Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Página 1 de 14. 1, 2, 3 ... 7 ... 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por meln el Lun Mayo 20, 2013 8:21 am

Hay dos clases de personas que siempre están pensando en cómo continuar una season, los guionistas y los “escritores” de fanfiction, yo soy de los que cobran menos o en mi caso nada. ¿Y quién soy yo? Yo soy Meln, meln, Estrella, Star. Toda persona que quiera escribir un fic, necesita una “inspiración” la mía son la detective Kate Beckett y el escritor Richard Castle. Y gracias a ellos puedo dejar volar mi imaginación.
Como sabéis mi cerebro va por libre, así que seguro que mi historia os sorprenderá y en algunas ocasiones puede que os vuelva un pelin loc@s. La idea surgió tras la season finale. A mi mente llegaron multitud de posibilidades y una salió victoriosa.
Soy consciente que mi historia no se parecerá en nada a la que nos cuente el gran jefe en la sexta temporada, pero es mi historia y quiero contarla tal cual ha llegado a mi cerebro.
Intentaré no fallar ni una sola semana, pero siendo yo no lo prometo.  Desde ya aviso que el lunes 10 y el lunes 17 va a ser muy difícil que venga con capitulo nuevo dado que estaré de vacaciones y fuera de casa.
Y ahora como siempre digo

Al lio…


Última edición por meln el Jue Sep 26, 2013 9:33 am, editado 21 veces

meln
As del póker
As del póker

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 43
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por ZOMAtitos&Oreos el Lun Mayo 20, 2013 8:25 am

Estare esperando el capitulo haber que se te ha ocurrido :think:

Besoss Kiss

ZOMAtitos&Oreos
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 862
Fecha de inscripción : 02/02/2013
Localización : Con los ZOMAtes parlantes XD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Zeny_Mackenzie el Lun Mayo 20, 2013 8:29 am

Qué buena la intro. Como le acabo de decir a Anver, esto parece que va a ser una locura y me encanta la idea. Ánimo Estrella!

______________________

Zeny_Mackenzie
Moderador
Moderador

Mensajes : 1226
Fecha de inscripción : 07/06/2011
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por meln el Lun Mayo 20, 2013 8:46 am

Y ahora sí, llegó el momento. Espero que os guste, que os haga más amena la espera hasta que llegue la nueva temporada.
Gracias especiales a Ana (Anver) por escuchar mis locuras y decirme que tire con ellas para delante.
Y como no podía ser de otra manera, esta historia está dedicada a la mujer que me hace sonreír cada día. Peque te amo. Tú eres mi musa.
Y ahora como siempre digo
Al lio...


6x1 Black Clouds/ Nubes Negras

Caminaba hacia aquellos columpios que durante los dos últimos años habían sido el lugar donde había tomado grandes decisiones. Desde la entrada ya vislumbraba la figura de él, estaba sentado en uno de ellos esperando. Según se acercaba podía distinguir como él tenía la cabeza agachada, los hombros encogidos, las manos entrelazadas. Por un segundo en su rostro apareció una sonrisa.

Se sentó en el columpio libre junto a él. Le miró esperando una señal, pero él no cambió su postura. Se dio cuenta que debería ser ella la encargada de romper el hielo.

-Lo siento –esperó un gesto por parte de su interlocutor, viendo que no llegaba decidió continuar- No tendría que haber guardado secretos.

-Eres así –respondió él, pero sin tan siquiera mirarla- No dejas que la gente se te acerque. Hice todo lo posible por entrar.

-Castle –intentó intervenir ella.

-Deja que termine, por favor – ella le miró esperando lo que él tenía que decir - He pensando mucho en nuestra relación. En qué tenemos y adónde vamos y he decidido que quiero más. Ambos merecemos más.

-Cierto, ambos lo merecemos.

-Pase lo que pase, decidas lo que decidas –por fin se ponía en pie, se giraba hacia ella y se arrodillaba con un anillo entre sus dedos - Katherine Beckett, ¿quieres casarte conmigo?

La cara de ella reflejaba la sorpresa. Se había imaginado a lo largo de esos días aquella conversación pero nunca había pensado que la misma pudiera incluir aquella pregunta.

-Richard, yo –comenzó a hablar- venía porque quería decirte que he aceptado el trabajo en DC. Ese trabajo es todo lo que ahora quiero. Es una gran oportunidad para mí y no la quiero dejar escapar.

-Lo entiendo –decía él poniéndose en pie y sentándose nuevamente en el columpio- No te estoy pidiendo que lo rechaces. Lo que termino de hacer no es para que lo rechaces. Tan sólo quiero que sepas que yo estaré ahí a tu lado. Siempre. Ya sea en nuestra ciudad o en otra diferente. Te quiero y quiero, deseo que seas mi esposa.

-Richard, lo siento. Lo siento mucho. Pero ahora no puedo aceptar. Han pasado muchas cosas estos días entre nosotros. Mejor dicho vienen pasando desde hace semanas –ella le miraba, seria, intentando ver los ojos de su acompañante- Cosas que me han hecho replantearme lo que existe entre nosotros. Ahora mismo no sé si lo que estamos viviendo es real, o tan sólo nos hemos dejado llevar por años de tonteo.

Aquella frase hizo que él se girase y por fin le mirara a los ojos.

-Katherine, ¿estás diciendo en serio que no sabes si lo que hay entre nosotros es real? ¿No sabes si es cierto que te amo o tan solo se reduce a que no sabes si lo que tú sientes es real?

Él se puso en pie y se alejó un poco de aquellos columpios. Negaba con la cabeza. No entendía como ella podía dudar de ellos, dudar de todo lo que aquel año habían vivido.

-Richard, lo siento –se puso en pie y le siguió- Pero ahora mismo no se que siento por ti. Es gracioso si tu proposición hubiera llegado hace tan solo un mes, me habría sentido la mujer más afortunada del mundo. Pero hoy no la puedo aceptar. Hoy nada es igual que hace un mes. Tú has cambiado. Y yo también. Necesito descubrir quién soy. Necesito alejarme de ti.

Richard la miró con dureza, ella nunca había visto aquella mirada en él. Y en aquel mismo instante fue consciente de que nada volvería a ser como fue.

-Katherine me estás echando de tu vida. Espero que estés segura de lo que estás haciendo. Porque esta vez, no volveré. Me he cansado de volver siempre a ti. Espero que esta vez no me eches de menos. Ahora vete, cambia de rumbo, toma aire, desaparece. Vete, pero no vuelvas a mirarme, coge tus cosas y desaparece.

-Richard –intentó hablar ella.

-No vuelvas a engañar a nadie. No vuelvas a decir que sientes si no lo haces. No hagas que la gente se cree esperanzas que contigo no existen. Hace mucho me preguntaste si yo nunca decía adiós. Ahora sí lo haré. Adiós Katherine Beckett.

Ella no le intentó detener cuando comenzó a caminar alejándose de allí. Ambos fueron conscientes de que aquel día los columpios no fueron su talismán.

Aquella tarde Beckett necesitó la presencia de su mejor y única amiga. Necesitaba que alguien le dijese que no había cometido la mayor estupidez de su vida. Porque realmente al llegar a su casa y ver las cosas de Castle por ahí no sintió que hubiera tomado la decisión correcta.

Ambas amigas estaban sentadas en el sofá, Beckett tenía sus piernas encogidas y pegadas a su pecho, los ojos hinchados de tanto llorar. Su amiga la miraba con pena, sintiendo como propio el dolor ajeno.

-Cariño, no lo entiendo. Hace un mes por fin escuchó de tus labios un te quiero. Y ahora me estás diciendo que no sabes lo que sientes, es lógico que él no lo entienda.

-Laine, me he sentido insegura de la relación que teníamos. A veces he llegado a pensar que para él yo tan solo era un trofeo –giraba su cabeza y perdía su mirada por la habitación.

-¿Un trofeo? Por un trofeo nadie arriesga su vida como lo hizo él al quedarse junto a ti cuando estabas atrapada por la bomba. Por más que me lo expliques no lo entenderé –miraba a su amiga, sentía su dolor pero esta vez no podía darla la razón- Tus dudas aparecieron cuando tuviste que hacer de niñera del guaperas, pero en lugar de hablarlo con él te escondiste en el trabajo.

