidarnos los unos a los otros mientras no estuviéramos al 100%, pero si no quieres…
-No.
-¿No?
-No, no. Quiero decir que me parece bien, solo que no quiero molestar si…
-No molestas Kate nunca podrías molestar.
Salimos una hora después hacia el loft Castle y yo, los demás se habían largado ya. El trayecto en el taxi fue mi corto, en el cual Castle había estado más pegado a mí de la cuenta, cuidaba de mí y eso me gustaba me sentía segura y amada por un hombre increíble. Llegamos a su loft y me ayudo en todo momento a bajar del coche.
-Castle estoy bien, tranquilo vale, deberías mirar más por ti, tus costillas ya sabes…
-Estoy bien si tu estas bien Kate-dijo cuando llegamos justo a la puerta y le besé no pude evitarlo había pasado mucho desde la última vez que lo había hecho. Al separarnos ambos estábamos sonriéndonos.
-Bien será mejor que entremos-abrimos la puerta y cuando la cruzamos.
-¡SORPRESA!
Allí estaban todos, Jordan, los chicos, Lanie, mi padre, Martha, Alexis, algunos de los chicos de la comisaria y hasta Jones estaba allí. Estaba contenta de verlos a todos, pero bueno solo pensaba en Castle y en mí y una cama. Estuvimos saludando a todos y tomando una copa con toda nuestra familia, porque aquellos eran nuestra familia. Estaba hablando con Alexis y Lanie cuando llegó Castle por detrás y me agarro de la mano.
-Jordan quiere hablar con nosotros.
Nos disculpamos con ambas y nos dirigimos al despacho de Castle con Jordan, se le veía feliz, y le debía tanto, no podía vivir vida suficiente para darle las gracias.
-Jordan quería darte las gracias por…
-No me las des, es lo que hacen los amigos-dijo sonriéndonos-por cierto solo quería decirte que le hemos detenido cuando intentaba salir por la frontera hacia Canadá. Tienes una cita con él para mañana.
-Yo no creo que…
-Kate, tienes que ir-dijo Castle interrumpiéndome-será la mejor forma de cerrar con tu pasado-asentí con la cabeza, y él me agarró la mano entrelazando nuestros dedos.
-Está bien, allí estaré mañana-nos dimos un abrazo y nos despedimos de ella, cuando salimos el resto de invitados estaban también preparados para irse.
-Habéis pasado por mucho estos días es mejor dejaros descansar-dijo Ryan.
-Si gracias.
-Bueno nos vamos os dejamos solos-dijo Martha.
-Martha no os tenéis que ir…
-No, pero queremos no queremos interrumpir a lo tortolitos, ya sabes tenéis que recuperar el tiempo perdido…
-Abuela, será mejor que nos vayamos-dijo Alexis haciéndonos reír a todos.
Todos salieron por la puerta de la entrada del loft y allí estábamos ambos de pie mirando hacia la puerta, nos habíamos quedado solos, por fin podíamos hacer lo que había estado deseando desde que me desperté en aquella cama, así que lo cogí lo besé con pasión y los llevé hacia la habitación.
CONTINUARÁ…
Mañana capítulo nuevo pero irá en la parte M, por si acaso como siempre pondré el enlace en twitter. Además mañana subiré el primer capítulo de mi nueva historia, si todo va bien, espero que le deis una oportunidad será AU, y bueno espero que os guste.
Comentarios siempre bienvenidos
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 42

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 11, 2016 9:04 pm

Bien pues aquí tenéis el capítulo M espero que lo disfrutéis jaja. Mañana tendremos un nuevo capítulo en la otra parte. Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 2 M
POV KATE
Era la primera vez que entraba en su cuarto era muy masculino con colores oscuros pero con un muy buen gusto, me quedé mirando la habitación contemplándola pensando que así podía conocerlo mucho más de lo que ya lo conocía. Castle estaba en el baño y apareció a los pocos segundos detrás de mí abrazándome y besándome haciéndome suspirar. Me di la vuelta y le besé sin sentido agarrándome a su cara con la mano buena para profundizar aún más el beso, le necesitaba tanto en este momento que no sabía si iba llegar ni si quiera a la cama, allí de pie empecé a desnudarlo como si no hubiera mañana y después de haber estado a punto de morir no estaba desencaminada. Castle me agarró con fuerza como si la pasión y el deseo le comiese por dentro y me apoyó contra la pared con fuerza.
-¿Kate te he hecho daño?
-No pares o la que te hará daño seré yo-le dije y escuche su risa, esa risa y esa sonrisa que hacía que se me cayeran las bragas.
Volvió a besarme con fuerza, y empezó a mover su manos arriba y abajo por mi cuerpo haciéndome temblar por la anticipación, lo deseaba tanto en este momento, pero sabía que el necesitaba su tiempo, necesitaba hacerlo lento, sentir que estábamos vivos, que nos queríamos, quería que no fuera sexo solo quería amarme besarme todo el cuerpo susurrándome en casa beso y suspiro de nuestro cuerpo el amor que sentía por mí, y eso me hacía sentir especial de tener un hombre así a mi lado.
Con cuidado me quitó la camiseta por encima de la cabeza, con un poco de dificultad por medio del brazo, bajo sus ojos a mi cicatriz aquella que nos había unido al fin y la besó con adoración, haciendo que mí cuerpo se derritiera bajo sus caricias. Me desabrochó el sujetador con manos experta y lo dejó caer a un lado, empezó de nuevo a besarme sin descanso mientras sus manos recorrían mis costado hasta llegar a mis pechos los cuales empezó a tocar con esas manos que me volvían loca, dejé escapar un gemido echando la cabeza hacia atrás dando en la pared. Castle empezó a bajar sus labios sobre mi mandíbula mi cuello hasta mis pechos. Pasó su lengua alrededor de mi pezón sin llegar a tocarlo, lo necesitaba tanto, que coloque mi mano fuertemente en su cuello y lo insté a colocar su lengua y su boca sobre mi pecho.
Primero lo beso y poco a poco sacó su lengua y empezó a chupar y mordisquear mi pezón con fuerza haciendo que perdiera fuerza en mis piernas y si no es porque el me coge en ese momento hubiera acabado en el suelo. Me cogió en brazos y me dejo caer en el centro de la cama se quitó su camiseta y volvió a recostarse encima de mí. Paso al ataque con el otro pecho besándolo y torturándolo, a la vez con su mano daba pequeños piñizcos al otro, tenía mi cuerpo a punto de estallar y acabábamos de empezar, ni si quiera me había tocado las parte más sensible de mi cuerpo, que estaba ya empapada esperándolo impaciente. Empezó a bajar por mi cuerpo entreteniéndose en mi ombligo jugando con el introduciendo su lengua dentro de una forma muy sexy sin dejar de mirarme, no podía dejar mis manos quietas y lo necesitaba tanto ahí abajo que empujé su cabeza más abajo.
-Ummm, estamos impaciente-dijo con una sonrisa en su cara.
Me desabrochó el botón del pantalón y la cremallera despacio demasiado despacio me estaba matando, pero dejo el pantalón en su sitio y empezó a jugar con el hueso de mi cadera dejando pequeños mordiscos allí, mis caderas se subieron buscando su contacto.
-Dios Rick te necesito ahora.
Parece que eso le saco de sus ganas de seguir torturándome y termino de sacar los pantalones por los pies, y empezó su camino ascendiente besando todo lo que encontraba por el camino, hasta llegar al interior de mis muslos, allí se detuvo y dejo escapar un poco de aire, que consiguió que aún me mojara más para él. Pasó sus manos por mis braguitas completamente mojadas y las hizo a un lado, tocándome por fin donde más lo necesitaba.
-Dios Kate estas tan mojada-dijo llevándose su dedo manchado de mi humedad al interior de su boca chupándolo hasta quedarlo limpio, dios como me volvía tan loca.
Volvió a meter su mano entre mis labios vaginales, moviéndolos y separándolos, cerré los ojos por anticipación, y sentí como introducía uno de ellos dentro de mí haciéndome casi estallar, mis caderas se sacudieron buscando más, y su otra mano, su fuerte mano la colocó en mi cadera inmovilizándola. Introdujo un dedo y empezó a moverlo en mi interior primero despacio, muy despacio y luego más y más rápido, introdujo otro, y vi como mi cuerpo empezaba a sentir la necesidad de liberación. Siguió entrando y sacando los dos dedos de mi interior y de repente y sin ni siquiera imaginármelo sentí su lengua chupando y chupando, mi cuerpo pedía la liberación, sacó su dedos y en su lugar su lengua empezó a jugar con mis labios besándolos mordiéndolos y chupándolos, entrando y saliendo volviéndome loca. Volvió a intercambiar sus dedos por la lengua, de golpe tres de sus grandes dedos me llenaron y su lengua empezó a acercarse al lugar necesario, mientras sus dedos no dejaban de entrar y salir, su lengua estaba en mi clítoris chupándolo y mordiendo haciéndome perder la conciencia de donde estaba, esto era demasiado, y mi cuerpo exploto en mil pedazos llegando al orgasmo, dejándome caer sobre la cama completamente saciada y satisfecha, pero con deseos detenerlo dentro de mí. Cerré los ojos intentando recuperar el aliento, cuando sentí como Castle se recostaba cerca muy cerca de mí y muy muy desnudo solo con sus calzoncillos.
-Ummm-dije casi ronroneando mientras me acariciaba el costado y besaba mi cuello justo debajo de la oreja me estaba volviendo loca.
Bajé mi mano colocándola suavemente sobre su cintura donde estaba su calzoncillo, y metí la mano dentro acariciándole su erección, su gran erección, haciéndole suspirar. Nos volvimos a besar con pasión colocándose él encima de mí pegando su pecho al mío, nuestros cuerpos sudorosos se pegaban aún más si se podía. Con los pies conseguí quitarle los calzoncillos, le besé en el cuello, pasando mis manos por su pelo, bajando por sus hombros y por su espalda deteniéndome en su culo instándolo para entrar dentro de mí llenándome de completo. Nos movíamos juntos como si fuéramos uno dentro y fuera lento al principio y más rápido después. Mientras nos movíamos no dejábamos de besarnos y acariciarnos, mi pulso se estaba acelerando, nuestros corazones juntos al mismo tono iban y venían juntos a nuestros cuerpos unidos. No pude más y explote en mil pedazos llevándome a él conmigo, noté como me llenaba sintiéndolo más cerca que nunca. Nos quedamos allí en la misma posición durante unos segundos intentando recuperar el aliento, le acariciaba casi sin fuerza su pelo, y él dejaba pequeños besos en mi cuello.
-Kate te quiero-dijo en mi oído.
-Yo también te quiero Rick- y con esto nos quedamos completamente dormidos.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo a ver cómo va la reunión con Bracken y que hacen a partir de ahí nuestra pareja favorita.
XXOO
Twitter:tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 43

