Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Página 3 de 14. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 8 ... 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Anver el Jue Jun 06, 2013 11:07 am

Me gusta que hayas metido la conversación de Rick contándole sus penas a una desconocida.

Es curioso como resulta más sencillo sincerarse con un desconocido que con quien te rodea, y esa confianza desde el principio, no es más que el preludio de una gran amistad.

Deseando conocer la India, quiero olores, sabores, colores... cuenta cuenta...

Por cierto... demasiada distancia... ¿no? se complican las reconciliaciones...

Anver
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 711
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por meln el Vie Jun 07, 2013 11:13 am

Buenas noches, como ya os había dicho he adelantado el Capitulo 4 porque hoy es el último día que podré colgar hasta que vuelva de vacaciones el día 17.
Gracias por leer y por comentar. Si os tengo que ser sincera, me apasiona escribir esta historia. Un consejo, dejaros llevar por el recorrido que hace nuestro protagonista.
Peque, mañana. Te amo.

Al lio...


CAPITULO 4 NÁMASTE

Aquellos últimos tres meses y medio habían sido una locura para Richard y Gaby. Ambos tuvieron que lograr los visados de entrada en India, comprar los billetes de avión. Pese a que no era necesario vacunarse Gaby aconsejó al escritor que se pusiera la vacuna del tétanos, tifus, hepatitis y que comenzase la profilaxis de la malaria.

En el caso del escritor tuvo convencer a las mujeres de su vida de que aquello iba en serio. U segundo obstáculo fue tener que firmar un nuevo contrato con la editorial asegurando la entrega de un libro en el plazo improrrogable de un año.
Pero todo había merecido la pena.

Llegaron a la India justo cuando comenzaba la época fría del año, lo cual siendo un país monzónico implicaba que las temperaturas bajaban de los 30º. Hacía tan solo unas semanas que había terminado aquella época del año. Sabían que aquel año habían sido especialmente virulentos dejando una gran devastación a su paso. Por lo cual el trabajo que les esperaba al llegar a su destino final iba a ser mayor del esperado.

Habían tomado un avión en Madrid a las 8:25 de la mañana, hicieron escala en Frankfurt y desde aquella ciudad volaron a Bengaluru. En total el viaje hasta la India duró 13 horas y 15 minutos. Tomaron tierra a la 1:10 de la madrugada hora local.
Pese a la temperatura, Richard siguiendo los consejos de Gaby llevaba ropa de lino pero con manga larga para evitar en la medida de lo posible las picaduras de los mosquitos.

Y aún les faltaban otras cinco horas en tren para llegar a su destino final Anantapur.

Richard se alegró de que se pudiera llegar directamente desde el aeropuerto hasta la estación del ferrocarril gracias a un tren que unía ambos enclaves.

Una vez en la estación de Bengaluru City tuvieron que esperar una hora y media la salida de su tren. En el rostro de ambos se notaba el cansancio acumulado.

-Estoy agotado, creo que cuando logre caer sobre un colchón no podré levantarme en días – decía Richard mientras se sentaba en el suelo-. Y decías que estamos en la época fría de año, ¿no? Pues el calor es asfixiante.

-Yo también estoy cansada. En serio Richard, es la época fría, si llegamos a venir unos meses más tarde estaríamos rondando los 50º, así nos iremos aclimatando. No me mires así, parece que hace más calor por el grado de humedad que hay. Pero de verdad no pasamos de los 28º.

Gaby también se dejo caer sobre el suelo, ya que no había un solo asiento libre.

-¿Te apetece agua? Creo haber visto una máquina justo en la entrada.

-Te lo agradezco, la verdad es que deberíamos empezar a hidratarnos ya o caeremos enfermos en poco tiempo. Richard, ¿necesitas monedas o tienes?

El escritor mostró su mano repleta de monedas y se alejó en dirección a la máquina expendedora.

Cuando regresó Gaby observó que volvía cargado a parte de con dos botellas de agua grandes con unas cuantas bolsas de chucherías.

-Antes de que digas nada, tengo hambre – trató de defenderse el escritor.

-Ya, ¿pero no crees que sería mejor comprar en la cafetería algo de comida de verdad en lugar de comer esas guarradas?

La mente del escritor le jugó una mala pasada y le transportó a otro tiempo y otro lugar. Le llevó directamente a la puerta de un cine en NY.

-Castle, ¿no crees que ya has comprado suficientes porquerías? – decía Beckett mientras señalaba con su mano todas las bolsas que el escritor llevaba.

-No, sólo llevo, patatas fritas, palomitas, gominolas. Me falta el chocolate –decía él al mismo tiempo que simulaba hacer pucheros.

-Richard ¿me estás escuchando? – la voz de Gaby le devolvió a la realidad.

-Perdona, podría decirte que sí pero estaría mintiendo.

-Lo sé, creo que estabas a miles de kilómetros de aquí. No pasa nada, tranquilo, te decía que deberíamos levantarnos y acercarnos al andén o si no luego será imposible acceder al tren.

Antes de dirigirse al andén hicieron una parada en la cafetería de la estación, Gaby había insistido en comprar comida de verdad como ella la llamaba.

Compraron unas cuantas Samosas, para ir comiéndolas durante el viaje.

-Me puedes explicar que se supone que vamos a comer –decía el escritor mirando el paquete.

-A ver, son Samosas. Son una especie de empanadillas rellenas de puré de patata, carne o verduras. Nosotros hemos comprado de las tres clases. Te prometo que te van a gustar.

Por fin la espera llegó a su fin, su tren fue anunciado, y como bien había dicho Gaby de no ser porque estaban ya en el andén habrían tenido muy difícil el poder subirse.

-Anantapur está al sur en la región de Andhara Pradesh –relataba la doctora.

-Ya y con el sunami del 2004 quedaron sin hogar 34.000 personas y fallecieron 100.

-Vaya, veo que has hecho tus deberes. Bueno ¿qué tal si comemos algo y después intentamos dormir un rato? Habrá que amortizar el viaje que vamos a tener gracias a que compraste cabina con literas.

Ciertamente cuando Richard se había enterado de cuanto duraba el viaje en tren no paró hasta convencer a la doctora de la necesidad de ir en primer y en cabina de literas. Sobre todo teniendo en cuenta que iban a viajar de madrugada.
Ambos se despertaron con el sonido de la alarma que Richard había programado para media hora antes de llegar a su destino.

Por fin a las 8:30 horas de la mañana llegaron a su destino, Anantapur.

-Richard, en marcha –decía la doctora cuando el tren aún no se había terminado de detener.

A la salida de aquella estación ferroviaria Richard se encontró con una ciudad no tan caótica como él había llegado a imaginarse. En las calles circundantes a la estación se encontraban sucursales de los mayores bancos indios, así como centros de negocios.

-No te dejes engañar por la visión que te ofrece esta parte de la ciudad –decía Gaby viendo el desconcierto que las vistas estaban creando en su acompañante- en nada verás la otra realidad de la India.

Alejándose algo de aquella zona se abrió ante sus ojos el Parque Ganesh, popularmente conocido como “Cheruvukatta”, con sus templos a orillas del Ananthsagar en la parte vieja de la ciudad. También la torre del reloj de Anantapur, la cual se encuentra en el corazón de la ciudad y recuerda los días de la independencia.

Y caminando un poco más ante sus ojos apareció una ciudad fea y sucia, las calles sin asfaltar llenas de basura tirada, animales sueltos, puestos de fruta situados en mitad de la porquería. Y gente, gente por todos los lados, mujeres cargadas de garrafas vacías, niños corriendo descalzos, hombres sentados vendiendo de todo. Motos, motos que van y vienen, cables tejiendo telas de arañas. Puestos de tintes, de hilos, de comida.

Sonrisa, aquellas sonrisas que hacían que olvidases que se dibujaban en rostros que deberían estar serios. Pero que te regalaban lo único que poseían, su sonrisa.

Ahora se sí se podía decir que habían llegado a su destino. Cientos de chabolas se extendían ante sus ojos, creando ante ellos un mar de latón.

Una de las cosas que más sorprendieron al escritor mientras caminaban atravesando el mar de chabolas, era la petición tan simple que hacían sus habitantes. Tan solo pedían un apretón de manos. El escritor ponía cara de no entender la razón de aquella simple petición.

-Richard, recuerdo que todas estas personas pertenecen a la casta de los “intocables” por lo cual los únicos que aceptaremos sus manos somos los extranjeros- el escritor asentía entendiendo entonces todo.

