Back to the past

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Feb 09, 2014 7:56 am

Sigueee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por trolido el Mar Feb 11, 2014 3:19 am

No se exactamente cuanto llevo sin comentar en tu fic, pero siempre lo leo y espero con ansia el siguiente que capi y nunca me defrauda

trolido
As del póker
As del póker

Mensajes : 387
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por inievezi el Mar Feb 11, 2014 5:24 am

Gracias a los que leeis y comentais Very Happy  Rolling Eyes Kiss 

Ahora estoy en semanas de examenes y probablemente hasta Marzo no podré actualizar ni este fic ni el de Algo pasa en las Vegas Sad  Crying or Very sad Crying Baby Bye
 
Pero prometo que cuando pueda me pondré a ello!!!! Wink

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por inievezi el Sáb Feb 22, 2014 10:23 pm

Holaa!!! Ya he vuelto Smile Gracias por las reviews y espero que os guste este nuevo capítulo!  Crazy  Heart 


Capítulo 24



- ¿Has puesto también la crema solar y un par de bikinis?
- Si, están en la bolsa donde hay las chanclas y los trastos para la playa. -contesté
- ¿Y qué ropa interior te llevarás?
- ¡Maddie! – dije arrebatándole de las manos una bolsa que iba a poner en mi maleta- Me llevaré la ropa interior que me obligaste a comprar el otro día cuando teóricamente solo íbamos a comprar unos vestidos de verano para mi viaje a Barcelona. – contesté recordando cómo me llevaba de un lado para otro en el centro comercial. - ¿Qué es eso? –pregunté mirando el contenido de la bolsa y viendo que había una caja de condones -¡Madison!
- No me des las gracias, que no quiero que hagáis un bebé todavía –contestó como si nada – Aunque siempre es bueno que os pongáis a practicar muuuucho – rió.
- Que sepas que teóricamente de los condones siempre se ocupa Castle –dije muy sonrojada.
- Pero así tenéis más, y son con sabor a cerezas –contestó guiñándome un ojo– ¡encima que te los regalo! Que no son gratis, eh?
- Gracias Maddie –contesté aún con las mejillas rojas y poniéndolos dentro de la maleta.
- De nada, que por eso somos amigas… -y continuamos haciendo mi equipaje. El viaje era solo de cinco días así que en teoría no se necesitan muchas cosas, pero como soy una chica, había cogido la maleta grande y ni siquiera cabían todas mis cosas.
- Por cierto, has sabido algo más de Verónica? –pregunto.
- Noup… Me quedé flipando cuando me lo dijiste. La llamé y hablamos un poco, pero dijo que se iría todo el verano a Miami con sus tíos y que no nos veríamos durante una temporada.
- Yaa… -contesté pensativa, pero deje pasar el tema.
Finalmente terminamos de hacer las maletas y ya lo tenía todo preparado para mañana irme de viaje con Rick.
--
- Cariño, te echaremos mucho de menos – mi madre me estaba abrazando fuertemente por el cuello con alguna que otra lágrima.
Estábamos en el aeropuerto en la zona antes de pasar el control de seguridad. Rick y yo ya habíamos facturado las maletas y ahora nos despedíamos de nuestros padres por cinco días. Estaban tanto mi padre como mi madre, y además también Martha, que había podido escaparse una hora de los ensayos de su obra.
- Hijo, no hagáis ninguna locura, que te conozco – Dijo Martha a Richard y luego lo abrazó y le dio dos besos de despedida.
- Por supuesto madre, si yo soy un santito! –dijo separándose con una sonrisa.
- Claaro, estas hecho un santo con cola y bañas, querido –contestó y todos nos reímos.
- Bueno chicos – empezó mi padre – Que os lo paséis bien –dijo, y nos dimos otro abrazo.
- Gracias, papá –me separé de él – Nos vemos en cinco días.
Cogimos la bolsa de mano que no habíamos facturado y nos despedimos cogidos de la mano mientras empezábamos a ir hacia el control de seguridad.
Dejamos todos los objetos y cosas metálicas que llevábamos en una bandeja y nos dirigimos hacia el detector. Yo pasé a la primera, pero a Rick le empezó a pitar la alarma.
- Joder, ¿y ahora porque pita este trasto? –dijo mientras el vigilante se aproximaba a él y le pedía que se quitase los zapatos y pasara otra vez. Pero volvió a pitar, y le hicieron un cacheo como si fuera un delincuente. Él puso una mueca sintiéndose muy incomodo. Yo no podía parar de reírme mientras él me echaba una mirada de indignación con el agente palpándole las piernas y el trasero.
Al final resultó ser solo el botón de los tejanos que llevaba, y cuando lo dejaron ir cogió todas sus cosas y me arrastró casi corriendo con las mejillas sonrojadas hasta la zona de embarque.
- Te ha gustado que te tocase el policía, eh? – le dije intentando ocultar la risa, y él volvió a echarme una mirada de odio y no pude evitar descojonarme de risa.
- ¡Déjalo ya Kate!
- Lo siento, es que no puedo –dije sin parar de reírme – ¿Hubieses preferido que fuera yo quien te cachease?
- Oh sí, serías una policía muuuy sexy –dijo él ahora sonriendo lascivamente.
- De eso ni lo dudes – contesté dándole un beso.
Aún teníamos una hora de espera, así que fuimos a mirar algunas tiendas que había por el aeropuerto. Él se empeñó en comprarse unas gafas de sol nuevas estilo aviador que le quedaban muy bien. Yo en cambio fui al minisupermercado a asaltar la sección de aperitivos y chucherías, y a comprar una botella grande de agua y otra de zumo, ya que no se puede llevar de fuera, para sobrevivir el viaje de ocho horas.
Finalmente embarcamos en el avión y nos sentamos en nuestros asientos. Rick me dejó sentarme en la ventana. Cuando fueron las 11am el avión se dirigió a la pista de despegue y empezamos a ascender.
Las primeras tres horas pasaron rápidas. Escuchamos música, jugamos a cartas, hablamos, comimos chucherías… Luego nos dieron un sándwich y un brownie a todos los pasajeros como almuerzo. Lo primero aún era comestible, pero el pastel ese estaba asqueroso, aunque Rick dijese el contrario y se lo comió de un bocado mientras yo le miraba con cara de asco.
Luego miramos una peli que pasaban en la pantalla del avión, pero era bastante aburrida y terminé echándome una siesta.
En despertarme me dolía el cuello por la mala postura y decidí levantarme e ir al baño. En volver decidí leer un poco, pero me seguía doliendo. Castle seguía dormido, y yo no sabía qué hacer para distraerme. Me puse un rato a mirar el océano Atlántico por debajo de las nubes y observando como ya estaba oscureciendo mucho por culpa del jet lag aunque para mí fueran casi las seis de la tarde, en España eran las diez de la noche. En una hora ya estaríamos a Barcelona.