Mensaje por tamyalways el Mar Abr 12, 2016 9:12 pm

Bueno nuevo capítulo ya queda tan poquito que me está dando pena. La semana que viene se podrá fin a este fics que tan buenos cosas me ha proporcionado. Gracias por seguirla y estar ahí. También quiero daros las gracias por la buena acogida que le han dado a mi nueva historia.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 41
POV KATE
Me desperté tras sentir un fuerte dolor en el brazo que tenía fracturado. Había dormido con el sobre el pecho de Castle y con tenerlo toda la noche en esa posición el brazo se había resentido. Me coloque de espalda sobre la cama, y me di cuenta de mi desnudez, completa desnudez. Recordé la maravillosa noche que habíamos pasado de ahí las pequeñas molestias que sentía en algunas partes de mi cuerpo, por el ejercicio realizado durante la noche. Sonreí como una tonta, estaba completamente enamorada y feliz, hacía mucho que no era completamente feliz. Los últimos años a pesar de los duros momentos que había vivido había sido feliz de tenerlo cerca, pensé que con eso podía ser feliz. Pero ahora me doy cuenta de que eso no era felicidad, porque no daba todo de mí, ahora era completamente feliz, más de lo que podría imaginar. Ya no tenía que preocuparte de nada, ya no podía sentirme mal por ser feliz, ya me había quitado un gran peso de encima, había hecho justicia para mi madre y para muchas otras personas. Había detenido a un asesino y se iba a pudrir en la cárcel. Sentí un cosquilleo en mi brazo bueno y al girarme vi como Castle estaba de costado mirándome y acariciándome suavemente mi brazo desnudo.
-Hey.
-Hey.
-¿Cómo estás?
-Castle deja de preguntarme como estoy, vale.
-Vale esta vez es la última pero…
-Vale estoy bien, más que bien, te vale.
-Si me vale-dijo sonriéndome. Me tumbe y me acerque a él colocándome de costado y le besé despacio, suavemente pero poco a poco fui profundizando el beso, nuestras lenguas se juntaron y… y de repente soltó un gruñido-Kate no me hagas esto porque no voy a poder parar.
-Pues no pares-le dije sin dejarle de besarle.
-Kate tienes una cita.
-Puf-suspiré.
-Necesitas esto para empezar de cero, para que podamos empezar de cero.
-Vale, está bien.-me levanté de mala gana y fui directa a la ducha totalmente desnuda.
-Kate eres muy mala-dijo Castle quejándose ante la vista.