Los cientos de niños que se acercaban hasta ellos no se conformaban con un simple apretón de manos, ellos abrazaban al escritor y la doctora y les hacían multitud de preguntas. De la nada surgió una mujer que les ofreció algo de fruta y les indicó mediante señas que entrasen a descansar en su vivienda.

-Debemos entrar Richard, si no se sentirá tremendamente triste. Son sumamente hospitalarios, probablemente la fruta que nos está ofreciendo sea la mitad de su comida.

Al entrar Richard pudo observar que en aquella vivienda no existían los muebles, duermen todos en el suelo, los habitantes comían con las manos, no existía aseo ni agua corriente. Y se podía ver la ropa mezclada con los aperos de labranza. Pero aquellas personas no dejaban de sonreír, eran felices.

Y en medio de aquella pobreza surgió el oasis de la Fundación Vicente Ferrer.

La FVF es un espacio cerrado pero muy amplio, impresionantemente limpio, lleno de verde y arbolado por todas partes y edificios bajos que albergan las oficinas de los directores del proyecto y las viviendas tanto para ellos como para voluntarios y visitantes. Todas las viviendas son iguales, bajas, blancas con techos y puertas pintadas de azul. Allí el lujo no existe porque el lujo es que la fundación se encuentre allí. Nada más cruzar las puertas del complejo, notaron la paz que allí se respiraba.

-Por fin habéis llegado –un hombre de mediana edad y pelo cano se dirigía hacia ellos con una sonrisa dibujada en el rostro-. Ya estaba empezando a preocuparme por vosotros. Námaste Gaby, Námaste Richard – decía el hombre al mismo tiempo que juntaba sus manos a la altura de su boca.

-Námaste Henry – contestaba la doctora.

-Námaste –respondía el escritor imitando el gesto de aquel.

-Bienvenidos a la FVF. Si os parece bien acompañarme a la oficina y rellenaremos el parte de llegada y os diré que vivienda os ha sido asignada, así podréis ir a asearos y descansar un poco. Ya mañana nos pondremos a trabajar. Hoy sólo disfrutar de vuestra llegada. Soy Henry, responsable del acogimiento de los voluntarios, Gaby ya me conoce – tendía su mano hacia Richard, el cual la estrechaba y asentía con la cabeza.

-¿Vivienda? ¿Eso significa que vamos a compartir casa? –preguntó Richard a su acompañante, bajando el tono de voz.

-Pues parece que sí. Espero que no suponga un problema para ti, y que no ronques –respondía divertida Gaby.

-La verdad es que esto está muy tranquilo.

-¿Qué te esperabas Rick?, con tu permiso te llamaré con el diminutivo.

-Claro, sin problema. No se me esperaba ruido, niños corriendo, no sé – respondía encogiendo sus hombros.

-Ya, tiempo Rick. Habéis llegado en horario de escuela, ya verás cómo esta paz que ahora hay desaparece en cuanto terminen las clases. Bueno, pues por lo que dice el libro de asignación de viviendas os corresponde la número 14. Ir a descansar. Y bienvenidos a la India –sonreía ampliamente.

Tras abrir la puerta de la vivienda número 14, ambos soltaron sus macutos y suspiraron.

-Hogar, dulce hogar –exclamó la doctora- Ven sígueme para que te enseñe la vivienda. Bueno como ves esto es la entrada-salón-comedor, tras aquella cortina se encuentra la pequeña cocina. Ven –tomaba de la mano al escritor- ese es el baño, y tranquilo hay dos habitaciones. ¿Qué te parece si te vas dando una ducha mientras yo deshago mi macuto y luego me ducho yo?

-Perfecto, necesito urgentemente sentir el agua caer por mi cuerpo-contestaba con sinceridad el escritor- y mientras tú te duches yo prepararé algo de fruta.

Aquel día poco hicieron, ambos estaban tremendamente cansados. Tras salir de la ducha los dos habían avisado a sus familias de su llegada a la India. Se habían cambiado de ropa al fin, y habían tomado algo de fruta. No eran más de las siete de la tarde cuando ambos cayeron rendidos sobre sus camas.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En el mismo instante en el que Richard se entregaba a los brazos de Morfeo, el móvil de la agente especial Katherine Beckett sonaba. Miraba la hora en su reloj de muñeca, eran las nueve y media de la mañana. No podía quejarse hasta ese momento la semana había transcurrido con total tranquilidad.

Un nuevo caso necesitaba de su intervención, esta vez el destino era NY.

Tras haber estado seis meses alejada de aquella ciudad por fin regresaba, bien es cierto que no era por propia iniciativa pero aún así era un regreso.

Durante el viaje había agradecido en silencio que el caso no tuviera relación con la comisaría 12th. No se creía preparada para enfrentarse a todos los que durante años habían sido sus compañeros.

-Katherine, al concluir la misión, tendrás una semana de descanso, aprovecha el tiempo – le sorprendió lo dicho por su jefe, hasta la fecha nunca había tenido días libre.

- Gracias, señor. Lo intentaré.

Se iba a encontrar con días libres y la ciudad de NY, quizás había llegado el momento de enfrentar de cara sus miedos.

No podía dejar de pensar en la ironía que el caso al que se enfrentaba suponía. Ella estaba en NY porque alguien había enviado sobres con ricino al Alcalde de la ciudad.

Estudiaba la información proporcionada, el ricino es un arbusto cuyas semillas son muy tóxicas, por la presencia de una albúmina llamada ricina. Basta la ingestión de unas pocas, masticadas o tragadas, para producir un cuadro de intensa gastroenteritis con deshidratación; pueden dañar gravemente el hígado y el riñón e incluso ocasionar la muerte. Es una de las toxinas biológicas más potentes que se conocen.

La pregunta era quién y por qué quería atentar contra el Alcalde de la ciudad.

Ella conocía perfectamente a Robert y sabía el tipo de persona que era. Siempre pensaba en el bien de la ciudad, no se dejaba manejar, aquello ya le había provocado alguna dificultad en el pasado. Sabía que tenía enemigo entre los poderosos lobbys políticos, pero no creía que esa gente fuera capaz de llegar hasta esos extremos.

Los agentes montaron su cuartel dentro de la propia alcaldía. Se estaba intentado por todos los medios que el incidente no llegase a oídos de la prensa. Querían evitar que los ciudadanos se sintieran en peligro.

-Katherine deberías hablar con el alcalde ver si tiene alguna sospecha- el jefe del operativo Phil, comenzó a repartir las tareas-. Thomas, encárgate de interrogar a los miembros del gabinete. Rachel cuida la información que se vaya a dar a la prensa. Nick, ya sabes, tú como siempre correspondencia, mails, llamadas. Es hora de ponerse a trabajar.

La agente Katherine llamó a la puerta del despacho del alcalde esperando el permiso del mismo para entrar.

-Adelante –contestó una voz desde el interior.

- Con su permiso Señor –decía ella tras adentrarse en el despacho.

-Vaya, Kate, qué grata sorpresa. Hace mucho que no nos veníamos –ante el asombro de ella Robert decidió abrazarla- Me informaron que formabas parte del FBI, así que debo suponer que esta visita es porque formas parte del equipo que investiga lo del ricino.

-Así es señor. Tengo algunas preguntas que hacerle.

-Por su puesto. Colaboraré en todo lo que sea necesario. Pero Kate, por favor te voy a pedir algo – Katherine le miraba esperando lo que tendría que decir- por favor llámame Robert como siempre.

Aquella petición por parte del alcalde la dejó un tanto descolocada. Pero aún así decidió aceptar.

-Claro Robert. Y ahora centrémonos en el caso. ¿Has notado algo raro los últimos días?

-Define raro. Por cierto no te he ofrecido café. Voy a pedir que nos lo traigan a los dos. Así estaremos más cómodos.

Tal como lo dijo se lo encargó a su asistente. A los pocos minutos entró dejando la bandeja con los cafés en la mesa del despacho, saliendo inmediatamente.

-Con lo de raro me refiero a si has notado que alguien te siguiera, si has recibido amenazas, llamadas, pintadas. Gracias –decía ella cuando Robert le acercaba su taza de café.

-Bueno, no he notado que mi seguridad haya aumentado en los últimos días, así que debo suponer que las amenazas no debían haber aumentado. En cuanto a lo de las pintadas, y demás te diré que tampoco las he sufrido – Robert se quedaba callado como si terminara de recordar algo.

-¿Qué sucede? –preguntaba ella.