- Ya falta poco cariño –oí que susurraba Castle en mi oído mientras me abrazaba por la espalda.
- Por fin… Se me está haciendo eterno.
Los dos nos quedamos mirando por la ventanilla y se empezaron a ver las luces de la península.
- ¿Mira ves? –señaló Rick.
- ¡Sí! –dije ilusionada, y me giré hacia él para besarlo.
Finalmente llegamos a Barcelona. Pusimos nuestros relojes a la hora local y nos bajamos del avión. Recogimos las maletas y salimos del aeropuerto. Tenía todos los músculos entumidos de estar sentada tanto rato. Castle me abraza por la espalda con un brazo mientras con el otro arrastra mi maleta grande. Yo llevo la suya, que es la mitad que la mía, también arrastrándola, y el pequeño bolso de mano.
Aunque fuese de noche había bastante transito de gente. Conseguimos coger un taxi y le damos la dirección del hotel. Aunque no tuviese nada de sueño, acomodé mi cabeza en el hombro de Castle mientras íbamos por la Ronda Litoral, pero pronto, en ver las luces del puerto y el mar, me puse a mirar por la ventana. Estábamos muy ilusionados, nos parecía increíble que ya estuviéramos en Barcelona. En cinco minutos ya entramos en plena ciudad y vimos el Monumento a Colón iluminado señalando hacia América, el lugar del que precisamente veníamos. El taxi le dio la vuelta y entramos en una calle paralela a las Ramblas. Las calles estaban llenas de gente y con mucha vida. Nos condujo por los callejones hasta llegar a nuestro hotel en Ciutat Vella.
En bajar, nos golpeó el aire cálido de la noche barcelonesa y el olor a frito de un restaurante de tapas que había en frente con una terraza al exterior donde bastante gente aún estaba cenando. El taxista nos ayudó a bajar las maletas después de pagarle, y nos dirigimos a la entrada del hotel.
Después de registrarnos y nos diesen la llave, subimos hacia la habitación. Era bastante grande, con una cama de matrimonio en el centro. Dejé las maletas y me tiré encima de la cama. Estaba muy blandita y me sentía en el cielo después de un día tan pesado. Enseguida noté como Rick también se dejaba caer a mi lado en la cama y suspiraba.
- Ya estamos aquí… -dijo. Y yo sonreí acomodándome entre sus brazos y cerrando los ojos.
- Sí… - dije. Él cogió mi cara con una mano mientras con la otra me acariciaba la espalda, y me acercó a sus labios, fundiéndonos en un largo y dulce beso.
Estuvimos un rato más achuchándonos tumbados en la cama hasta que decidimos irnos a darnos un baño relajante. Castle fue a preparar la bañera y yo mientras me desvestí en la habitación. Abrí la maleta para buscar mi neceser, y encontré la caja de condones que me dio Madison. No pude evitar sonreír y la cogí sacando un par y dejando el resto en la mesilla de noche.
Entré en el baño donde Castle estaba de espaldas sin camiseta poniendo jabón con aroma a cerezas en la bañera.
- Cariño, ya está todo preparado? –dije intentando poner una voz sensual.
Él se giró de golpe y se puso de pie, mirando fijamente cada curva de mi cuerpo. Yo me acerqué a él contorneando mis caderas y él aún embobado mirándome me cogió de la cintura hasta quedar pegados. Yo acaricié su torso desnudo y musculado con mis manos y luego con mis labios, deleitándome con el sabor de su piel. Le lamí el cuello subiendo hacia su nuez y la mandíbula y le mordí el mentón. Y finalmente llegué a su boca, tirando de su labio inferior con mis dientes y besándole con pasión.
Salieron gemidos de nuestras gargantas, y mis manos bajaron hacia sus pantalones, donde ya se podía notar un bulto bastante prominente. Los desabotoné y puse las manos a dentro acariciando su erección por encima de los calzoncillos. Se notaba muy caliente y eso hizo que se me humedeciera más mi entrepierna. Él apretaba mis glúteos con las dos manos mientras seguíamos devorándonos la boca.
Nos separamos por falta de aire, y él no pudo aguantar más y se quitó los pantalones y la ropa interior, quedando los dos desnudos. Yo sonreí y cogí uno de los condones que me había llevado en el baño abriéndolo y acercándolo a su nariz para que oliera.
- Cerezas… -dijo sorprendido, y yo asentí mientras bajaba mis manos a su miembro y le colocaba el preservativo. Luego fui dejando un sendero de besos por su abdomen hasta llegar a su pene. Me moría de ganas de probar si también sabia a cerezas, así que lo cogí con una mano, y arrodillada en el suelo me lo puse en la boca.
- Mmm… Pues realmente sabe a cerezas –dije con una sonrisa mirándolo a los ojos por debajo mis pestañas, y noté como su erección crecía aún más debajo de mi mano. Volví a lo que estaba haciendo, lamiendo la punta dando vueltas con la lengua y luego envolviéndolo con toda mi boca. Apretaba mis labios a su alrededor introduciéndolo más a hondo y oí como Castle gemía. Estuve torturándole durante bastante rato mientras disfrutaba del sabor dulce de las cerezas, hasta que él mismo me dijo que ya no aguantaría mucho más.
Me puse de pie besándolo en la boca, y compartiendo el sabor del preservativo. Me cogió de la mano y nos metimos en la bañera. El agua ya empezaba a estar un poco tibia, pero a ninguno de los dos nos importaba. Me senté a horcajadas sobre su regazo y apoye mis manos en sus hombros mientras descendía sobre él, llenándome y sin poder ahogar un gemido de placer. Sus manos volvieron a cogerme por la cintura marcando el ritmo de las embastadas. Cada vez íbamos más rápido y el agua salía por los lados de la bañera. Él mordió mis pezones, y grité desesperada. Estábamos los dos a punto de llegar. Levanté las caderas un poco más, dejándome caer un segundo después otra vez contra su miembro, y eso nos hizo convulsionar a los dos en un magnífico orgasmo.
Después de recuperarnos nos enjabonamos mutuamente, con caricias y besos, envueltos otra vez por el olor a cerezas. Cuando el agua se enfrió salimos, nos secamos un poco, y nos dirigimos a la cama.
Aún nos afectaba el Jet Lag, así que no nos importaba si aquí eran más de la una de la madrugada. Nosotros seguíamos despiertos, así que aprovechamos y volvimos a hacer el amor un par de veces sin cansarnos. Buscando el placer del otro y acariciando con los labios cada milímetro de piel del otro. Siendo solo uno, y disfrutando como nunca del inicio de nuestras vacaciones.
--
Que os ha parecido su viaje a Barcelona?? ¡Review! Wink