Llegué a la cárcel donde Bracken estaba encarcelado, Castle quería acompañarme pero quería hacerlo yo sola, no quería seguir metiéndole en esto, era algo mío que pertenecía a mi antigua vida y quería, necesitaba cerrarla yo sola. Pasé por todos los medios de protección para poder entrar en la cárcel. Me senté en una sala donde había una mesa y un par de sillas, parecía la sala de interrogatorios de cualquier comisaria. A los pocos minutos entró un guardia junto a Bracken con unas esposas puestas. No tenía el buen aspecto del día anterior, ya no tenía su brillante traje, ni su cara tenía ese buen aspecto. No se había afeitado, y entre el interrogatorio y la noche en prisión se veía que no había descansado lo suficiente. Además tenía un golpe en el pómulo, lo suficientemente fuerte para que le saliera un morado, seguramente habrá sido los chicos, no pude evitar sonreír en pensar en ello, ella no podía hacerlo ya por lo menos le quedaba claro que alguien lo había ello por ella.
-No quiero estar…-pero no le dio tiempo a acabar, el guardia ya había cerrado la puerta y lo había dejado allí de pie enfrente de mí.
-Hola senador, o donde está la educación Bracken.
-Todavía no has ganado.
-¿A no?, te vas a pudrir aquí en la cárcel.
-No pueden demostrar nada de lo que supuestamente decid que he hecho-dijo sonriendo.
-Puede que no pueda demostrar todavía que mataste a mi madre y a todos los demás, pero el fiscal se encargara de encontrar las pruebas, pero solo con los secuestros de Castle, su hija y la mía y el intento de asesinato de los tres vale para pasar el resto de tu vida en la cárcel, con eso me vale-la sonrisa se le quitó de la cara-espero que disfrutes mucho de tu hospedaje en este lugar, seguro que encuentras viejos amigos-y con eso me levanté y me largue de allí sin mirar atrás, todo había acabado yo ya no podía hacer nada más.
POV RICK
Estaba esperando a Kate, estaba muy nervioso por saber cómo le había ido la cita con el diablo. Estaban tan nervioso que no podía parar quieto, me había metido en la cocina dispuesto para hacer la comida para los dos ya que Alexis había decidido volver a la universidad lo antes posible y mi madre había vuelto a su academia con sus alumnos, pero a pesar de que seríamos solo nosotros dos había hecho comida para un montón de gente producto de mi nerviosismo. Ahora después de hacer la comida y poner una botella de vino a enfriar estaba pasillo arriba pasillo abajo sin parar. De vez en cuando la costilla me daba por culo, pero gracias a los calmantes podía aguantar lo mejor posible. Estaba perdiendo la paciencia, hacía ya horas que había salido, y no podía evitar estar impaciente y preocupado. Cogí mi chaqueta y me dispuse a salir, cuando de repente abrí la puerta casi me chocó contra Kate que estaba justo en la puerta con la llave puesta en la cerradura, esa llave que le había dado al salir, era un paso más en nuestra relación.
-Hey.
-Hey.
-¿Dónde ibas?
-Yo…estaba preocupado.
-Oh, fui a dar una vuelta por la cuidad supongo que perdí la noción del tiempo.
-Bien, no pasa nada-le dije sonriendo o intentándolo.
-No, si pasa debería haberte avisado, lo siento.
-Kate no tienes que avisarme de todo yo…
-Castle, basta vale, mejor entramos ¿no?
-Si lo siento, ¿quieres tomar algo?
-Vino estará bien.
-Perfecto, ahora voy espérame en la sala-fui a la cocina y cogí el vino que estaba enfriándose y dos copas limpias y las lleve hacia el sofá. Le entregué a Kate una copa, y abrí la botella sirviéndole un poco en la copa y otro poco en la mía. Me recosté en el sofá y Kate hizo lo propio colocándose y recostándose sobre mi pecho.
-Kate yo quería…bueno en cuanto a lo que paso en…en el almacén.
-Castle suéltalo vale.
-Vale, de la pedida.
-Oh, te arrepientes, porque si es eso…
-No, lo dirás en broma ¿no?, Kate me harías el hombre más feliz del mundo si aceptaras casarte conmigo.
Kate se levantó y se colocó enfrente de mí mirando fijamente a los ojos, me agarró mis manos y los juntos con las suyas en su regazo, acariciándomelas.
-Castle te lo dije una vez y te lo digo otra y otra si hace falta, si quiero casarme contigo Castle, me escuchas.
-Si te escucho-dije sonriéndole y la acerque a mí rozándole un beso suave un simple pico donde junte nuestras sonrisas.
-Bien, ahora que hemos solucionado eso, ¿Qué te apetece hacer?
-Una peli.
-Bien-dijo colocándose de nuevo en mi regazo.
-Kate cuando hablamos de volver a Duluth, sé que a lo mejor es muy pronto y eso, pero me gustaría que nuestros amigos vieran donde hemos estado.
-¿Quieres ir allí con todos?
-Sí, bueno en una semana hay un puente largo, y pensé que podríamos disfrutar todos juntos.
-Bien, me gusta.
-Entonces lo prepararé todo.
Nos quedamos tumbados en el sofá cogí el mando de la tele y cuando la encendí estaban las noticias y nuestras caras aparecían en ellas, todo el mundo ya sabía que estábamos vivos y conocían la mayoría de los movimientos que habíamos dados, pero no podían ni imaginarse lo que había avanzado nuestra relación.
CONTINUARÁ…
Nos vemos mañana chic@s
Comentarios bienvenidos siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 44

Mensaje por tamyalways el Miér Abr 13, 2016 8:37 pm

Nuevo capítulo, el viaje de nuevo a Duluth espero que os guste, muchos besos a todos y gracias por seguir leyendo.
Seis Semanas Después
POV RICK
Todo había vuelto a la normalidad, bueno no todo, Kate había vuelto a la comisaria aunque de momento solo había podido realizar trabajo de escritorio, papeleo tras papeleo. Y yo me había pasado por allí para hacerle compañía, para aliviar un poco a la gente de la comisaria porque no sé cómo no había matado todavía a nadie.
El nuevo capitán, era una mujer fuerte y con mucho carácter, yo no le gustaba nada, mejor dicho creo que me odiaba y eso que todavía no había podido participar en un caso de verdad junto a Kate y los chicos, cuando eso pasara creo que iba a tener que hacer alguna llamadita para que no me echara de allí a patadas. A pesar de poder hacer una llamada, no la tenía todas conmigo si la cagaba estaba seguro de que mi culo sería pateado.
Había preparado el viaje que teníamos pendiente desde que llegamos, pero no habíamos podido realizar todavía por una cosa u otra, pero ya había llegado el momento. Kate había ido esta mañana al médico para que le quitaran el yeso del brazo, había querido acompañarla pero ella me había terminado convenciendo quitándole importancia a la visita, e instándome a que terminara de colocar todo para hacer el viaje. Íbamos todos, los chicos, Lanie, Jenny, mi madre, Jim, Alexis y nosotros, habíamos invitado a Jordan pero por el trabajo no pude venir al viaje.
Habíamos quedado todos en el aeropuerto, había alquilado una casa en la misma zona pero de mayor tamaño para que pudiéramos entrar todos, nuestra casa era demasiado pequeña para meter tanta gente, pero había alquilado la casa para pasar una noche Kate y yo solos, quería recordar cada buen momento que habíamos pasado allí, quería darle una noche especial. Recogí mis cosas y las de Kate, cogí los billetes del avión de todos y mi pasaporte y salí hacia la comisaria para recoger a Kate.
Durante el trayecto no dejaba de pensar en si se me olvidaba algo, tenía esa sensación y no podía quitármela de la cabeza. Cuando llegue a la comisaria quería esperarla fuera con el taxi, habíamos quedado cuando ella acabara de trabajar para poder disfrutar del puente. El verano casi había pasado y bueno esperábamos algo de frío estos días pero no esperábamos ninguna tormenta como la que sufrimos cuando estuvimos allí.
Había alquilado un avión privado, para poder estar allí cuanto antes y poder irnos y venirnos sin depender de los horarios de los aviones. Era caro, la verdad pero prefería disfrutar al máximo de esos días con la familia, quería alargar lo máximo ese tiempo juntos, y para que estaba el dinero sino para gastarlo con la familia, pues eso.
Estas semanas yo también había estado trabajando en mi próximo libro, que por supuesto iba a reflejarse la realidad en el libro. Rook y Nikki iban a estar más unidos e iban a pasar por un momento duro que los haría pasar más tiempo juntos y reactivar su relación, el libro estaba ya acabado y en unas semanas estaría ya publicado y empezaría la gira, no quería alejarme de Nueva York ni de Kate, así que en este libro lo habíamos recortado lo máximo posible, pero aún así estaría una semana fuera y otra en la que podría por lo menos venir a dormir a casa.
Kate salió en ese momento de la comisaria y en cuanto me vio una sonrisa lleno su hermosa cara. Se acercó a mí y me besó sin importar quien estuviera a nuestro alrededor, le devolví el beso con todas mis fuerzas, cada minuto que pasábamos alejados la echaba de menos. Se separó de mí y empezó a jugar con los pelos que estaban en mi cuello, haciendo que se me erizara todo el cuerpo.
-Nos vamos.
-Si claro-dije tragando saliva, me había puesto muy nervioso.
Nos metimos en el taxi y tras darle la dirección nos relejamos en los asientos, muy cerca el uno del otro. Vi a Kate muy sonriente pero también muy pensativa.
-Te ves feliz. ¿Algo que deba saber?
-Eh! No todavía no.
-Entonces me lo vas a contar.
-Si cuando llegue el momento-dijo besándome la mejilla.
-Kate no me hagas esto no me gustan las sorpresas.
-Sí que te gustan.
-Bueno si pero me muero por saberlo….arggg.
Kate empezó a reírse y me agarró la mano, con nuestras manos entrelazadas durante todo el trayecto hasta llegar al aeropuerto. Pagué al taxista y baje las maletas, Kate se quejó pero a pesar de que ya le habían quitado el yeso no debía de abusar de momento de su brazo. Llegué hacia la zona de embarque y pasamos el control, nos dirigimos hacia donde estaba el avión y allí estaban todos ya colocados.
-Ahí viene la parejita-dijo Lanie sonriendo y abrazada a Espo.
-Mira quien fue hablar-dijo Kate haciéndonos a todos reír.
Nos metimos en el avión, era un avión bastante amplio donde todos nos colocamos en nuestro asiento, unos asientos muy cómodos.
-Dios Castle esto es increíble-dijo Jenny.
-Sí, ¿eres rico o algo así?-dijo Lanie haciéndonos reír.
Me senté junto a Kate en la zona de atrás más alejada de donde todos estaban, y nos relajamos en los asientos. El trayecto fue corto apenas dos horas de viaje y llegaríamos a nuestro destino.