-Tal vez no sea nada. Hasta ahora no le había dado la menor importancia. El otro día mi sobrino encontró un trozo de papel en su mochila. Ponía algo así cómo tu tío favorito es un cabrón y no nos deja jugar. Pero vamos ya te he dicho que no creo que tenga la menor importancia.

-Bueno, eso lo decidiremos nosotros. Supongo que tú eres el tío favorito – él tan solo asentía- ¿a que crees que se referían con lo de que no les dejas jugar?

-Si te coy sincero, no tengo la menor idea. Espero que no tenga nada que ver con el caso. No quiero imaginar que un perturbado pueda hacer daño al niño.

-Tranquilo Robert, lo investigaremos y de tener relación con el caso, protegeremos al niño. De momento no tengo más preguntas. Así que gracias nuevamente por el café. Y ahora voy a comunicar a mi superior lo de la nota. Supongo que nos la podrás entregar –Katherine se ponía en pie para abandonar el despacho.

-Kate – ella al escuchar como el alcalde la llamaba se giraba- ¿estás segura de que no hay nada más que me quieras preguntar?

La agente tan solo negó con la cabeza.

-Tengo que informar de lo que me terminas de decir. Si tengo alguna otra pregunta volveré- salió de aquel despacho sabiendo a que se había referido la última frase que Robert pronunció.

Tras informar a Phil la agente se dirigió al colegio para hablar con el plantel de profesores.

Tras haberse entrevistado con toda la plantilla del profesorado regresó al cuartel general, podría decirse que volvía con las manos vacías ninguno de los profesores había notado nada raro en los últimos días.

-Agentes, será mejor que se vayan a descansar – la voz de Phil resonó en el despacho- Les quiero aquí frescos a primera hora.

Katherine estaba a punto de abandonar la alcaldía cuando la voz de Robert hizo que se detuviera.

-Kate, esta noche hay partida de póker. Me preguntaba si querrías venir y recordar los viejos tiempos.

-Lo siento Robert, pero esta noche me es imposible ya había hecho planes. Saluda al juez de mi parte.

-Está bien, por esta noche pase. Pero organizaré otra antes de que te vayas y entonces no tendrás escapatoria.

Katherine había aprendido, a lo largo de los años, a apreciar a Robert. Aquel hombre era tal cual se mostraba, era verdadero, no había doble fondo en él. Entendía perfectamente por qué Richard le consideraba uno de los mejores hombres que conocía.

Se sentía nerviosa, le sudaban las manos, el corazón le latía con fuerza, durante unos segundos por su mente cruzó el alejarse de aquella casa sin tan siquiera tocar la puerta.

Sabía que el reencuentro sería duro, y no estaba segura de estar preparada para todas las preguntas que le pudiera realizar.

Finalmente sus miedos fueron apaciguándose y por fin pudo llamar al timbre.

-Oh! Cariño, por fin estás aquí. Te he echado tanto de menos – tomaba entre sus brazos a la agente.

-Yo también a ti. No te imaginas la falta que me has hecho durante todos estos meses.

-Anda pasa, no te quedes en la puerta. Dios, quítate ese moño mujer. Pareces una anciana –Ante aquel comentario Katherine no pudo más que asentir-. ¿Te apetece una copa de vino?

-Claro, me parece perfecto.

-Anda ve a tu habitación mientras yo voy a por las copas y el vino. Y cuando regrese te quiero ver sin esa ropa y sin ese moño. Por dios, no entiendo la necesidad de que vayáis así vestidos.

Katherine se dirigió hasta el que durante los días que estuviera en aquella ciudad sería su dormitorio. Abrió la maleta y sacó unas mallas negras y una camiseta, se dirigió al baño y allí se quitó el maquillaje y se recogió el pelo en una coleta. Sonrió al ver la imagen que le devolvía el espejo. Aquella sí era ella.

-Mucho mejor así –decía su acompañante cuando la vio aparecer en el salón ya cambiada- Anda siéntate, que tenemos mucho de lo que hablar. Por cierto, ¿te apetece comida Thai? Es que no tengo muchas ganas de cocinar.

-Me parece perfecto –tomaba la copa de vino entre sus manos dando un sorbo.

-Y bueno, mientras esperamos la cena, qué tal si me cuentas cómo te va en DC.

-Me va, que ya es algo –bajaba la cabeza sabiendo que no era esa la respuesta que su amiga quería.

-Cariño, lo puedes hacer mejor – decía con una semi sonrisa en su cara.

-¿Qué quieres saber Lanie? – su voz sonó más brusca de lo que ella esperaba.

-No te pongas a la defensiva, conmigo eso no te sirve. Quiero saber qué tal le van las cosas en DC a la que yo consideraba mi mejor amiga. Han pasado ya seis meses desde que te has ido. Amores, amistades, esas cosas.

El timbre del telefonillo salvó de momento a Katherine del tener que responder.

-No creas que te vas a salvar tan fácilmente, quiero respuestas mientras cenamos – Lanie señalaba con su dedo índice a su amiga.

Tal y como había dicho durante la cena Lanie volvió a la carga con su batería de preguntas y a Katherine, conociendo a su amiga como la conocía, no le quedó más remedio que contestar.

-Han sido unos meses duros, no lo voy a negar. Muchos días he odiado el sonido del despertador, odiaba lo que significaba, tener que ir a trabajar. Llegar a la oficina y ver cada día que vosotros no estabais allí. Esperar una frase que nunca llegaría porque no había nadie que supiera lo que yo iba a decir. Sentir nostalgia de un café. Nostalgia – repetía para ella misma.

-Lo siento, pero sabias que al aceptar el trabajo nos perdías.

-Ya, sé que fue mi decisión y que debo aceptar las consecuencias. Pero hay días que es casi insoportable el dolor que siento por vuestra ausencia.

-Por la nuestra, o por la de él – preguntaba directa Lanie.

-¿Acaso hay diferencia?

-Mucha, muchísima – contestaba la forense clavando su mirada en los ojos de su amiga.

-Ambas – lograba reconocer por fin la agente.

Lanie se dirigía a la cocina para buscar el postre, helado.

-Supuse que la conversación sería más llevadera con una buena dosis de chocolate.

-Gracias.

-Nunca entenderé porque le dejaste. Pasaste cuatro años de tu vida enamorada de él y por fin cuando lográis estar juntos, lo tiras todo por la borda y sales corriendo. Sigo pensando que ha sido la mayor estupidez que has hecho en tu vida.

- Me entraron dudas, me atenazaron. Empecé a creer que no queríamos lo mismo de aquella relación.

-Y claro la mejor opción era salir corriendo.

-Lanie, yo no salí corriendo – trataba de defenderse ante su amiga.

-Ya, ¿y cómo llamarías a lo que hiciste?

Katherine sabía que su amiga estaba en lo cierto, lo que había hecho era huir. Huir del miedo que sentía al pensar que tal vez ella y Richard no esperaban lo mismo de su relación. Miedo al pensar que estaban en momentos diferentes. Y cuando descubrió que todo había sido producto de su imaginación ya fue tarde, porque para entonces el miedo ya era libre y no lo pudo detener.

-Lanie, sé que he destrozado mi vida. Soy consciente de ello, pero no necesito que me lo estés recordando cada vez que hablamos, no necesito que me machaques continuamente, necesito una amiga. Necesito a mi amiga –Katherine estaba al borde del llanto.

-Yo también necesito a mi amiga, y Kevin, Javi, Jenny. Todos necesitamos a nuestra amiga. No eres la única que ha perdido en esta historia.

-Ya, os fallé a todos. Os dejé tirados. Y lo peor es que no os he hecho mucho caso que digamos estos meses. Lo siento Lanie. No puedo cambiar lo que hice, pero me voy a esforzar por recuperaros, para que volvamos a ser la familia que una vez fuimos.

Ambas mujeres se fundieron en un abrazo, donde cada una dejaba parte de su alma.

-Y ahora que ya te he regañado un poco, qué tal si me cuentas como vas de amores.

La agente suspiraba dándose cuenta de que su amiga no iba a dejar de preguntar a cerca de su vida sentimental.

-No voy Lanie.

-Cómo que no vas, hace seis meses que terminaste con Richard – A la agente aún le dolía el escuchar su nombre- ¿me estás queriendo decir que no ha habido nadie en todo este tiempo?

-Bueno hubo un intento. Pero salió fatal – contestaba ella esperando que la forense dejase el tema.

-Cómo que salió fatal. ¿No esperaras que me conforme con eso? Quiero detalles.

Katherine respiró profundamente antes de empezar el relato, aquello iba a ser duro.