-No me escondí. Le pregunté qué adónde íbamos. ¿Qué más se supone que tenía que hacer?

-Oh, vamos. Eres una de las mejores policías de la ciudad, el FBI te quiere para trabajar con el Fiscal General, y ¿me estás queriendo decir que no lograste que Castle te respondiera? Kate, ni siquiera lo intentaste. Te entró miedo de que él tuviera las mismas dudas y decidiste olvidarlo. Quisiste actuar como si aquello no sucediera, y fue un error como bien se ha visto.

-Pero…

-Kate, ¿aún le quieres? –Ahí estaba la pregunta-

-No sé si con querer basta –con aquella frase deja ver todas las dudas que existían en ella- Además ya da lo mismo. Esta vez hemos dado más vueltas de las que podíamos en el tiovivo y él se ha bajado.


En otro lado de la misma ciudad Richard Castle mantenía una reunión con su agente.

-Ya me has oído Paula, creo que he sido lo suficientemente claro. La saga Heat ha terminado, no trates de convencerme de lo contrario.

-Pero Richard, esa saga te ha dado más de lo que nunca habrías soñado. Se merece al menos un final – la agente no sabía qué habría pasado pero intuía que algo referido a Beckett no había salido como su escritor esperaba.

-Paula, no. Ahora mismo no puedo, pero es que tampoco quiero - en el fondo sabía que ella tenía razón, pero se sentía incapaz de escribir sobre la detective.

-De acuerdo, tú ganas de momento –el escritor sabía que ella no se daría por vencida tan fácilmente. Volvería a la carga- Y ahora ¿qué vas a hacer?

-No lo sé Paula. Creo que saldré de viaje. Me marcharé fuera de Estados Unidos una temporada. Necesito encontrar algo que nuevamente me ilusione.

-O sea, te vas a tomar unas largas vacaciones. Quizás te venga bien y regreses con un nuevo best- seller bajo el brazo.

-No sé si escribiré, solo quiero cambiar de aires. Y ahora te dejo, mis chicas se estarán preguntando dónde estoy. Llevan llamando toda la tarde y no les he cogido el móvil.

-Hasta pronto Richard. Espero que te vaya bonito.

Media hora más tarde el escritor por fin entraba en su casa. Alexis y su madre al verle supieron al instante que todo había salido mal. Respetaron su silencio, cuando él se sintiese preparado les contaría lo que había sucedido.

Un tremendo dolor le oprimió el pecho cuando traspasó la puerta de su habitación. Hasta la semana anterior también había sido la de ella. Se acercó al vestidor y se fijó en la cantidad de ropa que ella había ido llevando a aquella casa. Sus zapatos, ordenados en el zapatero. En la cómoda se encontraban sus cremas y sus perfumes. No lo pudo evitar, tomó entre sus manos el perfume que siempre le recordaría a ella. Aspiró su aroma, cerezas. Las lágrimas inundaron sus azules ojos, pero se prohibió el dejarlas escapar. Lanzó contra la pared, con una furia desconocida por él, aquel frasco de perfume.
No podía quedarse en aquella habitación. Todo le recordaría a ella.

Regresó al salón, donde esperaban las mujeres de su vida. Aquellas que nunca le fallarían, aquellas que no tenían dudas sobre lo que sentían por él. Se dejó caer derrotado en el sofá.

-Se terminó, todo se ha terminado –por fin fue capaz de decirlo en voz alta- Ella se va y no me quiere en su vida.

Ambas mujeres le abrazaron. Tan solo hicieron eso. En aquel instante las palabras sobraban.


Durante aquel fin de semana la detective empaquetó sus cosas para la mudanza. El lunes comenzaría su nueva vida en DC.

Una vida lejos de sus amigos, de su padre. Lejos de él. La vida que ella había elegido.


Aquel fin de semana el escritor organizo su partida. Tras mucho pensar finalmente decidió que su destino sería Europa, y más concretamente Madrid. En su poder estaban ya tanto el billete de avión como la reserva en uno de los mejores hoteles de la capital de España. Una vez allí ya buscaría tranquilamente una casa.

La detective por el contrario no tenía que preocuparse por su alojamiento, la fiscalía le facilitaba una casa hasta que ella encontrase una a su gusto.

El domingo por la mañana salió a comer con su padre. Había llegado la hora de despedirse.

-Katie, cariño estoy orgulloso de ti. Tú madre estaría tan orgullosa –la voz se le quebraba por la emoción.

-Papá, prométeme que iras a verme en cuanto esté instalada. Te voy a extrañar –tomaba entre sus manos las manos de su padre- te quiero papá. Sé que no te lo digo todo lo que debería.

-Cariño, no hace falta. Sé que me quieres. Y también se cuanto te cuesta expresar tus sentimientos desde que falta tu madre. Tranquila pequeña, todo irá bien. Siempre puedes regresar, esta ciudad te acogerá con los brazos abiertos. Recuerda que en ella dejas mucha gente que te quiere. Y que siempre te estará esperando.

-¿Podrías hacerme un favor? –En su mirada se veía una súplica- ¿Podrías ir a su casa y recoger todas mis cosas? No he reunido el suficiente valor para ir yo.

-Oh, mi niña. Siento mucho que todo haya terminado entre vosotros. No te preocupes mi amor, iré y te las enviaré a tu nueva dirección. ¿Quieres que le diga algo de tu parte? –miraba con ternura a su hija.

-Gracias papá. No, será mejor que no digas nada.


Aquella noche en casa de los Ryan se reunieron los amigos para despedir a la detective. Nadie estaba alegre en aquella casa, en todos se notaba el dolor que sentían por la separación. Pero todos de algún modo trataban de disimular.

El móvil de Kevin emitió el sonido de un whatsAAp recibido. El detective tomó en sus manos el móvil y leyó el mensaje. Tras hacer aquello se disculpó y salió del salón para hacer una llamada.

Durante al menos treinta minutos estuvo hablando con su interlocutor. Finalmente regresó al salón. Todos se fijaron que sus ojos tenían un color rojizo, muestra inequívoca de que en algún momento reciente había llorado.

-Kev, cariño, ¿estás bien? – Preguntaba algo alarmada Jenny.

-Sí, tranquila no pasa nada –intentaba sonreír, pero le costaba un mundo. Dos de sus mejores amigos abandonaban la ciudad- Venga chicos, alzad vuestras copas, brindemos por la nueva vida de nuestra querida amiga. Kate, espero que todo te salga genial en DC. Por Kate.

-Por Kate -respondieron todos.

Esposito tomo a Kevin por el brazo.

-¿Qué ha pasado brother?, a mi no me engañas.

-Acompáñame a la cocina no quiero que las chicas se enteren –contestaba Ryan bajando la voz- Javi y yo vamos a por más bebida.

-Era Castle, llamaba para despedirse. Se va a Europa. No ha querido contarme nada. Pero no hay que ser muy listo para saber que entre ellos las cosas han terminado y además de la peor manera.

-Mierda, ahora entiendo la cara de Laine y Kate. ¿Lo sabe ella? –Realmente no entendía cómo podían haber terminado de aquella manera.

-No, y Castle me ha hecho prometer que no se lo diría. Guarda en secreto Javi. Ni a Laine ¿Ok? Mañana se pasará por la comisaría para despedirse de nosotros. Ahora será mejor que regresemos o empezarán a sospechar.


A la misma hora que la detective despegaba rumbo a DC, el escritor hacía su entrada en la comisaría.

No pudo evitar mirar la que durante cinco años había sido su silla, siempre junto a la mesa de la detective. Sobre aquella mesa se encontraban aún sus tazas, en las que tantos cafés se habían tomado. Cuantas sonrisas le había sacado con tan solo ofrecerle el café de la mañana. Cuantas veces sus manos se habían rozado al darle la taza. Sabía que ya nunca sería lo mismo tomar un café. Tragó intentando que pasase el nudo que se le había formado en la garganta, descubriendo que era inútil no se iría tan fácilmente.