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por castle&beckett..cris el Dom Feb 23, 2014 2:58 am

Sigueeeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por Verispu el Dom Feb 23, 2014 6:21 am

Mira k bien empiezan sus vacaciones ya les urgia estar solos. Continua quiero ver k tantas locuras planean hacer! Awesome

Verispu
As del póker
As del póker

Mensajes : 437
Fecha de inscripción : 24/06/2013
Edad : 38
Localización : Mexico, Oaxaca

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por Caskett(sariita) el Dom Feb 23, 2014 5:33 pm

se la van a pasar super jajaja

Caskett(sariita)
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Edad : 16
Localización : En el mundo de los sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por trolido el Dom Feb 23, 2014 8:33 pm

ya estas aquí genial y tu capi lo mismo genial

trolido
As del póker
As del póker

Mensajes : 387
Fecha de inscripción : 04/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por inievezi el Lun Feb 24, 2014 1:52 am

Verispu escribió:Mira k bien empiezan sus vacaciones ya les urgia estar solos. Continua quiero ver k tantas locuras planean hacer! Awesome

moxaCaSkett(sariita) escribió:se la van a pasar super jajaja

trolido escribió:ya estas aquí genial y tu capi lo mismo genial

Sii por fin han ido los dos solos de vacaciones Very Happy
Me alegro que os guste el capítulo!! Intentaré terminar el siguiente esta semana
Bessosssss Kiss Kiss 

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capitulo 25

Mensaje por inievezi el Vie Mar 28, 2014 5:43 am


Capítulo 25



Abrí los ojos por la luz que entraba por la ventana. Tenía a Kate de espaldas a mí y la estaba abrazando con el brazo por su cintura desnuda. Sonreí en recordar todo lo que hicimos anoche, y hundí mi cabeza en el cuello de Kate que olía deliciosamente a cerezas. Le besé allí, donde su vena yugular latía con fuerza, y fui subiendo con un sendero de besos hasta su oreja. Aparté el pelo y susurré:
- Buenos días Srta. Katherine…
Ella se removió entre mis brazos y se giró, con los ojos aún cerrados, mirando hacia mí. Me abrazó, estrujándome contra sus brazos y poniendo su pierna izquierda por encima de las mías entrelazándola, y dejó un beso en mi pecho.
- Buenos días Castle… -suspiró y finalmente abrió los ojos sonriéndome tiernamente.
- ¿Lista para hacer muchísimas cosas hoy? – digo acariciándole suavemente la espalda.
- Por supuesto – dijo hundiendo la cabeza en el hueco de mi cuello
Empezamos a besarnos tiernamente queriendo transmitir todo el amor y felicidad que sentíamos en ese momento. Sus labios cálidos se fundían con los míos, y mi corazón palpitaba con fuerza, haciendo que la sangre se fuera acumulando toda en un punto de mi anatomía que ya estaba más que alegre por las caricias de Kate.
Nuestros alientos se mezclaban, totalmente adictos el uno al otro, y aprovechando que estábamos desnudos agarré con fuerza los glúteos de ella entre mis grandes manos haciéndola jadear.
Se colocó sobre mí a horcajadas, besando mi cuello y mordiéndolo mientras sus manos recorrían mi torso con habilidad. Sus labios bajaron por mi nuez dirigiéndose a mis pectorales y atrapando mis pezones con su boca y jugando con su lengua. Solté un gemido y dejé que me torturara hasta que mi necesidad de sentirla parte de mi fue insoportable.
Cogí su rostro con una mano y la acerqué a mis labios besándola con pasión y con la otra dirigí sus caderas a mi erección, penetrándola en su humedad y dejando ir los dos un gemido. Empezó a moverse con necesidad, marcando un ritmo bastante rápido. Liberándonos de cualquier pensamiento y sintiéndonos completos.
Mordió mi hombro intentando ahogar sus gemidos, a punto de alcanzar ambos el clímax. Pero de repente paró de moverse.
- No te pares ahora Kate - Hice un gemido de frustración.
- ¡¡Nos hemos olvidado de usar protección Castle!! – me miró con los ojos abiertos de par en par, respirando con dificultad y con las mejillas sonrojadas.
- Da igual, ahora no perdamos tiempo con eso… Me correré afuera y ya está -dije frustrado queriendo encontrar la liberación pronto. En aquel momento no podía pensar en condones.
-Pero... - empezó ella, y yo la acalle con un beso mientras empezaba a moverme de nuevo dentro de ella, y finalmente ella cedió por la necesidad.
Volvimos a coger ritmo y pronto ambos llegamos al orgasmo. Tal como le prometí hice marcha atrás corriéndome todo encima de su vientre, mientras ella jadeaba con los ojos cerrados y se abrazaba más a mí.
-Nunca más lo hacemos sin condón. No sabes el susto que me ha dado - susurró entrecortadamente aun intentando recuperar el aliento.
-De acuerdo, intentaré pensarlo la próxima vez.- conteste aún recuperándome del orgasmo.
- Que asco me has dejado toda pérdida… –hizo una mueca, y se tumbó a mi lado boca arriba.
- Bueno, siempre podemos ir a ducharnos… -dije sugerente.
- Ah nop. –dijo incorporándose para mirarme – Lo siento, cielo, pero me voy a duchar solita. Tú te quedas aquí – se levantó dirigiéndose desnuda hacia el lavabo – Ni se te ocurra entrar.
- ¡Anda ya! ¿¡Por qué!? – me quejé levantándome de la cama para seguirla, pero me cerró la puerta en los morros sin contestarme.
Gruñí con frustración y decidí empezar a vestirme y planear lo que iríamos a visitar ese día.