-Al poco tiempo de llegar a DC conocí a uno de los fiscales adjuntos, Scott se llama. Empezamos a hablar un poco cada vez que nos encontrábamos. Cuando llevaba como tres meses allí Scott me propuso acompañarle al cine, y acepté. Me sentía sola, y él se convirtió en un apoyo. Y una cosa nos llevó a la otra.

-Ya, una cosa os llevó a la otra. ¿Qué se supone que quieres decir con eso? – decía la forense mientras se levantaba a preparar café.

Katherine siguió a su amiga hasta la concina, sentándose en uno de los taburetes que había en la misma.

-Pues que comenzamos algo. Empezamos a quedar para ir al cine, a cenar. Pero no ha funcionado.

-¿Por qué?

-No lo sé –Katherine respondía agachando la cabeza y removiendo su café.

-¿En serio no sabes por qué no ha funcionado?

-A ver, es guapo. Alto, moreno, ojos negros, cuerpo atlético. Es inteligente, simpático. Me gusta, pero no ha funcionado. Y en serio Lanie, prefiero que lo dejemos así – aquello era casi un súplica.

-Lo siento, pero no. Quiero que me cuentes porque no ha funcionado lo tuyo con un tío tan buenorro.

-Ok, no ha funcionado porque cada vez que intentábamos irnos a la cama yo no podía. Simplemente no podía acostarme con él. Me gustaban sus besos, sus caricias, pero cada vez que estas se hacían más profundas yo me tensaba. Y terminaba empujándole. No podía hacerlo – dijo sin hacer pausa para terminar cuanto antes.

-¿Me estás queriendo decir que no has podido acostarte con él? –preguntaba asombrada la forense.

-Eso es exactamente lo que termino de decir.

-Ya, pero ¿cuál es la razón? Porque digo yo que alguna causa tiene que haber.

-Cada vez lo que intentábamos Richard aparecía en mi mente. Su sonrisa, la forma en que él me acariciaba, la forma en la que me hacía el amor. Sus manos recorriendo mi cuerpo, sus labios sobre los míos. Su voz diciendo que me amaba. Y entonces era consciente de que el hombre que me estaba intentando hacer el amor no era él y no podía seguir – rompía a llorar.

-Oh! Dios mío, Katherine aún le amas – tomaba las manos de la agente entre las suyas acariciándolas.

-Nunca he dejado de hacerlo. Le amo Lanie. Hace tiempo que soy totalmente consciente de que cometí el mayor error de mi vida al marcharme de su lado.

Aquel había sido un día duro para Katherine por fin había pronunciado en voz alta cuáles eran sus sentimientos respecto del escritor, pero aquello no le había proporcionado la paz que tanto ansiaba. Se marchó a dormir sabiendo que no había sido del todo sincera con respecto a lo que había sucedido en DC, había una parte que aun no se sentía preparada para contarla.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En aquel mismo instante en la otra parte del mundo Richard estaba conociendo a los que iban a ser sus nuevos compañeros de trabajo, para él el día hacía dos horas que había comenzado, en Anantapur eran ya las nueve y media de la mañana del día siguiente.

-Richard ya sólo me queda presentarte a Kenya – continuaba Henry con las presentaciones- Kenya es la máxima responsable del Programa de Educación Especial.

-Mi jefa – sonreía Richard.

-Así es Richard ella es tu jefa – sonreía el responsable de las presentaciones.

-Encantada de que estés aquí Richard – mientras decía esto Kenya tendía su mano- Námaste. Si me das cinco minutos podríamos ir a mi despacho y empezar a ver el trabajo que vas a realizar con nuestros chicos.

-Námaste, estoy deseando comenzar – le contestaba mostrando la mejor de sus sonrisas.




Hasta aquí el capítulo de hoy. El próximo espero poder colgarlo justo a la vuelta de mi viaje, el día 17. Pero esa fecha no es del todo segura porque aún no está terminado.
Hasta la vuelta, espero que os guste el capítulo de hoy.
Nos leemos

meln
As del póker
As del póker

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 43
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por roy-rogers el Vie Jun 07, 2013 11:28 am

GRACIAS , un pequeño sneak peak anda por fava ,

bueno gracias , muy muy interesante ,

roy-rogers
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 04/12/2012
Edad : 34
Localización : bilbao

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por agecastbet el Vie Jun 07, 2013 11:52 am

Esto sí es un capítulo de los que a mí me gusta, largos y con contenido, donde hay de todo, viajes, encuentros, recorridos por parajes que no conocemos o por lo menos yo. Así da gusto leer, no como otros terminados a capón, jajajaja
Vale no voy a seguir insistiendo, me ciño a éste, que no se porqué, me va a dar muchos dolores de cabeza, aquí hay mucha gente involucrada y muchos Kilómetros de distancia, algo fatal, fatal para los enamorados indecisos. jajajajaja
Claro que estos de indecisos no tienen nada, ya están más que enterados de lo que tienen entre manos, jajajaja así que todo será cuestión de tiempo y voluntad, de alguna más que de otro, pero es lo que hay, jajajaja
Muy bien Estrella con éste capítulo, me encanta tener conocimiento de lo que es la FVF, hace muchos años que conozco su existencia, y hoy en varias ocasiones hablar sobre lo que se hacía y lo que pretendían hacer en ella al mismísimo Vicente Ferrer, en viajes que hacía para venir a España, y aprovechar para recolectar ayudas de todo tipo. Me alegra de que sigan adelante y ayuden a tanta gente. En especial a los niños.
Bueno pues lo dicho que te lo pases muy bien y aproveches, mejor exprimas tus vacaciones todo lo que puedas y más, jajajaja hasta la vuelta, que me tendrás esperándo tus capítulos, como agua de mayo.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Kynu el Vie Jun 07, 2013 12:45 pm

Te contesto desde el móvil -no se si llegará bien, que sabes aue no Trngo cobertura - jaja, para decirte que me ha encantado.

El cansancio del viaje a la India lo he podido sufrir, sentir... Lo he disfrutado a flor de piel las sensaciones de encontrarme con esos niños al pisar la doble cara de la ciudad.

La parte de Kate, sofocante por la presión y el dolor de saber aue los errores se pagan caros.

Cuando pueda te daré un mejor comentario. He disfrutado del capítulo mucho, me has transportado a la otra parte del mundo y a la vez me has echo sentir esa tristeza interior de Kate

Como siempre: enhorabuena

Kynu
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2069
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 28
Localización : Entre líneas

Ver perfil de usuario http://castlemania.tk/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por _Caskett_ el Sáb Jun 08, 2013 4:09 am

Me encanta, esta genial.
Continua pronto

_Caskett_
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2936
Fecha de inscripción : 22/01/2013
Localización : en un mundo feliz

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por L-beckett41319 el Sáb Jun 08, 2013 7:18 am

Buenisimoo, como siempree haber q es eso q Kate todavia no ha contadoo!
Enhorabuenaa!!

L-beckett41319
As del póker
As del póker

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Sáb Jun 08, 2013 9:09 am

Estaba deseando tener tiempo para poder leer el capítulo y por fin he podido.
Cuando comenzaste el fic pensé que sería difícil superar el primer capítulo porque ya era realmente bueno, y te superaste con el segundo, pero es que no has dejado de hacerlo con cada uno.

Tengo que reconocer que me encantan los fics que me llevan de viaje a otros países, otras costumbres, otras culturas, y el tuyo me ganó con la fvf y ahora me ha ganado con ese viaje a la India. Me encanta como muestras ese lado más pobre de la ciudad, como lo describes y como haces que sea capaz de que pueda imaginármelo. Es como estar viajando con ellos, pasando esas horas de calor agobiante y visitando el que será el hogar de Castle y Gabby durante su estancia allí. Te ha quedado de maravilla.

La parte de Kate me ha sorprendido con ese viaje de vuelta a Nueva York (ahora empiezo a encajar piezas y me das miedito jajaja Ya puedes imaginarte a lo que me refiero) Lanie no podía faltar en esta capítulo para no dejar de atosigar a preguntas a Kate, no se iba a librar tan fácilmente jajaja El alcalde se quedó con ganas de hacerle también cierta preguntas, anda que entre Lanie y el alcalde, a Kate no le va a quedar ninguna pregunta por contestar a la vuelta a DC jajaja

No te puedes imaginar las ganas que tengo de leer el siguiente capítulo Very Happy Disfrutar al máximo de esas vacaciones.
Besos.