Llamó a la puerta del despacho de Gates, y se quedó esperando una señal que le diera permiso para entrar allí.

-Adelante –se escuchó al otro lado.

-Buenos días señor –decía nada más abrir por última vez aquella puerta.

-Señor Castle, no le esperaba hoy –estaba totalmente sorprendida, ella le creía subido en un avión rumbo a DC.

-Vengo a despedirme señor. He preferido hacerlo en persona y no a través de una llamada. Mañana salgo hacia Europa.

-¿Europa? –Definitivamente Gates no entendía nada- Yo creía que acompañaría a su novia a DC.

-Señor, la detective, perdón la agente especial Beckett ya no es mi novia –dolía decir aquello en voz alta-

-Siéntese Richard, por favor –aquella mujer que durante dos años había intentado por todos los medios deshacerse de él, ahora trataba de mostrar su lado humano- ¿Qué diablos ha pasado?

-La verdad señor es que no tengo ganas de hablar acerca de ello. Lo que había entre la agente especial Beckett y yo terminó. Entenderá que no sea capaz de continuar aquí prestando mis servicios como asesor civil. De todas formas eso será para usted una alegría.

-Richard no le voy a negar que durante mucho tiempo no le quise en mi comisaría. Pero con el tiempo me di cuenta de la gran ayuda que prestaba a este equipo. Realmente siento su marcha. Pierdo a mis dos mejores hombres al mismo tiempo –escuchar aquello de boca de la capitana dejaba muy sorprendido al escritor.

-Gracias señor. Ha sido un autentico privilegio y un placer el haber trabajado con la policía de esta ciudad. Y ahora si da usted su permiso querría ir a despedirme de los chicos.

-Por supuesto. Y señor Castle, créame cuando digo que siento mucho que ustedes hayan terminado. Siempre creí que terminarían casados y con niños. Si algún día decide regresar, sepa que las puertas de esta comisaría siempre estarán abiertas para usted.

A la salida de aquel despacho se encontró con los que hasta entonces habían sido sus compañeros de fatigas. Apoyados en la que hasta el viernes había sido la mesa de la detective Beckett se encontraban Esposito y Ryan, ambos estaban en silencio esperando que el escritor se les acercase.

Richard era consciente que lo próximo era la parte que más le iba a costar. Aquellos dos policías junto a la forense se habían convertido en parte de su familia. Y a lo largo de los cinco años que había pasado en aquella comisaría nunca pensó que el final sería así.

-Buenos días chicos –dijo cuando finalmente llegó a su altura- ¿Os apetece que tomemos un café?

-Como prefieras –respondieron ambos policías.

Al escritor le costaba estar cerca de aquella mesa. Era la mesa de ella, y verla vacía le demostraba que lo vivido en las últimas setenta y dos horas no era una pesadilla si no que todo había sido real.

-Bueno quería ser yo quien os dijera que dejo la 12. Lo siento chicos pero a partir de hoy dejo de ser colaborador civil de la policía. No me parecía adecuado que os enterarais por Gates o por cualquier otra persona –su intención era centrarse en que dejaba la comisaría no quería explicar las razones.

-Tío, ¿qué narices has hecho? ¿Por qué Beckett se va a DC y tú no vas con ella? Te cansaste, ella sólo ha sido una más en tu lista de conquistas –el tono empleado por Esposito denotaba rencor.

Ryan decidió intervenir.

-Javi, quieres dejar que se explique.

-Vaya, ¿por qué no me sorprende que te pongas de su lado? Te recuerdo que nuestra amiga es Kate, y no el escritor.

-Te estás pasando Javi. Castle es amigo nuestro también. Cierto que Kate lo es desde hace más tiempo, pero eso no implica que Castle no sea amigo nuestro.

-Déjalo Kevin, no te esfuerces. Sabes Javier Esposito, yo no he hecho nada para que Katherine se haya marchado a DC. No soy yo el culpable. Y si no estoy ahora mismo en un avión junto a ella es por culpa suya. Pero no eres tú la persona a la que se lo voy a explicar.

-Ya, no es culpa tuya – Esposito se acercó al escritor y le tomó por las solapas- Debería partirte la cara por hacer daño a Kate.

-Suéltalo Javi –intervenía Ryan- Pero ¿qué te pasa colega? Lo que haya pasado entre Beckett y Castle sólo les incumbe a ellos.

-Por qué no le cuentas a tu amigo la razón de tu enfado. Venga Esposito, sé valiente por una vez en tu vida. Cuéntale a Kevin que estás así porque durante años has estado enamorado de Beckett. Que siempre has esperado que algún día ella se fijase en ti. Pero ya ves, se ha ido y nunca la has podido tener entre tus brazos y eso te está carcomiendo interiormente. Sabes, deberías correr hacia ella , quizás ahora que está sola en una ciudad desconocida tengas una oportunidad –nunca el escritor había sido tan hiriente al hablar con el policía, pero aquella vez decidió soltar lo que siempre había pensado.

Esposito lanzó su puño contra la barbilla del escritor, alcanzándole de lleno. En aquel instante Gates hizo su entrada en la sala de descanso atraída por los gritos que de salían de allí.

-Esposito a mi despacho.

Castle miró por última vez a los que habían sido sus compañeros, tendió la mano a Ryan pero éste tiró del brazo para poder darle un sentido abrazo.

-Te echaré de menos Castle.

-Lo mismo te digo. Ha sido un placer trabajar aquí.

Tan solo le quedaba despedirse de la forense, así que tomó el ascensor para bajar a la morgue. Si con Esposito había sido difícil, pensó que con la forense su vida correría peligro pero aun así no podía marcharse sin decir adiós.

Laine levantó la vista del cuerpo ante el que se encontraba. Su rostro denotó la sorpresa de ver frente a ella al escritor.

-Castle ¿qué haces aquí? – La forense estaba sorprendida.

-Bueno venía a despedirme –aun se sentía sorprendido por el tono empleado por ella- me marcho de la 12 y también salgo de viaje.

-Te vas, lo siento. Castle lo intenté, intenté que entrase en razón. Pero ya sabes cómo se pone cuando algo se le mete en la cabeza. Es prácticamente imposible hacer que cambie de opinión.

-Tranquila Laine. Ella es así. Pensé que a lo largo de estos cinco años había logrado entrar, pero estaba equivocado.

-Chico, espero que no tarde mucho en ver el tremendo error que ha cometido al dejarte ir.

-Laine, no voy a esperarla. Esta vez lo nuestro se terminó para siempre – Laine no creía lo que estaba escuchando-

-Entiendo. Castle, ¿cuanto vas a estar fuera? –Empezaba a intuir que no iban a ser unas simples vacaciones.

-No lo sé. No me he puesto fecha para volver, ni siquiera sé si lo haré algún día. Voy a echar de menos tus amenazas de hacerme daño – intentaba sonreír, aunque le costaba un mundo hacerlo.

-Te voy a extrañar. Espero que vayas donde vayas puedas ser feliz. Te lo mereces. Prométeme que te mantendrás en contacto.

-Lo haré si tú me prometes que nunca le contaras nada a ella –ambos asintieron, sellando así su pacto.

Ambos se fundieron en un sentido abrazo, por las mejillas de la forense corrían libres las lágrimas.

Ya fuera de aquel recinto y antes de tomar un taxi se giró para ver por última vez el lugar que tanta felicidad le habría proporcionado durante aquellos años. Se montó en un taxi y se alejó de allí.



Una hora y cuarto después de que el avión despegase en el JFK Katherine llegó al aeropuerto de Washington DC.

Mientras esperaba la salida de su maleta, pensaba en todo lo que había dejado tras de sí. Sólo esperaba que su decisión hubiera sido la correcta, y que si un día se levantaba descubriendo que aquello había sido un tremendo error pudiera remediarlo.

Mientras dirigía sus pasos hacia la salida por su mente pasó una imagen. Era la de él arrodillado proponiéndole matrimonio, junto a aquella imagen llegó hasta ella un nudo en el estómago y sus ojos se llenaron de lágrimas. Había perdido no sólo a su pareja, si no al mejor amigo que jamás había tenido y aún no sabía cómo podría vivir sin la constante presencia de él.