Llegamos a Duluth y nos dirigimos hacia la casa que estaba apenas 100 metros de donde se encontraba la otra casa. Llegamos por el camino que daba a la casa, la cual estaba pegada justo al lago como la otra estábamos en Park Point de nuevo y vi como Kate sonreía sin parar.
-Tenías ganas de volver eh!!
-Si muchas-dijo apretándome la mano.
Llegamos a la casa, abrí la puerta y empecé a colocar a cada uno en su habitación, todos estaban contentos con su habitáculo y con el lugar. Hacía un poco de frío, pero con una pequeña chaqueta teníamos suficiente para aguantar. Dejamos todas las cosas y salimos por el camino de arena hacia el lago, a lo lejos se veían los barcos ir y venir a través del lago. Nos acercamos a la orilla y allí estuvimos dando vueltas y echándonos una risas.
Para la hora de cena volvimos dentro y estuvimos comiendo todos juntos en una larga mesa que había en la casa. Había pedido la cena, ya que aunque había hecho llenar la nevera no quería perder el tiempo en la cocina, ya habría día mañana para preparar una buena comida, ya que la cena era para Kate y yo solos, en nuestra casa, en el que había sido nuestro hogar durante semanas. Cuando acabamos de cenar nos sentamos todos a tomar una copa y contar historia pero cuando me di cuenta Kate no estaba. Salí fuera y allí estaba en la valla que separaba la casa de la arena del lago. Me acerque a ella por detrás y la abracé con mi grandes brazos, Kate en seguida se dejó caer contra mi pecho.
-¿Estas bien?
-Si muy bien-dijo girándose y colocándose enfrente mía, paso sus brazos por mi espalda abrazándome mientras nos mirábamos a los ojos sonriéndonos.
-Esto es increíble, toda la gente que queremos están aquí con nosotros, en el lugar donde por fin pusimos fin al cautiverio de nuestros sentimientos.
-Dios Castle eres…-dijo cabeceando.
-Adorable-dije levantando las cejas.
-Déjalo-dijo riendo-te acuerdas de antes cuando te dije que quería decirte algo.
-Sí, ya me lo vas a decir.
-Creo que ha llegado el momento.
-En serio, no sé si quiero saberlo-le dije tragando saliva.
-Bueno es algo que va a cambiarnos la vida, pero espero que para bien.
-Dios Kate no me asustes.
-Verás cuando he ido al médico…dios esto no es fácil…Castle estoy embarazada de 6 semanas-y de repente todo se volvió negro.
CONTINUARÁ…
Mañana nuevo capítulo, comentarios bienvenidos siempre.
XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 45

Mensaje por tamyalways el Jue Abr 14, 2016 9:27 pm

Ya queda tan poquito para acabar la historia que me he puesto triste y todo, esta historia me ha dado grandes momentos y me quedo con muchos de vuestros comentarios, gracias por estar ahí. Pero antes de darle fin todavía queda alguno para disfrutar.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 43
POV RICK
Empecé a volver en mí, abriendo los ojos poco a poco. Estaba en una habitación con una cama de matrimonio, la decoración era en su mayoría de tonos blancos y azules, que reflejaban el lago que se veía desde una de las ventanas. Empecé a recordar que hacía aquí y de repente recordé lo último “estoy embarazada”.
-Papá has despertado.
-Si, donde esta Kate-dije levantándome de golpe, y me mareé.
-Papá ahora viene recuéstate vale, tienes muy mala cara.
Me recosté de nuevo en la cama a la vez que vi a Alexis salir de la habitación en busca de Kate. Cerré los ojos fuerte y me pellizque la pierna, si no había duda no estaba soñando, suspiré y maldije por lo bajo, que coño había hecho.
-Hey.
-Hey-respondí abriendo los ojos.
-¿Estás bien?
-Bueno he estado mejor-vi su cara un poco triste, y hasta entonces no me di cuenta, la había cagado pensaba que no quería tener un hijo con ella. Dios que imbécil soy.
-Mira Castle será mejor que no hablemos de esto ahora…
-No-dije levantándome de golpe, de nuevo me mareé un poco, qué coño me pasaba ni que fuera yo el que estaba embarazado, um eso sería gracioso. Le agarré de la mano y la hice sentarse en la cama junto a mí-Kate siento la forma en que reaccioné, yo…
-Castle no pasa nada vale lo entiendo ya tienes a Alexis… además todo ha pasado muy pronto…
-Dios Kate no lo entiendes, como no iba a querer tener un hijo contigo. Es lo más maravilloso que me podría pasar, Kate mírame-levanto la cabeza mirándome-no te miento, vale. Ya sabes como soy he salido a mi madre y tenía que hacer un espectáculo de algo tan bueno.
-Dios eres un tonto.
-Si ya lo sé, pero un tonto muy afortunado-y la besé suavemente en los labios-Además tendrías que a ver visto como reaccioné cuando me enteré de que Alexis venía de camino, tengo huellas que lo demuestras-dije haciéndola reír.
-Entonces…
-Entonces estoy feliz Kate, no se me nota.
-Bueno tienes una forma extrañada de demostrarlo-dijo haciéndonos reír a ambos.
-¿y tú?
-Yo…no lo tenía previsto, y quizás es muy pronto pero cuando el doctor me lo dijo, fue el día más feliz de mi vida.
-Me hubiera gustado estar allí.
-Lo siento, no estaba segura y…pero espero que estés todas las demás veces.
-No lo dudes… ahora esto complica un poco la boda, la quieres atrasar o la mantenemos.
-Quiero casarme contigo Castle, me da igual que esté embarazada de cuatro, cinco y nueve meses.
-Bien-dije besándola y tirando de ella haciéndola caer encima de mí en la cama, haciéndola reír.