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por cururi el Sáb Jun 08, 2013 5:02 pm

genial el capitulo lanie una grosa! me a gustado muxo eso de la institucion de la india! tu perteneses a esta? me dejaste intrigada tanto con la fundacion como con el final de este capitulo! continua tan pronto puedas k esta genial

cururi
As del póker
As del póker

Mensajes : 447
Fecha de inscripción : 15/03/2013
Edad : 28
Localización : World Citizen

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Yaye el Sáb Jun 08, 2013 9:13 pm

Me gustado mucho este capítulo y me has dejado superintrigada con la parte que no se atreve a contar, ¿qué será lo que le ha pasado?

A la espera de leer el siguiente. Que lo pases bien en tus vacaciones.

Yaye
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 1743
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Ari_Castle19 el Dom Jun 09, 2013 2:19 am

Buah esta genial tu fic, lo empece ayer y hasta que no lo acabe no pare, tienes que continuar. Estoy de acuerdo con otros comentarios TE SUPERAS con cda capitulo. Es genial. Realmente bueno Wink

Ari_Castle19
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 23/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por KateC_17 el Dom Jun 09, 2013 3:52 am

Menudo capítulo, me has dejado con las ganas de querer leer más... Very Happy entre que ¿que será eso que todavía no le ha contado a Lanie? ¿que oculta Kate? uuuf... esto me esta matando de intriga ajajaja Laughing me muero por saberlo.

Por otra parte me gusta mucho como has descrito todo sobre Rick en la india Happy Clap jeje

Pues a esperar las el 17, jaja diosss haber si pasa rapido en tiempo jiji Laughing ¡nos vemos!
besotess Kiss

KateC_17
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3201
Fecha de inscripción : 03/01/2013
Edad : 20
Localización : En el lado oscuro... ù.ú

Ver perfil de usuario https://twitter.com/NGC_17

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Anver el Lun Jun 10, 2013 8:36 am

Creo que no me gusta nada esto de que te saltes un Lunes y anticipes, y encima luego nos dejes sin capitulo hasta quince días después.

Que sepas que has perdido el reto... ni llegas a las 5000 palabras por capi, y encima te saltas entregas... ya te vale.

Este capítulo encima es de los que deja con ganas de más. Genial tu descripción de la India, y aunque no he estado nunca allí, lo que describes debe aproximarse mucho a la situación real.

Intrigante Kate... deseando leer el siguiente... creo que va a ser simplemente... IMPACTANTE.

PD a ver si te estiras y nos regalas dos capis en uno, o dos en la semana... yo que sé... compensa ¿no?

Anver
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 711
Fecha de inscripción : 14/06/2012
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Kynu el Lun Jun 10, 2013 8:39 am

ajjajajajjajajajajaj me uno al reto de Ana Razz

Kynu
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2069
Fecha de inscripción : 06/02/2013
Edad : 28
Localización : Entre líneas

Ver perfil de usuario http://castlemania.tk/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por AlwaysSerenity el Lun Jun 10, 2013 11:20 am

CONTINUAAA

AlwaysSerenity
Autor de best-seller
Autor de best-seller

Mensajes : 966
Fecha de inscripción : 14/10/2012
Edad : 19
Localización : Málaga (Andalucia) España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por roy-rogers el Lun Jun 10, 2013 11:22 am

Nos dejas con ganas de mas , esta muy interesante .

roy-rogers
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 04/12/2012
Edad : 34
Localización : bilbao

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por SaraS17 el Lun Jun 17, 2013 4:11 am

Wow! ReverenceReverenceReverence

Me leí el capi 3 y el 4 seguidos, así que te voy a comentar cosas de los dos, que bien lo mereces Razz Me encanta la conversación de Alexis con Kate, que le deje las cosas claras y le diga lo que piense, gracias a eso algo en Kate hizo click, y para más la conversación con su padre, el saber que él se ha ido... Y después la conversación con Lanie, cuando por fin se sincera con ella misma y reconoce en voz alta lo que siente por él, si es que Richard es mucho Richard como para poder olvidarle Heart 

Y mientras él por la India, ¡que descontrol! Otra cosa no se, pero los niños se lo van a pasar pipa con él jajajajajajaja Y esperemos que no olvide a Kate, después de todo sería una pena que terminasen así...

Deseando estoy de saber como sigue esta aventura! Kiss

SaraS17
As del póker
As del póker

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 25/03/2013
Edad : 22
Localización : A Coruña

Ver perfil de usuario http://www.flickr.com/photos/sara_souto_/sets/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Ari_Castle19 el Lun Jun 17, 2013 4:16 am

Estamos a 17!
Capiitulo Queremos unooo!!! Wink

Ari_Castle19
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 23/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por carla_NYPD el Lun Jun 17, 2013 5:07 am

JIJIJIJIJIJI HOY TOCA CAPI NUEVO!!!! Happy ClapThumbClap

carla_NYPD
As del póker
As del póker

Mensajes : 455
Fecha de inscripción : 16/08/2011
Edad : 26
Localización : Mendoza - Argentina

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/profile.php?id=1654652545

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Ari_Castle19 el Lun Jun 17, 2013 5:09 am

Carla tiene razooon!
Namaste ha de continuaaar!

Ari_Castle19
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 23/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por meln el Lun Jun 17, 2013 9:00 am

Buenas noches, lo prometido es deuda así que tras mis cortas vacaciones aquí estoy nuevamente con un capitulo recién salido del horno. 
AVISO soy consciente de que el capítulo de esta noche no gustará a todo el mundo, pero forma parte de la historia tal y como ésta se presentó en mi mente. Desde ya, pido disculpas pero tras meditarlo largamente decidí arriesgarme.
AVISO 2 CAPITULO CON ALTO CONTENIDO SEXUAL.
Como siempre gracias por leer y más aún por comentar.
Amor, este capitulo como todos los de esta historia te lo dedico. Gracias por otra semana increíble. Te amo mujer de mi vida.
Al lio...


CAPITULO 5 UN SECRETO/ A SECRET

Tras tres días de arduas investigaciones el equipo de Phil había logrado descubrir que el envío de cartas con ricino a la oficina del Alcalde nada tenía que ver con ataques terroristas y sí con el hecho de la nueva limitación sobre tenencia de armas de fuego presentada por el Alcalde.

-Buen trabajo. Como ya comuniqué cuando llegamos a esta ciudad a partir de este momento la agente Katherine está libre hasta dentro de una semana –Phil se despedía de ella ya que Katherine no regresaba con ellos a DC.

Cuando estaban a punto de abandonar el edificio de la alcaldía uno de los asesores de Robert alcanzó al grupo.

-Agente Beckett, si no le importa el Alcalde desearía hablar con usted.

Katherine acompañaba al asesor hasta el despacho de Robert, ambos tras llamar a la puerta esperaban la indicación para entrar.

-Adelante.

-Señor – el asesor era el primero en entrar-. Tal y como me pidió la agente Beckett está aquí.

-Perfecto Allan, que entre por favor tráenos café y pide que nadie nos moleste. Kate siéntate. Quería hablar contigo de una cosa.

-Tú dirás Robert – se le notaba tensa, estaba segura de cual iba a ser el tema de conversación y aquello hacía que se sintiera vulnerable.

En aquel instante la puerta se abrió volviendo a entrar Allan con los cafés. Sin pronunciar palabra el asesor abandonaba el despacho.

-Bueno Kate, no voy a andarme con rodeos – le tendía una taza con café a la mujer- quiero que hablemos de Richard.

Katherine con sólo escuchar aquel nombre sentía como se le formaba un nudo en el estómago. Habían pasado los meses pero aún no era capaz de escuchar ese nombre sin que algo dentro de ella se estremeciera. A veces creía que nunca podría dejar de tener aquella sensación.

-No sé qué narices pasó entre vosotros, tampoco me importa, es vuestra vida privada pero lo que sí me importa es que uno de mis mejores amigos haya abandonado el país – la cara de su acompañante reflejó la sorpresa que sintió al escuchar que él había dejado Estados Unidos-Vaya por lo que veo no tenías idea de eso. Siento que te hayas enterado de esta forma. Pensaba que bien él o bien vuestros amigos te lo habrían dicho.

-Pues ya ves que no ha sido así. Nadie me había informado de su marcha – la sorpresa inicial estaba dejando paso a un gran enfado-. ¿Y cuando se supone que ha dejado EEUU?

-Hace más o menos seis meses – ella fue consciente de que él había dejado el país al mismo tiempo que ella se trasladó a DC-. Al principio pensé que en unos días regresaría pero no fue así. Cada vez que hablaba con él le preguntaba, pero siempre obtenía la misma respuesta por su parte, regresaría cuando estuviese preparado.