--

Paseábamos dándonos de la mano por el Barri Gòtic. Nos habíamos levantado tarde y cuando finalmente salimos del hotel eran casi las 12. Dábamos una vuelta por las estrechas calles del barrio. Hacía bastante calor, pero las paredes de piedra de las casas antiguas nos proporcionaban sombra para poder pasear tranquilamente. Estaba bastante concurrido por turistas de todas partes del mundo y de los habitantes de la ciudad.
Kate era la que llevaba el mapa, aunque nos dejábamos llevar bastante. Iba con un vestido corto veraniego con flores, un moño alto y gafas de sol. Estaba preciosa. Yo iba con unas bermudas y una camiseta de tirantes que marcaba mis bíceps. Llegamos delante de la catedral de Barcelona y Kate se puso a hacer algunas fotos con su reflex. Había otra pareja de turistas que también hacían fotos y les preguntamos si nos podían hacer una los dos juntos. Ellos asintieron y los dos nos colocamos abrazados cariñosamente para hacer el retrato.
Después fuimos a buscar un helado. El mío era de menta y el de Kate de chocolate. Nos sentamos en unos bancos de piedra que habían en una calle y empezamos a comerlos. Kate quiso probar un poco del mío y sin avisar se inclinó para lamer la bola del cucurucho de menta. Yo me quedé embobado mirándola en ese gesto mientras ella se relamía los labios mirándome provocativa con una ceja levantada. No pude evitar capturar sus labios y besarla mezclando los sabores de los helados y de nuestras bocas.
Por el calor mi helado se empezó a deshacer con tan mala suerte que algunas gotas cayeron en mis bermudas. Me separé de Kate de golpe en sentir el frío, y ella se puso a reír. Con un pañuelo de papel conseguí quitarme un poco la mancha, pero se seguía viendo.
Nos terminamos lo que quedaba del helado y decidimos ir a buscar una terraza para comer. Kate quiso, ya que estábamos a España, pedir una paella. Estaba muy buena aunque casi no nos la podíamos terminar. Kate empezó a hacerme fotos mientras comía hasta que yo le cogí la camera y empecé a fotografiarla a ella, captando su sonrisa mientras hacía tonterías y poses para la cámara.
Después de comer fuimos a visitar la Casa Batlló y La Pedrera de Gaudí. Nos pasamos la tarde visitando estos edificios ya que había muchos turistas y colas para entrar, pero valió la pena. Kate parecía fascinada. Me dijo que habían estudiado estos edificios cuando hacían el modernismo a la asignatura de historia del arte y que ahora al natural le parecían más impresionantes. No paraba de sonreír mientras me explicaba cosas sobre el arquitecto y su historia.
En terminar la visita paseamos por las calles del centro de Barcelona y ella me arrastró a mirar un par de tiendas. Me iba preguntado la opinión sobre algunas prendas de ropa que veía y le gustaban, pero yo me cansé a la cuarta camiseta que me mostró. Todas estaban bien, no iba a decirle el contrario. Al final ella se cansó de preguntarme y finalmente escogió unos mini shorts vaqueros y una camiseta con la palabra Always.
Cenamos una hamburguesa y unas cervezas en un McDonald y más tarde volvimos al hotel.
Habíamos caminado mucho ese día, y nuestros pies lo notaban. Nos tomamos un baño relajante para terminar bien el día y finalmente nos fuimos a la cama, no sin antes volver a hacer el amor sin prisas.

--

¿Reviews?

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por Caskett(sariita) el Vie Mar 28, 2014 6:04 am

si, se la están pasando muyyy bieeennn

Caskett(sariita)
Policia de homicidios
Policia de homicidios

Mensajes : 576
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Edad : 16
Localización : En el mundo de los sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por castle&beckett..cris el Vie Mar 28, 2014 8:04 am

Sigueeee

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por masomi03 el Miér Abr 02, 2014 12:56 am

sigue . No nos dejes asi

masomi03
Escritor novato
Escritor novato

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 21/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 26

Mensaje por inievezi el Vie Dic 19, 2014 6:02 am

Como expliqué en mi otro fic (Algo pasa en las Vegas) siento no haber continuado subiendo el fic. En fanfiction hay hasta el cap 30, y aunque últimamente no he podido escribir mucho, intentaré ponerme ahora por navidad.

Aquí teneis el 26! Gracias por continuar leyendo!!