Justo cuando estaba a punto de traspasar la puerta de salida, un rostro conocido apareció frente a ella.

-Jordan, ¿qué haces aquí?

-Me alegro de verte nuevamente Beckett. Bueno alguien tenía que darte la bienvenida y desde la oficina del Fiscal General pensaron que dado que ya nos conocíamos yo era la persona adecuada.

Ambas mujeres salieron de la terminal y se montaron en un vehículo negro, el destino eran las oficinas centrales del FBI.

Durante el trayecto la agente Shaw le comentó la sorpresa que le causó saber que dejaba el departamento de policía de nueva york para incorporarse al FBI.

-Y dónde has dejado a Castle –preguntaba Shaw directamente.

-Bueno él se ha quedado en Nueva York.

-Ya, entonces sólo os veréis fines de semana. Al principio os costará pero bueno es lo que tiene el que hayas aceptado formar parte del equipo de investigadores del Fiscal General.

-No nos veremos – aquello sonó como un susurro.

-Vaya, yo pensé que vosotros por fin habríais dado el paso y que a estas alturas ya seriáis pareja –la agente Shaw hablaba sin retirar su vista de la carretera.

-Lo dimos, pero hemos terminado –dolía demasiado el decirlo en voz alta.

-Bueno, ya habrá tiempo para que me cuentes qué ha pasado.

La agente Shaw detuvo su vehículo en la Avenida Pensilvania, justo a las puertas del edificio Edgar Hoover sede del FBI.

Tras pasar los estrictos sistemas de seguridad se encaminaron hacia la División de Investigación Criminal, ya que ésa era a la que a partir de aquel día Beckett estaba adscrita.

Tras permanecer tres horas en aquel lugar Katherine Beckett abandonaba el edificio siendo ya la agente especial Beckett. Al día siguiente debería presentarse en la oficina del Fiscal General ya que era allí donde había sido destinada.

El resto del día lo dedicaría a conocer su casa y colocar algo de las cajas que ya habían llegado.

El edificio en el que se encontraba su nueva vivienda no era muy diferente al de la ciudad de Nueva York. Este también era un edificio de cuatro alturas, por lo que le habían dicho su casa estaba situada en el último piso.

Entró al ascensor y pulsó el botón del cuarto piso, una vez en el buscó el 402. Tras abrir la puerta pudo ver como era su nuevo hogar. Lo que descubrió le gustó. Era un loft, en la planta baja se encontraban el salón con la cocina en un lateral, una habitación y un baño. La pared de la derecha estaba formada por un gran ventanal, por lo cual era muy luminoso. A pocos pasos de la puerta se encontraba la escalera que comunicaba ambas plantas. Una vez en la segunda planta descubrió que estaba formada por tan solo una habitación, tras entrar en la misma ante ella apareció un inmenso dormitorio que daba en la parte final a una terraza. Dentro de la estancia se encontraba el baño principal, y justo enfrente de la puerta del mismo se encontraba el vestidor. Se asombró al ver que la ropa que había llegado aquella misma mañana junto con sus muebles y libros, ya estaba colocada. Decidió salir a la terraza y allí en uno de los laterales descubrió un jacuzzi exterior. La base elevada en altura, era de madera, para subir había cuatro escalones.

Se imaginó a ellos dos en aquel jacuzzi, Richard sostenía entre sus manos una copa de champagne y ambos brindaban por su nuevo hogar. Ella tenía una preciosa sonrisa y en su mano brillaba el anillo de compromiso.

Los ojos se le llenaron de lágrimas, aquella imagen fue volviéndose borrosa dando paso a la real. Allí estaba ella sola.

Salió de aquella terraza y una vez se encontró nuevamente en la que era su habitación se dejó caer sobre la cama haciéndose un ovillo.

Al día siguiente comenzaría su nueva vida en DC.




Proximamente en Nuevos Tiempos. Lunes 27

-Uno de los libros más vendidos es el último de la saga Heat. Yo lo he leído y ciertamente es muy recomendable – la cara de Katherine se tornó melancólica.
-¿Ha escuchado que quiero un buen libro? –preguntó un tanto a la defensiva.
-Lo siento, no creí cuando la vi entrar que usted fuese de las personas que prejuzga los géneros literarios. Discúlpeme.





meln
As del póker
As del póker

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 43
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Anver el Lun Mayo 20, 2013 8:53 am

Te estás haciendo tan grande... jajaja. Ya lo sabías, pero aún así, que sepas que me gusta lo que leo.

Que jamás te quedes sin humor por favor. Espero que el saco que te dieron al nacer fuese muy muy grande.

Gracias por darme las gracias!!

Anver
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 711
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por KateC_17 el Lun Mayo 20, 2013 9:05 am

ooooh diosssss menudo comienzooooo!!! tu sabes que a cada palabra... cada frase que leida como se me aucmilaban las lagrimas Crying or Very sad diosssss ESTO PROMETE MUCHOOOOOOOOO Big Crying Reverence Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap Happy Clap continualo prontoo plisss que ya quiero saber que pasaraaaa!!! uuh las cosas han acabado muy mal... Sad y entiendo que Rick se haya puesto asi... espero que Kate se de cuenta de lo que ha perdido... Mad jajaja
ya tienes aqui a una seguidora del fic hasta el final jajaj Laughing Reverence ¡nos vemos!
besotessss Kiss (dios como cuesta escribr)

KateC_17
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3201
Fecha de inscripción : 03/01/2013
Edad : 20
Localización : En el lado oscuro... ù.ú

Ver perfil de usuario https://twitter.com/NGC_17

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por alcalde100 el Lun Mayo 20, 2013 9:18 am

Esta genial, me ha encantado. Espero que pase rapido la emana para leer el siguiente capitulooo!!!Smile

alcalde100
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 128
Fecha de inscripción : 18/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por castle&beckett..cris el Lun Mayo 20, 2013 9:36 am

ke malaaaa sigueee por diooooss

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Kynu el Lun Mayo 20, 2013 9:41 am

G___________________________________________G


I\'m Dead


ahora cuando resucite vuelvo.

I\'m Dead

Kynu
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2069
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 28
Localización : Entre líneas

Ver perfil de usuario http://castlemania.tk/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por roy-rogers el Lun Mayo 20, 2013 9:49 am

Muy muy bueno , me gusta

roy-rogers
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 04/12/2012
Edad : 34
Localización : bilbao

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por cururi el Lun Mayo 20, 2013 9:53 am

pues que te a quedado espectacular el primer capitulo
espero que siga siendo asi de genial y espero ansiosa que sea lunes

cururi
As del póker
As del póker

Mensajes : 447
Fecha de inscripción : 15/03/2013
Edad : 28
Localización : World Citizen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Zeny_Mackenzie el Lun Mayo 20, 2013 9:59 am

Cómo odio a Espósito...mi sobrina siempre ha tenido esa teoría. Muy buen comienzo, sean buenas y no me los tengan separados mucho tiempo.

______________________

Zeny_Mackenzie
Moderador
Moderador

Mensajes : 1226
Fecha de inscripción : 07/06/2011
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Yaye el Lun Mayo 20, 2013 10:13 am

Uff que comienzo, había partes que Crying or Very sad , creo que se va ha arrepentir bastante de haber terminado la relación.

A la espera del lunes para la continuación.

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Lun Mayo 20, 2013 10:37 am

Entre tú y Ana me habeis sacado alguna lagrimita, si es que no se puede escribir mejor.
Contigo tengo la sensacion de ir descubriendo poco a poco a una gran escritora.
El comienzo es precioso y tengo que reconor que mis ideas sobre lo que podría ser el 6x01 las he visto reflejadas en tu fic.
Es una maravilla, y además, bien largo jajaja
Estaré esperando el proximo Estrella.
Besos.

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Kynu el Lun Mayo 20, 2013 12:10 pm

Lo prometido es deuda, te debía un comentario bueno y no el que dejé.