-Siento no poder ser de ayuda en este tema. Como ya te he dicho ni siquiera sabía que él había dejado el país.

-Ya, ahora lo sé. Kate, creía que tú podrías hacer que regresase.

-Lo siento Robert. Hace un tiempo intenté ponerme en contacto con él, pero su móvil ha dejado de funcionar. Supongo que habrá cambiado el número – quería ser fuerte pero las lágrimas se agolpaban en sus ojos.

-Lo sé. Lo cambió hace un tiempo. La última vez que he hablado con él fue hace una semana. Estaba cambiado, su voz sonaba diferente. Kate estoy rompiendo una promesa al hablar contigo. Pero necesitaba saber si aún tenías algún tipo de influencia sobre Rick. Pero por lo visto no existe nadie que sea capaz de lograr que vuelva. Martha y Alexis dicen que no me preocupe que tan solo está viviendo una etapa nueva y que está bien.

-Pues siento decirte que no es así, no puedo hacer que regrese –necesitaba salir de aquel despacho comenzaba a ahogarse, sentía como le costaba respirar-. Si ellas dicen eso, deberías estar tranquilo, nadie le conoce mejor que ellas dos.

-Te equivocas Kate, tú le conoces mejor que cualquier otra persona. Bueno no quiero importunarte más. Aunque haya sido por el caso, ha sido un placer volver a verte.

Tras darse un sentido abrazo, Katherine abría aquella puerta que le separaba de poder soltar todo el dolor que aquella conversación le había producido.

-Kate, siento que todo terminara de esa forma entre vosotros, siempre creí que lo lograríais.

Aquella fue la última frase que escuchó antes de abandonar a toda prisa aquel edificio.

Una vez en la calle se sentó en uno de los bancos de aquella calle, dejando por fin salir las lágrimas. Con cada una de aquellas sentía como su dolor era más profundo. No entendía cómo podía haber llegado a sabotear de aquella forma la felicidad que Richard y ella tanto merecían.

Tras hacer una llamada a su amiga diciéndole que no se preocupase ya que llegaría un poco más tarde de lo que tenía previsto, encaminó sus pasos hasta el último lugar en el que lo había visto.

Sentía la necesidad de pasar un rato a solas en aquel lugar. Sentándose nuevamente en aquellos columpios que otrora le habían ayudado a encontrar su camino. Giraba su cabeza hacia el que fue usado por Richard la última vez. A su mente acudían todos los recuerdos de aquel día. Casi podía sentirle arrodillado ante ella, un anillo, una pregunta.

Volvía a sentir todo el daño que sus palabras provocaron en él. Como su corazón se partía por lo contestado por Richard.

Se preguntaba cómo podía haber sido tan idiota, cómo se pudo dejar llevar tanto por sus dudas. ¿Por qué no había hablado con él cuando todo comenzó?

Si lo hubiera hecho tal vez su vida ahora sería como siempre había querido. Estaría junto a un hombre que la amaba, al que ella amaba, estaría casada. Sería feliz. Pero todo eso se esfumó aquel día en ese mismo lugar.

Lentamente arrastrando los pies fue alejándose de aquellos columpios, testigos mudos de cómo unas dudas habían destruido un futuro.

Se encontró a Lanie sentada en el sillón leyendo una revista científica acerca de los últimos adelantos en aparatos de laboratorios forenses.

-Hola, siento el retraso.

-No pasa nada – dejaba la revista a un lado y miraba la cara de su amiga. Supo al instante que algo no iba bien-. ¿Qué sucede?

-Nada, todo está bien. Voy a darme una ducha y si quieres luego nos tomamos unas cervezas.

-Cariño, soy yo. No trates de engañarme – la tomaba de la mano evitando así que se marchase.

-Se ha ido. Fuí una completa imbécil. Destrocé mi vida, hice infeliz al hombre que amo. Y ahora él se ha ido.

- Espera, ¿cómo que se ha ido? – una duda le asaltaba, ¿quien le había dicho que no estaba en la ciudad? Y más aún, ¿le habían dicho que se encontraba en la India?

-Richard ha dejado el país – caía totalmente derrotada en el sofá-. Se ha marchado.

-Lo siento cariño – en aquel momento la forense se sentía una pésima persona.

- Soy imbécil. Me lo tengo merecido. Dios duele, duele tanto. Le amo y le he perdido. Le perdí aquel mismo día – la forense tan solo la arropó con sus brazos acunándola, sabía que la estaba fallando pero había hecho una promesa.

Tras varios minutos, Katherine logró tranquilizarse un poco, y se levantó con la idea de tomar una ducha que la relajase del todo.

De regresó al salón se encontró a su amiga con una cerveza en las manos y ella decidió tomar una también.

-¿Mejor? – Katherine asintió mientras daba un trago- me alegro. Por cierto te ha llamado Helen.

Con sólo escuchar ese nombre Katherine se atraganta provocando el susto de la forense.

-Cariño, venga respira.

-No te preocupes Lanie, estoy bien. Tan solo ha sido un trago mal dado.

-Vale, por cierto ¿quién es Helen?

-Nadie –respondía sin pensárselo.

-Ya, pues ese nadie ha llamado cuatro veces, y ha dejado varios WhatsAAp. Repito ¿quién es Helen?

-Vale, es una chica que conozco de DC.

-Vale, pero ¿es una amiga? Lo pregunto más que nada por lo insistente que ha sido - la agente suspira sabiendo que su amiga no parará hasta saber quién es la chica.

-A ver, es o era una amiga. La conocí en una librería, trabaja allí y cada vez que iba era ella la persona que me atendía. Poco a poco nos fuimos haciendo amigas. Y ya está esa es la historia de quién es Helen.

La forense miraba a su amiga, sabía que había algo que no le estaba contando y no pararía hasta tener la historia completa.

-Pues sigo diciendo que debe ser muy buena amiga por lo que ha insistido. Espera, has dicho que no sabes si aún sois amigas – terminaba de caer en la frase dicha por su amiga-. ¿Me vas a contar de una vez qué pasa con esa chica?

Katherine bebió de un trago el contenido de la botella de cerveza, lo que venía ahora le iba a resultar duro de contar.

FLASHBACK

Mientras Katherine le relataba cómo había sido tener tras de ella durante cuatro años a Richard Castle ella se dedicaba tan solo a mirarla. Mientras hablaba, Katherine colocó su melena sobre el hombro izquierdo dejando parte del otro al descubierto.

En ese momento Helen dejó de escucharla, sentía el latir de su corazón dentro de su cabeza, instintivamente se humedeció los labios y muy despacio se fue acercando hasta aquella piel que la llamaba a gritos. Antes de notar sobre su piel los labios de ella, Katherine notó su aliento sobre ella y cesó en su explicación, se quedó quieta como esperando la llegada hasta su cuello de aquellos labios.

-Helen, ¿qué estás haciendo? – decía mientras separaba a la joven.

-Lo siento Katherine, pero no me he podido resistir. Te dije hace tiempo lo que me pasaba contigo.

-Y creo que yo dejé muy claro que no me gustan las mujeres y que había alguien en mi vida o mejor dicho en mi mente.

-Katherine no pretendo que te enamores de mí. Pero no puedes negar lo que hemos ido creando durante este tiempo en el que hemos sido amigas – intentaba acercarse de nuevo encontrando una mano que la detenía.

-Somos amigas, tú lo has dicho, nada más.

-Vamos, nos llamamos cada día, nos buscamos, me has contado tus problemas con Scott, yo te cuento los míos. Si un día me falta tu llamada me siento mal, y a ti también te pasa – decía alzando una ceja- Niégame que extrañas mis llamadas, o que extrañas cuando no nos vemos. No puedes ¿verdad?

-Pero eso no significa que sienta algo por ti. Significa que te has convertido en alguien importante para mí, significa que eres una amiga. Eres mi Lanie en DC.

-De acuerdo. ¿Nunca has pensado que tal vez todas tus relaciones han fracasado porque buscabas en el lado equivocado? Quizás necesitas otra cosa en tu vida.

Katherine se levantaba dando por concluida aquella conversación. Recogía su chaqueta y se encaminaba hacia la puerta.

-Lo siento Helen, pero de verdad estás muy equivocada. Y ahora será mejor que me marche antes de que esto se nos vaya totalmente de las manos.