Capítulo 26


- Mmm… estos calamares están realmente deliciosos–gimió Kate saboreando. Estamos en un chiringuito del paseo marítimo de Barcelona haciendo un menú de degustación de diferentes tapas típicas del país - Mmm... -continuó Beckett llevándose otra anilla- ¿Por qué diablos no había comido chipirones antes en mi vida? ¡Es una de las cosas más deliciosas del mundo! -exclamó- Y con ese toque del limón... Mmm...
-Tienes razón, están buenísimos -asentí - tendré que aprender a cocinarlos porque casi parece que estés teniendo un orgasmo gastronómico ahora mismo-reí divertido.
-Ohh créeme Castle, LO TENGO - dijo volviendo a atacar el plato - Y si los aprendes a cocinar, piensa que me caso contigo en ese mismo instante.
-Pues creo que pediré la recepta al chef.
El bar-restaurante donde nos encontrábamos estaba llenísimo de gente ya que nos habíamos adaptado al horario español de comer y ya eran casi las tres de la tarde. Otros turistas extranjeros ya hacía rato que habían terminado de comer y nosotros estábamos empezando al igual que los ciudadanos autóctonos de la ciudad.
En parte era porque en salir tarde del hotel por 'cuestiones de pareja' íbamos tarde a todos los sitios.
Habíamos pasado ya 3 días en Barcelona. Tres fantásticos días en los que habíamos hecho turismo y sobretodo habíamos disfrutado de pasar las 24h del dia los dos juntos.
Ahora aprovechábamos por descansar un poco con las vistas del mar Mediterráneo y los barcos en el horizonte. Y, por supuesto, un sol brillante y caluroso que iluminaba la ciudad condal.
-Porfa.. ¿Me dejas terminármelos todos yo, cariño? -me preguntó Beckett con ojos de cachorrito afamado.
- Por supuesto que sí, no te voy a dejar que pases hambre -Kate sonrió y se dispuso a seguir comiendo -Aunque... -dije yo y me miró achicando los ojos - a cambio me tendrás que dar tu tostada de pan con tomate y jamón ibérico -
-Hecho - aceptó, y yo sonreí cogiendo la rebanada de pan y dándole un buen mordisco. ¿Por qué en USA no hay jamón de este tan bueno?
En terminar los platos que teníamos en la mesa, el camarero nos llevó las siguientes tapas: patatas bravas, escalibada y gambas rebozadas.
Le pedimos un par de claras mas ya que las que nos estábamos tomando se habían terminado.
-Aux.. Que me quemo -se quejó Kate haciendo una mueca después de llevarse una patata entera a la boca.
-Vigila que están recién hechas, bebe un poco a ver si se te pasa -le sugerí.
-Si... -dijo cogiendo el vaso que nos acababan de traer con más cerveza- pero valió la pena quemarme porque también estaban muy buenas.
Sonreí y empecé a picar de las tapas que nos habían llevado.
Luego en los postres ambos comimos un helado mientras paseábamos por el muelle.



-Última noche de nuestras vacaciones... -suspiré entrando en nuestra habitación del hotel.
Los cinco días se nos habían pasado volando. Habíamos visitado todos los monumentos de Gaudí y paseado por las calles de la ciudad. También habíamos ido al Camp nou y a dar un paseo por la playa de la Barceloneta. Definitivamente habíamos aprovechado el tiempo al máximo y nuestros cuerpos estaban agotados. Casi ni podía mover los pies.
Kate bostezó una vez se quitó las sandalias -Castle.. Me muero de sueño... Estoy A-GO-TA-DI-SI-MA.
-Te entiendo Becks... Siento como si me hubiera arrollado un tren.
Kate ronroneó y se acercó descalza hasta mi. Me rodeó con los brazos por el cuello y me besó tiernamente. -Me da rabia que estemos tan cansados, porque es nuestra última noche de vacaciones y había pensado hacer algo especial... -sonrió mirándome sensualmente- ya sabes...
La acerqué más contra mi agarrándole sus glúteos con mis manos. -Podemos igualmente disfrutar de esta noche... Solo que con un poco más de calma.
Ambos sonreímos y empezamos a besarnos, tomándonos nuestro tiempo. Con mis manos acariciaba su espalda tiernamente, moviendo las manos arriba y abajo, colándolas disimuladamente por debajo de su camiseta para sentir su piel, un poco pegajosa por culpa del calor, pero igual de suave que siempre. Ascendí mi mano derecha hasta el cierre de su sujetador para desatarlo, recibiendo un mordisco en mis labios como recompensa, y empezamos a besarnos cada vez con más pasión.
Sus manos no se quedaron atrás. Kate me agarraba con una mano fuertemente mi culo mientras con la otra me cogía de la nuca para acercar mi rostro más al suyo y seguir devorándomele la boca.
Ella abrió los ojos en mientras seguíamos besándonos y pude ver, por su mirada oscurecida, el deseo que ambos sentíamos.
Se separó un poco mordiéndose el labio inferior para casi literalmente arrancarme la camisa de manga corta que llevaba y luego sus dedos agarraron la cinturilla de mi pantalón para llevarme hasta la orilla de la cama y sentarme, mientras ella se quedaba de pie entre mis piernas.
Me miró lascivamente desde arriba y se inclinó para besarme los labios otra vez, pero cuando quise acercarla más abrazándola por las caderas ella me golpeó la mano y cortó el beso dejándome completamente descolocado.
-Kate... -siseé desconcentrado y frustrado, pues, hacía rato que mi amiguito se había levantado.
-Shh... -Dijo alejándose de mi para correr por la habitación hasta llegar al escritorio y acotarse para buscar algo en el minibar del hotel. No pude evitar mirarle el culo aún enfundado dentro de esos shorts tejanos. Se levantó siendo consciente de que yo la miraba, pero no dijo nada. Solo sonrió mostrándome dos vasos y una mini-botella de vino tinto.
Abrió fácilmente la botella y vertió el líquido rosado en los dos vasos. Cogió uno con cada mano y se acercó otra vez a la cama contorneando las caderas de forma sexy y me dio uno.
-Rick, quisiera proponer un brindis esta noche como promesa de que vamos a volver. Y si no es aquí a otro lugar, me da igual. -Sonrió sincera- Lo que quiero decir es que me ha encantado pasar estos días contigo viajando y deseo que lo podamos volver a repetir. -Levantamos la copa.
-Siempre - contesté yo sonriéndole con todo el amor que sentía por ella, y seguidamente brindamos para que esta promesa se cumpliera.
Bebimos un par de sorbos de vino y apartamos los vasos dejándolos en la mesilla de noche.
- Y ahora Castle... - dijo volviéndose a acercar a mi- Vamos a hacer el amor. -Cogió mi rostro con las dos manos levantándolo para acercarlo más al suyo y me besó apasionadamente. Sus labios sabían a una deliciosa mezcla de Kate y vino que me hizo gemir.
-Siempre...

-

Comentarios/críticas?