El fic es impresionantemente bueno. Desde una trama que te engancha a seguir leyendo porque estamos todos en espectativas de la season 6 hasta saber qué deparará las decisiones de todos los personajes.

Por un lado Gates ha mostrado esa parte que todos sabemos que tiene, y que demostró en Still.

Por un lado Lanie, que antes de defender a una amiga es sincera con su otro amigo. Me ha encantado.

Un Espósito, que bueno... yo no le veo ese lado de querer estar con Kate pero si el defenderla a muerte pensando que Castle tuviera que ver.

Un Ryan mas sereno porque quizas comprenda mas la parte emocional de todo esto.

Richard y Kate... necesito empaparme mas del fic para darte una opinion sobre elos.

El nuevo loft de Kate....... QUIERO OTRO PARA NAVIDAD!!! jajajajaja Laughing

Me tienes locamente enganchada Kiss


PD: además te diré que has conseguido lo que otros fics en otros finales de season no consiguieron. Mirar un cartel y decir: n ome gusta porque no va a pasar esto...; sobre todo los que hay ahora de tanta boda etc... Facepalm

Kynu
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2069
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 28
Localización : Entre líneas

Ver perfil de usuario http://castlemania.tk/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por choleck el Lun Mayo 20, 2013 1:08 pm

Genial me gustan estos entrabados

choleck
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1967
Fecha de inscripción : 07/06/2012
Localización : en la parra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por _Caskett_ el Mar Mayo 21, 2013 6:21 am

Crying or Very sad Esto no me ayuda a poder pensar positivamente para la sexta temporada Facepalm .
Aun asi me encanta, muy bien.
Continua pronto.

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por colombianita el Mar Mayo 21, 2013 7:53 am

Esperando el proximo!!!! Happy Clap

colombianita
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 03/05/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por forever23 el Mar Mayo 21, 2013 3:13 pm

Con ganas de leer el siguiente Razz
Sigue pronto Smile

forever23
As del póker
As del póker

Mensajes : 382
Fecha de inscripción : 09/09/2012
Edad : 25
Localización : Bilbao

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por carla_NYPD el Miér Mayo 22, 2013 11:17 am

Por favor seguilo rapido!!!!!....tiene muy buena pinta este fic Thumb

carla_NYPD
As del póker
As del póker

Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 16/08/2011
Edad : 26
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/profile.php?id=1654652545

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por maria_cs el Miér Mayo 22, 2013 12:13 pm

Cuando te quedas sin palabras es muy difícil hacer un comentario digno así que me limitaré a decir que es increíble, que has empezado de una forma espectacular y quiero cuanto antes el siguiente por favor ^^

PD: la introducción genial también, lo que me he reído.

Besos Estrella y ya sabes, sigue pronto que aquí te esperamos ^^

maria_cs
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1921
Fecha de inscripción : 24/03/2012
Edad : 23
Localización : Huelva Andalucía

Ver perfil de usuario http://maria-de-la-o6.webnode.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por meln el Lun Mayo 27, 2013 12:33 am

Esta noche a las 22 horas en vuestras páginas de ForoCastle capitulo 2 de Nuevos tiempos.

Sneak peek 1

-Uno de los libros más vendidos es el último de la saga Heat. Yo lo he leído y ciertamente es muy recomendable – la cara de Katherine se tornó melancólica.
-¿Ha escuchado que quiero un buen libro? –preguntó un tanto a la defensiva.
-Lo siento, no creí cuando la vi entrar que usted fuese de las personas que prejuzga los géneros literarios. Discúlpeme.

meln
As del póker
As del póker

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 43
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por L-beckett41319 el Lun Mayo 27, 2013 6:19 am

Que ganaaas de q lleguen las 22 h esperp con ganaaas la continuacioon!

L-beckett41319
As del póker
As del póker

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por agecastbet el Lun Mayo 27, 2013 7:34 am

Por Dios Santo Estrella, como sigas así dejo la serie y espero tus capítulos, son mejores que la propia serie.
Menuda entrada, como siga todo igual, te prometo que cumplo con lo dicho anteriormente. jajajajaja
Por fin alguien con pelotas de poner lo que nadie quiere que pase y encima enganchar al personal, lo tuyo no tiene nombre, jajajajaja
Bueno como buena besuga enganchada me ayo, cuando quieras, puedas, o te venga en gana, no pienso dejar pasar ni uno sólo, no te librarás de mi facilmente.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por meln el Lun Mayo 27, 2013 8:51 am

Buenas noches a tod@s. Gracias por el acogimiento que le habéis dado a esta historia. Espero que el capitulo de hoy cumpla con vuestras expectativas. Gracias a tod@s aquellos que habéis leído aunque haya sido en las sombras. Gracias a todo@s aquellos que habéis dejado un comentario.
Gracias a mi musa particular, el amor de mi vida. Peque te amo.
Al lio...


En el episodio anterior de Nuevos Tiempos.

- Katherine Beckett, ¿quieres casarte conmigo?

-Richard, lo siento –se puso en pie y le siguió- Pero ahora mismo no se que siento por ti. Es gracioso si tu proposición hubiera llegado hace tan solo un mes, me habría sentido la mujer más afortunada del mundo. Pero hoy no la puedo aceptar. Hoy nada es igual que hace un mes. Tú has cambiado. Y yo también. Necesito descubrir quién soy. Necesito alejarme de tí.

-Katherine me estás echando de tu vida. Espero que estés segura de lo que estás haciendo. Porque esta vez, no volveré. Me he cansado de volver siempre a ti. Hace mucho me preguntaste si yo nunca decía adiós. Ahora sí lo haré. Adiós Katherine Beckett.



6x2 Aprender/ Learn

Desde su llegada a DC su vida se había reducido a trabajar y dormir y esto último no siempre lo hacía en su casa.
Habían pasado ya dos meses desde su incorporación a la fiscalía, dos meses en los que la mayor parte del tiempo lo había gastado en montarse en aviones. Muchas veces durante ese tiempo había recordado lo que la agente Shaw le había dicho algunos años atrás y tenía que decir que era cierto. Ahora su vida era sólo el tiempo que quedaba vacío entre caso y caso.

Aquella tarde se sentía nostálgica. Echaba de menos a sus amigos, a su padre, su trabajo en el 12, a Martha, Alexis y no podía negarlo le extrañaba a él. Tomó su móvil entre sus manos y abrió la galería de fotos. Allí estaban los últimos buenos momentos vividos por los dos. Sonrió al ver la foto que Esposito les había hecho tras lograr salir con vida de la casa bomba. Se les veía felices, besándose, sonrientes.

Se sintió sola, se sintió pequeña, y asustada. Necesitaba una voz amiga, sabía quién era la persona a la que necesitaba. Buscó el nombre en la agenda y justo en el último momento se arrepintió. Cambió de nombre y marcó.

-Hola preciosa.

-Hola, soy yo. Te echo de menos.

- Y yo a ti. Mucho. Bueno ¿qué tal la vida por DC?

-Pues si te soy sincera Laine, no lo sé. Me paso la vida montando en aviones.

-Vaya, pero con eso ya contabas. Sabías que al aceptar el trabajo dejabas de lado el tener vida.

-Ya, pero hoy me siento un poco cansada.

-¿Del trabajo?

-No, igual no es cansada la palabra. La verdad es que hoy os echo mucho de menos. Os extraño.

-¿Qué ha pasado preciosa?

-Sabes que no lo puedo contar. Pero resumiendo ha sido un caso difícil, con niños de por medio.

-Lo siento. Mierda, Beckett tengo que dejarte tenemos un nuevo caso. Prometo llamar en cuanto tenga tiempo y hablar con más calma. O mejor aún, en cuanto pueda voy a visitarte. Hasta otra, besos.

-Está bien, hasta otra Laine – la comunicación ya se había cortado.

Definitivamente estaba nostálgica y necesitaba cambiar ese estado. Decidió darse un baño para intentar relajarse y después saldría a dar una vuelta por la ciudad. Ya iba siendo hora de conocer cada rincón de la misma.