 -¿Estás de broma no? Estás diciendo en serio que no te gustaría que me acercase despacito pasito a pasito ¿hasta estar pegada a ti? ¿Quieres decir que no te gustaría que mis manos acariciasen las tuyas, que vayan subiendo por el brazo, que no lleguen hasta tu cuello y una decida irse de excursión por tus labios mientas la otra recorre sin prisa el trozo que separa el cuello del lóbulo de tu oreja?- mientras decía aquello Helen caminaba hacia Katherine-¿Me estás diciendo que no quieres probar cómo sería sentir mis labios posándose en los tuyos y dejen en ellos una suave caricia? ¿Prefieres seguir con tu vida, triste, aburrida? Prefieres seguir sufriendo por ese amor, que tener una noche en la que poder olvidar aunque sólo sea por un rato.

Helen pegó su cuerpo al de la mujer y lentamente acercó su boca hasta el cuello de Katherine, la cual nada más sentir aquella caricia sobre su piel, cerró sus ojos.

-Helen…

-Lo siento – decía mientras tomaba de la mano a Katherine llevándola de nuevo al sofá.

Una vez allí besó nuevamente aquel cuello, sin abandonarlo fue empujando a Katherine hacia atrás, quedando ella sentada ahorcajada sobre la agente.

-Helen, esto es un error.

-Puede ser, pero llevo soñándolo desde que te vi entrar en la librería la primera vez – contestaba la dependienta mientras sus manos se recreaban en la piel de Katherine y sus labios continuaban perdidos en aquel cuello.

-Esto no está bien –decía Katherine con voz entrecortada.

Helen besaba su escote, su nuez, mordisqueando su barbilla. Si no escuchaba un no, no tenía intención de parar.

Katherine levantó sus ojos, intentando que su mirada parase aquello.

Helen sonrió, sus manos comenzaron a desabotonar la camisa de la agente dejando ver el torso tan solo cubierto por un sujetador negro de encaje. Aquella visión la excitó más si cabe. Perdiéndose nuevamente en aquel cuello que cada vez la recibía más gustosamente. Sus labios decidieron abandonar aquel lugar y dirigirse a conocer a unos nuevos amigos. Comenzó con un saludo lento, ejerciendo la presión justa, separándose apenas para volver a mirarla a los ojos, volviendo a unirse un segundo después .Los labios se abrían por completo ansiosos por abarcar espacio, por dejar paso libre a la lucha de esas dos lenguas sedientas. Poco a poco el ritmo fue bajando, quedándose ambas mirándose a los ojos.

La mano de Katherine recorría el rostro de la joven, descendiendo después por su cuello, aquella caricia quemaba en la piel de Helen. La joven miró con una sonrisa a Katherine al descubrir como los ojos de ésta estaban clavados en sus labios.

Helen volvió a su boca, se sentía como si fuese su primera vez, deslizó sus manos, recorrió la cintura de su acompañante, bajando hasta sus piernas y regresando por el mismo camino, perdiéndose nuevamente en el cuello.

Helen comenzó a sacar aquella camisa que aún tapaba parte de la piel de Katherine, necesitaba poder sentirla por entero.

Su boca fue bajando hasta llegar a los pechos firmes de Katherine, los besó. Tomó entre sus labios el pezón endurecido, lo lamía, lo mordía, recorría con su lengua la separación entre ambos pechos dejando a su paso un rastro de saliva, lamía el otro pezón mientras con su mano masajeaba el que su boca había abandonado.

 Sin cesar en los besos, Helen comenzó a liberarse de su camisa, tras verse libre de aquella prenda tomó la mano de Katherine llevándola hasta su pecho. Ésta sintió bajo su mano el pezón expectante de la joven.

Katherine cerró sus ojos, por un instante su mente se nubló.

-Tranquila, mírame, tócame sin miedo – Decía Helen, llevando hasta sus pechos las manos de Katherine.

Helen posó sus manos sobre las de ella para acompañar cada caricia.

Lentamente se dejó caer sobre el cuerpo de Katherine, comenzando de nuevo una batalla de besos, lentos, suaves al principio como pidiendo permiso, su lengua se abrió paso y fue recibida con alegría.

Sus respiraciones volvieron a acelerarse, las manos de Katherine comenzaron a recorrer la espalda de Helen, quien acallaba un gemido en la boca de aquella.

Helen notaba su humedad entre las piernas, movía sus caderas levemente hacia delante. Katherine enredó sus manos en el cabello de al joven.

Katherine aún mantenía los ojos cerrados, temiendo que si finalmente los abría no podría continuar. Sentía como el deseo crecía en su interior, como con cada caricia dejada por Helen su piel ardía.

La joven fue aminorando la intensidad de los besos, dejando un dulce beso final. Se incorporó y tomándola de la mano la invitó a seguirla.

Katherine la miró titubeante, en sus ojos pese al deseo también se podían ver las dudas.

-Déjate, llevar. Sólo disfruta – aquel susurro la hizo estremecer.

Durante el recorrido hasta la habitación Helen no dejaba de acariciar la mano de Katherine.

Tras llegar a su destino, besó su frente y apoyó sus manos en las caderas de Katherine mientras ésta bajaba su mano por el costado.

Despacio la fue acostando quedando ella encima.

Nuevamente comenzaron los besos, la lengua pidió paso, recorriendo el labio inferior de Katherine que abrió su boca gustosa.

Las manos de Helen se perdieron acariciando los pechos de la agente, notando a su paso como sus pezones se endurecían.

 Abandonó aquella boca comenzando besar todo su rostro con suma delicadeza, descendiendo por su cuello.

Katherine sentía descargas con cada caricia de Helen, notaba como su piel estaba sumamente sensible.

Las uñas de Katherine se clavaron en la espalda de la joven al sentir su mano subir por su muslo hasta alcanzar la cadera. La boca de Helen jugaba con el lóbulo de la oreja de la agente. Lentamente introdujo su mano por el pantalón de Katherine hasta tocar su piel, aquel contacto hizo que ésta se estremeciera bajo el peso de la joven, la cual al sentirlo no pudo evitar sonreír.

Helen desabrochó el pantalón de su amante, necesitaba poder recorrer libremente todo su cuerpo, Katherine levantó sus caderas para que fuera más fácil, la joven tiró del pantalón llevándose también el tanga. Arrastrándose por el cuerpo de la agente al mismo ritmo que bajaba aquellas prendas.

Una vez la liberó se detuvo un segundo para observar la perfección del cuerpo que se mostraba ante ella.

Su mano comenzó a recorrer la pierna de Katherine, la acariciaba hasta llegar a la ingle comenzando nuevamente su descenso y colocó una de sus piernas entre las de la agente dejando que sus cuerpos estuvieran más unidos. Sintiendo las caderas moverse al mismo ritmo.

La boca de Helen comenzó a descender por el vientre de Katherine, quien sentía que aquella boca cada vez estaba más cerca de su sexo. Se paró en el ombligo siendo éste succionado por su boca, siguió su descenso lamiendo sus muslos, acercándose al centro de su amante.

Helen separó las piernas de la agente la cual no pudo ahogar un gemido cuando notó sobre su clítoris la lengua de la joven. Poco a poco notaba como aquella lengua entraba y salía, saboreaba su sexo. Con cada movimiento Katherine se retorcía de placer, sus manos se aferraron a las sabanas.

Helen sentía como el clítoris de Katherine estaba hinchado y su lubricación al máximo, con cada roce de su lengua sentía que el orgasmo podría llegar y ella no quería que aquello sucediera aún. Sus dedos resbalaron por el centro de la misma entrando sin dificultad y presionando al mismo tiempo con su dedo pulgar el clítoris de Katherine, la cual gemía sin poder guardar silencio y enterraba sus manos entre el pelo de la joven. Siendo consciente de que el fin estaba a punto de llegar aceleró el ritmo de sus dedos y sustituyo aquel pulgar por su lengua notando como con cada movimiento los fluidos crecían finalmente llegó la ansiada explosión. Helen bebió cada gota procedente del sexo de Katherine, quien soltó un desgarrador gemido, las piernas de ésta atraparon el rostro de la joven. Cuando la liberó, Helen ascendió por su cuerpo hasta perderse en su boca, dándola a probar su propio sabor. Comenzó nuevamente una guerra de besos, una batalla de lenguas.

La joven no había tenido bastante de Katherine y el deseo aún la consumía, bajó una de sus manos hasta el sexo de la agente comenzando a estimularlo con sus hábiles dedos mientras se perdía en su boca, Katherine se dejaba besar.