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por inievezi el Sáb Dic 20, 2014 2:55 am

Capítulo 27



Espero que os guste este cambio en la historia que voy a ir poniendo a partir de este capítulo. (PD: En realidad lo tenía ya pensado desde que empecé a escribirlo, pero he tardado en llegar)


- Oh Castle… - gemí agarrándome con fuerza a las sábanas y cerrando los ojos por las oleadas de placer que me provocaba mi novio usando su lengua para acariciar el punto justo que me hacia enloquecer más entre mis húmedos pliegues- Dioooooss… -volví a gemir. Rick Castle tenía un don en esto. Bueno y en más cosas, pero en ese momento no podía pensar en nada más que en su boca acariciando mi clítoris con maestría.
Continuó con su deliciosa tarea bajo las sábanas de la cama de su habitación. Ese hombre que me volvía loca no paraba de arrancarme gemidos con cada movimiento que hacía. Estábamos a punto de empezar una nueva etapa juntos y casi no podía esperar a vivirla.
Volví a gemir dejándome atrapar finalmente por el magnífico orgasmo que me envolvió durante unos largos segundos provocando que mi mente viajara libremente, flotando en un espacio atemporal, y que mis labios se curvaran en una sonrisa de satisfacción.



- Casi no me lo puedo creer… ¡Dentro de un mes empezaré la universidad en Stanford!
- Sí, ya te me haces mayorcita, eh!? – dijo Castle pellizcándome los mofletes como si fuera una niña pequeña.
- ¡Eh! –le grité dándole un suave manotazo en el brazo para que dejara de hacerlo- Que tampoco soy tan pequeña, señor que tiene la colección de muñecos de Star Wars en la habitación.
- ¡No son muñecos! ¡Son figuras de acción! – No pude evitar reír de la cara que puso al sentirse atacado- ¡No te rías! – se enfadó.
- Es que vas de madurillo por la vida y en realidad eres más niño que yo.
- Perdona pero este ‘madurillo’ ya ha terminado la carrera y tú aún la tienes que empezar.
- ¿Te gusta sentirte mayor? –pregunté incrédula- Creía que estos cuatro años que nos llevábamos de diferencia no te importaban demasiado… O al menos no te importan por otras cosas…
- ¡Y no me importan! Simplemente que acabo de tener un flashback de cuando tenía dieciocho y empecé la carrera de filología inglesa en Columbia. – me explicó- Yo también estaba muy ilusionado con empezar esa nueva etapa…
- Sii…- suspiré- La lástima es que muchas cosas cambiarán.
- Eso no tiene porqué ser malo. Seguro que te acostumbras en dos días. – me abrazó por la cintura atrayéndome hacia su cuerpo.
- Si, pero… - me separo un poco para mirarlo a los ojos- Yo estaré en California y tu… Estarás aquí… - se quedó unos segundos en silencio mirándome.
- A ver cariño… En primer lugar- se aclaró la garganta- ¿De verdad que lo que más te preocupa en estos momentos es que yo no esté a tu lado? –asentí ligeramente sin dejar de mirarlo preocupada a sus ojos celestes. Sonrió riendo por debajo de la nariz, haciendo que frunciera el ceño sin entender de qué iba y empezó a hablar – Me alaga muchísimo que pienses en mi de esa forma, pero para esto no te preocupes que tengo la solución – le miré interrogante- He hablado con tus padres, y, como ya sabes, mi libro ha tenido muy buena aceptación y ha sido uno de los 50 libros más vendidos de este verano según el New York Times. Estoy a punto de terminar su continuación, y si no hay ningún imprevisto, en un par de meses puede estar publicado. Esto hace que, aunque sea mi primer libro, tenga suficiente dinero como para comprar un piso en Palo Alto y que pueda irme a vivir allí con mi novia estudiante de derecho y futura mejor abogada de Nueva York, que casualmente me quiere mucho, y con eso resuelvo un problema que nos preocupaba a ambos.
Terminó toda su explicación con una sonrisa expectante por mi reacción. No pude evitar sonreír de oreja a oreja.
- Así que… ¿Mejor abocada de Nueva York? –alcé las cejas.
- Y que me quiere mucho –volvió a subrayar, y no pude aguantarme más y me lancé a su cuello con fuerza, haciendo que él me elevara del suelo y empezáramos a dar vueltas sin parar por la habitación, gritando por la emoción de irme a vivir con él a California.
- ¡Eres el mejor, lo sabes?! ¡Te quiero! –le dije y le besé efusivamente en los labios para intentar demostrarle un poco más toda la alegría que sentía en aquél momento.
- Y yo a ti –susurró entre besos mientras me cogía en brazos sin despegar nuestros labios y empezaba a andar hacia su habitación.