Salió de casa con una dirección en la mente, Dupont Circle. Jordan le había dicho que allí encontraría las mejores librerías de la ciudad y además había pequeñas cafeterías. Necesitaba un buen libro nuevo y si podía empezar su lectura con un agradable café sería perfecto.

Una vez en su destino entró en Books-A-Million, ya dentro se dejó aconsejar por una de las dependientas. Bien es cierto que al principio no se entendieron.

-Buenas tardes, ¿puedo ayudarla? – preguntó amablemente una de las dependientas cuyo nombre por la identificación que portaba era Helen.

-Gracias, quería un libro. Un buen libro.

-Uno de los libros más vendidos es el último de la saga Heat. Yo lo he leído y ciertamente es muy recomendable – la cara de Katherine se tornó melancólica.

-¿Ha escuchado que quiero un buen libro? –preguntó un tanto a la defensiva.

-Lo siento, no creí cuando la vi entrar que usted fuese de las personas que prejuzga los géneros literarios. Discúlpeme.

Comprendió que no había sido justa, y decidió disculparse.

-Debería ser yo quien se disculpara Helen –decía leyendo el nombre de la joven- Verás lo anterior era una broma que hacía con un antiguo compañero de trabajo. De todas formas ya he leído todos los libros de esa saga. Pero si tienes el último de James Patterson me lo llevaré.

-Es una gran elección, “Private Berlín” es un gran libro.

Una vez fuera de la librería sonrió. En aquel momento por su mente pasaba lo que diría él al saber que había comprado un libro de la competencia.

Regresó a casa, le apetecía leer tirada en el sofá tomando una copa de buen vino.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aquellos dos meses que Richard llevaba en Madrid, le habían servido para conocer a fondo la hermosa ciudad. Le encantaba perderse por sus calles. El azul de su cielo. La rapidez con la que los madrileños caminan. El bullicio del tráfico en hora punta. Los atardeceres en el Templo de Debód.

Desde hacía un mes tomaba clases de español. No quería sentirse un extraño en aquella ciudad que había comenzado a enamorarle. Su profesora era una joven estudiante de Filología Hispánica, apenas tenía un par de años más que Alexis. Eso le hacía sentir un poco más cerca a su hija. Hasta la fecha las clases eran en la suite del escritor, ya que aún no había empezado a buscar una casa.

Aquel día decidió que había llegado la hora de abandonar el hotel e instalarse definitivamente en una casa.

Carmen, su profesora de español terminaba de marcharse. Había sido una clase dura, ella había intentado explicarle los tiempos verbales en castellano. Esa parte el escritor reconoció que le iba a resultar difícil, ya que descubrió que no tenían nada que ver con los usados en su lengua materna.

Eran las seis de la tarde cuando decidió llamar a Paula. En Nueva York serían las once de la mañana así que ya estaría trabajando.

-No puedo creerme que seas tú –decía una voz al otro lado de la línea.

-Buenos días Paula. Necesito que me hagas un favor.

-Buenas tardes para tí Richard. Dime que lo qué quieres es que te busque una cita con tu editor.

-Lo siento Paula, pero creí haberte dejado claro que por el momento no voy a escribir.

-Ya, lo sé. Sólo era por si lograba convencerte, pero ya veo que eso va a ser difícil.

-Más que difícil, es imposible Paula.

-De acuerdo. Pues tú dirás que necesitas de mí.

-Quiero que me busques una casa en Madrid. Sabes cuales son mis gustos, así que dejaré la elección en tus manos.

-Pero Richard, ¿no sería mejor que fueras tú el que te encargases de ello?

-No voy a tener tiempo, mañana marcho de viaje. Voy a acompañar a mi profesora de español a un viaje por Sevilla y Granada. Estaré fuera casi quince días. Te agradecería que a mi vuelta el tema de la casa esté solucionado.

-De acuerdo. Me pondré manos a la obra de inmediato.

-Gracias, otra cosa Paula. El contrato de la vivienda debe ir a nombre de Never Delay.

-¿Never Delay? –aquello le había pillado por sorpresa, no conocía aquella empresa.

-Es una empresa. Todo deberá ir a su nombre.

-Pero no lo entiendo, ¿qué necesidad tenias de crearla?

-Paula, no quiero que nadie sepa el destino de Richard Castle. Y de esa forma nada de lo que haga dejará rastro. Me gusta la libertad que siento siendo un desconocido. Quiero que eso siga así.

La conversación duró aún algunos minutos, pero finalmente Paula entendió todo lo que Richard le estaba pidiendo.
Debía empezar a preparar el equipaje para su viaje.

Había sido una suerte conocer a aquella joven en la librería. Inmediatamente conectaron. Comenzaron a hablar acerca de libros, autores. Ella le recomendó leer algo de los escritores clásicos españoles. Él se dejó aconsejar, y salió de aquella tienda con Fuenteovejuna de Lope de Vega y La vida es sueño de Calderón de la Barca. Además la joven se convirtió en su profesora.

Después de las dos primeras semanas ambos se habían convertido en amigos. Carmen se fue convirtiendo poco a poco en su confidente. Pese a tener tan solo veintiún años era una persona muy madura. En ciertos aspectos le recordaba mucho a su hija.

Cada tarde alrededor de las ocho quedaba con su profesora y sus amigos. La única condición para que Richard pudiera estar con ellos era que debía hablar en castellano. El inglés debía dejarlo aparcado.

Al principio se sintió algo fuera de lugar rodeado por todos aquellos jóvenes, pero al ir conociéndoles se dio cuenta de lo afortunado que había sido de encontrarlos. Con ellos se sentía cómodo, no tenía que aparentar ser lo que no era. No les importaban sus locuras, o las veces que se comportaba como un niño. Y el poder ser como realmente era le gustaba, le hacía sentirse libre.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Katherine recibió una llamada de su jefe, debían salir de inmediato hacia Los Ángeles. Dejó el libro en la mesa y fue hasta la habitación a preparar su bolsa de viaje. En menos de diez minutos puso rumbo hacia las oficinas centrales del FBI.

Sentada en aquel avión, su mente retrocedió en el tiempo. Recordó otro viaje a Los Ángeles, en compañía de Richard. Una duda le asaltó. Cómo hubiera sido su vida si aquella noche hubiese tenido el valor de afrontar lo que ya sentía por él. Tal vez si no hubiera sido tan cobarde ahora aún estarían juntos. Tal vez, todos los miedos que habían atenazado a Richard durante su relación no habrían existido y sin los miedos de él nunca habrían aparecido las dudas en ella. En aquel mismo instante fue totalmente consciente de que ella había sido quien había dinamitado aquella relación, habiendo tardado tanto en confesar sus verdaderos sentimientos por él.

Tomó su móvil entre sus manos y abrió la galería de fotos. Ante sus ojos comenzaron a pasar imágenes de ellos dos siendo felices. La primera vez que fueron a la casa de la playa. El fin de semana la cabaña de su padre. El viaje a Canadá. Él durmiendo con una sonrisa dibujada en el rostro. La primera vez que logró llevarle al béisbol.

Con cada foto, sentía que se iba haciendo más pequeña. Le quería, le había querido durante cinco años. Le había tenido y le había perdido.

Se limpió las lágrimas, cerró el móvil, suspiró, apoyó la cabeza en el respaldo del asiento y cerró los ojos. Debía centrarse en el nuevo caso.

El sonido de un WhatsAAp recibido hizo que mirara su móvil. Por un segundo sintió como se aceleraba su corazón, sensación que desapareció cuando comprobó que el remitente era Esposito.

“Hola Kate, espero que todo te vaya genial por DC. A ver si un día te dejas caer por aquí. Esto no es lo mismo sin tí y sin Castle.
Besos, cuídate.”

Hasta aquel instante nadie le había dicho que Castle hubiera dejado la comisaría. Sintió que nada volvería a ser como antes nunca más.

Notó como el avión comenzaba a rodar por la pista para efectuar el despegue. No tuvo tiempo de contestar, debía apagar el móvil.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esposito, Ryan y Jenny esperaban a la forense. Aquella tarde habían decidido salir a tomar algo los cuatro juntos. Desde que sus compañeros habían dejado la 12 no habían vuelto a salir juntos.