Teníamos que contárselo a todos así que decidimos hacerlo de inmediato porque teníamos la tarde muy ajetreada y la noche era para los dos. Salimos de la habitación y nos dirigimos hacia el salón donde estaban todos expectantes, esperando que les íbamos a comunicar.
-Hey chicos, ya sé que soy el protagonista del grupo y eso pero ahora mismo no creo que tenga un buen aspecto para que me miréis todos-dije con una sonrisa en la cara.
-Castle-gritaron todos-venga nos queréis contar que pasa, ¿ya la has liado?-preguntó Lanie.
-Bueno algo tengo que ver en lo que ha pasado-dije todo serio-bueno quien lo dice-le dije mirándola a ella.
-Creo que ahora te toca a ti.
-Si mejor decirlo, que escucharlo-dije con cara de susto, haciéndola reír.
Se hizo el silencio durante unos segundos que sabía que se les estaba haciendo eterno por sus caras, no pude evitar echarme a reír.
-Oh venga Castle, no juegues conmigo que sé ocultar perfectamente un cadáver-dijo Lanie con cara de pocos amigos. Miré a Kate y le guiñé el ojo haciéndola reír.
-Kate dile algo, quiere quedar sin padre a su sobrino.
-Venga ya Castle déjate de tonterías y dinos…-su cara y la de todos era un auténtico poema-has dicho que me vais a hacer tía, Kate ¿estás embarazada?-dijo con los ojos apunto de salírsele de las orbitas.
-Pues si-dijo Kate y todos se abalanzaron hacia nosotros para felicitarnos.


Dejé a Kate con los demás disfrutando del lago y los alrededores y me dirigí hacia la tienda para hacer la comprar para la gran noche. Mientras iba por el camino iba observando el gran paisaje y durante todo el camino no pude dejar de sonreír mirase donde mirase todo me recordaba a ella. Llegué a la tienda y allí estaba mi amigo, cuando me miró es como si hubiera visto un fantasma.
-Hombre Richard, cuanto tiempo, no pensé verte de vuelta.
-Bueno Kate y yo lo prometimos, siento haberme ido así sin despedirme y nada.
-Bueno viendo las noticias era algo normal, bueno y que te trae por aquí.
-Que, que me trae por aquí, pues supongo que aquí he pasado días muy felices, casi los que más, sabes cuando vine aquí Kate y yo…pues no iba ya sabes y esta maravillosa ciudad nos unió. Además he hecho buenos amigos-le dije mirándole y me correspondió con una sonrisa.
-Bien, supongo que vendrás a por un buen vino.
-Me vendría bien, la verdad.
Hice la compra y charle durante un buen rato con el tendero, tenía todo lo necesario para hacerle una cena perfecta. Cuando llegue a la casa todos estaban en el lago les saludé con la mano y me puse manos a la obra a hacer la cena, metí el pescado en el horno y mientras tanto empecé a cortar las verduras para una ensalada. Cuando el pescado estaba hecho, apagué el horno y lo dejé dentro para que no se enfriara. Salí por la puerta y me dirigí hacia nuestra casa, allí preparé unas velas y unas mantas en la zona de fuera y coloque el vino a enfriar. Ya tenía todo preparado, tenía que ir a por Kate, la cual había llamado para que se preparara pero antes…tenía que hacer una última visita.
Llamé a la puerta y estuve esperando durante unos segundos hasta que una mujer abrió la puerta era Sophie, cuando me vio una sonrisa llego a su cara y me abrazó con mucha fuerza tomándome por sorpresa.
-Johnny tenemos visita, dios Rick no te esperábamos.
-Bueno pasaba por aquí y bueno tenía una cena importante y pensé si me podíais dejar un traje-dije mirando a Johnny que llegaba en ese momento.
-Dios Rick siempre pidiendo, te voy a tener que regalar uno por navidad-dijo mientras me abrazaba.
-En realidad, estoy aquí con mi familia y…quería pasarme a agradeceros todo lo que hicisteis por Kate y por mí.
-Por una pareja tan bonita lo que sea.
-Gracias.
-Y que tal os va.
-Bueno creo que bien ya que nos casamos y estamos aumentando la familia.
-Dios Rick que buenas noticias-le sonreí-porque no pasas y nos cuentas.
-Verás lo siento, pero lo de la cena era verdad, solo pasaba para invitaros a comer mañana.
-Oh, será un placer-y con eso me despedí de ellos abrazándolos. Me fui a la casa y recogí mi ropa y la comida y la lleve a nuestras casita, allí me duche y me vestí y fui a por ella, hoy si iba a ser una buena cita.
Me dirigí hacia la casa donde Kate tenía que estar ya preparada y lista para nuestra cita, estaba nervioso, era solo una cita pero no podía dejar de pensar en la suerte que tenía y no podía dejar de tener miedo a que todo se esfumara en un abrir y cerrar de ojos. Levanté el puño y di en la puerta estaba tan nervioso que no sabía dónde meterme las manos. Entonces escuché como la puerta se abría y al levantar la mirada allí estaba ella, más hermosa que nunca y esperando por mí, solo por mí.
-Estás increíble.
-Tú tampoco te ves mal.
-Esta vez el traje es mío-y Kate no pudo evitar sonreír.
-Chicos nos vamos-dijo Kate sin mirar atrás y cerró la puerta tras salir-¿Adónde me llevas?
-Ya lo verás-le dije cogiéndola de la cintura y acercándola a mi cuerpo, y así fuimos hasta llegar a nuestro destino, el que había sido nuestro hogar durante semanas, el hogar que vio como nuestro amor fue creciendo de tal manera que ya no pudimos ocultar.
-Dios Castle esto es increíble-dijo al ver la zona preparada para nuestra cena.
-Lo mejor para ti Kate-y se acercó a mí besándome.
-Soy muy afortunada de tenerte Rick.
-El afortunado soy yo-y la volví a besar-esta vez sí he hecho la cena.
-Oh…bien.
-Venga ya, cocino bien, no es la primera vez que lo hago-dije poniéndole morritos y haciéndola reír.
Estuvimos cenando y tomando un buen vino mientras charlábamos tranquilamente, las estrellas brillaban mucho más que cualquier noche, o era percepción mía. Me acerque y agarrándola de la mano le ayudé a levantarse.
-Hoy quiero ver otra clase de estrellas-me dijo de forma sensual y no pude evitarlo, tiré de su mano hacia dentro de la casa y entre risas y abrazos nos tumbamos en la cama haciéndonos ambos el uno al otro ver las mejores estrellas del mundo, la de la pasión la del amor más puro.
CONTINUARÁ…
Para alargar un poco más el final, he escrito un capítulo más M que el lunes publicaré para cerrar la historia en la parte M y luego ya si para finalizar la historia el martes subiré el último capítulo que será un gran epílogo para esta historia. Gracias de verdad por seguir ahí.
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 46