- Dios Rick… -dije una vez los dos volvíamos a estar tumbados uno al lado del otro en su cama mirándonos sonrientes -este es el mejor día de mi vida!!
- Lo sé, tengo esa cualidad oculta de hacer que tus días sean increíbles – se encogió de hombros orgulloso poniendo su sonrisa sexy de medio lado que me hacía derretir.
- ¡No presumas tanto! – le dije tocándole la nariz con un dedo, y él arrugó esta – Aunque debo reconocer que lo que haces con esa lengua y esos labios sí que es increíble.
- ¿Me quieres solo como esclavo sexual? – Se puso la mano en su pecho desnudo y abriendo la boca ofendido.
- Entre muchas otras cosas… - le susurré mordiéndome el labio, acariciando su barba de dos días y acercándome hasta él para besarle en esos labios rojizos que me volvían loca. Su boca aún sabía a mí. Él respondió al beso con ganas y su mano acarició mi cintura. Se removió entre las sábanas para posicionarse sobre mí, abriéndome de piernas, y haciéndome notar en mi bajo vientre su deseo. Sonreí entre besos y con mis manos le agarré el culo, acercándolo más a mí.
- Te quiero – me susurró al oído mientras me mordía la oreja. Unas mariposas viajaron por todo mi cuerpo hasta posicionarse en mi estomago y hacer que me derritiera con sus palabras.
Jadeé cuando lo sentí entrar en mí. Desde hacía un mes cuando mi madre me había llevado al ginecólogo después de una muy embarazosa charla madre-hija que empecé a tomar pastillas anticonceptivas. Aunque en el primer momento me había incomodado bastante tener que hablarlo con mi madre, la verdad es que era una de las mejores ideas que había tenido ella. Se notaba que se preocupaba por mí.
Castle empezó a moverse suavemente dentro de mí, besándome y susurrándome palabras cariñosas. Yo seguía con las manos en su culo ayudándole a moverse, incitándole a que aumentara el ritmo.
Su cuerpo sudoroso por la actividad y por el ahogante calor de Manhattan se pegaba al mío. Los dos jadeábamos explorando el cuerpo del otro en ese vaivén frenético que nos haría estallar en cualquier momento.
- Rick… -gemí por enésima vez ese día mientras se corría dentro de mí, haciendo aumentar aún más mi temperatura corporal, hasta el punto que alcancé otra vez el clímax esa tarde de domingo.
Pasé mis manos entre los mechones de pelo de Rick, que tenía la cabeza apoyada en mi pecho, sintiendo mi corazón latir con fuerza, intentándose recuperar de este orgasmo.
Nos quedamos unos minutos más en silencio, solo oyendo nuestras respiraciones, hasta que el sonido el timbre nos devolvió a la realidad.
Rick levantó la cabeza mosqueado, dándome un beso en los labios, y levantándose a regañadientes para ponerse algo de ropa e ir a abrir. Yo me quedé observándole desde la cama, sonriendo satisfecha, aunque un poco mosqueada por la interrupción de ese desconocido.
Salió de la habitación con el pelo aún alborotado, dejando ajustada la puerta después de prometerme que volvería pronto, y fue a abrir la puerta.
- Hola, ¿Quién es? – oí que preguntaba justo en abrir.
- Hola Ricky, ¡Soy yo! ¿Te acuerdas de mí, gatito?


Comentarios/ criticas?

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 28

Mensaje por inievezi el Dom Dic 21, 2014 6:01 am

Capítulo 28

- Hola Ricky, ¡Soy yo! ¿Te acuerdas de mí, gatito?
Me quedé bloqueado. ¿Qué hacía ella aquí? Y más después de lo que pasó un año atrás…
Casi no me dio tiempo a reaccionar que la pelirroja ya estaba entrando en mi piso.
- ¿Qué…? –conseguí pronunciar aún con la mano en la manecilla de la puerta de entrada.
- Ricky tenemos que hablar… - Dijo sentándose al sofá sin ninguna invitación.
- ¿Ahora? ¿Después de un año… de todo aquello…? - balbuceé aún al lado de la puerta.
- Sí. ¿Qué pasa? ¿Es mal momento? –preguntó inocente.
- Vete de aquí Mer. Vete de una vez de mi vida. – dije empezando a andar hacia ella enfadado – No quiero verte ni hablar contigo.
- Rick… es importante… -dijo sin moverse.
- ¡Me da igual! –Grité- Nuestra relación se terminó. Ya está. Yo lo he superado y tu seguro que también, porque tu lo superaste incluso antes de que se terminara. –reí con ironía. Lo que más deseaba en ese momento es que se marchara tal como había llegado, y poder volver con Kate.
Meredith rió- Yo no estoy aquí porque quiera volver contigo. He venido a verte, porque tengo que decirte una cosa muy importante, y creo que debes saberla, y porque… - me miró directo a los ojos, seria, pero con cierto nerviosismo- bueno… porque te necesito.
- ¿Me necesitas? – pregunté incrédulo sin saber de qué se trataba, y ella asintió.
En ese momento se oyó un ruido que provenía de mi habitación y miré hacia la puerta ajustada. Odiaba tener que dejar a Kate allá sola y estar hablando con mi ex. Conocía a Kate y debía estar poniéndose de los nervios sin saber que ocurría, o peor, escuchando la conversación.
Meredith también miró hacia allí y preguntó incomoda:
- ¿Escondes a alguien en tu habitación?
- No, pero mi novia –puse énfasis en esa palabra- me está esperando.
- Vaya… Así que tienes novia… ¿Por qué no nos presentas? –sonrió divertida.
- No hace falta, porque tú ya te ibas. – dije aún de pie a unos metros de ella.
En ese momento Kate salió de la habitación. Se había vuelto a vestir con la ropa que llevaba antes y hacía cara de pocos amigos.
-¿Hola? -preguntó con un tono de voz bastante enfadado fulminándome con la mirada y forzando una sonrisa hacia la otra persona de esa habitación.
-Kate... -empecé acercándome a ella- Te puedo explicar lo que está pasando...-dije, pero recapacité- Ok -puse los ojos en blanco- en realidad no puedo porque no tengo ni idea, pero...
-Así que tu eres la novia de Ricky, no Kate? -dijo Meredith poniéndose de pie sin dejarme terminar la frase- ¿No eres muy joven?
-A ti no te incumbe - contestó acercándose también a nosotros- ¿Quién eres tú?
-Me llamo Meredith. Soy la ex de Ricky. -sonrió mirándola con suficiencia.
-Muy interesante, pero... ¿Qué estás haciendo aquí? -preguntó agresiva.
- Tengo que contarle una cosita a Ricky. Es muy importante. -continuó sonriendo falsamente.
- Si es tan importante dísela de una vez y así podrás largarte y dejarnos en paz otra vez. -contestó sin cortarse Kate. Habían empezado una pelea entre ellas y esto cada vez iba peor. Aunque aún podía empeorar muchísimo más...
- ¿Enserio crees que se lo voy a decir estando tu delante? A ti eso no te afecta.
-Rick es mi novio. Sí me afecta. Además, yo estaba antes aquí guapa.
-Perdona, guapa, pero yo he estado antes aquí. Aún recuerdo a la perfección como hemos tenido sexo Ricky y yo por tooooda esta casa: Contra esa pared, en la cama, la cocina, en este sofá...
-En realidad lo cambié... -intervine yo, pero Kate me hizo callar.
-Ahora no Rick. -me asesinó con la mirada y volvió a contraatacar a la pelirroja- Perdona guarra, pero yo también he hecho el amor por muchos sitios y no lo voy diciendo por allí-marcó su territorio de una manera tremendamente sensual- Di lo que tienes que decir y lárgate. ‘Ricky’ ahora es mío.
- ¡Ha! Querida... Yo no quiero robarte a Ricky. ¡Me importa poco lo que haga o deje de hacer! Pero he vuelto a aquí porque es importante.
-Meredith, cuéntame lo que me tengas que contar de una vez -dije yo consciente de que si llegaban a intercambiar un par de frases más la cosa terminaría a golpes y arañazos.
Ella suspiró y se arregló el pelo mientras Kate rebufó cruzándose de brazos.
-Tengo noticias que darte. -me miró a los ojos- Felicidades. Eres papá.