-Hola preciosa –decía Esposito mientras dejaba un beso en los labios de la forense- ya estamos todos. ¿Dónde vamos?

-¿Qué tal si vamos al bar de Castle? –proponía Ryan.

Tras convencer a Esposito se marcharon hacia el bar.

Jenny fue la única que por su embarazo se pidió una tónica el resto pidieron cerveza.

-Hoy he hablado con Beckett. La he notado baja de moral.

-No sabía que la habías llamado Lanie. No me lo habías dicho.

-Ya Javi, es que no la he llamado, ha sido ella la que me ha llamado a mí.

-Y qué se cuenta –preguntaban al mismo tiempo los Ryan.

-Poco, ha sido justo cuando me habéis avisado del nuevo cadáver y la he tenido que dejar. Pero ya os digo, la he encontrado baja de moral. Como triste. No sé si me equivocaré, pero creo que se está dando cuenta de las cosas que ha dejado atrás.

-Yo le he mandado un WhatsAAp –Esposito vio como todas las miradas se centraban en él- le he dicho que esto ya no es lo mismo sin ella y sin el escritor, y que a ver si un día nos hacía una visita.

-Pero ¿tú eres tonto?

-A ver Lanie, ¿qué he hecho ahora?

-Castle dejó muy claro que nadie debía decirle a Kate que él se iba. Y vas tú y se lo sueltas la primera vez que hablas con ella.

-No le he dicho que se ha ido, sólo que ha dejado la 12.

-¿Sabes la de veces que he hablado con ella sin nombrar a Castle? ¿Sabes la de mails que he recibido de él y los he contestado sin decir nada de Kate? No es tan difícil mantener la boca cerrada. Todos lo podemos hacer, salvo tú Javi.

- A ver chicos, será mejor que os calméis. O vais a terminar diciendo algo de lo que luego os vais a arrepentir – intervenía Kevin intentando suavizar las cosas entre sus amigos.

-Mira sabéis que os digo, yo me voy a casa. No me mires así Javi, no me vas a acompañar. Hoy dormirás solo. Jenny, siento no quedarme más rato. Mañana te llamo y preparamos una salida de chicas solas.

-Me parece genial Lanie. Esperaré tu llamada. Y no te enfades, ya sabes cómo son estos dos. No pueden tener la boca cerrada.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Eran las ocho de la mañana cuando Richard recibió una llamada de Carmen recordándole que debían estar en la Estación de Atocha a las 13 horas ya que su tren para Sevilla salía a las 13:30. Recogió la maleta, y salió de la habitación. Antes de ir a Atocha debía pasar por el despacho del abogado que había contratado en Madrid.

-Señor Castle, adelante le estaba esperando.

-Buenos días.

-¿Le apetecería un café? Yo voy a tomar uno o no seré persona.

-Perfecto, siempre es buen momento para tomar un café.

Tras regresar al despacho con sendos cafés ambos hombres comenzaron su reunión.

-Estos son los papeles fundacionales de la empresa. Como usted nos pidió, tan solo aparece el nombre del Administrador único que en este caso soy yo. Estos otros son los papeles que me otorgan los Poderes necesarios para trabajar. Espero que esté todo conforme a lo pedido por usted.

-Perfecto –comentó Richard tras estudiar aquellos documentos- Preferiría que me llamases Richard en lugar de señor.

-Entendido Richard. El siguiente paso es la transferencia de fondos. He escogido el Wiesbaden en Suiza. Están a la espera de que tú transfieras el dinero. Una vez que realices la transferencia el dinero será nuevamente transferido, ya bajo la protección del secreto de banca suizo hasta un banco de la Isla de Jersey. En este banco la cuenta que reciba el dinero estará ya a nombre de Never. Y entonces ya será totalmente imposible de rastrear.

-Perfecto, ¿me permites usar el ordenador para realizar la transferencia a Suiza?

Una vez que Castle transfirió parte de su capital al Wiesbaden la operación financiera comenzó. Del Wiesbaden se transfirió la mitad del dinero a una cuenta a nombre de Never Delay en el Bank Leumi Limited.

-Pues con esa firma ya está todo Richard. A partir de ahora los movimientos que realices de capital desde las cuentas de Never son imposibles de rastrear.

-Perfecto, pues creo que por ahora eso es todo. Le he facilitado a Paula tu número de teléfono, para el tema del contrato de mi nueva casa.

-Estaré esperando la llamada de tu agente.

-Bueno y ahora me marcho, o llegaré tarde a la estación.

-Buen viaje Richard. En cuanto salgas por la puerta me pondré en contacto con tu abogado de NY para ponerle al corriente de las decisiones tomadas.

Richard salió contento de aquella reunión. Puso rumbo a la estación ya que se aproximaba la hora en la que debía estar en la misma.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El avión del FBI hacía horas que había tomado tierra en LA, el equipo ya se encontraba trabajando sobre el terreno.
La policía local había detenido en un tiempo récord al presunto autor de la amenaza terrorista. Katherine era el agente que llevaría el interrogatorio.

Antes de comenzar repasó el informe realizado por la policía de LA.

La mañana anterior había hecho explosión una bomba en mitad de una manifestación pro libertades públicas. Entre los fallecidos había multitud de musulmanes, lo cual había creado la duda de si realmente aquella bomba había sido para atentar contra ciudadanos que profesaran la religión del Islam. De ser aquello cierto, podría dar lugar a un grave problema diplomático. Los países árabes habían exigido desde el principio una investigación profunda.

Tras varias horas interrogando al sospechoso, Katherine decidió tomar un descanso.

-Agente Beckett, ¿no sería preferible continuar con el interrogatorio? –ordenaba más que preguntaba el Agente del FBI a cargo de la investigación.

-Con todos mis respetos señor. Tanto el sospechoso como yo estamos cansados. El estado del sospechoso es perfecto para derrumbarse de ser él el autor del atentado, pero mi cansancio hace que no esté alerta. Así que me tomaré ese receso –contestó bastante molesta por las objeciones de su jefe.

Se sentó en la sala de descanso y decidió tomar un café, mientras repasaba mentalmente todo lo dicho por el sospechoso. Algo no le cuadraba pero no era capaz de ver qué era. Estaba totalmente bloqueada. Necesitaba un nuevo enfoque, una nueva visión. Pero la persona que sería capaz de proporcionarle dicho enfoque no estaba junto a ella.
Se preguntaba que estaría haciendo él en aquel instante. Se preguntaba si él quizás también estaría pensando en ella. Se dio cuenta de lo mucho que echaba de menos aquellas absurdas teorías lanzadas por el escritor.
Cuando se terminó el café decidió retomar el interrogatorio. Mientras caminaba hacia la sala de interrogatorios pensó en Castle. Él se preguntaría cual podía ser la razón para que un musulmán atentase contra personas que practicaban su misma religión. Diría que aquello no tenía nada que ver con que fueran musulmanes, si no que habría sido una forma de venganza personal. Aquello era lo que a ella no le cuadraba.

Una media hora después de reiniciar el interrogatorio la agente especial Beckett salió de aquella sala con un nombre y tras detener e interrogar al nuevo sospechoso obtuvo la confesión del mismo.

La verdadera causa había sido la venganza.

Todos los fallecidos pertenecían a la misma familia. Hace años el ahora detenido mantuvo una relación clandestina con una mujer de aquella familia. Cuando los hombres de la casa lo descubrieron castigaron a la joven. La habían rociado con acido y al poco tiempo la chica había fallecido. El joven solo había hecho según sus propias palabras justicia.

Nuevamente montada en el avión, pensaba que incluso estando separados él la ayudaba. Había aprendido a pensar como Castle y gracias a eso había logrado la confesión del verdadero asesino.

-Katherine, ¿te molesta si me siento a tu lado? –aquella voz la sacó de sus pensamientos.

- Para nada, Phil.

-Quería disculparme por mi comportamiento. Y felicitarte. Has hecho un gran trabajo en el interrogatorio, como ya es habitual.

-Gracias.

-Me intriga saber cómo llegaste a la conclusión del ataque personal.