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 18, 2016 2:07 am

Bueno este es el último capítulo M de la historia y la verdad en un principio iba a ser el último de la historia pero luego lo pensé mejor y escribí un capítulo, epílogo larguillo para que pudiéramos disfrutar un poco más de ellos, yo escribiéndolo y vosotros leyéndolos. Espero que lo disfrutéis.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 3M
POV RICK
No pudimos ni llegar a la habitación, empezamos a besarnos y a tocarnos como locos por el camino tropezando y haciéndonos caer al suelo, estuve rápido y conseguí girarnos para que Kate cayera sobre mí.
-¿Estas bien?
-Sí, ¿y tú?
-Creo que estoy ya viejo para esto-dije y ambos empezamos a reír sin parar. Hasta que la hice callar con un beso abrasador que hizo que nuestros cuerpos se quemaran al contacto.
Empecé a acariciarla por debajo de la falda del vestido suavemente al principio y luego con muchas ganas debido a la pasión que desata en mí el sentir su cuerpo caliente encima del mío. Nos hice girar quedando yo encima de ella, y empecé a atacar su cuello como si no hubiese mañana, use mi lengua para recorrer su cuello de arriba abajo como preparándolo para el ataque, después bese mordí y chupe hasta dejar muy buena muestra de lo que había hecho.
-Castle como se vea…-no terminó porque coloque una de mis piernas entre las suyas y solo el rocé el contacto con sus partes más sensibles la hizo enloquecer, y a mí con ella.
Volví a besarla a torturar su boca con la mía dejando pequeños mordiscos en sus labios, esos labios que no podía tener cerca sin querer besarlos. Kate empezó a pasar sus brazos por debajo de la chaqueta acariciándome mi costado y haciendo que me estremezca. Mi quito la chaqueta y después empezó a quitarme los botones de la camiseta hasta que se cansó y tiró de ambos lados abriéndola de golpe.
-Alguien está impaciente.
-Sí, mucho.
Le sonreí, y al intentar quitarme la camisa, las mangas quedaron atrapadas en mis muñecas por culpa de los botones, Kate maldijo y suspiró. Lo dejé estar y la volví a besar en un beso lleno de pasión en el que nuestras lenguas danzaban unidas muestra de esa pasión que estaba a punto de desbordarse.
-Necesito tocarte, y así no puedo-le dije mostrándole mis manos tapadas con la camisa.
-Grrr…-gruño de frustración-bien será mejor que llevemos esto a otra parte.
Me levanté y le ofrecí mi brazo para ayudar cuando se levantó se acercó a mí tanto que apenas quedaban milímetros entre ambos, tanto que podía sentir el calor que radiaba su cuerpo aún vestido. Kate empezó a quitar suavemente y de forma muy sensual los botones de la manga de la camisa, pero para mi sorpresa solo quitó el de la mano derecha, fui a quitarme yo el otro y…
-No, déjalo así. Castle llévame a la cama.
-Tus deseos son órdenes para mí-dije mirándole con deseo.
Llegamos a la habitación agarrados por la mano y quedamos justo delante de la cama me volví hacia ella abrazándola por la cintura y besándola de nuevo, mis manos no paraban quietas quería tocarlas pero llevaba demasiada ropa, le desabroché la cremallera del vestido lo más rápido posible hasta bajarla del todo, y luego empecé a bajar los tirantes por sus hombros, cuando de repente Kate me empujó haciéndome caer sobre la cama.
-Túmbate-me dijo y la obedecí subiendo, reptando por la cama hasta llegar al cabecero, donde me quedé sentado-no túmbate.
Y lo hice me tumbe y Kate empezó a bajarse lentamente el traje sacándolo por sus piernas, la visión que tenía delante de mí era increíble, Kate estaba con un conjunto de noche que dejaba poco a la imaginación de color negro, estaba deslumbrante, estaba sexy estaba dios no podía aguantar más.
-Ven aquí-le dije con los ojos negros de deseo.
Se fue acercando poco a poco a donde yo me encontraba arrastrándose por la cama de forma sensual mi erección estaba a punto de estallar, dios Castle contrólate me dije a mi mismo. Kate se acercó hasta mí y empezó a besarme con devoción con pasión, bajo sus labios hasta mi cuello y de ahí justo detrás de la oreja mordiéndola y casi pierdo el control, sentí como me cogía las manos y me las colocaba encima de la cabeza pero me daba igual yo solo podía sentir sus labios en mi cuello. Empezó a bajar de nuevo por mi pecho desnudo jugando con mis pezones y dios necesitaba tocarla, pero cuando quise hacerlo me di cuenta de que Kate me había atado a la cama con la camiseta.
-Kate dios suéltame.
-No querías jugar con esposas, es lo más cercano que tenía-me dijo con la sonrisa pícara. Gruñí e intenté mantener la compostura porque no sabía si iba a poder aguantar mucho.
Siguió bajando con sus labios por mi torso desnudo y empecé a sentir un hormigueo por todo el cuerpo que terminaba en mi entrepierna, aquella que estaba a punto de explotar. Kate llegó justo a la cinturilla de mi pantalón y me los desabrocho y sacó sin antes jugar un poco con ellos.
-¿qué quieres Rick?
-Ya sabes dónde.
-Dilo.
-Necesito que la liberes, Kate por dios lo necesito.
Y eso hizo quito la última prenda de mi cuerpo, unos calzoncillos ceñidos que me estaban matando, cuando los bajos mi erección la recibió pidiéndole a gritos su atención. Kate empezó a subir y bajar por mi longitud volviéndome loco, pero lo peor estaba aún por llegar, de repente bajo su boca sobre mi erección y empezó a chuparla metiéndose completamente dentro de su boca, y provocándome con la mirada estaba a punto de estallar pero se sentía tan bien, la peor era no poder tocarla. Volvió a metérsela en la boca muy, muy profundo y con sus manos mientras tantos jugaba con mis pelotas.
-Kate para o no podré aguantar-y parece que se apiadó de mí porque se levantó y se colocó a horcajadas sobre mi estómago, besándome con fuerza llegándome el sabor de mí.
Empezamos a besarnos y ella no dejaba de acariciarme volviendo loco de repente cogió mi erección de nuevo subiendo su mano arriba y abajo un par de veces y separando sus braguitas aún puesta, y sin quitársela junto nuestros sexos dejándose caer sobre mi erección, enorme erección. Empezó a moverse arriba y abajo y lo intercalaba con movimientos circulares, me estaba llevando al límite esto era excitante pero necesitaba tocarla sentir el temblor de su cuerpo y el calor que irradiaba. Así que se lo pedí que coño se lo rogué.
-Kate por favor, suéltame, necesito tocarte.
Se quedó parada por un momento y bajo sus labios para unirlos a los míos mientras liberabas mis manos. Y cuanto las sentí libre fui directo a tocarla a sentir su piel caliente sobre mis dedos, le desabroché el sujetador dejando su pecho libre, y me incorporé quedando sentado, nuestras frentes juntas, hasta que baje mi cara para chupar uno de sus pezones, haciéndola estremecerse. Volví a penetrarla esta vez de forma fuerte haciéndola que soltara un gemido y empezamos a movernos ambos, chocando nuestros cuerpo calientes y sudorosos, buscando la liberación. El cambio de postura hizo que la penetración fuera más profunda dándonos más placer a ambos, nos besábamos sin descanso y sin sentido. Empecé a sentir como mi liberación se acercaba así quise acelerar el suyo metiendo mi mano entre nuestros dos cuerpos unidos y apartándose su pequeño tanga aún puesto empezó a tocarle el clítoris haciéndola estallar en mil pedazos. Al sentir sus paredes contraerse atrapándome mi pene en su interior no pude controlarme más y me corrí en su interior.
Quedamos ambos abrazados, con nuestras piernas entrecruzadas y con Kate encima de mi cuerpo, estábamos sudorosos por el ejercicio que acabábamos de hacer. Le besé la sien mientras intentábamos recuperar el aliento.
-La próxima vez me toca a mí.
-¿A ti qué?
-Me toca atarte a la cama-dije haciéndola reír.
-Ya veremos señor Castle, ya veremos-y con eso nos dejamos llevar por Morfeo en un profundo sueño.
Espero que os hayan gustado los tres capítulos M, y la historia en general, mañana subiré el último capítulo de la historia. Gracias por estar ahí, y hasta mañana.
XXOO.
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Epílogo