¿Qué mierdas… acababa de pasar? ¿Cómo…? ¿Papá…? Esto tenía que ser una broma. Mi cabeza estaba hecha un lio y no podía pensar con claridad. No podía ser posible.
Meredith me miraba esperando mi reacción, y Kate simplemente no podía cerrar la boca. Yo probablemente tampoco, pero en ese momento no era muy consciente de mi cuerpo.
- ¿Qué… acabas de decir? Esto no… yo… No... – balbuceé confuso.
- Pues sí Ricky, cuando nos dejamos resulta que estaba embarazada de dos meses –explicó- Nuestra hija ahora tiene 4 meses y se llama Alexis. Nació en Mayo.
- ¿¡Es una broma!? ¿Cómo…? –recapacité- ¿Cómo sabes que es mía? ¡Te encontré tirándote a otro tío en nuestra habitación! ¡A saber cuántos te has tirado en todo este tiempo! Estoy convencido de que te estás tirando un farol, porque todos los otros te han abandonado y yo era el único que realmente sintió algo por tí alguna vez.
- ¡Richard! ¡Es cierto vale! – dijo dolida- Si que es verdad que al principio pensé que era de Andrew, mi ex novio, y estuvimos cuidándola juntos todos estos meses, pero… él quiso hacer una prueba de ADN y resultó que el bebé no era suyo. Ahora nos ha abandonado a las dos, y si no era suyo, la única persona que puede ser el padre de ella eres tú. Porque no me acosté con nadie más… - estaba sollozando, aunque yo no me lo terminaba de creer, porque al fin y al cabo, aunque fuera una mala actriz, era actriz- Si quieres tú también puedes realizar el test del ADN, que te juro que saldrá positivo.
-Lo haré. Porque de ti uno no se puede fiar. – Le dije serio absorbiendo toda la información que me acababa de dar. Kate seguía sin decir nada a mi lado.
- ¡Te lo digo de verdad Ricky! Mira, aquí tengo una foto- rebuscó en su bolso y me la mostró- A que es bonita –sonrió- es pelirroja, y tiene tus mismos ojos. Esta foto es de hace un par de semanas en Los Ángeles. Hemos estado viviendo allí con Andrew este último año…
Cogí con las manos temerosas la fotografía que me tendió. En ella salía una pequeña niña con los ojos muy abiertos sentada en una de esas sillas-balancín que tienen los bebés con un peluche de color rosa en la mano. Iba vestida con un body de flores verde y un gorrito amarillo, y sonreía a la cámara con la boca muy abierta.
Sus ojos eran exactamente iguales que los míos. En este instante sentí que Meredith decía la verdad. Esa criatura celestial que me sonreía era realmente mi hija. No hacía falta una prueba de ADN para saberlo. Simplemente lo sabía. Porqué yo era su padre.
- Castle… - oí que Kate susurraba mirando ella también la fotografía. Supongo que ella también se dio cuenta de que lo que mi ex decía era cierto -¿Qué…? – No le contesté. Miré a Meredith que estaba delante de nosotros.
- ¿Puedo verla? – le pregunté.
- Por supuesto. Nos estamos hospedando en este hotel – le dio la tarjeta- en la habitación 847, nos puedes venir a ver cuando quieras, aunque ahora mismo Lexi está aún recuperándose del Jet Lag del viaje de avión y la he dejado con la canguro del hotel. Hemos llegado esta mañana, y he preferido venir a verte ahora sin ella por… bueno… miedo a tu reacción. – me contó- Pero mañana puedes venir a visitarnos cuando quieras.
- Perfecto, me muero de ganas de conocerla.
- Genial -hizo una ligera sonrisa y se colocó bien el bolso – Será mejor que ya me vaya, supongo que tenéis que hablar y yo tengo que volver a cuidar de Alexis.
- Por supuesto… - asentí acompañándola hasta la puerta.
- Me ha alegrado verte tan bien Ricky. Nos vemos – me dio dos besos a cada mejilla, y luego se largó.
Miré hacia a Kate cuando la puerta se cerró. Sus ojos reflejaban confusión y un deje de miedo e inseguridad. Me preguntaba con la mirada que iba a hacer con esa noticia, y yo ya sabía mi respuesta. Se había añadido una nueva prioridad en mi corazón. Mi hija Alexis.

inievezi
Ayudante de policia
Ayudante de policia

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 27/12/2013
Edad : 20
Localización : Red verse' AltBCN

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por Cecifillion<3 el Vie Dic 26, 2014 1:36 pm

Hola... Cuando continuaras? Me encantan tus historias.. Esta ya la lei hasta el cap. 30 y me he quedado con ganas de mas... Continua porfa esta y las demas historias pues TODA HISTORIA NECESITA UN FINAL y espero que esta lo tenga algun dia

Cecifillion<3
As del póker
As del póker

Mensajes : 331
Fecha de inscripción : 22/12/2014
Edad : 19
Localización : Paraguay

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por castle&beckett..cris el Sáb Dic 27, 2014 12:46 am

Sigeee por dioos

castle&beckett..cris
Escritor - Policia
Escritor - Policia

Mensajes : 5454
Fecha de inscripción : 20/03/2011
Edad : 25
Localización : Menorca..I LOVE NEW YORK..NYPD..RICK CASTLE & KATE BECKETT

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back to the past

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:33 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.