-A veces las evidencias no nos cuentan toda la historia. Hay que mirar el conjunto, y si ves algo que no encaja debes mirar justo en ese punto – realmente la agente Beckett había aprendido mucho del escritor.

-Pero en este caso, todo encajaba.

-No, no todo. Hasta la fecha, todos los atentados contra musulmanes nunca han sido realizados por personas con sus mismas creencias. Ahí estaba lo que no encajaba. Un musulmán atentando contra musulmanes. Tenía que existir otra causa oculta.

-De todas formas, agente Beckett, la próxima vez agradecería que me informase antes. No me gusta que en mi equipo haya personas que vayan por libre –tras aquello el jefe de equipo abandonó el asiento y regresó al suyo.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En la estación de Santa Justa en Sevilla les esperaba la hermana de Carmen. Irían los tres juntos hasta la casa que la mujer tenía en la capital andaluza en el barrio de Santa Cruz.

-Mira Rick, ahí está Gaby.

-Peque, estás guapísima – ambas mujeres se abrazaban y besaban.

-Tú sí que estás guapa –replicaba Carmen- mira Gaby te voy a presentar a mi amigo Richard.

-Encantada de conocerte Richard – Gaby le abrazaba y según la costumbre española le daba dos besos.

-Lo mismo digo Gaby – Aquella efusividad tan española aún sorprendía al escritor- Carmen me ha hablado mucho de tí.

-Y a mí de tí. Dice que te estás esforzando mucho en aprender nuestra hermosa lengua. Y que has avanzado mucho.

-Bueno hecho lo que pueda –decía el escritor en su mejor castellano.

-Hago lo que puedo – le corregía muerta de la risa Gaby.

-¿Tú también, haces eso? –preguntaba un tanto desconcertado Richard.

-A ver Rick, Gaby se refiere a que la frase que has usado no estaba bien. Deberías haber dicho “hago lo que puedo” –intervenía Carmen.

-Ah, vale. Entonces hago lo que puedo. Como ya has visto Gaby tu hermana ha exagerado un poco mis progresos en la lengua de Cervantes.

-Ya veo. De todas formas, creo que vosotros teníais un trato. Que yo sepa, la condición para venir con ella es que sólo nos puedes hablar en castellano – Richard asentía- entonces ya puedes ir dejando de hablar en inglés.

Gaby tras haber colocado las maletas en el coche, ponía rumbo hacia su casa. Durante el trayecto iba contando los planes que tenían para esos días.

-Entonces, mi seminario comienza mañana a las 9 de la mañana.

-Así es peque. Fui directamente a informarme a la universidad. El horario será el mismo los cinco días, de 9 de la mañana a 3 de la tarde.

-Bueno así tendré todas las tardes libres. Y podré enseñar Sevilla a Rick. Lo que no se es qué va a hacer él por las mañanas.

-No te preocupes por mi Carmen, saldré a recorrer la ciudad.

-He cambiado mis turnos. Esta semana trabajaré todas las tardes, así podré hacer de guía turística de Rick por las mañanas – una sonrisa se dibujaba en el rostro de Gaby.

-No tenías por qué haberte molestado – decía un sorprendido Castle- Pero es de agradecer el detalle.

-No es molestia. Si fuera al revés seguro que habrías hecho lo mismo.

Por fin habían llegado a su destino, tras guardar el coche en el garaje subieron las maletas a la vivienda.

Era una casa sencilla, sin muchos lujos. Consistía en dos habitaciones, salón con cocina americana y un baño.

-No es un gran cosa, pero es acogedora –Decía Gaby tras enseñar la vivienda al escritor.

-Me gusta. Es más grande que el primer apartamento en el que viví cuando me independicé –comentaba Castle.

-Gaby, ¿preparamos la comida?

-Qué raro, la peque tiene hambre –sonreía guiñando un ojo a Richard- como supuse que vendríais con hambre dejé la comida casi lista. Verdura de primero, y de segundo filete con papas. Sólo hay que freír las papas y los filetes.

Durante la comida Gabriela contó en qué consistía su trabajo en el hospital de Sevilla.

-Carmen me dijo que además eres voluntaria en una ONG española.

-Sí, soy voluntaria en la Fundación Vicente Ferrer. De hecho en cuatro meses saldré hacia la India. La fundación termina de ampliar el Hospital Pediátrico de Bathalapalli, y hacen falta médicos.

-Me tienes que contar bien eso de la Fundación – Richard estaba realmente interesado.

- Verás, la Fundación Vicente Ferrer es una ONG de desarrollo comprometida con el proceso de transformación de una de las zonas más pobres y necesitadas de la India, del estado de Andhra Pradesh y de algunas de las comunidades más desfavorecidas y excluidas del sistema de castas indio: dálits, grupos tribales y backward castes. La solidaridad, no sólo se basa en el trabajo directo con las comunidades desfavorecidas, si no que radica en gran parte en la sensibilización de la sociedad, para que este cambio sea significativo –Gaby podía pasarse horas hablando acerca del trabajo de FVF.

- Entiendo que Vicente Ferrer, es el fundador de la ONG.

-Efectivamente junto con Anna. Vicente Ferrer y Anna Ferrer se conocieron en 1968 durante una entrevista. Unidos por un compromiso común de lucha y por la defensa de los más desfavorecidos se instalaron en Anantapur y crearon la Fundación Vicente Ferrer.

-Rick, espero que estés preparado para escuchar a Gaby, puede tardar horas si es de FVF de lo que habla –avisaba Carmen al escritor.

-Me parece un tema muy interesante. Por mi, no hay problema en que continúe.

-Gracias Rick. La Fundación Vicente Ferrer se creó en la India en 1969 con el objetivo de buscar soluciones a los graves problemas a los que se enfrentaba la comunidad rural de Anantapur. Existen programas de desarrollo integral en educación, sanidad, ecología, mujer, vivienda, personas con discapacidad y comercio solidario que en la FVF se llama colaboración activa. Y luego está el trabajo de sensibilización.


Después de tomar el café, y descansar un poco en el sofá decidieron salir a pasear por las calles de Sevilla.

Comenzaron su paseo en la Plaza Virgen de los Reyes, antiguo Corral de los Olmos, allí se encuentran la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, La Giralda, el Patio de los Naranjos, el Palacio Arzobispal y el Convento de la Encarnación, clausura de monjas Agustinas.

-Este patio es lo que queda de una antigua mezquita y mira ¿ves esa fuente? No se tiene claro si es una antigua pila bautismal visigoda o un baño de una terma romana - Explicaba Gaby a Richard que escuchaba con sumo interés.

-Entonces eso de ahí es la famosa Giralda – decía el escritor.

-Así es. La Giralda es en realidad el antiguo alminar de la mezquita, transformada en campanario de la Catedral y está rematada por una veleta denominada el Giraldillo. ¿Sabes por qué se llama Giralda? –Richard negaba- la veleta giraba por el viento, y de ahí el nombre de Giralda.

-¿Y se puede subir? –preguntaba emocionado como un niño.

-Claro hombre, pero mejor lo dejamos para mañana.

Continuaron callejeando hasta llegar a la calle Cruces. Siguiendo esa calle llegaron a la plaza del mismo nombre. Es una tranquila plaza enclavada en la antigua judería sevillana, en el centro de la misma se encuentran tres columnas de mármol rematadas por cruces de hierro forjado. Siendo esa la razón del nombre de la plaza.

Desde allí decidieron regresar hasta la casa de Gaby, ya que tanto para Carmen como para el escritor el día había sido muy largo.

-Esta ciudad posee encanto. En mi país no tenemos nada parecido. Lo vuestro sí es tener historia.





En el próximo capítulo de Nuevos Tiempos. Lunes 3 de Junio a las 22 horas

-Debió de ser muy duro escuchar eso de boca de la mujer que amabas – Gaby decidió tomar las manos del escritor entre las suyas. Richard levantó su vista y se encontró con unos ojos negros llenos de lágrimas- ¿Aún la quieres?






meln
As del póker
As del póker

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 43
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:23 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 14. 1, 2, 3 ... 7 ... 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.