Mensaje por tamyalways el Lun Abr 18, 2016 9:26 pm

Último capítulo de la historia y el más largo que he escrito hasta ahora, será porque quería alargarla lo máximo posible, tengo que agradecer a mucha gente por estar ahí, y eso me hace sentir bien porque me doy cuenta de a cuanta gente ha llegado.
Los personajes no me pertenecen…
Capítulo 44
POV KATE
Me desperté feliz más feliz de lo que había estado nunca, iba ser madre e iba casarme con el hombre de mi vida, un hombre que llevaba muchos años en mi vida aunque fuera de una forma peculiar con su escritura. Me abracé a él por la espalda y apoyé mi cara sobre su hombro dejando allí un beso suave. Vi cómo se movía un poco, despertándose haciendo ruiditos muy graciosos, parecía un niño. Pensar que dentro de nueves meses tendrá a dos pequeños a quien cuidar, no pude evitar sonreír ante eso, tenía un poco de miedo por ver cómo me iba a comportar como madre, nunca había pensado en forma una familia porque nunca había tenido a nadie a mi lado que me diera esa confianza, ese amor y necesidad de tener una familia. Ahora la iba a tener y tenía un poco de miedo pero sabía que ese pequeño que venía de camino iba a tener el mejor padre del mundo. Castle se despertó y se dio la vuelta, me eche hacia atrás para darle un poco de espacio.
-Hey.
-Hey.
-Estas preciosa.
-Vamos Castle estoy recién levantada.
-Sí, y aun así estas preciosa-dijo acercándose a mí y dándome un beso, que intentó profundizar, pero lo aleje sin saber de dónde había conseguido sacar las fuerzas para hacerlo.
-Castle tenemos una comida con invitados esperándonos.
-Grrr-gruñó-pues que esperen-dijo abalanzándose hacia mi volviéndome a besar e inmovilizándome con su cuerpo para que no me levantara-me da igual el resto del mundo Kate cuando te tengo en mi cama-dijo besándome con fuerza y deseo.


Estábamos en la comida con toda la familia a la que se unió nuestros adorables vecinos y nuestro amigo el tendero, estuvimos contando anécdotas nuestras que amenizaron la comida y la postcomida. Me levanté sin hacer ruido y sin que nadie se percatara y salí hacia el lago. Me acerque a él y me senté en la arena, mirando hacia las tranquilas aguas del Gran Lago. Llevaba ya un buen rato allí, cuando apareció Castle detrás de mí.
-Llevas mucho tiempo aquí. ¿Va todo bien?
-Si claro-dije sonriéndole.
Castle se sentó en la arena cerca muy cerca de mí y me cogió la mano entrelazando nuestros dedos, y nos quedamos mirando el Lago en un silencio tranquilo.
-Kate yo…quiero darte las gracias.
-¿Por qué?
-Por hacerme tan feliz, porque sabes como soy, un soñador, uno que cree en el amor por encima de todo, pero ya pensé que no iba a poder ser feliz nunca, hasta que te conocí.
-Castle, yo no creía en el amor y tú me hiciste creer en él, así que creo que te debo yo más.
-Ahora crees en la magia ¿no?
-Supongo.
-¿Supones?, porque no me voy a casar con alguien que no crea en la magia-dijo sonriendo con cara de pillo-dilo.
-No lo voy a decir.
-Dilo…
-Vale estoy feliz, te quiero y ahora creo en la magia, en la magia del amor-Castle se quedó con la boca abierta y le sonreí.
-Kate… cásate conmigo.
-Rick ya te he dicho dos veces que si-dije riéndome.
-No, casémonos aquí y ahora, tenemos aquí a todos nuestros amigos, y estamos nosotros que más necesitamos.
-Castle… esto…. No podemos hacerlo así como así-digo son una risa nerviosa.
-Kate dime que sí y esta misma noche nos casamos, cueste lo que me cueste.
Le miré no sabía que decirle, era todo tan precipitado, pero qué coño teníamos a la gente que nos importaba aquí con nosotros y nos queríamos, íbamos a forma una familia que más necesitábamos, estábamos locos pero… en este lugar empezó todo porque no acabarlo aquí, y empezar una vida juntos y felices.
-Si-dije mirándole a los ojos-hagámoslo.
Castle se puso de pie y se puso a saltar como un niño pequeño, me cogió en brazos colocándome sobre su espalda y nos metió a ambos en el agua, gritando y sonriendo como dos locos enamorados.
-¿Qué hacéis?-pregunto Martha.
Cuando miramos estaban todos fuera viéndonos allí metidos en el agua y sonriendo como nunca, éramos felices y era el día de nuestra boda, era normal tanta locura.
-Nos casamos-dijo Castle tan tranquilo como si fuera algo normal.
-Ya eso lo sabemos-dijo Lanie.
-No que nos casamos aquí y ahora.
-¿Qué?-gritaron todos.
-Necesito ayuda para preparar una boda, algún voluntario.