Helen notando como había aumentado la humedad introdujo sus dedos en su amante, sintiendo como ésta arqueaba su cuerpo, escuchado sus gemidos, una vez dentro estos entraban y salían acelerando el ritmo cada vez, cuando notó que el fin estaba cerca sacó sus dedos del sexo de Katherine y se sentó sobre ella haciendo que su amante se incorporara lo suficiente para encajar ambos sexos, comenzando entonces a mover sus caderas acompasadamente, mientras se devoraban la boca.

-Vamos Katherine, déjate ir – suplicaba ya la joven.

Llegando las dos al clímax, se dejaban caer sobre el colchón, con sus cuerpos sudorosos, ambas intentando recuperar sus respiraciones.

FIN FLASHBACK


En aquel salón reinaba el silencio, se podía escuchar la respiración de ambas mujeres. Katherine, por fin se había sincerado con su amiga del alma, esperaba la reacción de al forense. Ésta tan solo miraba a la agente del FBI tratando de asimilar todo lo que había escuchado.

Ambas se sentían incomodas por el silencio instaurado pero al mismo tiempo ninguna era capaz de comenzar una conversación.

Por fin la voz de Lanie rompió aquel momento de incomodidad.

-Te acostaste con una mujer – decía como para asegurarse de haber escuchado bien, Katherine tan solo asintió- pero, ¿por qué?

Ahí llegaba la gran pregunta, esa que durante semanas se había hecho también Katherine.

-No lo sé. Me sentía sola, triste, estaba convencida de haber destrozado mi oportunidad de ser feliz. Helen, me hacía reír, lograba que por unos momentos me olvidase de la estupidez que había hecho. Necesitaba cariño, sentir que aún era importante para alguien. Tras lo sucedido con Scott necesitaba saber que aún podía tener una relación sexual sin que mi cerebro hiciese que me bloquease.

-¿Me estás diciendo que sólo fue por demostrarte que aún podías tener sexo?  

-Lanie, no te lo he contado para ser juzgada. Sólo necesitaba sacarlo fuera, guardar este secreto me estaba matando.

-No te juzgo. Sólo pienso en que mi amiga, la de NY, a detective de homicidios, no era así.

-Lo sé. Lanie creo que me he perdido. Me perdí aquel día en aquellos columpios cuando rechacé a Richard y a veces siento que aún estoy allí sentada viéndole arrodillado ante mí con aquel anillo.   

-Katherine te lo dije entonces y te lo repito ahora. Cometiste la mayor estupidez de tu vida, no al rechazar su proposición si no al dejarle ir.

-Soy consciente de ello. Si pudiera dar marcha atrás en el tiempo, mi respuesta cambiaría. Le amo, sé que él es el hombre de mi vida, daría cualquier cosa por cambiar lo sucedido.

- Cariño, lo siento. Siento todo lo que os ha sucedido. La pregunta ahora es, bueno más bien tengo dos preguntas. La primera es acerca de Helen – la forense se vio interrumpida por su amiga.

-Lanie, entre Helen y yo no hay nada. Aquello fue un error. No voy a decir que me arrepiento de ello, porque no es así pero nunca volverá a suceder. Sé lo que quiero y a quién quiero. Y esa persona es Richard Castle. Y lo que quiero es formar una familia con él.

Viendo la seguridad mostrada por Katherine la forense no tenía ninguna duda de la sinceridad de las palabras de su amiga.

-Entonces mi pregunta es, ¿qué vas a hacer para recuperarlo?

-No lo sé. Ni siquiera sé si él querría volver conmigo. Eso si dejamos a un lado que no está en el país y que ninguna persona de las que conozco sabe dónde está y si lo saben no me lo dirían. No creo que ni Alexis ni Martha quieran volver a saber nada de mí mucho menos intentar ayudarme para recuperar a Richard. Así que no sé que voy a hacer.

Escuchar aquellas palabras pronunciadas por su amiga hacían sentir mal a la forense, pero ella había hecho una promesa y no podía romperla porque de lo contrario ella tampoco tendría forma de localizar a Richard.

-Tranquila cariño, ya verás como encontramos una solución. Y todo se termina arreglando entre vosotros.

En aquel instante el móvil de Lanie comenzó a sonar. Ryan avisaba que él y Jenny iban camino del hospital, Jenny se había puesto de parto. Ambas amigas dieron por finalizada su conversación y se dirigieron hacia el centro hospitalario.

Katherine sonreía por fin después de los peores seis meses de su vida, algo bueno sucedía.



Bueno pues esto es todo por hoy, sé que es más corto que el resto pero termino de volver de las vacaciones y es lo que tenía preparado.
De nuevo siento si el contenido ofende a alguien.
Próximo capítulo de Nuevos Tiempos ( si continua interesando) el día 24 de junio.

meln
As del póker
As del póker

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 20/10/2012
Edad : 43
Localización : madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por roy-rogers el Lun Jun 17, 2013 9:14 am

Vaya que interesante , 

me gusta , anda un  sneak peak por fa 

muchas gracias por tu tiempo y esfuerzo

roy-rogers
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 04/12/2012
Edad : 34
Localización : bilbao

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Beckett_Castle_Alba el Lun Jun 17, 2013 9:35 am

Veo que vuelves de las vacaciones pisando fuerte Estrella jajaja

Me he quedado de piedra con el capítulo, aunque por otra parte no me sorprende, como ya te dije, después de las locuras que se te ocurrían en Compañeros, ya me puedo esperar cualquier cosa Very Happy

Bueno, realmente no me parece tan loco el capítulo después de la explicación que Kate le da a Lanie, está completamente perdida y la insistencia de Helen hizo que no se lo pensara.

Solo le pongo un pero al capítulo, y es que me he quedado con ganas de leer algo de Richard y su experiencia en la India. Espero que nos compenses en el próximo capítulo que obviamente no me perderé.
Besos.

PD: ¿Acaso dudas que este fic sigue interesando? Desde ya te digo que a mi me interesa y mucho.

______________________




Castlet: What happens if you don’t like what you see?
Beckett: What happens if you don’t let me look?

Beckett_Castle_Alba
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 3909
Fecha de inscripción : 30/05/2012
Edad : 25
Localización : Cádiz (España)

Ver perfil de usuario http://outofthevirginia.wordpress.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por agecastbet el Lun Jun 17, 2013 9:47 am

Wuawwwwww, dios eso es ser valiente, jajajajaja
Me parece estupendo lo que has hecho, todos sabemos que las historias las empezamos nosotros y luego ellas toman vida propia, llevándonos donde ellas quieren ir. Es algo totalmente nuevo, que vuelve la historia del revés y que no entiendo porqué pides disculpas por algo que ha evolucionado de esa forma.
No creo que el investigar ese lado de Kate, tenga nada de malo, y además porqué no se va a entender, que en la búsqueda de cariño y apoyo sucedan estas cosas, al fin y al cabo no es nada malo. Tu descripción no tiene nada y tiene todo en común con una relación sexual entre hombre y mujer, al fin y a la postre somos todos humanos, y nuestros sentimientos y deseos, nuestras reacciones y las de nuestros cuerpos son idénticas, por mucho que se quiera negar, o lo nieguen los intransigentes y sesudos defensores de no se que cosas raras.
Has descrito el amor puro y tal como lo deberíamos concebir sin mirar quienes forman la pareja de amantes, por que repito, todos somos seres humanos, la única diferencia que veo es tu sensibilidad, sin descripciones groseras ni soeces, ni acciones violentas que en otros casos se han descrito por aquí, por lo que no veo el motivo de posibles molestias a nadie, y en el caso de que las hubiese, si no les gustaba, desde el principio se venía viendo el cariz que tomaba la situación, con parar de leer listo.
Bueno no me quiero alargar y te he escrito un fic completo, jajajajajajaja pues lo dicho que ha sido un capítulo precioso y que estoy a la espera del siguiente, pues eres adictiva, jajajajaja y yo demasiado curiosa como para conformarme con este capitulito reducido, que ya lo podrías haber hecho más largo, pero en fin se te perdona por lo bien que lo has hecho.
BESOTESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

agecastbet
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 2971
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Localización : En la colina del loco - Madrid

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por alcalde100 el Lun Jun 17, 2013 10:02 am

Guau!! Con la boca abierta me has dejado. Esa escena no se la esperaba nadie jajaja esperoque lo continues y sigas impresionandonos asi a todoos!!Smile

alcalde100
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 128
Fecha de inscripción : 18/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos Tiempos EPILOGO (26/9/2013)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:00 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 14. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 8 ... 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.