POV RICK
Todos habían ayudado para que la boda entre Kate y yo fuera perfecta. Nuestros amigos de la ciudad habían conseguido que alguien del Ayuntamiento viniera a casarnos en tan poco tiempo, y también habían conseguido que prepararan un buen catering para esta misma noche. Los chicos, Lanie, mi madre, Alexis, Jim y Jenny habían preparado la zona del Lago para una boda. Habían sacado sillas, habían colocado flores etc., habían hecho un gran trabajo, parecía que lleváramos meses preparándolo y que lo había hecho una empresa especializada como las que habían montado mis anteriores bodas, hasta en esto esta era diferente. Estaba vistiéndome en una de las habitaciones cuando dieron en la puerta.
-Adelante-y entraron los chicos ya arreglados y mirándome con su cara de polis, ups aquí venía la charlita ya estaban tardando.
-Hola Castle-dijo Ryan, um el sería el poli bueno pensé sin poder evitar sonreír.
-Verás, creemos que deberíamos tener una charla contigo ya que te vas a casar con Beckett y bueno ya sabes es como nuestra hermana-dijo Espo tranquilo-solo quería decirte que si le haces daño, el más mínimo daño, que si le fallas o cualquier cosa sabemos perfectamente como ocultar un cuerpo y no nos faltara ayuda-dijo muy serio y amenazante acercándose tanto que casi nuestras narices estaban pegadas-entendido.
-Si-dije con un hilo de voz, sabía que lo decía en serio harían cualquier cosa por ella y eso me alegraba mucho pero también me molestaban esas palabras nunca, y digo nunca podría hacerle daño.
-Bien ahora que hemos hablado claro, donde esta ese abrazo hermano-dijo con una sonrisa y abrazándome, después de él vino Ryan y me abrazo igual.
-Felicidades hermano-dijo Ryan con una sonrisa-bueno creo que es hora de salir, no podemos hacer esperar a la novia, asentí con la cabeza y salimos de la habitación rumbo al lago.
No llevaba ni dos minutos allí cuando sentí una presencia detrás de mí, y ahora quien será pensé, cuando me giré vi a Jim y lo primero que se me paso por la cabeza fue ¿no tenía que estar con su hija? dios se ha echado atrás.
-Y Kate.
-Oh, está preparándose, ya sabes cómo son las mujeres y más en un día de esto.
-Si claro-dije dejando salir todo el aire que había retenido.
-Bien solo quería charlar un poco contigo.
-Oh bien, la segunda amenaza del día.
-Eng!.
-Nada, dime Jim.
-solo quería darte las gracias por hacer feliz a mi hija y pedirte que la cuides mucho.
-Eso está hecho, nunca podría hacerle daño.
-Lo sé, bienvenido a la familia hijo-dijo dándome un abrazo.
Cuando nos separamos volví a quedarme solo con mis pensamientos, sabía que quizás habíamos hecho las cosas un poco precipitadas, que quizás Kate quisiese otra clase de boda, y hasta ese momento ni lo había pensado era prácticamente como si la hubiera acorralado. Pensé que no quería esperar más y que era el lugar perfecto, pero Kate se merecía algo mejor, algo más grande que una pequeña boda sin organizar ni nada. Debería haber esperado debería…todos esos pensamientos quedaron interrumpidos cuando empezó a sonar la música y al mirar hacia atrás la vi llegar. Llevaba un traje blanco de encaje, muy ceñido a su cuerpo, con la falda más larga por detrás y por delante estaba a la altura de sus rodillas. Era sencillo y elegante a la vez le quedaba como un guante, no sabía cómo lo había conseguido en tan poco tiempo.
-Estás guapísima-le dije al llegar a mi lado y le agarre de la mano entrelazando nuestros dedos.
-Tu sí que estas guapo-dijo acariciándome al mejilla.
-Kate estas segura de esto, quizás esperabas otra clase de boda y yo…
-Sh Rick es perfecto.
Le sonreí y empezó la ceremonia, estaba muy nervioso y me sudaban las manos, de vez en cuando tenía que secármela en los pantalanes, era mi tercera boda si pero esta era la definitiva con la mujer de mi vida la que llevaba dentro a mi futuro pequeño y con eso todo lo hacía más especial.
-Bien ahora podéis decir vuestro votos si lo vas a hacer vosotros o de la forma tradicional.
-No, no he preparado nada pero prefiero hacerlo así…
-Bien pues puedes empezar.
-Kate, esto…es más difícil de lo que pensaba y eso que soy escritor-dije haciéndolos reír a todos-bien ahora hablando en serio. Kate eres la mujer de mi vida, desde el primer día que te vi sabía que ibas a cambiar mi vida por eso te perseguí durante años para que tú te dieras cuenta, sabía que el destino nos tenía guardado esto una familia juntos. Eres mi musa, mi amiga, mi compañera, mi mujer y la madre de mis futuros hijos, Kate Te quiero como nunca he querido a otra mujer, me haces ser mejor persona de lo que nunca pensé que sería, me haces querer ser mejor para hacerte feliz cada día y por eso te quiero, siempre.-vi como a Kate se le llenaban los ojos de lágrimas.
-Bien su turno Kate.
-Bien no sé si podré superar a un escritor-dijo con una sonrisa- Rick en el momento en que apareciste en mi vida quise matarte-todos empezaron a reír-eres tan egocéntrico, tan niño, tan desesperante…pero conforme pasaba el tiempo empecé a ver en ti otras facetas, el de compañero, el de padre, empecé a conocer más a Rick y dejaste en casa al personaje. Empezaste a sacar de mí, cosas que yo no sabía que tenía, me hiciste creer en cosas que no creía, y me hiciste sobre todo querer tener una vida, querer disfrutar de la vida. Castle si quiero dejar atrás todo, si quiero vivir y ser feliz es gracias a ti. A un hombre que apareció en mi vida hace muchos, muchos más de los que crees, y que con su sonrisa, sus ganas de vivir, su apoyo ha cambiado mi vida por completo. Rick te quiero, y no quiero perderte nunca, quiero pasar el resto de mi vida contigo, porque eres mi amigo, mi compañero, mi amante, el hombre de mi vida y el padre de mis hijos. Siempre.
Nos sonreímos los dos como unos tontos, y llegó la hora de colocar los anillos, no me había dado tiempo de ir a comprar uno pero por lo menos teníamos unos que podíamos usar nuestros anillos de casado, o los de los señores Rook. Intercambiamos los anillos y llegó el momento más esperado por mí.
-Bueno yo os declaro marido y mujer, ya puedes besar a la novia-y no tuvo que decírmelo dos veces, me abalancé sobre ella besándola suavemente en los labios con amor, por fin éramos marido y mujer, por fin habíamos empezado nuestra familia.
El banquete y la posterior fiesta fue magnifica, la disfrutamos como niños, Kate tenía razón a pesar de la poca organización todo había sido perfecto no habíamos necesitado nada más. Cuando la noche estaba llegando a su fin, cogí a Kate y me la lleve lejos de la fiesta por la orilla del Lago, paseando ambos agarrados de la mano.
-Kate gracias por entrar en mi vida.
-Gracias a ti Castle, porque a tu lado me siento a salvo-y nos besamos rodeados por el sonido del agua y de las estrellas del firmamento.


7 Meses después
POV KATE
Había nacido nuestro pequeño, un niño bastante grande que se parecía mucho a su padre, tenía los ojos de un color azul profundo donde te podías perder perfectamente, y el cabello oscuro y abundante, era muy guapo pero yo que iba a decir era su madre. Todo desde aquel día en que empezó nuestra huida con altibajos ha sido perfecto y nos ha llevado a esto momento en la cama de un hospital viendo como a Rick se le cae la baba mirando a nuestro pequeño, y a mi viéndolos a los dos a nuestro pequeño en brazos de su padre, no pude evitar sonreír no podía haber encontrado mejor padre para mi hijo.
-Oh, estas despierta-dijo Castle mirándome y asentí con la cabeza estaba un poco dolorida-vamos pequeño vamos con mama-dijo colocando en mis brazos, era lo más bonito que me había pasado en la vida, coloque mis manos cerca de las suyas y me pequeño se agarró a mi dedo como si fuera un salvavidas, las lágrimas empezaron a caerme por las mejillas son poder evitarlo.
-Es precioso Rick, es nuestro pequeño.
-Sí, es precioso-dijo besándonos a los dos en la cabeza-ya has pensado un nombre.
-Si recuerdo aquel caso en que una mujer era vidente y me dijo que un Alexander me salvaría, y tenía razón Castle me has salvado y eres muy importante, la persona más importante junto a nuestro pequeño, así que he pensado llamarle Alexander, si te parece bien.
-Me encanta-nos besamos suavemente y nos quedamos ambos mirando a nuestro pequeño, se escuchó la puerta y enseguida la habitación se llenó de gente, tíos, hermanos, abuelos de mi pequeño deseosos de conocer a la nueva incorporación a la familia. Que más podía pedir los tenía a todos ellos, mi madre estaría feliz, había conseguido justicia para ella, pero no por eso sino por ver cómo había formado una familia, me hubiera encantado que ella estuviera aquí conmigo.
-Todo bien-me pregunto Castle.
-Perfecto-y me sonrió y recé por ver esa sonrisa el resto de mi vida, para siempre.
FIN
Gracias por llegar hasta aquí a todos los mencionados antes y a los que leen la historia que no sé sus nombre, porque me consta que hay muchos más. También quiero agradecer a la gente del twitter que también están atentas a la historia, gracias por estar ahí.
Bueno ya solo decir que nos seguimos leyendo por aquí, sigo publicando Devuélveme las ganas de vivir y el jueves empezaré historia nueva, que no es nueva es una de mis historias antiguas que aquí no he subido Quiero una familia. Gracias a todos XXOO
Twitter: tamyalways
avatar
tamyalways
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 544
Fecha de inscripción : 04/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A salvo-Tamyalways Final Subido

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.